La Biblia y su interpretacion. Ed. Mundo Hispano

Ver este documento en Scribd

Serie La Biblia Parte 6

Ver este documento en Scribd

Serie La Biblia Parte 5

Ver este documento en Scribd

Serie La Biblia Parte 4

Ver este documento en Scribd

Serie La Biblia Parte 3

Ver este documento en Scribd

Doctrina de la Biblia

Ver este documento en Scribd

Serie La Biblia Parte 1

Ver este documento en Scribd

Catolicismo Romano, La Biblia, y La Tradición

Catolicismo Romano, La Biblia, y La Tradición

Una de las grandes diferencias entre las doctrinas Protestantes y Católicas se encuentra en el área de la Tradición. La Iglesia Protestante sostiene que solo la Biblia fue preparada por Dios para ser la fuente de verdad doctrinal (2 Timoteo 3:16). La Iglesia Católica, sin embargo, dice que “La Tradición Sagrada y las Sagradas Escrituras constituyen el deposito sagrado de la palabra de Dios…” (Catecismo de la Iglesia Católica, párrafo 97. Nota, todas las citas en este artículo provienen de este Catecismo).

La Iglesia Católica razona como sigue:

“Los apóstoles nombraron como sucesores a los obispos, dejándoles su cargo en el magisterio (autoridad para enseñar).” (Párrafo 77).
“Esta transmisión viva, llevada a cabo en el Espíritu Santo es llamada la Tradición…” (Párrafo 78).
“Tanto la Escritura como la Tradición deben ser aceptadas y honradas con iguales sentimientos de devoción y reverencia.” (Párrafo 82).

Dentro del sistema Católico de la Tradición, muchas doctrinas han sido “reveladas” a la Iglesia a través de los siglos. Por ejemplo, está la veneración a María, su inmaculada concepción y su ascensión corporal a los cielos. Están también los apócrifos, la transubstanciación, oraciones a los santos, la confesión, penitencias, el purgatorio, entre otras. El Protestantismo difiere en mucho con el Catolicismo respecto a estas adiciones.

Tradición en la Biblia

La Biblia habla acerca de la tradición. Algunos versículos hablan a favor de la tradición y en otros en contra de ella. Por supuesto, los contextos son diferentes y conllevan diferentes significados. Por ejemplo:

A favor

  • 2 Tesalonicenses 3:6 “Pero os ordenamos, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la tradición que recibisteis de nosotros.”
  • 2 Tesalonicenses 2:15 “Así que, hermanos, estad firmes, y retened la tradición que habéis aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra.”
  • 1 Corintios 11:2 “Os alabo, hermanos, porque en todo os acordáis de mí, y retenéis las tradiciones tal como os las entregué.”

En Contra

  • Mateo 15:3-6 “Respondiendo él, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición? Porque Dios mandó diciendo: Honra a tu padre y a tu madre; y: El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente. Pero vosotros decís: Cualquiera que diga a su padre o a su madre: Es mi ofrenda a Dios todo aquello con que pudiera ayudarte, ya no ha de honrar a su padre o a su madre. Así habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición.”
  • Marcos 7:8-9 “Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber; y hacéis otras muchas cosas semejantes. Les decía también: Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición.”
  • Colosenses 2:8 “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.”

En las discusiones con respecto a la Tradición entre Protestantes y Católicos ambos citan las escrituras a manera de establecer su respectiva posición. Los Protestantes también citan Mateo 15:3-6 para oponerse a la Tradición Sagrada. En un intento de ser bíblicos, muchos apologetas Católicos citan 2 Tesalonicenses 2:15 para validar su posición a favor de la Tradición Sagrada. Desafortunadamente, esto se traduce en usar la palabra de Dios contra si misma. Claramente, la Palabra de Dios no es contradictoria. Al contrario, es nuestro entendimiento el que está errado.

La Biblia está a favor de la tradición cuando apoya las enseñanzas de los apóstoles (2 Tesalonicenses 2:15) y además es consistente con la revelación bíblica. Al mismo tiempo, está en contra de la tradición cuando “quebranta los mandamientos de Dios” (Mateo 15:3). En las mismas palabras de Jesús, la verdadera tradición no transgrede o contradice la palabra de Dios. En otras palabras, debe estar en armonía con las enseñanzas bíblicas y no oponérsele en ninguna manera.

La Iglesia Católica oficialmente establece que la Tradición Sagrada no puede ni contradice las Escrituras, los Protestantes dicen que las enseñanzas de la Tradición Sagrada si lo hacen. No es suficiente para los Católicos decir que su iglesia es la verdadera iglesia, que poseen la tradición apostólica, que tienen las llaves de la verdad, y que tienen doctrinas reveladas consistentes con la revelación bíblica. De igual manera, no es suficiente para un Protestante emitir juicio sobre las doctrinas Católicas simplemente porque son Católicas y se derivan de la Tradición Sagrada.

¿Son realmente iguales las Sagradas Escrituras y la Tradición Sagrada?

Para mí, no es suficiente decir que la Tradición Sagrada es igual a las Escrituras basados en los decretos del Magisterio Católico. Como cualquier enseñanza espiritual, debemos compararla con la Biblia. Las mismas palabras de Jesús en Mateo 15:3 nos dan a mi y a muchos no Católicos el motivo para comparar el fruto de la Tradición Sagrada con la Palabra de Dios. En otras palabras, ¿Las enseñanzas de la Iglesia Católica derivadas de la Tradición Sagrada transgreden los mandamientos de Dios? Por supuesto, los Católicos dirán que no.

Cuando Jesús estaba hablando a los Fariseos en Mateo 15:1-6, El los reprendió por no entender la palabra de Dios. Ellos estaban apelando a la tradición de los ancianos, aquellos que traspasaron tanto la tradición oral como escrita. Jesús, por su parte, expuso su error al citar las Escrituras. Por favor note lo que dice en Mateo 15:1-6.

“Entonces se acercaron a Jesús ciertos escribas y fariseos de Jerusalén, diciendo: ¿Por qué tus discípulos quebrantan la tradición de los ancianos? Porque no se lavan las manos cuando comen pan. Respondiendo él, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición? Porque Dios mandó diciendo: Honra a tu padre y a tu madre; y El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente. Pero vosotros decís: Cualquiera que diga a su padre o a su madre: Es mi ofrenda a Dios todo aquello con que pudiera ayudarte, ya no ha de honrar a su padre o a su madre. Así habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición.”

Cualquier cosa que se pueda decir de este pasaje, al menos una puede observarse: La tradición de los líderes religiosos estaba sujeta a la palabra de Dios. ¿Están los líderes religiosos de la Iglesia Católica exentos de sujeción a la palabra de Dios? De la misma forma, ¿Está la Tradición Sagrada exenta también? Creo que no.

En los lugares donde los Protestantes interpretan las Escrituras a la luz de las Escrituras, parece que la Iglesia Católica no se opone. Considere lo siguiente, “El Concilio Vaticano Segundo indica tres criterios para interpretar las Escrituras de acuerdo al Espíritu que las inspira. 1. Ser especialmente acorde al contenido y unidad de la totalidad de las Escrituras…2. Leer las Escrituras dentro de la Tradición viva de toda la Iglesia…3. Estar acorde a la analogía de la Fe.” (Par. 111, 112, 113, 114).

Es la numero 2 la que nos concierne aquí. ¿Qué significa leer las Escrituras “dentro de la Tradición viva de toda la Iglesia”? Si las Escrituras están “dentro de la Tradición viva,” entonces la Tradición abarca a la Escritura. En otras palabras, es la tradición de la Iglesia es la que interpreta la Escritura. Esto está en contradicción con la Palabra de Dios en palabras de Jesús en Mateo 15:1-6.

Algunos objetan y dicen que los Fariseos no tenían la autoridad apostólica que recibieron los apóstoles y por consiguiente la Iglesia Católica y, por tanto, Mateo 15:1-6 no puede ser usada para anular la Tradición Sagrada.

Pero el asunto en Mateo 15:1-6 no es la sucesión de autoridad sino las tradiciones de hombres siendo usadas en oposición a la verdad de la Palabra de Dios. Esencialmente, los Fariseos estaban viendo la Palabra de Dios “dentro” de su tradición sagrada. Jesús, en contraste a esto, cita la palabra de Dios para juzgar sus tradiciones. Los apóstoles, de igual manera, continuamente incitaron a su gente a chequear sus enseñanzas a la luz de las Escrituras (Hechos 17:11), así demuestran la posición que incluso sus enseñanzas estaban sujetas a la palabra de Dios. Después de todo, ninguna enseñanza doctrinal puede contradecir la revelación bíblica y la Sagrada Palabra de Dios fue y es la autoridad final en todo asunto espiritual. La posición de la Iglesia Católica, así como su enseñanza basada en la Tradición Sagrada no son diferentes. Deben ser comparadas con las Escrituras.

Mi deseo al escribir esto no es enfadar a los Católicos ni despreciar sus creencias. Creo que hay Católicos que aman al Señor y son salvos. Pero quiero aportar con lo que creo al respecto de la doctrina oficial de la Iglesia Católica. Sin embargo, es mi opinión que la Iglesia Católica ha agregado enseñanzas que no son consistentes con la revelación biblia.

Si usted es Católico, espero que mis palabras no lo hayan ofendido. Al contrario, espero y oro para que usted pueda considerar lo que dice este sitio y compararlo con la Palabra de Dios.

Este artículo también está disponible en: inglés.

http://www.miapic.com/catolicismo-romano-biblia-y-tradición

La Biblia en el Siglo de Oro español, tema del Coloquio Internacional en Jerusalén

La Biblia en el Siglo de Oro español, tema del Coloquio Internacional en Jerusalén

JERUSALEN, 01/12/2007 (EFE/ACPress.net)

Ha comenzado un Coloquio Internacional sobre ´La Biblia en la literatura del Siglo de Oro´ español en la Universidad Hebrea de Jerusalén (UHJ).El Coloquio, se prolongará hasta el miércoles 5, y ha sido organizado en la UHJ por el Departamento de Estudios Españoles y Latinoamericanos, que dirige Jan Szeminski, y la Universidad de Navarra (GRISO), dirigida por Ignacio Arellano.

Entre los participantes, además de académicos de las universidades de Navarra y Jerusalén, se encuentran catedráticos de Oxford, de la Universidad Católica Argentina y de la Universidad de Buenos Aires, de la Universidad de Huelva, de la de Harvard, las de Texas y de Nueva York de los Estados Unidos, de la Universidad Autónoma de México y de la francesa de Toulouse.

Los organizadores advierten que todas las participaciones se ofrecerán en el Monte Scopus de Jerusalén en castellano.

Arellano presentará durante el Coloquio la edición integral e ilustrada del Tesoro de la Lengua Castellana o Española, y Kenneth Brown, de la Universidad de Calgary, hablará sobre ´Quevedo y la Torá (Biblia)´, y Szeminski acerca de ´El quechua y la Biblia´.

La conferencia está auspiciada, entre otros organismos e instituciones, por el Ministerio israelí de Exteriores, las embajadas de España y México, el Instituto Cervantes de Tel Aviv la Fundación Científica Israelí y la Fundación Jerusalén-Toledo.

Manuel Casado Velarde, de la Univesidad de Navarra, expondrá, entre otros, sobre ´La Biblia y el refranero español del Siglo de Oro´, y Felipe Pedraza Jiménez, de la Universidad de Castilla-La Mancha, acerca de ´Rojas Zorrilla y los motivos bíblicos´.

Durante la segunda jornada del Coloquio, David Boruchoff, de la Universidad McGill, disertará sobre ´El imaginario bíblico y la historiografía misionera novo-hispana´, y Ruth Fine, de la UHJ, sobre ´La presencia de la Biblia en la obra teatral de Cervantes´.

Arnulfo Herrera, de la Universidad Autónoma de México, presentará ´La ley de Moisés en un certamen poético del Siglo XVI´, y Luis Manuel Girón-Negrón, de la Universidad de Harvard, hablará acerca de ´San Juan de la Cruz y sus dos traducciones del salmo 63 (62):2´.

En el acto de apertura del Coloquio participarán el profesor Israel Bartal, decano de la Facultad de Humanidades de la UHJ; por el embajador de España en Israel, Eudaldo Mirapeix; el embajador de México, Federico Salas, y Rosa Moro, directora del Instituto Cervantes.

Fuente:

EFE. Redacción: ACPress.net

http://historiaparaeldebate.blogcindario.com/2007/12/00045-la-biblia-en-el-siglo-de-oro-espanol-tema-del-coloquio-internacional-en-jerusalen.html

Día de llevar la Biblia a la escuela

Día de llevar la Biblia a la escuela 
Image 

Mount Vernon, Ohio – Algunos estudiantes de la escuela pública de Mount Vernon, Ohio, decidieron promover la semana pasada el día “Lleva tu Biblia a la escuela”, con el fin de apoyar a un profesor popular, al cual le han ordenado remover su Biblia del escritorio mientras los estudiantes se encuentren en el aula de clases.

Según publicó WorldNetDaily, el entrenador Dave Daubenmire de Salt Ministries y Minutemen United, quien  actúa como portavoz del profesor  John Freshwater, afirmó que los estudiantes han promovido la campaña usando sus celulares, mensajes de texto y correos electrónicos.

Daubenmire dijo a WND, que la campaña se llevará a cabo tanto en la escuela primaria como la secundaria y que además de llevar sus Biblias, los estudiantes llevaran camisetas que promuevan un mensaje cristiano.

El presidente de la escuela de profesores, Ian Watson, no proporcionó muchos detalles sobre el asunto, pero admitió a WND que la orden dictada al profesor Freshwater de remover la Biblia -que por más de dos décadas ha colocado sobre su escritorio-, fue una decisión tomada en base a unas quejas recibidas por parte de los padres de algunos alumnos que asisten a su clase.

Daubenmire afirmó que la Biblia es un elemento importante en la vida de Freshwater, agregando que la llevó consigo cuando saltó en  paracaídas en una zona de incendio forestal durante su trabajo del verano en el Oriente Americano. Y que además ha trabajado para introducir Bibias de manera clandestina a la China.

Ante esta controversial situación muchos han sido los comentarios que se han provocado.

“Se le debe  permitir tener su Biblia en su escritorio. Es triste que este país trata de remover a Dios de todos los lugares y nosotros supuestamente somos un país cristiano”, comentó un testigo.

“Deben estar bromeando. Pongamos más esfuerzo en sacar las armas de las escuelas, antes de ir tras las Biblias”, dijo otro.

“¡Manténgase firme Sr. Freshwater! Yo estuve en una clase del Sr. Freshwater aproximadamente hace 20 años. Recuerdo que la Biblia siempre estaba en el escritorio. Él nunca la utilizó para enseñar o para predicar, así que ¿por qué le piden que la quite ahora?”, comentó alguien más.

La semana pasada en una conferencia de prensa Freshwater  afirmó que no acatará las órdenes de la escuela y dijo que el distrito le debe demostrar a él cómo se le puede ordenar que quite su Biblia personal de su escritorio, sin violar la Primera Enmienda en donde se contempla el derecho de ejercer libremente su religión.

Por su parte, Daubenmire afirma que no es un ataque en contra la libertad culto, sino claramente un ataque directo y constante hacia el cristianismo.

