NUEVO NACIMIENTO

NUEVO NACIMIENTO 1RA PARTE

Posted: 06 Dec 2009 01:09 PM PST

Juan 3:1-7
Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos.

Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él.

Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.

Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?

Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.

Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.
No te maravilles de que te dije: os es necesario nacer de nuevo.

Antes de entrar en tema veamos 4 cosas de lo que NO es el nuevo nacimiento

1. No es ir solamente a una iglesia (uno puede ir constantemente a una iglesia y nunca haber nacido de nuevo)

2. No es ser simpatizante de la doctrina bíblica (puede gustarte lo que dice la biblia y aun compartirla y nunca haber nacido de nuevo)

3. No es haber sido Bautizado en agua (uno puede cumplir con ciertas normas sin haber nunca haber nacido)

4. No es el haber hecho una oración emotiva pidiéndole a Dios entrar en su vida (uno pudo haber repetido una serie de palabras sin haber nunca haber nacido)

La palabra nacimiento aquí empleada significa en griego REGENERAR y regenerar significa:

1. Dar nuevo ser, reformar o mejorar algo que se degeneró, restablecerlo.
2. Hacer que alguien abandone una conducta o unos hábitos reprobables para llevar una vida moral y físicamente ordenada.

El diccionario nos da muchas definiciones muy correctas y podemos entender claramente lo que quiso decir nuestro Señor al decirle a Nicodemo:

Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.

Jesús le estaba diciendo a Nicodemo que cualquiera que quiera entrar al reino de Dios o sea al cielo tiene que REGENERARSE primero.

Es increíble que podemos pasar mucho tiempo dentro de la iglesia y aun envuelto en actividades y aun dentro del mismo ministerio y NUNCA haber nacido de nuevo, ya que continuamos con los mismos hábitos, las mismas costumbres, y nunca se a realizado una REGENERACION dentro de nuestras vidas.

Dar nuevo ser dice el diccionario, acaso no es lo que Dios nos da a través de su hijo Jesucristo cuando creemos en el y le rendimos nuestra vida!!

Reformar o mejorar algo que se degeneró nosotros por naturaleza estamos habituados a hacer lo malo hasta que Dios esta en nuestra vida, Dios no hace nada a medias cuando venimos a las manos de Dios lo que estaba perdido el lo recupera, lo que estaba enfermo en nuestra vida lo sana, Dios restaura, regenera totalmente nuestra vida si le permitimos hacerlo.

Porque vemos vidas de supuestos cristianos que llevan una vida aun en pecado y desordenada, por la única razón que no le han permitido a Dios regenerarlos!! Le cantan y hasta le sirven pero sin dejar sus hábitos pecaminosos!!

La religión nos dice que para ir al cielo solo necesitamos ser buenos y cumplir con ciertas cosas como ir de ves en cuando a la iglesia y no hacer cosas muy malas, ya que Dios es amor el nos dejara entrar al
cielo, eso dice la religión.

Pero Jesús dice que eso es INSUFICIENTE, si quieres ir a mi reino nos dice, tienes que dejar que YO TE REGENERE, tienes que nacer de nuevo, no hay otra forma.

Puedes decir que crees en Jesús pero si en tu vida no hay un cambio, si aun no has dejado esos hábitos pecaminosos entonces quizas no has nacido de nuevo.

El nuevo nacimiento es algo sobrenatural y ocurre cuando yo me arrepiento de mis pecados y le permito a Dios tomar el control de mi vida, no es al hacer una oracioncita sino cuando me arrepiento de mis pecados y me alejo de ellos.

Juan 8:32-34
y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. (¿como puede haber cristianos atados todavía en pecados llámense como se llamen?)
Le respondieron: Linaje de Abraham somos, y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: Seréis libres?
Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.

Si aun asistiendo a la iglesia y aun leyendo la biblia tienes prácticas pecaminosas sigues siendo esclavo del pecado y nunca naciste de nuevo.

Dios nos ama, tanto que mando a su hijo a morir en una cruz cruenta, sangrienta solo por que nos ama, no por que nos necesite, sino solo por amor, pero si yo cierro mi corazón y solo me conformo con venir, escuchar o participar, sin dejar que Dios haga un cambio en mi vida, en mi carácter, no podremos entrar al reino de Dios.

