Ocultismo

Ocultismo

El Ocultismo es el conjunto de conocimientos y prácticas con las que se pretende saber y dominar los secretos de la Naturaleza, como también desarrollar los poderes latentes del ser humano. En sentido más amplio, es la dedicación al estudio de las Ciencias ocultas.

Desarrollo histórico

Renacimiento

Cornelio Agrippa

En el Renacimiento, el filósofo, médico, astrónomo, abogado, teólogo y mago alemán Henricus Cornelius Agrippa von Nettesheim (1486 – 1535) realizó una importante obra ocultista y esotérica con influencias judeocristianas y cabalísticas. En su obra principal, De occulta philosophia libri tres, (1531), recogió todo el conocimiento medieval sobre magia, astrología, alquimia, medicina y filosofía natural y lo respaldó teóricamente. Erudito de fama y protegido por distintas casas reinantes o nobles, fue amigo de gran parte de los filósofos y grandes de su tiempo. Sus ideas y dedicación al estudio de las ciencias ocultas le obligó a vivir en un constante éxodo al ser perseguido en varios países.

Siglo XIX

Eliphas Levi

A mediados del siglo XIX el ocultismo tuvo un período de gran apogeo en Francia, de la mano del cabalista Eliphas Lévi, quien produjo una decena de obras esotéricas de importancia, entre las que se destaca Dogma y Ritual de Alta Magia.

Sociedad Teosófica

Poco tiempo después, Helena Blavatsky y Henry Olcott fundan la Sociedad Teosófica en Nueva York (1875) para el estudio de los fenómenos inexplicados de la Naturaleza y de las religiones comparadas. Tras la publicación de Isis sin velo y La Doctrina Secreta, el ocultismo se difundió rápidamente por todo Occidente, reapareciendo escuelas de la Rosacruz, Herméticas y de Magia Ceremonial.

Ver TEOSOFÍA (I)

Ver TEOSOFÍA (II)

Ocultismo en el siglo XX

Teosofía y Neo-teosofía

Tras la muerte de Helena Blavatsky el movimiento teosófico se fractura y surgen varios grupos, de la mano de Annie Besant, William Judge y posteriormente Rudolf Steiner y Alice Bailey. La Escuela Arcana de Alice Bailey puede ser considerada el más inmediato antepasado del fenómeno de la Nueva Era y la supuesta canalización de entidades que enseñan las doctrinas del nuevo tiempo. Del tronco teosófico también surgen otras escuelas como Nueva Acrópolis y la Asociación Hastinapura.

Rosacruz

Rosacruz de Max Heindel, la Fraternidad Rosacruz Antigua de Arnold Krumm-Heller y AMORC, sigla de la “Antigua y Mística Orden Rosae Crucis” de Harvey Spencer Lewis.

Magia Ritual

El movimiento de la magia ritual moderno se inspiró en las doctrinas del grupo hermético “Hermetic Order of the Golden Dawn“, el cual fue fundado por Samuel Liddell MacGregor Mathers, continuando el legado de una antiquísima orden rosacruz alemana conocida como “Orden de la Rosa Oro Rubí y de la Cruz de Oro”. Actualmente la magia ritual pone un particular énfasis en los continuadores del polémico Aleister Crowley.

Artículos relacionados con el Ocultismo

Ver Magia

Ver La Magia

Ver Ocultismo

Ver Conceptos sobre ‘La Magia’

Ver Ocultismo

Ver ADIVINACIÓN

Ver Pecados religiosos

Ver Carta al diablo de Reyna y su Familia.

Ver HILOZOÍSMO Y PANPSIQUISMO

Ver El juego de la copa

Ver La Tabla Hoiuja

Ver ANTICIPANDO EL FUTURO

Ver EL DÉJÁ VU Y LA REENCARNACIÓN

Ver LA ASTROLOGÍA, UNA GRAN FARSA

Ver – Unas 250 tumbas profanadas con inscripciones satánicas en Francia.

Ver LEYENDAS URBANAS

Ver UN MITO QUE PERMANECE – LOS EXTRATERRESTRES EN LA ARQUEOLOGÍA FANTÁSTICA

Ver Satanás, la Biblia habla de él.

Ver Iglesia de Satanás

Ver Posesión satánica

Ver La caída de la humanidad

Ver Propiedades del infierno

Ver Satanás y el Arte

Ver El origen del mal en Satanás

Ver El análisis de las tentaciones al Señor Jesús

Ver ¿Como surgió el pecado?

Ver Rebelión cósmica- El problema del mal

Ver Erudito moderno que reafirma valientemente la existencia del diablo

Ver Cuestiones de la vida

Ver EL COMIENZO DEL PECADO

Ver “Ángeles y Mujeres”

Ver TEOSOFÍA (I)

Ver TEOSOFÍA (II)

Obtenido de http://es.wikipedia.org/wiki/Ocultismo

ORIGEN, HISTORIA Y DESTINO DE LUCIFER

ORIGEN, HISTORIA Y DESTINO DE LUCIFER

Vamos a hablar sobre un asunto que es la clave de muchos misterios.

Queremos de antemano, prevenirlos porque este capítulo es muy polémico y podrá chocar algunos, como dijimos en el inicio de este estudio (La Base), en su tercer parágrafo que nos dice lo siguiente: “Entretanto, uno de los requisitos de esta planta y de nuestro contrato, será exactamente el cumplimiento de todos los ítems sin omitir ningún detalle siquiera”….

Pero no los alertamos, caso venga a ser uno de ellos, que no se desilusione, busque la verdad solamente en la palabra de Dios y no en filosofías de hombres, y es exactamente lo que vamos a presentar aquí. Vean lo que dice Ellen G. White, en su libro Conflicto Cósmico, pág. 495:

“Para muchos espíritus, el origen del pecado y la razón de su existencia son causa de grande perplejidad. Ven la obra del mal, con sus terribles resultados de miseria y desolación, y ponen en duda como todo eso puede existir bajo el reinado de un ser que es infinito en sabiduría, poder y amor. He ahi un mistério, para el cual no encuentran explicación. Y, en su incerteza y duda, se vuelven ciegos para verdades plenamente reveladas en la Palabra de Dios, y esenciales a la salvación. Existen los que, en sus pesquisas concernientes a la existencia del pecado, se esfuerzan por escudriñar aquello que Dios nunca reveló; por eso no encuentran solución para sus dificultades; y los que muestran tal disposición para la duda y cavilación, se aprovechan de esto como disculpa para rechazar las palabras de las Sagradas Escrituras. Otros, entretanto, dejan de tener una comprensión satisfactoria a respecto del gran problema del mal, debido a tener la tradición y la interpretación errónea obscureciendo la enseñanza de la Biblia relativo al carácter de Dios, la naturaleza de Su gobierno, y a los principios que rigen Su trato con el pecado”.

Resumiendo el trecho arriba, el está diciendo que Dios no es el responsable por el pecado, cuando muchos líderes religiosos buscan encontrar soluciones para este asunto de gran valor para nuestra salvación, en fuentes que no es la Palabra de Dios, y colocan una capa disfrazando la verdad, y se aprovechan de esto para rechazar la verdadera Palabra.

QUIEN ES LUCIFER Y QUIEN LO CREE_

El significado de la palabra Lucifer es: “Portador de Luz”; cuando Dios lo creó, era el un ángel perfecto, el Señor Jehová, lo colocó como “el auferidor de la medida”; fue denominado por varios títulos tales como: “Estrella de la mañana; Hijo del Alba;” “era lleno de sabiduría y perfecto en hermosura”; era cubierto de piedras preciosas, era el “querubín ungido”, era perfecto en el dia en que fue creado.

Pero el orgullo y el egoísmo se apoderaron de el y lo llevaron a cometer pecado y “en la multitud de su comercio se llenó de violencia”, hasta que Dios lo expulsó del Cielo y lo condenó a muerte. Confiera todo en Isaías 14:12-16 y Ezequiel 28:12-19.

“Dejando su lugar en la presencia inmediata de Dios, salió a difundir el espíritu de descontentamiento entre los angeles. Operando en misterioso secreto, y escondiendo durante algun tiempo su intento real bajo el disfraz de reverencia a Dios, se esforzó por sucitar el desgusto en relación a las leyes que gobiernan los seres celestiales, insinuando que ellas imponian una restricción desnecesaria”. Conflicto Cósmico, pág. 498.

