Tambien las serpientes refutan a la evolución

View this document on Scribd
Anuncios

John MacArthur y la Evolución

John MacArthur y la Evolución

Posted: 05 Nov 2008 04:00 AM CST

Introducción:

Este es un articulo del conocido teólogo reformado estadounidense John McArthur, sobre el tema de la Evolución. 

Un error muy común que comete, es que intenta refutar la teoría de la evolución refutando la abiogenesis.

La abiogenesis fue refutada por Pasteur. La T.E.es una teoría cientifica, mucho mas antigua que lo que comunmente se conoce, ya que los antiguos filósofos griegos ya la conocían, y si bien contradice las escrituras en el Génesis, negando la creación del hombre por el Creador, todavia no ha podido ser refutada desde la ciencia. Aún hay teoria de la evolución para rato, aunque los debates son continuos.No deja de ser interesante y apasionante su estudio dada sus implicancias en la actualidad.

Aqui expongo un articulo del Dr. Eduardo Flores, administrador de un blog de teologia reformada.

DTB

Paulo Arieu

John MacArthur y la Evolución

He estado leyendo muchos comentarios y estudios con respecto al libro de Génesis, y me encontré este comentario de uno de los grandes hombres de Dios en la actualidad. John MacArthur dice lo siguiente acerca de la evolución.

“La evolución no es razonable. La evolución es imposible e irracional. Hemos dicho que no hay ninguna prueba de que la materia a cualquier nivel químico pueda o vaya a organizarse por sí solo. Aún cuando es energizado, y menos organizarse por sí mismo hacia arriba a una vida viable y continuamente mayor, y finalmente llegando a la vida humana, nunca ha habido ninguna evidencia de que la materia, lo haga, o pueda hacerlo.

Fue hace casi cien años que Louis Pasteur probó que la biogénesis espontánea no puede ocurrir. Una célula no puede aumentar su complejidad. Una célula no puede sumar información necesaria e su ADN, o a su código genético, para llevarse a un nivel superior. Eso es imposible. Nunca se ha hecho, y nunca se ha visto.

Nada muta hacia arriba. De hecho, la selección natural, que fue una frase en la que Darwin se apoyaba, o el proceso de cambio o mutación es siempre hacia abajo, nunca hacia arriba. Las vidas individuales que varían mucho del centro de las especies va hacia abajo, esto es la ley de la entropía. Por lo tanto, mutantes no mejoran la especie, sino declinan. Inevitablemente mueren a nivel celular. La selección natural entonces, es sólo hacia abajo, no hacia arriba, y la selección natural previene que la evolución ocurra. Ninguna especie es capaz de mejorar. Puede ir hacia abajo por algún evento inotrópico que lo envía hacia la desorganización, pero no puede aumentar lo que es porque no puede obtener nueva información.” [1]

________________________________________________

[1] John MacArthur. The How, When, and Why of Creation: Part 1.

sujetosalaroca.org

¿Puede la evolución sobrevivir sin el darwinismo?

¿Puede la evolución sobrevivir sin el darwinismo?

David Coppedge

29 agosto 2008 — Charles Darwin y la teoría de la evolución parecen cosas equivalentes. Sin embargo, muchos biólogos evolutivos han observado que han sucedido muchas cosas en biología evolutiva desde la muerte de Darwin. Algunos incluso critican a los creacionistas por usar el término «darwinismo» para referirse a la evolución, aunque con frecuencia es también la costumbre de los evolucionistas (p. ej., Genome Research: «Genomics and Darwinism»). Pero últimamente hay un movimiento para eclipsar al viejo Darwin y eliminar totalmente su nombre de la teoría de la evolución. Algunos incluso consideran su principal idea, la selección natural, como un impedimento para el progreso en este campo.

En una carta a Science del 29 de agosto, U. Kutschera de la Universidad de Kassel, en Alemania, sugería la sustitución de «darwinismo» por «biología evolutiva», un término acuñado por Julian Huxley. Esto se debe a que la teoría de la evolución se ha expandido mucho más allá del limitado dominio de Darwin a otras disciplinas como la geología y la informática. También observaba, no obstante, que «necesitamos otra actualización de nuestros conceptos acerca de los mecanismos de la evolución»,sugiriendo con ello que la selección natural es inadecuada.

Un ejemplo distintivo de la actitud de arrinconar a Darwin se vio claramente en una entrevista del 24 de agosto realizada por Susan Mazur a Stuart Newman en The Scoop, una agencia independiente de noticias de Nueva Zelanda. Mazur preguntaba a Newman acerca de su reciente participación en una conferencia a puerta cerrada de 16 biólogos evolutivos en Altenberg, Austria, el pasado julio (véase «Rebelión en el bando darwinista» con fecha de 7/03/2008 y el anticipo que hace Mazur de cuestiones polémicas en The Scoop con fecha de 6 de julio; para una lista de participantes y su declaración pública de los resultados de la reunión, véase el blog Rationally Speaking de fecha de 17 de julio). Algunos de los participantes querían formular una «síntesis evolutiva extendida» con menos selección natural y más de las nuevas perspectivas que han ido cuajando recientemente, como la autoorganización y epigenética. Algunos de ellos contemplan la selección natural como un mero filtro de eliminación selectiva después que otros mecanismos generasen las novedades que llevasen al origen de especies y de planes corporales. Estas ideas siguen siendo polémicas.

Newman describía por qué la autoorganización podría llegar a estructuras complejas. Para evitar malos entendidos, prefiere el término de «plasticidad fenotípica» —

La plasticidad no está solamente asociada con laautoorganización. El automontaje molecular puede también ser plástico. Se reconoce actualmente que muchas proteínas no poseen una estructura tridimensional intrínseca —sus formas y funciones cambian dependiendo de su microambiente, incluyendo otras proteínas que puedan estar presentes o no. La estructura y lafunción de los complejos macromoleculares pueden por ello cambiar de manera espectacular a lo largo del curso de la evolución con un cambio genético mínimo, o como efecto secundario de otros cambios, no impulsados por la adaptación.Esto es muy pertinente para la evolución de estructuras muy complejas como el flagelo bacteriano, un problema en el que insisten constantemente los fastidiosos proponentes del «Diseño Inteligente».

Newman nos dice aquí que las estructuras complejas compuestas de muchos componentes que los científicos del Diseño Inteligente considerarían como de complejidad irreducible, podrían aparecer espontáneamente, así —sin ninguna «fuerza evolutiva» de adaptación o de selección natural que impulse el proceso. Evidentemente, estas ideas suscitarán la sorpresa de los biólogos formados en el darwinismo tradicional.

Newman y Mazur se quejan de que los biólogos del sistema establecido no dan buena acogida a las nuevas ideas de autoorganización. Lo más interesante en el artículo de Mazur es la descripción vitriólica que hace ella de la «industria darwinista» que sigue vendida al tradicional adaptacionismo darwinista. Dice ella que aborrecen el concepto de autoorganización por miedo a que los miembros de la comunidad del diseño inteligente se aprovechen de la situación. Y expresa ella un desdén particular por el NCSE [por las siglas en inglés del Centro Nacional en pro de la Educación Científica, una organización materialista con una postura cerradamente (neo)darwinista], que «orienta a las escuelas en América acerca de qué libros de texto son apropiados».

La directora del Centro Nacional en pro de la Educación Científica,Eugenie Scott, me dijo que su organización no da soporte a la autoorganización porque se confunde con el diseño inteligente, esto es, «diseño independiente de leyes» —como lo describe Michael Behe, un bioquímico de la Universidad de LeHigh. El NCSE también paga unos lucrativos honorarios a los oradores en conferencias que mantienen bien cerrada la tapa de la autoorganización batiendo el tambor de la selección natural darwinista. El NCSE y sus compinchesdemonizan a la comunidad del diseño inteligente, incluso a aquellos que están de acuerdo en que hubo una evolución.La religión no es el blanco, porque incluso la Academia Nacional de las Ciencias admite la religión. De modo que parece que el verdadero blanco son aquellos que no se arrodillan ante la teoría darwinista de la selección natural e impiden el adicional engorde de la solitaria enquistada de la industria darwinista.

La NAS [Academia Nacional de las Ciencias de los EE. UU.] y la NASA/NAI en sus respectivas publicaciones Science, Evolution and Creationism, y Astrobiology Primer también dejan de lado toda mención de la autoorganización. ¿Cuál es su respuesta ante esto?¿Cuál es, a su parecer, la razón de que estas organizaciones sigan alimentando con desinformación al público a costa del erario público?

Algo sorprendido por esta manera tan directa de plantear la cuestión, Newman se mostró de acuerdo, pero con la limitación de que «Yo puedo no usar todos los términos que usted ha usado». Observó Newman que en el juicio de Dover, por ejemplo, se reforzó en la mente del público la idea de que «si crees en la evolución, crees en la teoría de la evolución según Darwin, porque es, se supone, lo mismo. Y si no crees en la teoría de Darwin, has de creer en algo sobrenatural». Mazur citaba luego en negritas su siguiente declaración:

Esto no es válido en absoluto y me parece que es un gran error porque sabemos que existen mecanismos no lineales y lo que yo designaré como saltacionales de desarrollo embrionario que pudieron haber contribuido —y estoy prácticamente seguro de que contribuyeron— a la evolución. Fue Darwin que dijo que si se demuestra que cualquier órgano se ha formado no por pequeños incrementos sino por saltos, su teoría sería por ello errónea. [énfasis en el original].

Newman parece estar dando a entender que, por el mismo criterio de Darwin, la teoría de la selección natural ha quedado refutada. Dice que es una «ortodoxia darwinista» que «todo tenga que ser incremental», incluyendo «algo muy complejo como el flagelo bacteriano o la columna vertebral segmentada, ellos afirman que tuvo que haber surgido de forma incremental». El automontaje y la autoorganización, cree Newman, pueden explicar estas cosas sin selección natural. «Me parece que es un desafortunado error el que están cometiendo algunos defensores de la evolución al adherirse de manera tan fuerte a este dogma ingrementalista darwiniano», que más adelante atribuía a unos «mecanismos inverosímiles e incorrectos». Mazur reaccionó calificando esto como una «ciencia mediocre impuesta sobre el público», y un «desperdicio de fondos públicos en un momento de una grave crisis económica en América».

Newman y Mazur pasaron luego a intercambiar opiniones acerca de cómo la financiación puede ser utilizada para perpetuar un consenso, incluso si el consenso es falso, y cómo el consenso controla la comunicación con el público. «Realmente mina la confianza en la ciencia si se somete constantemente a la gente a lo que llamamos un argumento gesticulantede que toda la complejidad tuvo que tener un origen incremental.» Sin embargo, el mismo Newman, cuando describe cómo la autoorganización podría producir un flagelo, parecía también limitarse a gesticular con las manos.

Esta no es la primera vez que los saltacionistas han atacado a los gradualistas. Forma parte de un tira y afloja periódico que sale a la superficie cada década o dos, porque los criados en el darwinismo y pertenecientes a los círculos académicos cerrados saben que el gradualismo por vía de la selección natural es «inverosímil e incorrecta». El Partido de Darwin se aferra a este gradualismo porque sabe que si el gradualismo se hunde, todo se pierde. No importa cómo se presente el saltacionismo, si con los nombres de equilibrio puntuado o de plasticidad fenotípica o de automontaje, todo esto equivale a milagros naturalistas. ¿Puede alguien creer de veras que un motor fuera borda compuesto por 40 piezas esenciales se automontó sin diseño? Esta fe evoca visiones de tornados en chatarrerías y de explosiones en imprentas. Los darwinistas saben que a los miembros del movimiento del diseño inteligente y a los creacionistas les encantan estas cosas. Facilita mucho su trabajo. Un dinosaurio pone un huevo, y sale un ave. ¡Fantástico!

Es cuestión de reflexionar y de no dejarse arrastrar por la teoría darwinista de la selección natural. ¡No permitamos que siga engordando la tenia de la industria darwinista! (¡Gracias, Susan, por esta pintoresca metáfora!) Por lo que respecta a los que no pertenecemos a la Iglesia de Darwin, y que usamos el cerebro y no la imaginación, preferimos aceptar nuestros milagros del Diseñador inteligente que tiene a la vez el propósito y el poder de realizarlos.

Fuente: Creation·Evolution Headlines – Can Evolution Survive Without Darwin? 29/08/2008

Redacción: David Coppedge © 2008 Creation Safaris –www.creationsafaris.com

Traducción y adaptación: Santiago Escuain — © SEDIN 2008 –www.sedin.org


Publicado por Santiago Escuain para Boletín de SEDIN el 9/03/2008 08:34:00 PM

George Bush: “Mi creencia de que Dios creó el mundo es compatible con las pruebas científicas de la evolución”


George Bush: “Mi creencia de que Dios creó el mundo es compatible con las pruebas científicas de la evolución”
Miércoles 10 de Diciembre de 2008
Política
Estados Unidos

 


En una entrevista del lunes con la televisora ABC, el mandatario saliente hablo sobre sus creencias religiosas. Argumentó que la decisión de ir a la guerra en Irak no estuvo relacionada con sus creencias religiosas.

(NoticiaCristiana.com) El presidente George W. Bush dijo que su creencia de que Dios creó el mundo es compatible con las pruebas científicas de la evolución.

En una entrevista del lunes con la televisora ABC, el mandatario saliente dijo que quizá no tome literalmente a la Biblia, aunque como persona se puede aprender mucho, incluyendo la enseñanza del Nuevo Testamento sobre que Dios envió a su único hijo a la Tierra.

Cuando se le preguntó sobre la creación y la teoría de la evolución, Bush dijo: “Creo que se pueden tener las dos, creo que la evolución puede … me estas sacando de mis asuntos. Sólo soy un simple presidente. Pero bueno, creo que Dios creó la tierra, creó el mundo, pienso que la creación del mundo es tan misteriosa que se necesita de algo tan grandioso y poderoso y no considero que sea incompatible con las pruebas científicas sobre la evolución”.

Después dijo: “Sucede que no creo que la evolución explique completamente el misterio de la vida”.

El presidente dijo que Dios es tan grande como para amar a personas con diferentes creencias religiosas. “Sí creo que hay un Todopoderoso que es suficientemente grande y suficientemente amoroso para incluir a mucha gente”.

Cuando se le preguntó si pensaba que no podría haber sido presidente si no fuera por su fe, Bush respondió: “No lo sé, es difícil decirlo. No sé qué podría haber sido de mí. Estoy muy seguro de que habría sido una persona bastante egoísta”.

Bush, que pondrá fin el 20 de enero a su gobierno de ochos años, indicó que en muchas ocasiones se le pregunta si considera que fue elegido por Dios para ser presidente de Estados Unidos.

“No lo puedo saber”, dijo, “No tengo tanta seguridad acerca de conocer al Todopoderoso como para decir, ‘Sí, dios me quería para todas esas personas”’.

También dijo que la decisión de ir a la guerra en Irak no estuvo relacionada con sus creencias religiosas.

“La basé en la necesidad de proteger a la población estadounidense del peligro”, dijo Bush.

El relato del Génesis y la evolución son compatibles

El relato del Génesis y la evolución son compatibles

Ahora los ultraortodoxos evangélicos de los usa están asombrados por las declaraciones de su idolatrado (y nunca mejor dicho) Bush el cual dijo que el relato del Génesis y la evolución son compatibles…

Nunca es tarde para rectificar.

AIP (43): La evolución, prácticamente inútil como teoría, admite un darwinista

AIP (43): La evolución, prácticamente inútil como teoría, admite un darwinista

David Coppedge

Los partidarios del evolucionismo a menudo pregonan sus muchos beneficios. Afirman que ayuda en la investigación en agronomía, conservación y medicina (p. ej.,13/10/200325/06/2003). Un nuevo libro de David Mindell, The Evolving World: Evolution in Everyday Life (El mundo en evolución: la evolución en la vida cotidiana,Harvard, 2006) hace resaltar estos beneficios prácticos con la esperanza de hacer que el evolucionismo sea más apetitoso para una sociedad escéptica. Jerry Coyne, un firme evolucionista y anticreacionista, disfrutó del libro en la reseña que escribió del mismo para Nature,1 pero es de la opinión de que Mindell se excedió en su empeño de «vender a Darwin» apelando a cuestiones prácticas:

Hasta cierto punto, estos excesos no son culpa de Mindell, porque, a decir verdad, la evolución no ha producido muchos beneficios prácticos o comerciales.Cierto, las bacterias evolucionan resistencia a los medicamentos, y, cierto, debemos tomar contramedidas, pero más allá de esto no hay mucho que se pueda decir. La evolución no puede ayudarnos a predecir qué nuevas vacunas fabricar, porque los microbios evolucionan de forma impredecible. Pero, ¿es que la evolución no ha ayudado a guiar la crianza de animales y plantas? No demasiado. La mayoría de las mejoras en las plantas cultivadas y en animales se realizaron mucho antes que supiésemos nada sobre evolución, y se realizó porque se seguía el principio genético de «semejante engendra semejante». Incluso en la actualidad, y como lo admiten sus practicantes, el campo de la genética cuantitativa ha sido de poco valor para ayudar a mejorar las variedades. Los avances futuros casi seguramente vendrán de la transgenética, que no está basada en absoluto en la evolución.

Coyne sigue describiendo como los bienes y servicios de que alardea Mindell son de todos modos irrelevantes para los potenciales clientes:

Una razón por la que Mindell podría fracasar en su intento de vender Darwin a los críticos es que sus ejemplos, todos, involucran microevolución, que es aceptada por la mayoría de los modernos creacionistas (incluyendo los proponentes del diseño inteligente). Es la macroevolución —las transiciones evolutivas entre clases muy diferentes de organismos —lo que los creacionistas afirman que no ocurren. Pero en todo caso, bien pocas personas se oponen realmente a la evolución debido a su carencia de uso práctico. … se oponen a ella porque consideran que mina los valores morales.

Coyne no ofrece ningún bálsamo para esta herida. En lugar de esto, para explicar por qué no se ha observado la macroevolución, presenta una analogía. Para los críticos que desacreditan la macroevolución porque nadie ha visto aparecer una nueva especie, compara el origen de las especies con el origen del lenguaje: «Tampoco hemos observado el cambio de un lenguaje a otro, pero cualquier creacionista razonable (¿un oximoron?) tiene que aceptar la clara prueba histórica de una evolución lingüística», dice él, añadiendo un golpe efectista: «Y tenemos muchas más especies fósiles que lenguajes fósiles» (pero véase el artículo sobre la explosión cámbrica). Parece que pierde de vista que el lenguaje es un instrumento manipulado por agentes inteligentes, no por mutaciones aleatorias. En todo caso, su argumento principal es que la verdad de la evolución reside no en ninguna baladronada acerca de su valor comercial, sino en su capacidad explicativa:

A fin de cuentas, el verdadero valor de la biología evolutiva no es práctico, sino explicativo. Responde, de la manera más exquisitamente simple y frugal, lapregunta de los siglos: «¿Cómo hemos llegado a existir?» Nos da nuestra historia familiar escrita a grandes rasgos, y nos vincula con todas las demás especies, vivientes o extintas, sobre la tierra. Nos expone cómo todo, de ranas a pulgas, llegó a la existencia mediante unos pocos procesos biológicos fácilmente comprensibles. Y esto, después de todo, es un logro bien importante.

Véase también el análisis de esta reseña en Evolution News, que se centra en el estereotipo que hace Coyne de los creacionistas. Compárese también con nuestros artículos de 10/02/2006 21/12/2005 acerca de la comercialización del darwinismo para las masas.


1Jerry Coyne, «Selling Darwin», Nature 442, 983-984(31 agosto 2006) | doi:10.1038/442983a; Publicado en línea 30 agosto 2006.

Lo acabamos de oír así de claro. No lo hemos tenido que decir nosotros. Uno de los propios partidarios de Darwin nos lo dice: La teoría evolucionista es inútil a efectos prácticos. Esto es importante. No permitas que nadie te diga que la evolución es la clave de la biología, y que sin ella caeríamos en un retraso en ciencia y tecnología, y que perderíamos nuestra posición avanzada en el mundo. Acaba de decir que la mayoría de los progresos reales en biología se llevaron a cabo antes de la llegada del evolucionismo, y que los avances modernos deben poco o nada al Gran Mito Materialista. El darwinismo está muerto, y excepto para proporcionar guiones para cuentacuentos, esta teoría arraigada en el materialismo ingenuo del siglo XIX no da fruto alguno (aunque sí ha originado muchas espinas venenosas, véase 27/08/2006).

Desde luego, hay muchos elementos de la ciencia que no tienen valor práctico. Los agujeros negros carecen de utilidad práctica, como también la radiación de fondo de microondas. Pero es el Partido Darwinista el que ha montado un gran bombo acerca del gran valor de la teoría de la evolución para la sociedad. Si este argumento de márketing desaparece, ¿qué queda? Lo único que cree Coyne que se puede comercializar desde el evolucionismo es una teología sucedánea para dar respuesta a las grandes preguntas. En lugar de un Dios omnisciente y omnipotente, él ofrece la adoración a Campanilla Dorada y su varita mágica productora de mutaciones como explicación de formas sin fin de la mayor hermosura o del mayor ingenio. El evolucionismo nos permite juegos de unir los puntos entre ranas y pulgas. Nos permite diluir un mundo complejo dentro de unas simplistas generalidades de fácil comprensión. Estas cosas le parecen sin precio. Y desde luego. Nada cuesta producir especulaciones acerca de cosas que no se pueden observar, y nadie debería dar valor alguno a tales especulaciones.

Nos las podemos arreglar bien en la vida sin el catálogo del Partido Darwinista. Gracias a Jerry Coyne por proporcionar información privilegiada sobre las pérdidas en el informe financiero de Darwin & Co. Y quien tenga, que venda las acciones evolucionistas antes que se hunda el mercado.


Fuente: Creation·Evolution Headlines – Evolution Is Practically Useless, Admits Darwinist 30/08/2006

 

Redacción: David Coppedge © 2006 Creation Safaris – www.creationsafaris.com

Traducción y adaptación: Santiago Escuain — © SEDIN 2008 – www.sedin.org