Abuso de Niños en la Iglesia Protestante.

No, esto no se trata de pedofilia, sino de un abuso mucho más común.

Richard Dawkins dice que así como es ridículo hablar de niños keynesianos versus niños monetaristas, (teorías económicas,) es igual de ridículo pensar que los niños son suficientemente maduros para escoger entre religiones, ser Cristiano, Budista o Musulmán.

Yo diría lo mismo sobre niños Pre-Milenialistas o Post-Milenialistas, niños Calvinistas o Arminianos.

“No podés ganarte la aprobación de Dios. Has pecado, así que te vas a ir al INFIERNO. Si querés ir al cielo, tenés que aceptar a Jesús como tu único y suficiente salvador.”

Me acuerdo recibir esa “oferta” a los 7 años en el Campamento Roblealto. Pasábamos tamaño rato cantando himnos y coritos, alrededor de la fogata, (“Quédate Señor en cada corazón.”) nos contaban una historia de alguna persona que andaba perdida, que vio la luz, aceptó al Señor, y todo terminó bien.

Era un ambiente cargado emocionalmente. La invitación a aceptar al Señor era presentada por adultos que claramente impartían su aprobación a los que levantáramos nuestra mano. Nosotros, lejos de nuestras familias necesitábamos la aprobación de esos adultos. Peor, era un asunto de seguridad: “Si Cristo viene hoy en la noche, nosotros iremos al cielo, pero vos estarás solo, en esta cabina que no tiene luz. Era una oferta que no podíamos reusar.

Esto es abuso infantil.

Acusar a un niño de ser malo por algo que otra persona hizo es injusto. Pero es una de las bases fundamentales del Calvinismo: El concepto de Depravación Total.

Esto es abuso infantil.

“Dejad a los niños venir a mí,” dijo Jesús, “porque de los tales es el Reino de los Cielos.” Obviamente Jesús veía la pureza de fe de la niñez.

¿A qué edad dejamos de ser dueños del Reino?

En el libro “Cuando cosas malas le pasan a gente buena” el rabino Harold Kushner cuenta la historia de un niño que está desconsolado después de que el doctor le recetó anteojos. Al tratar de consolarlo, los padres averiguan que la semana anterior, se había encontrado unas revistas pornográficas en un basurero. El niño estaba seguro que Dios lo estaba castigando.

Yo me sentía así constantemente.

Si tuviéramos la fe del tamaño de una semilla de mostaza, podríamos mover montañas. ¿Qué fe más grande y pura que la fe de un niño? Pero mis oraciones no eran contestadas. Debe de haber sido culpa mía. Dios podía ver en mi corazón, y me estaba ignorando a propósito.

Mi vida se convirtió en un infierno, siempre orientada hacia el “qué dirán.” Tenía que ser el buen hijo, el buen niño, el buen testimonio.

Me bauticé a los 12. Pero el bautismo no cambió nada. Más bien me sentí peor.

La biblia dice que Dios no nos mandará tentaciones más grandes de las que podamos soportar. Cada vez que caía en alguna tentación, me sentía peor. (Y Dios me estaba viendo.)

Mi niñez, que debiera haber sido un tiempo de feliz inocencia, fue convertida en una inquisición constante.

Fui abusado cuando niño, por la gente que yo quería, respetaba y necesitaba más. Fui entrenado por ellos a continuar este abuso hacia mí mismo, y peor, hacia mi propio hijo. Todavía está pasando.

Este es el abuso que aun hoy estoy tratando de parar.

¿Seré sólo yo? ¿Es ésta una visión trastornada de la realidad que sólo yo he vivido? ¿Necesito más bien internarme en el Asilo Chapuí, con un diagnóstico de esquizofrenia?

¿Cómo le hablo a mi hijo sobre Dios?

¿Cómo le levanto su autoestima a la vez que le hablo de un Dios Amante y Justo? ¿Cómo lo preparo para que sobreviva las creencias de tantos en mi familia que creen que el estilo fundamentalista de Religión es la única forma de llegar a Dios? (Dios es más bien el que nos llega, a como le dé Su regalada gana.)

Todavía tengo problemas oyendo lo que Dios me quiere decir por medio de iglesias fundamentalistas. Afortunadamente, no importa adonde o cómo. Si yo escucho, Dios me habla. Y cuando yo hablo, Dios me oye.

Esto, por lo menos, le puedo pasar a mijo.

Mi nombre es Ricardo, Dios me ama, tal como soy.

visto aca

Los cielos serán conmovidos. Analizando a Ana Méndez Ferrel 4

Los cielos serán conmovidos. Analizando a Ana Méndez Ferrel 4

Autor:Paulo Arieu

FORMAS DE LA REVELACION DIVINA.
El conocido teólogo Lewis Sperry Chafer, nos explica las formas de la revelación divina.[14]

La Biblia tiene como objetivo y propósito el ser la revelación del ser, las obras y el programa de Dios. Que un Dios infinito buscase el revelarse a sí mismo a sus criaturas, es razonable y esencial para el cumplimiento de los propósitos de Dios en la creación. Es, por otra parte, natural que los seres racionales intenten saber algo respecto al Creador que les ha dado vida. Si el hombre es el más alto orden de las criaturas, que tiene la capacidad de reconocer y tener una íntima comunión con el Creador, es, por tanto, también razonable esperar que el Creador se comunicase con sus criaturas, revelándoles su propósito y su voluntad. Hay tres vías de máxima importancia y que han sido utilizadas por Dios para revelarse a sí mismo.

1. La revelación de Dios en la creación. El poder eterno y el carácter de Dios se revelan por las cosas que han sido creadas.

Ro. 1:20 20 Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.

El mundo de las cosas naturales, siendo una obra de Dios, muestra que Dios es un Dios infinito en poder y sabiduría y que ha diseñado y creado el mundo físico para un propósito inteligente. La revelación de Dios mediante la Naturaleza, sin embargo, tiene sus limitaciones, al no aparecer claramente manifestado el amor y la santidad de Dios. Mientras que la revelación en la Naturaleza es suficiente para que Dios pueda juzgar al mundo pagano por no adorarle como su Creador, no revela un camino de salvación mediante el cual los pecadores puedan ser reconciliados con un Dios santo, sagrado.

2. Revelación en Cristo. Una suprema revelación de Dios fue suministrada en la persona y la obra de Cristo, que nació en su debido tiempo.

Ga. 4:4 4 Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley,

El Hijo de Dios vino al mundo para revelar a Dios a los hombres en términos que pudiesen comprender. Por su llegada como hombre mediante el acto de la encarnación, los hechos relacionados con Dios, que de otra forma hubiesen sido muy difíciles para la comprensión humana, se trasladan al limitado alcance de la comprensión y el entendimiento humanos. Así pues, en Cristo, no sólo se revela el poder y la sabiduría de Dios, sino también su amor, la bondad divina, su santidad y su gracia. Cristo declaró: «El que me ha visto a mí, ha visto al Padre» (Jn. 14:9).

En consecuencia, el que conoce a Jesucristo, también conoce al Dios Padre.

3. La revelación en la Palabra escrita. La Palabra escrita de Dios es capaz, sin embargo, de revelar a Dios en términos incluso más explícitos de los que puedan ser observados en la persona y obra de Cristo. Como previamente se ha demostrado, es la Biblia la que nos presenta a Jesucristo tanto como el objeto de las profecías, como su cumplimiento. Con todo, la Biblia va aún más allá; dando detalles respecto a Cristo, muestra el programa de Dios para Israel, para las naciones, así como para la iglesia, y trata de muchos otros temas de la historia del género humano y del universo. La Biblia no sólo presenta a Dios como su tema fundamental, sino que también nos muestra sus propósitos. La revelación escrita lo incluye todo en sí misma. Expone de la forma más clara y convincente todos los hechos que conciernen a Dios y que están revelados en la Naturaleza, y proporciona el único registro que atañe a la manifestación de Dios en Cristo. También se extiende la divina revelación en grandes detalles que se relacionan con Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, los ángeles, los demonios, el hombre, el pecado, la salvación, la gracia y la gloria. La Biblia , pues, puede ser considerada como el complemento perfecto de la divina revelación de Dios, parcialmente revelada en la Naturaleza , y más plenamente revelada en Cristo, y revelada completamente en la Palabra escrita.

Coincidimos con L. Chafer, que Dios ahora nos habla a la humanidad por medio de la revelación escrita.

• “Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo; el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, hecho tanto superior a los ángeles, cuanto heredó más excelente nombre que ellos.” (Heb. 11:1-4 RV 1960)

• “Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos nombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo. “ (II Pe. 1:19-21 RV 1960)

Y así también lo han entendido muchos grandes pensadores de la historia:

Bien dijo Kant, uno de los más serios pensadores de todos los tiempos:
“Haces bien en fundamentar tu paz y piedad en los evangelios, pues sólo en los
evangelios se halla la fuente de verdades espirituales, después que la razón ha
llegado al límite de su investigación, en vano.”[15]

También otro filósofo muy capacitado, Hegel, no quiso otro libro en su
lecho de muerte que la Biblia. Dijo que:

«si pudiera prolongar la vida, se dedicaría al estudio de ese Libro, pues en él había
hallado lo que la razón no podía descubrir.»[16]

También, sin entrar en muchos detalles, queremos afirmar que Dios existe y que el
es real. Y por eso es que entendemos claramente, que aunque el sacrificio redentor
de Cristo sucedió hace dos mil años, Dios sí se da a conocer a los que de diversas
maneras procurar hallarle y conocer su voluntad. En este sentido es que la
revelación de Dios continúa y continuará hasta la segunda venida de Cristo. Dios es
desconocido para el mundo

Si, como creemos, hay un Dios bueno, es razonable esperar que se revelará
personalmente a sus criaturas.

El Reverendo David S. Clarke dijo lo siguiente:
«No podemos imaginarnos que un padre se oculte para siempre de su hijo, que
nunca se comunique con él. Tampoco podemos imaginar que un Dios bueno oculte
de las criaturas creadas a su imagen la revelación de su ser y de su voluntad. Dios
ha hecho al hombre capaz y deseoso de conocer la realidad de las cosas, ¿y acaso
ocultará una revelación capaz de satisfacer ese deseo? Según la antiquísima
mitología egipcia, la legendaria Esfinge tebana proponía enigmas a los que
pasaban, y los mataba si no los descubrían. Sin duda alguna un Dios amoroso y
sabio no dejará que el hombre perezca por falta de conocimientos, desconcertado
ante el enigma del universo.»[17]

Por su parte el doctor Hodges afirma:
«La inteligencia de Dios despierta en nosotros la esperanza de que El ha adaptado
los medios al fin, y que coronará la naturaleza religiosa con una religión
sobrenatural. La benevolencia de Dios despierta la esperanza en nosotros de que
sacará a sus criaturas de su doloroso azoramiento y conjurará el peligro que las
acecha. La justicia de Dios despierta en nosotros la esperanza de que hablará a la
conciencia con tono claro y de autoridad.
Es razonable pensar que Dios expresara en un libro su mensaje al hombre. El
doctor Keyser dice lo siguiente: Los libros constituyen el mejor método de
preservar la verdad íntegra, y trasmitirla de generación en generación. Ni la
memoria ni la tradición son dignas de confianza. Por lo tanto. Dios procedió con la
mayor sabiduría y también en forma normal al proporcionar al hombre la revelación
divina en forma de libro. De ninguna otra manera, hasta donde nos es posible ver,
podría El haber impartido a la humanidad un nivel infalible que hubiera estado
disponible para toda la humanidad, y que continuaría intacto a través de las
edades, y del cual el hombre podía obtener el mismo nivel o patrón de fe y
conducta.»[18]

Dietrich Bonhoeffer comentó que:
«La vida del discípulo se acredita en el hecho de que nada se interponga entre
Cristo y él, ni la ley, ni la piedad personal, ni el mundo. El seguidor no mira más
que a Cristo. No ve a Cristo y al mundo. No entra en este género de reflexiones,
sino que sigue sólo a Cristo en todo. Su ojo es sencillo. Descansa completamente
en la luz que le viene de Cristo; en él no hay ni tinieblas ni equívocos.» [19]

¿Que es la Palabra de Dios ?
Leamos que no dice el Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia:
Frase que aparece en el Antiguo Testamento 394 veces (NBD) y se refiere a la
comunicación de Dios con el hombre. Por ser la palabra el vehículo con que se
expresan los pensamientos, es el medio más común con el que Dios revela y realiza
sus propósitos. De ahí que frases como «la Palabra de Jehová vino a mí» (Jer
1.11), «vino la Palabra de Jehová a … Ezequiel» (1.3), «Palabra de Jehová que vino a Oseas» (1.1), etc., sean características de los libros proféticos.

La Palabra de Dios es una extensión de su personalidad. Luego, está investida de
autoridad divina y deben respetarla y obedecerla tanto los ángeles como los
hombres (Dt 12.32; Sal 103.20). La Palabra de Dios es permanente (Is 40.8) y
tiene que cumplirse (Is 55.11).

En el Sal 119 la frase se usa como sinónimo de «la ley», por tanto se refiere a la
palabra escrita, aunque en casi todos los otros casos la «palabra de Dios» se refiere
a una comunicación hablada. Este doble uso se explica en Éx 24.4 donde se dice
que Moisés puso por escrito las palabras que había oído de Jehová. Además, en
algunas ocasiones la Palabra de Jehová venía mediante Visiones. Por ejemplo: «la
Palabra de Jehová … lo que vio sobre Samaria y Jerusalén» (Miq 1.1; cf. Abd 1.1;
Nah 1.1).

En el Nuevo Testamento la frase «palabra de Dios» solo en pocas ocasiones denota
algo escrito. Por ejemplo, en Mc 7.13 se refiere a la Ley que los judíos anulaban por
su tradición y en Jn 10.35 al Sal 82.6. Pero la frase nunca se usa para referirse al
conjunto de los libros del Antiguo Testamento, ni mucho menos a toda nuestra
Biblia. Los libros del Antiguo Testamento se identifican más bien con el término «las
Escrituras».

En el Nuevo Testamento la frase «palabra de Dios» (logos tou theóu) generalmente
denota un mensaje predicado, sobre todo el del evangelio o el cristiano en general,
predicado por Cristo y sus apóstoles (Lc 5.1; 8.11, 21; Hch 6.2; Ef 6.17; Heb 6.5;
13.7; 1 P 1.23). En este sentido a veces se emplean las frases «la palabra del
Señor» (1 Ts 1.8; 2.13; 2 Ts 3.1) y «la palabra de Cristo» (Col 3.16; Heb 6.1; cf.
«las palabras del Señor Jesús» en Hch 20.35; 1 Ti 6.3). Ocasionalmente la Palabra
de Dios parece comprender toda la voluntad o el propósito de Dios (Lc 11.28; Ro
9.6; Col 1.25; Heb 4.12).

En los escritos de Juan se halla un uso distinto de «palabra» o más bien del vocablo
griego logos. Se emplea como título del Hijo de Dios, y se traduce «Verbo» en la
mayoría de las versiones (RV, NC, Str., HA, BC). Si Dios se reveló mediante la
palabra hablada, ¿cuánto más no habría de revelarse mediante la Palabra
encarnada? Este es el argumento de Heb 1.1, 2 y corrobora lo dicho en Jn 1.18. «A
Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo … Él le ha dado a conocer» o, siguiendo
literalmente el griego: «Él ha hecho una exégesis de Él».[20]

Términos relacionados con “Revelar”
1. Revelación: (lat. revelatio) Acción y efecto de revelar. Manifestación de una
verdad secreta u oculta. [21]
2. Revelar: (lat. revelare) Descubrir lo secreto. proporcionar indicios o
certidumbre de algo. Manifestar Dios a los hombres lo futuro u oculto.[22]
3. Revelación: significa encubrir, ocultar, disfrazar.[23]

ETIMOLOGÍA:
«Viene del griego “apocalipsis”, que significa descubrir, revelar, desnudar.»[24]
BAILLIE: “Revelación literalmente significa descubrimiento, quitar un oscuro velo a
fin de poner en evidencia algo que anteriormente estaba escondido?”[25]
RAMM: “En el sentido más amplio, Una revelación es la totalidad de los modos en
que Dios se da a conocer?[26]
STANCIL: “La revelación es la automanifestación de Dios mismo y verdades acerca
de Dios sin las cuales no lo podríamos conocer, con el propósito de establecer
relaciones redentoras”[27]
TRUEBLOOD:”La más importante afirmación de la revelación no es que el
recipiente humano toma conciencia, a través de un método especial, de una serie de verdades acerca de Dios, sino que la afirmación más emocionante es que toma
conciencia de Dios mismo}'[28]
MORRIS: ‘Se trata de un conocimiento que alguien nos revela. En el cristianismo
es un término importante porque significa que Dios ha tomado la iniciativa de darse
a conocer al hombre. En tal sentido el conocimiento de Dios resulta ser, no el
producto del diligente estudio humano, sino una manifestación de la gracia de Dios
y de su voluntad de ser conocido” [29]
LEWIS: “Revelación significa que se nos imparte un conocimiento especial que no
podemos lograr por nosotros mismos. Viene de afuera de nosotros mismos. Es por la acción y la iniciativa de Dios” [30]

¿Que significa que la Biblia es revelada?

«La Biblia es la revelada (sin velo, descubierta) Palabra de Dios respecto a la
salvación del hombre. El mensaje central de la Biblia es suma y esencia de esa
revelación…. La palabra “inspiración” significa soplo hacia fuera. Ya que Dios inspiró
la Biblia esta es un producto divino. Los hombres fueron los vehículos de que Dios
se valió para dar a su mensaje forma escrita. Como se realizó esto, es un misterio;
que se realizó es un hecho. La inspiración y la revelación van de la mano. Nuestra
inspirada Biblia es en verdad la revelación escrita, así como las palabras de Jesús
fueron la revelación hablada.» [31]

El Dr. H.Orton Wiley dijo que:
«Las Escrituras fueron dadas por inspiración plenaria, la cual inspiración reúne en todo su contenido los elementos de superintendencia, elevación y sugestión, de tal manera y en grado suficiente que la Biblia llega a ser la Palabra infalible de Dios y la regla autoritativa de fe y práctica en la iglesia.» [32]

La declaración del Dr. Adam Clarke, uno de los mejores expositores bíblicos del
movimiento wesleyano, dice así:
Insisto en tal clase de inspiración de los autores sagrados del Nuevo Testamento que nos asegura la verdad de lo que escribieron, sea por la inspiración de sugestión o sea solamente de dirección pero no insisto en una inspiración que implica que sus palabras fueron dictadas o sus frases indicadas verbalmente por el Espíritu Santo.[33]

Immanuel Kant:
“La existencia de la Biblia, como libro para el pueblo, es el mayor beneficio que la raza humana jamás haya experimentado. Todo intento de desprestigiarla es un crimen contra la humanidad”. [34]

Sir Isaac Newton:
“Hay más señales de autenticidad en la Biblia que en la historia profana alguna. Reconocemos en las escrituras de Dios la más sublime filosofía”.[35]

«Todo evangelio es una literatura teológica que nos permite descubrir la Palabra de
Dios y qué es lo que nos quiere decir con ella en nuestra vida personal, así como en
el mundo en que hoy vivimos. La belleza de los evangelios radica en que aún
siendo escritos hace tanto (s. I) , por personas pertenecientes a comunidades tan
disímiles, con problemas, realidades, propias de sus épocas, con una literatura,
escritura, tan diversa de la actual, sigue presente como “agua viva”, son mensajes
que atraviesan toda época, contexto, realidad y persona. Palabras de vida eterna,
palabra de Jesús resucitado.» [36]

Soren Kirkegaard:
«“Como un enamorado lee una carta de su amada, así tienes que leer la Escritura… La Biblia ha sido escrita para mí”» [37]
Se cuenta de que la increíble devoción a la exposición de la Palabra de Dios año tras año en la vida de Juan Calvino, era debido a su profunda convicción de que la Biblia es la verdadera Palabra de Dios.
El dijo que:
“Las leyes y las profecías no son enseñanzas entregadas por la voluntad del hombre, sino dictadas por el Espíritu Santo… Debemos a las Sagradas Escrituras la misma reverencia que le debemos a Dios, porque provienen de El únicamente, y no tienen nada del hombre en ellas” [38]
Lo que Calvino vio en la Biblia, por sobre todas las cosas, fue la majestad de Dios. El dijo que a través de las Escrituras
“de una manera que sobrepasa al juicio humano, somos hechos absolutamente a semejanza, como si contuviéramos la majestad de Dios Mismo” (Institutes, I. vii, 5). [39]
Sin duda, vemos que la Biblia, para Calvino, era por sobre todo un perfecto testigo de Dios y de su gloriosa majestad divina.
¿Están todavía los cristianos recibiendo, por inspiración del Espíritu Santo,
revelación directa de Dios? ¿Puede la gente hoy, al escribir canciones o libros, al
predicar o enseñar, o al tomar decisiones, alegar legítimamente que están bajo
inspiración divina?