Asi fue Lucifer, el portador de la luz, aquel que participaba de la gloria de Dios, que servía junto a Su trono, se volvió por la transgresión verdadero Satanás, que quiere decir: adversario.

Satanás había sido altamente honrado, siendo todos sus hechos de tal manera revestidos de misterios, que difícilmente podrían los ángeles revelar la verdadera naturaleza de su obra. Antes que se desenvolviesen completamente, el pecado no parecía el mal que en realidad era. Asi consiguió arrastrar consigo la tercera parte de los ángeles celestiales. (Apocalipsis 12:3,4 y 9).

Aún cuando fue decidido que el no podría permanecer mas en el cielo, la Autoridad infinita no destruyó Satanás, visto que Dios es amor, y quiso darle mas una oportunidad de arrepentirse, y para que los demás ángeles no caídos, sirviesen a Dios por amor y no por temor. Y permitió Dios que mostrase sus intentos a todo el Universo para que todos los seres creados pudiesen contemplar y juzgar por si mismos la verdadera obra de Satanás, y para siempre pudiesen ser puestas arriba de cualquier duda la justicia y misericordia de Dios y la inmutabilidad de Su Ley. (Ezequiel 28:17-19 y Apocalipsis 20:12).

LA CAíDA Y EL PLANO DE LA REDENCIÓN

El mismo espíritu que produjo la rebelión en el cielo aún inspira la rebelión en la Tierra. Satanás perdió su batalla en el Cielo, pero infelizmente, tubo una aparente victoria entre los hombres. Digo aparente porque aún cuando haya conseguido muchos adeptos, como estudiamos en el cuarto piso, el será arrojado con sus ángeles y sus seguidores, en el lago de fuego y azufre, (Apocalipsis 20:14 y 15).

Lean el quinto parágrafo de la página 16 del cuarto piso, donde destacamos que los pasajes de Génesis 2:16 y 17 y 3:4, Satanás estaba dando inicio a una de sus mayores doctrinas engañadoras, y que iría conquistar mas de noventa y cinco por ciento de toda la población del mundo. Pues aquí realmente el consiguió inculcar en la mente de casi todos que el hombre posee un alma (alguna cosa que sale del cuerpo cuando muere), y que se vuelve INMORTAL. Llamando asi de inmortalidad del alma, diciendo con eso que el hombre es inmortal, o que aún despues de muerto el puede comunicarse con los vivos. Este es uno de los puntos en que tratamos de prevenirlos en el segundo parágrafo de este estudio.

Pero el esclarecimiento de esta falsa doctrina, vamos estudiarla cuando tratemos del asunto “El Estado del Hombre en la Muerte”; ahora lo que nos importa es solamente la caída del hombre, esto es el pecado.

El hombre creyó en Satanás, cayó en pecado y transgredió la Ley de Dios, (I Juan 3:4). Satanás consiguió colocar en la mente de los hombres, que ellos pueden ser salvos aún cuando transgredan la Ley de Dios, promete él, libertad aún en pecado. Cuando las personas son advertidas por los mensajes divinos, Satanás siempre lleva los hombres a justificarse y a procurar la simpatía y aprobación de otros para sus pecados. En vez de corregir sus errores, se indignan contra aquel que trata de reprobarlos.

Pero Dios es misericordioso y piadoso, tardo en ira y grande en beneficencia. Dios, que perdona los pecados, pero que al culpado no tendrá por inocente.(Éxodo 34:6-7). Si guardamos Sus mandamientos seremos exaltados sobre todas las naciones de la Tierra. Seremos bendecidos y finalmente iremos a morar con Cristo, conforme estudiamos en el cuarto piso.(Deuteronomio 28:1-9); pero aquellos que desprecian Sus mandamientos, serán castigados y consecuentemente recibirán las maldiciones de las plagas de Apocalipsis 16:1-20 conforme determina el Señor en Deuteronomio 28:15,45 y 11:26-28.

Aparentemente tenemos la impresión de que Dios es carrasco, y vengativo, y dictador. Pero felizmente no es asi, Dios es apenas justo. Su ley tiene que ser cumplida, sino el transgresor estará incurriendo en el mismo error de Lucifer. Vean como Dios es misericordioso: “Barrido Satanás del Cielo, declaró Dios Su justicia y mantuvo la honra de Su trono. Cuando sin embargo el hombre pecó, cediendo a los engaños de ese espíritu apóstata, Dios ofreció la mayor prueba de Su amor, entregando Su Hijo unigénito para morir por la raza caída”. Conflicto Cósmico, pág. 503.

Dios dió Su Hijo unigénito para morir por la raza decaída. (Juan 3:16). Para muchos, la historia de la cruz, que Cristo murió para salvar la humanidad, se volvió tan común, que la mayoría no evalúa la profundidad de este gran amor que Dios tiene para con sus seres creados.

“El Corazón de todo hombre, sea cual sea la raza a que pertenezca o la posición que ocupe en la vida, existe un inalcanzable deseo de cualquier cosa que aún no posee. Es deseo de este Dios que la humanidad procure lo mejor y Lo encuentre, para bendición eterna de su alma. En vano procuran los hombres satisfacer ese deseo con placeres, fortuna, conforto, fama, poder; los que asi proceden, mas tarde o mas temprano, descubren que están tan vacíos y descontentos como antes”. El Deseado de Todas las Gentes, pág. 5.

Es deseo de Dios que nos dirijamos a Aquel que únicamente es capaz de satisfacer todos los deseos y esa plenitud solo encontramos en Cristo, el Hijo del eterno Dios.

¿QUIEN ES CRISTO ?

En Isaías 7:14, leemos que Su nombre seria Emanuel, que quiere decir “Dios con nosotros”. Lucifer se corrompió por envidia de ser El un con el Padre, de ser El el único Hijo de Dios, era El a imagen de Dios. Este es el Cristo que dejó Su cetro, Su majestad, Su gloria, para venir a este mundo caído en pecado, para revelar la luz del amor de Dios, en fin, para ser “Dios con nosotros”.

Viniendo a habitar con nosotros, Jesús debía revelar Dios tanto a los hombres como a los ángeles. El era la Palabra de Dios, el pensamiento de Dios. En Juan 8:28 El dice: “Nada hago de mi mismo; sino que hablo como el Padre me enseñó”

Lucifer había dicho: Subiré al Cielo, arriba de las estrellas de Dios, exaltaré mi trono, … Seré semejante al Altísimo”,(Isaias 14:13 y 14); pero Cristo, siendo en forma de Dios, no tubo por usurpación el ser igual a Dios, y se aniquiló a Si mismo, tomando la forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres, (Filipenses 2:6-7).

Fue un sacrificio voluntario. Jesús podría haber permanecido al lado de Dios, Su Padre. Podría haber retenido la gloria del Cielo, los homenajes de los ángeles, pero prefirió entregar el cetro en las manos de Su Padre, y descender del trono del Universo, a fin de traer luz a los entenebrecidos, la vida a los que estaban a perecer.

Al venir Jesús al mundo, el poder de Satanás se volvió contra El. Desde el tiempo en que Cristo apareció como un Bebe, trató impedir que Cristo se desenvolviese en Su infancia. Hizo de todo para impedir que Jesús realizase Su ministerio.

“Todo el Cielo, bien como los mundos no caídos, fueron testimonias del conflicto. Con que profundo interés siguieron las escenas finales de la lucha! Vieron el Salvador penetrar en el huerto del Getsemaní, el alma curvando bajo el horror de una gran obscuridad. Le escucharon el doloroso grito: “Mi Padre, si posible, pasa de Mi este cáliz” (Mateo 26:39). A medida en que era de El retirada la presencia del Padre, lo vieron aflicto por un dolor mas atroz que el de la gran y última lucha con la muerte. Sudor de sangre Le salió de los poros, goteando en el piso. Por tres veces le fue arrancada de los lábios la súplica de libramiento. No pudo mas el Cielo soportar la escena, y un mensajero de conforto fue enviado al Hijo de Dios”. El Deseado de Todas las Gentes, pág. 566.

Tanto el Cielo como otros mundos no caídos y la propia Tierra, pudieron contemplar el inocente Hijo de Dios ser entregado en las manos del mayor enemigo de Dios. Que terrible escena! El Salvador siendo aprisionado a media-noche en el Getsemaní, arrastrado de aquí para allá, de un palacio a un tribunal, citado dos veces delante de sacerdotes, dos delante del Sanédrin, dos delante de Pilato y una delante de Herodes, escarnecido, azotado, condenado y conducido para ser crucificado, cargando nuestro fardo, el fardo de la cruz. Todos contemplaron a Cristo en la cruz, la sangre a correrle de las heridas, teniendo en la testa el sanguinolento sudor. Gota a gota, le caía de las manos y de los pies la sangre que corría hasta el pié de la cruz. Las heridas abiertas por los clavos aumentaban al peso de su cuerpo, su difícil respiración se hacia mas rápida y profunda con el peso de los pecados de todo el mundo.

Cuando todos Lo contemplaban al pié de la cruz, El aún encontró fuerzas para elevar una voz al Cielo y clamar por todos: “Padre, perdónales porque no saben lo que hacen” (Lucas 23:34).

CONCLUSIÓN

Presentamos aquí un ser criado por Dios, perfecto, pero que se corrompió, cometiendo pecado, volviéndose enemigo del Creador, que fue expulso de la gloria de Dios, para las tinieblas y que encontró morada aqui, en la Tierra, que llevó el hombre a pecar contra Dios, obligando la ejecución de la Ley, que es la muerte, como ya vimos cuando estudiamos el segundo piso. Dios, con Su misericordia, ofreció Su único Hijo para redimir el hombre, y traerlo de vuelta al Paraíso.

Presten bien atención, cuanto al sufrimiento de Cristo en el Getsemaní, la agonía que El pasó, llegando a implorar a Dios que si fuese posible, evitase la conclusión de ese plan. Y nosotros les dijimos a ustedes, que, si ese plan hubiese sido interrumpido, toda la humanidad tendría que morir, cada uno por sus propios pecados. Pero felizmente, con la muerte en la cruz, Cristo dijo: “Está consumado”,(Juan 19:20), con eso Jesús venció a Satanás. En ese exacto momento, Satanás perdió toda la oportunidad de su vida. Ahora fue el condenado a muerte.

El hombre pecó. La ley requiere justicia, vida justa, carácter perfecto, y eso nosotros no lo podemos ofrecer a Dios, solamente Cristo puede vencer el enemigo, el pecado y la muerte. Cumpliendo asi la ley de Dios, pudiendo ahora volver a Dios, a través de la sangre de Cristo. Es por esa razón que muchos no van a conseguir la salvación, pues ustedes pudieron notar cuanto Jesús tuvo que sufrir para vencer el pecado. El hombre en pecado no podrá ser salvo, entonces el tendrá que ir a Cristo, pedir perdón de sus pecados, y aquel que verdaderamente está en Cristo no comete pecado.

En Efesios 4:18, Jesús dijo, a través de Pablo, que “los hombres son separados de la vida por la dureza de su corazón” y en Proverbios 8:36, nos dice que: “Todos los que me aborrecen aman la muerte”.

Para meditación vamos a leer los siguientes pasajes: Romanos 6:23; Hechos 4:12; Juan 3:16, 14:6, 10:27-28; I Juan 5:11 y finalmente Juan 5:12 y 24.

Que Dios lo bendiga !

http://adventista.galeon.com/estudios/profecia/5.htm

La caída de la humanidad

La caída de la humanidad

En el jardín nuevo y hermoso, donde habitaban Adán y Eva, Satanás, como una serpiente, se le apareció a Eva.

Serpiente. Copyrighted.

Esta serpiente era más astuta que otros animales creados por el Señor Dios. Y la serpiente dijo a la mujer: “¿Es cierto que Dios les dijo a ustedes que no deberían comer de ninguno de los árboles del jardín?”

La mujer contestó: “Nosotros podemos comer la fruta de todos los árboles del jardín, sólo del fruto del árbol en medio del jardín no podemos comer. Acerca de él Dios nos dijo: ‘Ustedes no deben comer de ese árbol. Si lo hacen, morirán.'”

Entonces la serpiente le dijo a la mujer: “Ustedes no morirán; Dios sabe que el día en que ustedes comán este fruto, sus ojos se abrirán y ustedes serán como dioses, conociendo el bien y el mal.”

Desobediencia. Copyrighted. Eva tomó del fruto, comió, y se lo ofreció a su esposo, Adán, quien estaba junto a ella. Él también comió.

La Biblia dice que Satanás es el Padre de Mentiras, y naturalmente–él trató de engañar a la mujer–y le mintió acerca de Dios.

Cuando la mujer juzgó que los frutos del árbol eran buenos para comerse, que se veían bien y, sobre todo, que también podían darle sabiduría, tomó uno de sus frutos y comío y también le dio a su marido, el cual también comió.

Inmediatamente, sus ojos fueron abiertos y sus espíritus murieron. Ellos vieron que estaban desnudos, y cosieron hojas de higuera juntas para vestirse.

Entonces, cuando oyeron la voz del Señor que se paseaba en el huerto durante la hora fresca del día, Adán y su esposa se escondieron de la presencia de Dios entre los árboles del huerto. Porque ellos confiaron en su propio razonamiento en lugar de las palabras de Dios, murierón espiritualmente y perdieron la comunión con Dios.

Adam wearing fig leaves. Copyrighted.
Adán y Eva vieron que estaban desnudos, así que se cosieron unos delantares de hojas de higuera.

Entonces el Señor Dios llamó a Adán diciendo: “¿Dónde estás?”

Adán respondío: “Oí Tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí.”

Entonces Dios le preguntó: “Quién te hizo saber que estabas desnudo? ¿Has comido del único árbol del cual te mandé que no comieras?” Adán respondió: “La mujer que Tú me diste, me dio de esa fruta y yo la comí.”

Y el Señor le dijo a la mujer: “¿Qué es lo que has hecho?” La mujer repondió: “La serpiente me engañó, y yo comí de esa fruta.”

Serpent. Copyrighted.

Entonces el Señor dijo a la serpiente: “Por haber hecho ésto, maldita serás entre todos los animales; sobre tu vientre andarás, y comerás polvo todos los días de tu vida: Y yo pondré enemistad entre ti y la mujer y su descendiente te aplastará la cabeza.”

Eve talking with the Lord. Copyrighted

Esta maldición contra Satanás es donde primero se menciona en el libro de Dios que un dia Él enviaría un Salvador, nacido de una mujer, para vencer a Satanás.

Weeds. Copyrighted.
La tierra te producirá espinos y cardos, y con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra.

A la mujer Dios le dijo: “Yo aumentaré en gran manera tus pesares. El dar a luz te causará dolor; y tu marido te gobernará.”

Y dijo a Adán: “Por cuanto obedeciste a tu esposa y comiste del árbol prohibido, la tierra queda maldita. Desde ahora, todos los días de tu vida, sólo con dificultad podrás obtener de ella tu alimento.

Ella producirá espinas y cardos, y con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra. Te hice del polvo y al polvo regresarás.”

Animal skin coverings. Copyrighted. Dios hizo ropa de pieles de animales para cubrir a Adán y Eva.

Las hojas de higuera no cubrierón la desnudez de Adán Y Eva, así que el Señor Dios hizo vestidos de pieles para cubrir a Adán Y a su mujer. Dios tuvo que matar un animal para darles abrigo a ellos dos. Así pues, el pecado y la muerte entraron al mundo, a través de Adán.

Este método–de cubrir la desobediencia de la humanidad con la muerte de un inocente, fue el plan de Dios, aun antes que Él creara al mundo. Él sabía que la humanidad rechazaría Su dirección y fracazariá al tratar de ser dios de sus propias vidas. Dios le llama a este rechazo “pecado.”

Pero, por el amor de Dios para toda la humanidad, El planificó enviar a un Salvador que moriría para proveer el perdón por los pecados de toda la gente.

Cherubim. Copyrighted.

Así que, el Señor expulsó a Adán y Eva del huerto de Edén, y colocó ángeles, llamados querubines, al oriente del jardín, y una espada de fuego girando en todas direcciones, impidiendo el acceso al Árbol de la Vida.

En el momento que Adán pecó, toda la humanidad estuvo sentenciada a morir. Pero en el plan de Dios, aún hay esperanza.

La familia destruída de Caín y Abel

La Ofrenda de Abel. Copyrighted.

