Efesios parte 7

2.         UN NUEVO PUEBLO EN CRISTO. 2:13-22 (Ahora: cercanos)

A.  Cristo el fundador de este pueblo 13-18

B.   La iglesia el nuevo pueblo de Dios 19-22

a   “Nuevo” gr. kainos: nuevo en cuanto a la función, cualidad o carácter en otras partes gr. neos: nuevo en el tiempo Col 3:10

f.  Lo Provocado: La Cruz v. 16 es el lugar de reconciliación de los enemistados con Dios y entre los hombres.

o  Su muerte es el camino de entrada a este nuevo pueblo v.17 ,Is.57:18 a   Apokatalásso; reconciliar totalmente: de katalásso;   cambiar mutuamente, i.e. (fig.) componer una diferencia:- reconciliación, reconciliar.

g.La Posibilidad Nueva: Por su sangre derramada, por su entrega voluntaria llevando nuestra maldición, es que tenemos entrada  : gr. prosagoge: acceso a un rey, obtener una audiencia.

a   Por un mismo Espíritu, que nos sella regenera y mora en cada uno sin distinción de ninguna clase.

B.   La Iglesia el nuevo pueblo de Dios cap. 2:19-22: presenta Pablo esta nueva comunidad comparándola con:

a. Un    Reino, 19a

b. Una Familia, I9b

c. Un    Edificio, 20-22

A. Cristo el fundador de este pueblo: cap. 2:13-18

a. La Posición, v.13, El nos acercó, Dt. 4:7, pese a todas las trabas de   v.ll y 12 en el Sal. 148:14, los judíos eran cercanos, pero estaban lejos a causa de su rebeldía y los gentiles lejanos a causa de su pecado.

• Lejos: makrán; a distancia (lit. o fig.):-distar, estar lejos.

• Llegar a ser: ginomai

• Cercano: agnus, viene de anjó: exprimir, estrangular.

b. La Prenda de paz (is.57:18-19), ante la enemistad (hostilidad) entre judíos y gentiles Jn. 14:27: y   según Cicerón los griegos   dividían a los hombres en dos clases griegos y bárbaros

(1)       Paz con Dios Ro. 5:1

(2)       Paz de Dios Gal 5:22

c.La Pared de separación: el templo tenía una pared para dividir los diferentes atrios, el de los gentiles se encontraba en un nivel inferior al de los sacerdotes, o laicos, o mujeres; teniendo que descender 19 escalo- nes para llegar al de los gentiles, que podían ver lo que sucedía pero nunca acercarse, pues en la escalera decía un cartel: advertía la posibilidad de una muerte   inmediata al que traspase esta delimitación, escrito en griego, hebreo y latín.

•  Separación; la misma palabra en el v.16 se traduce enemistad, fragmós;   cerca, o barrera que encierra (lit. o fig.):-separación, vallado, cercar

d. El Procedimiento: derribo esta pared, aboliendo (katargésas: desactivar: kata, abajo – argos, inactivo cp. Ti.1.10, especialmente Lc. 13.7: inutiliza) en su carne (muerte: su cuerpo clavado en la Cruz).

• Esto no quiere decir que Cristo abolió (terminó) la ley; sino la ley ceremonial “expresada en ordenanzas” v. 15,

• En Cristo se cumplieron las justas demandas de la ley

• El alcanzo el cumplimiento de ellas.

N.V.I.: humanidad

e. El Propósito: “Creando”, no juntando ni arreglando; un nuevo “hombre” ( pueblo), haciendo de esa forma la paz,

a. Un reino v.19, obteniendo nuevos derechos.

(1) Que no es de este mundo Fil.3:20,21

(2) Que es de Cristo Col 1:13

(3)  Que es actual pero se extenderá por la eternidad Fil 3:20-21

(4) En el cual somos iguales v. 19 (conciudadanos: symplotes)

(5) Ya no hay forasteros (extranjeros) gr. xenoi: alguien de paso

(6) Tampoco advenedizos gr. paroikos: un extranjero residente, no ciudadano

b. Una familia v.19, obteniendo una nueva relación entre las personas.

(1) Por la adopción somos incorporados 1:5

(2) Cristo es nuestro hermano mayor Ro. 8:29

(3) Dios es nuestro Padre Jn. 20:17, al aceptarnos como hijos

(4) tenemos una herencia común

c.  Un edificio v.20-22, obteniendo un nuevo lugar y fundón.

(1) Antes el de Salomón, el de Zorobabel, el de Heredes, ahora nosotros

(2) Cristo es la piedra angular v.20, la base Mt.l6:18 , soporte y fundamento

Sobreedificar: epoikodomeo: epi: sobre, oiko:  hogar, demo: construir,  lit. edificar encima

(3) Las enseñanzas de los apóstoles y profetas, se levantan   como columnas apoyadas sobre el fundamento (Cristo) las verdades cristianas.    La palabra fundamento (gr themélios) en Ap.21:14 se traduce cimiento

(4) A partir de Jesucristo, todo el edificio se coordina, levanta, ajusta según la traducción utilizada, porque es la piedra angular que da estabilidad y dirección, la unidad y el crecimiento van unidas.

• V.21: bien cordinado: concertar, synarmologeo: syn: con, armos: articulación, lego: elegir

• V.22: juntamente edificados:  synoikodomeo, componer (en compañía con otros creyentes, fig.):-edificar

(5)  Crece,   como consecuencia del crecimiento individual 4: 15 y 16,  y  la multiplicación
somos las piedras vivas 1a Pe. 2:5, que construyen este edificio.

(6)  Con un propósito: ser un templo santo para morada de Dios;  katoiketérion; morada:
habitación, morada, de katoikéo;  alojarse permanentemente, ¡.e. residir (lit. o
fig).  de     Kata:  abajo y oikéo;  ocupar una casa, i.e.  residir (fig.  habitar,
permanecer, quedarse); porimpl. cotobrtan-habitar, morar, padre, señor, vivir

Anuncios

10 Efesios [W. Hendriksen]

View this document on Scribd

Efesios parte 5

LA PERSONA ES NUEVA EN CRISTO, solo por gracia, cap. 2:1-10:

A. Nuestra situación anterior 2:1-3

B. Nuestra situación luego de conocer a Cristo 2:4-10

A.Nuestra situación anterior: 2:1-3

a. Espiritualmente muertos (Sgo. 2:26), la evidencia de ello: delitos y pecados

  • “muertos en delitos y pecados”

Raul C.Yoccou explica respecto a esto que

Según la Biblia muerto está quien teniendo un cuerpo vivo posee un alma muerta. El tal está insensible, sin percepción alguna, inmóvil en cuanto a la fe. El muerto tiene su mente en tinieblas (Ef.4:19) y actúa como un sonámbulo (comp. Ef. 5:14; 1 Ts. 5:6).

El horror de la condición es de una magnitud tal que no hay quien entienda, ni quien busque a Dios (Ro. 3:11). Esta muerte es “en delitos y pecados”, como si fueran un ataúd inmenso, una fosa insa­ciable que atrapa y retiene para siempre.

Fue el mejor modo que encontró Pablo para describir la manera en que nos encontrábamos sujetos al reino de las tinieblas. Las palabras “delitos y pecados”, que en otras oportunidades aparecen se­paradas, aquí están juntas para describir el climax del estado de muerte.

