El Éxodo Bíblico en los textos egipcios

View this document on Scribd
Anuncios

La biblia desenterrada

View this document on Scribd

Enlaces relacionados con el Pentateuco

Enlaces relacionados con el Pentateuco

“Creación de la Luz”, momento inicial del Pentateuco (grabado sobre metal de Gustave Doré).

El Pentateuco (del griego “Las Cinco Cajas”, de penta, “cinco” y téukos, “caja”, por los estuches cilíndricos donde se guardan, enrollados, los textos hebreos) es el conjunto formado por los cinco primeros libros de la Biblia, que la tradición atribuye alpatriarca hebreo Moisés. Se corresponden con los que en la tradición hebrea forman laTorá —La Ley—, núcleo de la religión judía.

Canonicidad  

Los cinco libros son considerados canónicos por todas las confesiones cristianas y forman parte de todas las Biblias. Figuran, por supuesto, en el Tanaj.

Libros que incluye 

El Pentateuco está compuesto por:

  1. Génesis
  2. Éxodo
  3. Levítico
  4. Números
  5. Deuteronomio.

A pesar de que los hebreos los nombran por la primera palabra de cada uno, los cristianos han seguido tradicionalmente la nomenclatura de laversión griega de los LXX.

Contenido  

Incursos de lleno en la categoría de los libros históricos de la Biblia, los libros del Pentateuco narran en forma más o menos ordenada la historia y las vicisitudes del pueblo de Israel. Posiblemente la historia más ambiciosa de la literatura humana, los cinco textos abarcan desde la mismísima creación del universo hasta la muerte del patriarca y legislador Moisés.

El Pentateuco pretende probar (como la mayor parte de los libros históricos) la providencial elección del pueblo judío por Dios como Su pueblo elegido, especial entre todas las sociedades humanas. De esta forma, cuenta el establecimiento de una teocracia, el otorgamiento de la Tierra Prometida a sus seguidores, la entronización de una rígida Ley ética, civil y religiosa, y el largo periplo de los hebreos para salir de su esclavitud en Egipto y llegar a la bendecida tierra de Canaán.

Moisés, considerado tradicionalmente el autor del Pentateuco (mármol deMiguel Ángel Buonarotti).

Artículos relacionados

Articulos externos

EL PENTATEUCO

EL PENTATEUCO

UN ESTUDIO DE LOS PRIMEROS CINCO LIBROS DE LA BIBLIA 

Introducción: El Pentateuco – Cinco Libros, Un Sólo Fundamento.

En las próximas páginas nosotros quisiéramos estudiar el fundamento de toda la revelación bíblica; los cinco libros que se llaman el Pentateuco. Entendemos que para construir un edificio hay que echar el fundamento con mucho cuidado y mucha destreza. Cualquier problema en el fundamento, sin importar cuan pequeño sea, resulta en problemas serios y grandes en la construcción. Y cuando estos problemas aparecen no hay otro remedio que tumbar el edificio y comenzar de nuevo.

El fundamento determina casi todos los aspectos del edificio. Una vez terminado el fundamento, no se puede cambiar las especificaciones del edificio, no se puede cambiar el plan. Los primeros cinco libros, el Pentateuco, sirven como este fundamento para la gran obra de la Biblia. En ellos nosotros vemos el comienzo de todos los temas bíblicos y en ellos vemos el plan de Dios para el ser humano. Al estudiarlos, nosotros podemos determinar cuáles son estos grandes temas bíblicos y podemos profundizar nuestro conocimiento de ellos. Si quiere saber para dónde va Dios con nosotros, estudie el fundamento!

La palabra “Pentateuco” quiere decir de cinco partes. Desde tiempos muy antiguos los primeros cinco libros de la Biblia se han agrupado en un sólo libro. Este libro grande se llama el Pentateuco. En el pueblo judío estos cinco libros son conocidos como Tora, o la Ley. Se considera que Moisés es el autor o, por lo menos, la fuente, de casi todos los acontecimientos recordados en estos libros.

En cuanto a la estructura del Pentateuco, los tres libros en el medio del grupo comparten un evento central, la entrega de la ley de Dios al pueblo de Israel por medio de Moisés. El primer libro, Génesis, amarra el comienzo del pueblo de Dios con el comienzo del mundo, enseñándonos el propósito y plan de Dios desde el principio. El último libro, Deuteronomio, dirige nuestra vista al horizonte del futuro. Habiendo comenzado mirando hacia atrás, nosotros terminamos la lectura del Pentateuco ansiosos y deseosos por saber lo que ha de venir. La historia del Pentateuco se convierte en promesa en cada página; promesa no sólo para los judíos, sino para nosotros también.

Esperamos que mientras nosotros estudiemos el fundamento de nuestra historia en la Biblia, el Señor nos conceda (como concedió a Moisés en el monte Nebo) un vistazo de nuestro futuro y nuestra tierra prometida.

1. Por qué consideramos que el Pentateuco es el fundamento de toda la revelación bíblica

2. Cuáles son las funciones de cada libro, según la introducción?

I. Génesis: El Principio y El Indicio

Quién eres? De dónde vienes? Con estas preguntas nosotros tratamos de conocer a personas anteriormente no conocidas. Muchas veces, nuestras preguntas se fijan en la familia de la persona o en su pueblo natal. Si logramos identificar su pueblo o si conocemos algo de su familia, creemos que ya tenemos cierto conocimiento de la persona. Pero casi siempre comenzamos con raíces: padres, pueblos y principios. Por qué? Se supone que nuestras raíces guardan el indicio de nuestra identidad. Y este indicio, más que cualquier otra cosa, nos da a conocer.

En el libro de Génesis todo el mundo puede hallar este indicio de su identidad. El primer libro del Pentateuco no comienza solamente con los principios del pueblo de Dios, sino comienza con los principios de todos. Nos provee una historia universal. En Génesis Dios establece su autoridad y su poder sobre todo el universo. Sea quien sea usted, Génesis habla de su principio, de sus raíces y de su linaje.

Después de enseñarnos la autoridad y soberanía de Dios sobre toda la creación, Génesis procede a dibujarnos el gran plan de Dios para la salvación de este mundo. Aquí, Génesis nos contesta la pregunta, Cómo llegamos a ser lo que somos? Habiendo desobedecido a Dios, Génesis nos dice que el hombre se encuentra en el agarro del pecado y de la muerte. Y solamente Dios puede salvarlo. Otra vez tenemos que recalcar que este plan de salvación elaborado en Génesis no es solamente para los judíos, sino para todo el mundo. Aunque muchos creen que la Biblia es solamente para judíos y/o cristianos, la Biblia pretende ser la historia (y el futuro) de todos. Puesto que Dios creó todo, solamente Dios puede salvar todo.

Así encontramos, en este mismo libro, las raíces de nuestra condición y las raíces de nuestra salvación. Es este libro que contiene el indicio de nuestra identidad y el indicio de nuestra esperanza. Vamos a conocernos!

