Origenes de la Navidad

Osías Segura
Teólogo costarricense y profesor adjunto en Fuller Theological Seminary en Pasadena, California.

Osías SeguraOrigenes de la Navidad
Diciembre 21, 2009 by Osías Segura

Muchos cristianos creen que la celebración de la navidad es la fecha de mayor importancia cristiana del año, y por tanto, están equivocados. Tal vez, lo será hoy, pero no siempre lo fue así. En la era antes de Constantino (los primeros siglos del cristianismo) no había celebración alguna sobre el nacimiento de Cristo. Así que para aquellos que añoran la iglesia primitiva y sus principios, y aun más aquellos y aquellas que gustan utilizar literalmente la biblia como norma para sus vidas, deberían pensar dos veces antes de celebrar la navidad. En estas líneas, no pretendo presentar una narrativa completa ni compleja del origen de la navidad, ni tampoco una historia concisa de la navidad. Simplemente, quiero mencionar esos aspectos que considero adecuados para presentar mi punto en cuanto a la contextualización. Uds. siéntanse libres con sus comentarios de agregar aquellos elementos que creen que yo pude dejar por fuera por falta de espacio.
¿Es tan importante la navidad en el Nuevo Testamento?
¡Veamos los evangelios! Solamente dos de los evangelios se refieren al nacimiento de Cristo. Todos los evangelios, sin embargo, presentan dos puntos climaxicos: la muerte, y resurrección de Cristo. Así que podríamos decir que los evangelios son escritos que reflejaban los valores teológicos de comunidades cristianas primitivas. La comunidad de Mateo nos arroja una historia del nacimiento de Cristo con una estrella, los magos del oriente, y la huida a Egipto, pero no hay pastores, ni huestes angelicales. La comunidad de Lucas nos brinda una narrativa mas descriptiva con ángeles, pastores, pero no hay estrella ni magos del oriente. Fuera de estos dos evangelios, solo Pablo presenta un breve comentario en Gálatas (4:4) de Jesús que “nació de una mujer.” Por lo demás, podríamos decir, el Nuevo Testamento da poca atención al nacimiento de Cristo, en comparación con su muerte y resurrección. La celebración del nacimiento de Cristo pareciera no era algo de importancia para la iglesia primitiva.
Las Escrituras y la fecha exacta del nacimiento de Cristo
El hecho que el Nuevo Testamento de muy poca atención al nacimiento de Cristo, no significa que la celebración de la navidad no tenga una base bíblica. Permítanme recalcar nuevamente que sí hay que reconocer que el Nuevo Testamento da un mayor énfasis a la muerte y resurrección de Cristo, que a Su nacimiento. Ligado a esto, otro elemento hay que agregar: Los primeros cristianos se preocupaban más por el hecho de la encarnación, que por la exactitud de la fecha del nacimiento de Cristo. Si Cristo nació durante el reinado de Cesar Augusto, entonces nació en algún momento entre el año 44 a.C., y el año 14 d.C. Tal y como podemos notar, no hay exactitud alguna en el año exacto, y según parece tampoco en la fecha exacta, aunque algunos doctos creen que la fecha en diciembre puede ser exacta. ¡Sin embargo, nadie sabe con exactitud!
Un esfuerzo por determinar fechas fue el calendario que el Papa Juan I quien pidió hacer a un monje llamado Dionisio. El calendario solar occidental (nuestro calendario actual cual es menos exacto que el calendario lunar) dio inicio el primero de enero del 754 de la fundación de la ciudad de Roma. Así el 754 se convirtió en el A.D. 1, o el Año de Nuestro Señor. Según parece Dionisio cometió un error de cuatro años en su cálculo. ¡Nuevamente, no hay exactitud! Pues se cree que el nacimiento de Cristo pudo tomar lugar en un rango entre unos nueve a catorce años antes del A.D. 1.
Orígenes de la celebración
Fue hasta los siglos 3 y 4 cuando la iglesia del Este (con sede en Constantinopla) empezó a celebrar la encarnación de Cristo el 6 de enero como el día de la Epifanía (incluida la llegada de los reyes magos). En esta celebración se enfatizaba el bautismo de Jesús, milagros, ministerio, y también Su nacimiento. La iglesia del Oeste (con sede en Roma) no tenía equivalente a la Epifanía y genero la navidad como la celebración del nacimiento de Jesús el 25 de diciembre. La fuente más antigua a referirse a la navidad es el calendario Filocaliano (antes del calendario de Dionisio) que menciona una celebración de la navidad por allí del año 336 d.C.
¡El 25 de diciembre y sus raíces paganas!
¿Por qué escoger el 25 de diciembre para celebrar el nacimiento de Cristo, si no se sabe con seguridad cuando nació Jesucristo? Puede haber varias razones. Si hay que aclarar que no hay evidencia alguna de que algún obispo Romano, o el mismo Constantino promulgara este cambio. No queda claro cómo se dio el proceso de contextualización. Yo personalmente me inclino a la explicación que el 25 de diciembre tuvo que ver con un aspecto de contextualización. Por ejemplo, cerca del 25 de diciembre existían tres festivales de invierno Romanos. El primero el de Saturnalia, un festival de cosecha, que tendía a celebrarse entre el 17 y el 23 de diciembre. Otra celebración era el Año Nuevo que duraba varios días. Y en medio de estas celebraciones, existía el festival del nacimiento del Sol Invictus, también conocido como el dios guerrero Mitra. Esta celebración incluía el intercambio de regalos. Pero, todas estas celebraciones incluían excesivas parrandas, que tal vez describirlas podría ser inapropiado.
El evangelio y las culturas
A través de los siglos el cristianismo se expandió por todos los continentes acarreando celebraciones tradicionales y mezclándose con elementos culturales en cada región o país. Por ejemplo, a pesar de una fuerte influencia católico-Romana en la celebración de la navidad en América Latina, cada celebración varia de país a país, esto en cómo se celebra la navidad y sus elementos en cuanto a comida, regalos, adornos, y otras costumbres. ¿Quién celebra la navidad correctamente? ¡Buena pregunta! Ahora, la influencia protestante en cuanto a celebraciones no varían mucho de las Católico-Romanas, a no ser por algunos grupos fundamentalistas que rechazan el uso de algunos adornos y algunas costumbres navideñas, por considerarlos idolatría. Si cabe reconocer que los misioneros evangélicos nos trajeron una navidad comercial y sincretista, con simbologías de poco contenido bíblico.
La era industrial y la navidad
Ya en el siglo XIX con el auge industrial en los Estados Unidos, nació la figura comercial de “Santa Claus,” también conocido como simplemente “Santa”. Sería el famoso escritor Washington Irving quien escribiría un poema (The Night Before Christmas) que luego se convertiría en la historia de Santa Claus. Esta creación Norteamericana es una secularización del Obispo Europeo “San Nicolás”. Cabe mencionar también los escritos de Charles Dickens que produciría una crítica a la actitud avara de los hombres de negocios “cristianos” de la Inglaterra de aquel entonces. “Christmas Carol” cuenta la historia de Scrooge quien se convierte, para así ayudar a los más necesitados con su dinero, y salvar su alma de la destrucción eterna.
Ya a mediados del siglo XIX la navidad tomaría un fuerte auge para empezar a convertirse en una celebración comercial importante. En 1843 aparecería la primera tarjeta de navidad, y poco después llegaría a los EE.UU. en 1880 el árbol de navidad (fuera de Alemania), y los adornos de vidrio en el árbol surgirían en 1890. A finales del siglo XIX surgirían los papeles de colores para envolver regalos. Y para el siglo XX, comercialmente hablando los días previos a la navidad se convertirían en las fechas de mayor intercambio comercial, y la figura de Santa tomaría características cuasi-divinas. Por ejemplo, historias en canciones populares que describen a Santa con su carrito y renos, cada reno con su nombre y características. Santa sabe quien se ha portado bien, y trae regalos a los niños y niñas de todo el mundo. En cuanto a estas actividades comerciales, no hay mención alguna de Cristo, ni Su encarnación, y en algunas ocasiones ambos actores aparecen lado a lado como dos historias paralelas.
¿Qué podríamos concluir?
Entonces, ¿qué tenemos hasta el momento? (A) La navidad carecía de importancia para la iglesia primitiva pues no existen suficientes referencia bíblicas para creer que tal celebración era tan importante. Por tanto, la navidad, en comparación con la muerte y resurrección de Cristo (Semana Santa) no es tan significativa, escrituralmente hablando. (B) El celebrar la navidad el 25 de diciembre no es históricamente correcto, y el inicio de esta celebración tiene fuertes raíces paganas, en fechas de invierno del Atlántico Norte. (C) La navidad se ha secularizado, y se ha convertido en una celebración comercial alrededor de Santa. Muchas de las tradiciones y simbología navideña tiene sus orígenes en los últimos dos siglos. La navidad tiene su gran importancia en nuestras sociedades hoy, principalmente por su carácter comercial, más que por su sentido espiritual.
Finalmente, permítanme concluir con una recomendación muy general para celebrar la navidad. Pues no quiero que piensen que estoy rechazando la celebración de la navidad.
Personalmente, no veo ningún problema con una contextualización donde el nombre de Cristo es exaltado como Señor del universo, donde las Escrituras y su mensaje están presentes en el proceso, y donde se busca que la iglesia sea relevante a sus culturas. Así como hace casi dos milenios fue contextualizada la celebración del nacimiento de Cristo, hoy debemos reforzar esa contextualización en nuestras prácticas cristianas.
Debemos buscar la manera que sea Jesucristo el centro de nuestra celebración. Por ejemplo, usando simbología (adornos navideños) que sea cristocentrica, en vez de “santacentrica”. Es decir, todo adorno en nuestros hogares, y todo ritual debe apuntar a Cristo. Tal vez sea necesario desarrollar nuevas tradiciones familiares. Sin embargo, debemos ser sabios al no imponer, pero si compartir, nuestros valores con familiares no cristianos.
Procuremos que los valores comerciales no nos afecten moralmente. Podemos celebrar diferentemente, como dando pocos regalos y más significativos, gastando menos dinero de lo usual, compartiendo con aquellos en mas necesidad, festejando a y en Cristo.
Reconozcamos que estamos celebrando la navidad en una cultura que no tiene valores cristianos, pero algunos rasgos culturales aun permiten un dialogo sobre valores cristianos. Busquemos dialogar, en vez de predicar. Sin embargo, el vivir en un “gueto” evangélico y celebrar nuestra navidad cristiana, separados del mundo tampoco tiene sentido. Por tanto, el creer que NO deberíamos celebrar la navidad por no ser parte de la ley del Antiguo Testamento, por no tener suficiente importancia bíblica (pues no se menciona la palabra “navidad” en la Biblia), o por ser un sincretismo religioso del invierno romano pagano, o un sincretismo comercial capitalista; los que perdemos la posibilidad de impactar la sociedad con el evangelio en el nombre de Cristo, somos nosotros los creyentes.

