Abuso de Niños en la Iglesia Protestante.

No, esto no se trata de pedofilia, sino de un abuso mucho más común.

Richard Dawkins dice que así como es ridículo hablar de niños keynesianos versus niños monetaristas, (teorías económicas,) es igual de ridículo pensar que los niños son suficientemente maduros para escoger entre religiones, ser Cristiano, Budista o Musulmán.

Yo diría lo mismo sobre niños Pre-Milenialistas o Post-Milenialistas, niños Calvinistas o Arminianos.

“No podés ganarte la aprobación de Dios. Has pecado, así que te vas a ir al INFIERNO. Si querés ir al cielo, tenés que aceptar a Jesús como tu único y suficiente salvador.”

Me acuerdo recibir esa “oferta” a los 7 años en el Campamento Roblealto. Pasábamos tamaño rato cantando himnos y coritos, alrededor de la fogata, (“Quédate Señor en cada corazón.”) nos contaban una historia de alguna persona que andaba perdida, que vio la luz, aceptó al Señor, y todo terminó bien.

Era un ambiente cargado emocionalmente. La invitación a aceptar al Señor era presentada por adultos que claramente impartían su aprobación a los que levantáramos nuestra mano. Nosotros, lejos de nuestras familias necesitábamos la aprobación de esos adultos. Peor, era un asunto de seguridad: “Si Cristo viene hoy en la noche, nosotros iremos al cielo, pero vos estarás solo, en esta cabina que no tiene luz. Era una oferta que no podíamos reusar.

Esto es abuso infantil.

Acusar a un niño de ser malo por algo que otra persona hizo es injusto. Pero es una de las bases fundamentales del Calvinismo: El concepto de Depravación Total.

Esto es abuso infantil.

“Dejad a los niños venir a mí,” dijo Jesús, “porque de los tales es el Reino de los Cielos.” Obviamente Jesús veía la pureza de fe de la niñez.

¿A qué edad dejamos de ser dueños del Reino?

En el libro “Cuando cosas malas le pasan a gente buena” el rabino Harold Kushner cuenta la historia de un niño que está desconsolado después de que el doctor le recetó anteojos. Al tratar de consolarlo, los padres averiguan que la semana anterior, se había encontrado unas revistas pornográficas en un basurero. El niño estaba seguro que Dios lo estaba castigando.

Yo me sentía así constantemente.

Si tuviéramos la fe del tamaño de una semilla de mostaza, podríamos mover montañas. ¿Qué fe más grande y pura que la fe de un niño? Pero mis oraciones no eran contestadas. Debe de haber sido culpa mía. Dios podía ver en mi corazón, y me estaba ignorando a propósito.

Mi vida se convirtió en un infierno, siempre orientada hacia el “qué dirán.” Tenía que ser el buen hijo, el buen niño, el buen testimonio.

Me bauticé a los 12. Pero el bautismo no cambió nada. Más bien me sentí peor.

La biblia dice que Dios no nos mandará tentaciones más grandes de las que podamos soportar. Cada vez que caía en alguna tentación, me sentía peor. (Y Dios me estaba viendo.)

Mi niñez, que debiera haber sido un tiempo de feliz inocencia, fue convertida en una inquisición constante.

Fui abusado cuando niño, por la gente que yo quería, respetaba y necesitaba más. Fui entrenado por ellos a continuar este abuso hacia mí mismo, y peor, hacia mi propio hijo. Todavía está pasando.

Este es el abuso que aun hoy estoy tratando de parar.

¿Seré sólo yo? ¿Es ésta una visión trastornada de la realidad que sólo yo he vivido? ¿Necesito más bien internarme en el Asilo Chapuí, con un diagnóstico de esquizofrenia?

¿Cómo le hablo a mi hijo sobre Dios?

¿Cómo le levanto su autoestima a la vez que le hablo de un Dios Amante y Justo? ¿Cómo lo preparo para que sobreviva las creencias de tantos en mi familia que creen que el estilo fundamentalista de Religión es la única forma de llegar a Dios? (Dios es más bien el que nos llega, a como le dé Su regalada gana.)

Todavía tengo problemas oyendo lo que Dios me quiere decir por medio de iglesias fundamentalistas. Afortunadamente, no importa adonde o cómo. Si yo escucho, Dios me habla. Y cuando yo hablo, Dios me oye.

Esto, por lo menos, le puedo pasar a mijo.

Mi nombre es Ricardo, Dios me ama, tal como soy.

visto aca

La agenda Gay trata de cambiar el significado de las Escrituras

Todos debemos de hacer lo posible para que nuestra interpretación bíblica sea fiel al contexto e intención del Espíritu Santo al inspirar al escritor a escribir el texto que tenemos por delante.

Carlos Osma, escritor en Lupa Protestante, siempre escribe, sin excepción hasta ahora, desde su cosmovisión homosexual. Aunque no se puede negar que todos interpretamos el texto bíblico desde nuestra perspectiva, yo por ejemplo soy emigrante latinoamericano por lo tanto siempre corro el riesgo de escribir bajo esa prisma, existe la responsabilidad de dar un trato balanceado y fiel al texto que deseamos tocar.

Osma, por lo visto, es incapaz o indispuesto a seguir el texto, sino que lo convierte a lo que el quiere, una apología al homosexualismo. Pareciera mas bien que lo que dijo Lucas que todas las escrituras apuntan a Jesús, Lucas 24:27, se le aplicaría al homosexualismo, pues todo texto en la cosmovisión de Osma habla del homosexualismo.

Osma escribe un articulo basado en Lucas 13:10-17. El error exegético de Osma es aparente cuando dice que Lucas esta representando su cosmovisión patriarcal en el texto. Esto es totalmente erróneo. En Lucas, encontramos la representación mas positiva de los pobres, niños y mujeres que en los otros evangelios. Pero Osma tiene una agenda, y pretende cambiar, o reconstruir el texto para que este sirva a su apología homosexual.

Osma dice lo siguiente, “Las mujeres con cuerpos no normativos serán marginadas aún más, por no cumplir las normas de género que la cultura patriarcal quiere imponer” . Esto, no cabe duda, es un asalto a lo que Deut. 22:5 nos dice, que el mismo cita. Curiosamente, se lo atribuye a la sociedad patriarcal, y no a la inspiración divina. El error radica que Deut. 22:5 se refiere hacia las vestimentas tranversistas que los cananeos usaban para sus cultos a sus dioses, que incluían orgías. Osma no aceptaría tal cosa tan abiertamente, pero es algo que se sabe que se da mucho en la comunidad homosexual. Estas normas no son impuestas por una cultura patriarcal. Están plasmadas en la Palabra de Dios, y si Osma cree que sabe mas que Dios, pues no va a ser el primero que cree tal cosa, que tendrá un fin no tan agradable.

El error de la homo-lectura de la Escritura por parte de Osma llega a su apogeo en lo siguiente que el escribe:”Ya Jesús había rechazado anteriormente esta reducción cuando una mujer le gritó: “¡Dichosa la mujer que te dio a luz y te crió!(6)”. Parece un grito de alabanza, pero Jesús se percató de la opresión que llevaba implícito. Aquello a lo que la sociedad obligaba, o la decisión personal que una mujer puede realizar libremente en la actualidad, no debe ser confundido con su fin último: “¡Dichosos más bien los que escuchan el mensaje de Dios y le obedecen!(7)”.  El seguimiento de Dios es lo primero, y ese seguimiento sólo es posible cuando la propia mujer tiene control sobre su cuerpo. Aquel que Dios le ha llamado a respetar.”

Primero, lo dicho por la mujer (por cierto, tampoco su nombre se menciona, cosa que Osma no se percata, y destruye por completo sus comentarios sobre este acto hacia la mujer protagonista de su articulo) no quiere decir lo que Osma quiere que diga, que fue algo que era opresivo. Lejos de ello, un dicho similar se encuentran en manuscritos de la época, cf. Pesiq 149ª, Hag. 49b, etc. También, la fraseología es muy similar a lo que se le dice a María en Lucas 1:45; 14:15. Lo que quiere decir el dicho es “Feliz es la mujer que tiene tal hijo”, o en el caso de esta mujer “Si tan solo yo tuviera tal hijo”. De ahí la respuesta por Jesús, de que la verdadera bendición proviene no de ser la madre del Mesías, pero de hacer y poner en obra la palabra de Dios.

Como podemos ver, una homo-lectura de la Biblia tiene que destruir la intención y estructura del texto, para poder promover su agenda.

Osma no tiene otra alternativa que hacer caso a lo que Jesús le dice a el en este texto, que tiene que hacer caso aquello que el ha catalogado como cultura patriarcal, pero que Dios ha catalogado como su santa palabra.

Si tan solo Osma hiciera caso de lo dicho por Jesús, el tuviera vida eterna, como también, la forma de salir de el pecado que le nubla su lectura bíblica.

Guardémonos de aquellos que hacen una homo-lectura de la Biblia, y mantengámonos firmes de no caer ante la cultura pro-homosexual, que tan contraria es a las Escrituras.

Luis Alberto Jovel

Fracaso Eclesiástico

Qué otras tonterías podrá inventar el hombre para desobedecer a Dios y callar su conciencia? O podríamos plantear la pregunta de otra manera: Qué otra estrategia tendrá Satanás bajo su manga con el fin de engañar a las personas para que no vean las riquezas de Jesucristo? Pues, este es un buen ejemplo de ello. Se llama la Iglesia Masculina (Man’s Church). Es un fracaso eclesiástico que se describe de la siguiente manera,

La Iglesia Masculina es la iglesia de la manera en que un hombre espera que sea hecha. No hay cantos, sermones cortos, tiempo para conversar con otros hombres, sin mujeres presentes, y café y donas. Esa es la manera en la que los hombres desean hacer iglesia. Los temas de discusión tendrán un enfoque masculino definido-ser el mejor esposo posible, padre, empleado, líder-ser un hombre real. De hecho, cada aspecto de la Iglesia Masculina está enfocado para hombres-no como otras iglesias que usted ha visto. Esta no es la iglesia de tu mama!”

Sólo me pregunto: Es esta la iglesia a la que asistiría Moisés? O David? O Abraham? O Pablo y el resto de los apóstoles? Seguramente para los que idearon esta estupidez estos hombres de Dios no eran suficientemente hombres. Algo en que pensar.

sujetosalaroca.org

Teologia de Finney parte 7 – La recuperación de la Majestad de Dios en la Salvación

Teologia de Finney parte 7

La majestad de Dios como atributo del  caracter Santo de Dios

majestad (alto, grandeza, honor)

Hadar   (13/29)

  • (1 de Crónicas 16:27) 27 Gloria y esplendor hay delante de él; poder y alegría hay en su morada.
  • (Salmos 29:4) 4 Voz de Yaveh con poder; voz de Yaveh con gloria .
  • (Salmos 45:4) 4 En tu majestad cabalga y triunfa por causa de la verdad, de la humildad y de la justicia. Tu mano derecha te mostrará cosas asombrosas.
  • (Salmos 90:16) 16 Sea manifestada tu obra a tus siervos, y tu esplendor sobre sus hijos.
  • (Salmos 145:5) 5 Hablarán del esplendor de tu gloriosa majestad , y meditaré en tus maravillas.
  • (Salmos 145:12) 12 para anunciar tus proezas a los hijos del hombre; y la gloria del majestuoso esplendor de tu reino.
  • (Isaías 2:10) 10 Métete en la roca; escóndete en el polvo ante la temible presencia de Yaveh y ante el esplendor de su majestad .
  • (Isaías 2:19) 19 Los hombres se meterán en las cavernas de las peñas y en las aberturas de la tierra, a causa de la temible presencia de Yaveh y del esplendor de su majestad, cuando se levante para hacer temblar la tierra.
  • (Isaías 2:21) 21 a fin de meterse en las grietas de las rocas y en las hendiduras de las peñas, a causa de la temible presencia de Yaveh y del esplendor de su majestad, cuando Yaveh se levante para hacer temblar la tierra.
  • (Isaías 35:2) 2 Florecerá profusamente; se regocijará en gran manera, y cantará con júbilo. Le será dada la gloria del Líbano, la majestad del Carmelo y de Sarón. Ellos verán la gloria de Yaveh, la majestad de nuestro Dios.
  • (Isaías 53:2) 2 Subió como un retoño delante de él, y como una raíz de tierra seca. No hay parecer en él, ni hermosura; lo vimos, pero no tenía atractivo como para que lo deseáramos.
  • (Isaías 63:1) 1 –¿Quién es éste que viene de Edom, de Bosra, vestido con vestiduras brillantes? ¿Quién es éste de ropa esplendorosa, que marcha en la grandeza de su poder? – Soy yo, que hablo en justicia, grande para salvar.
  • (Miqueas 2:9) 9 A las mujeres de mi pueblo echáis fuera de las casas de sus delicias, y a sus niños despojáis de mi gloria para siempre.

Hod   (13/24)

  • (1 de Crónicas 16:27) 27 Gloria y esplendor hay delante de él; poder y alegría hay en su morada.
  • (1 de Crónicas 29:11) 11 Tuyos son, oh Yaveh, la grandeza, el poder, la gloria, el esplendor y la majestad; porque tuyas son todas las cosas que están en los cielos y en la tierra. Tuyo es el reino, oh Yaveh, y tú te enalteces como cabeza sobre todo.
  • (Job 37:22) 22 Del norte viene un dorado esplendor; alrededor de Dios hay una temible majestad.
  • (Job 40:10) 10 Adórnate, pues, de majestad y alteza; vístete de gloria y esplendor.
  • (Salmos 8:1) 1 Oh Yaveh, Señor nuestro, ¡cuán majestuoso es tu nombre en toda la tierra! Has puesto tu gloria sobre los cielos.
  • (Salmos 45:3) 3 Ciñe tu espada sobre tu muslo, oh valiente, en tu gloria y majestad.
  • (Salmos 96:6) 6 Gloria y esplendor hay delante de él; poder y hermosura hay en su santuario.
  • (Salmos 104:1) 1 ¡Bendice, alma mía, a Yaveh! Yaveh, Dios mío, ¡qué grande eres! Te has vestido de gloria y de esplendor.
  • (Salmos 145:5) 5 Hablarán del esplendor de tu gloriosa majestad , y meditaré en tus maravillas.
  • (Salmos 148:13) 13 Alaben el nombre de Yaveh, porque sólo su nombre es sublime; su majestad es sobre tierra y cielos.
  • (Isaías 30:30) 30 Entonces Yaveh hará oír la majestad de su voz, y dejará ver el descenso de su brazo con furor de ira y con llama de fuego consumidor, con lluvia violenta, torrente y piedras de granizo.
  • (Habacuc 3:3) 3 Dios viene desde Temán; y el Santo, de los montes de Parán. (Selah). Su esplendor cubre los cielos, y la tierra se llena de su alabanza.
  • (Zacarías 6:13) 13 El edificará el templo de Yaveh. Tendrá gloria, se sentará en su trono y gobernará. Habrá un sacerdote junto a su trono, y habrá consejo de paz entre ambos.’ “

Alah   (2/800)

  • (Salmos 47:10) porque de Dios son las defensas de la tierra. ¡El es muy enaltecido!
  • (Salmos 97:9) 9 Porque tú, oh Yaveh, eres supremo sobre toda la tierra; eres muy enaltecido sobre todos los dioses.

Gaavah   (3/19)

  • (Deuteronomio 33:26) 26 “¡No hay como el Dios de Jesurún! El cabalga sobre los cielos en tu ayuda, y sobre las nubes en su majestad .
  • (Salmos 68:34) 34 ¡Reconoced el poderío de Dios! Sobre Israel sea su magnificencia, y su poder en los cielos.
  • (Isaías 13:3) 3 Yo he dado órdenes a mis consagrados; asimismo, he llamado a mis valientes, a los que se regocijan en mi triunfo, para que ejecuten mi ira. “

Gaon   (8/49)

  • (Éxodo 15:7) 7 Con la grandeza de tu poder has destruido a los que se opusieron a ti; desataste tu furor, y los consumió como a hojarasca.
  • (Job 37:4) 4 Después de él ruge el trueno; truena con su majestuosa voz. Cuando se oye su sonido, él no lo detiene.
  • (Job 40:10) 10 Adórnate, pues, de majestad y alteza; vístete de gloria y esplendor.
  • (Isaías 2:10) 10 Métete en la roca; escóndete en el polvo ante la temible presencia de Yaveh y ante el esplendor de su majestad .
  • (Isaías 2:19) 19 Los hombres se meterán en las cavernas de las peñas y en las aberturas de la tierra, a causa de la temible presencia de Yaveh y del esplendor de su majestad, cuando se levante para hacer temblar la tierra.
  • (Isaías 2:21) 21 a fin de meterse en las grietas de las rocas y en las hendiduras de las peñas, a causa de la temible presencia de Yaveh y del esplendor de su majestad, cuando Yaveh se levante para hacer temblar la tierra.
  • (Isaías 24:14) 14 Estos alzan su voz y cantan gozosos; a la majestad de Yaveh aclaman desde el occidente.
  • (Miqueas 5:4) 4 El se levantará y los apacentará con el poder de Yaveh, con la grandeza del nombre de Yaveh su Dios, y se establecerán, porque entonces será engrandecido hasta los fines de la tierra.

