Sufrimiento de una ex-wiccania

Sufrimiento de una ex-wiccania

Soy ex-wiccana y sufro obsesión diabólica. Las prácticas mágicas me han traído en mi conversión al acoso contínuo de Satanachia y Lucifer… Sufro tocamientos en los hombros, cabeza y partes íntimas y escucho voces. He captado una psicofonía sin querer grabando un vídeo casero. Cada día las tentaciones resultaban ser más grandes: quería volver a echar las cartas, a usar la magia… lo volvía a hacer. Incluso he llegado a tener apariciones durante periodos de tiempo muy fugaces

Hablé con un monitor de Lumen Dei que me recomendó:
– Usar la medalla de S. Benito día y noche
– Rezar el Rosario todos los días
– Confesarme al menos una vez por semana
– Portar el Rosario al cuello bendecido y rezarlo cada vez que sintiese el acoso
– Asistir a misa
– Rezar todo lo que pueda

EL caso es que no puedo frenarlo, ni siquiera con la oración de la medalla (Crux Sancta Sit Mihi Lux…)

Le cuento esto por que usted SÍ puede advertir contra estas consecuencias de la acción diabólica en la magia.

Muchas gracias

Consejo Bíblico

Dios te bendiga.
Lamentablemente lo que te han recomendado aunque bien intencionado,no es correcto. Pero no olvides el fundamento.
Jesús desea que le ames de corazón y le confíes todo. Debes poner tu corazón en El. Quien sana y libera es Jesucristo.

RECIBE Su infinito amor que libera, sana y da vida. Alábalo y dale gracias.
No esperes resultados según tu tiempo. Será en el tiempo del Señor, pero será real.
Medita la Palabra de Dios, especialmente el Nuevo Testamento. La fe se vive en la Iglesia, en comunidad. Ve a tu iglesia cristiana y participa.

No dudes. El Señor te liberará y te dará una vida nueva. Si por un tiempo has de sufrir, no es nada en comparación con la felicidad que Jesús te tiene preparada. ANIMO. Nos vemos en el cielo.

En Jesús
Padre Jordi Rivero,http://www.corazones.org/apologetica/practicas/magia.htm#exwicca

Adaptado y reformado por Paulo Arieu

Homosexualidad y wicca

Homosexualidad y wicca

La wicca, religión neopaganista creada en la segunda mitad del siglo XX, se distingue de las religiones mayoritarias por una apertura hacia los problemas de los homosexuales, al igual que otras como elunitarismo universalista. Además, la wicca no contempla el pecado como otras religiones considerando que se puede hacer todo lo que no dañe a otro. Por tanto, la homosexualidad en el contexto de la religión no se puede considerar algo bueno ni malo, sino que atañe a la concepción espiritual de cada uno.

Algunos grupos conservadores wicca tiene una visión propia del asunto. Un ejemplo es el Gardnerianismo, que aunque declara no tener prejuicios ante la homosexualidad, solamente forman parejas de diferentes sexos.[1] Miembros de otras corrientes, como la sacerdotista Lois Bourne piensan que el fundador de la wicca, Gerald Gardner, que da el nombre a la anterior corriente, era homófobo y que tenía un “profundo odio” a los homosexuales por considerar que no seguían las leyes de la naturaleza.[2]

Un ejemplo de la actitud defendida por el gardnerianismo se da en el Gran Rito: se efectúa un rito sexual únicamente entre un sacerdote y una secerdotisa, que invocan a las divinidades potenciando sus rasgos sexuales. En el ritual, el athame representa el elemento masculino, y el cáliz el femenino[3] Esta visión del gran rito es considerada una forma de discriminar a los homosexuales por algunas congregaciones. Por ejemplo esa preocupación la expresó la Asociación Pagana de Canadá, declarando que enfatizar separadamente los rasgos masculino y femenino en el Gran Rito era una forma de discriminación.[4]

Notas

  1.  Gerald Gardner, Witchcraft Today, Londra, Rider 1954,.p. 69
  2.  Lois Bourne, Dancing with Witches, Londra, Robert Hale 2006. p. 38 – ISBN 0-7090-8074-3. (Hardback prima edizione 1998).
  3.  Vivianne Crowley, Wicca: The Old Religion in the New Age Londra, The Aquarian Press 1989, p. 234 –ISBN 0-85030-737-6.
  4.  Huneault, Robert.Homosexuality and Wicca. Pagan Federation/Fédération Païenne Canada website, accessed 11 May 2007. [1]

Véase también

Enlaces externos 

Montanismo Redivivus: Cesacionismo o Continuacionismo-Parte II

Montanismo Redivivus: Cesacionismo o Continuacionismo-Parte II

22 11 2008 | sujetosalaroca.org

Nota:

No necesariamente el artículo refleja la opinion personal mia.Es la opinion en muchos casos del autor del artículo, el dr. Eduardo Flores, de sujetosalaroca.org

Paulo Arieu

En días pasados hemos estado analizando de manera muy amplia las afirmaciones de la mayoría de carismáticos y pentecostales acerca de la continuación de los dones extraordinarios hasta nuestros días. Según estos hombres, los dones de milagros, lenguas, e interpretación de lenguas, permaneces activos en nuestros tiempos, pues, como dicen, la era apostólica no ha concluído.

Algo que quiero recalcar, debido a que me he dado cuenta de algunos errores en los comentarios hechos en este blog, es que los cesacionistas no niegan la presencia de milagros en nuestros días. Como muchos dicen correctamente, Dios es el mismo ayer, hoy y siempre, y continúa haciendo las cosas según Su voluntad. Lo que los cesacionistas negamos es que los milagros ocurran a través de hombres, como ocurría con Cristo y los apóstoles. Negamos enfáticamente que el “hacer milagros,” como dice en 1 Corintios 12, ocurriera luego de la era apostólica.

Además, sabemos, por escritos de algunos de los padres de la iglesia, como Ireneo, que este tipo de dones aún estaban presentes en los dos primeros siglos de esta era, pero que no eran comunes. Sabemos además que para el siglo cuarto existe la ausencia de este tipo de declaraciones en los escritos de los líderes de la iglesia. Agustín escribe cn respecto a las lenguas,

“En los primeros días, “el Espíritu Santo cayó sobre los que creían: y hablaron con lenguas,” que no habían aprendido, “conforme al Espíritu.” Estos eran signos adaptados al tiempo. Pues fue el comportamiento tomado del Espíritu Santo en las lenguas, para mostrar que el evangelio de Dios correría a través de todas las lenguas sobre la tierra. Tal cosa fue dada para ejemplo, y luego cesó.” [1]

Esto lo escribo para que algunos tengan claro la posición cesacionista. No deben confundir la diferencia entre los dones extraordinarios, que como vimos en la entrada pasada según 2 Corintios 12:12, eran una marca de los apóstoles y a algunos otros creyentes por un período de tiempo limitado, y no fueron dados para todos los creyentes, como afirman algunos carismáticos, ni para todos los tiempos. El día de hoy vamos a analizar brevemente otros de esos dones extraordinarios.

