Así era el dormitorio de un neandertal

Así era el dormitorio de un neandertal


Numerosos científicos, entre los que se encuentran el reconocido antropólogo Eudard Carbonell, avalan la teoría de que los neandertales eran mucho más sofisticados e inteligentes de lo que se creía. Un nuevo estudio viene a aportar un dato más que confirma esta hipótesis.

FUENTE | ABC Periódico Electrónico S.A. 19/02/2010

Los neandertales distribuían el espacio de sus viviendas y reservaban el más protegido y caliente como uso exclusivo para dormir y descansar: su propio dormitorio. Hasta ahora, este tipo de habitaciones sólo habían podido ser documentadas en lugares utilizados por la especie Homo sapiens.

La investigación ha sido realizada por científicos del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES) y aparece publicada en la revista Current Anthropology. Los expertos sugieren que los grupos neandertales que vivieron en el Abric Romaní (Capellades, Barcelona) hace 55.000 años tenían una habitación reservada al descanso, de manera similar a cómo lo hacen actualmente las sociedades cazadoras recolectoras. El cuarto, de unos diez o quince metros cuadrados, estaba situado en la zona más interna y protegida. En él cabían unos seis u ocho individuos. Ahí no se hacía más que dormir. Queda claro que no se trabajaba, ya que no existe presencia de industria lítica -no hay señales de confección de instrumentos ni fósiles de fauna-, ni se cocinaba. Sin embargo, sí se ha detectado la presencia de consumo de «snacks» a partir de las sobras de una anterior comida, como los más glotones se llevan una galleta o una chocolatina a la cama.

DISTINTA FORMA DE HACER FUEGO

El hallazgo «es un hecho poco contrastado en especies anteriores en el registro mundial y posiblemente el nivel N del Abric Romaní sea uno de los pocos casos bien documentados atribuidos a los neandertales», ha asegurado Josep Vallverdú, investigador del IPHES. Según los científicos, en el área de dormitorio se han identificado cinco estructuras de combustión ubicadas en intervalos de un metro, un patrón parecido al de las poblaciones modernas. La forma de hacer fuego en esta habitación era diferente al resto. En el cuarto las estructuras de combustión se hacen siempre encima de la anterior, generan pocos residuos y muchos sedimentos quemados. En otras áreas, las fogatas se yuxtaponen lateralmente y tienen espesores importantes de residuos de combustión.

Anuncios

Reina el asombro: Marineros entre los antecesores humanos «primitivos»

21:29 18/02/2010,

Santiago Escuain

18 febrero 2010 — ¿Acaso sería más chocante el titular si dijese: «Aparece un iPod en la Tumba de Tutankamón»? Heather Pringle comenzaba un reportaje en National Geographic News con estas palabras: «No se suponía que fuese a ser así». Se han descubierto en la isla de Creta herramientas de piedra a las que se atribuye una edad de hasta 130.000 años.

La navegación es una característica cultural del hombre. El hallazgo de restos culturales en islas comporta consecuencias de peso contra las especulaciones de la antropología evolutiva. Grabado que representa una nave hawaiana, obra de John Webber, artista a bordo del barco de James Cook, ca. 1781.

Como se cree que Creta ha estado rodeada por las aguas del Mediterráneo durante cinco millones de años, esto significa que antecesores humanos que se creían demasiado primitivos para exhibir una conducta moderna fueron navegantes intencionales. Además, los cientos de herramientas de piedra que se han descubierto en nueve yacimientos sugieren que hubo grupos de ellos que llegaron para establecer poblaciones sostenibles. No llegaron allá por un acaso. Esto implica intención, propósito, «curiosidad y el deseo de explorar». ¿De qué manera afectará esto a las actuales teorías acerca del origen de los humanos?

Se creía que los antiguos humanos de este período no eran capaces de inventar barcos, o siquiera unas simples balsas —siendo que la tecnología se considera como una expresión de conducta moderna. El Homo sapiens con su práctica de conductas modernas, como la ornamentación con joyas y la expresión artística no comenzó a aparecer hasta hace alrededor de cien mil años.