http://www.biblia.com/origenes-de-la-navidad/

Anuncios

Un hombre, llamado Jesús

CORRADO AUGIAS Y MAURO PESCE

Un hombre, llamado Jesús

INVESTIGACION SOBRE JESUS. ¿QUIEN ERA EL HOMBRE QUE CAMBIO EL MUNDO?

de: PESCE,MAURO ; AUGIAS,CORRADO

Editorial: DEBATE

Año: 2009

Encuadernación: Cartoné

ISBN: 978-84-8306-839-7

288 páginas

La investigación que revela los aspectos humanos desconocidos de Cristo. Quién fue. Su respeto a la religión judía. La relación hostil con su familia. Su verdadero vínculo con María Magdalena.

“¿Hay manera de saber quién era el hombre que hace unos dos mil años recorrió la tierra de Israel, habló a las multitudes, sanó a los enfermos, anunció un mensaje que hasta entonces nadie había concebido y acabó inmolado en un patíbulo infame? Esta es la pregunta y el desafío que se plantean Corrado Augias, reconocido periodista y escritor italiano, y Mauro Pesce, historiador del cristianismo, experto en la Biblia y profesor de la Universidad de Bologna. “Investigación sobre Jesús” está constituido por una serie de preguntas y respuestas acerca del costado humano de quien se convirtió en el punto de partida de una religión y que inspiró todo tipo de disciplinas, desde la filosofía, la ciencia y la política a la historia, la literatura y el cine.

El halo de misterio que rodea su figura ha abonado todo tipo de leyendas acerca de él sin aportar mucho sobre su aspecto terreno. Pero en los últimos 50 años tanto las investigaciones arqueológicas y los trabajos filológicos parecen constituir una posibilidad cierta de lograr, por fin, ese acercamiento. Según lo acepta Pesce, es probable que nunca se sepa a ciencia cierta cuál era su aspecto ni cuál el timbre de su voz. Sin embargo, sí parece posible acercarse “a su inmensa figura y tratar de conocerle como era, antes de que desapareciese bajo una gruesa costra de teología”.

LA FILIACIÓN.

Jesús es un hombre que luego será llamado Cristo. Su nombre de hombre proviene del griego y es un calco del nombre hebreo Jeshu, abreviación de Yehoshua.

Aunque mucha gente cree que Cristo es también un nombre de pila, corresponde a la palabra griega “jristós”, que es una traducción del hebreo “mashiá”, que significa “mesías”, “ungido”. En cuanto al lugar de nacimiento, hay dudas. ¿Nació en Nazaret o nació en Belén? Los evangelios de Lucas Mateo dicen que Jesús nació en Belén la ciudad de David, de quien Jesús sei su descendiente. Según Lucas, Nazaret es el pueblo de donde eran oriundos si padres. Estos habrían viajado a Belén porque allí se estaba realizando un ce so. Por su parte, Mateo dice que se nombraba como “el nazareno” porque luego de la huida de Egipto, sus padres se quedaron a vivir en Nazaret.

El Evangelio de Juan, en cambio sitúa a su madre, María, en Cana, un pueblo de Galilea.

Lo más probable, según Pesce, es que haya nacido en Nazaret o, en todo caso, que ha vivido allí mucho tiempo junto a su familia.

También la fecha de nacimiento de Jesús varía según las fuentes. El Evangelio de Lucas consigna que tenía unos 30 años el decimoquinto año del remado del emperador Tiberio, es decir, en 782 desde la fundación de Roma, cuando se presentó ante Juan Bautista para que lo bautizara

Sobre esta base se calculó que había nacido  el año 753 desde la fundación de Roma y esta es la fecha elegida para establecer el sistema de datación que divide los años en antes y después Cristo.

Pero el Evangelio de Lucas, quien escribió cuando hacía 50 años que Jesús había muerto por lo que debió guiarse por datos de terceros también dice que el nacimiento coincidió con el censo romano llevado a cabo durante el tiempo de Quirino.

Las recientes investigaciones históricas establecieron que dicho censo se efectuó si u ocho años antes de la fecha en que considera que nació Cristo, es decir que cuando se bautizó podía tener entre 36 y 38 años.

En ‘Vida de Jesucristo”, de 1654, Pascal escribió que el 25 de mayo el ángel Gabriel le hizo el anuncio a María, el 24 de junio nació Juan el Bautista, el 25 de diciembre nació

Jesús, el 1° de enero lo circuncidaron, el 6 de enero los magos llegaron a Belén y el 2 de febrero María fue a purificarse al Templo. Según el experto en la Biblia, esas fechas no están respaldadas por bases documentales y no hay evidencias suficientes como para establecerlas con certeza.

En cuanto a la maternidad de María, parece no haber dudas. La paternidad de José, en cambio, plantea problemas. Según los evangelios de Lucas y Mateo, Jesús nació de un modo milagroso alojándose en el vientre de una virgen merced al Espíritu Santo. “Se supone -concluye el historiador- que Jesús fue registrado en Nazaret como hijo de Miriam o María y de José, de profesión carpintero”.

EL JUDAISMO DE JESÚS.

A lo largo del siglo XX se produjeron muchos descubrimientos que cambiaron el conocimiento de histórico sobre Jesús.

