Galton y la religión de la eugenesia


Antonio Cruz Suárez
Galton y la religión de la eugenesia
Eugenesia (IV)

Desde luego las ideas de Galton tenían más de ideología religiosa que de verdadera ciencia.
13 de marzo de 2011
En la mayor parte de sus obras, tales como: Hereditary talent and characters (1865); Hereditary Genius (1869); English Men of Science, their Nature and Nurture (1874); Inquiries into Human Faculty and its Development (1883); Natural Inheritance (1889) y Essays in Eugenics (1908), Galton consideró la eugenesia como una verdadera religión, en el sentido de que este convencimiento por mejorar la especie humana era algo tan noble que debía dar lugar a un entusiasmo y casi a un fervor de carácter religioso.

Si se asumían como científicas las ideas de que las facultades mentales se transmiten de forma rígida a la descendencia y que existen razas superiores y razas inferiores desde el punto de vista intelectual, moral e incluso social ¿por qué no asumir la obligación de difundir tal credo y luchar por instaurar una política de eliminación del mal, encarnado en forma de taras hereditarias?

La creencia de Galton acerca de de que el talento se hereda a partir del de los padres que constituyó siempre el motivo principal de sus investigaciones estadísticas, nunca pudo ser confirmada pero la mantuvo a lo largo de la vida como un acto de fe personal, una convicción apriorística indemostrable. Estaba convencido de que sus concepciones eran de vital importancia para Inglaterra.

Galton era leal a la reina Victoria y como buen ciudadano deseaba ver aumentado el poder del imperio inglés. Había viajado mucho y de las múltiples experiencias vividas llegó a la conclusión de la existencia de razas superiores e inferiores. En su mente se había elaborado lentamente una jerarquía de tales razas. Los negros estaban situados varios peldaños por debajo de los blancos, mientras que entre los europeos los ingleses figuraban a la cabeza y de entre ellos, los buenos industriales, los hombres de ciencia, los religiosos, militares, banqueros y estadistas constituían la flor y nata de la especie humana.

El problema era que tales personajes “superiores” resultaban ser poco fecundos, justo al revés que los representantes de las clases “inferiores”.

Había, por tanto, que cambiar las cosas. Era menester invertir la tendencia. De ahí que Galton se propusiera fomentar la supervivencia y el desarrollo de las castas altas e impedir la reproducción de los mediocres, a quienes habría que considerar como auténticos “enemigos del Estado” y tratar sin piedad. Le reprochaba a la Iglesia que frenara la reproducción de los mejor dotados intelectualmente, impidiendo a los clérigos que contrajeran matrimonio y tuvieran hijos. Galton estaba convencido de que en el futuro las religiones tradicionales desaparecerían para dejar paso a la eugenesia, que se convertiría así en el principal dogma científico-religioso de la humanidad.
Autores: Antonio Cruz Suárez
© Protestante Digital 2011

5 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. logos77
    Mar 18, 2011 @ 15:49:49

    Hola Paulo

    ¡Qué buenos estos artículos que estás colgando sobre la eugenésia.
    Le doy las gracias al Señor por el professor y pastor, Antonio Cruz, el cual es una bendición para todos nosotros. Tambien por tí, Paulo, porque nos ayudas a todos con tu blog el cual alcanza a tanta gente. Sigo orando por tí y por Johana. Me alegro saber que ya os queda poco para reuniros.

    Yo estoy leyendo ahora el libro “La Ciencia ¿encuentra de Dios?” de Antonio Cruz. Es una obra llena de información importantisima sobre todo el tema Creación vs. Evolución.
    Animo a todos a apoyar a este hermano/pastor comprando sus libros y difundiendolos.

    Que el Señor lo bendiga mucho, Sr. Antonio Cruz.

    http://logos77.wordpress. com/

  2. amparo
    Mar 18, 2011 @ 16:07:07

    dios les bendiga su ministerio el señor resplandesca su hermoso rostro en ustedes y su familia, les gracias por documentacion impartida es de gran fruto el conocimiento que nos dan con cada correo gracias .

  3. amparo
    Mar 18, 2011 @ 16:09:38

    si es posible desearia saber con respecto a que es urantia gracias

  4. Ricardo Paulo Javier
    Mar 19, 2011 @ 02:30:20

    So, el libro es muy bueno,.
    Saludos

  5. logos77
    Mar 19, 2011 @ 02:59:49

    “Los negros estaban situados varios peldaños por debajo de los blancos, mientras que entre los europeos los ingleses figuraban a la cabeza y de entre ellos, los buenos industriales, los hombres de ciencia, los religiosos, militares, banqueros y estadistas constituían la flor y nata de la especie humana”.

    Igual que este hombre del pasado, Darwin también era racista. El dijo que
    el hombre negro estaba menos evolucionado que el blanco, y que la mujer tenia menos capacidad mental que el hombre.

    Hitler se inspiró en Darwin. El quiso mejorar la raza humana eradicando la raza judía que él consideraba inferior.

    Este Darwin no ha traido nada bueno.

    http://logos77.wordpress.com/

A %d blogueros les gusta esto: