India: Dos cristianos fingen la muerte para sobrevivir

India: Dos cristianos fingen la muerte para sobrevivir

By Compass Direct News / Mundo Cristiano
Monday, August 02, 2010

NUEVA DELHI – Dos evangelistas dijeron que sobrevivieron a un ataque en el distrito de Balaghat, Madhya Pradesh por fingir la muerte cuando extremistas hindúes los rodearon y golpearon severamente.

Los seis asaltantes acusaron a Mahindra Kharoley, de 20 años, y Munshi Prasaad Bahey, de 30, de “conversión forzada.” Los dos evangelistas viajaban en bicicleta a su aldea de residencia de Susua después de una reunión de oración en Dunda Sivni, a 25 kilómetros del distrito de Balaghat, cuando los asaltantes en dos motocicletas, con las caras cubiertas, los atacaron en la aldea de Bhalwa.

Los atacantes no esperaron que contestaran a las acusaciones cuando los empezaron a golpear y patear, dijeron los evangelistas.

“Ellos golpearon mi cabeza contra el camino de cemento y me pegaron duro con sus botas en la parte superior de la cabeza, abriendo la frente”, dijo Bahey.

Después de 20 minutos yacían sin moverse, fingiendo la muerte para sobrevivir, dijeron.

Bahey dijo a Compass que uno de los asaltantes llamó a otro por nombre, diciendo “Mahesh, deja de golpearlos, ya están muertos – vámonos de aquí,” Sin la luz de la luna, las víctimas se quedaron sangrando en la absoluta oscuridad del camino selvático a unos 800 metros de su aldea de residencia.

La policía de Kirnapur aceptó una denuncia sobre el incidente pero todavía no ha investigado, dijo a Compass el oficial de la estación. “Estoy ocupado hasta el 5 de agosto en otros, casos más importantes,” dijo el Subinspector Sandhir Chaudhary. “Voy a atender esto después.”

Anuncios

Científicos tramposos

Científicos tramposos

Un informe de EE UU admite centenares de casos de engaño

La investigación científica tiene prestigio por su exactitud y certeza, y su credibilidad reside en que los descubrimientos se demuestran con experimentos y las afirmaciones se comprueban. ¿Siempre? ¿Puede hacer trampas la ciencia? Tal vez, teniendo en cuenta que en el mundo hay muchos miles de científicos, sea más correcto preguntarse: ¿Hay tramposos entre los científicos?

El surcoreano Hwanh Woo Suk- REUTERS

En EE UU, el que ha engañado se queda sin financiación y sin carrera. En España no hay una normativa de malas prácticas en investigación

La respuesta, con datos en la mano, es que sí. El más reciente estudio, hecho en EE UU sobre el área de biomedicina y publicado en la revista Nature, admite más de 2.300 casos de posibles malas prácticas científicas cada año entre el colectivo de referencia (unos 155.000 investigadores de esa área). El informe está hecho a partir de 2.200 entrevistas. Y las malas prácticas van del plagio a la falsificación, las chapuzas en el laboratorio o el descubrimiento inventado. El caso del surcoreano Hwang Woo Suk y sus falsas células madre, o la controvertida apropiación del virus del sida del francés Luc Montagnier por parte del estadounidense ex codescubridor del VIH, Robert Gallo, son dos escándalos famosos.

Leer el resto de la entrada …

La ciencia y Dios

La ciencia y Dios
Por Leonardo Moledo

Yo, Galileo, florentino, de setenta años de edad (…) arrodillado ante vosotros, los Reverendísimos Señores Cardenales Inquisidores, luego de que me fuera intimado por el Santo Oficio…

“¿Qué tiene la ciencia con Dios?” se preguntaba José Pablo Feinmann en este mismo lugar, tal vez un poco atónito ante el costo del supercolisionador de partículas que se llevó consigo la friolera de 40 mil millones de euros y que estará dedicado a buscar el “bosón de Higgs”. La asociación de ideas se disparó por el hecho de que León Lederman (Premio Nobel de física en 1988 por haber encontrado el quark “top”) llamó al dichoso y esquivo bosón la “partícula divina” en un libro de divulgación.

En realidad, no parece que a esta altura del partido la ciencia tenga demasiados problemas con los dioses de las diversas religiones monoteístas, como no los tiene con Zeus o con Amón-Ra, aunque es posible que entre los científicos occidentales subsista cierta molestia y un, creo yo, justificado rencor asociado a las diversas persecuciones que sufrieron los científicos por parte del cristianismo, que van desde la quema de Giordano Bruno en 1600 en Campo dei Fiore, pasan por el juicio a Galileo (que tuvo, entre otros “efectos colaterales”, el que Descartes se abstuviera de publicar muchos de sus resultados) y siguen con el molesto papel de la Inquisición que hoy, con otro nombre, Congregación para la Defensa de la Fe (que el papa Ratzinger presidió durante mucho tiempo) se cansó de poner, sacar y volver a poner libros en el Index. Sin olvidar tampoco los problemas suscitados por la Teoría de la Evolución, que mueven todavía hoy a la extrema, reaccionaria y religiosa derecha norteamericana a pedir que se saque de los programas de estudio, a inventar “una ciencia cristiana” y el “diseño inteligente”.

…a efectos de que debería abandonar para siempre la falsa opinión de que el Sol se halla en el centro del mundo e inmóvil y que la Tierra no es el centro del mundo y se mueve…

La verdad es que, a la luz de la historia de los últimos 400 años, parecería que es dios quien tiene problemas con la ciencia, lo cual, dicho sea de paso, es bastante lógico: a pesar de que la mayoría de los científicos, por lo menos hasta el siglo XIX, fueron fieles creyentes (la gran excepción fue Darwin, que hacia el fin de su vida se proclamaba francamente ateo, aunque igualmente fue sepultado en la Abadía de Westminster), a medida que las teorías científicas avanzaban y se volvían más complejas, las habilidades divinas parecían diverger más y más del quehacer de los investigadores, por lo menos si uno se atiene a sus actividades en la Biblia: es muy difícil imaginarse a dios mezclado con neutrones, protones, quarks, chips o genes que, es de suponer, excederían por completo su capacidad. Bastante contento debería estar con que un científico se avenga a denominar “divina” a la partícula última de la naturaleza (si es que existe) del mismo modo que debería alegrarse de que la Historia del tiempo, el best seller de Hawking, termine diciendo que si tuviéramos una Teoría del Todo “podríamos leer la mente de Dios”. Esto es, de perdurar, aunque sólo sea como recuerdo, en la metáfora.

…con todo mi corazón y fe sincera abjuro, maldigo y detesto los predichos errores…

También ocurre que las teorías científicas actuales no muestran ninguna preocupación por ser coherentes con la religión, como sí lo hacían las de los siglos XVI, XVII y XVIII. Newton requería la acción divina para mantener siempre activa la fuerza de gravitación, Hutton –que sin embargo fue acusado de ateísmo– elaboró sus hipótesis geológicas justamente porque no aceptaba que un dios bondadoso pusiera en riesgo el futuro del planeta como, sostenía, lo hacían las teorías anteriores, y así. Esta honorable preocupación de coherencia religiosa desapareció hacia fines del siglo XIX, barrida en gran medida por la Teoría de la Evolución, que ofrece obstáculos insalvables al mito de la creación divina y no es raro que, por ejemplo, en los manuales que la Provincia de Buenos Aires está repartiendo en las escuelas, cuando se habla de las distintas concepciones sobre el Hombre (así, con mayúscula), no se mencione a Darwin, seguramente para no herir la fina sensibilidad de los colegios católicos. Ni se nombra a Freud, dicho sea de paso.

…y juro que en adelante no diré ni aseguraré verbalmente o por escrito nada capaz de propalar, más, sabiendo de alguna cosa herética o de persona sospechosa de herejías, lo denunciaré ante este Santo Oficio…

“La razón científica a menudo se arrogó el derecho de decidir de qué se puede estar seguro, relegando como indignas otras formas de conocimiento, y que la ciencia no ilumina”, decía el finado papa Juan Pablo II, en una carta dirigida a la reunión de la Amistad entre los Pueblos, reduciendo a la astronomía, la geología, la biología, la física, la química et caetera a la modesta función de una lamparita.

Lo cierto es que una de las derivaciones de la ya alicaída modernidad fue arrastrar a buena parte del pensamiento a posiciones anticientíficas y oscurantistas (con el viejo cuento de la multiplicidad y equivalencia de relatos). Posición peligrosa, en especial en un país “en vías de desarrollo”, para utilizar el elegante eufemismo, que necesita de la ciencia y de la técnica para salir adelante.

…Y en caso de que contravenga cualquiera de estas promesas o juramentos, me someto a todas las penas establecidas y promulgadas en los cánones sagrados y otras constituciones generales o particulares, contra tales delincuentes.

Galileo Galilei, 22 de junio de 1633

http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/index-2008-05-18.html

Ciudad Juárez: Creyentes combaten violencia con oración

Ciudad Juárez: Creyentes combaten violencia con oración

By Ben Swann
Ciudad Juárez, México
Tuesday, August 03, 2010

Ciudad Juárez, México. Aunque el llamado “crimen organizado” representa una amenaza mortal, los pastores en Ciudad Juárez están llevando el evangelio a las calles y orando por la comunidad, justamente ahí, en las calles.

En la ciudad más violenta del mundo, la batalla entre el gobierno y los carteles de drogas continúa sin tregua. La llegada de diez mil soldados no logró calmar la violencia en Ciudad Juarez.

Al otro lado de la frontera de el Paso, Texas, se ha dado la ejecución de más de 5.000 personas en dos años y medio.

Poncho Murguia, Pastor en Ciudad Juárez comenta: “Todos confiaron en que al llegar el ejército a la ciudad se resolverían los problemas. Pero no fue así. Ahora tenemos la Policía Federal y tampoco está mejorando.”

Alianza de pastores: Nuevo tipo de ofensiva

El pastor Poncho Murguia dirige la Alianza de Pastores Evangélicos, que busca retomar la Ciudad de Juarez una familia, un hogar a la vez.

“Estamos saliendo a las calles y a los hogares, y no sabemos con quienes nos vamos a encontrar. Encontraremos buena gente, encontraremos mala gente, pero el evangelio es poderoso para cambiar vidas.” , añade Murguia.

Durante tres fines de semana, miles de voluntarios de 120 iglesias en Ciudad Juarez, salieron a las calles. Su tarea era peligrosa, ya que decenas de personas mueren a diario en esta ciudad.

“Una de mis jóvenes estuvo parada en una esquina y detuvo un auto para orar por ellos. Los hombres en el auto dijeron que no creían que su oración ayudara su negocio. Sin embargo, ella miró dentro del carro, y pudo ver a cinco hombres con armas, así que comezó a orar. Y de repente ésta gente se calló. Cerraron los ojos e inclinaron sus cabezas, y oró por ellos. Ella los bendijo y siguieron su camino”, comenta el Pastor Murguía.

Por primera vez el Gobierno Mexicano está trabajando con pastores evangélicos. El mismo presidente de México les está rogando a estos pastores que ayuden en la lucha contra los carteles de drogas mexicanos.

El presidente Felipe Calderón ha llegado tres veces a Juarez en lo que va del año para reunirse con el Pastor Munguía.

“Cuando terminamos la reunión tuve la oportunidad de hablar con él cara a cara y me dijo personalmente, sabes que, tienes razón. Lo único que nos puede sacar de esto es tener fe en Dios. Así que eso trae esperanza a mi corazón y gozo a mis oídos, sabiendo que el presidente está pensando en Dios y en la fe, como una solución” comenta Murguia.

Una solución que ya conocían

Ahora éstas iglesias están en la vanguardia de lo que Dios está haciendo en Juarez, no sólo ayudando en la crisis actual, sino ofreciendo un cambio verdadero a México.

“Donde el pecado abundó, y ahí hay una coma, entonces la Gracia sobreabundó. Y estamos en esa coma ahora. Estamos en el puente que salta a la sobreabundancia de Gracia, y eso es lo que esperamos. Esto nos emociona. Tenemos fe. Tenemos esperanza. Nosotros servimos al Señor Jesucristo” agrega el pastor Murguía.

Literatura hebrea

Literatura hebrea

Publicado por Pablo el 4 de Diciembre de 2009

El hebreo es la lengua hablada por el pueblo judío a lo largo de la historia. Actualmente es la lengua oficial del Estado de Israel, y desde hace milos de años ha ido alimentando una notable literatura que trataremos de abarcar, aunque sea de forma resumida, en este artículo en La Guía de Lengua.

La literatura hebrea nace en la Antigüedad, y durante sus orígenes es testigo de la aparición de sus mayores ejemplos literarios. Esa literatura hebrea antigua la forma principalmente principalmente el Antiguo Testamento, en cuya lenta y laboriosa elaboración estuvieron inmersos los autores hebreos durante cientos de años.

En un primer periodo de esa producción, que puede extenderse desde los primeros años hasta el siglo X a.C, aproximadamente., se desarrolló la mayor parte poética del Antiguo Testamento. Posteriormente ya entre los siglos X y VI a.C., vieron su nacimiento el conjunto de libros que conforman el llamado Pentateuco (o la Torá), que quedaron de esta forma fijados a la tradición y así se conservaron para la posteridad. Sin embargo, como ocurre muy a menudo con estos textos más antiguos, los manuscritos más viejos que se conservan provienen de épocas bastante posteriores.

A este mismo período pertenecen a su vez la mayor parte de las narraciones históricas que hacen relación a los reinos de Israel y Judá (un testimonio de grandísimo valor para los historiadores de la Antigüedad), así como muchos de los Salmos y los escritos de varios profetas.

Entre los siglos VI a II a.C. el Antiguo Testamento se continuó desarrollando. En esta etapa fueron escritos los libros conocidos como el Eclesiastés, los Proverbios, la mayor parte de los Salmos y el libro de Job. En la lengua hebrea se conocen conjuntamente como ketubim, es decir, hagiógrafos. Durante esta etapa se escribieron además muchos de los escritos apócrifos del judaísmo, y en Egipto todo este acervo literario hebreo fue por primera vez traducido a la lengua griega.

Del siglo II a.C. al siglo I d.C. el Antiguo Testamento siguió recibiendo aportaciones. La mayor parte de la producción literaria de esta etapa se conoce como el Halajá y el Hagadá, que trataron temas relacionados con la teología y con la ética, y que se valieron de historias y anécdotas para ello. Los escritos apocalípticos del Antiguo Testamento también provienen de esta etapa, y los libros de Moisés, Daniel, Enoch y Esdras, así como los llamados Manuscritos del Mar Muerto.

El Senado Romano

El Senado Romano
Publicado por Hilda el 2 de Agosto de 2010


El Senado romano o en latín “Senatus” surgió en la Monarquía, supuestamente con su primer rey, Rómulo, con funciones consultivas, aunque sin poder vinculante, formado por 100 jefes de familia, patricios.

En esta época también cumplían la función de elegir entre ellos al “interrex” que ocuparía el lugar del rey, si éste moría sin haber designado sucesor, y hasta el nombramiento del nuevo rey. Cada “interrex” cumplía su función por cinco días y luego era designado otro, hasta que se nombraba al rey sucesor por el comicio, requiriéndose la “auctoritas patrum” o aprobación senatorial. Brindaba también aprobación a todas las demás resoluciones comiciales o leyes.

En un principio los senadores fueron 100, con Tarquino el Antiguo se elevó el número a 200, y con Servio Tulio, a 300.

En la República, los senadores de 300, elevaron su número a 600 por una Ley Sempronia en el año 123 a. C., durante el tribunado de Cayo Sempronio Graco. Con Julio César pasaron a ser 900; y con Marco Antonio, 1300. Es la época donde tiene su mayor prestigio, pues en el Imperio será un instrumento del emperador.

Hasta la Ley Ovinia del año 312 a. C, fueron los cónsules quienes nombraban a los senadores. A partir de dicha ley esa actividad les correspondió a los censores, debiendo elegirlos entre los más dignos de los magistrados que habían ejercido su cargo en el último lustro. También los plebeyos pudieron a aprtir de sta fecha integrar el Senado. Salvo que con estos no alcanzaran, no podían designarse senadores a otros ciudadanos, que en caso de resultar electos tenían una dignidad inferior que los ex magistrados, conformando la categoría de los pedarii. Los cargos eran vitalicios, salvo que demostraran mal conducta, en cuyo caso los censores podían removerlos.

El senador que encabezaba la lista confeccionada por los censores, recibía el nombre de prínceps senatus, y era costumbre que fuera el primero en ser consultado.

El Senado se reunía en la Curia Hostilia, luego en la Curia Iulia o en un templo, convocada por un magistrado que la presidía, siendo las sesiones públicas por hacerse a puertas abiertas. No había días fijos, aunque se preferían los días festivos, el de las calendas, las nonas o los idus.

La sesión se anunciaba por “edictum” o heraldo, y las resoluciones se tomaban entre la salida y la puesta del sol, previa consulta de los auspicios y ofrenda de un sacrificio.

Las decisiones del Senado recibían el nombre de senadoconsultos, aún en esta etapa sin fuerza de ley.

Sus funciones judiciales los facultaban para castigar a los magistrados, pudiendo separarlos de sus cargos. Entendían en las causas en que fueran acusados los ciudadanos por conjura contra el Estado o envenenamiento.

Podían otorgar a los cónsules en caso de peligro, amplios poderes, a través del “senadoconsultum ultimum”, para nombrar un dictador, por un lapso que no podía sobrepasar los seis meses. Tenían también a su cargo las relaciones exteriores.

En el Imperio, Augusto redujo el número de senadores a 600, nombrados por el emperador. Sus decisiones (senadoconsultos) adquirieron fuerza de ley, con gran influencia del Emperador. El Emperador se adjudicó el carácter de “prínceps senatum”. Quedaron a cargo del Senado algunas provincias carentes de tropas en las cuales el Senado nombraba gobernadores. Las otras eran provincias imperiales. Perdió en esta etapa el manejo de las relaciones exteriores, ahora a cargo del Emperador.http://derecho.laguia2000.com/derecho-romano/el-senado-romano

UNA INTRODUCCIÓN A LA PREDESTINACIÓN

View this document on Scribd

Anteriores Entradas antiguas