“Delito” en castellano es sinónimo de culpa o ilegalidad, y es la traducción del griego paráptoma que se usa en el Nuevo Tes­tamento más de veinte veces y se traduce con cinco palabras fun­damentales: pecados, transgresiones, faltas, ofensas o delitos. El significado principal es “un desvío de las normas establecidas” tal como aparece en Ro. 5:15-20. Paráptoma es un acto ilegal (Mt. 6:14,15) pasible de muerte (Ro. 4:25).

“Pecado”, por otro lado, proviene del término griego hamartía, que significa originalmente “errar al blanco”. Aunque nos parezca que no alcanza a traducir en toda su magnitud el sentido bíblico, bien sabemos que el pecado trastoca de tal forma la voluntad de Dios que jamás damos en el blanco, y ni siquiera nos aproximamos a él (Ro. 5:12).

El pecado actúa en nuestro ser interior (Ro. 7:11, 14) ideando, promoviendo y defendiendo el mal. Así se producen los “pecados” que nos sepultan en la muerte espiritual (1 Ts. 2:16).[1]

b. La muerte física es consecuencia de la espiritual Gen 2:17

c. La muerte espiritual, es la separación de Dios Ro 3:23 y la falta de la vida de Dios Jn.14:6 y 1:4

d. Siguiendo la corriente (aión: curso, modo de tratar) v.2, la falta de vida espiritual somos incapaces de cambiar. Mundo, gr. kosmos: orden o lugar.

Raul Caballero Youccou explica que

“Andar de acuerdo a la corriente” es vivir aprobando el mal y sujetando el modo de pensar a prácticas y objetivos contrarios a la voluntad de Dios (Ro. 12:2), a fin de obtener algo pasajero y temporal (1 Co. 1:20; 6:16; Col. 2:8-10). Este texto realmente quiere decir: “andar en obediencia al ciclo (gr. aión) de este mundo”, donde aión no significa tanto longitud de tiempo corno la calidad de lo que ocurre en ese período.[2]

e. Obedeciendo a Satanás, el que no sigue al Señor no puede dejar de obedecer al Diablo, Ro.6:17 y He. 2:14

(1) El busca nuestro mal 1a Pe. 5 :8

(2) Todo creyente de luchar contra él y sus secuaces 6:12

f. Obedeciendo también v. 3 a la carne Gal 5: 19-20

g.Y también obedeciendo a los pensamientos (razonamientos) h.  Todos somos iguales ante Dios (vosotros v.l: gentiles) y nosotros v.S; judíos), y teníamos el mismo fin “hijos de ira” v.3

Raul, Caballero Youccou explica que

Decir, entonces, que los muertos andan de acuerdo con la “corriente” de este mundo, es mostrar que el reino de las tinieblas transmite órdenes en todas las direcciones, esclavizando a las almas sin que éstas tengan la más remota posibilidad de liberación.[3]

Y luego ilustra esto,diciendo que

Podríamos comparar al mundo con un gran campo de concentración donde es imposible traspasar los límites físicos ni modificar los espirituales. O también podría compararse a un gran desfile donde una persona guía y la masa de soldados lo sigue sin poder modificar ni sus actos ni su rumbo.[4]

h. La conducta:

  • anduvisteis en otro tiempo”

Parecería que ahora Pablo quería explicar con más detalles el significado de “muertos en delitos y pecados”. La primera carac­terística del muerto espiritual es su estilo de vida. El verbo “andar” se refiere a la manera de ser, de resolver los temas de la vida y las intenciones.[5]

O vivimos de acuerdo con la voluntad de Dios, o de acuerdo con la voluntad del diablo. Los que viven “siguiendo la corriente de este mundo”, lo hacen “de acuerdo al príncipe de la potestad del aire”.

Príncipe (gr. archón) significa gobernante o magistrado, y es utilizado muy ampliamente en el Nuevo Testamento.[6] Al hablar del diablo como “príncipe de este mundo”( el Señor Jesús se limitó a mostrar que estaba derrotado antes de comenzar la gran batalla (He. 2:14-15). En cambio Pablo dice aquí que es el “príncipe de la potestad del aire”, la principal autoridad en el reino de las tinieblas.[7]

Su poder sobrehumano es tan grande que sólo el Señor Jesucristo pudo vencerlo. El diablo preside sus ejércitos de demonios y trabaja en los hijos de desobediencia tratando de ensanchar su imperio, sometiendo y tiranizando a sus subditos hasta que todos perezcan en la destrucción eterna.[8]

Este “espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia” en los evangelios aparece como “espíritu inmundo”,5 y posteriormente como “espíritus malos” [9] o “espíritus engañadores”.[10] Son todos administradores de maldad que, a las órdenes del diablo, fomentan el pecado e intensifican la rebelión contra Dios.

El verbo “operar” (gr. energeó) significa “obrar en el interior.“[11] En consecuencia, la obra interior (Gá. 5:6; 2 Co. 1:6) se incentiva por la experiencia espiritual que nos transforma de gloria en gloria para honra del Señor (Fil. 2:13).

En represalia a la auténtica operación del Espíritu Santo, el enemigo monta su imitación tratando de interferir en los cristianos (Ro. 7:5; 2 Co. 11:3, 14-15), y manejando a sus subditos para satisfacer sus planes aberrantes.

El pasaje, que en su totalidad es difícil y necesitaría un estudio más cuidadoso a la luz del ambiente de su día y de las tendencias filosóficas que ya se insinuaban, nos muestra que toda persona no regenerada forma parte de los “hijos de desobediencia” y no puede transitar por el camino del bien por estar separada de Dios.

Es humanamente imposible salir de este imperio sin la redención de Cristo. En su testimonio a las autoridades (Hch. 26:15-18), Pablo usa el verbo librar cuando se refiere a salir de la potestad de Satanás.[12]

B. Nuestra situación luego de conocer a Cristo 2:4-10

a. UN MOTIVO: Nos dio vida ( gentiles y judíos) “pero” pese a nuestro estado anterior, de depravación nos vivificó, y como la vida está en Cristo en nuestra unión “juntamente con El, esto se llama identificación con Cristo.

(1) Unidos en su muerte:

  • Ro.6:8-10, somos libres del poder del pecado.
  • Gal.5:24, somos libres del poder de la carne.
  • Col.2:20, somos libres del poder del mundo ( corriente).

(2) Unidos en su resurrección:

a Ef.2:6    nos coloca en lugares celestiales (posición) garantizándonos nuestras bendiciones presentes y nuestro lugar futuro a   2a Pe. 1:2-4   al ser participantes de su naturaleza estamos capacitados para vivir una vida de victoria

b. UN MÉTODO: Nos salva por gracia v.5

(1) Porque es un Dios de amor v4., y al salvarnos lo manifiesta antes de la creación ( 1:4) y luego en la Cruz Jn 4:10

(2) Su amor hizo derramar su rica misericordia (Sal. 103:8-11)

(3) Con el propósito de v. 7 mostrar por la eternidad futura “las   abundantes riquezas de su gracia” a través nuestro.

cUNA META: Nos manifiesta su origen, v.7-8. La salvación es obra exclusivamente divina:

(1) El cristiano no es salvo por fe (causa) sino “mediante la fe”

(2) No hay obra ni mérito humano v.9.

(3) Aun la fe es don de Dios v.8 ( en el pasaje no se refiere a la salvación, sino a que las tres cosas dadas por Dios, y “touto”esto)

d.   UNA  MISIÓN:  v. 10.

