Pastor Rick Warren se recupera de accidente

Pastor Rick Warren se recupera de accidente

By Mundo Cristiano
Friday, July 23, 2010

Rick Warren, pastor de la iglesia Saddleback en California y autor de “Una Vida con Propósito” se recupera de un accidente durante el cual se quemó los ojos con la savia de una planta.

Warren fue internado en un hospital brevemente tras el accidente pero salió al día siguiente.

“Gracias por orar por mis ojos. Que Dios use este dolor para Su gloria”, escribió Warren en Twitter.

El pastor agregó que un doctor puso lentes de contacto de protección en sus córneas mientras sana.

El vocero A. Larry Ross dijo a CNN que esperaban que Warren tuviera una recuperación completa.

El Poder de Transformar su vida

View this document on Scribd

Rick Warren – Una Iglesia Con Proposito

View this document on Scribd

Pastor criticado por hablar con musulmanes

Pastor criticado por hablar con musulmanes

Jueves 16 de Julio de 2009

Estados Unidos | noticiacristiana.com

El pastor estadounidense Rick Warren nunca cultivó precisamente un bajo perfil. Sin embargo, desde que se encargó de la invocación religiosa en la ceremonia de investidura del presidente Barack Obama, el 20 de enero, parece haber quedado en silencio.

No es que Warren haya desaparecido de la escena pública, sino que no se lo ha visto en las influyentes redes de televisión por cable.

Hace pocos meses, hubo revuelo por el grado de apoyo que prestó a la Proposición 8, iniciativa contra el matrimonio de personas del mismo sexo en el occidental estado de California, que fue aprobada en noviembre.

Quienes están a favor del matrimonio gay señalaron que Warren era un partidario manifiesto de su prohibición (y que tenían el vídeo que lo probaba), mientras que él mantuvo una posición tibia, que enfureció a muchos de sus colegas cristianos conservadores.

Warren es el fundador de la Iglesia de la Comunidad de Saddleback –en realidad una megaiglesia, en el californiano condado de Orange– y autor del libro “Una vida con propósito”, que vendió más de 30 millones de copias en todo el mundo.

Hace poco alborotó el avispero de los conservadores cristianos con su aparición, el 4 de este mes, en la convención anual de la Sociedad Islámica de América del Norte (ISNA, por sus siglas en inglés).

El tema de la convención de este año, “La vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”, fue “un llamado al pluralismo y a la construcción de puentes entre diferentes comunidades religiosas en Estados Unidos, simbolizadas por la selección de la ISNA de tal vez el principal líder cristiano (del país) como orador inaugural”, sostuvo en el sitio web de la entidad Frankie Martin, presidente de la cátedra Ibn Khaldun de investigaciones en la American University.

La ISNA, con sede en el central estado de Indiana, reúne a organizaciones musulmanas de todo el país, y su convención anual congrega a más de 30.000 personas.

En su sitio web, la ISNA sostiene que “además de construir puentes de entendimiento y cooperación dentro de la diversidad que es el Islam en Estados Unidos, ahora juega un rol crucial en extender esos puentes a todas las personas de fe en América del Norte”.

Aunque la aparición de Warren puede no haber sido calculada para volver a elevar su perfil público, tuvo lugar cuando faltan apenas dos meses para el lanzamiento de su próximo proyecto nacional –en asociación con el Reader’s Digest–, la Campaña Nacional de Opciones para Sanar la Vida.

Buscando alguna medida que sirviera de “común denominador”, Warren dijo a los varios miles de concurrentes a la convención que las dos religiones más grandes del mundo necesitaban trabajar juntas para derribar estereotipos y hacer frente a muchos asuntos globales.

“Algunos problemas son tan grandes que hay que unirse para abordarlos”, expresó.

En los últimos años, Warren ha tenido una relación incómoda con los líderes históricos de la derecha cristiana. Aunque alega no pertenecer a ese movimiento, se opone con vehemencia al aborto y a los matrimonios entre homosexuales.

La agencia Associated Press señaló que Warren ha irritado a los conservadores cristianos al decir que los activistas evangélicos de la vieja guardia eran “demasiado partidistas y estrechos de miras”.

Reconociendo que su aparición en la reunión de la ISNA sería controvertida, Warren dijo a la multitud: “Es más fácil ser un extremista de cualquier clase porque entonces uno sólo tiene un grupo de gente que se enloquece por uno. Pero si uno realmente intenta construir relaciones –como invitar a un pastor evangélico a su reunión– será criticado por eso. Eso me ocurrirá a mí”.

El bloguero Eric Barger señaló que “en vez de intentar ver cuánto tenemos en común con ellos (los musulmanes), los creyentes comprometidos deberían pasar su tiempo destacando las marcadas diferencias entre el Islam y la cristiandad”.