A. Dos Estructuras Paralelas: El libro de Génesis pretende enseñar al lector dos cosas principales. Primero, Génesis nos enseña la creación de un mundo bueno y perfecto por Dios con la siguiente caída del hombre en pecado y todos sus resultados y consecuencias (Génesis 1-11). Segundo, Génesis nos revela el plan de Dios para la salvación de todo el mundo, un plan que comienza con un hombre y una familia (Génesis 11-50). Así se puede dividir el libro, fácilmente, en dos partes.

Sin embargo, el autor de Génesis quería que todos supiéramos que hay un sólo Dios y un sólo proceso de creación y salvación. Por esto hay una estructura paralela, una estructura literaria también. Con esta estructura las dos partes del libro de Génesis son juntadas y unidas. Y con esta estructura literaria el autor hace un gran esfuerzo para hacernos entender que este libro trata los principios de todos. Esta estructura literaria se encuentra en los siguientes pasajes. .

3. En estos pasajes, identifique la frase que el autor de Génesis repite para unir esta gran historia.

2:4 __________________________________ 
5:1 __________________________________ 
6:9 ___________________________________ 
10:1 __________________________________ 
11:10 _________________________________ 
11:27 _________________________________ 
25:12 ________________________________ 
25:19 _________________________________ 
36:1 _________________________________ 
37:2 _________________________________ 

Todas estas frases comienzan con las mismas palabras en hebreo. Aunque en español dos de ellas se han traducido con palabras diferentes, podemos ver la preocupación del autor en cuanto a las generaciones y el linaje.

Claro está el significado de esta repetición: el autor no está escribiendo ni fábulas ni mitos. El autor quiere e insiste que nosotros veamos nuestro linaje común en estas lineas y en estas páginas. No está hablando de un pequeño grupo de personas ni de un dios local, sino está tratando los acontecimientos de la historia de todos. Con las genealogías (sean de la creación o de las personas creadas) el autor nos amarra a esta realidad.

4. Cuáles son las dos estructuras de Génesis, y por qué tiene dos?

B. El “Génesis” del Mundo: En los primeros 11 capítulos de Génesis, la primera parte de nuestra historia, nosotros vemos dos movimientos. El primero es original, creativo, productivo y ordenado. Este movimiento pretende llevar al hombre a un mundo de belleza, paz y justicia. El segundo movimiento es derivativo, destructivo, desordenado y nos lleva hacia el caos. Estos primeros capítulos nos explican los orígenes de estos movimientos y nos ayudan a entender cómo ellos se relacionan y para dónde van.

En Génesis 1-11 tenemos el por qué de la Biblia. En esta sección tan breve podemos ver qué pasó y por qué se necesitan los demás libros de la Biblia. Dios es presentado como soberano, único, creativo, perfecto y justo. El hombre, siendo creado por Dios, comienza con muy buenas expectativas. Sin embargo los primeros hombres decidieron desobedecer a Dios. Comenzaron su propio “movimiento”. Y ahora le toca a Dios reparar lo que el hombre ha dañado.

En el capítulo 1:28 y 29 tenemos la bendición divina de la primera pareja. En capítulo 3:16 – 24 tenemos la maldición divina de la misma pareja. Lea estos dos pasajes y conteste las siguientes preguntas:

5. Cuáles partes de la vida humana son mencionadas en la bendición de 1:28 y 29?
6. Cuáles bendiciones son afectadas por la maldición de capítulo 3?
7. Cómo nos ayudan estos pasajes a responder a las grandes preguntas y misterios de nuestra vida?

C. El “Génesis” del Plan de Dios para Salvar al Mundo. La historia del pecado no termina con la maldición de Dios en el tercer capítulo. Nosotros vemos que los hombres iban empeorándose todos los días. Hay una serie de acontecimientos que convence al lector que los seres humanos no tienen esperanza ninguna: un hermano mata al otro; la raza entera llega a ser tan perversa que Dios trata de borrar el pecado con un gran diluvio; Noé, el hombre por medio de quien Dios salva a la humanidad, se embrega y maldice a su hijo; y los hijos de los hombres tratan de tumbar a Dios construyéndose una gran torre. Qué puede hacer Dios? Cómo puede El responder a la maldad del hombre? Su respuesta comienza en el capítulo 12. En este capítulo se inicia la gran historia de nuestra salvación. Dios, en su gracia, elige a un hombre y a una familia para volver a bendecir y salvar a todo el mundo.

El corazón de este plan de salvación es el pacto entre Dios y Abraham. Vemos la primera parte del pacto en el capítulo 15 de Génesis donde Dios le hace a Abram esta promesa:
A tu descendencia daré esta tierra, desde el río de Egipto hasta el rio grande, el río Eufrates; la tierra de los ceneos, los cenezeos, los admoneos, los heteos, los ferezeos, los refaitas, los gergeseos y los jebuseos. (15:18-21)

En el capítulo 17 Dios vuelve a Abram para definir un poquito más este pacto que se ha establecido. Ahora las promesas llegan a incluir a toda la descendencia de Abram y la tierra de Canaán. Y es en este capítulo donde Dios le cambia el nombre a Abraham (padre enaltecido) y le da la señal de circuncisión.

Hay dos tipos de pactos; el condicional y el incondicional. Uno tiene ciertas condiciones, y el otro es pura promesa sin condición alguna. La relación que se establece aquí, como base del pacto, es incondicional. Dios siguió siendo el Dios de Israel aun cuando el pueblo no lo quería. Pero otra parte del pacto sí era condicional. La bendición de Dios siempre se relacionaba con el comportamiento del pueblo de Dios. Que Dios eligió a Abraham y al pueblo de Israel no se puede cambiar. Pero la relación diaria entre este pueblo y su Dios depende mucho de la obediencia del dicho pueblo.
Estas mismas promesas son la base de todo el trato de Dios con Israel en el Antiguo Testamento. Cada vez que Dios responde al clamor de su pueblo, es por estas promesas hechas a Abraham, y repetidas y confirmadas con su descendencia.
Lo que más le llama la atención al lector en toda esta parte es la soberanía de Dios en este proceso de elección y salvación. Tanto como Dios es el único autor de la creación, así también es el único autor de la salvación. Después de las primeras promesas hechas a Abram en capítulo 12, vemos a Dios quitando los obstáculos que bloquean la realización de su plan. En casi cada capítulo vemos a Dios abriendo el camino para el cumplimiento de su salvación prometida. En el último capítulo leemos un resumen de la soberanía de Dios en su plan de salvación cuando José les dice a sus hermanos:

Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo. 50:20

El libro de Génesis nos recuerda que Dios está en control. Aunque el mundo parece estar fuera de control, Génesis nos asegura que todo está en las manos de Dios. No hay nada que escape su atención y no hay nada que esté fuera de su alcance. Génesis nos llama a imitar la fe de nuestro padre Abraham y a confiar totalmente en nuestro Dios.