Salmo 69:5
Dios tú conoces mi insensatez,
Y mis pecados no te son ocultos.

Proverbios 28:13-14
El que encubre sus pecados no prosperará;
Más el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia.
Bienaventurado el hombre que siempre teme a Dios;
Más el que endurece su corazón caerá en el mal.

El nacido de nuevo y el mundo!!

Un nacido de nuevo es ahora un hijo de Dios haciendo fiel la escritura
de Juan 1:12

Creyó, se arrepintió Dios los regeneró.

Ahora bien estamos en un mundo que gira en torno a lo material, a una vida sin Dios y es muy fácil que seamos contagiados nuevamente por el mundo a lo cual es importante siempre recordar esta escritura.

1 Juann 3:4-10
Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley.

Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él.

Todo aquel que permanece en él, no peca; todo aquel que peca, no le ha visto, ni le ha conocido.

Hijitos, nadie os engañe; el que hace justicia es justo, como él es justo.

El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.

Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios.

En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios.

Aun estando en el mundo no podemos actuar como si no conociéramos a Dios.

Al venir a Cristo, al rendir nuestras vidas a el, somos investidos de su nueva vida ahora, la vida de Cristo esta en nuestra misma vida.

Pero ocurre que en nuestra estancia aquí llegamos a pecar, pero diferenciemos el que llegue a pecar y llegar a practicar el pecado.

PECAR: Significa errar en el blanco, es decir que no dimos en el blanco, como humanos fallamos, pecamos, ofendemos, nos enojamos lo malo es que sabiendo que estamos mal no cambiemos, lo malo es saber que uno esta mal y no cambiar.

PRACTICAR EL PECADO: Persistir en el error sabiendo que no es correcto, repetir algo constantemente.

El que ah nacido de nuevo al pecar busca arrepentirse inmediatamente, el nacido de nuevo siempre vuelve a Dios, no se puede ni quiere alejar de Dios.

Esa es la diferencia, entre simpatizantes y nacidos de Dios.

Si tu eres cristiano pero sigues pecando a escondidas puede ser que realmente no seas nacido de nuevo. Puede que te guste ir a la iglesia y te guste la vida cristiana peropuede ser que no has nacido de nuevo.

Cuando hemos nacido de nuevo buscaremos el perdón que Dios nos ofrece y ese perdón traerá un cambio a nuestra vida.

Cuando hemos nacido de nuevo no estaremos envueltos en tranzas, en negocios ilegales, no estaremos haciendo ganancias ilícitas.

Cuando has nacido de nuevo y te ofrecen hacer algo ilegal en tu trabajo por ejemplo no participaras y si lo haces te sentirás tan mal que rápido buscaras salir de esa situación.

Un ejemplo es José:

Genesis 39:7-12
Aconteció después de esto, que la mujer de su amo puso sus ojos en José, y dijo:
Duerme conmigo.

Y él no quiso, y dijo a la mujer de su amo: He aquí que mi señor no se preocupa conmigo de lo que hay en casa, y ha puesto en mi mano todo lo que tiene.

No hay otro mayor que yo en esta casa, y ninguna cosa me ha reservado sino a ti, por cuanto tú eres su mujer; ¿cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios?

Hablando ella a José cada día, y no escuchándola él para acostarse al lado de ella, para estar con ella, aconteció que entró él un día en casa para hacer su oficio, y no había nadie de los de casa allí.

Y ella lo asió por su ropa, diciendo: Duerme conmigo. Entonces él dejó su ropa en las manos de ella, y huyó y salió.

COMENTARIO POR M.H

El que permanece en Cristo no practica habitualmente el pecado.

Renunciar al pecado es la gran prueba de la unión espiritual con el Señor Cristo, y de la permanencia en Él y en su conocimiento salvador.

Cuidado con engañarse a uno mismo. El que hace justicia es justo y es seguidor de Cristo, demuestra interés por fe en su obediencia y sufrimientos. Pero el hombre no puede actuar como el diablo y ser, al mismo tiempo, un discípulo de Cristo Jesús.