Por ejemplo, quedó claro que era un judío fiel a las tradiciones de su pueblo y al sistema religioso judaico. “El cristianismo -afirma Pesce- es un movimiento que surgió después de Jesús y, en muchas aspectos, ocultó su judaísmo, apartando a las iglesias actuales de su figura. Los estudios históricos han demostrado su carácter judaico, pero los fieles suelen pasar por alto esta conquista que, incluso cuando se conoce, no se percibe en todas sus consecuencias”. Aunque esta parece una verdad de Perogrullo, el historiador señala que todas las iglesias presentan a Jesús como un cristiano. Los textos evangélicos, sin embargo, cuando son leídos sin prejuicios, demuestran que Jesús sentía el judaísmo de manera muy profunda y que su observación de la Ley era tal que para entender quien fue como personaje histórico es preciso tomar en cuenta su religiosidad.

¿Por qué su judaísmo es minimizado?

Porque a partir de la segunda mitad del siglo II sus seguidores ya no eran judíos y, por lo tanto, el mensaje de Cristo comenzó a ser interpretado de acuerdo con los parámetros de una nueva teología.

Entre los hechos históricos que delatan la observancia que hacía Jesús de los ritos y preceptos dictados por la Torah, figura el respeto por las prescripciones alimentarias consignados en el libro de la Biblia llamado Leviatán, por ejemplo, no comer carne de cerdo. También el modo, la intensidad y las fórmulas de sus rezos -comenzando por el padrenuestro- ponen en evidencia su judaísmo. El “padrenuestro” está basado en el Kaddish, una plegaria judía que comienza hablando, precisamente, de la santificación del nombre de Dios y del advenimiento de su reino. Jesús les enseñó a sus discípulos a rezar de un modo totalmente judío, exhortándolos a dirigirse “a Dios en forma directa y de acuerdo con los conceptos tradicionales del judaísmo: la santificación, la espera del reino de Dios, el respeto de su voluntad, el perdón de las transgresiones, la confianza absoluta en la providencia de Dios como Padre.”

Aunque hoy no se percibe el monoteísmo como una característica cultural judía, en el siglo I la principal diferencia entre los judíos y los otros pueblos era su rechazo por el politeísmo. Jesús cree en un Dios único. Además observa las festividades de su pueblo, va a la sinagoga y lee la Biblia. Considera, además, que Dios lo ha enviado para predicarles sólo a los judíos, no a los demás.

Según Pesce, muchos cristianos de hoy no se percatan de la condición de judío de Jesús y consideran que algunas de sus críticas están referidas al judaísmo, cuando en realidad no es así. Por ejemplo, se cree que suprimió y criticó el descanso de los sábados, aunque la evidencia histórica demuestra lo contrario. Esta creencia estaría basada en una lectura errónea de los evangelios.

Son los investigadores de las últimas generaciones los que se interesan en Jesús como hombre y los que descubren que se limitaba a predicar únicamente a los judíos y respetaba fielmente la ley judía. Sólo después del Holocausto su judaísmo fue reivindicado y transmitido a los fieles.

El especialista en temas bíblicos señala que, considerado en su aspecto humano y no en su carácter de símbolo, “Jesús (. . .) se parece mucho mas a los judíos religiosos de hoy que a los sacerdotes cristianos”.

JESÚS Y LA FAMILIA.

Aunque el cristianismo valoriza en alto grado la familia, según Pesce, Jesús no ponía a su propia familia en primer plano. “Su movimiento -dice- tiene características fuertemente revolucionarias, lo que implica una ruptura radical con el “ethos” familiar habitual. Hoy algunos intentan revalorizar la influencia del ambiente doméstico sobre el movimiento y sobre los primeros cristianos. A mí, en cambio, me parece más acertado el planteamiento elaborado en los años setenta, según el cual existe una contraposición radical entre el movimiento de Jesús y las familias”. De esta forma el historiador explica la “desatención” de Jesús respecto de su madre y dé sus hermanos, según se desprende de lo que cuenta Marcos que sucedió el día en que Jesús estaba predicando en una casa. “Vinieron su madre y sus hermanos, y quedándose fuera lo mandaron llamar. Se había sentado gente a su alrededor, dijo: Aquí tenéis a mi madre y a mis hermanos. El que haga la voluntad de Dios, ese es mi hermano y mi hermana y mi madre'”. También llama la atención la actitud de Jesús hacia su madre en un episodio de las bodas de Cana. Juan cuenta: ‘También fue invitado a la boda Jesús con sus discípulos. Y por faltar el vino, la madre de Jesús le dijo: “No tienen vino’. Jesús le dijo: ‘¿Qué me quieres, mujer. Todavía no ha llegado mi hora'”.

Según Pesce, Jesús se opone a la “normalidad familiar” razón por la cual no le contesta cariñosamente a su madre ni a sus hermanos. Su padre, José, es más una ausencia que una presencia del mismo modo que los padres de sus discípulos. Aparece así como una persona solitaria, capaz de encontrar por sí misma las motivaciones de sus actos. Luego de la muerte de Jesús, María tiene un rol protagonice en la difusión de sus ideas. Sin embargo, su hijo mostró en vida ciertas reservas hacia ella y hacia la vida familiar. ¿De qué forma puede explicarse esta hostilidad que hace que algunas veces mencione a María como “mujer” y no como “madre”? La respuesta es que Jesús subordina la lógica familiar a la del movimiento. Por eso, también les impuso a sus discípulos que rompieran con su familia como él mismo lo hizo

LA FIGURA DE MARÍA MAGDALENA.

En los últimos tiempos algún best-seller ha sugerido una relación erótica entre Jesús y María Magdalena

Esta relación ya aparece muy tímidamente insinuada en obras anteriores como Jesucristo Superstar

¿Qué hay de cierto, qué de mito novelesco en esta afirmación ¿Cuál era la relación que lo unía realmente a esta mujer a la cual ya desde la Edad Media se la representó con una larga y sensual cabellera?

Pesce explica que en la tradición latina María Magdalena ha convertido en un símbolo de lo que podría denominarse “machismo religioso”, sin embargo, los evangelios no dicen que fue una prostituta. Sólo en las interpretaciones posteriores su figura se superpuso con la prostituta que venera a Jesús. Lucas escribe: “Entonces una mujer que era pecadora el pueblo, al saber que él iba a comer en casa del fariseo, trajo un jarro de alabastro lleno perfume y, poniéndoselo detrás, a los pies de él, empezó a mojarle los pies con lágrimas y secarlos con los cabellos de su cabeza, besándole los pies y ungiéndolos con su perfume”. En este pasaje, señala el especialista bíblico, nunca se dice que esa mujer haya sido Magdalena Es unas líneas más abajo aparece mencionada como una de las mujeres que seguían a Jesús. Se dice que Jesús expulsó de su cuerpo siete demonios, pero nunca dice que se trate de demonios sexuales. Para Lucas, María Magdalena y la prostituta son dos mujeres distintas. Si figuras comenzaron a superponerse a partir del  siglo VI en Occidente.

Uno de los argumentos utilizados para sugerir una relación de índole sexual entre Jesús y María Magdalena es el beso en la boca del que se habla en el Evangelio de Felipe. Pesce desacredita este argumento. Ese tipo de beso constituye uno de los actos de liturgia primitiva de la Iglesia. Todavía el beso en la boca -aclara- es típico de muchas culturas, sin que tenga un significado sexual específico”. Es la necesidad de construir un perfil psicológico y sexual de Jesús, el deseo de indagar en su aspecto humano, lo que a veces da lugar a interpretaciones caprichosas que no se ajustan a los hechos históricos.

MÓNICA LÓPEZ Ocó mlopez@perfll.com.a

19 de diciembre del 2009/NOTICIAS,pag. 52-56

Lo que Darwin no sabía

Fuente: Reasons To Believe

Lo que Darwin no sabía
Fazale Rana

En los 150 años desde que Charles Darwin escribió El origen de las especies, la ciencia ha ofrecido evidencias concluyentes a favor de la existencia de Dios.

Un sabio dijo una vez: “No es un problema lo que no sabes, sino lo que no sabes que no sabes”.

Cuando Charles Darwin propuso su teoría de la evolución biológica, desconocía muchas cosas sobre biología. Reconocía algunas. Pero había mucho que ni siquiera había pensado.

Durante los 150 años desde entonces, el progreso científico ha producido una comprensión importante acerca del origen, la historia y las características de la vida. Estos logros brindan el marco para la biología moderna. Aun más, están haciendo que los científicos cuestionen la teoría de Darwin. Conocer lo que los científicos saben equipará a los cristianos con una respuesta ante los aniversarios de Darwin y su teoría de la evolución biológica que podrían cambiar mentes y vidas.