8. Cómo funcionaba el pacto entre Dios y Abraham?

9. Lea los siguientes pasajes e identifique los obstáculos que Dios tiene que remover para realizar su plan de salvación.

12:17_________________________________ 
15:2__________________________________ 
22:2__________________________________ 
25:21_________________________________ 
27:41_________________________________ 
42:1 y 2 _______________________________ 

10. Por qué debemos imitar la fe de Abraham y confiar en Dios?

II. Éxodo: Establecimiento de un Pacto

A. Estructura: En el libro de Éxodo nosotros vemos cómo el plan de salvación, elaborado en Génesis, llega a realizarse. Encontramos a los hijos de Israel bajo el cruel yugo de esclavitud en Egipto. Ellos claman a Dios y Dios escucha su clamor. Dios envia a su siervo Moisés y así comienza una de las historias más conmovedoras de la Biblia. 

Se puede dividir el libro de Éxodo en tres partes. La primera sección (1-18) tiene que ver con la redención divina del pueblo de Israel. La segunda parte (19-24) trata el pacto establecido entre Dios y su pueblo en el monte de Sinaí. Y la tercera parte (25-40) provee todas las provisiones necesarias para la adoración de Dios. El orden de estos acontecimientos es interesante e importante: Dios salva; Dios ordena y organiza; y Dios establece las provisiones para Su adoración. El libro de Éxodo tiene mucho que decir sobre la relación de la ley y la salvación; pero no es lo que esperamos de un libro lleno de leyes!

Dentro de esta estructura hay tres capítulos que sirven como la culminación de cada sección, y el último de estos capítulos sirve como culminación del libro entero. El primero es el capítulo 12 con la historia de la primera Pascua. El segundo es el capítulo 20 donde Dios le entrega a Moisés los diez mandamientos. Y el último, la culminación de todo, es el alzamiento del tabernáculo. 

Nuestro estudio de este libro se va a centrar en estos tres acontecimientos. Esperamos enseñar como estos eventos proveen la esquema por todo lo que ha de venir en la revelación bíblica.

B. La Pascua (1-18): Todo lo que vemos en los primeros capítulos de Éxodo son los preparativos para la liberación del pueblo de Dios. Aunque se tratan otros temas grandes como el carácter de Dios en capítulo 3, todo lo que está escrito sirve como base para el éxodo.

En el capítulo 12 Dios provee para su pueblo una ceremonia gráfica por la cual ellos siempre podrían recordar y celebrar su salvación. Y esta ceremonia no solamente contiene unos recuerdos del pasado, sino guarda también la semilla de una promesa venidera. Como todas las grandes obras de Dios, ésta dirigía la vista de Su pueblo hacia el futuro.

11. Lea capítulo 12 e identifique por lo menos tres elementos en la ceremonia de la Pascua que también sirven como promesa de la salvación venidera. 
1)___________________________________________ 
______________________________________________ 
2)___________________________________________ 
_____________________________________________ 
3)___________________________________________ 
______________________________________________ 

12. Lea Juan 1:19 y I Cor. 5:7 y explique qué significaba la Pascua para los autores del Nuevo Testamento.

_______________________________________________ 
_______________________________________________ 
_______________________________________________ 

C. La Ley (19-24): Una vez que Dios liberta a Israel de su esclavitud en Egipto, El comienza a prepararles para una vida de comunión con El. O sea, Dios les enseña la manera en que ellos pueden vivir como pueblo suyo. Lo importante aquí es que la ley viene después de la salvación. En Éxodo, el Señor nos ha proveído con un modelo para entender la relación de estos importantes temas bíblicos; la ley y la salvación. La elección de Israel no dependía de su obediencia, sino venía solamente de la misericordia de Dios. La ley fue dada después de que Dios salvó a su pueblo. La ley, en vez de ser la condición de la salvación, se revela como el propósito de la salvación. Dios salva a su pueblo para que ellos puedan vivir en una relación fiel con El. La persona que ve en Éxodo una lista de condiciones para su salvación está sumamente equivocada. Ni siquiera en el Antiguo Testamento tenía la ley este propósito. Sino, todo lo contrario, la ley representaba la vida con Dios que era posible solamente como resultado de la salvación. El tema de buenas obras como propósito y resultado de la salvación se repite cuando Pablo, hablando de nuestra salvación, dice, Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas (Ef. 2:10).

En Éxodo 20 Dios nos da un breve resumen de su ley. Los diez mandamientos ayudan al lector a convivir primeramente con su Dios y luego con los demás portadores de la imagen divina. Los cuatro primeros mandamientos determinan la naturaleza de la relación entre el hombre y su Dios, y los últimos seis guían la conducta social de los seres humanos. Los capítulos 21-24 siguen con el tema de relaciones humanas y aquí vemos algo del sistema de justicia con que Israel debía gobernarse. Habiendo establecido la relación entre Dios y su pueblo y las normas de conducta para este pueblo, el libro de Éxodo procede a dar las provisiones para la adoración del Dios Soberano.
 
13. Cuál viene primero en el libro de Éxodo, la ley o la  salvación?_________________Porqué?_____________ 
________________________________________________ 
________________________________________________ 
________________________________________________ 
___________________________________________ 
14. El propósito de la salvación es…___________________ 
______________________________________________ 
_______________________________________________ 

D. El Tabernáculo (25-40):
La última parte de Éxodo es la que define la relación íntima de Israel con su Dios. Que esta relación debiera ser muy íntima no se puede dudar. Una de las metáforas más comunes en el Antiguo Testamento para describir esta relación es la de matrimonio, la relación más íntima que tiene el ser humano. 
Tal relación requiere mucha preparación, aun entre los seres humanos. Pero cuando se trata la relación entre un Dios perfecto y un pueblo pecaminoso, requiere más. En lo que resta del libro de Éxodo el Señor explica cómo se debe preparar el lugar para consumirse esta relación, el tabernáculo. En el libro de Levítico los preparativos continúan. En vez de tocar el lugar, llegan a tocar el corazón del pueblo. Una cosa es tener el lugar preparado, otra es tener preparada la persona. 

El tabernáculo representaba la culminación de la obra de Dios en esta etapa de su plan; elección, salvación, organización, y ocupación. La salvación verdadera no es nada más que esto: vivir en comunión con Dios. Lo que Dios le daba a Israel con su presencia en el tabernáculo era una pequeña prueba de la comunión venidera. Cumpliendo con sus promesas Dios siempre guarda algo más y algo mejor para el futuro. Así fue con el tabernáculo, algo hermosísimo, pero algo que servía como promesa para la próxima etapa.

15. Qué necesita toda relación íntima?
_____________________________________________ 
_______________________________________________ 
16. Por qué tenía tanta importancia el tabernáculo?
_______________________________________________ 
_______________________________________________ 
_______________________________________________ 
17. Cuál fue el tabernáculo, una promesa o una promesa cumplida? _________________Porqué?______________ 
________________________________________________ 
________________________________________________ 
III. Levítico: Santidad a Jehová

Qué es la primera cosa que piensa usted cuando aparecen en su puerta algunas visitas inesperadas? Nosotros, en nuestra casa, siempre nos preguntamos si la casa está en condiciones para recibir visitas. Tratamos de mantenerla limpia y bien organizada, pero las visitas siempre tienen su manera de cogerle a uno en momentos muy inoportunos. Quizá haya unos platos en la mesa y probablemente haya muchos juguetes de niños en el piso. Por esto, quisiéramos saber de antemano si alguien nos va a visitar. De esta manera podemos presentarnos bien y recibir a las visitas como ellas merecen ser recibidas. Si estas personas son personas muy queridas y respetadas, tratamos de preparar todo a su gusto. Queremos que estén cómodas en nuestro hogar y esperamos que se repita la visita.

La casa de Israel tenía una visita. El visitante era Dios. Y, en cierto sentido, era una visita inesperada. Ellos tenían sus promesas,que El iba a ser su Dios y que ellos iban a ser su pueblo, pero ellos no podían imaginar la forma en que tomaría lugar su visita. Su experiencia con otros dioses no era adecuado para prepararles para esta visita. Y ahora ni siquiera tenían casas ellos. Cómo podrían recibir a este Visitante? 

En el libro de Levítico el mismo Señor les explica cómo ellos han de recibirlo. Indiscutiblemente el tema de Levítico es La Santidad Santidad debe caracterizar todo lo que tiene algo que ver con esta visita. Y, como veremos, algo que ver tienen todas las partes de la vida.

A. Temas y Estructura de Levítico: Como acabamos de decir el tema principal del libro de Levítico es la santidad. Puesto que todo el mundo tiene su idea de lo que significa la santidad, es importante que veamos precisamente lo que quiere decir el Libro de Levítico cuando utiliza esta palabra. Luego, veremos como el autor divide y aplica la materia de Levítico en dos partes. Recalcamos que un buen entendimiento de santidad cristiana requiere un buen entendimiento de santidad en Levítico. 
Uno de los textos claves para entender esta palabra en su contexto es Levítico 11:45 donde Dios dice,

Porque yo soy Jehová, que os hago subir de la tierra de Egipto para ser vuestro Dios: seréis, pues, santos, porque yo soy santo.

Aquí nosotros podemos ver que la base de la santidad tiene dos partes. Primero, el origen de toda santidad es la santidad de Dios. El pueblo de Dios es santo porque su Dios es Santo; seréis, pues santos, porque yo soy santo. La santidad de su pueblo proviene de El. Segundo, santidad significa ser apartado. Como dice nuestro texto, Porque yo soy Jehová, que os hago subir de la tierra de Egipto para ser vuestro Dios. En el hecho de sacar o apartar a su pueblo Dios le hace santo. Una buena parte de la función de las leyes y los sacrificios de Levítico tenía que ver con la identidad de Israel como pueblo sacado y apartado.

Resumamos. Dios es santo. Dios, en el hecho de apartarse un pueblo, santifica a este pueblo. Dios provee para este pueblo una guía de leyes, ritos y sacrificios para mantener y proteger la santidad que El les impartió. Santidad no es algo que se logra, sino es algo que se concede y que se protege. En Levítico Dios le da a su pueblo el ambiente en que se puede proteger esta santidad. O sea, le explica a Israel la manera en que ellos pueden acomodar a su Dios y asegurar que no se vaya. 
18. Según Levítico 22:32 y 33: Quién hace la obra de santificación?_____________________________________ 

cómo lo hace?________________________________________________________________________________________________ 
por qué lo hace?______________________ _____________________________________ 
______________________________________ 
B. Cómo Relacionarse con un Dios Santo (1-16): La primera mitad del libro de Levítico tiene que ver con la relación vertical: Dios con su pueblo. En ella encontramos todos los sacrificios que Dios exigía, y también las leyes en cuanto a los sacerdotes y la purificación del pueblo. Hay un fuerte énfasis en la limpieza y la perfección. Los sacrificios y las ofrendas tenían que ser perfectos y sin mancha. Esta perfección era un recuerdo permanente de la perfección de su Dios. Y así también los sacrificios señalaban al supremo sacrifico de Jesucristo. El libro de Hebreos nos informa que los sacrificios de animales en si no podían pagar por los pecados. Pero ellos si podían recordarle al pueblo de Dios de la naturaleza de su relación. 

19. Lea Levítico 4:1-12 y Hebreos 10:1-18 y explique cómo estos pasajes se relacionan: 
_____________________________________ 
_____________________________________ 
_____________________________________ 
_____________________________________ 
_____________________________________ 
_____________________________________ 
C. Cómo Conducirse como un Pueblo Santo (17-27): Habiendo establecido las normas para la relación con su pueblo, Dios les explica a los israelitas como ellos deben de vivir el uno con el otro. Aquí también, tanto como en su relación con Dios, su conducta tiene que ser santa, pura y sin mancha.

Con algunas pocas excepciones, nosotros podemos entender el porque de la mayoría de estas leyes sobre cosas como actos de inmoralidad. Por lo general estas leyes protegen la sanidad tanto como la santidad de las relaciones humanas en el pueblo de Dios. Pero además de estas leyes Dios provee un sistema de justicia ejemplar. Este sistema lleva la santidad de Jehová desde la buena conducta personal hasta la conducta económica de la nación entera. O sea, no queda nada fuera de la influencia de la santidad de Dios. Hasta la misma tierra tiene que ser trabajada en una manera santa y justa.

En lo relacionado con el año de jubileo, Dios nos enseña que la santidad no deja de practicarse cuando uno sale de la iglesia, sino, llega hasta la oficina de su negocio y aun más lejos.

20. Lea Levítico 25 y escriba algunas de las cosas que más le impresionaron. 
_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 

Sea en señales y promesas de Cristo o sea en modelos políticos para nuestro país, el libro de Levítico tiene mucho para nosotros. Léalo y aprovéchalo!

Búsqueda en fuentes externas a la Biblia de las evidencias de la permanencia de Israel en Egipto previas al Exodo (II)

Búsqueda en fuentes externas a la Biblia de las evidencias de la permanencia de Israel en Egipto previas al Exodo (II)

Ver Enlaces relacionados con el artículo “Búsqueda en fuentes externas a la Biblia de las evidencias de la permanencia de Israel en Egipto previas al Exodo”

arqueobiblica04.jpg

 

El arqueólogo Israel Finkelstein, director del Instituto de Arqueología de la Universidad de Tel Aviv, ha buscado evidencias que arrojen luz sobre los eventos narrados en el Pentateuco (los cinco primeros libros de la Biblia: Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio), por lo que ahora tenemos una idea más clara sobre los orígenes del pueblo de Israel y los escritos que dieron origen al monoteísmo.

Basado en la evidencia arqueológica Finkelstein llegó a la conclusión que la saga histórica relatada en el Pentateuco de los cristianos y la Torá de los judíos es un brillante producto de la imaginación humana, que muchos de sus episodios nunca existieron y que su origen no responde a ninguna revelación divina.