Cuando Eva, la mujer de Adán concibió, tuvo un hijo. Y Eva dijo, “He recibído un varón del Señor.” Y le llamó Caín.

Ella tuvo otro hijo, al que llamó Abel. Este decidió ser un pastor de ovejas, y Caín fue un agricultor. En el tiempo establecido por Dios, Caín trajo, de los frutos de su cosecha, una ofrenda al Señor, pero Abel trajo un cordero. Y al Señor le agradó la ofrenda de Abel, pero el Señor no aceptó a Caín y su ofrenda.

La Ofrenda de Ca�n. Copyrighted.

Caín estaba furioso, y Dios le preguntó, “Caín, ¿por qué estás enojado?” Dios le recordó a Caín que para el sacrificio se requiere la muerte de un animal. Así como las hojas de higuera no cubrierón el pecado de Adán y Eva, una ofrenda sin sangre, de plantas y vegetales, nunca cubriría los pecados.

Dios dijo que el rechazo del sacrificio de un animal demostró la rebelión de Caín, porque no estaba adorando a Dios en la forma que Él había mandado. La Biblia dice que el sacrificio de Abel mostró confianza en las palabras de Dios, pero el sacrificio de Caín, no. En todas las Escrituras Dios nos da a conocer que sin derramamiento de sangre no se obtiene perdón de pecados.

Ca�n matando a Abel. Copyrighted.

Pero Caín aún así se negó a obedecer a Dios y no trajo un animal para sacrificarlo. En cambio, culpó a Abel, su hermano, por el problema y cuando estaban los dos en el campo, Caín atacó a Abel y lo mató.

Ca�n maldito. Copyrighted.
Dios maldijo a Caín por haber matado a su hermano, y Caín se fue de la presencia del Señor.

Entonces el Señor le pregunto a Caín: “¿Dónde está Abel, tu hermano.”

Caín le respondió: “Yo no sé. ¿O es que soy yo el guardián de mi hermano?”

Dios le dijo: “¿Qué es lo que has hecho? Yo oigo la voz de la sange de tu hermano, clamando a Mí, desde la tierra. Desde ahora, maldito serás sobre esa tierra que bebió la sangre de tu hermano que tú mismo derramaste con tus manos.”

Caín se fue de la presencia del Señor. Su rebelión contra Dios fue la causa del primer asesinato y la primera destrucción de familia.

Pero, Dios bendijo a Adán y Eva, y tuvieron muchos otros hijos e hijas.

Fuente:

http://www.proyectosalonhogar.com/Diversos_Temas/La_creacion_de_Dios2.htm

¿Dónde se encuentra ahora Satanás?

¿Dónde se encuentra ahora Satanás?

Contrario a lo que muchos piensan, Satanás no se encuentra en el infierno. ¡Satanás no sabe lo que es sufrimiento en el infierno… todavía!; y si usted hace una búsqueda de la palabra “Satanás” en la sección de gráficos de Google, usted verá a lo que me refiero.

De acuerdo con la Palabra de Dios, Satanás en estos momentos está desarrollando un trabajo que incluye visitas a la tierra y al cielo.

En Job se nos dice acerca de la razón por la que en Apocalipsis se le define como el “Acusador de los hermanos”:

“Un día acudieron a presentarse delante de Jehová los hijos de Dios, y entre ellos vino también Satanás. Dijo Jehová a Satanás: –¿De dónde vienes? Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: –De rodear la tierra y andar por ella.” Job 1:2-3

Leer el resto de la entrada…


 

Satanás y el Arte

SATANAS Y EL ARTE

Lucy M. Viña B

La leyenda de SATANÁS, según la historia, cuenta de un ángel muy hermoso y él más inteligente de todos, que por su soberbia y orgullo fue desterrado del cielo; y al igual que una serie de ángeles que como él, se revelaron ante Dios y fueron sacados por el Arcángel San Miguel.

La creación del hombre aconteció después de la caída de Satán. Dios lo hace conocer ante el hombre como el caído, provocando en Satán un odio terrible, él más bello de los ángeles se transformó en una figura horrible, de aspecto animal, bajo la que se esconde el burlador burlado y degradado.

Entre los ángeles y demonios no hay diferencia de naturaleza, tienen el mismo origen. Los demonios son simplemente ángeles rebeldes caídos, que en vez de obedecer a Dios, obedecen a Satán (El Príncipe de las Tinieblas). Dios creó a todos los ángeles y a las demás criaturas, mientras que Satanás no ha creado demonios.

En el Apocalipsis Satán significa el adversario de Dios, se convierte en anticristo, pero las dos palabras no tienen el mismo sentido, el anticristo es aquel que vendrá antes del triunfo definitivo de Cristo, entendiéndose como adversario de Cristo.

Los demonios puesto bajo las ordenes de Satán, están en todas partes, son legiones, no están solo sobre la tierra, también en el fuego, el aire. El mundo presente esta saturado de demonios, son tan numerosos como los granos de polvillo.

El diablo se esfuerza por tentar a los pecadores, a los santos y especialmente al propio Dios, a veces tiene éxito y otras veces fracasa.

Satán prueba a los Ascetos y a los santos con el aguijón de carne, atormenta a San Antonio, los simples clérigos y laicos que llevan una vida mundana. Tienen aún mayores dificultades para triunfar contra sus embustes, comprar mediante contratos de buena vida las almas de los desgraciados, acechan las debilidades de los moribundos, dispuesto a atrapar las almas pecadoras, en el momento que escapan del cuerpo. Satanás no es solo el seductor, es además el verdugo de los réprobos precipitados a las llamas del infierno.

En la antigüedad los demonios tenían el papel de los microbios, en la medicina moderna a su malicia se le atribuían todas las enfermedades: Parálisis, ceguera, gota, las afecciones nerviosas como la epilepsia, y a los histéricos los consideraban como poseídos.

Además los incendios, tormentas marinas y a todos aquellos desastres naturales se presentan como acciones del demonio.

Una leyenda Mesoamericana expresa lo siguiente:

“Cuando Dios expulsó a Satán del Cielo, lo condenó a un infierno, un sitio que es lo contrario de la tierra, el día es la noche y la noche es el día, las almas deambulan sin una razón, donde no existe la risa, donde a veces el frío es intenso y otras veces el calor es insoportable, y los espíritus no tendrán descanso.

El diablo como venganza ante Dios, trata de convertir a la tierra en un infierno, tentando, destruyendo, etc. Y solo aquellos que están verdaderamente con Dios subirán a la Gloria del cielo y los otros serán reclutados a vivir eternamente en el mundo de las sombras”. El diablo es uno de los temas mitológicos más, si se quiere, impredecibles de la vida…

ICONOGRAFIA DE LAS IMAGENES

Satanás ha sido representado de diferentes formas a lo largo de la Historia del Arte.

EL RENACIMIENTO

La imagen es el “Juicio Universal”, realizada por Angélico

Juicio Universal

En el Renacimiento, este personaje presenta rasgos animalescos, con orejas grandes (como de ganado), cachos, patas de águila y zorro, alas de murciélago, colmillos, etc. En sus cuerpos peludos se observan los colores oscuros, tienen dientes grandes y alrededor de su boca un rojo intenso. El lugar donde se representan este tipo de diablos, es de forma cabernosa con hoyos llenos de personas, rodeadas de fuego y a su vez envueltos por serpientes y cuerpos sangrantes, hay pailas de fuego. Y estos diablos se presentan en forma amenazante con tridentes devoradores.

La tentación de San Antonio, realizada por Bernardo Parentino

La Tentasión de San Antonio

En la imagen se observa unos diablos con rostros de animales y cuerpos más humanos que los descritos en el “Juicio Universal”, pero siguiendo con las características como: Garras, alas, colmillos, cachos y colas. En sus cuerpos se demarca la figura corporal como pectorales, abdomen, muslos, partes genitales y en sus brazos al igual que en el resto de su cuerpo se demarca mucho el tono muscular. La imagen completa contiene colores cálidos e intensos, existe la presencia del rojo (en los diablos pequeños) en algunos rostros, en sus lenguas, alrededor de toda la imagen suavemente. Hay serpientes diabólicas, esta la presencia de caos en la imagen.

En cuanto a sus expresiones están muy demarcadas, reales expresando “maldad y burla” e incluso los demonios se burlan del rostro de San Antonio, de una manera horripilante.