Como comenta Mac Arthur,

«Muchos carismáticos contestan un sonoro “¡Sí!”»[40], lamentablemente.

Y para fundamentar esta declaración, Mac Arthur cita a J. Rodman Williams, quien escribió:

«La Biblia verdaderamente se ha convertido en un testigo asociado de la actividad
actual de Dios… Si alguien hoy tal vez tiene una visión de Dios, de Cristo, es bueno
saber que ya ha sucedido antes; si alguien tiene una revelación de Dios, saber que
para los cristianos primitivos la revelación también sucedía en la comunidad; si uno
dice un: “Así dijo el Señor”, y se atreve a dirigirse a la comunidad en primera
persona, aun a ir más allá de las palabras de la Escritura, que esto sucedía ya hace
mucho. ¡Que extraño y notable es! Si uno habla la Palabra de Verdad en la
comunión del Espíritu, no son sus propios pensamientos y reflexiones (por ej.,
sobre algunos temas actuales), ni simplemente alguna exposición de las Escrituras,
porque el Espíritu trasciende las observaciones personales, por interesantes y
profundas que puedan ser. El Espíritu como el Dios vivo, se mueve a través, y más
allá, de los registros del testimonio pasado, por valiosos que tales registros sean
como modelo para lo que pasa hoy en día.»[41]

¿Qué nos está diciendo Williams? Mac Arthur nos sigue explicando:

«El está afirmando que la Biblia no es nuestra fuente final de la revelación de Dios,
sino simplemente un “testigo” de la revelación adicional que Dios está dando hoy
en día. Williams está declarando que los cristianos pueden añadirle a la Biblia, y
que ellos pueden aceptar otras adiciones a la Escritura como normales y convencionales. El cree que la Biblia es un “modelo” para lo que el Espíritu
Santo está haciendo hoy para inspirar a los creyentes.»[42]

Mac Arthur en su libro cita a varios líderes carismáticos de renombre en Estados Unidos. Pero me extraña que no citara a David Cho, en Corea. Cho ha mezclado el Evangelio de herejías ocultistas pseudo espiritistas, de rasgos budistas y de la herejía de la Cuarta Dimensión. Otro error en el que no debemos caer es en creer que las masas o cantidad numérica de miembros es sinónimo de bendición divina o avivamiento”.

¿Qué es eso de la Cuarta Dimensión?: No es nada más que la herejía esa que dice que lo que dices se cumple, el movimiento de Palabra de Fe el cual es seguido por otros líderes como Benny Hinn. Si uno se fija bien, esa herejía lo que pretende es fines materiales, no espirituales.

¡También citó a Benny Hinn, quien con sus fallidas profecías públicas, sus
controversiales enseñanzas sobre la trinidad y su espiritismo, ha escandalizado a
gran parte de la cristiandad evangélica!

También se olvidó de citar a Todd Bentley y su amante, del ecumenismo de los
Hillsong o el pastor de Hillsong estafando y siendo adicto a la pornografía, del video
de Benny Hinn entregándole una pipa de opio a uno de sus músicos, y otros, o
cuando hablamos del comercio del evangelio que muchos están haciendo con sus
discos, libros y demás.

Lamentablemente el diablo ha “introducido encubiertamente herejías destructoras”, como dice en 2 Pe. 2:1, en la Iglesia. Veneno de “super fe”, pactos de prosperidad, ídolos musicales, predicadores al gusto del cliente, un mercado de la fe, libertinaje, abandono de la Palabra, codicia encubierta, humanismo, psicología, falsas profecías, milagros inventados, un “evangelio” que no tiene nada que ver con el evangelio, autoayuda, ver a la Iglesia como una empresa de mercadeo, ecumenismo, etc, etc, etc…

También está la Iglesia Emergente, movimiento religioso también conocido
como movimiento de la iglesia emergente, que según lo define la enciclopedia on
line Wikipedia, es

«un movimiento cristiano cuyos participantes buscan vivir su fe en la sociedad posmoderna emulando a Jesús de Nazaret independientemente de las tradiciones religiosas cristianas. » [43]

Y ni les comento del movimiento de la risa santa. Muchas iglesias están informando
acerca de una risa espontánea e incontrolable de parte de la congregación, que
brota aún durante los momentos de solemne ceremonia o durante el mensaje
desde el púlpito. Algunos informan de un llanto incontrolable, caídas al suelo en
trances extáticos, y sonidos de animales como ladrar como perros y rugir como
leones. Algunos tambalean y oscilan como gente borracha, incapaces de caminar en
línea recta. Para simplificar, todo esto ha sido llamado “risa santa,” por cuanto la
risa es el principal fenómeno exhibido.

Una de las principales erupciones de la “risa santa” tuvo lugar en Toronto en 1994.
“Los fieles son dominados por risa, llanto, gruñidos, temblores, caídas y para el
disgusto de algunos, por hacer ruidos que han sido descritos como un ‘cruce entre
la jungla y el corral de una granja’”. [44]

Keneth Copeland. El evangelista ha venido enfrentando problemas legales por presuntas irregularidades financieras como la iniciada por el senador norteamericano Charles Grassley.

Uno de los líderes del movimiento de la “risa santa” es Rodney Morgan Howard-
Browne, un alto y corpulento predicador carismático de África del Sur. En 1979, a
los 18 años de edad, mientras oraba por horas buscando una experiencia espiritual
más profunda, él desafió a Dios:

“O Tú bajas hasta acá y me tocas o yo subiré arriba y te tocaré a Ti”.

Repentinamente sintió como si todo su cuerpo tuviera fuego. Empezó a reír de manera incontrolable. Entonces lloró y empezó a hablar en lenguas.

“Yo estaba conectado al suministro de electricidad celestial,” escribió más tarde. “Y desde entonces ha sido mi deseo de ir y conectar a otra gente.”

Toda persona realmente salva debería saber que el infierno, ciertamente, no es materia de risa. Rara vez hay una verdadera enseñanza de la Palabra de Dios en estas reuniones. Y si hay alguna, es interrumpida por risas. Un escritor carismático dijo,
“Nadie duda que teniendo un gran número de oyentes convulsionados por la risa, hace irrelevante cualquier cosa que pueda decirse desde el púlpito”.

Piense en su asamblea local. ¿Cuánta enseñanza podría haber si cada 5 minutos, durante la predicación de la Palabra de Dios, la gente prorrumpiera en incontrolable y fuerte risa? ¿Puede haber algún aprendizaje en semejante atmósfera, parecida a un circo?

La Palabra de Dios dice que en la asamblea debe hacerse todo decentemente y con orden (1 Corintios 14:40). Mujeres y hombres desplomándose en el suelo, actuando como borrachos, ululando o emitiendo sonidos de animales, ciertamente no es una conducta decente en la asamblea de Dios (compare 1 Timoteo 3:15). La “Risa Santa” no es santa en absoluto y solo confunde y contradice las órdenes de Dios.

Fe en un Dios vivo
Pero, y esto que decimos, que se terminó la revelación divina, y que ya el canon
está cerrado, no suena a lo que algunos llaman deísmo? No será que Dios ya no
habla, o no se comunica con este mundo? Solo nos quedó la tradición de la Palabra
de Dios, y Dios se retiró de la escenario mundial?

Permítame aclararle: Yo, personalmente ¡creo en un Dios vivo!
A modo personal, mi convicción plena es en un Dios que existe, que está vivo, que
no está ausente de los males de la humanidad, y que no ha dejado al mundo sin
conocimiento de él. Yo creo y afirmo que Dios existe, y que nuestro Dios es un Dios
vivo, y no un Dios ausente, como lo enseña por ejemplo el deísmo, aunque yo no
pueda comprender la totalidad de sus designios.

El deísmo,
«es la creencia en Dios creador del Universo y de sus procesos naturales
a través de los cuales funciona (leyes) . Se basa en la observación y el análisis
racional de la naturaleza. Así pues, el deísmo es una creencia racional en Dios,
pero sin aceptar los credos, dogmas o libros sagrados de una religión particular.
»[45]

«Uno de los principales postulados de esta filosofía religiosa, es estar basada
en la creencia de que Dios existe y creó el universo físico, pero no interfiere con él
(postulado que incluye a la evolución teísta).Los deístas, en general, rechazan la
religión organizada y los dioses personales “revelados” argumentando que Dios es
el creador del mundo, pero que no interviene de forma alguna en los quehaceres
del mundo, aunque esta posición no es estrictamente parte de la filosofía deísta.
Para ellos, Dios se revela a sí mismo indirectamente a través de las leyes de la
naturaleza descritas por las ciencias naturales.El deísta no necesariamente negará
que alguien pueda recibir una revelación directa de Dios, pero esa revelación será
válida sólo para esa persona. Si alguien asevera que Dios se le ha revelado, será
una revelación de segunda mano y no habrá obligación de seguirle. Esto implica la
posibilidad de que se esté “abierto” a las diferentes religiones como
manifestaciones diversas de una misma realidad divina hacia la que tiende nuestra
naturaleza biológica, aunque no crea en ninguna en concreto como “verdadera” o
“totalmente verdadera”…Las corrientes filosóficas deístas describen a un Dios ajeno
a la creación directa de todos los aspectos del mundo, a diferencia de la imagen
literal que presentan religiones como el islamismo, cristianismo o judaísmo. Sin
embargo, la corriente filosófica deísta al promover el librepensamiento, no pretende
establecer ningún precepto ni dogma a seguir. Por lo tanto, un deísta puede
considerarse deísta cristiano, deísta judío, deísta musulmán, etc.» [46]

Obviamente, no es este mi concepto de Dios. no tengo un concepto deísta de
Dios, sino teísta y cristiano evangélico. Yo creo y afirmo que la revelación de Dios de nuevos aspectos de su deidad, prácticas, doctrinas, etc., han cesado hasta el tiempo de su segunda venida. Pero no por eso Dios está ausente del mundo, ni ha dejado de llamar a la salvación y al conocimiento de Él a los seres humanos. Afirmo
plenamente convencido que La Revelación especial de Dios al mundo ha cesado,
que ya no hay mas nada por añadir a las escrituras y que El canon esta cerrado. Y
afirmo la veracidad de los textos bíblicos y su carácter inspirado e inerrante.
A través de la ciencia, Dios nos ha permitido conocer aspectos de la creación
también llamada “revelación natural”, que nos eran desconocidos. Pero nada de esto añade ni una jota ni una tilde a la Biblia.

Pero como bien afirma Mac Arthur, creer que Dios sigue inspirando nueva Escritura, «es un criterio relativista atemorizante» y que lamentablemente, «está creciendo en popularidad conforme el movimiento carismático se extiende.»[47]

Por eso, es tan importante entender la doctrina de la inspiración verbal, la cual
«está íntimamente relacionada con la doctrina de la inspiración plenaria. Esta
enfatiza que las palabras de la Escritura son inspiradas por Dios. La Escritura no es
sólo la Palabra de Dios, también es las palabras de Dios. Nuevamente enseñamos y
enfatizamos esto en contra de aquellos que piadosamente afirman que la Escritura
es inspirada en sus enseñanzas y doctrinas pero no en palabras y detalles. Tal
enseñanza es, por supuesto, simplemente un sin sentido, ya que es imposible que
la Escritura sea la inspirada Palabra de Dios en sus enseñanzas y pensamientos si
las palabras en las cuales aquellas enseñanzas son dadas nos son ellas mismas
inspiradas e infalibles.»[48]

Podemos citar a un tal Mr. Coleridge, quien
” solía insistir muy a menudo en la diferencia entre creencia y fe.» [49]

Se comenta en un articulo, una anécdota acerca de él, que dijo de manera muy seria y convencida, que
«si en aquel momento le convencieran de que el Nuevo Testamento era una falsificación desde el principio hasta el fin -y ésta era una convicción cuya posibilidad no podía hacerse cargo- por grande que fuera la desolación que sentiría, no disminuiría ni jota su fe en el poder y la misericordia de Dios por alguna manifestación de su ser hacia el hombre, ya sea en el pasado, en el futuro, o en los abismos ocultos en los que no hay tiempo ni espacio.”»[50]

Bueno, esta es una piadosa frase, sincera, ferviente, noble, pero creo que es un
comentario a mi modo innecesario ya que es indiscutible la autoridad de los
escritores novotestamentarios. Pero ¡que difícil se nos hace dar testimonio de
nuestra fe cuando se nos pide razón de ella!

Como comenta Don José Martinez,
«cualquier pensador imparcial encontrará serias dificultades para reconocer auténtica autoridad al mensaje del Nuevo testamento si se prescinde de la objetividad de su fundamento histórico.»[51]

Claro que creo que Dios respetó la capacidad de razón de los hagiógrafos, no les
anuló sus facultades intelectuales. Es esto lo que me confirma una vez mas de
manera notable la existencia de Dios y la excelencia y magnificencia de nuestro
Dios. Es que si Dios no existe, la libertad es imposible, lo que convertiría la vida en
un terrible absurdo.
«…si Dios es improbable, aceptando el concepto kantiano de Dios, ello equivale a
decir, que lo posible es improbable, lo cual es confundir el ámbito de la posibilidad
donde no rige el tiempo, del de la probabilidad que permite predecir el futuro. Es
imposible que Dios sea improbable.»[52]

Si Dios no hubiese existido o Jesús no hubiese resucitado y todo hubiese sido nada
mas que una hermosa historia, nada mas que linda para contar a los niños, nuestra
fe no tendría ningun sentido, como dijo Pablo, en la primera epístola a los Corintios.
• ” Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe.” (I Cor. 5:14 RV 1960)

«Es decir que si Jesús ha resucitado, todo ha comenzado a crecer hacia la plenitud
y pese a los horrores del mundo y de la vida, cualquier logro positivo, por pequeño
que sea, es un anuncio de Resurrección»[53]

Podemos referenciarnos y documentarnos con lo que explica Don José Martinez,
quien cita a James Dunn, que escribe respecto a esto con claridad:

“En directa antítesis, los escritores del Nuevo Testamento proclaman: Esto si
aconteció (la vida, la muerte y resurrección de Jesús) y solo de este modo puede el
deseo vehemente del mundo judío helénico convertirse en realización histórica a
favor del hombre ahora y en el futuro.»[54]

Ahora bien, la misma Biblia nos da testimonio de su historicidad cuando afirma:

• “Pues no hemos dado a conocer el poder de Dios y la venida de
nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como
habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad”. (II Ped. 1:16
RV 1960).

Es necesario entender que los escritores bíblicos específicamente negaron el
enseñar mitología y fábulas artificiosas. Por ejemplo el Apóstol Pedro dijo,
• “Porque cuando les dimos a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo, no seguimos fábulas ingeniosamente inventadas, sino que fuimos testigos oculares de Su majestad..” (2 Pedro 1:16 NBH).

En sí, el Apóstol Pablo urge a Timoteo a que enseñe a su congregación a rechazar
la mitología
• “ni prestaran atención a mitos y genealogías interminables, lo que da lugar a discusiones inútiles en vez de hacer avanzar el plan (la dispensación) de Dios que es por fe, así te encargo ahora.”(I Tim.1:4 NBH)

El advirtió que el tiempo llegaría cuando
• “dejarán de escuchar la verdad y se volverán a los mitos” (2 Tim. 4:4 NBH).

Puedo citar a Don José M. Martínez quien cita a G. Stählin:

«Una cosa es firme y clara. Para los apóstoles, al igual que para los evangelistas, todo estaba basado en la historia. Predicaron la poderosa realidad de Cristo, no como seguidores de mitos compuestos artificiosamente sino como epoptai (testigos oculares)»[55]

Tampoco necesito métodos racionales para intentar convencer al mundo de la revelación de la Palabra de Dios. Ni siquiera son un argumento sólido para determinar que libros son inspirados o no. Y tampoco deseo caer en la racionalización de la fe, a punto de que caigamos en una ortodoxia fría, hueca, y vacía de contenido.

Porque
«la ortodoxia, clara y dura como el cristal, celosa y combatiente, no podrá
ser sino letra bien formada, bien nombrada y bien aprendida, la letra que mata.
Nada es tan muerto como la ortodoxia muerta, demasiado muerta para especular,
demasiado muerta para pensar, para estudiar o para orar»[56]

Es por esto que no niego la existencia de Dios, como un ser vivo que continúa
procurando comunicarse con su creación.

Aunque existen métodos racionales que intentan explicar la existencia de Dios,
como dice el doctor A. B. Davidson, a nosotros los cristianos,

no nos es necesario ninguna demostración racional de la existencia de Dios, ya que la Biblia es clara, los escritores bíblicos nos dicen que conocen a Dios, y esa declaración lleva implícita la existencia de Dios.

«No se trata de demostrar la existencia de Dios, porque en todas partes en la Biblia
Dios se enuncia como conocido. Parece que no hay pasaje alguno en el Antiguo
Testamento que indique que el hombre alcance el conocimiento de la existencia de
Dios por medio de la naturaleza o de los acontecimientos de la providencia, aunque
hay algunos pasajes que insinúan o implican que las falsas ideas de lo que es Dios
pueden corregirse por la observación de la naturaleza y la vida… En las páginas
del Antiguo Testamento no se considera el discutir o demostrar que pueda
conocerse a Dios ni el probar que Dios existe. ¿Cómo podían los hombres
considerar el discutir que pueda conocerse a Dios cuando estaban convencidos de
que lo conocían, cuando su fuego interno y su mente estaban impregnados de
pensamientos del Señor y cuando sabían que el Espíritu de Dios los inspiraba, los
iluminaba y les guiaba en toda la historia? La idea de que el hombre llega a conocer
a Dios, o alcanza comunión con El mediante sus propios esfuerzos es completa
hombre; acuerda un pacto o inicia relaciones especiales con el hombre; le da
mandamientos. El hombre lo recibe cuando se acerca a Dios, acepta su voluntad y
obedece a sus preceptos. Jamás se presenta a Moisés o a los profetas en actitud
pensante, reflexionando sobre el Invisible y llegando a conclusiones con respecto a
El, o ascendiendo a concepciones elevadas de la divinidad. El Invisible se manifiesta
a sí mismo ante ellos, y ellos lo saben. Cuando un hombre dice: “Conozco al
presidente”, no quiere decir que “sabe que el presidente existe”, ya que eso se da
por sentado en la declaración. De Igual manera los escritores bíblicos nos dicen que
conocen a Dios, y esa declaración lleva implícita la existencia de Dios.»[57]

También, sin entrar en muchos detalles, quiero afirmar que Dios existe y que el es
real. Y por eso es que entendemos claramente, que aunque el sacrificio redentor de
Cristo sucedió hace dos mil años, Dios sí se da a conocer a los que de diversas
maneras procurar hallarle y conocer su voluntad. En este sentido es que la
revelación de Dios continúa y continuará hasta la segunda venida de Cristo. Dios es
deconocido para el mundo

Si, como creemos, hay un Dios bueno, es razonable esperar que se revelará
personalmente a sus criaturas. Y este es el leave motive de las escrituras. Dios
dándose a conocer, Dios con nosotros, Emanuel,
• “Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel. Is 7:14 RV 1960)

Podemos citar al Reverendo David S. Clarke, quien dijo lo siguiente:
«No podemos imaginarnos que un padre se oculte para siempre de su hijo, que
nunca se comunique con él. Tampoco podemos imaginar que un Dios bueno oculte
de las criaturas creadas a su imagen la revelación de su ser y de su voluntad. Dios
ha hecho al hombre capaz y deseoso de conocer la realidad de las cosas, ¿y acaso
ocultará una revelación capaz de satisfacer ese deseo? Según la antiquísima
mitología egipcia, la legendaria Esfinge tebana proponía enigmas a los que
pasaban, y los mataba si no los descubrían. Sin duda alguna un Dios amoroso y
sabio no dejará que el hombre perezca por falta de conocimientos, desconcertado
ante el enigma del universo.»[58]

También quisiera cita al doctor Hodges, quien afirma que:

«La inteligencia de Dios despierta en nosotros la esperanza de que El ha adaptado
los medios al fin, y que coronará la naturaleza religiosa con una religión
sobrenatural. La benevolencia de Dios despierta la esperanza en nosotros de que
sacará a sus criaturas de su doloroso azoramiento y conjurará el peligro que las
acecha. La justicia de Dios despierta en nosotros la esperanza de que hablará a la
conciencia con tono claro y de autoridad.
Es razonable pensar que Dios expresara en un libro su mensaje al hombre.

El doctor Keyser dice lo siguiente:
Los libros constituyen el mejor método de preservar la verdad íntegra, y trasmitirla de generación en generación. Ni la memoria ni la tradición son dignas de confianza. Por lo tanto. Dios procedió con la mayor sabiduría y también en forma normal al proporcionar al hombre la revelación divina en forma de libro. De ninguna otra manera, hasta donde nos es posible ver, podría El haber impartido a la humanidad un nivel infalible que hubiera estado disponible para toda la humanidad, y que continuaría intacto a través de las edades, y del cual el hombre podía obtener el mismo nivel o patrón de fe y conducta.»[59]

Y al mártir alemán Dietrich Bonhoeffer, cuyos escritos desde su muerte en 1945, y
especialmente en los últimos diez años, han estado despertando un interés notable
entre los cristianos de todas las edades. Comentó acerca de la vida del discípulo,
que:

«se acredita en el hecho de que nada se interponga entre Cristo y él, ni la ley, ni la
piedad personal, ni el mundo. El seguidor no mira más que a Cristo. No ve a Cristo
y al mundo. No entra en este género de reflexiones, sino que sigue sólo a Cristo en
todo. Su ojo es sencillo. Descansa completamente en la luz que le viene de Cristo;
en él no hay ni tinieblas ni equívocos.» [60]

Y entonces, ¿ya Dios no habla?
No, ya explique que creo en un Dios vivo. Solo que debemos ser muy caustos
cuando prestamos atención a “otras voces”, ya que “Engañoso es el corazón”
(Jer 17:9; Prov. 28:6;Mat. 15:18-20a)

Creo que MacArthur lo explica bien cuando dice que «los cristianos no deben actuar
apresurada e informalmente con los asuntos de inspiración y revelación. Para
distinguir entre la voz de Dios y la voz humana es esencial una comprensión
correcta de esas doctrinas.»[61]

La mejor explicación que puedo dar sobre la voz del Señor, es el pasaje bíblico donde Jesús dice que Él es el buen Pastor y que sus ovejas oirían su voz y no la de extraños.

• “1 De cierto, de cierto os digo: El que no entra por la puerta en el corral de las ovejas, mas sube por otra parte, el tal es ladrón y robador. 2 Mas el que entra por la puerta, el pastor de las ovejas es. 3 A éste abre el portero, y las ovejas oyen su voz: y á sus ovejas llama por nombre, y las saca. 4 Y como ha sacado fuera todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz. 5 Mas al extraño no seguirán, antes huirán de él: porque no conocen la voz de los extraños. 6 Esta parábola les dijo Jesús; mas ellos no entendieron qué era lo que les decía 7 Volvióles, pues, Jesús á decir: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas. 8 Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y robadores; mas no los oyeron las ovejas. 9 Yo soy la puerta: el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos. 10 El ladrón no viene sino para hurtar, y matar, y destruir: yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” (Jn. 1:1-10)

Los cristianos no deben jugar rápido y libremente con los temas de la inspiración y la revelación. Una comprensión exacta de las doctrinas es esencial para distinguir entre la voz de Dios y la voz humana. Los hombres que profesaban hablar por Dios, pero que hablaban sus propias opiniones debían ser ejecutados bajo la ley del Antiguo Testamento (Deuteronomio 13:1-5).

Los creyentes del Nuevo Testamento son también instados a poner a prueba los espíritus y juzgar todas las supuestas profecías, evitando los falsos profetas y los herejes (1 Juan 4:1, 1 Cor. 14:29).

El Espíritu Santo está obrando poderosamente en la iglesia de hoy, pero no de la manera en que la mayoría de los carismáticos piensan. El papel del Espíritu Santo es capacitarnos para predicar, enseñar, escribir, hablar, testificar, pensar, servir y vivir. Él nos conduce a la verdad de Dios y nos dirige a la voluntad de Dios para nuestras vidas. Pero lo hace a través de la Palabra de Dios, nunca separado de ella.

Referirse a la dirección del Espíritu Santo y la autonomía del ministerio como fuente de inspiración o revelación es un error. Utilizar frases tales como “Dios me habló”, o “Esto no fue idea mía, el Señor me la dio”, o “Estas no son mis palabras, sino un mensaje que he recibido del Señor” confunden la cuestión de la dirección del Espíritu en la vida de los creyentes hoy.

Invitar a este tipo de confusión, hace caer en el juego erróneo que niega la singularidad y la autoridad absoluta de la Escritura. Los términos y conceptos de Efesios 5:18-19 y 2 Pedro 1:21 no deben ser mezclados. Ser lleno del Espíritu y hablar entre vosotros con salmos e himnos no es lo mismo que ser movido por el Espíritu Santo para inspirar escribir la Escritura. [62]

¿Cual es el significado de la frase “Palabra de Dios” ?
El Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia nos dice que esta frase: [63]
• «aparece en el Antiguo Testamento 394 veces (NBD) y se refiere a la comunicación de Dios con el hombre. Por ser la palabra el vehículo con que se expresan los pensamientos, es el medio más común con el que Dios revela y realiza sus propósitos. »
• También nos dice que «La Palabra de Dios es una extensión de su personalidad. Luego, está investida de autoridad divina y deben respetarla y obedecerla tanto los ángeles como los hombres (Dt 12.32; Sal 103.20). La Palabra de Dios es permanente (Is 40.8) y tiene que cumplirse (Is 55.11).»
• En el Sal 119, «la frase se usa como sinónimo de «la ley», por tanto se refiere a la palabra escrita, aunque en casi todos los otros casos la «palabra de Dios» se refiere a una comunicación hablada.»
• Además, en algunas ocasiones «la Palabra de Jehová venía mediante visiones. Por ejemplo: «la Palabra de Jehová … lo que vio sobre Samaria y Jerusalén» (Miq 1.1; cf. Abd 1.1; Nah 1.1).»
• En el Nuevo Testamento«(gr. logos tou theóu), solo en pocas ocasiones denota algo escrito. Por ejemplo, en Mc 7.13 se refiere a la Ley que los judíos anulaban por su tradición y en Jn 10.35 al Sal 82.6. Pero la frase nunca se usa para referirse al conjunto de los libros del Antiguo Testamento, ni mucho menos a toda nuestra Biblia. Los libros del Antiguo Testamento se identifican más bien con el término «las Escrituras».»
• Generalmente «denota un mensaje predicado, sobre todo el del evangelio o el cristiano en general, predicado por Cristo y sus apóstoles (Lc 5.1; 8.11, 21; Hch 6.2; Ef 6.17; Heb 6.5; 13.7; 1 P 1.23). En este sentido a veces se emplean las frases «la palabra del Señor» (1 Ts 1.8; 2.13; 2 Ts 3.1) y «la palabra de Cristo» (Col 3.16; Heb 6.1; cf. «las palabras del Señor Jesús» en Hch 20.35; 1 Ti 6.3).»
• Ocasionalmente, «parece comprender toda la voluntad o el propósito de Dios (Lc 11.28; Ro 9.6; Col 1.25; Heb 4.12).»
• En los escritos de Juan se halla un uso distinto de «palabra» (griego logos):«Se emplea como título del Hijo de Dios, y se traduce «Verbo» en la mayoría de las versiones (RV, NC, Str., HA, BC). Si Dios se reveló mediante la palabra hablada, ¿cuánto más no habría de revelarse mediante la Palabra encarnada? Este es el argumento de Heb 1.1, 2 y corrobora lo dicho en Jn 1.18. «A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo … Él le ha dado a conocer» o, siguiendo literalmente el griego: «Él ha hecho una exégesis de Él».
La Profecía y El Canon Cerrado
Los mormones no aceptan que el canon se cerró.

Las doctrinas que no hay más revelación y que el canon de escrituras está cerrado no se encuentran en la Biblia. ¡Insistir en eso es crear una doctrina no-bíblica e insistir que Dios sea obligado por ella! Tales doctrinas se requerirían la revelación misma que niegan ser autorizada. Aun la interpretación correcta de las enseñanzas bíblicas requiere revelación autorizada, la cual sería extra-bíblica. Sin la revelación la interpretación de las escrituras depende del intelecto humano, lo cual es extra-bíblico. Entonces, tenemos que eligir: ¿Confiaré más en Dios o en mi propio entendimiento?
Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dice Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos(Isaías 55:8-9).
Los críticos están libres de aferrarse a estas doctrinas si desean, pero no deben criticar a los Santos de los Últimos Días por creer en doctrinas extra-bíblicas relevadas de Dios cuando los críticos mismos insisten en un canon cerrado lo cual es una doctrina extra-bíblica sin autoridad divina. [64]

A esto respondemos que
Cuando el canon fue cerrado en el Antiguo Testamento después del tiempo de Esdras y Nehemías, siguieron cuatrocientos “años de silencio” cuando no hubo ningún profeta hablar revelación de Dios en ninguna forma.
Ese silencio fue roto por Juan el Bautista al hablar Dios una vez más antes de la era del Nuevo Testamento. Dios, luego movió a varios hombres a registrar los libros del Nuevo Testamento, y el último de ellos fue Apocalipsis. En el siglo II dC, el canon completo tal y como lo tenemos hoy fue reconocido. Los Concilios de la Iglesia en el siglo IV verificaron e hicieron oficial lo que la iglesia ha afirmado universalmente, que los sesenta y seis libros en nuestras Biblias son la única verdadera Escritura inspirada por Dios. El canon está completo.[65]
¿Cómo Fue Elegido y Cerrado El Canon Bíblico?
Judas 3 es un pasaje crucial sobre la unidad de nuestras Biblias. Esta declaración, escrita por Judas antes de que el Nuevo Testamento fuese completo, sin embargo, esperaba a la finalización de todo el canon:
Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos (Judas 3)
En el texto griego el artículo definido antes de “fe” indica a la sola y única fe: “la fe”. No hay otra. Tales pasajes como Gálatas 1:23 (“Aquel que en otro tiempo nos perseguía, ahora predica la fe”) y 1 Timoteo 4:1 ( “En los postreros tiempos algunos apostatarán de la”) indica que el uso objetivo de la expresión “la fe” era común en los tiempos apostólicos. Henry Alford el filósofo griego escribió que la fe es “objetiva en este caso: la suma de lo que creen los cristianos” [Alford’s Greek Testament, 4:530].
Tenga en cuenta también la frase crucial “una vez dada” en Judas 3. La palabra griega aquí eshapax, que se refiere a algo hecho por todo el tiempo, con resultados duraderos, no necesita repetición. Nada hay que añadir a la fe que ha sido entregado “una vez”.
George Lawlor, quien ha escrito una excelente obra sobre Judas, hizo el siguiente comentario:
La fe cristiana es inmutable, lo cual no quiere decir que los hombres y mujeres de cada generación no necesiten encontrarla, experimentarla, y vivirla, pero sí significa que cada nueva doctrina que surge, a pesar de que su legitimidad pueda ser afirmada verosímilmente, es una doctrina falsa. Todos las afirmaciones para comunicar alguna revelación adicional a la que ha sido dada por Dios en este cuerpo de verdad son afirmaciones falsas y deben ser rechazadas.(Judas 45).
También importante en Judas 3 es la palabra “dada”. En el griego es un participio pasivo aoristo, que en este contexto, indica un acto cumplido en el pasado con ningún elemento de continuidad. En este caso la voz pasiva: la fe no fue descubierto por los hombres, sino dada a los hombres por Dios.¿Cómo pudo El hacer eso? A través de Su Palabra – la Biblia.
Y así, a través de la Escrituras es que Dios nos ha dado un cuerpo de enseñanza que es definitiva y completa. Nuestra fe cristiana se apoya en la revelación histórica y objetiva. Eso excluye todas las profecías inspiradas, videntes y otras formas de nueva revelación hasta que Dios hable de nuevo en el regreso de Cristo (cf. Hch 2:16-21; Ap. 11:1-13).
Mientras tanto, la Escritura nos advierte que tengamos cuidado con los falsos profetas. Jesús dijo que en nuestra época “falsos Cristos y falsos profetas, harán grandes señales y prodigios, para engañar, si es posible, aun a los escogidos” (Mateo 24:24). Señales y prodigios solamente no son prueba de que una persona habla en nombre de Dios. Juan escribió: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido por el mundo” (1 Jn. 4:1).

En última instancia, la Escritura es la prueba de todo, es la norma del cristiano. De hecho, la palabra canon significa “regla, norma o vara de medir”. El canon de las Escrituras es la vara de medir de la fe cristiana, y está completa.
Desde el tiempo de los apóstoles hasta el presente, la verdadera Iglesia siempre ha creído que la Biblia está completa. Dios ha dado a Su revelación, y ahora la Escritura está completa. Dios ha hablado. Lo que El dio es completo, eficaz, suficiente, infalible, inerrante y autoritativo. Los intentos de agregar a la Biblia, y las afirmaciones de más revelación de Dios siempre han sido característicos de los herejes y sectarios, y no del verdadero pueblo de Dios.
Aunque los carismáticos niegan que ellos están tratando de añadir a la Escritura, sus opiniones sobre la profecía, el don de profecía y la revelación realmente hacen esto. A medida que se añade – aunque involuntariamente – a la revelación final de Dios, se socava la singularidad y la autoridad de la Biblia. Nueva revelación, los sueños y las visiones son considerados como ataduras sobre la conciencia de los creyentes como el libro de Romanos o el evangelio de Juan dice.
Algunos carismáticos dirían que las personas no entienden lo que ellos quieren decir por profecía y revelación. Ellos dirían que no se esta haciendo ninguna cosa para cambiar las Escrituras o incluso igualarla. Lo que está pasando, asumen, es aclarando la Escritura tal y como se aplica o se dirige a un entorno contemporáneo, como la profecía de Agabo en Hechos 11:28.
La línea entre aclarar la Escritura y agregarle algo a ella es de hecho muy delgada. Pero la Escritura no se aclara por escuchar a alguien que piensa que tiene el don de profecía.. La Escritura se aclara al ser estudiada cuidadosamente y con diligencia. No hay atajos para interpretar la palabra de Dios con precisión (cf. Hch. 17:11, 2 Tim. 2:15). [66]
Notas

[14] http://www.adorador.com/temasdoctrinales/04_la_biblia_como_revelacion_divina.htm
[15] Myer Pearlman ,Teología biblica y sistemática, p.7,op. cit
[16] Ibid
[17] Ibid
[18] Ibid
[19] http://www.conozca.org/articulo.cfm?art_id=1326&rev_id=A2006N1
[20] Nelson, Wilton M., Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, (Nashville, TN:
Editorial Caribe) 2000, c1998.
[21] [22] Diccionario Enciclopédico Espasa Calpe S.A.
[23].Carlos Mraida, Manual de Teología Sistemática, p.34, Escuela de Misión, Iglesia Bautista del Centro, Bs.As.Argentina
[24] John Bailíie. The Idea of Revelation in Recent Thought. (New York: Columbia
University Press, 1956), p. 19., citado en ibid
[25] Bernard Ramm. La Revelación Especial y la Palabra de Dios. (Buenos Aires:
Editorial La Aurora, 1967), pp. 11-15., citado en ibid
[26] Guillermo T.Stancil. Apuntes de la materia “Teología Cristiana” (Buenos Aires:
Seminario Internacional Teológico Bautista, 1984), p.5., citado en ibid
[27] David Elton Trueblood. Philosophy of Religión. (New York: Harper Brothers,
1957), p.29. citado en ibid
[28] Leon Morris, Creo en la revelación (Miami:Editoiral Caribe,1979),p.12, citado
en ibid,p.35
[29] citado en ibid
[30] citado en ibid
[31].Neil R. Lightfoot, Introducción a la Biblia, pág. 26-27,Editorial Mundo Hispano
[32]. Ralph Earle, Como nos llegó la Biblia, pág.13,Casa Nazarena de Publicaciones
[33]. Citado en John McClintock and James Strong, Cyclopaedia of Biblical,
Theological and Ecclesiastical Literature, Baker Book House, 1968, reprint (Grand
Rapids, Mich.), II,p. 35, citado en http://www.scribd.com/doc/7239498/cOmo-Nos-
LlegO-La-Biblia
[34] http://www.laffont.com.ar/options/services/art/biblia.htm
[35] http://www.laffont.com.ar/options/services/art/biblia.htm
[36] http://andreabalbontin.wordpress.com/2008/10/24/reflexion-a-la-luz-delevangelio-segun-san-lucas-12-49-53/
[37] http://andreabalbontin.wordpress.com/2008/10/24/reflexion-a-la-luz-delevangelio-segun-san-lucas-12-49-53/
[38] Citado por J. I. Packer, Calvino el Teólogo “Calvin the Theologian”, en Juan Calvino: Una Colección de Ensayos, (A Collection of Essays), Gran Rapids: Wm. B. Eerdmans Publishing Co., 1966, p. 162). cit por el Pastor John Pipper en
http://todopensamientocautivo.blogspot.com/2010/07/el-origen-del-calvinismo.html
[39] Institutes, I. vii, 5. cit por el Pastor John Pipper en
http://todopensamientocautivo.blogspot.com/2010/07/el-origen-del-calvinismo.html
[40] John Mac Arthur, Los Carismáticos – Una Perspectiva Doctrinal, Casa Bautista
de Publicaciones,p 48-49
[41] John Mac Arthur, Los Carismáticos – Una Perspectiva Doctrinal,pag. 51
[42] Ibid
[43] http://es.wikipedia.org/wiki/Iglesia_emergente
[44] Nota: la información siguiente, en letras itálicas, es una cita directa de un artículo de Albert James Dager, “Risa Santa” publicada en Media Spotlight. Cit en
https://lasteologias.wordpress.com/2009/05/06/el-movimiento-de-la-“risa-santa”/
[45] John Mac Arthur, Los Carismáticos – Una Perspectiva Doctrinal, pag. 51
[46] ibid
[47] http://deismo.iespana.es/deismo1.htm
[48] ibid
[49] José Martinez, Hermenéutica, ed. clie, p.101
[50] http://www.conoze.com/doc.php?doc=8963
[51] http://www.fmd.com.es/Contenido/22-NT/Si%20no%20resucitó.pdf
[52] Jose M.Martinez, Hermenéutica, op. cit. ,p. 106
[53] Ibid
[54] Edward M.Bounds, “El Poder a través de la oración”, ed. Peniel, p.32-35
[55] Myer Pearlman, Teología Bíblica y Sistemática, ed. Vida,1992, p.23
[56] ibid.,p. 13
[57] ibid,p. 13
[58] http://www.conozca.org/articulo.cfm?art_id=1326&rev_id=A2006N1
[59] John Mac Arthur , Los Carismáticos – Una Perspectiva Doctrinal, op. cit. ,p. 65
[60] http://sanosenlafe.blogspot.com/2010/02/la-profecia-y-el-canon-cerrado.html
[61] Nelson, Wilton M., Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, (Nashville, TN:
Editorial Caribe) 2000, c1998.
[62] http://es.fairmormon.org/Canon_abierto_vs._canon_cerrado
[63] http://sanosenlafe.blogspot.com/2010/02/la-profecia-y-el-canon-cerrado.html
[64] http://sanosenlafe.blogspot.com/2010/02/la-profecia-y-el-canon-cerrado.html

La agenda Gay trata de cambiar el significado de las Escrituras

Todos debemos de hacer lo posible para que nuestra interpretación bíblica sea fiel al contexto e intención del Espíritu Santo al inspirar al escritor a escribir el texto que tenemos por delante.

