Así sonará la “partícula de Dios” en el LHC

Así sonará la “partícula de Dios” en el LHC

SERGIO PARRA
23 DE JUNIO DE 2010


Siguiendo la estela de la música que nacía de las entrañas del Gran Colisionador de Hadrones (LHC), de nuevo la música podría ser una manera más rápida de detectar el bosón de Higgs, la también llamada partícula de Dios.

El problema del LHC es que aporta tantos datos que se precisa de mucho tiempo y esfuerzo para analizarlos, como si tratáramos de hallar una señal de radio inteligente de todas las ondas que recibimos del espacio exterior. Así pues, se ha desarrollado un método para que los físicos del CERN puedan “escuchar los datos“ y saber reconocer la partícula de Dios cuando finalmente aparezca en el LHC.

El equipo responsable de la “sonificación“ de los datos cree que el oído se adapta mejor que la vista para distinguir los sutiles cambios que pudieran indicar la detección de una nueva partícula.

Así es como explica esta traducción de la física a sonidos Lily Asquith, cienfífica del CERN:

Si la energía está cerca, se oye en un tono bajo y si está más lejos se oye en un tono más alto. Si hay mucha energía se oirá más fuerte y el sonido será más tranquilo si la energía es poca.
El instrumentos para ello es el ATLAS, que mide la energía y se compone de siete capas concéntricas. Cada capa es una nota, y su tono es diferente dependiendo de la cantidad de energía que se deposita en ella.

De hallarse, así es como sonaría la partícula de Dios:

LHC Para Tontos

Ver este documento en Scribd

Organización Europea para la Investigación Nuclear pretende recrear el origen del Universo

Organización Europea para la Investigación Nuclear pretende recrear el origen del Universo
Los científicos buscarán señales del bosón de Higgs, una partícula subatómica también llamada la “partícula de Dios” que es crucial para la comprensión actual de la física. La teoría indica que provee de masa a todo en el Universo.
Naciones Unidas | Lunes 5 de Abril, 2010 | Por Nínro Ruíz Peña

(NoticiaCristiana.com).


La Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN, por sus siglas en francés), con un nuevo récord de energía generada por la colisión de partículas, comenzó un experimento para recrear el origen del Universo.
Los científicos que trabajan en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés), el experimento físico más ambicioso del mundo, comenzaron una prueba que busca recrear las condiciones del origen del Universo conocido popularmente como el Big Bang.
El experimento, intenta encontrar pistas sobre algunas de las grandes preguntas que aún no tienen respuesta en la física de partículas. Los investigadores confirmaron el choque de dos haces de partículas subatómicas a una velocidad levemente inferior a la de la luz. La colisión generó una energía récord de siete trillones de voltios.
Durante el experimento, los científicos buscarán señales del bosón de Higgs, una partícula subatómica también llamada la “partícula de Dios” que es crucial para la comprensión actual de la física. La teoría indica que provee de masa a todo en el Universo. Aunque se prevé su existencia, los científicos nunca la han encontrado, comenta Matt McGrath, especialista en ciencia en Ginebra.
El LHC, o “La máquina de Dios”, como lo han denominado popularmente los científicos, tiene un costo de construcción de US$9.000 millones, que empezó a producir resultados 18 meses después de su puesta en funcionamiento luego, de haber sufrido algunas roturas. El LHC se encuentra en la ciudad suiza, en un túnel circular de 27 kilómetros de longitud, a 100 metros de profundidad bajo la frontera franco-suiza.
McGrath, explica que los investigadores han estado trabajando en incrementar la energía contenida en los pequeños haces que recorren el túnel 11.000 veces por segundo.
Guido Tonelli, portavoz de los científicos expresó: “no esperen respuestas inmediatas. Las enormes cantidades de datos generados por la colisión de haces necesitan años de análisis antes de extraer conclusiones definitivas”.
Fuente: BBC Mundo

El LHC y la frontera de la física

UNA EXPLICACIÓN RIGUROSA Y AMENA SOBRE LA UTILIDAD DE UNA CONSTRUCCIÓN TECNOLÓGICA TAN COMPLEJA

El LHC y la frontera de la física. Casas, Alberto. Consejo Superior de Investigaciones científicas. Madrid, 2009. 136 páginas.

Desde su inauguración en 1954, el laboratorio europeo CERN, sito en la ciudad suiza de Ginebra, ha sido un referente mundial en la física nuclear y de partículas. Durante estos días (Noviembre de 2009), el gran colisionador de protones LHC -Large Hadron Collider- reinicia su singladura tras una larga parada técnica, producida al poco tiempo de su estreno mundial. Los primeros protones ya han circulado en sentidos opuestos por el anillo del acelerador y sus colisiones proporcionarán en breve datos de inestimable valor para la comunidad científica. La interpretación y análisis de los resultados de los experimentos del LHC (ATLAS, ALICE, CMS y LHCb) permitirán mejorar un esquema consistente de la explicación del mundo que, a diferencia del facilitado por la religión y la filosofía, se basa en un método científico que somete las hipótesis y teorías científicas a una constante y persistente validación experimental.

El LHC es un gigantesco acelerador de partículas circular con 27 km de circunferencia, instalado dentro de un túnel a 100 m de profundidad bajo la frontera franco suiza. Por el interior del anillo circulan, en los dos sentidos de giro, millones de protones acelerados a velocidades próximas a la de la luz gracias a intensísimos campos eléctricos y magnéticos. La enorme complejidad de la instalación, a la que algunos se refieren como “la máquina más grande y compleja jamás creada” o, de manera mucho más coloquial, “el mayor congelador del mundo” (debido a que está refrigerado por helio líquido), ha hecho que su puesta en marcha sufra varios años de retraso. Los equipos de ingenieros y científicos han trabajado intensamente para que el LHC entre en funcionamiento en Noviembre de 2009.

El LHC también ha sido foco de controversias seudocientíficas. Visionarios, profetas modernos y fans de las teorías de catástrofes han convertido al LHC en centro de atención y la mayoría de los medios de comunicación, animados por este clima de polémica, han publicado titulares sensacionalistas en referencia a “la partícula Dios”, “la máquina de Dios” o “la máquina del juicio final”. El LHC tampoco ha permanecido ajeno a la ficción y a las conspiraciones internacionales. En la novela de Dan Brown “Ángeles y demonios”, llevada posteriormente a la pantalla por el director Ron Howard, es el instrumento utilizado por los ejecutores de una conspiración que pretende acabar con la Iglesia Católica.

Ante semejante panorama oscurantista y rocambolesco, un libro de divulgación como “El LHC y la frontera de la física”, escrito por el investigador Alberto Casas (CSIC) y coeditado por La Catarata y el CSIC, se torna más necesario que nunca para desvelar los verdaderos misterios que la comunidad científica internacional pretende resolver.

En sus 136 páginas, el “El LHC y la frontera de la física” aborda con amenidad y rigor la difícil tarea de explicar a un lego en la materia la utilidad una construcción tecnológica tan compleja. Para facilitar la comprensión, el texto guía al lector a través de los conceptos básicos y las grandes preguntas de la física. ¿Qué son la ciencia y el método científico? ¿Cuáles son las teorías vigentes que describen el comportamiento del universo? ¿En qué consisten las teorías de la Relatividad Especial y General, la Mecánica Cuántica y el Modelo Estándar de las partículas elementales?

Solo de esta manera es posible llegar a la definición de las fronteras actuales de la física y a la comprensión de la relevancia del LHC en su extensión: ¿existe el bosón de Higgs? ¿Cuál es el mecanismo por el que las partículas tienen masa? ¿Existe la supersimetría, una teoría que va más allá del actual modelo estándar y que predice la existencia de las llamadas partículas supersimétricas? ¿Vivimos en un mundo de más de 4 dimensiones? ¿Por qué el universo se expande de forma acelerada? ¿Por qué la fuerza nuclear débil es 1032 veces más intensa que la gravitación?

Todas las mentes que sientan curiosidad por éstas y otras muchas cuestiones de la física de partículas encontrarán muchas horas de apasionante lectura con “el LHC y la frontera de la física”.

Daniel Cano Ott

El Telescopio Fermi podría detectar el bosón de Higgs antes que el LHC

El Telescopio Fermi podría detectar el bosón de Higgs antes que el LHC


La evidencia del famoso bosón del Higgs podría proceder del espacio. En ese caso un telescopio espacial podría adelantar al acelerador LHC en su búsqueda de esta escurridiza partícula.