Steve McConkey, presidente de la organización cristiana 4 Winds, manifestó en un comunicado: “Hablar en reuniones interreligiosas no debería hacerse si uno no les dice a los escuchas que Jesucristo es el único camino hacia el Cielo. Punto. Al no hacerlo, la persona está diciendo que todos los caminos conducen a Dios mediante las acciones… Con el silencio de Warren sobre Cristo, hizo que su audiencia musulmana creyera que las obras salvarán a la gente”.

Pocos días después de su aparición, el servicio de noticias OneNewsNow, de la Asociación de la Familia Estadounidense del reverendo Donald Wildomon, publicó un artículo titulado: “Warren hace el juego a organización musulmana y omite evangelios”.

También informó que Jan Markell, fundadora de los Ministerios de los Olivos, organización judía mesiánica, criticó rotundamente a Warren. “Lo siento, esa clase de (solución) de ‘llevémonos todos bien’ no es posible, y lo que él tenía que hacer era decirles la verdad”, dijo.

“Pero eso no es lo que hace Rick Warren. Él no dice la verdad, por lo menos no cuando está fuera de su iglesia de Saddleback”, agregó.

Erick Stakelbeck, presentado como analista de temas de terrorismo de la televisiva Red de Transmisiones Cristianas (CBN), destacó que la aparición de Warren en la ISNA “no fue la primera en que habló ante una controvertida organización islamista”.

En 2008 lo hizo en la conferencia anual del Consejo Musulmán de Asuntos Públicos (MPAC, por sus siglas en inglés). “El prontuario del MPAC puede no ser tan malo como el de la ISNA o el del CAIR (Consejo de Relaciones Estadounidenses-Islámicas), pero ellos tampoco son exactamente las Girls Scouts”, escribió Stakelbeck.

“¿Quién investiga los antecedentes de estas entidades para Warren antes de que él acceda a aparecer en un acto público? Y ¿él estaba al tanto de esos dudosos antecedentes, asociaciones e ideología de MPAC y la ISNA?”, preguntó.

Poco después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 que dejaron 3.000 muertos en Nueva York y Washington, las autoridades pusieron la mira en las actividades de la ISNA, y de otras organizaciones musulmanas con sede en este país.

Dos años después, concluyó la investigación del Comité de Finanzas del Senado y no se tomó ninguna medida, por no hallarse “nada suficientemente alarmante”, según su presidente, Charles Grassley.

En el sitio web de la ISNA, Frankie Martin destacó que en la convención de la ISNA estuvo presente Yusuf Islam, artista que se hizo célebre bajo el nombre de Cat Stevens, antes de convertirse al islamismo.

La convención estuvo dominada por una “atmósfera de tipo evangélico”, con un importante despliegue de sonido y pantallas gigantes, señaló, que le hicieron recordar a las megaiglesias protestantes.

Warren habló de su Plan PEACE, paz en inglés y a la vez sigla de la frase promover la reconciliación, formar líderes humildes, asistir a los pobres, cuidar a los enfermos y educar a la próxima generación.

También aclaró que él no estaba apenas “interesado en el diálogo interreligioso”, sino en el “proyecto interreligioso”.

Entre ambas cosas “hay una gran diferencia”, sostuvo. Y explicó: “Hablar es muy barato. Se puede hablar y hablar y no lograr nunca nada. El amor es algo que hacemos. Es algo que hacemos juntos”.

* Bill Berkowitz es un conocido analista y observador del movimiento conservador estadounidense. Su columna “Conservative Watch” pasa revista a las estrategias, protagonistas, instituciones, victorias y derrotas de la derecha estadounidense.

Rick Warren recomienda libro herético

Rick Warren recomienda libro herético

Por Pablo Santomauro

No, no se trata de uno de sus libros. Con fecha de Junio 24, 2009, la página de la revista de Rick Warren, Purpose-Driven Connection (Conexión con Propósito), publica un artículo entrevistando al autor de The Shack (La Cabaña). Claramente aplaudiendo la publicación, el autor del artículo escribe en el inicio:

“El libro ha también tocado corazones, causado controversia, y cambiado vidas, incluyendo la vida del autor William “Paul” Young, de 54 años”. [1]

No dudamos por un segundo de que la vida de Paul Young ha cambiado gracias al libro. Si yo llegara a escribir un libro con una circulación de 7.5 millones de ejemplares, mi vida definitivamente cambiaría. Sí dudamos seriamente que haya cambiado vidas desde el punto de vista espiritual debido a su contenido netamente hereje. El poder transformador del Espíritu no está presente en las páginas de La Cabaña.