Darwin no abordó el inicio de la vida en su obra seminal, El origen de las especies. Sin embargo, en 1871, al escribir a un amigo, Darwin especuló que la primera chispa de vida podría haber ocurrido en un “pequeño estanque cálido, con toda clase de sales de amoníaco y de fósforo, luces, calor, electricidad, etc. presentes, de modo que se produjera químicamente un compuesto proteico listo para sufrir cambios aún más complejos”.

Pero recién en la década de 1920 el bioquímico Alexander I. Oparin y el genetista británico J.B.S. Haldane pudieron brindar independientemente una hipótesis científicamente completa para la abiogénesis (vida que proviene de la no vida) basada, en parte, en las cavilaciones de Darwin. La hipótesis de Oparin-Haldane, al brindar vías detalladas desde los sistemas inorgánicos en la Tierra primordial hasta las primeras entidades vivas, postulaba una atmósfera sin oxígeno. Por el contrario, se creía que los gases predominantes eran reductores: hidrógeno, amoníaco, metano y vapor de agua. Las descargas de energía habrían formado moléculas orgánicas simples (prebióticas) que se acumularon en los océanos de la Tierra para elaborar la sopa prebiótica. Allí, presumiblemente, las reacciones químicas llevaron, paso a paso, a las primeras formas de vida.

En la década de 1950, Stanley Miller brindó lo que muchos consideraron la primera verificación experimental de esta hipótesis. Al pasar una descarga eléctrica a través de una mezcla de gases reductores, Millar produjo aminoácidos y otros compuestos orgánicos. Su éxito inició el programa de investigación sobre el origen de la vida y se convirtió en un clásico de libro de texto.

Estos experimentos, ahora famosos, inauguraron una serie de experimentos de otras personas que, al parecer, proporcionaban un apoyo constante a las ideas de Oparin y Haldane. Eufóricos por el logro de Miller, muchos científicos predijeron que el problema del origen de la vida se solucionaría pronto. Pero varios descubrimientos recientes han disminuido esta confianza.

El experimento de Miller no tuvo importancia
Pocos libros de texto reconocen que hoy la mayoría de los investigadores sobre el origen de la vida consideran irrelevante el experimento de Miller. La fuerte evidencia que revela una atmósfera primordial compuesta por dióxido de carbono, nitrógeno y agua ha cambiado el consenso científico. Esta mezcla de gases no produce compuestos orgánicos en experimentos de laboratorio de simulación prebiótica, un golpe aplastante para el escenario evolucionista.

En el número del 2 de mayo de 2003 de la revista Science, Jeffrey Bada y Antonio Lazcano, colaboradores de Miller durante mucho tiempo, recordaron el 50º aniversario de su experimento. Si bien explicaron su interés histórico, reconocieron que “los geocientíficos contemporáneos tienden a dudar de que la atmósfera primitiva tuviera la composición altamente reductora usada por Miller en 1953”.

Igualmente problemática es la falta de toda evidencia de una sopa prebiótica. Si la vida surgió de un caldo químico, entonces las rocas más antiguas de la Tierra deberían tener los residuos químicos de esa sopa. Sin embargo, según el investigador el origen de la vida Noam Lahav, en Biogenesis, hasta ahora no se ha publicado ninguna evidencia geoquímica a favor de la existencia de una sopa prebiótica. La vida no pudo surgir de una sopa prebiótica que jamás existió.

El asombroso diseño de la vida
Los investigadores has sostenido tradicionalmente que serían necesarios cientos de millones de años para la abiogénesis. También afirman que la primera vida en surgir sería sumamente sencilla, evolucionando hacia la complejidad.

Darwin abrazó la teoría protoplasmática, la teoría de que la célula consistía de sólo una pared que rodeaba un núcleo y un protoplasma gelatinoso homogéneo. Esta concepción hizo que las primeras explicaciones evolucionistas de la abiogénesis fueran plausibles. Los biólogos y químicos visualizaron fácilmente vías químicas que podrían producir el ingrediente único que se creía que formaba el protoplasma de la célula.

Pero para fines del siglo XIX este concepto se desvaneció. Con el descubrimiento de enzimas en el protoplasma de la célula capaces de catalizar un gran conjunto de reacciones químicas, los científicos reconocieron que el protoplasma era un sistema heterogéneo complejo.

Durante el último siglo, los avances en la bioquímica siguen confirmando la complejidad de la vida a nivel molecular. Aun la bacteria más sencilla requiere casi 2.000 proteínas diferentes en el “protoplasma” para existir como una entidad viva. No sólo son irreduciblemente complejos los sistemas químicos de la célula, sino que también exhiben un extraordinario grado de orden sustentado en una elegante y sofisticada lógica.

Los bioquímicos han descubierto también que las características salientes de los sistemas bioquímicos son idénticas a los rasgos inmediatamente reconocibles como producto de diseñadores humanos. Esta correspondencia estrecha impulsa lógicamente hacia la conclusión de que los procesos y estructuras más fundamentales de la vida surgen de la obra de un Agente inteligente.

Muchas de las proteínas que operan en la célula funcionan como máquinas a nivel molecular. Y muchas tienen un parecido asombroso con máquinas hechas por el hombre, incluyendo ejes de transmisión, árboles de levas, turbinas, abrazaderas, brazos de palanca, cojinetes, estatores y rotores.

Aun los ateos coinciden en que los sistemas químicos de la vida parecen haber sido diseñados. El fallecido Francis Crick, que compartió el Premio Nobel por descubrir la estructura del ADN, advirtió en What Mad Pursuit que “los biólogos deben constantemente tener en mente que lo que ven no fue diseñado, sino que evolucionó”. Según todas las apariencias, la química de la vida parece el producto de un Creador.

Dado que la experiencia común enseña que la información y los códigos siempre emanan de una mente, los nuevos descubrimientos acerca de los sistemas de información en la célula y el código genético refutan la teoría de Darwin, a la vez que brindan evidencia poderosa a favor de la obra de un Agente inteligente.

El código genético, necesario para dar significado a la información almacenada en el ADN, brinda reglas usadas por la maquinaria de la célula para hacer proteínas que también albergan información. Además, los bioquímicos han aprendido recientemente que estas reglas tienen un ajuste fino óptimo. Dada la escala de tiempo para el origen de la vida, la selección natural tendría que haber evaluado aproximadamente 1055 códigos por segundo para encontrar el código genético. Esto solo basta para descartar un origen evolucionista. Simplemente no existió el tiempo suficiente para que los procesos naturales se tropezaran con él.

Hallazgos en el registro fósil
Darwin sabía que el registro fósil no ofrecía demasiado apoyo a sus ideas. En El origen de las especies, dedicó un capítulo a las “dificultades”, donde aparecen dos características que consideraba las más problemáticas: la ausencia de formas de transición y las apariciones abruptas de grupos biológicos la primera vez que surgen en el registro fósil.

Darwin lamentó que “según esta teoría tienen que haber existido innumerables formas de transición, pero ¿por qué no las encontramos incrustadas en cantidades incontables en la corteza de la tierra?”.

Convencido de que el registro fósil estaba incompleto, Darwin esperaba que las formas de transición faltantes y las transformaciones evolucionistas graduales fueran descubiertas con el tiempo por los paleontólogos. Y, por cierto, ellos han encontrado fósiles que brindan dos piezas claves de evidencia para apoyar la evolución biológica.

El registro fósil muestra que la vida pasada es diferente de la vida de hoy, y que la vida sencilla precedió a la compleja. Para muchos científicos, estos rasgos indican que la vida tiene que haber evolucionado.

Pero la obra de un Creador, que trajo a la existencia diferentes formas de vida en momentos diferentes, podría dar cuenta de estos factores con la misma facilidad. Los relatos de creación de Génesis 1 y Salmos 104 registran este patrón.

