Las ekklesias y «la» Iglesia católica

De algunos mitos difundidos sobre el protestantismo (VIII): muchas “iglesias” frente a `la´ Iglesia

Suele ser un argumento muy difundido entre católicos, incluso aquellos que tienen cierta instrucción teológica, el de contraponer la existencia de la Iglesia – única y con mayúsculas, en referencia a la católica – con la de otras “iglesias” que, por supuesto, son inferiores.

Semejante contraposición es lógica en la medida en que, por definición, la iglesia católica se considera la única verdadera y niega la condición de Iglesia a las otras llegando a establecer una curiosa jerarquía entre ellas que en sus peldaños más bajos se convierten en meras “comunidades eclesiales” según sea mayor o menor el parecido con la católica.

De esa circunstancia, derivan los católicos la idea de que el protestantismo no es sino una pléyade de iglesias divididas que contrastan con la Iglesia una y única y que además esa fragmentación y su reciente aparición histórica lo deslegitima comparativamente. No voy a abordar en este artículo el tema de la sucesión apostólica de la sede romana, pero sí voy a detenerme en ese mito de la fragmentación eclesial protestante frente, supuestamente, a la única iglesia verdadera.

Lejos de constituir una suma de iglesias enfrentadas, el protestantismo cree en el concepto de iglesia tal y como aparece en el Nuevo Testamento que, dicho sea de paso, es radicalmente distinto del católico

El término iglesia (ekklesia) originalmente tenía un significado meramente secular. Como su misma etimología indica, ekkesia era el grupo de los llamados o convocados y la traducción que suele encontrarse del término en los clásicos es la de asamblea o congregación. Nunca se utiliza, como en nuestro lenguaje habitual, para referirse a un edificio destinado al culto.

En los evangelios, el término aparece sólo tres veces lo que lleva a pensar que, como en el caso de María, Jesús le daba mucho menos importancia a la cuestión de la que le ha ido otorgando el catolicismo con el paso de los siglos. El uso es no menos revelador. En Mateo 16:18, iglesia es el conjunto universal de aquellos que creen en Jesús como mesías e Hijo de Dios – la piedra sobre la que se levantaría la iglesia – o bien la iglesia o congregación local (Mateo 18:17).

Esos dos usos del término – nunca una institución, nunca una jerarquía, nunca una organización – son los mismos que encontramos en los escritos apostólicos donde la iglesia (ekklesia) es la congregación local o la iglesia universal. Vez tras vez, Pablo habla de la iglesia en Cencreas (Romanos 16:1), de las iglesias de los gentiles (Romanos 16:4), de “todas las iglesias de Cristo” (Romanos 16:16) – curiosa pluralidad que rechina con el concepto católico de iglesia – de “todas las iglesias” (I Corintios 7:17II Corintios 8:18), de “las iglesias de Dios” (I Corintios 11:16), de “las iglesias de los santos” (I Corintios 14:33), de “las iglesias de Galacia” (I Corintios 16:1), de “las iglesias de Asia” (I Corintios 16:19), de las “iglesias en Corinto” (II Corintios 1:1) o de “las iglesias de Macedonia” (II Corintios 8:1), por citar sólo algunos ejemplos.

Ese uso además no es exclusivamente paulino sino que lo hallamos también en escritos joánicos como el Apocalipsis donde se hace referencia a “las siete iglesias en Asia” (Apocalipsis 1:4 y 11) o a cómo el Espíritu comunica mensajes “a las iglesias” (Apoc 2:7). En todos y cada uno de los ejemplos citados, la iglesia no es otra cosa que la congregación local y, precisamente por eso, existen muchas que están en comunión las unas con las otras. Dicho sea de paso, Pedro no utiliza ni una sola vez el término en sus escritos, circunstancia esta curiosa para alguien que según la teología católica fue el primer papa.

En la mayoría de los casos citados en el Nuevo Testamento, pues, iglesia no es sino la reunión de creyentes y, por eso, existen de manera plural en distintas partes del mundo. Aún más, la pluralidad y la existencia de muchas es una característica netamente apostólica.

El segundo sentido se refiere, como en el caso de Jesús, a una realidad espiritual formada por los verdaderos creyentes y cuya cabeza es no un hombre sucedido por otros hombres a lo largo del tiempo sino el propio Cristo (Efesios 5:23). De manera bien significativa, la abundancia y pluralidad de iglesias no colisiona con la única que no se identifica con ninguna de ellas sino con un ente espiritual cuyos miembros sólo Dios conoce (II Timoteo 2:19).

Sólo cuando se tiene presente la idea que aparece en la Biblia de lo que es la iglesia se puede comprender el concepto protestante de la misma porque es exactamente el mismo. Las denominaciones protestantes creen que las distintas congregaciones son iglesias – y no rivales de la Iglesia única y verdadera – y que la verdadera Iglesia no es una organización o jerarquía sino que está formada por lo que han nacido realmente de nuevo y tiene como única cabeza a Cristo.

En ese sentido, ningún protestante tiene la sensación de estar desprovisto de la Iglesia por no formar parte de la católica ni tampoco piensa que su organización eclesial es la única iglesia en contraposición a las demás. No cae en tan grave error porque conoce lo que afirma el Nuevo Testamento.

Por el contrario, siente que pertenece a la iglesia verdadera – la realidad espiritual cuya única cabeza es Cristo y no un hombre que supuestamente es su vicario – y que es gozosamente libre al no formar parte de una entidad que pretende ser exclusivamente la única Iglesia cuando, en realidad, su realidad es diametralmente opuesta a la que aparece en las Escrituras.

Por lo tanto, lo que muchos católicos contemplan como una desgracia, los protestantes lo viven como un privilegio y lo que, a su vez, muchos católicos ven como un privilegio, los protestantes lo contemplan como una servidumbre humana, contraria a lo enseñado por Jesús y los apóstoles y, por tanto, intolerable.

Esa perspectiva debe ser entendida siquiera para evitar malentendidos como los de creer que se habla de lo mismo cuando, a decir verdad, se utilizan las mismas palabras, pero con contenidos muy diferentes.

Continuará: ¿Vicario de Cristo y Sumo pontífice?

Artículos anteriores de esta serie:
1 Juan Calvino y la Inquisición
2 Enrique VIII y los protestantes ingleses
3 Inglaterra y María la sanguinaria
4 Cisneros ¿precursor de la Reforma?
5 Juan de Valdés y la Reforma en España
6 Juan de Valdés huye de la Inquisición
7 Españoles del siglo XVI con la Reforma

Abusos sexuales: el problema de modernización de la Iglesia Católica

Abusos sexuales: el problema de modernización de la Iglesia Católica

por Jonathan Valenzuela®
Vaticano | Abril 21, 2010


¿Cómo modernizar una institución milenaria sin trastocar la fe tradicional de los fieles católicos? Es la pregunta que debe hacerse dentro de los altos mandos de la Iglesia Católica, a raíz de los numerosos casos de abusos sexuales llevados a cabo por diferentes clérigos. Incluso acá en Chile, ya se ha confirmado 20 casos de este tipo de actos.

No es algo tan simple. La última gran reforma de la Iglesia Católica se llevó a cabo hace más de 400 años, cuando la crisis del catolicismo llevó a generar una división entre el catolicismo y el protestantismo, obra y gracia de Martín Lutero, entre otros. Además, se subdividió la Iglesia Católica, naciendo el anglicanismo, como una de las consecuencias de este cisma de la reforma. Y sin mencionar a la Iglesia Católica Ortodoxa, que empezó a tomar forma en esa época.

En dicha época, ya había tomado relevancia el tema del celibato sacerdotal. Los diferentes concilios ecuménicos que se habían llevado a cabo hasta antes de trataron con cada vez más relevancia el tema del celibato, por cuanto existía una discusión en torno a sí era válido o no. El Concilio de Letrán III, llevado a cabo en 1179, fue uno de los que se pronunció respecto del tema, prohibiendo a los clérigos a recibir mujeres en sus aposentos, o frecuentar monasterios de monjas.

De todos modos, fue el Concilio de Trento en el que se estableció el celibato obligatorio para los clérigos, y que fue la génesis de la contrarreforma católica, como respuesta a las 95 tesis de Lutero, piedra angular de la reforma protestante. Todo esto en un contexto en el que la Iglesia Católica llevaba más de un siglo cayendo en un descrédito peligroso.

Después de este concilio, dos más se llevaron a cabo hasta nuestros días. El primero, el Concilio Vaticano I, desarrollado en 1869, y el Concilio Vaticano II, entre 1959 y 1965. El Papa Pablo VI confirmó el celibato de forma obligatoria en 1967, frente a movimientos católicos de renovación durante este último concilio. Estamos hablando entonces, de más de casi 900 años de discusión respecto del tema del celibato, si es que no es más.

Volvamos al principio ¿Cómo modernizar la Iglesia Católica Apostólica Romana en este aspecto? Sobre todo si se ha pregonado la idea de que “una persona célibe puede dedicarse completamente a ser del agrado de Dios”, como dice Pablo en la biblia, y tomando en cuenta los ejemplos de personajes célibes y santos de esta religión, partiendo por el mismo Jesús.

Se ha establecido (o más bien, la Iglesia, como institución), ha establecido este dogma sobre sus clérigos y sobre los fieles en general. Un cambio en el mismo podría generar divisiones en la institución, como ocurrió hace 400 años. En ese tiempo, el humanismo estaba despertando. Hoy la post-modernidad representa una gran amenaza para la religión católica si es que quiere establecer algún cambio en ese contexto.

Pero más allá de eso, y retomando el cambio sistemático que supone esta modificación, el hecho de un clérigo con familia ya supone establecer un método de remuneraciones para el mismo, puesto que el dedicarse sólo a esta labor, no le genera el ingreso suficiente, hoy en día, como para mantener una familia. Esta problemática ya había hecho eco hace muchos siglos. Uno de los argumentos que defendía el celibato eran los problemas de propiedad que se generaban cuando los clérigos fallecían, y su descendencia reclamaba todos los bienes de éste, en los que se incluye la parroquia.

Ahora, hay expertos que no relacionan el hecho del celibato con los abusos sexuales que tan en boga han tenido a la Iglesia Católica. En el libro “Pedofilia y Sacerdotes: anatomía de una crisis contemporánea”, escrito por el profesor de Historia y Estudios Religiosos, Philip Jenkins, éste señala que sólo un 0,2% de los sacerdotes católicos han sido abusadores sexuales de menores de edad. Una cifra que podría ser real, pero que no justifica el hecho de que se hace necesario discutir nuevamente el tema, sobre todo, considerando que estos casos no se han ido develando sólo ahora, sino que hay un historial casi milenario de este tipo de actos. Por lo menos, se ha puesto en la palestra una vez más.

http://revistalapagina.com/2010/04/21/abusos-sexuales-el-problema-de-modernizacion-de-la-iglesia-catolica/

Iglesia católica se pronuncia ante la crisis política que enfrenta Nicaragua

Iglesia católica se pronuncia ante la crisis política que enfrenta Nicaragua
La Conferencia Episcopal de Nicaragua está sumamente preocupada por la ola violencia política desatada por sectores afines al gobernante Daniel Ortega. Mientras que la Alianza Evangélica se prepara para una convocatoria masiva de oración y humillación para que cese la ola de violencia en el país.
Nicaragua | Lunes 26 de Abril, 2010 | Por Nínro Ruíz Peña

(NoticiaCristiana.com).


Nicaragua está pasando por una de las tantas crisis políticas que ha tenido que ha tenido que enfrentar. Todo el meollo del asunto se debe a que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, promulgó un decreto inconstitucional por el que magistrados sandinistas prolongarían su mandato.

Al respecto la Conferencia Episcopal de Nicaragua, está sumamente preocupada por la ola violencia política desatada por sectores afines al gobernante Frente Sandinista que lidera el presidente Daniel Ortega.

“Situación es grave y nos vamos a pronunciar en las próximas horas de forma urgente. Es inminente”, expresó una fuente de la Iglesia Católica de Managua, quien lamentó ver en los canales locales las imágenes violentas que solo reflejan lo mal que está la situación del país.

“Esto es gravísimo, es el sentir de los obispos y queremos reflexionar con nuestro pueblo. Nos da pena esto que está pasando. Nicaragua necesita paz y trabajo”, expreso la fuente.

El temor se ha apoderado en los diputados liberales y de otros partidos porque no han podido sesionar en la Asamblea Nacional ya que turbas sandinistas (afines al Gobierno de Daniel Ortega) sitiaron por completo el lugar, para los diputados no anulen el decreto del presidente Ortega.
Para colmo la Policía Nacional y su jefa Aminta Granera, se ha mostrado incapaz de controlar la situación que tiene en una zozobra de inseguridad a la población nicaragüense después que cuatro miembros de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional y otros cuatro legisladores de la oposición al Gobierno de Ortega fueran impedidos de entrar a las instalaciones de la Policía Nacional, en Plaza El Sol en Managua, donde habían llegado a solicitar protección policial a la primera comisionada y jefa Granera.

Oscar Moncada, primer vicepresidente; Carlos García, segundo vicepresidente; Wilfredo Navarro, primer secretario; y Alejandro Ruíz, segundo secretario de la Junta Directiva del Parlamento; y los legisladores Jamileth Bonilla y Salvador Talavera no pudieron reunirse con la primera comisionada luego de que un oficial, supuesto escolta del presidente Daniel Ortega, les advirtiera que no podían ingresar a esas instalaciones.
El diputado Wilfredo Navarro responsabilizó a Granera de cualquier acto vandálico que los perjudique a él y a sus colegas, ya que la funcionaria “no quiso recibirnos para hablar de nuestra seguridad porque no habíamos programado cita con antelación”.

Por otro lado la Alianza Evangélica Nicaragüense (AENIC), realizó el pasado sábado, 24 de Abril, de 3:30 p.m. a 6:00 p.m., en Plaza Parque de la Biblia, un tiempo de oración y humillación por Nicaragua, con motivo de clamor al Señor Jesucristo por la estabilidad política nacional. Esta convocatoria se llevo a cabo en conjunto con todos los líderes nacionales, de las iglesias evangélicas, en especial las iglesias de Managua.

Anglicanos renuncian a su independencia y se unen a los católicos

15:57 22/02/2010, nruiz,

Se nota que el Vaticano, está implementando estrategias muy bien estudiadas, porque esta vez el Papa Benedicto XVI, creará un espacio en la Iglesia Católica para los anglicanos tradicionalistas, quienes han renunciado a su independencia.

Claro que está, que la oferta del Benedicto XVI, no incluye que den misa las mujeres y no casamiento entre homosexuales, dicho estatuto lo comparten medio millón de anglicanos conservadores, a nivel mundial hay .

El Vaticano, admitirá que aquellos sacerdotes anglicanos que estén casados puedan continuar su ministerio dentro de la Iglesia, aunque nunca podrán llegar a obispos. Los que ya tengan tiara espiscopal (triple autoridad) deberán conformarse con un sacerdocio.

El anuncio se realizó en la Santa Sede el prefecto para la Congregación de la Doctrina de la Fe. El Vaticano, sintetizará cómo se hará esta conversión en una Constitución apostólica, que se publicará muy pronto.

La reunificación podría tener lugar antes de la Pascua de 2010, tiempo exacto para la beatificación de Henry John Newman, un anglicano convertido al catolicismo.

Aunque se desconoce porqué la Iglesia Anglicana se convirtió al catolicismo, es una acción insólita, ya que es la primera vez que una comunidad importante nacida tras la Reforma protestante quiera regresar a la obediencia del Papa de Roma.

El obispo de Canterbury, Rowan Williams, consideró que el gesto del Papa, es un paso más en el diálogo ecuménico entre dos Iglesias que no renuncian a “abrazar la unidad”.

copiado de

Anglicanos renuncian a su independencia y se unen a los católicos

Hans Küng: “La Iglesia Católica ha vuelto a la Edad Media”

Hans Küng: “La Iglesia Católica ha vuelto a la Edad Media”

Entrevista a Hans Küng, teólogo crítico con la jerarquía eclesiástica

Entrevistas – 15/04/2009 9:30 – Autor: Euronews – Fuente: 

gran_Hans_Kung_teologo

Hans Küng, teólogo.
Tubinga, en el sur de Alemania. Aquí se cruzaron las vidas de dos figuras de la Iglesia católica en los años 60. Es la ciudad donde el teólogo Hans Küng propuso a Josef Ratzinger -el Papa Benedicto XVI- que diera clases en la Universidad Católica.

Pero la evolución de ambos fue muy diferente. Mientras que Ratzinger conmocionado por la revuelta estudiantil del 68 adoptaba postulados más conservadores, Hans Küng, “super-estrella” de la teología europea, se transformaba en crítico de la jerarquía eclesiástica y abogaba por el fin del celibato y se posicionaba a favor de los métodos anticonceptivos.

Los dos participaron en el Concilio Vaticano II, un acontecimiento mayor para la Iglesia Católica, que marcó su apertura al mundo moderno y al diálogo interconfesional.

Varias décadas más tarde, esto es lo que piensa el “alter ego” de Jospeh Ratzinger sobre el Papa

euronews: “El intento del Papa Benedicto XVI de reinsertar a los integristas de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X en la Iglesia católica ha desencadenado una oleada de indignación. ¿Puede alguien que pone en duda el holocausto ser miembro de la Iglesia católica?”.

Hans Küng: “No. Yo creo que alguien que pone en duda el holocausto no puede permanecer en la Iglesia católica. El extermino judío ha sido el mayor crimen en la historia de la humanidad. Murieron seis millones de personas.

Y recuerdo que durante el Concilio Vaticano II ya defendí que el antisemitismo de los nazis tenía su origen en el antijudaísmo plurisecular de las iglesias cristianas.

Empezando por el luteranismo. Lutero era de todo menos amigo de los judíos.

Y de esa forma, las iglesias cristianas y nosotros, como cristianos, acarreamos una enorme culpabilidad con respecto a los judíos.

Pero como quiero ser justo, me gustaría añadir que también los judíos tienen que acatar el principio de tolerancia. El Estado de Israel, que se define como un Estado judío, debe probar su tolerancia con los árabes. Y debe aceptar que los palestinos construyan finalmente su propio Estado”.

euronews: “Los obispos se jubilan a los 75 años, para los cardenales la edad límite son los 80. El Papa, sin embargo, cumplirá pronto 82 años. ¿Cree que debería jubilarse?”.

Hans Küng: “Yo no le recomendaría que dimitiese. Es más bien todo el sistema de la jerarquía católica el que ya no funciona. El Papa ni siquiera tiene un gabinete. El Papa hace y decide todo solo. Esa no es forma de gobernar en pleno siglo XXI. Me doy cuenta de que desgraciadamente todo depende del Papa. Estamos aún en un sistema absolutista comparable a la época de Luis XIV”.

euronews: “¿Debemos deducir que las relaciones entre el catolicismo por una parte y el judaísmo por otra han sufrido un daño irreparable?”

Hans Küng: “Yo no hablaría de daño irreparable. Sin embargo, sí que se constata un daño duradero. Mantengo un estrecho contacto con un rabino de Berlín que me dice: “Los daños no se pueden reparar de un día para otro”.

La gente ya no confía en el Papa. Es lo que sucede también entre los musulmanes. Cabezas visibles de la comunidad islámica y otras personalidades religiosas destacadas comienzan a desconfiar del Papa y dicen que no es un interlocutor fiable”.

euronews: “Usted fue uno de los artífices del Concilio Vaticano II, de hecho participó en él. ¿Cree que, hoy por hoy, en 2009, la historia de la Iglesia retrocede hacia la Edad Media? ¿Cree que se están poniendo en tela de juicio las reformas del Concilio Vaticano II?”

Hans Küng: “Sí, totalmente. La Iglesia Católica ha dado marcha atrás y vuelve a la Edad Media, a la contrareforma y al antimodernismo”.

euronews: “En su opinión, ¿Por qué ese Concilio Vaticano II sigue siendo tan importante en 2009? ¿Qué debemos salvar de él?”

Hans Küng: “Antes de aquel concilio, estábamos estancados en la Edad Media católico-romana. Luchábamos contra la reforma. Y organizamos una contrareforma. Nosotros, la Iglesia Católica, luchamos contra los tiempos modernos. En ese contexto, el Concilio Vaticano II es muy importante. Fue un verdadero combate para implantar la libertad de religión, la libertad de cociencia.

Fue extremadamente apasionante. Y en esa época, Josef Ratzinger y yo mismo compartíamos las mismas ideas y pensamientos.

Las consecuencias de todo aquello fueron enormes, históricas: Concretamente, la Iglesia Católica se abrió al diálogo con el judaismo, porque antes las relaciones estaban envenenadas.

Se produjo también una apertura hacia el Islam y otras grandes religiones. Y hacia las ciencias modernas, hacia la cultura moderna, de la democracia, de los derechos humanos. Como vé son muchas cosas. Si anulásemos todo eso, la Iglesia se transformaría en un castillo fortificado. Y eso llevaría al éxodo de quienes no quieren esa vuelta atrás”.

euronews: “El Papa acaba de estar en África. Si lee las portadas de la prensa internacional, sobre todo alemana y francesa, se vierten críticas bastante duras por las declaraciones del Benedicto XVI sobre la lucha contra el sida y la contracepción. ¿Cuál es el balance de ese viaje?”

Hans Küng: “El Papa es sin duda un personaje que encarna la esperanza en la lucha contra los regímenes corruptos y contra los dictadores. Por eso me entristece que no haya sabido aprovechar esta oportunidad para decirle a la gente que una planificación familiar razonable y una contracepción razonada son justificables”.

euronews: “¿Y cómo cree que debería gestionar las relaciones entre la cristiandad y el Islam?”

Hans Küng: “Hace muchos años, el Papa Benedicto cometió un error; su discurso en Ratisbona. Ese día acusó al Islam de ser una religión violenta. Sin embargo, corrigió sus palabras, aceptó la invitación para viajar a Turquía y dio su visto bueno a la redacción común de un documento cristiano-musulmán. Creo que entonces dió un paso en la dirección adecuada”.

euronews: “Desde el Concilio Vaticano II, la Iglesia Católica acepta, por simplificar un poco, el principio de separación entre la Iglesia y el Estado. Ese no es siempre el caso en la religión musulmana. ¿Cree que eso supone un problema?”.

Hans Küng: “La Iglesia Católica no aceptó las ideas de los derechos humanos y la tolerancia hasta la época de Juan XXIII y del Concilio Vaticano II.

La Iglesia católica tardó mucho tiempo en llegar a ese punto. Por eso, deberíamos comprender que también los musulmanes necesiten tiempo.

Pero actualmente hay signos positivos, por ejemplo en Turquía.

Es muy importante que el Islam construya un modelo nuevo para redefinir la relación entre la religión por una parte y el Estado por otra”.

Fuente: webislam

BENEDICTO XVI Y EL FALSO ECUMENISMO

BENEDICTO XVI Y EL FALSO ECUMENISMO

Estaba leyendo la publicación de hoy del Vatican Information Service correspondiente al 18-07-08.

El título dice así: CAMINO ECUMENISMO LLEVA A CELEBRACION COMUN EUCARISTIA

 

Benedicto XVI, el Papa Democrático

Benedicto XVI, el Papa Democrático

Y leo lo siguiente

“Australia es un país que se caracteriza por la gran diversidad étnica y religiosa -dijo- y una nación que reconoce la importancia de la libertad religiosa. Éste es un derecho fundamental que (…) consiente a los ciudadanos comportarse según valores enraizados en sus convicciones más profundas, contribuyendo así al bienestar de toda la sociedad“.

De tal modo creo entender que la “diversidad” religiosa y la “libertad religiosa” (entiéndase por esto que cada uno crea en lo que quiera y así lo exprese privada y publicamente) es un bien. Contribuyen los ciudadanos, comportándose según los valores propios de sus “creencias” al “bienestar de toda la sociedad”. Además el derecho fundamental no es la libertad religiosa, es conocer la verdad y obrar en consecuencia.

El Santo Padre observó que el movimiento ecuménico se encontraba “en un punto crítico” y que para progresar era necesario “pedir a Dios que renueve nuestras mentes con la gracia del Espíritu Santo, que habla a través de las Escrituras y nos guía a la verdad completa” y “estar en guardia ante cualquier tentación de considerar la doctrina como fuente de división y por tanto como impedimento de la tarea urgente e inmediata de mejorar el mundo en que vivimos”.

Quiere decir esto que todos, inclusive la Santa Iglesia Católica debe aun ser guiada, junto a los paganos,  judíos, musulmanes, herejes y cismáticos, y porque no de los ateos, a la “verdad completa”. Y además vemos, según nos ha enseñado hoy Benedicto XVI, que hay que evitar “cualquier tentación de considerar la doctrina como fuente de división

Dice mas:

“El diálogo ecuménico avanza no solo mediante el intercambio de ideas, sino con la división de los dones que nos enriquecen mutuamente. El fin de la “idea” es alcanzar la verdad

¿Debo entender que la Santa Iglesia Católica que es Una, Santa y Apostolica se enriquece con la presencia de los protestantes y ortodoxos? No quiero preguntar mas allá. Porque quizás nos debemos enriquecer de los “hermanos mayores” y de los musulmanes, etc. etc. Claro está que la idea es “alcanzar la verdad”, ¿incluso será esto para la Iglesia Divinamente Fundada por Jesucristo? ¿No es Él acaso “la Verdad”? ¿Y no le poseemos?

