Descubren códice hebreo del libro de Jeremías

Descubren códice hebreo del libro de Jeremías
Se encontró un códice en hebreo de la biblia, del siglo XII o XIII, en Monteagudo.
España | Lunes 28 de Diciembre, 2009 | Por Felipe Poblete

(NoticiaCristiana.com).


Agustino Recoleto Enrique Eguiarte Bendimez un religioso fue quien descubrió un pergamino escondido en las tapas de un libro llamado de la cofradía de Santa Catalina , esto fue en la parroquia de Monteagudo.
El lugar llamado como La citada cofradía se fundó en 1507 fue lo que dijo el alcalde, Mariano Herrero, el cual se refirió diciendo: «al tratarse de una fecha próxima a la expulsión de los judíos de Navarra en 1498, no es de extrañar que los judíos sefarditas guardaran el documento en las tapas de un libro religioso hecho para su duración en el tiempo.»
Dicho documento en este momento se encuentra ubicado en el Palacio Decanal de Tudela.
“Adquiere una significación importante al tratarse del único vestigio bíblico hebreo hallado en la Ribera”, destacó Herrero. Este pergamino es parte de un códice* del profeta Jeremías, en sus capítulos 34 y 38.
Añadió también el alcalde: “es una joya de valor incalculable por su condición de documento único y por la importancia de constatar la existencia en la localidad de una comunidad judía en la Edad Media.”
Este también destacó que dichas características del texto y su textura y además la calidad del pergamino afirma que la comunidad de Monteagudo que es Judía era de economía bastante floreciente debido a que pocos eran los que tenían la oportunidad de tener de estos ejemplares hechoe por copistas expertos, como el que se ha encontrado.
Por lo demás aunque no hay una prueba de que haya existido una iglesia de esos tiempos, Herrero dijo que este descubrimiento “parece a apuntar a esa posibilidad”
*Códice
Se denomina códice (del latín bloque de madera, libro) a un documento con el formato de los libros modernos, de páginas separadas, unidas juntas por una costura y encuadernadas. Aunque técnicamente cualquier libro moderno es un códice, este término se utiliza sólo para libros escritos a mano, manufacturado en el periodo que abarca desde finales de la Antigüedad Clásica hasta los inicios de la Edad Media. (Wikipedia).

Censura religiosa aumenta en el mundo

Censura religiosa aumenta en el mundo


El 70% de la población del mundo vive censura limitándosele su libertad religiosa tanto que siete de cada diez personas no tienen libertada de culto.
Estados Unidos | Sábado 26 de Diciembre, 2009 | Por Nínro Ruíz Peña

(NoticiaCristiana.com).
Un estudio reciente realizado por el Centro de Investigación Pew de EE.UU. reveló que el 70% de la población mundial es censurada su libertad religiosa tanto que siete de cada diez personas no tienen libertad de culto.
Un dato importante es que los países con mayores restricciones de libertad de fe y culto son los países musulmanes como Medio Oriente y Norte de África, América fue el menos elevado.
En concreto un tercio de los países (64) imponen severas limitaciones a la libertad religiosa, pero estos países (entre ellos China e India) cuentan con la más alta concentración, el 70% de la población mundial. Arabia Saudita, Irán, Uzbekistán, China, Egipto, Myanmar, Maldivas, Eritrea, Malasia y Brunei, son los países con limitaciones de grado más elevado .
Cerca de la mitad de los países del mundo ofrece un cuadro diferente, con un nivel de restricciones bajo o nulo. Sin embargo, se observa que tal dato positivo se ve mitigado por el hecho de que en estos países vive sólo el 15% de la población.
Aunque la mayor parte de los países (76%) proveen libertad religiosa sólo 53 gobiernos respetan este derecho. “Unas veces, las restricciones de los gobiernos son inspiradas por grupos fundamentalistas; pero en lugar de contribuir a detener las oposiciones entre grupos religiosos, las autoridades tienden a agravar más la situación”, afirma Timothy Shah, profesor del Instituto de Cultura, Religión y Asuntos Mundiales de la Universidad de Boston.