  • (Gen 1 RV 1960)

En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba sin orden y vacía. Había tinieblas sobre la faz del océano, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Entonces dijo Dios: “Sea la luz,” y fue la luz. Dios vio que la luz era buena, y separó Dios la luz de las tinieblas. Dios llamó a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y fue la mañana del primer día. Entonces dijo Dios: “Haya una bóveda en medio de las aguas, para que separe las aguas de las aguas.” E hizo Dios la bóveda, y separó las aguas que están debajo de la bóveda, de las aguas que están sobre la bóveda. Y fue así. Dios llamó a la bóveda Cielos. Y fue la tarde y fue la mañana del segundo día.Entonces dijo Dios: “Reúnanse las aguas que están debajo del cielo en un solo lugar, de modo que aparezca la parte seca.” Y fue así.Llamó Dios a la parte seca Tierra, y a la reunión de las aguas llamó Mares; y vio Dios que esto era bueno. Después dijo Dios: “Produzca la tierra hierba, plantas que den semilla y árboles frutales que den fruto, según su especie, cuya semilla esté en él, sobre la tierra.” Y fue así.La tierra produjo hierba, plantas que dan semilla según su especie, árboles frutales cuya semilla está en su fruto, según su especie. Y vio Dios que esto era bueno.Y fue la tarde y fue la mañana del tercer día. Entonces dijo Dios: “Haya lumbreras en la bóveda del cielo para distinguir el día de la noche, para servir de señales, para las estaciones y para los días y los años.Así sirvan de lumbreras para que alumbren la tierra desde la bóveda del cielo.” Y fue así. E hizo Dios las dos grandes lumbreras: la lumbrera mayor para dominar en el día, y la lumbrera menor para dominar en la noche. Hizo también las estrellas.Dios las puso en la bóveda del cielo para alumbrar sobre la tierra, para dominar en el día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que esto era bueno. Y fue la tarde y fue la mañana del cuarto día. Entonces dijo Dios: “Produzcan las aguas innumerables seres vivientes, y haya aves que vuelen sobre la tierra, en la bóveda del cielo.” Y creó Dios los grandes animales acuáticos, todos los seres vivientes que se desplazan y que las aguas produjeron, según su especie, y toda ave alada según su especie. Vio Dios que esto era bueno, y los bendijo Dios diciendo: “Sed fecundos y multiplicaos. Llenad las aguas de los mares; y multiplíquense las aves en la tierra.”Y fue la tarde y fue la mañana del quinto día.Entonces dijo Dios: “Produzca la tierra seres vivientes según su especie: ganado, reptiles y animales de la tierra, según su especie.” Y fue así.Hizo Dios los animales de la tierra según su especie, el ganado según su especie y los reptiles de la tierra según su especie. Y vio Dios que esto era bueno.Entonces dijo Dios: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza, y tenga dominio sobre los peces del mar, las aves del cielo, el ganado, y en toda la tierra, y sobre todo animal que se desplaza sobre la tierra.”Creó, pues, Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; hombre y mujer los creó.Dios los bendijo y les dijo: “Sed fecundos y multiplicaos. Llenad la tierra; sojuzgadla y tened dominio sobre los peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que se desplazan sobre la tierra.” Dios dijo además: “He aquí que os he dado toda planta que da semilla que está sobre la superficie de toda la tierra, y todo árbol cuyo fruto lleva semilla; ellos os servirán de alimento.Y a todo animal de la tierra, a toda ave del cielo, y a todo animal que se desplaza sobre la tierra, en que hay vida, toda planta les servirá de alimento.” Y fue así. Dios vio todo lo que había hecho, y he aquí que era muy bueno. Y fue la tarde y fue la mañana del sexto día.
  • (Sal. 104 RV 1960)

¡Bendice, alma mía, a Jehovah! Jehovah, Dios mío, ¡qué grande eres! Te has vestido de gloria y de esplendor. Tú eres el que se cubre de luz como de vestidura, que extiende los cielos como una tienda,que construye sus altas moradas sobre las aguas, que hace de las nubes su carroza, que anda sobre las alas del viento,que hace a los vientos sus mensajeros, y a las llamas de fuego sus servidores. El fundó la tierra sobre sus cimientos; no será jamás removida.Con el océano como con vestido la cubriste; sobre las montañas estaban las aguas. A tu reprensión huyeron; se apresuraron al sonido de tu trueno. Subieron las montañas; descendieron los valles al lugar que tú estableciste para ellos. Les pusiste un límite, el cual no traspasarán, ni volverán a cubrir la tierra. Tú eres el que vierte los manantiales en los arroyos; corren entre las colinas.Dan de beber a todos los animales del campo; los asnos monteses mitigan su sed. Junto a ellos habitan las aves del cielo, y trinan entre las ramas.Tú das de beber a las montañas desde tus altas moradas; del fruto de tus obras se sacia la tierra.Haces producir el pasto para los animales y la vegetación para el servicio del hombre, a fin de sacar de la tierra el alimento:el vino que alegra el corazón del hombre, el aceite que hace lucir su rostro, y el pan que sustenta el corazón del hombre. Se llenan de savia los árboles de Jehovah; los cedros del Líbano, que él plantó. Allí anidan las aves; en sus copas hace su nido la cigüeña. Los montes altos son para las cabras monteses; las peñas, para las madrigueras de los conejos.Tú eres el que hizo la luna para las estaciones; el sol conoce su ocaso. Pones las tinieblas, y es de noche; en ella corretean todos los animales silvestres. Los leones rugen por la presa y reclaman a Dios su comida. Sale el sol; se recogen y se echan en sus cuevas.Sale el hombre a su labor, y a su labranza hasta el anochecer. ¡Cuán numerosas son tus obras, oh Jehovah! A todas las hiciste con sabiduría; la tierra está llena de tus criaturas. Este es el mar grande y ancho, en el cual hay peces sin número, animales grandes y pequeños. Sobre él van los navíos; allí está el Leviatán que hiciste para que jugase en él.Todos ellos esperan en ti, para que les des su comida a su tiempo.Tú les das, y ellos recogen; abres tu mano, y se sacian del bien.Escondes tu rostro, y se desvanecen; les quitas el aliento, y dejan de ser. Así vuelven a ser polvo. Envías tu hálito, y son creados; y renuevas la superficie de la tierra.¡Sea la gloria de Jehovah para siempre! Alégrese Jehovah en sus obras.El mira la tierra, y ella tiembla; toca las montañas, y humean.Cantaré a Jehovah en mi vida; a mi Dios cantaré salmos mientras viva.Que mi meditación le sea grata, y que yo me alegre en Jehovah.Sean exterminados de la tierra los pecadores, y los impíos dejen de ser. ¡Bendice, oh alma mía, a Jehovah! ¡Aleluya!

A pesar de todos los descubrimientos, las características generales del registro fósil todavía se parecen a las del tiempo de Darwin. Las formas de transición son escasas. Cuando aparecen nuevos grupos biológicos en el registro fósil, surgen explosivamente, y luego sufren pocos cambios.

Tal vez el principal ejemplo de las apariciones repentinas es la explosión del período cámbrico. Unos 540 millones de años atrás, organismos marinos complejos aparecieron explosivamente en el registro fósil. En vez de que organismos relativamente sencillos se originaran en el inicio del cámbrico para luego evolucionar hacia una complejidad creciente, los animales complejos aparecieron temprana y repentinamente.

Los biólogos evolucionistas luchan por explicar esto, porque creen que la vida sufrió transiciones de lo simple a lo complejo de una forma gradual, separándose en ramas como un árbol. Sin embargo, las apariciones explosivas son justamente lo esperable si un Creador orquestó la vida.

En The Blind Watchmaker, el ateo Richard Dawkins reconoce: “Los estratos de rocas del Cámbrico, característicos unos 600 millones de años atrás, son los más antiguos en los que encontramos la mayoría de los principales grupos de invertebrados… muchos de ellos ya en un estado de avanzado de evolución la primera vez que aparecen”.

Este tipo de apariciones explosivas dominan el registro fósil. Cada vez que ocurre una innovación biológica, ocurre explosivamente. Ocurrió un big bang cuando apareció la primera vida, cuando se originaron las primeras células complejas y cuando aparecieron los planes corporales de los animales.

El origen de la humanidad
Si bien Darwin eludió cuidadosamente el inicio de la humanidad en El origen de las especies, lo detalló en El origen del hombre. Él especuló que, como todas las especies, la humanidad evolucionó. “En una serie de formas insensiblemente graduales desde alguna criatura simiesca hasta el hombre como existe actualmente, podría ser imposible fijar en ningún punto definido cuándo debería usarse el término ‘hombre’”.

