creacionismo-hechos de fe

Anuncios

Geologia ¿Actualismo o Diluvialismo?

Ver

El creacionismo gana terreno en el Vaticano

El creacionismo gana terreno en el Vaticano

«Juan Pablo II pareció aceptar la teoría darwiniana de la evolución de las especies, cuando la definió como “algo más que una hipótesis”. Pero en el Vaticano de Benedicto XVI causan incomodidad el evolucionismo y quienes lo defienden. Como el padre jesuita George Coyne, apartado de la dirección de la Specola Vaticana (el observatorio astronómico papal) después de criticar en diversas ocasiones a las autoridades católicas que, como el cardenal Christoph Schoenborn, arzobispo de Viena, sostienen que “el darwinismo es incompatible con el credo católico” y se muestran comprensivos con el movimiento creacionista, según el cual el mundo y el hombre fueron creados exactamente como cuenta la Biblia en el Génesis.

Juan Pablo II pareció aceptar la teoría darwiniana de la evolución de las especies, cuando la definió como “algo más que una hipótesis”. Pero en el Vaticano de Benedicto XVI causan incomodidad el evolucionismo y quienes lo defienden. Como el padre jesuita George Coyne, apartado de la dirección de la Specola Vaticana (el observatorio astronómico papal) después de criticar en diversas ocasiones a las autoridades católicas.

Juan Pablo II pareció aceptar la teoría darwiniana de la evolución de las especies, cuando la definió como “algo más que una hipótesis”. Pero en el Vaticano de Benedicto XVI causan incomodidad el evolucionismo y quienes lo defienden. Como el padre jesuita George Coyne, apartado de la dirección de la Specola Vaticana (el observatorio astronómico papal) después de criticar en diversas ocasiones a las autoridades católicas que, como el cardenal Christoph Schoenborn, arzobispo de Viena, sostienen que “el darwinismo es incompatible con el credo católico” y se muestran comprensivos con el movimiento creacionista, según el cual el mundo y el hombre fueron creados exactamente como cuenta la Biblia en el Génesis.

El cese del padre Coyne, de 73 años, director del observatorio vaticano desde 1979, ha tenido una razón inmediata: sufre un cáncer de colon, está recibiendo quimioterapia y ha pedido la baja por razones de salud. Pero fuentes vaticanas citadas ayer por el Corriere della Sera reconocieron que la marcha de Coyne era deseada, para acabar con sus declaraciones “polémicas”. El sucesor de Coyne, el padre José Gabriel Funés, de 43 años, argentino, jesuita, declaró al mismo diario italiano que, como director del observatorio, debía hablar “de estrellas y planetas, y sólo de eso”.

La incomodidad vaticana con el padre Coyne, que asesoró a Juan Pablo II en el proceso de rehabilitación de Galileo Galilei y en el reconocimiento del error cometido con él por la Iglesia católica, está relacionada con las dificultades suscitadas por el debate entre evolucionistas y creacionistas. No porque el catolicismo sea incapaz de convivir con las teorías de Darwin: el propio cardenal Schoenborn se desdijo el jueves y declaró en la reunión anual de Comunión y Liberación que la “escala de Darwin” describía “un proceso evolutivo horizontal”, compatible con lo que llamó “la escala de Jacob”, que según Schoenborn aseguraba el control divino de la evolución. El problema con Darwin no es teológico, sino estratégico, y procede de Estados Unidos.

El creacionismo es cada vez más vigoroso entre los protestantes estadounidenses y empieza a calar hondo en la comunidad católica. Para no enajenar a los católicos creacionistas, el Vaticano se ve obligado a realizar equilibrios. El año pasado, en un artículo publicado por The New York Times, el cardenal Schoenborn pareció abrazarcreacionismo bíblico. Luego matizó, pero el jueves, tras proclamar la compatibilidad, criticó sin citarlo al padre Coyne -“No comprendo cómo un científico con formación teológica  el puede defender el darwinismo”, dijo- y criticó la teoría de la evolución.

El titular de la crónica publicada ayer por el diario vaticano, L’Osservatore Romano, era significativo: “Laicismo y evolucionismo, peligros siempre presentes”.

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/creacionismo/gana/terreno/Vaticano/frente/evolucionismo/elpporintcor/20060826elpepisoc_1/Tes/, citado enhttp://proyectodarwin.blogspot.com/2006/08/el-creacionismo-gana-terreno-en-el.html

Benedicto XVI: Descubrir al Creador a través de la creación

Benedicto XVI: Descubrir al Creador a través de la creación

Audiencia con motivo de un encuentro organizado por la “Specola Vaticana”

CIUDAD DEL VATICANO, viernes 30 de octubre de 2009 (ZENIT.org).- Ofrecemos a continuación el discurso que Benedicto XVI dirigió este viernes a un grupo de astrónomos de todo el mundo, que participan en un encuentro promovido por el Observatorio Astronómico Vaticano con motivo del Año Internacional de la Astronomía.

***

Eminencia,

Señoras y Señores,

Me complace saludar a esta asamblea de astrónomos distinguidos de todo el mundo, reunidos en el Vaticano para la celebración del Año Internacional de la Astronomía, y doy las gracias al cardenal Giovanni Lajolo por sus amables palabras de introducción. Esta celebración, que conmemora el cuarto centenario de las primeras observaciones de Galileo Galilei del cielo con telescopio, nos invita a considerar los grandes progresos del conocimiento científico en la edad moderna y, de modo particular, a dirigir la mirada nuevamente a los cielos con un espíritu de asombro, contemplación y compromiso con la búsqueda de la verdad, dondequiera que se encuentre.

Esta reunión coincide también con la inauguración de las nuevas instalaciones del Observatorio Vaticano en Castel Gandolfo. Como ustedes saben, la historia del Observatorio está vinculada de una forma muy real a la figura de Galileo, a las controversias que rodearon su investigación, y al intento de la Iglesia por lograr una comprensión correcta y fructífera de la relación entre ciencia y religión. Aprovecho esta ocasión para expresar mi gratitud no sólo por los cuidadosos estudios que han aclarado el contexto histórico preciso de la condena de Galileo, sino también por los esfuerzos de todos aquellos comprometidos con el diálogo permanente y la reflexión sobre la complementariedad de la fe y la razón, al servicio de la una comprensión integral del hombre y de su lugar en el universo. Estoy especialmente agradecido al personal del Observatorio, y al Grupo de Amigos y Benefactores de la Fundación Observatorio del Vaticano, por sus esfuerzos para promover la investigación, las oportunidades de educación y el diálogo entre la Iglesia y el mundo de la ciencia.

El Año Internacional de la Astronomía pretende nada menos que recuperar para las personas en todo el mundo la maravilla y el asombro extraordinario que caracterizaron la gran época de los descubrimientos, en el siglo XVI. Pienso, por ejemplo, en la alegría que sintieron los científicos del Colegio Romano, que a pocos pasos de aquí desarrolló las observaciones y los cálculos que llevaron a la adopción a nivel mundial del calendario gregoriano. Nuestra propia época, situada en el umbral descubrimientos científicos que quizá tienen un alcance aún mayor, podría beneficiarse de la misma sensación de admiración y el deseo de alcanzar una síntesis verdaderamente humanista del conocimiento, que inspiró a los padres de la ciencia moderna. ¿Quién puede negar que la responsabilidad del futuro de la humanidad, e incluso el respeto por la naturaleza y el mundo que nos rodea, demanda – hoy más que nunca – la observación cuidadosa, el juicio crítico, la paciencia que son esenciales al método científico moderno? Al mismo tiempo, los grandes científicos de la era de los descubrimientos también nos recuerdan que el verdadero conocimiento se dirige siempre a la sabiduría, y, en lugar de restringir los ojos de la mente, nos invita a levantar nuestra mirada hacia el reino superior del espíritu .

El conocimiento, en una palabra, debe ser entendido y aplicado en toda su amplitud liberadora. Ciertamente puede reducirse al cálculo y la experimentación, pero si aspira a ser sabiduría, capaz de dirigir al hombre a la luz de sus primeros inicios y sus fines últimos, debe estar comprometida con la búsqueda de esa verdad última que, aunque esté más allá de nuestro completo alcance, sin embargo, es nada menos que la clave de nuestra auténtica felicidad y libertad (cf. Jn 8,32), la medida de nuestra verdadera humanidad, y el criterio para una relación justa con el mundo físico y con nuestros hermanos y hermanas en la gran familia humana.