El Telescopio Fermi de la NASA, fue lanzado el pasado año para detectar rayos gamma. Una fuente esperada de rayos gamma es la aniquilación mutua de materia oscura de nuestra Galaxia. Mientras que la naturaleza de la materia oscura, que constituye el 90% de la materia del universo, es desconocida, los físicos creen que está formada por partículas de interacción débil, o WIPS por sus siglas en inglés.

Las WIMPs aparecen en muchas teorías. Tim Tait de la Universiad de California, Irvine, y sus colegas analizaron las WIMPs que muestran los conocidos modelos de Randall-Sundrum de espacio-tiempo. Estos modelos proponen una cuarta dimensión al espacio que está rizada de forma que sea indetectable, lo que explica que sea varios órdenes de magnitud más débil que otras fuerzas fundamentales de la naturaleza.

Imagen de Fermi del cielo en rayos gamma. La línea recta corresponde al plano de nuestra Galaxia. Crédito: NASA

Las partículas de materia oscura en estos modelos pueden aniquilarse y producir un flujo de partículas secundarias. Dos WIMPs, cada una con una masa de entre 50 y 200 gigaelectrónvoltios, pueden aniquilarse en dos fotones sin masa de rayos gamma, la energía de cada una equivale a la masa de una WIMP. También las WIMPs pueden producir un fotón y una partícula masiva.

Según los investigadores, una de estas partículas masivas podría ser el bosón de Higgs, la partícula que se cree que dota de masa a las demás partículas elementales con masa. “Si hubiera una una fuerte conexión entre la física de materia oscura y la física de generación de masas, estas partículas de materia oscura probablemente interactuarían con el bosón de Higgs”, explica Tait.

Si este fuera el caso, el estudio del cielo, en dirección al centro galáctico, dónde las partículas de materia oscura se supone que están concentradas, debería verse rayos gamma en picos de ciertas energías. La expectación de la teoría estándar es que sólo se vea un solo pico, explica Tait. “Estamos prediciendo que podría haber un bosque entero.”

Si Fermi ve estas huellas en el futuro, entonces en teoría habrá detectado a Higgs antes que el LHC, que todavía está a años de un descubrimiento semejante. “Fermi tiene muy buenas cartas para encontrar el bosón de Higgs si este modelo es cierto”, añade Tait.

Los picos de rayos gamma podrían ser detectados por telescopios en tierra como VERITAS en el sur de Arizona o HESS en Namibia.

Dan Hooper de Fermilab en Batavia, Illinois, rival del LHC en la búsqueda del bosón de Higgs, dice que el modelo utilizado por el equipo de Tait es exótico pero no imposible. “Fermi es el tipo de experimento que nos gustaría usar para buscar ese tipo de huella”, comenta Hooper. “Si tienen suerte, y este tipo de candidata a materia oscura existe, entonces podría medirá las masas tanto de la materia oscura como de Higgs.”

El telescopio Fermi ya ha tomado algunas medidas de rayos gamma del centro de nuestra Galaxia, pero hasta ahora sólo ha sido utilizado para poner límites sobre cuánta materia oscura podría haber ahí, comenta Elliott Bloom del equipo de colaboración con Fermi en el SLAC National Accelerator Laboratory in Menlo, California. “Vamos sólo a intentar deshacer este enredo a ver que pasa.”

Fuente original
Publicado en Odisea cósmica

http://www.odiseacosmica.com/2009/12/el-telescopio-fermi-podria-detectar-al.html

La partícula que Dios no quiere que descubramos

La partícula que Dios no quiere que descubramos

1 lhc

Times online
18 de octubre 2009

Traducido por chemtrails sevilla

¿Podría el LHC ( Gran colisionador de hadrones) estar saboteando su propio futuro, como dicen algunos físicos?

Explosiones, científicos detenidos por presunto terrorismo, averías misteriosas – recientemente el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) ha comenzado a parecerse  un experimento desdichado.

¿Es realmente nada más que mala suerte o hay algo más extraño? Dicha especulación en general, pertenecen a los lunáticos, pero los científicos serios han comenzado a sugerir que la frecuencia de los accidentes y los problemas del CERN es mucho más que una coincidencia.

El LHC, sugieren, puede estar saboteando el futuro, torciendo el tiempo para generar una serie de reveses científicos para evitar que la máquina cumpla con su destino.
A primera vista, esta teoría se adapta cómodamente a la de un chiflado que vincula el arranque del LHC con desastres terribles. El más conocido es que el acelerador de partículas de 3 billones de Libras podría dar lugar a un agujero negro capaz de tragarse la Tierra cuando se ponga en marcha. Los científicos disfrutan riéndose de ésto.

Esta vez, sin embargo, su ridículo ha sido más bien silenciado – porque la idea de viajar en el tiempo ha llegado de dos físicos distinguidos que lo han respaldado con matemáticas rigurosas.

Lo que Holger Bech Nielsen, del Instituto de Niels Bohr en Copenhague, y Masao Ninomiya del Instituto de Yukawa de la Física Teórica en Kyoto, sugieren es que el boson de Higgs, la partícula que los físicos esperan producir con el colisionador  podría ser “detestable a la naturaleza”.

¿Qué significa eso? Según Nielsen, significa que la creación del bosón en algún momento en el futuro produciría entonces una ondulación hacia atrás en el tiempo para poner fin a lo que fuera que lo hubiera creado, en primer lugar.

Esto, dice Nielsen, podría explicar por qué el LHC se ha visto afectado por contratiempos que van desde una explosión durante su construcción seguido de otra gran explosión que supuso una segunda puesta en marcha. También la detención de un físico destacado por sus presuntos vínculos con Al-Qaeda.

La idea de Nielsen se ha comparado a la de un hombre que viajaba a través del tiempo y matara a su propio abuelo. “Nuestra teoría sugiere que cualquier máquina tratando de hacer el bosón de Higgs tendrá mala suerte”, dijo.

“Se basa en las matemáticas, pero se puede explicar diciendo que Dios  odia a las partículas de Higgs y por eso intenta evitarlas.”

Sus advertencias llegan en un momento delicado para el CERN, que está a punto de hacer su segundo intento de encender el LHC. La idea es acelerar protones a casi la velocidad de la luz alrededor de la pista circular de 17 millas  para  luego romperlos todos juntos.

En teoría, la máquina va a crear réplicas pequeñas de la explosión primordial “gran” bola de fuego que se cree fue la creación del universo. Pero si Nielsen y Ninomiya tienen razón, esta última acumulación, inevitablemente, llegaremos a ninguna parte, al igual que los que vienen después – hasta que finalmente el CERN sea abandonado por completo.

Esto, por supuesto, está lejos de ser el primer susto relacionado con el LHC. Durante los años ha sido el blanco de  protestas, la especulación salvaje y mandamientos judiciales.

Los escritores de ficción, naturalmente, han aprovechado el tema. En Ángeles y Demonios, Dan Brown se establece un plan diabólico en el que la Ciudad del Vaticano está amenazado con la aniquilación de una bomba sobre la base de la antimateria robada del CERN.

Blasfemia, una novela de Douglas Preston, el autor del best seller de ciencia ficción, se basa en temas similares, con una historia sobre un físico loco que quiere utilizar un acelerador de partículas para comunicarse con Dios. El físico puede ser estadounidense y la máquina situada en los Estados Unidos, en lugar de Suiza, pero los vínculos son claros.

Hasta cinco, el canal de televisión, emite flashforward, una serie estadounidense basada en la novela de Robert Sawyer del mismo nombre, hace que la población de la Tierra se desmaye durante dos minutos experimentando visiones de su futuro . Esto les da una oportunidad de cambiar ese futuro.

Los científicos normalmente odian ver sus ideas pervertidas y retorcidas por  ignorantes, pero en los últimos años muchos físicos han aprendido que el LHC se ha convertido en una parte de la cultura popular. CERN incluso alienta a los cineastas para utilizar la máquina como un telón de fondo para sus producciones, a menudo sin que los liquide.

Nielsen presenta un dilema. En caso de que el tratamiento de sus sugerencias como realidad o ficción? La mayoría quiere despedir de él, pero su situación significa que tienen que ofrecer algún tipo de base científica y de refutación.

James Gillies, un físico de formación que dirige el departamento de comunicación del CERN, dijo que la idea de Nielsen fue una teoría interesante “, pero sabemos que no sucederá en la realidad”.

Explicó que si las predicciones de Nielsen son correctas entonces todo lo que iba a parar el LHC  también lo haría con los rayos de gran energía que golpean la atmósfera. Desde que los científicos pueden detectar directamente muchos de estos rayos l, “Nielsen debe estar equivocado”, dijo Gillies.

Él y otros también creen que, si bien estas ideas tienen un elemento de diversión, corren el riesgo de distraer la atención de las ideas mucho más sorprendente que el LHC abordará una vez que se ponga en marcha.

El bosón de Higgs, por ejemplo, se piensa dar a los demás elementos de su masa, sin los cuales la gravedad no podría trabajar. Si el LHC encuentra el bosón de Higgs,  abriría la puerta a la solución de todo tipo de otros misterios sobre los orígenes y la naturaleza de la materia. Otra línea de investigación tiene por objeto detectar la materia oscura, que se cree representan cerca de un cuarto de la masa del universo, pero hecha de un tipo de partículas que hasta ahora ha resultado imposible de detectar.

Sin embargo, quizá la más extraña de todas las aspiraciones del CERN para el LHC es investigar las dimensiones extra del espacio. Esta idea, conocida como la teoría de cuerdas, sugiere que hay muchas dimensiones más espacio que las cuatro que podemos percibir.

En la actualidad, estas otras dimensiones están ocultas, pero rompiendo los protones juntos en el LHC podría producir anomalías gravitacionales, efectivamente pequeños agujeros negrso, que revelen su existencia.

Algunos físicos sugieren que con los miles de millones de libras que se han gastado en el equipo para probar estas ideas, hay poca necesidad de inventar historias sobre sabotajes y viajes en el tiempo.

La historia demuestra, sin embargo, que no es prudente descartar demasiado rápido las ideas que son inicialmente visto como ciencia ficción. Peter Smith, un historiador de la ciencia y autor de Doomsday Men,  analiza los vínculos entre la ciencia y la cultura popular, señala que lo que comenzó como la ciencia ficción a menudo se ha convertido en la inspiración de grandes descubrimientos.

“Incluso la idea original de la ‘bomba atómica’ en realidad no procedía de los científicos, sino de HG Wells en su novela de 1914 The World Set Free”, dijo.

“Un científico llamado Leo Szilard leyó en 1932 y le dio la inspiración para elaborar las modalidades para iniciar la reacción nuclear en cadena necesaria para construir una bomba. Así que la bomba atómica tiene algunas de sus orígenes en la literatura, así como la investigación “.

Algunos de los principales investigadores del CERN Nielsen también tienen al menos un poco en serio. Brian Cox, profesor de física de partículas en la Universidad de Manchester, dijo: “Sus ideas son teóricamente válidas. Lo que está haciendo es estar jugando en el borde de nuestro conocimiento, que es una buena cosa.

“Se está señalando que no tenemos aún una teoría cuántica de la gravedad, por lo que aún no han probado rigurosamente que el envío de la información en el pasado no es posible.

“Sin embargo, en caso de que viajeros en el tiempo rompan la sald de control del LHC y saquen el enchufe de la pared, entonces me remetiré al artículo que apoya la teoría de Nielsen que escribí en 2025.”

Este fin de semana, el interés en sus teorías continuó creciendo, Nielsen fue el sonido más cauteloso. “Estamos seriamente proponiendo la idea, pero es una teoría ambiciosa, eso es todo”, dijo. “Ya sabemos que no es muy probable que sea cierto. Si el LHC en realidad descubre el bosón de Higgs, supongo que tendremos que pensar de nuevo “.

El Gran Colisionador de Hadrones ya es el más potente del mundo

El Gran Colisionador de Hadrones ya es el más potente del mundo

Posted: 30 Nov 2009 01:46 PM PST

LHC

El LHC (Gran Colisionador de Hadrones) lleva ya meses en el punto de mira. Primero por los infortunios de su accidentada puesta en marcha. Luego por la expansión de teorías absurdas sobre la posibilidad de que podría desencadenar el fin del mundo. Finalmente, parece que la situación se ha encarrilado y el LHC va cumpliendo expectativas.

De momento, el LHC ya ha conseguido batir el récord y convertirse en el acelerador de partículas más potente del mundo. Tan sólo diez días después de inyectar los primeros haces de partículas, éstos llegaron a alcanzar una energía de 1,18 TeV (tera-electronvoltios) durante la pasada madrugada, batiendo el anterior récord de 1,1 TeV del laboratorio Fermi (EE UU).

Esto no es nada, en realidad las expectativas son que el LHC llegue a su máximo nivel de 7,5 TeV a finales del año próximo. Sin embargo, sus operarios están andando con pies de plomo. Debido a los errores que causaron meses de retraso antes de su puesta en marcha, toda precaución es poca.

 

El aumento de energía se hará de forma escalonada. Primero se parará a unos 3,5 TeV y luego a unos 5 TeV, antes de llegar a los 7,5. Los parones son necesarios para realizar mediciones: se requiereestabilizar el LHC a una determinada energía durante un tiempo muy prolongado (incluso meses) para realizar observaciones estadísticamente significativas.

Todo esto tiene como objetivo prioritario encontrar al esquivo bosón de Higgs, una partícula que aún no se ha descubierto y que es la última pieza del puzzle de las partículas cuánticas. Confirmar su existencia serviría para dar definitivamente por buenos modelos con los que los físicos llevan décadas trabajando.

Esperemos que todas las noticias que tengamos que dar del LHC a partir de ahora sean buenas, y ojalá que dentro de año y pico podamos decir aquí que el bosón ha sido, por fin, descubierto.

Vía | ArsTechnica
En Genciencia | El Gran Colisionador de Hadrones vuelve a funcionar, por fin

¿El Gran Colisionador podría desencadenar el fin del mundo?

¿El Gran Colisionador podría desencadenar el fin del mundo?
Posted: 23 Nov 2009 10:51 PM PST

A rebufo del interés que muchos lectores han manifestado en los comentarios de la noticia de la reactivación del Gran Colisionador de Hadrones del CERN, interés que se centraba básicamente en destrucciones masivas, el fin del mundo y demás, vamos a profundizar un poco en esos supuestos peligros. ¿Hasta qué punto son infundados?

Los más agoreros acerca de las consecuencias del LHC siguen la misma lógica de los que afirman que la física se asocia con las bombas atómicas; la química, con los pesticidas; y la biología, con los ensayos clínicos con animales y con aberrantes mutaciones genéticas. Es decir, basan su razonamiento en el miedo.

Periódicos gratuitos como los que se distribuyen por la calle o el metro llegaron a publicar titulares como El laboratorio LHC tiene un 75 % de probabilidades de extinguir la Tierra. Lo entiendo, explicar para qué sirve el LHC no es fácil, pero recurrir a la imaginería de la ciencia ficción para hablar destrucciones cósmicas sí es una noticia impactante para el lector medio.

Las posibles catástrofes que podría desencadenar la activación del LHC, dejándonos invadir por elsíndrome de Frankenstein, son:

-La creación de un agujero negro inestable que acabaría engullendo todo el planeta Tierra y, luego, probablemente, el Sistema Solar. Algo así como una voraz aspiradora astronómica. Incluso en el documental Cuatro formas de destruir el mundo, ésta era una de las formas que se ilustraban con todo lujo de detalles, al modo de las películas de desastres de Hollywood.

-La creación de materia extraña supermasiva que convertiría el planeta en una estrella de neutrones sin vida alguna.

-La creación de monopolos magnéticos que pudieran catalizar el decaimiento del protón y, por lo tanto, la disolución de la materia.

-La activación de la transición a un estado de vacío cuántico. Aunque suena ininteligible, confiad en mí: es algo muy malo.

Científicos de todos los países del mundo han tenido la paciencia demostrar lo improbable que resulta que ocurra alguno de estos desastres. Agujeros negros sí se producirán, pero serán diminutos y apenas durarán una fracción de segundo antes de evaporarse.