Sal.    100:3,   creados

(1) Somos   v.10   hechura,   gr.   poiema:   poema   ver   en   el 1a Pe. 1:3 y 23 y 2a Cor 5:17 (nos diseñó).

  • En Ro.1:20: el mundo es su “poiema” (hechura). a   Creados “de nuevo”, gr. kaine, nuevo en función.

(2) Para buenas obras v.10:

  • Capacitándonos para hacerlas por la naturaleza divina
  • Dejándonos ejemplo de cómo hacerlas 1a Pe.2:21
  • Teniendo una conducta consecuente con lo que somos.

En la carta Dios nos revela 4 propósitos en la salvación:

(1) Ser santos y sin mancha, 1:4.

(2) Su gloria, 1:6.

(3) Señalar a los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia, 2:7.

(4) Servirle, preparando buenas obras para cada uno de nosotros, 2,10.

Notas

  • [1]. Raul C.Youccou, Efesios – Comentario Biblico del Continente Nuevo,pag. 90 -913 ed. Unilit
  • [2] Ibid
  • [3] Ibid
  • [4] Ibid
  • [5] Ibid
  • [6] Leemos de los “principales sacerdotes” miembros del Sanedrín (Lc. 14:1; 23:13) de las sinagogas (Mt. 9:18), así como de los “jueces y magistrados” (Hch. 16:19; Ro. 13:3). También dice que el Señor Jesús es el “Príncipe de los reyes de la tierra” (Ap. 1:5)., cit en Ibid
  • [7] Jn. 12:31; 14:30; 16:11
  • [8] Ibid
  • [9] Ibid
  • [10] Ibid
  • [11] Ibid
  • [12] Ibid

Efesios parte 4

LA PETICIÓN DE PABLO A DIOS, para alcanzar sabiduría. Cap. 1:15-21:

Dios nos ha llamado a interceder; nos ha mandado a orar por los que están en eminencia. Nos ha dado su Palabra, su poder, su Nombre, su autoridad y su fe. Tenemos todas las herramientas necesarias para orar de manera eficaz por nuestra nación y sus gobernantes y por todos los que están en eminencia. Pablo habia comprendido bien la importancia de la oracion.(cf. 1 Tim. 2:1,2)

Las bendiciones dadas por Dios a los Efesios es la “causa” que lo llevan a Pablo a orar, v.15.

A. La actitud de los Efesios: (las características de una verdadera iglesia)

a. Fe en el Señor v.15 ; cf. Col. 1:4

Sin fe es imposible agradar a Dios; En Hebreos 11:6 dice: “Pero sin fe es imposible agradar a Dios, porque es necesario que el que se acerca a Él crea que le hay y que es galardonador de los que le buscan.”

Uno de los temas más importantes de la Biblia y que lo encontramos por toda ella es el de la fe.  Y aunque ha sido menospreciada y atacada por unos y sobreenfatizada por otros, sin embargo tiene un lugar preponderante en la Biblia.

b. Amor para los hermanos v.15 (la manifestación de la fe) (Cf. Jn. 13:31- 35 ; Jn. 15:12)

“En esto conocerán que sois mis discípulos“(Jn. 13:35)

B. Son motivos de gratitud a Dios: todos tenemos motivos por los cuales dar gracias

C. “No ceso” v.16, la constancia es necesaria en las oraciones, 1 Tes. 5:17

D. La oración es dirigida a: (v.17)

a. Nuestro Padre, marcando la nueva relación que tenemos con El.

b. El Dios del Sr. Jesucristo, marcando la relación de unigénito, pero también el ejemplo a
imitar en nuestras oraciones.

c. El Padre de gloria, mostrando la reverencia en que debemos orar.

E. El pedido de Pablo: v.17

a.   Espíritu, de sabiduría y  conocimiento, no el E. Sto. tampoco  una actitud espiritual (ya la tenían) sino la dádiva de los dones espirituales

b.   De 1a Cor. 12:8.

c.    Sabiduría ( gr. sofía: la sabiduría de las cosas profundas.

d.   Conocimiento: de las verdades reveladas

e.   “En el conocimiento de él’: gr. epignosis: pleno conocimiento experimental

F.   El Propósito: Para tener un   pleno conocimiento de Dios v. 18, es necesario que ilumine
(mantenga iluminado) nuestro entendimiento ( corazón) es obra del Espíritu, 1a Cor. 2:10-11.
a.   Sepáis, saber: comprendáis.

G. Tres cosas quería que conozcan los Efesios:

a. La esperanza a la que nos llamó,18: es el resultado de su llamado Ro.8:30 y He.6:18-19.

b. Las riquezas de su gloria v.18, a las que tenemos derecho v.5 pero que debemos conocer
Col 1:12,

c. La grandeza de su poder v.19,

(1) Supereminente; gr. huperballon, deriva hipérbole, excede toda medida, en grandeza,
fuerza, soberanía, etc

(2) Poder: (gr. dúnamis), deriva dínamo, generador de fuerza y dinamita, potencia

(3) Operación, (gr. enérgeia) poder actuando.( eficacia)

(4) Poder,  (gr. tratos): soberanía “de Dios’; de su fuerza, gr. iskhúo.

H. El poder de Dios: es el motivo para confiar que hará lo que pide Pablo

a. Levantó al Señor de los muertos v.20

Si Jesús no hubiese resucitado, todo el ejercicio de nuestra fe sería vano.1 CORINTIOS 15.1-28, 32b-34, 58

b. Lo sentó a su diestra

c. Le dio autoridad sobre todas las cosas v. 21 y todos los tiempos

d. Lo colocó como cabeza de la iglesia v.22

La resurrección de Cristo, es la corona de la fe cristiana,

Cuando hablamos del hecho histórico de la resurrección, la corona de la fe cristiana, estamos hablando de un hecho trascendental que o bien sea es el fraude mas grande y sofisticado de la historia o es el hecho mas fantástico y sobrenatural de la historia humana.
Hay tres credenciales básicas en la historia de Jesús, de los cuales, si alguno de ellos sucumbe, sucumbe todo el cristianismo, a saber:
1) El impacto de la vida de Jesús sobre la historia,
2) el cumplimiento de las profecías en su persona,
3) la resurrección de entre los muertos.
Si se pudiera negar la resurrección, el cristianismo no tendría razón de ser. El cristianismo
permanece en pie o cae con la resurrección. Esta doctrina no es un asunto de mera discusión teológica,sino un asunto de vida o muerte para la fe cristiana. Si los muertos no resucitan, comamos y bebamos,que mañana moriremos.
En la historia de Jesús todo armoniza perfectamente, lo extraño hubiera sido si Cristo se hubiera quedado en la tumba. Todo su mensaje, las profecías y su obra habrían fenecido si el no hubiera resucitado, conforme a las escrituras.
La primera multitud que se convirtió al cristianismo se convirtió en un mensaje sobre la
resurrección.
El meollo del mensaje apostólico era exactamente la resurrección de Cristo y la esperanza de la resurrección de los cristianos. El cristianismo no tuviera nada que ofrecer si no fuera la esperanza de resurrección y vida.
La resurrección enfatiza cinco grandes realidades:
1) Explica la muerte de Jesús,
2) Confirma y completa las profecías sobre la primera venida, al igual que da paso al flujo normal del plan de Dios en la historia, según las profecías.
3) Anticipa la venida del E. S. y la expansión de la fe cristiana.
4) Preanuncia la segunda venida de Cristo como rey.
5) Nos anima en la esperanza de vida.
Nuestra fe no avergüenza, por el contrario, nos trae esperanza de vida eterna.
“Si los muertos no resucitan, comamos y bebamos, porque mañana moriremos”.