Pero los nuevos descubrimientos indican que estos antecesores humanos eran capaces de una planificación, cooperación y construcción de mucha mayor sofisticación —en este caso, la construcción de barcos— que lo que se sugeriría con sus simples herramientas de piedra.

«Me quedé atónito«, decía [Curtis] Runnels [de la Universidad de Boston]. «La idea de descubrir herramientas de este período tan remoto en Creta era casi tan increíble como encontrar un iPod en la tumba del Faraón Tut».

Según la línea cronológica evolucionista, los navegantes deben haber sido Homo neanderthalensis o incluso Homo erectus. La suposición es que los antecesores humanos llegaron caminando desde África. Ahora esto deja patente que pudieron también haber llegado en barco. Sin duda, este descubrimiento respaldará las polémicas afirmaciones de que el Homo erectus era capaz de construir embarcaciones (véase, por ejemplo, 20/10/2003, en inglés), y que los «Hobbits» llegaron a la isla de Flores por vía marítima.

Los antropólogos que nunca pensaron en buscar indicios en las islas tendrán que comenzar a investigar. «Si humanos antiguos estaban atravesando el Mediterráneo, dice Runnels, entonces podrían desde luego haber atravesado otros obstáculos marítimos, como el Mar Rojo o el Golfo de Adén», escribe Pringle. Y Runnel añade: «Y esto significa que las suposiciones que aceptábamos —que la colonización de Eurasia fue realizada por homíninos primitivos desplazándose por vía terrestre a través del Próximo Oriente en dirección a la India y más allá— tendrán que ser revisadas».

Unas cuantas sorpresas como esta son equivalentes a un conejo en el precámbrico (véase Más sorpresas para Darwin). Si los evolucionistas se niegan a prestar atención al elefante en medio del salón, no es de esperar que se den cuenta de los conejos saltando alrededor de sus pies, y menos de los faraones con iPods.

Una sencilla aplicación del Teorema de Bayes puede valorar el peso de la hipótesis evolutiva a la luz de estos nuevos datos. La hipótesis es que el hombre moderno emergió procedente de antecesores primitivos a lo largo de millones de años. La mayoría de antropólogos evolutivos consideraba que la anterior probabilidad de esta hipótesis era elevada. Los datos nos hablan de herramientas de piedra en una isla, lo que exige unas sofisticadas capacidades de navegación marina. La probabilidad de los datos es 1, por cuanto son materia de observación. La probabilidad de estos datos en base a la hipótesis es sumamente baja. La probabilidad de la hipótesis ha quedado considerablemente reducida. Por tanto, la probabilidad posterior de la hipótesis, dados los datos, que es el producto de la probabilidad de que apareciesen estos datos si se concedía la hipótesis, por la probabilidad de la hipótesis, dividido ello por la probabilidad de los datos, ha quedado considerablemente reducida. La hipótesis darwinista queda rechazada.

Si usamos la misma actualización de las probabilidades, podemos valorar la probabilidad de la hipótesis de la creación. Afirma que el hombre ha sido siempre inteligente y capaz de una conducta deliberada y simbólica. Un accesorio de la hipótesis de la creación es que la tecnología humana sufrió un considerable retraso desde el Diluvio, de modo que hubiera mostrado un avance lento donde se encuentre, al haber tenido que volver a empezar desde cero. Debido a que la probabilidad de los datos concediendo la hipótesis es elevada, aumenta la probabilidad de la hipótesis, dados los datos. La probabilidad posterior de la hipótesis de la creación aumenta así dados los nuevos datos. La hipótesis de la creación queda confirmada.


Lecturas adicionales

Arthur C. Custance:

y también

Frank W. Cousins

El Sidrón se suma al proyecto ‘Genoma Neandertal’

El Sidrón se suma al proyecto ‘Genoma Neandertal’
En los últimos años, el yacimiento asturiano de El Sidrón se ha convertido en un referente del estudio de los neandertales, tanto por el número de restos recuperados en dicha cueva como por los individuos identificados, nueve, incluidos cinco adultos, dos adolescentes, un juvenil y un infantil.