Profecía

En la mayoría de los círculos pentecostales y carismáticos el alegato de la profecía inspirada va de la mano con las visiones, revelaciones, acceso directo a Dios y comunicación directa con Él y con el Espíritu Santo. Inclusive algunos, como Benny Hinn han declarado públicamente, haber tenido conversaciones con Cristo. Hasta asumen hablar en nombre de Dios, y, por si algunos de ustedes no han sido testigos de esto, le hablan a otros en primera persona igual que los profetas del Antiguo Testamento.

Otros, como Pat Robertson del Club 700 durante sus mensajes televisivos declara sus supuestas profecías, las cuales nunca se han cumplido. Pero, porqué fallan en sus predicciones? Porqué fallan cuando supuestamente hablan por el Señor? Bueno, para hombres como Bob Jones, un “profeta” de Kansas City Fellowship, la profecía de la iglesia actual tiene tan sólo un 65% de exactitud. “La profecía,” según dice él, “está aumentando en pureza, sin embargo existe un largo trecho por andar para aquellos que caminan en este ministerio.” [2]

Decir que la profecía es menos que 100% exacta es decir que ni es profecía, ni es la palabra de Dios. La profecía por definición es la palabra de Dios, y por lo tanto no puede ser inexacta ni falible. El que diga esto esta violentando el carácter de Dios, y está cometiendo un grave pecado. A diferencia de lo que dicen estos hombres, la profecía no es una predicción del futuro (menos del 5% del material profético en la Biblia predice el futuro), sino que es Dios revelando el pasado, presente y futuro y mostrándolos en la perspectiva correcta.

Uno de mis autores preferidos es Wayne Grudem. Grudem, curiosamente, es un calvinista reformado, o dice serlo, pero que cree que los charismata o dones espirituales extraordinarios fueron dados a la iglesia por todos los tiempos hasta la venida del Señor. En su Teología Sistematica, Grudem argumenta que el error o falibilidad humana empaña la profecía dada por Dios a una persona. Además, intenta probar que este tipo de profecía, como la actual, existía en la época del Nuevo Testamento. [3]

Los problemas con la visión de Grudem son obvios. Si el error humano logra empañar la profecía en cualquier punto, entonces deja de ser la palabra de Dios. Es lo mismo que decir que la Biblia está llena de errores porque fue escrita por hombres.  Pero la profecía es la palabra de Dios. La Biblia es profecía porque es la infalible e inspirada palabra de Dios.

Pero si el pentecostalismo dice que sus profecías son iguales que la Biblia, entonces ellos por ese argumento, están agregando palabras a la Biblia, en contra de lo que dice Apocalipsis 22:18, y se colocan ellos al lado de las sectas con sus revelaciones extra-bíblicas. Si no admiten que sus profecías son iguales a la Biblia, sino otro tipo de profecía, entonces admiten que sus profecías no son profecías.

El tipo de revelaciones como las de Benny Hinn y Pat Robertson causan un daño irreparable en la vida de aquellos que están convencidos de que esas “profecías” vienen de Dios, debido a que la gran mayoría de esas revelaciones son contrarias a la Biblia. Las aberraciones doctrinales enseñadas por estos hombres son increíbles.

Por ejemplo, hombres como T. D. Jakes niegan la Trinidad. Además surgen las doctrinas de los “pequeños dioses” de Hinn y Kenneth Copeland. Este última dice que Dios es un ser que mide entre 6 pies 2 pulgadas y 6 pies 3 pulgadas y que pesa alrededor de 200 libras. [4]

Lo que deberían hacer estos hombres es considerar el pasaje de Deuteronomio 18 que dice,

“El profeta que tuviere la presunción de hablar palabra en mi nombre, a quien yo no le haya mandado hablar, o que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá. Y si dijeres en tu corazón: ¿Cómo conoceremos la palabra que Jehová no ha hablado?; si el profeta hablare en nombre de Jehová, y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Jehová no ha hablado; con presunción la habló el tal profeta; no tengas temor de él.” Deuteronomio 18: 20-22

No es tan solo hablar falsamente, sino de hablar en nombre de Dios sin haber tenido una comisión directa. Tal comportamiento es digno de muerte. Pero, lo que deja en claro es que estos hombres no tienen temor de Dios. Sus profecías demuestran que el don de profecía ha cesado.

Este cese del don de profecía está conectado con el cese de los milagros. Antes de que la Biblia fuera completada, se requerían de otra cosas, incluyendo los Milagros para probar y confirmar la autoridad apostólica de aquellos que estaban trayendo estas nuevas escrituras y confirmar la verdad de lo que ellos traían. Cuando la Biblia fue completada, entonces, los signos adicionales ya no eran requeridos. El decir que la profecía y los Milagros son aún necesarios, es decir que la Biblia no es suficiente para convertir a un hombre de sus pecados.

La doctrina de la suficiencia de las Escrituras no solo dice que los 66 libros de la Biblia son la revelación suficiente de Dios en Cristo, sino que también significa que la Biblia es suficiente en el sentido de auto-interpretarse y auto-atestiguante. No requiere pruebas de su autoridad ni un intérprete.
El énfasis que hacen algunos carismáticos de que la profecía continua aún en nuestros días es la razón por la cual este movimiento ha tenido gran acercamiento con el Catolicismo Romano. Igual que Roma con sus tradiciones y edictos papales, los carismáticos con sus “profecías” declaran que Dios da palabras adicionales a los hombres aparte de la Biblia. Esta es la razón por la cual el movimiento carismático se mueve cada vez más y más lejos de la Biblia, buscando signos que no tienen bases bíblicas como la risa santa, estar ebrio con el Espíritu, etc. Es la razón por la cual existe tal ignorancia de las Escrituras entre sus seguidores, quienes creen cualquier cosa que les digan, inclusive las más grandes herejías.

Lenguas

Este es el don por excelencia en la mente de los pentecostales y carismáticos, y la prueba, para algunos de que un creyente ha sido tanto bautizado y lleno por el Espíritu Santo.
Los cesacionistas no niegan que las lenguas fueran practicadas en la iglesia durante el tiempo de los apóstoles. Lo que negamos es que el don de lenguas continúe en la iglesia.