http://www.noticiacristiana.com/ciencia_tecnologia/estudios/2009/12/censura-religiosa-aumenta-en-el-mundo.html

¿Puede la ciencia dar respuestas a absolutamente todo? (II)

¿Puede la ciencia dar respuestas a absolutamente todo? (II)

Posted: 30 Dec 2009 04:33 PM PST

El problema de responder a todas las preguntas del universo es que nosotros vivimos en ese mismo universo. El sistema no puede saber cómo es el sistema si está dentro de ese mismo sistema.

Por ejemplo, resulta incongruente conocer la posición, velocidad y energía de todas las partículas del cosmos si los instrumentos que empleamos para hacerlo también están compuestos de esas mismas partículas.

De nuevo Martin Gardner:

Supongamos que en algún tiempo futuro se desarrolla una Teoría de Todo que incluya todas las leyes y constantes básicas. La explicación consiste en encontrar una ley general que explique un hecho o una ley menos general. ¿Por qué la Tierra gira alrededor del Sol? Porque obedece las leyes de gravitación. ¿Por qué hay leyes de gravitación? Porque, según reveló Einstein, las grandes masas distorsionan el espacio-tiempo, haciendo que los objetos se muevan siguiendo trayectorias geodésicas. ¿Por qué los objetos siguen trayectorias geodésicas? Porque son las rutas más cortas a través del espacio-tiempo. ¿Por qué los objetos toman las rutas más cortas? Aquí nos tropezamos con un muro de piedra. El tiempo, el espacio y el cambio son aspectos de la realidad que vienen dados. No se puede definir ninguno de estos conceptos sin introducir el concepto en la definición, de modo que, como dicen los físicos, son “incomprimibles” en conceptos más básicos. No son meros aspectos de la conciencia humana, como suponía Kant. Están “ahí afuera”, independientemente de usted y de mí. Pueden ser inconocibles en el sentido de que no hay manera de explicarlos incluyéndolos en leyes más generales.

La escalada de preguntas sobre preguntas es infinita, hasta que finalmente salimos del propio sistema que estamos tratando de descifrar. Y entonces nos encontramos fuera del universo. Pero ¿qué hay fuera del universo? Presumiblemente, nada. Pero en ese vacío “exterior” deben de existir, al menos, leyes cuánticas que pudieran fluctuar para desencadenar el Big Bang. ¿Y por qué hay leyes cuánticas? ¿Dónde están esas leyes?

Tal y como decía Stephen Hawking: ¿Por qué el universo se toma la molesta de existir? Es una pregunta sin respuesta. Al meditar sobre ella, se induce lo que William James llamaba “mareo admirativo ontológico”. Jean-Paul Sartre lo concretaba en una sola palabra: “náusea”.

Quizá el problema epistemológico esté en la estructura interna de nuestro cerebro. El cerebro de un chimpancé es incapaz de entender la filosofía de Kant (y también mucho de nosotros, admitámoslo). Entonces, ¿un cerebro construido de otra forma sería capaz de captar verdades sobre el universo que ahora están lejos de lo que es capaz de hacer nuestra circuitería neuronal?

Pero ¿un cerebro diferente sería capaz de resolver la pregunta eterna de qué hay más allá, cuál es la explicación de esta explicación? Si la ciencia llega, inevitablemente, a muros insolubles, ¿es una mente diferente la que asumirá estos muros y reelaborará sus preguntas para que tengan una “lógica” que ahora no tienen?

En otras palabras, ¿importan tanto los datos como las interpretaciones que demos a esos datos?