Queridos amigos, la cosmología moderna nos ha demostrado que ni nosotros, ni la tierra que pisamos, es el centro de nuestro universo, compuesto por miles de millones de galaxias, cada una de ellas con miríadas de estrellas y planetas. Sin embargo, al tratar de responder al reto de este año -el de levantar los ojos al cielo para redescubrir nuestro lugar en el universo – ¿cómo no podemos quedar atrapados en la maravilla expresada por el salmista hace tanto tiempo? Contemplando el cielo estrellado, exclamó con admiración al Señor: “Al ver tu cielo, hechura de tus dedos, la luna y las estrellas que fijaste tú, ¿qué es el hombre para que de él te acuerdes, el hijo de Adán para que de él te cuides? ” (Salmo 8,4-5). Mi esperanza es que el asombro y exaltación que están destinados a ser los frutos de este Año Internacional de la Astronomía lleve más allá de la contemplación de las maravillas de la creación a la contemplación del Creador, y del amor, que es el motivo subyacente de la creación – el amor que, en las palabras de Dante Alighieri, “mueve el sol y las estrellas” (Paraíso XXXIII, 145). El Apocalipsis nos dice que, en la plenitud de los tiempos, la Palabra por quien todo fue hecho vino a habitar entre nosotros. En Cristo, el nuevo Adán, reconocemos el verdadero centro del universo y de toda la historia, y en él, el Logos encarnado, podemos ver la mayor medida de nuestra grandeza como seres humanos, dotados de razón y llamados a un destino eterno.

Con estas reflexiones, queridos amigos, les saludo a todos ustedes con respeto y estima, y les ofrezco mis oraciones de buenos deseos por su investigación y enseñanza. Sobre ustedes, sus familias y sus seres queridos, invoco de corazón las bendiciones del Dios Todopoderoso de sabiduría, el gozo y la paz.

[Traducción del original inglés por Inma Álvarez

©Libreria Editrice Vaticana]

¿Fue Adán un individuo histórico real?

¿Fue Adán un individuo histórico real?
Luego continuamos con escatologia.Aprovecho este post para colocar un articulo muy interesante,sobre Adan, el de la biblia, el que los evolucionistas no creen que existio,ya que ellos creen que provenimos de un antecesor comun,alguna especie de mono.

Posted: 23 Sep 2009 02:58 PM PDT

Dr. James Anderson

Dr. James Anderson

El 12 de septiembre, la Wilberforce Fellowship publicó un video del Dr. Tremper Longman III llamado “¿Existe un Adán histórico?” En este video Longman expresó sus dudas sobre la existencia de Adán como un personaje histórico, sugestión que va contra la interpretación histórica del evangelicalismo y que trajo algunas respuestas de teólogos consevadores. Una de estas respuestas fue escrita por el Dr. James Andreson, profesor de teología y filosofía en el Reformed Theological Seminary en Charlotte, Estados Unidos, en su blog. A continuación está mi traducción del artículo del Dr. Anderson.

En un video clip que sin duda traerá discusión en la blogósfera evangélica, el Profesor Tremper Longman III expresó dudas acerca de si los primeros capítulos de Génesis nos deben llevar a pensar que Adán fue un individuo histórico real (en el mismo sentido que Jesús, dice, fue un individuo histórico real). No voy a comentar aquí la visión particular de Longman o sus razones para su afirmación, sólo voy a ofrecer doce razones preliminares del porque la visión evangélica de la Biblia nos obliga a creer en la existencia de Adán como un individuo histórico real.

1. Para comenzar, el género literario básico de Génesis 1-4 es el de narrativa histórica (opuesta de, por ejemplo, poesía, código legal o apocalíptico). Esto no quiere decir que aquellos capítulos no pueden contener lenguaje figurado; muchos estudiosos conservadores del AT afirmaría que de hecho lo contiene. Pero esto implica que aquellos capítulos (como el resto de Génesis) fueron escritos por el autor con la intención de reportar eventos importantes en el espacio-tiempo histórico. Como tal, debería haber la fuerte presunción de que el Adán de los capítulos 1-4 no es menos una figura histórica real que el Abraham de los capítulos 12-25.

2. Los primeros cinco versículos de Génesis 5 no sólo describen eventos en la vida de Adán, ellos contienen datos numéricos específicos de esos eventos. Lo que sería extraño si el autor no considerara a Adán como una figura histórica real. (¡Este punto se aplica igualmente para el autor humano como el divino!) Por ejemplo, se nos dice que Adán vivió 930 años. ¿Por qué alguien podría hacer una afirmación de un hecho tan preciso acerca de la vida de cierto individuo si el individuo en cuestión nunca vivió realmente? (Ref. Gén. 25:17; 50:26; Num. 33:39; Deut. 34:7; Jos. 24:29; etc.)