EL MANIERISMO

Las imágenes del Manierismo fueron tomadas de las pinturas de la Capilla Sixtina, elaboradas por Miguel Angel.

Los demonios tienen cuerpos más humanos que los del Renacimiento, figuras gruesas pero muy bien detallada la anatomía del cuerpo (músculos). En esta imagen, seguimos observando los rasgos animalescos (como las orejas, boca, cachos, dientes y garras en algunos demonios).

Sus rostros son muy expresivos ya que demuestran sus sentimientos, sufrimientos, etc. La imagen en general muestra a varios demonios expresando emociones, posee colores cálidos en algunas partes de la imagen, y en los cuerpos colores pasteles sombreados.

Pintura de la Capilla Sixtina

En la otra imagen del Manierismo esta presente un demonio con cuerpo animal y humano, piernas peludas, alas de buitre, dientes filosos, orejas largas. Se denota su anatomía corporal aunque este demonio tiene características más similares a las de los demonios realizados por Bernardo Parentino, en la Tentación de San Antonio.

Pintura de la Capilla Sixtina

EL BARROCO

Para el período del Barroco, me pareció muy importante mostrar una imagen, cuyos relatos están presentes en el Nuevo Testamento (Biblia), que es el Arcángel San Miguel sacando a los ángeles rebeldes. Dicha obra fue realizada por Luca Giordano (1634-1705).

La imagen presenta figuras humanas siguiendo con la tradición de rasgos animalescos (orejas puntiagudas, cachos, alas de murciélago). Si detallamos bien notamos que sus rostros son mas humanos, al igual que sus cuerpos, su anatomía esta demarcada. Sus rostros muy expresivos (de emociones, etc.).

El Arcángel San Miguel sacando a los ángeles rebeldes

LOS CONDENADOS DEL INFIERNO, realizada por Tadeo Escalante, en la imagen se pueden ver que ya no son hombres diabólicos, por el contrario son serpientes y dragones que azotan a los condenados del infierno. Estos personajes poseen rostros muy expresivos. A los dragones y las serpientes, les brota fuego por la boca.

Los dragones tienen alas, orejas grandes, colmillos grandes, cuerpos escamosos; y las serpientes tienen cabezas de dragones, colmillos grandes, orejas grandes y cuerpos largos.

Los Condenados del Infierno Los Condenados del Infierno

Como hemos visto, en el transcurrir de los periodos (Renacimiento, Manierismo y Barroco), el diablo siempre ha tenido un cambio en cuanto a su forma, algunas veces se ha representado con rasgos de animales como gato, perro, murciélagos, buitre, etc. Mas acentuado la imagen del “Juicio Universal”, tomado del Renacimiento, poco a poco estos demonios van cambiando, cada vez toman mas forma humana con rasgos o sin rasgos animalescos como observamos en el Manierismo, dando paso al Barroco con las mismas características de los períodos anteriores.

EN LA ACTUALIDAD

Pero en la actualidad a través del cine, observamos en aquellas películas diabólicas o de ciencia-ficción, etc.

Por ejemplo, HÉRCULES, el cual era tentado por los demonios mitológicos (dragones con alas, hocico, manos y patas con garra, que escupían fuego por la boca).

LEYENDA, famoso cuento de duendes, héroes y un demonio con dos cachos, colmillos grandes, rostro de jabalí, garras (tanto en manos como en pies).

EL EXORCISTA, es esta observamos una posesión diabólica representada en donde un demonio se apodera del cuerpo de esta joven, deformándola hasta parecer un demonio (rostro pálido con cicatrices, ojos blancos, cuerpo marcado por cicatrices, etc.).

DAMIÁN, esta es la representación del anticristo (aquel que esta en contra de Cristo y lucha con él). Es representada por un niño hermoso, inteligente, de buena familia y adinerada, el cual baja a la tierra a apoderarse de los hombres y cumplir las profecías de Satán.

EL ABOGADO DEL DIABLO, que trata de un hombre, que busca el control de las personas y con la ayuda del diablo trata de conseguir todo lo que desea. Es un hombre apuesto, elegante y rico.

Actualmente hemos visto como la imagen del diablo a cambiado a través de los tiempos, aunque todavía lo represente como un monstruo, también ha pasado a ser una persona hermosa, admirada, inteligente y que busca el aprecio del pueblo, para destruirlo.

Fuente:

http://vereda.saber.ula.ve/mirabilia/satanas.htm

El origen del mal en Satanás

El origen del mal en Satanás

El Dr. Ed Murphy, psiquiatra cristiano, nos relata acerca del origen del mal en Satanás:

jesus

«Mientras que los ángeles caídos y la humanidad fueron engañados por Lucifer (utilizaremos este nombre para Satanás antes de su caída, aunque no es seguro que se llamara así), ¿quién le engañó a él? […] La respuesta bíblica es clara, aunque no se explica en ninguna parte cómo pudo ocurrir tal cosa.

Jesús afirma que Satanás es el padre de las mentiras porque es un mentiroso. Mintió tanto a los ángeles como a la humanidad porque está listo para mentir. Además, Jesús declara que «era homicida desde el principio» (Jn.8.44; cf. I Jn..8) ¿Qué significa esto? Según León Morris, «el término traducido por “principio” puede también indicar “origen” en el sentido de causa elemental […] causa primera». Al aplicar esta verdad a Jn. 8.44 obtenemos una percepción importante del asunto. Jesús está afirmando que el homicidio tuvo su origen en Satanás. Él es su primera causa.

El Señor relaciona luego ese origen con la naturaleza del diablo: «mentiroso, y padre de mentira». Y Morris conecta este homicidio con todo el género humano: «Fue a causa de Satanás que Adán se hizo mortal (Ro.5.12). Así que el diablo se convirtió en el asesino de toda la raza humana […] un “homicida”».

Podemos llevar esta verdad un paso más atrás, al verdadero origen del asesinato por medio de la mentira. No sucedió en la tierra, sino en el reino angélico probablemente antes de la creación de la humanidad. Recuerde al demonio Miedo y su triste lamento: «Fuimos engañados (por Satanás). ¡Fuimos traicionados!» Así que el asesinato por medio de la mentira tuvo su origen en el diablo. Jesús está diciendo que Satanás fue quien engendró el asesinato y el engaño, y evidentemente esto lo hizo al inducir a un ejército de ángeles de Dios a rebelarse contra Él, provocando así la muerte de ellos, es decir, su separación eterna del Señor.

En cuanto a cómo el mismo Satanás fue transformado de una criatura buena en ese mentiroso que luego llegó a ser el asesino de algunos de los ángeles y de toda la raza humana, la Biblia guarda un silencio completo. Y si la Escritura permanece obvia y firmemente silenciosa acerca de tales cuestiones, nosotros de igual manera haremos bien en callar.

Nuestra exposición anterior acerca del precio que Dios tuvo que pagar para hacer criaturas con libertad de elección arroja algo de luz sobre cómo pudo Lucifer convertirse en el diablo, mentiroso y asesino. Sin embargo, en última instancia se nos deja con un misterio que nuestras mentes mortales no pueden del todo sondear. En asuntos como este, hago continuamente referencia a versículos de la Escritura como los siguientes:

Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley (Deut. 29.29).

Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; alto es, no lo puedo comprender (Sal. 139.6).

¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios e inescrutables sus caminos! Porque ¿quién entendió la mente del Señor? ¿O quién fue su consejero? ¿O quién le dio a Él primero, para que le fuese recompensado? Porque de Él, y por Él, y para Él, son todas las cosas. A Él sea la gloria por los siglos. Amén (Ro.11.33–36).

Hemos visto una y otra vez que la mentira que penetró en las mentes limpias e inocentes de Adán y Eva, y condujo a su asesinato (Jn. 8.44; I Jn 3.8) tuvo su origen fuera de ellos mismos. No poseían ninguna inclinación interna hacia el mal ni eran independientes de Dios. No vivían en “el mundo”, es decir, en la sociedad humana organizada para una vida independiente de la voluntad de Dios. Su “sociedad” era el huerto del Edén. Y, sin embargo, pecaron.

