Nuevo blog de cristianismo evangelico

Quiero agradecer sinceramente a todas aquellas personas que me han apoyado desde los comienzos de este blog. Por razones de salud personal tuve que discontinuar este blog. Luego de meditarlo un buen tiempo, decidi volver a las reflexiones. En estos momentos he decidido no continuar con este blog. Pero hace ya casi tres meses inicie otro blog similar a este, donde continuo con los comentarios desde nuestra cosmovision teologica evangelica.

El blog se llama El Teologiyo y desde ya estan todos invitados a participar con comentarios, con sugerencias y también con vuestras oraciones.Respecto a este blog,no seguiré actualizando, pero si respondiendo a cualquier inquietud que surga.

Dios continúe bendiciendo a todas aquellas personas de buena voluntad.

Anuncios

¿CORRUPCION O FIDELIDAD?

1Pedro 4:1-2
Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros también armaos del mismo pensamiento; pues quien ha padecido en la carne, terminó con el pecado, para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios.

Biblia de Lenguaje Sencillo
1Pedro 4:1-2
Ustedes deben estar dispuestos a sufrir así como Cristo sufrió mientras estuvo aquí en la tierra.Porque si ustedes sufren como Cristo, ya no seguirán pecando.

Eso demostrará que han dejado de seguir sus malos deseos, y que dedicarán el resto de su vida a hacer lo que Dios quiere.

Creo que la mayoría de todos podríamos decir que ya no seguimos nuestros malos deseos verdad, se supone que ahora como cristiano ya no sigo mis malos deseos y que dedico lo que me queda de vida solo a hacer la voluntad de Dios, eso debería de ser, pero cual es la realidad.

Que fácil es hacer lo que nosotros deseamos y queremos, y dejamos a Dios a un lado, cada decisión que nosotros hacemos muestra lo que queremos hacer si obedecer a Dios o simplemente tenemos a Dios como una religión mas en nuestra vida.

El deseo de Dios es que lo podamos honrar en cada acto que hagamos, en cada decisión que hacemos debemos de honrar a Dios.

Pero no siempre es así por ejemplo.

¿Cuantos no hemos querido hacer algo ILEGAL y le hemos pedido ayuda a Dios para que nos valla bien?

Desde copiar un examen verdad hasta mentir en la declaración de impuestos.

Una vez en el Instituto Bíblico en una clase les dije a los alumnos que para que estaban estudiando y muchos de ellos me decían que para servir a Dios y les dije que si a Dios aprobaba la falta de integridad y ellos me dijeron que no y les dije, entonces porque se copian unos a otros?

Es increíble que sabiendo la malo y lo bueno aun así nosotros intentemos hacer cosas que no son correctas y pidamos ayuda a Dios para que nos salgan bien.


“Para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios. ”

No podemos infringir las leyes en el nombre de Dios.

Nosotros como cristianos debemos acatar y obedecer las leyes, y así honrar a Dios.

Sabia usted que Jesús si pago impuestos

Mateo 17:24
Cuando llegaron a Capernaum, vinieron a Pedro los que cobraban las dos dracmas, y le dijeron: ¿Vuestro Maestro no paga las dos dracmas?

Mat 17:25 El dijo: Sí. Y al entrar él en casa, Jesús le habló primero, diciendo: ¿Qué te parece, Simón? Los reyes de la tierra, ¿de quiénes cobran los tributos o los impuestos? ¿De sus hijos, o de los extraños?

Mat 17:26 Pedro le respondió: De los extraños. Jesús le dijo: Luego los hijos están exentos.

Mat 17:27 Sin embargo, para no ofenderles, ve al mar, y echa el anzuelo, y el primer pez que saques, tómalo, y al abrirle la boca, hallarás un estatero; tómalo, y dáselo por mí y por ti.

Jesús pago no solo sus impuestos sino los de pedro también con el estatero (Estatero/a -llamado Siclo en el Antiguo Testamento y equivalente a cuatro dracmas 14,4 g de plata)

Hoy en día sabia usted que muchos cristianos hacen
fraudes para no pagar sus impuestos, y que hacemos muchas otras cosas para pagar menos nuestras contribuciones y servicios y el domingo llegan a la iglesia y desean sentir la presencia de Dios.

Cuantas veces no a dado un cheque que usted sabe que no tiene fondos!!
ESO ES ILEGAL!!!

¿Como podemos hacer cosas ilegales e intentar tocar al Señor?
¿Será posible?