Cuando el libro fue traducido al español, escribimos en la conclusión de nuestra crítica:

“Debido a los múltiples errores teológicos, el rechazo de la sana doctrina y la supremacía de la Escritura, la promoción de las experiencias subjetivas por encima de la Biblia, la ridiculización de la Deidad, la elevación del ser humano y la reducción de la majestad, poder y soberanía de Dios, el marcado contenido místico, la presencia de conceptos con matices de la Nueva Era, la Iglesia Emergente y otras corrientes, La Cabaña debe ser considerada como un ataque al cristianismo. En el análisis final, presenta un Padre, un Jesús, y un Espíritu Santo falsos. La forma de salvación y la cosmovisión de la novela son también un espejismo peligroso que puede confundir y perjudicar al lector desprevenido. El libro no contiene ningún poder transformador como lo promete. Algunos comentaristas indican que el libro presenta algunas nociones de valor. Puede que sí, pero estos valores rescatables vienen hundidos en un mar de falsedades. No recomendamos la obra en absoluto”. [2]

Parece que a Rick Warren no le molesta que William Paul Young niegue la doctrina de la Trinidad, la expiación sustitutiva de Cristo en la cruz y el juicio final donde unos irán a la vida eterna y otros a la condenación eterna (Young enseña la doctrina del Universalismo – en el final todos serán salvos). Para Rick Warren la doctrina no interesa. Lo que importa es si algo toca sus emociones, si lo mueve a risa o llanto, si se siente “transformado”. Eso es todo lo que cuenta.

También pienso que Warren promociona La Cabaña porque el autor comparte su rechazo del cristianismo bíblico tradicional. Paul Young no tiene empacho en confesar que nada de lo que aprendió en el seminario le sirvió en absoluto (p.83), su educación teológica no le sirvió de nada (p.57), las oraciones e himnos dominicales no le llenaban, y las “juntitas religiosas” no hacen ninguna diferencia real (p.57). Estos son sólo uno de los muchos ataques al cristianismo evangélico que el libro presenta.

Este ha sido un breve alerta a la comunidad evangélica, aunque usted a estas alturas ya no se debe sorprender de las andanzas de Rick Warren, quien se ha apartado definitivamente del camino angosto. La única sorpresa que podríamos recibir de parte de Warren sería que se arrepintiera públicamente y comenzara a predicar la Verdad. <>

Notas:

[1] http://www.purposedriven.com/article.do?method=articlePage&contentId=600001149

[2] http://iberoag.org/2009/02/07/un-analisis-del-libro-la-cabana/

Para leer el artículo “Un Análisis del Libro La Cabaña:

http://iberoag.org/2009/02/07/un-analisis-del-libro-la-cabana/

Rick Warren – Gran Mufti de U.S.A.

Rick Warren

Gran Mufti de U.S.A.

Por Pablo Santomauro

El Pastor Rick Warren nos tiene tan acostumbrados a sus baldazos de agua fría que ya los recibimos como si fueran gratas duchas de agua tibia. El más reciente shock en torno a su persona es la noticia de que Warren concertó su participación como orador en la Convención Anual de la Sociedad Islámica de Norte América (ISNA por sus siglas en inglés), a llevarse a cabo del 3 al 6 de Julio en Washington D.C.

ISNA es una organización musulmana de fachada moderada, pero que en realidad tiene sus raíces en la nefasta Hermandad Musulmana, un camaleón que cambia de colores según la ocasión. Según el momento histórico, las circunstancias y el grado de poder político que esgriman, la Hermandad puede pregonar paz y condenar la violencia, así como emplear la violencia ellos mismos, siendo su accionar en Egipto un claro ejemplo. Esta política es exactamente la que trasluce cuando observamos organizaciones como ISNA. Por un lado posan de moderadas o “reformistas” para tapar el ojo, y por el otro albergan en su seno los más radicales principios del Islam. De acuerdo con el experto en terrorismo Steven Emerson, ISNA “es un grupo radical bajo la apariencia de moderación. Organiza convenciones anuales donde la plataforma es usada para incitar a la violencia y promover el odio”[1]. Por ejemplo, Yusuf Al-Qaradhawi, simpatizante de Al Qaeda, ha sido uno de sus oradores. ISNA ha organizado colectas para financiar la defensa legal del líder de Hamás Mousa Marzook, ha condenado el embargo impuesto por el gobierno de los EEUU a las cuentas bancarias de Hamás y la Palestinian Islamic Jihad, y publica la revista Islamic Horizons, “donde seguido se proclama doctrina islámica militante”[2].

