Abuso de Niños en la Iglesia Protestante.

No, esto no se trata de pedofilia, sino de un abuso mucho más común.

Richard Dawkins dice que así como es ridículo hablar de niños keynesianos versus niños monetaristas, (teorías económicas,) es igual de ridículo pensar que los niños son suficientemente maduros para escoger entre religiones, ser Cristiano, Budista o Musulmán.

Yo diría lo mismo sobre niños Pre-Milenialistas o Post-Milenialistas, niños Calvinistas o Arminianos.

“No podés ganarte la aprobación de Dios. Has pecado, así que te vas a ir al INFIERNO. Si querés ir al cielo, tenés que aceptar a Jesús como tu único y suficiente salvador.”

Me acuerdo recibir esa “oferta” a los 7 años en el Campamento Roblealto. Pasábamos tamaño rato cantando himnos y coritos, alrededor de la fogata, (“Quédate Señor en cada corazón.”) nos contaban una historia de alguna persona que andaba perdida, que vio la luz, aceptó al Señor, y todo terminó bien.

Era un ambiente cargado emocionalmente. La invitación a aceptar al Señor era presentada por adultos que claramente impartían su aprobación a los que levantáramos nuestra mano. Nosotros, lejos de nuestras familias necesitábamos la aprobación de esos adultos. Peor, era un asunto de seguridad: “Si Cristo viene hoy en la noche, nosotros iremos al cielo, pero vos estarás solo, en esta cabina que no tiene luz. Era una oferta que no podíamos reusar.

Esto es abuso infantil.

Acusar a un niño de ser malo por algo que otra persona hizo es injusto. Pero es una de las bases fundamentales del Calvinismo: El concepto de Depravación Total.

Esto es abuso infantil.

“Dejad a los niños venir a mí,” dijo Jesús, “porque de los tales es el Reino de los Cielos.” Obviamente Jesús veía la pureza de fe de la niñez.

¿A qué edad dejamos de ser dueños del Reino?

En el libro “Cuando cosas malas le pasan a gente buena” el rabino Harold Kushner cuenta la historia de un niño que está desconsolado después de que el doctor le recetó anteojos. Al tratar de consolarlo, los padres averiguan que la semana anterior, se había encontrado unas revistas pornográficas en un basurero. El niño estaba seguro que Dios lo estaba castigando.

Yo me sentía así constantemente.

Si tuviéramos la fe del tamaño de una semilla de mostaza, podríamos mover montañas. ¿Qué fe más grande y pura que la fe de un niño? Pero mis oraciones no eran contestadas. Debe de haber sido culpa mía. Dios podía ver en mi corazón, y me estaba ignorando a propósito.

Mi vida se convirtió en un infierno, siempre orientada hacia el “qué dirán.” Tenía que ser el buen hijo, el buen niño, el buen testimonio.

Me bauticé a los 12. Pero el bautismo no cambió nada. Más bien me sentí peor.

La biblia dice que Dios no nos mandará tentaciones más grandes de las que podamos soportar. Cada vez que caía en alguna tentación, me sentía peor. (Y Dios me estaba viendo.)

Mi niñez, que debiera haber sido un tiempo de feliz inocencia, fue convertida en una inquisición constante.

Fui abusado cuando niño, por la gente que yo quería, respetaba y necesitaba más. Fui entrenado por ellos a continuar este abuso hacia mí mismo, y peor, hacia mi propio hijo. Todavía está pasando.

Este es el abuso que aun hoy estoy tratando de parar.

¿Seré sólo yo? ¿Es ésta una visión trastornada de la realidad que sólo yo he vivido? ¿Necesito más bien internarme en el Asilo Chapuí, con un diagnóstico de esquizofrenia?

¿Cómo le hablo a mi hijo sobre Dios?

¿Cómo le levanto su autoestima a la vez que le hablo de un Dios Amante y Justo? ¿Cómo lo preparo para que sobreviva las creencias de tantos en mi familia que creen que el estilo fundamentalista de Religión es la única forma de llegar a Dios? (Dios es más bien el que nos llega, a como le dé Su regalada gana.)

Todavía tengo problemas oyendo lo que Dios me quiere decir por medio de iglesias fundamentalistas. Afortunadamente, no importa adonde o cómo. Si yo escucho, Dios me habla. Y cuando yo hablo, Dios me oye.

Esto, por lo menos, le puedo pasar a mijo.

Mi nombre es Ricardo, Dios me ama, tal como soy.

visto aca

La agenda Gay trata de cambiar el significado de las Escrituras

Todos debemos de hacer lo posible para que nuestra interpretación bíblica sea fiel al contexto e intención del Espíritu Santo al inspirar al escritor a escribir el texto que tenemos por delante.

Carlos Osma, escritor en Lupa Protestante, siempre escribe, sin excepción hasta ahora, desde su cosmovisión homosexual. Aunque no se puede negar que todos interpretamos el texto bíblico desde nuestra perspectiva, yo por ejemplo soy emigrante latinoamericano por lo tanto siempre corro el riesgo de escribir bajo esa prisma, existe la responsabilidad de dar un trato balanceado y fiel al texto que deseamos tocar.

Osma, por lo visto, es incapaz o indispuesto a seguir el texto, sino que lo convierte a lo que el quiere, una apología al homosexualismo. Pareciera mas bien que lo que dijo Lucas que todas las escrituras apuntan a Jesús, Lucas 24:27, se le aplicaría al homosexualismo, pues todo texto en la cosmovisión de Osma habla del homosexualismo.

Osma escribe un articulo basado en Lucas 13:10-17. El error exegético de Osma es aparente cuando dice que Lucas esta representando su cosmovisión patriarcal en el texto. Esto es totalmente erróneo. En Lucas, encontramos la representación mas positiva de los pobres, niños y mujeres que en los otros evangelios. Pero Osma tiene una agenda, y pretende cambiar, o reconstruir el texto para que este sirva a su apología homosexual.

Osma dice lo siguiente, “Las mujeres con cuerpos no normativos serán marginadas aún más, por no cumplir las normas de género que la cultura patriarcal quiere imponer” . Esto, no cabe duda, es un asalto a lo que Deut. 22:5 nos dice, que el mismo cita. Curiosamente, se lo atribuye a la sociedad patriarcal, y no a la inspiración divina. El error radica que Deut. 22:5 se refiere hacia las vestimentas tranversistas que los cananeos usaban para sus cultos a sus dioses, que incluían orgías. Osma no aceptaría tal cosa tan abiertamente, pero es algo que se sabe que se da mucho en la comunidad homosexual. Estas normas no son impuestas por una cultura patriarcal. Están plasmadas en la Palabra de Dios, y si Osma cree que sabe mas que Dios, pues no va a ser el primero que cree tal cosa, que tendrá un fin no tan agradable.

El error de la homo-lectura de la Escritura por parte de Osma llega a su apogeo en lo siguiente que el escribe:”Ya Jesús había rechazado anteriormente esta reducción cuando una mujer le gritó: “¡Dichosa la mujer que te dio a luz y te crió!(6)”. Parece un grito de alabanza, pero Jesús se percató de la opresión que llevaba implícito. Aquello a lo que la sociedad obligaba, o la decisión personal que una mujer puede realizar libremente en la actualidad, no debe ser confundido con su fin último: “¡Dichosos más bien los que escuchan el mensaje de Dios y le obedecen!(7)”.  El seguimiento de Dios es lo primero, y ese seguimiento sólo es posible cuando la propia mujer tiene control sobre su cuerpo. Aquel que Dios le ha llamado a respetar.”

Primero, lo dicho por la mujer (por cierto, tampoco su nombre se menciona, cosa que Osma no se percata, y destruye por completo sus comentarios sobre este acto hacia la mujer protagonista de su articulo) no quiere decir lo que Osma quiere que diga, que fue algo que era opresivo. Lejos de ello, un dicho similar se encuentran en manuscritos de la época, cf. Pesiq 149ª, Hag. 49b, etc. También, la fraseología es muy similar a lo que se le dice a María en Lucas 1:45; 14:15. Lo que quiere decir el dicho es “Feliz es la mujer que tiene tal hijo”, o en el caso de esta mujer “Si tan solo yo tuviera tal hijo”. De ahí la respuesta por Jesús, de que la verdadera bendición proviene no de ser la madre del Mesías, pero de hacer y poner en obra la palabra de Dios.

Como podemos ver, una homo-lectura de la Biblia tiene que destruir la intención y estructura del texto, para poder promover su agenda.

Osma no tiene otra alternativa que hacer caso a lo que Jesús le dice a el en este texto, que tiene que hacer caso aquello que el ha catalogado como cultura patriarcal, pero que Dios ha catalogado como su santa palabra.

Si tan solo Osma hiciera caso de lo dicho por Jesús, el tuviera vida eterna, como también, la forma de salir de el pecado que le nubla su lectura bíblica.

Guardémonos de aquellos que hacen una homo-lectura de la Biblia, y mantengámonos firmes de no caer ante la cultura pro-homosexual, que tan contraria es a las Escrituras.

Luis Alberto Jovel

Fracaso Eclesiástico

Qué otras tonterías podrá inventar el hombre para desobedecer a Dios y callar su conciencia? O podríamos plantear la pregunta de otra manera: Qué otra estrategia tendrá Satanás bajo su manga con el fin de engañar a las personas para que no vean las riquezas de Jesucristo? Pues, este es un buen ejemplo de ello. Se llama la Iglesia Masculina (Man’s Church). Es un fracaso eclesiástico que se describe de la siguiente manera,

La Iglesia Masculina es la iglesia de la manera en que un hombre espera que sea hecha. No hay cantos, sermones cortos, tiempo para conversar con otros hombres, sin mujeres presentes, y café y donas. Esa es la manera en la que los hombres desean hacer iglesia. Los temas de discusión tendrán un enfoque masculino definido-ser el mejor esposo posible, padre, empleado, líder-ser un hombre real. De hecho, cada aspecto de la Iglesia Masculina está enfocado para hombres-no como otras iglesias que usted ha visto. Esta no es la iglesia de tu mama!”

Sólo me pregunto: Es esta la iglesia a la que asistiría Moisés? O David? O Abraham? O Pablo y el resto de los apóstoles? Seguramente para los que idearon esta estupidez estos hombres de Dios no eran suficientemente hombres. Algo en que pensar.

sujetosalaroca.org

Teologia de Finney parte 7 – La recuperación de la Majestad de Dios en la Salvación

Teologia de Finney parte 7

La majestad de Dios como atributo del  caracter Santo de Dios

majestad (alto, grandeza, honor)

Hadar   (13/29)

  • (1 de Crónicas 16:27) 27 Gloria y esplendor hay delante de él; poder y alegría hay en su morada.
  • (Salmos 29:4) 4 Voz de Yaveh con poder; voz de Yaveh con gloria .
  • (Salmos 45:4) 4 En tu majestad cabalga y triunfa por causa de la verdad, de la humildad y de la justicia. Tu mano derecha te mostrará cosas asombrosas.
  • (Salmos 90:16) 16 Sea manifestada tu obra a tus siervos, y tu esplendor sobre sus hijos.
  • (Salmos 145:5) 5 Hablarán del esplendor de tu gloriosa majestad , y meditaré en tus maravillas.
  • (Salmos 145:12) 12 para anunciar tus proezas a los hijos del hombre; y la gloria del majestuoso esplendor de tu reino.
  • (Isaías 2:10) 10 Métete en la roca; escóndete en el polvo ante la temible presencia de Yaveh y ante el esplendor de su majestad .
  • (Isaías 2:19) 19 Los hombres se meterán en las cavernas de las peñas y en las aberturas de la tierra, a causa de la temible presencia de Yaveh y del esplendor de su majestad, cuando se levante para hacer temblar la tierra.
  • (Isaías 2:21) 21 a fin de meterse en las grietas de las rocas y en las hendiduras de las peñas, a causa de la temible presencia de Yaveh y del esplendor de su majestad, cuando Yaveh se levante para hacer temblar la tierra.
  • (Isaías 35:2) 2 Florecerá profusamente; se regocijará en gran manera, y cantará con júbilo. Le será dada la gloria del Líbano, la majestad del Carmelo y de Sarón. Ellos verán la gloria de Yaveh, la majestad de nuestro Dios.
  • (Isaías 53:2) 2 Subió como un retoño delante de él, y como una raíz de tierra seca. No hay parecer en él, ni hermosura; lo vimos, pero no tenía atractivo como para que lo deseáramos.
  • (Isaías 63:1) 1 –¿Quién es éste que viene de Edom, de Bosra, vestido con vestiduras brillantes? ¿Quién es éste de ropa esplendorosa, que marcha en la grandeza de su poder? – Soy yo, que hablo en justicia, grande para salvar.
  • (Miqueas 2:9) 9 A las mujeres de mi pueblo echáis fuera de las casas de sus delicias, y a sus niños despojáis de mi gloria para siempre.

Hod   (13/24)

  • (1 de Crónicas 16:27) 27 Gloria y esplendor hay delante de él; poder y alegría hay en su morada.
  • (1 de Crónicas 29:11) 11 Tuyos son, oh Yaveh, la grandeza, el poder, la gloria, el esplendor y la majestad; porque tuyas son todas las cosas que están en los cielos y en la tierra. Tuyo es el reino, oh Yaveh, y tú te enalteces como cabeza sobre todo.
  • (Job 37:22) 22 Del norte viene un dorado esplendor; alrededor de Dios hay una temible majestad.
  • (Job 40:10) 10 Adórnate, pues, de majestad y alteza; vístete de gloria y esplendor.
  • (Salmos 8:1) 1 Oh Yaveh, Señor nuestro, ¡cuán majestuoso es tu nombre en toda la tierra! Has puesto tu gloria sobre los cielos.
  • (Salmos 45:3) 3 Ciñe tu espada sobre tu muslo, oh valiente, en tu gloria y majestad.
  • (Salmos 96:6) 6 Gloria y esplendor hay delante de él; poder y hermosura hay en su santuario.
  • (Salmos 104:1) 1 ¡Bendice, alma mía, a Yaveh! Yaveh, Dios mío, ¡qué grande eres! Te has vestido de gloria y de esplendor.
  • (Salmos 145:5) 5 Hablarán del esplendor de tu gloriosa majestad , y meditaré en tus maravillas.
  • (Salmos 148:13) 13 Alaben el nombre de Yaveh, porque sólo su nombre es sublime; su majestad es sobre tierra y cielos.
  • (Isaías 30:30) 30 Entonces Yaveh hará oír la majestad de su voz, y dejará ver el descenso de su brazo con furor de ira y con llama de fuego consumidor, con lluvia violenta, torrente y piedras de granizo.
  • (Habacuc 3:3) 3 Dios viene desde Temán; y el Santo, de los montes de Parán. (Selah). Su esplendor cubre los cielos, y la tierra se llena de su alabanza.
  • (Zacarías 6:13) 13 El edificará el templo de Yaveh. Tendrá gloria, se sentará en su trono y gobernará. Habrá un sacerdote junto a su trono, y habrá consejo de paz entre ambos.’ “

Alah   (2/800)

  • (Salmos 47:10) porque de Dios son las defensas de la tierra. ¡El es muy enaltecido!
  • (Salmos 97:9) 9 Porque tú, oh Yaveh, eres supremo sobre toda la tierra; eres muy enaltecido sobre todos los dioses.

Gaavah   (3/19)

  • (Deuteronomio 33:26) 26 “¡No hay como el Dios de Jesurún! El cabalga sobre los cielos en tu ayuda, y sobre las nubes en su majestad .
  • (Salmos 68:34) 34 ¡Reconoced el poderío de Dios! Sobre Israel sea su magnificencia, y su poder en los cielos.
  • (Isaías 13:3) 3 Yo he dado órdenes a mis consagrados; asimismo, he llamado a mis valientes, a los que se regocijan en mi triunfo, para que ejecuten mi ira. “

Gaon   (8/49)

  • (Éxodo 15:7) 7 Con la grandeza de tu poder has destruido a los que se opusieron a ti; desataste tu furor, y los consumió como a hojarasca.
  • (Job 37:4) 4 Después de él ruge el trueno; truena con su majestuosa voz. Cuando se oye su sonido, él no lo detiene.
  • (Job 40:10) 10 Adórnate, pues, de majestad y alteza; vístete de gloria y esplendor.
  • (Isaías 2:10) 10 Métete en la roca; escóndete en el polvo ante la temible presencia de Yaveh y ante el esplendor de su majestad .
  • (Isaías 2:19) 19 Los hombres se meterán en las cavernas de las peñas y en las aberturas de la tierra, a causa de la temible presencia de Yaveh y del esplendor de su majestad, cuando se levante para hacer temblar la tierra.
  • (Isaías 2:21) 21 a fin de meterse en las grietas de las rocas y en las hendiduras de las peñas, a causa de la temible presencia de Yaveh y del esplendor de su majestad, cuando Yaveh se levante para hacer temblar la tierra.
  • (Isaías 24:14) 14 Estos alzan su voz y cantan gozosos; a la majestad de Yaveh aclaman desde el occidente.
  • (Miqueas 5:4) 4 El se levantará y los apacentará con el poder de Yaveh, con la grandeza del nombre de Yaveh su Dios, y se establecerán, porque entonces será engrandecido hasta los fines de la tierra.

Geuth   (3/8)

  • (Salmos 93:1) 1 ¡Yaveh reina! Se ha vestido de magnificencia . Yaveh se ha vestido de poder y se ha ceñido. También afirmó el mundo, y no se moverá.
  • (Isaías 12:5) 5 ¡Cantad salmos a Yaveh, porque ha hecho cosas magníficas! Sea esto conocido en toda la tierra.
  • (Isaías 26:10) 10 Aunque se le tenga piedad al impío, no aprende justicia; en tierra de rectitud hace iniquidad y no considera la majestad de Yaveh.

Epouranios   (1/8)

  • (S. Mateo 18:35) 35 Así también hará con vosotros mi Padre celestial, si no perdonáis de corazón cada uno a su hermano.

Hupsoo   (2/20)

  • (Hechos de los Apóstoles 2:33) 33 Así que, exaltado por la diestra de Dios y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís.
  • (Hechos de los Apóstoles 5:31) 31 A éste, lo ha enaltecido Dios con su diestra como Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados.

Ouranios   (4/6)

  • (S. Mateo 6:14) 14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, vuestro Padre celestial también os perdonará a vosotros.
  • (S. Mateo 6:26) 26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No sois vosotros de mucho más valor que ellas?
  • (S. Mateo 6:32) 32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas, pero vuestro Padre celestail sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.
  • (S. Mateo 15:13) 13 Pero él respondió y dijo: –Toda planta que no plantó mi Padre celestial será desarraigada.

Megaleiotes   (1/3)

  • (2 de S. Pedro 1:16) 16 Porque os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo, no siguiendo fábulas artificiosas, sino porque fuimos testigos oculares de su majestad.

Megalosune   (3/3)

  • (A los Hebreos 1:3) 3 El es el resplandor de su gloria y la expresión exacta de su naturaleza, quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder. Y cuando había hecho la purificación de nuestros pecados, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas.
  • (A los Hebreos 8:1) 1 En resumen, lo que venimos diciendo es esto: Tenemos tal sumo sacerdote que se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los cielos,
  • (S. Judas 1:25) 25 al único Dios, nuestro Salvador por medio de Jesucristo nuestro Señor, sea la gloria, la majestad, el dominio y la autoridad desde antes de todos los siglos, ahora y por todos los siglos. Amén.

Time   (8/43)

  • (1 a Timoteo 1:17) 17 Por tanto, al Rey de los siglos, al inmortal, invisible y único Dios, sean la honra y la gloria por los siglos de los siglos. Amén.
  • (A los Hebreos 2:7) 7 Le has hecho por poco tiempo menor que los ángeles; le coronaste de gloria y de honra;
  • (Apocalipsis 4:11) 11 “Digno eres tú, oh Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria, la honra y el poder; porque tú has creado todas las cosas, y por tu voluntad tienen ser y fueron creadas.”
  • (Apocalipsis 5:12) 12 Y decían a gran voz: “Digno es el Cordero, que fue inmolado, de recibir el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza.”
  • (Apocalipsis 5:13) 13 Y oí a toda criatura que está en el cielo y sobre la tierra y debajo de la tierra y en el mar, y a todas las cosas que hay en ellos, diciendo: “Al que está sentado en el trono y al Cordero sean la bendición y la honra y la gloria y el poder por los siglos de los siglos.”
  • (Apocalipsis 7:12) 12 “¡Amén! La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. ¡Amén!”
  • (Apocalipsis 19:1) 1 Después de estas cosas, oí como la gran voz de una enorme multitud en el cielo, que decía: “¡Aleluya! La salvación y la honra y la gloria y el poder pertenecen a nuestro Dios.

La recuperación de la Majestad de Dios en la Salvación

Algo que Charles Finney creía que sabía bien era acerca de la majestad de Dios. Después de todo, el dios de Finney era “el gobernador moral”, un adherente severo de los estándares absolutos divinos que exigía obediencia absoluta de todas sus criaturas.

La gloriosa majestad de Dios se ve más claramente en su gracia extraordinaria. Él es un juez – y un juez perfectamente justo cuyos estándares son increíblemente puros. Sin embargo, no es un tirano distante enviando rayos al azar sobre la tierra. Es más bien un verdadero rey, aquel que gobierna y defiende a su pueblo, defensa  extendida a la salvación de su Pueblo, incluso cuando la salvación que significó la muerte dolorosa y vergonzosa de su propio Hijo.

En ninguna parte de toda la creación es la verdadera majestad de Dios más evidente que en su superintendencia del gran plan de salvación! pueblo cristiano debe mucho respeto hacia el evangelio como la mayor revelación de la grandeza de Dios.

Para citar uno de los más conocidos predicadores arminianos anteriores de Finney:

“Es todo el misterio! El inmortal muere, ¿quién puede explorar su extraño diseño?”

A lo largo de la historia los que han conocido el gran misterio del evangelio tiene que manejarse con un sentido de temor reverente – a sabiendas de que ellos hablan de las verdades demasiado maravilloso para la lengua humana.

Charles Finney no sabía nada de ese temor. Sus campañas fueron un espectáculo, su metodología de ajuste era para acompañar a una doctrina que carecía por completo de las maravillas de la gracia de Dios.

Cuando el verdadero evangelio de la gracia se unió junto con la metodología de circo de Charles Finney, algo estaba seguro de que se iba a perder. Tal vez la iglesia conserva el contorno desnudo de la verdad del evangelio, pero la rica textura de temor y reverencia ante el majestuoso Dios de la salvación se pierde inevitablemente.

Es por eso que ahora se esfuerzan los predicadores a superar a los comediantes. Es por eso que los servicios de adoración se han convertido en conciertos indiscernibles. Por eso aplaudo las congregaciones como las audiencias cuando se vean satisfechas de entretenimiento – y por qué a su vez en otros lugares cuando no lo son.

Es por eso que en el tiempo un hombre de talento cómico realmente podría llegar a la prominencia en los púlpitos de América con bromas sobre su propia etnia. Es por eso que él pensó que sería conveniente empezar a hacer chistes sobre otros grupos étnicos, y es por eso que no sólo las iglesias tuvo el descaro de que pueda en sus púlpitos, pero fue tan lejos como para reírse de él! Es inimaginable que alguien hubiera intentado tal cosa antes de Finney. Cualquier persona que no podría haber sido arrestado, y no sólo en Nueva Inglaterra. Todos los cristianos de todas las tendencias se habría horrorizado ante la falta de reverencia al manipular las verdades de nuestra magnífica, salvadora de Dios.

Charles Finney, quien no tenía un sólido conocimiento teológico de Dios, para engendrar una cultura de la iglesia de irreverencia. Tomó las generaciones de cristianos mal informados para permitir que la irreverencia a arrastrarse en iglesias verdaderas. La única respuesta es el pueblo de Dios a reflexionar en serio el mensaje de la salvación.

¿Has contemplado lo que significa que Cristo murió por los pecados? ¿Su corazón rato libre para pensar que sus pecados hizo su sacrificio necesario? ¿Hay días, sin importar cuánto tiempo ha sido un cristiano, cuando se piensa en el mensaje del evangelio y el eco las palabras de Wesley:

“¿Cómo puede ser que Tú, mi Dios debieras, morir por mí? ”

¿Tienes tiempo para sentarse en serio entre el pueblo de Dios y se preguntan estas cosas juntos? ¿Tiene un reverente silencio te ha pasado en la presencia de la palabra sagrada de Dios?