El Nuevo Diccionario Bíblico de Editorial Certeza dice:

La época de la dinastía 19º fue la más cosmopolita en la historia egipcia.

En la 18º dinastía entraron en cantidad palabras hebreo cananeas en la lengua y la literatura egipcias y los oficiales de gobierno egipcio ostentaban con orgullo su conocimiento de la lengua cananea (papiro Anostan I,véase ANET p.477b)

El hecho de notar en el relato del Pentateuco conocimientos sobre la cultura de las tierras cananeas, no necesariamente nos obliga a pensar que la fecha de composición del Pentateuco sea posterior a la invasión israelita de Canaán, como algunos historiadores piensan. Es muy difícil que los hebreos no hayan oído anda en Egipto de estos pueblos ya que los dioses semíticos eran aceptados por los egipcios (Baal, Anat, Resef, Astarte o Astartot)

Después de salir de Egipto y de cruzar el mar de las cañas (E. 14:10-15:27) y hasta que finalmente alcanzaron el Jordán sin pasar por Edom y Moab (Num. 20ss) los israelitas pasaron muchos  años en el territorio intermedio que comprendía:

1. La península de Sinaí, flanqueada por los golfos de Suez y Acaba y se parados del mediterráneo en el N. por el polvoriento camino de la tierra de los filisteos que ligaba a Egipto con Palestina

2. El largo valle hendido del Arabá que se extendía hacia el sur desde el Mar Muerto hasta el golfo de Acaba

3. El desierto de Zin al Sur de Berseba

Cuando salieron de Egipto había como 600.000 hombres de a pie, además de familiares y una gran multitud de toda clase de gentes.

Cuando censaron en el Sinaí a los hombres de las tribus a excepción de Leví, dio un total de 603.550 hombres de mas de veinte años que podían llevar espada (Num. 2:32)

Esto sugiere un total aproximado de 2 millones de personas.

Aunque en estas cifras aparentan ser algo elevadas, no pueden descartarse en forma absoluta, ya que no hay hasta el momento otra explicación mejor que esta.

Es posible que las cifras sean exageradas ya que el acto de transmisión de cifras es algo factible de error.

Debemos tener en cuenta que no eran un pueblo urbanizado, sino un grupo de esclavos, acostumbrados a valerse por si mismos. Sus modos de vida los capacitaba para ingeniárselas perfectamente por su propia cuenta

No debe causarnos sorpresas un hecho como este, en el que un gran número de personas sometidas abandone un país grande. A finales del siglo XIV A.C. gentes procedentes de unos 14 países de regiones montañosas y comunas aparentemente abandonaron sus lugares de habitación dentro del reino hitita y se trasladaron a la tierra de Imna (Prólogo al tratado de Suppiluliana y “Mattivaza Werdner,Politische Dokumente ans Klimasien,1923,p.5) para ser llevados de vuelta posteriormente por el poderoso rey hitita Suppiluliomna (pag. 485,col. 2,I,DB.Certeza)

Sin embargo el Faraón de Egipto no logró los mismos resultados al intentar retener y luego recapturar de los hebreos.

Se cree que la entrada de Jacob con su familia a Egipto haya sido aproximadamente por el año 1700 a.C, durante el período de los Hicsos de la historia  egipcia, durante el cual gobernantes de origen semita aparecen como faraones de Egipto; esto concordaría con la mezcla de elementos egipcios y semitas (Gen. 37:1)

Un limite inferior para la fecha del éxodo se indica probablemente en “la estela de Israel”, inscripción triunfal de Merneptah, fechada en el 5º año (ca. 1220 a.c.), que menciona la derrota de diversas ciudades y pueblos en Palestina, incluso Israel.

Aunque algunos niegan el hecho de que Merneptah jamás haya invadido Palestina, sin embargo una inscripción de memeptah en un templo de Amada en Nubia, en frases estrictamente paralelas, lo califica de “sometedor de Gezer” y “arrebatador de Libia”

Esto último se refiere a la victoria de Memeptah en Libia en el 5º año de su reinado (“estela de Israel”)

Esto implica seguramente la exitosa intervención de Merneptah en Palestina, hecho que concuerda perfectamente con las referencias a Asaclón, Gezer, Yeroam, Israel y Khunm como “conquistada”, “sometida”, “aniquilada””sus meses no existen” y “enviudada” respectivamente en la estela de Israel.

La referencia a “Israel, sus mieses (lit. simiente) no existen, podría reflejar la práctica egipcia de prender fuego a veces a los sembrados de sus enemigos; esto se aplica no al momento de salir de Egipto sino al inicio del asentamiento de Israel en Palestina; pero no el momento.

Tomando como base la estela de Israel, es casi seguro que Israel penetró en Palestina con anterioridad al año 1229 a.C y que el éxodo ocurrió 40 años antes o sea con anterioridad a 1260 a.C  La fecha probable del éxodo queda así reducida al período 1290 – 1260 a.C

Algunos suponen que e produjo mas de un éxodo de Egipto o de que algunas tribus nunca entraron a Egipto, pero no existen pruebas objetivas extremas alguna y las tradiciones bíblicas están claramente en contra de tales suposiciones.

La habim/apiru, conocidos a través de las tablillas halladas en Tell-el-Anarma como muy activos en Palestina alrededor del año 1350 a.C

Se equiparan a veces con los hebreos al mando de Josué. Pero el año 1350 al mando de Josué a.C es una fecha prematura para asignarlo a la conquista.

Este término se aplica también a otros pueblos, y no solo a los mencionados  en la Biblia, en una cantidad de documentos que llevan fechas entre los años  1800 y 1150 a.C y abarcan países tan distantes como Mesopotamia, Egipto, Siria y Asia Menor. Es probable que los hebreos hayan sido considerados habirus a afirmar dogmáticamente.

“Toda la información bíblica juntamente con la información arqueológica, comienza a “cuadrar”, cuando se tienen en cuenta las prácticas antiguas correspondientes; cualquier solución definitiva en lo que se refiere a detalles requiere información mucho mas completa”

Fuente Bibliográfica:

Artículo relacionado

El Pentateuco VII

El Pentateuco VII

Números: Un Viaje Espiritual

En el libro de Génesis Dios llama a Abram a comenzar una jornada de fe. Abram responde confiando en su Dios y así toma los primeros pasos de este viaje. Al final de Génesis y al principio de Éxodo vemos un desvío en Egipto. El pueblo de Dios, los hijos de Abraham, se convierte en una nación de esclavos y clama a los cielos. Ahora Dios responde y, sacándolo de Egipto, encamina a este pueblo de nuevo en su viaje de fe. Pero el pueblo no camina mucho hasta que llega al monte de Sinaí. Es allá que pasamos el resto de Éxodo y todo el libro de Levítico. Y estamos todavía allá cuando comenzamos con el libro de Números. Pero en Números el pueblo comienza a andar. De todos los libros del Pentateuco, Números es el que más movimiento tiene. Lamentablemente, no todo movimiento es bueno. En el libro de Números el pueblo de Israel pasa la mayoría de su tiempo echándose para atrás. Dios, casi de una vez, los lleva a la frontera de la tierra prometida. Pero ellos, por falta de fe y confianza en su Dios, rebelan y, como consecuencia de su rebelión, pasan los próximos 40 años andando en el desierto. De que este es un viaje espiritual, no cabe duda ninguna. Pero no es un viaje de grandes bendiciones. Es un viaje principalmente de castigo y nos deja ver cómo Dios responde a la rebelión de su pueblo.