No sirvamos ni consintamos en aquello que el Hijo de Dios vino a destruir. Ser nacido de Dios es ser internamente renovado por el poder del Espíritu de Dios.

La persona regenerada no puede pecar como pecaba antes de nacer de Dios, ni como pecan otros que no son nacidos de nuevo.

Existe esa luz en su mente que le muestra el mal y la malignidad del pecado.

Existe esa inclinación en su corazón que le dispone a aborrecer y odiar el pecado.

Existe el principio espiritual que se opone a los actos pecaminosos. Y existe el arrepentimiento cuando se comete el pecado. Pecar intencionalmente es algo contrario a él.


1Juan 2:1
Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.

Vallamos a Cristo si hemos pecado, pero examinemos nuestro corazón y veamos si el pecado en nosotros no es una práctica de la cual nos este condenando.

Examinemos nuestro corazón y no nos engañemos pensando que vamos al cielo justificados por Cristo cuando no tenemos la vida de él en nuestra vida.

Nadie es PERFECTO, pero si podemos ser FIELES!!

Dios bendiga sus vidas


Dios les bendiga

SOLO LA OPINION DE DIOS ES LA QUE CUENTA

Verdad Y Luz Hoy

Anuncios

¿Por qué somos bípedos?

¿Por qué somos bípedos?
BBC Mundo Ciencia

El bipedismo representa un ahorro importante de energía para el humano.

¿Se imagina que el ser humano no hubiera evolucionado y siguiéramos caminando con cuatro patas?
Afortunadamente, nuestros antepasados se dieron cuenta muy pronto de que la mejor forma de ahorrar energía era caminar con dos piernas.

Así se dio el origen del bipedismo según una nueva investigación llevada a cabo por varias universidades en Estados Unidos.

El bipedismo, dice el estudio que se publica en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS, en sus siglas en inglés), es el punto más claro de divergencia entre los seres humanos y los monos.

Éste, dicen los científicos, es la característica definitoria de nuestros antepasados.

Y caminamos erguidos porque así gastamos menos energía, en términos de los movimientos que se requieren para obtener comida.

“Esta teoría es bastante lógica”, dijo a BBC Ciencia Salvador Moyá-Solá, director del Instituto Catalán de Paleontología.

“Porque el ahorro energético es uno de los factores determinantes en todo proceso de la evolución”.

Según el experto, “la energía es un elemento básico, pero es difícil de conseguir y es limitada en la naturaleza”.

“Por lo tanto, todas aquellas adaptaciones que permitan reducir el coste energético de cualquier actividad da una ventaja selectiva muy importante a las especies que lo consiguen”, agrega.

Evidencia

La explicación de porqué los humanos pasamos de cuadrúpedos a bípedos ha sido uno de los asuntos más contenciosos en la historia de la evolución.

En el pasado ya se había planteado la teoría de que el caminar erguido conllevaba una reducción en el gasto de energía, lo cual habría dado muchas ventajas evolutivas al ser humano.

Los investigadores midieron la energía que gastaban al caminar chimpancés y humanos .

Pero aunque esta teoría se ha debatido durante décadas, hasta ahora no había suficientes datos que la apoyaran.

Los investigadores de las universidades de Arizona, California Davis, y Washington, recogieron datos metabólicos, cinemáticos y cinéticos de cinco chimpancés y cuatro humanos adultos mientras caminaban en una máquina para hacer ejercicio.

Durante el estudio se entrenó a los chimpancés para que caminaran tanto en cuatro patas como bípedamente sobre la máquina.

Los resultados revelaron que, en el mismo recorrido, los humanos al caminar erguidos sólo gastaban un 25% de la energía que los chimpancés utilizaban para caminar sobre cuatro patas.

Anatomía

El estudio logró vincular el gasto energético a la anatomía del sujeto estudiado.

Todas aquellas adaptaciones que permitan reducir el coste energético de cualquier actividad, da una ventaja selectiva muy importante a las especies que lo consiguen

Y demuestra porqué ciertos individuos son capaces de caminar erguidos con más eficiencia energética que otros.

“El modelo biomecánico -dicen los científicos- revela que se utiliza más energía con pasos más cortos o con masa muscular más activa”.