Geuth   (3/8)

  • (Salmos 93:1) 1 ¡Yaveh reina! Se ha vestido de magnificencia . Yaveh se ha vestido de poder y se ha ceñido. También afirmó el mundo, y no se moverá.
  • (Isaías 12:5) 5 ¡Cantad salmos a Yaveh, porque ha hecho cosas magníficas! Sea esto conocido en toda la tierra.
  • (Isaías 26:10) 10 Aunque se le tenga piedad al impío, no aprende justicia; en tierra de rectitud hace iniquidad y no considera la majestad de Yaveh.

Epouranios   (1/8)

  • (S. Mateo 18:35) 35 Así también hará con vosotros mi Padre celestial, si no perdonáis de corazón cada uno a su hermano.

Hupsoo   (2/20)

  • (Hechos de los Apóstoles 2:33) 33 Así que, exaltado por la diestra de Dios y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís.
  • (Hechos de los Apóstoles 5:31) 31 A éste, lo ha enaltecido Dios con su diestra como Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados.

Ouranios   (4/6)

  • (S. Mateo 6:14) 14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, vuestro Padre celestial también os perdonará a vosotros.
  • (S. Mateo 6:26) 26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No sois vosotros de mucho más valor que ellas?
  • (S. Mateo 6:32) 32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas, pero vuestro Padre celestail sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.
  • (S. Mateo 15:13) 13 Pero él respondió y dijo: –Toda planta que no plantó mi Padre celestial será desarraigada.

Megaleiotes   (1/3)

  • (2 de S. Pedro 1:16) 16 Porque os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo, no siguiendo fábulas artificiosas, sino porque fuimos testigos oculares de su majestad.

Megalosune   (3/3)

  • (A los Hebreos 1:3) 3 El es el resplandor de su gloria y la expresión exacta de su naturaleza, quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder. Y cuando había hecho la purificación de nuestros pecados, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas.
  • (A los Hebreos 8:1) 1 En resumen, lo que venimos diciendo es esto: Tenemos tal sumo sacerdote que se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los cielos,
  • (S. Judas 1:25) 25 al único Dios, nuestro Salvador por medio de Jesucristo nuestro Señor, sea la gloria, la majestad, el dominio y la autoridad desde antes de todos los siglos, ahora y por todos los siglos. Amén.

Time   (8/43)

  • (1 a Timoteo 1:17) 17 Por tanto, al Rey de los siglos, al inmortal, invisible y único Dios, sean la honra y la gloria por los siglos de los siglos. Amén.
  • (A los Hebreos 2:7) 7 Le has hecho por poco tiempo menor que los ángeles; le coronaste de gloria y de honra;
  • (Apocalipsis 4:11) 11 “Digno eres tú, oh Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria, la honra y el poder; porque tú has creado todas las cosas, y por tu voluntad tienen ser y fueron creadas.”
  • (Apocalipsis 5:12) 12 Y decían a gran voz: “Digno es el Cordero, que fue inmolado, de recibir el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza.”
  • (Apocalipsis 5:13) 13 Y oí a toda criatura que está en el cielo y sobre la tierra y debajo de la tierra y en el mar, y a todas las cosas que hay en ellos, diciendo: “Al que está sentado en el trono y al Cordero sean la bendición y la honra y la gloria y el poder por los siglos de los siglos.”
  • (Apocalipsis 7:12) 12 “¡Amén! La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. ¡Amén!”
  • (Apocalipsis 19:1) 1 Después de estas cosas, oí como la gran voz de una enorme multitud en el cielo, que decía: “¡Aleluya! La salvación y la honra y la gloria y el poder pertenecen a nuestro Dios.

La recuperación de la Majestad de Dios en la Salvación

Algo que Charles Finney creía que sabía bien era acerca de la majestad de Dios. Después de todo, el dios de Finney era “el gobernador moral”, un adherente severo de los estándares absolutos divinos que exigía obediencia absoluta de todas sus criaturas.

La gloriosa majestad de Dios se ve más claramente en su gracia extraordinaria. Él es un juez – y un juez perfectamente justo cuyos estándares son increíblemente puros. Sin embargo, no es un tirano distante enviando rayos al azar sobre la tierra. Es más bien un verdadero rey, aquel que gobierna y defiende a su pueblo, defensa  extendida a la salvación de su Pueblo, incluso cuando la salvación que significó la muerte dolorosa y vergonzosa de su propio Hijo.

En ninguna parte de toda la creación es la verdadera majestad de Dios más evidente que en su superintendencia del gran plan de salvación! pueblo cristiano debe mucho respeto hacia el evangelio como la mayor revelación de la grandeza de Dios.

Para citar uno de los más conocidos predicadores arminianos anteriores de Finney:

“Es todo el misterio! El inmortal muere, ¿quién puede explorar su extraño diseño?”

A lo largo de la historia los que han conocido el gran misterio del evangelio tiene que manejarse con un sentido de temor reverente – a sabiendas de que ellos hablan de las verdades demasiado maravilloso para la lengua humana.

Charles Finney no sabía nada de ese temor. Sus campañas fueron un espectáculo, su metodología de ajuste era para acompañar a una doctrina que carecía por completo de las maravillas de la gracia de Dios.

Cuando el verdadero evangelio de la gracia se unió junto con la metodología de circo de Charles Finney, algo estaba seguro de que se iba a perder. Tal vez la iglesia conserva el contorno desnudo de la verdad del evangelio, pero la rica textura de temor y reverencia ante el majestuoso Dios de la salvación se pierde inevitablemente.

Es por eso que ahora se esfuerzan los predicadores a superar a los comediantes. Es por eso que los servicios de adoración se han convertido en conciertos indiscernibles. Por eso aplaudo las congregaciones como las audiencias cuando se vean satisfechas de entretenimiento – y por qué a su vez en otros lugares cuando no lo son.

Es por eso que en el tiempo un hombre de talento cómico realmente podría llegar a la prominencia en los púlpitos de América con bromas sobre su propia etnia. Es por eso que él pensó que sería conveniente empezar a hacer chistes sobre otros grupos étnicos, y es por eso que no sólo las iglesias tuvo el descaro de que pueda en sus púlpitos, pero fue tan lejos como para reírse de él! Es inimaginable que alguien hubiera intentado tal cosa antes de Finney. Cualquier persona que no podría haber sido arrestado, y no sólo en Nueva Inglaterra. Todos los cristianos de todas las tendencias se habría horrorizado ante la falta de reverencia al manipular las verdades de nuestra magnífica, salvadora de Dios.

Charles Finney, quien no tenía un sólido conocimiento teológico de Dios, para engendrar una cultura de la iglesia de irreverencia. Tomó las generaciones de cristianos mal informados para permitir que la irreverencia a arrastrarse en iglesias verdaderas. La única respuesta es el pueblo de Dios a reflexionar en serio el mensaje de la salvación.

¿Has contemplado lo que significa que Cristo murió por los pecados? ¿Su corazón rato libre para pensar que sus pecados hizo su sacrificio necesario? ¿Hay días, sin importar cuánto tiempo ha sido un cristiano, cuando se piensa en el mensaje del evangelio y el eco las palabras de Wesley:

“¿Cómo puede ser que Tú, mi Dios debieras, morir por mí? ”

¿Tienes tiempo para sentarse en serio entre el pueblo de Dios y se preguntan estas cosas juntos? ¿Tiene un reverente silencio te ha pasado en la presencia de la palabra sagrada de Dios?

Si, como yo, usted tiene el gran honor de predicar este evangelio, ¿cómo la majestad de Dios, informe a su ministerio del púlpito? ¿Trabaja usted en un frenesí de comedia con el fin de cautivar a sus oyentes, o es usted mismo cautivado por una mayor verdad? ¿Es su hombre interior transfigurada por temor ante un Dios santo? ¿Buscas a pesar de sus inclinaciones pecaminosas propia para comunicar que la reverencia hacia Dios cuando usted maneja su verdad ante su pueblo? En resumen, es su predicación se caracteriza por la irreverencia crasa de Finney o por un sentido piadoso de humilde asombro ante el trono de un gran rey?

Dios le dijo a Moisés cuando le pidió ver su rostro

  • “No podrás ver mi rostro; porque no me verá hombre, y vivirá.” (Éx. 33:20)

Hoy, muchos tratan a Dios como a un buen colega cósmico.

El pastor Gordon MacDonald escribe:

«Los pecados más graves que he cometido se dieron en un momento en el que brevemente suspendí mi reverencia a Dios… silenciosa (y locamente) concluí que a Dios no Le importaba y que lo más probable es que no intervendría si yo me arriesgase a violar alguno de Sus mandamientos».

MacDonald dice que su propio amor por Dios se ha alejado de un modelo sentimental que jamás le satisfizo, acercándose hacia un modelo más como de padre/hijo. Está aprendiendo a reverenciar, obedecer y agradecer a Dios; a expresar el pesar apropiado por el pecado; a buscar la quietud en la que pueda escuchar el susurro de Dios. Busca una relación con Dios que vaya acorde con la profunda diferencia entre ambas partes.

CONOCIENDO LA MAJESTAD DE DIOS

Isaías,  el   Profeta    del   Siglo  VII   antes    de   Cristo,   tuvo   la Visión  de   la   Majestad   de    Dios,   que   transformó   su   vida. Jamás.   Isaías,  volvió   a   ser  el  mismo,  después  de  esa  Visión de  la  Majestad de Dios.
Si miramos cuidadosamente, esa  Visión  de  la Majestad  de  Dios, que tuvo Isaías, notaremos  que esta Majestad, está enmarcada en estas dos palabras:  amor y sacrificio.

El amor y el sacrificio. En Isaías 6: 1-3 dice:

  • “En el  año que murió  el  rey Uzías,  ví  yo  al  Señor sentado sobre un  trono   alto  y  sublime,  y   sus  faldas  llenaban  el  templo. Por  encima  de   él,  había  Serafines;  cada   uno  tenía   seis   alas; con   dos   cubría  su   rostro,  con   dos  cubrían   sus   pies,  y  con dos   volaban.  Y  el   uno   al  otro   daba   voces,  diciendo,  Santo, Santo,  Santo,   Jehová  de  los  ejércitos,  toda   la  tierra  está  llena de su gloria.”

Ustedes,   notarán    que    los   serafines,    esos   ángeles,   o   seres ángelicales,  que  sirven  en  el  Trono  de  Dios, están  ministrando, ante  la  Presencia  de  Dios.

Como hijos de Dios, podemos «acercarnos, pues, confiadamente al trono de la gracia» (Hebreos 4:16). Pero seamos siempre conscientes de la inestimable majestad de nuestro Padre.

Respetemos y reverenciemos la Majestad, la Gloria y la Santidad de Dios.

Fuente bibliografica consultada

La Abominación de Levítico

Pregunta: ¿Condena Dios claramente el homosexualismo en Levítico?
Respuesta: De primera entrada, pareciera que sí.

Pero antes de seguir, consideremos la receta, en Levítico 14, para purificarse después de curarse la lepra. (Cuando Jesús mandó a los leprosos recién curados al Templo, era a esto que los estaba mandando:)

Tráiganse dos palomas. El sacerdote mata las palomas, y rocía la sangre siete veces encima suyo. (Van a tener que ser palomas grandes.) Tiene que quedarse fuera de su tienda de campaña por siete días, rasurarse TODO su pelo, incluyendo barba, cejas y quien sabe que más… Después, tráiganse tres corderos sin mancha, (Clorox?) más chorreadas de sangre, hay que ponerse sangre en la oreja derecha, el pulgar de la mano derecha y el pulgar del pie derecho, y después aceite (Clover Brand?) en los mismos sitios.

Hay 24 capítulos llenos de este tipo de procedimientos y creencias, incluyendo cuando sacrificar arepas en vez de corderos. Hoy día, llamaríamos hechicería a este tipo de ceremonias. Esto se parece más a la Santería.

No sólo eso. Hay todo tipo de actividades condenadas en Levítico que hoy ignoramos completamente: reglas dietéticas, reglas higiénicas, no a préstamos con intereses, condena a muerte a hijos rebeldes, y mucho más. (No veo a nadie organizando una Marcha en Contra de los Mariscos.)

Tarde o temprano tenemos que decidir qué hacer con “La Ley.” Los Judíos fundamentalistas (Ortodoxos,) afirman que hay 613 mandamientos (Mitzvot) (Ver http://en.wikipedia.org/wiki/613_mitzvot) que ellos tratan de obedecer al pie de la letra. El resto de los judíos y los cristianos ignoramos la mayoría.

Esto se pone como el Cuarto de Tula cuando empezamos a revisar asuntos sexuales. Hoy rechazamos el incesto, el adulterio, la violación y el bestialismo. Pero la biblia condena las relaciones sexuales durante la menstruación, Se prohíben los matrimonios con personas no-judías, no se pueden nombrar los órganos sexuales, la desnudez y la masturbación son pecado, al igual que la planificación familiar. Según la biblia el semen y la regla lo hacen impuro a uno. (No veo mujeres faltando a la iglesia un domingo al mes, como Dios manda…) En la biblia se permitía la prostitución, la poligamia, el matrimonio levita, sexo con esclavas, el concubinato, el tratamiento de las mujeres como propiedad del hombre, y el matrimonio de niñas menores de edad. Aunque el Antiguo Testamento permite el divorcio, Jesús se pronunció en contra. Nadie parece notar que la sugerencia de Pablo de mantenerse célibes como lo ideal para todo cristiano va, también, totalmente contra la naturaleza. (Mucho de este párrafo es adaptado de un ensayo del Rev. Walter Wink @ http://www.melwhite.org/biblesays.html)

Pareciera que estamos de acuerdo con cuatro o cinco mandamientos sexuales mientras que rechazamos o ignoramos quince o dieciséis.

Y por fin, volvamos a Levítico 18:22 y 20:13. Aún los que han decidido obedecer estos versículos (pero no los otros,) no están dispuestos a matar a los que se echan con varones.

¡Ah no! He oído decir. Es que ahora vivimos por la gracia, así que no nos toca matar a nadie… (¿De dónde sacan eso?) He oído muchas razones para justificar aceptar una parte y no la otra del mismo versículo. A fin de cuentas son sólo excusas.

Si de veras vivimos por Gracia, no nos toca condenar a nadie más que a nosotros mismos.

Mi nombre es Ricardo, Dios me ama tal como soy.

Mi función es pregonar esta bendición, no fijarme en las debilidades del prójimo. Yo ya tengo suficientes para mi conversación sin cesar con Dios.

Traté de buscar la versión del Buena Vista Social Club, pero encontré esta versión que está buena, y de feria viene de Tierra Santa. (Tel Haviv. :) )

http://fundanon.wordpress.com/2010/07/18/la-abominacion-de-levitico/

¿Quien era Charles Finney? Parte 2

LOS PRIMEROS AÑOS

Poco después de su dramática conversión, Finney comenzó a estudiar bajo su pastor presbiteriano, George Gale. Éste lo animó a asistir al Seminario Princeton. Pero como no sentía gran respeto por la teología ni los teólogos, Finney escribió:

“Llana y plenamente les dije que no me sometería a la influencia bajo la que ellos habían estado”. [1]

En sus memorias, Gale lo recuerda de otra manera:

“Finney no asistió al seminario porque no pudo ser aceptado”. [2]

Por cualquiera razón, Finney no procuró hacerse de una educación teológica formal. Como resultado, su presbiterio lo puso bajo tutela de Gale y otro pastor. En 1823, Finney recibió licencia para predicar, y fue ordenado en 1824.

Durante este tiempo la Sociedad Misionera Femenil lo comisionó para que trabajara como evangelista en el laberinto de pueblos y aldeas en el noroeste de Nueva York. Allí Dios le concedió cierta medida de buen éxito.

En 1825, hubo un drástico cambio en su ministerio. Finney fue invitado a predicar en Utica, Nueva York. Utica quedaba cerca del recién escavado Canal Erie. Era una metrópolis del Oeste, en creciente desarrollo y de mucho movimiento. Durante dos años Finney predicó, con creciente efectividad, en Utica y las ciudades adyacentes de Rome y Syracuse.

Los métodos de Finney eran novedosos. No evangelizó como sus predecesores: Jonathan Edwards, George Whitefield, y Asahel Nettleton. [3]

Para tener conversiones, a propósito elevó el timbre emocional de las reuniones. Adoptó y popularizó la práctica metodista de llamar a los conversos a pasar al altar o sentarse en la silla del penitente para significar su decisión de seguir a Cristo. Para agotar a los oyentes y llevarlos a hacer una entrega, alargaba sus reuniones. A veces las reuniones duraban cuatro horas y más. Estas formas de manipulación no escaparon a los críticos.