Si, como yo, usted tiene el gran honor de predicar este evangelio, ¿cómo la majestad de Dios, informe a su ministerio del púlpito? ¿Trabaja usted en un frenesí de comedia con el fin de cautivar a sus oyentes, o es usted mismo cautivado por una mayor verdad? ¿Es su hombre interior transfigurada por temor ante un Dios santo? ¿Buscas a pesar de sus inclinaciones pecaminosas propia para comunicar que la reverencia hacia Dios cuando usted maneja su verdad ante su pueblo? En resumen, es su predicación se caracteriza por la irreverencia crasa de Finney o por un sentido piadoso de humilde asombro ante el trono de un gran rey?

Dios le dijo a Moisés cuando le pidió ver su rostro

  • “No podrás ver mi rostro; porque no me verá hombre, y vivirá.” (Éx. 33:20)

Hoy, muchos tratan a Dios como a un buen colega cósmico.

El pastor Gordon MacDonald escribe:

«Los pecados más graves que he cometido se dieron en un momento en el que brevemente suspendí mi reverencia a Dios… silenciosa (y locamente) concluí que a Dios no Le importaba y que lo más probable es que no intervendría si yo me arriesgase a violar alguno de Sus mandamientos».

MacDonald dice que su propio amor por Dios se ha alejado de un modelo sentimental que jamás le satisfizo, acercándose hacia un modelo más como de padre/hijo. Está aprendiendo a reverenciar, obedecer y agradecer a Dios; a expresar el pesar apropiado por el pecado; a buscar la quietud en la que pueda escuchar el susurro de Dios. Busca una relación con Dios que vaya acorde con la profunda diferencia entre ambas partes.

CONOCIENDO LA MAJESTAD DE DIOS

Isaías,  el   Profeta    del   Siglo  VII   antes    de   Cristo,   tuvo   la Visión  de   la   Majestad   de    Dios,   que   transformó   su   vida. Jamás.   Isaías,  volvió   a   ser  el  mismo,  después  de  esa  Visión de  la  Majestad de Dios.
Si miramos cuidadosamente, esa  Visión  de  la Majestad  de  Dios, que tuvo Isaías, notaremos  que esta Majestad, está enmarcada en estas dos palabras:  amor y sacrificio.

El amor y el sacrificio. En Isaías 6: 1-3 dice:

  • “En el  año que murió  el  rey Uzías,  ví  yo  al  Señor sentado sobre un  trono   alto  y  sublime,  y   sus  faldas  llenaban  el  templo. Por  encima  de   él,  había  Serafines;  cada   uno  tenía   seis   alas; con   dos   cubría  su   rostro,  con   dos  cubrían   sus   pies,  y  con dos   volaban.  Y  el   uno   al  otro   daba   voces,  diciendo,  Santo, Santo,  Santo,   Jehová  de  los  ejércitos,  toda   la  tierra  está  llena de su gloria.”

Ustedes,   notarán    que    los   serafines,    esos   ángeles,   o   seres ángelicales,  que  sirven  en  el  Trono  de  Dios, están  ministrando, ante  la  Presencia  de  Dios.

Como hijos de Dios, podemos «acercarnos, pues, confiadamente al trono de la gracia» (Hebreos 4:16). Pero seamos siempre conscientes de la inestimable majestad de nuestro Padre.

Respetemos y reverenciemos la Majestad, la Gloria y la Santidad de Dios.

Fuente bibliografica consultada

La Abominación de Levítico

Pregunta: ¿Condena Dios claramente el homosexualismo en Levítico?
Respuesta: De primera entrada, pareciera que sí.

Pero antes de seguir, consideremos la receta, en Levítico 14, para purificarse después de curarse la lepra. (Cuando Jesús mandó a los leprosos recién curados al Templo, era a esto que los estaba mandando:)

Tráiganse dos palomas. El sacerdote mata las palomas, y rocía la sangre siete veces encima suyo. (Van a tener que ser palomas grandes.) Tiene que quedarse fuera de su tienda de campaña por siete días, rasurarse TODO su pelo, incluyendo barba, cejas y quien sabe que más… Después, tráiganse tres corderos sin mancha, (Clorox?) más chorreadas de sangre, hay que ponerse sangre en la oreja derecha, el pulgar de la mano derecha y el pulgar del pie derecho, y después aceite (Clover Brand?) en los mismos sitios.

Hay 24 capítulos llenos de este tipo de procedimientos y creencias, incluyendo cuando sacrificar arepas en vez de corderos. Hoy día, llamaríamos hechicería a este tipo de ceremonias. Esto se parece más a la Santería.

No sólo eso. Hay todo tipo de actividades condenadas en Levítico que hoy ignoramos completamente: reglas dietéticas, reglas higiénicas, no a préstamos con intereses, condena a muerte a hijos rebeldes, y mucho más. (No veo a nadie organizando una Marcha en Contra de los Mariscos.)

Tarde o temprano tenemos que decidir qué hacer con “La Ley.” Los Judíos fundamentalistas (Ortodoxos,) afirman que hay 613 mandamientos (Mitzvot) (Ver http://en.wikipedia.org/wiki/613_mitzvot) que ellos tratan de obedecer al pie de la letra. El resto de los judíos y los cristianos ignoramos la mayoría.

Esto se pone como el Cuarto de Tula cuando empezamos a revisar asuntos sexuales. Hoy rechazamos el incesto, el adulterio, la violación y el bestialismo. Pero la biblia condena las relaciones sexuales durante la menstruación, Se prohíben los matrimonios con personas no-judías, no se pueden nombrar los órganos sexuales, la desnudez y la masturbación son pecado, al igual que la planificación familiar. Según la biblia el semen y la regla lo hacen impuro a uno. (No veo mujeres faltando a la iglesia un domingo al mes, como Dios manda…) En la biblia se permitía la prostitución, la poligamia, el matrimonio levita, sexo con esclavas, el concubinato, el tratamiento de las mujeres como propiedad del hombre, y el matrimonio de niñas menores de edad. Aunque el Antiguo Testamento permite el divorcio, Jesús se pronunció en contra. Nadie parece notar que la sugerencia de Pablo de mantenerse célibes como lo ideal para todo cristiano va, también, totalmente contra la naturaleza. (Mucho de este párrafo es adaptado de un ensayo del Rev. Walter Wink @ http://www.melwhite.org/biblesays.html)

Pareciera que estamos de acuerdo con cuatro o cinco mandamientos sexuales mientras que rechazamos o ignoramos quince o dieciséis.

Y por fin, volvamos a Levítico 18:22 y 20:13. Aún los que han decidido obedecer estos versículos (pero no los otros,) no están dispuestos a matar a los que se echan con varones.

