Sobre la Eucaristia

View this document on Scribd
Anuncios

Los sacramentos en la Iglesia del Señor parte 1

View this document on Scribd

Catolicismo Romano, La Biblia, y La Tradición

Catolicismo Romano, La Biblia, y La Tradición

Una de las grandes diferencias entre las doctrinas Protestantes y Católicas se encuentra en el área de la Tradición. La Iglesia Protestante sostiene que solo la Biblia fue preparada por Dios para ser la fuente de verdad doctrinal (2 Timoteo 3:16). La Iglesia Católica, sin embargo, dice que “La Tradición Sagrada y las Sagradas Escrituras constituyen el deposito sagrado de la palabra de Dios…” (Catecismo de la Iglesia Católica, párrafo 97. Nota, todas las citas en este artículo provienen de este Catecismo).

La Iglesia Católica razona como sigue:

“Los apóstoles nombraron como sucesores a los obispos, dejándoles su cargo en el magisterio (autoridad para enseñar).” (Párrafo 77).
“Esta transmisión viva, llevada a cabo en el Espíritu Santo es llamada la Tradición…” (Párrafo 78).
“Tanto la Escritura como la Tradición deben ser aceptadas y honradas con iguales sentimientos de devoción y reverencia.” (Párrafo 82).

Dentro del sistema Católico de la Tradición, muchas doctrinas han sido “reveladas” a la Iglesia a través de los siglos. Por ejemplo, está la veneración a María, su inmaculada concepción y su ascensión corporal a los cielos. Están también los apócrifos, la transubstanciación, oraciones a los santos, la confesión, penitencias, el purgatorio, entre otras. El Protestantismo difiere en mucho con el Catolicismo respecto a estas adiciones.

Tradición en la Biblia

La Biblia habla acerca de la tradición. Algunos versículos hablan a favor de la tradición y en otros en contra de ella. Por supuesto, los contextos son diferentes y conllevan diferentes significados. Por ejemplo:

A favor

  • 2 Tesalonicenses 3:6 “Pero os ordenamos, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la tradición que recibisteis de nosotros.”
  • 2 Tesalonicenses 2:15 “Así que, hermanos, estad firmes, y retened la tradición que habéis aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra.”
  • 1 Corintios 11:2 “Os alabo, hermanos, porque en todo os acordáis de mí, y retenéis las tradiciones tal como os las entregué.”

En Contra

  • Mateo 15:3-6 “Respondiendo él, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición? Porque Dios mandó diciendo: Honra a tu padre y a tu madre; y: El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente. Pero vosotros decís: Cualquiera que diga a su padre o a su madre: Es mi ofrenda a Dios todo aquello con que pudiera ayudarte, ya no ha de honrar a su padre o a su madre. Así habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición.”
  • Marcos 7:8-9 “Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber; y hacéis otras muchas cosas semejantes. Les decía también: Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición.”
  • Colosenses 2:8 “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.”

En las discusiones con respecto a la Tradición entre Protestantes y Católicos ambos citan las escrituras a manera de establecer su respectiva posición. Los Protestantes también citan Mateo 15:3-6 para oponerse a la Tradición Sagrada. En un intento de ser bíblicos, muchos apologetas Católicos citan 2 Tesalonicenses 2:15 para validar su posición a favor de la Tradición Sagrada. Desafortunadamente, esto se traduce en usar la palabra de Dios contra si misma. Claramente, la Palabra de Dios no es contradictoria. Al contrario, es nuestro entendimiento el que está errado.

La Biblia está a favor de la tradición cuando apoya las enseñanzas de los apóstoles (2 Tesalonicenses 2:15) y además es consistente con la revelación bíblica. Al mismo tiempo, está en contra de la tradición cuando “quebranta los mandamientos de Dios” (Mateo 15:3). En las mismas palabras de Jesús, la verdadera tradición no transgrede o contradice la palabra de Dios. En otras palabras, debe estar en armonía con las enseñanzas bíblicas y no oponérsele en ninguna manera.

La Iglesia Católica oficialmente establece que la Tradición Sagrada no puede ni contradice las Escrituras, los Protestantes dicen que las enseñanzas de la Tradición Sagrada si lo hacen. No es suficiente para los Católicos decir que su iglesia es la verdadera iglesia, que poseen la tradición apostólica, que tienen las llaves de la verdad, y que tienen doctrinas reveladas consistentes con la revelación bíblica. De igual manera, no es suficiente para un Protestante emitir juicio sobre las doctrinas Católicas simplemente porque son Católicas y se derivan de la Tradición Sagrada.

¿Son realmente iguales las Sagradas Escrituras y la Tradición Sagrada?

Para mí, no es suficiente decir que la Tradición Sagrada es igual a las Escrituras basados en los decretos del Magisterio Católico. Como cualquier enseñanza espiritual, debemos compararla con la Biblia. Las mismas palabras de Jesús en Mateo 15:3 nos dan a mi y a muchos no Católicos el motivo para comparar el fruto de la Tradición Sagrada con la Palabra de Dios. En otras palabras, ¿Las enseñanzas de la Iglesia Católica derivadas de la Tradición Sagrada transgreden los mandamientos de Dios? Por supuesto, los Católicos dirán que no.

Cuando Jesús estaba hablando a los Fariseos en Mateo 15:1-6, El los reprendió por no entender la palabra de Dios. Ellos estaban apelando a la tradición de los ancianos, aquellos que traspasaron tanto la tradición oral como escrita. Jesús, por su parte, expuso su error al citar las Escrituras. Por favor note lo que dice en Mateo 15:1-6.

“Entonces se acercaron a Jesús ciertos escribas y fariseos de Jerusalén, diciendo: ¿Por qué tus discípulos quebrantan la tradición de los ancianos? Porque no se lavan las manos cuando comen pan. Respondiendo él, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición? Porque Dios mandó diciendo: Honra a tu padre y a tu madre; y El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente. Pero vosotros decís: Cualquiera que diga a su padre o a su madre: Es mi ofrenda a Dios todo aquello con que pudiera ayudarte, ya no ha de honrar a su padre o a su madre. Así habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición.”

Cualquier cosa que se pueda decir de este pasaje, al menos una puede observarse: La tradición de los líderes religiosos estaba sujeta a la palabra de Dios. ¿Están los líderes religiosos de la Iglesia Católica exentos de sujeción a la palabra de Dios? De la misma forma, ¿Está la Tradición Sagrada exenta también? Creo que no.

En los lugares donde los Protestantes interpretan las Escrituras a la luz de las Escrituras, parece que la Iglesia Católica no se opone. Considere lo siguiente, “El Concilio Vaticano Segundo indica tres criterios para interpretar las Escrituras de acuerdo al Espíritu que las inspira. 1. Ser especialmente acorde al contenido y unidad de la totalidad de las Escrituras…2. Leer las Escrituras dentro de la Tradición viva de toda la Iglesia…3. Estar acorde a la analogía de la Fe.” (Par. 111, 112, 113, 114).

Es la numero 2 la que nos concierne aquí. ¿Qué significa leer las Escrituras “dentro de la Tradición viva de toda la Iglesia”? Si las Escrituras están “dentro de la Tradición viva,” entonces la Tradición abarca a la Escritura. En otras palabras, es la tradición de la Iglesia es la que interpreta la Escritura. Esto está en contradicción con la Palabra de Dios en palabras de Jesús en Mateo 15:1-6.

Algunos objetan y dicen que los Fariseos no tenían la autoridad apostólica que recibieron los apóstoles y por consiguiente la Iglesia Católica y, por tanto, Mateo 15:1-6 no puede ser usada para anular la Tradición Sagrada.

Pero el asunto en Mateo 15:1-6 no es la sucesión de autoridad sino las tradiciones de hombres siendo usadas en oposición a la verdad de la Palabra de Dios. Esencialmente, los Fariseos estaban viendo la Palabra de Dios “dentro” de su tradición sagrada. Jesús, en contraste a esto, cita la palabra de Dios para juzgar sus tradiciones. Los apóstoles, de igual manera, continuamente incitaron a su gente a chequear sus enseñanzas a la luz de las Escrituras (Hechos 17:11), así demuestran la posición que incluso sus enseñanzas estaban sujetas a la palabra de Dios. Después de todo, ninguna enseñanza doctrinal puede contradecir la revelación bíblica y la Sagrada Palabra de Dios fue y es la autoridad final en todo asunto espiritual. La posición de la Iglesia Católica, así como su enseñanza basada en la Tradición Sagrada no son diferentes. Deben ser comparadas con las Escrituras.

Mi deseo al escribir esto no es enfadar a los Católicos ni despreciar sus creencias. Creo que hay Católicos que aman al Señor y son salvos. Pero quiero aportar con lo que creo al respecto de la doctrina oficial de la Iglesia Católica. Sin embargo, es mi opinión que la Iglesia Católica ha agregado enseñanzas que no son consistentes con la revelación biblia.

Si usted es Católico, espero que mis palabras no lo hayan ofendido. Al contrario, espero y oro para que usted pueda considerar lo que dice este sitio y compararlo con la Palabra de Dios.

Este artículo también está disponible en: inglés.

http://www.miapic.com/catolicismo-romano-biblia-y-tradición

R-E-S-P-E-T-O: ¿Debemos los cristianos respetar las demás religiones?

R-E-S-P-E-T-O: ¿Debemos los cristianos respetar las demás religiones?
by Pedro Camino under
Por Albert Mohler
Traducido por Pedro Camino para http://www.verdadypalabra.com

El mundo que hoy conocemos se caracteriza por el pluralismo religioso y el choque de cosmo visiones. El mundo moderno ofrece a individuos y grupos de sistemas de creencias, diferentes en tanto la proximidad y el conflicto potencial. ¿Cómo deben responder los cristianos cuando se le pregunta acerca de esto? ¿Deben los cristianos “respetar” las otras religiones?
No hay noticias en todo el mundo han anunciado esta semana que el Papa Benedicto XVI, durante su visita a Jordania, habló de su “respeto” por el Islam. Esto ocurrió poco después del tristemente célebre del Papa discurso del Papa en laUniversidad de Ratisbona en el 2006. En ese discurso Benedicto XVI citó a el emperador Manuel II, uno de los monarcas bizantino, quien dijo: “Muéstrame también aquello que Mahoma ha traído de nuevo, y encontrarás solamente cosas malvadas e inhumanas, como su directiva de difundir por la espada fe que él predicaba”.

La indignación en todo el mundo musulmán fue inmediata y abrumadora. El Papa emitió aclaraciones y explicaciones, pero continuó la indignación musulmana. Esta semana, con el Papa programado para hacer su primera visita papal a un país islámico, las sensibilidades eran altas.
La transcripción oficial del Vaticano de los comentarios del Papa en el aeropuerto de Ammán lo registra como diciendo:
Mi visita a Jordania me da una buena oportunidad para hablar de mi profundo respeto por la comunidad musulmana y rendir tributo al liderazgo mostrado por Su Majestad el Rey en la promoción de un mejor conocimiento de las virtudes proclamadas por el Islam.
Hay ángulos tan diferentes a esta situación. En primer lugar, tenemos el espectáculo de un Papa que se reciba como un jefe de Estado. Esto es un error en el recuento de tantos. En segundo lugar, tenemos al Papa hablando en la jerga diplomática, más que de manera clara y directa. En tercer lugar, tenemos el Papa hablando de “respeto” sin ninguna comprensión clara de lo que esto significa realmente. ¿El Papa cree que los musulmanes pueden ser salvos por medio de las enseñanzas del Islam?
En realidad, probablemente no – al menos en el contexto de un inclusivismo salvífico. La Iglesia Católica Romana enseña oficialmente que los musulmanes son “incluidas en el plan de salvación” en virtud de su pretensión de “mantener la fe de Abraham”.
En palabras de la Lumen Gentium, uno de los principales documentos aprobados en el Concilio Vaticano II:
Pero el plan de salvación abarca también a aquellos que reconocen al Creador. En primer lugar, entre estos están los Mohametanos, que profesan tener la fe de Abraham, junto con nosotros adoramos el uno y misericordioso Dios, que en el último día juzgará a la humanidad.
El mismo lenguaje es básico para el catecismo oficial actual de la iglesia también. En el contexto del documento, este lenguaje implica claramente que los musulmanes están en el alcance de la salvación de Dios. Mientras que la Iglesia Católica Romana enseña que el Islam es a la vez errónea e incompleta, también sostiene que los musulmanes sinceros pueden ser incluidos en la salvación de Cristo a través de su fidelidad al monoteísmo y el Islam.
Así, cuando el Papa católico habla de “respetar” el Islam, lo hace de una formaque para que los cristianos evangélicos no lo harían. En el contexto de la enseñanza oficial católica, el Papa puede crear una fusión de la diplomacia y la doctrina.
Mientras que los cristianos evangélicos se enfrentan a un contexto diferente a esta pregunta, la urgencia es la misma. No estamos jugando un rol diplomático como jefe de Estado, pero estamos llamados a ser embajadores de Cristo y su Evangelio.
En este sentido, cualquier sistema de creencias que tira de las personas fuera del Evangelio de Cristo, niega y subvierte la verdad cristiana, y cega a los pecadores de ver a Cristo como la única esperanza de salvación es, por definición bíblica, un camino que conduce a la destrucción. El Islam, como cualquier otro rival para el evangelio cristiano, toma las personas cautivas y carece de auténtica esperanza para la salvación.
Por lo tanto, los cristianos evangélicos pueden respetar la sinceridad con la que los musulmanes tienen sus creencias, pero no podemos respetar las propias creencias. Podemos respetar los musulmanes por sus contribuciones al bienestar humano, la erudición y la cultura.Podemos respetar el brillo de la erudición musulmana en la época medieval y las maravillas del arte y la arquitectura islámica. Pero no podemos respetar un sistema de creencias que niega la verdad del evangelio, en una que insiste en que Jesús no era el Hijo de Dios, y lleva a millones de almas cautivas.
Esto no contribuye a la buena diplomacia, pero estamos llamados a dar testimonio, no de relaciones públicas. Debemos aspirar a tener gracia y simpática en nuestro testimonio de Cristo, pero el fondo es que el evangelio necesariamente entra en conflicto abierto con sus rivales.
La visita del Papa a Jordania señala directamente al problema del papado y de la confusión de la teología católica sobre este punto. Para entender el Islam es saber que no podemos identificar a los musulmanes como aquellos que “adoran con nosotros el único y misericordioso Dios.” Negar la Trinidad es adorar a otro Dios.
El respeto es una categoría problemática. Al final, los cristianos deben mostrar respeto por los musulmanes al compartir el Evangelio de Cristo en el espíritu de amor y verdad. Estamos llamados a amar y respetar a los musulmanes, no al Islam.

Fuente AQUI.

La Religión Mundial Venidera

La Religión Mundial Venidera
19 MAYO 2010
etiquetas:
by Armando Valdez

A medida que la iglesia espera la vuelta gloriosa de nuestro Señor Jesús Cristo somos testigos de la formación de un sistema religioso mundial que un día el adorara a la Bestia (Apocalipsis 13:12). Jesús advirtió que un engaño dinámico generalizado sería una de las señales de su venida a la tierra. Su palabra revela que habrá muchos falsos maestros que prepararán una novia desprevenida para el anti-Cristo. Este sistema religioso falso dará su lealtad y adoración a uno que blasfemara contra Dios.

Actualmente existe un diálogo entre los líderes religiosos del mundo que están buscando puntos en común de la verdad como una base para la unidad. Tan diversas como algunas religiones parecen, hay algunos lazos comunes de unidad. Una de ellas es la enseñanza de que la salvación se consigue por lo que los hombres deben hacer para Dios, en vez de lo que Dios ya ha hecho por el hombre a través de Su Hijo. Todas las religiones, con excepción del cristianismo bíblico, de manera arrogante niegan que la salvación es por gracia, el favor inmerecido de Dios.

Varias organizaciones han estado trabajando diligentemente para unir a los pueblos del mundo pero ninguna de manera tan agresiva como la Iglesia Católica Romana. El Concilio Vaticano II lo dejó claro al afirmar que: Los esfuerzos de la Iglesia Católica

“para reunir a todas las personas y todas las cosas en Cristo, a fin de ser para todos un sacramento inseparable de unidad… expresada en la celebración común de la Eucaristía.”

El Vaticano ha sido la construcción de puentes estratégicos para todas las confesiones cristianas y religiones no cristianas con el fin de llevar a todas las personas bajo el papado. En un discurso de 1998 a los líderes del Islam, el Papa Juan Pablo declaró:

“El diálogo entre nuestras dos religiones (el islam y el catolicismo) es más necesario que nunca. Persiste un lazo espiritual que nos une y que debemos esforzarnos por reconocer y desarrollar.”

Más tarde, en enero de 2002 muchos de los líderes religiosos más influyentes del mundo respondieron a la invitación del Papa a reunirse en Asís, Italia, para discutir la unidad y la paz. El Papa, a quien los católicos creen que es el jefe supremo de toda la Iglesia cristiana, hizo a todos los líderes de las religiones no cristianas sentirse cómodos mediante la eliminación de todas las imágenes, crucifijos y los iconos de Jesucristo.

Estrategia para la Unidad de los Cristianos
El Vaticano tiene una estrategia bien definida y agresiva para unir a todo el cristianismo bajo el papado. Algunos de los elementos de este plan maestro se detallan a continuación:

I. Promover la opinión de que los católicos, ortodoxos y protestantes son todos hermanos en Cristo y por lo tanto deben ser reunificados. Por eso el Vaticano está instando a todos los hermanos “separados” para volver a casa a la Santa Madre, la Iglesia, para disfrutar de la “plenitud de la salvación.” Roma cree que la salvación de los protestantes no puede ser completa a menos que y hasta que reciban el transubstanciado Cristo en la Eucaristía.

II. Otra parte importante de su estrategia consiste en redefinir los términos evangélicos en palabras vagas y ambiguas para que sean aceptables tanto para católicos y protestantes. Esta estrategia se ha utilizado con eficacia en sus acuerdos recientes a la unidad con evangélicos y luteranos. También han sido eficaces en la identificación y seducir a muy visibles e influyentes evangélicos para promover el catolicismo como una expresión válida de la cristiandad.

III. La estrategia del Vaticano también incluye la explotación del post-modernismo y el movimiento de la iglesia emergente, que ha ganado gran popularidad. Estos movimientos han causado confusión, ignorancia bíblica y una falta de discernimiento dentro de las iglesias protestantes. A su vez, estos se han producido un suelo fértil para las semillas de la decepción y el compromiso de crecer. Muchos de los que no están seguros del verdadero Evangelio son fácilmente engañados y dispuestos a abrazar el falso evangelio del catolicismo.

IV. Roma esta también fomentando la tolerancia de todas las religiones porque la tolerancia unifica y trae paz, mientras que la verdad doctrinal divide. Cada vez que se suprime la verdad doctrinal no puede haber distinción entre creyentes y no creyentes. Un ejemplo de la lucha del Vaticano para la tolerancia es visto en una declaración del acuerdo de 1997: El Regalo de la Salvación. Dice así:

“Todos los que verdaderamente creen en Jesucristo son hermanos y hermanas en el Señor y no deben permitir que sus diferencias, aunque importantes socaven esta gran verdad.”

Algunas de las diferencias señaladas, que nunca deben dividir a los evangélicos y los católicos eran: la regeneración bautismal, la Eucaristía, la gracia sacramental, la justificación, el purgatorio, las indulgencias, el culto mariano, la ayuda de los santos en la salvación, y la posibilidad de salvación para los que no han sido evangelizados. Es evidente que cada una de estas diferencias no pueden ser toleradas porque todos se oponen al Evangelio y llevan las consecuencias eternas para aquellos que están en el lado equivocado de la verdad.

La Misma Historia y Diferente Versículo
Roma trató de reunir a católicos y protestantes en Alemania en 1541, pero Martín Lutero dio esta severa advertencia:

“Los escritores papistas pretenden que siempre han enseñado, lo que ahora enseñamos, acerca de la fe y las buenas obras, y que son acusados injustamente de lo contrario, por lo tanto el lobo se pone la piel de las ovejas hasta que gane admisión en el redil.”

Trescientos años más tarde, otro gran predicador advirtió contra la unidad con la Iglesia Católica Romana. Charles Spurgeon dijo:

“Hay una frase profunda e indeleble de la condenación escrita sobre la iglesia apóstata … la maldición se registra en el cielo … su infamia está grabada en la roca para siempre … los seguidores de Jesús, por su propio bien así como para su Señor, deben oponerse con todas sus fuerzas.”

La iglesia del siglo 21 necesita más Luteros y Spurgeons para contender ardientemente por la fe contra los errores fatales del catolicismo.

La Apostasía esta Dando Combustible a la Unidad
A pesar de las numerosas advertencias de las Escrituras a la apostasía, muchos protestantes están regresando “al hogar de Roma.

” Casi todos los casos documentados de apóstatas protestantes que salieron para unirse a la religión católica, dieron una de tres razones. Estaban convencidos, ya sea por algunos “Padres de la Iglesia” de que el catolicismo es cierto, o se vieron obligados a convertirse al Catolicismo para poder casarse con un católico, o se unieron debido a una experiencia placentera. Nunca hemos oído hablar de alguien que se convirtió al catolicismo, porque la Biblia les convenció de hacerlo.

Por desgracia, rara vez escuchamos advertencias contra la apostasía desde nuestros púlpitos. En raras ocasiones son falsos maestros quienes llevan a la gente lejos de la verdadera fe nunca expuesta. Los apóstatas, que aparecen como ministros de justicia, enfrentan muy poca oposición. Lograron engañar al discernimiento porque los pastores y líderes de la iglesia no estaban contra ellos. Muy pocos líderes cristianos están advirtiendo a la iglesia de estos lobos rapaces vestidos con piel de cordero. La iglesia del siglo XXI necesita líderes fuertes como el apóstol Pablo. Él advirtió a la iglesia primitiva, “Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos. Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno.” (Hechos 20:30-31). A lo largo de las Escrituras se nos exhorta a probar todo espíritu, todo maestro y toda doctrina, porque todos los hombres son tan fáciles de engañar.

Dos Clases de Unidad
La doctrina es lo que divide a la iglesia verdadera de la religión mundial que está surgiendo. La Biblia condena toda unidad que no está fundada en la Palabra de Dios. La falsa unidad se basa en las ambiciones del hombre y es siempre independiente de Dios (Génesis 11:1-9). Este tipo de unidad será un instrumento del Anticristo (Apocalipsis 17-18). Por otra parte, la unidad bíblica se basa en la verdad apostólica y es una obra del Espíritu Santo, y no del hombre (Ef. 4:3,13; 1 Cor. 12:13).

Uno de los mayores peligros para el cristianismo de hoy es la supresión deliberada de la verdad bíblica por el bien de la unidad. El peligro se intensifica a medida que vemos influyentes líderes cristianos saltando al carro ecuménico del Vaticano. En lugar de advertir a los creyentes de esta falsa unidad, aplauden a los que la están creando. En lugar de obedecer a las exhortaciones bíblicas para mantener la pureza del Evangelio, ellos están tolerando a los que predican otro evangelio (Gálatas 1:6-9). En lugar de odiar todo camino de mentira, están permitiendo que las mentiras del diablo sigan sin cesar (Salmo 119:104). En lugar de exponer a los falsos Cristos y a los espíritus mentirosos se unen con ellos (2 Cor. 11:4).

¿Qué Deben Hacer los Cristianos?
Los cristianos no deben tolerar a nadie que intencionalmente falsifica el carácter o los atributos del Dios todopoderoso, o Su Evangelio. Un fuerte y amoroso reproche, usando las Escrituras, es necesario para contender ardientemente por la fe (Judas 3). Permanecer en silencio muestra, ya sea una indiferencia hacia el Señor Jesús, o una mayor lealtad a otra persona o institución.

Se nos manda separarnos de aquellos que persisten en la falsa enseñanza (Rom.16: 17; Tito 3:10). Para algunos, esto puede significar buscar otra iglesia. Para otros, puede significar la retención de apoyo de los ministerios que siguen poniendo en peligro el Evangelio. Los apóstoles nos advirtieron que si no nos separamos de los falsos maestros bien podríamos ser descalificados para el servicio, identificarnos con ellos y su error, o el riesgo de ser partícipes de su destino (2 Tim. 2:20; 2 Juan 10-11; Judas 11-13) !Que Dios nos ayude a mantenernos firmes y a no dejarnos llevar por cualquier viento de doctrina!

Traducido por: Armando Valdez

Mike Gendron

Proclaiming The Gospel

http://www.pro-gospel.org

visto en

http://evangelio.wordpress.com/2010/05/19/la-religin-mundial-venidera/

Un comentario al libro “Roma Dulce Hogar” (de Scott y Kimberly Hahn)

View this document on Scribd

“MUY PRONTO ROMA SERÁ CONQUISTADA POR ALÁ”

MIENTRAS LOS CLÉRIGOS MODERNISTAS SE CANSAN DE HABLAR DE “PAZ DEL MUNDO”; DE “HERMANITOS MAYORES, MENORES, PRIMOS” O LO QUE SEA DE UN SUPUESTO PARENTESCO… MIENTRAS LA JERARQUÍA CATÓLICA POSTCONCILIAR MANDA SALUDITOS PARA EL RAMADAN, ELLOS SIGUEN VIÉNDONOS COMO ENEMIGOS… COMO NOS HAN VISTO SIEMPRE.

Y TIENEN RAZON… LO SOMOS…

Un líder musulmán miembro de la facción radical Hamas y del parlamento de Palestina dio un discurso televisivo el viernes pasado en el que dijo que “muy pronto, por Alá, Roma será conquistada” por el Islam.

Según informa CatholicNewsAgency.com, Yunis al-Astal dijo a sus oyentes lo siguiente: “muy pronto, por Alá, Roma será conquistada, así como lo fue Constantinopla, como fue profetizado por nuestro profeta Mahoma. Hoy, Roma es la capital de los católicos, o la capital de los cruzados, que ha declarado su hostilidad al Islam”.

Esta alocución fue transmitida por la cadena de Hamas, Al-Aqsa TV. En ella Yunis al-Astal dijo que Roma se convertirá en “un puesto avanzado para las conquistas del Islam, que se extenderá en Europa por completo, y luego llegará a las América, e incluso a Europa del Este”.

“Alá los ha escogido a ustedes para él y para su religión, para que sirvan como motor que mueva a su nación hacia la fase de sucesión, seguridad y consolidación del poder, e incluso a conquistar mediante el da’wa y las conquistas militares de las capitales del mundo entero”, prosigue la arenga del miembro de Hamas.

En opinión de Yunis al-Astal, Roma “ha plantado los hermanos de simios y cerdos en Palestina para prevenir el despertar del Islam”. “Creo que nuestros hijos, nuestros nietos, heredarán nuestra jihad (guerra santa musulmana) y nuestros sacrificios y, por Alá, los comandantes de nuestra conquista estarán entre ellos”, añadió.

“Hoy, sembramos estas semillas en sus almas, y por medio de las mecas y los libros del Corán, y la historia de nuestros profetas, sus compañeros y los grandes líderes, los preparamos para la misión de salvar a la humanidad del fuego del infierno a cuyo borde se encuentran”, continuó.

Según FOX News, al-Astal alentó en junio de 2007 a las mujeres a martirizarse: “Cuando la jihad se convierte en un deber individual, también se aplica a las mujeres, porque las mujeres no difieren de los hombres cuando se trata de deberes individuales”, dijo en una entrevista el 23 de junio.

Fuente: “MUY PRONTO ROMA SERÁ CONQUISTADA POR ALÁ”