FUENTE | El Mundo Digital 21/03/2007

Gracias al trabajo de los científicos que allí trabajan, el yacimiento acaba de sumarse al proyecto internacional ‘Genoma Neandertal’, el primer estudio genómico realizado en una especie humana extinta.

El acuerdo establecido por los investigadores de El Sidrón con el director del proyecto, el profesor sueco Svante Päabo, del instituto Max Planck de Leipzig, contempla la colaboración científica a través de diferentes líneas de investigación, como la extracción de ADN nuclear, de ADN mitocondrial y posiblemente secuencias génicas del cromosoma Y. Esta colaboración, señalan los científicos, es la primera participación de científicos españoles en el primer proyecto genómico de una especie ya extinguida.

El equipo español está formado por el paleobiólogo Antonio Rosas, que coordinará los estudios de antropología y la integración de los datos morfológicos y moleculares; el paleogenetista Carles Lalueza-Fox, primer científico español que ha secuenciado genoma mitocondrial de ADN, junto con Javier Fortea y Marco de la Rasilla, que trabajan directamente en el yacimiento.

Y es que el yacimiento del Sidrón ha resultado ser un lugar perfecto para obtener fósiles de los que extraer ADN. “Se puede sacar los fósiles directamente del sedimento, lo que hace que se hayan conservado muy bien, y se evita casi por completo la contaminación”, señaló Lalueza-Fox. “Trabajar en esas condiciones de esterilidad nos permite obtener muestras sin contaminar por ADN de humanos modernos”, matizó. Los miembros que hacen el trabajo de campo extraen los fósiles, que son congelados poco después para enviar las muestras a distintos laboratorios, para conservar al máximo el material genético.

El yacimiento del Sidrón ha logrado secuenciar ADN mitocondrial de muestras extraídas de un diente y un fémur. Hasta el momento, ya se han sacado secuencias mitopcondriales de tres de los nueve individuos identificados, lo que convierte a El Sidrón en el yacimiento neandertal donde se han caracterizado genéticamente más individuos.

El proyecto Genoma Neandertal comenzó en julio de 2006, cuando el Instituto de Antropología Evolutiva de Leipzig y la compañía tecnológica 454 Life Sciences Corporation se comprometieron a lograr un borrador del genoma neandertal en un plazo de dos años. El objetivo de esta iniciativa, considerada segunda noticia científica del año para la revista ‘Science’, es comparar el genoma de nuestra especie con el de este homínido extinto y muy cercano evolutivamente, para conocer los rasgos exclusivos de los humanos modernos.

“Hoy en día podemos comparar el genoma humano con el de chimpancés, gorilas y otros simios, pero sería muy bueno saber los cambios genéticos de nuestro pasado reciente, del último medio millón de años”, señaló Pääbo. “Para saberlo hay que comparar nuestro genoma con el de los extintos neandertales para ver cuándo se separaron ambos linajes y así saber qué nos diferencia de ellos”, matizó.

Además, descifrar el genoma neandertal será útil para conocer cuales son los rasgos “exclusivamente neandertales”, como ciertas adaptaciones al frío y rasgos externos que no pueden descubrirse a través de los fósiles, como el color de los ojos, la piel y el cabello.

http://www.madrimasd.org/informacionidi/noticias/noticia.asp?id=29641

Svante Pääbo: Buscamos las diferencias genéticas entre los neandertales y los humanos actuales

Svante Pääbo: Buscamos las diferencias genéticas entre los neandertales y los humanos actuales


La recuperación de material genético antiguo es un sueño para muchos biólogos que quieren comprender lo mejor posible, al nivel profundo del ADN, especies que vivieron en el pasado. Pero es también una delicada operación de laboratorio que exige medidas de precaución extremas para evitar que las muestras de los fósiles, si es que han conservado ADN, se contaminen y los resultados acaben mostrando genes de los propios científicos o de microorganismos del entorno.

