Dios comunica

Dios comunica

 “El que mira el firmamento y luego se hace llamar ateo, se muestra como un necio o un mentiroso” (Charles Spurgeon)

En el Salmo 19 descubrimos que Dios escribió dos libros para instrucción y edificación de los hombres. El primero es el Libro de la Creación donde podemos leer sobre el Poder y la Deidad del Creador, mientras que el segundo es el Libro de la Revelación o las Escrituras donde nos da a conocer Su Voluntad…

En primer lugar David nos muestra lo Visible…

“Los cielos cuentan la gloria de Dios, _y el firmamento anuncia la obra de sus manos… Por toda la tierra salió su voz, y hasta el extremos del mundo sus palabras…”(Salmos 19:1-6)

Como acertadamente lo expresó Augusto Tholuck: “Aunque todos los predicadores de la tierra callaran, y toda boca humana cesara de publicar la gloria de Dios, los cielos arriba nunca cesarían de declarar y proclamar su majestad y gloria”

Teniendo en cuenta esto el Apóstol Pablo escribió a los Romanos:       

“Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa” (Romanos 1:20)

Luego enfatiza lo Valioso…

“La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma… Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado..”(Salmos 19:7-10)

La Palabra revelada de Dios tiene características inigualables al compararla con cualquier otro escrito… David nos brinda seis aspectos que la hacen especial y diferente…

Es Perfecta: (v7a) Es decir libre de toda corrupción y útil para “convertir” o “restaurar” el alma…

Es Precisa: (v7b) Es decir, confiable, una base segura para la esperanza. Hasta el más “sencillo” o “humilde” puede ser “sabio” por medio de ella…

Es Palpable: (v8a) Es decir, de acuerdo a las normas y principios del bien y el mal. Esa rectitud “alegra al corazón” porque en ella hay gozo permanente…

Es pura (v.8b) Es decir,como luz sin mezcla de tinieblas. Por eso motivo “alumbra” los ojos” a través  de la obra del Espíritu Santo en el lector.

Es Permanente: (v9a) Es decir, genera un respeto basado en su limpieza y pureza, eso la transforma en incorruptible por eso “permanece para siempre”…

Es Perpetua: (v9b) Es decir, se ajusta siempre a la Verdad (“Tu Palabra es Verdad” Juan 17:17). Esa es la razón por la cual los juicios de Dios son “todos justos”…

Por último enfatiza lo Virtuoso…

“Tu siervo es además amonestado con ellos; en guardarlos hay grande galardón… Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mí corazón…” (Salmos 19:11-14)

La exposición del alma a las Verdades de Dios genera en el hombre conciencia de sus propias fallas y le motiva a vivir en integridad…

Recordemos: Su Palabra es Viva y verdadera­mente Eficaz…

Fuente: daresperanza.com.ar

Anuncios