Era Jetro o Hobab el suegro de Moisés

Aparentes contradicciones de la Biblia – Era Jetro o Hobab el suegro de Moises

Autor: Paulo Arieu, con notas del profesor Pablo Santomauro, teólogo uruguayo

La biblia dice:

a. Éxodo 3:1 dice que “Jetro era el suegro de Moisés.”

b. Números 10:29; Jue. 4:11 (RV1909) dice que “Hobab era el suegro de Moisés.”

¿Como podemos entender esta aparente contradicción del texto bíblico?

Introducción:

“1 Apacentando Moisés las ovejas de Jetro su suegro, sacerdote de Madián, llevó las ovejas a través del desierto, y llegó hasta Horeb, monte de Dios.” Éxodo 3:1

Jetro, un sacerdote pagano, madianita, es conocido en la Biblia por ser el suegro de Moisés; su intervención mas conocida en la vida de Moisés fue cuando le aconsejó que estableciera ayudantes, para poder asi dedicarse mas tranquilo a gobernar el pueblo de Israel.

El profesor Pablo Santomauro, comenta que “La respuesta más popular: Se trata de la conocida costumbre del Antiguo Medio Oriente de usar múltiples nombres para personas o ciudades, de acuerdo con el contexto, como en el caso de Jehová y Elohim.  Podemos estar de acuerdo con ello, pero añadiremos algo más.”

El Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia dice que:

LOS MADIANITAS Pueblo establecido en la costa oriental del golfo de Aqaba, al nordeste del desierto de Arabia y al sur de las tierras de Moab y Edom. Según Éx 3.1, los dominios de los madianitas comprendían también la costa occidental del golfo de Aqaba. Fue una raza trabajadora, rica y preponderante en el comercio (Nm 31; Jue 8; Is 60.6). Al parecer, fueron los primeros que domesticaron y usaron Camellos. Su progenitor fue Madián, que en la genealogía hebrea es hijo de Abraham y Cetura (Gn 25.1, 2; 1 Cr 1.32).

A los madianitas se les llamó también «ismaelitas» (Jue 8.22, 24; cf. Gn 37.25). Se referían a ellos como ismaelitas o como madianitas indistintamente (Gn 37.28). Sin embargo, algunos opinan que se trataba de dos pueblos distintos pero íntimamente asociados (Jue 7.12; 8.22, 24).

Los madianitas se hicieron idólatras y ejercieron una meléfica influencia sobre Israel. En ocasiones se aliaban con los moabitas o con los amalecitas con el propósito de destruir a Israel. Hubo batallas cruentas, asaltos a los campos ya cultivados de los hebreos e intentos de convertir a estos a los cultos idolátricos (Nm 22.4, 7; 25.1–6; 31.1–16). Durante siete años los madianitas oprimieron a Israel, y fue tal la crueldad de aquellos que obligó a muchos hebreos a refugiarse en cuevas y cavernas (Jue 6.1, 2). Gedeón liberó a Israel en uno de estos períodos de opresión (Jue 6.7–8.35).[1]

El Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia dice que:

Reuel significa “amigo de Dios” y era probablemente el nombre original, pero la palabra “padre” es ‘ab y se refiere también al máximo patriarca de un clan. Reuel, como el supremo patriarca, era el que hacía todos los arreglos matrimoniales para sus descendientes mujeres. El probablemente era un abuelo (o quizá el bisabuelo), y esto es perfectamente válido dentro de la combinación de las palabras padre/hija. En la cultura de la antigüedad era perfectamente aceptable decir que un abuelo o bisabuelo era el padre de alguien (Ej: Jesús era llamado Hijo de David). Por inferencia lógica, se puede decir que alguien era “suegro de” no siendo exactamente el padre directo de la esposa.

JETRO: Sacerdote de Madián, conocido también como Reuel (Éx 2.16, 18). Hospedó y dio trabajo a Moisés cuando este huía de Faraón y luego le dio su hija Séfora por esposa. Después de cuarenta años, cuando Moisés le avisó que se volvería a sus hermanos en Egipto, Jetro le despidió amistosamente (Éx 4.18).

Posteriormente Jetro y Moisés se encontraron en el desierto y estuvieron presentes también Séfora y sus dos hijos (18.1–7). Al escuchar Jetro el relato de las cosas portentosas que Jehová había hecho a favor del pueblo de Israel, no solo reconoció que «Jehová es más grande que todos los dioses», sino que ofreció a Dios holocaustos y sacrificios (18.8–12). Jetro aconsejó a Moisés establecer ayudantes para administrar justicia al pueblo (Éx 18.13ss).[2]

El profesor Pablo Santomauro, comenta que “Jetro quiere decir “su excelencia”. Es obvio que su otro nombre era Reuel por la proximidad de ambos, tan solo 8 versículos: Éxodo 2:18-31:”Y volviendo ellas a Reuel su padre, él les dijo: ¿Por qué habéis venido hoy tan pronto? Ellas respondieron: Un varón egipcio nos defendió de mano de los pastores, y también nos sacó el agua, y dio de beber a las ovejas. Y dijo a sus hijas: ¿Dónde está? ¿Por qué habéis dejado a ese hombre? Llamadle para que coma. Y Moisés convino en morar con aquel varón; y él dio su hija Séfora por mujer a Moisés. Y ella le dio a luz un hijo; y él le puso por nombre Gersón, porque dijo: Forastero soy en tierra ajena.  Aconteció que después de muchos días murió el rey de Egipto, y los hijos de Israel gemían a causa de la servidumbre, y clamaron; y subió a Dios el clamor de ellos con motivo de su servidumbre. Y oyó Dios el gemido de ellos, y se acordó de su pacto con Abraham, Isaac y Jacob.  Y miró Dios a los hijos de Israel, y los reconoció Dios. Apacentando Moisés las ovejas de Jetro su suegro, sacerdote de Madián, llevó las ovejas a través del desierto, y llegó hasta Horeb, monte de Dios.”

El profesor Pablo Santomauro, comenta que “Por lo tanto son la misma persona.”

El Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia dice que:

Hobab [3]: (favorecido, amado). Príncipe madianita hijo de Ragüel o Reuel

Números 10.29 dice: “29 Entonces dijo Moisés a Hobab, hijo de Raguel madianita, su suegro: Nosotros partimos para el lugar del cual Jehová ha dicho: Yo os lo daré. Ven con nosotros, y te haremos bien; porque Jehová ha prometido el bien a Israel.”

Según este versículo, no es posible establecer sin ambigüedad si el suegro de Moisés era Hobab o Ragüel.

Jueces 4.11 dice: “11 Y Heber ceneo, de los hijos de Hobab suegro de Moisés, se había apartado de los ceneos, y había plantado sus tiendas en el valle de Zaanaim, que está junto a Cedes.”

Este pasaje afirma que Hobab era el suegro de Moisés, pero en Éx 2.18 dice: “18 Y volviendo ellas a Reuel su padre, él les dijo: ¿Por qué habéis venido hoy tan pronto?”

Reuel figura como el padre de Séfora, la esposa de Moisés. Entre los musulmanes hay una tradición que identifica a Hobab con Jetro, pero hay otros que sugieren la identificación entre Reuel y Jetro. En este caso Hobab sería cuñado de Moisés.

El diccionario biblico digital wikicristiano, dice así:[4]

Hobab: (heb. Jôbâb, quizás “amado [favorecido]”; ugar. Hbb; sudar. Jbb; asir. Hababa).

Hijo de Reuel y cuñado de Moisés

En Números 10:29 dice “29 Entonces dijo Moisés a Hobab, hijo de Raguel madianita, su suegro: Nosotros partimos para el lugar del cual Jehová ha dicho: Yo os lo daré. Ven con nosotros, y te haremos bien; porque Jehová ha prometido el bien a Israel.”

Pero en Jueces 4:11 dice: “11 Y Heber ceneo, de los hijos de Hobab suegro de Moisés, se había apartado de los ceneos, y había plantado sus tiendas en el valle de Zaanaim, que está junto a Cedes.”, a causa de un error en la puntuación vocálica, se lo llama “suegro”.

Los masoretas, que añadieron la vocalización al texto hebreo original, hicieron que jtn se leyera jôtên, “suegro”; pero se debería leer jâtân, “cuñado”. Hobab era hijo de Jetro, suegro de Moisés

Ex. 2:16-21 dice “16 Y estando sentado junto al pozo, siete hijas que tenía el sacerdote de Madián vinieron a sacar agua para llenar las pilas y dar de beber a las ovejas de su padre. 17 Mas los pastores vinieron y las echaron de allí; entonces Moisés se levantó y las defendió, y dio de beber a sus ovejas. 18 Y volviendo ellas a Reuel su padre, él les dijo: ¿Por qué habéis venido hoy tan pronto? 19 Ellas respondieron: Un varón egipcio nos defendió de mano de los pastores, y también nos sacó el agua, y dio de beber a las ovejas. 20 Y dijo a sus hijas: ¿Dónde está? ¿Por qué habéis dejado a ese hombre? Llamadle para que coma.21 Y Moisés convino en morar con aquel varón; y él dio su hija Séfora por mujer a Moisés. “ y por ello cuñado de Moisés. Cuando los israelitas salieron de Sinaí rumbo a Canaán, Moisés le pidió a Hobab que les sirviera de guía en el desierto

Números 10:29-32 dice:” Entonces dijo Moisés a Hobab, hijo de Rag:uel madianita, su suegro: Nosotros partimos para el lugar del cual Jehová ha dicho: Yo os lo daré. Ven con nosotros, y te haremos bien; porque Jehová ha prometido el bien a Israel. Y él le respondió: Yo no iré, sino que me marcharé a mi tierra y a mi parentela.Y él le dijo: Te ruego que no nos dejes; porque tú conoces los lugares donde hemos de acampar en el desierto, y nos serás en lugar de ojos. Y si vienes con nosotros, cuando tengamos el bien que Jehová nos ha de hacer, nosotros te haremos bien. “

Después de alguna vacilación consintió, y desde ese tiempo los miembros de su familia, conocidos como ceneos, vivieron con la tribu de Judá. Luego de la conquista de Canaán se establecieron en la parte sur del país.

Jue. 1:1616 Y los hijos del ceneo, suegro de Moisés, subieron de la ciudad de las palmeras con los hijos de Judá al desierto de Judá, que está en el Neguev cerca de Arad; y fueron y habitaron con el pueblo.”

1 Samuel. 15:66 Y dijo Saúl a los ceneos: Idos, apartaos y salid de entre los de Amalec, para que no os destruya juntamente con ellos; porque vosotros mostrasteis misericordia a todos los hijos de Israel, cuando subían de Egipto. Y se apartaron los ceneos de entre los hijos de Amalec.”

1 Samuel 27:10 10 Y decía Aquis: ¿Dónde habéis merodeado hoy? Y David decía: En el Neguev de Judá, y el Neguev de Jerameel, o en el Neguev de los ceneos.“

1 Sam. 30:2929 en Racal, en las ciudades de Jerameel, en las ciudades del ceneo, “

Una familia de los ceneos se separó del grupo y se mudó al norte de Cedes en Neftalí

Jueces 4:6 “6 Y ella envió a llamar a Barac hijo de Abinoam, de Cedes de Neftalí, y le dijo: ¿No te ha mandado Jehová Dios de Israel, diciendo: Ve, junta a tu gente en el monte de Tabor, y toma contigo diez mil hombres de la tribu de Neftalí y de la tribu de Zabulón;”

Jueces 4:11 “Y Heber ceneo, de los hijos de Hobab suegro de Moisés, se había apartado de los ceneos, y había plantado sus tiendas en el valle de Zaanaim, que está junto a Cedes”

El diccionario biblico dice que “Moises persuadió al hijo de Jetro,Hobab, a que se uniera a los israleitas”[5]

El profesor Pablo Santomauro comenta que “Este era legalmente y exclusivamente el directo suegro de Moisés. Algunos escépticos tratan de meter Números 10:29 en la ecuación, pero fallan en no citar el pasaje totalmente: “Entonces dijo Moisés a Hobab, hijo de Ragüel madianita, su suegro …”

Conclusión:

Llegamos a dos concluciones lógicas posibles:

1. Debido a un error de copiado de un masoreta, que añadieron la vocalización al texto hebreo original, hicieron que jtn se leyera jôtên, “suegro”; pero se debería leer jâtân, “cuñado”. Hobab era hijo de Jetro, suegro de Moisés, ,por lo tanto Hobab cuñado de Moisés.

2.Que Hobab sea el suegro de Moises, y Jetro el patriarca, del cual toma nombre la familia. Esta es la opinión de Pablo Santomauro, quien comenta que “Esto sirve para reafirmar nuestro punto: Reuel/Jetro era el patriarca supremo, Hobab era su hijo y el suegro de Moisés.”

El profesor basa esta conclusión en lo que comentó unos párrafos mas arriba:”Algunos escépticos tratan de meter Números 10:29 en la ecuación, pero fallan en no citar el pasaje totalmente: “Entonces dijo Moisés a Hobab, hijo de Ragüel madianita, su suegro …”

Yo me inclino a pensar en la opinión mas común y que Ragüel/Jetro es el suegro de Moisés, y Hobab cuñado de Moises e hijo de Jetro, basado en el error del masoreta.

En la biografía que se da de Moises en el Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, dice que “Con respecto a la juventud de Moisés, las Escrituras se limitan a informar que no obstante su posición social en la corte, no se avergonzó de su origen (Heb 11.24) y que huyó de la ira del faraón a Madián, por causa de un incidente violento (Éx 2.11ss) que un compatriota le descubrió y recriminó. Madián se encuentra en la parte sudeste de la península de Sinaí. Aquí se casó con Séfora, la hija del sacerdote Jetro (Éx 2.21), que según 2.18 se llamaba Reuel. En su destierro le nacieron a Moisés dos hijos, Gersón y Eliezer. Este período le fue de no menor importancia que el tiempo de su educación en la corte del faraón.”[6]

No hay mayor problema en cualquiera de las dos interpretaciones posibles, no afecta la validez del texto bíblico, ni la inspiración divina, ni afecta ninguna enseñanza moral, ética o espiritual importante.Solo sería un problema referencial.

Y finalmente, lo mas importante del texto, es lo que destaca el profesor Santomauro : “Es importante en esto sostener la autoría de Moisés, no la hipótesis documental JEDSR” , una hipótesis de la Alta Crítica, que intentando aplicar el método cientifico, lo único que logró es destruir el texto bíblico, en su intento de hallar las fuentes históricas detrás del texto bíblico del Pentateuco.

Notas:

[1] MADIANITAS, Nelson, Wilton M., Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1998.

[2] JETRO, Nelson, Wilton M., Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1998.

[3]HOBAB, Nelson, Wilton M., Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1998.

[4] http://www.wikicristiano.org/diccionario-biblico-gratis/2356/que-es-hobab/

[5] JETRO, Nuevo DIccionario Biblico, I edición. Basada en la II edición ingleesa del New Bible dictionary,1982, Ediciones Certeza,p.716

[6] MOISES, Nelson, Wilton M., Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1998.

 

Anuncios

PENTATEUCO

PENTATEUCO  

Nombre con que se conocen los primeros cinco libros del Antiguo Testamento (Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio) que constituyen la primera parte del Canon. En hebreo se les llama Torah que quiere decir «enseñanza» o «instrucción». Su nombre y su contenido muestran que Torah es un término más amplio que nuestro concepto de «ley», puesto que incluye mucha historia de la salvación (por ejemplo, Gn 1—Éx 19) o «evangelio» (Gl 3.8). La íntima relación entre historia de la salvación y ley o mandamiento en la Torah se explica por las características del Pacto. La Torah en griego se llama Pentateuco (que quiere decir «libro dividido en cinco estuches», «rollos» o «volúmenes». Se dividió así por razón de sus temas distintos y también por razones prácticas, puesto que un rollo antiguo solamente podía contener la quinta parte de la Torah.

Paternidad Literaria: Historia Del Estudio

Antes de 1753

Según la tradición judía, Moisés escribió todo el Pentateuco, y en esta opinión concordaron: Ben Sira (Eclesiástico 24.23), Filón (Vida de Moisés, 3.39), Josefo (Antigüedades IV, viii,48), la Mishnah (Pirque Aboth i.I), y el Talmud (Baba Bathra 14b). La única pregunta que se planteaba era si el relato de la muerte de Moisés (Dt 34.5–12) la había escrito Josué como dice el Talmud. La iglesia cristiana aceptaba esta tradición judaica, con pocas excepciones, hasta la aparición de la Introducción de J.G. Eichhorn (Einleitung, 1780–83).

La teoría documentaria

La época moderna de estudios literarios comenzó con el libro del médico J. Astruc (1783), quien estudió sistemáticamente el uso de los nombres de Dios (Yahveh y Elohim) en Génesis y atribuyó la variación literaria a las fuentes que Moisés había utilizado. Poco después, Eichhorn rechazaba la tradición que consideraba a Moisés como autor del Pentateuco.

Por más de un siglo los eruditos propusieron una serie de teorías para explicar la variedad de rasgos estilísticos y datos teológicos e históricos del Pentateuco. Estas teorías culminaron en una hipótesis documentaria que afirmaba que había cuatro fuentes básicas. En 1876 Julio Wellhausen, profesor en varias universidades alemanas, dio a la hipótesis su exposición clásica. Esta hipótesis proponía que el Pentateuco estaba compuesto de cuatro documentos principales de fechas posteriores a Moisés: J (yahvista, ca. 850 a.C.), E (elohista, ca. 750 a.C.), D (deuteronomista, ca. 621 a.C.), y P (sacerdotista, ca. 500–450 a.C.). Esta interpretación histórica negaba la veracidad de grandes partes del Pentateuco y provocó una reacción conservadora contra la hipótesis.

Historia de la crítica de las formas

La crítica de las formas, iniciadas por H. Gunkel (a principios del siglo XX), ha influido notablemente sobre el estudio del Pentateuco. El método de Gunkel busca el género literario de cada pasaje y la situación vital (Sitz im Leben) en que se originó. Algunos seguidores de Gunkel rechazan la hipótesis documentaria de Wellhausen; otros combinan la crítica de las formas con esa teoría. Gunkel mismo rechazó lo sobrenatural y exageró lo mítico.

Habló mucho de las sagas en el Pentateuco, las cuales se transmitieron oralmente durante largo tiempo antes de escribirse.

Otros han usado este mismo método de una manera más positiva. El análisis de géneros tales como leyes, máximas jurídicas, lamentos, narraciones históricas, dichos de los sabios, diferentes tipos de poesía y formulaciones de pactos dio nuevo impulso al estudio del Pentateuco. La comparación de estos géneros literarios con géneros semejantes en culturas contemporáneas de los mismos, utilizando los nuevos datos de la arqueología, ha provocado un mejor entendimiento del Pentateuco.

Situación contemporánea

Muchos eruditos todavía sostienen la hipótesis documentaria, pero con modificaciones. Estas modificaciones resultan de:

1. La confirmación arqueológica de la antigüedad de muchos elementos del Pentateuco, que Wellhausen había señalado como posteriores, y la refutación de la interpretación evolucionista de la historia de Israel.

2. La conclusión de muchos críticos en cuanto a que las fuentes del Pentateuco no se extienden a otros libros posteriores a Moisés (contra algunos que habían propuesto un Hexateuco, incluyendo el libro de Josué).

3. La crítica de las formas que ha mostrado la complejidad de las fuentes (J, E, D, P, etc.) y que cada una contiene elementos muy antiguos.

Por tanto, las fuentes se consideran estratos de materia antigua con largas historias de redacción, en vez de obras literarias con fechas precisas.

Los que mantienen la hipótesis documentaria generalmente encuentran más de cuatro estratos, pues tienen que proponer otros adicionales como L o G. Las razones aducidas para dividir el Pentateuco en estratos son:

1.Las narraciones repetidas (por ejemplo, Gn 12; 20; 26).

2.Las contradicciones entre pasajes paralelos (por ejemplo, Gn 1.1–2.4a y Gn 2.4b–25).

3.Los diferentes nombres que se dan a Dios.

4.Las diferencias lingüísticas entre los estratos.

5.Las diferencias de punto de vista.

Muchos eruditos se han opuesto a la hipótesis documentaria, y han mostrado que:

a.Generalmente las narraciones repetidas se pueden explicar mejor de otra manera (por ejemplo, diferentes sucesos, énfasis especial, la literatura hebrea se caracteriza por la repetición).

b.Las aparentes contradicciones entre pasajes paralelos se han exagerado, pues cualquier literatura puede describir un mismo acontecimiento en forma sumaria y luego más detallada, o con diferente enfoque.

c.Los nombres divinos no sirven para dividir estratos, pues a menudo se usan con propósito específico.

d.Los argumentos basados en diferencias lengüísticas e ideológicas entre los estratos son demasiado subjetivos. Además, tienden a ser argumentos cerrados.

e.Hay demasiados datos que no explican en el esquema (comúnmente se atribuyen a los redactores).

Algunos eruditos destacados, que antes aceptaban la hipótesis documentaria, la han rechazado a la luz de los nuevos datos arqueológicos e históricos. Al estudiar otras literaturas antiguas encontramos que las características que más se usan como base para la división del Pentateuco en estratos (J, E, D, P, etc.) son precisamente las mismas que caracterizan a las literaturas Ugarítica, Babilónica y Egipcia (por ejemplo, repeticiones con variantes lingüísticas, intercambio de nombres divinos y nombres divinos compuestos). Quienes rechazan la teoría documentaria afirman que sería absurdo proponer para estas otras literaturas semejantes divisiones.

Por otro lado, es necesario reconocer que la mayoría de los escritores en el campo veterotestamentario aceptan cierta forma de hipótesis documentaria. Algunos insisten en que se puede aceptar la hipótesis, siempre que no perjudique la inspiración divina del Pentateuco y asigne a Moisés un panel básico en su producción.

Moisés Y La Paternidad Literaria

El Pentateuco mismo indica algunas de las fuentes usadas en su composición. Se mencionan «el libro de las batallas de Jehová» (Nm 21.14) y «el libro de las generaciones de Adán» (Gn 5.1). Es posible que las secciones de Génesis que terminan (o empiezan) con «Estas son las generaciones de» representen tablas históricas escritas por Abraham y sus descendientes. Además, se encuentran varios paralelos entre las leyes y costumbres del Pentateuco y las de Mesopotamia y Egipto.

También en el Pentateuco hay ciertos indicios de material posmosaico. En Gn 14.14 se menciona Dan, pero esta ciudad solo recibió tal nombre posteriormente (Jos 19.47; Jue 18.29). Como es lógico, Dt 34 fue adición posmosaica. Otros posibles posmosaicismos son Gn 36.31; Éx 11.3; 16.35 y Nm 12.3.

Por otro lado, cada vez hay más pruebas de que el origen del Pentateuco cabe mejor en la época mosaica que posteriormente. El libro de Deuteronomio tiene la estructura de pactos celebrados (o renovados) en aquella época. Se cuenta ahora con textos ugaríticos (siglos XV—XII a.C.) que usan muchas palabras antes fechadas como posteriores. Además, en el Pentateuco hay muchos detalles que hacen difícil proponer una composición posterior (por ejemplo, en Gn no aparecen ni el nombre Baal ni nombres de lugares compuestos con «Baal». La frase «Jehová, Dios de los ejércitos» no se usa en el Pentateuco, pero es común más tarde. Asimismo, los lugares altos de idolatría, «Bamot», tan prominentes más tarde, solo se mencionan dos veces en el Pentateuco y ninguna vez en Deuteronomio. El nombre de Jerusalén no se encuentra en el Pentateuco).

El mismo Pentateuco no indica el papel literario de Moisés, pero afirma que él escribió por lo menos algunas partes (Éx 17.8–14; 24.4, 7; Nm 33.2) y que Dt tuvo su origen en su predicación (Dt 1.5; 4.45; 31.9, 24–26). No sabemos si Moisés reunió los materiales; si los sacerdotes los guardaron y juntaron o si el material se transmitió en partes (o estratos) por un tiempo. Sin embargo, se puede concluir:

1. Que hay algunos posmosaicismos en el Pentateuco. Estos se pueden atribuir a aclaraciones editoriales de escribas posteriores, como hacían los escribas en el Cercano Oriente antiguo (por ejemplo, en Egipto). Aun el erudito conservador E.J. Young reconoce que «cuando afirmamos que Moisés escribió el Pentateuco, o que es su autor, no queremos decir que él necesariamente haya escrito cada palabra. No sería razonable insistir en ello … Por otra parte, bajo la inspiración puede haber habido adiciones y aun revisiones posteriores».

2. Que hay muy pocas partes del Pentateuco que requieren una fecha posterior a la época mosaica.

3. Que Moisés es el personaje clave tanto en el origen del Pentateuco como en la historia de Israel. Si él no fuera su arquitecto principal, sería necesario proponer otro personaje semejante. Con razón el Pentateuco se conoce a través de las demás escrituras como «la Ley de Moisés».

El Pentateuco como un todo muestra una unidad extraordinaria. La mayoría de las teorías acerca de su origen no hacen justicia ni a la unidad de las narraciones individuales ni a la unidad del total.

Contenido Y Estructura

El Pentateuco incluye materiales de gran extensión cronológica y geográfica: empieza con la creación del mundo y termina con la muerte de Moisés; abarca desde Mesopotamia hasta Egipto. Los primeros 36 capítulos de Génesis revelan una considerable influencia de Mesopotamia y caben bien en el ambiente del segundo milenio a.C. Muchas costumbres descubiertas en el pueblo de ® Nuzi son idénticas y nos ayudan a entender las costumbres de Adopción, Herencia y Matrimonio en las narraciones de los patriarcas.

Por otro lado, Gn 37–50 y Éxodo revelan un profundo conocimiento de Egipto. Se usan muchas palabras prestadas, nombres, títulos y costumbres egipcias. Los arqueólogos han encontrado antiguos documentos egipcios que mencionan el uso de paja en los ladrillos y la escasez de ella. Además, se ha comprobado la exactitud de los datos geográficos en las narraciones de la peregrinación en Sinaí.

A pesar de esta diversidad de fondo, el Pentateuco revela una unidad de propósito y punto de vista. Jehová Dios es el creador de todo. Es soberano en la naturaleza y en la historia. Es el Dios personal que escogió al pueblo de Israel, lo desarrolló, lo sacó de Egipto, lo llevó hacia la tierra prometida y hacia un futuro más glorioso. Es el Dios que hace su Pacto con Israel. El Pentateuco subraya la gracia divina. Insiste en la fidelidad de Dios y muestra la infidelidad del pueblo elegido.

El Pentateuco se puede bosquejar de la siguiente manera:

A. Preparación y promesa (Génesis)

1. Los principios: la historia universal primitiva (Gn 1–11)

2. Los patriarcas: la época de promesa y fe (Gn 12–50).

B. El éxodo (Éx 1–18)

C. La revelación sinaítica (Éx 19–40; Lv 1–27; Nm 1.1–10.10)

D. Las peregrinaciones en el desierto (Nm 10.11–36.13)

E. Los últimos sermones y la muerte de Moisés (Deuteronomio)

Realmente la historia de Israel empieza con Abraham. La historia anterior es importante, pero se toca muy ligeramente. En las narraciones de los patriarcas se hace hincapié en las promesas que Dios hizo al pueblo.

El éxodo influyó decisivamente sobre Israel. Dios reveló su poder en los grandes hechos con que sacó a su pueblo de la servidumbre y lo convirtió en una nación unida y separada de las demás. A través de la historia de Israel el éxodo de Egipto es como una columna sólida para su fe; es una demostración de que Dios cumple sus promesas, una prueba tangible de la providencia y la gracia de Dios.

La revelación sinaítica constituye el tema central del Pentateuco. Dios hace su pacto con Israel, pero esto implica obligaciones de parte del pueblo. Se establece cierta tensión entre las promesas irrevocables y la amenaza de destrucción por infidelidad. Se dan explicaciones detalladas sobre leyes morales, leyes civiles, sacerdotes, sacrificios, ofrendas, fiestas y el tabernáculo. Toda la vida del pueblo escogido está involucrada en las responsabilidades del pacto.

En sus últimos discursos, Moisés resume el éxodo, la revelación, sinaítica y las Peregrinaciones. Da un carácter más personal a la Ley. Destaca las obligaciones del pacto, pero también el amor de Dios.

El Pentateuco tuvo un efecto profundo en la historia subsiguiente. Forma la base de la religión de Israel. Contiene bases para las doctrinas del cristianismo. La revelación de Dios, sus promesas y la historia de la redención que se inician en el Pentateuco llegan a su culminación y cumplimiento en Cristo, el redentor divino. Él, hablando de Moisés, dijo: «Porque de mí escribió él» (Jn 5.46).

Fuente:

Nelson, Wilton M., Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1998.

¿Génesis fue escrito por Moisés o por otro autor?

¿Génesis fue escrito por Moisés o por otro autor?

Ver Moisés

Autor: Por Russell Grigg

Una hipótesis mortal que niega que Moisés fue el verdadero autor, está basada en un intelectualismo insípido, que se sigue enseñando a los futuros líderes cristianos.

Casi todos los institutos bíblicos y seminarios ‘liberales’, al igual que algunos que profesan una doctrina evangélica tradicional tristemente enseñan la ‘hipótesis documental’ como verdad. Ésta también es conocida como la ‘hipótesis JEDSR’.

¿De qué trata?

Es el punto de vista liberal y crítico que niega que Moisés escribió de Génesis a Deuteronomio. Enseña que varios autores anónimos compilaron estos cinco libros (más otras porciones del Antiguo Testamento) de siglos de tradición oral, hasta 900 años después de que Moisés muriera (si es que existió, como sugieren algunos). A estos narradores anónimos se les designaron letras para identificarlos:

J (por lo que la hipótesis documental llama Jahista) supuestamente vivió en 950- 800 a.C.. Él /ella/ellos, se alega, juntaron los mitos y las leyendas de Babilonia y otras naciones y se las añadieron a las historias de’campamento’ de los Hebreos, produciendo los pasajes Bíblicos donde las letras hebreas YHWH (‘Jehová’) se usan para el nombre de Dios.

E (por Elohista) supuestamente vivió en 750-700 a.C. en el reino del norte (Israel) y escribió aquellos pasajes donde ‘Elohim se usa como la palabra para Dios.

D supuestamente escribió la mayor parte de Deuteronomio, probablemente el libro hallado en el templo de Jerusalén en el 621 a.C. (2 Reyes 22:8).

S supuestamente representa un Sacerdote (o sacerdotes) que vivió (ieron) durante el exilio en Babilonia que habría compuesto un código de santidad para la gente.

Varios editores R (del alemán Redakteur) supuestamente se encargaron de ponerlos juntos.

La idea de una múltiple autoría de estos libros fue propuesta por primera vez por Jean Astruc en París en 1753. Sin embargo, el exponente que más sobresale fue Julius Wellhausen (1844-1918), quien ‘reestableció la Hipótesis Documental… en términos de la visión evolucionista de la historia prevalente en los grupos filosóficos de la época’.1, 2 Él decía que las partes del Antiguo Testamento que trataban sobre la doctrina sofisticada (un sólo Dios, los Diez Mandamientos, el tabernáculo, etc.) no eran verdades reveladas por el Dios viviente, sino que eran ideas que evolucionaron de los niveles inferiores de pensamiento, incluyendo el politeísmo, el animismo, la adoración de ancestros, etc.3 De ahí la ‘necesidad’ de encontrar o fabricar autores tardíos. Uno de los supuestos argumentos es que la escritura no había sido inventada todavía en los tiempos de Moisés.

Por lo tanto, la hipótesis documental menosprecia la autenticidad de los relatos del Génesis sobre la Creación, la Caída, el Diluvio, así como la historia de los patriarcas de Israel. Presupone que todo el Antiguo Testamento es un fraude literario gigante, y pone en entre dicho, no sólo la integridad de Moisés, sino la confianza digna en la divinidad de Jesús (ver punto cinco más abajo). ¡Con razón los críticos la han abrazado tan calurosamente!

¿Era Moisés J, E, D, S ó R?

Respuesta: Ninguno de los anteriores.

Por el contrario, Moisés fue, tanto el escritor como el editor del Pentateuco, y estos cinco libros fueron compuestos por él cerca de 1400 a.C., no por desconocidos en la época del exilio. Esto no significa que Moisés no haya usado otras fuentes escritas disponibles para él (ver más adelante), o que él haya escrito los últimos versos de Deuteronomio 34 para registrar su muerte. La tradición Talmúdica (rabínico judía) ha sido siempre que estos fueron añadidos, por inspiración divina, por Josué.

No existe evidencia externa para sustentar a J, E, D, S o R. ¿Cuáles eran sus nombres? ¿Qué más escribieron estos supuestos eruditos literarios? La historia, hebrea o secular, nada saben de ellos. Existen solamente en las imaginaciones fértiles de los inventores de la hipótesis documental.

Evidencia de que Moisés escribió el Pentateuco

La evidencia de que Moisés escribió el Pentateuco, a menudo referido en la Biblia como ‘La Ley’ (Hebreo Torá), es asombrosa.

1. Contrario a las opiniones de Wellhausen y otros, la investigación arqueológica ha establecido que, sin duda, la escritura se conocía en los tiempos de Moisés. La hipótesis JEDS asume falsamente que los Israelitas esperaron muchos siglos después de la fundación de su nación para escribir su historia y sus leyes, aunque sus vecinos ya guardaban registros de su religión e historia antes de Moisés.4

2. El autor obviamente es un testigo ocular del Éxodo de Egipto, conociendo bien la geografía5, la flora y la fauna de la región6; usa varias palabras egipcias7, y se refiere a costumbres que datan del segundo milenio a.C.8

3. El Pentateuco afirma en muchos lugares que Moisés es el autor, por ejemplo: Éxodo17:14; 24:4-7; 34:27; Números 33:2; Deuteronomio 31:9, 22, 24.

4. Muchas veces, en el resto del Antiguo Testamento, afirma a Moisés como autor, por ejemplo: Josué 1:7-8; 8:32-34; Jueces 3:4; I Reyes 2:3; II Reyes 14:6; 21:8; II Crónicas 25:4; Esdras 6:18; Nehemías 8:1; 13:1; Daniel 9:11-13.

5. En el Nuevo Testamento, Jesús continuamente habló de los escritos de Moisés o la Ley de Moisés, veamos Mateo 8:4; 19:7-8; Marcos 7:10; 12:26; Lucas 24:27,44; Juan 5:46-47; 7:19. Jesús dijo que aquellos que ‘no oyen a Moisés’ no se persuadirán ‘aunque alguno se levantare de los muertos.’ (Lucas 16:31). Por consiguiente, vemos que aquellas iglesias y seminarios que rechazan la historicidad de los escritos de Moisés a menudo también rechazan la resurrección corporal literal de nuestro Señor Jesucristo.

6. Otros escritores/oradores del Nuevo Testamento dijeron lo mismo; por ejemplo: Juan1:17; Hechos 6:14; 13:39; 15:5; I Corintios 9:9; II Corintios 3:15; Hebreos 10:28.

¿Significa esto que Moisés escribió el Génesis sin referencia a ninguna información previa?

No necesariamente. Génesis narra eventos históricos que ocurrieron antes de que Moisés naciera. Él pudo haber tenido acceso a registros de los patriarcas y/o a tradiciones orales confiables de estos eventos. En tal caso, esos registros se habrían preservado por escrito (probablemente en tablas de barro) y pasadas de padre a hijo vía la línea Adán-Set-Noé-Sem-Abraham-Isaac-Jacob, etc.

Hay 11 versículos en Génesis que dicen, ‘Este es el libro de las generaciones de…’ La palabra Hebrea toledoth traducida como ‘generaciones’ también puede significar ‘orígenes’, ‘historia’ e incluso ‘historia familiar’, y cada versículo va siempre antes o después de la descripción de eventos históricos que involucraban a la persona nombrada.9 La explicación más factible es que Adán, Noé, Sem, etc. escribieron un recuento de los eventos que ocurrieron justo antes y durante sus vidas y Moisés, bajo la infalible inspiración del Espíritu Santo, seleccionó, compiló y editó estos para producir Génesis de manera coherente.10

Génesis no muestra una progresión de la idolatría al monoteísmo, como lo requiere el evolucionismo de Wellhausen. En vez de esto, la Biblia comienza con una revelación original de Dios, que después fue rechazada hasta el punto que la nación Hebrea descendió hasta la idolatría, por lo que fue entregada en cautividad por Dios.

¿Por qué se usan diferentes palabras para Dios en estos libros?

Consideremos esto en Génesis 1 y 2. La palabra Elohim es usada, para referirse a Dios, 25 veces en Génesis 1:1-2:4.11 Contiene la idea de un Ser asombroso y fiel, que tiene poder creativo y de gobierno, majestad y omnipotencia, que está por encima del mundo material que Él creó. Es un título sublime (= ‘Dios’) y fue la palabra apropiada para que Moisés usara para el primer reporte de las actividades creativas de Dios.12

En Génesis 2 desde el versículo 4, el hebreo usa las letras YHWH para referirse a Dios. Algunas veces traducido ‘Jehová’, se traduce más a menudo SEÑOR, y es el término más común para Dios en el Antiguo Testamento (6.823 veces). Significa ‘el que fue, es y siempre será’, y es el profundo nombre personal de Dios. Es por lo tanto, usado en sus relaciones y pactos con las personas. Génesis2:4b es el relato detallado de cómo creó Dios a Adán y Eva, y del lugar que Él preparó para ellos.13 Allí debían vivir y trabajar en un pacto de amor con Dios14 y con el otro. Entonces fue apropiado que Moisés usara YHWH para escribir esta sección de Génesis. En Génesis 2, YHWH se une con Elohim para formar el nombre compuesto YHWH-Elohim (=Jehová Dios o Señor Dios). Esto identifica al Dios del pacto YHWH como uno y el mismo Elohim, el creador todo poderoso. No hay razón lógica (particularmente alguna basada en el término usado para Dios) para adjudicarle este relato a otro(s) autor(es).

Los mismos principios se aplican en el resto de Génesis y a través de todo el Antiguo Testamento.

El sistema JEDS es auto contradictorio, proponiendo la necesidad de partir los versículos en secciones y aún adjudicando partes de frases (que usan más de un término para Dios) a diferentes autores. Tal confusión sería única en la literatura antigua del Medio Oriente.

El intelectualismo utilizado para promover la hipótesis documental, sería una burla al aplicarse a cualquier otro libro antiguo.

Conclusión

En última instancia, el autor de Génesis fue Dios, obrando a través de Moisés. Esto no significa que Dios usó a Moisés como un ‘digitador’. Por el contrario, Dios preparó a Moisés desde el día en que nació. Cuando llegó el tiempo, Moisés tenía todos los datos necesarios, y fue infaliblemente guiado por el Espíritu Santo tanto en lo que incluyó como en lo que dejó por fuera. Esto es consistente con la historia conocida y con las afirmaciones y principios de la Escritura (2 Timoteo 3:15-17; 2 Pedro 1:20-21).

Por otro lado, no hay evidencia histórica, ni bases espirituales ni teológicas para sustentar la decepcionante hipótesis JEDS. Su enseñanza es completamente falsa; el intelectualismo que lo promueve no tiene fundamento. Es impulsado por la teoría de la evolución, existe sólo para minar la autoridad de la Palabra de Dios.

Artículo obtenido de:¿Génesis fue escrito por Moisés o por otro autor? (http://antesdelfin.com/)

No olviden orar

No olviden orar

“Y los hombres de Israel tomaron de las provisiones de ellos, y no consultaron al Señor.”1

Después de los días de Moisés cuando los ejércitos de Israel, guiados por Josué, conquistaban la tierra prometida la cual había sido marcada para ellos por Dios, los reinos y las naciones alrededor estaban justificadamente aterrorizados. Esto es porque Dios estaba con los Israelís dándoles grande victorias a donde quieran que fueran.

Sin embargo, los hombres de Gabaón, un país cercano, usaron artimañas y le ganaron a Josué. Ellos enviaron una delegación con la apariencia de haber venido de una tierra muy lejana para poder engaña a Josué y así él hiciera un tratado con ellos. Sus burros cargaban sacos rasgados que daban la apariencia de haber sido remendados. Usaban ropas viejas y maltratadas, sandalias parchadas, y el pan que llevaban con ellos estaba viejo y con moho.

Su artimaña funcionó. Josué firmó un tratado con ellos y solo después fue que descubrieron que ellos eran vecinos y vivían entre los países que Dios le había dicho a Josué que destruyera por sus iniquidades. Como resultado ellos tuvieron que vivir con las consecuencias.

El error de Josué fue que él hizo el tratado sin orar preguntar a Dios. Una lección muy valiosa para todos nosotros.

Se sugiere la siguiente oración: “Dios mío, gracias por incluir esta historia en tu palabra, la Biblia, como un recordatorio grafico para que busque tu guía y dirección en todos los aspectos de mi vida, para que pueda vivir continuamente en armonía con tu perfecta voluntad. Gracias por escuchar y responder a mi oración. De todo corazón en el nombre de Jesús, amén.”

1. Josué 9:14 (NIV).

 

Siguiente Entradas recientes