FUENTE | El País 05/04/2007

Svante Pääbo es un virtuoso del ADN fósil, la máxima autoridad mundial, cuyos resultados impecables le han llevado a poner en marcha el proyecto Genoma Neandertal, para leer las letras químicas de los genes de aquellos humanos europeos extinguidos hace casi 30.000 años.

Pääbo, nacido en Estocolmo en 1955, médico de formación y biólogo molecular, director del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva (Leipzig, Alemania), se estrenó en el trabajo que luego le haría famoso buscando ADN de momias de un museo, momias de hace 3.000 años. Luego fue retrocediendo en el tiempo. “No creo que sea posible recuperar ADN de más de un millón de años de antigüedad, o tal vez medio millón sea el límite…”, comenta. Pääbo ha estado en Madrid, invitado por el Museo de la Ciencia de la Fundación La Caixa, para dar una conferencia y anunciar la incorporación de los fósiles del yacimiento de El Sidrón, en Asturias, al proyecto Genoma Neandertal.

P. ¿Qué edad tiene el ADN más antiguo que se ha recuperado hasta ahora?
R. Unos 300.00 años. Es ADN conservado en el permafrost [capa permanentemente helada en el suelo] de Siberia y de Alaska. Es ADN de bacterias y tiene unos 300.000 años. Pero el ADN más antiguo que realmente ha sido útil para recabar de él información biológica es de mamut de hace entre 60.000 y 100.000 años.

P. Los científicos del yacimiento de Atapuerca (Burgos) han encontrado ADN en fósiles de osos de hace algo más de 300.000 años de la Sima de los Huesos,
R. Sí, es cierto, y es muy interesante.

P. ¿Cree que habrá ADN en los fósiles de homínidos que hay en la Sima junto a los de oso?
R. Es muy posible. Esos homínidos son un linaje muy antiguo y, como tenemos datos de neandertales posteriores y de humanos modernos, sería muy interesante comprobar a nivel molecular que los humanos de la Sima son antepasados de los neandertales, como creen los paleoantropólogos.

P. ¿Se podrá recuperar ADN útil más antiguo aún?
R. A partir de lo que sabemos de la estabilidad de la molécula de ADN, teniendo en cuenta las influencias del agua, del medio ambiente, de la radiación natural…. no creo que se sea posible recuperar material genético de más de un millón de años, o tal vez medio millón.

P. Pero se han anunciado descubrimientos de ADN de hace millones de años conservado en ámbar.
R. Sí, se han publicado varios artículos sobre bacterias conservadas en ámbar, o insectos, o plantas…. Pero nunca se ha logrado reproducir esos resultados, así que, siguiendo criterios científicos, no son realmente descubrimientos. Yo creo que esos hallazgos son falsos, no se… Se dijo, por ejemplo, que se había encontrado ADN en el hueso de un dinosaurio, pero resultó ser material genético humano, es decir, contaminación de laboratorio.

P. ¿Cómo va el proyecto del Genoma Neandertal? Usted dio a conocer el primer gen en 1997.
R. Sí, era ADN de la mitocondria [orgánulo de la célula, fuera del núcleo]. Pero ahora, con las nuevas técnicas que se han desarrollado de secuenciación masiva de ADN y que estamos utilizando, con ADN del núcleo celular, tendremos una primera versión de borrador del genoma del neandertal en un par de años. Entonces podremos hacer comparaciones con el genoma humano e identificar algunas diferencias.

P. ¿Cuántos neandertales utilizan en el proyecto?
R. Hasta el momento hemos trabajado sólo con los fósiles del yacimiento de Vindija, en Croacia, pero ahora empezamos a trabajar también con los fósiles del yacimiento de El Sidrón, en Asturias, con los arqueólogos españoles. El Sidrón es muy especial porque los huesos tienen mucho ADN, según hemos comprobado en las pruebas iniciales. Ahora integramos a gran escala los fósiles de El Sidrón, con los científicos españoles, en Genoma Neandertal.