Hay más barreras a las preguntas que podemos plantearnos sobre el universo, y a las respuestas que pueden proporcionamos. Son barreras impuestas por la naturaleza misma del conocimiento, no por la falibilidad humana o por las limitaciones técnicas. A medida que sondeamos a más profundidad en las estructuras lógicas entrelazadas que mantienen la naturaleza de la realidad, podemos esperar encontrar más resultados de ésos que ponen límites a lo que se puede saber. En último término, podemos descubrir incluso que su totalidad caracteriza al universo con más exactitud que el catálogo de las cosas que podemos saber.

Quizá lo que no podamos saber es más revelador de lo que podemos saber. Quién sabe. Hay opiniones para todos los gustos. Lo que resulta más o menos incontrovertible es que hay una serie de preguntas para las que la ciencia, según los expertos, jamás se encontrará respuesta.

Las enumeraremos ponderadamente en una siguiente entrega de este artículo.

Vía | ¿Tenían ombligo Adán y Eva? de Martin Gardner

genciencia

Darwin, un ‘gentleman’ que hacía novillos

Darwin, un ‘gentleman’ que hacía novillos

La Universidad de Cambridge publica unas facturas con detalles de la vida de estudiante del naturalista

ELPAÍS.com – Madrid – 23/03/2009

Charles Darwin, autor de la teoría de la evolución por la selección natural, no era un buen estudiante. Eso sí, le gustaba vivir bien. Pagaba un extra para comer verduras (cinco peniques y medio para acompañar la ración diaria de carne y cerveza) y tenía sirvientes que le hacían la cama, le limpiaban los zapatos y le traían carbón para la chimenea. Todos estos detalles han quedado registrados en seis libros de facturas descubiertos recientemente en la Universidad de Cambridge.

“Los libros muestran que Darwin disfrutó de toda la parafernalia que alguien esperaría de un caballero del siglo XIX”, ha contado un portavoz de la universidad. Entre 1828 y 1831, sus años de estudiante, “pasó poco de su tiempo en Cambridge, estudiando o en clase” porque “prefería disparar, montar a caballo o recoger escarabajos”.

“Gracias al descubrimiento, los historiadores han podido saber el día exacto que Darwin llegó a la universidad (el 26 de enero de 1828) – y una cantidad de detalles que les van a permitir reconstruir su vida de estudiante como nunca antes”, ha declarado este mismo portavoz.

El especialista en Darwin John van Wyhe ha explicado que, 200 años después de su nacimiento, la vida de estudiante de Darwin era prácticamente desconocida hasta que han sido descubiertos estos seis libros de cuero, escritos a mano, que detallan las finanzas de los estudiantes en esa época. “Se trata de detalles muy íntimos”, ha continuado el académico. Desde hoy se pueden visitar en esta página: http://darwin-online.org.uk.

Años después, Darwin hablaría de sus días de estudiante como “los más alegres de mi feliz vida”. Al acabar sus estudios, el naturalista inglés se embarcó en el famoso viaje a bordo del Beagle, rumbo a América del Sur, donde desarrolló la teoría de la evolución que luego publicó en su libro El origen de las especies.

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Darwin/gentleman/novillos/elpepusoc/20090323elpepusoc_4/Tes

Completando a Charles Darwin

REPORTAJE
Completando a Charles Darwin
La tectónica, la oceanografía o el clima están dando respuesta a los interrogantes pendientes sobre la evolución – Los nuevos hallazgos cierran lagunas en el 200º aniversario del científico
JAVIER SAMPEDRO 06/02/2009


Una crítica clásica contra Darwin es que, pese a haber titulado su libro El origen de las especies (1859), justo no aclaró cómo se originaban las especies. La selección natural -el mecanismo evolutivo descubierto por el naturalista- se basa en la acumulación gradual de pequeños cambios, mientras que las especies suelen ser entidades discretas y bien definidas: vemos leones y tigres, no una escala Pantone de leotigres. La investigación reciente, sin embargo, ha aclarado muchos puntos del problema de la especiación, o generación de nuevas especies, y ha confirmado que la especiación tiene una relación directa con la selección natural darwiniana. También han revelado unos principios generales que hubieran resultado sorprendentes para el padre de la biología moderna.