Carlos Osma, escritor en Lupa Protestante, siempre escribe, sin excepción hasta ahora, desde su cosmovisión homosexual. Aunque no se puede negar que todos interpretamos el texto bíblico desde nuestra perspectiva, yo por ejemplo soy emigrante latinoamericano por lo tanto siempre corro el riesgo de escribir bajo esa prisma, existe la responsabilidad de dar un trato balanceado y fiel al texto que deseamos tocar.

Osma, por lo visto, es incapaz o indispuesto a seguir el texto, sino que lo convierte a lo que el quiere, una apología al homosexualismo. Pareciera mas bien que lo que dijo Lucas que todas las escrituras apuntan a Jesús, Lucas 24:27, se le aplicaría al homosexualismo, pues todo texto en la cosmovisión de Osma habla del homosexualismo.

Osma escribe un articulo basado en Lucas 13:10-17. El error exegético de Osma es aparente cuando dice que Lucas esta representando su cosmovisión patriarcal en el texto. Esto es totalmente erróneo. En Lucas, encontramos la representación mas positiva de los pobres, niños y mujeres que en los otros evangelios. Pero Osma tiene una agenda, y pretende cambiar, o reconstruir el texto para que este sirva a su apología homosexual.

Osma dice lo siguiente, “Las mujeres con cuerpos no normativos serán marginadas aún más, por no cumplir las normas de género que la cultura patriarcal quiere imponer” . Esto, no cabe duda, es un asalto a lo que Deut. 22:5 nos dice, que el mismo cita. Curiosamente, se lo atribuye a la sociedad patriarcal, y no a la inspiración divina. El error radica que Deut. 22:5 se refiere hacia las vestimentas tranversistas que los cananeos usaban para sus cultos a sus dioses, que incluían orgías. Osma no aceptaría tal cosa tan abiertamente, pero es algo que se sabe que se da mucho en la comunidad homosexual. Estas normas no son impuestas por una cultura patriarcal. Están plasmadas en la Palabra de Dios, y si Osma cree que sabe mas que Dios, pues no va a ser el primero que cree tal cosa, que tendrá un fin no tan agradable.

El error de la homo-lectura de la Escritura por parte de Osma llega a su apogeo en lo siguiente que el escribe:”Ya Jesús había rechazado anteriormente esta reducción cuando una mujer le gritó: “¡Dichosa la mujer que te dio a luz y te crió!(6)”. Parece un grito de alabanza, pero Jesús se percató de la opresión que llevaba implícito. Aquello a lo que la sociedad obligaba, o la decisión personal que una mujer puede realizar libremente en la actualidad, no debe ser confundido con su fin último: “¡Dichosos más bien los que escuchan el mensaje de Dios y le obedecen!(7)”.  El seguimiento de Dios es lo primero, y ese seguimiento sólo es posible cuando la propia mujer tiene control sobre su cuerpo. Aquel que Dios le ha llamado a respetar.”

Primero, lo dicho por la mujer (por cierto, tampoco su nombre se menciona, cosa que Osma no se percata, y destruye por completo sus comentarios sobre este acto hacia la mujer protagonista de su articulo) no quiere decir lo que Osma quiere que diga, que fue algo que era opresivo. Lejos de ello, un dicho similar se encuentran en manuscritos de la época, cf. Pesiq 149ª, Hag. 49b, etc. También, la fraseología es muy similar a lo que se le dice a María en Lucas 1:45; 14:15. Lo que quiere decir el dicho es “Feliz es la mujer que tiene tal hijo”, o en el caso de esta mujer “Si tan solo yo tuviera tal hijo”. De ahí la respuesta por Jesús, de que la verdadera bendición proviene no de ser la madre del Mesías, pero de hacer y poner en obra la palabra de Dios.

Como podemos ver, una homo-lectura de la Biblia tiene que destruir la intención y estructura del texto, para poder promover su agenda.

Osma no tiene otra alternativa que hacer caso a lo que Jesús le dice a el en este texto, que tiene que hacer caso aquello que el ha catalogado como cultura patriarcal, pero que Dios ha catalogado como su santa palabra.

Si tan solo Osma hiciera caso de lo dicho por Jesús, el tuviera vida eterna, como también, la forma de salir de el pecado que le nubla su lectura bíblica.

Guardémonos de aquellos que hacen una homo-lectura de la Biblia, y mantengámonos firmes de no caer ante la cultura pro-homosexual, que tan contraria es a las Escrituras.

Luis Alberto Jovel

Teologia de Finney parte 7 – La recuperación de la Majestad de Dios en la Salvación

Teologia de Finney parte 7

La majestad de Dios como atributo del  caracter Santo de Dios

majestad (alto, grandeza, honor)

Hadar   (13/29)

  • (1 de Crónicas 16:27) 27 Gloria y esplendor hay delante de él; poder y alegría hay en su morada.
  • (Salmos 29:4) 4 Voz de Yaveh con poder; voz de Yaveh con gloria .
  • (Salmos 45:4) 4 En tu majestad cabalga y triunfa por causa de la verdad, de la humildad y de la justicia. Tu mano derecha te mostrará cosas asombrosas.
  • (Salmos 90:16) 16 Sea manifestada tu obra a tus siervos, y tu esplendor sobre sus hijos.
  • (Salmos 145:5) 5 Hablarán del esplendor de tu gloriosa majestad , y meditaré en tus maravillas.
  • (Salmos 145:12) 12 para anunciar tus proezas a los hijos del hombre; y la gloria del majestuoso esplendor de tu reino.
  • (Isaías 2:10) 10 Métete en la roca; escóndete en el polvo ante la temible presencia de Yaveh y ante el esplendor de su majestad .
  • (Isaías 2:19) 19 Los hombres se meterán en las cavernas de las peñas y en las aberturas de la tierra, a causa de la temible presencia de Yaveh y del esplendor de su majestad, cuando se levante para hacer temblar la tierra.
  • (Isaías 2:21) 21 a fin de meterse en las grietas de las rocas y en las hendiduras de las peñas, a causa de la temible presencia de Yaveh y del esplendor de su majestad, cuando Yaveh se levante para hacer temblar la tierra.
  • (Isaías 35:2) 2 Florecerá profusamente; se regocijará en gran manera, y cantará con júbilo. Le será dada la gloria del Líbano, la majestad del Carmelo y de Sarón. Ellos verán la gloria de Yaveh, la majestad de nuestro Dios.
  • (Isaías 53:2) 2 Subió como un retoño delante de él, y como una raíz de tierra seca. No hay parecer en él, ni hermosura; lo vimos, pero no tenía atractivo como para que lo deseáramos.
  • (Isaías 63:1) 1 –¿Quién es éste que viene de Edom, de Bosra, vestido con vestiduras brillantes? ¿Quién es éste de ropa esplendorosa, que marcha en la grandeza de su poder? – Soy yo, que hablo en justicia, grande para salvar.
  • (Miqueas 2:9) 9 A las mujeres de mi pueblo echáis fuera de las casas de sus delicias, y a sus niños despojáis de mi gloria para siempre.

Hod   (13/24)

  • (1 de Crónicas 16:27) 27 Gloria y esplendor hay delante de él; poder y alegría hay en su morada.
  • (1 de Crónicas 29:11) 11 Tuyos son, oh Yaveh, la grandeza, el poder, la gloria, el esplendor y la majestad; porque tuyas son todas las cosas que están en los cielos y en la tierra. Tuyo es el reino, oh Yaveh, y tú te enalteces como cabeza sobre todo.
  • (Job 37:22) 22 Del norte viene un dorado esplendor; alrededor de Dios hay una temible majestad.
  • (Job 40:10) 10 Adórnate, pues, de majestad y alteza; vístete de gloria y esplendor.
  • (Salmos 8:1) 1 Oh Yaveh, Señor nuestro, ¡cuán majestuoso es tu nombre en toda la tierra! Has puesto tu gloria sobre los cielos.
  • (Salmos 45:3) 3 Ciñe tu espada sobre tu muslo, oh valiente, en tu gloria y majestad.
  • (Salmos 96:6) 6 Gloria y esplendor hay delante de él; poder y hermosura hay en su santuario.
  • (Salmos 104:1) 1 ¡Bendice, alma mía, a Yaveh! Yaveh, Dios mío, ¡qué grande eres! Te has vestido de gloria y de esplendor.
  • (Salmos 145:5) 5 Hablarán del esplendor de tu gloriosa majestad , y meditaré en tus maravillas.
  • (Salmos 148:13) 13 Alaben el nombre de Yaveh, porque sólo su nombre es sublime; su majestad es sobre tierra y cielos.
  • (Isaías 30:30) 30 Entonces Yaveh hará oír la majestad de su voz, y dejará ver el descenso de su brazo con furor de ira y con llama de fuego consumidor, con lluvia violenta, torrente y piedras de granizo.
  • (Habacuc 3:3) 3 Dios viene desde Temán; y el Santo, de los montes de Parán. (Selah). Su esplendor cubre los cielos, y la tierra se llena de su alabanza.
  • (Zacarías 6:13) 13 El edificará el templo de Yaveh. Tendrá gloria, se sentará en su trono y gobernará. Habrá un sacerdote junto a su trono, y habrá consejo de paz entre ambos.’ “

Alah   (2/800)

  • (Salmos 47:10) porque de Dios son las defensas de la tierra. ¡El es muy enaltecido!
  • (Salmos 97:9) 9 Porque tú, oh Yaveh, eres supremo sobre toda la tierra; eres muy enaltecido sobre todos los dioses.

Gaavah   (3/19)

  • (Deuteronomio 33:26) 26 “¡No hay como el Dios de Jesurún! El cabalga sobre los cielos en tu ayuda, y sobre las nubes en su majestad .
  • (Salmos 68:34) 34 ¡Reconoced el poderío de Dios! Sobre Israel sea su magnificencia, y su poder en los cielos.
  • (Isaías 13:3) 3 Yo he dado órdenes a mis consagrados; asimismo, he llamado a mis valientes, a los que se regocijan en mi triunfo, para que ejecuten mi ira. “

Gaon   (8/49)

  • (Éxodo 15:7) 7 Con la grandeza de tu poder has destruido a los que se opusieron a ti; desataste tu furor, y los consumió como a hojarasca.
  • (Job 37:4) 4 Después de él ruge el trueno; truena con su majestuosa voz. Cuando se oye su sonido, él no lo detiene.
  • (Job 40:10) 10 Adórnate, pues, de majestad y alteza; vístete de gloria y esplendor.
  • (Isaías 2:10) 10 Métete en la roca; escóndete en el polvo ante la temible presencia de Yaveh y ante el esplendor de su majestad .
  • (Isaías 2:19) 19 Los hombres se meterán en las cavernas de las peñas y en las aberturas de la tierra, a causa de la temible presencia de Yaveh y del esplendor de su majestad, cuando se levante para hacer temblar la tierra.
  • (Isaías 2:21) 21 a fin de meterse en las grietas de las rocas y en las hendiduras de las peñas, a causa de la temible presencia de Yaveh y del esplendor de su majestad, cuando Yaveh se levante para hacer temblar la tierra.
  • (Isaías 24:14) 14 Estos alzan su voz y cantan gozosos; a la majestad de Yaveh aclaman desde el occidente.
  • (Miqueas 5:4) 4 El se levantará y los apacentará con el poder de Yaveh, con la grandeza del nombre de Yaveh su Dios, y se establecerán, porque entonces será engrandecido hasta los fines de la tierra.

Geuth   (3/8)

  • (Salmos 93:1) 1 ¡Yaveh reina! Se ha vestido de magnificencia . Yaveh se ha vestido de poder y se ha ceñido. También afirmó el mundo, y no se moverá.
  • (Isaías 12:5) 5 ¡Cantad salmos a Yaveh, porque ha hecho cosas magníficas! Sea esto conocido en toda la tierra.
  • (Isaías 26:10) 10 Aunque se le tenga piedad al impío, no aprende justicia; en tierra de rectitud hace iniquidad y no considera la majestad de Yaveh.

Epouranios   (1/8)

  • (S. Mateo 18:35) 35 Así también hará con vosotros mi Padre celestial, si no perdonáis de corazón cada uno a su hermano.

Hupsoo   (2/20)

  • (Hechos de los Apóstoles 2:33) 33 Así que, exaltado por la diestra de Dios y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís.
  • (Hechos de los Apóstoles 5:31) 31 A éste, lo ha enaltecido Dios con su diestra como Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados.

Ouranios   (4/6)

  • (S. Mateo 6:14) 14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, vuestro Padre celestial también os perdonará a vosotros.
  • (S. Mateo 6:26) 26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No sois vosotros de mucho más valor que ellas?
  • (S. Mateo 6:32) 32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas, pero vuestro Padre celestail sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.
  • (S. Mateo 15:13) 13 Pero él respondió y dijo: –Toda planta que no plantó mi Padre celestial será desarraigada.

Megaleiotes   (1/3)

  • (2 de S. Pedro 1:16) 16 Porque os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo, no siguiendo fábulas artificiosas, sino porque fuimos testigos oculares de su majestad.

Megalosune   (3/3)

  • (A los Hebreos 1:3) 3 El es el resplandor de su gloria y la expresión exacta de su naturaleza, quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder. Y cuando había hecho la purificación de nuestros pecados, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas.
  • (A los Hebreos 8:1) 1 En resumen, lo que venimos diciendo es esto: Tenemos tal sumo sacerdote que se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los cielos,
  • (S. Judas 1:25) 25 al único Dios, nuestro Salvador por medio de Jesucristo nuestro Señor, sea la gloria, la majestad, el dominio y la autoridad desde antes de todos los siglos, ahora y por todos los siglos. Amén.

Time   (8/43)

  • (1 a Timoteo 1:17) 17 Por tanto, al Rey de los siglos, al inmortal, invisible y único Dios, sean la honra y la gloria por los siglos de los siglos. Amén.
  • (A los Hebreos 2:7) 7 Le has hecho por poco tiempo menor que los ángeles; le coronaste de gloria y de honra;
  • (Apocalipsis 4:11) 11 “Digno eres tú, oh Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria, la honra y el poder; porque tú has creado todas las cosas, y por tu voluntad tienen ser y fueron creadas.”
  • (Apocalipsis 5:12) 12 Y decían a gran voz: “Digno es el Cordero, que fue inmolado, de recibir el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza.”
  • (Apocalipsis 5:13) 13 Y oí a toda criatura que está en el cielo y sobre la tierra y debajo de la tierra y en el mar, y a todas las cosas que hay en ellos, diciendo: “Al que está sentado en el trono y al Cordero sean la bendición y la honra y la gloria y el poder por los siglos de los siglos.”
  • (Apocalipsis 7:12) 12 “¡Amén! La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. ¡Amén!”
  • (Apocalipsis 19:1) 1 Después de estas cosas, oí como la gran voz de una enorme multitud en el cielo, que decía: “¡Aleluya! La salvación y la honra y la gloria y el poder pertenecen a nuestro Dios.

La recuperación de la Majestad de Dios en la Salvación

Algo que Charles Finney creía que sabía bien era acerca de la majestad de Dios. Después de todo, el dios de Finney era “el gobernador moral”, un adherente severo de los estándares absolutos divinos que exigía obediencia absoluta de todas sus criaturas.

La gloriosa majestad de Dios se ve más claramente en su gracia extraordinaria. Él es un juez – y un juez perfectamente justo cuyos estándares son increíblemente puros. Sin embargo, no es un tirano distante enviando rayos al azar sobre la tierra. Es más bien un verdadero rey, aquel que gobierna y defiende a su pueblo, defensa  extendida a la salvación de su Pueblo, incluso cuando la salvación que significó la muerte dolorosa y vergonzosa de su propio Hijo.

En ninguna parte de toda la creación es la verdadera majestad de Dios más evidente que en su superintendencia del gran plan de salvación! pueblo cristiano debe mucho respeto hacia el evangelio como la mayor revelación de la grandeza de Dios.

Para citar uno de los más conocidos predicadores arminianos anteriores de Finney:

“Es todo el misterio! El inmortal muere, ¿quién puede explorar su extraño diseño?”

A lo largo de la historia los que han conocido el gran misterio del evangelio tiene que manejarse con un sentido de temor reverente – a sabiendas de que ellos hablan de las verdades demasiado maravilloso para la lengua humana.

Charles Finney no sabía nada de ese temor. Sus campañas fueron un espectáculo, su metodología de ajuste era para acompañar a una doctrina que carecía por completo de las maravillas de la gracia de Dios.

Cuando el verdadero evangelio de la gracia se unió junto con la metodología de circo de Charles Finney, algo estaba seguro de que se iba a perder. Tal vez la iglesia conserva el contorno desnudo de la verdad del evangelio, pero la rica textura de temor y reverencia ante el majestuoso Dios de la salvación se pierde inevitablemente.

Es por eso que ahora se esfuerzan los predicadores a superar a los comediantes. Es por eso que los servicios de adoración se han convertido en conciertos indiscernibles. Por eso aplaudo las congregaciones como las audiencias cuando se vean satisfechas de entretenimiento – y por qué a su vez en otros lugares cuando no lo son.

Es por eso que en el tiempo un hombre de talento cómico realmente podría llegar a la prominencia en los púlpitos de América con bromas sobre su propia etnia. Es por eso que él pensó que sería conveniente empezar a hacer chistes sobre otros grupos étnicos, y es por eso que no sólo las iglesias tuvo el descaro de que pueda en sus púlpitos, pero fue tan lejos como para reírse de él! Es inimaginable que alguien hubiera intentado tal cosa antes de Finney. Cualquier persona que no podría haber sido arrestado, y no sólo en Nueva Inglaterra. Todos los cristianos de todas las tendencias se habría horrorizado ante la falta de reverencia al manipular las verdades de nuestra magnífica, salvadora de Dios.

Charles Finney, quien no tenía un sólido conocimiento teológico de Dios, para engendrar una cultura de la iglesia de irreverencia. Tomó las generaciones de cristianos mal informados para permitir que la irreverencia a arrastrarse en iglesias verdaderas. La única respuesta es el pueblo de Dios a reflexionar en serio el mensaje de la salvación.

¿Has contemplado lo que significa que Cristo murió por los pecados? ¿Su corazón rato libre para pensar que sus pecados hizo su sacrificio necesario? ¿Hay días, sin importar cuánto tiempo ha sido un cristiano, cuando se piensa en el mensaje del evangelio y el eco las palabras de Wesley:

“¿Cómo puede ser que Tú, mi Dios debieras, morir por mí? ”

¿Tienes tiempo para sentarse en serio entre el pueblo de Dios y se preguntan estas cosas juntos? ¿Tiene un reverente silencio te ha pasado en la presencia de la palabra sagrada de Dios?

Si, como yo, usted tiene el gran honor de predicar este evangelio, ¿cómo la majestad de Dios, informe a su ministerio del púlpito? ¿Trabaja usted en un frenesí de comedia con el fin de cautivar a sus oyentes, o es usted mismo cautivado por una mayor verdad? ¿Es su hombre interior transfigurada por temor ante un Dios santo? ¿Buscas a pesar de sus inclinaciones pecaminosas propia para comunicar que la reverencia hacia Dios cuando usted maneja su verdad ante su pueblo? En resumen, es su predicación se caracteriza por la irreverencia crasa de Finney o por un sentido piadoso de humilde asombro ante el trono de un gran rey?

Dios le dijo a Moisés cuando le pidió ver su rostro

  • “No podrás ver mi rostro; porque no me verá hombre, y vivirá.” (Éx. 33:20)

Hoy, muchos tratan a Dios como a un buen colega cósmico.

El pastor Gordon MacDonald escribe:

«Los pecados más graves que he cometido se dieron en un momento en el que brevemente suspendí mi reverencia a Dios… silenciosa (y locamente) concluí que a Dios no Le importaba y que lo más probable es que no intervendría si yo me arriesgase a violar alguno de Sus mandamientos».

MacDonald dice que su propio amor por Dios se ha alejado de un modelo sentimental que jamás le satisfizo, acercándose hacia un modelo más como de padre/hijo. Está aprendiendo a reverenciar, obedecer y agradecer a Dios; a expresar el pesar apropiado por el pecado; a buscar la quietud en la que pueda escuchar el susurro de Dios. Busca una relación con Dios que vaya acorde con la profunda diferencia entre ambas partes.

CONOCIENDO LA MAJESTAD DE DIOS

Isaías,  el   Profeta    del   Siglo  VII   antes    de   Cristo,   tuvo   la Visión  de   la   Majestad   de    Dios,   que   transformó   su   vida. Jamás.   Isaías,  volvió   a   ser  el  mismo,  después  de  esa  Visión de  la  Majestad de Dios.
Si miramos cuidadosamente, esa  Visión  de  la Majestad  de  Dios, que tuvo Isaías, notaremos  que esta Majestad, está enmarcada en estas dos palabras:  amor y sacrificio.

El amor y el sacrificio. En Isaías 6: 1-3 dice:

  • “En el  año que murió  el  rey Uzías,  ví  yo  al  Señor sentado sobre un  trono   alto  y  sublime,  y   sus  faldas  llenaban  el  templo. Por  encima  de   él,  había  Serafines;  cada   uno  tenía   seis   alas; con   dos   cubría  su   rostro,  con   dos  cubrían   sus   pies,  y  con dos   volaban.  Y  el   uno   al  otro   daba   voces,  diciendo,  Santo, Santo,  Santo,   Jehová  de  los  ejércitos,  toda   la  tierra  está  llena de su gloria.”

Ustedes,   notarán    que    los   serafines,    esos   ángeles,   o   seres ángelicales,  que  sirven  en  el  Trono  de  Dios, están  ministrando, ante  la  Presencia  de  Dios.

Como hijos de Dios, podemos «acercarnos, pues, confiadamente al trono de la gracia» (Hebreos 4:16). Pero seamos siempre conscientes de la inestimable majestad de nuestro Padre.

Respetemos y reverenciemos la Majestad, la Gloria y la Santidad de Dios.

Fuente bibliografica consultada

La Abominación de Levítico

Pregunta: ¿Condena Dios claramente el homosexualismo en Levítico?
Respuesta: De primera entrada, pareciera que sí.

Pero antes de seguir, consideremos la receta, en Levítico 14, para purificarse después de curarse la lepra. (Cuando Jesús mandó a los leprosos recién curados al Templo, era a esto que los estaba mandando:)

Tráiganse dos palomas. El sacerdote mata las palomas, y rocía la sangre siete veces encima suyo. (Van a tener que ser palomas grandes.) Tiene que quedarse fuera de su tienda de campaña por siete días, rasurarse TODO su pelo, incluyendo barba, cejas y quien sabe que más… Después, tráiganse tres corderos sin mancha, (Clorox?) más chorreadas de sangre, hay que ponerse sangre en la oreja derecha, el pulgar de la mano derecha y el pulgar del pie derecho, y después aceite (Clover Brand?) en los mismos sitios.

Hay 24 capítulos llenos de este tipo de procedimientos y creencias, incluyendo cuando sacrificar arepas en vez de corderos. Hoy día, llamaríamos hechicería a este tipo de ceremonias. Esto se parece más a la Santería.

No sólo eso. Hay todo tipo de actividades condenadas en Levítico que hoy ignoramos completamente: reglas dietéticas, reglas higiénicas, no a préstamos con intereses, condena a muerte a hijos rebeldes, y mucho más. (No veo a nadie organizando una Marcha en Contra de los Mariscos.)

Tarde o temprano tenemos que decidir qué hacer con “La Ley.” Los Judíos fundamentalistas (Ortodoxos,) afirman que hay 613 mandamientos (Mitzvot) (Ver http://en.wikipedia.org/wiki/613_mitzvot) que ellos tratan de obedecer al pie de la letra. El resto de los judíos y los cristianos ignoramos la mayoría.

Esto se pone como el Cuarto de Tula cuando empezamos a revisar asuntos sexuales. Hoy rechazamos el incesto, el adulterio, la violación y el bestialismo. Pero la biblia condena las relaciones sexuales durante la menstruación, Se prohíben los matrimonios con personas no-judías, no se pueden nombrar los órganos sexuales, la desnudez y la masturbación son pecado, al igual que la planificación familiar. Según la biblia el semen y la regla lo hacen impuro a uno. (No veo mujeres faltando a la iglesia un domingo al mes, como Dios manda…) En la biblia se permitía la prostitución, la poligamia, el matrimonio levita, sexo con esclavas, el concubinato, el tratamiento de las mujeres como propiedad del hombre, y el matrimonio de niñas menores de edad. Aunque el Antiguo Testamento permite el divorcio, Jesús se pronunció en contra. Nadie parece notar que la sugerencia de Pablo de mantenerse célibes como lo ideal para todo cristiano va, también, totalmente contra la naturaleza. (Mucho de este párrafo es adaptado de un ensayo del Rev. Walter Wink @ http://www.melwhite.org/biblesays.html)

Pareciera que estamos de acuerdo con cuatro o cinco mandamientos sexuales mientras que rechazamos o ignoramos quince o dieciséis.

Y por fin, volvamos a Levítico 18:22 y 20:13. Aún los que han decidido obedecer estos versículos (pero no los otros,) no están dispuestos a matar a los que se echan con varones.

¡Ah no! He oído decir. Es que ahora vivimos por la gracia, así que no nos toca matar a nadie… (¿De dónde sacan eso?) He oído muchas razones para justificar aceptar una parte y no la otra del mismo versículo. A fin de cuentas son sólo excusas.

Si de veras vivimos por Gracia, no nos toca condenar a nadie más que a nosotros mismos.

Mi nombre es Ricardo, Dios me ama tal como soy.

Mi función es pregonar esta bendición, no fijarme en las debilidades del prójimo. Yo ya tengo suficientes para mi conversación sin cesar con Dios.

Traté de buscar la versión del Buena Vista Social Club, pero encontré esta versión que está buena, y de feria viene de Tierra Santa. (Tel Haviv. :) )

http://fundanon.wordpress.com/2010/07/18/la-abominacion-de-levitico/

¿Quien era Charles Finney? Parte 2

LOS PRIMEROS AÑOS

Poco después de su dramática conversión, Finney comenzó a estudiar bajo su pastor presbiteriano, George Gale. Éste lo animó a asistir al Seminario Princeton. Pero como no sentía gran respeto por la teología ni los teólogos, Finney escribió:

“Llana y plenamente les dije que no me sometería a la influencia bajo la que ellos habían estado”. [1]

En sus memorias, Gale lo recuerda de otra manera:

“Finney no asistió al seminario porque no pudo ser aceptado”. [2]

Por cualquiera razón, Finney no procuró hacerse de una educación teológica formal. Como resultado, su presbiterio lo puso bajo tutela de Gale y otro pastor. En 1823, Finney recibió licencia para predicar, y fue ordenado en 1824.

Durante este tiempo la Sociedad Misionera Femenil lo comisionó para que trabajara como evangelista en el laberinto de pueblos y aldeas en el noroeste de Nueva York. Allí Dios le concedió cierta medida de buen éxito.

En 1825, hubo un drástico cambio en su ministerio. Finney fue invitado a predicar en Utica, Nueva York. Utica quedaba cerca del recién escavado Canal Erie. Era una metrópolis del Oeste, en creciente desarrollo y de mucho movimiento. Durante dos años Finney predicó, con creciente efectividad, en Utica y las ciudades adyacentes de Rome y Syracuse.

Los métodos de Finney eran novedosos. No evangelizó como sus predecesores: Jonathan Edwards, George Whitefield, y Asahel Nettleton. [3]

Para tener conversiones, a propósito elevó el timbre emocional de las reuniones. Adoptó y popularizó la práctica metodista de llamar a los conversos a pasar al altar o sentarse en la silla del penitente para significar su decisión de seguir a Cristo. Para agotar a los oyentes y llevarlos a hacer una entrega, alargaba sus reuniones. A veces las reuniones duraban cuatro horas y más. Estas formas de manipulación no escaparon a los críticos.

Hoy sería acusado de “lavado de cerebro”, de manipulacion psicologica, de falta de ética. Pero he conocido muchos predicadores que tienen la misma estrategia errónea, solo porque les da “resultados”. Es una sociedad orientada a los resultados, este “pragmatismo finneyista” es una tentación a evitar.

PERO ESTAS ESTRATEGIAS NO ERAN LAS QUE NECESARIAMENTE ATRAÍAN A LOS INCONVERSOS A CRISTO.

Desde el otoño de 1830 hasta el verano de 1831, el ministerio de Finney llegó a su punto culminante en Rochester, Nueva York. El Espíritu de Dios estuvo con él en gran poder. Como Utica, Rochester era un centro comercial de mucho movimiento, cerca del recientemente terminado Canal Erie. Tal era la manifestación del poder de Dios en la obra de Finney que los comerciantes de todo el distrito muchas veces cerraban sus puertas para asistir a las reuniones. En sus giras de iglesia a iglesia, grandes multitudes seguían a Finney.

EL VERDADERO SECRETO ESTABA EN ESTO.
Su compañero de oración fue Abel Clary. Finney escribió:

«El señor Clary continuaba orando mientras yo proseguía y seguía haciéndolo hasta que no terminaba de predicar. Nunca se presentó en público pero se entregó por completo a la oración».[4]

EL NACIMIENTO DE LA CONVERSIÓN/LAVADO DE CEREBRO EN EL RESURGIMIENTO CRISTIANO EN 1735.[5]

Aparentemente, fue Jonathan Edwards descubrió accidentalmente las técnicas durante la cruzada religiosa de 1735 en Northampton, Massachussets. Induciendo sentimientos de culpa y aprensión aguda, e incrementando la tensión, los “pecadores” que asistían a su reuniones de resurgimiento acababan rompiéndose y sometiéndose completamente.

Técnicamente, lo que Edwards hacía era crear condiciones que limpiaban el cerebro para que la mente aceptara una nueva programación. El problema era que las nuevas órdenes eran negativas. Les podía decir: “¡Sois pecadores, estáis destinados al infierno!” El resultado fue que una persona se suicidó y otra intentó hacerlo. Y los parientes del suicida contaron que ellos estaban también tan profundamente afectados que, aunque habían encontrado la “salvación eterna”, estaban obsesionados con la diabólica tentación de acabar con sus vidas.

Una vez un predicador, o un líder de una religión, un manipulador o una figura con autoridad crea la fase en que el cerebro puede vaciarse y quedar limpio, sus víctimas quedan completamente abiertas. Nuevas instrucciones, en forma de sugestiones, pueden sustituir a sus ideas previas. Como Edwards no enviaba mensajes positivos hasta el final del resurgimiento, muchos aceptaron las sugestiones negativas y actuaron, o desearon actuar, según ellas.
Charles J. Finney fue otro renacentista Cristiano que utilizó las mismas técnicas cuatro años más tarde en conversiones religiosas en masa en Nueva York. Las técnicas son todavía usadas por renacentistas cristianos, cultos, enseñantes, empresas, y el ejército de los Estados Unidos, por citar solo unos pocos. Déjenme señalar aquí que no creo que la mayor parte de los renacentistas religiosos se den cuenta de que están usando técnicas de lavado de cerebro.

Edwards simplemente insistió en un sistema que realmente funcionaba, y otros no hicieron más que copiarle y lo siguen haciendo doscientos años después. Y cuanto más sofisticado es nuestro conocimiento y nuestra tecnología, más efectiva es la conversión. Estoy profundamente convencido de que esta es una de las principales razones del incremento del [falso] fundamentalismo cristiano, especialmente en su variedad televisiva, mientras la mayor parte de las religiones convencionales declinan.

Estamos viviendo los últimos tiempos. No .sabemos el día ni la hora del regreso de nuestro Señor. Podemos citar a II Pedro, que es una carta que fue escrita en un momento en el que muchos cristianos dudaban acerca de la promesa del regreso, otros la tenían en menos y tal vez otros desconocían por completo la realidad de la Parousía.

El Señor viene en poder y gloria. Pero viene también en juicio y castigo. Juicio sobre los hombres (Ap. 20.12), sobre las naciones (Mat. 25.31-46) y sobre las estructuras de poder que pretendieron adueñarse de la creación de Dios (Ap. 18.1-8).

El Señor viene y juzgará a los cristianos como pueblo de Dios y luz de las naciones. Jesús mismo lo reveló al anciano Juan cuando reafirmando el “vengo pronto” anticipó su mensaje de denuncia y llamado al arrepentimiento a las iglesias del Asia Menor. Urge a dejar la indiferencia y la arrogancia (Ap. 2.4-5), a romper los pactos de sincretismo religioso (II Pe. 2.14-15), a abandonar la perversión sexual (II Pe. 2.20-21) y dejar de encandilarse con los oropeles de la  riqueza (II Pe. 3.15-19).

El apóstol Pedro observaba una convulsión mundial de magnitudes similares a las que el Señor les había anticipado en su mensaje profetice sobre las señales del fin. Proliferaban los profetas y los mensajes confundiendo a los cristianos y a sus mismos pastores y ancianos.

En 1827, líderes como Lyman Beecher y Asahel Nettleton, preocupados por falsos informes sobre supuestos excesos se unieron con otros líderes evangélicos del noreste para analizar con Finney sus diferencias. De esa reunión, este emergió como el nuevo líder del movimiento del despertar evangélico. Entre 1827 y 1832, sus avivamientos encendieron ciudades como Nueva York, Filadelfia, Boston y Rochester. Aunque continuó promoviendo sus campañas a lo largo de toda su vida (incluyendo viajes a Inglaterra en 1849-1850 y 1859-1860) los primeros años de Finney marcaron el punto más alto de su carrera.[6]

Teología de Finney

En 1832, forzado por una enfermedad a reducir sus viajes, asumió el pastorado de la Chatham Street Chapel (Segunda Iglesia Presbiteriana Libre) en la ciudad de Nueva York. Más tarde fue pastor en el Tabernáculo Broadway de Nueva York y en la Primera Iglesia Congregacional de Oberlin, Ohio, en esta última durante treinta y cinco años, comenzando en 1837. En 1835 llegó a ser profesor de teología en el recién formado Instituto Colegiado de Oberlin en Ohio (actualmente Oberlin College) donde también sirvió como presidente (1851-1866).

Escribió varios libros, colecciones de sermones y artículos, incluyendo sus Memorias (1876) en las que hace un recuento de parte de sus campañas para el despertar de la fe en el siglo diecinueve. [7]

Creo que la teología reformada es el mejor antídoto para el veneno de Finney. De hecho, es difícil imaginar un Finney “reformado”.

La fe reformada, bien entendida, enseña humildad ante Dios que es la antítesis de la exaltación de la predicación de Charles Finney. Si Finney era un hereje, entonces él debe ser expulsado del panteón cristiano no sólo de los reformados, sino por todos los que siguen a Jesús. Para que esto suceda, tanto las iglesias y sus pastores tienen que recuperar el sentido genuino de la gloria del Dios Trino en el evangelio. Hay que recuperar las verdades que ya conocemos – las verdades de las cuales nunca siquiera soñó Charles Finney – y debemos construir nuestro anuncio de la salvación que les rodea.

No lo olvides. Tenes que saber hasta donde “aceptas que alguien es cristiano”,hasta donde podes aceptar el cristianismo de alguien, hasta donde procurar tener paz con un cristiano y hasta donde procurar mantener la unidad del Cuerpo de Cristo, en el vinculo de la paz del Señor. Única forma posible de mantener la unidad ordenada por El Señor,sin caer en  legalismo.

Somos cristianos, tenemos santidad,y debemos ademas guardar la santidad que Dios nos ha dado,procurar crecer todo lo posible en esta santidad,guardandonos del pecado todo lo que podamos,haciendo todo el esfuerzo posible por limpiarnos de nuestras propias concupiscencias; por supuesto que todo esto no es posible sin la ayuda del Señor que se comprometio  a hacer que perseveremos en la fe hasta llegar al cumplimiento de sus promesas escatologicas para nuestras vidas.

Ademas, somos evangélicos dentro de los cristianos,tenemos una antigua tradición bíblica,que se remonta al período apostólico; nuestras doctrinas siempre procuran acercarse lo mas posible al ideal apostólico, pero recuerda siempre que no estamos en la época de las tierras biblicas, por lo tanto, es posible que algún aspecto no importante de la fe sea distinto en algún cristiano.

Recuerda que las “eclesias” tienen un tiempo de madurez, y mientras algunas “eclesias” (comunidades de fe o concilios) van madurando,otras van apostatando y otras nuevas  van naciendo también.

Recuerda cuando Jesús antes de partir hablo de Juan que iba a permanecer y Pedro seria crucificado y Pedro protestó, y Jesús le dijo que Juan era problema del Señor Jesus, que Pedro deberia seguirlo y dejar esos temas al Señor.   Si alguien va a la cruz es porque asi lo decidió el Señor, nadie debe despreciar al que no es llamado a ser mártir. No todos tienen el mismo llamado.

Tampoco todas las culturas ven la misión del mismo modo. Nosotros debemos respetar al que entiende la misión de la Iglesia de algun otro modo,porque hay cosas que no son motivos de división. Lo que si divide es la moral,las doctrinas acerca de la deidad (Adoramos a la Santisima Trinidad), la salvacion por Gracia y no por obras, que Jesús vuelve por segunda vez, cielo,infierno,vida eterna,en fin,las doctrinas que hacen a la esencia de Dios, del cristiano y de la Iglesia como cuerpo de Cristo, una santa Iglesia que es universal (católica), apostólica, y evangélica,no debe estar amarrada si o si a la cultura de algun pais como lo esta el Catol.Romano. Hay una Iglesia,muchas eclesias,tantas como el Señor disponga para el cumplimiento de sus planes.