Finalmente y a la luz de lo que el Papa manifiesta anteriormente y que hemos mostrado en este comentario nos topamos con este crucial párrafo:

“Cada elemento de la estructura de la Iglesia es importante, pero todos se tambalearían y derrumbarían sin la piedra angular que es Cristo. Como “ciudadanos” de esta “casa de Dios”, los cristianos deben actuar juntos para que el edificio sea estable, de forma que otras personas se sientan atraídas a entrar y descubrir los abundantes tesoros de gracia que se encuentran dentro”.

Creo ver que “la Iglesia” está formada por elementos, los que serían nada mas y nada menos que los protestantes y ortodoxos. Y que ademas todos debemos actuar juntos para que el edificio no se desmorone, permanezca estable.

Luego ¿debo entender de esto que sin los protestantes y ortodoxos (y todos los que el Papa identifica como “cristianos”) tenemos una iglesia incompleta? ¿Sin ellos tambalearíamos y nos derrumbaríamos?

Y con ellos (y con Cristo claro como piedra angular) se mantendría estable y fija la Iglesia.

¿A qué Iglesia se refiere Benedicto XVI? Porque no logro asimilar esa Iglesia de los mal llamados “cristianos” que con su fidelidad a sus creencias favorece el bienestar de toda la sociedad, con la Santa Iglesia Católica.

O la Iglesia Católica Apostólica Romana ES LA IGLESIA DE CRISTO, en absoluta relación de igualdad (no “subsiste en” sino que “ES”), que tiene la plenitud absoluta de la Unidad en sí misma, que no necesita de ningún nefando hereje o cismático para estar absolutamente completa…

O la Iglesia Católica Apostólica Romana ES el Cuerpo Místico de Cristo y su Esposa Inmaculada…

O deberé ser inconsecuente con el Magisterio, la Sagrada Escritura y los Santos Padres y entonces dejarme de llamar católico y pasar a llamarme “cristiano ecuménico en plena comunión con Benedicto XVI”

AMDG

http://radiocristiandad.wordpress.com/2008/07/18/benedicto-xvi-y-el-falso-ecumenismo/

Leonel de amores con la Iglesia

De buena tinta – Leonel (Fernandez) de amores con la Iglesia

Como van las cosas, si Leonel Fernandez, presidente de los dominicanos, reza un poco lo llevan a los altares

El periódico digital de la República Dominicana, publica un artículo sobre el romance que vive el presidente de los dominicanos con la iglesia católica.

La Iglesia sólo se preocupa de no caer en las manos de Lutero. Incluso en el siglo XVI, prefirió el cisma antes que someterse a la Reforma, y luego se corrigió en la Contrarreforma, como una manera de purgarse a sí misma.

Sin embargo, los políticos del patio intentan siempre involucrarla en la política menuda, estableciendo adhesiones que en la mayoría de los casos son fementidas, o provocando coros que desentonan por la naturaleza de las voces.

Al Cardenal López Rodríguez se lo cargaron como un activo político al presidente Fernández, sólo porque no anatemizó su reelección como hizo con la de Hipólito Mejía. Dicen que el Metro no arrancaba y que con un Padre Nuestro funcionó de maravillas.

Lo bueno de la historia es que querían contraponerlo con el arzobispo De la Rosa y Carpio, a quien creían de la oposición. La misa en acción de gracias del Cardenal lo confirmó.

Ahora ¿Qué dirán con la segunda misa, pues no sólo la presidió De la Rosa y Carpio, sino que fue celebrada en Roma? El remate fue el anuncio de la visita del Papa, un año antes de la entrega del poder.

¿Cómo es que Leonel se ha hecho tan enllave de la Iglesia que comulga con todas sus tendencias? Si rezara un chin lo canonizaran.

Anteriores Entradas antiguas