El naturalista nunca explicó de verdad el origen de las especies

Los cambios en los seres vivos no son paulatinos; van a grandes saltos

La explosión de la vida animal ocurrió hace 543 millones de años

No sólo compiten los individuos; también lo hacen los genes

“La competencia por los recursos, las carreras de armamentos entre predadores y presas y otros factores biológicos dan forma a los ecosistemas locales durante periodos cortos”, dice el evolucionista Michael Benton, de la Universidad de Bristol. “Pero son factores externos como el clima, la oceanografía y la tectónica continental los que explican las pautas de la evolución a gran escala”. Benton es el autor de uno de los cinco artículos con que la revista Science celebra hoy el 200º aniversario del nacimiento de Charles Darwin (12 de febrero de 1809-19 de abril de 1882).

La idea de que la competencia entre seres vivos es el principal motor de la evolución arranca del propio Darwin y suele ser la preferida por los biólogos. Se la conoce como la hipótesis de la reina roja, por el personaje de Lewis Carroll que le dice a Alicia en A través del espejo: “En este país tienes que correr todo lo que puedas para permanecer en el mismo sitio”.

El paradigma de la reina roja son las carreras de armamentos entre predador y presa: los conejos corren cada vez más para escapar de los zorros, lo que fuerza a los zorros a correr cada vez más para seguir comiendo lo mismo que antes; las corazas de las presas se hacen cada vez más duras y las pinzas de sus predadores cada vez más fuertes, con lo que todos corren lo más que pueden para que todo permanezca en el mismo sitio.

El problema es que la evolución a gran escala no permanece en el mismo sitio como Alicia. Los modelos del tipo reina roja, según Benton, no explican que los seres vivos se hayan hecho más complejos en la historia del planeta, ni que hayan colonizado nuevos espacios (como la tierra firme), ni que ciertos linajes concretos hayan brotado en explosiones evolutivas de radiación de nuevas especies. “Todas estas cosas han ocurrido muchas veces en los últimos 500 millones de años”, afirma el científico británico.

La razón hay que buscarla en la geología, y algunos ejemplos son bien conocidos. Desde que el supercontinente Pangea empezó a quebrarse hace 250 millones de años, el baile de sus fragmentos por la corteza terrestre ha tenido un efecto decisivo. La biología alienígena de Australia -ornitorrincos, canguros, koalas, wombats, emús, cucaburras- y de Suramérica -llamas, anacondas, pirañas, vicuñas, tapires- se debe a que ambos territorios han sido islas durante casi 100 millones de años.

El sentido común no es la mejor guía para averiguar las relaciones de parentesco entre las distintas especies. El damán, un animalillo africano al que cuesta distinguir de una rata, se agrupa con el elefante en una gran rama evolutiva de los mamíferos, la de los afroterios. Las personas, los delfines y las vacas nos apiñamos junto a las ratas propiamente dichas en la segunda rama (los boreoterios), dejando la tercera (los desdentados) para el armadillo y el oso hormiguero.

La razón es que los mamíferos originales se dividieron físicamente en tres grupos hace 100 millones de años, cuando las actuales África, Eurasia y Suramérica se escindieron de un continente único.

En los últimos años, los geólogos también han encontrado fuertes correlaciones entre la diversidad del plancton -los organismos microscópicos que flotan en el mar- y la temperatura del agua en esa época. El enfriamiento oceánico de los últimos 70 millones de años, por ejemplo, se asocia a una gran radiación de especies de foraminíferos, los principales microfósiles marinos. En general, las fases de calentamiento por las que ha pasado el planeta se han caracterizado por una menor riqueza de géneros, y de familias enteras, de seres vivos.