Un invitado frecuente a las convenciones de ISNA es Hamza Yusuf Hanson. En la convención de 1995 Hanson expresó:

“Los judíos nos quieren hacer creer que Dios ha jugado favoritos con esa pequeña tribu en el medio del desierto de Sinaí y que el resto de la humanidad es basura. Quiero decir que ésta es la doctrina básica de la religión judía y por ello es la religión más racista”.[3]

A partir del 11 de noviembre de 2001, al igual que otros radicales Hanson ha adoptado un disfraz de moderación, como corresponde al principio islámico llamado Taqiyya, la tarea sagrada de mentir por parte de los musulmanes acerca de las creencias, los métodos y los objetivos del Islam a los que no son musulmanes.

Taqiyya, en lenguaje honesto (sarcasmo de lado) se traduce como mala fe, engaño, enemistad con la verdad, promesas falsas, evasivas, falsa moderación y lágrimas de cocodrilo por las víctimas de los terroristas. Taqiyya elimina toda posibilidad de diálogo entre el Islam y otros sistemas de creencia. ¿La razón? El infiel (usted y yo) nunca sabremos si lo que nos dicen es la verdad o un paquete de mentiras.

En el Islam es perfectamente aceptable mentir y engañar al kafir(infiel) porque esta religión está en un estado permanente de guerra contra los no musulmanes y el engaño es una táctica legítima para ellos. La palabra o la promesa de un musulmán a unkafir no vale nada ante los ojos de Alá, es decir, no acarrea consecuencias si es quebrantada.

Taqiyya es un recurso muy usado por los líderes del Islam a nivel internacional en sus negociaciones con los gobiernos de occidente y en el plano local cuando los musulmanes son minoría en una nación. Este es el juego de ISNA y otras organizaciones musulmanas en los EEUU.

Ahora que ya sabemos la estrategia de ISNA para lograr avances en nuestra sociedad a nivel político, cultural y social, podemos preguntarnos con qué propósito Rick Warren se presta a participar en el evento próximo de ISNA como ya lo ha hecho en otros contextos también musulmanes. Todo está calculado meticulosamente.

¿Ha escuchado usted de la boca de Warren la necesidad por una “Segunda Reformación”? ¡Claro que sí! Esta designación es sinónima de  la Nueva Reforma Apostólica. Los líderes de este movimiento adhieren a la Teología del Dominio. Un aspecto clave de este pensamiento es la convicción de que la Biblia da a la iglesia el mandato de obtener dominio sobre las estructuras sociales, económicas y culturales de este mundo antes de que Cristo vuelva. Rick Warren promueve esta idea aunque en forma solapada. Su estrategia requiere una especie de red asociada entre iglesias, gobiernos y corporaciones a los efectos de crear un nuevo mundo en preparación para el retorno de Jesucristo. En otras palabras, es la iglesia la que debe establecer el reino físico de Dios en la tierra. La Teología del Dominio de Warren está hábilmente entretejida con una mercadotecnia cuyo objetivo es poner pie en los países con el supuesto propósito de llevar a cabo misiones compasivas.

A medida que pasa el tiempo, el mismo método puede ser llamado con diferentes nombres. El término de boga que usa Warren ahora es “Transformación”. Reitero, el objetivo es llegar a tomar control de las estructuras de este mundo para establecer la teocracia global. Sólo entonces retornará Cristo. A partir de esta idea es que Rick Warren y otros ministros postmodernistas han creado un nuevo paradigma para encarar la misión evangelística. El nuevo modelo ha dejado la palabra de Dios a un lado del camino y se enfoca en crear nuevas relaciones y amistades mediante los esfuerzos de hombres a través del Congreso para la Evangelización del Mundo, el Pacto de Lausana, y otros. Nada nuevo, la gente de la Nueva Reforma Apostólica con lunáticos como C. Peter Wagner, Cindy Jacobs y Luis Bush han venido trabajando en esa dirección por largo tiempo. A mis hermanos evangélicos que aun no han visto esto, les pido que se despierten porque se les escapa la tortuga.

Dos puntos finales. Primero, la Teología del Dominio es una aberración, por no decir herejía. La Biblia nunca enseña que un grupo selecto de apóstoles, profetas o gigantes espirituales conquistarán la tierra para establecer el reino de Dios. Por el contrario, las Escrituras nos hablan de un mundo que irá de mal en peor hasta que Cristo venga a instalar su reino físico y literal.

Segundo, es claro, en mi opinión, que cuando Warren participa en estos eventos es movido por su teología del Dominio. Por medio de la participación en simposios como estos piensa que va tejiendo la red de asociaciones con diferentes grupos y líderes necesaria para lograr la “transformación” del mundo.