P. ¿Cree que eran distintos los neandertales de Vindija y los de Asturias?
R. El yacimiento asturiano es un poco más antiguo (43.000 años) que el de Croacia (38.000 años), y el hecho de tener fósiles de dos sitios diferentes es una tremenda ventaja porque siempre cabe la duda de si los individuos de un lugar tuvieran algo especial respecto al resto. Ahora, todo lo que encontremos común en los fósiles de Croacia y los de Asturias probablemente será general para los neandertales.

P. ¿Son muy invasivas las técnicas que utiliza para buscar material genético de los fósiles?
R. Hay que sacar un poquito de hueso, no mucho, 100 o 200 miligramos para buscar ADN de la mitocondria. Con un pequeño torno, como el de los dentistas, hacemos un agujerito de un milímetro o dos y retiramos la primera capa del fósil para poder extraer el material en el que buscar ADN.

P. ¿Puede avanzar ya algún resultado del Genoma Neandertal?
R. Conocemos el genoma humano y el genoma del chimpancé. Desde luego, el del neandertal estará mucho más cerca del primero que del segundo. El objetivo del proyecto es ver cuantas diferencias son específicas del ser humano actual, es decir, qué diferencias aparecieron después de que nos separásemos evolutivamente de los neandertales. Esto es muy interesante porque nos indicará qué genes son realmente exclusivos nuestros y no de aquellos parientes extinguidos. La mayoría de esas diferencias genéticas carecerán de función importante, pero algunas pueden tenerla.

P. ¿Tal vez relacionadas con el cerebro?
R. Sí. Los neandertales tenían un cerebro tan grande como el nuestro, pero puede que el nuestro funcione de modo algo distinto.

P. ¿Qué porcentaje de diferencia puede haber entre los dos genomas?
R. El 0,1% o el 0,2%. Deben ser tan parecidos que algunas variaciones de los humanos actuales pueden ser mayores.

P. ¿Se podría reconstruir a los neandertales a partir del genoma, en el sentido de descifrar su biología?
R. En un futuro muy lejano tal vez…. Lo primero es conocer en qué nos diferenciamos de ellos, pero quizá sea posible leer esas diferencias de manera que se llegue a descifrar su biología.

P. ¿Tenemos los humanos actuales genes neandertales?
R. A un cierto nivel yo diría que sí, porque puede haber variaciones genéticas humanas que se remonten a 800.000 años, mientras que nuestros antepasados no divergieron evolutivamente de los neandertales hasta hace 500.000 años.

P. Me refiero a genes neandertales, es decir, surgidas después de la divergencia de las dos especies.
R. Si se refiere a si hubo cruces entre las dos especies, no hay pruebas definitivas de que los genes específicamente neandertales contribuyeran a nuestro genoma, aunque pudo haber algún cruce ocasional…. Con el proyecto del Genoma Neandertal vamos a buscar precisamente pruebas directas de cruce entre ambas especies.

P. Además de este proyecto, usted trabaja con más fósiles y ha analizado, por ejemplo, los huesos del Hombre de Flores [los restos hallados en Indonesia que podrían pertenecer a una especie diferente de la humanidad actual pero de hace sólo 17.000 años, y que algunos expertos consideran sólo un Homo sapiens anormal].
R. Sí, hemos analizado esos huesos pero no hemos encontramos ADN. Parece que el clima cálido de Indonesia conserva peor el material genético que el frío.

P. Otro trabajo suyo notorio ha sido el genoma del chimpancé. ¿Están analizándolo ahora?
R. Ya lo terminamos y ahora se está haciendo -otros investigadores también- los análisis. La diferencia entre el genoma del chimpancé y el humano es del 1,2%, que no es mucho… aunque si tenemos en cuenta los fragmentos de ADN insertados y las mezclas… podría ser el 5%.