¡Ah no! He oído decir. Es que ahora vivimos por la gracia, así que no nos toca matar a nadie… (¿De dónde sacan eso?) He oído muchas razones para justificar aceptar una parte y no la otra del mismo versículo. A fin de cuentas son sólo excusas.

Si de veras vivimos por Gracia, no nos toca condenar a nadie más que a nosotros mismos.

Mi nombre es Ricardo, Dios me ama tal como soy.

Mi función es pregonar esta bendición, no fijarme en las debilidades del prójimo. Yo ya tengo suficientes para mi conversación sin cesar con Dios.

Traté de buscar la versión del Buena Vista Social Club, pero encontré esta versión que está buena, y de feria viene de Tierra Santa. (Tel Haviv. :) )

http://fundanon.wordpress.com/2010/07/18/la-abominacion-de-levitico/

¿Quien era Charles Finney? Parte 2

LOS PRIMEROS AÑOS

Poco después de su dramática conversión, Finney comenzó a estudiar bajo su pastor presbiteriano, George Gale. Éste lo animó a asistir al Seminario Princeton. Pero como no sentía gran respeto por la teología ni los teólogos, Finney escribió:

“Llana y plenamente les dije que no me sometería a la influencia bajo la que ellos habían estado”. [1]

En sus memorias, Gale lo recuerda de otra manera:

“Finney no asistió al seminario porque no pudo ser aceptado”. [2]

Por cualquiera razón, Finney no procuró hacerse de una educación teológica formal. Como resultado, su presbiterio lo puso bajo tutela de Gale y otro pastor. En 1823, Finney recibió licencia para predicar, y fue ordenado en 1824.

Durante este tiempo la Sociedad Misionera Femenil lo comisionó para que trabajara como evangelista en el laberinto de pueblos y aldeas en el noroeste de Nueva York. Allí Dios le concedió cierta medida de buen éxito.

En 1825, hubo un drástico cambio en su ministerio. Finney fue invitado a predicar en Utica, Nueva York. Utica quedaba cerca del recién escavado Canal Erie. Era una metrópolis del Oeste, en creciente desarrollo y de mucho movimiento. Durante dos años Finney predicó, con creciente efectividad, en Utica y las ciudades adyacentes de Rome y Syracuse.

Los métodos de Finney eran novedosos. No evangelizó como sus predecesores: Jonathan Edwards, George Whitefield, y Asahel Nettleton. [3]

Para tener conversiones, a propósito elevó el timbre emocional de las reuniones. Adoptó y popularizó la práctica metodista de llamar a los conversos a pasar al altar o sentarse en la silla del penitente para significar su decisión de seguir a Cristo. Para agotar a los oyentes y llevarlos a hacer una entrega, alargaba sus reuniones. A veces las reuniones duraban cuatro horas y más. Estas formas de manipulación no escaparon a los críticos.

Hoy sería acusado de “lavado de cerebro”, de manipulacion psicologica, de falta de ética. Pero he conocido muchos predicadores que tienen la misma estrategia errónea, solo porque les da “resultados”. Es una sociedad orientada a los resultados, este “pragmatismo finneyista” es una tentación a evitar.

PERO ESTAS ESTRATEGIAS NO ERAN LAS QUE NECESARIAMENTE ATRAÍAN A LOS INCONVERSOS A CRISTO.

Desde el otoño de 1830 hasta el verano de 1831, el ministerio de Finney llegó a su punto culminante en Rochester, Nueva York. El Espíritu de Dios estuvo con él en gran poder. Como Utica, Rochester era un centro comercial de mucho movimiento, cerca del recientemente terminado Canal Erie. Tal era la manifestación del poder de Dios en la obra de Finney que los comerciantes de todo el distrito muchas veces cerraban sus puertas para asistir a las reuniones. En sus giras de iglesia a iglesia, grandes multitudes seguían a Finney.

EL VERDADERO SECRETO ESTABA EN ESTO.
Su compañero de oración fue Abel Clary. Finney escribió:

«El señor Clary continuaba orando mientras yo proseguía y seguía haciéndolo hasta que no terminaba de predicar. Nunca se presentó en público pero se entregó por completo a la oración».[4]

EL NACIMIENTO DE LA CONVERSIÓN/LAVADO DE CEREBRO EN EL RESURGIMIENTO CRISTIANO EN 1735.[5]

Aparentemente, fue Jonathan Edwards descubrió accidentalmente las técnicas durante la cruzada religiosa de 1735 en Northampton, Massachussets. Induciendo sentimientos de culpa y aprensión aguda, e incrementando la tensión, los “pecadores” que asistían a su reuniones de resurgimiento acababan rompiéndose y sometiéndose completamente.

Técnicamente, lo que Edwards hacía era crear condiciones que limpiaban el cerebro para que la mente aceptara una nueva programación. El problema era que las nuevas órdenes eran negativas. Les podía decir: “¡Sois pecadores, estáis destinados al infierno!” El resultado fue que una persona se suicidó y otra intentó hacerlo. Y los parientes del suicida contaron que ellos estaban también tan profundamente afectados que, aunque habían encontrado la “salvación eterna”, estaban obsesionados con la diabólica tentación de acabar con sus vidas.

Una vez un predicador, o un líder de una religión, un manipulador o una figura con autoridad crea la fase en que el cerebro puede vaciarse y quedar limpio, sus víctimas quedan completamente abiertas. Nuevas instrucciones, en forma de sugestiones, pueden sustituir a sus ideas previas. Como Edwards no enviaba mensajes positivos hasta el final del resurgimiento, muchos aceptaron las sugestiones negativas y actuaron, o desearon actuar, según ellas.
Charles J. Finney fue otro renacentista Cristiano que utilizó las mismas técnicas cuatro años más tarde en conversiones religiosas en masa en Nueva York. Las técnicas son todavía usadas por renacentistas cristianos, cultos, enseñantes, empresas, y el ejército de los Estados Unidos, por citar solo unos pocos. Déjenme señalar aquí que no creo que la mayor parte de los renacentistas religiosos se den cuenta de que están usando técnicas de lavado de cerebro.

