El metro de ahora… no es como los de antes

El metro de ahora… no es como los de antes

22 Sep 2008 

PatronMetro

Medir un metro parece una cosa fácil.

Cogemos una cinta métrica, la estiramos, marcamos entre el cero y el número cien (centímetros), y listos.

Pero claro, hace falta una referencia, algo que sea único y nos diga respecto a qué se mide ese metro. O lo que es lo mismo, nos hace falta un patrón, a partir del cual definir nuestro famoso metro.

El primer patrón de longitud apareció durante el siglo XVIII, y surgió de la disputa entre unos científicos. En 1790, el matemático, físico y astrónomo Huygens tenía la siguiente propuesta de patrón: con un péndulo de características determinadas, se medía la oscilación realizada durante un periodo de un segundo. Y a eso, se le llamaría metro.

Al parecer, la propuesta de Huygens no tuvo mucho éxito, ya que el año siguiente fue desbancada por otra con un despliegue de medios más llamativo. Se trataba de medir un meridiano de la Tierra, coger la diez millonésima parte de éste, y llamarla metro.

Aunque esta nueva propuesta fue criticada por no tener en cuenta la forma de la Tierra (y por cierto, el crítico no fue otro que el creador del primer patrón, Huygens), mantuvo su posición hasta 1975, cuando se creó un patrón de latón. Sin duda, algo más práctico, aunque con los problemas que tiene cualquier material ante variaciones de temperatura, entre otros.

Así, tras varios patrones que fueron conjugando materiales como la plata, el iridio o el platino, se llega a 1927, cuando se define el metro como la distancia entre las dos marcas del patrón de platino con 10% de iridio a 0 °C y 1 atmósfera.

Pero cuando todo parecía indicar que el patrón iba a ser algo físico, algo que se podía tener en la mano, llega el cambio en 1960, cuando se define el metro como 1.650.763,73 oscilaciones en el vacío de onda de la radiación emitida por el salto cuántico entre ciertos niveles de un átomo de criptón.

Se puede decir que los científicos no buscaban lo que se dice un patrón comprensible a primera vista.

Y esto fue así hasta 1983, cuando se hizo el último cambio de patrón. En la actualidad, se conoce el metro como ladistancia recorrida por la luz en el vacío durante 1/299 792 458 segundos.

Pero no os preocupéis.

Vosotros seguid midiendo con vuestra cinta métrica, que tampoco os estaréis equivocando de mucho.

Más información | El metro como unidad de medida

Leonel de amores con la Iglesia

De buena tinta – Leonel (Fernandez) de amores con la Iglesia

Como van las cosas, si Leonel Fernandez, presidente de los dominicanos, reza un poco lo llevan a los altares

El periódico digital de la República Dominicana, publica un artículo sobre el romance que vive el presidente de los dominicanos con la iglesia católica.

La Iglesia sólo se preocupa de no caer en las manos de Lutero. Incluso en el siglo XVI, prefirió el cisma antes que someterse a la Reforma, y luego se corrigió en la Contrarreforma, como una manera de purgarse a sí misma.

Sin embargo, los políticos del patio intentan siempre involucrarla en la política menuda, estableciendo adhesiones que en la mayoría de los casos son fementidas, o provocando coros que desentonan por la naturaleza de las voces.

Al Cardenal López Rodríguez se lo cargaron como un activo político al presidente Fernández, sólo porque no anatemizó su reelección como hizo con la de Hipólito Mejía. Dicen que el Metro no arrancaba y que con un Padre Nuestro funcionó de maravillas.

Lo bueno de la historia es que querían contraponerlo con el arzobispo De la Rosa y Carpio, a quien creían de la oposición. La misa en acción de gracias del Cardenal lo confirmó.

Ahora ¿Qué dirán con la segunda misa, pues no sólo la presidió De la Rosa y Carpio, sino que fue celebrada en Roma? El remate fue el anuncio de la visita del Papa, un año antes de la entrega del poder.

¿Cómo es que Leonel se ha hecho tan enllave de la Iglesia que comulga con todas sus tendencias? Si rezara un chin lo canonizaran.