Este es un ejemplo

Sofisticado truco para robar la luz

Confirman hurto de electricidad en la iglesia de Otoniel Font en Puerto Rico.
El director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Jorge Rodríguez, confirmó ayer que un contador eléctrico retirado de las instalaciones del Concilio de la Iglesia Fuente de Agua Viva -el pasado miércoles al mediodía- fue intervenido ilegalmente para subestimar el consumo eléctrico mediante una “sofisticada” operación eléctrica en su cablería interna.

Ayer, funcionarios de la corporación pública volvieron a presentarse en los predios de la iglesia para informarle a representantes del reverendo Otoniel Font que el consumo eléctrico de sus instalaciones sería monitoreado durante los próximos 30 a 60 días para establecer la cantidad de electricidad que se dejó de facturar debido al acto criminal, castigable con multas y cárcel.
El máximo dirigente de la iglesia no pudo atender a los empleados de la AEE porque se encuentra de viaje en Estados Unidos.
—-
ES INCREÍBLE que en una iglesia donde supuestamente tiene que existir la verdad se haga esto, pero aquí encontramos que la única verdad es que una cosa es predicar a Cristo y otra hacer su voluntad.

Nosotros debemos de pagar los servicios que usamos y no robarlos, queremos los beneficios pero no las obligaciones.

1PEDRO 4:2 para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios.

¿Cuantas veces no a hecho algo incorrecto algo ilícito y le a pedido ayuda a Dios?

Muchos ilegales le piden ayuda a Dios para que no los descubra la migracion por ejemplo, Dios en su infinita misericordia nos guarda pero será la voluntad de Dios que hagamos eso.
NO CLARO QUE NO!!

Hacemos cosas ILEGALES y le decimos a Dios, “BENDÍCELAS” Dios no bendice el robo, Dios no bendice la mentira.

Es curioso que a la tentación de Satanás le digamos bendición de Dios!!

Si es ILEGAL NO ES DE DIOS hermano no se engañe!! Las bendiciones de Dios son LEGALES!!

Conocí a un hermano que trabaja en el municipio aquí en Nuevo Laredo y es el que da los permisos para construir, y me dijo … si viera la cantidad de hermanos que me llegan para que les firme sus proyectos y al no hacerlo por que no están en orden se enojan!!

Me decía que un pastor se enojo con el porque no quiso firmarle su permiso y es que este pastor en un terreno que es para vivienda quiso construir su Iglesia, y al no firmar el proyecto no lo bajo de hijo del diablo!!

¿Quien será mas hijo del diablo?

Estas haciendo TU VOLUNTAD o LA DE DIOS?

Eres corrupto o eres un hijo de Dios?

“Para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios. ”

MUCHOS aquí en la frontera van a trabajar al país vecino de ilegales pero con su mica, y es ilegal porque no tienen permiso para trabajar y muchos de esas personas son cristianos.

Es mas, muchos “hermanitos” tienen la costumbre de que nazcan sus hijos en el país vecino para sacar del gobierno los beneficios y rentan un departamento pero no viven ahí solo es la dirección fantasma que usan para el gobierno americano, esto es ILEGAL pero el domingo ahí nos ven levantando las manos y ministrando a Dios.

Cantidad de Ministros mienten en sus reportes para que les sigan apoyando, e incluso inventan milagros, y eso lo único que muestra es que aun están atrapados en sus deseos corruptos y que no le han permitido a Dios transformarlos.

Ahora que Dios nos a permitido tener el comedor móvil me han preguntado algunos amigos que nos apoyan si yo también VENDO las cosas que me regalan o si en verdad las doy a la gente necesitada y es que me dicen que muchos pastores terminan vendiendo las cosas que les regalan para la iglesia o para dar a la gente.

Que importante es recordar las palabras del apóstol pedro, para no vivir
el tiempo que resta en la carne, sino conforme a la voluntad de Dios.

Hacer la voluntad de Dios es dejar de hacer mi voluntad, Dios quiere que aprenda a hacer tu voluntad, el salmista dice..

Salmo 40:8 El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado,
Y tu ley está en medio de mi corazón.

Salmo 143:10 Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios;
Tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud.

Es imposible que haciendo nuestra voluntad agrademos a Dios, se agrada a Dios cuando nos sujetamos a su voluntad y su voluntad es que seamos íntegros y no corruptos

¿Somos o no somos?

Dios les bendice

SOLO LA OPINION DE DIOS ES LA QUE CUENTA

Abuso de Niños en la Iglesia Protestante.

No, esto no se trata de pedofilia, sino de un abuso mucho más común.