El libro de Números está dividido geográficamente en tres partes.

1.Los acontecimientos del capítulo 1 hasta el capítulo 10:10 ocurren en Sinaí mientras el pueblo se prepara para el viaje.

2.Desde 10:11 hasta 22:1 el punto de referencia es Cades en el desierto de Parán. Parece que el pueblo de Dios comienza sus años de castigo en Cades (13:26) y que, al terminar los 40 años, se encuentra otra vez en Cades (20:1).

3.La tercera parte del libro toma lugar en los campos de Moab, junto al Jordán (22:1). Esta es la última parada en este viaje espiritual que comenzó con Abraham. De aquí Moisés dará los tres discursos de Deuteronomio y de aquí Josué llevará al pueblo a Canaán.

A. En Sinaí (1:1 – 10:10): El cuarto libro de Moisés lleva el título de Números por el censo que se tomó en preparación para su salida de Sinaí (1:2). Los primeros cuatro capítulos se ocupan de varios censos y de la organización del pueblo. En los capítulos 5 a 10 se dan algunas últimas leyes e instrucciones. En el capítulo 9 leemos que antes de dejar Sinaí, Israel celebró la Pascua. Ya había pasado un año desde su éxodo de Egipto (9:1), y les tocó la celebración de esta gran obra divina. Después, se repite la historia de como la nube de la presencia de Jehová desciende sobre el tabernáculo (contada primeramente en Éxodo 40:34-38). Se explica también cómo Israel había de guiarse por esta misma nube de la presencia de Jehová.

Con esta primera parte de Números el autor nos ayuda a ubicarnos de nuevo. Después del libro de Levítico era necesario recordar al lector de dónde está en la historia del pueblo de Israel. También era necesario fijar todas estas leyes en su contexto histórico. Habiendo cumplido con esta parte de su misión, el autor procede con el viaje de Israel.

B. En Cades – El Desierto (10:11 – 21:35): El pueblo de Israel llegó a Sinaí en el capítulo 19 del libro de Éxodo. Todo lo que se ha acontecido desde Éxodo 19 hasta Números 10:11 se ha sucedido en Sinaí. Durante este período intermediario nosotros hemos visto las leyes impuestas por Dios para proteger la santidad de su pueblo. Con el becerro de oro de Éxodo 32 vimos que Israel en si carecía de santidad. Y ahora volvemos a ver esta carencia como nunca. Las historias de los 40 años en el desierto son difíciles de creer. Cómo podía este pueblo volver a rechazar la obra redentora de su Dios? Cuán corta era la memoria de este pueblo? En todo esto el libro de Números nos deja ver a un Dios justo y misericordioso, un Dios de amor y de disciplina.

La imagen aquí presentada de Israel no es muy linda. Cuántos golpes de castigo pueden aguantar? Sin embargo el Señor sigue guiando su pueblo y, cuando se termina el período de su castigo, ellos se encuentran de nuevo a la puerta de la tierra prometida. Grande es Su fidelidad!

C. En Los Campos de Moab (22:1 – 36:13): Al ver la lucha que se ha mantenido entre Dios y su pueblo en la segunda parte de Números, puede ser que alguien se pregunte, “Quién está en control aquí?” Por 40 años en el desierto no hay nada de progreso y parece que ni siquiera Dios puede controlar a su gente. Tan pronto que Dios deja de castigar su pueblo comienza de nuevo a pecar. Para dónde vamos con esto?
La respuesta se halla en la tercera parte de Números. Dios había determinado el tiempo de castigo, este tiempo se terminó y ya el pueblo está en camino hacia Canaán. Ahora no hay ningún obstáculo que les pueda detener. Claro que hay obstáculos! Al comenzar esta tercera parte del libro nosotros vemos dos obstáculos en particular que son enormes. En ambos casos el Dios de Israel es mucho más grande y mucho más poderoso.

El primer obstáculo viene en forma de Balac y Balaam. El primero fue el rey de Moab, y el segundo un sacerdote/profeta pagano. En capítulos 22 – 24 nosotros leemos esta fascinante historia. Nosotros ya hemos visto que Dios está gobernando su pueblo por medio de un pacto que se define en leyes, bendiciones y maldiciones. En el capítulo 22 conocemos a Balac, este rey de los moabitas, y aprendemos como él trató de adueñarse del trabajo divino.

Por medio de Balaam, Balac intentó maldecir al pueblo de Dios. Números nos dice que Balac había escuchado del poder de este Dios de Israel y que él ya podía ver que el pueblo era muy grande. Tenía mucho miedo. Por esto, mandó a sus mensajeros a Balaam diciendo, “Pues yo sé que el que tú bendigas será bendito, y el que tú maldigas será maldito” (22:6). Pero Balaam, desde el principio, reconoce que él puede hacer solamente lo que el Señor le permite. En vez de maldecir a Israel, Balaam lo bendice varias veces. Después de este pasaje no queda ninguna duda en cuanto al control de Dios sobre su pueblo. Dios ha vuelto a tomar las riendas (las de la asna de Balaam y las de todas las naciones) y nadie puede desviarlo.

El segundo obstáculo para Israel en los campos de Moab era su propio pecado. En el capítulo 25 nosotros vemos como ellos fornicaron con las moabitas y como llegaron hasta participar en los sacrificios de Baal-peor. Números nos dice, ” y el furor de Jehová se encendió contra Israel.” Pero su juicio fue rápido y agudo. Vemos también que, casi por primera vez, hay alguien, que no fuera Moisés, celoso por Jehová. Por la reacción inmediata de Finees en contra de este pecado, el furor encendido de Jehová se apaga y Jehová hace un pacto sobre el sacerdocio con Finees y su descendencia.

Después de pasar por estos obstáculos, las demás cosas en el libro de Números son preparativas; preparativas para la conquista de Canaán. Hay otro censo y hay muchas instrucciones en cuanto a la ocupación de la tierra prometida. Una parte del pueblo se establece al oriente del Jordán. Pero ellos lo hacen bajo la promesa de ayudar a las demás tribus con la ocupación del parte al oeste del Jordán. Por fin el pueblo ha llegado y está listo para la toma de Canaán. Pero, antes de entrar, Moisés quiere asegurar que ellos hayan escuchado todo lo que Dios les había tratando de decir. La aplicación de este “viaje espiritual,” la veremos en el libro de Deuteronomio. Es allá donde Moisés interpreta para Israel todos estos acontecimientos. Y es para allá que nosotros vamos ahora.