En el análisis final tenemos aquí dos facciones, por un lado, la clásica hipocresía de los militantes del Islam obrando para implantar la ley islámica en todo el mundo, y por el otro, los dominionistas como Rick Warren  implementando su estrategia para llegar a la utopía de su imaginación. Lamentablemente, en el camino va dejando su integridad, y aun peor, pedazos del Evangelio. Oremos porque este hombre abra los ojos, renuncie a su arrogancia y su teología aberrante, y vuelva al verdadero evangelio de Cristo. Pienso que alguna vez lo conoció. <>

El debate divino

El debate divino

 

© Jon Meacham
Traducción de Newsweek Argentina y Fernando G. Toledo

 

Rick Warren tiene el tamaño de un oso, una voz retumbante y un encanto natural. Sam Harris es compacto, reservado y, a pesar del tono polémico de sus libros, amigable y suave. Warren, uno de los pastores más conocidos del mundo, comenzó en Saddleback en 1980; en la actualidad, 25.000 personas asisten a su iglesia todos los domingos. Harris tiene una voz más suave; para expresarse utiliza extensos párrafos, completos y repletos de datos, como corresponde a un doctor en neurociencias. Tras la reciente invitación de Newsweek,se reunieron en la oficina de Warren y charlaron, en su mayor parte de modo amigable, durante cuatro horas. Éstos son algunos extractos.

Jon Meacham: Rick, por el hecho de que estás jugando de local, comenzaremos con Sam. Sam, ¿existe un Dios en el sentido en que lo cree la mayor parte de los estadounidenses?

Sam Harris: No ha ninguna evidencia de tal Dios, y vale la pena destacar que todos nosotros somos ateos con respecto a Zeus y los miles de otros dioses a los cuales nadie rinde culto acualmente.

Rick, ¿qué pruebas hay de la existencia del Dios de Abraham?

Rick Warren: Veo las huellas de Dios en todas partes. Las veo en la cultura, en el derecho, la literatura, la naturaleza, en mi propia vida. Intentar entender de dónde vino Dios es como si una hormiga intentase entender cómo funciona internet. Hasta el más brillante de los científicos reconoce que solo sabemos un pequeño porcentaje del conocimiento del universo.

Harris: Todo científico debe aceptar que no comprendemos el universo en su totalidad. Pero ni la Biblia ni el Corán representan nuestra mejor comprensión del universo. Eso está más que claro.

Warren: Para usted.

Harris: Hay tanto sobre nosotros que no está en la Biblia… Todas las ciencias específicas, desde la cosmología hasta la psicología y la economía, han superado y reemplazado lo que la Biblia nos presenta como verdades de nuestro mundo.

Sam, ¿los cristianos a los que está dirigido su libro [Letter to a Christian Nation] deben creer que Dios escribió la Biblia y que ésta constituye una verdad literal?

Harris: Bueno, claramente hay un espectro de confianza en el texto. Quiero decir, está la parte de «esto es literalmente verdad, no interpretamos nada ni siquiera en sentido figurado», y luego la parte de «simplemente este es el mejor libro que tenemos, escrito por las personas más inteligentes que hayan vivido, y es válido organizar nuestras vidas a su alrededor excluyendo otros libros». Sea como sea, tengo un problema, porque para mí la Biblia y el Corán no son má sque libros, escritos por seres humanos. Hay partes de la Biblia que me parecen absolutamente brillantes y sin igual poético, y otras partes son extractos del más puro barbarismo, y aun así profesan establecer una moralidad divina, ¿por dónde empezar? En cuanto a algunos hechos que se relatan en Levítico, Deuteronomio, Éxodo, 1 y 2 Reyes y 2 Samuel, la mitad de los reyes y profetas de Israel sería enjuiciada en La Haya por crímenes de lesa humanidad si esos actos se realizaran en nuestros tiempos.

[A Warren] ¿La Biblia es infalible?

Warren: Creo que es falible en aquello que dice serlo. La Biblia no dice ser un libro científico en muchos aspectos.

¿Usted cree que la Creación ocurrió del modo en el que se la describe en Génesis?

Warren: Si lo que me pregunta es si creo en la evolución, la respuesta es «no». Creo que Dios, en un determinado momento, creó al hombre.

Harris: Estoy haciendo un doctorado en neurociencia; frecuento mucha literatura sobre biología evolutiva. Y el punto central es que la evolución por selección natural es una mutación genética aleatoria que se desarrolla durante millones de años en el contexto de presiones ambientales que seleccionan al más apto.

Warren: ¿Quién selecciona?

Harris: El medio ambiente. No hace falta invocar a un diseñador inteligente para explicar la complejidad que percibimos.