“Nadie trata de oponerse a la libertad de culto de los musulmanes, los ateos o de los humanistas. Todo lo contrario. Se nos ha dicho que debemos “comprender” a los musulmanes,  ser sensible con los ateos y tolerar a los humanistas y a todas sus variadas denominaciones de “ismos” (el ambientalismo, el feminismo, el laicismo, el socialismo, el comunismo), que enseñamos abiertamente en nuestras escuelas”.

El caso continua abierto y posiblemente el profesor Freshwater necesitará buscar ayudar legal para ser representado, sin embargo desde ya cuenta con el apoyo de sus estudiantes y del pueblo cristiano que lo apoya en oración. [Tomado de http://www.Cristianos.com]

La Biblia – El Libro Indestructible

La Biblia – El Libro Indestructible

Noviembre 10, 2008


Este vídeo documental presenta la historia de la formación de la Biblia y cómo la palabra de Dios superó las barreras del tiempo para llegar a nuestras manos.

Leer mas…

¡Tú puedes entender la Biblia!

Mi crecimiento espiritual- octubre 2008

¡Tú puedes entender la Biblia!

 

Artículo escrito por: Marcos Robinson

Estimado(a) lector/a:

Tengo la costumbre de dar estudios bíblicos en grupos pequeños usando preguntas. Mi motivación es ayudar a la gente a descubrir por sí misma lo que el pasaje está diciendo, pero a veces las respuestas me dejan pensando.  Por ejemplo, estudiando el conocido pasaje de Juan 3:16 pregunté:  “Según este versículo, ¿qué tienes que hacer para recibir la vida eterna?” Pregunta fácil ¿verdad?  Alguien me dijo, “Hay que cumplir los mandamientos.” Otro dijo: “Hay que ir a la iglesia.”  ¿Donde dice Juan 3:16 que hay que cumplir los mandamientos o ir a la iglesia para ser salvo? Lo que dice es que “todo aquel que en él cree”  tendrá vida eterna.

¿De donde vienen respuestas así de una pregunta tan sencilla?  Simplemente no tomaron el tiempo de observar el texto, sino que contestaron con la primera cosa que vino a la mente.

Pocas personas saben usar su Biblia.  Muchas leen el texto con prejuicios.  Leen pero no observan lo que el texto dice.  Otros ni leen, sino que dependen de lo que otros les dicen.  Es común oír “Nuestra iglesia enseña…” o “El pastor me dijo…”  A muchos nunca se les ha ocurrido que ellos pueden entender la palabra por sí solos.

¡Tu puedes entender la Biblia!  No se requiere que seas un experto para descubrir su significado.  Muchos están convencidos que la Biblia es muy complicada para entenderla.  ¿Se requiere que un creyente haya estudiado en un Instituto Bíblico o Seminario?  No, lo que requiere es que uno se siente con su Biblia a leer con cuidado, pidiendo la ayuda del Espíritu, volviendo a leer las veces que sea necesario para comprender su mensaje. 

Hay que acercarse a la Biblia con la actitud correcta.  Medita en estos pasajes:

“Abre mis ojos, y miraré las maravillas de tu ley.”  Salmo 119:18

 “Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; de mañana me presentaré delante de ti, y esperaré  Salmo 5:3

 “Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos;  Y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno.” Salmo 139:23-24

¡Tu puedes entender la Biblia!  ¡Los de tu congregación pueden también!  Cada cristiano puede sacar provecho de la palabra en su estudio personal.  No hay que sentirse intimidado porque otros saben más que tu.  Si eres líder, anima a tu congregación a no solo depender de tus mensajes, sino a buscar a Dios a solas con su Palabra.  Todos tenemos que aprender a alimentarnos entre semana.

Pablo escribió a Timoteo exhortándole: “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.” (2 Tim. 2:15)  Hay que ser diligentes, persistentes.  La NVI dice “esfuérzate.”  Requiere tiempo y estudio. 

No solo esto, pero debes ser una persona que “usa bien la palabra.”  Usar bien la palabra es dejar que ella hable por sí misma sin imponer tus ideas o lo que otros te han dicho.  Usar bien la palabra es llegar al texto sin pereza, dispuesto a leerlo cuantas veces que sea necesario para poder contestar las preguntas “¿Cuál es la idea principal del pasaje.”  “¿Qué quiere Dios que yo haga?”

Usar bien la palabra requiere que saques el tiempo para estudiar el pasaje en su contexto.  Requiere la ayuda del Espíritu Santo para alumbrar tu mente y darte entendimiento.  Usar bien la palabra es leer las palabras en su sentido normal, gramatical, sin buscar “espiritualizarlas.”  Es comparar el texto con otros pasajes que has leído para que el Espíritu te de entendimiento.  Y una cosa más: Usar bien la palabra es estar dispuesto obedecerla, aun cuando te incomoda.

¡Tu puedes entender la Biblia!  ¡Tu puedes oír la voz de Dios a través de ella!  ¡Sacarás provecho de ella al ponerla en práctica!

Seamos fieles aprendiendo de Dios a través de su Palabra,

Scott Yingling

Director General de ObreroFiel.com


 

Para más recursos sobre este y otros temas, visítenos en: www.ObreroFiel.com

Si tiene alguna duda o comentario, favor de escribirnos a: info@ObreroFiel.com

 

Marcos Robinson

www.nuevavidaencristo.org

¿Menciona la Biblia la existencia de Objetos Voladores no Identificados – OVNIS?

¿Menciona la Biblia la existencia de Objetos Voladores no Identificados – OVNIS? Autor: Lic. Dawlin A. Ureña
(El Lic. Ureña es Pastor, y miembro de la Asociación Científica
CRS – Creation Research Society)

 

Hace poco un hermano nos envió una pregunta acerca de si Ezequiel mencionaba OVNIS en su libro. Nuestro amigo decía:

 

“Lic. Urena, las gracias le doy por su atención hacia mi pregunta. Vengo siguiendo su trabajo muy de cerca y quisiera aprovechar la oportunidad para felicitarlo y lo exhorto a que siga adelante con la vista puesta en Cristo. Mi pregunta es ¿A qué se está refiriendo Ezequiel 1:4- 1:24, porque si eso no es un OVNI, me puede explicar qué es?. Que el Señor le siga bendiciendo a usted y su familia”

Hígaro

Los OVNIS y la BIBLIA

A continuación coloco los versículos en cuestión y debajo coloco notas explicatorias para mostrar que estos son seres angélicos, no extraterrestres.

EZEQUIEL 1:5-24

5 De su interior aparecía una forma de cuatro seres vivientes. El aspecto de ellos tenía la forma de hombre,
6 pero cada uno tenía cuatro caras y cuatro alas.
7 Sus piernas eran rectas, y sus pezuñas eran como pezuñas de becerro que centelleaban como bronce bruñido.
8 Debajo de sus alas, a sus cuatro lados, tenían manos de hombre. Los cuatro tenían sus caras y sus alas.
9 Sus alas se juntaban unas con otras. Y cuando se desplazaban, no se volvían, sino que cada uno se desplazaba de frente hacia adelante.
10 La forma de sus caras era la de una cara de hombre, con una cara de león en el lado derecho de los cuatro, una cara de toro en el lado izquierdo de los cuatro, y una cara de águila en los cuatro.
11 Así eran sus caras. Sus alas estaban extendidas hacia arriba. Cada uno tenía dos alas que se tocaban entre sí, y otras dos que cubrían sus cuerpos.
12 Cada uno se desplazaba de frente hacia adelante. Iban adondequiera que el Espíritu decidía ir, y no viraban cuando se desplazaban.
13 En medio de los seres vivientes había algo como carbones de fuego encendido que se desplazaban como antorchas entre los seres vivientes. El fuego resplandecía, y del mismo salían relámpagos.
14 Y los seres iban y volvían, como si fueran relámpagos.
15 Mientras yo miraba a los seres vivientes, he aquí que había una rueda en la tierra, junto y al frente de cada uno de los cuatro seres vivientes.
16 La forma y el aspecto de las ruedas era como crisólito. Las cuatro ruedas tenían la misma forma y aspecto, y estaban hechas de manera que había una rueda dentro de otra rueda.
17 Cuando se desplazaban, lo hacían en cualquiera de las cuatro direcciones, y no viraban cuando se desplazaban.
18 Sus aros eran altos y aterradores, y los aros de las cuatro ruedas estaban llenos de ojos alrededor.
19 Cuando los seres vivientes se desplazaban, también se desplazaban las ruedas que estaban junto a ellos. Cuando los seres se elevaban de sobre la tierra, las ruedas también se elevaban.
20 Iban adondequiera que el Espíritu fuese, y las ruedas también se elevaban junto con ellos, pues el Espíritu de cada ser viviente estaba también en las ruedas.
21 Cuando ellos se desplazaban, también ellas se desplazaban; cuando ellos se detenían, también ellas se detenían. Y cuando ellos se elevaban de la tierra, también las ruedas se elevaban junto con ellos, porque el Espíritu de cada ser viviente estaba también en las ruedas.
22 Sobre las cabezas de los seres vivientes había una bóveda semejante a un cristal impresionante, extendido por encima de sus cabezas.
23 Debajo de la bóveda, sus alas se extendían rectas, la una hacia la otra. Y cada ser tenía dos alas con que cubrían sus cuerpos.
24 Cuando se desplazaban, escuché el ruido de sus alas como el ruido de muchas aguas, como la voz del Todopoderoso, como el bullicio de una muchedumbre, como el bullicio de un ejército. Y cuando se detenían, bajaban sus alas.

Explicación de términos sujetos a confusión

1.5 …cuatro seres vivientes. Estas criaturas vivientes son identificadas más adelante por el mismo Ezequiel como querubines (Ver Ezequiel 9:3; 10:15). Estos querubines fueron mencionados por primera vez como poderosos seres angélicos colocados por Dios en la entrada del Jardín de Edén para cuidarlo una vez Adán y Eva fueron expulsados. Estos querubines parecen estar siempre asociados con la presencia de Dios. Por ejemplo, dos imágenes de querubines fueron colocadas para cubrir el Arca del Pacto que contenía el Testimonio donde Dios se reuniría con Moisés (Ver Exodos 25:18).

1:10 …una cara de hombre. Con respecto a la cuádruple cara del querubín, compare una descripción similar de los cuatro “seres vivientes” de Apocalipsis 4:7, donde se nos dice que Juan vio seres muy parecidos a estos: “Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás. 7 El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando.” Juan nos informa que estos eran los mismos seres que Ezequiel vio. La percepción fue diferente, sin embargo. Además es importante mencionar que las cuatro “caras” (hombre, león, toro y águila) corresponden a las cuatro órdenes superiores de vida terrestre (humanos, bestias de la tierra, ganado, aves del aire – Ver Génesis 1:26). Además podrían corresponder a la representación cuádruple del Creador en los Evangelios (Lucas lo presenta Rey como un León —Mateo; Siervo como un toro—Marcos como Hombre Intermediario en los cielos y finalmente como Águila en Juan).

1:20 en las ruedas. Una extraña interpretación de los querubines ha sido identificarlos con objetos voladores, o naves espaciales extraterrestres debido a la mención de lo que a Ezequiel le pareció como “ruedas”. Sin embargo, los querubines son seres espirituales vivientes siempre asociados directamente con la presencia del Creador de los Cielos y en la Tierra y son mostrados como poderosos ángeles, quizás los más poderosos por su cercanía con Dios y su ministerio alrededor del Trono.

1:22 la bóveda o “Firmamento/Expansión” (Hebreo “raqia”) que es definido por Dios como el “Cielo” en Génesis 1:8, donde se usa la misma palabra para designar el cielo o la expansión. La ciencia moderna traduce este término Hebreo simplemente como “espacio”. Existen tres “firmamentos” o “cielos” mencionados en la Biblia. El Primer Cielo – el espacio atmosférico (Génesis 1:20), el Segundo Cielo – el espacio estelar, donde viven los ángeles caídos (Génesis 1:17), y el “Tercer Cielo” (II Corintios 12:2) – donde mora Dios el Altísimo. Esta bóveda o firmamento que vió Ezequiel es el “tercer cielo” mencionado aquí.

¿Hay vida inteligente en otros planetas?

 

¡Yo no creo que haya mucha vida inteligente en este planeta, mucho menos en otros planetas¡

 

Hablando en serio, la Biblia no nos proporciona ninguna evidencia de que Dios haya creado otras criaturas en ningún otro planeta diferente que no fuera la tierra tierra. La Biblia menciona un listado de más de media docena de seres que debieron haber sido creados por Dios antes que el hombre, sin embargo estos seres no parecen estar sujetos a las mismas leyes naturales y físicas que nosotros los seres humanos.

Dios es capaz de haber creado otros seres si así lo hubiese deseado, pero yo no creo que Dios tenga esa sorpresa preparada para uno de estos días. “Mis hijos, aquí están sus primos”. Si Dios ha creado otro planeta con seres humano en él, el hombre llegará a enterarse y no creo que Dios vaya a jugar esos jueguitos, sabiendo Él lo que los científicos dirían inmediatamente.

El hecho de que la Biblia guarda silencio total con respecto a este tema me hace pensar que no hay otros seres como nosotros en el universo.

¿Qué es un OVNI?

 

50% de la población americana cree en los denominados OVNIS – Objetos Voladores No Identificados. Es increíble que una cantidad tan inmensa de personas crean en una noción falsa. Esta es, sin embargo, una noción falsa que la Iglesia no ha tratado de enfrentar. La gente está engañada y continuará estando engañada, pero…

¿Por qué no proporciona la Iglesia respuestas a este tema?

 

Porque muchos reportes de visiones de OVNIS pueden ser fácilmente explicados por medios naturales, ya que muchos no son más que visiones de estrellas, meteoros y hasta del planeta Venus.

¿Los extraterrestres nos mostraron cómo hacer fuego?

¿Son los reportes de OVNIS recientes?

 

En Japón se reportaron visiones de OVNIS más de 2,000 años antes de Cristo. Existen dibujos muy antiguos gravados en las rocas de OVNIS. Es por eso que muchos dicen que la “rueda dentro de otra rueda” se trata de un OVNI. Muchos grupos que defienden la existencia de los OVNIS llegan hasta declarar que estos extraterrestres fueron los responsables de que el hombre lograra los más grandes descubrimientos de la historia, tal como el duscubrimiento de la manera de hacer fuego.

Fraudes No obstante a que muchas visiones son visiones de planetas, estrellas, meteoros y otros fenómenos naturales, otras visiones no son más que fraudes. Algunas de las más famosas fotografías de OVNIS han sido probadas como fraudes. Fraudes en los que se usaron juguetes, modelos, y ¡hasta tapas de latas de basura!.

El increíble fraude de la “Autopsia a Extraterrestres”

 

Hace unos años salió al aire una película donde se llevaba a cabo una autopsia a un extraterrestre. La película se llamaba “Alien Autopsy” – La Autopsia al Extraterrestre. Esta gente alegaba que después de que un OVNI se estrellara en un pequeño pueblo en el sur de Estados Unidos llamado Roswell, una autopsia fue llevada a cabo al cuerpo de uno de los extraterrestre que tripulaban la nave. La historia alega que no importando la conspiración gubernamental para esconder la existencia de este cuerpo, este filme había sido filtrado del laboratorio donde se llevó a cabo el procedimiento quirúrgico y la prensa se hizo de él. Esta película vendió millones de copias inmediatamente. Sin embargo, recientemente la película fue analizada por los laboratorios Kodak (entre otros) y se ha demostrado que el filme no es más que un fraude.

Autopsia a Extraterrestre 1 Autopsia a Extraterrestre 2 Autopsia a Extraterrestre 3El incidente se supone que debió haberse grabado hacía décadas, cuando el incidente sucedió en Roswel, sin embargo, un adolescente que fue contratado para filmar la película fraudulenta no pudo contenerse y le dijo la verdad a sus amigos. El escándalo estalló y ¡sorpresa!…usted puede ver al adolescente en la película todavía con su cara de adolescente. En otras palabras, el hecho de que el joven apareciera en el filme de la misma edad que tenía en el momento cuando se descubrió la verdad, demuestra que él estaba diciendo la verdad y que la película había sido un filme reciente y por tanto un fraude.

¡Aquí están las fotografías! (¿Le recuerda este tipo de fraudes de parte de los creyentes en extraterrestres algún otro grupo? Para ver otros grupos capaces de estos fraudes, ver este artículo del Lic. Ureña.

¿Pero en realidad, cuál es la explicación real de los reportes de visiones de OVNIS?

En mi opinión personal, los Extraterrestres y sus “OVNIS” son espíritus malignos (ángeles caídos), enviados al mundo para engañar a la gente para que crean que existen otras formas de vida. Una especie de fuerza superior, más sofisticados, más avanzados tecnológicamente y hasta una alternativa al mismo Dios de la Biblia. Muchos de estos grupos alegan que han sido los “Extraterrestres” quienes nos han creado.

De acuerdo con los reportes, estos “Extraterrestres” parecen tener una increíble inteligencia, muy superior a la nuestra. Eso es exactamente lo que sucedería si estuviéramos hablando de seres angélicos (caídos). Tanto los demonios, como los “Extraterrestres” o ángeles caídos desean que la humanidad los acepte. En la mayoría de los reportes, los “Extraterrestres” se presentan como servidores y amigos de la humanidad. Ellos desean sustituir a Cristo y llevarnos a una “nueva era” de paz.

¡Creer en esto significaría socavar el mensaje del Evangelio!

Es asombroso notar cómo, después del 1968, cuando se prohibió la lectura de la Biblia y las oraciones en las escuelas públicas de Estados Unidos, las visiones de “Extraterrestres” se han hecho más y más frecuentes. No solamente se reportan visiones, sino también encuentros cercanos con “Extraterrestres”. ¿Nota usted cómo los fundamentos bíblicos han sido sustituidos por fundamentos no-bíblicos?

Estos espíritus han aparecido miles de veces en los últimos siglos. Estos “Extraterrestres” continúan apareciendo y ahora hasta están “secuestrando o raptando” seres humanos.

¿Qué sucede con los famosos secuestros o raptos de seres humanos por parte de los “Extraterrestres”?

En mi opinión personal, esta gente realmente no es físicamente raptada, sino que estos seres espirituales malignos alteran el estado mental – donde la persona cree haber estado en algún otro lugar. Muchos de los que son raptados cuentan que durante el tiempo en que son raptados los “Extraterrestres” los someten a experiencias horribles y a experimentos horrorosos. Estos “experimentos” más tarde causan enfermedades, miendo incontrolable y constantes pesadillas. Decenas de estas personas se han reportado con desviaciones mentales serias y está registrado que un número significativo, termina por suicidarse. Se reporta que tal y como ocurre en las manifestaciones demoníacas, los “Extraterrestres” pueden poseer cuerpos físicos y hasta causar fenómenos en el mundo físico.

Para un análisis del poder que tienen las fuerzas demoniacas y los medios usados para manifestarse en el mundo físico, lea …

  • ¿Quiénes eran los Hijos de Dios?
  • ¿Quiénes eran los Hijos de Dios?
  • ¿Existe alguna relación documentada entre el Satanismo y los “Extraterrestres”?

    William Goetz escribió un libro titulado OVNIS, -Amigos, enemigos o fantasía , nos revela algo que la prensa no se atreve a revelar. “Todos los que reportan haber sido “raptados” han experimentado con el mundo oculto antes de haber sido “raptados”. Todos han entrado en contacto con religiones tales como el Budismo, Yoga, brujería, lectura de barajas, magia, además del uso extremo de drogas alucinógenas“.

    Goetz también nos dice que los mismos lugares donde se celebran ritos satánicos y paganos, más tarde se convierten en lugares donde ocurren manifestaciones de “Extraterrestres”. Estos extraterrestres ofrecen una “entrada pacífica hacia el nuevo milenio“. Sin embargo, debido a lo que sucede a los “raptados”, es obvio que estos seres no son amistosos en lo absoluto. Si así lo fuera, ¿cómo justificar “raptar” a una persona contra su deseo?

    Existe una agenda evolucionista detrás del Programa Espacial de los gobiernos que designan dinero para estas investigaciones. La evolución está ÍNTIMAMENTE ligada a estos fenómenos paranormales. Si en realidad la vida evolucionó en la tierra, entonces pudo haber evolucionado en otros lugares también. Sin embargo, esta página está repleta de evidencias de que la vida no ha evolucionado. Los únicos seres además de nosotros en el universo son los seres espirituales creados por Dios antes de nosotros. Estos seres son benignos o malignos. En mis artículos ¿Quiénes eran los hijos de Dios?, volúmenes 1 y 2, ustedes se darán cuenta de las actividades que tanto los seres benignos como los malignos han estado llevando a cabo con la raza humana desde los días de la creación.

    ¡Los evolucionistas invierten miles de millones de dólares en busca de vida en otros planetas, cuando la tierra tiene tanta evidencia de un Creador Inteligente en cada fenómeno observable en la misma tierra!

     

    “Este precioso sistema solar, con sus planetas y sus cometas solamente puede ser fruto de la sabiduría y el dominio de un Ser poderoso e inteligente. Este Ser lo gobierna todo, no como el aliento del mundo, sino como el Señor sobre todo lo que existe. Es debido a su Dominio que Él merece ser llamado Señor Dios, Gobernador Universal.”

    Isaac Newton

     

     

    ¿Por qué busca la gente una fuente de inteligencia diferente a Dios. Por qué se niegan a creer en Dios?

     

    Una vez una persona recibe respuestas convincentes cargadas con evidencias de la existencia y la creación divina, él se ve atrapado ante la disyuntiva de tener que decidir. Generalmente ellos no aceptan la verdad de Dios porque hacerlo significa tener que hacer un compromiso moral, y muchos no están dispuestos a hacerlo.

    Es posible que llegue el tiempo cuando más personas crean en “Extraterrestres” que en Dios. Y ese es el plan de Satanás desde la Creación. ¡Decir al hombre qué hacer, por lo tanto dudar de las direcciones de Dios, el verdadero Creador! (Ver Génesis 3).

    ¿Tiene el Rapto de la Iglesia alguna relación con los

    “Raptos de los Extraterrestres”

     

    La Biblia nos dice durante la Gran Tribulación, muchos demonios serán liberados. ¡Más y peores que los que hay ahora! En estos mismos momentos es obvio que la influencia demoniaca ha incrementado. ¿Ha escuchado hablar de la madre que ahogó sus 5 hijos? ¿Del señor ruso que mató a su esposa embarazada y a 3 otros miembros de su familia? ¿De los jovencitos que asesinaron a una docena de sus compañeros en la escuela?, etc. etc., etc.

    Es indudable que cuando el Rapto de la Iglesia ocurra, el suceso se achacará a los “Extraterrestres” y seguramente se dirá que ha sido un “rapto en masa” perpetrado sobre las personas espirituales por parte de “Extraterrestres”. Pero… aquellos que aleguen esto prontamente serán desmentidos porque son tantos los que ahora van a la iglesia y otros a quienes se les ha predicado, pero que orgullosamente se niegan a venir a los brazos de Cristo, que ellos mismos serán los testigos principales de lo que habrá sucedido.

    Muchos de estos que van a la iglesia y creen que por eso se salvarán, uno de estos días se llevarán una gran sorpresa. Es en el Sacrificio Vicario de Cristo donde está la Salvación…¡No en iglesia alguna!

    Conclución

    Las personas que buscan respuestas a sus preguntas en fuentes del “espacio sideral” podrían ser fáciles presas de recibir sugerencias que no están basadas en la Palabra de Dios. Cuando buscamos información en otra fuente diferente a Dios, abrimos nuestra guardia y podemos ser víctimas del engaño de Satanás. Como cristianos, nuestra meta debe ser primero que todo imitar a Cristo, quien siempre habló SOLAMENTE lo que el Padre el dijo. Yo no sé todo lo que Dios tiene en reserva para Sus hijos en el mundo por venir, y la exploración de las galaxias quizás sea una de ellas. Sin embargo, nosotros debemos dejar algunas cosas a Dios y Él se encargará de nosotros, sus hijos. 1 Corinthians 2:9: “Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman.” Satanás ha sido derrotado en la Cruz del Calvario. No importa los trucos que ¡él use pasará la eternidad en el Lago de Fuego junto a sus “EXTRATERRESTRES”!

     

    Fuentes consultadas:

    Pastor Dawlin A. Ureña
    Grand Rapids, Michigan, USA

    http://www.antesdelfin.com/ovnis.html  

    La Biblia: Inspirada por Dios

    La Biblia: Inspirada por Dios

    *Tomado de Grandes Temas Bíblicos -Lewis Sperry Chafer- CLIE-


    Muchos de los libros del AT fueron compuestos en Palestina. Algunos, sin embargo, fueron escritos o traducidos en Egipto y, sobre todo, en Mesopotamia. Incluso los que nacieron en Palestina acusan la influencia de las culturas y literaturas vecinas.

    Entre los elementos que favorecieron este entrecruzamiento cultural tenemos: las rutas comerciales y el idioma. Así, tenemos: la famosa via maris que unía Mesopotamía y Egipto pasando por Palestina, vio cruzar ejércitos y caravanas y con ellos, las letras y las artes, la cultura en una palabra.

    La Biblia es el único libro escrito por inspiración de Dios, en el sentido de que Dios ha guiado personalmente a sus escritores. La inspiración de la Biblia se define como una enseñanza que Dios ha impartido directamente a sus autores y que, sin destruir ni anular su propia individualidad, su estilo literario o intereses personales, Dios ha transmitido en la misma Su completo e íntimo pensamiento, y así ha quedado registrado por sus autores humanos. Al formar las Escrituras, es cierto que Dios empleó a escritores humanos; pero esos hombres, aunque no pudieran haber comprendido todo lo que estaban escribiendo, sin embargo, bajo la guía de Dios y su mano directriz, produjeron los 66 libros que forman la Biblia, en la cual se halla una fascinante continuidad y una constante evidencia de la obra del Espíritu Santo dirigiendo sus plumas.

    Por tanto, aunque escrita por medios humanos, la Biblia es el mensaje de Dios al hombre, más bien que un mensaje del hombre para su prójimo. Sin importar si las palabras registradas son las que Dios dictó literalmente, las copias halladas de antiguos códices y los resultados de la investigación acerca de los autores humanos, o de sus pensamientos, aspiraciones y temores, demuestran que en cada detalle Dios guió a esos hombres de tal forma que lo que ellos escribieron fue precisamente lo que Dios intentó que escribieran, con el resultado, pues, de que la Biblia es, ciertamente, la Palabra de Dios. Aunque ciertos pasajes de la Biblia puedan diferir notablemente en su carácter, todas y cada una de las palabras de la Escritura son igualmente inspiradas por Dios.

    La doctrina de la inspiración, precisamente por ser sobrenatural, presenta algunos problemas para la comprensión humana. ¿Cómo puede un autor humano, registrando sus propios pensamientos y sus conocimientos, ser guiado para escribir exactamente lo que Dios desea que escriba? Precisamente por existir preguntas como ésta, se han aventurado algunas opiniones, como la de la extensión del control divino sobre los autores humanos. Existen diversas «teorías de la inspiración», y todos los intérpretes de la Biblia siguen alguna de tales teorías. La perspectiva de la inspiración aceptada por el comentarista es el fundamento sobre el cual están construidas todas las interpretaciones de la Biblia, y por tal motivo es preciso prestar una cuidadosa atención a la verdadera perspectiva de la inspiración.

    A. TEORIAS DE LA INSPIRACION

    1. Inspiración verbal y plenaria. En la historia de la iglesia, la visión ortodoxa de la inspiración ha sido descrita como verbal y plenaria. Por inspiración verbal se quiere significar que el Espíritu de Dios fue quien guió la elección de las palabras usadas en los escritos originales. Sin embargo, la Escritura indica la factura humana. Varios libros de la Biblia reflejan las características personales del escritor, en estilo y vocabulario, y con frecuencia sus personalidades están expresadas en sus pensamientos, opiniones, plegarias o temores. No obstante, aunque son evidentes los elementos humanos en la Biblia, la doctrina de la inspiración plenaria sostiene y afirma que Dios lo dirigió, de tal forma que todas las palabras que fueron usadas, lo fueron igualmente por Dios, e inspiradas por El. Esto se pone de relieve por el uso de la palabra «plenaria», que significa «completa inspiración», como término opuesto a los puntos de vista que afirman que sólo hay una parcial inspiración en la Biblia.

    Otras palabras descriptivas adicionales se añaden con frecuencia para aclarar lo que es la doctrina ortodoxa. Se declara que la Escritura es infalible en el sentido de ser precisa e inmune a todo error. También se declara que la Escritura es inerrable, significando con ello que la Biblia no contiene ningún error, como declaración de hecho. Aunque la Biblia puede registrar en ocasiones declaraciones de los hombres que no son ciertas, o incluso palabras de Satanás, como en Génesis 3:4, en todos esos casos, aunque la declaración atribuida a Satanás o a los hombres está fielmente registrada, está claro que Dios no afirma la verdad de tales declaraciones. Al afirmar que la Biblia está verbal y totalmente inspirada, además de ser inerrable e infalible en sus declaraciones de la verdad, se sostiene que la guía perfecta y sobrenatural de Dios es suministrada a toda palabra de la Escritura, de tal forma que la Biblia pueda ser considerada como una precisa y exacta declaración de la verdad divina.

    La seguridad de la inspiración se aplica, por supuesto, a los escritos originales solamente y no a las copias, traducciones o anotaciones. Como no existe ningún manuscrito original, los eruditos se han extendido en gran medida para determinar la precisión del texto de la Biblia de que ahora disponemos. Para el propósito de enseñar la verdad, puede presumirse y tenerse por cierto de que nuestras presentes copias de la Biblia son exactas reproducciones de los escritos originales. Si bien existen pequeñas variantes en el texto, tales variaciones apenas afectan cualquier enseñanza de la Biblia y los hallazgos posteriores de manuscritos tienden a confirmar esta conclusión.

    Para todos los propósitos prácticos, el Antiguo Testamento, escrito en hebreo, y el Nuevo, redactado en griego, pueden ser aceptados como la verdadera Palabra de Dios y una auténtica declaración de lo que Dios intentó comunicar al hombre.

    2. Teoría mecánica o del dictado. En contraste con la verdadera doctrina de la inspiración, que permitió a los autores humanos, con su personalidad, redactar los escritos bajo la dirección de Dios, algunos han sostenido que Dios realmente dictó la Escritura y que los escritores de la Biblia actuaron sólo como taquígrafos. Pero si Dios hubiese dictado la Biblia, el estilo de la redacción y el vocabulario de la Biblia sería el mismo en toda su extensión. En muchos casos los autores de la Escritura expresaron sus propios temores y sentimientos, o sus plegarias para la salvación divina, y de diversas maneras dejaron la impronta de su personalidad en el registro divino. La oración surgida del corazón de Pablo por Israel, en Romanos 9:1-3, por ejemplo, habría perdido su significado de haber sido dictada por Dios.

    De acuerdo, pues, con lo anteriormente expresado, mientras que la inspiración se extiende a toda palabra de la Escritura, no se desestima la personalidad humana, el estilo literario o el interés personal. La Biblia afirma la realización humana, al igual que lo hace con la autoridad divina del Libro. Dios cumplió con exactitud lo que El quiso al dirigir a los autores humanos que la escribieron, pero sin el proceso mecánico del dictado. Algunas porciones de la Biblia fueron dictadas por Dios y así está indicado en el mismo texto sagrado, pero la mayor parte de la Biblia fue escrita por autores humanos sin evidencia de un dictado directo.

    3. La teoría del concepto. Algunos han intentado debilitar la completa inspiración de la Biblia y hacen concesiones a la autoridad humana, diciendo que Dios inspiró el concepto, pero no las palabras precisas. Esta opinión, no obstante, presenta graves problemas si se piensa en que los autores humanos sólo entendieron parcialmente lo que Dios les hubo revelado y, al hacerlo con sus propias palabras, pudieron muy bien haber introducido errores de consideración en sus escritos.

    La Biblia contradice expresamente la idea de que sólo les fue suministrado el concepto a sus autores humanos. Una y otra vez se pone énfasis en el sentido de que las palabras de la Sagrada Escritura han sido inspiradas. La importancia de las palabras se menciona frecuentemente (Ex. 20:1; Jn. 6:63; 17:8; 1 Co. 2:13). En anotaciones del Antiguo Testamento se afirma repetidamente también que las palabras, en sí mismas, están inspiradas por Dios, como sucede en Jn. 10:34-35; Gá. 3:16; y la frecuente mención de la Biblia como la Palabra de Dios, en Ef. 6:17; Stg. 1:21-23; y 1 P. 2:2. Se pronuncia una solemne condenación sobre cualquiera que suprima la Palabra de Dios (Ap. 22:18-19). La teoría del concepto, pues, no tiene consistencia respecto a que la Escritura haya sido redactada así; falla enteramente a la luz de lo que la misma Biblia afirma acerca de la verdadera doctrina de la inspiración.

    4. Inspiración parcial. Se han aventurado también otras teorías en el sentido de que sólo parte de la Biblia es inspirada. Por ejemplo, algunos han afirmado que las porciones reveladas de la Biblia que se refieren a la verdad divina son precisas y ciertas, pero que no pueden aceptarse las declaraciones de tipo histórico, geográfico o científico. Emparejada con la inspiración parcial está la idea de que algunos fragmentos de la Escritura están más inspirados que otros, y así la verdad y el error se convierten en cuestión de grado. Esto se aplica, a veces, a lo que es conocido como la «inspiración mística» o la idea de que Dios ayudó en diversos grados a los autores en lo que ellos escribieron, pero no dándoles por completo la capacidad de escribir la Escritura sin error Todas las formas de inspiración parcial dejan la inspiración a juicio del lector y, en consecuencia, la autoridad de la Escritura se convierte en la autoridad de la persona que lee la Escritura, no existiendo de tal forma dos lectores que estén de acuerdo con exactitud respecto a lo que hay de verdad y lo que no lo es.

    5. La opinión neo-ortodoxa de la inspiración. En el siglo XX se ha aventurado una nueva opinión o punto de vista sobre la inspiración divina, que comienza con Karl Barth, y que se denomina neo-ortodoxa. Aunque sin negar necesariamente que existan elementos sobrenaturales en los escritos de la Escritura, esta opinión reconoce que hay errores en la Biblia, y de esta forma la Biblia no puede ser tomada literalmente como verdadera. La neo-ortodoxia sostiene que Dios habla mediante las Escrituras y las utiliza como un medio para comunicarse con nosotros. De acuerdo con este punto de vista, la Biblia se convierte en un canal de la revelación divina, de forma muy parecida al concepto de que una bella flor o un encantador crepúsculo suministran el concepto de que Dios es el Creador. La Biblia, considerada bajo semejante teoría, se hace verdadera sólo cuando es comprendida, y la evidencia de verdad queda igualmente a juicio del lector individual. La historia de este punto de vista demuestra que no hay dos personas que estén exactamente de acuerdo respecto a lo que la Biblia enseña realmente y, al igual que la inspiración parcial, deja al individuo como autoridad final por lo que concierne a lo que es verdad y lo que es falso.

    6. Inspiración naturalista. Esta es la opinión más extrema de incredulidad y sostiene que la Biblia es igual que otro libro cualquiera. Aunque Dios haya podido otorgar a sus autores una capacidad fuera de lo común para expresar conceptos, es, después de todo, una producción humana sin ninguna guía divina y sobrenatural. La Biblia, sujeta a este concepto, se convierte simplemente en cualquier otro libro de religión, que expresa antiguos conceptos y opiniones de experiencia espiritual que han tenido los hombres en el pasado. Esta opinión destruye cualquier distintiva afirmación respecto a la autoridad divina de la Biblia y deja sin explicación la maravillosa y real precisión de la Biblia.

    En última instancia el lector de la Escritura tiene que tomar una postura y hacer una elección. O bien la Biblia es lo que afirma ser -la Palabra inspirada de Dios- y un libro en que confiar, como si Dios lo hubiese escrito por sí mismo, sin autores humanos, o tiene que ser considerada como un libro que no sustancia sus afirmaciones y no es, ciertamente, la Palabra de Dios. Mientras que pueden sumarse muchas pruebas en apoyo de la inspiración de la Biblia, la mejor evidencia se encuentra en el hecho de que la acción del Libro en la Historia apoya sus propias afirmaciones. Su poder se ha manifestado en las vidas transformadas de millones de personas que han puesto su confianza en las palabras y las promesas de la Escritura.

    B. EL TESTIMONIO DE CRISTO

    El hecho de que la Biblia está inspirada por el Espíritu Santo está apoyado por muchas evidencias internas de que es, ciertamente, la Palabra de Dios, y está confirmado por el poder de la Palabra de Dios para influenciar y transformar a los hombres. De todas las evidencias, sin embargo, una de las más importantes es el testimonio de nuestro Señor Jesucristo mismo de que, efectivamente, la Biblia está inspirada por Dios. Dondequiera que Jesucristo cita la Escritura -y El lo hizo con frecuencia- lo hizo como teniendo la autoridad y el completo reconocimiento de que había llegado a manos de los hombres por la inspiración del Espíritu Santo.

    De acuerdo con Mateo 5:18, Cristo afirma que ni una jota ni una tilde de la Ley quedará sin cumplimiento Con esto El expresaba que ni una jota (la letra más pequeña del alfabeto hebreo) o una tilde (la parte más pequeña de una letra que pudiese cambiar su significado) habrían de quedar incumplidas. Si la precisión y la inspiración se extienden a cada una de sus letras, Cristo estaba obviamente afirmando la inspiración de la totalidad del Antiguo Testamento.

    En Juan 10:35 Cristo afirmó que «la Escritura no puede ser quebrantada», no puede fallar. Una y otra vez el Nuevo Testamento afirma un exacto cumplimiento del Antiguo Testamento, como en Mateo 1:22, 23 (cf. Mt. 4:14; 8:17; 12:17; 15:7-8; 21:4-5; 42; 22:29; 26:31, 56; 27:9, 10, 35). Estas referencias procedentes del Evangelio de Mateo son típicas de lo que se difunde por todo el Nuevo Testamento en su totalidad. Incluso cuando afirma un cambio dispensacional o una modificación de una regla de vida, la autoridad y la inspiración de las declaraciones originales de la Escritura no se discuten en absoluto (Mt. 19:7-12).

    Las anotaciones procedentes del Antiguo Testamento se extienden a cualquier sección importante y con frecuencia son de libros que son los más discutidos por los críticos liberales, tales como el Deuteronomio, Jonás, y Daniel (Dt. 6:16; cf. Mt. 12:40; Dn. 9:27; 12:11; cf. Mt. 24:15). Es imposible poner en tela de juicio la inspiración del Antiguo Testamento sin dudar del carácter y veracidad de Jesucristo. Es por esta razón que la negación de la inspirada Palabra de Dios conduce a la negación del Verbo encarnado de Dios.

    Jesucristo no sólo afirmó la inspiración y la infalible exactitud del Antiguo Testamento, sino que El predijo la escritura del Nuevo. De acuerdo con Juan 16:12-13, los discípulos iban a recibir la verdad procedente del Espíritu Santo después que Cristo hubiese ascendido a los cielos. Cristo estableció que los discípulos serían los testigos de la verdad (Mt. 28:19; Lc. 10:22-23; Jn. 15:27; Hch. 1:8). Jesús otorgó a los discípulos autoridad en su pronunciamiento y difusión de la verdad (Lc. 10:16; Jn. 13:19; 17:14, 18; He. 2:3-4).

    Conforme fue escribiéndose el Nuevo Testamento, sus autores se hallaban conscientes de que eran guiados por el Espíritu de Dios y libremente afirmaron que el Nuevo Testamento estaba inspirado al igual que el Antiguo. De la misma forma que David escribió por el Espíritu (Mt. 22:43), y como el salmista fue inspirado (He. 3:7-11; cf. Sal. 95:7-11), el Nuevo Testamento, en igual forma, afirma su inspiración. En 1 Timoteo 5:18; Deuteronomio 25:4 y Lucas 10:7 se cita la Escritura como igualmente inspirada. En 2 Pedro 3:15-16 las Epístolas de Pablo están clasificadas como Escritura que tiene que ser recibida como Palabra de Dios, al igual que toda la demás Escritura. El Nuevo Testamento obviamente afirma tener la misma inspiración que el Antiguo.

    C. PASAJES IMPORTANTES SOBRE LA INSPIRACION

    Uno de los pasajes fundamentales sobre la inspiración de la Biblia se encuentra en 2 Timoteo 3:16, donde se afirma:

    «Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para reargüir, para corregir, para instruir en justicia.» Por «Escritura» el apóstol se refiere a las «Sagradas Escrituras» mencionadas en 2 Timoteo 3:15, incluyendo tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento. La expresión «inspirada por Dios» es una palabra que se halla en el Nuevo Testamento griego, theopn.eustos, que significa «el aliento de Dios». Con esto se quiere significar definitivamente que la Escritura procede de Dios y por este hecho tiene la misma perfección que caracteriza al propio Dios. Sería absolutamente imposible para Dios el ser el autor del error. La inspiración se extiende no tanto a los autores como a la Palabra de Dios en sí misma. En tanto que los autores eran falibles y sujetos a error, el aliento de Dios insufló a tales autores Su infalible Palabra, dirigiéndoles con Su divino poder, y lo que está escrito por ellos fue ciertamente la infalible Palabra de Dios. Y porque es la Palabra de Dios, es provechosa para la doctrina o la enseñanza, y para reprobación, corrección e instrucción en la justicia.

    Una de las importantes cuestiones que surge con frecuencia es: ¿Cómo pudo Dios inspirar la Escritura siendo así que, de una parte, permite su factura humana y, de otra, se produce la inspirada Palabra de Dios sin error? La cuestión de cómo Dios lleva a cabo un acto sobrenatural es siempre inescrutable; sin embargo, se puede captar alguna luz sobre el particular en 2 Pedro 1:21, donde, en relación con una profecía de la Escritura, se declara: «Porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.» Tanto si se trataba de profetas verbales o de profetas que lo pusieron por escrito, la explicación es que ellos fueron «movidos e impulsados por el Espíritu Santo». La traducción de la palabra «movido» es la que corresponde a llevar un peso, un cometido. En esta declaración, pues, los autores humanos son llevados hacia un destino y un objetivo deseado por Dios, de la misma forma que un barco lleva a sus pasajeros hacia su destino final. Aunque los pasajeros que viajan en un barco tienen una cierta libertad humana y pueden moverse libremente dentro de la nave, no pueden evitar que, de una forma segura y decidida, la nave vaya a su destino marcado de antemano.

    Si bien esta explicación no es completa para ilustrar la inspiración, pues su clarificación está más allá de la comprensión humana, se hace patente que los autores humanos no quedaron en libertad de cumplir sus propios designios, ni ejercieron, por tanto, su personal propósito. Dios actuaba dentro de ellos, insuflándolos Sus pensamientos y utilizándoles como canales adecuados para la consecución de tal obra. Es indudable que alguna parte de la Escritura estuvo dictada expresamente por Dios, como, por ejemplo, la entrega de la Ley en Éxodo 20:1-17. Una y otra vez el Antiguo Testamento declara que «Dios dijo» (Gn. 1:3). Otra expresión frecuente es que «llegó la palabra del Señor» a uno de los profetas (cf. Jer. 1:2; Os. 1:1; Jon. 1:1; Mi. 1:1; Sof. 1:1; Hag. 1:1; Zac. 1:1). En otras situaciones Dios habló mediante visiones O sueños (Dn. 2:1), o apareció en forma de visión (Dn. 7:1). Aunque pudieran variar las formas y las circunstancias de la divina revelación, en todas ellas Dios habla con una perfecta autoridad, una absoluta precisión y de forma inerrable. Por todo esto, la Palabra de Dios participa de la misma cualidad de verdad absoluta, propia de la persona y el carácter del propio Dios.

    D. CONSIDERACIONES CUALIFICATIVAS

    Al declarar que la totalidad de la Biblia es la verdad y que está inspirada por Dios, es preciso señalar que a veces la Biblia registra una mentira como tal mentira; tal es el caso de la mentira de Satanás en Génesis 3:4. La Biblia también registra las experiencias y razonamientos de los hombres, conforme queda ilustrado en el Libro de Job y en el Eclesiastés. En ellos, lo que la Escritura transcribe como palabras de sus personajes tiene que ser comprobado por las claras afirmaciones de la verdad que se hallan extendidas por toda la Biblia. De acuerdo con esto, algunas de las declaraciones de los amigos de Job no son ciertas, y algunos de los pensamientos filosóficos del Eclesiastés no van más allá de la sabiduría humana. Siempre que la Biblia establece un hecho como cierto, es, desde luego, cierto, tanto sí procede del propio Dios como de revelación, sean principios morales o un programa profético, o bien cuestiones de historia, geografía o hechos que tienen relación con la ciencia. Es un fascinante testimonio de la exactitud de la Palabra de Dios el que, aunque los autores no pudiesen anticipar los descubrimientos científicos modernos ni utilizaron un lenguaje técnico, no contradicen, sin embargo, cualquier descubrimiento que el hombre haya hecho y que sea auténticamente cierto.