Autor: Alicia Rivera

http://www.madrimasd.org/informacionidi/noticias/noticia.asp?id=29857

Vanidosos y sofisticados neandertales

Vanidosos y sofisticados neandertales
BBC Ciencia

¿Usaron maquillaje?

Hay más evidencias de que los neardentales no eran tan primitivos como se les suele retratar.

Un grupo de científicos que trabaja en un sitio arqueológico neardental en el sur de España afirma que cuenta con las primeras pruebas concluyentes de que los neandertales usaban collares y maquillaje corporal hace 50.000 años.

Los investigadores encontraron cosméticos, conchas usadas como contenedores de pigmento, así como joyería, lo cual lleva a un nuevo nivel de sofisticación a la cultura neardental.

El equipo señala que su hallazgo sepulta “la visión de los neardentales como seres tontos” y muestra que eran capaces de pensamiento simbólico.

Hasta ahora muchos investigadores habían creído que sólo los seres humanos modernos usaron maquillaje para decoración y usos rituales.

Asociaciones

Hubo un momento en el periodo Paleolítico Superior en el que los neardentales y los humanos coexistieron, pero, según el director de la investigación, el profesor británico Joao Zilhao, el nuevo hallazgo data de 10.000 años antes de que ocurriera este “contacto”.

Las conchas tenían residuos de pigmentos mezclados.

“La asociación de estos descubrimientos con los neardentales es muy sólida y la gente tiene que dar por establecida la asociación y enterrar esa visión de que los neardentales eran seres tontos”, dijo Zilhao a la BBC.

Por su parte, Chris Stringer, paleontólogo del Museo de Historia Natural de Londres, coincidió en el mismo punto con Zilhao, pero aclaró que al menos en la última década las evidencias habían ido creciendo.

“Es muy difícil remover del pensamiento popular la imagen de que fueron ‘seres brutos'”, dijo Stringer.

“Cuando los fanáticos del fútbol se comportan de mala manera, o los políticos defienden puntos de vista reaccionarios, es inevitable que se les llame ‘neardentales’, y no veo que los tabloides vayan a cambiar pronto sus titulares”.

cambio climático

cambio climático

Los Neandertales pudieron no haber sido víctimas del cambio climático
La enigmática desaparición del hombre de Neandertal podría no ser consecuencia de un brusco calentamiento del planeta, según un estudio publicado este jueves en la revista científica Nature que contradice esta hipótesis.

13 Sep 2007 | AFP

El análisis de antiguos sedimentos en la cuenca de Cariaco, en Venezuela, no dieron indicios de ningún calentamiento climático en los períodos propuestos como posibles para la extinción de esta especie, es decir, hace 32.000 años, o hace 28.000, o hace 24.000 años, destacó Polychronis Tzedakis, investigador de la universidad británica de Leed y de la universidad griega de Aegean.

Sólo existe una certeza, que después de haber reinado como dueños absolutos durante 170.000 años en Europa, Asia occidental y Oriente Medio y haber coincidido hacia el final de su existencia durante varios milenios con los primeros hombres modernos, los Cromagnon, se extinguieron por razones desconocidas.

Se han propuesto varias hipótesis para explicar su desaparición, ninguna de ellas comprobadas, desde la consanguinidad y las nuevas enfermedades hasta la guerra con los nuevos pobladores o, al contrario, el mestizaje con éstos últimos, pasando por los cambios debidos a la evolución del clima.

El genoma del neandertal confirma que podía hablar

El genoma del neandertal confirma que podía hablar 

Un equipo internacional de investigadores, con participación española, consigue secuenciar el ADN del pariente más próximo del humano moderno

neander
Entrada de la cueva de Vindija (Croacia) donde se hallaron los restos secuenciados

NUÑO DOMÍNGUEZ – Público Digital

Darwin estaría emocionado. El mismo día en que el científico cumpliría 200 años, un grupo de investigadores ha presentado el primer borrador del genoma del hombre de neandertal, nuestro pariente más cercano en la larga cadena de la evolución.