Efesios parte 3

La doxologia

En estos versículos encontramos en griego 202 palabras que componen una declaración ininterrumpida sin puntos y aparte.  En ella, el apostol Pablo analizará la proyección en el tiempo de la bendición espiritual que Dios nos da (pasado,presente y futuro). Luego explica que Dios nos ha garantizado estas bendiciones por su Santo Espíritu

A. Las Bendiciones dadas en el Pasado v 3-4: (la primera)

a. Escogidos;(gr. eklegomai: e voz media es elegir para uno)  La elección no es por respuesta Humana sino para que haya respuesta. Mat. 13:27, Ef.1:4,5,9,y 11, Col 3:12, 1aPedro 1:1-2.

(1) Dios en Ef. 1:4 escoge un pueblo en 1a P. 2:9.

(2) Dios en Isaías 45:4 escoge una Nación.

(3) Dios en 1a P 1:2 a cada uno de nosotros.

b. El Propósito de la elección, 4: “que fuésemos santos y sin mancha”,

(1) Agios: santo, separado.

(2) Amómous: sin defecto, sin mancha”, la perfección moral para estar “delante de El”.

c. El Tiempo: antes de la creación del mundo v.4, antes de la fundación del mudo, es
pretemporal, también antes de la fundación del mundo: nos amó Jn.17:24; nos conoció 1a Pe- 1:20; nos dio a Cristo Ap.13:8. cp. Mt.13:35 y 25:34; Lc. 11:50; 1a Co.2:7 y He.4:3

Homer A. Kent Jr. explica que

Se da, en el versículo 4, una declaración más específica sobre la acción del Padre. Fue El quien inició el plan de redención, escogiendo a los creyentes en conexión con Cristo, antes de la fundación del mundo. Este acto soberano de Dios separó a algunos para experimentar las bendiciones de la salvación. Las razones o el criterio de su elección no se nos han dicho, excepto que lo hizo según el beneplácito de su voluntad (1:9). La verdad de un grupo escogido era bien conocida por los judíos del Antiguo Testamento (Dt. 4:37; 7:6-8; Is. 41:8), pero ahora se revela que la elección de Dios en la Iglesia incluye a los gentiles también.

Esta elección de Dios fue «en él» (esto es, en Cristo). Dios hallaba en Cristo los méritos todosuficientes para redimir a los hombres, sin violar Su justicia. Su propósito fue escoger a personas cuyas vidas demostraran el poder de Dios para vencer el pecado. Su elección fue hecha en amor, y engendra amor en los creyentes. Pero uno se pregunta si, en la última parte del versículo 4, se contempla la justificación o la santificación. Debido a que Pablo usa las mismas palabras griegas referentes a la santificación en 5:27 (trad. «santa y sin mancha»), no parece aconsejable pasar por alto el aspecto ético.

Pablo contempla, tanto lo judicial como lo experimental, en el propósito de Dios para la elección. (Es posible que la frase «en amor» sea parte del versículo 5: «en amor habiéndonos predestinado». Sin embargo, la costumbre usual de Pablo es de colocar una frase semejante después de las palabras que califica, en vez de antes de las mismas.)

El método de la elección de Dios consta en el versículo 5. Las palabras «habiéndonos predestinado», probablemente son modales más que temporales. Pablo está explicando la manera en que la elección fue efectuada. Fue consumada al señalar Dios a algunos para la salvación, aun antes de su existencia personal. Esta predestinación fue la selección de Dios de algunos, para recibir la adopción como hijos suyos.

En el fondo de la ilustración parece estar la costumbre romana, ya que no existía una costumbre judía comparable. Según esta usanza, niños de otras familias podían ser legalmente adoptados y serles otorgados derechos y responsabilidades plenos. Esto es precisamente lo que hizo Dios cuando escogió a hombres que, a causa del pecado, no poseían vida espiritual. Por la elección de Dios, El los hizo hijos Suyos. Desde luego, la verdad espiritual supera en mucho la ilustración humana, porque, por la regeneración, Dios realmente les hace hijos Suyos, por naturaleza, mediante el nuevo nacimiento. (Ver Gá. 4:1-7 para una ilustración similar de Pablo.)

No se deja lugar al orgullo humano, pues la elección de Dios en ninguna manera depende del hombre. Se llevó a cabo «por medio de Jesucristo», y se puede explicar solamente por el «beneplácito de su voluntad». La elección de Dios no obedeció a nada bueno o atractivo en el hombre, ni a nada fuera de Dios mismo. Fue un acto de Su propia bondad, y no podemos ir más lejos.

Uno debe cuidarse mucho de sacar conclusiones falsas de esta sublime verdad. Pablo no está afirmando una doctrina dura y fatalista, en que Dios arbitraria¬mente selecciona a algunos para el cielo, sin importar lo malas que sean sus vidas, y manda a los demás al infierno, a pesar de los sinceros deseos que tengan de hacer la voluntad de Dios. Al contrario, la Biblia en­seña que todos los hombres están muertos en pecado, y ninguno sería salvo si Dios no interviniera. Además, la Escritura nunca habla de que los hombres sean pre­destinados para el infierno. La predestinación, en la Bi­blia, siempre tiene referencia a los creyentes. El plan inigualable de Dios proveyó, tanto el medio como el fin. Sigue siendo verdad que «todo aquel que quiera puede venir». Y se debe a la gracia de Dios que algunos res­pondan con fe y vengan a Dios por medio de Cristo. [1]

B. Las Bendiciones en el Presente v.5-8:

EL MEDIO: “en El”
Las consecuencias actuales de la elección pasada:

a La Adopción:

(1) Una posición mayor a la que teníamos antes de la caída, cp. Gal.4:4-7 y Ro.8:14-17.

(2) El amor es el móvil v.5, cp.1a Jn.3.1

(3) Adopción: gr: uiothesía, nos coloca legalmente en la posición de hijo adulto con sus derechos y obligaciones.

(4) Tenían los adoptados el derecho llamado de “sacra privata” el de poder adorar los
dioses de sus padres adoptivos.

b. Predestinados: gr: proorízo, de allí deriva la palabra horizonte, también aparece en 1a. Cor. 2:7 y Rom. 8;29. En el v.11 aparece otra palabra traducida igual y es la palabra gr. prothesis: una posición anterior.

(1) Por su voluntad, v.5   una motivo inapelable: En amor, según el puro afecto, lit. el
beneplácito (eudokíá), nos habla de deseo y gusto.

(2) Para redimir es necesario:

a. Un pariente cercano.

b.Los medios para la compra (el dinero).

c. La voluntad de hacerlo.

c. La Aceptación, es en el Amado, deriva del gr. charitóo: colmar, enriquecer. B.A. “gratuitamente impartió”, N.V.I. “que nos concedió”, en Lc.1:28: muy favorecida; teniendo un fin o propósito: “para alabanza de su gloria” v.6

d. La Redención gr. apolútrosin: poner en libertad mediante una paga, el rescate  de un prisionero de guerra o un esclavo y también a la liberación de la pena de muerte. Dios utiliza 2 palabras griegas más para redención agorazo Ap. 5:9 (comprar especialmente un esclavo) y exagorazo Gal. 3:13 y 4:5 ( comprar y liberar o sacar afuera, del alcance de la ley) con la redención obtenemos:

(1) Un sustituto que murió por nosotros, Mr. 10:45.

(2) Un pago eterno a través de un sacrificio eterno, Heb.9:22 y 26-28.

(3) La seguridad de no mas reclamos anteriores, Rom. 8:1.

Homer A. Kent Jr. explica que

La redención se describe, primeramente, en cuanto a su naturaleza (v. 7). Consiste en la liberación de la esclavitud por medio de la paga de un rescate. Aunque sea cierto que, a veces, la palabra se usa más generalmente por liberación, aquí la inclusión de «por su sangre» claramente nombra el precio de rescate. Los pecadores que fueron esclavizados por el pecado y desesperadamente endeudados a la justicia de Dios, fueron redimidos por la sangre de Cristo. No fue meramente Su muerte, sino la naturaleza vicaria de aquella muerte, como significa la referencia a la sangre.

La redención logró el perdón de nuestras transgresiones. (Ver Col. 1:14, para una declaración paralela.) La redención se consiguió en el Calvario cuando fue pagado el precio. El perdón queda experimentado cuando cada hombre en particular responde con fe al evangelio. La idea básica del perdón es remisión —quitar la culpa. Los apóstoles fueron instruidos a «remitir» los pecados por medio de la proclamación del evangelio (Jn. 20:23; Hch. 10:42-43). Cuanto más alto sea el concepto que uno tenga de la santidad de Dios, y cuanto más profundo su sentido del pecado humano, tanto mayor será su discernimiento de las riquezas de gracia que fueron necesarias para proveer semejante redención.

El alcance de la redención se expone en los versículos 8-10. A los creyentes se ha revelado ser de una expansión estupenda. En Cristo, Dios hizo que nos abundara su gracia en el ámbito de toda sabiduría e inteligencia. Aunque algunos refieren los términos sabiduría v prudencia a Dios, parece mejor entenderlos como referencias a características humanas que Dios, en Su abundante gracia, ha provisto al pecador, por medio de las cuales puede comprender y aceptar lo que Dios ha hecho (cp. Col. 1:9). La sabiduría de que habla Pablo, es el término general que se usa para el discernimiento intelectual que comprende la verdad espiritual. Tal sabiduría procede de arriba (Stgo. 1:5; 3:15, 17). La prudencia, o la inteligencia, es el uso práctico de la sabiduría. Es la gracia abundante de Dios, que le hace po­sible al hombre percibir intelectualmente, y aceptar y poner por obra las provisiones del plan redentor de Dios.[2]

e. El Perdón, una manifestación de la gracia de Dios v.7 y 8.

(1) El pago fue la sangre porque Lv.17:11 sin sangre no hay remisión   (aphesin, liberar,
despedir) de pecados (paraptomaton: lit. caída), siendo inevitable para la adopción , que nos da el derecho de recibir las riquezas de su gracia.

(2) Para el perdón es necesario el derramamiento de la sangre v.7, y es dado por su gracia, “conforme su gracia” si fuera según nuestra gracia seria pequeña pero   la suya es ilimitada, igual su perdón.

f. El Enriquecimiento: al “sobreabundar” esta gracia es dado en sabiduría (gr. sophía) y discernimiento v.8 (gr. pronései: para algunos prudencia), Cristo es poder y sabiduría de Dios según 1a .Cor. 1:24 ,al tener a Cristo tenemos la sabiduría del cielo.

g. La revelación: Nos las reveló_por su buena voluntad v.9

h. El Misterio v.10, en la Biblia, es algo que Dios nos revela y que de otra forma no podríamos conocer.

Homer A. Kent Jr. cita que

Dios multiplicó Su gracia a los hombres creyentes, revelándoles el misterio de Su voluntad, ciertos aspectos de la cual no habían sido antes declarados. («Misterio», en el Nuevo Testamento, no significa algo misterioso, sino una verdad previamente escondida y ahora dada a conocer). Lo que se reveló fue Su voluntad de proveer en Cristo el punto focal de la redención, para que todas las cosas pudieran ser introducidas en una gran unidad (cp. Col. 1:16-20). [3]

i. La Dispensación: gr. oikonomían: administración, período de tiempo en que Dios se manifiesta de una determinada manera, v.10.

j. La Dispensación del cumplimiento de los tiempos, es el tiempo apropiado que comenzó con la venida de Cristo Gal.4:4 y termina con el reino futuro cuando el Sr. en su regreso en gloria, ejecute el propósito de Dios (1a. Cor.15: 24-25)

k. La Reunión: anaquephalaiosasthai, recapitular, viene de kephalión: resumen.

C. Las Bendiciones del futuro.Disfrutaremos en el futuro en su plenitud (ya las tenemos potencialmente y podemos ahora comenzar a disfrutar), cap. 1: 9-12:

La herencia adquirida v.11, ya fue preparada en el principio así como también nosotros predestinados a ella:

a) Siendo Cristo el heredero universal Heb. 1:1-3

b) Y nosotros coherederos con El y herederos de Dios Rom. 8: 27

c) Tenemos una herencia inalterable 1a. Pe. 1:4

d) Siendo nosotros a su vez “la herencia de Dios” v.14

Curtis Vaughan explica que

Pablo enseña aquí que la gracia de Dios no sólo ha traído redención y perdón, sino que ha sobreabundado en los dones adicionales de “sabiduría e inteligencia” (v. B)

Al dar estos dones, Cristo capacita a los creyentes para comprender algo del propósito que tiene Dios para el universo. Pablo se refiere a este propósito como “el misterio de su voluntad [de Dios]” (v. 9). Los antiguos empleaban la palabra misterio para dar a entender cualquier cosa escondida o secreta, pero en el Nuevo Testamento tiene un significado especial. Significa una variedad divina que ahora ha sido plenamente manifiesta o Meincida en el evangelio.

La palabra ocurre seis veces en Efesios (1:9; 3:3, 4, 9: 5:32; 6:19) y veintiuna veces en otras partes del Nuevo Testamento. Pablo, en cuyos escritos está la gran mayoría de las veces que aparece la palabra, la usa aplicándola a los pensamientos y a los planes de Dios. Estos están ocultos a la razón y comprensión humanas y deben ser divinamente revelados si es que han de ser conocidos del todo. La paráfrasis La Biblia al Día la traduce “secreto motivo”. Tal vez la palabra “secreto” exprese mejor el significado. Sin embargo, es un secreto que ha sido hecho revelado en el evangelio. En Efesios 3:3, 4, 9, “misterio” parece tener una referencia especial al propósito eterno de Dios de incluir tanto a los gentiles como a los judios en el ámbito del benéfico reino de Cristo. En 5:32 habla de Ia unión espiritual de Cristo y su Iglesia. En 6:19, el “misterio” es prácticamente igualado con el evangelio. Aquí (v. 9) tiene que ver con el secreto del trato de Dios con el mundo.