De modo que vemos cómo el pecado y la rebeldía contra el señorío de Dios no son normales para la raza humana tal y como fuimos creados. La vida humana normal debía ser de total obediencia al Señor y de una comunión ininterrumpida, pacífica e indescriptible tanto con Dios como con nuestros semejantes. En su inocencia, Adán y Eva no sentían ninguna vergüenza, ni en su íntimo trato con Dios ni en su relación de desnudez mutua (Gén. 2.25; cf. 3.7–11). Todo lo que Dios había hecho era bueno. El primer hombre y la primera mujer vivían en la cálida y pura luz de la bondad e inocencia primitivas.

El pecado y la rebelión contra Dios, dieron lugar a dos males, el natural y el moral, por consiguiente son una anormalidad que se ha convertido en normal para la humanidad.

Edith Schaeffer comenta acerca de esta transición:

Adán y Eva habían experimentado la transición de una vida en un mundo perfecto a otra en un mundo malogrado. Habían sabido lo que significaba ser “seres humanos normales” en un “mundo normal”, pero eran los únicos que podrían comparar por experiencia propia lo “normal” y lo “anormal”. Su decisión de hacer caso a la mentira de Satanás como si fuera verdad trajo los resultados predichos por Dios. El mundo se hizo anormal. Hemos vivido, y seguimos viviendo, en un mundo anormal. Las cosas han sido estropeadas y destruidas por Satanás, por un período histórico completo de causa y efecto.

El estudiar detalladamente Génesis 3 nos prestará un gran servicio, ya que las tácticas y la estrategia de Satanás no han cambiado desde el huerto del Edén. Saber lo que él hizo a nuestro primeros padres y cómo lo hizo nos servirá de advertencia y nos preparará para la batalla espiritual que tenemos que librar aquí y ahora

————————————————————————————————————-

Satanás, pelicula colombiana,Inspirada en hechos reales y basada en la novela, best seller, SATANÁS de Mario Mendoza.

En este drama conmovedor del director Colombiano Andi Baiz, la pasión, la violencia y los secretos colisionan cuando sus tres personajes ponen a prueba sus sueños y temores. Provocativa y enigmática, SATANÁS trata sobre un trío de historias entrelazadas que ilustran la interconexión de eventos en nuestro mundo, y el efecto dominó que las acciones de una persona pueden tener sobre la vida de otro.

Una hermosa rebuscadora que estafa hombres ricos en procura de una mejor vida. Un sacerdote, enamorado y apasionado de su ama de llaves es atormentado por cargar con el peso del secreto de una mujer de su comunidad. Un profesor, veterano de guerra, resentido con la vida y las circunstancias, quien, de la mano de una de sus estudiantes, anhela salir del tedio de su vida. ¿Pero, pueden ellos sostener la presión de ser tentados por una prueba de sus más profundos deseos? Sus acciones tendrán consecuencias devastadoras.

Poderosa y gráfica de inicio a final, SATANÁS es un fascinante estudio de causa y efecto el cual aborda temas como el amor, el sexo, el dinero, el poder y la venganza. Por sobre todo la película ofrece un entendimiento sobre las manifestaciones destructivas que emanan a partir del conflicto interno y la dualidad del hombre. La película es un corte amargo de la vida, pero se mantiene en la mente del espectador, generando un diálogo interno. ¿Qué está bien? ¿Qué está mal?

Opiniones acerca de la película:

  • “ME PARECE QUE ES UNA PELICULA QUE ENCIRRA LOS ENIGMAS DE TRES PERSONAS COMUNES Y CORRIENTES QUE LUCHAN POR SER ALGUIEN, ES UN GION QUE A SIMPLE VISTA VEMOS QUE CAUTIVA EL INTERES DE SUS ESPECTADORES POR QUE ALLI SE PRESENTAN LOS MAYORES PROBLEMAS SOCIALES QUE CUALQUIER PERSONA PUEDE ENFRENTAR;ME PARECE MUY COMPLETO Y CONCRETO QUE MANEJA DESDE EL PRINCIPIO HASTA EL FINAL UNA TEMATICA Y ES LA DE ENFRENTAR NUESTROS TEMORES Y SECRETOS…” (NICOLAS ROMERO)
  • El libro Satanas, es excelente, muestra la cronica desde diferentes puntos de vista incluyendo en el contenido de la historia elemenos culturales y otros aspectos dignos de resaltar, la verdad no soy de los que lee mucho, pero en el momento en el que empece a leer este libro me di cuenta que hay escritores que son capaces de envolver en dos paginas la mente de una persona incitandola a que lea mas y mas.
    No me he visto la pelicula, y la verdad me da temor verla ya que e escuchado comentarios de que no es tan buena como el libro, y, la verdad si es asi, prefiero no verla y que en mi mente quede la historia de Campo Elias, Maria, Andres y el padre Enrique tal como Mario Mendoza quizo que quedara en cada una de las mentes de los lectores.Vuelvo a repetir, EXCELENTE LIBRO (Francisco Lara)
  • Me gustó mucho, pienso que en Colombia hay un enorme potencial y talento, además las historias abuandan como colombianos hay regados en el mundo. Les deseo lo mejor en el futuro con muchos premios y nominaciones en este planeta plagado de SpidermAns y AmericanPies… por cierto esta pelicula se convirtió en mi favorita y espero ver en las tiendas en DVD con todo un menu sobre el detras y delante de cámara. (Yoan Canabal)
  • La película no es nada desfasada de la realidad, ya que pude observar un cuadro psicopatológico del protagonista. Claramente se ve un estrés postraumático no superado, con síntomas psicóticos los cuales se reflejan en la apación de otros síntomas psicosomáticos como: dolor y estrés al igual que una disfunción sexual. Excelente el profesionalismo de todo el equipo que realizó la película. Un muy buen contenido psicológico propio de las películas norteamericanas o europeas.(Carlos Alberto Ladino )

“SATANÁS, no importa en qué creas, terminarás enfrentándolo!”

Fuente:

Manual de Guerra Espiritual, pág. 37-38, Dr. Ed Murphy, Nashville, TN: Editorial Caribe Inc. 2000, © 1994.

¿Como surgió el pecado?

¿Como surgió el pecado?  – Rebelión en los lugares celestiales y en la tierra

El dr. Ed Murphy se hace una pregunta que es bastante común en muchos intelectuales y hombres de ciencia, y es que ¿como surgió el pecado?:

¿Cómo pudo surgir el pecado en un reino de completa pureza, es decir, en el Reino de Dios? ¿Cómo pudieron pecar los ángeles puros? Las Escrituras no intentan en ninguna parte explicar cómo o por qué Satanás y los ángeles fueron creados con la capacidad de pecar, ni tampoco de qué manera o por qué causa fueron los seres humanos hechos con esa misma capacidad. Estos son sólo dos de una serie de datos que proporciona la Biblia.

Por dato entiendo un factor o suceso que registra la Escritura sin explicación alguna. El primero y más importante de toda la Biblia se encuentra en Génesis 1.1: “En el principio… Dios… “

No se intenta explicar la existencia divina, simplemente se afirma. El segundo en importancia lo tenemos en el mismo versículo:“… creó… los cielos y la tierra”.

Tampoco se da ninguna explicación del momento o del modo en que se efectuó la creación original.

El tercer gran dato se encuentra en el siguiente versículo: “Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo” (v. 2a).

En el versículo 1 se mencionan los cielos y la tierra. A partir del versículo 2 la atención se centra exclusivamente en la tierra. No se da ninguna explicación acerca del desorden, el vacío o las tinieblas. Los seis días de la creación (o de la recreación) que siguen son también datos. Y lo mismo sucede con el pecado tanto de los ángeles como de los hombres. Se trata de datos.

La siguiente explicación proporciona una respuesta parcial (la que creo, como muchos comentaristas bíblicos). Dios es el único ser no creado del universo. Como eterno, no tiene principio ni fin. Existe pero no fue creado. Está ahí, pero jamás tuvo un comienzo. Siempre fue, es y será. Por lo tanto, Él y sólo Él es absolutamente perfecto. Tiene mente perfecta. Sabe todas y cada una de las cosas. Sus emociones son perfectas. Lo que siente es siempre lo que debería sentirse. Tiene voluntad perfecta. Siempre elige lo correcto. Ciertamente, por su propia definición como perfecto, no puede escoger el mal, no puede pecar.