Darwin interpretó la humanidad en una forma plenamente materialista. Según este punto de vista, toda la naturaleza humana, no sólo la constitución física de la humanidad, surgió a través de la selección natural. A falta de evidencia directa, Darwin sostenía que los humanos tienen que haber evolucionado de un animal simiesco basado en comparaciones anatómicas y similitudes embriológicas entre el hombre y otros mamíferos.

Para entonces, los paleontólogos habían descubierto los fósiles de Cro-Magnon, de 35.000 años de antigüedad. Pero estos restos humanos y el primer espécimen Neandertal descubiertos en 1856 hicieron poco para apoyar la teoría de Darwin.

El primer supuesto ejemplar intermedio entre los simios y los humanos interpretado a partir del registro fósil recién se descubrió en 1890, en Java, Indonesia. Se lo conoció como Homo erectus.

En 1924, el antropólogo Raymond Dart descubrió una pequeña calavera que fue interpretada como una mezcla de rasgos simiescos y humanos que parecían ser el predecesor más antiguo de la humanidad. Este fósil, apodado el niño de Taung, fue clasificado formalmente como Australopithecus africanus. A principios de la década de 1960, Louis Leakey desenterró el primer espécimen de Homo habilis en África oriental. Los paleontólogos consideraron esta especie (la primera en usar herramientas de piedra) como la conexión entre los australopitecinos simiescos más primitivos y Homo erectus.

Entonces se abrieron las compuertas. En las décadas siguientes, los paleontólogos desenterraron muchos fósiles de homínidos que abarcaban una amplia gama de especies y restos arqueológicos accesorios. Cada nuevo homínido parecía completar el árbol evolucionista y aclarar el camino que siguió la evolución humana durante los últimos 6 millones de años.

Pero algunos de los avances más recientes relacionados con las relaciones entre homínidos y humanos plantean preguntas acerca de la validez de la evolución. En 1997, se encontraron fragmentos del ADN mitocondrial de los Neandertal de un esqueleto de entre 40.000 y 100.000 años de antigüedad en Alemania Occidental. Cuando los científicos los compararon con el fragmento correspondiente del ADN humano, los investigadores descubrieron que los Neandertal no habían hecho ningún aporte a la genética humana.

Las comparaciones genéticas indirectas eliminan ahora también a Homo erectus del linaje humano. Los descubrimientos de nuevos fósiles hicieron que los biólogos evolucionistas eliminaran a “Lucy” (Australopithecus afarensis) y al niño de Taung del linaje evolutivo humano. Los últimos años han forzado a los biólogos evolucionistas a abandonar por completo el punto de vista tradicional de la evolución humana presentado en los libros de texto de biología.

El consenso científico confirma que la humanidad se originó unos 100.000 años atrás en el África Oriental cerca del lugar atribuido al Jardín del Edén. Los marcadores del ADN mitocondrial y del cromosoma Y rastrean ese origen a un hombre y a una mujer. Además, esta investigación indica que la humanidad migró a todo el mundo desde Oriente Medio o un lugar cercano.

Conocida como la hipótesis “fuera de África” por los biólogos evolucionistas, este relato del origen de la humanidad parece simplemente un intento torpe de forzar el modelo bíblico dentro de un marco evolucionista. Si la génesis de la humanidad ocurrió como la describe la Biblia, los patrones de diversidad genética deberían ser idénticos a los observados. La ciencia confirma la existencia de un Adán y una Eva reales que dieron origen a toda la humanidad.

Entonces, ¿por qué tantas personas, especialmente científicos, celebran el darwinismo? Parte de la razón tiene que ver con el enfoque cristiano a estas cuestiones. A menudo, los cristianos son rápidos para señalar los muchos problemas. Y está bien. Pero solamente explicar las dificultades no alcanza.

En The Triumph of Evolution and the Failure of Creationism, el paleontólogo Niles Eldredge explica que los científicos creacionistas no han logrado producir una sola declaración intelectualmente convincente y científicamente verificable acerca del mundo natural. Así que hay tan poca sustancia en el tratamiento de los creacionistas científicos del origen y la diversificación de la vida como la de su tratamiento del tiempo cosmológico.

Continúa quejándose de que los creacionistas se rehúsan a plantear hipótesis verificables o hacer predicciones dignas de la ciencia. En cambio, dedican sus esfuerzos a “atacar la ciencia ortodoxa” para establecer “la verdad de su propia posición”.

Para ser tomados en serio, los cristianos deben presentar un caso positivo a favor de la creación y ofrecer ideas verificables científicamente. Muchos científicos y estudiosos han estado involucrados en desarrollar un modelo de la creación basado en la Biblia que hace predicciones, de forma que la teoría pueda ser comparada con nuevos descubrimientos y verificada científicamente.

Presentar el relato bíblico en forma de un modelo verificable brinda un enfoque nuevo, poderoso y apasionante al evangelismo y la apologética. No es de sorprender que muchos descubrimientos científicos recientes validen la descripción bíblica del origen y la historia de la vida. En marcado contraste, la información científica más reciente contradice las predicciones motivadas por las ideas de Darwin. Si tan sólo él lo hubiera sabido.

Traducción: Alejandro Field
Artículo original: What Darwin Didn’t Know

http://www.razones.org/razon_dia-386.htm

Darwin – La Evolución de las Especies

Darwin & La Evolución de las Especies

MINI BIOGRAFIA

Escrito por: P.Argenter

Ante el bicentenario del nacimiento del gran biólogo y naturista inglés, Charles Darwin (1809-82), se ha considerado nombrar mundialmente este año 2009 como “El Año Darwin” en honor al padre de la evolución de las especies de los seres humanos, el que encontró a un antepasado común mediante el conocido proceso de selección natural. También pasó a la historia por ser considerado como el padre de la biología moderna.

Charles Robert Darwin nació el 12 de febrero de 1809 en Shrewsbury(West Midlands, Inglaterra). Sus padres eran Robert Darwin y Susan Wedgwood, y eran unos anglicanos muy religiosos. Charles era el quinto hijo de los siete hijos del matrimonio. Con tan solo ocho años ya demostraba grandes aptitudes por la história natural y como afición tenía el coleccionismo de insectos y plantas.

En 1817, el mismo año en que murió su madre, Charles empezó a ir al colegio anglicano de su localidad. En 1825 empezó a trabajar como aprendiz de médico junto a su padre y era habitual su presencia en las casas de los más pobres de Shroshire. Al poco tiempo ingresó a la Universidad de Edimburgo (Escocia), para estudiar medicina; con frecuencia asistía a los cursos de taxidermia del esclavo de color que Charles Waterton había encontrado en las selvas del sur de América.

A partir del segundo año universitario, a Charles Darwin las clases se le hacía muy pesadas, pero pronto encontraría alguna forma para poder pasar los años de facultad haciendo aquello que parecía interesarle más que algunas clases ordinarias como las de Robert Jameson, naturista británico y en cuyas clases, aburrian considerablemente a Charles. Pronto entraría a formar parte de la Sociedad Pliniana, centrada en el estudio de la historia natural con muchos debates entre estudiantes.

Empezó a hacerse amigo de otros estudiantes y a conocer gente importante de su entorno relacionado con la biologia o la historia natural como Robert E. Grant, con el que colaboraría en sus investigaciones sobre anatomía y aprendería sobre el ciclo de la vida. En 1827 Darwin presentó su teoría y descubrimiento sobre las esporas blancas que encontró en los conchas de las ostras; pero su gran sueño era poder navegar en un barco y dirigirse a lejanos países para poder investigar sobre la evolución de la vida.

A su padre, el poco interés que despertaban en su hijo las clases ordinarias de la facultad de Edimburgo le llevó a trasladar de colegio al joven Charles, que le enviaría a la Universidad de Cambridge, ingresando en el Christ’s College. El padre del joven Darwin, vió que la medicina clásica no estaba hecha para él y que tal vez, cambiando la dirección, quiso que se preparara para ser sacerdote. En Cambridge entraría en una facultad de letras, pero no tardó mucho tiempo en que el joven Charles discrepara con su padre sobre el camino correcto de su vida.