 

El Pentateuco II – Preguntas de repaso

El Pentateuco II – Preguntas de repaso

5. Cuáles partes de la vida humana son mencionadas en la bendición de 1:28 y 29?

Rpta:[0]

Séptimo día: terminada la actividad creadora, Dios descansa.

Cada etapa de la creación preparó el camino para la siguiente, y todas tenían el propósito de preparar el escenario para el punto culminante: la creación del hombre.

“Y dijo Dios: sea… y fue…” Al hablar Dios, infaliblemente se cumple su voluntad. Se recalca la perfección de lo que Dios creó… “Y vio Dios que era bueno.” El resultado correspondió perfectamente a la intención divina. El gran propósito de la creación era preparar un hogar o ambiente adecuado para el hombre.

Al finalizar el sexto día de la creación, Dios observó que su obra creadora era buena en gran manera. “Demostraba equilibrio, orden, y estaba perfectamente adaptada para el desarrollo físico, mental y espiritual del hombre.'”

La creación del hombre:

Dios hizo al hombre como corona de la creación. El hecho de que los miembros de la Trinidad hablaron entre sí (1:26), indica que éste fue el acto trascendental y la consumación de la obra creadora.

Dios creó al hombre tanto para ser del mundo espiritual como del terrenal, pues tiene cuerpo y espíritu.

El cuerpo del hombre fue formado del polvo de la tierra, igual que los animales (2:7, 19), lo cual nos enseña que se relaciona con las otras criaturas. (La ciencia ha demostrado que la sustancia de su cuerpo contiene los mismos elementos químicos del suelo.) Su nombre en hebreo “Adam” (hombre), es semejante a “Adama” (suelo). Sin embargo no hay eslabón biológico entre el hombre y los animales.* Se usa la palabra “bara” (crear algo sin precedentes) 1:27, que indica que su creación fue algo especial.

El hombre fue hecho a la imagen de Dios, y por lo tanto tiene gran dignidad. ¿Qué significa “la imagen de Dios” en el hombre? No se refiere a su aspecto físico, ya que Dios es espíritu, y no tiene cuerpo. La imagen de Dios en el hombre, tiene cuatro aspectos: (a) sólo el hombre recibió el soplo de v por lo tanto tiene un espíritu inmortal, a través del cual puede tener comunión con Dios, (b) Es un ser moral, no obligado a obedecer sus instintos, como los animales, sino que posee libre albedrío y conciencia, (c) Es un ser racional, con capacidad para pensar en lo abstracto y formar ideas. (d) Al igual que Dios, tiene dominio sobre la naturaleza y los seres vivientes. “Había de ser el representante de Dios.revestido de autoridad y dominio, como visible monarca y cabeza del mundo”.8 Alguien ha observado que el hombre tiene un espíritu para tener comunión con Dios, una voluntad para obedecerle y un cuerpo para servirle.

El Nuevo Testamento recalca los aspectos espirituales y morales de la imagen de Dios en el hombre, tales como conocimiento espiritual, justicia y santidad. El gran propósito que Dios quiere realizar mediante la redención, es restaurar una imagen en el hombre, hasta que sea perfecta, como se Observa en CRISTO (Rom. 8:29; Col. 3:10; I Juan 3:2).

Dios descansó el séptimo día, no en el sentido de terminar toda la actividad, sino en el de terminar la actividad creadora (1 Juan 5:17). Observando el día de reposo, los hombres recuerdan que Dios es el Creador, y reservan tiempo para prestarle culto.

El hombre en el Edén: Gen. 2:4-25. Se ve la solicitud de Dios por el hombre, en los siguientes hechos:

a) Lo ubicó en el huerto de Edén (delicia o paraíso), un ambiente agradable, protegido y bien regado. El huerto estaba situado entre los ríos Hidekel (Tigris) y Eufrates, en un área que probablemente corresponde a la región de Babilonia, cerca del Golfo Pérsico. Dios le dio a Adán trabajo que hacer, para que no se aburriera. Algunas personas piensan que el trabajo es parte de la maldición, pero la Biblia no enseña tal cosa, sino que la maldición convirtió el trabajo bueno, en algo infructuoso y con fatiga.

b) Dios proveyó a Adán una compañera idónea, instituyendo así el matrimonio. En este capítulo se encuentra, en forma de germen, la enseñanza más avanzada de esa relación.

El propósito primordial del matrimonio es proporcionar compañerismo y ayuda mutua: “No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea (semejante o adecuada) para él” (2:18). Debe ser monógamo, pues Dios creó a una sola mujer para el varón; debe ser exclusivista, porque “dejará el hombre a su padre y a su madre”, debe ser una unión estrecha e indisoluble: “se unirá a su mujer y serán una sola carne”. Dios, en su sabiduría infinita, instituyó el hogar para formar un ambiente ideal en el cual los hijos puedan ser criados cabalmente en todos sus aspectos. Se enseña la igualdad y dependencia mutua de los sexos. “Ni el varón es sin la mujer, ni la mujer sin el varón” (1 Cor. 11:11) El uno sin el otro está incompleto.

El comentarista Mateo Henry observó que la mujer no fue formada de la cabeza, del hombre, para que no ejerciera dominio sobre él, ni de sus pies, para que no fuera pisoteada, sino de su costado para ser igual a él y de cerca de su corazón, para ser amada por él. La mujer debe ser una compañera que comparta la responsabilidad de su marido, responda con comprensión y amor a la naturaleza de él, y colabore con él para llevar a cabo los planes de Dios.

c) Dios le dio a Adán amplia inteligencia, pues podía poner nombres a todos los animales. Esto demuestra el hecho de que tenía poderes de percepción, para comprender sus características.

d) Dios mantenía comunión con el hombre (3:8), y así el hombre podía cumplir su fin más elevado. Posiblemente Jehová tomaba la forma de un ángel para caminar en el huerto con la primera pareja. La esencia de la vida eterna consiste en conocer personalmente a Dios (Juan 17:3), y el privilegio más glorioso de este conocimiento es disfrutar de la comunión con él.

e) Dios lo puso a prueba en cuanto al árbol de la ciencia del bien y del mal. Pero ¿en qué forma nos revela esto que Dios tenía solicitud por los primeros hombres? A los hijos de Dios las pruebas les son oportunidades de demostrar su amor a Dios, obedeciéndole. También son un medio para desarrollar su carácter y santidad. Adán y Eva fueron creados inocentes,pero la santidad es más que la inocencia; es la pureza mantenida en la tentación.