Hoy sería acusado de “lavado de cerebro”, de manipulacion psicologica, de falta de ética. Pero he conocido muchos predicadores que tienen la misma estrategia errónea, solo porque les da “resultados”. Es una sociedad orientada a los resultados, este “pragmatismo finneyista” es una tentación a evitar.

PERO ESTAS ESTRATEGIAS NO ERAN LAS QUE NECESARIAMENTE ATRAÍAN A LOS INCONVERSOS A CRISTO.

Desde el otoño de 1830 hasta el verano de 1831, el ministerio de Finney llegó a su punto culminante en Rochester, Nueva York. El Espíritu de Dios estuvo con él en gran poder. Como Utica, Rochester era un centro comercial de mucho movimiento, cerca del recientemente terminado Canal Erie. Tal era la manifestación del poder de Dios en la obra de Finney que los comerciantes de todo el distrito muchas veces cerraban sus puertas para asistir a las reuniones. En sus giras de iglesia a iglesia, grandes multitudes seguían a Finney.

EL VERDADERO SECRETO ESTABA EN ESTO.
Su compañero de oración fue Abel Clary. Finney escribió:

«El señor Clary continuaba orando mientras yo proseguía y seguía haciéndolo hasta que no terminaba de predicar. Nunca se presentó en público pero se entregó por completo a la oración».[4]

EL NACIMIENTO DE LA CONVERSIÓN/LAVADO DE CEREBRO EN EL RESURGIMIENTO CRISTIANO EN 1735.[5]

Aparentemente, fue Jonathan Edwards descubrió accidentalmente las técnicas durante la cruzada religiosa de 1735 en Northampton, Massachussets. Induciendo sentimientos de culpa y aprensión aguda, e incrementando la tensión, los “pecadores” que asistían a su reuniones de resurgimiento acababan rompiéndose y sometiéndose completamente.

Técnicamente, lo que Edwards hacía era crear condiciones que limpiaban el cerebro para que la mente aceptara una nueva programación. El problema era que las nuevas órdenes eran negativas. Les podía decir: “¡Sois pecadores, estáis destinados al infierno!” El resultado fue que una persona se suicidó y otra intentó hacerlo. Y los parientes del suicida contaron que ellos estaban también tan profundamente afectados que, aunque habían encontrado la “salvación eterna”, estaban obsesionados con la diabólica tentación de acabar con sus vidas.

Una vez un predicador, o un líder de una religión, un manipulador o una figura con autoridad crea la fase en que el cerebro puede vaciarse y quedar limpio, sus víctimas quedan completamente abiertas. Nuevas instrucciones, en forma de sugestiones, pueden sustituir a sus ideas previas. Como Edwards no enviaba mensajes positivos hasta el final del resurgimiento, muchos aceptaron las sugestiones negativas y actuaron, o desearon actuar, según ellas.
Charles J. Finney fue otro renacentista Cristiano que utilizó las mismas técnicas cuatro años más tarde en conversiones religiosas en masa en Nueva York. Las técnicas son todavía usadas por renacentistas cristianos, cultos, enseñantes, empresas, y el ejército de los Estados Unidos, por citar solo unos pocos. Déjenme señalar aquí que no creo que la mayor parte de los renacentistas religiosos se den cuenta de que están usando técnicas de lavado de cerebro.

Edwards simplemente insistió en un sistema que realmente funcionaba, y otros no hicieron más que copiarle y lo siguen haciendo doscientos años después. Y cuanto más sofisticado es nuestro conocimiento y nuestra tecnología, más efectiva es la conversión. Estoy profundamente convencido de que esta es una de las principales razones del incremento del [falso] fundamentalismo cristiano, especialmente en su variedad televisiva, mientras la mayor parte de las religiones convencionales declinan.

Estamos viviendo los últimos tiempos. No .sabemos el día ni la hora del regreso de nuestro Señor. Podemos citar a II Pedro, que es una carta que fue escrita en un momento en el que muchos cristianos dudaban acerca de la promesa del regreso, otros la tenían en menos y tal vez otros desconocían por completo la realidad de la Parousía.

El Señor viene en poder y gloria. Pero viene también en juicio y castigo. Juicio sobre los hombres (Ap. 20.12), sobre las naciones (Mat. 25.31-46) y sobre las estructuras de poder que pretendieron adueñarse de la creación de Dios (Ap. 18.1-8).

El Señor viene y juzgará a los cristianos como pueblo de Dios y luz de las naciones. Jesús mismo lo reveló al anciano Juan cuando reafirmando el “vengo pronto” anticipó su mensaje de denuncia y llamado al arrepentimiento a las iglesias del Asia Menor. Urge a dejar la indiferencia y la arrogancia (Ap. 2.4-5), a romper los pactos de sincretismo religioso (II Pe. 2.14-15), a abandonar la perversión sexual (II Pe. 2.20-21) y dejar de encandilarse con los oropeles de la  riqueza (II Pe. 3.15-19).

El apóstol Pedro observaba una convulsión mundial de magnitudes similares a las que el Señor les había anticipado en su mensaje profetice sobre las señales del fin. Proliferaban los profetas y los mensajes confundiendo a los cristianos y a sus mismos pastores y ancianos.

En 1827, líderes como Lyman Beecher y Asahel Nettleton, preocupados por falsos informes sobre supuestos excesos se unieron con otros líderes evangélicos del noreste para analizar con Finney sus diferencias. De esa reunión, este emergió como el nuevo líder del movimiento del despertar evangélico. Entre 1827 y 1832, sus avivamientos encendieron ciudades como Nueva York, Filadelfia, Boston y Rochester. Aunque continuó promoviendo sus campañas a lo largo de toda su vida (incluyendo viajes a Inglaterra en 1849-1850 y 1859-1860) los primeros años de Finney marcaron el punto más alto de su carrera.[6]

Teología de Finney

En 1832, forzado por una enfermedad a reducir sus viajes, asumió el pastorado de la Chatham Street Chapel (Segunda Iglesia Presbiteriana Libre) en la ciudad de Nueva York. Más tarde fue pastor en el Tabernáculo Broadway de Nueva York y en la Primera Iglesia Congregacional de Oberlin, Ohio, en esta última durante treinta y cinco años, comenzando en 1837. En 1835 llegó a ser profesor de teología en el recién formado Instituto Colegiado de Oberlin en Ohio (actualmente Oberlin College) donde también sirvió como presidente (1851-1866).

Escribió varios libros, colecciones de sermones y artículos, incluyendo sus Memorias (1876) en las que hace un recuento de parte de sus campañas para el despertar de la fe en el siglo diecinueve. [7]

Creo que la teología reformada es el mejor antídoto para el veneno de Finney. De hecho, es difícil imaginar un Finney “reformado”.

La fe reformada, bien entendida, enseña humildad ante Dios que es la antítesis de la exaltación de la predicación de Charles Finney. Si Finney era un hereje, entonces él debe ser expulsado del panteón cristiano no sólo de los reformados, sino por todos los que siguen a Jesús. Para que esto suceda, tanto las iglesias y sus pastores tienen que recuperar el sentido genuino de la gloria del Dios Trino en el evangelio. Hay que recuperar las verdades que ya conocemos – las verdades de las cuales nunca siquiera soñó Charles Finney – y debemos construir nuestro anuncio de la salvación que les rodea.

No lo olvides. Tenes que saber hasta donde “aceptas que alguien es cristiano”,hasta donde podes aceptar el cristianismo de alguien, hasta donde procurar tener paz con un cristiano y hasta donde procurar mantener la unidad del Cuerpo de Cristo, en el vinculo de la paz del Señor. Única forma posible de mantener la unidad ordenada por El Señor,sin caer en  legalismo.

Somos cristianos, tenemos santidad,y debemos ademas guardar la santidad que Dios nos ha dado,procurar crecer todo lo posible en esta santidad,guardandonos del pecado todo lo que podamos,haciendo todo el esfuerzo posible por limpiarnos de nuestras propias concupiscencias; por supuesto que todo esto no es posible sin la ayuda del Señor que se comprometio  a hacer que perseveremos en la fe hasta llegar al cumplimiento de sus promesas escatologicas para nuestras vidas.

Ademas, somos evangélicos dentro de los cristianos,tenemos una antigua tradición bíblica,que se remonta al período apostólico; nuestras doctrinas siempre procuran acercarse lo mas posible al ideal apostólico, pero recuerda siempre que no estamos en la época de las tierras biblicas, por lo tanto, es posible que algún aspecto no importante de la fe sea distinto en algún cristiano.

Recuerda que las “eclesias” tienen un tiempo de madurez, y mientras algunas “eclesias” (comunidades de fe o concilios) van madurando,otras van apostatando y otras nuevas  van naciendo también.

Recuerda cuando Jesús antes de partir hablo de Juan que iba a permanecer y Pedro seria crucificado y Pedro protestó, y Jesús le dijo que Juan era problema del Señor Jesus, que Pedro deberia seguirlo y dejar esos temas al Señor.   Si alguien va a la cruz es porque asi lo decidió el Señor, nadie debe despreciar al que no es llamado a ser mártir. No todos tienen el mismo llamado.

Tampoco todas las culturas ven la misión del mismo modo. Nosotros debemos respetar al que entiende la misión de la Iglesia de algun otro modo,porque hay cosas que no son motivos de división. Lo que si divide es la moral,las doctrinas acerca de la deidad (Adoramos a la Santisima Trinidad), la salvacion por Gracia y no por obras, que Jesús vuelve por segunda vez, cielo,infierno,vida eterna,en fin,las doctrinas que hacen a la esencia de Dios, del cristiano y de la Iglesia como cuerpo de Cristo, una santa Iglesia que es universal (católica), apostólica, y evangélica,no debe estar amarrada si o si a la cultura de algun pais como lo esta el Catol.Romano. Hay una Iglesia,muchas eclesias,tantas como el Señor disponga para el cumplimiento de sus planes.

Jesucristo es el Señor de la Iglesia y de la Historia. Recuerda que debemos exhortarnos pero en amor,para no caer en la misma tentación,ya que somos todos seres humanos y estamos firmes porque Jesucristo lo ha determinado.El dia que “El nos suelta”, nos caemos y nos llevamos todo por delante.Solo Él nos sostiene.

Concluyo este segundo capítulo citando al pastor José L, Gómez Pañete, quien elaboró un interesante estudio sobre la realidad del líder cristiano y afirma que:

“cualquiera que quiera manipular con las personalidades de sus colaboradores, no es un líder; es un déspota, huyamos de él. El autentico líder debe agrupar no a su alrededor, sino alrededor de Cristo, que es el Líder” [8]

Otro elemento básico del buen líder es el reconocer que el éxito en nuestro ministerio está en la humildad. La mentira del diablo trata de hacernos creer que somos suficientes, importantes y necesarios, para así llenarnos de arrogancia, pero esto es completamente falso. El único necesario e imprescindible en la iglesia, es el Señor Jesús, por medio de su Espíritu Santo. Los hombres somos instrumentos en sus manos, y debemos aceptar nuestras limitaciones, y apoyarnos en la suficiencia del Todopoderoso. Debemos evitar el tener un concepto muy alto de nosotros mismos.[9]

fuentes

Bibliografia consultada


Un best seller devela la historia oculta de los papas homosexuales

ENTREVISTA AL ESCRITOR ERIC FRATTINI
Un best seller devela la historia oculta de los papas homosexuales

13-07-2010 / El autor de Los Papas y el sexo, ya publicado en 16 países, opina sobre la postura de la Iglesia argentina frente al matrimonio igualitario, en el marco de la trama secreta que se teje desde hace siglos en la institución vaticana.

Alejandro VI – El célebre Papa Borgia tuvo siete hijos, entre ellos Lucrecia, aunque pudo tener más.
Tiempo Argentino
Natalia Páez

En mi libro no hay opiniones sobre la sexualidad de nadie. Hay documentos, y cada quien saca sus conclusiones cuando acaba de leerlo”, dice Eric Frattini, desde su casa en Madrid. Su reciente libro Los Papas y el Sexo (Planeta, 2010) -publicado en 16 países pero que aún no llegó a la Argentina- ya es un best seller y, como era de esperar, generó algunas polémicas. Por esto, Frattini se encarga de aclarar que lo suyo fue investigación y no opinión. El autor se metió en el mundo vedado del Vaticano. En el libro se describen las oscuras estancias papales, cuyos huéspedes escribieron historias de conspiraciones, vicios y sexo. Desde papas casados y adúlteros, hasta delincuentes, asesinos o violadores. También papas homosexuales, y algunos que practicaban sexo sadomasoquista, voyeuristas, hasta papas travestis. Un repaso a través de la vida oculta de los 261 sumos pontífices que ocuparon la silla de Pedro, desde aquel en persona, piedra basal de la Iglesia, hasta Benedicto XVI.
-Usted es un experto en la historia de los papas. ¿Cuál es su análisis sobre la postura de la Iglesia argentina sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo?
-El cardenal Bergoglio es de la vieja guardia de Karol Wojtyla, el Papa Juan Pablo II. Él mismo estuvo a punto de ser elegido Papa. Es uno de los que recibió gran apoyo en la segunda ronda del cónclave que elegiría nuevo pontífice luego de la muerte de Juan Pablo II. Entonces, los poderosos cardenales austríacos y alemanes lo instaron a no aceptar. No sabremos por qué. Entonces, él termina siendo uno de los pilares fundamentales de la elección de Ratzinger. Hay que pensar que este cardenal sigue la línea de su líder espiritual, Juan Pablo II. Recuerdo cuando en España se estaba discutiendo el término “matrimonio” versus “unión entre parejas homosexuales”. Hay una foto de Wojtyla levantándole el dedo en señal de reprobación a Rodríguez Zapatero. Una foto como la de un padre regañando a un circo. ¿A qué otro jefe de Estado se le permitiría que le hable así a un par? Es decir, el poder del Vaticano no es sólo simbólico. En nuestro caso, los representantes se pararon muy fuerte teniendo en claro que la Iglesia no iba a intervenir en temas de Estado, que iba a ser una opinión más. En España, la Iglesia sigue teniendo poder en los medios de comunicación. Pero a diferencia de la Argentina, oficialmente somos un estado laico.
-El Vaticano tiene fama de ser un reducto impenetrable para cualquiera que intente buscar información clasificada, ¿en qué fuentes basó su investigación?
-Hay una frase que se dice en la Santa Sede: “Para el Vaticano todo lo que no es sagrado es secreto”. A partir de ahí, bueno, yo tengo prohibida la entrada a los archivos y a la biblioteca. Para buscar allí documentación necesitas una carta de tu párroco diciendo que eres un buen católico. Pero allí nadie va a decirte que no. Existe la diplomacia. Te dicen: “Discúlpenos pero el scriptor que guarda esa zona de archivo no vino porque está enfermo. El scriptor está de vacaciones”. Intenté entrar 23 veces para mi libro anterior, y 16 veces para este. Nunca lo logré.
-¿Cuáles fueron sus fuentes?
-Mis fuentes han sido archivos en Escocia, Inglaterra, Holanda, España, Francia. Documentos históricos, hasta una biografía muy buena sobre la vida sexual de los papas del Medioevo, un libro de 1742. He usado más de 200 libros: documentos luteranos, documentos papales que no estaban en el Vaticano.
-Uno de los datos polémicos de su libro es la duda sobre una supuesta esposa de Karol Wojtyla.
-León Hayblum, quien afirmaba ser el padre de la nieta de Juan Pablo II, escribió un libro publicado en Nueva York titulado Tengo que contar esta historia. Yo no doy opinión, pongo datos,incluso aquellos que no han sido del todo probados, aclarando en cada caso. El caso de Paulo VI, por ejemplo. La fuente dice que tenía un amante en el Arzobispado de Milán.

http://www.elargentino.com/nota-98539-Un-best-seller-devela-la-historia-oculta-de-los-papas-homosexuales.html

¿Son todos apostoles?