3. El autor de Génesis presenta el libro como una descripción histórica perfectamente integrada. No existen pasos obvios entre una narrativa no histórica a una narrativa histórica. Es más, somos enfrentados con una serie de secciones narrativas, todas introducidas con alguna variante de la fórmula “Estas son las generaciones de…” (Gén. 2:4; 5:1; 6:9; 10:1; 11:10; 11:27; 25:12; 25:19; 36:1, 9; 37:2). La implicación es que Adán y Eva no son menos figuras históricas que Noé, Sem, Abraham, Ismael, Isaac, Esaú y Jacob.

4. Adán es mencionado en la genealogía de 1 Crónicas 1. La presunción es que Adán es tan individuo histórico como la demás gente que aparece en la genealogía. Una cosa a conceder (como muchos estudiosos conservadores del AT harían) es que existen espacios en las genealogías del AT; las palabras hebreas para ‘padre’ e ‘hijo’ ciertamente permiten aquello. Lejano a eso es sugerir que estas genealogías se deslizan imperceptiblemente entre no históricas e históricas.

5. La interpretación de Oseas 6:7 está en disputa, pero un buen caso puede ser ofrecido al tomar a ‘Adán’ como una referencia al primer ser humano, en lugar del nombre de un lugar o como ‘humanidad’, lo que toma sentido en el contexto. (Las notas en la Biblia de Estudio ESV resumen la racionalidad de esta lectura.) Sería tonto descansar sobre este versículo; pero por otro lado, no puede ser menospreciado. Si esta es de hecho la lectura correcta, presta un gran apoyo al caso preliminar sobre el Adán histórico.

6. La genealogía de Jesucristo dada en Lucas 3:23-38 traza todo El camino de vuelta a Adán. Aunque parece que la genealogía no está completa (ni pretende estarlo), es difícil creer que Lucas podría haber aceptado la idea que su lista mesclara lo histórico con lo no histórico. ¿Si Adán no fuera un individuo histórico, no minaría el punto de Lucas, a saber, que Jesús es la segura esperanza para todo ser humano, tanto judíos como gentiles? ¿Cómo podría una genealogía parcialmente ficticia llevar a un punto teológico verdadero?

7. En Mateo 19:3-9, como respuesta a la pregunta acerca del divorcio, Jesús refiere a los fariseos de vuelta al relato de la creación de Adán y Eva en Génesis 1-2. Jesús toma como garantizado que el relato de Génesis describe un evento e individuos históricos reales. ¿Si la pareja de esposos paradigmática nunca existió no dejaría sin sentido el argumento de Jesús?

8. En Romanos 5:12-21, Pablo bosqueja su famoso paralelo entre Adán y Jesús. La transgresión de ‘un hombre’ (Adán) trajo juicio y muerte, pero la obediencia de ‘un hombre’ (Jesús) trae justicia y vida. Si Adán no existió realmente, el paralelo de Pablo – sobre el cual depende su argumento teológico – se caería.

9. En el mismo pasaje, Pablo afirma que “reinó la muerte desde Adán hasta Moisés” (versículo 14). Pablo claramente se refiere a un periodo específico de la historia de la humanidad; pero si Adán no fuera una figura histórica real, entonces no existe tal periodo, en cual caso la afirmación de Pablo falla en su referencia (y por lo tanto falla en expresar una verdad).

10. El paralelo de Pablo entre Adán y Cristo reaparece en 1 Corintios 15:21-22 (también en el versículo 45). La misma consideración de Romanos 5:12-21 se aplica aquí. Si el pecado de Adán no es un evento histórico, el argumento de Pablo falla.

11. En 1 Timoteo 2:12-14, Pablo se refiere a detalles específicos acerca de la creación y caída de Adán y Eva para apoyar su instrucción acerca de la enseñanza de la mujer en la iglesia. La coherencia del argumento paulino depende crucialmente de la historicidad del evento al cual apela.

12. Judas 14 alude a “Enoc, séptimo desde Adán”; es una presunción razonable que el autor de Judas veía tanto a Enoc como a Adán como individuos históricos. Sí, entiendo que surgen complicaciones con el uso de Judas del libro pseudoepigráfico 1 Enoc, y yo no podría querer poner más peso en este punto que el de la interpretación de Oseas 6:7, pero los evangélicos deberíamos mantener en la mente tres simples puntos: (1) toda la Escritura es verbalmente inspirada; (2) Judas es escritura; y (3) el autor de Judas no estaba obligado a mencionar que Enoc era el “séptimo desde Adán”.

Tomados juntos, estos doce puntos añaden un fuerte caso preliminar para la visión cristiana tradicional de que Adán fue un individuo histórico real. Cualquier erudito que sostenga la autoridad e inerrancia de la Escritura, pero niegue estos puntos, tendrá un montón de cosas por explicar. Si todos tenemos que lidiar con los primeros capítulos de Génesis, apelar a género y otras consideraciones literarias puede proveer suficiente agitación. Pero las doce observaciones de arriba indican que la historicidad de Adán es un cordón permanente en la historia, teología y ética bíblica. Tira ese cordón y, tarde o temprano, todo el tejido se desarmará.

Reformado reformándome

Creacionismo en el Parlamento Europeo

Creacionismo en el Parlamento Europeo

«El debate sobre la enseñanza en la escuela del llamado creacionismo o diseño inteligente, que rechaza a Darwin y su teoría de la evolución, ha llegado, aunque sea tímidamente, a Europa. En Estados Unidos, los llamados creacionistas –cristianos evangélicos que opinan que la complejidad de formas de vida como la humana no puede deberse a la mera evolución de un microorganismo, sino a alguna inteligencia superior– han vuelto a la carga para denunciar la falta de peso científico de la teoría de la evolución y eliminarlas del sistema educativo o equilibrarlas con otras teorías. Y la primera discusión en un foro europeo sobre este tema se produjo la semana pasada en el Parlamento Europeo, en un debate organizado por el diputado polaco Maciej Giertych, que pidió acabar con el monopolio de las teorías darwinistas de las aulas europeas. “Es una teoría que debe rechazarse porque no refleja la realidad”, reclamó.Giertych, que en julio protagonizó una encendida defensa del franquismo ante la Eurocámara, no es en absoluto una figura marginal en Polonia. Pertenece a la ultraconservadora Liga de las Familias y fue candidato presidencial en el 2005. En su país, el debate ha llegado a las esferas gubernamentales a través del Ministerio de Educación, que dirige su propio hijo, Roman Giertych. Su viceministro, Miroslaw Orzechowski, reabrió este fin de semana el debate sobre la enseñanza de la teoría de la evolución, muy cuestionada en los antiguos países comunistas. “La teoría de la evolución es una mentira, un error legalizado como si fuera una verdad cotidiana. No deberíamos enseñar mentiras”, dijo.

Orzechowski anunció que el Ministerio de Educación polaco va a empezar a debatir la conveniencia de que en las clases de biología se siga explicando esta teoría, que considera una idea débil fruto de la mente de un anciano ateo y vegetariano. Desde su nombramiento como ministro, Giertych, también miembro de la Liga de las Familias, ha sido muy cuestionado por los estudiantes polacos, que se han manifestado pidiendo su dimisión.

Giertych padre es profesor de biología especializado en genética poblacional y miembro honorario de la Daylight Origins Society, asociación creacionista con sede en el Reino Unido que tiene como fin informar a los católicos de las pruebas que apoyan la creación especial, en oposición a la teoría de la evolución. y de que “los verdaderos descubrimientos de la ciencia son conformes con la doctrina católica”. Según Giertych, las investigaciones que apuntan en esa dirección están de alguna manera censuradas en Europa. “Hay muchos trabajos de centros académicos de todo el mundo que están siendo ignorados en los libros de texto, que no se autorizan en la escuela por razones políticas e ideológicas”, dijo en una entrevista a este diario. La semana pasada, Giertych invitó a dos científicos europeos y uno americano a presentar varios estudios críticos con la teoría de la evolución, preocupado por que “los niños europeos estén siendo adoctrinados en las escuelas” con esas ideas.

El debate, celebrado en el Parlamento Europeo, giró en torno de los habituales caballos de batalla de los creacionistas. En primer lugar, demostrar que los estratos terrestres y los accidentes geográficos no se han formado en diferentes eras geológicas, sino que son el resultado de hechos concretos, como una inundación o un meteorito, y de la ordenación natural de la materia en función de su densidad como consecuencia del movimiento. En definitiva, que los estratos geológicos más bajos no son los más viejos, según explicó el geólogo francés Guy Berthault. En cuanto a los fósiles, su edad tampoco puede fijarse por su profundidad, dijo, ya que también se organizan en capas con el resto de la materia.

A continuación, el científico alemán Hans Zillmer explicó que el neanderthal no es un antepasado del ser humano, sino una variante más; esta corriente científica es utilizada por los creacionistas para probar la falsedad de la teoría de la evolución. Para demostrarlo, Zillmer recurrió a fotos de personas actuales, como un boxeador norteamericano, con un prominente hueso frontal. Otra idea básica de los creacionistas es que el ser humano es demasiado complejo para ser el fruto de la selección natural. Giertych argumentó que “la formación de la raza es un paso en la dirección opuesta de la evolución”. “Es una parte del material seleccionado y es genéticamente más pobre que la población a la que pertenece, porque se pierde información”, afirma.

Cerró las presentaciones Joseph Mastropaolo, profesor emérito de la Universidad de Long Beach (California), detractor de Darwin y científico de cabecera de los neocreacionistas. Mastropaolo ha desafiado con un premio de 10.000 dólares al científico que demuestre que la evolución es ciencia y la creación, una religión. Mastropaolo presentó su teoría antievolutiva sobre cómo la humanidad, en lugar de evolucionar, degenera hasta la extinción, lo que ocurrirá en torno al 2080. “Los humanos hemos sido humanos desde el inicio de los tiempos. Cada especie es un invento de enorme originalidad, completamente diferente del resto”, dijo.

La pregunta de qué papel tiene el creacionismo en todo este debate no fue del agrado de Giertych. “Disculpe, usted está hablando de ideologías. Nosotros hablamos de ciencia, de la manera en que a los niños se les informa de procesos biológicos, no de ideologías”, contestó a este diario. En el debate, ni el diputado polaco ni los científicos invitados reivindicaron el neocreacionismo o la enseñanza de su teoría del diseño inteligente (de la mano de un ser superior). El objetivo del coloquio era otro: “Demostrar que el darwinismo es una teoría, nada más. No es una conclusión que pueda derivarse de la observación de la naturaleza. Nosotros luchamos contra la manera inadecuada de enseñar la ciencia, para adecuar las enseñanzas a la realidad científica que sí está demostrada”.

Giertych trató de ceñir la discusión “al terreno científico y no filosófico”. Un intento vano por momentos, como cuando un parlamentario rebatió una de las afirmaciones más polémicas de Mastropaolo. Entre las consecuencias más dramáticas de la enseñanza de la evolución, el profesor norteamericano citó “189 millones de muertes por parte de los evolucionistas nazis, soviéticos y comunistas durante la Segunda Guerra Mundial”. El diputado polaco, que lamenta que las críticas a sus ideas vengan sobre todo de filósofos y no de científicos, intentó no caer en el debate visceral que acompaña a la cuestión y que suele acabar con descalificativos entre ambos bandos. Como muestra de ese total desencuentro, el turno de preguntas se abrió con las protestas del diputado británico Roger Helmer. “La verdad es que no sé ni por dónde empezar. Nunca antes, en siete años en el Parlamento Europeo, he oído tantas tonterías juntas”.

La polémica ha alcanzado a algunas instituciones académicas. En junio, el Interacademy Panel, en el que están representadas las academias de ciencias de 67 países, advirtió a padres y educadores de que “las pruebas científicas, los datos y teorías verificables sobre el origen y la evolución de la vida en la tierra” en algunos centros de enseñanza “son enmascarados, negados o confundidos con teorías no verificables por la ciencia”, en referencia a la penetración del neocreacionismo en Europa. En Francia, según recogía Le Monde, las sospechas se centran en la Universidad Interdisciplinar de París (UIP, un centro privado que organiza cursos complementarios). Recibe financiación de la Fundación John Templeton, institución norteamericana especializada en estudios que combinan ciencia y religión. Éste es el terreno predilecto del fundador de la UIP, Jean Staune, que califica de “oscurantistas” a quienes se oponen a la posibilidad de un ser creador superior.

En Inglaterra, el debate no es nuevo y ha llevado a la Royal Society a pedir a los sindicatos de profesores y al mismísimo arzobispo de Canterbury que se posicionen públicamente contra la enseñanza del neocreacionismo en las escuelas.»