El versículo 10 explica que el misterio (o secreto) que se les ha confiado a los cristianos es nada menos que la verdad acerca del destino final del universo: “.. .reunir todas las cosas en Cristo.” Compárese con la versión Moderna que dice: “.. .resumir todas las cosas en Cristo.” En resumen, el propósito de Dios es “el establecimiento de un nuevo orden, una nueva creación, cuya cabeza reconocida será Cristo”,14 Cristo ya es “cabeza sobre todas las cosas a la iglesia” (1:22); este pasaje declara que es la intención de Dios que Cristo sea la cabeza de un universo reconstituido y reorganizado.

“.. .reunir todas las cosas” (v. 10) se traduce de una sola palabra en griego, que literalmente significa “encabezar”, “resu¬mir” o “unir”. La Versión Reina-Valera de 1977 lo interpreta como “restaurar” todas las cosas en Cristo. La palabra se usaba a veces en la oratoria para llevar todos los puntos de un discurso a una conclusión unificada. Se usaba también en asuntos militares para describir la reconcentración de las tropas dispersas bajo el liderazgo de su comandante. Summers ve esta última imagen en el presente pasaje: “Pablo parece imaginarse que todas … las posesiones de Dios han sido esparcidas en el conflicto con las fuerzas del mal. Y lo que El se ha propuesto es reunir todas estas posesiones dispersas para ponerlas bajo un capitán supremo, Cristo Jesús.”15

La expresión “todas las cosas” (v. 10) es casi una frase técnica equivalente a la totalidad de la creación, o sea, el universo. Más adelante se define el pensamiento con las frases inclusivas “las cosas tanto las que están en los cielos, como las que están en la tierra” (v. 10). Estas palabras no significan que finalmente todos van a ser salvos. Esa interpretación es contraria a muchas claras enseñanzas de otras partes de la Biblia. Lo que Pablo quiere decir es que un día el universo de Dios, en el cual el pecado ha traído desorden y confusión, será restaurado a la armonía y unidad bajo el señorío de Jesucristo. Al final se hará que todas las cosas en existencia sirvan al propósito soberano de Dios. La frase “en Cristo” (v. 10) señala la verdad de que en esta restauración la persona principal es Jesucristo. El destino final del universo descansa ahora en las manos que una vez fueron clavadas en la cruz.18

La primera parte del versículo 10 (“en la dispensación del cumplimiento de los tiempos”) habla del tiempo en que se cumplirá plenamente el propósito de Dios. La palabra griega correspondiente a nuestra palabra dispensación (v. 10) se interpreta de diferentes maneras. Literalmente, significa la “administración de un hogar”. Tiempo después se llegó a emplearla con respecto a cualquier clase de “administración” (o “gobierno”) o la ejecución de un “plan”. “El cumplimiento de los tiempos” (compárese con Calatas 4:4) sugiere un punto específico en tiempo que completa un largo período anterior. La “dispensación del cumplimiento de los tiempos” habla de la ejecución (administración) del propósito de Dios a su debido tiempo. “) [4]

D. Las Bendiciones garantizadas por la presencia de su Espíritu, asegurando nuestra
posición y las bendiciones permanentes en Cristo.1: 13-14

a. En 1° lugar remarca el proceso de salvación v.13:  Oír-creer-ser sellado

b. El sello es la marca de autoridad, y lo hace marcando la imagen de Cristo en nosotros por
el Espíritu , siendo propiedad de Cristo 1a Cor. 1:23.

c. La redención final garantizada 4:30.

d. Las arras de la herencia v.14 (la  mujer que  perdió la dracma,(Lc.   15) estaba
desesperada porque era una de las 10 que llevaba el collar matrimonial)

e. También arras se llamaba al adelanto, prima o prenda que se daba como  señala
comprar algo, ( gr. arrhabón)

John Stott explica que

… la seguridad de que Dios está activo en las vidas de sus hijos la proporciona el Espíritu Santo, quien en los versículos 13 y 14 recibe Iré» designaciones: “promesa”, “sello” y “arras” o garantía. Primero es (literalmente) “el Espíritu Santo de la promesa” porque Dios prometió por medio de los profetas del Antiguo Testamento y por medio de Jesús enviarlo (lo que hizo en el día de Pentecostés). Dios promete enviarlo hoy a todos los que se arrepienten y creen (tarea que él provoca).38[5]

En segundo lugar, el Espíritu Santo no es sólo la “promesa” de Dios sino también su “sello”. Un sello es una marca de posesión y de autenticidad. El ganado y aun los esclavos se marcaban con el sello de sus dueños a fin de mostrar a quién pertenecían. Pero esos sellos eran externos, mientras que Dios sella el corazón. Pone su Espíritu dentro de su pueblo a fin de marcarlos como su pertenencia.39[6]

En tercer lugar, el Espíritu Santo es las “arras” de Dios, su prenda por la que se compromete a llevar a su pueblo, con toda seguridad, hasta su herencia final. “Arras” aquí es arrabon, una palabra de origen hebreo que parece haber adquirido un uso griego a través de los comerciantes fenicios. En griego moderno se utiliza para designar el anillo de compromiso. Pero en las primeras transacciones comerciales significaba una “primera cuota, depósito, pago, prenda, que cubre una parte del precio de compra por adelantado, y por lo tanto asegura un reclamo legal sobre el artículo en cuestión o hace válido el contrato” (AG). En este caso la garantía no es algo separado de lo que se garantiza, sino su primera parte. Un anillo de compromiso promete casamiento pero no es en sí mismo una parte del casamiento. Un depósito sobre una casa o en un contrato de locación, sin embargo, es más que una garantía de pago: es la primera cuota del precio de compra. Lo mismo sucede con el Espíritu Santo. Al dárnoslo, Dios no sólo está prometiendo nuestra herencia final sino que ya nos está dando un primer atisbo que es, sin embargo, “sólo una pequeña fracción de la dote futura” 40 [7]

f. Todas las bendiciones dadas, la posición obtenida, como la garantía  otorgada son para alabanza de su gloria.

Notas

[1] Homer A. Kent Jr. “Efesios – La Gloria de la Iglesia“, pag. 22-24,ed. Portavoz

[2] Ibid, pag. 25-26

[3] ibid, pag. 26

[4] Curtis Vaughan, Efesios Comentario Biblico, pag. 29-31,ed. Vida

[5] John Stott, La  Nueva Humanidad – El mensaje de Efesios, pag. 45-46,Ed. Certeza

[6] Ibid

[7] Ibid

Efesios cap. 3 – John Stott

Efesios cap. 3

1. La revelación divina a Pablo o el misterio que se le ha dado a conocer (vv.1-6)

En este corto pasaje Pablo utiliza tres veces la palabra “misterio”: por revelación me fue declarado el misterio (v.3) .. . podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo (v.4) . . . aclarar a todos cuál sea la dispensación del misterio (v.9). Es una palabra clave para nuestra comprensión del apóstol Pablo. Necesitamos entender que las palabras castellana y griega no tienen el mismo significado. En castellano un ‘misterio’ es algo oscuro, secreto, enigmático. Lo “misterioso” es inexplicable, hasta incomprensible.

La palabra griega mysterion, sin embargo, es diferente. Aunque aun es un “secreto” ya no está celosamente guardado sino a la vista. Originalmente, la palabra griega se refería a una verdad en la que alguien había sido iniciado. Más aun, llegó a usarse para referirse a las enseñanzas secretas de las religiones paganas misteriosas, enseñanzas que estaban restringidas para los iniciados. Pero en el cristianismo no hay “misterios” esotéricos reservados para una élite espiritual. Por el contrario, los “misterios” cristianos son verdades que, aunque están más allá del descubrimiento humano, han sido reveladas por Dios, y por lo tanto pertenecen abiertamente a toda la Iglesia. Más sencillamente, mysterion es una verdad escondida del conocimiento o comprensión humana, pero descubierta por la revelación de Dios.

Si ése es el significado general de “misterio” en el Nuevo Testamento, cuál es el singular secreto que fue destapado o verdad revelada, que no se dio a conocer a los hijos de los hombres pero ahora es revelado a sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu (v.5) y en forma especial a él, añade Pablo, ya que por revelación me fue declarado el misterio (v.3)

En el versículo 4 y en Colosenses 4:3 lo llama el misterio de Cristo. Así que, evidentemente, es una verdad especialmente revelada de la cual “Cristo es a la vez la fuente y la substancia”.6 Pablo declara su naturaleza exacta con fuerza y claridad en el versículo 6. Es que los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo, y junto, el misterio concierne a Cristo y su único pueblo judeo-gentil.

A fin de definirlo más precisamente, Pablo reúne (y en un caso inventa) tres expresiones paralelas y compuestas. Cada una tiene el mismo prefijo syn, “junto con” e indica que los creyentes gentiles ahora tienen compañerismo con los creyentes judíos.

¿Qué es esto? Los gentiles son “coherederos” (synkléronoma), “cocorporales” (syssoma) y “copartícipes” (symmetocha) de la promesa. Pero estas tres palabras griegas poco usuales necesitan ser aclaradas. Lo que Pablo está declarando es que juntos los cristianos judíos y gentiles son ahora coherederos de la misma bendición, miembros del mismo cuerpo y copartícipes de la misma promesa. Y este privilegio compartido es tanto en Cristo Jesús (porque lo disfrutan por igual todos los creyentes, sean judíos o gentiles, si están en unión con Cristo) como por medio del evangelio (porque la proclamación del evangelio incluye esta unidad y por lo tinto la pone al alcance de aquellos que creen).

Para resumir, podemos decir que “el misterio de Cristo” es la unión Completa de judíos y gentiles unos con otros a través de la unión de ambos con Cristo. Era esta unión doble, con Cristo y de uno con el Otro, la sustancia del “misterio”. Dios se lo había revelado especialmente a Pablo, según lo expresa brevemente (v.3) en el capítulo anterior. Pero también les fue dado a conocer a los santos apóstoles y profetas por el Espíritu (v.5), y a través de ellos “a sus santos” (Co. 1:26)7 Ahora era, por lo tanto, la posesión común de la Iglesia universal.

Era una revelación nueva. Porque en otras generaciones no se dio a conocer (v.5) sino que estaba escondido desde los siglos (v.9). Estas afirmaciones han dejado perplejos a los lectores de la Biblia, porque el Antiguo Testamento ya revelaba que Dios tenía un propósito para los gentiles. Prometía, por ejemplo, que todas las familias de la tierra Herían benditas por medio de la prosperidad de Abraham; que el Mesías recibiría a las naciones como su herencia; que Israel sería dada como luz a las naciones; y que un día las naciones harían una peregrinación Jerusalén y aun “correrían” hacia ella como un río ancho.8

Jesús también habló de la inclusión de los gentiles y comisionó a sus seguidores para que fueran y los hicieran sus discípulos. Pero lo que no reveló ni el Antiguo Testamento ni Jesús, fue la naturaleza radical plan de Dios, que la teocracia (la nación judía bajo el gobierno de Dios) llegaría a su fin y sería reemplazada por una nueva comunidad internacional, la Iglesia; que esta Iglesia sería “el cuerpo de Cristo”, unida orgánicamente a él; y que judíos y gentiles serían incorporados a Cristo y su Iglesia en términos de igualdad sin distinciones. Esta unión completa de judíos, gentiles y Cristo, era lo radicalmente nuevo y Dios se lo reveló a Pablo, venciendo su arraigado prejuicio judío.9

Fuente:

John Stott, La Nueva Humanidad. El mensaje de Efesios, ed. Certeza ,pag.112-114

Epístola a los Efesios parte 2

Epístola a los Efesios parte 2

II. EL PODER DE DIOS: NUEVA VIDA, cap. 1:3 – 2:10

En esta sección vemos a Pablo bendiciendo (hablar bien) al Padre por la bendición (los beneficios) celestial en Cristo.

La Bendición de Dios

El Pastor Raúl Caballero Yoccou explica que

“Bendito” es la traducción del griego eulogetos, que significa literalmente hablar bien. Nosotros la hemos transliterado[0] al castellano como elogiar (Ro. 12:14). Aunque en algunas formas gramaticales se aplica a otras personas, el adjetivo eulogetos (bendito) únicamente aparece referido a Dios (Mr. 14:61; Lc. 1:68; Ro. 1:25; 9:5; 2 Co. 1:3; 11:31; Ef. 1:3; 1Pe. 1:3). Sólo Dios puede recibir cierto tipo de elogio que no se limita a “hablar bien”, sino a adorarle en ese lenguaje. Es exactamente la actitud y el idioma que utilizó Pablo en este versículo. Se hizo eco de la alabanza bíblica de todos los tiempos (Gn. 9:26; 14:20; 24:27; 1 Sam.25:32; Sal. 72:18, etc) y enseñó a los cristianos a vivir en el espíritu de gratitud con adoración (Sal. 103:1-3).[1]

1. ¿Cuando ocurrió?: en la eternidad pasada. V.4

Antes de la creación del mundo,Dios nos eligió.Luego nos predestinó y adoptó en Cristo Jesús.

2. ¿Con qué nos bendijo?: con toda bendición espiritual. V.3a

Esto no significa que Dios no nos de bendiciones materiales.Recordemos que el Señor dijo que buscáramos su reino y su justicia y el resto vendría por añadidura.Lo que este pasaje bíblico enseña es el tipo de bendición que Dios nos da como Iglesia en esta dispensación en contraste con la anterior, en la cual prometió bendiciones materiales muchas veces.

3. ¿Cual es el lugar de la bendición?: en los (lugares) celestiales. V. 3b

Hay muchos que interpretan la frase “los lugares celestiales”, que aparece varias veces en esta epístola, como una referencia al cielo después de morir, pero si hacemos eso, nos perderemos todo el significado de la epístola de Pablo. Aunque es cierto que habla acerca de ir un día al cielo, se refiere principalmente a la vida que vivimos actualmente porque los lugares celestiales no están en algún lugar distante del espacio, en algún planeta o estrella, sino que pertenece al ámbito de la realidad invisible en el que vive actualmente el cristiano, en contacto con Dios y en conflicto con el demonio en el que nos vemos envueltos a diario.

Los lugares celestiales son el lugar que ocupa el poder y de la gloria de Cristo. En el capítulo dos, versículo seis se nos dice:

“Y juntamente con Cristo Jesús nos resucitó [Dios] y nos hizo sentar en los lugares celestiales.”

Pero en el capítulo tres nos enteramos de que también está ahí la central de los principados y potestades del mal:

“…para que por medio de la iglesia la inconmensurable sabiduría de Dios pueda darse a conocer a los principados y poderes en los lugares celestiales.”

El conflicto que se desencadena se menciona en el capítulo seis:

“Porque nuestra lucha no es contra sangre ni carne, sino contra principados, contra autoridades, contra los gobernadores de estas tinieblas, contra espíritus de maldad en los lugares celestiales.”

Así que, como vemos, ésta no es ni mucho menos una referencia al cielo, sino a la tierra. Es el ámbito invisible de la tierra, no se refiere, pues, a lo que podemos ver, oír, probar o sentir, sino a ese reino espiritual que nos rodea por todas partes, y que nos afecta e influencia constantemente, ya sea para bien o para mal, dependiendo de nuestra decisión voluntaria y de nuestra relación con estos poderes invisibles. Esos son los lugares celestiales. En este ámbito, en el que vivimos todos nosotros, el apóstol declara que Dios ya nos ha bendecido con toda bendición espiritual. Es decir, ya nos ha dado todo cuanto precisamos para vivir nuestras circunstancias y relaciones actuales. Pedro dice lo mismo en su segunda epístola:

  • “su divino poder nos ha concedido todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad…. (2ª Ped. 1:3) [2]

Dios ha puesto bendiciones espirituales en su Hijo el Señor Jesús; pero nos pide que las busquemos y las obtengamos por la oración. (Mattew Henry) [3]

4. ¿Como?: en Cristo. V.3b

La frase “en Cristo Jesús” marca la posición que todos los creyentes tenemos por haber entrado al cuerpo de Cristo. Aparte de representar una unión vital con él, habla de la intimidad por la cual los cristianos comparten su vida, seguridad, poder y victoria.(R. Caballero Yoccou) [4]

ESTAR EN CRISTO [5] [6]
Es disfrutar de:

Pablo utilizó esta expresión y su derivados más de cien veces, para destacar la grandeza de la salvación.

  • “Estar en Cristo” confirma nuestra seguridad de justificación, reconciliación, redención y victoria.

En sus saludos a varias iglesias incluyó la frase (Ef. 1:1; Fil. 1:1; Col. 1:2) como único modo de comprender la redención efectuada. Pablo mismo se consideraba “crucificado con Cristo” (Gá. 2:20) y vivía “en la fe.”

  • Estar “en Cristo” es tener la vida de Cristo (Col.3:4) y vivirla (Fil. 1:21).
  • Es tener una nueva naturaleza (2 Co. 5:17) para compartir sus victorias (2 Co. 2:14).
  • “En Cristo” disfrutamos la libertad del Espíritu (Ro. 8:2), nos apropiamos de la nueva relación con Dios (2 Co. 1:21), tenemos un mensaje ciertísimo (2 Co. 2:17) y un testimonio patente (Fil. 1:13).
  • “Estar en Cristo” es estar en su cuerpo pues él es la Cabeza (Ef. 1:6), y nosotros miembros de una gran familia (Ef. 3:6) que se fortalece mutuamente para gloria de Dios.
  • También es compartir sin temores la esperanza de la vida (1 Co. 15:18–19) hasta que nos encontremos con él en la mañana de la resurrección (1 Ts. 4:16).

El Padre es el Dios de toda gracia (1 P. 5:10); Jesucristo es el dador de la gracia (Hch. 15:11; 2 Co. 8:9), y el Espíritu Santo es el “Espíritu de gracia” (He. 10:29).

“Todos los que siguen a Jesús están bendecidos con bendiciones espirituales en lugares celestiales, donde Cristo esta.” (David Wilkerson) [7]

“En Cristo”. Es una frase que todos hemos oído. Albert Schweitzer llamó “estar en Cristo” al principal enigma de la enseñanza del apóstol Pablo. Schweitzer fue uno de los alemanes más sobresalientes del siglo. 20—teólogo, músico y un grandioso doctor misionero, ganador del Premio Nobel de la Paz en 1952. Schweitzer no fue un cristiano ortodoxo al final de sus días, pero pocas personas evocaban el espíritu cristiano más poderosamente.[8]

La bendición de Dios que recibimos por medio de la actividad de las 3 personas de la Trinidad:

El PADRE (el origen) Selecciona: v.4-6

  • 1. Escoge v.4.
  • 2. Es dador de gracia v.6
  • 3. Revelador de su voluntad v.9 y 10
  • 4. Hacedor de esa voluntad v.11

AL   HIJO (el medio) Sacrifica: v.7-12.

En estos vs. 11 veces encontramos la expresión Cristo” o “por medio de Cristo”.

  • 1. En Cristo bendición y elección v.3
  • 2. En Cristo redención v.6 y 7
  • 3. En Cristo un pueblo v.10 y 11
  • 4. En Cristo el descenso del Espíritu para sellarnos v.13 y 14

Al Espíritu (la garantía) Sella:v.13 y 14

David Wilkerson comenta que

Pablo escribió esta epístola “a los santos y fieles en Cristo Jesús” (1:1). Estos eran creyentes estaban seguros de su salvación. Los efesios fueron bien entrenados en el evangelio de Jesucristo y la esperanza de la vida eterna. Ellos sabían quienes eran en Cristo, y estaban seguros de su posición celestial en él. Ciertamente, están bien cimentados en la verdad que ellos estaban sentados “…en los lugares celestiales con Cristo Jesús,” (2:6).

Estos “fieles” entendieron completamente que “Dios… resucitándolo de los muertos y sentándolo a su derecha en los lugares celestiales,” (1:20). Ellos sabían que fueron escogidos por Dios desde “antes de la fundación del mundo, para que fuéramos santos y sin mancha delante de él. Por su amor,…” (1:4-5). Ellos comprendieron que fueron adoptados “por Jesucristo mismo” (1:5). Dios los había traído a su familia, porque cuando escucharon la palabra de verdad, ellos creyeron y confiaron en ella.

Los creyentes efesios fueron verdaderamente un pueblo bendecido. Se regocijaron en su redención a través de la sangre de Cristo, conociendo la gran bendición espiritual de ser perdonados de sus pecados. Ciertamente, ellos eran tenían tanto conocimiento acerca de las riquezas de la gracia de Dios, que muchos eran capaces de enseñarles a otros. Si se encontraban con personas que estaban hambrientas de Dios, ellos podían mostrarles la gloria de la Cruz. Ellos podían enseñar de la misericordia y el amor de Dios, de su santidad, de caminar sin culpa ante él. Ellos podían hablar de la resurrección, de la bondad de Dios, del cielo y del infierno, de las consecuencias de vivir en pecado. [9]

Notas

[0] Transliterar es representar los signos de un sistema de escritura, mediante los signos de otro.cit en Raúl Caballero Yoccou,Com Biblico del Continente Nuevo – Efesios, ed. Unilit,pag. 26

[1] Efesios,op. cit

[2] http://cebei.wordpress.com/2008/12/30/11-sinopsis-nuevo-testamento-efesios-el-llamamiento-a-los-santos-1128/

[3] Mattew Henry, Comentario Biblico Mattew Henry Galatas – Filemon, Ed. Clie

[4] Com Biblico del Continente Nuevo – Efesios, op. cit., pag. 23

[5] cf. https://lasteologias.wordpress.com/2010/08/09/en-cristo-jesus/

[6] Com Biblico del Continente Nuevo – Efesios, op. cit., pag. 23-24

[7] http://www.tscpulpitseries.org/spanish/ts040823.htm

[8] cf. https://lasteologias.wordpress.com/2010/08/09/resurreccion-y-ascension-lo-que-significa-estar-en-cristo/

[9] http://www.tscpulpitseries.org/spanish/ts040823.htm

Bibliografía

Anteriores Entradas antiguas