Y, por otra parte, nuestro planeta está continuamente expuesto a fenómenos naturales similares o incluso más agresivos que los augurados para el LHC; por ejemplo, los rayos cósmicos que alcanzan cada día a la Tierra han producido ya el equivalente a un millón de eventos LHC.

Según los científicos, pues, el riesgo de genocidio por parte del LHC es despreciable. Pensadlo: ¿miles de científicos de varios países del mundo colaborarían en un proyecto que podría destruirles a ellos mismos, a sus familias y a todos a cuantos les cayeran más o menos bien? Y si no es así, todo pasará tan deprisa que tampoco nos daremos cuenta de ello. En un abrir y cerrar de ojos, plop, nos esfumaremos. Y a otra cosa, mariposa.

El Gran Colisionador de Hadrones vuelve a funcionar, por fin

El Gran Colisionador de Hadrones vuelve a funcionar, por fin

Posted: 23 Nov 2009 03:53 AM PST

El LHC (Gran Colisionador de Hadrones), la titánica obra de ingeniería situada en el Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN), junto a Ginebra, ha sido por fin reparado de la avería que sufrió el 19 de septiembre de 2008, 9 días después de su puesta en funcionamiento.

La máquina está enfriada hasta 270 grados centígrados bajo cero (la temperatura imprescindible para producir el milagro) y el primer haz de partículas ya ha completado toda la circunferencia de 27 kilómetros de esta instalación. El siguiente paso es inyectar otro haz de hadrones en sentido opuesto y luego hacerlos colisionar en algunos puntos concretos del acelerador para detectar qué fenómenos se desencadenan.

La idea de sus responsables es aumentar progresivamente la potencia hasta llegar a los 3,5 TeV (teraelectronvoltios) por haz el año que viene. El objetivo final es alcanzar los 7 Tev (teralectronvoltios) por haz, pero incluso a sólo un TeV por haz será enseguida el acelerador más potente del mundo, ya que el Tevatron de Fermilab (Chicago), que es el de mayor energía por ahora, funciona a 0,9 TeV por haz.

Algunas de las respuestas que los científicos esperan encontrar cuando empiecen a colisionar las primeras partículas son:

Saber con exactitud en qué consiste la masa, pues hoy en día sólo sabemos medirla; saber qué número de partículas componen el átomo, además de ya las conocidas; saber la naturaleza de la llamada materia oscura, un tipo de materia que nadie ha visto ni detectado aún pero que, supuestamente, por inferencia, se cree que compone el 95 % de toda la materia del universo; saber si existen otras dimensiones; simular el Big Bang a pequeña escala, la explosión que ocurrió hace 15.000 millones de años y que dio origen al universo (y que fue acuñada mordazmente por el astrónomo Fred Hoyle, irónicamente para desacreditar esta idea tan extraña); y por último y más importante: hallar elbosón de Higgs o partícula divina, que sería un paso significativo en la búsqueda de la Teoría de la Gran Unificación.

Ya sabéis, si rondáis por Suiza, buscad un hueco para visitar el imponente LHC (doy fe de que vale la pena); pero tened en cuenta que hay unos 6 meses de lista de espera. Si no tenéis paciencia y queréis ver el ingenio en pantalla grande, entonces no os perdáis la película Ángeles y demonios.

El LHC volvió a la vida

El LHC volvió a la vida

Posted: 23 Nov 2009 01:45 AM PST

lhc-funcionamiento

Este pasado viernes el CERN comunicó que, tras un parón de 14 meses como consecuencia de una avería que provocó importantes fugas de helio, el Gran Colisionador de Hadrones volvió a funcionar.

Las partículas volvieron a circular por los dos anillos de 27 kilómetro de longitud, primero se inyectó un haz de partículas por el anillo donde las mimas circulan en el sentido de las agujas del reloj y posteriormente otro en el anillo por donde las partículas circulan a la inversa.

De momento el LHC está funcionando a baja potencia y no se ha producido ninguna colisión entre partículas (esperan poder realizar las primeras a finales de esta semana). Si todo marcha bien a principios de 2010 el LHC ya estará trabajando al cien por cien y empezarán las colisiones verdaderamente interesantes, las producidas a casi la velocidad de la luz.

Aunque los primeros resultados realmente concluyentes tardarán bastante en llegar, estamos ante todo un hito. La máquina parece funcionar sin problemas y los arreglos que se hicieron durante el parón obligatorio han dado sus frutos. Estamos cada vez más cercada de dar respuestas a los enigmas más importantes de todos a los que la humanidad se ha enfrentado.

Image: CERN

El Gran Colisionador de Hadrones vuelve a estar en marcha

El Gran Colisionador de Hadrones vuelve a estar en marcha

Posted: 22 Nov 2009 11:04 AM PST

Catorce meses después de cuando estaba previsto, el Gran Colisionador de Hadrones (LHC, siglas en inglés), está en marcha. ¿Será esta la definitiva o aún tendremos que esperar más problemas?

lhc-sim

Muchos nombres ha recibido el Gran Colisionador de Hadrones, entre ellos, la máquina de Dios o la máquina del Big Bang, pero lo cierto es que no hemos tenido gran oportunidad de ver cómo funciona. Previsto para septiembre de 2008, aprobado en 1995 y localizado entre FranciaSuiza, el LHC del CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear) todavía no ha funcionado al 100%.

Primero fueron los fallos en los imanes supraconductores encargados de guiar a las partículas por su recorrido de 27 kilómetros, después fallos con la temperatura, y el último, tal vez el más irónico, fueculpa de una paloma que pasaba por allí. Así las cosas, todavía no se ha podido avanzar nada en la búsqueda del ‘Bosón de Higgs’, “la partícula de Dios”, que Stephen Hawking ya se ha encargado de decir que no van a encontrarla.

¿Qué hace exactamente el Gran Colisionador de Hadrones? Este Colisionador, que no es el único pero sí el más grande, acelerará haces de protones a un 99.9% de la velocidad de la luz, chocándolos entre sí en direcciones diametralmente opuestas (vamos, como un coche frontal de coches) para liberar una altísima energía que ayudará a los científicos a explicar qué sucedió en los primeros compases del Universo (en concreto, en la primera billonésima de segundo tras el Big Bang).

Pese a que los escépticos han puesto el grito en el cielo y creen que todos vamos a morir (los mismos que creerán que el mundo se destruirá en diciembre de 2012), los científicos están convencidos de que no pasará nada que ponga el peligro el futuro de la humanidad. No hay posibilidad de crear un agujero negro que engulla nuestro preciado planeta.

No sólo buscarán el Bosón de Higgs, una partícula teórica), si no que también buscan darle un sentido al significado de la masa (no se sabe qué es exactamente), o saber qué es realmente la materia oscura (que ocupa el 95% de la masa del Universo).

Espacio Ciencia

La “Máquina de Dios” volvió a funcionar en su túnel circular

Ciencia
La “Máquina de Dios” volvió a funcionar en su túnel circular
“Es fantástico ver un haz que circula en el LHC de nuevo”, dijo Rolf Heuer, director general de la Organización Europea de Investigación Nuclear (CERN por sus siglas en inglés).
La primera vez que se puso en funcionamiento la “Máquina de Dios” fue el 10 de septiembre de 2008. El acelerador de partículas más grande del mundo, desarrollado por el Laboratorio Europeo de Física Nuclear (CERN), se encuentra de nuevo operativo y la expectativa es que en cuestión de
semanas se superen nuevas etapas clave para llegar al punto culminante de este experimento a principios de 2010.
Cuando esto suceda se espera que el Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en ingles) produzca cientos de millones de choques frontales de partículas a una velocidad próxima a la luz, un momento crucial en el que la ciencia hará un viaje hacia lo desconocido.
Sin embargo, para llegar a esa fase decisiva, los científicos que trabajan en el acelerador todavía tendrán que superar varios desafíos en las próximas semanas y, sobre todo, asegurarse de que no se repitan problemas técnicos, como el que hace catorce meses causó una grave avería apenas nueve días después de iniciado el experimento.
Este gran invento, considerado una proeza de la ciencia, ha costado cerca de 4.000 millones de euros y su construcción ha requerido 12 años de trabajo y la colaboración de 7.000 científicos.