En Inglaterra conocería al conocido profesor de botáncia, John S. Henslow con quien compartía pasión, estudios e intereses. Charles Darwin aguantó en Cambridge todos los años necesarios para poder ordenarse pastor anglicano, hasta que en 1831, acabara sus estudios. Continuó con sus estudios de historia natural en Cambridge e ingresó en las clases de geología de Adam Sedgwick. Interesado en organizar un viaje junto a unos amigos a las Islas Canarias (España) para estudiar la historia natural de los trópicos, todo quedó en un proyecto cuando le pidieron formar parte de la tripulación del HMS Beagle (Buque de la Real Marina Británica), junto al capitán Fitzroy para recolectar especias y ayudar en la cartografia. La idea del capitán era el de partir desde Inglaterra y recorrer durante un largo tiempo el sur del continente americano, la Tierra del Fuego, muy poco conocida por aquél entonces. Si en un principio la idea no le convencía, acabó por aceptar.

El 27 de diciembre de 1831, zarpó Darwin con el HMS Beagle desde el Puerto de Plymouth (al sur de Inglaterra).

EL HMS BEAGLE & LA EXPEDICION DE DARWIN:

El Beagle realizaba su segunda travesía a favor de la ciencia cuando Darwin zarpó en él.

Fue botado en 1820 en Woolwich (Río Támesis) y era un bergantín (clase Cherokee) con diez cañones, tres palos y 27,5 metros de eslora.

Charles Darwin llegó un acuerdo con el capitán del navío, el que sería vicealmirante Fitz Roy y futuro segundo gobernador de Nueva Zelanda, además de ser un experto hidrógrafo y meteorólogo, para poder tomar muestras geológicas cada vez que llegaran a tierra mientras la expedición se dedicaba a la cartografia y a medir las corrientes oceánicas. Gracias a que en la facultad de Cambridge encontró de nuevo su interés por la historia natural y a la biología, cada vez que podía enviaba a la universidad sus notas con muchos detalles de sus impresionantes descubrimientos, como el encontrado en Cabo Verde, en que halló en algunos estratos de roca volcánica, restos de conchas. Ahí empezaría a interesarse más por la geología, e incluso se propuso escribir algún manual sobre dicho estudio científico, basándose en sus exploraciones y descubrimientos geólogos.

A su llegada a Brasil, pudo comprobar y admirar el bosque tropical en todo su esplendor. En Argentina encontró fósiles de grandes mamíferos y tomó muchas anotaciones y muestras.

En Chile estuvo presente en un terremoto que ocurrió al poco de llegar, que ocasionó un levantamiento de la superficie terrestre, algo increíble para sus conocimientos geológicos.

En Australia, se encontró con los indígenas, otorrincos y marsupiales, lo cual quedó también fascinado.

De camino, de regreso a Inglaterra, a su llegada a Ciudad del Cabo, Darwin y la expedición conocieron al naturista inglés, John Herschel, escritor de la sustitución de especies extintas por otras. Desde las costas africanas y antes de llegar a su país, Darwin ordenó todos sus datos, notas y muestras para poder exponerlas una vez llegado a Cambridge. El HMS Beagle llegó a puerto el 2 de octubre de 1836, casi cinco años después de haber zarpado desde Plymouth.

En su primera comparecencia en Cambridge, después de su expedición alrededor del mundo, Darwin creó mucha expectación entre estudiantes, estudiosos y científicos. Sus anotaciones y estudios le hicieron famoso. Su amigo William Whewell le aconsejó que aceptará ser el nuevo secretario de la Sociedad Geológica de Inglaterra, lo cual, al principio, a Darwin no le apetecía mucho, pero acabó aceptando el cargo en 1838.

Darwin y la familia:

Charles Darwin no era muy asiduo en ir a fiestas sociales ni mucho menos en buscar novia. Sus intereses científicos le absorbía continuamente. Las pocas mujeres que solía ver eran de su familia, como su prima Emma con la que compartía sus investigaciones. La última vez que se vieron, fue antes de partir Darwin con el “Beagle”, fue el 31 de agosto de 1831.

Siempre consideró a su prima materna, Emma Wedgwood, como una mujer de exquisita educación y de gran preparación además de ser una pianista consumada. Solian hablar mucho de los estudios de Charles, hasta que el 11 de noviembre de 1838, Charles propuso matrimonio a su prima hermana. El 29 de enero de 1839, Charles se casó con Emma en la iglesia anglicana de San Pedro de Maer, Staffordshire.

Tanto esfuerzo por publicar sus anotaciones y su estudio por la transmutación de las especies, le llevaron a enfermar del corazón, lo que le hizo descansar durante varios meses, en los cuales se trasladó a vivir al campo, abandonando sus intereses en Londres y Cambridge. Tan pronto como el matrimonio se casó, Emma quedó de buena esperanza, naciendo el primer varón en diciembre de ese mismo año.


Emma Wedgwood (1808-96)

Los diez hijos de Emma y Charles Darwin:

*William E Darwin (1839-1914)

*Anne E. Darwin (1841-1851)

*Mary E. Darwin (1842-1842)

*Henrietta E. Darwin (1843-1929)

*George H. Darwin (1845-1912)- Astrónomo.

*Elizabeth Darwin (1847-1926)

*Francis Darwin (1848-1925)- Botánico.

*Leonard Darwin (1850-1943)-Político, biólogo, soldado y economista.

*Horace Darwin (1851-1928)- Ingeniero.

*Charles W. Darwin (1856-58)

Cuando enfermaban los niños Darwin, Charles siempre pensó en la consanguinidad de los padres. La muerte de dos de sus hijos en la infancia marcaron al matrimonio, y en especial al morir la pequeña Anne, con diez años de edad.

DARWIN : Su estudio sobre la evolución y la tramutación de las especies:

Charles Darwin realizó muchos estudios y puso en práctica muchas de sus teorías sobre la evolución humana y la tramutación de las especies. Sus anotaciones durante los viajes en el Beagle,

sus investigaciones sobre gusanos y su relación con la formación del suelo; el orangután, el chimpancé y otras especies fueron el plato fuerte de sus investigaciones. Sus conferencias eran ante miles de naturistas, estudiantes y expertos en biologia, historia natural y zoología. Llamó mucha la atención sus estudios sobre la semejanza del orangután con la conducta de un niño. “El hombre viene del mono”, una frase historica que impactó en su momento, en una sociedad tan arcaica y cerrada como era la victoriana. Hasta la fecha, el hombre venía de la creación concebida por Dios y este nuevo hecho que relaciona el hombre con el mono rompió esquemas.

Su teoría de la evolución mediante la selección natural comenzó a ser aceptada por los estudiosos hacia la década de los años 30 del pasado siglo. Gracias a los estudios e investigaciones de Darwin, existe actualmente, una base de la síntesis evolutiva moderna de las especies.

Enlaces sobre La Evolución de las Especies:

*http://www.biografiasyvidas.com/monografia/darwin/evolucion.htm

Seguidamente puntualizamos los hechos más importantes de sus trabajos:

-La Teoria Básica de la Evolución.

-La Teoria del Origen Común de las Especies.

-La Teoria de la Diversificación de las Especies.

-La Teoria del Gradualismo.

-La Teoria de la Selección Natural.

-La Teoria de la Selección Sexual.

-La Especiación.

-La Herencia Genética y sus caracteres adquiridos.

-El Origen de la Vida y del Hombre.

-La Teoria sobre los Atalones Coralinos.

-La Teoria sobre los Beneficios de las Lombrices.

-La Expresión de las Emociones Húmanas.

-La Bio-geografía

-La Fisiología

-La Taxonomía.

Los últimos momentos de Charles Darwin:

Charles Darwin comenzó a sentirse enfermo hacia 1841 pero tenía una gran resistencia y el trabajo, junto a su gran ilusión por seguir investigando, hizo que llevara una vida normal durante años.

En los últimos veinte años de su existencia, Darwin, se iba encontrando cada vez más cansado y enfermo. Pocos años después de su matrimonio, la familia Darwin se trasladó a vivir al campo, en una casita del pueblo de Down (Condado de Kent) a unos 25 kms al sur de Londres, que con el tiempo pasó a llamarse, “Down House”. Aquí quiso morir, y aquí murió el 19 de abril de 1882 de un ataque al corazón. Fue enterrado en la nave de la Abadía de Westminster (Londres) tras un solemne funeral de Estado. Por otro lado, se supo que la familia, no tenía intención de enterrarlo en otro lugar que no fuera en el cementerio de la iglesia de Santa Maria de Down, junto a su hermano Erasmus y donde fue posteriormente enterrada su mujer, Emma.