Richard Dawkins dice que así como es ridículo hablar de niños keynesianos versus niños monetaristas, (teorías económicas,) es igual de ridículo pensar que los niños son suficientemente maduros para escoger entre religiones, ser Cristiano, Budista o Musulmán.

Yo diría lo mismo sobre niños Pre-Milenialistas o Post-Milenialistas, niños Calvinistas o Arminianos.

“No podés ganarte la aprobación de Dios. Has pecado, así que te vas a ir al INFIERNO. Si querés ir al cielo, tenés que aceptar a Jesús como tu único y suficiente salvador.”

Me acuerdo recibir esa “oferta” a los 7 años en el Campamento Roblealto. Pasábamos tamaño rato cantando himnos y coritos, alrededor de la fogata, (“Quédate Señor en cada corazón.”) nos contaban una historia de alguna persona que andaba perdida, que vio la luz, aceptó al Señor, y todo terminó bien.

Era un ambiente cargado emocionalmente. La invitación a aceptar al Señor era presentada por adultos que claramente impartían su aprobación a los que levantáramos nuestra mano. Nosotros, lejos de nuestras familias necesitábamos la aprobación de esos adultos. Peor, era un asunto de seguridad: “Si Cristo viene hoy en la noche, nosotros iremos al cielo, pero vos estarás solo, en esta cabina que no tiene luz. Era una oferta que no podíamos reusar.

Esto es abuso infantil.

Acusar a un niño de ser malo por algo que otra persona hizo es injusto. Pero es una de las bases fundamentales del Calvinismo: El concepto de Depravación Total.

Esto es abuso infantil.

“Dejad a los niños venir a mí,” dijo Jesús, “porque de los tales es el Reino de los Cielos.” Obviamente Jesús veía la pureza de fe de la niñez.

¿A qué edad dejamos de ser dueños del Reino?

En el libro “Cuando cosas malas le pasan a gente buena” el rabino Harold Kushner cuenta la historia de un niño que está desconsolado después de que el doctor le recetó anteojos. Al tratar de consolarlo, los padres averiguan que la semana anterior, se había encontrado unas revistas pornográficas en un basurero. El niño estaba seguro que Dios lo estaba castigando.

Yo me sentía así constantemente.

Si tuviéramos la fe del tamaño de una semilla de mostaza, podríamos mover montañas. ¿Qué fe más grande y pura que la fe de un niño? Pero mis oraciones no eran contestadas. Debe de haber sido culpa mía. Dios podía ver en mi corazón, y me estaba ignorando a propósito.

Mi vida se convirtió en un infierno, siempre orientada hacia el “qué dirán.” Tenía que ser el buen hijo, el buen niño, el buen testimonio.

Me bauticé a los 12. Pero el bautismo no cambió nada. Más bien me sentí peor.

La biblia dice que Dios no nos mandará tentaciones más grandes de las que podamos soportar. Cada vez que caía en alguna tentación, me sentía peor. (Y Dios me estaba viendo.)

Mi niñez, que debiera haber sido un tiempo de feliz inocencia, fue convertida en una inquisición constante.

Fui abusado cuando niño, por la gente que yo quería, respetaba y necesitaba más. Fui entrenado por ellos a continuar este abuso hacia mí mismo, y peor, hacia mi propio hijo. Todavía está pasando.

Este es el abuso que aun hoy estoy tratando de parar.

¿Seré sólo yo? ¿Es ésta una visión trastornada de la realidad que sólo yo he vivido? ¿Necesito más bien internarme en el Asilo Chapuí, con un diagnóstico de esquizofrenia?

¿Cómo le hablo a mi hijo sobre Dios?

¿Cómo le levanto su autoestima a la vez que le hablo de un Dios Amante y Justo? ¿Cómo lo preparo para que sobreviva las creencias de tantos en mi familia que creen que el estilo fundamentalista de Religión es la única forma de llegar a Dios? (Dios es más bien el que nos llega, a como le dé Su regalada gana.)

Todavía tengo problemas oyendo lo que Dios me quiere decir por medio de iglesias fundamentalistas. Afortunadamente, no importa adonde o cómo. Si yo escucho, Dios me habla. Y cuando yo hablo, Dios me oye.

Esto, por lo menos, le puedo pasar a mijo.

Mi nombre es Ricardo, Dios me ama, tal como soy.

visto aca

Científicos tramposos

Científicos tramposos

Un informe de EE UU admite centenares de casos de engaño

La investigación científica tiene prestigio por su exactitud y certeza, y su credibilidad reside en que los descubrimientos se demuestran con experimentos y las afirmaciones se comprueban. ¿Siempre? ¿Puede hacer trampas la ciencia? Tal vez, teniendo en cuenta que en el mundo hay muchos miles de científicos, sea más correcto preguntarse: ¿Hay tramposos entre los científicos?

El surcoreano Hwanh Woo Suk- REUTERS

En EE UU, el que ha engañado se queda sin financiación y sin carrera. En España no hay una normativa de malas prácticas en investigación

La respuesta, con datos en la mano, es que sí. El más reciente estudio, hecho en EE UU sobre el área de biomedicina y publicado en la revista Nature, admite más de 2.300 casos de posibles malas prácticas científicas cada año entre el colectivo de referencia (unos 155.000 investigadores de esa área). El informe está hecho a partir de 2.200 entrevistas. Y las malas prácticas van del plagio a la falsificación, las chapuzas en el laboratorio o el descubrimiento inventado. El caso del surcoreano Hwang Woo Suk y sus falsas células madre, o la controvertida apropiación del virus del sida del francés Luc Montagnier por parte del estadounidense ex codescubridor del VIH, Robert Gallo, son dos escándalos famosos.

Leer el resto de la entrada …

Nuestra identidad como cristianos

Nuestra identidad como cristianos

Una de las grandes amenazas que enfrentamos en esta era cibernética es el robo de identidad.

Si alguien tiene acceso a tu computadora personal y te roba tu nombre, y tu clave de acceso bancario, o de tu cuenta personal en Amazon, por ejemplo, esa persona puede asumir tu identidad y hacerte un daño enorme. Puede transferir dinero de tu cuenta a la suya, o hacer compras por Internet como si fueras tú. Es terrible que alguien asuma nuestra identidad.

Sin embargo, eso es exactamente lo que ocurre cuando una persona viene a ser cristiana. La razón por la que nos llamamos “cristianos” es debido al hecho de que nosotros hemos asumido la identidad de otra Persona: nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo.

De manera que en el trono celestial nosotros tenemos una identidad diferente a aquella con la cual nacimos, una identidad que no nos hemos ganado, y que tampoco nos hemos robado, sino que se nos otorgó como un regalo de pura gracia.

El Dios del cielo ahora nos ve en Cristo, y nos invita a hacer uso de todos los beneficios espirituales que conlleva el hecho de tener esa nueva identidad.

Nuestra vida está escondida con Cristo en Dios, dice Pablo en Col. 3:3-4. Estamos en una posición completamente distinta a la que teníamos antes de ser creyentes, desde el punto de vista espiritual (comp. Col. 3:1). Hemos muerto con Cristo y hemos resucitado con Él, de tal manera que ahora Él es nuestra vida. Eso es lo que implica ser cristianos.

Y la única manera en que podemos avanzar en nuestra vida espiritual, es teniendo un entendimiento cada vez más claro de ese hecho y vivir en consecuencia.

© Por Sugel Michelén. Todo pensamiento cautivo. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.

http://todopensamientocautivo.blogspot.com/2010/07/nuestra-identidad-como-cristianos.html

Porque un Dios bueno permite el sufrimiento

View this document on Scribd

El Problema del Dolor

El Problema del Dolor
1 JULIO 2010

por RC Sproul

El problema del mal ha sido definido como el talón de Aquiles de la fe cristiana. Por siglos la gente ha luchado con el dilema, ¿cómo un Dios bueno y amoroso podría permitir que el mal y el dolor sea tan frecuente en Su creación. Los problemas filosóficos han generado una abundancia de reflexión y debate, algunas de las cuales se ha reiterado en este tema, pero en última instancia, el problema es uno que se mueve rápidamente desde el nivel abstracto al ámbito de la experiencia humana. Lo filosófico choca en lo existencial.

Históricamente, el mal se ha definido en términos de privación (privatio) y negación (negatio), especialmente en las obras de Agustín de Hipona y Tomás de Aquino. El punto de estas definiciones es definir el mal en términos de una falta o negación de lo bueno. Se define el pecado, por ejemplo, como cualquier falta de conformidad con, o la transgresión de la ley de Dios. El pecado es característicamente definido en términos negativos.

Hablamos del pecado como desobediencia, ilegalidad, inmoralidad, comportamiento poco ético, y similares. Así que, por encima y más allá del problema del mal siempre está la medida del bien por el cual el mal está decidido a ser malo. En este sentido, el mal es parasitario. Depende de una infinidad fuera de sí mismo para su propia definición. Nada puede decirse que sea mal sin el estándar previo de lo bueno. Sin embargo, en tanto hablemos del mal como una privación o negación del bien, no podemos escapar del poder de su realidad.

En el tiempo de la Reforma, los reformadores magistrales abrazaron la definición del mal que heredaron de los padres de la iglesia anteriores en términos de privatio, de privación y negación. Lo modificaron con una palabra crítica. Privatio comenzó a ser descrito como privatio actuosa (una real, privación). El objetivo de esta distinción fue para llamar la atención sobre la realidad del mal. Si pensamos en el mal y el dolor simplemente en términos de negación y privación, e intentamos evitar la realidad de ella, fácilmente podemos caer en el error absurdo de considerar el mal una ilusión.

Cualquiera otra cosa que sea el mal, no es ilusoria. Experimentamos la angustia de su impacto, no sólo en un sentido individual, sino en un sentido cósmico. La creación entera gime, se nos dice en la Escritura, a la espera de la manifestación de los hijos de Dios. El juicio de Dios sobre la raza humana era un juicio que se extendió a todas las cosas sobre las que Adán y Eva tuvieron el dominio, incluyendo toda la tierra. La maldición se extiende mucho más allá de la casa de Adán hasta en cada grieta de la creación de Dios. La realidad de esta maldición pone una carga pesada y un manto incómodo a todo en la vida. De hecho, es un manto de dolor.

Hace muchos años tuve una amiga cristiana muy querida que estaba en el hospital pasando por una serie de rigurosos tratamientos de quimioterapia. La quimioterapia en ese momento provocó una violenta náusea en ella. Cuando hablé con ella acerca de su experiencia, le pregunté cómo su fe estaba de pie en medio de esta prueba. Ella contestó, “RC, es difícil ser cristiano con la cabeza en el inodoro.” Esta respuesta gráfica a mi pregunta causó una impresión duradera en mí. La fe es difícil cuando nuestros cuerpos físicos se retuercen de dolor. Y, sin embargo, es en este punto quizá más que cualquier otro en el que el cristiano huye a la Palabra de Dios para consuelo. Es por esta razón que la base para la fe cristiana es la afirmación de que Dios es soberano sobre el mal y sobre todo dolor. No sirve para cesar el problema del dolor al reino de Satanás. Satanás no puede hacer nada, excepto bajo la autoridad soberana de Dios. Él no puede lanzar un dardo de fuego único a nuestro camino sin la voluntad soberana de nuestro Padre celestial.

No hay porción de las Escrituras que más dramáticamente comunique este punto que todo el libro del Antiguo Testamento de Job. El libro de Job habla de un hombre que se lleva al límite absoluto de la resistencia con el problema del dolor. Dios permite que Job sea un blanco sin protección para la maldad de Satanás. Todo lo estimado a Job es despojado de él, incluyendo a su familia, sus bienes y su propia salud física. Sin embargo, al final del día, en medio de su miseria, mientras que su casa está encima de un estercolero, Job exclama: “El SEÑOR dio y el SEÑOR quitó; bendito sea el nombre del SEÑOR.” (1:21). Es fácil citar esta afirmación de Job en una manera simplista y petulante. Pero es necesario ir más allá de lo simplista y penetrar en el corazón de este hombre en medio de su miseria. Él no estaba poniendo en un acto espiritual, o tratando de sonar piadoso en medio de su dolor. Más bien, expuso un sorprendente nivel de confianza inquebrantable en su Creador. La máxima expresión de esa confianza se produjo en sus palabras: “Aunque El me mate, en El esperaré” (13:5). Job prefigura la vida cristiana, una vida que no se vive en la Quinta Avenida, el lugar de celebración del desfile de Pascua, sino en la Vía Dolorosa, el camino de los dolores que termina al pie de la cruz. La vida cristiana es una vida que abraza el sacramento del bautismo, lo que significa, entre otras cosas, que somos bautizados en la muerte, la humillación y las aflicciones de Jesucristo. Se nos advierte en la Escritura que, si no estamos dispuestos a aceptar esos males, entonces no vamos a participar en la exaltación de Jesús. La fe cristiana bautiza a una persona no sólo en el dolor, sino también en la resurrección de Cristo. Cualquiera que sea el dolor que experimentamos en este mundo puede ser agudo, pero siempre es temporal. En cada momento que experimentamos la angustia del sufrimiento, late en nuestros corazones la esperanza del cielo – que el mal y el dolor son temporales y están bajo el juicio de Dios, el mismo Dios que le dio una promesa a Su pueblo que habrá una momento en que el dolor no será más. El privatio y el negatio será vencido por la presencia de Cristo.

Traduccion: Armando Valdez

Tomado de aqui

Anteriores Entradas antiguas