De hecho, agregan, el chimpancé que tenía la zancada más larga resultó ser el más eficiente cuando caminaba erguido.

Tal como señala Salvador Moyá-Solá “no debemos olvidar también todo el complejo de la locomoción bípeda, que incluye tanto pies como manos”.

La locomoción bípeda, explica el investigador, libera a las manos y las convierte en elementos de manipulación y recolección extraordinarios lo que contribuye también al ahorro energético.

“Sin duda el bipedismo es un primer paso importante en la convergencia hacia la línea humana” afirma Salvador Moyá-Solá.

“Pero hay algo intermedio que es todavía más importante, y es el incremento del cerebro”.

“Allí es donde realmente reside la cuestión del origen humano”, afirma el investigador.

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/science/newsid_6902000/6902432.stm

Indicios frescos del hombre caníbal

Indicios frescos del hombre caníbal
Victoria Gill
BBC Ciencia

Los arqueólogos creen que el canibalismo pudo darse durante épocas de hambruna extrema.

Un equipo de arqueólogos ha descubierto evidencia de prácticas caníbales generalizadas en un sitio arqueológico de enterramientos humanos en el sudoeste de Alemania, informó la revista especializada Antiquity.

Los autores dicen que sus hallazgos conforman una evidencia poco común del canibalismo en el período neolítico temprano en Europa.

Un total de 500 restos humanos descubiertos cerca del pueblo de Herxheim mostrarían indicios de canibalismo.

Entre estos restos “intencionalmente mutilados” hay niños e incluso bebes no nacidos, afirman los investigadores.

Este sitio arqueológico fue excavado por primera vez en 1996, y vuelto a explorar entre 2005 y 2008.

Hueso masticado

El director del equipo de arqueólogos Bruno Boulestin, de la Universidad de Burdeos en Francia dijo a la BBC que él y sus colegas encontraron señales de que estos huesos humanos fueron cortados y rotos en forma deliberada -uno de los signos de canibalismo.

“Vemos ciertos patrones en los huesos de los animales cuando han sido rostizados”, señaló. “Y hemos visto patrones como estos en los huesos humanos (de este sitio)”, agregó.

De todas formas, el Dr. Boulestin aclaró que es difícil probar que estos huesos fueron cocinados.

Algunos científicos han rechazado la teoría del canibalismo humano extendido, sugiriendo que la remoción de la carne del hueso pudo ser solo parte de los rituales de enterramiento.

Pero el Dr. Boulestin afirmó que los huesos hallados fueron “mutilados intencionalmente”, e incluso varios muestran señales de haber sido masticados.

El neolítico temprano fue el período en que se extendió la agricultura por Europa central. El equipo de arqueólogos de Herxheim cree que el canibalismo pudo darse durante épocas de hambruna extrema.

http://www.bbc.co.uk/

El Rey Que Sería Hombre

El Rey Que Sería Hombre
por John MacArthur

En esta época del año, cuando nuestros pensamientos se dirigen hacia la maravillosa historia del nacimiento de nuestro Salvador, un incidente poco conocido desde la infancia de Jesús viene a la mente -a mi entender, especialmente conmovedor.

Antes de que Jesús alcanzara su segundo cumpleaños, ya se había convertido en el blanco de un complot de asesinato por el rey Herodes: el gobernante cruel y paranoico controlado por los romanos de Judea. José y María, advertidos por un sueño de Dios, tomaron al niño y huyeron del país. Me imagino que el sentido de responsabilidad debió haber caído pesado sobre sus hombros pequeños y delgados –eran los encargados elegidos del Dios del universo, venido en carne.

Siempre estoy sorprendido por lo irónico de su vuelo a Egipto -el niño humilde Rey refugiándose en la misma nación, de cuyas manos había poderosamente liberado a los hijos de Israel por muchas generaciones anteriores. Si bien el registro no da ninguna indicación clara de una manera u otra, sospecho que el pueblo de Egipto nunca estuvo consciente de la voluntad divina de Jesús y de la identidad real-Ciertamente no era lo que se esperaba de un rey.

La historia de Egipto era una procesión de orgullo y gloria de los reyes que abarcaba treinta dinastías y casi 3.000 años. Los reyes de Egipto y los faraones, eran personajes poderosos y ricos más allá de la imaginación. Manejaban la riqueza como un arma, construyeron ciudades en expansión, comandaron ejércitos, vivían en casas de lujo, comían la mejor comida, bebían el mejor vino, llevaban las joyas más extravagantes, y no reparaban en gastos respecto a su nivel de vida.

El estándar de los faraones de la muerte no estaba mal tampoco. Obviamente nunca habían oído el refrán: “No lo puede llevar con usted.” La preocupación por su suerte en la otra vida es parte integrante de la religión egipcia, y por esto su costumbre de empacar sus cámaras sepulcrales con los suministros que se necesitan al viajar a su próxima vida. La tumba del Rey Tut, demostró que no viajaban a la ligera.

Pero esperar a vivir para siempre no era la aspiración de un faraón extravagante solamente. Los registros indican que los reyes de Egipto asumían, y se les daba, el estatus sobrenatural. El faraón se creía que era responsable de traer las inundaciones que regaban los cultivos de Egipto, de modo que recibieron créditos por proveer los alimentos de la nación. Fue idolatrado en estatua –los ciudadanos se inclinaron a su imagen, y en el último acto de orgullo, cada faraón reinante pretendía ser la manifestación de al menos un dios. Akenatón, hereje infame de la historia de Egipto, desterró el Panteón Nacional y se proclamó como la encarnación viva del dios sol Ra –él creía que era Dios encarnado.

Ya sea que se trate de los antiguos faraones demandando la adoración de otros, o los millones de escépticos modernos que rechazan a Dios, destronar a Él como Creador, y se adoran a sí mismos, el patrón inherente del hombre ha sido siempre exaltarse a sí mismo. La rebelión contra Dios no puede tomar forma superior que del amor propio: la persona que busca sus propios intereses a expensas de los demás y se sitúa en el centro del universo. Esa es precisamente la condición en la que usted y yo nos revolcamos antes de ser salvos, y ahí es donde, en definitiva, todos los que no conocen que el Señor permanece.

Y mientras que la historia está llena de hombres que serían Dios, un solo Dios sería hombre.

Consideremos por un momento lo que significó para nuestro Señor Jesús venir a la tierra como un hombre para asegurar su salvación. El Rey de los cielos dejó Su trono y tomó un establo para casa cuna. El mismo Hijo de Dios fue perseguido por un rey tirano y se convirtió en un infante en exilio en Egipto. La fuente de toda sabiduría y conocimiento nació y vivió en la pobreza sin riqueza y lujo terrenal. Santo y sin mancha, el Mesías joven fue asaltado por toda tentación que Satanás pudo arremeter sobre El, pero se resistió a cada una a su pleno vigor. El rey de la creación voluntariamente se sometió a todos de lo que significa ser humano: dolor, hambre, sed, pesar, agotamiento físico, a la gama de emociones humanas, y sin embargo lo hizo sin pecar.

Y en un acto insondable de amor desinteresado, de sacrificio, dejó la gloria del cielo para morir por los pecadores. Le ofreció misericordia a un pueblo que merece sólo su ira. Se detuvo para llevar a cabo lo que nosotros no sólo no podíamos hacer, sino tampoco lo haríamos. En amor, el Dios del universo dio un paso desde la eternidad para intervenir en la historia humana y salvar a aquellos totalmente incapaz de salvarse a sí mismos.

En una palabra, la lección que aprendemos de la Navidad es amor. El amor de Cristo –el amor que se manifiesta en su venida, en su vida, y en su muerte –fue un amor sacrificado. Un amor que no busca sus propias necesidades, sino las necesidades de los demás. Un amor que no contó lo que podría perder sino lo que otros podrían ganar. Un amor que se vació para que los demás fuesen llenos, y se humilló a sí mismo para que los demás fuesen levantados. Un amor que, al final, lo dio sin pensar en sí mismo o en ganar para sí.

Traducción: Armando Valdez

© Copyright 2002 por Grace to You. Todos los derechos reservados.

http://evangelio.wordpress.com