Si la competencia entre seres vivos es la reina roja, la evolución guiada por las condiciones externas se conoce como la hipótesis del “bufón de corte”. Los bufones sólo pretendían complacer a los poderosos, y jamás cambiaban sus números a menos que se vieran forzados por una catástrofe (como una guerra o un cambio de régimen). Si la reina roja es la idea preferida por los biólogos, el bufón de corte es la favorita de los geólogos, como parece lógico. Y es el motor del cambio que parece predominar a las escalas evolutivas, de 100.000 años para arriba en el tiempo, y de especie para arriba en la taxonomía, la ciencia que clasifica a los seres vivos en una jerarquía de especies, géneros, familias, órdenes, clases, filos y reinos.

La cuestión de la reina roja tiene mucha relevancia para el problema estrella de la biología evolutiva: la explosión cámbrica, la gran dificultad que atormentó a Darwin hace un siglo y medio. La Tierra tiene 4.500 millones de años, y los primeros microbios aparecieron poco después (hay evidencias fósiles de 3.500 millones de años). Pese a ello, la explosión de la vida animal sólo ocurrió al empezar el periodo Cámbrico, hace 543 millones de años. La evolución tardó poco en inventar a los animales, aunque tardó 3.000 millones de años en ponerse a ello. Ésta es la versión moderna del dilema de Darwin.

“Creo que la explosión cámbrica es un excelente ejemplo de evolución por el modelo del bufón de corte”, confirma Benton a EL PAÍS. “Es un caso en que el cambio dramático del entorno físico tiene un profundo efecto en la evolución. Esto no tiene nada que ver con sugerir que la selección natural es errónea, o que Darwin se equivocó. Se trata simplemente de que los cambios dramáticos e inesperados, como el que ocurrió entonces, pueden abrumar a los procesos normales de la selección natural y poner a cero el reloj evolutivo, como solía decir Steve Gould”. Stephen Jay Gould fue un destacado (y polémico) evolucionista norteamericano hasta su muerte en 2002.

El periodo anterior al Cámbrico (de 1.000 a 543 millones de años atrás) se llama Neoproterozoico, de mote “precámbrico”, e incluye las más brutales glaciaciones conocidas por los geólogos, como la Sturtian y la Marinoan. Algunos científicos creen que fue una era de bola de nieve planetaria (snowball earth), en la que los casquetes polares cubrían incluso el ecuador terrestre.

Antes de esa era del hielo, los niveles de oxígeno en la atmósfera eran muy bajos, inferiores al 1% de la concentración actual, como habían sido en los 3.000 millones de años anteriores. La última de las grandes glaciaciones precámbricas, la Marinoan, terminó hace 635 millones de años, y los últimos datos indican que los primeros animales, las esponjas, ya habían evolucionado para entonces. Y los datos indican que el fondo marino no estuvo bien oxigenado hasta los tiempos de la explosión cámbrica. Si la biología tardó 3.000 millones de años en inventar a los animales, la razón parece ser que la geología no se lo permitió antes.

La mosca Drosophila ha resultado un modelo muy útil para estudiar los fundamentos genéticos de la especiación. Por ejemplo, la especie americana Drosophila pseudoobscura se separó hace 200.000 años en dos subespecies llamadas USA y Bogotá. Como los caballos y los burros, las moscas USA y Bogotá pueden cruzarse, pero sus hijos son estériles. En casos de especies más divergentes, los hijos suelen ser no ya estériles, sino directamente inviables. El punto es que la genética de la mosca permite hallar los genes exactos que son responsables de la esterilidad o de la inviabilidad.

Los resultados apuntan a muy pocos genes, y varios están relacionados con el transporte nuclear, el intercambio de materiales entre el núcleo y el resto de la célula. Dos de los genes de la especiación son Nup96 y Nup160, componentes del poro nuclear que comunica al núcleo con su entorno, y otro es RanGAP, que regula el mismo proceso. No hay ninguna razón a priori para que la especiación esté relacionada con un mecanismo tan concreto como el transporte nuclear, y estos resultados son inesperados en ese sentido.

Pero estos genes también tienen relación con un fenómeno que lleva décadas siendo un sospechoso central para los genetistas interesados en la especiación. Se llama impulso meiótico (meiotic drive), o más en general “conflicto intragenómico”. Al igual que la selección natural clásica, se trata de un proceso de competencia, pero no entre individuos dentro de una especie, ni entre especies dentro de un ecosistema, sino entre genes dentro de un genoma, es decir, entre las partes de un mismo individuo.

Esto es posible porque cada individuo produce miles o millones de gametos (óvulos o espermatozoides, según su sexo), cada uno con una combinación distinta de genes. Y hay genes que sesgan a su favor la producción de gametos, de modo que se aseguran su presencia en más de la mitad de los espermatozoides o los óvulos, que es lo que les correspondería por azar. Estos genes son auténticas bombas evolutivas, porque pueden imponerse en una población en pocas generaciones aun cuando no hagan nada beneficioso para el individuo que los alberga. Los demás genes se ven forzados a adaptarse para convivir en el mismo genoma que ellos, y esto conduce a las poblaciones por caminos separados aun cuando sus entornos sean similares. Esto es la evolución por “conflicto intragenómico”.

En el ejemplo mencionado antes de las dos subespecies de Drosophila pseudoobscura, USA y Bogotá, el grupo de Allen Orr, de la Universidad de Rochester, acaba de demostrar que un solo gen (llamado overdrive) es responsable a la vez de la esterilidad de los híbridos entre las dos subespecies, y de causar su propia representación en los gametos por encima del 50% que le correspondería por azar. “Nuestros resultados”, afirma Orr, “indican que el conflicto intragenómico, una forma de adaptación al ambiente genómico interno, es una fuerza importante en la especiación”.

Otro descubrimiento reciente es la importancia crucial de las duplicaciones de genes en la evolución. Las duplicaciones o pérdidas de genes son la principal fuente de variación genética en nuestra especie: cualquier persona se distingue de cualquier otra en un promedio de 70 regiones duplicadas o amputadas en uno de sus cromosomas.

Dos siglos después, la ciencia rellena huecos que a Darwin le hubiera encantado explicar.

Una teoría revolucionaria
– Si los seres vivos tienen una gran capacidad de reproducirse, pero los recursos son limitados, sólo las variantes más aptas de cada generación sobrevivirán lo suficiente como para reproducirse y transmitir sus cualidades a la siguiente.

– La repetición de este proceso ciego una generación tras otra provoca inevitablemente que las especies vayan cambiando y haciéndose más aptas para vivir en su particular entorno.

– La principal predicción de la teoría de la evolución es que todos los seres vivos del planeta provenimos por ramificaciones sucesivas de una sola especie simple y primordial.

– Los humanos compartimos con las ratas, los gusanos, los abetos y las bacterias tal cantidad de fundamentos genéticos y bioquímicos que el origen común de la vida es uno de los hechos científicos mejor establecidos.

– Darwin propuso una teoría gradual: ínfimos cambios acumulados generación tras generación durante millones de años. El registro fósil, sin embargo, presenta transiciones relativamente bruscas (según las escalas de los geólogos).

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Completando/Charles/Darwin/elpepusoc/20090206elpepisoc_1/Tes

Dos siglos con Darwin

CARLOS ÁLVAREZ

Dos siglos con Darwin

CARLOS ÁLVAREZ 05/02/2009

A LOS 200 AÑOS del nacimiento de Charles Darwin (en febrero de 1809) y siglo y medio después de la publicación de su texto -Sobre el origen de las especies por medio de la selección natural, o la conservación de las razas favorecidas en la lucha por la vida-, todavía hay quien mantiene la polémica en torno a la selección natural. En pleno siglo XXI, casi la mitad de los estadounidenses creen, según una encuesta, en la creación del hombre por Dios hace apenas unos miles de años.