    Existen problemas en la Biblia que hacen surgir ciertas cuestiones. A veces, por falta de información, la Biblia parece contradecirse a sí misma, como, por ejemplo, en el relato de la curación de los ciegos de Jericó, donde diversos relatos indican dos o un ciego (Mt. 20:30; Mr. 10:46; Lc. 18:35) y donde el incidente parece haber ocurrido en otra parte fuera de Jericó (Mr. 10:46; Lc. 19:1). Problemas de esta clase, no obstante, invitan a un paciente estudio y la dificultad puede ser resuelta si todos los hechos nos fuesen conocidos. Por ejemplo, existieron dos ciudades en Jericó: una antigua, la otra moderna. Cristo pudo muy bien haber dejado una para entrar en la otra. Muchos supuestos errores de la Biblia han sido perfectamente aclarados por descubrimientos y hallazgos arqueológicos.

    Realmente nadie sabe lo suficiente como para contradecir los hechos registrados y las declaraciones expuestas en la Biblia, tanto si se refieren a la creación del mundo, el origen del hombre o si se extiende en determinados detalles de orden narrativo. Adecuadamente comprendida, la Biblia permanece como el monumento de la propia veracidad de Dios y de la verdad, y puede ser creída como si el propio Dios hubiese hablado directamente al individuo que lee la Escritura Aunque se han realizado intentos para minar y destruir la Biblia, para aquellos que buscan la verdad respecto a Dios continúa siendo la sola fuente de autoridad inerrable de la. revelación divina.

     

    El acádico es la lengua hablada por las sucesivas oleadas de tribus semitas que invaden mesopotamia a partir de mediados del tercer milenio. Recibe su nombre de Acad, la región donde se establecieron los primeros inmigrantes y fundaron el primer imperio bajo Sargón. Elacádico antiguo que cubre aproximadamente el periodo que va entre el 2500-1950, se desdobla luego en babilónico y asirio, los cuales conocen a su vez varios periodos. Es lengua cuneiforme.

    Hacia finales del siglo VIII el arameo sustituye al acádico como lengua diplomática e internacional y sobrevive hasta la era cristiana e incluso hasta nuestros días.

    Artículos relacionados 

    Ver  Enlaces relacionados con el tema de la biblia

    PREGUNTAS

    1. Definir lo que significa la inspiración de la Biblia.

    2. ¿Hasta qué punto la Biblia está inspirada?

    3. ¿Qué quiere significarse por inspiración verbal y plenaria?

    4. ¿Hasta qué punto es infalible e inmune al error y qué significan estos términos?

    5. ¿Cómo se puede explicar que la Biblia refiere declaraciones falsas de los hombres?

    6. ¿Hasta qué punto se extiende la inspiración a las copias y traducciones de la Biblia?

    7. Definir la teoría de la inspiración mecánica e indicar por qué es inadecuada.

    8. ¿Cuáles son los problemas de la teoría del concepto de la inspiración?

    9. ¿Cuáles son los problemas de la teoría de la inspiración parcial o grados de inspiración?

    10. ¿En qué difiere el punto de vista neo-ortodoxo de la inspiración, del ortodoxo?

    11. ¿Por qué el punto de vista naturalista de la Biblia tiene que ser rechazado?

    12. ¿Qué enseñó Cristo concerniente a la inspiración de la Biblia?

    13. ¿En qué forma apoyan las anotaciones del Antiguo Testamento la inspiración de dicha parte de la Biblia?

    14. ¿Qué indicaciones se dan en el Nuevo Testamento de que también está inspirado por Dios?

    15. Discutir la declaración de 2 Timoteo 3:16.

    16. ¿En qué forma contribuye 2 Pedro 1:21 al método de la inspiración?

    17. Indicar el alcance en el cual la Biblia afirma su propia inspiración.

    18. ¿Cómo se relaciona la inspiración con la verdad de las experiencias humanas y sus razonamientos según se halla ilustrado en el Libro de Job y en el Eclesiastés?

    19. ¿Cuál debería ser nuestra respuesta a las aparentes contradicciones de la Biblia?

    20. ¿Por qué es tan importante considerar el tema de la inspiración como un todo?

    ———————

    Fuente:

    Grandes Temas Bíblicos, Libros CLIE -Galvani, 113 -08224 Terrassa (Barcelona)

    Midrás en la Biblia

    Estudios bíblicos 

    Midrás en la Biblia

    Por: Robert Bascom

    Por mucho tiempo los biblistas se han estado preguntado a qué clase de literatura se refiere realmente la palabra midrás.

    ¿Qué es Midrás?

    Algunos la restringen al grupo de textos conocidos como midrasim (-im es el plural masculino en hebreo). Estos textos –compilación de tradiciones rabínicas de épocas posteriores al siglo I d.C.– son los que más han ayudado a definir el tipo de literatura que hoy la mayoría denomina como midrás.

    Sin embargo, se tiene que reconocer que las antiguas traducciones de la Biblia Hebrea al arameo (Targumes) y al griego (LXX) contienen elementos midrásicos, del mismo modo que los contienen los libros bíblicos tardíos al integrar tradiciones tempranas procedentes de libros bíblicos más antiguos (ej., Crónicas y Daniel; cf. Kugel, 1997: 35). Cada vez que estos u otros textos recurrieron a tradiciones más antiguas para argumentar o apoyar alguna idea, estaban produciendo midrás. Desde esta perspectiva, varios biblistas consideran al Nuevo Testamento como un midrás de la Biblia Hebrea.

    Ideas novotestamentarias, como Jesús considerado Cordero pascual, o cordero expiatorio, o Moisés, David y Elías, se reconocen como midrás en su sentido más básico. Tienen como elemento característico «tomar antiguas tradiciones y adaptarlas a las nuevas situaciones en las que viven el autor y su audiencia».

    En la comunidad de Qumrán se practicó un tipo de interpretación denominado péser («interpretación»). Este tipo de «interpretación» tiene rasgos similares a los del midrás, aunque con características propias. Los pesarim son comentarios completos de un texto bíblico, cuyo propósito es el de ofrecer una interpretación escatológica («fin de los tiempos») específica. Los midrasim, por su parte, usan palabras y frases estereotipadas o fijas con el propósito de encontrar conexiones con eventos contemporáneos. En el midrás no se aplica un razonamiento exegético propiamente hablando; más bien, la multiplicidad de interpretaciones de un texto particular es una de las marcas distintivas del midrás (Porton, 1997).

    Debido a que este ensayo forma parte de una serie de estudios sobre géneros literarios en la Biblia, nuestro estudio del midrás se restringirá al texto canónico. En la exégesis midrásica presente en el texto canónico, el contexto es por lo general la situación presente del escritor. De esa manera, el texto «original» se reinterpreta para «calzar» en ese contexto, de acuerdo a los parámetros establecidos por la tradición. Así, Juan el Bautista puede preparar el «camino de Jesús», apropiándose de las promesas divinas dadas al profeta, tiempo atrás, para «preparar el camino de Israel» durante su regreso del exilio. El elemento común de ambos «textos» es que ahora Dios actúa de nuevo por medio de Juan el Bautista y de Jesús del mismo modo que lo hizo en el «nuevo éxodo» proclamado por el profeta Isaías.

    Regresemos ahora a nuestra pregunta original sobre lo que debe entenderse por midrás. La respuesta puede darse desde tres ángulos diferentes: Primero, es una actitud hacia la Escritura. Esta actitud asume que toda tradición bíblica permanece abierta para ser aplicada en todo tiempo y circunstancia, por el simple hecho de que Dios actúa en formas similares a través de la historia humana. James Kugel dice al respecto: «…La Biblia es un gran libro de instrucción, y como tal es un texto relevante en extremo» (1997: 19). Del mismo modo, Michael Fishbane afirma: «El midrás determina el sentido de cada componente al extender a la totalidad de las Escrituras el contexto de ese componente (el sentido original es, por lo general, considerado irrelevante)» (1998: 12-13).

    El mismo autor agrega: «Las interpretaciones subsiguientes… no agregan, en ningún sentido, nada a la palabra original de Dios, sino que le dan una expresión histórica y humana» (11). Visto así, la exégesis midrásica, dentro o fuera de las Sagradas Escrituras, busca extender el sentido central de las tradiciones a tantos contextos como sean posibles. La distinción más saliente del midrás presente en el texto canónico respecto del extra bíblico es que el bíblico se considera como «un cuerpo fijo de tradición escrita» que es autoritativa y normativa, y ante el cual todo midrás subsiguiente se basará.

    Segundo, el midrás es un acercamiento exegético: «este acercamiento considera a la Biblia como un documento fundamentalmente secreto» (1997: 18). En este sentido, no se puede dar por sentado que exista un significado claro y preciso de un texto en su contexto original. Aquí no se habla, por supuesto, de una aplicación amplia y general de los textos, sino más bien de reconocer que existe la posibilidad de descubrir para épocas posteriores el sentido «oculto» o «verdadero» de un texto.

    En tercer lugar, el midrás integra recursos retóricos y literarios muy creativos: frases, palabras y hasta letras. En los escritos midrásicos se descubren metodologías muy variadas. Por ejemplo, el recurrir a dificultades textuales o aprovecharse de las ambigüedades inherentes de un texto no vocálico. Muy a menudo, los intérpretes antiguos trataron de encontrar más sentidos de los que el mismo texto nunca intentó tener. Kugel (1997: 362-362) se refiere a la tradición registrada en 1 Corintios 10.14 que recuerda la roca que viajó con los israelitas en el desierto. Esta tradición se basa en el hecho de que en dos lugares diferentes durante la marcha por el desierto se habla de una roca de la cual fluyó agua.

    De nuevo, Kugel informa: «Cada detalle es considerado importante… Se dice que Jacob habitó en tiendas…, considerando así que Jacob tuvo por lo menos dos de ellas [aquí el intérprete se concentra en el plural]: una tienda era la escuela y otra era el hogar» (1997: 21). Fishbane, por su parte, señala: «Letras pertenecientes a un texto pueden conectarse con letras de otro texto. Palabras o frases de una parte de las Escrituras pueden, por el método midrásico, referirse al mismo hecho al que se refieren palabras y frases encontradas en otra parte.

    La concatenación resultante de posibilidades resalta, aún más, lo que siempre es el postulado básico de la exégesis midrásica: que toda la Biblia se encuentra interconectada» (1998: 13). El Nuevo Testamento agrega un importante elemento interpretativo: prácticamente todo lo que está presente en la tradición veterotestamentaria apunta a Jesús.

    Tenemos, entonces, que frases, palabras y hasta letras clave, sacadas de sus respectivos contextos textuales e históricos, pueden usarse para producir la exégesis requerida por una circunstancia o contexto diferente. Esa exégesis, muy a menudo, no está libre de una retórica polémica y hasta política. Existe, aun en nuestros días, una tradición de este tipo de retórica, tal como lo ilustra el siguiente ejemplo.

    Polémica política y debate
    Hace algún tiempo, se celebró un debate entre dos candidatos a la presidencia de los Estados Unidos. Una de las diferencias más radicales entre ambos era su posición relacionada con la política fiscal interna. El candidato más joven hizo énfasis de esto en un momento crucial del debate, y señaló que tanto él como sus seguidores estaban totalmente «perplejos» ante la posición de su contrincante en relación con la economía. Agregó, además, que otro político, miembro del mismo partido de su oponente, había calificado la postura de su «correligionario» como «una economía vudú». El candidato de mayor edad esperó con paciencia su turno, y respondió con una sonrisa en los labios: «Que mi contrincante y sus seguidores estén perplejos frente a mi propuesta económica, eso me tiene sin cuidado. Porque ni yo ni mis seguidores estamos perplejos». Al escuchar esto, los seguidores de ese candidato lo vitorearon frenéticamente, mientras que los seguidores del joven candidato quedaron estáticos, mudos y ensombrecidos.

    El candidato de mayor edad recurrió, por así decirlo, a uno de los elementos clave de la metodología midrásica. Para desvirtuar la afirmación de su contrincante, el candidato contraatacó revirtiendo el sentido de la palabra «perplejo» (baffled) que usó el candidato más joven. De ese modo el candidato más viejo cambió el sentido llano que el joven candidato le había dado a la palabra por el significado que realmente intentaba comunicar. El candidato joven intentó usar la palabra baffled en el sentido de «perplejidad» y «desconcierto», pero su oponente le respondió con el sentido de estar «confundido» o «perdido». En el midrás bíblico no se encuentra ningún intento por desvirtuar o negar el sentido del texto original o cualquier otra interpretación deducida del mismo. Su intención es hacerle decir al texto algo totalmente distinto de lo que el texto original quiso comunicar.

    Esta tarea se basa, en parte, en una lógica de fe o de doctrina. Si el lector acepta la verdad subyacente de la re-interpretación midrásica –que el plan económico de un político sea coherente o que Jesús haya nacido de una virgen–, entonces la afirmación resultante (fuera de su contexto original) puede considerarse como totalmente verdadera.

    Para la mayoría de la gente de nuestra época, la metodología midrásica es considerada como una extraña lógica de asociación. Para el lector moderno lo que se hace con el midrás es sacar fuera de contexto palabras y sentidos, y dar un significado equívoco al texto base. Pero como la lógica de la fe a priori considera algo como verdadero, entonces la «prueba» esgrimida por los «malabares midrásicos» se considera, simple y llanamente, como una confirmación de la fe que de suyo reconoce el argumento como veraz. Quizá sorprenda a algunos que mucha gente en pleno siglo XXI use esta misma lógica.

    Paul Ricoeur (1981) señala, en su descripción del acercamiento posmoderno en la literatura, cómo en algunos círculos se aplican ciertos elementos del midrás. Esto ocurre sobre todo cuando la comunicación (especialmente la escrita) pierde su contexto original: «Una característica esencial del trabajo literario, y de todo arte en general, es que trasciende sus propias condiciones de producción psicosocial, y como resultado se abre a toda una variada gama de lecturas. Estas, a al vez, responden a diferentes condiciones socio-culturales. En otras palabras, el texto debe ser capaz, desde un punto de vista sociológico y psicológico, de “descontextualizarse” con el propósito de “recontextualizarse” en una nueva situación, lograda, precisamente, en el acto mismo de la lectura» (139). Ricoeur afirma (a partir del concepto de «distanciación») que los textos pierden sus contextos originales de interpretación en la medida en que cambian las condiciones y, por ende, los mapas mentales: «…cuando ya no es posible identificar el asunto referido como parte de la situación común de los interlocutores» (140).

    Ejemplos

    Actividad midrásica incipiente
    Existen muchos ejemplos de reinterpretación o asociación que no cumplen con los parámetros de lo que hemos definido como midrás. Algunos de esos ejemplos sólo llegan a ser extensiones de algún elemento dentro del texto original (véase el ejemplo sobre David un poco más abajo), otros carecen de la palabra o frase eslogan tan característica de la metodología midrásica, especialmente la rabínica tardía. Sin embargo, a pesar de que muchos ejemplos bíblicos carezcan de las características anteriores, se los considera literatura midrásica porque en ellos están presentes dos elementos imprescindibles: La relevancia incuestionable de las Escrituras y su capacidad de aplicarse una y otra vez a situaciones totalmente nuevas.

    David en los libros de Reyes y Crónicas
    Todo lector atento pronto se dará cuenta de la manera particular con la que el «Cronista» re-escribe el material procedente de Reyes, su fuente principal. Aunque no se le debería llamar midrás, propiamente hablando, este tipo de redirección de un texto original muestra ya de manera incipiente las características de la metodología midrásica.

    La sección más característica y extensa del Cr se dedica a consignar los logros de David, especialmente la regulación del culto del templo… Se omiten la subida de David al poder en lugar de Saúl y la triste historia de la sucesión al trono davídico. En cambio, se introduce la aparición de David… La historia de los sucesores de David se aparta en puntos importantes de la consignada en el relato deuteronomista de Reyes… La obra aparece expurgada de toda alusión que pueda sugerir un triunfo del mal, y se subrayan los episodios edificantes o se insertan tomándolos de cualquier procedencia, se llega incluso a «crear» algunos de estos episodios, como una especie de razonamiento teológico (North, 1971: 174-175).

    ¿Pecado original y muerte heredados?
    La doctrina novotestamentaria (Ro 5.12ss) del pecado original (heredado) fue en sus orígenes una interpretación judía (presente en 4Esd), que después fue abandonada. La noción paralela de la muerte heredada (como castigo a causa del pecado original de Adán y Eva) se mantuvo en el judaísmo. En Génesis 3 se encuentra de manera más clara el tema de la muerte heredada, pero el asunto del pecado original requiere un poco más de lectura entre líneas.

    La serpiente es Satanás
    La asociación de la serpiente de Génesis 3 con Satanás (Ap 12.9; 20.2) era idea común en el judaísmo de la época del Nuevo Testamento (cf. el Apocalipsis de Moisés). En la Biblia Hebrea, la serpiente representa la tentación o el mal, pero nunca es identificada con Satanás.

    La culpable es Eva
    La idea de que Eva es la culpable de la caída no sólo se encuentra en 1 Timoteo 2.13-14, sino en varias fuentes judías de la época. Si bien esta postura puede extrapolarse de los primeros capítulos del libro de Génesis, en la Biblia hebrea no se encuentra nada explícito al respecto. Tanto el hombre como la mujer son considerados culpables, y se les castiga por igual.

    El cielo y el jardín de Edén
    Metáforas del cielo considerado como el Paraíso, incluyendo algunas veces al «árbol de la vida» (eterna), se encuentran en Lucas y Apocalipsis. Lo mismo sucede en varias fuentes judías extrabíblicas. En todas ellas, el Jardín de Edén ha sido preservado en el cielo.

    Midrás en la Biblia

    Palabra y luz
    En la época del Nuevo Testamento, ya existía en el judaísmo una rica tradición de reinterpretación basada en el relato de la creación de Génesis. Los judíos helénicos consideraban que la sabiduría había sido lo primero que Dios creó. Kugel nos ofrece una cita de Filón de Alejandría: «La luz invisible, percibida sólo a través de la mente, fue creada como imagen del Logos divino, quien reveló su creación» (58). Una lectura de los primeros versículos de Juan capítulo 1 dará cuenta tanto del método como de la reinterpretación: En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella (Jn 1.1-5, RVR).

    La sabiduría, relacionada en el judaísmo helénico con la luz (creadora) y el Verbo (creador), en Juan queda asociada con Jesús a partir de las mismas metáforas. Juan, a diferencia de los filósofos helénicos, desarrolla los temas de luz y oscuridad desde una perspectiva moral.

    Pan del cielo en Juan
    En Juan capítulo 6 aparece otra conocida reinterpretación del texto bíblico veterotestamentario en el Nuevo Testamento: Les aseguro que no fue Moisés quien les dio a ustedes el pan del cielo, sino que mi Padre es quien les da el verdadero pan del cielo (v. 32, DHH). Los judíos contemporáneos de Jesús intentaban colocar a Jesús a un nivel de importancia más bajo que el de Moisés.

    Para esos judíos, Moisés había alimentado a sus antepasados con algo más que simple pan, les había dado pan del cielo. Jesús, por su parte afirmaba lo contrario. Debido a que en la expectación mesiánica judía se esperaba otro milagro de alimentación con maná celestial a través de la mediación del Segundo Moisés, decir que Jesús sólo alimentaba con pan terreno (Jn 6.42) era una manera de negar que él fuera el Mesías.

    Jesús, de acuerdo a Juan, contesta con una doble reinterpretación. En primer lugar, reemplaza la idea mesiánica que consideraba a Moisés como el dador del pan celestial, afirmando que Dios es quien lo da. De eso modo, lo que Jesús hace es devolverle su sentido al contexto original tal como aparece en Éxodo 16.4. Sin embargo, Jesús no se detiene aquí, y agrega la segunda interpretación. Si Dios es quien da el pan del cielo, tiene que ser un pan verdadero (espiritual) y no un simple pedazo de sustancia material hecha a base de trigo. La lógica de Jesús es ésta: si el maná como pan del cielo supera al pan terreno, con más razón el pan espiritual del cielo (la vida y obra de Jesús) supera a ambos.

    Job revoca la creación
    Job 3.3-4 (RVR) registra estas famosas palabras de Job:

    Perezca el día en que yo nací,
    Y la noche en que se dijo: Varón es concebido.
    Sea aquel día sombrío,
    Y no cuide de él Dios desde arriba,
    Ni claridad sobre él resplandezca.

    A través de una clara inversión de las palabras de Génesis 1.3, ¡Que haya luz!, el autor de Job echa mano de la metodología midrásica. Cuando Job habla del día y noche (un merismo) de su nacimiento, lo que realmente «quisiera [es] que Dios los borrase del calendario, que los «descrease» (4a dice literalmente «aquel día: haya tiniebla», invirtiendo el «haya luz» de Gn 1,3). (MacKenzie, 1971: 459).

    La «virgen» en Isaías 7.14 y el Nuevo Testamento
    En Mateo 1.23 (RVR) se encuentra uno de los ejemplos más controversiales de midrás:

    He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo,
    Y llamarás su nombre Emmanuel, que traducido es: Dios con nosotros.

    Ésta es, sin duda, una cita de Isaías 7.14 (NVI):

    La joven concebirá y dará a luz un hijo, y lo llamará Emanuel.

    Aunque el sentido de «virgen» puede inferirse de la palabra hebrea almah, el contexto del pasaje de Isaías se inclina más por el significado de «joven». En la cita de Mateo, el texto que parece estar detrás es el de los LXX, una traducción griega del texto hebreo. De ese modo, el autor de Mateo puede usar la palabra «virgen» que apoya se argumentación teológica. No debemos obviar el hecho de que el autor de Mateo conocía el texto hebreo, pero al optar por la versión griega no consideró que estaba haciendo una cita equivocada del texto original, ni que estaba usando de manera errónea la tradición. El autor de Mateo echa mano de la «lógica de la fe» y de la exégesis midrásica, para ofrecerle a sus lectores lo que cree que es la verdad, es decir, que Jesús nació de una virgen y que la tradición sagrada sustenta esa verdad (en este caso a través de la traducción griega del texto hebreo). Lo que al lector moderno podría parecerle una clara manipulación del texto, para los antiguos retóricos y sus audiencias era sencillamente una argumentación muy efectiva.

    El joven desnudo del Evangelio de Marcos
    En la escena de la negación de Jesús, el autor de Marcos registra lo siguiente:

    Pero un joven lo seguía, cubierto sólo con una sábana. A éste lo agarraron, pero él soltó la sábana y escapó desnudo (Mc 14.51-52, DHH).

    Algunos biblistas consideran que esta cita es una especie de «firma» de Juan Marcos (cf. Hch 12.12), considerado tradicionalmente como al autor del evangelio, para hacer de conocimiento público un evento personal que de otro modo sólo sería conocido por él.

    Sin embargo, existe otra posibilidad más en la línea midrásica. En Amós 2.16 (RVR) encontramos el texto siguiente: El esforzado de entre los valientes huirá desnudo aquel día, dice Jehová. La palabra que aquí se traduce como «valiente», comúnmente se entiende como «joven» en el sentido de hombre joven, viril y físicamente capacitado para la lucha, un héroe en potencia. En el contexto original de Amós, los jóvenes varones que huyen desnudos, arrojan sus armaduras en la gran guerra escatológica.

    En efecto, las palabras «desnudo» y «joven/valiente» apuntan a la posibilidad de tener en Marcos un midrás. Considerado así, lo que el autor de Marcos intenta hacer es dar una afirmación teológica. Para él, aquel «día», profetizado por Amós, por fin ha llegado, y si se requiriera una prueba, aquí está uno de los jóvenes valientes huyendo desnudo de la batalla escatológica.

    La «simiente» de Gálatas 3.16
    En este texto de Pablo encontramos un tipo de retórica midrásica: Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si se hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo (RVR). El argumento de Pablo es puramente gramatical. Si la palabra simiente está en singular (en griego, hebreo y español), como consecuencia, ella sólo puede referirse a un individuo. Pablo aquí se aparta del grueso de sus contemporáneos que hasta ese momento consideraban que la palabra abarcaba a todos los descendientes de Abraham. Es decir, para el resto de los judíos la palabra simiente era considerada como un colectivo singular que debía entenderse como plural semántico. De ese modo, el singular era realmente un plural: descendientes; y quienes lo consideraban así, estaban en lo cierto. Pablo, por su parte, aprovecha un elemento gramatical, y lo usa para apoyar una creencia que tanto él como sus seguidores ya aceptaban como verdadera: que Jesús es el Mesías, el portador de las promesas hechas a Abraham.

    Bien sabía Pablo que estaba haciendo un juego retórico de palabras. Por eso, poco después dice: Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa (Gl 3.29, RVR). Al decir esto, Pablo sabe ciertamente que «simiente» puede considerarse como un singular colectivo; es decir, un plural semántico. Lo que significa que Pablo, como todo buen exegeta midrásico, puede «andar» por varios caminos.

    El Moisés de Jesús y la zarza ardiente
    En Lucas 20.37 (RVR, cf. Mc 12.27; Mt 22.32), Jesús se dirige a los saduceos para responderles la pregunta capciosa que le hicieron acerca de la resurrección de los muertos: Pero en cuanto a que los muertos han de resucitar, aun Moisés lo enseñó en el pasaje de la zarza, cuando llama al Señor, Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob. Porque Dios no es Dios de muertos, sino de vivos, pues para él todos viven.

    Para poder explicar en detalle lo que Jesús quiso decir, necesitamos definir el sentido de la preposición «de» en la frase Señor, Dios de Abraham… En el contexto original de la Biblia Hebrea, el sentido, simple y llano, era: el Dios que Abraham, Isaac y Jacob adoraban en vida. A ese sentido básico, Jesús añade otra idea a la que sus enemigos ten-drían que reconocer como válida: Dios es Dios de los vivos y no de los muertos. En conclusión, los patriarcas estaban (o estarán) vivos (es decir, resucitados) y, como consecuencia, el «de» en la frase Señor, Dios de Abraham… debe entenderse así: El Dios a quien Abraham, Isaac y Jacob adoraban en ese mismo momento (o adorarán en el futuro).

    No hay lugar a dudas de que ésta es la idea clara para Jesús. A él no le preocupaba en lo más mínimo que ese sentido no haya sido tan claro y obvio en el texto original. Jesús creía que los patriarcas habían resucitado o que lo harían en el futuro, y que el texto que usó para reforzar su argumento podía forzarse para decir exactamente la idea que tenía en mente. A los oídos de los contendientes de Jesús, la respuesta no sonó descabellada. Lo sabemos por la respuesta que dieron: Bien dicho, Maestro (Lc 20.39, DHH).

    A los pobres, siempre los tendréis
    Marcos 14.7 (cf. Mt 26.11; Jn 12.8) transcribe la respuesta que Jesús les dio a quienes consideraron un desperdicio de dinero la acción de la mujer que perfumó la cabeza de Jesús. Para aquellos, lo mejor habría sido vender el perfume y con la ganancia ayudar a los pobres. Jesús les responde así:

    Siempre tendréis a los pobres con vosotros, y cuando queráis les podréis hacer bien; pero a mí no siempre me tendréis (RVR).

    Muchos han usado este texto, especialmente en las versiones de Mateo y de Juan –que por cierto no tienen la parte que dice: y cuando lo queráis les podréis hacer bien–, como argumento para no ayudar a los pobres. En su mente el sentido del texto es el siguiente: Los pobres nunca dejarán de ser pobres, porque al recibir el dinero que se les ofrece, lo derrocharán y seguirán siendo pobres por siempre. Una lectura cuidadosa del texto y de su contexto revelará que ésa no fue la intención de Jesús. El gran maestro de Galilea echa mano de la tradición y la cambia para apoyar la idea que tiene en mente. Jesús se refiere a Deuteronomio 15.11 (RVR):

    Porque no faltarán menesterosos en medio de la tierra; por eso yo te mando, diciendo: Abrirás tu mano a tu hermano, al pobre y al menesteroso en tu tierra.

    El equivalente de las palabras de Jesús –Siempre tendréis a los pobres con vosotros– se encuentra en la oración: Porque no faltarán menesterosos en medio de la tierra. Sin embargo, la idea comunicada por ambas versiones del texto queda transformada por un nuevo significado. Jesús no niega el sentido de Deuteronomio respecto del ser generosos con los pobres, pero permite que ese mandamiento quede suspendido por un periodo de tiempo, para demostrar el valor que tiene el acto de la mujer, porque a diferencia de los pobres, los discípulos no siempre tendrían a Jesús.

    El énfasis que el Nuevo Testamento quiere hacer es el siguiente: Jesús es tan supremamente importante que hasta un mandamiento tan trascendental como el de ser generosos con los pobres puede ser temporalmente suspendido.

    Solamente lo sabe el Padre
    En Marcos 13.32 (DHH), Jesús declara: … Solamente lo sabe el Padre, refiriéndose al día y hora escatológicos; es decir, el día del juicio. Esta idea no es, por cierto, un invento de Jesús. Tiene su base en un midrás de Zacarías 14.7 (RVR) que reza así: Será un día, el cual es conocido de Jehová. El sentido del texto es el siguiente: vendrá un día, un día que el Señor conoce. El texto de Zacarías no tiene el adverbio «solamente»; es decir, no comunica primeramente que sólo Dios sabe cuándo sucederá, aunque en el texto hebreo quede inferido. Quizá eso explique por qué los judíos de la época de Jesús supusieran que el Mesías también sabría ese «cuando» del día del Señor.

    Con su respuesta, Jesús quiere dejar en claro que él no sólo no sabe cuándo vendrá ese día, sino que la gente no debería creer que él lo sabría. El midrás de Jesús hace un cambio sintáctico del texto hebreo que es inusual, aunque no imposible. Jesús considera que el «un» de la primera cláusula en el texto hebreo, pertenece realmente a la segunda. De este modo, su cita del texto de Zacarías viene a ser: «Será ese día, que solamente es conocido por el Señor» (Doeve: 152).

    Conclusión

    Existen muchos ejemplos de midrás dentro de la Biblia. Algunos de ellos son muy complejos, y algunos han sido presentados por el autor de este ensayo en Bascom, 2004: 83-103. A medida que el lector se familiarice con el estilo midrás así como con sus fuentes, le será fácil encontrar en la Biblia este método exegético. La práctica midrás fue una manera de repensar la tradición religiosa y nacional que antecedió a la los intérpretes judíos, a la vez que fue una manera de honrarla y de darle nueva vida.