La secuencia genética contiene el 60% de todo el genoma del neandertal, que ha sido extraído de fósiles encontrados en varios yacimientos europeos, incluido El Sidrón, en Asturias.

El líder del equipo, el biólogo del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva Svante Pääbo, ha señalado que el próximo paso será ver si las teorías evolutivas de Darwin son aplicables a este eslabón de la evolución. “Queremos averiguar si hubo selección natural, si algo cambió en nuestros ancestros que marcó la diferencia en la forma en la vivimos y nos reproducimos”, señaló.

El segundo gran reto será establecer un catálogo exhaustivo de cambios que incluya diferencias genéticas entre humanos modernos y neandertales. Aunque a simple vista son obvias, las diferencias genéticas entre humanos y otros homininos son una porción diminuta de sus genes. De hecho, se estima que compartimos el 99% de nuestros genes con nuestros parientes más próximos.

Hibridación improbable

Pääbo presentó los primeros resultados del su proyecto en el congreso de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS), que se celebra hasta el próximo lunes en Chicago. Pääbo indicó que el neandertal no ha dejado apenas rastro en nuestro genoma. “Aunque aún no se sabe el porcentaje, la cantidad de rasgos específicos del neandertal que comparte el humano actual es diminuta”, señaló.

La otra gran pregunta es si los ancestros de los humanos actuales dejaron rastro en el genoma neandertal, es decir, si ambas especies se cruzaron. Los neandertales se extinguieron hace unos 30.000 años y su presencia se solapó con la del hombre actual, el Homo sapiens. Pero aún es pronto para saber si, hace miles de años, hubo un encuentro íntimo entre ambas especies.

Lo que sí se conocen son dos detalles algo aleatorios que Pääbo ha podido corroborar. El neandertal adulto podía hablar, y no bebía leche. Pääbo y su equipo han comprobado que el neandertal comparte con el hombre modificaciones en el gen FOXP2, que está relacionado con la capacidad para hablar.

“No hay razones para pensar que no pudieran articular de la forma en que nosotros lo hacemos”, señaló el científico. Pero eso no significa que tuviera un lenguaje tal y como lo conocemos hoy, pues el habla es resultado de una infinidad de factores que no depende de un solo gen, matizo el científico. También carecía del gen que permite al hombre adulto digerir correctamente la leche.

Mosaico de épocas

El genoma presentado este jueves en Chicago no corresponde a un solo individuo, sino que es un mosaico de varios ejemplares y épocas. En total, se han analizado más de 1.000 millones de muestras de ADN. La mayor parte procede de huesos encontrados en la cueva de Vindija, Croacia. El equipo ha comparado estos fósiles con otros encontrados en Alemania, Rusia y la cueva de El Sidrón, en Asturias.

De esta última se han utilizado restos de neandertales que vivieron hace 43.000 años. Pääbo resaltó la importancia de los fósiles asturianos debido la total asepsia con que fueron obtenidos por el equipo de Javier Fortea, catedrático de Prehistoria de la Universidad de Oviedo. “Es un yacimiento único que ha sido excavado en condiciones perfectas” dijo.

Las muestras recogidas en Alemania proceden de un ejemplar que fue hallado en 1856 en el valle de Neander y que dio nombre a la especie. El último grupo de fósiles se remonta 60.000 años y fue hallado en la Cueva de Mezmaiskaya, Rusia.

Este primer borrador incluye 3.000 millones de bases pero, gracias a refinadas técnicas, solo se ha necesitado un gramo de hueso para obtener todo el genoma. El equipo usó una nueva tecnología desarrollada por la compañía estadounidense 454 Life Sciences, que en 2007 secuenció el genoma de James Watson, uno de los descubridores del ADN.

A pesar del constante avance de la tecnología, hay cosas que aun no son posibles. Y es que, respondiendo a un periodista, Pääbo descartó que las técnicas actuales hagan posible clonar al neandertal para traerlo de nuevo a la vida.

Anteriores Entradas antiguas