Si analizamos lo que hacen la mayoría de pentecostales queda claro que rompen e ignoran cada regla bíblica para aquellos que hablan en lenguas en el Nuevo Testamento. La mayoría de esas reglas las encontramos en 1 Corintios 14. Pablo, por ejemplo, dice que siempre debe haber un intérprete. Además vemos lo siguiente,

1.    Las lenguas bíblicas eran lenguas reales
2.    El don de lenguas no era para todos en la iglesia
3.    El uso de este don era únicamente para la edificación pública y no para uso privado
4.    El don de lenguas era un signo para los judíos no creyentes de que Dios ahora rataría con los gentiles
5.    Una vez que esto se cumplió, el don cesó
6.    Las lenguas eran, entonces, un don inferior, sin la importancia que les es dada en la actualidad

De que el don de lenguas era hablar lenguas que existían en ese momento de la hisotria de la iglesia, y no un lenguaje celestial (lo analizaré en la próxima entrada) es claro por el hecho que las dos palabras utilizadas en griego en la Biblia para lenguas se refieren a lenguas reales. En Hechos 2 Lucas describe 15 países cuyas lenguas fueron habladas por los apóstoles en el día de Pentecostés, y dice,

“Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua.”

Lucas continúa su narración,

“¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido? Partos, medos, elamitas, y los que habitamos en Mesopotamia, en Judea, en Capadocia, en el Ponto y en Asia, en Frigia y Panfilia, en Egipto y en las regiones de Africa más allá de Cirene, y romanos aquí residentes, tanto judíos como prosélitos, cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios.” Hechos 2: 8-11

El hecho de que las lenguas no eran para todos los creyentes, como asumen los carismáticos, es evidente del pasaje de 1 Corintios 12: 8-10. Pero para muchos carismáticos, si uno no habla en lenguas, entonces implica que no está lleno del Espíritu Santo.

Para Agustín, notando el cese de las lenguas en la iglesia primitiva escribió,

“Porqué es que ningún hombre habla en las lenguas de todas las naciones? Porque la Iglesia habla ahora en las lenguas de todas las naciones.” [5]

Estas dos entradas han servido para dar una introducción a los dones extraordinarios, de los cuales haré un análisis más exhaustivo en las próximas entradas, analizando los diversos pasajes bíblicos que hablan de ellos.

___________________________________________________
[1] Saint Agustine. Homilies on the Epistles of St. John, 6:10 (NPNF 7: 497-498).

[2] Citado por Rick Joyner en Fullness Magazine. The Unfolding of a Prophet.

[3] Wayne Grudem. Systematic Theology. Capítulos 52-53.

[4] CRN Journal. Edición 8, Spring 2000, página 15.

[5] Saint Agustine. Lectures or Tractates on the Gospel According to St. John. NPNF vol. 7

La presunta “mansión” del líder de la Iglesia Universal (fotos)

La presunta “mansión” del líder de la Iglesia Universal (fotos)
Viernes 16 de Mayo de 2008
Sectas
Argentina


 

Por Internet y en Youtube.com circulan imágenes de la que sería la lujosa propiedad en Argentina del pastor Edir Macedo, fundador del gigante grupo religioso.

Argentina, (Infobae / NoticiaCristiana.com) “Este sí que paró de sufrir”, dice el archivo de PPT que llega en mails masivos y en el video que puede encontrarse subido ya en varias páginas web. Luego, pregunta: “¿A quién pertenece esta mansión?”. Y como anticipo de lo que se verá, aclara: “Finalmente alguien obtuvo las fotos…imaginen quién tiene este gusto y vive en esta opulencia. Un billonario americano? Un príncipe saudita? Luis XIV de Francia?… bien ese ya murió…”.

Sorprende. Aunque no puede corroborarse la veracidad del material que muestra la supuesta casa de Edir Macedo, el brasileño creador del imperio religioso “Iglesia Universal del Reino de Dios”, con cada vez más seguidores y sucursales en la Argentina.

El portal Infobae.com intentó con visitas y varios llamados a la sede local de este templo dialogar con algún pastor o responsable para corroborar o desmentir la información, pero no se tuvo ningún éxito. Jamás contestaron.

Lo más cercano a una respuesta que se obtuvo fue por parte de una telefonista, de nombre “Marianela” que indicó: “en todo caso, nosotros estamos en Argentina y si es la casa del obispo, él es de Brasil y no sabemos decirte en realidad (si las fotos son o no reales -ver galería-)”.

De inquilino a emperador

“No sabemos si este video que circula por Internet pertenece a Macedo. A mí me había llegado a mi página web de sectas. Lo cierto es que no hay que tener dudas de que con lo que recauda, podría comprarse 10 ó 20 mansiones como la que se muestra en las fotos porque el grupo que él controla comenzó en 1977 en un modesto local de las afueras de Río de Janeiro y hoy es uno de los imperios económicos más poderosos del mundo”, señaló el investigador Alfredo Silletta, experto en sectas y grupos religiosos de manipulación psicológica.

“Macedo maneja millones y millones de dólares que acumula de su propio país, Brasil. Pero tiene residencia en Miami, con lo cual de ser verídico el material, esta residencia podría ubicarse en Estados Unidos”, agregó.

Según Silletta, “como todo grupo religioso, no pagan impuestos ni ganancias, con lo cual el dinero ingresa sin saber cómo ni tener registro. La Iglesia Universal es un grupo peligroso, una secta. Hay una gran manipulación psicológica sobre los fieles y tiene denuncias. Utiliza la teología de la prosperidad. La mitad del sermón, es una presión brutal para que los fieles entreguen dinero, ya que tienen como teoría que en esta vida hay que dar todo el dinero”.

Sobre el “creador” y su imperio

En la web del investigador, http://www.sectas.org.ar, se detalla la siguiente información sobre este grupo:

* Edir Macedo se autoproclamó ‘obispo’ de la iglesia que fundó. Anteriormente había trabajado como cajero de la lotería del Estado de Río de Janeiro.

* Hoy existen más de 2.000 templos en todo Brasil, con un promedio de 6 millones de miembros. La iglesia está en más de 40 países (por toda América Latina, en algunas ciudades de Estados Unidos, Europa, Africa y Asia). Sólo en Brasil poseen un banco, dos periódicos, una revista, 30 emisoras de radio y la red televisiva TV Récord con 25 repetidoras en todo en el territorio.

* Desde hace varios años la Justicia y el gobierno del Brasil investigan a los líderes por presuntas vinculaciones con el Cartel de Cali y el lavado de dinero.

* En 1990 instalaron el primer templo en la Argentina. Hoy se han expandido por todo el territorio y han adquirido espacios en varias radios de todo el país.

* Para un observador no estudioso del fenómeno religioso, la Iglesia Universal parecería un grupo similar a otros evangélicos pentecostales. Por ejemplo creen en la deidad de Jesucristo, la Trinidad, la resurrección corporal de Jesucristo y la salvación por gracia a través de la fe. Sin embargo, el obispo Macedo incorporó nuevos elementos a su doctrina que poco tienen que ver con lo bíblico. Para sanarse venden ‘piedras de la tumba de Jesús’, ‘el agua bendita del río Jordán’, ‘la rosa milagrosa’, ‘sal bendecida por el Espíritu Santo’.

* La doctrina central del Obispo Macedo es la lucha contra los demonios. En todos sus templos se ora por la liberación de espíritus, tales como hechicería, adulterio, fornicación, celos, pleitos, envidias, borracheras, etc.