Edwards simplemente insistió en un sistema que realmente funcionaba, y otros no hicieron más que copiarle y lo siguen haciendo doscientos años después. Y cuanto más sofisticado es nuestro conocimiento y nuestra tecnología, más efectiva es la conversión. Estoy profundamente convencido de que esta es una de las principales razones del incremento del [falso] fundamentalismo cristiano, especialmente en su variedad televisiva, mientras la mayor parte de las religiones convencionales declinan.

Estamos viviendo los últimos tiempos. No .sabemos el día ni la hora del regreso de nuestro Señor. Podemos citar a II Pedro, que es una carta que fue escrita en un momento en el que muchos cristianos dudaban acerca de la promesa del regreso, otros la tenían en menos y tal vez otros desconocían por completo la realidad de la Parousía.

El Señor viene en poder y gloria. Pero viene también en juicio y castigo. Juicio sobre los hombres (Ap. 20.12), sobre las naciones (Mat. 25.31-46) y sobre las estructuras de poder que pretendieron adueñarse de la creación de Dios (Ap. 18.1-8).

El Señor viene y juzgará a los cristianos como pueblo de Dios y luz de las naciones. Jesús mismo lo reveló al anciano Juan cuando reafirmando el “vengo pronto” anticipó su mensaje de denuncia y llamado al arrepentimiento a las iglesias del Asia Menor. Urge a dejar la indiferencia y la arrogancia (Ap. 2.4-5), a romper los pactos de sincretismo religioso (II Pe. 2.14-15), a abandonar la perversión sexual (II Pe. 2.20-21) y dejar de encandilarse con los oropeles de la  riqueza (II Pe. 3.15-19).

El apóstol Pedro observaba una convulsión mundial de magnitudes similares a las que el Señor les había anticipado en su mensaje profetice sobre las señales del fin. Proliferaban los profetas y los mensajes confundiendo a los cristianos y a sus mismos pastores y ancianos.

En 1827, líderes como Lyman Beecher y Asahel Nettleton, preocupados por falsos informes sobre supuestos excesos se unieron con otros líderes evangélicos del noreste para analizar con Finney sus diferencias. De esa reunión, este emergió como el nuevo líder del movimiento del despertar evangélico. Entre 1827 y 1832, sus avivamientos encendieron ciudades como Nueva York, Filadelfia, Boston y Rochester. Aunque continuó promoviendo sus campañas a lo largo de toda su vida (incluyendo viajes a Inglaterra en 1849-1850 y 1859-1860) los primeros años de Finney marcaron el punto más alto de su carrera.[6]

Teología de Finney

En 1832, forzado por una enfermedad a reducir sus viajes, asumió el pastorado de la Chatham Street Chapel (Segunda Iglesia Presbiteriana Libre) en la ciudad de Nueva York. Más tarde fue pastor en el Tabernáculo Broadway de Nueva York y en la Primera Iglesia Congregacional de Oberlin, Ohio, en esta última durante treinta y cinco años, comenzando en 1837. En 1835 llegó a ser profesor de teología en el recién formado Instituto Colegiado de Oberlin en Ohio (actualmente Oberlin College) donde también sirvió como presidente (1851-1866).

Escribió varios libros, colecciones de sermones y artículos, incluyendo sus Memorias (1876) en las que hace un recuento de parte de sus campañas para el despertar de la fe en el siglo diecinueve. [7]

Creo que la teología reformada es el mejor antídoto para el veneno de Finney. De hecho, es difícil imaginar un Finney “reformado”.

La fe reformada, bien entendida, enseña humildad ante Dios que es la antítesis de la exaltación de la predicación de Charles Finney. Si Finney era un hereje, entonces él debe ser expulsado del panteón cristiano no sólo de los reformados, sino por todos los que siguen a Jesús. Para que esto suceda, tanto las iglesias y sus pastores tienen que recuperar el sentido genuino de la gloria del Dios Trino en el evangelio. Hay que recuperar las verdades que ya conocemos – las verdades de las cuales nunca siquiera soñó Charles Finney – y debemos construir nuestro anuncio de la salvación que les rodea.

No lo olvides. Tenes que saber hasta donde “aceptas que alguien es cristiano”,hasta donde podes aceptar el cristianismo de alguien, hasta donde procurar tener paz con un cristiano y hasta donde procurar mantener la unidad del Cuerpo de Cristo, en el vinculo de la paz del Señor. Única forma posible de mantener la unidad ordenada por El Señor,sin caer en  legalismo.

Somos cristianos, tenemos santidad,y debemos ademas guardar la santidad que Dios nos ha dado,procurar crecer todo lo posible en esta santidad,guardandonos del pecado todo lo que podamos,haciendo todo el esfuerzo posible por limpiarnos de nuestras propias concupiscencias; por supuesto que todo esto no es posible sin la ayuda del Señor que se comprometio  a hacer que perseveremos en la fe hasta llegar al cumplimiento de sus promesas escatologicas para nuestras vidas.

Ademas, somos evangélicos dentro de los cristianos,tenemos una antigua tradición bíblica,que se remonta al período apostólico; nuestras doctrinas siempre procuran acercarse lo mas posible al ideal apostólico, pero recuerda siempre que no estamos en la época de las tierras biblicas, por lo tanto, es posible que algún aspecto no importante de la fe sea distinto en algún cristiano.

Recuerda que las “eclesias” tienen un tiempo de madurez, y mientras algunas “eclesias” (comunidades de fe o concilios) van madurando,otras van apostatando y otras nuevas  van naciendo también.

Recuerda cuando Jesús antes de partir hablo de Juan que iba a permanecer y Pedro seria crucificado y Pedro protestó, y Jesús le dijo que Juan era problema del Señor Jesus, que Pedro deberia seguirlo y dejar esos temas al Señor.   Si alguien va a la cruz es porque asi lo decidió el Señor, nadie debe despreciar al que no es llamado a ser mártir. No todos tienen el mismo llamado.

Tampoco todas las culturas ven la misión del mismo modo. Nosotros debemos respetar al que entiende la misión de la Iglesia de algun otro modo,porque hay cosas que no son motivos de división. Lo que si divide es la moral,las doctrinas acerca de la deidad (Adoramos a la Santisima Trinidad), la salvacion por Gracia y no por obras, que Jesús vuelve por segunda vez, cielo,infierno,vida eterna,en fin,las doctrinas que hacen a la esencia de Dios, del cristiano y de la Iglesia como cuerpo de Cristo, una santa Iglesia que es universal (católica), apostólica, y evangélica,no debe estar amarrada si o si a la cultura de algun pais como lo esta el Catol.Romano. Hay una Iglesia,muchas eclesias,tantas como el Señor disponga para el cumplimiento de sus planes.