Warren: Sam hace que toda clase de afirmaciones basándose en sus presupuestos. Estoy llevado a admitir mis presupuestos: hay pistas de Dios. Hablo con Dios todos los días. Y él me habla a mí.

Harris: ¿Qué significa eso realmente?

Warren: Una de las mayores evidencias de Dios son las plegarias atendidas. Tengo un amigo, canadiense, con un problema de inmigración. Él vive como internado en su templo, y entonces yo dije: «Dios, necesito que me ayudes con esto», cuando salía dar mi paeso matinal. Mientras caminaba, me encuentro con una mujer que me dice: «Soy abogada en temas de inmigración; estaría feliz en tomar este caso». Ahora bien, si esto hubiera sucedido una sola vez en mi vida diría «es una coincidencia». Si sucede miles de veces, no es una coincidencia.

Debe de haber habido veces en su ministerio en que usted haya orado por alguien que necesitara curarse y no lo haya hecho, digamos, una niña con cáncer.

Warren: Oh, absolutamente.

Entonces, analícelo. Dios le manda una abogada de inmigración, pero Dios mata a una niñita.

Warren: Bueno, creo en la bondad de Dios, y creo que él lo sabe mejor que yo. Dios a veces dice que sí, Dios a veces dice no y Dios a veces dice espera. He aprendido la diferencia entre no y todavía no. La cuestión aquí realmente viene a rendirse. Un montón de ateos se esconden detrás del racionalismo; cuando comienzas probando, te encuentras con que sus reacciones son bastante emocionales. De hecho, jamás he conocido a un ateo que no estuviese enojado.

Harris: Déjame ser el primero.

Warren: Creo que en tus libros te mostrás bastante enfadado.

Harris: Puedo mostrarme más impaciente que enojado. Déjame responderte a esta noción de plegarias atendidas, porque es error típido, usar una frase estadística. Sabemos que los seres humanos son tienen un terrible sentido de la probabilidad. Hay muchas cosas que creemos que confirman nuestros prejuicios sobre el mundo, y prestamos atención a los datos que nos los confirman, pero no a los que los contradicen. Podrías probar para satisfacción de todo científico que la plegaria intercesora funciona si preparas un experimento sencillo. Pon a 1.000 millones de cristianos a rezar por un solo amputado. Déjalos pedirle a Dios que regenere el miembro perdido. Esto sucede a diario con las salamandras, se supone que sin plegarias de por medio; esto está entre las capacidades de Dios. [Warren se ríe]. Encuentro interesante que la genet de fe sólo tienda a rezar por condiciones que están autolimitadas.

Warren: Eso es una tergiversación.

Harris: Pero volvamos a la Biblia. ¿Usted cree que Jesús es el hijo de Dios porque cree que los Evangelios son un recuento válido de los milagros de Jesús?

Warren: Ésa es una de las razones.

Harris: Bien, igualmente sabrá que otras religiones del mundo también tienen en su literatura milagros igual de sorprendentes que los de Jesús, inclusive contemporáneos. Por ejemplo, millones de personas creen que Sathya Sai Baba nacio de una virgen, que ha resucitado muertos y que materializa objetos. Hasta se pueden ver algunos de sus milagros en YouTube. Como cristiano, puede decir que sus historias de milagros no son interesantes, que no merecen atención, pero si se las sitúa dentro del contexto religioso precientífico del imperio Romano del siglo I, de repente estos relatos se tornan particularmente convincentes.

Sam, ¿cuáles son las fuentes seculares de un código moral aceptable?

Harris: Bueno, no creo que los libros religiosos sean la fuente. Recurrimos a la Bilbia y somos los jueces de lo que es bueno. Consideramos que la regla de oro es la gran purificación de impulsos éticos, pero la regla de oro no es privativa de la Biblia o Jesús; está presente en muchas, muchas culturas… inclusive se evidencia de cierto modo en algunos primates no humanos. Bajo ningún concepto soy relativista moral. Creo que es muy común que las personas religiosas crean que ser ateo significa ser relativista moral. Considero que existe de modo absoluto lo correcto y lo equivocado. Creo que el asesinato por honor, por ejemplo, es sin lugar a dudas equivocado: puedes usar la palabra malo. Una sociedad que mata mujeres y chicas por indiscreción sexual, incluso si la indiscreción es haber sido violada, es una sociedad que ha asesinado la compasión, que está incapacitada para enseñar a los hombres a valorar a las mujerse y ha erradicado la empatía. La empatía y la compasión son nuestros impulsos morales básicos, y podemos incluso enseñar la regla de oro sin mentirnos a nosotros mismos o a nuestros hijos acerca del origen de ciertos libros o del nacimiento virginal de ciertas personas.

 

Warren: ¿No cree que los ateos son dogmáticos?