Jesucristo es el Señor de la Iglesia y de la Historia. Recuerda que debemos exhortarnos pero en amor,para no caer en la misma tentación,ya que somos todos seres humanos y estamos firmes porque Jesucristo lo ha determinado.El dia que “El nos suelta”, nos caemos y nos llevamos todo por delante.Solo Él nos sostiene.

Concluyo este segundo capítulo citando al pastor José L, Gómez Pañete, quien elaboró un interesante estudio sobre la realidad del líder cristiano y afirma que:

“cualquiera que quiera manipular con las personalidades de sus colaboradores, no es un líder; es un déspota, huyamos de él. El autentico líder debe agrupar no a su alrededor, sino alrededor de Cristo, que es el Líder” [8]

Otro elemento básico del buen líder es el reconocer que el éxito en nuestro ministerio está en la humildad. La mentira del diablo trata de hacernos creer que somos suficientes, importantes y necesarios, para así llenarnos de arrogancia, pero esto es completamente falso. El único necesario e imprescindible en la iglesia, es el Señor Jesús, por medio de su Espíritu Santo. Los hombres somos instrumentos en sus manos, y debemos aceptar nuestras limitaciones, y apoyarnos en la suficiencia del Todopoderoso. Debemos evitar el tener un concepto muy alto de nosotros mismos.[9]

fuentes

Bibliografia consultada


Un best seller devela la historia oculta de los papas homosexuales

ENTREVISTA AL ESCRITOR ERIC FRATTINI
Un best seller devela la historia oculta de los papas homosexuales

13-07-2010 / El autor de Los Papas y el sexo, ya publicado en 16 países, opina sobre la postura de la Iglesia argentina frente al matrimonio igualitario, en el marco de la trama secreta que se teje desde hace siglos en la institución vaticana.

Alejandro VI – El célebre Papa Borgia tuvo siete hijos, entre ellos Lucrecia, aunque pudo tener más.
Tiempo Argentino
Natalia Páez

En mi libro no hay opiniones sobre la sexualidad de nadie. Hay documentos, y cada quien saca sus conclusiones cuando acaba de leerlo”, dice Eric Frattini, desde su casa en Madrid. Su reciente libro Los Papas y el Sexo (Planeta, 2010) -publicado en 16 países pero que aún no llegó a la Argentina- ya es un best seller y, como era de esperar, generó algunas polémicas. Por esto, Frattini se encarga de aclarar que lo suyo fue investigación y no opinión. El autor se metió en el mundo vedado del Vaticano. En el libro se describen las oscuras estancias papales, cuyos huéspedes escribieron historias de conspiraciones, vicios y sexo. Desde papas casados y adúlteros, hasta delincuentes, asesinos o violadores. También papas homosexuales, y algunos que practicaban sexo sadomasoquista, voyeuristas, hasta papas travestis. Un repaso a través de la vida oculta de los 261 sumos pontífices que ocuparon la silla de Pedro, desde aquel en persona, piedra basal de la Iglesia, hasta Benedicto XVI.
-Usted es un experto en la historia de los papas. ¿Cuál es su análisis sobre la postura de la Iglesia argentina sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo?
-El cardenal Bergoglio es de la vieja guardia de Karol Wojtyla, el Papa Juan Pablo II. Él mismo estuvo a punto de ser elegido Papa. Es uno de los que recibió gran apoyo en la segunda ronda del cónclave que elegiría nuevo pontífice luego de la muerte de Juan Pablo II. Entonces, los poderosos cardenales austríacos y alemanes lo instaron a no aceptar. No sabremos por qué. Entonces, él termina siendo uno de los pilares fundamentales de la elección de Ratzinger. Hay que pensar que este cardenal sigue la línea de su líder espiritual, Juan Pablo II. Recuerdo cuando en España se estaba discutiendo el término “matrimonio” versus “unión entre parejas homosexuales”. Hay una foto de Wojtyla levantándole el dedo en señal de reprobación a Rodríguez Zapatero. Una foto como la de un padre regañando a un circo. ¿A qué otro jefe de Estado se le permitiría que le hable así a un par? Es decir, el poder del Vaticano no es sólo simbólico. En nuestro caso, los representantes se pararon muy fuerte teniendo en claro que la Iglesia no iba a intervenir en temas de Estado, que iba a ser una opinión más. En España, la Iglesia sigue teniendo poder en los medios de comunicación. Pero a diferencia de la Argentina, oficialmente somos un estado laico.
-El Vaticano tiene fama de ser un reducto impenetrable para cualquiera que intente buscar información clasificada, ¿en qué fuentes basó su investigación?
-Hay una frase que se dice en la Santa Sede: “Para el Vaticano todo lo que no es sagrado es secreto”. A partir de ahí, bueno, yo tengo prohibida la entrada a los archivos y a la biblioteca. Para buscar allí documentación necesitas una carta de tu párroco diciendo que eres un buen católico. Pero allí nadie va a decirte que no. Existe la diplomacia. Te dicen: “Discúlpenos pero el scriptor que guarda esa zona de archivo no vino porque está enfermo. El scriptor está de vacaciones”. Intenté entrar 23 veces para mi libro anterior, y 16 veces para este. Nunca lo logré.
-¿Cuáles fueron sus fuentes?
-Mis fuentes han sido archivos en Escocia, Inglaterra, Holanda, España, Francia. Documentos históricos, hasta una biografía muy buena sobre la vida sexual de los papas del Medioevo, un libro de 1742. He usado más de 200 libros: documentos luteranos, documentos papales que no estaban en el Vaticano.
-Uno de los datos polémicos de su libro es la duda sobre una supuesta esposa de Karol Wojtyla.
-León Hayblum, quien afirmaba ser el padre de la nieta de Juan Pablo II, escribió un libro publicado en Nueva York titulado Tengo que contar esta historia. Yo no doy opinión, pongo datos,incluso aquellos que no han sido del todo probados, aclarando en cada caso. El caso de Paulo VI, por ejemplo. La fuente dice que tenía un amante en el Arzobispado de Milán.

http://www.elargentino.com/nota-98539-Un-best-seller-devela-la-historia-oculta-de-los-papas-homosexuales.html

¿Son todos apostoles?

¿Son todos apostoles?
  • ¿Son todos profetas? ¿Todos maestros? ¿Hacen todos milagros? ¿Tienen todos dones de sanidad? ¿Hablan todos lenguas? ¿Interpretan todos? Procurad, pues, los dones mejores. Mas yo os muestro un camino aun más excelente” (1 Corintios 12:29-31).
Hemos estado observando en los últimos años nacer un movimiento que se le ha dado en llamar “apostólico”. Esto ha levantado algunas voces a favor y otras en contra. Cada uno de los grupos tiene argumentos escriturales donde basan su teoría.
Debo confesar que después de escuchar la exposición de algunos maestros de ambos grupos, tengo una opinión personal sobre el tema, me siento capacitado al escribir ya que celebro la restauración del ministerio apostólico que se está dando en estos días. Pero la reflexión en esta columna va enfocada al exceso que se está produciendo, y las posibles consecuencias negativas que deriven de esta desproporción.
No es mi intención en este escrito, no pretendo ni tampoco aspiro establecer una doctrina. Hay otros con más autoridad espiritual,con mucha más capacidad intelectual y teológica que pueden hacerlo. Además,hay algunos libros escritos a los cuales consultar con el fin de ampliar los conocimientos sobre el apostolado.
Mi intención al escribir estas líneas es, como dice Darrow Miller, ser un “liberal conservador”:
“liberal, en el sentido de ser progresista y audaz en la manera de pensar, abierto a nuevas ideas, generoso, sin convencionalismos y con una mente amplia, capaz de respetar y evaluar en forma crítica las opiniones de otros. No liberal en el sentido de ser libertino, sin restricciones morales; conservador, en el sentido de conservar los principios fundamentales, apreciando todo el consejo de Dios y manteniendo las verdades fundamentales de la fe”.1
Por la gracia del Señor he visitado algunos países, y he visto algunos hombres que tienen las características, los frutos y el ministerio que podría llamarse apostólico.
Los he visto y he notado estas particularidades: fueron educados y mentoreados por líderes espirituales. Comenzaron el ministerio en un lugar donde no había nada, haciendo la obra de evangelista. Bautizaron y consolidaron los primeros conversos, los cuidaron en la fe realizando la tarea de pastor, les enseñaron desde los primeros fundamentos hasta hacerlos discípulos, como maestros.
Además, son profetas a la ciudad o la nación, establecieron otras iglesias anexas, están en comunión con su denominación, con su red ministerial y con otros pastores de la ciudad, procuran la unidad del Cuerpo de Cristo y el progreso del Reino de Dios más allá de sus propias iglesias, son reconocidos por su integridad personal, intelectual,familiar y ministerial. La mayoría de ellos ha visto a Cristo de una u otra forma… pero todo esto no es lo más sorprendente. Lo más asombroso de todo es: ¡que ninguno de ellos quiere ser llamado apóstol! Aunque en el resultado de su labor, los frutos personales y ministeriales son tan evidentes que aún los que consideran que el ministerio apostólico es cosa del pasado, no pueden dejar de reconocerlo.
Usar ese titulo tan sagrado, sin tener el ministerio y los frutos de un verdadero apóstol, sabiendo que ha sido otorgado en una reunión de amigos, con alguien que ni autoridad territorial espiritual tiene y con el solo hecho de hacerse más grande de lo que es, en mi opinión, es un acto de egolatría tanto del que otorga como del que recibe ese título.
He visto que la arrogancia consume a todos y a todo aquello que se cruza por su camino, y como dice Steve Smith: “El ego se hace pasar por autoridad y confianza, pero los demás lo reconocen rápidamente por lo que es verdaderamente: inseguridad y arrogancia”.
Alguien enumeró cuatro características de individuos que están en “zona de ego”.
* La persona comienza a hacer alarde de su genialidad.
* Busca constantemente la aprobación de los demás.
* Se pone a la defensiva.
* Y se considera a sí mismo muy humilde.
El apóstol Pablo nos llama a tener el mismo sentir que el Señor Jesucristo, que aunque era Dios, viendo la condición desastrosa que se encontraba el ser humano, se humilló hasta lo sumo para ofrecerles una esperanza.
Observando la descomposición social, cultural y moral en la que nos encontramos, opino que es hora de olvidarnos de los títulos y centrar la atención en la obra que Dios nos ha mandado. Cada uno,como colaboradores de Dios, edifiquemos a los santos para hacer la obra del ministerio.
Solo a modo de muestra, voy a contarle una experiencia muy reciente, posiblemente el lector conoce otros ejemplos. Era el sábado a la noche, ya madrugada de un domingo en Buenos Aires, la ciudad donde vivo, acababa de dejar en el hotel a un pastor que nos visitaba para celebrar cuatro noches de predicación.
Después que lo despedí, subí a mi automóvil y busque en el dial de la radio algo para oír. Tras pasar por las más famosas emisoras de AM, encontré una voz femenina que por la frescura y el hablar característico de una joven de hoy, sonaba entre quince y veinte años. Era la conductora del programa y estaba acompañada por un muchacho de posiblemente unos años más.
Pasé los cuarenta y cinco minutos siguientes hasta llegar a mi casa, totalmente conmovido, escuché tantos errores teológicos, doctrinales, de educación, de buenas costumbres y de lenguaje, que posiblemente merecerían estar en el “Libro Guinnes de los records”. Por momentos tuvo el tupé de opinar livianamente de los errores que había cometido la Iglesia en el pasado. La verdad,me dio vergüenza ajena, por el Señor Jesucristo, por la Iglesia, por el Evangelio y por el mensaje. No pudo ser más lamentable.
Estoy seguro que el Señor no necesita que alguien lo defienda, pero por ser parte del cuerpo de Cristo me sentí golpeado, tenia ganas de gritar a los oyentes que no todos somos iguales, y que lo que esa joven decía no era lo que Dios dice en su Palabra.
En un momento del programa comenzaron a reiterar por unas diez veces la dirección y el horario del “glorioso servicio” que tendrían ese domingo al que ella llamaba “culto” –como si la gente no creyente supiera lo que significa esa palabra–.
Después de repetirlo tantas veces dijo:
“Usted se preguntará ¿por qué lo repetimos tantas veces? Es por la ley de la repetición: mientras más lo repetimos más le va a entrar, y queremos que le entre, no por nosotros, sino por usted, porque a nosotros no nos hace nada que venga, si viene, el que sale ganando es usted”.
Querido lector: si usted que lee siente vergüenza, imagínese yo al escucharlo. Pero la sorpresa más grande viene ahora:
“El apóstol Fulano, apóstol principal y director de este ministerio estará esperándolo a usted y su familia para impartir la bendición mañana a las tantas horas en tal dirección”, dijo la conductora.
Créame, ¡no podía creerlo! Conozco ese nombre, y en mi opinión no puede usar ese título que lo coloca en la misma posición de Pablo, Pedro, Juan, Santiago… ¡No, es imposible!
Por más que alguien lo haya ungido.
Según mi parecer, el líder de ese ministerio radial debería centrar su atención en capacitar a sus discípulos, instruirlos en la buena educación y correcta doctrina, para que cuando usen un arma tan potente como un medio de difusión masiva, en este caso la radio, puedan persuadir, edificar, abrir el apetito de los oyentes hacia el camino de Dios y no vacunarlos con escepticismo.
También es verdad que hemos visto muchos otros ejemplos de gente más preocupada por mostrar sus títulos, cargos y trofeos, que de hacer lo que Dios les ha mandado. No tengo problemas si alguien quiere usar un título en su tarjeta de presentación o en su programa de radio, pero sí espero, por el bien del Evangelio de nuestro Señor Jesucristo, que cumpla la función del titulo que usa.
Para finalizar, creo que son oportunas para todos nosotros las palabras del apóstol Pedro:
  • “Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén” (1 Pedro 4:10-11).
Dios le bendiga.
Hasta la próxima.
Por Omar Daldi
Pastor y Presidente de Editorial Peniel
1 Darrow Miller Discipulando Naciones.
Producciones EMCOR, Managua 2001
Director General
Fuente bibl:
Libros News Año 4 Nº 7

John MacArthur 4. Es la experiencia prueba válida de la verdad

Ver este documento en Scribd

El negocio más rentable del mundo

El negocio más rentable del mundo

Por Lolo Morales – Apologista

Estamos llegando al  “fin del siglo”  [la iglesia en su fase final] que nos habló Jesucristo en Mateo 28:20 ” Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado: y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo [Griego: ewv thv sunteleiav tou aiwnov, HASTA EL FIN DE EL SIGLO.

La Apostasía en la iglesia cristiana pentecostal y evangélica es total. Todas la iglesias se han convertido en una cueva de ladrones y sus grandes mentores encontraron la panacea para desarrollar el negocio más rentable del mundo. Hoy en día es fácil darse cuenta preguntándole a un niño de 7 años que quiere ser cuando sea grande y sin inmutarse contesta: “Quiero ser pastor. Quiero ser como Cash Luna.”

Desde pastores jóvenes casi niños hasta los más viejos quieren ser apóstoles, todos por parejo quieren tener un retiro feliz, con mansiones, carros de lujo y dinero de sobra. El nuevo paradigma de estos personajes avarientos es el de crear modelos de redes empresariales motivacionales encubiertas haciéndose pasar por evangelistas conocedores de las sagradas escrituras  y manipulándolas a su antojo para generar cantidades monumentales de dinero al mejor estilo de las grandes corporaciones del mundo, a costillas de las necesidades más apremiantes de los creyentes mal enseñados y desconocedores de la auténtica doctrina cristiana bíblica.

La gran mayoría de maestros del evangelio que una vez fueron grandes columnas del evangelio que nos enseñaron Jesucristo y sus Apóstoles, hoy son soleras carcomidas por el virus de la avaricia, estiércol de la más dañina de las plagas de la era cristiana.

Estamos en el fin de siglo. Apostasía total. Donde quiera que uno va, a  la iglesia que uno asista allí salen con algo relacionado con el dinero pero no a la manera bíblica, sino como una fuente inagotable de ganancia. Las iglesia universal de Cristo hoy en día se ha convertido en una cueva de ladrones.

La iglesia de Jesucristo va a terminar igual que comenzó, reuniéndose los hermanos en las casas igual que lo hacían los primitivos cristianos. Llegó el tiempo de hacerlo. La persecución y el comienzo de la Gran Tribulación que Jesucristo profetizó en Mateo 24: 21 ”  Porque habrá entonces grande aflicción, cual no fue desde el principio del mundo hasta ahora, ni será”, ya está a las puertas.

La podredumbre espiritual y moral existente en la iglesia apóstata del final de siglo demuestran el comienzo, mejor dicho la víspera de la entrada de la iglesia a la Gran Tribulación, por la cual tendremos que pasar todos los santos de la iglesia de Cristo hasta que el Señor se manifieste con poder en su Segunda Venida, profetizado por el propio Señor Jesucristo en Mateo  24:27.

El Señor nos introduce así [Mateo 24:21-27] a la Gran Tribulación como “grande aflicción, cual no fue desde el principio del mundo hasta ahora, ni será” (v. 21), nadie puede dudar que el Señor se está refiriendo obviamente a lo que conocemos por el nombre abreviado de “la Gran tribulación”, pues nos referimos a una tribulación nunca jamás vista en la historia de la humanidad y que nunca se volverá a ver en la faz de la tierra (de hecho la versión inglesa King James dice “great tribulation” y son también las mismas palabras del original griego que se utilizan en Apocalipsis 7:14 y que se traducen allí como “grande tribulación” en la Versión de Reina Valera, el griego literalmente dice “la tribulación, la grande”). El Señor nos dice que entonces, es decir durante la Gran Tribulación (véase el “ENTONCES” del versículo 23), surgirían falsos anuncios de que la venida de Cristo ya habría acontecido fuera de la vista de todos y que hay que ir a ver o a buscar a Cristo en tal o cual lugar de la tierra (falsos cristos); ante este engaño el Señor concluye (v. 27) diciendo que su venida, LA PAROUSÍA de Él, luego de ese tiempo de Gran Tribulación sería visible como el relámpago a todo el mundo, y no sería a la manera no visible a todo el mundo como aparecerán antes los falsos cristos de la Gran Tribulación pretendiendo simular la parousía.

La cristiandad se encuentra ahorita mismo en la víspera de la PAROUSÍA del Señor.

Tomado del canal de Youtube: vozdejehova

“CANIBALISMO” LA PROPUESTA DE ANA MENDEZ FERREL

“CANIBALISMO” LA PROPUESTA DE ANA MENDEZ FERREL

Esta pintura, que de sólo mirarla provoca un vértigo de aversión, constituye uno de los catorce murales conocidos con el nombre de pinturas negras, con las cuales Francisco Goya decoró el comedor y el salón de la llamada Quinta del Sordo, una casa que adquirió a orillas del madrileño río Manzanares en 1819. Setenta años después se dispuso que se arrancaran de las paredes y se depositaran sobre lienzos, con el fin de preservarlas para la posteridad.
Saturno devorando a un hijo, que forma parte de las seis que decoraban el comedor, llegó a ser una de las pinturas más inquietantes de principios del siglo XIX, pues explaya, con maestría y sentido dramático, el tema alegórico del tiempo representado por el dios mitológico Cronos -identificado por los romanos con Saturno-, quien, temeroso de ser destronado por sus descendientes, devoraba a los hijos que daba a luz su esposa Era, cuya única función, aparte de satisfacer los deseos libidinosos de un ser todopoderoso, era reproducir hijos a montones.
¿Quién es Ana Méndez Ferrel?

Ex Sacerdotisa del Vodoo y ex internada de un neurosiquíatrico según ella misma relata en su pagina web, supervisora de 18 Iglesias, escritora de varios libros entre ellos “Comed de mi Carne y Bebed de mi Sangre” Publicado por E & A INTERNATIONAL.

Este libro en particular “No he leído otro de la autora” me ocuparé dado que ha traído algún trastorno dentro de la iglesia en la cual adoro al Señor.

En este libro hace un esfuerzo mediante “Citas Bíblicas” a comer literalmente la “carne” de Jesús y beber su “Sangre” literalmente en el sacramento de la “Santa Cena del Señor”.
Doy Gloria a Dios Ana en que Cristo te haya hecho libre del sacerdocio satánico y te haya sanado mentalmente pero no puedo dar Gloria a Dios en esto que estas queriendo enseñar al pueblo de Dios.

No puedo por cantidad de texto señalar todo el libro de Ana Méndez Ferrel, solo citaré algo de su escritura.
Finaliza el capítulo 2 página 18 diciendo: “¿Cómo vamos a permanecer en El? Comiendo de su carne y bebiendo de Su sangre y guardando Sus mandamientos.
En el Capítulo 3 página 20 Ana dice: “ Cuando entramos al Reino de Dios a través de un genuino arrepentimiento y compromiso de seguir a Jesucristo como Señor y Salvador, el Espíritu de Dios se une al del hombre, engendrándolo para que sea transformado en una nueva creación. A partir de ese momento crecerá y será fortalecido, a través de su alimento espiritual, que es la carne y la sangre de Jesús, además de la Palabra de Dios…”

También dice:

“Los elementos del pan y del fruto de la vid, permanecerán siempre siendo pan y extracto de uva, pero en la realidad invisible, el Cuerpo y la Sangre de Jesús se harán presentes en un forma grandiosa”

Y agrega:

“Nuestro espíritu, literalmente beberá de Su Sangre, y se unirá a Su carne y a Su Cuerpo. Nuestro espíritu absorberá dentro de si, la vida de Dios, y todo lo que esta contenido en esa carne y en esa sangre”.

¿No es esto que escribe y trata de enseñar Ana Méndez Ferrel algo ya instituido por alguna otra religión?

Desde luego que si.

La Santa Cena o comunión, fue instituida por nuestro Señor Jesucristo la noche en que fue entregado. La Iglesia Católica la ha convertido en su culto más excelente, denominado “La misa o eucaristía”.

Supuestamente los sacerdotes Católicos poseen el poder de convertir en forma sobrenatural el pan y el vino, en el cuerpo y sangre reales y literales de Jesucristo.
Catecismo de la iglesia Católica enseña:

1376 – El Concilio de Trento resume la fe católica cuando afirma: “Porque Cristo, nuestro Redentor, dijo que lo que ofrecía bajo la especie de pan era verdaderamente su Cuerpo, se ha mantenido siempre en la iglesia esta convicción, que declara de nuevo el Santo Concilio: Por la consagración del pan y del vino se opera el cambio d e toda la sustancia del pan en la substancia del Cuerpo de Cristo nuestro Señor y de toda la substancia del vino en la Substancia de su Sangre; la Iglesia católica ha llamado justa y apropiadamente a este cambio transubstanciación”.
En la siguiente cita del Catecismo revela que la Iglesia Católica aun sostiene esta doctrina que fue definida en el Concilio de Trento.

1333 – En el corazón de la celebracion de la Eucaristía se encuentran el pan y el vino que, por las palabras de Cristo y por la invocación del Espíritu Santo, se convierten en el Cuerpo y la Sangre de Cristo.

¿Que dice al respecto el Catecismo de cuando viene Cristo en la eucaristía y cuanto tiempo permanece allí?

1377 – La presencia eucarística de Cristo comienza en el momento de la consagración y dura todo el tiempo que subsistan las especies eucarísticas. Cristo este todo entero presente en cada una de las especies y todo entero en cada una de sus partes, de modo que la fracción del pan no divide Cristo.

Puesto que Ana Méndez Ferrel y el catolicismo enseñan a sus miembros a tomar parte de un canibalismo literal, esta doctrina requiere serio examen.

En la misa o eucaristía enseñan.

“Que la misa es un sacrificio expiatorio. Que en este sacrificio, se ofrece por el ministerio de los sacerdotes, al mismo Cristo, que entonces se ofreció a si mismo en la cruz. De aquí es, que no solo se ofrece con justa razón por los pecados, sino también por la tradición romana por aquellos que han muerto en Cristo sin estar plenamente perdonados (Concilio de Trento: Sesión XII Capitulo 2)

Que después de la consagración del pan y del vino, estos elementos como ya se dijo se transforma literalmente en el cuerpo y la sangre de Cristo, y que en el pan y el vino se halla su alma. A esta conversión la han llamado los católicos transubstanciación (cambio de substancias); (Concilio de Trento: Sesión XIII Capitulo 3)

¿Qué nos dice la palabra de Dios?

Lucas 22:19 Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es
mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí.
Lucas 22:20 De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama.

Para todo estudioso serio de la Biblia este pasaje es considerado una metáfora o si se quiere un símbolo. Esta forma de lenguaje fue propia de de Nuestro Señor Jesucristo.

Matthew Henry en su comentario de la Biblia dice:

La cena del Señor es una señal o conmemoración de Cristo que ya vino, que nos liberó muriendo por nosotros; su muerte se pone ante nosotros de manera especial en esta ordenanza, por la que la recordamos. Aquí el partimiento del pan nos recuerda el quebranto del cuerpo de Cristo en sacrificio por nosotros. Nada puede ser mejor alimento y más satisfactorio para el alma que la doctrina de la expiación del pecado hecha por Cristo y la seguridad de tener parte en esa expiración. Por tanto, hacemos esto en memoria de lo que Él hizo por nosotros cuando murió por nosotros; y como recordatorio de lo que hacemos, al unirnos a Él en el pacto eterno. El derramamiento de la sangre de Cristo, por lo cual se hace la expiación, se representa por el vino en la copa.

Podemos comparar otras expresiones, por ejemplo. “Yo soy la puerta” (Juan 10:9); Yo soy la vid (Juan 15:1); “Yo soy el pan de vida” (Juan 6:35); Yo soy la luz del mundo” (Juan 8:12) solo por nombrar algunas expresiones.

De todo esto solo deducimos que, si Cristo no puede ser real y positivamente una puerta, una vid, un pan o una luz, tampoco un pedazo de pan puede ser real y positivamente el cuerpo literal de Cristo, sino solamente una figura, un emblema del cuerpo verdadero de Cristo.

Sabemos también que estos elementos no se convirtieron en la propia sangre y cuerpo de Cristo cuando el los bendijo, porque El personalmente estaba aun allí, estaba sentado ante ellos antes y después de que tomaron del pan y de la copa. No se cambio de una persona a un líquido ni se transformo en pan, su carne estaba todavía sobre sus huesos y su sangre corría en sus venas y arterias. No obstante por espacio de siglos, el romanismo ha insistido en una interpretación literal de las palabras de nuestro Señor Jesucristo al igual que Ana Méndez Ferrel insiste en inducirnos al mismo error.

La adopción de la idea de que los elementos de la santa cena se convierten en el cuerpo y la sangre de Cristo, presentó otros problemas: El escritor Tertulio, nos dice que muchos de los sacerdotes debían tener el cuidado para que algún pedazo del pan no se cayera al suelo, porque el “cuerpo de Cristo” podía lastimarse. En la Edad Media hubo discusiones de que se debería hacer si alguien vomitaba después de recibir los elementos, o si un perro o una rata llegaran por casualidad a comerse el “cuerpo de Cristo”. Luego a fines del siglo XI para evitar que alguien derramara la “sangre de Cristo” (el vino) la Iglesia Católica empezó a retener la copa al pueblo común. Esto contradice la que Jesús ordeno hacer, es contrario a la enseñanza de la Biblia (1 Corintios 11:23-34).

En cuanto a la ordenanza sagrada 1 Corintios 11:23-34 Matthew Henry nos enseña en su comentario Bíblico lo siguiente:

El apóstol describe la ordenanza sagrada, de la cual tenía conocimiento por revelación de Cristo. En cuanto a los signos visibles, estos son el pan y el vino. Lo que se come se llama pan, aunque al mismo tiempo se dice que es el cuerpo del Señor, mostrando claramente que el apóstol no quería significar que el pan fuese cambiado en carne.

San Mateo nos dice que nuestro Señor les invitó a todos a beber de la copa, capítulo xxvi, 27, como si hubiera previsto, con esta expresión, que un creyente fuese privado de la copa. Las cosas significadas por estos signos externos, son el cuerpo y la sangre de Cristo, su cuerpo partido, su sangre derramada, junto con todos los beneficios que fluyen de su muerte y sacrificio.
Las acciones de nuestro Señor fueron, al tomar el pan y la copa, dar gracias, partir el pan y dar el uno y la otra. Las acciones de los comulgantes fueron, tomar el pan y comer, tomar la copa y beber, haciendo ambas cosas en memoria de Cristo.

Pero los actos externos no son el todo ni la parte principal de lo que debe hacerse en esta santa ordenanza. Los que participan de ella tienen que tomarlo a Él como su Señor y su Vida, rendirse a Él y vivir para Él.

En ella tenemos un relato de las finalidades de esta ordenanza. Tiene que hacerse en memoria de Cristo, para mantener fresca en nuestras mentes su muerte por nosotros, y también, para recordar a Cristo que intercede por nosotros a la diestra de Dios en virtud de su muerte.

No es tan sólo en memoria de Cristo, de lo que Él hizo y sufrió, sino para celebrar su gracia en nuestra redención. Declaramos que su muerte es nuestra vida, la fuente de todos nuestros consuelos y esperanzas. Nos gloriamos en tal declaración; mostramos su muerte y la reclamamos como nuestro sacrificio y nuestro rescate aceptado. La cena del Señor no es una ordenanza que se observe sólo por un tiempo, pero debe ser perpetua.

El apóstol expone a los corintios el peligro de recibirla con un estado mental inapropiado o conservando el pacto con el pecado y la muerte mientras se profesa renovar y confirmar el pacto con Dios. Sin duda, ellos incurren en gran culpa y así se vuelven materia obligada de juicios espirituales. Pero los creyentes temerosos no deben descorazonarse de asistir a esta santa ordenanza.

El Espíritu Santo nunca hubiera hecho que esta Escritura se hubiese puesto por escrito para disuadir de su deber a los cristianos serios, aunque el diablo la ha usado a menudo. El apóstol estaba dirigiéndose a los cristianos y les advierte que estén alerta ante los juicios temporales con que Dios corrige a sus siervos que le ofenden. En medio de la ira, Dios se acuerda de la misericordia: muchas veces castiga a los que ama. Mejor es soportar problemas en este mundo que ser miserable para siempre.

El apóstol señala el deber de los que van a la mesa del Señor. El examen de uno mismo es necesario para participar correctamente en esta ordenanza sagrada. Si nos examináramos cabalmente para condenar y enderezar lo que hallemos malo, podríamos detener los juicios divinos.
El apóstol termina todo con una advertencia contra las irregularidades en la mesa del Señor, de las cuales eran culpables los corintios. Cuidemos todos de esto para que ellos no se unan a la adoración de Dios como para provocarle y acarrearse venganza sobre sí. (Matthew Henry – comentario Bíblico)

¿Será que Ana Méndez Ferrel también nos quiere inducir a una práctica pagana?

El historiador Duran, nos dice que la creencia en la transubstanciación, como se practica en la religión católica y lo que pretende enseñarnos Ana Méndez Ferrel en su nueva “Revelación” es una de las ceremonias mas antiguas de los pueblos paganos.
Un tipo de esta ceremonia era celebrada en Egipto, en la cual un pedazo de pastel era consagrado por un sacerdote y se suponía que se convertía en el cuerpo de Osiris, después se comía y se tomaba vino como parte de aquella ceremonia (Historia de la Civilización Pagina 741).
También en la Enciclopedia de Religiones, se nos dice que la idea de la transubstanciación, era una enseñanza de la religión del Mitraismo, siendo aquella practica similar a la que hasta hoy realiza la iglesia católica y nos quiere inducir Ana Méndez Ferrel (Volumen 2 patina 76).
En una u otra forma, pues, la idea de comerse a Dios literalmente se desarrollo en muchas tribus y religiones del mundo.

Ana Méndez Ferrel en su libro cita entre otros muchísimos versículos Bíblicos el evangelio de Juan 6:51-54

  • Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo.Entonces los judíos contendían entre sí, diciendo: ¿Cómo puede éste darnos a comer su carne? Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.Estos versículos pareciera enseñar canibalismo, pero podemos comprender claramente el significado al leer el pasaje completo en su contexto.Antes de hacer tal declaración, Jesús dijo:Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo.Le dijeron: Señor, danos siempre este pan. Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás. (Juan 6:33-35)

Esta enseñanza concuerda con el resto de las escrituras.La vida eterna se obtiene al creer en Jesucristo, no al comer su cuerpo.

Jesucristo aclara:

  • Juan 6:40 Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.

¿Te das cuenta? Jesús una vez más indica que tenemos vida eterna al creer en él.
Cuando sus discípulos murmuraron al escuchar estas palabras, el Señor les explico:

  • Juan 6:63 El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.

Jesús hizo esta declaración en sentido espiritual, no físico.
El estaba explicando que, espiritualmente, la vida se obtiene por fe en él, no comiendo su cuerpo.

¿Dónde aprueba Dios el canibalismo?

En ningún lugar de la Biblia.

¿Prohíbe Dios esta práctica?

  • “Pero carne con su vida, que es su sangre, no comeréis” Génesis 9:24
  • “…Ninguna persona de vosotros comerá sangre, ni el extranjero que mora entre vosotros comerá sangre”. Levítico 17:12

Jamás Dios ordenaría a sus hijos que hicieran algo que él había prohibido.
Jesús no estaba dando a entender que comiéramos su cuerpo literalmente.

Sugerir esta idea Ana Méndez Ferrel es del todo ridículo.

Jesús estaba hablando en sentido espiritual de lo que pronto haría en la cruz.
Recuerda y Recuerden:

  • “…haced esto en memoria de mi” (1Corintios 11:24)

Lo mismo debemos decir acerca de la sangre de Cristo.

  • “1Co 11:25 Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí”.

La observación de la Santa Cena es una conmemoración de la obra de Cristo en el Calvario, no una nueva realización de ese hecho.

  • “…haced esto en memoria de mi” (Lucas 22:19)

Dado que la transubstanciación es otra tradición católica que no es apoyada por la Biblia, sino creación de hombres, lo que pretende Ana Méndez Ferrel en su libro: “Comed de mi Carne, Bebed de mi Sangre” es lo mismo, institución de hombres.

¿Por qué Ana Méndez Ferrel prefiere que comas a Cristo literalmente en lugar de poner tu fe en él?

¿Por qué al igual que la iglesia católica, Ana Méndez Ferrel deliberadamente separa un versículo bíblico o varios de su contexto y desarrolla una doctrina que la Biblia obviamente no enseña?

Solo puedo decirte que:

  • Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. (Mateo 24:24)
  • Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme. (2 Pedro 2:1-3)

Conociendo la verdad ¿Puedes conscientemente tomar parte de esta práctica?

Humildemente te pido Ana Méndez Ferrel que reconsideres esto y aquello que estas enseñando por todo el mundo y a dieciocho iglesias que supervisas según pude leer en tu pagina web.

Y Recuerda: “y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado” Santiago 4:17

· Ana Méndez Ferrel te doy todo el “Derecho a Replica” que creas conveniente y haré todas las publicaciones que expongas.

Dios bendiga y guarde a su Remante.
Sergio Calero
Pastor

http://iglesiaelresplandor.blogspot.com/2008/09/canibalismo-la-propuesta-de-ana-mendez.html

ANA MÉNDEZ Y SU NUEVA DOCTRINA

Thursday, October 30, 2003
ANA MÉNDEZ Y SU NUEVA DOCTRINA

La historia de Ana Méndez es espectacular. Según su página de Internet estuvo en un manicomio por ser sacerdotisa del voodoo. La pseudo profeta, afirma que Dios la ha llamado a ser una de sus generales y busca al diablo para combatir contra él en varios lugares exóticos del mundo.

En uno de estos viajes, en la expedición del monte Everest, la señora Méndez tiene un revelación en donde se le comunica que la Reina del Cielo (uno de los nombres de la Virgen María) es una potestad de las tinieblas.

Lo más preocupante es la posibilidad de que Ana Méndez, sigue sirviendo al mismo amo de antes, sólo que hoy se le manifiesta como un “ser de luz”

Posiblemente la razón por la cual Ana Méndez combate contra la Reina del Cielo, es porque sólo Ana quiere ser reina. El orgullo es el arma más atroz de Satanás.

Ana también afirma tener el poder de resucitar muertos. Pero antes de caer en las trampas del sensacionalismo, recordemos las sabias palabras de San Juan Crisóstomo: “Es mejor alimentar a los hambrientos que resucitar a muertos”

No considero prudente ir a los dominios del demonio para provocarlo, ya que podemos luchar contra él desde nuestros respectivos sitios. Nosotros no debemos ir en busca del diablo porque bastantes veces él se presenta ante nosotros. La batalla verdadera está el corazón del hombre.

La lucha contra el diablo es una vida de oración en el camino de la humildad. Obedecer los mandamientos de Cristo tomando nuestra cruz y negándonos a nosotros mismos. Esta es la lucha que Dios manda.

Ana Méndez y sus seguidores, aunque bien intencionados, están involucrados en un juego mortal y ellos mismos admiten que sus armas son sólo simbólicas. Espero que Dios tenga piedad de ellos porque, como dice el dicho: el camino al infierno está pavimentado con buenas intenciones.

http://anamendez.blogspot.com/

Desterrar a Finney

Durante los pocos últimas semanas he estado ocupando de la reputación de Charles Finney problemática entre los cristianos evangélicos. Finney, como he afirmado, fue ningún cristiano en todo, sino más bien el falso profeta de un Cristo-moralismo menos. Lamentablemente, es misremembered entre muchos evangélicos como evangelista sin precedentes. La confusión resultante de la importación de sus métodos en el Cristianismo dominante ha tenido una serie de efectos nocivos, incluyendo, más recientemente, el cebado de la iglesia de la repetición inevitable de sagas como la que está jugando actualmente en Lynchburg.

(Por cierto, si alguien quiere ver la documentación de más de herética posturas de Finney, lector Eric Schumacher amablemente me envió el enlace a un periódico de la escuela de su en la teología de Finney. Se ha documentado cuidadosamente todos los puntos más importantes haciendo referencia a Finney íntegra e inalterada sistemática Teología. Si usted todavía duda de mi primera conclusión en cuanto a quién y qué era Charles Finney, usted debe tener una lectura.)

La cuestión que se nos presenta es muy simple: “¿Qué hacemos al respecto?” El cáncer maligno que se Finneyism no se puede erradicar de la iglesia por la exposición de uno de sus discípulos popular. Si eso fuera cierto, Finneyism habría perecido con la pública humillación de Mike Warnke. Éstas no terminaron hasta entonces y no ha terminado con la eliminación de Ergun Caner de la Presidencia de la Libertad Seminario. Se requiere un amplio rechazo tanto de los métodos de Finney y las implicaciones de esos métodos.

Es muy tentador para mí a postular la teología reformada como el antídoto para el veneno de Finney. De hecho, es difícil imaginar un Finneyite reformada. La fe reformada, bien entendida, una enseña humildad ante Dios que es la antítesis de la exaltación de Finney del predicador. Me encantaría ver el incremento actual de reconocimiento por la doctrina reformada creciendo hasta que el cuerpo de Cristo fue conquistado. No obstante, creo que esto es necesario para que la iglesia para repudiar Finneyism. He dicho antes que verdadero, amante de la arminianos evangelio debe ser rechazada tanto por lo que Finney creía y por lo que hizo. Si Finney era un hereje, entonces él debe ser expulsado del panteón cristiano no sólo con los reformados, sino por todos los que siguen a Jesús.