* La teoría de la evolución enseña que el hombre es la cumbre de un lento proceso, en el que los animales más sencillos evolucionaron hasta llegar a ser altamente desarrollados. Esta teoría carece de evidencia conclusiva de eslabones entre los animales y el hombre. Los eruditos evangélicos, en su mayor parte, creen que los fósiles de hombres prehistóricos, tales como el de Neanderthal, representan razas degeneradas que habían descendido de Adán. Los inmensos períodos de antigüedad asignados a éstos por algunos antropólogos, descansan sobre fundamentos muy descartables, ya que los más prudentes científicos hablan cautelosamente de la edad que tienen los restos prehistóricos en su sabiduría infinita, instituyó el hogar para formar un ambiente ideal en el cual los hijos pueden ser criados cabalmente en todo aspecto:física,social y espiritualmente.

6. Cuáles bendiciones son afectadas por la maldición de capítulo 3?

Rpta:[1]

Las consecuencias del primer pecado: 3:7-24. Siguieron al pecado, resultados desastrosos, como un río impetuoso. ¿No eran desproporcionalmente severos en comparación con el de una sola cosa. Al ceder a la voz u mus, el hombre elegía agradarse a sí mismo, desobedecer deliberadamente a Dios. Era un acto de egoísmo y rexcusable. En efecto, era atribuirse el lugar de Dios.

Las consecuencias teológicas de la caída son las siguientes:

a) Adán y Eva conocieron personalmente el mal: sus ojos fueron abiertos”. Las mentiras de Satanás estaban entrelazada con un hilo de verdad. Adán y Eva llegaron a parecerse a Dios, distinguiendo entre el bien y el mal, pero su conoci Irnlo se diferencia del que tiene Dios en que el conocimiento ellos fue el de la experiencia pecaminosa y contaminada. Dios, en cambio, conoce el mal como un médico conoce el cáncer, pero el hombre caído conoce el mal como el paciente la enfermedad. La conciencia de ellos se despertó a un sentimiento de culpabilidad y vergüenza.

b) Se cortó la comunión con Dios, y entonces huyeron de presencia. El pecado siempre despoja al alma de la pureza y el gozo de la comunión con Dios. Esa es la muerte espiritual y cumple, en el sentido más profundo, la advertencia de que el hombre moriría el día que comiera del fruto prohibido 2:17).

c) La naturaleza humana se corrompió y el hombre admitió la tendencia de pecar. Ya no era inocente como un niño, sino que su mente se había ensuciado y tenía vergüenza de su cuerpo. Otra prueba fue que echó la culpa a otros; pues Adán aun insinuó que Dios era el culpable: “La mujer que me diste me dio.” Este es el pecado original, o la naturaleza caída del hombre.

d) Dios castigó el pecado con dolor, sujeción y sufrimientos. Un Dios santo no puede pasar por alto la rebelión de sus criaturas. La mujer sufriría dolores en el parto y estaría sujeta a su marido. Pero ¿estar sujeta a su esposo es una maldición? No debe tener la familia una cabeza? Además ¿no es esto una figura de la relación entre Cristo y la Iglesia? (Efe. 5:22, 23). El mal consiste en que la naturaleza caída del varón ya lo hace propenso a abusar de su autoridad sobre la mujer, del mismo modo que la autoridad del marido sobre la mujer puede traer sufrimientos, el deseo femenino respecto de su esposo puede ser motivo de angustia. El deseo de la mujer no se limita a la esfera física, sino que abarca todas sus aspiraciones, de esposa, madre y ama de casa. Si el matrimonio falla, la mujer queda desolada.

Toda la raza y la naturaleza misma sigue aun sufriendo como consecuencia del juicio pronunciado sobre el priemr pecado. El apostol Pablo habla poeticamente de una creación que gime a una , y a una que esta con dolores parto hasta ahora (Ro. 8:22)

7. Cómo nos ayudan estos pasajes a responder a las grandes preguntas y misterios de nuestra vida? [2]

(1) “El objeto del libro es el de revelarnos el origen del universo material; el origen y la relación a Dios el Creador, y la igualdad de todos los hombres delante de El; la relación divinamente constituida de los sexos; la institución divina del Sábado; el origen del mal moral y físico; la historia primitiva de la raza humana y el origen de las naciones; la elección de uno para ser el guardián de los registros sagrados, y del propósito y método divinos de la redención del hombre; la historia de sus fundadores hereditarios, y su relación a la historia subsecuente. De estas verdades, de cuyo conocimiento debemos el actual adelanto en la civilización, es el objeto del libro: dar una historia divinamente acreditada. Su valor evidente se descubre sin esfuerzo en esta declaración, y es atestiguado por la historia de la civilización; porque sin ella ningún grado de cultura intelectual, o de refinamiento de gusto y de progreso en la ciencia y las artes, jamás se hubiera hallado suficiente para salvar a un pueblo de la corrupción moral, y del decaimiento y ruina al fin de los tiempos. En estas verdades y la confirmación divina de ellas, se halla la única base del progreso popular y de la permanente prosperidad nacional; y de todos estos asuntos estaríamos completamente ignorantes, sin las revelaciones contenidas en esto libro. (Dr. Conant)

(2) “Si no tuviéramos los once primeros capítulos del Génesis; si no tuviéramos, sobre los principios del mundo y la humanidad, sino los mitos de los paganos o las especulaciones de los filósofos, o las observaciones de los naturalistas, estaríamos en la ignorancia más profunda acerca del origen y naturaleza del mundo y del hombre. Sucede con estos capítulos por una parte, como con las profecías y la Escritura por la otra: Allí, alcanzamos a ver la verdadera luz sobre las primeras cosas, y aquí sobre las últimas; allí sobre los principios fundamentales, aquí sobre las tendencias últimas de la historia; allí sobre la primera causa, aquí sobre el objeto del mundo; sin las cuales cosas, una historia universal o una filosofía de la historia es imposible concebirlas. Pero la misma profecía tiene sus raíces en estos capítulos, sobre los cuales toda la Revelación posterior se basa. Afortunadamente estos registros primitivos de nuestra raza, mucho más ampliamente de lo que sabemos, han penetrado todo nuestro modo de pensar, e influyen aún en aquellos que creen que tienen que desechar el carácter histórico de estos registros. Estos capítulos mantienen en la humanidad la conciencia de su relación con Dios, de su nobleza original, y su destino eterno. Me admira ver los esfuerzos de los hombres que no creen en el libro del Génesis pura escribir la historia. No saben dónde comenzar ni saben dónde acabar. No saben cómo interpretar. No ven la mano directora de la Providencia Divina. Tan ciegos como los murciélagos y los topos, cubren ningunos rastros de propósito y providencia divinos en la historia del mundo. Pero la profecía misma tiene sus raíces en estos once capítulos, sobre los cuales toda la Revelación posterior se basa. (Auberlen)

Notas:

[0] Pablo Hoff,El Pentateuco, pp.27,Apendice II, edit. Vida,15ª impresion, Deerfield, Florida 33442-8134

[1] Ibid, pp. 31

[2] B.H.CARROLL,COM. BIBLICO i – GENESIS,pp.59-60, EDIT. CLIE,1990 BARCELONA,ESPAÑA

Anteriores Entradas antiguas