OBRAS DARWINIANAS:

*Narrativa de los viajes de inspección de la Aventura de Barcos de Su Majestad y Sabueso entre los años 1826 y 1836, descripción su examen de las orillas del sur de Sudamérica, y la circunnavegación del Sabueso del globo. El Viaje del Sabueso. (1832-1836)

*Extractos de Cartas al profesor Henslow. (1835)

*Zoología del viaje del Beagle.(1837)

*Anotaciones B: La Transmutación de las especias. (1837)

*Dos ensayos escritos entre 1842-44 junto a un boceto hecho a lápiz sobre el origen de las especies.

*Los viajes del Beagle. Diario de la búsqueda. Historia natural y geóloga en los países visitados durante la travesía alrededor del mundo junto al capitán Fitz Roy.(1845)

*Notas sobre las tendencias de las especies para formar variedades y sobre la perpetuación de las variedades de especies por medio de la selección del medio natural. Zoologia 3. Diario de Actas de la Sociedad de Linnean (Londres). (1858)

*En el origen de las especies mediante la selección natural o la perseveración en la lucha por la supervivencia de la vida.(1859)

*La variación de los animales y plantas para uso doméstico (1868)

*La descendencia del hombre y la selección en las relaciones sexuales (1871)

*Las expresiones y emociones en el hombre y en los animales (1872)

*La vida y cartasde Charles Darwin, incluyendo un capítulo autobiográfico. (1887)

*La autobiografia de Charles Darwin (1809-82) con las omisiones originales recuperadas. (1882).-

ACTUALIDAD:

A consecuencia por el segundo centenerario de su nacimiento, se realizarán muchas actividades conmemorativas alrededor del mundo en universidades, salas de exposiciones, instituciones, etc.

-Exposición sobre la vida de Darwin (Museo de Historia Natural de Londres) hasta el pasado abril

-Cuñación de una moneda de dos libras con su efigie.(Inglaterra)

-Homenaje a Darwin en el Festival Anual de Shrewsbury (Inglaterra)- Actividades todo el año. -Un grupo de británicos han estado recogiendo fondos para reconstruir el “HMS Beagle”, nave en la que pasó cinco años Darwin, recogiendo datos para sus tesis y estudios. Quieren con ello, realizar un laboratorio en la que se recoja muestras del agua de los mares por los que pasó en su trayectoría por el mundo el navío original. También quieren analizar el ADN de los organismos que vayan encontrando.

-La universidad de Cambridge realizará por julio 09 el Festival Darwin, en la que podrá conocer mejor como era el mundo artístico, cultural, social, económico y científico de la época en que vivió el gran genio.

La Iglesia Anglicana de Inglaterra ha pedido disculpas a Charles R. Darwin por no creerle en su momento. Así lo recojió un periódico español:

*http://www.publico.es/culturas/151182/charles/darwin/200/anos/despues/nacimiento/iglesia/inglaterra/debe/disculpa

-El periódico español “El Periódico” ha preparado un blog para redescubrir a Darwin y su mundo.

Otros Enlaces de Interés:

– http://www.backendblog.com/2009/02/08/200-anos-de-charles-darwin/

– http://www.elperiodico.com/blogs/blogs/darwin/default.aspx

– http://www.parqueciencias.com/actividades/anioDarwin/

Escrito por: P.Argenter

http://www.phistoria.net/reportajes-de-historia/Darwin-&-La-Evoluci%F3n-de-las-Especies_514.html

Darwin y el matrimonio

Darwin y el matrimonio

A finales de 1837 Charles Darwin se sentaba solemnemente ante una hoja de papel. No, no nos imaginemos que se disponía a comenzar la gran obra de su vida y por la que será tan admirado como vilipendiado. El motivo era otro mucho más mundano, pero no menos importante: quería decidir si debía casarse.

En aquella hoja empezó a escribir las ventajas y los inconvenientes del matrimonio. Entre las ventajas enumeraba: “los hijos -constante compañía (amistad en la vejez)-, el placer de la música y de la conversación femenina, buena para la salud”. Frente a ello oponía “una terrible pérdida de tiempo” por culpa de la vida social en general y de tener que hacer visitas y recibir a los familiares; los gastos y la preocupación de los hijos; y estar atado a una casa.

Sin embargo, al final el bueno de Darwin se dejó llevar por sus sentimientos y escribió:

“Dios mío, es insoportable pensar en pasarse toda la vida como una abeja obrera, trabajando, trabajando, y sin hacer nada más. No, no, eso no puede ser. Imagínate lo que puede ser pasarse el día entero solo en el sucio y ennegrecido Londres. Piensa sólo en una esposa buena y cariñosa sentada en un sofá, con la chimenea encendida, y libros y quizá música… Cásate, cásate, cásate.”

Así que, tras convencerse que debía casarse, debía encontrar con quién. Y esa quién era Emma Wedgwood, una de las hijas  de su tío Josiah. El 11 de noviembre de 1838 pidió la mano de Emma, que le fue concedida.

Darwin no podía haber encontrado una esposa más adecuada a sus intereses. Emma era una mujer atractiva e inteligente, y de carácter decidido y capaz, como todos los Wedgwood. A la vuelta a Londres Darwin se puso a buscar casa y adquirió una sin consultar con quien sería su futura esposa: algo impensable tanto entonces como hoy en día.

Se casó el 29 de enero de 1839, y justo cinco días antes había sido nombrado miembro de la institución científica más prestigiosa de Gran Bretaña: la Royal Society. Tras la celebración se instalaron en Londres: no hubo luna de miel, había que seguir trabajando.

Visto aca

El primer barco extraterrestre

El primer barco extraterrestre

Titán y SaturnoTitán es la luna más grande de Saturno y la segunda más grande del Sistema Solar.

Científicos estadounidenses tienen el ambicioso plan de hacer navegar un pequeño barco en una de las lunas de Saturno.

El dispositivo sería enviado a la gran luna Titán, en cuya superficie ya se sabe que hay grandes cuencas de metano líquido.

Si la agencia espacial estadounidense NASA da el visto bueno se trataría de la primera exploración de un mar extraterrestre. El proyecto está bajo estudio hace dos años y en las próximas semanas se espera que la NASA lo anuncie formalmente.

La idea se ha discutido en los últimos días en la conferencia de la Unión Estadounidense de Geofísica en San Francisco (AGU, por sus siglas en inglés), el encuentro de estudiosos de la Tierra más importante del mundo.

El dispositivo se sumergiría en el lago recién en 2023.

El periodista de Ciencia la BBC Jonathan Amos, presente en la reunión, señala que la sonda Cassini, de la NASA, ha estado orbitando Saturno por más de cinco años y ha demostrado que Titán es un gran lugar para explorar.

“Alucinante”

Esa enorme luna tiene grandes ríos y lagos que aumentan de caudal cuando llueve, de manera muy similar al ciclo del agua de la Tierra, aunque en el caso de Titán el líquido es metano y no agua.

Un equipo de investigadores pretende colocar un barco pequeño con instrumental científico en su interior en el Ligeia Mare, uno de los lagos más grandes de Titán.

La idea es lanzar el bote al espacio en una nave en 2016, aunque debido al largo viaje, no estaría navegando en Titán antes de 2023.

Ellen Stofan, miembro del equipo de investigadores, dijo que el proyecto “realmente cautiva la imaginación”.

El lago Ligeia Mare ocupa unos 100.000 km. cuadrados.

“La historia de la exploración humana de la Tierra es una historia de navegantes y marineros, y creo que la idea de que podamos explorar por primera vez un mar extraterrestre es alucinante para la mayoría de la gente”, dijo Stofan a la BBC.

Según los investigadores, los descubrimientos que se puedan hacer en Titán podrían tener relevancia para el estudio del planeta Tierra y permitirían a los científicos estudiar procesos climáticos similares bajo circunstancias muy diferentes.

http://www.bbc.co.uk