Juan José G. Cadenas: “Si el Big Bang del LHC te da en la cabeza, el impacto tiene la fuerza de un mosquito”

Juan José G. Cadenas: “Si el Big Bang del LHC te da en la cabeza, el impacto tiene la fuerza de un mosquito”

11.09.08

Miguel Pato y Christian Rubio (PD)-. La realidad supera la ficción. Hace unos meses el físico Juan José Gómez Cadenas publicaba el libro Materia Extraña. En sus páginas juega con la idea de que un gran acelerador podría generar partículas de materia propias de las estrellas que podrían en peligro la continuidad del planeta. Pero la realidad de los temores que algunos quieren infundir a la población sobre el acelerador de partículas más grande del mundo sito en las instalaciones del CERN son infundadas.

Así, este físico vinculado al Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) explica que toda esta historia contra el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) viene de un señor de Hawia, Walter Wagner que se dedica a interponer demandas a estas instalaciones. Ya lo hizo en 1999 con el acelerador estadounidense de Rick y ahora contra el LHC del CERN.

“Los temores que circulan sobre los aceleradores de partículas y el fin del mundo son infundados. Es el “milenarismo” de siempre. Tres o cuatro veces al año se predice el fin del mundo”

Juanjo G. Cadenas explica tres razones por las que este acelerador de partículas es blanco también de la leyenda negra de un Apocalipsis.

“Primero porque la ciencia de partículas hace cosas muy arcanas. Segundo, porque se manejan máquinas muy grandes “que meten miedo”. Y tercero, porque el hecho de trabajar bajo tierra siempre añade misterio y temor a sus actividades.”

De ahí que este físico que hoy dirige proyectos en el Laboratorio Subterráneo de Canfranc subraye que es vital para los científicos explicar bien a la gente en qué consiste su trabajo.

“Algo a lo que estamos obligados porque nuestras investigaciones también se pagan con dinero del erario público”.

UN NUEVO BIG BANG

Uno de los experimentos de los que más se habla con relación al LHC es la recreación de un pequeño Big Bang (origen del Universo) en su interior. La clave de este ejercicio será, a escala minúscula, recrear las condiciones de energía que se dieron en aquel momento.

Para aquellos a los que pueda despertar cierto miedo este experimento, Juanjo G. Cadenas lo tiene claro.

“Si el Big Bang que se trata de crear en el LHC te da en al cabeza, el impacto es el mismo que el de un mosquito. Y no se trata de crear un Universo en pequeñito. Estamos recreando una energía que no ha habido desde entonces”.

El éxito de pruebas como ésta encierran uno de los Premios Nobel que de desde Einstein (que no lo consiguió) están pendientes. Se trata de unir en una sola, las cuatro fuerzas del Universo que son: La Electromagnético, la Energía Nuclear Fuerte, La Energía Nuclear Débil y la Gravitatoria.

“Hemos conseguido unir la primera y la segunda, sabemos cómo podríamos hacerlo con la Nuclear Débil pero la Gravitatoria nadie sabe muy bien cómo hacerlo”.

APLICACIONES PRÁCTICAS

Juanjo G. Cadenas explica que para entender el trabajo de un físico hay que imaginarse que “lo que hacemos es simplemente buscar señalar en medio de un gran ruido de fondo”. Tanto como el LHC como con otros medios más pequeños, los físicos de las partículas escudriñan el universo a la caza de nuevas formas de materia y de su energía.

Como aplicaciones prácticas para la vida real, le pedimos a este científico que nos mostrara al menos una. Nos dio dos.

Los rayos X. Se descubrieron en el siglo XIX cuando un investigador “jugaba” con los rayos catódicos. Al poner su mano, por accidente, a través de este haz de partículas descubrió fascinado una “proyección” de los huesos de su mano. Desde entonces millones de vidas se han salvado gracias a ellos.

Algo más actual tiene que ver con la demanda energética del ser humano. Cadenas explica que llegará un momento en que necesitemos otro modo de trasportar la ingente cantidad de energía que precisamos para evitar un colapso. Para ello habrá que utilizar superconductores. Esta tecnología es la que se ha desarrollado, precisamente, en los aceleradores de partículas.

Ver Video

¿Provocará el fin del mundo la puesta en marcha del gran acelerador de partículas?

¿Provocará el fin del mundo la puesta en marcha del gran acelerador de partículas?

Ver Unos científicos recrearán la situación posterior al ‘big bang’ con un acelerador de partículas »

 

(PD).- El acelerador y colisionador de partículas que la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) piensa poner en funcionamiento completo este verano en sus gigantescas instalaciones de Suiza ilusiona a muchos, pero también preocupa a algunas personas preocupadas por sus efecto. 

Crean incluso que al funcionar podría acabar con nuestra existencia, pero los científicos afirman que es totalmente seguro.

Conocido como el Gran Colisionador de Halones o por sus siglas en inglés LHC, se trata del laboratorio de física de partículas más grande del mundo. Su nuevo acelerador usa un gran túnel de 27 kilómetros de circunferencia, por el que se hará circular las partículas para hacerlas colisionar a gran velocidad.

Los críticos con estos experimentos han llegado a asegurar que el LHC podría generar la destrucción de la Tierra e incluso del Universo por la creación accidental de un agujero negro y otros desastres, que según Wikipedia van desde “la activación de la transición a un estado de vacío cuántico” a “la creación de materia exótica supermasiva, tan estable como la materia ordinaria. Esta preocupación llevó a la presentación de una denuncia en la que se exigía el bloqueo de las operaciones del LHC.

Pero los científicos llevan trabajando desde 2003 en un informe sobre la seguridad del acelerador, que han hecho público ahora, pocos meses antes de su puesta en marcha.

Dicen que es absolutamente seguro y afirman que teniendo en cuenta las propiedades de la gravedad descritas por la teoría de la relatividad de Einstein, no existe posibilidad alguna de que se cree un mini agujero negro.

http://blogs.periodistadigital.com/ciencia.php/2008/06/24/cern-acelerador-particula-fin-mundo-9009

¿Una ave viajante en el tiempo, daña el Colisionador de Hadrones?

¿Una ave viajante en el tiempo, daña el Colisionador de Hadrones?

© Fabrice Coffrini / AFP / Getty
Gran Colisionador de Hadrones en 2007

ARTICULO TRADUCIDO AUTOMÁTICAMENTE SIN REVISIÓN HUMANA

Eben Harrell
Time – Sott

En algún momento el 3 de noviembre, los imanes supe enfriados en el sector 81 del Gran Colisionador de Hadrones (LHC), fuera de Ginebra, comenzó a recalentarse peligrosamente. Los científicos se apresuraron a diagnosticar el problema, ya que el acelerador de partículas tiene que mantener una temperatura más fría que el espacio profundo, a fin de trabajar.

¿El culpable? “Un poco de baguette”, dice Mike Lamont del centro de control de la CERN, la Organización Europea de Investigación Nuclear, que construyó y mantiene el LHC. Al parecer, un pájaro que pasa puede haber caído el trozo de pan en una subestación eléctrica por encima del acelerador, provocando un corte de energía. La baguette fue removido, el poder en el sistema criogénico fue restaurado y en pocos días los imanes regresado a sus temperaturas supercool.

Aunque la mayoría de los científicos cancelar el evento como un accidente, dos físicos estimados han formulado una teoría que sugiere una explicación alternativa: tal vez un tiempo de viaje ave fue enviado desde el futuro para sabotear el experimento.
Bech Nielsen, del Instituto Niels Bohr de Copenhague y Masao Ninomiya del Instituto Yukawa de Física Teórica de Kioto, Japón, han publicado varios trabajos durante el año pasado el argumento de que el experimento del CERN podría ser el último de una serie de proyectos de investigación de la física cuyos propósitos es tan inaceptable para el universo que están condenados al fracaso, socavada por el futuro.

El LHC, de 17 kilómetros de metro anillo diseñado para romper átomos a altas energías, fue creado en parte para encontrar pruebas de una partícula subatómica hipotética llamada el bosón de Higgs. Según la teoría actual, el bosón de Higgs es el responsable de impartir la masa de todas las cosas en el universo. Pero desde que el físico británico Peter Higgs postuló la existencia de la partícula en el año 1964, los intentos de captura de la partícula han fracasado, ya menudo para imprevistos, razones aparentemente inexplicables.

En 1993, los miles de millones de dólares de los EE.UU. superconductores Supercollider, que fue diseñado para buscar el bosón de Higgs, fue cancelada abruptamente por el Congreso. En 2000, los científicos en un acelerador del CERN anterior, LEP, dijeron que estaban a punto de descubrir la partícula cuando, de nuevo, la financiación de secado.

Y ahora hay en el LHC. Originalmente programada para comenzar a operar en 2006, ha sido golpeado con una serie de retrasos y contratiempos, incluyendo una explosión repentina entre dos imanes nueve días después del acelerador se enciende por primera vez, la detención de uno de los físicos que contribuyen a la sospecha de actividades terroristas y, más recientemente, el bombardeo aéreo de pan de un pájaro. (Un portavoz de la CERN dijo que los cortes de energía, como la causada por la baguette andantes son comunes para un dispositivo que requiere tanta electricidad como la cercana ciudad de Ginebra, y que los físicos confían en que empezará a circular por los átomos de fin de año) .

En una serie de documentos audaz, Nielsen y Ninomiya han sugerido que los reveses en el LHC se producen debido a la “causalidad cronológico inverso”, es decir, el sabotaje del futuro. Los documentos indican que el bosón de Higgs puede ser “repugnante a la naturaleza” y la creación del LHC del Higgs en el futuro envía ondas hacia atrás en el tiempo para echar por tierra su propia creación. Cada vez los científicos están a punto de capturar el bosón de Higgs, la teoría sostiene, el intercede futuro. La teoría de por qué el universo rechaza la creación de los bosones de Higgs se basa en las matemáticas complejas, pero, Nielsen dice TIME, “podría explicar que [sólo] por decir que Dios, entre comillas, o la naturaleza, aborrece el bosón de Higgs y trata para evitarlos. ”

Muchos físicos dicen que Nielsen y la teoría de Ninomiya, mientras que intelectualmente interesante, no puede ser precisa porque el caso de que el LHC es un intento de recrear ya sucede en la naturaleza.Las colisiones de partículas de una energía equivalente a las previstas en el LHC se producen cuando de alta energía los rayos cósmicos chocan con la atmósfera de la Tierra. Es más, algunos científicos creen que el acelerador Tevatron en el Fermi National Accelerator Laboratory (Fermilab o) cerca de Chicago ya ha creado los bosones de Higgs sin incidentes, los científicos del Fermilab están refinación de datos de sus colisiones de probar la existencia de Higgs.

Contadores de Nielsen que la naturaleza podría permitir a un pequeño número de Higgs, que debe elaborar el Tevatron, pero impediría que la producción de la gran cantidad de partículas en el LHC se prevé producir. También reconoce que las partículas de Higgs son probablemente producidas en las colisiones cósmicas, pero dice que es imposible saber si la naturaleza ha dejado una gran cantidad de estas colisiones suceda. “Es posible que Dios evita Higgs [partículas] sólo cuando hay muchos de ellos, pero si hay unos pocos, tal vez vamos a ir,” dice.

Nielsen y la teoría de Ninomiya representa un lado de la brecha intelectual entre los físicos de partículas hoy en día. Los físicos contemporáneos tienden a caer en uno de los dos bandos: los teóricos, las ideas que se plantean sobre el origen y el funcionamiento del universo, y experimentales, que los telescopios de diseño y los aceleradores de partículas para probar estas teorías, o proporcionar nuevos datos de nuevas teorías que pueden surgir . La mayoría de los experimentadores creen que los teóricos, debido a la falta de nuevos datos en los últimos años, han alcanzado un control de carretera – el modelo estándar, que es lo más cercano a los teóricos que una evidencia de respaldo “teoría de todo”, sólo proporciona un panorama incompleto explicación del universo.

Hasta que los teóricos de obtener datos y pruebas adicionales para avanzar, los experimentadores creen, terminan simplemente hacer conjeturas silvestre – como las relativas a los saboteadores de tiempo de viaje – acerca de cómo funciona el universo. “Teorías de Nielsen y las teorías Ninomiya son claramente loca”, dice Dmitri Denisov, un físico y cazador de Higgs en el experimento DZero en Fermilab. “En los últimos años han sido los teóricos de hambre para la entrada de experimentación y como consecuencia, las teorías del segundo tipo están propagando ampliamente. La mayoría de ellos no tienen nada que ver con el mundo en que vivimos”

Nielsen reconoce: “Tenemos muy pocos datos, por lo que los teóricos van sus propias maneras y hacer un montón de teorías que pueden no ser muy plausible. Tenemos la orientación de los investigadores para hacer que las teorías más saludable”.

“Pero”, añade, “en términos de nuestra teoría, estamos sometiendo a una forma de experimento. Estamos diciendo que el LHC no se le permitirá producir un gran número de Higgs. Si lo hace, sería muy perjudicial a nuestra teoría. ”

La física de partículas tiene una larga historia de las teorías de estrafalarios que resultó ser cierto. Niels Bohr, el decano de los físicos modernos, a menudo contó una historia acerca de una herradura se mantuvo por encima de su casa de campo en Tisvilde, Dinamarca. Cuando se le preguntó si realmente creía que traería buena suerte, contestó: “Por supuesto que no, pero me han dicho que funciona incluso si no creen en ella”. En otras palabras: si las teorías absurdas son matemáticamente sonido y puede ser confirmado por la observación, que son verdaderas, aunque aparentemente imposible de creer.

Para los científicos en el siglo 20, por ejemplo, la mecánica cuántica puede parecer extravagante. “El concepto de que usted podría tener una dualidad onda-partícula – que un objeto puede tener en cualquiera de las ondas propiedades similares o punto de propiedades similares, dependiendo de cómo lo observe – tiene un enorme salto de la imaginación”, dice Roberto Roser, un científico en el Fermilab. “A veces los papeles extraños resultan ser las leyes de la física.”

Entonces, ¿qué Peter Higgs mismo hace de la polémica intelectual en torno a su homónimo de partículas? Hablando en nombre de su amigo, el profesor Richard KENWAY, que ocupa el ex Higgs en la Universidad de Edimburgo, dice que los 78 años sigue siendo profesor emérito en silencio confía en que el LHC descubra el bosón de Higgs, cuando finalmente se ejecuta en toda su fuerza. Por su parte, KENWAY dice que los retrasos del LHC son de esperar, dado el tamaño y la complejidad del experimento de $ 9 billones. Y dice que si alguna vez necesita una prueba más de que el bosón de Higgs no es repugnante a la naturaleza, sólo necesita pasar tiempo con su amigo y mentor. “Si la naturaleza realmente no quería descubrir el bosón de Higgs, un rayo cósmico habría Zapped el embrión que se convirtió en Pedro, impidiendo su desarrollo en un físico”, dice.

Why The Large Hadron Collider Is Already On The Fritz

Monday, Sep. 22, 2008

Why The Large Hadron Collider Is Already On The Fritz

By Eben Harrell

Anyone who has struggled to change a fuse in their home should pity the scientists at the CERN laboratory in Geneva. Last Friday, just nine days after celebrating the successful test run of the largest particle accelerator ever constructed, a tiny electrical connection between two magnets overheated and caused a minor meltdown.

The Large Hadron Collider (LHC) broke.

Although a final evaluation is yet to be completed, scientists believe the fault caused the machine to lose the near absolute-zero temperature it must maintain to operate. For now, however, repair work can’t begin because the machine is still too cold; it will take about a month to warm up the area to a temperature at which replacement parts can be inserted. It will take another month to cool it back down, and given that CERN has pledged not to run its giant machine — which requires as much power as the entire city of Geneva — during winter months when Europe’s energy needs are highest, Friday’s breakdown could delay the actual smashing of atoms until early next year.

CERN spokesman James Gillies called the fault a “teething problem” and said that previous accelerators that used superconductivity — i.e., low temperatures that allow metals to conduct electricity without resistance — also faced early problems before “running pretty smoothly after they were sorted out.” Even so, “it’s certainly a disappointment,” he added.

When it is fully operational, the $6 billion LHC will send beams of protons careening around a 17-mile underground ring, crash them into one another to re-create the immediate aftereffects of the Big Bang, and then monitor the debris in the hopes of learning more about the origins and workings of the universe.

Scientists are relying on the experiment to unlock several of the universe’s mysteries (for example, how matter in the universe acquires mass) by providing hard data on subatomic matter from which cosmologists and theoretical physicists can extrapolate. But they have less exalted reasons to hope for the LHC’s success: After a glut of funding for particle physics in the ’80s promised the building of several particle accelerators of equivalent power to the LHC, recent funding cuts mean the CERN experiment is now the only game in town. If it fails to provide results, physicists worry they will have to struggle to justify new, even more powerful machines, not to mention the salaries of thousands of scientists needed to build and operate them. Already, the LHC has been delayed several years and is significantly over budget.

Gillies says last week’s functional hiccup was not surprising. A massive machine designed to study miniscule particles will inevitably face problems. The LHC’s intricacy is indeed breathtaking: One of the particle detectors on the 17-mile ring (there are four) is connected to enough cable and wiring to wrap around the earth nearly seven times. Scientists had to take into account the gravitational pull of the tides when constructing it.

The sheer size of the LHC — watching scientists work on its gargantuan components brings to mind a colony of frantic Lilliputians — and the complexity of the science behind it have resulted in bouts of eschatological fear of its destructive potential, with websites and even two lawsuits claiming the LHC will create black holes that will swallow up the earth. (The cover images of this week’s issues of the Economist and TIME would suggest that black-hole anxiety has in fact bubbled up into the public consciousness.) But while such scenarios have been ruled out, the machine does pose a small threat to the scientists overseeing it: There’s a constant risk of a helium leak, high concentrations of which quickly depletes the tunnels of oxygen.

Gillies says that Friday’s breakdown released a “large amount” of helium into the tunnel but that CERN’s safety protocols ensured there was no risk to staff. Scientists are not allowed into the tunnel when the machine is running, he says, and first responders after the fault all wore respiratory equipment. All scientists working in the underground ring also carry portable respirators, which they are instructed to use within seconds of a helium leak.

CERN’s clerisy of PhDs and Nobel Prize–winners tire pretty quickly of the public’s near-erotic obsession with the destructive power of a machine they consider a harmless tool. But, there’s no underestimating the thrill of the risk. Earlier this year, when I visited CERN, my tour group included a father and his slouching, intensely apathetic teenage son. It wasn’t until the tour guide mentioned that a helium leak could fell a man on the spot that the youngster’s eyes lit up, practically dancing with visions of white-coated scientists crumpling to the floor like unstrung marionettes. “So, this thing could just kill us all,” he said. “So, it’s a death ray!” The father murmured, “Well, I’m not sure that’s correct—” Too late. The son said, “Cool!”

(See photos of the Large Hadron Particle Collider here.)o Print

EL COLISIONADOR DE HADRONES

EL COLISIONADOR DE HADRONES

21 Sep 2008|Radiocristiandad

En un blog católico ultraradical, me lelgó a mi correo electrónico este artículo, el cual publico textualmente sobre el tema actual del LHC:

Un lector del blog nos pidió información sobre este experimento al que se lo definió blasfemamente como “la máquina de Dios”.

Sinceramente es poco lo que podemos aportar al respecto. Sin embargo encontré en un blog algo que me gustaría compartir con ustedes.

“El 10 de Setiembre de 2008 los ojos de todo el mundo estaban puestos en Ginebra donde se llevaba a cabo el experimento más grande jamás llevado a cabo y ciertamente el más caro de la historia finalizado. En el proyecto del CERN han dilapidado un total de 8000 millones de dólares excavando un túnel de casi 30 Km. y lo han equipado con tecnología de última generación. Creo que todos pensaréis lo mismo que yo; aquí hay algo que no encaja: ¿Veinte países europeos, además de Estados Unidos, invirtiendo esa gigantesca suma para, como se ha dicho, “reproducir las condiciones que se dieron tras el Big Bang”, que no es sino una teoría?. ¿A qué se debe este enorme interés científico de repente por el origen del universo cuando ni siquiera viajamos ya a la Luna?

Lo más sobresaliente es que el LHC de Ginebra no es el primer intento de este tipo, sino que hubo antes dos en los años 80 y 90 en una instalación de Texas (Waxahachie) donde se excavaron 30 kilómetros para instalar una máquina que se llamó el Supercolisionador Superconductor (feo nombre, la verdad, aunque Colisionador de Hadrones no es mucho mejor), aun más grande y tan caro como este.
El Presidente entonces, Ronald Reagan, lo llamó “una entrada a un Nuevo Mundo (New World)” y se emplearon entonces ocho mil millones de dólares en el invento. Para el 93 habían dilapidado en el supercolisionador superconductor 11.000 millones de dólares cuando el Congreso dejó de aprobar la financiación abruptamente (parece que anduvieron un poco lentos…)

¿También era interés científico de la administración Reagan?

Mmmm. Algo sigue sin encajar.

Luego leo en prensa que el científico Stephen Hawking, en una entrevista titulada “el LHC es vital para la humanidad” dice que “si incluso el proyecto falla, los científicos dispondrán de mucha información sobre la estructura del universo”.

Perdón, repítalo, no he entendido bien. ¿Quiere decir que el proyecto puede fallar ? ¿Un proyecto donde ya llevan gastados en total de 8000 mil millones, a los que teóricamente podríamos sumar los 11.000 millones de dólares ya gastados en el experimento tejano mencionado arriba, lo que hacen un total de 19.000 millones de dólares puede fallar?.

Claro que aunque falle, nos dice el científico, “aun sabremos mucho sobre la estructura del universo“, lo cual es un consuelo, pero no estoy segura de que sea suficiente.

Todo el mundo anda con la mosca detrás de la oreja y ha habido campo abonado para la especulación de todo tipo desde que comenzamos a oir sobre el Colisionador de Hadrones. La más “atractiva” sin duda es la de que se trata de un proyecto para viajar a mundos paralelos en el espacio-tiempo a través de los agujeros negros.

… No puedo remediarlo. Supongo que nos pasa a todos: no sabemos por qué pero notamos que algo no encaja y le seguimos dando vueltas hasta que nos cruzamos con una pista que nos abre un terreno donde de repente nos sentimos como peces en el agua y decimos, “esto ya es otra cosa”.

Eso me ha ocurrido a mi cuando me he leido este artículo de Scientific American que dice “Cómo el LHC puede cambiar la Web”, y subtitula: La parrilla (grid, no sé si se traduce así) informática del LHC puede enseñar a Internet a cómo manejar sencillamente un montón de información”

¿Cómo?, me pregunté, ¡¿Qué tiene que ver este bicho enterrado en la Tierra para los “hadrones” con Internet que usamos todos los días?!
Dice además el artículo que el reto supone “hacer accesible la información a cualquiera en cualquier parte del mundo mediante la ejecución de unos cuantos comandos desde su ordenador personal portátil” (ya sabemos que donde dicen “cualquiera” siempre se refiere a “ellos“)

Lo primero que uno se pregunta es ¿Qué tipo de información necesitan manejar a esa velocidad? ¿Información sobre la estructura del universo?.

No parece muy plausible imaginarnos a Zapatero o a Putin como el Dr. No manejando datos sobre la estructura del universo (aunque ya puestos, me imagino a Putin más que a Zapatero), ni tampoco me imagino a a un par de jubilados, ya introducidos en la era Internet, accediendo a la parrilla de datos sobre la estructura del universo. No me imagino cómo puede eso explicar el interés de los gobiernos durante más de dos décadas en el invento de Ginebra. ¿Quién tendrá acceso a toda esa información?, ¿gente como Stephen Hawkings o el perfil de usuario será más bien tipo Sarkozy?

Dice el artículo de Scentific American:
David Bader, director ejecutivo del Instituto Tecnológico de Georgia (EE.UU) dice que ” la única cosa que la web no es capaz de hacer es gestionar una cantidad fenomenal de datos”; ” el ancho de banda solo es un cuello de botella colosal”, y añade que “para los investigadores que realizan simulaciones de supercomputadoras, es más barato escribir la información en discos duros y enviarlos a centros de supercomputadoras vía correo Fedex que transferir por la red grandes cantidades de información”.

Según este científico, la parrilla Informática basada en el LHS (Colisionador de Hadrones) y en una plataforma open-source llamada Globus permitirá “a los ordenadores ofrecer predicciones instantáneas del clima por medio del acceso a la información a los sensores medioambientales cercanos, o puede ayudar a escudriñar una vida médica completa para buscar los datos más nimios en el historial de una persona”.