    Los escritores de la antigüedad honraron a sus predecesores haciendo uso de métodos exegéticos que a la mayoría de nosotros resultan extraños y hasta deshonestos. Por tanto, es probable que Moisés no haya escrito todas les leyes del Pentateuco, o que David no sea el autor de todos los Salmos, o que Salomón no lo sea de todos los Proverbios. Sin embargo, en las Escrituras un buen número de veces ellos aparecen como autores de todos los escritos que se les atribuyen, con el simple propósito de mostrar su gran aprecio por ellos y el especial honor que ellos se merecen.

    Los lectores modernos, sin duda, se sienten desconcertados por la gran libertad que el midrás se toma al releer el texto bíblico del Antiguo Testamento. No cabe duda de que esa exégesis no tiene nada que ver con la manera en la que hoy se citan los escritos de otros autores. Sin embargo, en los tiempos bíblicos los lectores y oyentes conocían muy bien las fuentes y consideraron de gran valor las reinterpretaciones retóricas que se les practicaron.

    La tarea del estudiante moderno es la de entender esa metodología antigua y, aunque no pueda emularla para aplicarla en el contexto moderno, reconocer su valor y propósito en el contexto para el cual fue dirigida.
    _________________________________
    Bibliografía
    Bascom, Robert. 2004. “Preparar el camino—Midrás en la Biblia”, en «Enseñaba por parábolas…»: Estudio del género «parábola» en la Biblia, editado por Edesio Sánchez (Miami: SBU).

    Bascom, Robert. “Text and Context: The Use of the Old Testament in Mark’s Gospel” (monografía no publicada).

    Bascom, Robert. 1985. “The Targums: Ancient Reader’s Helps?” in The Bible Translator, Vol. 36 No. 3 July, pp. 301-316.

    Doeve, J.W. 1954. Jewish Hermeneutics in the Synoptic Gospels and Acts, (Assen: Van Goreum).

    North, Robert, S.J. 1971. “El Cronista: 1-2 Crónicas, Esdras, Nehemías” en Brown, R. E., Fitzmyer, J. A., & Murphy, R. E. Comentario Bíblico «San Jerónimo»-II (Madrid. Ediciones Cristiandad).

    R. A. F. MacKenzie, S.J. 1971. “Job” en Brown, R. E., Fitzmyer, J. A., & Murphy, R. E. Comentario Bíblico «San Jerónimo»-II (Madrid: Ediciones Cristiandad.

    Michael Fishbane. 1998. The Exegetical Imagination (Cambridge: Harvard University Press).

    Fraade, Steven D. 1991. From tradition to commentary: Torah and its interpretation in the Midrash Sifre to Deuteronomy (Albany: State University of New York Press).

    James Kugel. 1997. The Bible As It Was (Cambridge, Mass. Harvard University Press).

    Porton, Gary G. Midrash, in ABD (versión electrónica de Logos).

    Paul Ricoeur. 1981. Hermeneutics and the Human Sciences. Ed. & trans. by John B. Thompson (Cambridge: Cambridge University Press).

    Strack, Hermann L – Stemberger, Günter. 1996. Introducción a la literatura talmúdica y midrásica. Traducido del alemán (1982) por Miguel Fernández (Estella: Editorial Verbo Divino). 492 pp.

    http://labibliaweb.com/labam/1088/detail

    © La Biblia en las Américas, Volumen 61 / Número 283 / No. 6 del 2006

    Representantes de iglesias salvadoreñas transcriben la Biblia

    Representantes de iglesias salvadoreñas transcriben la Biblia

    EL SALVADOR – Representantes de diferentes expresiones religiosas participaron en el proyecto denominado “Los pueblos del mundo escriben la Biblia”.

    El proyecto, que incluye la participación de representantes y fieles de las diferentes religiones que se practican en El Salvador y en el resto del mundo, consiste en que transcriban versículos de la Biblia con su puño y letra.

    Miembros del movimiento Religiones por la Paz de El Salvador, se dieron cita en la Iglesia San Juan Evangelista para participar en la transcripción de los versículos bíblicos.

    La idea del proyecto es la de conseguir que las personas alrededor del mundo, sin importar su denominación religiosa escriban manualmente los versículos de la Biblia y, al estar finalizada, los manuscritos serán enviados a la Casa Mundial de la Biblia, ubicada en el Valle de la Biblia, Israel, donde serán exhibidos.

    Las personas que participen transcribiendo los pasajes de la Biblia recibirán un diploma de participación y deberán llenar una ficha con sus datos personales, los cuales también servirán para registro.

    La Biblia es el libro sagrado que ha sido traducido a más de 2 mil 35 idiomas y lenguas, y es el más leído en todo el mundo.

    Al evento asistió el Embajador de Israel acreditado en El Salvador, Mattanya Cohen, y el creador del proyecto Amos Rolnik; así como Monseñor Ricardo Urioste, quien representó a la Iglesia Católica; el rabino Pablo Berman; Claudio Kahn, miembro de la comunidad judía, y el obispo de la Iglesia Episcopal en El Salvador, Martín Barahona, quien también es miembro del movimiento Religiones por la Paz.

    Para los representantes de las diferentes religiones, la importancia de ésta actividad es la convergencia y la libertad de culto, así como la reafirmación de la fe en la palabra de Dios, por parte de todas las religiones.

    La actividad se realizó en el marco de la celebración del 60 aniversario de la fundación del Estado de Israel. [Tomado de Diario Co Latino, El Salvador]

    http://labibliaweb.com/

    El Cosmos

    Acá podemos observar un video sobre el cosmos. Lamentablemente, Carl Sagan, el expositor en este video, «era considerado como un ateo o agnóstico. También era un conocido escéptico con un fuerte posicionamiento en contra de las seudo ciencias y las religiones en general.[1]

    No puedes convencer a un creyente de nada porque sus creencias no están basadas en evidencia, están basadas en una enraizada necesidad de creer.»

    Reflexión sobre el video observado:

    Entiendo que Carl Sagan se equivoca al decir hipotéticamente, que el Universo existió siempre. Solo Dios ha existido siempre. El Universo tuvo un principio. Lo dice la Biblia

    Génesis 1:1

    En el principio creó Dios los cielos y la Tierra.

    Génesis 1:2

    Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas
    estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se
    movía sobre la faz de las aguas.

    Y la razón de que Dios creó todas las cosas es para ser glorificado.

    El Dios comunicador

    Uno de los puntos de partida de la fe cristiana es el hecho de que Dios se ha comunicado con la humanidad. El primer personaje que habla en la Biblia es Dios, cuando dijo: “Sea la luz” (Gn. 1:3). También el primer personaje que habla con los seres humanos es Dios, y el contenido de la primera comunicación es una bendición (Gn. 1:28). Después del pecado humano, es Dios quien toma la iniciativa para restaurar la comunión con sus criaturas (Gn. 3:8-9).

    De ahí en adelante, el Señor se comunicó “muchas veces y de muchas maneras” por medio de sus siervos los profetas para revelar su voluntad, hasta culminar con la máxima revelación en su Hijo (Heb. 1:1; Jn. 1:18). Leer mas sobre El Dios comunicador, en Análisis teológico de la cosmovisión reflejada en los medios de comunicación

    Árbol. Copyrighted.

    En el principio Dios creó el Cielo y la tierra. Y la tierra no tenía forma. Estaba vacía, cubierta de oscuridad y de agua. Entonces el Espíritu de Dios se movía sobre las aguas y dijo Dios, “Sea la luz: y fue la luz. Y vio Dios que la luz era buena: y apartó Dios la luz de las tinieblas.

    Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche: y fue la tarde y la mañana el primer día.

    Dios creó la Tierra. Copyrighted.

    Y dijo Dios: “Haya expansión de aire en medio de las aguas, y separe a las aguas de abajo de las aguas de arriba.”

    Y llamó Dios a la expansión “Cielos.” Y fue la tarde y la mañana el día segundo.

    Y dijo Dios: “Júntense las aguas que están debajo de los cielos en un lugar, y descúbrase la tierra seca:” y fue así.

    Y llamó Dios al suelo seco Tierra; y a la reunión de las aguas llamó Mares: y vio Dios que era bueno. Y dijo Dios: “Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semílla; árbol de fruto que dé fruto según su género,” y fue así. Y vió Dios que era bueno. Y fue la tarde y la mañana el día tercero.

    Sol y luna. Copyrighted.

    Entonces dijo Dios: “Que haya lumbreras en los cielos.” Y que sean para señales y para estaciones, y para días y años.” Dios hizo dos lumbreras: el sol para que alumbre en el día, y la luna para que alumbre en la noche. Él hizo también las estrellas.

    Y las estableció todas en los cielos, para alumbrar sobre la tierra, y vio Dios que era bueno. Y fue la tarde y la mañana el día cuarto.

    Peces y pájaros. Copyrighted.

    Y dijo Dios: “Produzcan las aguas criaturas vivientes, y aves que vuelen sobre la tierra.” Y creó Dios grandes ballenas y todos los seres que viven en el agua, y toda ave alada-todos produjeron según su género y especie. Y vio Dios que era bueno. Y Dios los bendijo diciendo: “Reprodúzcanse y multiplíquense.” Y fue la tarde y la mañana el día quinto.

    Entonces dijo Dios: “Produzca la tierra seres vivientes.” E hizo Dios animales de la tierra, el ganado, y todo animal que anda arrastrándose sobre la tierra–todos reproduciéndose según su especie y vio Dios que era bueno.

    La creación de Dios

    Y dijo Dios: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza.” Y formó Jehová Dios al hombre del polvo de la tierra, Y alentó en su nariz el aliento de vida; y el hombre se convirtió en un alma viviente.

    Y creó Dios al hombre en su imagen, a imagen de Dios los creó; y los creó varón y hembra. Dios nombró al primer hombre Adán; y después Adán llamó el nombre de su mujer, Eva.

    Garden of Eden. Copyrighted.
    Y creó Dios al hombre en su imagen, a imagen de Dios los creó; y los creó varón y hembra. Dios nombró al primer hombre Adán; y después Adán llamó el nombre de su mujer, Eva.

    Y dijo Dios: “El hombre dejará a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer: y los dos serán una sola carne. Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban.”

    Y vio Dios todo lo que El había hecho, y todo era muy bueno. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.

    Y fueron acabados los cielos y la tierra. Y acabó Dios en el día séptimo su obra. Y bendijo Dios al día séptimo y lo santificó. Y había Jehová Dios plantado un huerto en Edén. El hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista y bueno para comer.

    Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos. La tierra esta llena de la gloria de Dios” (Salmo 19:1). El Salmista descubrió eso y declaró: “!Oh Jehová, Señor nuestro, Cuán glorioso es tu nombre en toda la tierra! Has puesto tu gloria sobre los cielos” (Salmo 8:1).

    Dios es soberano sobre su creación. Refleja su gloria porque es su obra. Está perfectamente bajo su control. Ninguna “gran explosión” podía producir tan magnífica pieza de relojería como es nuestro universo. Todos los universos y galaxias que los científicos han descubierto acentúan grandemente la gloria de Dios. Un numero creciente de científicos están prefiriendo optar por el “diseño” inteligente de los sistemas biológicos. Hay un gran diseñador principal detrás de este inmenso mar de universos. El diseño inteligente está llegando a ser cada vez más evidente al científico experto.

    La gloria de Dios es magnificada en su creación. La exaltada posición del hombre es el centro del universo entero. La maravilla de maravillas es el hecho que Dios puede tomar en una mano a la Vía Láctea y además tomar interés infinito en mí.

    El Salmista nos dice en el verso dos que los caminos de Dios no son nuestros caminos. El hombre moderno le da importancia a la belleza, al intelecto, a la abundancia, la herencia de la familia y la posición. En contraste, Dios acentúa lo débil y absurdo en los ojos del mundo. En la humildad y la inocencia de un niño, él ha establecido la fuerza. Salmo 8:2 dice, “De la boca de los niños y de los que maman, fundaste la fortaleza, A causa de tus enemigos, Para hacer callar al enemigo y al vengativo.”

    Dios puede revelarse de tantas maravillosas maneras que los niños lo entienden. Dios es tan seguro en su honor y majestad que él puede dejar la defensa de su nombre en los bebés. Los justos y las mentes imparciales reconocen a Dios sin ninguna dificultad. Lo que había impresionado al Salmista era el hecho de que la gloria trascendente de Dios se podía entender y expresar por un niño. Su grandeza que esta sobre todos los cielos se puede comprender y apreciar por un niño.

    La alabanza de pequeños niños es una sinfonía en los oídos de Dios. Jesús cuidaba a los pequeños niños (Marcos 10:16; Mateo 18:2-10). Mateo 18:3 y dijo: “De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.”

    Lo qué el salmista enseña es confirmado por un incidente del nuevo testamento. En Mateo 21:14-16 el señor Jesús cita las palabras de este salmo. Esto no era un coro de los niños, entrenado por los líderes del templo. Esto era una banda de niños ordinarios en las calles de Jerusalén que estaban allí mientras Jesús curaba a un ciego y un cojo. ¡Sin embargo, cuando estos niños vieron estas cosas maravillosas comenzaron a gritar: “Mateo 21:14 dice, “! Hosanna al Hijo de David! se indignaron,” y le dijeron: “¿Oyes lo que éstos dicen? Y Jesús les dijo: Sí; ¿nunca leísteis: De la boca de los niños y de los que maman Perfeccionaste la alabanza?”

    Los escribanos y los principales sacerdotes estaban indignados. Pensaron que Jesús pretendía silenciar a estos niños. En cambio, él dijo, “son los que han escogido la verdad. Son los que comprenden. Entienden que aquí se está manifestando el poder curativo de Dios. Ésta es la predicción de David en el octavo salmo que la simplicidad maravillosa de Dios se puede transportar a un niño mucho más fácilmente que a un adulto.”

    Jesús dijo en otra ocasión, ” En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños” (Mateo 11:25 ).

    Aunque el universo es una obra maravillosa de Dios, el hombre es la expresión más grande del pensamiento de Dios. Cuánto mayor es él que las estrellas. “Esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán!”
    (II Pedro 3:12). Vemos no sólo la gloria de Dios en su obra creativa, sino que también la vemos en la forma más alta de su creación. Vemos la gloria de Dios en la creación del hombre.

    El salmista escribe: Salmo 8:3-4, “Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, La luna y las estrellas que tú formaste, Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites?”

    Algunos han agregado, “Si Dios que cuida así a las estrellas, no tendrá él mucho más cuidado para nuestras almas?” Nos recuerda las palabras Jesús diciendo a sus discípulos: ” Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?” (Mateo 6:26).

    El Catecismo Westminster nos recuerda: “el principal destino del hombre es glorificar a Dios y gozar de él para siempre.” Dios esta contento de haber hecho al hombre Dios creó todas las cosas para su gloria. Dios tiene así establecido que el hombre este en una posición y una dignidad en segundo lugar después de la divina triunidad. Él creó a hombre para un propósito divino.