¿Son todos apostoles?
  • ¿Son todos profetas? ¿Todos maestros? ¿Hacen todos milagros? ¿Tienen todos dones de sanidad? ¿Hablan todos lenguas? ¿Interpretan todos? Procurad, pues, los dones mejores. Mas yo os muestro un camino aun más excelente” (1 Corintios 12:29-31).
Hemos estado observando en los últimos años nacer un movimiento que se le ha dado en llamar “apostólico”. Esto ha levantado algunas voces a favor y otras en contra. Cada uno de los grupos tiene argumentos escriturales donde basan su teoría.
Debo confesar que después de escuchar la exposición de algunos maestros de ambos grupos, tengo una opinión personal sobre el tema, me siento capacitado al escribir ya que celebro la restauración del ministerio apostólico que se está dando en estos días. Pero la reflexión en esta columna va enfocada al exceso que se está produciendo, y las posibles consecuencias negativas que deriven de esta desproporción.
No es mi intención en este escrito, no pretendo ni tampoco aspiro establecer una doctrina. Hay otros con más autoridad espiritual,con mucha más capacidad intelectual y teológica que pueden hacerlo. Además,hay algunos libros escritos a los cuales consultar con el fin de ampliar los conocimientos sobre el apostolado.
Mi intención al escribir estas líneas es, como dice Darrow Miller, ser un “liberal conservador”:
“liberal, en el sentido de ser progresista y audaz en la manera de pensar, abierto a nuevas ideas, generoso, sin convencionalismos y con una mente amplia, capaz de respetar y evaluar en forma crítica las opiniones de otros. No liberal en el sentido de ser libertino, sin restricciones morales; conservador, en el sentido de conservar los principios fundamentales, apreciando todo el consejo de Dios y manteniendo las verdades fundamentales de la fe”.1
Por la gracia del Señor he visitado algunos países, y he visto algunos hombres que tienen las características, los frutos y el ministerio que podría llamarse apostólico.
Los he visto y he notado estas particularidades: fueron educados y mentoreados por líderes espirituales. Comenzaron el ministerio en un lugar donde no había nada, haciendo la obra de evangelista. Bautizaron y consolidaron los primeros conversos, los cuidaron en la fe realizando la tarea de pastor, les enseñaron desde los primeros fundamentos hasta hacerlos discípulos, como maestros.
Además, son profetas a la ciudad o la nación, establecieron otras iglesias anexas, están en comunión con su denominación, con su red ministerial y con otros pastores de la ciudad, procuran la unidad del Cuerpo de Cristo y el progreso del Reino de Dios más allá de sus propias iglesias, son reconocidos por su integridad personal, intelectual,familiar y ministerial. La mayoría de ellos ha visto a Cristo de una u otra forma… pero todo esto no es lo más sorprendente. Lo más asombroso de todo es: ¡que ninguno de ellos quiere ser llamado apóstol! Aunque en el resultado de su labor, los frutos personales y ministeriales son tan evidentes que aún los que consideran que el ministerio apostólico es cosa del pasado, no pueden dejar de reconocerlo.
Usar ese titulo tan sagrado, sin tener el ministerio y los frutos de un verdadero apóstol, sabiendo que ha sido otorgado en una reunión de amigos, con alguien que ni autoridad territorial espiritual tiene y con el solo hecho de hacerse más grande de lo que es, en mi opinión, es un acto de egolatría tanto del que otorga como del que recibe ese título.
He visto que la arrogancia consume a todos y a todo aquello que se cruza por su camino, y como dice Steve Smith: “El ego se hace pasar por autoridad y confianza, pero los demás lo reconocen rápidamente por lo que es verdaderamente: inseguridad y arrogancia”.
Alguien enumeró cuatro características de individuos que están en “zona de ego”.
* La persona comienza a hacer alarde de su genialidad.
* Busca constantemente la aprobación de los demás.
* Se pone a la defensiva.
* Y se considera a sí mismo muy humilde.
El apóstol Pablo nos llama a tener el mismo sentir que el Señor Jesucristo, que aunque era Dios, viendo la condición desastrosa que se encontraba el ser humano, se humilló hasta lo sumo para ofrecerles una esperanza.
Observando la descomposición social, cultural y moral en la que nos encontramos, opino que es hora de olvidarnos de los títulos y centrar la atención en la obra que Dios nos ha mandado. Cada uno,como colaboradores de Dios, edifiquemos a los santos para hacer la obra del ministerio.
Solo a modo de muestra, voy a contarle una experiencia muy reciente, posiblemente el lector conoce otros ejemplos. Era el sábado a la noche, ya madrugada de un domingo en Buenos Aires, la ciudad donde vivo, acababa de dejar en el hotel a un pastor que nos visitaba para celebrar cuatro noches de predicación.
Después que lo despedí, subí a mi automóvil y busque en el dial de la radio algo para oír. Tras pasar por las más famosas emisoras de AM, encontré una voz femenina que por la frescura y el hablar característico de una joven de hoy, sonaba entre quince y veinte años. Era la conductora del programa y estaba acompañada por un muchacho de posiblemente unos años más.
Pasé los cuarenta y cinco minutos siguientes hasta llegar a mi casa, totalmente conmovido, escuché tantos errores teológicos, doctrinales, de educación, de buenas costumbres y de lenguaje, que posiblemente merecerían estar en el “Libro Guinnes de los records”. Por momentos tuvo el tupé de opinar livianamente de los errores que había cometido la Iglesia en el pasado. La verdad,me dio vergüenza ajena, por el Señor Jesucristo, por la Iglesia, por el Evangelio y por el mensaje. No pudo ser más lamentable.
Estoy seguro que el Señor no necesita que alguien lo defienda, pero por ser parte del cuerpo de Cristo me sentí golpeado, tenia ganas de gritar a los oyentes que no todos somos iguales, y que lo que esa joven decía no era lo que Dios dice en su Palabra.
En un momento del programa comenzaron a reiterar por unas diez veces la dirección y el horario del “glorioso servicio” que tendrían ese domingo al que ella llamaba “culto” –como si la gente no creyente supiera lo que significa esa palabra–.
Después de repetirlo tantas veces dijo:
“Usted se preguntará ¿por qué lo repetimos tantas veces? Es por la ley de la repetición: mientras más lo repetimos más le va a entrar, y queremos que le entre, no por nosotros, sino por usted, porque a nosotros no nos hace nada que venga, si viene, el que sale ganando es usted”.
Querido lector: si usted que lee siente vergüenza, imagínese yo al escucharlo. Pero la sorpresa más grande viene ahora:
“El apóstol Fulano, apóstol principal y director de este ministerio estará esperándolo a usted y su familia para impartir la bendición mañana a las tantas horas en tal dirección”, dijo la conductora.
Créame, ¡no podía creerlo! Conozco ese nombre, y en mi opinión no puede usar ese título que lo coloca en la misma posición de Pablo, Pedro, Juan, Santiago… ¡No, es imposible!
Por más que alguien lo haya ungido.
Según mi parecer, el líder de ese ministerio radial debería centrar su atención en capacitar a sus discípulos, instruirlos en la buena educación y correcta doctrina, para que cuando usen un arma tan potente como un medio de difusión masiva, en este caso la radio, puedan persuadir, edificar, abrir el apetito de los oyentes hacia el camino de Dios y no vacunarlos con escepticismo.
También es verdad que hemos visto muchos otros ejemplos de gente más preocupada por mostrar sus títulos, cargos y trofeos, que de hacer lo que Dios les ha mandado. No tengo problemas si alguien quiere usar un título en su tarjeta de presentación o en su programa de radio, pero sí espero, por el bien del Evangelio de nuestro Señor Jesucristo, que cumpla la función del titulo que usa.
Para finalizar, creo que son oportunas para todos nosotros las palabras del apóstol Pedro:
  • “Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén” (1 Pedro 4:10-11).
Dios le bendiga.
Hasta la próxima.
Por Omar Daldi
Pastor y Presidente de Editorial Peniel
1 Darrow Miller Discipulando Naciones.
Producciones EMCOR, Managua 2001
Director General
Fuente bibl:
Libros News Año 4 Nº 7

El negocio más rentable del mundo

El negocio más rentable del mundo

Por Lolo Morales – Apologista

Estamos llegando al  “fin del siglo”  [la iglesia en su fase final] que nos habló Jesucristo en Mateo 28:20 ” Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado: y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo [Griego: ewv thv sunteleiav tou aiwnov, HASTA EL FIN DE EL SIGLO.

La Apostasía en la iglesia cristiana pentecostal y evangélica es total. Todas la iglesias se han convertido en una cueva de ladrones y sus grandes mentores encontraron la panacea para desarrollar el negocio más rentable del mundo. Hoy en día es fácil darse cuenta preguntándole a un niño de 7 años que quiere ser cuando sea grande y sin inmutarse contesta: “Quiero ser pastor. Quiero ser como Cash Luna.”

Desde pastores jóvenes casi niños hasta los más viejos quieren ser apóstoles, todos por parejo quieren tener un retiro feliz, con mansiones, carros de lujo y dinero de sobra. El nuevo paradigma de estos personajes avarientos es el de crear modelos de redes empresariales motivacionales encubiertas haciéndose pasar por evangelistas conocedores de las sagradas escrituras  y manipulándolas a su antojo para generar cantidades monumentales de dinero al mejor estilo de las grandes corporaciones del mundo, a costillas de las necesidades más apremiantes de los creyentes mal enseñados y desconocedores de la auténtica doctrina cristiana bíblica.

La gran mayoría de maestros del evangelio que una vez fueron grandes columnas del evangelio que nos enseñaron Jesucristo y sus Apóstoles, hoy son soleras carcomidas por el virus de la avaricia, estiércol de la más dañina de las plagas de la era cristiana.

Estamos en el fin de siglo. Apostasía total. Donde quiera que uno va, a  la iglesia que uno asista allí salen con algo relacionado con el dinero pero no a la manera bíblica, sino como una fuente inagotable de ganancia. Las iglesia universal de Cristo hoy en día se ha convertido en una cueva de ladrones.

La iglesia de Jesucristo va a terminar igual que comenzó, reuniéndose los hermanos en las casas igual que lo hacían los primitivos cristianos. Llegó el tiempo de hacerlo. La persecución y el comienzo de la Gran Tribulación que Jesucristo profetizó en Mateo 24: 21 ”  Porque habrá entonces grande aflicción, cual no fue desde el principio del mundo hasta ahora, ni será”, ya está a las puertas.

La podredumbre espiritual y moral existente en la iglesia apóstata del final de siglo demuestran el comienzo, mejor dicho la víspera de la entrada de la iglesia a la Gran Tribulación, por la cual tendremos que pasar todos los santos de la iglesia de Cristo hasta que el Señor se manifieste con poder en su Segunda Venida, profetizado por el propio Señor Jesucristo en Mateo  24:27.

El Señor nos introduce así [Mateo 24:21-27] a la Gran Tribulación como “grande aflicción, cual no fue desde el principio del mundo hasta ahora, ni será” (v. 21), nadie puede dudar que el Señor se está refiriendo obviamente a lo que conocemos por el nombre abreviado de “la Gran tribulación”, pues nos referimos a una tribulación nunca jamás vista en la historia de la humanidad y que nunca se volverá a ver en la faz de la tierra (de hecho la versión inglesa King James dice “great tribulation” y son también las mismas palabras del original griego que se utilizan en Apocalipsis 7:14 y que se traducen allí como “grande tribulación” en la Versión de Reina Valera, el griego literalmente dice “la tribulación, la grande”). El Señor nos dice que entonces, es decir durante la Gran Tribulación (véase el “ENTONCES” del versículo 23), surgirían falsos anuncios de que la venida de Cristo ya habría acontecido fuera de la vista de todos y que hay que ir a ver o a buscar a Cristo en tal o cual lugar de la tierra (falsos cristos); ante este engaño el Señor concluye (v. 27) diciendo que su venida, LA PAROUSÍA de Él, luego de ese tiempo de Gran Tribulación sería visible como el relámpago a todo el mundo, y no sería a la manera no visible a todo el mundo como aparecerán antes los falsos cristos de la Gran Tribulación pretendiendo simular la parousía.

La cristiandad se encuentra ahorita mismo en la víspera de la PAROUSÍA del Señor.

Tomado del canal de Youtube: vozdejehova

“CANIBALISMO” LA PROPUESTA DE ANA MENDEZ FERREL

“CANIBALISMO” LA PROPUESTA DE ANA MENDEZ FERREL

Esta pintura, que de sólo mirarla provoca un vértigo de aversión, constituye uno de los catorce murales conocidos con el nombre de pinturas negras, con las cuales Francisco Goya decoró el comedor y el salón de la llamada Quinta del Sordo, una casa que adquirió a orillas del madrileño río Manzanares en 1819. Setenta años después se dispuso que se arrancaran de las paredes y se depositaran sobre lienzos, con el fin de preservarlas para la posteridad.
Saturno devorando a un hijo, que forma parte de las seis que decoraban el comedor, llegó a ser una de las pinturas más inquietantes de principios del siglo XIX, pues explaya, con maestría y sentido dramático, el tema alegórico del tiempo representado por el dios mitológico Cronos -identificado por los romanos con Saturno-, quien, temeroso de ser destronado por sus descendientes, devoraba a los hijos que daba a luz su esposa Era, cuya única función, aparte de satisfacer los deseos libidinosos de un ser todopoderoso, era reproducir hijos a montones.
¿Quién es Ana Méndez Ferrel?

Ex Sacerdotisa del Vodoo y ex internada de un neurosiquíatrico según ella misma relata en su pagina web, supervisora de 18 Iglesias, escritora de varios libros entre ellos “Comed de mi Carne y Bebed de mi Sangre” Publicado por E & A INTERNATIONAL.

Este libro en particular “No he leído otro de la autora” me ocuparé dado que ha traído algún trastorno dentro de la iglesia en la cual adoro al Señor.

En este libro hace un esfuerzo mediante “Citas Bíblicas” a comer literalmente la “carne” de Jesús y beber su “Sangre” literalmente en el sacramento de la “Santa Cena del Señor”.
Doy Gloria a Dios Ana en que Cristo te haya hecho libre del sacerdocio satánico y te haya sanado mentalmente pero no puedo dar Gloria a Dios en esto que estas queriendo enseñar al pueblo de Dios.

No puedo por cantidad de texto señalar todo el libro de Ana Méndez Ferrel, solo citaré algo de su escritura.
Finaliza el capítulo 2 página 18 diciendo: “¿Cómo vamos a permanecer en El? Comiendo de su carne y bebiendo de Su sangre y guardando Sus mandamientos.
En el Capítulo 3 página 20 Ana dice: “ Cuando entramos al Reino de Dios a través de un genuino arrepentimiento y compromiso de seguir a Jesucristo como Señor y Salvador, el Espíritu de Dios se une al del hombre, engendrándolo para que sea transformado en una nueva creación. A partir de ese momento crecerá y será fortalecido, a través de su alimento espiritual, que es la carne y la sangre de Jesús, además de la Palabra de Dios…”

También dice:

“Los elementos del pan y del fruto de la vid, permanecerán siempre siendo pan y extracto de uva, pero en la realidad invisible, el Cuerpo y la Sangre de Jesús se harán presentes en un forma grandiosa”

Y agrega:

“Nuestro espíritu, literalmente beberá de Su Sangre, y se unirá a Su carne y a Su Cuerpo. Nuestro espíritu absorberá dentro de si, la vida de Dios, y todo lo que esta contenido en esa carne y en esa sangre”.

¿No es esto que escribe y trata de enseñar Ana Méndez Ferrel algo ya instituido por alguna otra religión?

Desde luego que si.

La Santa Cena o comunión, fue instituida por nuestro Señor Jesucristo la noche en que fue entregado. La Iglesia Católica la ha convertido en su culto más excelente, denominado “La misa o eucaristía”.

Supuestamente los sacerdotes Católicos poseen el poder de convertir en forma sobrenatural el pan y el vino, en el cuerpo y sangre reales y literales de Jesucristo.
Catecismo de la iglesia Católica enseña:

1376 – El Concilio de Trento resume la fe católica cuando afirma: “Porque Cristo, nuestro Redentor, dijo que lo que ofrecía bajo la especie de pan era verdaderamente su Cuerpo, se ha mantenido siempre en la iglesia esta convicción, que declara de nuevo el Santo Concilio: Por la consagración del pan y del vino se opera el cambio d e toda la sustancia del pan en la substancia del Cuerpo de Cristo nuestro Señor y de toda la substancia del vino en la Substancia de su Sangre; la Iglesia católica ha llamado justa y apropiadamente a este cambio transubstanciación”.
En la siguiente cita del Catecismo revela que la Iglesia Católica aun sostiene esta doctrina que fue definida en el Concilio de Trento.

1333 – En el corazón de la celebracion de la Eucaristía se encuentran el pan y el vino que, por las palabras de Cristo y por la invocación del Espíritu Santo, se convierten en el Cuerpo y la Sangre de Cristo.

¿Que dice al respecto el Catecismo de cuando viene Cristo en la eucaristía y cuanto tiempo permanece allí?

1377 – La presencia eucarística de Cristo comienza en el momento de la consagración y dura todo el tiempo que subsistan las especies eucarísticas. Cristo este todo entero presente en cada una de las especies y todo entero en cada una de sus partes, de modo que la fracción del pan no divide Cristo.

Puesto que Ana Méndez Ferrel y el catolicismo enseñan a sus miembros a tomar parte de un canibalismo literal, esta doctrina requiere serio examen.

En la misa o eucaristía enseñan.

“Que la misa es un sacrificio expiatorio. Que en este sacrificio, se ofrece por el ministerio de los sacerdotes, al mismo Cristo, que entonces se ofreció a si mismo en la cruz. De aquí es, que no solo se ofrece con justa razón por los pecados, sino también por la tradición romana por aquellos que han muerto en Cristo sin estar plenamente perdonados (Concilio de Trento: Sesión XII Capitulo 2)

Que después de la consagración del pan y del vino, estos elementos como ya se dijo se transforma literalmente en el cuerpo y la sangre de Cristo, y que en el pan y el vino se halla su alma. A esta conversión la han llamado los católicos transubstanciación (cambio de substancias); (Concilio de Trento: Sesión XIII Capitulo 3)

¿Qué nos dice la palabra de Dios?

