LA CIUDAD PERDIDA DE HERODES- ARQUEOLOGIA BIBLICA

Ver video en:

Anuncios

¿Cómo comenzó la primera navidad? Estrella de belén

Reflexiones – ¿Cómo comenzó la primera navidad? Estrella de Belén

Diciembre 22, 2009
Reflexiones Cristianas

Uno podría pensar que si el nacimiento de alguien debiera haber quedado registrado, sin duda sería el nacimiento de nuestro Salvador. Sin embargo, la verdad es que no es asi.

Los evangelios no registran la fecha exacta del nacimiento de nuestro Señor.

La razón probable, por qué los evangelios no lo registran es que el enfoque de los evangelios es el misterio de la redención-pasión, muerte y resurrección de Cristo. Probablemente, por eso es que el evangelio de San Marcos no incluye la historia del nacimiento, sino que comienza con el bautismo del Señor en el río Jordán. La fecha de la muerte y resurrección si está más registrado por el evento de la pascua judía.

La pregunta que muchos se harían hoy, sería: Entonces donde y cómo comenzó esta festividad.

Antes de la legalización del cristianismo por el Emperador Constantino en el año 313, ninguna fecha universal de celebración de navidad está registrada.

Los padres de la Iglesia Primitiva como Origenes en el 255, Ireneo en el 202 y Tertuliano en el 220, no incluyeron la navidad en la lista de fiestas y celebraciones de la iglesia.

Los paganos Romanos acostumbraron reunirse en la colina donde actualmente esta el Vaticano para conmemorar el “Nacimiento del sol no conquistado”, esta fiesta la celebraban en todo el imperio del día 25 de Diciembre hasta el 6 de Enero.

Los cristianos de esa época, ante el auge de esa fiesta que tomaba fuerza, decidieron contrarrestar tal actividad celebrando ellos el nacimiento de Jesús y a partir del año 200 los cristianos comenzaron a celebrar como una forma de contrarrestar tal paganismo, el honrar a Jesús con el titulo de “Sol de Justicia”.

Muchos podrían objetar, que en ese caso es mejor no celebrar nada. Sin embargo, porque no rescatar la oportunidad de exaltar al Rey de reyes.

Lo triste hoy, es ver como la mayoría de la gente ha convertido la festividad que comenzó en los cristianos del año 200, en una fiesta otra vez llena de paganismo y humanismo. Pero, la Iglesia sigue llamada a exaltar en este tiempo y durante todo el tiempo, la persona del Señor Jesús, como el único redentor de la humanidad.

Jesús, quiere hoy reinar en tu corazón. Dale el primer lugar en tu vida y veras un cambio radical en tu existencia.

En la misma región había pastores que estaban en el campo, cuidando sus rebaños durante las vigilias de la noche.Y un ángel del Señor se les presentó, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor, y tuvieron gran temor. Mas el ángel les dijo: No temáis, porque he aquí, os traigo buenas nuevas de gran gozo que serán para todo el pueblo;porque os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor.Y esto os servirá de señal: hallaréis a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.
(Lucas 2:8-12)

______________

http://www.renuevodeplenitud.com/reflexiones-como-comenzo-la-primera-navidad.html

Esencia de la Navidad

Se nos dice que la Navidad es una “época de alegría” y un “momento de gozo”.
Pero, en tanto la Navidad se acerca, ¿no experimentas a veces cosas muy lejos de alegría y gozo?
¿Te encuentras hundido y tus días llenos de cosas por hacer?

Descarga esta diapositiva aquí:  Esencia de la Navidad

Power Point – El Principe de Paz

La Luz miró hacia abajo y contempló las Tinieblas.
—Allí iré —dijo.
La Paz miró hacia abajo y contempló la Guerra.
—Allí iré —dijo.
El Amor miró hacia abajo y contempló el Odio.
—Allí iré —dijo.
Así, vino la Luz y alumbró.
Vino la Paz y trajo sosiego.
Vino el Amor y dio vida.

Descarga esta diapositiva aquí:  El Príncipe de Paz

Reflexiones – La estrella de Belén

El único, que menciona la estrella de Navidad o de Belén, es San Mateo.

Dice que la estrella precedía a los reyes magos hasta que se paro encima del lugar donde estaba el niño Jesús. Ya en la antigüedad se defendía a la estrella como verdadera.

El teólogo Orígenes (c. 185-253) decía que estaba próxima a la naturaleza de los cometas. Muchas hipótesis aparecieron para explicar el “milagro de la estrella de Belén”, tratándolo como un fenómeno astronómico real.

Unas hipótesis apuntan al brillante planeta Venus, pero este planeta ya era conocido en aquellos tiempos, difícilmente pudo ser tomado como algo extraordinario.

Otros señalan el paso de un cometa, concretamente del Halley, pero éste ya había transitado por nuestro sistema solar el año 11 a.C., bastante antes del nacimiento de Cristo. Los hay también que atribuyen la “estrella” a una supernova (explosión de un sol cuya brillante luz puede verse durante meses, incluso de día), pero no hay registros históricos de esa época al respecto pese a que si lo hay de novas observadas en el 135 a. C. y el 173 d. C.

La opinión más razonable y aceptada por muchos la propuso el astrónomo Johannes Kepler en 1606.

Para Kepler, la estrella de los magos no fue otra cosa que la rara triple conjunción de la Tierra con los planetas Júpiter y Saturno. En esta conjunción los planetas se ven como uno solo, los que los hace una luz muy brillante. Los cálculos de Kepler determinaron que la conjunción se dio en el año 7 a. C., lo que resulta compatible con las fechas asignadas al nacimiento de Jesús esbozadas mas arriba.

Un evento como este se dio en 1940-41 y no se volverá a dar hasta el 2198. Kepler conocía los comentarios que sobre el profeta Daniel había escrito en 1497 Arbabanel, un sabio judío. Según Arbabanel la conjunción de Saturno y Júpiter había tenido lugar cuando el nacimiento de Moisés, y tendría lugar otra vez cuando naciera el Mesías.

Arbabanel creía que la liberación traída por el Mesías se efectuaría de acuerdo con el versículo (24, 17 Números) de la Biblia que dice “Y de Jacob se levantará una estrella y de Israel surgirá un cetro.”

La explicación mas común consiste naturalmente en creer que Dios creo una estrella que guiase a los Reyes de Oriente y una vez cumplida su misión desapareciera tan rápida y misteriosamente como había sido creada. Fué un milagro? Por qué no, pero tambien Dios usa muchas veces para sus milagros las causas naturales, y el milagro consiste en que estas se realicen en el momento y lugar justos.

Sin embargo, lo más importante en ese tiempo no fue la estrella en el firmamento, sino la Estrella de la Mañana, Jesús viniendo a la tierra para dar su vida por tí y por mí.

¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle. Mateo 2:2

Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, indagó de ellos diligentemente el tiempo de la aparición de la estrella. Mateo 2:7

Y al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo. Mateo 2:10

http://www.renuevodeplenitud.com/reflexiones-la-estrella-de-belen.html

¿Fue Herodes un infanticida? parte 2

¿Fue Herodes un infanticida? parte 2

Dese el artículo anterior de esta serie, hemos estado compartiendo una temática acerca de  la matanza de los Inocentes a mano de Herodes y su análisis bajo un prisma histórico. ¿ Se trata de un suceso real o responde a algo imaginario? A través de estos artículo he intentado  mostrar el carácter del rey Herodes, lo que dice la historia (mejor dicho lo que no dice),lo que dice la Biblia y las pruebas a favor y en contra de Herodes. Algunos dudan  de que existieron esas muertes, y por lo tanto tampoco la huída a Egipto del Señor y su familia, ya que ellos, según el Evangelio, huyeron por la masacre de Herodes.

Yo no encuentro razones para dudar, creo que la Palabra del Señor está bien clara en este aspecto. La falta de evidencias históricas no es argumento para poner en duda lo que nos dice la escritura.

Hoy vamos a ver ciertos problemas que se surgen con las fechas, y ciertas historias paralelas.

Supuesta incoherencia en las fechas de acuerdo a la tradición.

«La tradición fija como día de la Epifanía o Adoración de los Reyes Magos, el seis de enero, según disposición de la Iglesia Católica emitida al parecer a mediados del siglo IV de nuestra era.»[1]

«La iglesia católica recuerda este acontecimiento el 28 de diciembre, aunque de acuerdo con los Evangelios, la matanza debería haber sucedido después de la visita de los Reyes Magos al rey Herodes (uno o dos días despúes del 6 de enero), aunque también la fecha de la adoración de los Reyes Magos a Jesús no tiene una fecha dada exactamente en las escrituras, que sin embargo citan dicha visita.

Es muy corriente la explicación de la Navidad y demás fechas alrededor de ella como fechas arbitrarias, pues estas no figuran en los evangelios. Sin embargo, según el evangelio (Luc. 1.13-60); Zacarias supo que Santa Isabel estaba encinta de Juan el Bautista el día de la fiesta del final de la cosecha, esta festividad tiene lugar una sola vez al año en la religión judía, aún en nuestros días; la última semana del mes de septiembre. El evangelio también indica que Juan el Bautista era mayor que Jesucristo por seis meses. Por lo tanto, si el embarazo del Bautista comienza en la última semana de septiembre, es evidente que nació en la última de junio y que siendo seis meses mayor que Cristo, éste nació en la última semana de diciembre.

Si seguimos fielmente los evangelios, tenemos lo siguiente: El evangelio de Lucas nos muestra que Jesús nació en Belén debido a que César mandó que se realizace un censo de la población, lo que obligó a José y María a viajar a ese lugar. Miqueas el profeta, con varios siglos de antelación predijo que Jesús vendría de ese pueblo cercano a Jerusalén (Miq. 5.2).

Los belenes, hoy día, intentan representar lo que fue el nacimiento de Jesús, pero lo que realmente pasó es muy distinto a lo que con tanta frecuencia se representa. Además de hablarnos del censo que hizo que José y María fueran a Belén, el evangelista Lucas nos cuenta que había pastores que estaban pasando aquella importante noche a cielo raso, con sus rebaños. Esto nos lleva a la lógica conclusión de que Jesús no pudo haber nacido en diciembre ya que es improbable que César obligara a los judíos, a punto de la sublevación, a realizar un viaje hasta sus lugares de origen durante la estación fría y lluviosa. Es igual de improbable que los pastores estuvieran viviendo a la intemperie con sus rebaños en un tiempo tan inclemente (Luc. 2.8-14).»[2]

«La narración se encuadra cronológicamente en fechas poco anteriores a la muerte de Herodes, dato que sirvió al cronista Dionisio el Exiguo para calcular el nacimiento de Cristo y el comienzo de la era cristiana, base del actual calendario gregoriano que adolece de la imprecisión de esa fecha concreta.» [3]

Historias paralelas en otras culturas 

El dr. Ariel Alvares Valdes,comenta que:

«Desde épocas muy antiguas los cristianos, leyendo literalmente los Evangelios, buscaron celebrar la memoria de los niños muertos en Belén, ya que éstos aparecen en el Nuevo Testamento como los primeros mártires de Cristo. Por eso ya en el siglo IV apareció esta fiesta en el norte de África, donde la Iglesia de la ciudad de Cartago la conmemoraba todos los años con honda tristeza.

En el siglo V la celebración pasó a Roma, y desde allí se extendió luego al resto de las Iglesias. Durante la Edad Media, la memoria de los Santos Inocentes fue ubicada el 28 de diciembre, es decir, pocos días después del nacimiento del Niño Jesús, para acercarla lo más posible al acontecimiento que lo originó. En el siglo XVI, el papa San Pío V la elevó a la categoría de “fiesta” litúrgica, y poco a poco fue cambiando el carácter luctuoso que tenía por el más alegre que actualmente posee.

Pero si el relato de la muerte de los niños de Belén no fue un hecho exactamente histórico, ¿qué celebra entonces la Iglesia el día de los “Santos Inocentes”? Más que conmemorar a niños belenitas concretos y conocidos del siglo I, la Iglesia quiere recordar ese día a la inmensa multitud de hombres y mujeres que han dado su vida por mantenerse fieles a los valores cristianos, sea que hayan conocido o no a Jesucristo en sus vidas. »[4]

 

matanza-de-ninos-por-herodes

La masacre de los niños por causa de Herodes

Algunos estudiosos han descubierto un cierto parecido entre los episodios de la infancia de Jesús, y de la infancia y vida de Moisés. En efecto, si analizamos lo que el libro del Éxodo cuenta sobre Moisés, y lo comparamos con lo que cuenta San Mateo sobre Jesús, veremos que ambos relatos coinciden asombrosamente.

«Se sabe que el mensaje del evangelista Mateo era para los judíos conversos de la época. Se cree que como Mateo no conocía mucho del nacimiento de Jesús, y como los judíos veneraban a Moisés como el más grande profeta del Pueblo, quién en su momento debió ser salvado de una matanza de niños, quizás extrapoló esta leyenda mosaica a la historia de Jesús. Pero esta postura es controversial. Porque si se especula que Mateo nada sabia del nacimiento de Jesus bien que, siendo su discípulo, el Maestro le pudo facilitar datos sobre el mismo que su propia madre le había transmitido. Para los Cristianos Cristo es Dios de modo que este, haciendo uso de su poder, pudo conocer detalles que otros ignoraban.

Moisés había sido puesto en las aguas del Nilo en una canasta —como Krishna, uno de los héroes del Mahabhárata, fue puesto en una canasta en el río Ganges—, porque el faraón estaba haciendo matar a todos los hijos varones de los esclavos israelitas, que se estaban reproduciendo mucho más que los ciudadanos egipcios. De esta manera Mateo expresó que Jesús había llegado para instaurar la Nueva Alianza (superando la antigua alianza de Yahvé con Moisés) y mostró así que Jesús era el mesías que los judíos esperaban.»[5]

Vidas paralelas Moisés – Jesús
El dr. Ariel Alvares Valdes, expone un paralelismo entre el relato del Señor y la vida de Moisés.

1) Al nacer Moisés un rey (el faraón) da la orden de matar a todos los niños nacidos en Egipto (Ex. 1:15-22). Al nacer Jesús, un rey (Herodes) da la orden de matar a todos los niños nacidos en Belén (Mat. 2:16).

2) La orden del rey egipcio se debió a la desobediencia de las parteras (Ex. 1:15-22). La orden del rey judío se debió a la desobediencia de los reyes magos (Mat. 2:16).

3) Ejecutada la orden, Moisés salva su vida milagrosamente (Ex. 2:2-3). Ejecutada la orden, Jesús salva su vida milagrosamente (Mat. 2:13-14).

4) Moisés se salva en Egipto. Jesús se salva en Egipto (Mat. 2:14)

5) Luego de un tiempo muere el rey egipcio persecutor (Ex 2:23). Luego de un tiempo muere el rey judío persecutor (Mat. 2:19).

6) Entonces Moisés recibe la orden de volver a Egipto, porque han muerto los que intentaban matarlo (Ex. 4:19). Entonces San José recibe la orden de volver de Egipto, porque han muerto los que intentaban matar al Niño (Mat. 2:20).

7) Moisés toma a su mujer y a sus hijos, y vuelve a Egipto (Ex 4:20). San José toma al Niño y a su madre, y vuelve a Israel (Mat. 2:21).

8) Moisés tiene que huir dos veces para salvarse de los gobernantes de Egipto (Ex 2:1-10 y 2:15). Jesús tiene que huir dos veces para salvarse de los gobernantes de Israel (Mat 2:13-14 y 2:22-23).»[6]

El dr. Ariel Alvares Valdes, se hace la pregunta  

¿Por qué los dos relatos son tan parecidos?, y el responde, dando su opinión, diciendo esto:

«Ocurre que San Mateo compuso su Evangelio para una comunidad cristiana de origen judío, es decir, que tenía una formación y una cultura judías. Y sabía que los judíos veneraban grandemente a Moisés ya que él había sido el Salvador del pueblo y el Mediador de la Alianza con Dios. Ahora bien, Mateo no sabía demasiados detalles de la infancia de Jesús. Sí conocía los hechos de su vida pública, pero no los de su niñez. Entonces decidió contarla inspirándose en elementos tomados de la infancia de Moisés más que en datos estrictamente históricos. De ésta manera aprovechó para decir a sus lectores que Jesús era el nuevo Moisés que Dios había enviado a la tierra.»[7] 

«Pero Mateo, en el relato de los niños inocentes, no sólo se inspiró en el Antiguo Testamento para la figura de Jesús, sino también para la figura de San José. En efecto, el evangelista también sabía muy poco sobre San José. O mejor dicho, no sabía nada, porque cuando Jesús se lanzó a predicar probablemente San José ya había muerto. Por eso no lo menciona nunca durante su vida pública. ¿Cómo representar, entonces, a este José del que no sabía nada? ¿Cómo caracterizarlo?

Mateo, entonces, decidió describirlo con rasgos tomados del famoso José del Génesis, uno de los doce hijos de Jacob. ¿Y cuáles eran las características del José del Génesis? Era un “especialista en sueños”, pues Dios solía revelársele por este medio (Gn 37:19); y bajó durante su vida a Egipto contra su voluntad (Gn 37:28). Por lo tanto estas dos características serán las únicas que Mateo contará de San José.

Por un lado lo mostrará como un “soñador”, a quien Dios le habla siempre en sueños (Mat 1:20; 2:13; 2:19; 2:22). Y por otro, lo mostrará bajando al país de Egipto contra su voluntad (Mat 2:14). Incluso San José será el único personaje de todo el Nuevo Testamento que aparezca viajando a este país.