Estos ejemplos que ofrece Bader así como que ‘de pasada’ suenan bastante “Gran Hermano” en mi opinión y le permiten preguntarse a uno si todo ese dineral invertido por los gobiernos (nuestros impuestos, o sea) en este proyecto del CERN no será por razones políticas, más que las estrictamente científicas.

Ahora, si accedéis a la página de Globus podréis encontrar información acerca de esta plataforma Globus y veréis que se está aplicando a proyectos en distintas disciplinas, climatología, física, astronomía…

Pero es que además el artículo finaliza de una forma que no hace más que reforzar la idea Gran Hermano porque dice “irónicamente, la contribución más importante del CERN a Internet podría ser cualquier cosa menos transparente para el usuario final. En un mundo perfecto, Globus, o sus sucesores, harían simplemente todo accesible y transparente desde cualquier ordenador. Dice Bader además ”si Globus es un éxito entonces no oirás mencionar nada sobre él“.

Permitir que toda la información de los seres humanos, sus datos médicos, educativos, legales, policiales, sean accesibles desde cualquier ordenador portátil sobre esta plataforma LHS/Globus suena bastante terrorífico y lo peor es que los datos empezarán a recibirse antes del fin del 2008, como dice el propio artículo, es decir, no estamos hablando del futuro en absoluto, sino de AHORA.

Uno no puede por menos preguntarse si no estará todo esto relacionado con el proyecto chemtrails/HAARP en los términos en los que está descrito en este artículo ¿Una herramienta perfecta para vigilar y manipular a todos los seres del planeta?

En ese contexto, no tengo dudas respecto al por qué del interés en desviar la atención de todo el mundo hacia las naves tripuladas aparecidas el día de la inauguración del CERN o la información que apuntaba a la posibilidad de que la Tierra fuera engullida por agujeros negros fruto del experimento o cosas similares. En mi opinión, si hubo naves en el espacio de Ginebra anoche, como se ha reportado, no me cabe la menor duda de que estaban tripuladas por seres humanos utilizando la tecnología robada a Tesla y que emplean para su uso y disfrute mientras nosotros tenemos que ir a cargar el coche a la gasolinera.

Está claro que además su estrategia ha sido muy exitosa , ya que todavía ahora seguimos hablando de agujeros negros y de platillos voladores. Han logrado desviar nuestra atención de lo único que importa a los gobiernos, que no es otra cosa que el control y el espionaje a los ciudadanos. Y ¡atención! porque la jugada es tan maestra que según este experto ”si Globus es un éxito entonces no oirás mencionar nada sobre él”, de manera que si has visto segundas intenciones en este proyecto, como en otros, quedarás a la altura del betún porque no pasará “nada”.

O mucho me equivoco, o esta es la verdadera razón del llamado Colisionador de Hadrones, “una entrada a un NEW WORLD”, como dijo Reagan, sólo que puede que dejara fuera a propósito la última palabra, ORDER: El Nuevo (Viejo y Maldito, ya, para nosotros) Orden Mundial.

Nota:

El dr. Manuel Carmona, un biologo español, emitió su opinión para nuestro blog, como cientifico que el es, respecto de este tema que tanta controversia esta trayendo en la sociedad occidental.

“Este artículo me parece una forma no muy inteligente de ligar ciencia con religión, que supongo que es uno de las motivaciones de quien lo escribió.

Dos notas breves:

(i) A quién le parezca blasfemo hablar de la partícula de Dios o la máquina de Dios, supongo que tendrá el mismo problema con la Eva mitocondrial. A mí, en particular, nunca me han gustado estos conceptos.

(ii) Es verdad que el LHC es carísimo (aunque menos que un superbombardero), pero aunque falle, entendiéndose por fallar el no encontrar la partícula que se busca, las aplicaciones que tendrán serán enormes. Como la de muchos aceleradores de partículas. Desde estudios de nanomateriales a resolución de estructuras de proteínas. Es lo bueno de la ciencia básica, que da respuestas acerca de como funciona el universo, que alguna otra mente avispada puede usar para el desarrollo de alguna herramienta de utilidad para la humanidad. En ese sentido, si el LHC funciona bien saldrá barato.”

Dr. Manuel Carmona,biologo

Comienza con éxito el experimento científico del siglo en busca de las claves del origen del universo

10/9/2008 17:34 h PUESTA EN MARCHA DEL MAYOR ACELERADOR DE PARTÍCULAS

Comienza con éxito el experimento científico del siglo en busca de las claves del origen del universo

  1. • Las primeras pruebas del Gran Colisionador de Hadrones confirman que el sistema funciona
EFE / MARTIAL TREZZINI
El Gran Colisionador de Hadrones de Ginebra, en una imagen del año pasado. Foto: EFE / MARTIAL TREZZINI
VIRGINIA HEBRERO (EFE)
GINEBRA

El considerado experimento científico del siglo, la puesta en marcha del Gran Colisionador de Hadrones (LHC), ha comenzado hoy con éxito en el Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN). La máquina es el mayor acelerador de partículas del mundo, concebido para explorar los enigmas del universo.

En medio del júbilo de los científicos, que desde hace años esperaban este momento, el primer haz de millones de protones inyectado en el acelerador ha logrado dar una vuelta completa, en una hora, al gigantesco túnel circular subterráneo de 27 kilómetros, situado bajo la frontera suizo-francesa.

Unas horas después, otro haz de partículas, introducido en dirección opuesta, en esta ocasión en sentido contrario a las agujas del reloj, conseguía igualmente recorrer todo el acelerador. El hecho de lograr que circularan partículas, aunque a energía débil, en ambas direcciones del túnel –aunque no a la vez– ha superado lo que esperaban los expertos.

Éxito tras 20 años de trabajo

“Hoy es un día histórico después de 20 años de trabajo y esfuerzos de miles de científicos del mundo –ha dicho el director general del CERN, Robert Aymar–. Por primera vez se ha conseguido que el acelerador aceptara las partículas y estas circularan”. En la prueba de hoy, las partículas se han lanzado a poca velocidad y tramo a tramo, para comprobar que el acelerador funciona correctamente.

El siguiente paso es conseguir las primeras colisiones frontales de partículas a la velocidad próxima a la de la luz, es decir, la recreación de los instantes posteriores al big bang. “No sé cuánto se tardará. Es muy difícil saberlo. Dependerá de cuándo la máquina funcione a pleno rendimiento, pero esperamos que sea en unos meses”, ha dicho Lyn Evans, director del proyecto del LHC.

Los científicos del CERN comenzarán mañana mismo a inyectar haces en sentidos opuestos, y en pocas semanas podrían producirse las primeras colisiones, pero con baja energía. Cuatro enormes detectores, instalados en el acelerador para observar las colisiones frontales, recopilarán los millones de datos que genere el experimento del LHC, que tiene un coste de 4.000 millones de euros.

De la teoría filosófica a la física experimental

“Sabemos que, a pesar de los grandes conocimientos que tenemos del universo, desconocemos el 95% de la materia, y ahora tenemos el mecanismo para transformar la teoría filosófica del big bang en física experimental, lo que es absolutamente fantástico”, ha afirmado Carlos Rubbia, premio Nobel de Física en 1984.

“Ahora estamos en posición de poder retrotraernos más y más atrás, al origen del universo, y de poder no solo observar, sino simular, esos instantes”, ha subrayado el físico italiano. “Saber de dónde venimos y adónde vamos siempre ha sido la pregunta que se ha hecho el hombre”, ha dicho, por su parte, Aymar.

En busca del ‘Dios de las partículas’

Uno de los grandes objetivos es descubrir el hipotético bosón de Higgs, llamado Dios de las partículas. La existencia de esa partícula, que debe su nombre al científico que hace 30 años predijo su existencia, se considera indispensable para explicar por qué las partículas elementales tienen masa y confirmaría los modelos que utiliza la física para explicar el universo, las fuerzas y su relación.

El director del proyecto del LHC, Lyn Evans, ha destacado que este acelerador “es un ejercicio masivo de colaboración mundial, en el que han participado científicos y expertos de muchos países, razas y religiones”. Cerca de 10.000 científicos han tomado parte en este proyecto del CERN, un organismo propiedad de 20 estados europeos, y en el que otros países tienen estatuto de observador.

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=542580&idseccio_PK=&h=080910