Sobre la Eucaristia

View this document on Scribd

La naturaleza de la presencia de Cristo en la Cena del Señor, según Juan Calvino

View this document on Scribd

¿Qué significa comer su cuerpo y beber su sangre?

View this document on Scribd

La naturaleza de la presencia de Cristo en la Cena del Señor

View this document on Scribd

BENEDICTO XVI Y EL FALSO ECUMENISMO

BENEDICTO XVI Y EL FALSO ECUMENISMO

Estaba leyendo la publicación de hoy del Vatican Information Service correspondiente al 18-07-08.

El título dice así: CAMINO ECUMENISMO LLEVA A CELEBRACION COMUN EUCARISTIA

 

Benedicto XVI, el Papa Democrático

Benedicto XVI, el Papa Democrático

Y leo lo siguiente

“Australia es un país que se caracteriza por la gran diversidad étnica y religiosa -dijo- y una nación que reconoce la importancia de la libertad religiosa. Éste es un derecho fundamental que (…) consiente a los ciudadanos comportarse según valores enraizados en sus convicciones más profundas, contribuyendo así al bienestar de toda la sociedad“.

De tal modo creo entender que la “diversidad” religiosa y la “libertad religiosa” (entiéndase por esto que cada uno crea en lo que quiera y así lo exprese privada y publicamente) es un bien. Contribuyen los ciudadanos, comportándose según los valores propios de sus “creencias” al “bienestar de toda la sociedad”. Además el derecho fundamental no es la libertad religiosa, es conocer la verdad y obrar en consecuencia.

El Santo Padre observó que el movimiento ecuménico se encontraba “en un punto crítico” y que para progresar era necesario “pedir a Dios que renueve nuestras mentes con la gracia del Espíritu Santo, que habla a través de las Escrituras y nos guía a la verdad completa” y “estar en guardia ante cualquier tentación de considerar la doctrina como fuente de división y por tanto como impedimento de la tarea urgente e inmediata de mejorar el mundo en que vivimos”.

Quiere decir esto que todos, inclusive la Santa Iglesia Católica debe aun ser guiada, junto a los paganos,  judíos, musulmanes, herejes y cismáticos, y porque no de los ateos, a la “verdad completa”. Y además vemos, según nos ha enseñado hoy Benedicto XVI, que hay que evitar “cualquier tentación de considerar la doctrina como fuente de división

Dice mas:

“El diálogo ecuménico avanza no solo mediante el intercambio de ideas, sino con la división de los dones que nos enriquecen mutuamente. El fin de la “idea” es alcanzar la verdad

¿Debo entender que la Santa Iglesia Católica que es Una, Santa y Apostolica se enriquece con la presencia de los protestantes y ortodoxos? No quiero preguntar mas allá. Porque quizás nos debemos enriquecer de los “hermanos mayores” y de los musulmanes, etc. etc. Claro está que la idea es “alcanzar la verdad”, ¿incluso será esto para la Iglesia Divinamente Fundada por Jesucristo? ¿No es Él acaso “la Verdad”? ¿Y no le poseemos?

Finalmente y a la luz de lo que el Papa manifiesta anteriormente y que hemos mostrado en este comentario nos topamos con este crucial párrafo:

“Cada elemento de la estructura de la Iglesia es importante, pero todos se tambalearían y derrumbarían sin la piedra angular que es Cristo. Como “ciudadanos” de esta “casa de Dios”, los cristianos deben actuar juntos para que el edificio sea estable, de forma que otras personas se sientan atraídas a entrar y descubrir los abundantes tesoros de gracia que se encuentran dentro”.

Creo ver que “la Iglesia” está formada por elementos, los que serían nada mas y nada menos que los protestantes y ortodoxos. Y que ademas todos debemos actuar juntos para que el edificio no se desmorone, permanezca estable.

Luego ¿debo entender de esto que sin los protestantes y ortodoxos (y todos los que el Papa identifica como “cristianos”) tenemos una iglesia incompleta? ¿Sin ellos tambalearíamos y nos derrumbaríamos?

Y con ellos (y con Cristo claro como piedra angular) se mantendría estable y fija la Iglesia.

¿A qué Iglesia se refiere Benedicto XVI? Porque no logro asimilar esa Iglesia de los mal llamados “cristianos” que con su fidelidad a sus creencias favorece el bienestar de toda la sociedad, con la Santa Iglesia Católica.

O la Iglesia Católica Apostólica Romana ES LA IGLESIA DE CRISTO, en absoluta relación de igualdad (no “subsiste en” sino que “ES”), que tiene la plenitud absoluta de la Unidad en sí misma, que no necesita de ningún nefando hereje o cismático para estar absolutamente completa…

O la Iglesia Católica Apostólica Romana ES el Cuerpo Místico de Cristo y su Esposa Inmaculada…

O deberé ser inconsecuente con el Magisterio, la Sagrada Escritura y los Santos Padres y entonces dejarme de llamar católico y pasar a llamarme “cristiano ecuménico en plena comunión con Benedicto XVI”

AMDG

http://radiocristiandad.wordpress.com/2008/07/18/benedicto-xvi-y-el-falso-ecumenismo/