Para que esto suceda, tanto las iglesias y sus pastores tienen que recuperar el sentido genuino de la gloria del Dios Trino en el evangelio. Hay que recuperar las verdades que ya conocemos – las verdades de las cuales nunca siquiera soñó Charles Finney – y debemos construir nuestro anuncio de la salvación que les rodea.

La recuperación de la Majestad de Dios en la Salvación

La una cosa Charles Finney creía que sabía era la majestad de Dios. Después de todo, el dios Finney era “el gobernador moral”, un adherente severas de los estándares absoluta que exigía obediencia absoluta de todas sus criaturas. Esto, sin convertir a los ojos de Finney, era la majestad del creador.

El cristiano debe saber mejor. La gloriosa majestad de Dios se ve más claramente en su gracia extraordinaria. Él es un juez – y un juez justo perfectamente cuyos estándares son increíblemente puro. Sin embargo, no es un tirano distante enviando rayos al azar sobre la tierra. Es más bien un verdadero rey, aquel que gobierna y defiende a su pueblo. Que la defensa de su pueblo extendido a su salvación, incluso cuando la salvación que significó la muerte dolorosa y vergonzosa de su propio Hijo.

En ninguna parte de toda la creación es la verdadera majestad de Dios más evidente que en su superintendencia del gran plan de salvación! pueblo cristiano debe mucho respeto hacia el evangelio como la mayor revelación de la grandeza de Dios. Para citar uno de los más conocidos antes de Finney arminianos: “Es todo el misterio! El inmortal muere, ¿quién puede explorar su extraño diseño?” A lo largo de la historia los que han conocido el gran misterio del evangelio tiene que manejarse con un sentido de temor reverente – a sabiendas de que ellos hablan de las verdades demasiado maravilloso para la lengua humana.

Charles Finney no sabía nada de ese temor. Crass fue un espectáculo metodología de ajuste para acompañar a una doctrina carecía por completo de las maravillas de la gracia.

¿Cuáles fueron los cristianos a esperar cuando grosería que fue invitado a las iglesias? Cuando el verdadero evangelio de la gracia se unió junto con la metodología de circo de Finney, algo estaba seguro de que se pierda. Tal vez la iglesia conserva el contorno desnudo de la verdad del evangelio, pero la rica textura de temor y reverencia ante el majestuoso Dios de la salvación se pierde inevitablemente.

Es por eso que ahora se esfuerzan predicadores de superar a los comediantes. Es por eso que los servicios de adoración se han convertido en indiscernible de conciertos. Por eso aplaudo las congregaciones como las audiencias cuando se vean satisfechas de entretenimiento – y por qué a su vez en otros lugares cuando no lo son.

Es por eso que en el tiempo un hombre de talento cómico realmente podría llegar a la prominencia en los púlpitos de América con bromas sobre su propia etnia. Es por eso que él pensó que sería conveniente empezar a hacer chistes sobre otros grupos étnicos, y es por eso que no sólo las iglesias tuvo el descaro de que pueda en sus púlpitos, pero fue tan lejos como para reírse de él! Es inimaginable que alguien hubiera intentado tal cosa antes de Finney. Cualquier persona que no podría haber sido arrestado, y no sólo en Nueva Inglaterra. Todos los cristianos de todas las tendencias se habría horrorizado ante la falta de reverencia al manipular las verdades de nuestra magnífica, salvadora de Dios.

Tomó Charles Finney, que no tenía conocimiento de Dios, para engendrar una cultura de la iglesia de irreverencia. Tomó las generaciones de cristianos mal informados para permitir que la irreverencia a arrastrarse en iglesias verdaderas. La única respuesta es el pueblo de Dios a reflexionar en serio el mensaje de la salvación.

¿Has contemplado lo que significa que Cristo murió por los pecados? ¿Su corazón rato libre para pensar que sus pecados hizo su sacrificio necesario? ¿Hay días, sin importar cuánto tiempo ha sido un cristiano, cuando se piensa en el mensaje del evangelio y el eco las palabras de Wesley: “¿Cómo puede ser que Tú, mi Diosdebieras, morir por mí? ” ¿Tienes tiempo para sentarse en serio entre el pueblo de Dios y se preguntan estas cosas juntos? ¿Tiene un reverente silencio te ha pasado en la presencia de la palabra sagrada de Dios?

Si, como yo, usted tiene el gran honor de predicar este evangelio, ¿cómo la majestad de Dios, informe a su ministerio del púlpito? ¿Trabaja usted en un frenesí de comedia con el fin de cautivar a sus oyentes, o es usted mismo cautivado por una mayor verdad? ¿Es su hombre interior transfigurada por temor ante un Dios santo? ¿Buscas a pesar de sus inclinaciones pecaminosas propia para comunicar que la reverencia hacia Dios cuando usted maneja su verdad ante su pueblo? En resumen, es su predicación se caracteriza por la irreverencia crasa de Finney o por un sentido piadoso de humilde asombro ante el trono de un gran rey?

La recuperación de la centralidad de la Cruz de Cristo en la salvación

Mientras que Charles Finney imaginaba que entendía la majestad de Dios, la cruz era cualquier cosa menos central de su evangelio. Para Finney la cruz no era más que una demostración de “justicia pública” – forma en que su dios de mostrar al mundo lo duro que era. El ministro rechazó de plano la verdadera doctrina de la cruz que es fundamental para el evangelio cristiano: que Jesús murió porque Él tomó sobre sí el castigo por los pecados de los demás. Para Finney la cruz sólo podía, pues representan dos cosas: la justicia de Dios y la importancia de la obediencia. Estas cuestiones son importantes, pero no centrales. No es de extrañar que su predicación centrada más en el terror del infierno que en el infierno que Cristo soportó en el Calvario.

Su mensaje fue sólo de la obediencia: el pecador tiene que obedecer a Dios para ser salvos. Negó la idea misma de justicia imputada. No podía imaginar lo que Pablo realmente quiso decir cuando escribió, “y por nuestra causa, le hizo ser el pecado que no conoció pecado, por lo que en él nosotros fuésemos hechos justicia de Dios.” Jesús era por lo tanto es una buena ilustración, tanto de la justicia y de la obediencia. Finney podría utilizar a Jesús en la forma en que pastores cristianos puedan usar tanto Saúl y David – como una advertencia acerca al justo juicio de Dios y como un ejemplo positivo de la vida de obediencia fiel.

Pero Jesús no formaba parte de su respuesta a la necesidad del hombre de la salvación. Que se encontraba en su totalidad en el individuo. Finney por lo que no predicar la fe en Cristo no – en cualquier forma comprensible cristiano -, sino la fe en su propia determinación de seguir a Dios.

Vemos la impronta Finney en la iglesia todo el mundo que hay un mayor énfasis en la conversión que en la salvación. muchos cristianos de hoy tampoco puedo decir la diferencia entre la realización de la salvación y su aplicación. Pregúntele a diez o cien evangélicos lo que el evangelio es, es probable que se conoce más que recitan las “Cuatro Leyes Espirituales” de lo que será los que hablan de la muerte y resurrección de Cristo. La misma desconexión se puede ver en los debates populares sobre seguridad. Pregunte a los mismos diez o cien cristianos por qué están determinados a alcanzar el cielo. Muchos le dirán el día de su conversión, muchos menos le responderé que están seguros de que Jesucristo murió por los pecados y resucitó.

Los tiempos en que los cristianos piensan en términos de la apertura gloriosa del Catecismo de Heidelberg:

Pregunta: ¿Cuál es tu único consuelo en la vida y la muerte?

Respuesta: Que yo en cuerpo y alma, tanto en la vida y la muerte, no soy mío, sino que pertenecen a mi fiel Salvador Jesucristo, quien, con su preciosa sangre, ha satisfecho plenamente por todos mis pecados, y me libró de todos los poder del diablo, y así me mantiene que sin la voluntad de mi Padre celestial, no puede caer un cabello de mi cabeza, sí, que todas las cosas debe estar al servicio de mi salvación, y por lo tanto, por su Espíritu Santo, Él también asegura me de la vida eterna, y me hace sinceramente dispuestos y listos, a partir de ahora, a vivir a él.

En lugar de esa gloriosa garantía de Finney nos ha dejado: “Caminé por el pasillo y firmó una tarjeta!”

Sin embargo, Finney y sus hijastros tiene un problema. Predicación por su naturaleza requiere una historia. No es suficiente decirle a la gente a vivir para Dios. A cierto nivel tiene que haber una historia detrás de la llamada, lo que permanece en los hombres de la memoria del Dios que nos pide a gritos una historia. Dado que la “vieja, vieja historia” ya no desempeña un papel destacado, predicadores Finneyite debe sustituir un “testimonio”. Sólo “testimonio” no es lo que era, sino que ya no significa “dar testimonio” de la gracia y la gloria de Jesús, sino para decir a todos acerca de cómo el individuo se convirtió.

Así pues, tenemos predicadores cuya historia es todo sobre sí mismos. Nos dicen lo que los grandes pecadores eran y cómo se decidió a ponerse bien con Dios. Incluso aquellos que hablan de Jesús y Su amor es probable que obtenga el énfasis equivocado. La rapidez con que la transición de la historia de Jesús a la historia de sí mismos! “Escuché acerca de su gemido, y preciosa sangre expiatoria de su …” ¡Maravilloso! Pero entonces, “… así que me arrepentí de mi pecado y tuvo la victoria! ”

Debe ser evidente lo que sucederá cuando la historia que anima a la predicación es una historia acerca de uno mismo. ¿Quién es el mejor predicador? Obviamente, debe ser el que tiene la mejor historia! Y así, en todo el mundo evangélico, los predicadores hablan sin cesar sobre sí mismos. Las personas con historias de conversión es verdaderamente dramática son buscados. Cualquier comunicador talentoso que capta esta realidad se enfrenta a la tentación de llegar a una historia mejor de sí mismo, porque todos los predicadores realmente grande tiene una historia genial.

Es inevitable que algunos se empiezan a adornar sus historias. Los predicadores que creció en las típicas ciudades americanas como Colón descubre de repente que sería una historia mejor si vivían en Estambul! La conversión de una típica familia de inmigrantes está bien, pero la conversión de una familia yihadista extrema es mucho mejor! Deberíamos haber esperado que alguien diga que tipo de historia, y la Iglesia – siempre sediento de la narrativa gran conversión siguiente – era demasiado probable que lo beba pulg

¿Cómo podemos solucionar este problema? Simplemente recordar que ya tenemos una historia mucho mejor que contar.

Tal vez muchos de ustedes que predican son como yo. Usted tiene un aburrido “testimonio”. Usted creció en una familia típica americana con aburrida, de clase media, los padres cristianos. Usted era un pecador, pero nunca hizo nada realmente malo – sobre todo porque tenían miedo de. Dios en su gracia que ha guardado antes de adquirir cualquier grandes historias que contar. ¿Cómo se puede predicar?

La respuesta es que usted tiene una historia que contar que la historia de golpes Ergun Caner fuera del agua, y es totalmente cierto. En realidad, es la misma historia que siempre alude, aunque al cierre de su más insigne predicador falso. Es que Dios el Hijo perdido toda la gloria del cielo para vivir en la cloaca moral que nosotros llamamos nuestro hogar. Es que Él se hizo uno de nosotros, vivió una vida perfecta como uno de nosotros, y condescendió a morir en agonía horrible por nuestros pecados. Es que Él, siendo Dios, la muerte abrumado sí mismo y volvió a la vida. Es que Él amablemente ofrece la vida eterna, Él ganó a todo hombre, mujer y niño que confiará en él.

Tenemos que dejar de pensar en estas cosas como los detalles triviales que ya todos saben que deben ser fijadas al final de un gran sermón en realidad. Hermanos, esta es la carne. Es es la historia. Tenemos que predicar a Cristo, como si honestamente cree que es Él quien nos salva, y no nosotros a nosotros mismos. Dile a tus testimonios, cuando no estás candidating de un púlpito, y luego enterrarlo en un archivo en alguna parte y decirle a su congregación en lugar de Aquel que realmente los salvará. Determinar saber nada más que Cristo ya éste crucificado.

Recuperar el poder del Espíritu Santo en la Salvación

Tal vez el hoyo más abierta en la teología de Charles Finney fue la ausencia del ahorro, la transformación del trabajo del Espíritu Santo. El Espíritu es un no-show en su teología, mientras que él dio una explicación sub-cristiano de la obra del Hijo, le dio casi ninguna cuenta de la obra del Espíritu. Tal vez esto explica la falta general de reconocimiento de la obra del Espíritu entre los evangélicos de hoy.

El Espíritu Santo es la Persona de la Trinidad que realiza la obra de la salvación en el mundo de hoy. Cuando fue derramado sobre la Iglesia primitiva, los apóstoles comenzaron a predicar con poder y su mensaje fue recibido por muchos. A través de su ministerio en secreto en el corazón de los pecadores se convierten a la fe en Cristo, y por los hombres su poder se salvan. Este es y ha sido la confesión ortodoxa de la obra del Espíritu Santo por los siglos de la iglesia. Si Finney predicó una forma de religión en ausencia de espíritu, lo que tomaría su lugar?

Fue precisamente esta falta en la teología de Finney que llevó a todos sus maquinaciones con el fin de obligar a sus oyentes a hacer su “decisión”. evangelistas anterior, tanto reformada y arminiano, había comprendido que su tarea es la proclamación de la gracia salvadora de Cristo. Habían orado a Dios para que envíe avivamiento y había contado con el Espíritu para despertar los corazones de los pecadores a su cuenta y riesgo eterna, su necesidad de la gracia y la esperanza se encuentra en Jesús. Finney, que no creían en el Dios que redime, sino en uno que se limitan a los jueces, ha considerado necesario para suministrar la energía que su dios no tenía.

Esta tiene dos efectos en el ministerio de Finney. En primer lugar, ideó toda la astucia de su metodología con el fin de producir la “decisión” que evangelistas antes había atribuido al traslado de los Espíritu de Dios. Entonces, cuando vio que sus oyentes habían hecho tales decisiones, que descaradamente se atribuyó el mérito para ellos. Ha publicado las estadísticas de cuántas personas había salvado a través de su ministerio y escribió sus Conferencias sobre Renacimiento como una manera de decirle a otros cómo se podría salvar a tantas personas como él tenía. En otras palabras, la parte que el Espíritu había desempeñado en los ministerios de ambos Wesley y Whitefield era una parte que Finney ha tratado de llenar!

El efecto nefasto de esta sustitución crasa del evangelista para que el Espíritu ha hecho todo menos muertos testimonio cristiano en nuestro tiempo. Considerando que los cristianos, una vez proclamado uno y trino, salvadora de Dios, los evangélicos de hoy en día se confunden las razones por las cuestiones Trinidad. Una vez que los cristianos entendió que la salvación tiene que ver con el Padre, que ordena la redención, el Hijo que la cumple y el Espíritu que se aplica. Hoy podemos decir en cambio que Jesús salva, siempre y cuando el predicador puede hablar usted (o truco que) en dejar que lo haga. Por tanto, si queremos tener avivamiento, debemos tener los predicadores que, como Finney, puede producir recuentos extraordinaria de conversión.

Ya no evaluar a los predicadores la claridad con que expresa el evangelio de Cristo y de la urgencia con que llaman a los hombres a su vez a él. En su lugar nos fijamos en los números. Si un evangelista puede obtener un buen porcentaje de cualquier congregación que presente, es un buen evangelista. Si un predicador puede crecer una iglesia (algo que ningún predicador debe imaginarse a sí mismo haciendo!) Entonces es un éxito predicador. Por supuesto, si un presidente seminario puede duplicar la matrícula de su escuela, entonces él es un extraordinario presidente. ¿Qué otros criterios podría asunto?

Y si sus métodos no son bíblicos? Si, de hecho, debe el pecado con el fin de producir resultados tan extraordinarios? ¿Quién se atreve lo condenen! Él es (literalmente) haciendo el trabajo de Dios. Pablo dijo una vez que podía desear maldito para salvar a sus compatriotas, pero entendía que podía salvar a nadie. ¿Debería sorprendernos que cuando evangelistas creen que pueden lograr la salvación no objeción en un engaño poco?

Lo que la Iglesia necesita tan desesperadamente es recordar que es Dios y quiénes son los predicadores. Dios salva, sólo nos glorificarlo por su salvación.

Si los predicadores que comienzan cada semana recordando a sí mismos de la presente, la iglesia podría empezar a recuperar su sentido de Dios que redime. Los predicadores que creen en el poder salvador de Dios no va a perder su tiempo tratando de llegar a los últimos trucos de manipulación. En su lugar, se llenan sus horas con la oración y sus mentes con el evangelio. Se convertirán en los conocedores de la gran fiesta de la salvación que están llamados a proclamar. Ellos predican el evangelio a todos los hombres lo mejor que pueda y deje los resultados a Dios. Y cuando Dios salva a nadie, que no contará golpe de Estado. Ellos reconocen que Dios ha estado trabajando, y que estaban en mejores herramientas en su mano.

Si todos los cristianos que afirman la misma verdad nos encontraríamos reevaluar la iglesia y sus líderes. Los pastores serán juzgados de acuerdo a su fidelidad a la Palabra de Dios, no el tamaño de sus iglesias. Evangelistas sería juzgado de acuerdo con el Evangelio que proclaman, no el número de “conversiones” que reclaman. Seminarios tratará de nombrar a los presidentes que se dedicaran a la ardua labor de los pastores y evangelistas de formación de esta variedad fieles. Imagine lo que la iglesia podría ser si nos acordamos de que el Espíritu de Dios!

* * *

Alguien observó brillantemente en la meta de mi último post que no soy parte de la solución sino parte del problema. Si se refería al problema del pecado, yo digo una calurosa Amén! Ninguno de nosotros es una parte de la solución, la solución es el Dios uno y trino. Pero me pregunto si se refería al problema de la controversia actual? Permítanme decirlo una vez más; Ergun Caner no es la totalidad del problema, no es sino un síntoma. Por eso, la solución reside no sólo con él, o con su escuela, o incluso con su iglesia.

El verdadero problema que Caner y su creciente escándalo representa es una corrupción del evangelio en la iglesia evangélica. Su vergüenza es nuestra vergüenza, y su exposición nos da una oportunidad para considerar lo que significa ser como el pueblo del Dios Viviente. Si se parte de esta oportunidad y gire hacia un nuevo examen de quién adoramos y la forma en que le adoran – de quien os lo anunciamos y como lo anunciamos, – entonces esta catástrofe se puede girar para mucho bien por el bien de la iglesia. Lo que los hombres destinados a mal pero puede llegar a ser destinados a la buena de Dios.

Veamos a continuación, tratar de recuperar una visión de su majestad y que presente esa majestad en nuestra predicación. Vamos a tratar de recuperar la pasión por el mensaje de la cruz y para proclamar el mensaje con energía. Y vamos a tratar de recuperar una verdadera fe en el poder salvífico de Dios y de proceder en que la fe en todo lo que decimos y hacemos para el Reino.

visto aca

Más Que Un Carpintero

Ver este documento en Scribd

La Fe Cristiana frente a los Desafíos Contemporáneos

Ver este documento en Scribd

El cristiano contemporáneo- John Stott

Ver este documento en Scribd

Arminianos Evangélicos

Ver este documento en Scribd

El Catolicismo Frente a La Biblia—¡sus Fatales Errores!

Ver este documento en Scribd

No Hay Otro Evangelio

Ver este documento en Scribd

Los Tiempos Peligrosos

Ver este documento en Scribd

Anteriores Entradas antiguas