    “¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria?” (Salmo 8:4a). La palabra para el hombreEnosh, hombre frágil, hombre mortal, y hombre débil. Describe al hombre de su impotencia, fragilidad, de la mortalidad, y de la inhabilidad de satisfacer el propósito de Dios debido al pecado. Todavía, él sigue siendo la corona de la creación. Dios hizo al hombre, no se hizo el hombre a si mismo. Llevamos sobre nosotros las huellas digitales del infinito. El hombre no es el juguete del universo. Dudo que el hombre pueda alcanzar tales alturas y profundidades, majestad y significado, ángel y diablo, deidad y polvo, honrado y horrible, fiel e insensato. aquí es

    “Y el hijo del hombre, para que cuides de él?” (v. 4b). La palabra del hombre aquí es Ben Adán. Dios visita al “hijo del hombre.” Él es el objeto especial del amor de Dios. El hombre en pecado y vergüenza no puede visitar a Dios. Sin embargo, Dios en su misericordia eligió visitar al hombre. Juan 1:14, “Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad” (Juan 1:14). El “verbo” no era otra cosa que la segunda persona de la trinidad: Jesucristo. Él eligió redimirnos. “Pero vemos a aquel que fue hecho un poco menor que los ángeles, a Jesús, coronado de gloria y de honra, a causa del padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos (Hebreos 2:9).

    El amor de Dios ha venido a este hombre frágil que ha venido a ser la gloria de Dios. Esa condescendencia se ve en el hijo de Dios (cf. Juan 3:16). El apóstol Pablo escribió: “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:8).

    El verso cinco poderosamente declara: “! Le has hecho poco menor que los ángeles, Y lo coronaste de gloria y de honra.”

    Dios hizo al hombre un poco menor que Dios (8:5). Algunos quizás están atónitos por esa traducción, porque la versión King James dice, “un poco más bajo que los ángeles.” Sin embargo, en la Septuaginta, la traducción griega del viejo testamento, utilizó la frase “los ángeles.” El hebreo dice realmente “poco menos que Elohim,” es decir, un poco menos que Dios. “Pues lo hiciste poco menos que un dios y lo coronaste de gloria y de honra”:

    No hay lugar en el viejo testamento en donde Elohim signifique ángeles. La Septuaginta LXX lo ha pasado al nuevo testamento en Hebreos 2:7. Génesis 1:26, El hombre fue creado en la imagen de Dios, no de ángeles.

    Lo qué esta incluido en esta notable expresión es la revelación del propósito de Dios para el hombre. Según la Biblia, los ángeles fueron creados como espíritus para ministrar, pero creo al hombre en la imagen de Dios. No estamos diciendo que los ángeles fueron creados en la imagen de Dios.

    El Salmista está pensando obviamente en el primer hombre, el primer Adán antes de la caída. Él se está refiriendo a la poderosa plenitud y reflexión de la majestad del creador, que había modelado a hombre según El. Hebreos 2:7, 9 nos ayuda a entender la interpretación correcta de estas palabras del Salmista.

    Muchos viejos eruditos evangélicos conservadores del testamento han enfatizado eso, elohim debe ser traducido en su significado llano, simple, y regular como “dios”, y pretender interpretar “ángeles” como substitución para “dios” es una traducción demasiado pobre.

    El Primer Adán

    La mas completa realización de la dignidad y excelencia del hombre encuentra su cumplimiento únicamente en la persona de Jesucristo. Que el hombre original era sin pecado es un presagio claro de Cristo (I Corintios 15:45-46). La prefigura del “primer Adán” viene a ser vital en la vida del “Postrer Adán.” Las notas de H. C. Leupold, sobre este tema dicen que “el carácter y la esencia verdadera del primer Adán se manifiestan con más eficacia en la vida de Jesucristo. Por lo tanto, si la dignidad verdadera del primer Adán se dispone fuertemente, la descripción entera encuentra obviamente su realización más completa en Jesucristo “(Salmos, p. 101). Adán prefigura a Jesucristo como tipo. Él es un presagio claro de todas las excelencias de Jesucristo. Lo que se ha dicho de Adán puede aplicarse para Cristo, pero de una manera más perfecta. La gloria de Dios se revela perfectamente en la dignidad del hijo del hombre.

    Si usted ve a Adán solamente como un mono glorificado, usted nunca verá la belleza de la obra de Dios. El “primer Adán” prefigura el “Postrer Adán.” El primer Adán prefigura lo qué Cristo es . Lo qué se ve en el primer Adán se perfecciona en el postrer Adán. Cada vez que leo las maravillas de los evangelios manifestarse tan perfectamente la imagen y la gloria de Dios.

    El nuevo testamento ofrece más de cincuenta diversos títulos que la gente le dio a Jesús. Sin embargo, hay un título que nadie le dio, de ser el hijo del hombre. Él solo se llamaba por ese título. Nadie más. Él es un hijo, por excelencia. Él hace lo que lo hace el padre. Él crea una nueva humanidad, y un nuevo cielo y una tierra nueva.

    Dios puso en el centro del Jardín dos árboles: El árbol de la Vida y el Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal.

    Y Jehová Dios puso al hombre en el huerto de Edén para que lo labrara y lo cuidara.

    Y mandó Jehová Dios al hombre: “De todo árbol del huerto comerás; pero del Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal no comerás.

    Tree of Life. Copyrighted.

    Tú nunca comerás de ese árbol; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.” Mostró Dios su amor para Adán y Eva, dándoles todo lo que necesitaban, y aun más, para que disfrutaran de la vida plenamente.

    Él les dio también la habilidad de tomar decisiones. Y le dio a estos antepasados de la Humanidad la oportunidad de usar correctamente esta habilidad. Dios deseaba que Adán y Eva le demostrarán respeto, obedeciendo su único mandato, de que únicamente no comerán del árbol prohibido. Todas las demás cosas eran para que las disfrutaran.

    Árbol. Copyrighted.

    Para vivir en paz y ser felices en su hermoso jardín, Adán y Eva sólo necesitaban confiar en la sabiduría de Dios y respetar Su autoridad sobre ellos. Ellos deberían estar agradecidos por la vida y felices en su libertad, pero la libertad de hacer decisiones no trae felicidad si se toman malas decisiones.

    Mucho antes que Dios creara los humanos, Él creo a los ángeles y les dio la libertad de elegir. Dios deseaba ser honrado, por los ángeles que habitan la regíon de los espíritus y también por la humanidad.

    Satan. Copyrighted.

    La mayoría de los ángeles eligieron obedecer a Dios, y aun ahora estos ángeles adoran al Señor y cumplen Sus órdenes ayudando a los hombres en muchas formas. Pero otros ángeles eligieron mal, rechazaron el amor de Dios, eligieron a Lucifer, el más hermoso de los ángeles, como líder. Por su arrogancia y orgullo Lucifer perdió su posición ante el trono de Dios.

    Lucifer cayó del cielo por su rebelión, porque él retó a Dios, diciendo en su corazón, “Yo elevaré mi trono por encima de las estrellas de Dios: Yo seré como el Dios Altísimo.”

    Lucifer, conocido también en La Biblia como el Diablo o Satanás, desea la adoración que sólo pertenece a Dios. Satanás engaña a la humanidad para recibir adoración, aun disfrazándose como un hermoso ángel de luz, pero sus mentiras y falsas religiones causan dolor, sufrimiento y destrucción.

    Por eso Dios sentenció a Lucifer diciendo, “Tú serás arrojado al Infierno, hasta el fondo del Abismo.” [2]

    Notas:

    [1] Cita de Pale Blue Dot, capítulo 4 y The Demon Haunted World, capítulos 1-2-7-8-12-15. en “Carl Sagan

    ———————————————-

    · Leer mas sobre Carl Sagan

    · Leer LA GLORIA DE DIOS REVELADA EN EL HIJO DEL HOMBRE

    Los Testigos de Jehová y como contestarles con la Biblia (I)

    Los Testigos de Jehová y como contestarles con la Biblia (I)

    Descargar (Los testigos de jehová y como contestarles con la Biblia.pdf)

    Hola:

    Dios te bendiga. Gracias por interesarte en este estudio. Deseo sinceramente que lo halles de utilidad y de bendición para tu vida espiritual y que puedas hallar las respuestas que estás buscando.

    Esta es la primer nota de una serie de 3 artículos sobre Los Testigos de Jehová y como contestarles con la Biblia . Al final de cada artículo hallarás los enlaces que te indican como continuar.

    Gracias nuevamente por interesarte.

    Paulo Arieu

    Sus ataques contra la divinidad de Jesucristo:

    A. Los TT.JJ. dicen que Jesús no era Dios, sino tan sólo un hombre; por tanto…

    Pueden preguntar, “Si Jesús era Dios, entonces…

    ¿Por qué le oró al Padre? (Juan 17).

    a. Porque en cuanto hombre El necesitaba orarle al Padre.

    b. Porque El era tanto Dios como hombre (Col. 2:9; Juan 8:58 con Ex. 3:14).

    Recuerde que Jesús tiene dos naturalezas. A esto se le denomina unión hipostática (P. 57,14). Las dos naturalezas de Cristo explican por qué tenemos dos tipos de Escrituras concernientes a Jesús: aquéllas que parecen concentrarse en Su lado divino, y aquellas que parecen concentrarse en Su lado humano. Los TT.JJ. simplemente están ignorando o modificando las Escrituras que se refieren a Su divinidad y se concentran en las que describen Su lado humano.

    c. ¿Estaba Jesús orándose a Sí mismo?

    Jesús no es la misma persona que el Padre. El le estaba orando al Padre.

    ¿Por qué dijo que el Padre era mayor que El? (Juan 14:28)?

    Esto es debido a que Su posición era diferente de la de Dios, no así Su naturaleza. En Heb. 2:9 se nos dice que Jesús fue hecho menor que los ángeles, por un breve lapso, es decir; cuando El se hizo hombre. El Padre envió al Hijo (I Jn. 4:10).

    Aunque lo niegan, la riqueza de la Sociedad Watchtower es inmensa, y actualmente operan en 232 países

    Siga la serie “Los Testigos de Jehová y como contestarles con la Biblia”

    Historia del Origen de los Libros del Antiguo Testamento

    Historia del Origen de los Libros del Antiguo Testamento

    «No inmediatamente, los libros sagrados aparecieron en su actual plenitud. El tiempo desde Moisés (1550 a J. C.) hasta Samuel (1050 a J.C.) se puede llamar el primer período de la formación de las Sagradas Escrituras.

    El Teoinspirado Moisés, que anotó sus revelaciones, leyes y descripciones dio la siguiente orden a los levitas que llevaban el Arca de la Alianza del Señor: “tomen este libro de la ley y colóquenlo a la derecha del Arca de la Alianza del Señor Dios nuestro”(Deuteronomio 31:26).

    Los escritores sagrados subsiguientes continuaban agregando sus obras a los 5 libros de Moisés con la orden de guardarlos junto con aquellos, como un solo libro. Así, leemos sobre Josué Navin que el “escribió palabras de él, en el libro de Dios” o sea en el libro de Moisés (Josué 24:26).

    Así mismo, se dice de Samuel, profeta y Juez, quien vivió al principio del período de Reyes, que él explicó al pueblo los derechos del reino e inscribió en el libro (aparentemente conocido para todos y previamente existente) y lo colocó delante del Señor” o sea al lado del Arca de la Alianza del Señor, donde estaban los libros de Moisés (1 Reinos 10:25).

    Durante el tiempo desde Samuel hasta la esclavitud babilónica (589 a J. C.). los colectores y guardianes de los libros del A.T., eran los ancianos y profetas del pueblo hebreo. Sobre estos últimos, como principales autores de la escritura hebrea, a menudo se menciona en los libros de Paralipomenon.

    Hay que recordar aquí el testimonio extraordinario del historiador hebreo José Flavio. El menciona la costumbre de los antiguos hebreos de revisar los textos existentes de las Sagradas Escrituras después de situaciones conflictivas como por ejemplo guerras prolongadas.

    Se trataba como una nueva edición de Sagradas Escrituras – edición permitida solamente a los hombres Teo-inspirados – o profetas, que recordaban los hechos o acontecimientos muy antiguos y escribían la historia de su pueblo con máxima exactitud.

    Es digna de mencionar una antigua tradición hebrea sobre el piadoso rey Exekia (710 a J. C.), que junto con ancianos escogidos edito los libros de Isaías, Parábola de Solomon, Cantar de los Cantares y Eclesiastés.

    El tiempo desde la esclavitud Babilónica hasta la época de la Gran Sinagoga, en el reinado de Esdras y Nehemías (400 a J.C.), es el periodo de la culminación definitiva de la escritura de los libros Sagrados del A.T. (el canono).

    El trabajo principal en esta obra pertenece al sacerdote (Esd. 7:12) con la colaboración del sabio Nehemías, quien formó una amplia biblioteca y recogió los relatos sobre los reyes, profetas y David, y las cartas de los reyes sobre los sagrados aportes (2 Marco 2:13).

    Esdras revisó cuidadosamente y editó en un conjunto todos los escritos Teoinspirados. Incluyó en esta edición el libro de Nehemías y su propio libro. En aquel entonces todavía vivían los profetas Hageo, Zacarías y Malaquías, ellos sin duda colaboraron con Esdras incluyéndose sus obras en la lista de libros reunidos por Esdras.

    Desde el tiempo de Esdras no aparecen más profetas Teoinspirados en el pueblo hebreo, y los libros que aparecen ya no se incluyen en la lista de libros Sagrados.

    Así, el libro de Jesús hijo de Sirá, escrito en hebreo y a pesar de su valor eclesiástico, no entró ya en el canono sagrado.

    La antigüedad de los libros del A.T. se nota por su contenido. Los libros de Moisés cuentan vívidamente la vida del hombre de tiempos remotos, pintan nítidamente las tradiciones patriarcales que coinciden con las tradiciones de aquellos pueblos.

    El lector llega a la conclusión que el autor estaba cerca de los tiempos que describe.Según las referencias de los conocedores de la lengua hebrea, el estilo mismo de los libros de Moisés tiene un sello de gran antigüedad. Así, los meses del año todavía no tienen sus nombres propios sino solo números.

    Los libros mismos carecen de títulos y se llaman directamente por la primera palabra de cada uno. Así, Bereshit significa “en el comienzo” – el libro de Génesis; Ve Elle Shemot “y estos son los nombres” – Éxodo, etc.

    Esto es una demostración clara de que no existía ningún otro libro para que sea menester de distinguirlos uno del otro. Una marcada coincidencia con el espíritu y carácter de los tiempos y pueblos antiguos se nota en las obras de los escritores sagrados posteriores a Moisés.»[1]

    «SE HA LLEGADO a la conclusión generalmente aceptada, de que los cinco primeros libros del Antiguo Testamento fueron escritos por Moisés alrededor de 1.500 años antes de Cristo.

    Estos cinco libros se llaman el Pentateuco. Otros escritores contribuyeron con el resto de los libros a lo largo de los siguientes mil años.

    Los libros fueron escritos todos en la lengua hebrea, y se supone que el primero que los reunió fue Esdras (ver Nehemías 8.5) alrededor de 400 años antes de Cristo.

    En Alejandría, en el año 277 antes de Cristo, el Antiguo Testamento hebreo fue traducido al griego y arameo por setenta sabios, y lo llamaron la “Septuaginta” u obra de los setenta.

    Parece ser que esta fue la versión de uso general en los días del Señor Jesús, de la que tanto él como los apóstoles citaban pasajes[2]

    Notas:

    La Biblia fue escrita por diferentes hombres.

    La Biblia fue escrita por diferentes hombres.

    ¿Qué ventajas hay en tener la Biblia escrita por tan diferentes hombres,más bien que por un solo hombre ?

    «seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura» (Ef. 3:18 RVA 1960)

    Unas 40 personas (escritores) participaron en la elaboración de los 66 libros.

    Leer el resto del artículo…