* Desde un principio Edir Macedo copió de los predicadores norteamericanos la llamada teología de la prosperidad. Los fieles deben entregar sus diezmos para no ser conducidos a las garras de Satanás. Un pastor dice sin vacilar: “Hay una guerra adentro de cada uno de nosotros. Dios quiere que usted de, pero el diablo sostiene su billetera. Venga, venga ahora. Mañana usted podría estar muerto. Si usted no paga a Dios, usted paga al diablo”.

* Un dato interesante es que no solamente la Iglesia Católica denuncia a la Iglesia Universal. Las Asociaciones Evangélicas del Brasil los han denunciado por “utilizar métodos manipulativos para obtener dinero”.

* En los suplementos económicos de los diarios brasileños se pueden leer este tipo de noticias, sorpresivas para los argentinos: “La Iglesia Universal factura mas que Autolatina: En un año la Iglesia tuvo una ganancia de 735 millones de dólares mientras que Autolatina solo 337 millones, siendo la mejor empresa privada del país.”

* A mediados de l990 la Justicia brasileña comenzó a investigar al Obispo Macedo y los negocios de la Iglesia Universal. En l992 terminó preso durante 12 días acusado de defraudación y malversación ya que su cuenta bancaria había acumulado mas de 100 millones de dólares. Al final sus abogados lograron la absolución en el proceso judicial.

Para ver la galería de Fotos Haga Click aquí

http://www.noticiacristiana.com/

Cultura

Cultura 

   En síntesis, cultura es todo aquello, material o inmaterial (creencias, valores, comportamientos y objetos concretos), que identifica a un determinado grupo de personas, y surgen de sus vivencias en una determinada realidad.

Dicho de otro modo, cultura es la manera como los seres humanos desarrollan la vida y contribuyen al mundo o la parte donde habitan; por tanto, cultura es el desarrollo, intelectual o artístico. Es la civilización misma.

Al darse la yuxtaposición entre los idiomas y las culturas, los individuos progresan hasta adquirir una interculturalidad globalizada, así también los pueblos mejoran sus niveles organizacionales de aldeas a ciudades, de éstas a metrópolis y posteriormente a megápolis, que es la cuna de la interculturalidad y la etnicidad.

Concepto de Cultura Según Diversas Ciencias

Para la ciencia de la Antropología, cultura es el conjunto de elementos de índole material o espiritual, organizados lógica y coherentemente, que incluye los conocimientos, las creencias, el arte, la moral, el derecho, los usos, las costumbres, y todos los hábitos y aptitudes adquiridos por los hombres en su condición de miembros de la sociedad.

Para la Sociología, cultura es el conjunto de estímulos ambientales que generan la socialización del individuo.

Para la Filosofía, cultura es el conjunto de producciones creativas del hombre que transforman el entorno y éste repercute a su vez modificando aquel.

La Cultura de la Imagen es el sistema o totalidad cultural cuyo elemento clave es la iconografía. Se usa en oposición a la cultura de la palabra.

Cultura de Masas -en Sociología- es un conjunto de valores, dominante en las sociedades desarrolladas, que se basa en la transmisión de los conocimientos y las creencias a partir de los medios de comunicación de masas (radio, televisión, prensa, etc.… los denominados mas media).

La Cultura General es el conjunto de conocimientos exigidos a toda persona en un medio cultural determinado como básicos para actuar en sociedad, independientemente de cualquier especialización.

Cultura Popular -para la Antropología- es la producción intelectual o material creada por las capas populares de una sociedad. Comprende el folclore, el mito, la leyenda, la fábula, las canciones y la música popular, la artesanía y la indumentaria.

Cultura es “la compleja mezcla de supuestos, conductas, relatos, mitos, metáforas y demas ideas que encajan unos con otros y definen lo que significa ser miembro de una sociedad concreta.”

Grupos Étnicos e Identidad Cultural

La población de toda la tierra esta conformada por diferentes grupos étnicos. Por eso es necesario que conozcamos esa diversidad cultural.

La palabra etnicidad de la voz griega tennos que significa gente o nación, es decir, un grupo de personas que comparten características comunes, que les permiten identificarse como pertenecientes al mismo grupo y diferenciarse de otros.

Los grupos étnicos pueden diferenciarse entre si por aspectos tales como el idioma, el vestido y la organización social y la cosmovisión.

La Etnia es una agrupación natural de individuos de igual cultura que admite grupos raciales y organizaciones sociales variadas.

Etnología es la ciencia que estudia las razas y los pueblos. La etnología pretende la explicación de la cultura de un determinado pueblo y las costumbres universales que pueden servir para explicar otras culturas.

Las escuelas son: el evolucionismo, el difusionismo, el paralelismo, el funcionalismo, la escuela de la cultura y personalidad norteamericana, la escuela social anglosajona y el estructuralismo.

1. James A. F Stoner., R Edgard Freeman, Daniel R Gilbert. Jr, Administración, sexta edicion.p.199.

Arlex Becerra Sánchez

Licenciado en Contabilidad y Finanzas.

Cuba.

arlexarrobacitricojg.cu

Cecilia de Roma

Cecilia de Roma

Wikipedia

 

El martirio de Santa Cecilia
 

Estatua yacente de Cecilia en la catedral Sainte Cécile, en Albi (sur de Francia)
 

Enterramiento de santa Cecilia (1504-1506), del pintor boloñés Francesco Francia (14501517)
 

Santa Cecilia con un coro de ángeles, anónimo, siglo XVII
 

Virgen Cecilia, de Hartmann Schedel (1493)
 

Santa Cecilia, de Ambrosius Benson (14951550), en la Weiss Gallery
 

La Virgen recoge a santa Cecilia

Cecilia de Roma, conocida como santa Cecilia (en latín sancta Caecilia), fue una noble romana, convertida al cristianismo, que —según la tradición— fue martirizada por su fe entre el año 180 y 230.

La Iglesia Católica y la Ortodoxa conmemoran su muerte el 22 de noviembre.

En la Iglesia católica, es patrona de la música, de los poetas, de los ciegos (como santa Lucía de Siracusa) y de las ciudades de Albi (Francia) y Omaha (estado de Nebraska, EE. UU.).

Sus atributos son el órgano, la laúd y las rosas.

En honor a ella, un importante movimiento de renovación de la música sacra católica de finales del siglo XIX recibió el nombre de cecilianismo.

Leyenda

Hacia la mitad del siglo V aparecieron unas Actas de santa Cecilia en latín.[1] Fueron utilizadas en los prefacios de las misas del Sacramentarium Leonianum. Según este texto, Cecilia había sido una virgen de una familia senatorial romana de los Metelos, que se había convertido al cristianismo desde su infancia. Sus padres la dieron en matrimonio a un noble joven pagano, Valerius («Valeriano»). Cuando, tras la celebración del matrimonio, la pareja se había retirado a la cámara nupcial, Cecilia dijo a Valeriano que ella había entregado su virginidad a Dios y que un ángel celosamente guardaba su cuerpo; por consiguiente, Valeriano debía tener el cuidado de no violar su virginidad. Valeriano pidió ver al ángel, después de lo cual Cecilia lo envió junto a la tercera piedra miliaria de la Vía Apia dónde debía encontrarse con el papa Urbano I.