Buen momento, por tanto, para refrescar conocimientos sobre el científico y su obra. Podemos empezar, en español, por la Fundación Charles Darwin, que nos recuerda que también está de aniversario, el de sus 50 años dedicados a la conservación y preservación de las Galápagos, fundamentales en el desarrollo de la teoría de Darwin.

http://www.darwinfoundation.org/es

Como página imprescindible, ninguna como The Complete Work of Charles Darwin Online, que además de todas sus publicaciones incluye 20.000 documentos privados y un catálogo de centenares de trabajos suplementarios. En la red desde octubre de 2006, ha recibido 70 millones de visitas.

– darwin-online.org.uk

Y si lo que queremos es leer El origen de las especies en español, está en la biblioteca Cervantes Virtual, donde pasa ya de las 100.000 consultas.

http://www.cervantesvirtual.com/Buscar.html?texto=El+origen+de+las+especies

También la Wikipedia se ocupa de La Evolución Biológica en un artículo que recuerda, además, la importancia de estudios anteriores, paralelos y posteriores.

– es.wikipedia.org/wiki/Evolucion_biologica

“Las evoluciones del hombre” son la base del funcionamiento del sitio en francés Hominidés, que dedica un informe al aniversario. Encontramos más datos en español sobre esta “revolución científica” en la web de Evolutionibus. Y hay blogs inspirados en el tema como Evolucionarios.

http://www.hominides.com

http://www.evolutionibus.info

– evolucionarios.blogalia.com

The TalkOrigins Archive analiza la controversia entre evolución y creación. Evolución y Ambiente pretende ir más allá de la teoría de Darwin con referencias a los últimos avances de la biología.

http://www.talkorigins.org

http://www.iieh.org/evolucion.php

Sobre diseño inteligente también Wikipedia ofrece un artículo con abundancia de referencias y enlaces. Y CreaciónWiki que exige, literalmente, que sus redactores “deben creer que el universo y la vida en la tierra fueron creados por God”.

– es.wikipedia.org/wiki/Diseño_inteligente

– creationwiki.org/es

http://www.elpais.com/articulo/semana/siglos/Darwin/elpepusoc/20090205elpciblse_6/Tes

Divulgar la evolucion

Divulgar la evolución

JOSEP M. SARRIEGUI 05/02/2009

Divulgar la evolución
JOSEP M. SARRIEGUI 05/02/2009

Artículos, experiencias educativas, proyectos de aula e innovaciones pedagógicas sobre biología y geología. Éste es el repertorio que anuncia Blog de Biosfera, una iniciativa divulgativa sobre el evolucionismo que puede resultar de gran provecho para todos aquéllos interesados en la materia, en particular educadores que busquen ideas frescas para sus clases en este año que tiene a Charles Darwin como foco de celebraciones.

Aunque se anuncia como dirigida a proporcionar material educativo a profesores de secundaria, esta bitácora cumple funciones que van más allá de su modesta presentación. Cualquiera extraerá enseñanzas de ella, sea o no maestro. Nació en mayo de 2006 (no está, por tanto, vinculada a las conmemoraciones de 2009), Juan Aznar es quien se ocupa preferentemente del espacio científico y su alojamiento cibernético pertenece al Ministerio de Educación. El Proyecto Biosfera, en el que se integra el blog, se compone de “unidades didácticas multimedia interactivas, herramientas y recursos que aprovechan las ventajas que ofrecen el ordenador e Internet”. Hay enlace con dicho proyecto desde la bitácora.

Las entradas más recientes del blog hablan a las claras: hemos inaugurado el Año Darwin y no faltan convocatorias (conferencias y congresos) y nuevas publicaciones sobre su legado. Quienes quieran anunciarse tienen aquí un lugar para hacerlo y quienes busquen información sobre actos pueden darse un paseo por la bitácora, más actual que nunca en estos días del bicentenario del nacimiento del padre del evolucionismo y a la espera de que llegue la celebración de la publicación de su obra señera, El origen de las especies.

http://recursos.cnice.mec.es/biosfera/blog/

http://www.elpais.com/articulo/semana/Divulgar/evolucion/elpepusoc/20090205elpciblse_7/Tes

Anteriores Entradas antiguas