Jesucristo es el Señor de la Iglesia y de la Historia. Recuerda que debemos exhortarnos pero en amor,para no caer en la misma tentación,ya que somos todos seres humanos y estamos firmes porque Jesucristo lo ha determinado.El dia que “El nos suelta”, nos caemos y nos llevamos todo por delante.Solo Él nos sostiene.

Concluyo este segundo capítulo citando al pastor José L, Gómez Pañete, quien elaboró un interesante estudio sobre la realidad del líder cristiano y afirma que:

“cualquiera que quiera manipular con las personalidades de sus colaboradores, no es un líder; es un déspota, huyamos de él. El autentico líder debe agrupar no a su alrededor, sino alrededor de Cristo, que es el Líder” [8]

Otro elemento básico del buen líder es el reconocer que el éxito en nuestro ministerio está en la humildad. La mentira del diablo trata de hacernos creer que somos suficientes, importantes y necesarios, para así llenarnos de arrogancia, pero esto es completamente falso. El único necesario e imprescindible en la iglesia, es el Señor Jesús, por medio de su Espíritu Santo. Los hombres somos instrumentos en sus manos, y debemos aceptar nuestras limitaciones, y apoyarnos en la suficiencia del Todopoderoso. Debemos evitar el tener un concepto muy alto de nosotros mismos.[9]

fuentes

Bibliografia consultada


Un best seller devela la historia oculta de los papas homosexuales

ENTREVISTA AL ESCRITOR ERIC FRATTINI
Un best seller devela la historia oculta de los papas homosexuales

13-07-2010 / El autor de Los Papas y el sexo, ya publicado en 16 países, opina sobre la postura de la Iglesia argentina frente al matrimonio igualitario, en el marco de la trama secreta que se teje desde hace siglos en la institución vaticana.

Alejandro VI – El célebre Papa Borgia tuvo siete hijos, entre ellos Lucrecia, aunque pudo tener más.
Tiempo Argentino
Natalia Páez

En mi libro no hay opiniones sobre la sexualidad de nadie. Hay documentos, y cada quien saca sus conclusiones cuando acaba de leerlo”, dice Eric Frattini, desde su casa en Madrid. Su reciente libro Los Papas y el Sexo (Planeta, 2010) -publicado en 16 países pero que aún no llegó a la Argentina- ya es un best seller y, como era de esperar, generó algunas polémicas. Por esto, Frattini se encarga de aclarar que lo suyo fue investigación y no opinión. El autor se metió en el mundo vedado del Vaticano. En el libro se describen las oscuras estancias papales, cuyos huéspedes escribieron historias de conspiraciones, vicios y sexo. Desde papas casados y adúlteros, hasta delincuentes, asesinos o violadores. También papas homosexuales, y algunos que practicaban sexo sadomasoquista, voyeuristas, hasta papas travestis. Un repaso a través de la vida oculta de los 261 sumos pontífices que ocuparon la silla de Pedro, desde aquel en persona, piedra basal de la Iglesia, hasta Benedicto XVI.
-Usted es un experto en la historia de los papas. ¿Cuál es su análisis sobre la postura de la Iglesia argentina sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo?
-El cardenal Bergoglio es de la vieja guardia de Karol Wojtyla, el Papa Juan Pablo II. Él mismo estuvo a punto de ser elegido Papa. Es uno de los que recibió gran apoyo en la segunda ronda del cónclave que elegiría nuevo pontífice luego de la muerte de Juan Pablo II. Entonces, los poderosos cardenales austríacos y alemanes lo instaron a no aceptar. No sabremos por qué. Entonces, él termina siendo uno de los pilares fundamentales de la elección de Ratzinger. Hay que pensar que este cardenal sigue la línea de su líder espiritual, Juan Pablo II. Recuerdo cuando en España se estaba discutiendo el término “matrimonio” versus “unión entre parejas homosexuales”. Hay una foto de Wojtyla levantándole el dedo en señal de reprobación a Rodríguez Zapatero. Una foto como la de un padre regañando a un circo. ¿A qué otro jefe de Estado se le permitiría que le hable así a un par? Es decir, el poder del Vaticano no es sólo simbólico. En nuestro caso, los representantes se pararon muy fuerte teniendo en claro que la Iglesia no iba a intervenir en temas de Estado, que iba a ser una opinión más. En España, la Iglesia sigue teniendo poder en los medios de comunicación. Pero a diferencia de la Argentina, oficialmente somos un estado laico.
-El Vaticano tiene fama de ser un reducto impenetrable para cualquiera que intente buscar información clasificada, ¿en qué fuentes basó su investigación?
-Hay una frase que se dice en la Santa Sede: “Para el Vaticano todo lo que no es sagrado es secreto”. A partir de ahí, bueno, yo tengo prohibida la entrada a los archivos y a la biblioteca. Para buscar allí documentación necesitas una carta de tu párroco diciendo que eres un buen católico. Pero allí nadie va a decirte que no. Existe la diplomacia. Te dicen: “Discúlpenos pero el scriptor que guarda esa zona de archivo no vino porque está enfermo. El scriptor está de vacaciones”. Intenté entrar 23 veces para mi libro anterior, y 16 veces para este. Nunca lo logré.
-¿Cuáles fueron sus fuentes?
-Mis fuentes han sido archivos en Escocia, Inglaterra, Holanda, España, Francia. Documentos históricos, hasta una biografía muy buena sobre la vida sexual de los papas del Medioevo, un libro de 1742. He usado más de 200 libros: documentos luteranos, documentos papales que no estaban en el Vaticano.
-Uno de los datos polémicos de su libro es la duda sobre una supuesta esposa de Karol Wojtyla.
-León Hayblum, quien afirmaba ser el padre de la nieta de Juan Pablo II, escribió un libro publicado en Nueva York titulado Tengo que contar esta historia. Yo no doy opinión, pongo datos,incluso aquellos que no han sido del todo probados, aclarando en cada caso. El caso de Paulo VI, por ejemplo. La fuente dice que tenía un amante en el Arzobispado de Milán.

http://www.elargentino.com/nota-98539-Un-best-seller-devela-la-historia-oculta-de-los-papas-homosexuales.html

Anteriores Entradas antiguas