Por lo tanto, como San Mateo desconocía los detalles de la infancia de Jesús, quiso narrarla inspirándose en los personajes del Antiguo Testamento, de manera que Jesús será le nuevo Moisés, Herodes será el nuevo Faraón, y San José será el nuevo patriarca José.»[8]

Respuesta:

A. Falacias del Ariel Alvares Valdes

Entiendo que esta teoría, es una falacia, ignorante del uso de los recursos literarios que nos permiten comprender mejor las escrituras.Aunque parece bien armadita su teoría, es una excelente falacia.

No me imagino que fuera un sofisma, y no quiero creer que lo haya escrito como un acto malicioso, ni que su intención haya sido adrede negar el valor histórico de los textos inspirados. Menos aún me puedo imaginar que desconozca que la palabra del Señor es inerrante.

Además, Mateo estuvo con Jesús tres años, tuvo  tiempo mas que suficiente de escuchar muchas cosas de boca de el, o de profundizar algunos temas previo a la redacción de este evangelio sinóptico.

Además, Mateo escribe a judíos, que eran conocedores de este evento. Si hubiese sido una fabula , o un Midrash como algunos comentaristas se atreven a suponer,los judios lectores del libro de Mateo lo hubieses rechazado, no hubiese sido reconocido como inspirado por Dios, o al menos su exactitud historica hubiese sido cuestionada.Si no por los judios, al menos por los lectores posteriores, los apologistas hubiesen tenido que dar razon de este error histórico.Nada de eso ha pasado.

Ademas, vemos que Mateo entiende este evento a la luz de las profecias biblicas acerca de Jesús en el Antiguo Testamento, de Jeremías y de Oseas. 

1. Mateo vio en la profecia de Jeremías, una profecía referente a Cristo:

  • “Así ha dicho Jehová: Voz fue oída en Ramá, llanto y lloro amargo; Raquel que lamenta por sus hijos,y no quiso ser consolada acerca de sus hijos, porque perecieron.” (Jer. 31:15 RV 1960)

«En la matanza de los «inocentes», busca el cumplimiento del lamento de Raquel (Jeremías 31:15) (que murió y fue enterrada en Rama) sobre sus hijos, los hombres de Benjamín, cuando los exiliados se reunieron en Rama (Jer. 40:1), y allí hubo un amargo llanto ante la perspectiva de partir hacia una cautividad sin esperanza, y todavía un lamento más amargo cuando aquellos que podían haber estorbado en la marcha fueron exterminados sin misericordia»[9] 

2.Mateo vio en las palabras de Oseas una profecía referente a Cristo: 

Al referirse a la liberación de Israel de la esclavitud, Oseas dijo que Dios llamó a su hijo de Egipto:     

  • “Cuando Israel era muchacho, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo” (Oseas 11:1).
  • “y estuvo allá hasta la muerte de Herodes; para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta, cuando dijo: De Egipto llamé a mi Hijo” (Mateo 2:15). 

Advertidos por Dios en un sueño, los «magos» regresaron «a su propio país por otro camino»; y José advertido por el ángel del Señor en un sueño, buscó asilo temporalmente en Egipto. Burlado en su esperanza de alcanzar su objeto a través de los Ma gos, el tirano temerario intentó asegurarse del mismo mediante una matanza indiscriminada de todos los niños de Belén, y área circun dante, de menos de dos años.

B.El desconocimiento de la Hermenéutica

Se ve que este señor desconoce el uso de la Hermenéutica,como herramienta auxiliar para la interpretación de textos literarios. Hay un recurso literario que es propio solamente del cristianismo, que son los tipos y los antitipos. Son partes de los distintos recursos literarios que han sido definidos para una correcta interpretacion del texto sagrado (Hermenéutica)

«El entero Nuevo Pacto es aquel del cual el Antiguo Pacto era un tipo así que debemos ver algunas conexiones similares.»[10]

Ver 

«Los tipos y símbolos constituyen una clase de figuras distintas de todas las que hemos tratado en los capítulos anteriores, pero no son, hablando con propiedad, figuras de lenguaje. Se parecen unos a otros en que son representaciones juiciosas de verdad religiosa y moral y, en general, puede definírselas como figuras de pensamiento en las que, por medio de objetos materiales, se ofrecen a la mente vívidos conceptos espirituales. Crabb define los tipos y símbolos como especies diversas del emblema.»[11]

«El tipo, esencial­mente, prefigura algo en el futuro. En el sentido técnico y teológico un tipo es una figura o bosquejo de algo venidero. Es una persona, institución, oficio, acción o acontecimiento, mediante el cual se predijo, bajo las disposiciones del A. Testamento, alguna verdad del Evangelio. Cualquier cosa así prefigurada se llama anti‑tipo. »[12]

«Cada santo profeta del A. Testamento, al ser un medio de revelación divina y mensajero enviado por Dios, era un tipo de Cristo. Era en el oficio de profeta como Moisés fue tipo de Jesús (Deut. 18:15) [13]

«Los tipos del A. Testamento no son susceptibles de completa interpretación sino a la luz del Evangelio. Con demasiada frecuencia se ha supuesto que los antiguos profetas y santos estaban poseídos de pleno conocimiento de los misterios de Cristo y que entendían vívidamente el profundo significado de todos los tipos y símbolos sagrados. Que a veces tuviesen alguna idea de que ciertos hechos e instituciones anunciaban mejores cosas que habían de venir, puede admitirse; pero, de acuerdo con Heb. 9:7‑12, el significado de los más santos misterios del antiguo culto no fue manifiesto mientras el tabernáculo externo permaneció de pie. »[14]

«Un hecho que no hay que olvidar es que tanto el tipo como el antitipo trasmiten exactamente la misma verdad pero bajo formas adecuadas a diferentes grados de desarrollo.

Cada caso que haya de usarse como típico debe determinarse sobre sus propios méritos, por el sentido común y el sano criterio del expositor; y el discernimiento exegético de éste debe disciplinarse por un estudio a fondo de los caracteres que todo el mundo acepta como tipos bíblicos.»[15]

C.El Antiguo Testamento se interpreta a la luz del Nuevo Testamento:

Me doy cuenta que este señor ignora este importante concepto.

«A la luz de lo dicho en la lección anterior, podemos afirmar entonces que todo el Antiguo Testamento era una profecía acerca de Cristo. Al respecto, el apóstol Mateo dijo: “Porque todos los profetas y la ley profetizaron hasta Juan” (11:13). Esto quiere decir que hasta Juan el Bautista todo era profecía; pero, desde él en adelante, ha llegado la realidad. Lucas, por su parte, lo dice así: “La ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se esfuerzan por entrar en él” (16:16). Por lo tanto, lo que tenemos en el Nuevo Testamento es el cumplimiento de la profecía del Antiguo Testamento. Aquellos que podemos mirar el A.T. desde el Nuevo, tenemos, pues, la bendición de interpretar el Antiguo desde su cumplimiento, esto es, desde el Nuevo.

De manera que no debemos ir al Antiguo Testamento sin la interpretación que hace el Nuevo Testamento de él[16]

D.Moisés.

atrioypuerta

Tambien veo que no comprende que Moisés es un tipo de Cristo

«¡Dios siempre da MODELOS a seguir!

  • Modelo para el tabernáculo: figura del modelo para la iglesia.
  • Moisés: tipo de Jesucristo»[17]
  • Y Moisés a la verdad fue fiel en toda la casa de Dios, como siervo, para testimonio de lo que se iba a decir…” (Heb. 3:5).
  • “Para testimonio ¿de qué? De que Jesús –a diferencia de Moisés- fue y es fiel no como siervo, sino como hijo, y no en la casa de Dios, sino sobre la casa. ¡Aleluya!” »[18]

«Moisés es tipo de Cristo

  • Moisés fue fiel en toda la casa de Dios, como siervo, para testimonio de lo que se iba a decir” (Heb. 3:6)

Jesucristo es el antitipo de Moisés.

  • “Profeta levantaré como tú, dice Jehová a Moisés (Deut. 18:18)
  • Tanto mayor gloria que Moisés es estimado éste (Cristo), cuanto tiene mayor honra que la casa el que la hizo” (Heb. 3:1-6)»[19]

Francisco La Cueva, comentando a Mattew Henry, acerca de los israelitas, escribió que «muchas veces habrían sido destruidos,si Moisés no hubiese intercedido por ellos,en lo cual fue tipo de Cristo,nuestro gran mediador y perpetuo mediador y perpetuo intercesor»[20]

Israel es tipo y simbolo de Cristo, el siervo sufriente (Isaías 42.1-9; Is 49.1-6;Is. 53:1;Hch 4.27)

«En los vs. 1-7 de este cap. se encuentra el primero de los cuatro poemas designados habitualmente con el nombre de “Cantos del Siervo sufriente” (cf. 49.1-6; 50.4-9; 52.13–53.12). En estos poemas se describe al Siervo como un profeta elegido y llamado por el Señor, colmado de su espíritu y enviado a cumplir una misión en beneficio no solo de Israel sino de todas las naciones (cf. vs. 1,4). Para llevar a cabo su misión, debe afrontar muchos padecimientos, pero el Señor lo sostiene con su poder y al final lo eleva a una dignidad tal que provoca la admiración de reyes y naciones (cf. Is 52.13-15). El NT cita repetidamente estos “Cantos del Siervo sufriente” y los interpreta como una anticipación profética de la persona y la obra de Cristo. Cf. Mt 8.17;Hch 8.32-33Ro 15.2142.1 »[21]

San Policarpo

San Policarpo

 

Kenneth C. Fleming, comenta que al comentar Policarpo (quién fue uno de los padres de la iglesia y obispo de Esmirna, y quien fue quemado como mártir en el año 155 d.c.) , a Isaías 52:13-53:12, que es «el climax de los poemas del siervo«, Policarpo, quien  de Esmirna, llamó a esa sección «el martirologio de oro del antiguo testamento».[22]

«Policarpo siendo presuntamente consagrado por Juan el EvangelistaJuan el Apóstol o Juan el Presbítero, sin embargo a ciencia cierta no se sabe con cual de estos tres personajes fue dicipulado, pero lo más probable es que fuera con San Juan el Apóstol .»[23]

«Los autores del Nuevo Testamento, los primeros cristianos, unánimemente destacan una verdad: Jesucristo es el Mesías sobre el cual los profetas del Antiguo Testamento profetizaron con tanto detalle. Aunque los discípulos habían esperado al Mesías de otra forma, vieron, el cumplimiento de tantos detalles profetizados en el Antiguo Testamento que no les quedó lugar a dudas.

[…] La visión profética de la misión del Mesías, entonces, tiene muchas implicaciones para la misión de la iglesia. Vimos como en los cánticos del Siervo de Yahveh aparece el plan de Dios enfocando, como con un embudo, la persona del Mesías. La combinación de este cuadro con la perspectiva del Nuevo Testamento nos plantea un tremendo desafío. Los cánticos del Siervo nos dejan con la figura de un embudo con el pico hacia abajo. El Nuevo Testamento agrega otro embudo en posición inversa. El Antiguo Testamento enfoca a Israel, al remanente, al profeta, y al Mesías; el Nuevo Testamento, a Cristo, a los apóstoles, a la iglesia, a todas las naciones. »[24]

Conclución:

Al concluir este artículo de hoy, quizas ud.,mi estimado lector, se haga la pregunta de porqué es tan importante aclarar todos estos cuestionamientos.

Debemos tener en cuenta que: 

«Entre las diversas herejías que surgieron para turbar a la iglesia, las más graves fueron las que atañían a la naturaleza y persona de Cristo. Durante siglos la iglesia fue sacudida por los conflictos suscitados por estos problemas, que dejaron una larga estela de herejías, concilios y cismas.

Para cualquiera, con excepción de los estudiantes de historia eclesiástica, un estudio detallado de esta controversia puede parecer desprovisto de interés y de valor práctico. Pero hoy día, no menos que en los tiempos apostólicos, la certeza de la fe cristiana se centra en el Cristo histórico del NT.

También es un hecho que, de una manera u otra, varias herejías antiguas han sobrevivido o han revivido.

Mediante un repaso del decurso de esa controversia de los primeros días, los cristianos modernos pueden aprender a reconocer – para estar vigilantes contra ellos – los mismos errores que perturbaron a sus consagrados hermanos en siglos pasados:

  • “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (Jn. 8:32).
  • “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo” (1 Jn. 4:1).
  • “El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios, o si yo hablo por mi propia cuenta” (Jn. 7:17).»[25]

«En dos pasajes de su propio Antiguo Testamento ve el Evangelista un cumplimiento en estos sucesos. La huida a Egipto es para él el cumplimiento de la expresión de Oseas: «De Egipto he llamado a mi Hijo» (Oseas 11:1).

Los que han seguido atentamente el curso del pensamiento judío, y notado que la antigua Sinagoga debidamente leía el Antiguo Testamento como una unidad que siempre señala al Mesías como el cumplimiento de la historia de Israel, no se sorprenderán, sino que estarán completamente de acuerdo con la vista retrospec tiva de Mateo. Las palabras de Oseas fueron, en su sentido más alto, «cumplidas» en la huida del Salvador a Egipto y su regreso.

Para un escritor inspirado, y aun para un verdadero lector judío del Antiguo Testamento, la cuestión referente a una profecía no podía ser: ¿Qué quería decir el profeta, sino: ¿Qué quería decir la profecía?

Un ejemplo ilustrativo de la destrucción implacable de familias enteras por la sospecha de que su corona estaba en peligro ocurre en Ant. xv. 8. 4.»[26]

Como siempre en la historia de Cristo, lo mismo aquí: la gloria y el sufrimiento aparecen en yuxtaposición. Era imposible que estos Magos pasaran a ser instrumentos inocentes de los designios criminales de Herodes; ni que el niño Salvador cayera víctima del tirano.»[27]

Notas

1. http://www.fundacionlengua.es/es/recursos/Efemerides/1217/Dia_de_los_Santos_Reyes_Magos.html
2 http://www.clarin.com/diario/2007/05/09/sociedad/s-03601.htm
3. Herodes el Grande, Wikipedia
4. http://www.ieab.es/content/¿ordenó-matar-el-rey-herodes-los-niños-inocentes-por-dr-ariel-álvarez-valdés
5.Día de los Santos Inocentes,Wikipedia
6. http://www.ieab.es/content/¿ordenó-matar-el-rey-herodes-los-niños-inocentes-por-dr-ariel-álvarez-valdés
7. http://www.ieab.es/content/¿ordenó-matar-el-rey-herodes-los-niños-inocentes-por-dr-ariel-álvarez-valdés
8. http://www.ieab.es/content/¿ordenó-matar-el-rey-herodes-los-niños-inocentes-por-dr-ariel-álvarez-valdés
9.Alfred Edersheim, La Vida y los Tiempos de Jesús el Mesías, Tomo 1, p. 256,Ed. Clie,1988,Barcelona,España.
10. http://hechos238.net/html/jesus-command.html
11.http://www.seminarioabierto.com/hermeneutica14.htm
12.http://www.seminarioabierto.com/hermeneutica14.htm
13.http://www.seminarioabierto.com/hermeneutica14.htm
14. http://www.seminarioabierto.com/hermeneutica14.htm
15. http://www.seminarioabierto.com/hermeneutica14.htm
16.http://www.aguasvivas.cl/revistas/26/principios.htm
17.http://www.editoriallapaz.org/tabernaculo_desglose.htm
18. http://www.aguasvivas.cl/revistas/26/principios.htm
19.http://www.editoriallapaz.org/tabernaculo_desglose.htm
20. Francisco Lacueva,Comentario Matthew Henry Hechos Romanos I Corintios, p. 69-70,ed. clie
21. http://www.biblija.net
22. Kenneth C.Fleming, “Se humilló a si mismo”,Ed. Vida, p. 89,Florida,E.U,1992
23. Seminario Cristiano de Formación e Información, San Policarpo de Esmirna (Consultado 3 de julio de 2007)., citado en Wikipedia, Policarpo.nota pp. nº 1
24http://www.kairos.org.ar/articuloderevistaiym.php?ID=1683#
25. http://christologia.blogspot.com/
26.La Vida y los Tiempos de Jesús el Mesías tomo 1,op. cit.,p.256
27.La Vida y los Tiempos de Jesús el Mesías tomo 1,op. cit.,p. 256

Continúa…

¿Fue Herodes un infanticida? parte 1

¿Fue Herodes un infanticida? parte 1

  • “Así ha dicho Jehová: Voz fue oída en Ramá, llanto y lloro amargo; Raquel que lamenta por sus hijos,y no quiso ser consolada acerca de sus hijos, porque perecieron.” (Jer. 31:15 RV 1960)

Segun el Diccionario Enciclopédica Vox 1. © 2009 Larousse ,infanticida «es la persona que mata a un niño.» [0]

Herodes

Como veremos Herodes fue mucho mas que un infanticida. Fue un hábil político, sanguinario y cruel como solo él podía serlo. 

introducción:

Mosaico de San Apolinar Nuovo (Rávena, Italia)

A modo de introducción me parece importante citar al Dr. Ariel Álvarez Valdés, quien dice así: 

«Uno de los pasajes más terribles del Nuevo Testamento es, sin duda, el relato que hace San Mateo sobre la degollación de los niños de Belén.

En el capítulo 2 de su Evangelio nos cuenta cómo, cuando nació Jesús, se presentaron en Jerusalén unos magos venidos de Oriente que le preguntaron al rey Herodes: “¿Dónde está el rey de los judíos que ha nacido?”. Herodes, que se consideraba el único rey de los judíos, se alarmó al oír esto pues pensó que se trataba de alguien que venía a quitarle su trono. Entonces envió a los magos hacia Belén, donde tenía que nacer el Mesías, con la recomendación de que una vez que lo encontraran se lo hicieran saber. Pero los magos, después de hallar a Jesús, en vez de volver a Jerusalén y avisarle al monarca, decidieron regresar a su país por otro camino. Cuando el rey Herodes se enteró de que los magos lo habían burlado se enfureció terriblemente y envió a sus soldados a matar a todos los niños de Belén y sus alrededores, menores de dos años, a fin de eliminar entre ellos a Jesús. Pero éste logró salvarse porque José y

María huyeron a tiempo a Egipto, donde buscaron refugio (Mat 2:1-18).

Innumerables cuadros, pinturas y representaciones cinematográficas han mostrado esta terrible escena del Evangelio de Mateo, con los pequeños arrancados de brazos de sus madres y cayendo bajo los golpes asesinos de los esbirros de Herodes.

Incluso se han hecho cálculos cuidadosos acerca de cuántos niños habrían muerto en aquella oportunidad.»[1]

¿Quien fue Herodes ,el infanticida que nombra Mateo?

Ver 

«Herodes el Grande (73 – 4 a. de C), era hijo de Antípatro, un idumeo amigo de Hircano II. Muy joven (15 años) fue nombrado procurador de Galilea, acabando con los bandoleros que asolaban la región.

Siempre del lado ganador, apoyó a César contra Pompeyo. Una vez muerto César, se hizo amigo de Casio, uno de los asesinos de Julio. Cuando fue derrotado Casio en Filipos consiguió que Marco Antonio lo favoreciera. Evidentemente tras apoyar a Marco Antonio se hizo amigo de Octavio. Flavio Josefo dice de él que “Herodes consideró prudente mimar ya a los romanos y ganarse su afecto a costa del sufrimiento del prójimo”. Un arribista en toda su acepción.

Se casó con Mariame nieta de Hircano, con la que tuvo a Alejandro, Aristóbulo, Salampsio, Cipro y otro niño muerto en la infancia. De otra esposa anterior, Doris, tuvo a su hijo Antípatro. Tenía una forma extraña de expresar el amor, ya que aunque enamorado de Mariame, la mató. Antes había mandado estrangular a Hircano, acusándolo de traición y corrupción.

Aunque para algunos una sóla esposa le parezca un exceso, a Herodes le debió de parecer poco ya que tras la muerte de Mariame estuvo casado con nueve. A la vez, claro.

El amor que tenía Herodes por el estrangulamiento fue inmenso, ya que por este método asesinó a sus hijos Aristóbulo y Alejandro. También estuvo a punto de sucumbir su hijo Antípatro, pero se salvó por los pelos.

Filohelenista, hizo grandes construcciones, como la del Templo de Jerusalén, la fortaleza Antonia y las fortificaciones de Sebaste. Este helenismo le granjeó la enemistad del pueblo, que veía mancillada sus costumbres. Por si fuera poco y debido a los numeroso gastos que tenía por la cantidad de obras emprendidas, abrió el sepulcro de David, arramplando con sus tesoros y joyas. Por lo visto pensaba llegar hasta los cuerpos de David y Salomón pero una llama aniquiló a dos miembros de su escolta lo que provocó el terror de Herodes y su posterior huida.

Antes de su muerte todavía tuvo tiempo de hacer alguna que otra maldad. Judas y Matías (el que aparece en el libro de los Hechos como Teudas) al enterarse que el Rey estaba enfermo, incitaron a la juventud a que derribaran el águila de oro que el Rey había erigido en la puerta mayor del Templo.

Dicho y hecho, los jóvenes derribaron el águila y el Rey detuvo a 40 de ellos, junto con Matías y Judas. A Matías y a algunos de sus discipulos los quemó vivos. Nos dice Josefo que “la propia luna se ocultó aquella noche”.

Pero la enfermedad no dejaba a Herodes. Sabemos que “esta enfermedad le provocaba unos pruritos tremendos de coger cualquier cosa, a lo que, claro está, no cabía oponerse. Se le produjeron úlceras en los instentinos, tenía dolores especialmente tremendos en el recto, y en los piés se le formaron ampollas con un líquido translúcido. Un mal semejante le afectaba también al pecho. Y, por cierto, sus partes pudendas sufrieron la gangrena, que se las infectó de gusanos. Experimentaba una respiración jadeante, y ésta demasiado molesta no sólo por el hedor del efluvio, sino también por el jadeo motivado por la dificultad de respirar. Y sufría convulsiones en todos los miembros, desarrollando una fuerza irresistible”.

Sabiendo próximo su fín, decidió celebrarlo por todo lo alto. Para ello convocó a los notables judíos de la nación en el hipódromo, dando la orden de asesinarlos para así aliviar el dolor que le causaba el desprecio de su pueblo. Ésto se lo mandó a sus hermana Salomé y al marido de ésta, Alexas. Con ello, “la nación entera lloraría de verdad con la consiguiente diversión y risa de él”.

No nos extraña nada que según nos narra Mateo, el arribista y malvado Herodes, mandara matar a los niños menores de dos años.»[2]

¿Cual fue la relación del Señor Jesús (niño) con este Herodes?

Ver JESUCRISTO

Herodes, que era el gobernante en el momento del nacimiento del Señor, se enteró por unos magos de oriente, que “avisados” por una estrella que les guió durante el viaje,  venían a rendirle tributo a Jesús,y se puso mal. 

«Herodes el Grande aparece como protagonista de un pasaje de la Biblia, en el Evangelio de San Mateo cfr. Mat 2:1-18. Conociendo por los Magos de Oriente el nacimiento del “Rey de los judíos”, al que anuncia una estrella surgida en el cielo, Herodes hace indagar a los escribas y sacerdotes del Templo de Jerusalén dónde indicaban las profecías antiguas que iba a nacer el Mesías; los sabios contestan recordando la profecía de Miqueas (Miq 5:2), que señala a Belén, el pueblo del rey David, como lugar del nacimiento del Mesías»[3]

Philip Yancey, comenta que «al principio, Jesús estuvo lejos de parecer una amenaza para esos poderes. Había nacido bajo César Augusto, cuando la espe ranza soplaba por todo el Imperio Romano. Más que ningún otro gobernante, Augusto elevó las expectativas en cuanto a lo que podía lograr un líder y a lo que la sociedad podía alcanzar. Fue Augusto quien primero tomó la palabra griega “Evangelio” o “Buenas Nuevas” para referirse al nuevo orden mundial establecido se proclamó dios y definió ritos para rendirle culto. Muchos creyeron que su régimen ilustrado y estable iba a durar para siempre, solución definitiva al problema de gobierno»[4]


Adoración de los Magos por Fra Angelico y Filippo Lippi.

Sin embargo, no pasaron ni dos años, que su ira contra Jesús se desató, ordenando la matanza de los niños menores de  dos años, aunque quiza Jesús tuviera solo un año de edad.

Después de despedir a los Magos diciendoles que le comunicaran luego todo lo que supieran del niño Jesús recién nacido, Herodes manda matar a todos los niños menores de dos años nacidos en Belén y sus alrededores. La narración de Mateo, termina contando la huída de María, José y el niño a Egipto, donde permanecieron hasta la muerte de Herodes.

José, avisado por un ángel, toma su familia y parte rumbo a Egipto, para escapar de los maléficos planes de Herodes. 

El Dr. B.H.Carrroll,(December 27, 1843November 11, 1914),un predicador del siglo pasado, apliamente conocido por su extensa labor como profesor, predicador y pastor bautista,nos comenta que Egipto, «era el mejor lugar de todos para que José tuviera su familia allí mientras viviera el sanguinario Heredes.Cualquiera que huía de la persecución en Palestina, muy naturalmente iba a Egipto.»[5]

Es en el «evangelio bíblico de San Mateo, en el que se narra como unos magos, guiados por una luminosa estrella, llegaron a Belén para adorar y ofrecer sus dones al recién nacido Mesías, burlando a Herodes, el infanticida más temido y famoso de la historia[6]


 

 

 

 

 

Pedro Sergio, de autorescatolicos.org, dice así, respecto del terrible estado de animo de Herodes:

«Herodes, debió haber estado furioso, seguramente se considero burlado por los Magos, “se irritó grandemente, de sobremanera” y, temiendo una conjura solapada de tipo mesiánico, dio la orden brutal de que se “matase en Belén y sus término a todos los niños de dos años para abajo, según el tiempo que con diligencia había inquirido de los Magos.”

No es de extrañarse que esta reacción, fuera normal en Herodes. Según cuenta Flaviano Josefo, historiador judío Fariseo, descendiente de familia de sacerdotes, entre el año 38 y 94, Herodes mandó matar a su yerno José, a Salomé, al sumo sacerdote Hircano II, a su mujer Mariamne, al hermano de ella Aristóbulo, a la madre de éstos, Alejandra; a los mismos hijos de él: Alejandro, Aristóbulo y Antípater; a Kostobaro, noble idumeo; y hasta hizo que se encerrasen en el anfiteatro de Jericó a todos los nobles judíos y dio la orden de que, a su muerte, se los matara a flechazos, aunque la orden no se cumplió . Con estos antecedentes de crueldad, nada, pues, significaba para este malvado tirano el matar a un grupo de pequeños aldeanos de Belén y sus suburbios.»[7]  

Notas

0. Diccionario Enciclopédica Vox 1. ,© 2009, Larousse Editorial, S.L., http://es.thefreedictionary.com/infanticida

1http://siervodelaverdad.blogspot.com/2006/12/una-voz-se-oy-en-ram.html

2. Philip Yancey, El Jesus que nunca conoci,p. 30,ed. Vida

3. http://www.fundacionlengua.es/es/recursos/Efemerides/1217/Dia_de_los_Santos_Reyes_Magos.html

4. Philip Yancey, El Jesús que nunca conocí,p. 30,ed. Vida

5.B.H.Carroll, Comentario Biblico Los cuatro evangelios (I), p. 138,ed. clie

6. http://lindavenezuela.multiply.com/journal/item/5

7. Pedro Sergio,   http://www.autorescatolicos.org/pedrosergiolevantate.htm

Herodes en el Evangelio de San Mateo

Herodes en el Evangelio de San Mateo  

  

La matanza de los niños que menciona la Biblia, donde Herodes mismo aparece como asesino, según la visión de Guido Reni
Una voz se oyó en Ramá,
un llanto y un gran lamento:
Raquel llorando a sus hijos.
Y no quería consolarse porque ya no existen.

(Agencias / PD).- Arqueólogos israelíes afirman haber hallado el lugar donde descansaron los restos del rey de los judíos. Herodes, el Grande, fue quien ordenó la matanza de niños menores de dos años para asegurarse la muerte de Jesús.
Según cuenta el Evangelio de San Mateo, Herodes el Grande, rey de Judea, Galilea, Samaria y otros territorios, dio la orden de ejecutar a los niños nacidos en Belén y menores de dos años al verse engañado por los Reyes Magos, que habían prometido proporcionarle el lugar exacto del nacimiento de Jesús. 
No hay evidencias de esta historia, pero Herodes, que vivió del 74 al 4 antes de Cristo, era odiado por los habitantes de la región, que lo consideraban una marioneta de Roma. Por ello, rebeldes judíos destruyeron 70 años tras la muerte de Herodes el mausoleo del rey, que se encontraba al pie de un monte de unos 700 metros al sur de Jerusalén. 
Durante mucho tiempo, los investigadores creyeron que la tumba de Herodes se encontraba en el cementerio de los reyes. Según “Geo”, el sarcófago, antiguamente cargado de ornamentos, fue hallado mucho más arriba, en la falda del monte. 
El equipo del científico Ehud Netzer, de la Universidad Hebrea, no encontró ninguna de las preciosas ofrendas que acompañaron al rey en su última morada, y que describió el historiador judeo-romano Flavius Josephus. Tampoco se hallaron restos del esqueleto del rey.

Sin embargo, Herodes el Grande aparece como protagonista de un pasaje de la Biblia, en el Evangelio de San Mateo cfr. Mt 2, 1-18. Conociendo por los Magos de Oriente el nacimiento del “Rey de los judíos”, al que anuncia una estrella surgida en el cielo, Herodes hace indagar a los escribas y sacerdotes del Templo de Jerusaléndónde indicaban las profecías antiguas que iba a nacer el Mesías; los sabios contestan recordando la profecía de Miqueas Miq 5,2 , que señala a Belén, el pueblo del rey David, como lugar del nacimiento del Mesías. Después de despedir a los Magos invitándoles a que ellos mismos se cercioraran y le comunicaran luego lo que supieran del niño nacido, Herodes manda matar a todos los niños menores de dos años nacidos en Belén y sus alrededores. La narración termina contando la huida de María, José y el niño a Egipto, donde permanecieron hasta la muerte de Herodes.

La narración se encuadra cronológicamente en fechas poco anteriores a la muerte de Herodes, dato que sirvió al cronista Dionisio el Exiguo para calcular el nacimiento de Cristo y el comienzo de la era cristiana, base del actual calendario gregoriano que adolece de la imprecisión de esa fecha concreta.

Fuente: Herodes, Wikipedia

HERODES

HERODES  

Herodes El Grande

herodes

Herodes (en hebreo הוֹרְדוֹס Hordos), más conocido como Herodes el Grande (en griego Μέγας ἡρῴδης,descendiente de héroe).) o Herodes I (Ascalón, 73 a. C. – Jerusalén, 4 a. C.), rey de JudeaGalileaSamaria e Idumea desde el 40 a. C. hasta su muerte, en calidad de vasallo de Roma. Su figura es conocida por instigar, según el cristianismo, la Matanza de los Inocentes; también destaca por ser el impulsor de la expansión del Segundo Templo de Jerusalén, de tal forma que a ésta se la denomina habitualmente como Templo de Herodes.

 Nombre de varios príncipes de una dinastía que ejerció el poder en Palestina durante la época del Nuevo Testamento. Los herodianos eran oriundos de Idumea y practicaban la religión judía, pero siempre permanecieron en estrecha dependencia de los romanos. Mandaban a educar sus hijos a Roma. Construyeron ciudades nuevas al estilo romano-helenista y les pusieron nombres en honor de sus protectores, los emperadores romanos (Cesarea, Sebaste, Tiberias, etc.).

Herodes entrando en Jerusalén(36 a. C.). Miniatura de Jean Fouquet (entre1470 y 1475)

Fundador de la última dinastía judía y rey de Judea del 37 al 4 a.C., era descendiente de una rica familia idumea. En 47 a.C., a los veinticinco años de edad, fue nombrado gobernador de Galilea por su padre Antípatro, quien, con el favor de Julio César, había sido nombrado procurador de Judea. En el año 40 a.C., Herodes consiguió, por medio de Antonio y Octaviano, que el senado romano lo nombrara rey de Judea, pero tuvo que conquistar su reino peleando tres años contra el último rey de la dinastía asmonea, Antígono (® Macabeos). Ayudado por el ejército romano, tomó a Jerusalén e hizo ejecutar a su rival vencido (37 a.C.).

Herodes se esforzó por afianzar su autoridad en el interior (Lc 1.5) y por extender su dominio a nuevos territorios por medio de su alianza con Roma. Después de la derrota de su protector Antonio en Accio (30 a.C.), se puso al lado del vencedor, Octavio Augusto. Este no solo lo confirmó en el reino, sino que paulatinamente le otorgó nuevas posesiones. Finalmente, el reino de Herodes llegó a abarcar casi toda Palestina (Idumea, Judea, Samaria, Galilea, Perea y grandes territorios al nordeste del Jordán). En el Imperio Romano, tenía el rango de «monarca aliado». No dependía del gobernador de la provincia de Siria, sino directamente del emperador. Tenía la obligación de defender las fronteras del imperio contra las incursiones de los árabes. En la administración interna era independiente.

Tradicionalmente, Herodes ha venido a ser el prototipo del tirano sanguinario. La matanza de los niños de Belén (Mt 2.13–18), no mencionada en los documentos históricos, contribuyó a forjar esa imagen. Pero hoy en día los historiadores tienden a hacer un juicio más positivo sobre la persona y obra de Herodes. Este sin duda tuvo una gran capacidad política.

templo-para-los-adoradores-judios

Restos excavados de una estructura en Jerusalén que Herodes el Grande construyó. A este Herodes se le conocía como constructor de muchos edificios magníficos, incluyendo un templo para los adoradores judíos.

Después de un largo período de luchas internas, Herodes permitió que su pueblo disfrutara, por más de treinta años, de la paz que Augusto difundió por todo el mundo romano. Bajo su gobierno, el estado judío llegó a ocupar una posición fuerte, reconocida por los romanos y respetada por sus vecinos. Además de incrementar el desarrollo de la agricultura y el comercio, se lanzó a una política extensa de construcciones que cambió el aspecto del país.

El reino de Herodes I.

En Jerusalén Herodes edificó la fortaleza  Antonia, un palacio real, un hipódromo, un teatro y un anfiteatro. En el 20 a.C. emprendió la reconstrucción del templo, en el que trató de conservar la estructura salomónica. Fundó y transformó varias ciudades, siguiendo su inclinación por la civilización helenística-romana. Sebaste (en griego, Augustus, la antigua Samaria) y Cesarea, un nuevo puerto en el Mediterráneo, fueron dos de sus creaciones urbanísticas en honor de Augusto. Además, edificó y fortificó varias plazas fuertes, particularmente en la región del mar Muerto. A la manera de los poderosos reyes helenos, llenó de regalos y de construcciones ciudades fuera de su reino.

Para realizar tantas obras, Herodes el Grande tuvo que disponer de una enorme cantidad de dinero y mano de obra en un país pequeño y agotado por las guerras internas. De ahí los pesados tributos y el yugo implacable que impuso a su reino. Exterminó con una crueldad inaudita a todos sus enemigos, reales o supuestos, empezando con los de su propia familia. Hizo dar muerte sucesivamente a los descendientes de la dinastía asmonea que hubieran podido reivindicar el trono, entre ellos Mariamne II, su segunda esposa, Alejandra, su suegra, y Alejandro y Aristóbulo, sus hijos. Poco antes de su propia muerte, su primogénito Antípatro, que parecía destinado a sucederle, cayó en desgracia y Herodes mandó matarle.

Los judíos, tanto fariseos como saduceos, lo odiaban a pesar de su preocupación ostentosa por el templo de Jerusalén. Aunque pertenecía formalmente a la religión judía, Herodes era en esencia un rey pagano, más interesado en la pompa que en seguir los preceptos de la Ley; al menos no tuvo interés alguno, como Antíoco Epífanes, en helenizar a la fuerza a los judíos. Herodes era una persona dotada de grandes capacidades físicas e intelectuales: intrépido, decidido, orador brillante, inteligente y astuto. A esas cualidades se contraponían una sed insaciable de poder y un carácter extremadamente desconfiado. A pesar de sus esfuerzos por ganarse la simpatía de sus súbditos, siempre fue para ellos un tirano impío y un usurpador impuesto por los romanos.

Era de esperar que el reino de este Herodes no durara mucho tiempo después de su muerte (4 a.C.). El emperador Augusto, acatando el testamento, lo dividió entre sus hijos Arquelao, Herodes Antipas y Herodes Felipe II. Herodes fue padre de otros cinco hijos y dos hijas, pero estos no cobraron importancia en la historia bíblica.

Herodes El Grande fue un gran líder político, militar y constructor. Si bien su linaje era judío, su pensamiento, educación y cosmognía eran claramente griegas por lo cual podríamos calificarlo más como un rey extranjero que gobernó a Judea durante y a nombre de la opresión romana. Siempre tuvo este sino sobre él, pues el pueblo nunca lo consideró judío debido a su origen idumeo.

Así, fue nombrado en el año 47 a. C. procurador de Judea por Julio César. Herodes se ganó la confianza de los romanos, obteniendo su apoyo para derrocar a la estirpe judía de los asmoneos. En el año 40 a. C. consiguió de Marco Antonio, triunviro de Roma y poseedor de la parte oriental del Imperio romano, el título de rey de Judea.

Se casó en el 38 a. C. con Mariamne, hija de Alejandro, hijo a su vez de Aristóbulo II, de la estirpe de los asmoneos. Herodes era enemigo de la familia asmonea que había reinado hasta ese momento en Judea. En sus luchas para la conquista de Jerusalén, y con el apoyo romano en Siria, consiguió que en el año 37 a. C. fuera degollado Antígono II, hijo de Aristóbulo II. Eliminaba así al más directo aspirante a arrebatarle su título de rey.

Intentó mejorar sin éxito su imagen ante el pueblo judío. Realizó una política de mejoras, entre las que destacó la reconstrucción del Templo de Jerusalén, iniciada en el 22 a. C., o la fundación de la ciudad de Cesarea, una ciudad portuaria de carácter occidental construida en honor al dueño del Imperio tras la batalla de Accio, Cayo Julio César Octavio Augusto (Gaius Iulius Caesar Octavius Augustus). Fue un gobernante eficaz que impulsó el comercio y la economía de su pueblo. En época de hambruna (25 a. C.), se deshizo de gran parte de la riqueza de sus palacios para comprar trigo a Egipto.

Hizo ejecutar a toda la familia rival derrocada, incluyendo al abuelo (Aristóbulo II) y al hermano (Aristóbulo III, sumo sacerdote ahogado en unos baños) de Mariamne, su mujer. También a ella la mandó ejecutar en 29 a. C., y un año después a la madre de Mariamne. Asimismo eliminó a dos de sus propios hijos (Aristóbulo y Alejandro), atendiendo a rumores de conspiración contra su persona, levantados por otro hijo, Antípater, a quien también ejecutó años más tarde por intentar envenenarle.

Herodes tuvo muchos hijos de sus diez esposas. Aunque designó sucesor a su hijo Arquelao, a su muerte, el emperador Augusto repartió el reino entre tres de sus hijos:

Murió en Jerusalén hacia el 12 o 13 de marzo de 4 a. C. (entre la Pascua y el eclipse de luna).

En el año 2007 la Universidad Hebrea de Jerusalén anunció el hallazgo de la tumba de Herodes en el Herodión, a pocos kilómetros deJerusalén, hecho que, sin embargo y sin perjuicio del prestigio de los arqueólogos de la Universidad Hebrea, no se haya totalmente probado dada la escasez de textos y dataciones fehacientes.1

Herodes Felipe I

Hijo de Herodes el Grande y de Mariamne II, llamado «Felipe» en Mc 6.17 (cf. Mt 14.3) y Herodes en Josefo. Fue por un tiempo el sucesor designado de su padre, pero luego lo desheredó (a veces «Herodes sin tierra»). Se casó con Herodías, hija de su medio hermano Aristóbulo, pero luego ella lo dejó para vivir con Herodes Antipas. Se retiró a la vida privada y murió en Roma.

Arquelao

Hijo de Herodes el Grande y de la samaritana Maltace. Lo criaron en Roma junto con su hermano y su medio hermano. Después de la muerte de su padre, Augusto lo nombró etnarca (título inferior al de rey, pero superior a ® Tetrarca). Fue semejante a su padre en sus actos de crueldad (Mt 2.22) y en su afán de construcción; suscitó el odio de todos. En el año 6 d.C. una delegación de la aristocracia judía y samaritana lo acusó ante el emperador. Arquelao fue citado a Roma, destituido, despojado de sus bienes y desterrado a Viena, en las Galias, donde murió.

Así, gran parte del reino de Herodes el Grande perdió su autonomía, fue anexado a la provincia romana de Siria y administrado por un procurador nombrado por el emperador (6 d.C.). Una parábola de Jesús parece eludir a las circunstancias en que Arquelao llegó al poder (Lc 19.12, 14, 27). Antes de salir para Roma a obtener la ratificación imperial del testamento de su padre, Arquelao tuvo que aplastar una rebelión; dio muerte a tres mil personas en el templo, durante la Pascua, y los judíos mandaron una delegación a Roma para pedir al emperador que no le otorgara la corona.

Herodes Antipas

Era otro hijo de Herodes el Grande y Maltace, hermano menor de Arquelao, medio idumeo y medio samaritano. Educado en Roma, obtuvo de Augusto el gobierno de Galilea y de Perea con el título de tetrarca (Lc 3.1, 19). Marcos 6.14 lo llama rey, siguiendo una denominación popular, pero en los Evangelios y en sus propias monedas se llama solamente Herodes. Para distinguirlo de su padre, es conocido tradicionalmente como Herodes Antipas (en griego, retrato del padre) o Herodes el tetrarca. Se casó primero con una hija de Aretas IV, rey de los nabateos, pero después la repudió para convivir con su sobrina Herodías, esposa de su hermanastro Herodes Felipe I. Esto provocó una guerra con Aretas, en la que Herodes fue derrotado (36 d.C.).

Herodes Antipas, lo mismo que su padre, fue un gran constructor. Fortificó Séforis, su primera residencia, y fundó una nueva capital, que llamó Tiberias en honor del emperador Tiberio. En el año 39 d.C. la ambición de Herodías lo hizo ir a Roma a solicitar de Calígula el título de rey. Eso provocó su caída: su sobrino Herodes Agripa I, a quien el emperador acababa de conferir este mismo título, se valió de su posición de favorito y lo acusó de tramar una alianza secreta con los partos. Herodes fue destituido y desterrado a Lyón, en las Galias, adonde lo siguió Herodías.

El nombre de Herodes aparece en varios pasajes de los Evangelios, ya que casi la totalidad de su reinado coincidió con la vida de Jesús. Era una persona astuta (Lc 13.32: «aquella zorra»), ambicioso (por influjo de Herodías) y amigo de la pompa. A pesar de su indiferencia religiosa, sabía dar muestras de su ortodoxia judía: peregrinaba a Jerusalén en la Pascua (Lc 23.7), intercedía a veces ante Pilato en favor de los judíos (de ahí la enemistad inicial, Lc 23.12), no hacía figurar ninguna imagen en sus monedas. Hizo encarcelar y ejecutar a Juan el Bautista por reprocharle su unión ilícita con Herodías. Según los Evangelios, esta fue la principal instigadora de la muerte de Juan (Mc 6.14–29 //). Josefo dice que Herodes lo hizo matar porque temía que el éxito popular de Juan pudiera provocar una insurrección.

Al enterarse Herodes de la fama de Jesús, su conciencia le hizo temer que Juan hubiera resucitado (Lc 9.7–9). En Lc 13.31ss, unos fariseos advierten a Jesús que Herodes lo quiere matar, pero tal hostilidad no concuerda con el interés de aquel por ver a Jesús (Lc 9.9; 23.8). Al fin pudo verlo, cuando Pilato, enterado de que Jesús era galileo y por tanto estaba bajo la jurisdicción de Herodes, se lo entregó. Porque no satisfizo toda la curiosidad de Herodes, este juntamente con sus soldados se burló de Jesús (Lc 23.6–12).

familia-herodiana

Herodes Felipe II

Hijo de Herodes el Grande y de la quinta mujer de este, la judía Cleopatra. Desde 4 a.C. hasta 34 d.C. fue tetrarca de los territorios situados al este del curso superior del Jordán y del lago de Genesaret (Gaulanitis, Traconitis, Auranitis, Batanea, Paneas e Iturea; Lc 3.1). Josefo lo elogia como un monarca justo y moderado. Reconstruyó Paneas, a la cual llamó Cesarea en honor del emperador (Cesarea de Filipo) y trató de convertir a Betsaida en ciudad con el nombre de Julias (en honor de una hija de Augusto). Al final de su vida se casó con Salomé, hija de Herodías, pero murió sin hijos (34 d.C.). Su tetrarquía quedó incorporada en la provincia de Siria y luego fue entregada por Calígula a Herodes Agripa I (37 d.C.).

Herodes Agripa I o El Mayor

En el Nuevo Testamento se le llama «Herodes», pero Josefo lo conoce como «Agripa». Fue hijo de ® Aristóbulo, y creció en Roma en estrecha relación con la familia imperial. Su amigo Calígula le confirió las tetrarquías de Herodes Felipe II y de Lisanias, junto con el título de rey (37 d.C.). Por sus intrigas, obtuvo la deposición de Herodes Antipas y se quedó con la tetrarquía de Galilea y Perea (39 d.C.). Finalmente, el nuevo emperador Claudio puso también bajo el dominio de este Herodes los territorios de Judea y Samaria (administrados desde 6 d.C. por procuradores romanos). Así, Agripa reconstituyó en solo tres años un reino casi igual al de su abuelo Herodes el Grande.

Aunque era un helenista convencido, Agripa se hizo pasar por una persona singularmente fiel a la Ley judía y logró ganarse la simpatía de los judíos. Hizo importantes donativos para el templo. En el 40 d.C. trató de disuadir a Calígula de que hiciera erigir su estatua en el templo. Su persecución contra los primeros cristianos (Hch 12.1–19) probablemente fuera una tentativa más de congraciarse con los fariseos y el pueblo. En un esfuerzo por debilitar su dependencia de Roma, empezó la construcción de una nueva muralla al norte de Jerusalén, la cual no pudo concluir por prohibición del emperador. Su muerte, repentina y horrorosa, en Cesarea, a los 54 años, la relata Lucas (Hch 12.20ss) y Josefo en forma esencialmente idéntica. Ambos escritores la interpretan como un castigo divino por haber aceptado que la gente lo aclamara como un dios (44 d.C.). Dejó cuatro hijos, de los cuales tres aparecen en el Nuevo Testamento: Agripa, Berenice y Drusila.

Herodes Agripa II o El Menor

Hijo de Herodes Agripa I, nació en Roma ca. 27 d.C. y lo educaron bajo el cuidado del emperador Claudio. Era aún muy joven cuando murió su padre y, por tanto, Claudio no permitió que asumiera el mando del reino (el cual volvió a ser una provincia romana). Al morir su tío Herodes de Calcis en el 48 d.C., recibió la tetrarquía de este en el Líbano, y la cambió después por las tetrarquías de Felipe y de Lisanias con el título de rey. Claudio lo nombró también inspector del templo de Jerusalén con derecho de nombrar al sumo sacerdote. Hacia el 61 Nerón le otorgó nuevos territorios en Galilea y en Perea (Tiberias, Tariquea, Julias, etc.).

Acompañado por su hermana Berenice, con quien vivía escandalosamente, Agripa II escuchó la defensa de Pablo, ante Festo, en Cesarea (Hch 25.13–26.32). Bajo su reinado se terminó el templo de Herodes el Grande (62–64). Su simpatía por los romanos, atestiguada en monedas e inscripciones, se manifestó especialmente durante la guerra judía (66–70 d.C.). Primero, se esforzó por disuadir a los judíos de llevar a cabo una resistencia armada. Luego, al desatarse la guerra combatió al lado de los romanos. Lo hirieron en el sitio de Gamala y esto le valió que Vespasiano lo recompensara. Murió ca. 93 ó 100 d.C., y su territorio se incorporó a la provincia romana de Siria. Con él se extinguió la rama judía de la dinastía herodiana.

Bibliografía:

G. Ricciotti, Historia de Israel II, Miracles, Barcelona, 1947. EBDM III, cols. 1192–1212.

Fotos

Herodes, Wikipedia

http://misteriossinrespuesta.blogspot.com/2008/01/arquelogos-descubren-la-tumba-del-rey.html

Notas

1. La Universidad Hebrea anuncia el hallazgo de la tumba del rey Herodes

Fuente:

Nelson, Wilton M., Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1998.

Desenterrando la historia… los arqueólogos descubren restos vinculados con un antiguo rey

Desenterrando la historia… los arqueólogos descubren restos vinculados con un antiguo rey

Image 

Chris Mitchell – CBN News – Jerusalén, Israel

Un grupo de arqueólogos en Israel dice haber descubierto la tumba del Rey Herodes. Los excavadores hallaron una enorme cripta real con pinturas al estilo romano.

Una fotografía muestra lo que podrían ser restos del sarcófago. Se piensa que los huesos del rey pudieron ser destruidos por rebeldes. Herodes fue el rey de Israel durante seis décadas de ocupación romana. El canal National Geographic produjo un programa especial sobre el hallazgo de la tumba de herodes.

Image

Cada año, centenares de personas se ofrecen como voluntarios para realizar excavaciones arqueológicas en Israel. Para muchos es una experiencia única en la vida.  

Al sur de Jerusalén, en un lugar llamado Ramat Raquel, decenas de voluntarios desentierran la historia bíblica hasta el momento en que el rey asirio Senaquerib sitió Jerusalén.

Gila Yudkin, quien es supervisor a los voluntarios dice que “los hallazgos más emocionantes son de la Era del Hierro que es la época del período bíblico y si usted conoce la historia de Ezequías sabe que los asirios vinieron del norte. Senaquerib bajó a Jerusalén desde el norte y Ezequías llegó de ahí a Jerusalén. Nosotros hemos encontrado paredes y una torre de esa época”.

Image

La universidad de Tel Aviv auspició esta excavación, durante la cual descubrieron monedas, vasijas y artefactos de hace miles de años. Unos cien voluntarios trabajaron en el sitio. Vinieron de todo el mundo y por diferentes razones.

Muchos de los voluntarios eran cristianos. Al cavar en la tierra, vieron como la nación de Israel, su historia y la Biblia se relacionan.

“Te da un sentido de la historia, que estas en contacto con la historia, porque estas tocando pedazos de historia y al ver los diferentes niveles… puedes ver las capas de tiempo, no solo el tiempo moderno sino incluso hasta la Era del Hierro”, dice Joy Star una de las voluntarias.

Rick Berendt trajo a su hija y a su hijo para experimentar la excavación, “yo sabía que debía dar a mis hijos la oportunidad de estar en este ambiente para que sintieran su magia. Es un lugar maravilloso y una actividad maravillosa”.

Image

“Estás ahí donde ocurrió hace 2000 años y realmente es algo que se debe experimentar, no se puede imaginar. Cuando estás excavando la cerámica de la Era de Hierro, excavas en la misma tierra de esa época, la tierra de la gente que tal vez vio a Jesús y lo conoció”, exclama  la voluntaria Stephanie Berendt.

Las edades de los voluntarios varían de 10 a 70 años. Aunque el trabajo es duro, muchos sienten que la inversión física vale la pena.

“Es una experiencia indispensable en cuanto a entender la realidad de la historia y las raíces de la fe cristiana y judía. Yo lo recomiendo mucho…”, dice Berendt.

mundocristiano.tv