Lucas 22:19 Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es
mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí.
Lucas 22:20 De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama.

Para todo estudioso serio de la Biblia este pasaje es considerado una metáfora o si se quiere un símbolo. Esta forma de lenguaje fue propia de de Nuestro Señor Jesucristo.

Matthew Henry en su comentario de la Biblia dice:

La cena del Señor es una señal o conmemoración de Cristo que ya vino, que nos liberó muriendo por nosotros; su muerte se pone ante nosotros de manera especial en esta ordenanza, por la que la recordamos. Aquí el partimiento del pan nos recuerda el quebranto del cuerpo de Cristo en sacrificio por nosotros. Nada puede ser mejor alimento y más satisfactorio para el alma que la doctrina de la expiación del pecado hecha por Cristo y la seguridad de tener parte en esa expiración. Por tanto, hacemos esto en memoria de lo que Él hizo por nosotros cuando murió por nosotros; y como recordatorio de lo que hacemos, al unirnos a Él en el pacto eterno. El derramamiento de la sangre de Cristo, por lo cual se hace la expiación, se representa por el vino en la copa.

Podemos comparar otras expresiones, por ejemplo. “Yo soy la puerta” (Juan 10:9); Yo soy la vid (Juan 15:1); “Yo soy el pan de vida” (Juan 6:35); Yo soy la luz del mundo” (Juan 8:12) solo por nombrar algunas expresiones.

De todo esto solo deducimos que, si Cristo no puede ser real y positivamente una puerta, una vid, un pan o una luz, tampoco un pedazo de pan puede ser real y positivamente el cuerpo literal de Cristo, sino solamente una figura, un emblema del cuerpo verdadero de Cristo.

Sabemos también que estos elementos no se convirtieron en la propia sangre y cuerpo de Cristo cuando el los bendijo, porque El personalmente estaba aun allí, estaba sentado ante ellos antes y después de que tomaron del pan y de la copa. No se cambio de una persona a un líquido ni se transformo en pan, su carne estaba todavía sobre sus huesos y su sangre corría en sus venas y arterias. No obstante por espacio de siglos, el romanismo ha insistido en una interpretación literal de las palabras de nuestro Señor Jesucristo al igual que Ana Méndez Ferrel insiste en inducirnos al mismo error.

La adopción de la idea de que los elementos de la santa cena se convierten en el cuerpo y la sangre de Cristo, presentó otros problemas: El escritor Tertulio, nos dice que muchos de los sacerdotes debían tener el cuidado para que algún pedazo del pan no se cayera al suelo, porque el “cuerpo de Cristo” podía lastimarse. En la Edad Media hubo discusiones de que se debería hacer si alguien vomitaba después de recibir los elementos, o si un perro o una rata llegaran por casualidad a comerse el “cuerpo de Cristo”. Luego a fines del siglo XI para evitar que alguien derramara la “sangre de Cristo” (el vino) la Iglesia Católica empezó a retener la copa al pueblo común. Esto contradice la que Jesús ordeno hacer, es contrario a la enseñanza de la Biblia (1 Corintios 11:23-34).

En cuanto a la ordenanza sagrada 1 Corintios 11:23-34 Matthew Henry nos enseña en su comentario Bíblico lo siguiente:

El apóstol describe la ordenanza sagrada, de la cual tenía conocimiento por revelación de Cristo. En cuanto a los signos visibles, estos son el pan y el vino. Lo que se come se llama pan, aunque al mismo tiempo se dice que es el cuerpo del Señor, mostrando claramente que el apóstol no quería significar que el pan fuese cambiado en carne.

San Mateo nos dice que nuestro Señor les invitó a todos a beber de la copa, capítulo xxvi, 27, como si hubiera previsto, con esta expresión, que un creyente fuese privado de la copa. Las cosas significadas por estos signos externos, son el cuerpo y la sangre de Cristo, su cuerpo partido, su sangre derramada, junto con todos los beneficios que fluyen de su muerte y sacrificio.
Las acciones de nuestro Señor fueron, al tomar el pan y la copa, dar gracias, partir el pan y dar el uno y la otra. Las acciones de los comulgantes fueron, tomar el pan y comer, tomar la copa y beber, haciendo ambas cosas en memoria de Cristo.

Pero los actos externos no son el todo ni la parte principal de lo que debe hacerse en esta santa ordenanza. Los que participan de ella tienen que tomarlo a Él como su Señor y su Vida, rendirse a Él y vivir para Él.

En ella tenemos un relato de las finalidades de esta ordenanza. Tiene que hacerse en memoria de Cristo, para mantener fresca en nuestras mentes su muerte por nosotros, y también, para recordar a Cristo que intercede por nosotros a la diestra de Dios en virtud de su muerte.

No es tan sólo en memoria de Cristo, de lo que Él hizo y sufrió, sino para celebrar su gracia en nuestra redención. Declaramos que su muerte es nuestra vida, la fuente de todos nuestros consuelos y esperanzas. Nos gloriamos en tal declaración; mostramos su muerte y la reclamamos como nuestro sacrificio y nuestro rescate aceptado. La cena del Señor no es una ordenanza que se observe sólo por un tiempo, pero debe ser perpetua.

El apóstol expone a los corintios el peligro de recibirla con un estado mental inapropiado o conservando el pacto con el pecado y la muerte mientras se profesa renovar y confirmar el pacto con Dios. Sin duda, ellos incurren en gran culpa y así se vuelven materia obligada de juicios espirituales. Pero los creyentes temerosos no deben descorazonarse de asistir a esta santa ordenanza.

El Espíritu Santo nunca hubiera hecho que esta Escritura se hubiese puesto por escrito para disuadir de su deber a los cristianos serios, aunque el diablo la ha usado a menudo. El apóstol estaba dirigiéndose a los cristianos y les advierte que estén alerta ante los juicios temporales con que Dios corrige a sus siervos que le ofenden. En medio de la ira, Dios se acuerda de la misericordia: muchas veces castiga a los que ama. Mejor es soportar problemas en este mundo que ser miserable para siempre.

El apóstol señala el deber de los que van a la mesa del Señor. El examen de uno mismo es necesario para participar correctamente en esta ordenanza sagrada. Si nos examináramos cabalmente para condenar y enderezar lo que hallemos malo, podríamos detener los juicios divinos.
El apóstol termina todo con una advertencia contra las irregularidades en la mesa del Señor, de las cuales eran culpables los corintios. Cuidemos todos de esto para que ellos no se unan a la adoración de Dios como para provocarle y acarrearse venganza sobre sí. (Matthew Henry – comentario Bíblico)

¿Será que Ana Méndez Ferrel también nos quiere inducir a una práctica pagana?

El historiador Duran, nos dice que la creencia en la transubstanciación, como se practica en la religión católica y lo que pretende enseñarnos Ana Méndez Ferrel en su nueva “Revelación” es una de las ceremonias mas antiguas de los pueblos paganos.
Un tipo de esta ceremonia era celebrada en Egipto, en la cual un pedazo de pastel era consagrado por un sacerdote y se suponía que se convertía en el cuerpo de Osiris, después se comía y se tomaba vino como parte de aquella ceremonia (Historia de la Civilización Pagina 741).
También en la Enciclopedia de Religiones, se nos dice que la idea de la transubstanciación, era una enseñanza de la religión del Mitraismo, siendo aquella practica similar a la que hasta hoy realiza la iglesia católica y nos quiere inducir Ana Méndez Ferrel (Volumen 2 patina 76).
En una u otra forma, pues, la idea de comerse a Dios literalmente se desarrollo en muchas tribus y religiones del mundo.

Ana Méndez Ferrel en su libro cita entre otros muchísimos versículos Bíblicos el evangelio de Juan 6:51-54

  • Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo.Entonces los judíos contendían entre sí, diciendo: ¿Cómo puede éste darnos a comer su carne? Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.Estos versículos pareciera enseñar canibalismo, pero podemos comprender claramente el significado al leer el pasaje completo en su contexto.Antes de hacer tal declaración, Jesús dijo:Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo.Le dijeron: Señor, danos siempre este pan. Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás. (Juan 6:33-35)

Esta enseñanza concuerda con el resto de las escrituras.La vida eterna se obtiene al creer en Jesucristo, no al comer su cuerpo.

Jesucristo aclara:

  • Juan 6:40 Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.

¿Te das cuenta? Jesús una vez más indica que tenemos vida eterna al creer en él.
Cuando sus discípulos murmuraron al escuchar estas palabras, el Señor les explico:

  • Juan 6:63 El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.

Jesús hizo esta declaración en sentido espiritual, no físico.
El estaba explicando que, espiritualmente, la vida se obtiene por fe en él, no comiendo su cuerpo.

¿Dónde aprueba Dios el canibalismo?

En ningún lugar de la Biblia.

¿Prohíbe Dios esta práctica?

  • “Pero carne con su vida, que es su sangre, no comeréis” Génesis 9:24
  • “…Ninguna persona de vosotros comerá sangre, ni el extranjero que mora entre vosotros comerá sangre”. Levítico 17:12

Jamás Dios ordenaría a sus hijos que hicieran algo que él había prohibido.
Jesús no estaba dando a entender que comiéramos su cuerpo literalmente.

Sugerir esta idea Ana Méndez Ferrel es del todo ridículo.

Jesús estaba hablando en sentido espiritual de lo que pronto haría en la cruz.
Recuerda y Recuerden:

  • “…haced esto en memoria de mi” (1Corintios 11:24)

Lo mismo debemos decir acerca de la sangre de Cristo.

  • “1Co 11:25 Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí”.

La observación de la Santa Cena es una conmemoración de la obra de Cristo en el Calvario, no una nueva realización de ese hecho.

  • “…haced esto en memoria de mi” (Lucas 22:19)

Dado que la transubstanciación es otra tradición católica que no es apoyada por la Biblia, sino creación de hombres, lo que pretende Ana Méndez Ferrel en su libro: “Comed de mi Carne, Bebed de mi Sangre” es lo mismo, institución de hombres.

¿Por qué Ana Méndez Ferrel prefiere que comas a Cristo literalmente en lugar de poner tu fe en él?

¿Por qué al igual que la iglesia católica, Ana Méndez Ferrel deliberadamente separa un versículo bíblico o varios de su contexto y desarrolla una doctrina que la Biblia obviamente no enseña?

Solo puedo decirte que:

  • Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. (Mateo 24:24)
  • Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme. (2 Pedro 2:1-3)

Conociendo la verdad ¿Puedes conscientemente tomar parte de esta práctica?

Humildemente te pido Ana Méndez Ferrel que reconsideres esto y aquello que estas enseñando por todo el mundo y a dieciocho iglesias que supervisas según pude leer en tu pagina web.

Y Recuerda: “y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado” Santiago 4:17

· Ana Méndez Ferrel te doy todo el “Derecho a Replica” que creas conveniente y haré todas las publicaciones que expongas.

Dios bendiga y guarde a su Remante.
Sergio Calero
Pastor

http://iglesiaelresplandor.blogspot.com/2008/09/canibalismo-la-propuesta-de-ana-mendez.html

ANA MÉNDEZ Y SU NUEVA DOCTRINA

Thursday, October 30, 2003
ANA MÉNDEZ Y SU NUEVA DOCTRINA

La historia de Ana Méndez es espectacular. Según su página de Internet estuvo en un manicomio por ser sacerdotisa del voodoo. La pseudo profeta, afirma que Dios la ha llamado a ser una de sus generales y busca al diablo para combatir contra él en varios lugares exóticos del mundo.

En uno de estos viajes, en la expedición del monte Everest, la señora Méndez tiene un revelación en donde se le comunica que la Reina del Cielo (uno de los nombres de la Virgen María) es una potestad de las tinieblas.

Lo más preocupante es la posibilidad de que Ana Méndez, sigue sirviendo al mismo amo de antes, sólo que hoy se le manifiesta como un “ser de luz”

Posiblemente la razón por la cual Ana Méndez combate contra la Reina del Cielo, es porque sólo Ana quiere ser reina. El orgullo es el arma más atroz de Satanás.

Ana también afirma tener el poder de resucitar muertos. Pero antes de caer en las trampas del sensacionalismo, recordemos las sabias palabras de San Juan Crisóstomo: “Es mejor alimentar a los hambrientos que resucitar a muertos”

No considero prudente ir a los dominios del demonio para provocarlo, ya que podemos luchar contra él desde nuestros respectivos sitios. Nosotros no debemos ir en busca del diablo porque bastantes veces él se presenta ante nosotros. La batalla verdadera está el corazón del hombre.

La lucha contra el diablo es una vida de oración en el camino de la humildad. Obedecer los mandamientos de Cristo tomando nuestra cruz y negándonos a nosotros mismos. Esta es la lucha que Dios manda.

Ana Méndez y sus seguidores, aunque bien intencionados, están involucrados en un juego mortal y ellos mismos admiten que sus armas son sólo simbólicas. Espero que Dios tenga piedad de ellos porque, como dice el dicho: el camino al infierno está pavimentado con buenas intenciones.

http://anamendez.blogspot.com/

Los Tiempos Peligrosos

Ver este documento en Scribd

La Iglesia más antigua de las Iglesias Cristianas

La Iglesia más antigua de las Iglesias Cristianas

{ por Teófilo Gay }

La Iglesia Romana, para demostrar que ella es la verdadera Iglesia de Cristo, afirma que ella es antigua, la más antigua de las iglesias cristianas. Las otras iglesias cristianas, según ella, son recientes porque nacieron después. “Los protestantes”, dicen los sacerdotes, “nacieron con Lutero; ¿dónde estaban antes ellos? La Iglesia Romana, en cambio, data desde el primer siglo y se mantuvo fiel hasta ahora”.

Este argumento especioso puede turbar a más de uno. Vamos a examinarlo:

La antigüedad de un sistema no prueba de por sí la divina autoridad.

Los fariseos apelaban al antiguo uso del divorcio, pero Jesús les dijo: “mas al principio no fue así” (Mateo 19:8). Los judíos decían acerca de la doctrina de Cristo: “¿Qué nueva doctrina es ésta?” (Marcos 1:27). Los samaritanos pretendían que adorar a Dios en el monte Gerizim era de más antigüedad que en Jerusalén (Juan 4:20). Los judíos acusaban a San Pablo de ser jefe de una nueva secta (Hechos 24:5). Los atenienses llaman “nueva doctrina” la que el apóstol predicaba (Hechos 17:19).
Los paganos de los primeros siglos se vanagloriaban de la antigüedad de su religión en relación a la del cristianismo. San Agustín les contestó: “¿Acaso la antigüedad vale más que la verdad?” Si así fuese, los asesinos, adúlteros, ladrones y todos los malhechores podrían justificar y defender sus hechos porque son cosas antiquísimas que se cometieron desde el principio del mundo.
El mal no puede ser honesto por-que se practique desde antaño. Esta es la política de Satanás, que con-siguió, a través del tiempo, que su obra fuese aprobada como asimismo un falso y vergonzoso culto bajo el pretexto de su antiguedad. El vulgo empezó a adorar a hombres ya muertos por parecerle que eran dioses, y este culto, habiendo continuado por mucho tiempo, vino a considerarse como aproba-do, mientras que la verdad no viene ni procede de la antigüedad, sino de Dios. Y Tertuliano dice: “Cristo se llama la Verdad y no la antiguedad. Todo lo que esté contra la verdad, aunque fuere una tra-dición antigua, es una herejía.”
No puede ser una señal indispensable de la verdadera iglesia de Cristo una señal que esta Iglesia no ha podido tener siempre; en su origen la iglesia cristiana no podía tener la antiguedad, y hoy, al iniciar una obra cristiana en la China, los budistas pueden alegar que son más antiguos que vosotros.
El paganismo, la incredulidad, son más antiguos que vosotros, y convenís en esto: ¿diréis vosotros que valen más que vuestra religión?
¡Cuántas veces vemos que las cosas nuevas valen más que las viejas!
En la manera de vestir, de viajar, de enviar cartas, etc., ¿quién es el que no prefiere las invenciones modernas? Es preciso admitir posibilidad de progreso aun en el conocimiento de la verdad. La verdad es antigua, es eterna; pero la adquisición de ella es progresiva.
La antigüedad en sí no es por lo tanto criterio de la verdadera iglesia.

La iglesia papal tal cual ahora es, no es antigua. Una buena sociedad antigua puede degenerar de su origen y entonces deja de ser una sociedad antigua primitiva, es una novedad. Este es el caso de la Iglesia de Roma.

Es preciso que se reconozca que en la cristiandad existen las iglesias griegas y siríaca, que son más antiguas que ella, por cuanto fueron fundadas antes que la Iglesia de Roma. Gregorio, patriarca de Constantinopla, respondía el 5 de octubre de 1868 a los legados de Pío IX que lo invitaban al Concilio de 1869 en Roma: “Los principios del Papa no concuerdan en absoluto con los de la Iglesia Ortodoxa de Oriente. El Papa no cesa de profesar los mismos principios que están en abierta oposición con los del Evangelio, con las enseñanzas de los concilios ecuménicos y de los padres.”
Es preciso que reconozca bien que dejó de ser la Iglesia Romana de los primeros siglos de los tiempos apostólicos, de los primeros obispos de Roma, y ni tampoco de los tiempos de Gregorio Magno (600).
La Iglesia Romana, hasta el año 600 no tenía misa, purgatorio, confesión auricular, apócrifos, tradiciones, méritos, culto a las imágenes, etc. Era entonces la iglesia cristiana, y no la papal.
Las fechas del origen y nacimiento de los ritos y dogmas son bien conocidas. Casi todos han sido creados entre el 787 y 1870. La Iglesia Romana, tal cual como hoy es, cuenta más o menos unos 370 años de existencia, porque fue solamente en el Concilio de Trento, posterior a la muerte de Lutero, que fue definitivamente fijado su credo, su culto y su organización. (Téngase en cuenta que esto fue escrito en el siglo pasado).

La Iglesia Romana no posee sucesión apostólica. No habiendo tenido un apóstol que la fundara no pueden los papas llamarse sus sucesores; y menos aún pueden vanagloriarse de que sus obispos formen una cadena no ininterrumpida desde Pablo o Pedro.
A esa pretendida cadena falta el primer eslabón, todo. Es una burda fábula de que Pedro haya sido obispo de Roma, y que haya nombrado sucesor delegándole sus prerrogativas e indicándole que las transmitiera a su vez a un sucesor, etc. Pero suponiendo que así fuese, no existiría la cadena ininterrumpida del primer obispo de Roma, hasta el Papa actual.

Los historiadores eclesiásticos no están de acuerdo acerca de los primeros cuatro sucesores del primer obispo de Roma; nadie puede decir cuáles fueron.
¿Quién fue el segundo obispo de Roma? Jerónimo dice que la mayoría de los padres latinos (Tertuliano, Rufino, etc.), dicen que fue Clemente, Eusebio, Ireneo, Jerónimo y Agustín afirman que fue Lino.
¿Quién fue el tercer obispo de Roma? Los Pontificiales, dicen que fue Cleto; pero Ireneo, Eusebio y Agustín ni siquiera lo mencionan porque nunca existió.
Cleto es una abreviatura de Anacleto que vino después de Clemente. Y aquí Roma dividió aquel pobre hombre en dos partes y lo coloca como tercer obispo de Roma, un hombre que nunca existió.
¿Quién fue el cuarto obispo de Roma? Tertuliano, Rufino, Epifanio, etc., dicen que Clemente fue el segundo, pero la Iglesia de Roma lo coloca como el cuarto y Platina dice que aun cuando fue nombrado por Pedro, por razones de humildad dejó que por veinte años pontificaran otros dos en su lugar. ¿Desobedeció a Pedro? Todo esto es una fantasmagoría.
La “Santa Sede” en Roma, estuvo varias veces vacante. He aquí la cadena ininterrumpida en varias ocasiones. Según Platina, estuvo vacante: después de Juan III, diez meses; después de Pelagio II, siete meses; después de Gregorio 1, cinco meses; después de Fabián, un mes; después de Bonifacio II, seis meses; después de Martín 1, catorce meses; después de Pablo 1, trece meses; después de Nicolás 1, ocho años y siete meses; después de Clemente IV , diecisiete meses; después de Clemente V, dos años; después de Nicolás IV, veintisiete meses. En conjunto, la Santa Sede estuvo vacante casi veinticinco años.
¡Y cuántos cismas entre papas y antipapas han interrumpido la pretendida sucesión apostólica en la Iglesia Romana! Hubo 28 llamados antipapas.
¿De quién es sucesor el Papa actual a través de tantos cismas?
¿Dónde está la tan decantada sucesión apostólica?

La Iglesia del Papa no posee ni la vida y menos aún la doctrina de los apóstoles o apostólica. ¿La doctrina? Pero para formular su credo la Iglesia Romana tuvo que añadir doce artículos al Credo Apostólico.

¿Dónde hallamos el papado, la confesión, la mariolatría, el purgatorio, la misa, etc., entre los apóstoles? Su doctrina explícita es que Cristo es suficiente para todo e hizo todo. No hay más lugar para sacerdotes, sacrificio; no hay más condenación. Roma, como Pedro y Pablo habían profetizado, ha apostatado (1 Timoteo 4; 2 Pedro 1).
¿La vida? Arnaldo De Brescia en su tiempo predicaba que el clero romano carecía de vida y de doctrinas apostólicas, y que, por lo tanto, no tenía autoridad.
Los apóstoles podían casarse, y parte de ellos lo estaban: los curas están obligados a un celibato forzoso.
Los apóstoles no perseguían a nadie: Roma estableció la Inquisición.

http://www.fadu.net/estudios/antigua.htm

Las advertencias de Jesús

Las advertencias de Jesús
En el capítulo 24 del Evangelio según San Mateo, Cristo, a pedido de los discípulos les declara las cosas que habrían de ocurrir en la tierra antes de su “Segunda venida”.

Hoy vemos el cumplimiento de esta profecía dramáticamente. No solamente en la ocurrencia de fenómenos naturales drásticos como terremotos, inundaciones y las incontables guerras que se suceden unas a otras, sino en la “apostasía” que existe hoy en la Iglesia y en el mundo.

En el enfriamiento del amor. Si entendemos por esto que los hombres se han encendido en su lascivia unos con otros y asimismo la mujer ha dejado el uso natural para sentirse atraída por representantes del mismo sexo, cometiendo hechos vergonzosos unos con otros.(Romanos Capítulo 1 versos 26 y 27).

Y también podemos entender el enfriamiento del amor manifestado en la poca consagración a Dios por parte de quienes asisten a las reuniones o cultos, o asisten “a la iglesia”, y en el enfrentamiento de unos contra otros, de padres contra hijos, de los hijos contra los padres, de los padres entre sí.

Agoniza la verdadera fe y el auténtico amor brilla por su ausencia. La Fe está sufriendo una gran sacudida, sólo los verdaderos discípulos de Cristo pueden aguantar la prueba.

En toda organización humana, o mejor dicho, en todo grupo social llámese club, la escuela, una empresa o la Iglesia, al haber seres humanos (gracias a Dios) hay conflictos. Muchas veces por conflictos en la Iglesia, que los hay y debemos superarlos o solucionarlos en amor, hay personas que abandonan la Fe, enojados con Dios, enojados con los pastores, enojados con los hermanos en la Fe. Brotan raíces de amargura que contaminan todo el medio ambiente.

El que practicaba la Fe, la abandona, poco a poco le da la espalda a Dios y comienza a vivir peor que un incrédulo, degradándose espiritual, moral, físicamente y acabando en la ruina.

Muchos tropezarán, se volverán de la fe al pecado. Tiempos de sacudida, tiempos de tormenta, sacuden y ahuyentan a muchos que parecían seguir a Cristo en días soleados y de calma.

“El que persevere hasta el fin será salvo”, dijo Jesús, no porque la perseverancia produzca salvación o le otorgue al implicado el pasaporte a la Eternidad con Cristo, sino que la perseverancia es un claro indicio que estamos frente a alguien que ES salvo.

Perseverancia viene del término griego “huponemo”, quiere decir mantenerse uno en pie en medio del conflicto, sobreponerse a la adversidad, no desplomarse bajo la tensión, estar uno firme, perseverar bajo presión, esperar calmada y valientemente. No es una pasiva resignación a la suerte, ni mera paciencia, sino la resistencia activa y enérgica a la derrota, lo que permite una clamada y valiente perseverancia.

Cristo nos advirtió acerca de los últimos tiempos. Estamos viviendo la última hora de la Humanidad y el Regreso de Cristo se acerca, el deseo del corazón de Dios es cumplir totalmente con sus propósitos. Nadie sabe el día ni la hora en estos tiempos difíciles, del regreso tan esperado. ¿Esperado?

…….

Pero bien declara el profeta: “Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera, porque en ti ha confiado”. Isaías capítulo 26 verso 3.

Debemos perseverar en esta confianza, prepararnos para lo que aún está por venir, porque estas cosas son SOLO EL PRINCIPIO DE DOLORES.

EB

http://concris.blogspot.com/2010/06/las-advertencias-de-jesus.html

Conversiones de Evangélicos al Romanismo

Conversiones de Evangélicos al Romanismo

1. EEUU: pastores protestantes se hacen católicos

A las 11:18 PM, por Luis Fernando

Clérigos protestantes regresan a la grey católica, por Joanna Bogle para el London Times

Conferencia en Columbus, Ohio sobre la Reforma Protestante en Inglaterra.
Más de mil ministros de diversas confesiones protestantes en los EE.UU. se han convertido al catolicismo en los pasados diez años, según se ha anunciado en una conferencia en Columbus, Ohio.
La conferencia fue organizada por el conocido Coming Home Network. El apostolado está dirigido por Marcus Grodi, quien fuera el mismo, pastor presbiteriano. Grodi se convirtió hace algunos años y ahora produce el programa “Regreso a Casa” para EWTN, la Red de la Palabra Eterna de la Madre Angélica.
Bajo el tema Profundizando en la Historia, en las Escrituras y en Cristo la conferencia exploró la historia de la Reforma en Inglaterra.
Entre los conferenciantes se encontraban el es escritor británico Joseph Pearce, cuyo libro Literary Converts ha ayudado mucho a cambiar la actitud frente al catolicismo de muchos en el movimiento evangélico. Pearce disertó sobre el catolicismo de Shakespeare, tema central de su próximo libro que aparecerá en inglés en los próximos meses.
La conferencia se completó con otros charlistas como el Dr. Paul Thigpen, que fuera pastor evangélico de la rama pentecostal, quien desarrolló el tema de los mártires ingleses. Este tema, dijo Thigpen, es un aspecto de la historia inglesa virtualmente desconocido en las Américas: héroes como Edmund Campion, Margareth Clitheroe son completamente desconocidos y en consecuencia la realidad histórica de la Reforma no es entendida en su totalidad.
Dwight Longenecker, ex-clérigo de la Iglesia Anglicana-quien fuera por algunos años vicario de la parroquia de Brading en la Isla de Whight-habló acerca de la historia de la Iglesia en Gran Bretaña, de sus orígenes ya en tiempos del Imperio Romano y del significado de los primeros santos británicos y su lealtad a la enseñanza papal.
El número de pastores evangélicos asociados con el Coming Home Network ya supera los 1.600 y continúa creciendo. Esta tendencia se ha hecho evidente en los pasados cinco o diez años con muchos evangélicos fuertemente anticatólicos entre los convertidos a la Iglesia.
El Dr. Scott Hahn, que fuera en su juventud un presbiteriano muy anticatólico y que consideraba a la Iglesia Católica como una entidad anticristiana, ha ejercido una gran influencia con su libro Roma Dulce Hogar que detalla la experiencia de su conversión que comenzó cuando sus estudios lo llevaron a comprender la relación entre Dios y Su pueblo como una alianza sobrenatural.
En la conferencia-que se realizó en Columbus, Ohio, con una asistencia de más de 700 personas-el Dr. Hahn habló sobre St. John Fisher y Thomas More: “Estos hombres eran eruditos y académicos de nota, hombres que conocían las Escrituras a fondo y cuyo servicio a su país en cualquier otro tiempo de la historia hubiera sido considerado de enorme valor y significancia aun si no hubieran tenido que enfrentar el sacrificio máximo del martirio cristiano. Nuestra deuda con ellos es inconmensurable.” [0]

El teólogo uruguayo residente en California y profesor de sectas y religiones de Calvary Chapel Pablo Santomauro,nos da su explicación y excelente aporte a este controvertido tema.

Una reconocida página católica especializada en apologética anuncia con orgullo un artículo encabezado por la frase: Si tienes amigos evangélicos compárteles esta noticia. ¿Cuál es la noticia? El título del escrito lee Pastores evangélicos regresan a la Iglesia Católica [1]. El artículo lista una serie de nombres de personas que, efectivamente, militaban en filas evangélicas y que en determinado momento se entregaron en los apasionados brazos de Roma una vez que fueron “sorprendidos por la verdad”.

Entre los tránsfugas que el artículo exalta como ejemplos de conversiones al romanismo, tenemos a Scott Hahn, un individuo cuyo trasfondo académico fue preñado de anomalías tales como el liberalismo, la filosofía de Tomás Aquino[2], el evidencialismo[3] y el reconstruccionismo[4]. ¡Con razón abrazó el catolicismo! Sumado a esto, tanto Hahn como su esposa fueron “ayudados” en su peregrinar hacia Roma por “impresiones”, “sentimientos”, “sensaciones de paz”, “llamados”, y sobre todo “mensajes de parte de Dios y su madre, María”. El señor Hahn ora a María todos los días [5]. Es obvio que este hombre nunca experimentó el nuevo nacimiento en Cristo, por tanto su “peregrinar espiritual” difícilmente puede llamarse una conversión de evangélico a católico.

Otro supuesto desertor en la lista es Peter Kreeft, un académico psicológicamente alucinado cuya agenda es destrozar el protestantismo. Nació en una familia protestante pero terminó siendo un seguidor del Papa. Sus desvaríos alcanzan la cumbre cuando afirma que Confucio, Buda, Mahoma, etc., están hoy en el cielo. Según él, Martín Lutero fue un hereje. Además, argumenta que no es necesario creer o escuchar de Cristo para ir al cielo. Paganos como el homosexual Sócrates llegaron al cielo sin “arrepentimiento y fe en Jesucristo” [6]. En el sentido espiritual, Kreeft es un apóstata que predica una salvación por obras, y como todo un moderno judaizante, es un “falso hermano” según el apóstol Pablo. Nunca fue un auténtico evangélico.

Bob Sungenis, otro en la insigne lista del artículo, antes de ser católico fue un canguro religioso. Saltaba de iglesia a iglesia evangélica hasta que finalmente “cruzó el río Tíber” para caer a los pies del Papa [7]. No se necesita ser pastor para saber que una persona que cambia de iglesia muy seguido es espiritualmente inmadura, y en muchos casos, no ha nacido de nuevo. En Surprised by the Truth se nos dice que el señor Sungenis se graduó del Westminster Theological Seminary, un bastión del Pensamiento Reformado. Sin embargo, se nos revela también que se unió a la Iglesia Internacional de Cristo de Boston, un movimiento claramente reconocido como una secta. Es difícil imaginar un salto de la teología reformada al seno de una secta tiránica y nociva. Vemos así que Sungenis nunca fue un protestante verdadero. Su “conversión” a Roma demuestra que realmente nunca se convirtió a Cristo.

Paul Thigpen es otro nombre en la galería de trofeos que la página católica exhibe para que los evangélicos no podamos dormir por la preocupación. En sus propias palabras, el señor Thigpen también confiesa su vocación de saltamonte, la cual lo llevó a vagar de denominación en denominación protestante antes de llegar finalmente a “casa” (Roma) [8]. Su supuesta profesión evangélica queda seriamente en duda, no sólo por su “conversión” a Roma, sino también por sus propias palabras al narrar su bautismo en el Espíritu: ” … El bautismo del Espíritu Santo fue para mí un bautismo en risas; me reí como un idiota por días de esta dulce broma de Dios” [9]. Es evidente que el pasado evangélico de Thigpen es más bien para la risa.

La red de apoyo del Coming Home Network ofrece apoyo material y ayuda a los evangélicos que están explorando la posibilidad de entrar al catolicismo. El grupo tiene conexiones con la Sociedad de San Barnabás (antiguamente llamada la Sociedad de Ayuda al Converso.) Distribuyen libros, grabaciones de audio y DVD’s sobre diferentes aspectos de la fe. Dice Marcus Grodi, su Director y Presidente:

“Para muchos que han estado ocupados en el ministerio de alguna iglesia protestante activa, el descubrir las raíces de sus creencias y examinar las enseñanzas de Cristo a un nivel más profundo puede resultar en una angustiosa crisis, a medida que enfrentan decisiones cruciales de la fe. Por ejemplo, el reconocer que Cristo mismo dejó bien claro que El en persona estaría presente en la Eucaristía, desafía al cristiano protestante a reconsiderar toda clase de doctrinas.” [10]

2. Pero concluyo a modo de respuesta con la reflexión del teólogo uruguayo Pablo  Santomauro que dice así

Habiendo leído las historias de estos convertidos a Roma y otros, hemos llegado a la conclusión de que estos individuos nunca fueron genuinos evangélicos, es decir, gente salva. En sus testimonios sólo escuchamos los repetidos argumentos apoyando la supremacía de Roma, i.e., la negación de la suficiencia de la Escritura, las múltiples fracciones en el protestantismo comparadas con la “unidad” de Roma, etc., pero nunca leemos de cómo llegaron a la realización de su irremediable pecaminosidad y la absoluta necesidad de depender solamente de Cristo para su total salvación.

No existe en absoluto la posibilidad de que una persona que ha experimentado el nuevo nacimiento, que mantiene una relación con Cristo y está convencido de que ha sido justificada por la fe, y que goza de la libertad del evangelio de la gracia, pueda dar marcha atrás para abrazar conceptos como el purgatorio, las indulgencias, el sacrificio de Cristo en la misa, y las oraciones a María y los santos. ¡Imposible! Mucho menos ingresar a una organización que bien puede ser catalogada a estas alturas como una pornocracia.

A aquellos que contemplan “cruzar el Tíber” les recordamos que el río está sumamente contaminado. Los que han salido del sistema de la Iglesia Católica para ingresar a los rangos de los salvos por la gracia, pueden seguir cantando a viva voz:

Veladoras, agua bendita, incienso y penitencias,
Méritos, sacramentos, rosarios e indulgencias,
Curas, monjas y Papas dignos del infierno.
Todas estas cosas me importan un cuerno,
La Gracia soberana me ha hecho libre.
Cristo pagó con su sangre todo el precio,
Si me esclavizare de nuevo a Roma sería de necio.

Referencias:

0. http://infocatolica.com/blog/coradcor.php/eeuu_pastores_protestantes_se_hacen_cato

1. Martin Zavala, http://www.defiendetufe.org/pastores_evangelicos.htm

2. Fue por medio de las obras de Tomás Aquino que la iglesia católica medieval cayó presa de la filosofía humanista y la teología de Aristóteles.

3. El Evidencialismo afirma que existen evidencias racionales para probar la existencia de Dios. A veces se le llama, “Apologética Clásica”, porque muchas de las evidencias fueron desarrolladas durante épocas pasadas. Fundamental a este acercamiento es la suposición acerca de la capacidad del razonamiento humano. Se presupone que la capacidad del razonamiento humano no ha sido tan dañada por la caída como para imposibilitarle al hombre deducir la existencia de Dios.

4. Reconstruccionismo: teología que sostiene que la ley dada a Israel para el orden político y legal tiene validez para todo el mundo y toda la historia, por lo tanto los cristianos tienen la obligación de establecer un sistema político basado enteramente en la Ley bíblica.

5.http://www.bereanbeacon.org/articles/lost_soul_scott_hahn.htm

6. Handbook of Christian Apologetics, (IVP, 1994), pp 323-335.

7. Surprised by the Truth, p. 110.
8.http://www.paulthigpen.com/paulthigpen/howibecamecatholic.html
9. Ibid.

10. http://infocatolica.com/blog/coradcor.php/eeuu_pastores_protestantes_se_hacen_cato

fuente:

De vuelta al catolicismo

De vuelta al catolicismo

Actualización: confundí el testimonio de Marcos Grodi con el de Scott Hahn, por lo que tuve que actualizar el artículo.

Varios creyentes católicos me han recomendado la historia de Scott Hahn, quien vendría a ser como el heraldo de la vuelta al catolicismo. Recuerdo los tratados anticatólicos que se distribuían desde las iglesias reformadas por los años noventa, con títulos tan expresivos como Babilonia la gran ramera o La idolatría de Roma. Noto que ha menguado un poco el ataque hacia los católicos, ahora son ellos quienes llevan la ofensiva, con ex ministros protestante como punta de lanza.

Marcus Grodi era un buen pastor con muchas preguntas como cualquier creyente. Estuvo buscando respuestas a sus dudas e interrogantes por medio de las escrituras, la teología y otros pastores, compañeros de ministerio, todo esto para terminar con más preguntas a medida que cerraba brechas en su muralla de fe. Su búsqueda tenía muy buenas intenciones, quería aclarar sus dudas personales para guiar correctamente su congregación.

Después de mucho reflexionar y buscar, decidió irse como pastor a una iglesia más grande, con un presupuesto diez veces mayor del que había tenido en su anterior iglesia, pensó que en ella se sentiría mejor. En sus palabras:

Al principio pensé que había resuelto el problema, pero solamente un mes después me di cuenta que “más grande no era mejor”. Mi frustración creció proporcionalmente.

La gota que derramó el vaso fue una reunión del liderazgo local en la cual participó, estaban por decidir el dilema de llamar a Dios padre o madre, defendió la posición de llamarle padre y esta es su descripción de lo que pasó:

Defendí esa posición aludiendo las Escrituras y la Tradición Cristiana. Para mi consternación me di cuenta que la fracción que representaba era una minoría y estábamos peleando una batalla perdida. El asunto sería resuelto, no por un buen razonamiento, apelando a las Escrituras o a la Historia de la Iglesia, sino por la mayoría de votos de los liberales, en pro de un lenguaje neutral. Fue en esa reunión que por primera vez reconocí el principio anarquista situado en el centro del protestantismo.

Al parecer su desencanto fue mucho y se levantó dentro de él un Luteroen potencia, pero a la inversa. Su esposa también trabajaba en un programa para apoyo a mujeres embarazadas y no entendía la inconsistencia entre sus convicciones pro-vida y la posición pro-aborto de su iglesia presbiteriana.

Luego asistió a una charla con su amigo y ex compañero en el seminario bíblico, Scott Hahn, quien le contó parte de su testimonio y de como terminó en el catolicismo. Compró unas cintas con la historia de Hahn y un libro que también le recomendó. Siguiendo el ejemplo de su amigo inició su propio viaje de vuelta al catolicismo romano.

Creo que el problema en el que se topó Marcus Grodi es el mismo que encontrará en el catolicismo o cualquier otro derivado de la iglesia del primer siglo. Lideres súper poderosos que hacen leyes universales anti-aborto para luego convertirse en pro-aborto o prohíben hoy aquellas cosas que venerarán mañana. No es un problema del protestantismo o el catolicismo, es un problema de los derivados y las copias poco fieles.

Hoy los católicos envían la historia de este converso al catolicismo como antes nosotros repartíamos los tratados evangelísticos de sacerdotes conversos al protestantismo después de quedar asqueados de la doble moral, inmoralidad y tantas otras cosas que vieron en la iglesia católica. Ellos encuentran en Marcus Grodi o Scott Hahn lo mismo que encontramos nosotros ayer en testimonios como el de Joseph Zacchell.

Lamentablemente ni Hahn, ni Grodi, ni Zacchell ni Lutero fueron tan radicales. A fin de cuentas fueron solo cristianos que con la mejor intención del mundo hicieron lo mejor que pudieron para encontrar respuestas a sus interrogantes, pero ninguna de las tres fue la mejor solución. Transcribo la respuesta que le dejé a un creyente:

Si de verdad deseamos reencontrarnos con nuestra identidad cristiana, no debemos retroceder 500 años, al inicio de la reforma protestante, sino 2,000 al libro de los hechos, donde inicia lo única expresión de iglesia que nos dejó Jesús y que debe vivir la cristiandad. Una comunidad de creyentes, simplesencilla, y sin estructuras complejas ni apellidos humanos (católicos, presbiterianos, bautistas o reformados). Después de todo, eso es la iglesia, la familia de Dios.

No creo que sea conveniente invertir el tiempo en reformas si podemos ponernos de acuerdo solo con volver atrás, a la primera iglesia, a nuestras raíces cristianas. No volvamos a cometer el mismo error, no retrocedamos ni al 1517 (la reforma) ni al 325 (concilio de Nicea) donde quizás inició la expresión “institucional” de la iglesia. Volvamos al siglo primero, donde está la expresión original. Si tenemos documentos originales no debemos andar con copias, y no creo que el catolicismo sea precisamente la copia más parecida o fiel a los originales. Cualquier vuelta atrás que no nos lleve directamente al siglo primero, al libro de los hechos, será un retroceso.

Art. relacionado

fuente bibl.

Las indulgencias del siglo XXI

Las indulgencias del siglo XXI
Edgardo Muñoz (Año: 2009 – Num.: 1)

En 1517 el dominico Johannes Tetzel cobró triste celebridad al ofrecer indulgencias para librar las almas del sufrimiento. Martín Lutero reaccionó ante tal ostentación desencadenando la Reforma. No fue sólo la penosa oferta la que provocó la existencia de la iglesia protestante, sino que su desafortunada frase sonó presuntuosa y temeraria: Ni bien se oiga el tintineo de las monedas en el fondo del ofrendario, sacaréis un alma del purgatorio. El enojo de Lutero tenía su razón. Tetzel se asemejaba a aquellos que hacen caminar al burro en el que están montados, colgando una zanahoria de la caña y suspendiéndola delante de la cabeza del animal. El burro camina pero no logra nada de lo prometido, simplemente beneficia a su amo.

Apenas cinco siglos después que Lutero escribiera las 95 tesis con indignación, podríamos comparar al monje temerario con muchos ministros del Evangelio que ofrecen indulgencias. La oferta es otra, las condiciones también son distintas, pero la motivación, el concepto y el mecanismo son los mismos. Cada vez que prometemos a los creyentes soluciones mágicas si cumplen con determinadas condiciones, ofrecemos indulgencias. Siempre que manipulamos la voluntad de los hermanos a través del miedo o las esperanzas falsas, nos pareceremos al monje Tetzel.

Los seres humanos somos amantes de las soluciones milagrosas. Muchas veces, bajo el manto de la fe escondemos nuestras impurezas, ambiciones e irresponsabilidad. Resulta muy fácil atribuir a la voluntad del Señor nuestros íntimos deseos egoístas o las consecuencias de nuestros errores. Es verdad que Dios quiere bendecirnos. También es correcto saber que el Señor no desea nuestro sufrimiento. Pero las bendiciones de Dios (así les llamamos a las circunstancias que nos son propicias para disfrutar la vida), no deben ocupar los primeros lugares en nuestra escala de valores.

En las últimas décadas han surgido corrientes pseudocristianas con un mensaje claramente hedonista. Proponen que las personas dejen de sufrir y pasen a la lista de los triunfadores y prosperados. Ofrecen sanidades y victorias sobre los conflictos. La televisión e Internet se transformaron en los mejores vehículos para esta corriente. Al alcance de cualquiera se ofrecen aceites de la unción o fórmulas para quebrar maldiciones y hechizos. Las librerías también hicieron lo suyo al ofrecer los siete pasos para lograr esto o aquello. El espíritu consumista se transformó en el mejor cómplice y de esta manera encontramos la compra de indulgencias.

No siempre se ofrecen bendiciones por medio del dinero. Otras veces, los bienes económicos son reemplazados por distintos tipos de sacrificios de los creyentes. Favores que se solicitan, exigencias ministeriales o demandas de mayor tiempo pertenecen al grupo de pagos con los que se obtienen bendiciones especiales.

Todo lo que desde la niñez hicimos queda alojado en la mente, de manera consciente o inconsciente. A veces sólo nos queda el recuerdo de haber hecho algo malo, sin saber precisamente qué fue lo que hicimos. Tal memoria pesa sobre nuestras consciencias y nos conduce a descalificarnos de todo buen mérito o temer algún castigo. Nadie se exime de arrastrar consigo tales sentimientos. En otras palabras, los sentimientos de culpa son inherentes a cada ser humano. Para cualquier orador hábil, no es difícil remover la conciencia de las gentes y accionar esos botones de la culpa. Pero luego llega la maravillosa solución, el milagroso quitamanchas que se obtiene con un mínimo esfuerzo beneficiando al que lo provee.

Muy a menudo se escucha de pastores autoritarios que tienen a las personas atemorizadas y se aprovechan de su liderazgo espiritual para presionarlas a rendir algún tipo de servicio en la iglesia. Frente a una personalidad fuerte e intimidante, los creyentes zozobran en una tempestad que los lleva una y otra vez de la presión al alivio y del alivio a la presión. Entonces, por temor a la represalia o a la pérdida del favor de la autoridad, los hermanos callan hasta quebrantar su salud anímica. Se transforman en esclavos cautivos que no tienen el valor de enfrentar al despotismo y ni siquiera de huir.

Todo lo que el creyente puede dar o hacer a favor del Cuerpo de Cristo y sus ministros pertenece al área de lo voluntario y espontáneo. Cuando Pablo dice que: Dios ama al dador alegre (2Co 9.7), se refiere a que Dios valora la actitud con la que se da. No ama simplemente al dador (ni odia al que no da), sino que la alegría de corazón determina el valor de la dádiva. Cualquiera que da para aplacar el castigo o ganar un favor especial, no pertenece a la categoría de los generosos de corazón.

Deuteronomio 10.17 declara que Dios no recibe cohecho. El cohecho o soborno es el pago que se recibe para cambiar una norma. Toda forma de sacrificio para cambiar el ánimo de Dios lleva el nombre de cohecho. Todo pedido o exigencia de un pago para lograr un beneficio de una manera ilegal se llama extorsión. Dios no está de acuerdo con nada de ello.

Para concluir, hay un solo pago que cambió el favor de Dios hacia nosotros. No fue cohecho ni extorsión, sino que Dios lo pagó de sí mismo. Por lo tanto es un pago de buena voluntad o gracia. Este pago lo hizo Jesucristo en la cruz y ya no hace falta más nada para tener el favor del Señor. El concepto que transformó a la mente de Martín Lutero guió a la redacción de las 95 tesis. El justo por su fe vivirá Ro. 1.17.

Si alguna vez nos sentimos tentados a sacar provecho personal, valiéndonos del miedo, la culpa o la ambición de los creyentes, no accedamos al deseo. Porque, en el caso de hacerlo, nos volveremos tristemente célebres en el Reino de los Cielos al igual que Tetzel.

Conozca posee la propiedad intelectual de sus artículos, toda reproducción, total o parcial podrá realizarse solicitando el permiso al Editor y citando la revista y el autor del artículo.

http://www.conozca.org/default.cfm

Peter Wagner:¿Apóstol o falso profeta?

Peter Wagner:¿Apóstol o falso profeta?
Por Juan Stam, Costa Rica.

Según el Antiguo Testamento, si un profeta predice algo que no se realiza, debe morir apedreado. Cuando los profetas hablan en nombre de Dios, no existe “margen de error”. Para un profeta, no basta tener “un buen promedio”, ni aun acertar más veces de las que falla. Al profeta no le es permitido equivocarse en su análisis de la realidad y en sus predicciones.
Pedro Wagner ha sido hace años el gurú más famoso, y de mayor influencia, del movimiento neocarismático en todo el mundo. En sus muchos libros, viajes y conferencias ha promovido la guerra espiritual, los movimientos proféticos y especialmente el movimiento apostólico. En Colorado Springs ha establecido un centro especial para la “cartografía espiritual” (mapeo de los demonios de todo el mundo). Describe su Centro Mundial de Oración como “el Pentágono de la guerra espiritual”. Wagner, dotado de un talento notable para crear terminología altisonante, clasifica estos fenómenos innovadores como “La Nueva Reforma Apostólica” y “La Tercera Ola del Espíritu Santo” en la historia de la iglesia.
Wagner ha sido uno de los mayores líderes y promotores de las nuevas doctrinas apostólicas. Es el fundador y “Apóstol Presidente” (Presiding Apostle) de la Coalición Internacional de Apóstoles, que reúne a unos 500 apóstoles bajo su dirección. También es fundador y Canciller del Instituto Wagner de Liderazgo. Ha escrito unos 60 libros para promover la guerra espiritual y el apostolado. Viaja por todo el mundo promoviendo esas causas con un enfoque casi excluyente.
El caso específico que nos interesa para estas líneas tiene que ver con el papel de Wagner en un reciente avivamiento en Lakeland, Florida, desde abril de 2008, bajo la predicación del canadiense Todd Bentley. El éxito numérico del movimiento fue sensacional y tuvo un impacto extraordinario mediante televisión por satélite, llamado “God-TV”. Pero sus métodos extremistas y extravagantes, y sus enseñanzas muy dudosamente bíblicas (que se pueden documentar buscando “Todd Bentley” o “Lakeland” en el web) suscitaron críticas del pueblo evangélico.
Ante estos cuestionamientos serios y responsables, Wagner escribió, el 11 de agosto, 2008, que dicho avivamiento era “un poderoso mover de Dios” y las críticas eran “ataques del enemigo y sus fuerzas de oscuridad”. Como profeta que era, así le revelaba el Espíritu Santo la interpretación de lo sucedido. Pero, como veremos, su interpretación del caso y su acción fueron tan equivocadas, que echan dudas sumamente serias sobre su pretendido status de profeta y apóstol.
Wagner siguió con mucho interés el avivamiento de Lakeland, en parte porque algunos profetas y apóstoles suyos estaban participando. Era obvio también que un acontecimiento tan gigantesco tenía un gran potencial para fortalecer el movimiento apostólico. Cuando un apóstol lo llamó sobre las severas críticas contra el movimiento, según Wagner, el Espíritu Santo le instruyó que tenía que ir a Lakeland y “alinear” a Bentley en el oficio apostólico. Afirmó, en una carta de 25 de junio, que fue Dios quien le guió a emprender dicha misión apostólica.
Llegando a Lakeland hacia fines de junio, Wagner quedó profundamente impresionado y convencido por Bentley. Reportó que la noche de 22 de junio Bentley dio “una confesión impresionante y transparente” de su necesidad espiritual, por lo que “Dios restauró todo lo relacionado con su equipo de trabajo, su matrimonio, su ministerio y su ahora refinado carácter personal”.
Wagner encontró en Bentley “un individuo maravilloso”, cuyas “palabras de ciencia” eran impresionantemente acertadas. Como aval a su interpretación entusiasta de esta evaluación de Bentley, Wagner afirma con mucha confianza su propia “capacidad de discernir entre la verdad y el error”, comprobada, según él, por su larga trayectoria carismática. Seguramente no sospechaba por un segundo que el fin de la historia demostraría todo lo contrario y echaría una sombra muy oscura precisamente sobre su supuesto discernimiento profético entre la verdad y el error.
La noche del 23 de junio Wagner celebró, con gran pompa, “la ceremonia de alineamiento apostólico” de Todd Bentley, conforme a todo el “protocolo apostólico” (otros términos inventados por Wagner). Según el informe de Wagner, los apóstoles ungieron a Bentley con un óleo especial, llamado “Sea avivado”, enviado desde África, con lo que “Todd cayó bajo el poder del Espíritu” y tres apóstoles profetizaron sobre él, comisionándolo para dirigir el avivamiento. “El poder del Espíritu”, escribió Wagner, “fue tan denso que casi se podría cortar con un cuchillo”.
A continuación Wagner tomó la palabra y expuso las supuestas bases bíblicas del oficio apostólico. Después dirigió una pregunta a los tres apóstoles que concelebran con él, “¿Perciben ustedes la gracia de Dios dada a Todd Bentley…?” y a Bentley, si él reconocía la autoridad apostólica de los que lo alineaban. Entonces Wagner, en su calidad de “Apóstol encargado” (“Convening Apostle”), culminó la ceremonia:
“Este acto representa una poderosa transacción en el mundo invisible. Consciente de eso, tomo la autoridad apostólica que Dios me ha dado y decreto a Todd Bentley:
Tu poder aumentará.
Tu autoridad aumentará.
Tu favor aumentará.
Tu influencia aumentará.
Tu revelación aumentará.
Decreto también:
Una nueva fuerza espiritual correrá por este ministerio.
Una nueva fuerza vital penetrará este mover de Dios.
Un gobierno se establecerá para poner las cosas en su debido orden.
Dios derramará un nivel más alto de discernimiento para distinguir entre verdad y error.
Nuevas relaciones surgirán para abrir puertas al futuro” .
¡Impresionantes profecías por el apóstol! Pero todas resultaron falsas.

El 12 de agosto se revelaron verdades que las supuestas “revelaciones proféticas” nunca le revelaron a Wagner. Los Bentley anunciaron su separación, con base en “relaciones incorrectas” de él con una mujer de su equipo, “que iban más allá de abrazos y besos”. Surgieron también informes de sus borracheras. Las palabras seudoproféticas de Wagner eran simplemente fantasías irreales y en menos de dos meses sus vaticinios fueron refutados por los hechos.
La reacción de Wagner a este lamentable desenlace dejó mucho que desear. En una carta del 25 de agosto acusó a Bentley de ser un engañador, pero no reconoció que él mismo se había dejado engañar. Toda esta carta es una antología de racionalizaciones realmente absurdas. “Alabo a Dios”, escribió, “por habernos usado a varios para traer orden en medio de la confusión”. En ningún momento admitió que se había equivocado, ni mucho menos que errores tan garrafales dejaran en duda la validez de su supuesta vocación profética.
Según las escrituras, “El profeta que tuviera la presunción de hablar palabra en mi nombre, a quien yo no le he mandado hablar, o que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá… Si el profeta hablara en nombre de Jehová, y no se cumpliera lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Jehová no ha hablado; con presunción ha hablado el tal profeta” (Deut 18:20,22).
Es dudoso que Israel entendiera estas palabras literalmente, porque existieron falsos profetas y no los mataban. Pero estos versículos revelan la seriedad de la falsa profecía y la tremenda severidad del juicio contra los que ponen palabras falsas en la boca de Dios. La palabra de Dios nunca falla ni engaña. Si bien no se justificaría la pena capital para los falsos profetas, a lo menos debe significar la total pérdida de credibilidad de dichos profetas y la muerte de su “vida profética”.
Fuente: ECUPRES

http://luiseduardocantero.blogspot.com/2008/11/peter-wagnerapstol-o-falso-profeta.html

Ver este documento en Scribd

Para Ir Diciendo “Adios” al Pentecostalismo

El Pentecostalismo en America Latina

A pesar de que considero que la revista Christianity Today se ha apartado peligrosamente de su propósito al dar apoyo incondicional a personas que se han apartado de la ortodoxia cristiana, esta semana publicaron un gran artículo de Milton Acosta, profesor del Antiguo Testamento del Seminario Bíblico en Medellín, Colombia, titulado, “Power Pentecostalisms.

Acosta hace notar el gran problema que ha sido criticado desde hace muchos años del pentecostalismo en America Latina, que no tiene ninguna conexión con el protestantismo histórico. El autor escribe,

Dos interpretaciones generales han emergido para el crecimiento exponencial de estas iglesias no-católicas: Algunos ingenuamente ven esto como un movimiento del Espíritu, trayendo a gente por los miles a los pies de la Cruz, haciéndoles verdaderos hijos e hijas de Dios y de la Reforma. Otros ven este masivo movimiento en clara continuidad con la religiosidad popular del Catolicismo y de las tradiciones indígenas, teniendo nada que ver con el Protestantismo.”

Lo que Acosta intenta mostrar es que el neo-petecostalismo tiene más en común con elshamanismo que con el cristianismo. Hombres y mujeres llamándose a sí mismos apóstoles y profetas, demostrando el desconocimiento de la Reforma del siglo XVI, y que, como menciona el autor,  “pretenden salvar al mundo a través de la manipulación animista de los espíritus malvados.” Y luego asegura que,

hay poco o nada de énfasis en sola gratia, sola Scriptura, o la justificación por medio de la fe. Tristemente, los apóstoles y profetas no están enseñando el mensaje central del evangelio, sino el evangelio de la prosperidad.

La televisión es una influencia poderosa en la teología Latinoamericana. El canal de TV Enlace (propiedad de Trinity Broadcasting Network) ha venido a ser “un verdadero magisterio” más allá de creencias denominacionales y prácticas. Está disponible en la mayoría de países latinoaméricanos. La mayoría de evangélicos lo ven varias veces a la semana. No importa cual sea el tema que trata Enlace, el mensaje se rduce a hacer”pactos” con Dios, en donde la persona debe demostrar la seriedad de su petición al enviar dinero. Pastores con poco o nada de entrenamiento imitan a los predicadores de Enlace, y el efecto se intensifica.

Muchas iglesias al estilo Enlace, han reducido el mensaje del evangelio a la prosperidad económica”

Este artículo debe ser leído por todos nosotros, pues es la realidad que estamos viviendo en nuestros países. Ya es hora que estos falsos maestros, como los de Enlace, y sus falsas y engañosas doctrinas sean expuestas.

sujetosalaroca.org

He aquí un nuevo baile que puede causar sensación este verano. Proveniente de América, se llama el “Holy Ghost Hokey Pokey”. En principio, pertenece a la misma familia que aquellos otros de antaño, como el “Tiroliro” (de Radio Topolino Orquesta, por los años 80) o “Los pajaritos” (de María Jesús y su acordeón, misma época). Se trata de un baile participativo.

Como tal, su música es vulgar, simplona, repetitiva. Los movimientos del baile en cuestión van siendo indicados a cada momento por un líder o director. Tienden siempre a ser bastante tontos, como si de una parodia de un baile de verdad se tratara. Pero, más bien, es una forma de desinhibirse colectivamente, una especie de terapia de grupo. Nada de especial, pues, si tras el baile se da en alguien alguna liberación momentánea de ansiedad o depresión. Nada sobrenatural.

Por situar debidamente el espectáculo, diremos que el mismo parece vinculado al llamado “Morning Star Ministries”, de uno de los así llamados “Profetas de Kansas City”, Rick Joyner. Este grupo es uno de los puntales del movimiento neo-carismático (o tercera ola carismática, es decir, la de “Señales y Maravillas” y “la bendición de Toronto”), liderado principalmente por las Vineyard Churches.

Les invito, pues, a ver el video, haciendo atención a los siguientes hitos:

  • 1- El estilo del líder: agresivo, en sus idas y venidas constantes, que le da un aire a los cantantes de rap.
  • 2- La función del líder: claramente, la de “calentar” el ambiente con unos gritos que se superponen a la música de fondo (por ejemplo, el que da en el minuto 1:38).
  • 3- Cumpliendo con esta función, el líder se sumerge entre el público (minuto 3:05 en adelante). Impone manos a la gente y habla en lenguas. Pero, he aquí, lo que dice (a saber el qué) le sale bastante parecido a aquel célebre grito de “Pedro Picapiedra” (sí, el “Yabadabadú”). Vamos, a mí me lo parece. Tal vez el subconsciente me juegue una mala pasada… o tal vez a él.
  • 4- Los movimientos de cabeza del público. Curioso: en el minuto 6:9, el de la camiseta roja, estila unos movimientos de “heavy metal” que, veinticinco años atrás, serían impecables.
  • 5- Los pelos al aire de la señora o señorita corista (minuto 5:40, por ejemplo). Anuncio televisivo puro.
  • 6- De la misma manera, los “testimonios” (véase el de 6:15), que parecen sacados de cualquier “talk-show” en el que se permita la participación del público.
  • 7- Por último, el momento estelar. Minuto 7:22. Es el turno para una chica. Es interesante ver las caras que pone el que sostiene el micro.

Minuto 7:53, el público comienza a gritar. La chica se emociona y comienza a chillar. El “líder” rapero a su vez da un grito de euforia, con lo cual la chica pierde completamente los papeles, y acaba presa de un arrebato de histeria.

No se pierdan, entonces, la cara de risa del que sostiene el micro, en el minuto 8:07. ¿Dirían, como yo, que es de burla?

Por último, un simple comentario:

Atribuir propiedades sanadoras a este baile es una burda superstición. Considerarlo una adoración a Dios, es una crasa idolatría. Nada hay de sobrenatural en él. Todo es una manipulación.

Bueno, pues esto (la tercera ola pentecostal, que sigue a las dos primeras) es por lo que buena parte del mundo evangélico en España y América del Sur se ha decantado, en vez de permanecer arraigados en la Biblia y en la Reforma… Ya va siendo hora de regresar, de desandar el camino andado en esta dirección, ¿no? Porque, ¿qué hay más allá de esto?

Ok, esta bien, pero a lo que me refierio es sólo a un sector del pentecostalismo, casi siempre extremistas, el decir o “insinuar” que todo el mundo pentecostal predica y practica lo mismo, es erroneo, casi siempre las opiniones generalizadas incurren en errores. No creo que debamos despedirnos del pentecostalismo ya que muchas iglesias estan madurando teologicamante, aunque en algunos temas aun no estemos de acuerdo como reformados evangelicos que somos.  Quizas el titulo del artículo debiera ser distinto.Pero bueno, estemos advertidos que no todo lo que reluce es oro.

http://westminsterhoy.wordpress.com/2010/05/27/para-ir-diciendo-adios-al-pentecostalismo/

El Cristianismo.Tiene un tiempo de caducidad?

Qué es lo que más llama la atención de un columnista de The Washington Post? Una reciente columna de Kathleen Parker indica que la teología se ha convertido en un foco de atención nacional. Kathleen Parker utilizó su columna en The Washington Post para criticar a Franklin Graham y su creencia de que creer en Jesucristo es el único camino de salvación.

Parker comenzó su columna con el hecho de que Franklin Graham oró fuera del Pentágono el pasado jueves, en vez de adentro, después de haber sido desinvitados por el Pentágono como el altavoz de su programado Día Nacional de Servicio de oración. Graham, usted recordará, fue retirado a causa de las declaraciones que hizo sobre el Islam – las cuales el portavoz del Ejército las catalogó como “no apropiado”.

Estas manifestaciones hicieron una clara referencia al Evangelio de Jesucristo como el único mensaje de salvación, a Cristo como el único Salvador, y al Islam como un sistema de creencias malvado que arrastra a millones de distancia de la fe en Cristo y ofrece ninguna esperanza de salvación. En una entrevista posterior, Graham marcó su punto de vista al decir acerca de la singularidad del Evangelio cristiano, añadiendo el hinduismo como otro ejemplo de una religión falsa.

Todo esto fue demasiado para Kathleen Parker, quien preguntó: “Oh, bueno, no importa donde se reza, ¿verdad? Todas las oraciones conducen al cielo. O lo hacen? ”
Ella apuntó directamente a la teología de Franklin Graham, argumentando que “las opiniones de Graham no le cayó muy bien con los americanos seculares o incluso no cristianos-evangélicos.” Bueno, probablemente no – y sirve para indicar lo que hace el cristianismo evangélico distinta al cristianismo de los estadounidenses seculares y cristianismo secularizado.

Pero, Parker aconsejó a sus lectores, que los evangélicos no es probable que se aferren a esa creencia durante mucho tiempo. En sus palabras:
Graham no está solo en sus opiniones. Una encuesta de 1.000 pastores protestantes, llevada a cabo por una firma de encuestas evangélica, encontró que el 47 por ciento está de acuerdo en que el Islam es “una muy mala y preversa religión.” Sin embargo, tales opiniones pueden ser confinadas en su mayoría a una generación anterior. Los evangélicos menores de 30 años creen que hay muchas maneras de llegar a Dios, no sólo a través de Jesús.

En esencia, Kathleen Parker estaba aconsejando a los seculares de los Estados que la creencia evangélica distintiva en la necesidad de la fe en Cristo para la salvación tiene una fecha de caducidad generacional estampado en él. A continuación, cita la investigación de David Campbell, de Notre Dame y Robert Putman de Harvard indicando que “casi dos tercios de los evangélicos menores de 35 años creen que los no cristianos pueden ir al cielo, frente al 39 por ciento de las personas mayores de 65 años.”

Así, aun cuando los estadounidenses seculares tiemblan en horror ante la idea de que hay cristianos que todavía creen que la fe en Jesús es el único camino de salvación, se les da la esperanza de que la nueva generación de jóvenes evangélicos abandonará esa convicción yseguirán el camino trazado por el protestantismo liberal. Hay indicios de que ella puede tener razón, pero esto significaría la entrega del Evangelio.

Pero Kathleen Parker no ha terminado con su argumentación. Ella entonces se torna a Las Huellas Dactilares De Dios, un libro escrito recientemente por Barbara Bradley Hagerty de la National Public Radio. Hagerty cita a la neurociencia que da pruebas de una mancha de “Dios” en el cerebro que supuestamente indica que todas las creencias religiosas son las mismas:
Su investigación llevó a algunas conclusiones sorprendentes que han causado no poca Sturm und Drang (tormentas y estrés) entre los que piensan de ellos es el único y verdadero camino. Ella encontró que si uno es un sij, una monja católica, un monje budista o un musulmán sufí, el cerebro reacciona a la oración y la meditación en gran parte de la misma manera. Las mismas partes de luz y las mismas partes a oscuras durante la meditación profunda.

Bueno,  aquí no hay Strum und Drang, señora Parker. La neurociencia puede decirnos algo sobre el funcionamiento del cerebro, pero no nos dice nada de importancia teológica. Se podría indicar que ciertas prácticas religiosas tienen efectos similares en el cerebro, pero no nos dice nada acerca de que las creencias teológicas son verdaderas. La evidencia de la neurociencia es de interés en este sentido sólo para aquellos que creen que toda la experiencia religiosa no es más que un reflejo de la biología – y si usted cree esto, usted no se preocupa por el cielo o el infierno en absoluto.

La columna de Kathleen Parker es un hecho revelador. Pero el aspecto más revelador de su ensayo es desenmascarado su hostilidad hacia cualquier creencia que profese un sólo camino de salvación.Este es el llamado “escándalo de la particularidad” que causa tanto delito secular. En los últimos años, la Iglesia Católica Romana ha aceptado oficialmente las formas de inclusivismo a fin de reducir esta carga, y el protestantismo liberal ha adoptado casi todas las alternativas relativistas, de universalismo abiertamente a diversas formas de inclusivismo, en que la gente se cree que son salvos por medio de Cristo, pero no a través de cualquier conocimiento consciente de Él. Los universalistas sostienen que todas las religiones conducen a la misma verdad. Los inclusivistas sostienen que todas las religiones conducen finalmente a Cristo, aunque no se conoce. Ambos son repudios del Evangelio de Jesucristo.

La columna de Kathleen Parker es otra señal de la edad actual y la visión del mundo de las clases secularizadas. En sus opiniónes, lo qué creen los evangélicos acerca del Evangelio de Jesucristo está fuera de los límites y es embarazoso.

Pero, ella le dice a sus lectores, no se preocupe – los evangélicos más jóvenes van a poner esa creencia muy por detrás de ellos.

¿Tiene razón?

Fuente original AQUI.

http://www.verdadypalabra.com/2010/06/el-cristianismotiene-un-tiempo-de.html

Anteriores Entradas antiguas