Sin embargo, todas las criaturas son imperfectas. Por definición Dios no puede crearse a sí mismo. Sólo puede formar seres que sean inferiores a Él y, por lo tanto, imperfectos. La criatura jamás puede igualar al Creador. Por el mero hecho de hacer criaturas a su imagen y semejanza, Dios crea seres con mente, emociones y voluntad semejantes a las suyas. Por definición no puede hacer criaturas a su propia imagen y semejanza que no sean libres para pensar, sentir y elegir por sí mismas.

Además, las criaturas no pueden ser hechas a la imagen y semejanza de Dios y, al mismo tiempo, ser programadas para hacer sólo la voluntad de su creador. Paul Schilling, en su excelente libro God and Human Anguish [Dios y la angustia humana], expresa que si eso hubiera ocurrido, aunque todos los participantes pudieran pensar que eran libres, no lo serían en realidad, y aunque fueran superficialmente felices, serían incapaces de tomar sus propias decisiones o de llegar a tener relaciones auténticamente sensibles con otras personas[ … ] Les faltaría cualquier valor intrínseco, ya que todos serían robots viviendo de forma inconsciente su destino predeterminado en un enorme y organizadísimo sistema[ … ] Ese arreglo concebiría a Dios como el hipnotizador supremo, cuyos súbditos cumplirían de manera inconsciente y estricta las órdenes que se les diera durante la hipnosis[ … ] el concepto de seres humanos [y ángeles] creados para escoger siempre lo bueno se contradice a sí mismo.

Si eran realmente libres, no podía haber garantía alguna de que siempre fueran a escoger lo correcto, mientras que si hubieran estado constituidos de tal manera que se excluyera la elección, no serían libres.

Además, la libertad de opción no comprobada es mera teoría y no realidad. Así que, tanto los ángeles como la humanidad tenían que hacer frente a la elección entre obedecer a Dios o desobedecerle.

El Dr. Scott Peck, siquiatra americano, cuenta en su libro People of the Lie [El mundo de la mentira] cómo se convirtió a Cristo. Él también forcejea con el problema del mal.

Para crearnos a su imagen, Dios nos concedió libre albedrío. De otro modo hubiéramos sido marionetas o huecos maniquíes. Sin embargo, con el objeto de darnos libre albedrío, tuvo que renunciar al uso de la fuerza con nosotros. No somos libres de elegir si tenemos una pistola en la espalda… En la angustia, él tiene que ponerse a un lado y dejar que seamos nosotros mismos.

También a Lucifer (si es que ese era su nombre) y a los ángeles se les dio libertad de elección. En el reino celestial todos los ángeles fueron sometidos a la prueba de la obediencia. Aunque el relato de esa prueba no aparece en ningún sitio, está implícito en todas partes. Aquellos que resistieron al engaño del ángel caído, probablemente Lucifer (Is. 14:12), fueron confirmados en santidad. Se les describe como “los santos ángeles” (Mar. 8:38) y los “ángeles escogidos” (I Tim. 5:21). Por el contrario, los que fueron engañados y siguieron al rebelde Lucifer están ahora, como su señor, confirmados en su iniquidad. Según las Escrituras, no hay provisión alguna para ellos de redención.

La experiencia con los demonios confirma este hecho. Ellos odian a Dios y jamás se arrepentirán o buscarán su perdón, aunque reconozcan con terror que están destinados al lago de fuego. Se hallan realmente confirmados en la maldad. El hecho de que la rebelión en el cielo se originara con el conflicto inicial de un ser angélico, Satanás o el diablo, parece cierto. A través de toda la Escritura se revela como único propiciador del mal y de la tentación (Juan 8.44; Lucas 4.1–13). Además, siempre se considera al diablo como señor de un ejército angélico sobrenatural maligno (Mateo 25.41; Apocalipsis 12.3–17). Es su cola la que arrastró «la tercera parte de las estrellas del cielo, y las lanzó sobre la tierra» (Apocalipsis 12.4). (Tal vez esas estrellas representan ángeles.) Aparece al mando de “principados… potestades… gobernadores de las tinieblas de este siglo… huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Ef. 6.12).

Esta rebelión cósmica alcanzó a la tierra poco después de la creación del hombre y el mal que produjo afectó al universo en dos niveles: el natural y el moral.

Edward J. Carnell define el mal natural como «todas esas frustraciones de los valores humanos que son perpetradas, no por la libre acción del hombre, sino por los elementos naturales del universo, tales como la furia del huracán o la devastación de los parásitos

Seguidamente, Carnell cita al poeta John Mills: Matar, el acto más criminal reconocido por las leyes humanas, es algo que la naturaleza comete una vez con cada ser viviente y, en una gran proporción de casos, después de prolongadas torturas como sólo los mayores monstruos, acerca de los cuales hemos leído, infligieron intencionadamente a otras criaturas vivas semejantes a ellos[ … ] Empala a los hombres, los rompe como el tormento de la rueda, los echa a las fieras para ser devorados, los quema, los aplasta con piedras como al primer mártir cristiano, los mata de hambre, los hiela de frío[ … ] Todo esto lo hace la naturaleza con el más arrogante desdén tanto por la misericordia como por la justicia, descargando sus saetas, indistintamente, sobre los mejores y más nobles, y sobre los peores y más perversos.

Carnell continúa con algunas palabras acerca de un mal que se cuenta entre los mayores, la muerte. Habla de su crueldad, que golpea tanto al bueno como al malo con indiscriminación ciega. Y comenta que:

[ … ] La razón por la cual el mal natural es un problema cristiano es que el cristianismo enseña, no sólo que toda la naturaleza fue en un principio creada por el Altísimo y declarada buena por Él, sino que el movimiento presente de todas las cosas está guiado y guardado por el muy vigilante ojo «del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad» (Efesios 1.11).

¿Puede el cristiano andar por los atestados pasillos de un hospital infantil o tropezar con los escombros dejados por la devastadora potencia de un huracán sin sentir la fuerza de aquellas palabras de Job? «Mas yo hablaría con el Todopoderoso, y querría razonar con Dios» (Job 13.3).

La Biblia, de ninguna manera guarda silencio sobre el mal natural. Desde el Génesis hasta el capítulo 22 del Apocalipsis, a través de todo el relato bíblico, esta clase de mal ocupa un lugar prominente, sólo superado por su gemelo más destructor, el mal moral. Sin embargo, la Escritura no intenta explicar el mal natural fuera del contexto del mal humano moral. No dice nada acerca de la existencia del mal natural en el universo antes del nacimiento del mal moral en la experiencia humana.

Carnell define el mal moral de la siguiente manera: «Incluye todas las frustraciones de los valores humanos perpetradas, no por los elementos naturales del universo, sino por la libre acción del hombre». En sus definiciones, tanto del mal natural como del moral, Edward J. Carnell se limita en especial a la relación entre el mal y la humanidad.

Difiero de Carnell en que veo el mal como anterior al hombre, existente antes de su caída. En la Escritura se introduce el mal humano desde el contexto del mal prehumano cósmico. Sin embargo, el enfoque antropocéntrico de la Biblia omite sin embargo referencias directas a la existencia de mal natural en los cielos o en la tierra antes del pecado del hombre. ¿Hubo acaso una creación moral terrena anterior a Adán que sufriera una caída similar a la registrada en Génesis 3? ¿Es correcta la teoría de la laguna histórica que afirma que entre los versículos 1 y 2 de Génesis capítulo 1 se produjo un pecado preadámico en la tierra? ¿Hubo muerte física en el universo o en la tierra antes de la caída del hombre? ¿Existía el actual desorden dentro de la armonía de los cielos antes de la creación y la caída del ser humano?

Las Escrituras guardan silencio sobre estos y otros temas parecidos referentes al mal natural. Además, no vamos a la Palabra de Dios en busca de respuestas a las cuestiones básicas planteadas por las ciencias naturales aparte de la declaración: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra” (Gén. 1.1).

Sin embargo, la Biblia indica con claridad que la caída de la humanidad y el presente gemir de la naturaleza están íntimamente relacionados. En uno de los principales pasajes cosmológicos de la Escritura, Pablo afirma que:

[ … ] la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo (Ro. 8.20–23).

Teniendo esto en mente, el apóstol presenta su razonamiento cosmológico con las siguientes palabras:

«Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios» (v. 19).

¿Por qué? Porque la redención completa de la humanidad, que sólo ocurrirá cuando tenga lugar la de nuestros cuerpos (v. 23), transformará la creación física entera. Entonces, y sólo entonces, el mal natural quedará destruido para siempre.

El apóstol Pedro declara que en determinado momento, coincidiendo quizás con la redención o poco después de la redención de nuestros cuerpos a la que Pablo también hace referencia, «los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos […] Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia» (II Pe. 3.10–13).

 

 

Y todo esto concuerda con las palabras de Juan en Apocalipsis: “Ví un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido “(Ap. 21.1–2).

 

 

 

El resultado será la destrucción eterna y casi completa del mal natural y moral de la creación de Dios y de la experiencia de la humanidad. Digo «casi» porque la excepción misteriosa es el infierno o lago de fuego. Cualquiera que sea la idea que uno tenga respecto a ese infierno, se trata de un «lugar» que existe. Jesús dice que el infierno está hecho “para el diablo y sus ángeles” (Mat. 25.41), y advierte a los hombres que ellos también irán allí si continúan viviendo en desobediencia a Dios (Mateo 5.21–22, 27–30). Pablo describe ese lugar de eterno mal como un sitio donde los hombres “sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder” (II Tes. 1.9), un castigo reservado para aquellos “que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo” (v. 8).

 

 

Juan presenta el infierno como un “lago de fuego y azufre” al que serán arrojados el diablo y sus servidores para ser “atormentados día y noche por los siglos de los siglos” (Ap. 20.10).

 

 

Y añade:“Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego” (vv. 14–15).

Un cuadro horrendo, gráfico y aterrador del mal eterno. El lago de fuego es obviamente el concepto paralelo de los nuevos cielos y la nueva tierra de felicidad eterna, de ausencia perpetua de mal. ¡Misterio de misterios!

Con la entrada de la humanidad en el conflicto entre los dos reinos, la antes exclusiva rebelión cósmica se convierte en una contienda cósmico-terrenal.

El relato histórico-gráfico aparece en Génesis 3.1–24. La historicidad de la caída es confirmada por pasajes de la Escritura tales como 2 Corintios 11.3 y Apocalipsis 12.7–9. También Pablo, en Romanos 5 y 1 Corintios 15, utiliza el hecho histórico del pecado de Adán en conexión con la actuación redentora de Jesús en la historia como último Adán y segundo hombre. Afirmo que Génesis 3 es un relato gráfico a causa del vivo simbolismo empleado para describir los acontecimientos históricos. Las verdades más importantes de la historia son precisamente reales e históricas, si uno admite el simbolismo del pasaje como si siguiéramos un literalismo estricto.

El dr. Ed Murphy, dice en su libro que “Considera que Génesis 3 es el pasaje más importante sobre la guerra espiritual de todo el Antiguo Testamento….

Tres de las numerosas lecciones que pueden extraerse de este relato contribuyen a aclarar lo que estamos analizando.

1. La humanidad fue guiada a la rebelión contra el gobierno de Dios por un ser maligno y sobrenatural que ya existía. En el simbolismo de la historia, ese ser se presenta como una serpiente, un animal, parte de la creación buena de Dios. No tiene aquí ninguna importancia si el animal físico que conocemos hoy como serpiente es la criatura que aparece en ese pasaje. El punto principal de la historia es que la humanidad fue engañada e inducida a desobedecer a Dios por un sabio pero maligno ser ya existente.

Este ser demuestra su perversa sabiduría disfrazándose para que la mujer no esté consciente de su malignidad. Eva piensa que está hablando con una criatura conocida, parte de la buena creación de Dios. Luego, Satanás la lleva a una discusión acerca de Dios y de las limitaciones que les ha impuesto a ella y a Adán en el huerto. Hasta ese momento, Eva sólo había visto el lado positivo de su estado edénico, pero el diablo despierta en su mente la percepción del lado negativo, lo que ella y Adán no pueden hacer en el huerto. El engaño iba dirigido contra su mente, que por definición incluye también sus emociones y voluntad.

2. Él engaña a la pura pero inexperta mujer. Escoge con cuidado sus palabras para hacer que absorba los pensamientos que le sugiere. Esta sutil transición confunde la mente de Eva y deforma su visión de la realidad. No es capaz de rechazar las falsedades que se están fijando en su cerebro y acepta las mentiras y verdades a medias que escucha como si fueran la verdad real.

3. Como había sido una criatura sin pecado, la serpiente (Satanás) nota cuándo la forma de pensar de la mujer se distorsiona. Conoce en qué momento está lista para aceptar en su mente una negación directa de la Palabra de Dios y una tergiversación de sus motivos: «No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal» (vv. 4–5). Eso era lo que se necesitaba. Ahora el engaño es completo. La mente de Eva abraza los pensamientos de Satanás y la mujer ve el árbol prohibido desde una perspectiva nueva y equivocada en su totalidad. El diablo ha despertado en su interior emociones que nunca antes había conocido. Ahora ve, siente deleite, desea y toma el fruto de su engaño.

El pecado ha nacido. Y según su naturaleza jamás quedará solo. Siempre busca compañía. De modo que Eva disfruta de inmediato con su esposo, Adán, los placeres recién descubiertos. Es obvio que no hay todavía en su aspecto evidencia visible del pecado. Adán ejerce su libre albedrío y come del fruto prohibido, desobedeciendo la Palabra de Dios. Ahora se cumple el propósito del engaño de Satanás y el jefe de la nueva creación de Dios cae.

Una de las principales consecuencias de esto es la contaminación de la nueva creación divina. El deleite de Satanás alcanza su cenit. No sólo ha logrado engañar a la creación angélica de Dios, sino también corromper su creación terrena.

En segundo lugar, la rebelión cósmica se ha convertido en un conflicto cósmico-terrenal. La humanidad se ha unido a los ángeles caídos rechazando la voluntad revelada de Dios. La historia, tanto cósmica como terrena, jamás será la misma.

En tercer lugar, la humanidad no sólo participa del conflicto entre los dos reinos, sino que también se convierte en el ente central en torno al cual gira. De este modo, el género humano, tanto por naturaleza como por elección, pertenece al reino de Satanás (Lucas 4.5–6; Juan 12.31; 14.30; 16.11; Hechos 26.18; Efesios 2.1–3; Colosenses 1.13). Sin embargo, Dios, movido por su amor soberano, su misericordia, su compasión y su gracia (Efesios 2.4–9; cf. 1.13–14), ha actuado para proporcionar una redención plena a toda la humanidad (Juan 3.16; 2 Corintios 5.18–21; 1 Juan 2.1–2).

El enemigo de Dios, después de engañar a la raza humana para que le siguiera en su independencia de la voluntad divina, se convierte en su enemigo mortal, y por medio de sus huestes demoníacas resiste al programa de redención del Señor para la humanidad. Satanás no quiere que la gente oiga u obedezca el evangelio del amor de Dios. Hace cuanto está en su mano perversa para oponerse a la extensión del evangelio a las naciones (Mat. 13.19, 25–30; Hch. 5: 8, 13:19; II Cor. 4.3–4; 11.3–4, 13–15; I Tes. 2.18; 3.5; Ap. 2–3; 12.17–13.7).

La batalla se centra en la humanidad. Satanás engañó y esclavizó a toda la raza; Dios la ha redimido en potencia (II Cor. 5.18–19; I Jn. 2.1–2). Lo único que falta es la respuesta de la gente al amor redentor de Dios. La meta del diablo es que no responda al mismo, lo cual intenta conseguir mediante el engaño continuado.

El evangelio se predica en este contexto de pecado y engaño. El Espíritu de Dios convence a la gente de pecado, justicia y juicio (Jn. 16.18). El enemigo contraataca para mantenerla en esclavitud constante (Mat. 13.19; II Cor. 4.3–4). De este modo, repetimos, la humanidad en cierto sentido no sólo participa en el conflicto entre los dos reinos, sino que es el personaje central a cuyo alrededor gira el mencionado conflicto. Basándose en la carne humana pecadora activada por este mundo maligno, Satanás asalta la mente del hombre y de la mujer con mentiras continuas. La gente, así engañada, se convierte a su vez en engañadora (II Tim. 3.13) y difunde las mentiras del diablo a escala mundial al asumir inconscientemente la naturaleza de su mortal enemigo.”

 

 

Fuente:

  • Manual de Guerra Espiritual, Cáp. 4, Pág. 27-33. Dr. Ed Murphy, Nashville, TN: Editorial Caribe Inc. 2000, © 1994.

 

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes