Que Significa La Inspiracion Divina de Las Escrituras

View this document on Scribd

¿Es toda la Escritura inspirada por Dios?

14:59 09/03/2010, JOSELODEB

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para reargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”

La Palabra de Dios es inspirada por Dios

Segunda de Timoteo 3:16 nos habla de la inspiración de la Escritura. La palabra “Inspirada” es la traducción de una palabra Griega, que literalmente quiere decir “Exhalada por Dios.” ¡Cada palabra de las Escrituras viene de la boca de Dios!

Teólogos hablan de la inspiración como el proceso misterioso por el cual Dios obró en los autores de la Escritura, para escribir con autoridad y sin error. La inspiración es un misterio porque La Escritura no explica específicamente como ocurrió. La única referencia que tenemos es en 2 Pedro: “Entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo” (1:20-21).

“Interpretación” habla de origen. La Escritura no se originó en el nivel humano, sino con el Espíritu Santo quien “inspiró” a los autores a escribirla (v.21). “Inspiró” es la traducción de un término náutico, que describe el efecto del viento que sopla sobre las velas de una nave y la mueve a través del agua. En forma similar, el Espíritu inspiró a los escritores de la Biblia a escribir la Palabra de Dios en el lenguaje del hombre.

Los autores humanos de la Escritura sabían que estaban escribiendo la Palabra de Dios, y lo hicieron con confianza y autoridad. Se citan a menudo uno al otro como agentes con autoridad de divina revelación (ver 2 Pedro 3:15-16).

A un nivel personal, la inspiración garantiza lo que la Escritura dice, lo que Dios dice. Es Su consejo para cada uno; para que se estudie y obedezca con la seguridad de que es verdadera y que nunca nos desviará.

PASTOR John MacArthur
SITIO GRACIA A VOSOTROS HAZ CLICK AQUI

Inspiración

Inspiración

Agosto 18th, 2008
by Jos Angel Fernndez

Este es uno de esos términos que la mayoría de los cristianos aplican a la Biblia pero que a menudo quiere decir cosas distintas (con implicaciones muy diversas) para las distintas personas a las que preguntemos. Es común leer que ‘la Biblia es inspirada’ entre los distintos estatutos de fe de diversas iglesias, asociaciones misioneras y seminarios cristianos pero es igualmente común el hecho de que dichas frases, aunque normalmente aparecen seguidas de algunos versículos ‘aclaratorios’, no son ni mucho menos suficientemente claras como para entender qué se está queriendo decir con ello. Parece que cuanto más preguntamos por ahí más significados distintos esta pequeña frase parece recibir, desde infalibilidad e inerrancia de cada palabra literal que podamos leer en el texto (aunque esto a menudo no es aplicado de manera consistente a todos y cada uno de los textos) hasta un entendimiento de que de alguna forma parte del mensaje que leemos en nuestras biblias es cierto y apunta a una verdad divina. Para unos la Biblia inspirada contiene, entre todas las enseñanzas que podemos leer, algunas procedentes de Dios para nuestra vida y nuestro entorno, mientras que para otros todas las enseñanzas que podamos leer y entender en la Biblia entran en esa categoría. Para unos decir que la Biblia es inspirada significa que es un texto importante para nuestra vida y del cual podemos sacar enseñanzas útiles, y para otros significa que si no tomamos y aplicamos todo lo que en ella leemos iremos al infierno. Para unos el término inspiración ha de ser aplicado únicamente a las enseñanzas relacionadas con la salvación mientras que otros creen que dicho término es aplicable a todas y cada una de las que leamos.

Toda esta diversidad se incrementa si, más allá de lo que dicho término implica acerca de la naturaleza de los textos en sí mismos, pasamos a considerar el tipo de evento que debió ocurrir en la historia humana para que un ser humano decidiera escribir en un momento determinado y en una situación concreta un texto que al final resultaría ser inspirado y aplicable de forma general y eterna. No me cabe duda de que si preguntamos esto último a muchos cristianos (y yo se lo he preguntado a bastantes) un buen número de ellos no tendrá ninguna teoría desarrollada acerca del mecanismo que usó el Espíritu Santo para provocar esa inspiración: en mi caminar cristiano yo he escuchado y leído desde que el Espíritu dictó cada palabra hasta que el escritor sintió una inspiración similar a la que siente un músico a punto de componer una obra maestra.

Como consencuencia de esta ámplia diversidad de significados podemos decir, sin ánimo de ofender a nadie, que el término ‘inspiración’ a menudo sirve más para cohartar que para ayudar en nuestro estudio serio de los textos bíblicos. Creo que no digo nada nuevo si menciono que la intención principal de muchos seminarios e iglesias al poner esa frase acerca de ‘la inspiración de la Biblia’ entre sus estatutos, lejos de servir para intentar definir lo que se quiere decir con claridad, sirve únicamente para cohartar la libertad de estudio: “Por supuesto que puedes estudiar con total libertad, pero si tu estudio te lleva a esta conclusión o a rechazar esta o aquella doctrina entonces dicho estudio no será aceptado como parte del mensaje inspirado de Dios (y te suspenderemos)”. De alguna forma esta frase se convierte en la manera que ciertas personas e instituciones tienen de forzar el status quo en un grupo determinado y de intentar que ‘las enseñanzas que han sido aceptadas’ perduren de manera incuestionable. A veces esta manipulación alcanza incluso más allá de los textos escritos y se aplica igualmente sobre la opinión del líder de turno (ya sea pastor o profesor).

Por tanto, y visto el punto de confusión que hemos alcanzado en torno a este tema, me gustaría que cada uno que lea esto y que tenga unos minutos comparta su respuesta a estas preguntas: ¿Es el término ‘inspiración’ necesario hoy día en nuestro tratamiento del texto bíblico?, ¿por qué? En caso positivo, ¿cómo hemos de entender dicho término?, ¿cuáles deberían ser sus implicaciones claras con respecto a nuestro estudio honesto de los textos bíblicos?

Gracias.

http://www.lupaprotestante.com/blogs/textoseideas/?p=266