El diálogo, según la tradición, transcurrió así:[cita requerida]

Cecilia: Tengo que comunicarte un secreto. Has de saber que un ángel del Señor vela por mí. Si me tocas como si fuera yo tu esposa, el ángel se enfurecerá y tú sufrirás las consecuencias; en cambio si me respetas, el ángel te amará como me ama a mí.
Valeriano: Muéstramelo. Si es realmente un ángel de Dios, haré lo que me pides.
Cecilia: Si crees en el Dios vivo y verdadero y recibes el agua del bautismo verás al ángel.
Valeriano obedeció y fue al encuentro de Urbano, el papa lo bautizó y Valeriano regresó como cristiano ante Cecilia. Entonces se apareció un ángel a los dos y los coronó como esposos con rosas y azucenas. Cuando Tiburcio, el hermano de Valeriano, se acercó a ellos, también fue convertido al cristianismo y a partir de entonces vivió con ellos en la misma casa, en completa pureza.

El prefecto Turcio Almaquio condenó a ambos hermanos a la muerte. El funcionario del prefecto, Máximo, fue designado para ejecutar la sentencia. Pero se convirtió al cristianismo y sufrió el martirio con los dos hermanos. Cecilia enterró sus restos en una tumba cristiana. Luego la propia Cecilia fue buscada por los funcionarios del prefecto. Fue condenada a morir ahogada en el baño de su propia casa. Como sobrevivió, la pusieron en un recipiente con agua hirviendo, pero también permaneció ilesa en el ardiente cuarto. Por eso el prefecto decidió que la decapitaran allí mismo. El ejecutor dejó caer su espada tres veces pero no pudo separar la cabeza del tronco. Huyó, dejando a la virgen bañada en su propia sangre. Cecilia vivió tres días más, dio limosnas a los pobres y dispuso que después de su muerte su casa debía dedicarse como templo. El obispo Urbano la enterró en la catacumba de Calixto, donde se sepultaban los obispos y los confesores.

El relato así no tiene valor histórico; es un romance pío, como tantos otros recopilados en los siglos V y VI. La existencia de los mencionados mártires, sin embargo, es un hecho histórico. La relación entre Cecilia y Valeriano, Tiburcio y Máximo, mencionados en las Actas, tienen quizá algún fundamento histórico.

Explicación de la leyenda

Los historiadores creen que Valeriano y Tiburcio fueron verdaderos mártires cristianos, pero que Cecilia probablemente sea un mito. No se la menciona en ninguna de las listas hagiográficas en boga en esa época, hasta la aparición de las Actas de santa Cecilia (aprox. 480). La basílica actual (Santa Cecilia in Trastévere) se encuentra en un sitio que a fines del siglo V era una casa doméstica, y es posible que una mujer piadosa donara su casa para que se convirtiera en una iglesia. La bella iglesia actual se encuentra cerca del puerto Ripa Grande sobre el río Tíber, donde estaba situado el gueto.

Existe una explicación del mito: cerca del sitio de la iglesia Santa Cecilia en Trastévere se encuentra el templo de la Bona Dea Restituta. Esta ‘buena diosa de la restitución [de la salud]’ era la diosa romana que curaba la ceguera. Y la palabra latina correspondiente a la ceguera es cæcitas (muy parecido a Cæcilia).[2]

Referencias históricas

La referencia histórica más antigua sobre Cecilia se encuentra el Martyrologium Hieronymianum, lo que indica que en el siglo IV la Iglesia romana ya la conmemoraba. En este martirologio de Jerónimo su nombre se menciona el 11 de agosto, que es la fiesta del mártir Tiburcio. Pero evidentemente se trata una adición equivocada y tardía, debido al hecho que este Tiburcio, que fue enterrado en la Vía Labicana, fue identificado erróneamente con Tiburcio, el cuñado de Cecilia mencionado en las Actas de santa Cecilia.

En el mismo martirologio se la menciona el 16 de septiembre, con una nota topográfica: «Appiâ viâ in eâdem urbe Româ natale et passio sánctæ Cecíliæ virginia» (‘en la Vía Apia de la ciudad de Roma, nació y murió la santa virgen Cecilia’). El 16 de septiembre podría ser el día del entierro de la mártir. La fiesta de la mártir que se menciona el 22 de noviembre, en cuyo día se celebra todavía, fue preservada en el templo dedicada a ella del barrio del Trastévere en Roma. Por consiguiente, su origen probablemente se remonta a esta iglesia.

Las primeras guías medievales de los sepulcros de los mártires romanos señalan su tumba en la Via Apia, al lado de la cripta de los obispos romanos del siglo III.[3] De Rossi localizó el sepulcro de Cecilia en las catacumbas de Calixto, en una cripta adjunta a la capilla de la cripta de las papas; un nicho vacío en una de las paredes que probablemente contenía un sarcófago. Entre los frescos posteriores que adornan la pared del sepulcro, aparece dos veces la figura de una mujer ricamente vestida, y aparece una vez el papa Urbano I (quien —según las Actas de santa Cecilia— había tenido una estrecha relación con la mártir).

Venancio Fortunato, obispo de Poitiers muerto en el año 600), en su libro Miscellánea (1.20 y 8.6) escribió que entre el 176 y el 180 (en la época del emperador Marco Aurelio) había muerto una Cecilia en la isla de Sicilia. Ado (Martirologio, «22 de noviembre») sitúa el momento de la muerte de Cecilia en el reinado de Marco Aurelio y Cómodo (aproximadamente el 177). De Rossi (en Sotterránea de Roma, 2.147), intenta demostrar que la declaración de Venancio Fortunato es la más segura históricamente.

En otras fuentes occidentales de la baja Edad Media y en el Synaxaria griego, el martirio se sitúa en la persecución de Diocleciano (aunque se refiere probablemente a una mártir verdadera llamada Cecilia, africana, quien sufrió la persecución de este emperador, y su día se conmemora el 11 de febrero). P. A. Kirsch intentó fijar la fecha en el tiempo del emperador Alejandro Severo (229230); Aubé, en la persecución de Decio (249250); y Kellner, en la de Juliano el Apóstata (362).

Ninguna de estas opiniones está suficientemente establecida, ya que las Actas de santa Cecilia (única fuente disponible) no ofrecen ninguna evidencia cronológica. La única indicación temporal segura es la localización de la tumba en la catacumba de Calixto, en inmediata proximidad a la antiquísima cripta de los papas, en la fueron enterrados los papas Ponciano y Antero, y probablemente también Urbano I.

La parte más antigua de esta catacumba fecha todos estos eventos al final del siglo II; por consiguiente, desde ese momento hasta la mitad del siglo IV es el período dejado abierto para el martirio de Cecilia: 180 a 350.

En las firmas del Concilio Romano de 499 se menciona al templo de Cecilia como títulus sánctæ Cæcíliæ.[4]

Reliquias

En el documento que enlista las reliquias en la catedral de Valencia, se encuentra una costilla de santa Cecilia (junto con la nuca de san Pedro Apóstol, el brazo y mano derecha —con carne y piel— de san Lucas, un pedazo de la cabeza de san Sebastián y un hierro de las saetas con que fue martirizado, dos monedas de la venta de Cristo, un cuerpo entero de un Santo Inocente, el Santo Grial y cabellos de la Virgen María, entre otros).[5]

Los cuentos de Canterbury

El «Cuento de la segunda monja», de Los cuentos de Cantérbury de Chaucer (fines del siglo XIV) dan un recuento de la vida de Cecilia, con una pequeña mención a la música:

And whyl the organs maden melodye / To god alone in herte thus sang she
Y mientras los órganos hacían melodías / a Dios solo en el corazón así cantó ella

Que es la traducción del texto que se encuentra en los Actos de santa Cecilia: «… Mientras sonaban los instrumentos musicales, ella en su corazón a su único Señor cantaba».

Error de traducción

Hay una escena en la película La vida de Brian (The Life of Brian), del grupo Monty Python, que tiene lugar en Jerusalén en la época de Jesucristo. Un oficial romano descubre al protagonista, Brian, mientras éste está escribiendo un grafito antirromano en la pared del palacio de Herodes:

—¿Qué es esto! —exclama el oficial—. ¿Romanes eunt domus? ¿‘Romanos van la casa’?
—No, es ‘Romanos, idos a vuestra casa’ —replica asustado Brian.

El oficial se enoja, y le da una clase de conjugación y declinación de verbos en latín. Como castigo, Brian tiene que escribir mil veces en todo el frente del palacio Romani ite domum.

La reputación artística de Cecilia fue, probablemente, el resultado de una mala traducción (al estilo de Brian) de los Actos de santa Cecilia.

Vénit díes in quo thálamus collacatus est, et, cantátibus órganis, illa [Cecilia virgo] in corde suo soli Dómino decantábat [dicens]: Fiat Dómine cor meum et corpus meus inmaculátum et non confundar
‘Vino el día en que el matrimonio se celebró, y, mientras sonaban los instrumentos musicales, ella (la virgen Cecilia) en su corazón a su único Señor cantaba [diciendo]: [Señor,] haga el corazón mío y el cuerpo mío inmaculados y no confunda.’

La palabra latina órganis, que significa ‘instrumentos musicales’ se tradujo como el recién inventado ‘órgano’. Entonces la frase se volvió ‘ella cantaba y se acompañaba con el órgano’. Y así Cecilia se volvió patrona de la música, y a partir del siglo XV (en el ámbito del Gótico cortés) se empezó a pintar a la santa cargando un pequeño órgano portátil, y otros instrumentos (clavicémbalo, laúd, etc.).

No ‘órgano’ sino ‘instrumentos de tortura’

En realidad los códices más antiguos no dicen canéntibus órganis (canéntibus como sinónimo de cantántibus), sino candéntibus órganis, Caecilia virgo…. Los «órganos» no serían ‘instrumentos musicales’, sino ‘instrumentos de tortura’, y la antífona describiría que Cecilia, ‘entre las herramientas candentes, cantaba a su único Señor en su corazón’. La antífona no se referiría al banquete nupcial, sino más bien al momento del martirio.

Aún hoy, se cree que el padrinazgo de la música le fue otorgado a santa Cecilia por haber demostrado una «atracción irresistible hacia los acordes melodiosos de los instrumentos: su espíritu sensible y apasionado por este arte convirtió así su nombre en símbolo de la música».

Papa Gregorio XIII

Pasaron más de mil años para que Cecilia se volviera patrona de la música. En el año 1594 el papa Gregorio XIII le dio oficialmente el nombramiento.

En el año 1594 santa Cecilia fue nombrada patrona de la música por el Papa Gregorio XIII y, a través de los siglos, su figura ha permanecido venerada por la cristiandad, con ese padrinazgo. Su fiesta es el 22 de noviembre, fecha que corresponde con su nacimiento y que ha sido adoptada mundialmente como el Día de la Música. El padrinazgo de la música le fue otorgado por haber demostrado una atracción irresistible hacia los acordes melodiosos de los instrumentos. Su espíritu sensible y apasionado por este arte convirtió así su nombre en símbolo de la música.

A través de los siglos, la figura de Cecilia ha permanecido venerada por la humanidad con ese padrinazgo. Por alguna razón en algunos textos el 22 de noviembre aparece erróneamente como su fecha de nacimiento (aunque la tradición señala que se trata del día de su muerte), que ha sido adoptada en muchos países como el Día de la Música.

Desde el siglo XVII en Francia, Italia y Alemania se celebraba su día con festivales musicales. En 1683, la Musical Society of London estableció los festivales anuales del Día de Santa Cecilia, donde hasta el día de hoy participan los más grandes compositores y poetas británicos.

Henry Purcell

Henry Púrcell publicó en 1683 la oda Laudate Ceciliam para el primer festival anual de santa Cecilia. El latín del texto es bastante macarrónico, el poeta que lo escribió probablemente era uno de los caballeros de la Sociedad Musical de Londres, seguramente más músico que erudito en latín. La oda simplemente llama a todos a alabar a Cecilia con voces e instrumentos. Más tarde compuso Welcome to all the pleasures (Z339) y dos odas: Raise, raise the voice (1685, Z334) y Hail, bright Cecilia! (1692, Z328). Igualmente siguió componiendo otras obras memorables para el festival, como el Te Deum y Jubilate Deo (en re mayor).

Un himno para santa Cecilia de Herbert Howells, está basado en el texto de Ursula Vaughan Williams. Es una canción referida a la historia de Cecilia, con un fuerte romanticismo agregado. Habla de canciones, la primavera de la mocedad, el regocijo celestial, las nupcias del corazón, el anillo de fuego, y finalmente el martirio de la virgen. Finalmente ensalza al inmortalidad de la música:

Así que desde la Tierra otra canción se elevará
Para encontrar a los tuyos en el sempiterno deleite de los cielos.

Púrcell murió el 21 de noviembre del año 1695), un día antes del Día de Santa Cecilia.

Haendel

La Oda para el Día de Santa Cecilia (Ode for St. Cecilia’s Day) y La fiesta de Alejandro de Händel son poemas musicalizados que escribió el poeta John Dryden (para el Día de Santa Cecilia de 1687 y 1697, respectivamente) por encargo de la Sociedad Musical de Londres. (Más tarde, en 1889, el compositor Sir Hubert Parry las volvió a musicalizar).

Ambos poemas reflejan el ideal clásico de que el orden del ser humano y de la sociedad reflejan el orden universal, y que el arte (en este caso, la música) impone el orden sobre el caos.

La Song (canción) de Dryden, se convirtió en la Oda para el Día de Santa Cecilia de Handel. Nota bene: Handel compuso esta oda en 1736, cuatro años antes de componer el Mesías. En esta melodía se detecta un fuerte parecido con el estribillo del «Aleluya».

Benjamin Britten

El compositor Benjamin Britten nació el Día de Santa Cecilia, el 22 de noviembre, y William H. Auden escribió el poema Anthem for St. Cecilia’s Day (Himno al Día de Santa Cecilia) especialmente para él. Estos dos hombres, ambos británicos, eran amigos muy cercanos; a principios de los años cuarenta incluso vivían en la misma casa que compartían con el tenor Peter Pears, compañero de toda la vida de Britten. Eran gays, en una época en que había mucho menos aceptación de la homosexualidad que la que existe ahora, incluso entre escritores y músicos. En la poesía y en el tratamiento de la poesía, se pueden encontrar pasajes sensuales, referencias a la inocencia perdida, y varios dobles sentidos. Auden conocía bien la depresión que Britten sufrió toda su vida, y su lucha con la culpa y la autoaceptación.

Himno a santa Cecilia

El himno de santa Cecilia tiene tres secciones, cada una termina con una invocación que reconoce a Cecilia como patrona de la música y le ruega que la inspiración musical sea un puente entre lo finito y lo infinito.

La primera parte del poema se relaciona con la leyenda popularizada en el siglo XVI. «Santa dama», «cadencia reverente», «salmo sutil», «virgen inocente», «cisne negro» son palabras reminicentes de los madrigales del siglo XVI. El símbolo del cisne se refiere a que en el momento de la muerte, el alma de un poeta entra en un cisne. Y el negro —un color muy raro para un cisne— es una alusión al hábito negro de una monja (Cecilia era virgen).

La referencia a «construyó un órgano para hacer más grande su plegaria» (constructed an organ to enlarge her prayer) es un préstamo del texto del poema La fiesta de Alejandro de Dryden (enlarg’d the former narrow bounds and added length). Por cierto Auden era consciente de las implicación sexual de esta frase.

Afrodita era la diosa griega de la fertilidad. Su contraparte romana era Venus, quien flotaba sobre una concha (como en la famosa pintura de Botticelli). Ella es lo opuesto a santa Cecilia: Afrodita rubia contra cisne negro; la sensual y voluptuosa contra la inocente y pura. Venus era la madre de Eneas, o sea la madre de la raza latina. Y Cecilia fue martirizada por los romanos.

Templo de santa Cecilia

Alrededor del año 821, el papa Pascual I (817-824) hizo demoler la humilde iglesia situada en el barrio del Trastévere de Roma y la reconstruyó con gran esplendor. Basándose en las Actas de santa Cecilia, el papa hizo investigar las catacumbas de Calixto para recuperar sus reliquias. Sin embargo, definitivamente no había restos reconocibles, por lo que Pascual creyó que los lombardos las habían robado en su invasión de Roma.

Sin embargo, para instalar el templo necesitaba reliquias, por lo que declaró que Cecilia se le había aparecido y le había exhortado continuar su búsqueda en otras catacumbas, porque él ya había estado junto a ella (es decir, cerca de su tumba). Por consiguiente, volvió a buscar en la catacumba de Pretextato, y encontró unos restos cubiertos con costosos ropajes de brocados de oro y con las ropas empapadas en su sangre a sus pies. El papa declaró que esas eran las reliquias de Cecilia. Esto contradecía el texto que señalaba que ella había sido enterrada en la catacumba de Calixto, pero el papa opinó que seguramente los restos habían sido trasladados a la catacumba de Pretextato para salvarlos de los primeros saqueos de los lombardos.

El papa Pascual encontró otros restos en los nichos cercanos, y los trasladó juntos con los de santa Cecilia, declarando que eran los de Valeriano, Tiburcio y Máximo, y también las de los papas Urbano y Lucio. Enterró todos bajo el altar mayor de la iglesia de Santa Cecilia en el Trastévere.

En 1599 (780 años después), el cardenal Paolo Emilio Sfondrato, en ocasión del próximo jubileo del año 1600, escribió que durante la restauración de la basílica había abierto el sarcófago de santa Cecilia y la había encontrado incorrupta y en la misma posición descrita por el papa Pascual.

Sfondrati mandó al escultor Stefano Maderno a esculpir una estatua de mármol jaspeado de la santa, que se encuentra colocada bajo un baldaquino detro de la iglesia. La leyenda dice que el cardenal le mostró al escultor los restos de la santa incorrupta, como dormida, y que Maderno la representó tal como la vio. La santa lleva en la cabeza un tocado que muestra su condición de santa romana antigua. Una copia de la estatua se encuentra en las catacumbas, en el lugar en el que supuestamente fue enterrada.

Iconografía

Las representaciones más antiguas de Cecilia la muestran en la actitud usual de los mártires en el arte cristiano de los primeros siglos: o con la corona del martirio en su mano o en actitud de oración. En el ábside de su iglesia en el Trastévere todavía se conserva el mosaico hecho debajo de la imagen del papa Pascual, en el que se la representa con ricos vestidos como protectora del papa.

Los cuadros medievales de la santa son muy frecuentes; desde los siglos XIV y XV se le asigna como atributo un órgano, o se la representa sentada tocando el órgano, evidentemente para expresar lo que se le atribuyó erróneamente a menudo en los panegíricos y poemas basado en una mala traducción de las Actas de Santa Cecilia: Cantátibus órganis […] illa decantábat. Posiblemente el cantántibus órganis fue interpretado erróneamente como si la propia Cecilia hubiera sido la organista. De este modo se generó el mito de que la santa estaba estrechamente relacionada con la música.

Santa Cecilia y la música

Es un poco incierto el motivo por el que Cecilia terminó siendo la patrona de la música. La música siempre tuvo un papel contradictorio en la interpretación de la leyenda de Cecilia. Como Cecilia rechazó los instrumentos para cantar a su Señor, se puede entender que para ella la música era algo que había que rechazar para abrazar la virtud (la cual era comprendida de una manera religiosa). En cambio desde fines del siglo XVI, Cecilia se empezó a pintar sin halo, se muestra cada vez más como una artista, menos frecuentemente sentada al órgano, y casi siempre ejecutando instrumentos mundanos.

Este cambio de normas significaría que la práctica musical en sí misma se estaba convirtiendo en la quintaesencia de la virtud, y teniendo como meta el virtuosismo. Algunas pinturas, como las de Artemisia Gentileschi y Bernardo Strozzi, muestran la conexión entre la ejecución virtuosa, la imagen cada vez más fuerte del artista, y una cultura que en el curso del siglo XVI se vuelve cada vez más extravertida.[6]

Otros patronos de la música

En otros momentos de la historia, la música se relacionaba con el rey David (que tocaba una especie de cítara). También san Jerónimo de Estridón, san Antonio de Padua y san Francisco de Asís se representaban en un contexto musical.

Existen cuadros de la Edad Media en que María Magdalena aparece bailando sola al son de instrumentos profanos. En la iglesia dedicada a María Magdalena, en la aldea de Cusiano, en el norte de Italia, su vida es representada en una serie de frescos atribuidos a Giovanni y Battista Baschenis (14751495), dos artistas bastante desconocidos que provenían de una familia de pintores de donde surgiría el conocido pintor Evaristo Baschenis (16171677).

En uno de los episodios, inspirados en la Legenda áurea, se ve un trompetista anunciando la llegada de la Magdalena a Marsella (puerto de la actual Francia) embarazada, en compañía de Marta, María y Lázaro de Betania (que por un error de interpretación de los Evangelios, en esa época se consideraban sus hermanos). En los últimos dos frescos, tres ángeles ejecutan un concierto mientras otros ángeles portan su alma al cielo.[7]

Santa Cecilia y Florencia

Actualmente es universal el estatus icónico de Santa Cecilia como patrona de la música, aunque al principio se la relacionaba solamente con Roma, donde su antiquísima basílica fue construida en el siglo V. El renacimiento de su culto en el siglo XVII generó un renovado interés por parte de poetas, músicos y pintores (muchos de ellos en la órbita romana).

Su narración se basa en la Leyenda dorada (del s. XIII) y en escenas de su vida pintadas a principios del s. XIV. No son muy conocidas las conexiones entre santa Cecilia y Florencia, donde una nueva academia musical la adoptó como patrona en 1607. Bajo el reinado de los Médici, Florencia estaba dominada por santos; pero con el renovado interés en el culto de Cecilia, su imagen empezó a proliferar entre los artistas florentinos (tales como Artemisia Gentileschi y Carlo Dolci) y específicamente por las mecenas Médici (la arquiduquesa María Maddalena y Vittoria della Rovere). Además, existió una relación especial entre santa Cecilia y la joven cantante florentina Arcángela Paladini (m. 1622), quien puede haber sido la modelo para una de las pinturas de Artemisia Gentileschi de la virgen mártir.

Es notable la transformación de Cecilia desde una virgen en éxtasis (establecida especialmente por la obra de Rafael en 1515) hasta la figura alegórica que crearon los artistas del s. XVII como una musa inspiradora, la personificación misma de la música.[8]

Academias de música

Cuando se fundó en Roma la Academia de la Música en 1584 fue nombrada patrona del instituto, después de lo cual su veneración como patrona de la música de la iglesia se generalizó universalmente; hoy existen por todas partes las sociedades de cecilianos (asociaciones musicales).

Obras de arte dedicadas a Cecilia de Roma

Pintura y escultura

Literatura dedicada a Cecilia de Roma

  • Die heilige Cäcilie oder die Gewalt der Musik (Santa Cecilia o la fuerza de la música), relato de Heinrich von Kleist (1810).

Música dedicada a santa Cecilia

Referencias

  1. Esas actas habían sido transmitidas en numerosos manuscritos y fueron traducidas al griego.
  2. Tomado de la conferencia Music for Saint Cecilia’s Day, de WONG.
  3. DE ROSSI, Giovanni Battista (18221894). La Roma sotterránea cristiana descritta ed illustrata. Roma: 1877, (vol. 1) 180-181.
  4. Coll MANSI: Conc. 8.236
  5. The-Geek.org (reliquias en la catedral de Valencia).
  6. MEINE, Sabine (2005). Caecilia without gloriole. The changing musical virtus (Cecilia sin la aureola. La cambiante virtus [virtud] en la música) vol. 29-30. Music in Art. Hochschule für Musik und Theater, Hannover, 180-181.
  7. Tomado de una conferencia de Elena FERRARI BARASSI (Universitá degli Studi di Pavia, Facoltá di Musicologia, Cremona).
  8. RUSSANO HANNING, Barbara (2004). From saint to muse: Saint Cecilia in Florence (de santa a musa: santa Cecilia en Florencia). Music in Art. Nueva York: The City College (City University of New York), 91-103.

Enlaces externos

Commons

Un pez con un gran corazón

Un pez con un gran corazón 

Fuente: Creacionismo.net

Los dipnoos (Dipnoi), también conocidos como peces pulmonados, son una subclase muy especial de peces.

Su sorprendente corazón es un rompecabezas para los evolucionistas.

El fisiólogo inglés Knut Schmidt-Nielsen dice: “La aurícula del corazón está dividida en dos cámaras por medio de un septo, y el ventrículo está parcialmente dividido. De este modo, el corazón del dipnoo se parece en cierto modo al corazón completamente dividido de los mamíferos, aves y cocodrilos. El corazón de los dipnoos, de hecho, muestra un grado de división estructural mayor que el de cualquier anfibio” (Schmidt-Nielsen, 1976, Fisiología animal, Omega, Barcelona).

Otra vez los hechos científicos contradicen la hipótesis evolucionista. El corazón de estos peces no se parece en nada a un corazón de pez, se asemeja más bien al corazón de las aves, de los mamíferos y de los cocodrilos. El corazón del dipnoo no encaja en ninguna línea evolutiva pues está demasiado “evolucionado” para ser el corazón de un pez.

Según el mito evolucionista los anfibios evolucionaron a partir de los peces. Por lo tanto deberían presentar un corazón más complejo. Nuevamente los hechos científicos lo niegan.

Hablando de los anfibios Grassé reconoce que:

“Este corazón, sobre todo el de los Urodelos, es menos perfecto que el de Lepidosiren (pez dipnoo) y morfológicamente no puede situarse en una serie que conduzca a vertebrados superiores; representaría una evolución regresiva.” (Grassé, 1977, La evolución de lo viviente, Hermann Blume, Madrid).

Como dice el bíologo Antonio Cruz:

Este hecho contradice, una vez más, la pretendida gradación del corazón de los vertebrados. ¿Cómo explicar que un grupo de peces tenga el corazón casi tan complejo como los mamíferos? Esto rompe la escalera del progreso evolutivo.

y añade…

” ¿cómo es que la mayoría de los caracteres de estos animales mitad acuáticos, mitad terrestres, habrían progresado tanto, mientras que su corazón, por lo contrario, habría sufrido una evolución regresiva? No es lógico creer que todo un organismo haya mejorado, mientras que el motor principal de ese mismo organismo, el corazón, parece degenerado. ”

La respuesta es lógica y sencilla: Los dipnoos son un grupo de peces diseñado por un Creador inteligente y original que nos muestra su gloria combinando un corazón con una elevada división estructural con un cuerpo de pez.

Anteriores Entradas antiguas