Creacionismo islámico en Francia

Miles “de ejemplares de El Atlas de la Creación, por la creacionista turco llamado Harun Yahya, recientemente fueron enviados a las escuelas francesas, colegios y universidades, según Le Figaro (2 de febrero de 2007). El periódico informó que el “ricamente ilustrada” 770-libro pretende mostrar la página “los vínculos secretos entre el darwinismo y las ideologías sangrientas como el fascismo y el comunismo.” También contiene una fotografía del 11 de septiembre de 2001 contra el World Trade Center, con la leyenda de una “asombrosa” culpar al terrorismo de “darwinismo” y llamándolo la “única ideología que valora, por tanto, alienta el conflicto”.

El ministro francés de educación, Gilles de Robien, respondió rápidamente, dice el informe, la dirección no administradores académicos para distribuir el libro, que “no tiene correspondencia con” el plan de estudios nacional francés. »

Referencia

Darwin no tuvo en cuenta a Dios

Darwin no tuvo en cuenta a Dios

Los creacionistas se presentan en España para rechazar la teoría sobre la evolución de las especies establecida en el siglo XIX | Uno de sus representantes califica de “charlatanería” la ciencia evolutiva actual

 

                                  Thomas Woodward muestra una reproducción de aminoácidos en cadena durante su conferencia en Barcelona.

Thomas Woodward muestra una reproducción de aminoácidos en cadena durante su conferencia en Barcelona.

Ainhoa Gomà

 

 

Se han presentado en España sin estruendos. Sus teorías: la humanidad no puede ser producto de la evolución de las especies, del tiempo y de la casualidad, como demostró el biólogo británico Charles Darwin en el siglo XIX.

Thomas Woodward, doctorado en Filosofía por la Universidad del Sur de Florida (EEUU), acompañado por el doctor Antonio Martínez, ha desglosado sus teorías sobre las supuestas carencias de la evolución en una conferencia en la Fira de Barcelona, ante un aforo de un centenar depersonas.

Pese a presentarse con voluntad didáctica, Woodward, autor de Darwin contraataca, se ha enfrascado en una extensa explicación sobre las evoluciones de la polilla moteada del abedul y de los pinzones de Galápagos, estudiados por Darwin, junto a supuestas pruebas de algún tipo de inteligencia, como los rostros del Viejo de la Montaña, la silueta que parece dibujarse en una cima de New Hamsphire (EEUU).

Woodward ha sostenido que, lejos de tratarse de una evolución de las especies, el hombre y las otras formas de vida aparecieron “abruptamente”. Fósiles como Lucy, el homínido descubierto en Etiopía en 1974, son, según Woodward “simios”, no relacionados con el hombre.

En los últimos días han sido canceladas las conferencias antidarwinistas previstas en la Universidad de Vigo y León, tras las quejas de la AsociaciónEspañola de Biología Evolutiva (SESBE), por la falta de rigor científico de los actos. Para el oftalmólogo Antonio Martínez se trata de un “intento de inquisición por parte de quién detenta el poder científico”.

Las conferencias se mantienen para el día 19 en el Hotel Puerta Málaga, el 21 en el Centro de Convenciones Mapfre de Madrid y el 25 en el Centro Social Caixanova de Vigo.

Implicaciones metafísicas

Pese a “no ser el objeto de las conferencias”, tanto Woodward como Martínez ha admitido implicaciones metafísicas en sus teorías. El primero ha señalado en el turno de preguntas que “aceptaba” el diluvio y el arca de Noé y el segundo ha afirmado que “la evolución no es la respuesta porque el azar no puede explicar lo que existe” sino “una inteligencia superior”.

Martínez ha explicado, además, que las teorías antidarwinistas no están vinculadas “a la ultraderecha protestante en EEUU”, país donde existe un fuerte debate sobre cómo enseñar la evolución en las escuelas.

Las alternativas presentadas al darwinismo han sido numerosas. Las corrientes con más adeptos, ligan la aparición del hombre al diseño inteligente, algún tipo de panteísmo o simplemente a la creación de Dios. La más variopinta, presentada también por el profesor Woodward, la presencia de extraterrestres en el proceso de aparición de la humanidad, aunque se trate de “la posibilidad estadísticamente más improbable.” 

http://iesblasinfante.foro.ws/5_Bachillerato_303913/Darwin_es_el_enemigo_416.html

Anteriores Entradas antiguas