Harris: No.

Warren: Lo siento, no estoy de acuerdo. Usted es considerablemente dogmático.

Harris: Bien, me alegra que haya sacado a relucir mis dogmas, pero primero déjeme hablar de Stalin. Los campos de exterminio y el gulag no fueron producto de que la gente no quisiera creer cosas sobre pruebas suficientes, ni de pedirles argumentos a favor de sus creencias contrarias. Hay personas que estrellan aviones contra nuestros edificios porque tienen resentimientos teológicos contra Occidente. Veo que los crsitianos hacen cosas terrible explícitamente por motivos religiosos, por ejemplo, no financiar las investigaciones de células madre. El motivo siempre es de vital importancia para mí. Ninguna sociedad en la historia de la humanidad ha sufrido por ser razonable en exceso.

Warren: Estamos de acuerdo. Pero para mí el cristianismo salvó a la razón. No tendríamos la Declaración de Derechos si no fuera por el cristianismo.

Harris: Ciertamente, esas es una declaración un tanto discutible. La idea de que de cierto modo derivamos nuestra moralidad de la tradición judeocristiana es mala historia y mala ciencia.

Warren: ¿De dónde se obtiene la moralidad? Si no existe Dios, si simplemente soy un barro complejo, entonces la verdad es que ni su vida ni la mía importan.

Harris: Eso es una caricatura absoluta de…

Warren: No, déjeme terminar. Yo lo dejo a usted caricaturizar el cristianismo. Si la vida es producto de un azar aleatorio, entonces nada importa y no existe la moralidad, es la supervivencia del más apto. Si la supervivencia del más apto significa tener que matarlo para sobrevivir, que así sea. Durante años los ateos han dicho que Dios no existe, pero quieren vivir como si Dios existiera. Quieren vivir como si su vida tuviera significado.

Harris: Nuestra moralidad, el sentido que le encontramos a la vida, es una experiencia vivida que, creo, tiene un componente espiritual. Creo que se puede transformar radicalmente nuestra experiencia del mundo para mejorarla, del mismo modo en que lo presenciaron personas como Jesús o Buda. Hay sabiduría en nuestra literatura espiritual y contemplativa, y me interesa comprenderla. Creo que la meditación y la oración nos afectan de un modo positivo. El interrogante es: ¿qué se puede creer razonablemente sobre la base de esas transformaciones?

Warren: No admite entonces que es su experiencia, y no la racionalidad, lo que lo hace ateo.

Harris: ¿Qué parte de su expriencia hace que usted sea alguien que no es musulmán? Imagino que no estará todas las noches cavilando sobre cómo convertirse al islamismo. Y si no lo hace, es porque cuando los musulmanes dicen «tenemos un libro que es la palabra perfecta del creador del universo, que es el Corán, y que fue dictado a Mahoma en su cueva por el Arcángel Gabriel», usted ve una diversidad de declaraciones y arrogaciones que no están sostenidas por pruebas suficientes. Si las pruebas fueran suficientes, usted estaría obligado a ser musulmán.

Warren: Exacto, eso es correcto.

Harris: Entonces usted y yo mantenemos una postura de ateísmo con respecto al islamismo.

Warren: Ambos tenemos una relación de fe. Usted tiene fe en que Dios no existe. En 1974 pasé casi un año en Japón estudiando todeas las religiones del mundo. Básicamente, todas las religiones apuntan a la verdad. Buda hizo una famosa declaración en sus últimos días: «continúo buscando la verdad». Mahoma dijo: «soy el profeta de la verdad». Los Vedas dicen: «la verdad es esquiva como una mariposa, hay que buscarla». Luego apareció Jesucristo y dijo: «yo soy la verdad». De repente, hay que tomar una decisión.

Harris: Muchos, muchos otros profetas y gurúes han dicho eso.

Warren: La diferencia es que Jesús dice: «Soy el único camino a Dios. Soy el camino al Padre». Puede estar mintiendo como no.

Sam, ¿Rick es intelectualmente deshonesto?

Harris: Francamente, es intelectualmente deshonesto declarar que se está seguro de que Jesús nació de una virgen.

Warren: Digo que acepto eso a través de la fe. Y creo que es intelectualmente deshonesto que usted diga que tiene pruebas de que no fue así. ¿Sabe cuál es la diferencia entre usted y yo? Yo estoy abierto a la posibilidad de equivocarme, y usted no.

Harris: De ningún modo, claro que contemplo esa posibilidad.

Warren: ¿Es decir que contempla la posibilidad de estar equivocado sobre Jesús?

Harris: Y sobre Zeus, claro que sí.

Warren: ¿Y qué está haciendo para estudiar esos temas?

Harris: Considero que las probabilidades de ese evento son tan bajas que…

Warren: ¿Bajas probabilidades?, ¿y qué hay del 96% de los creyentes que hay en el mundo? ¿Son todos idiotas?

Harris: Hay una alta probabilidad de que la mayor parte de la gente se equivoque, como se equivoca gran parte de los estadounidenses, que considera que la evolución no ocurrió.

Warren: Esa declaración es arrogante.

Harris: Es una declaración honesta.

Warren: ¿Por qué el ateísmo no es más atractivo si supuestamente es el más honesto desde el punto de vista intelectual?

Harris: Honestamente, nuestra campaña de relaciones públicas es muy mala.

Warren: [Risas]. No es cuestión de relaciones públicas.

Sam, lo único que yo encuentro verdaderamente problemático en tus argumentos es que yo soy, para citar El fin de la fe, de una «obscenidad absurda» cuando llevo a mis hijos a la Iglesia. Eso es lenguaje fuerte, y no sirve precisamente para animar el diálogo.

Harris: En cierto modo, la estridencia de mis escritos es un esfuerzo por llamar la atención de la gente. Pero puedo defender con honestidad esa estridencia porque creo que la situación que vivimos es urgente. Estoy aterrorizado por lo que significa para mí el embotellamiento por el que está atravesando la civilización. Por un lado tenemos la quebrantadora tecnología del siglo XXI que prolifera, y por el otro tenemos la superstición del siglo I. Una civilización va a atravesar por este embotellamiento más o menos intacta o no va a hacerlo. Y quizás suene a miedo grandilocuente, pero es el fin de la civilización. En numerosas ocasiones, algunas generaciones han atestiguado la ruina de todo lo que sus ancestros han construido. Lo que me da especial terror sobre el pensamiento religioso es la esperanza de que muchas de esas culturas están obligadas a terminarse basándose en la profecía y que su final va a ser glorioso.

¿Cómo funcionaría el mundo ideal, según lo ve Sam Harris?

Harris: En este momento, debemos cambiar las reglas para hablar sobre Dios y la experiencia y la ética espiritual. Yo no niego que eso exista. Se puede tener espiritualidad.Uno puede meditar en una cueva y transformarse, y luego podemos hablar sobre por qué ocurrió eso y cómo se puede replicar. Quizás hata queramos, por motivos perfectamente racionales, decir que deseamos un Sabbath en este país, un Sabbath genuino. Démonos cuenta de que hay poder en la contemplación del misterio del universo, y en recordarse a uno mismo cuánto uno ama a los más allegados, y cuánto más uno podría amar a las personas que aún no ha conocido. No hay nada que se deba creer sobre la base de las pruebas insuficientes para poder considerar esa posibilidad.

Warren: Sam, ¿cree que los seres humanos tienen un espíritu?

Harris: Hay muchos motivos para no creer en un concepto ingenuo de un alma que flota y sale del cerebro al morir para viajar a otro lado. Pero no lo sé.

Warren: ¿Se puede tener espiritualidad sin espíritu?

Harris: Uno se puede sentir uno con el universo.

Warren: Bueno, ¿entonces por qué no puede ir más allá? Porque en este momento está hablando de cosas extremadamente no racionales.

Harris: No hay nada irracional al respecto. Se puede cerrar los ojos y meditar, y perder la sensación del cuerpo físico, por completo. Muchas personas sacan de esa experiencia la conclusión metafísica de «soy sólo espíritu, y puedo trascender mi cuerpo». Esa no es la única conclusión que se puede sacar de esa experiencia, y no me parece que sea la más acertada.

Warren: Usted es más espiritual de lo que cree. Es solo que no quiere tener jefe. No quiere un Dios que le diga qué hacer.

Harris: No quiero fingir tener certeza de nada de lo que no la tenga.

Rick, ¿algo que agregar?

Warren: Creo tanto en la razón como en la fe. Cuanto más aprendemos sobre Dios, más entendemos cuán magnífico es este universo. No es algo contradictorio. Cuando contemplo la historia no concuerdo con Sam: el cristianismo ha generado muchas más cosas buenas que malas. El altruismo es el resultado de saber que hay algo más que esta vida, que existe un Dios soberano, que yo no soy Dios. Tanto Sam como yo estamos apostando. Él apuesta su vida a que tiene razón. Yo apuesto la mía a que Jesús no era un mentiroso. Cuando muramos, si él tiene razón, yo no habré perdido nada. Si yo tengo razón, él habrá perdido todo. No estoy dispuesto a hacer esa apuesta.

http://razonatea.blogspot.com/2007/05/el-debate-divino.html

Anteriores Entradas antiguas