Con Lágrimas en los Ojos

“Pedid por la paz de Jerusalén;
Sean prosperados los que te aman.
Sea la paz dentro de tus muros, Y el descanso dentro de tus palacios.Por amor de mis hermanos y mis compañerosDiré yo: La paz sea contigo.Por amor a la casa de Adonai nuestro DiosBuscaré tu bien.” Salmo 122:6-9

Con Lágrimas en los Ojos

Este mensaje probablemente sea uno de los más difíciles de escribir.

Estoy frente a la computadora tratando de describir de alguna forma los sentimientos personales y de todo Jabad frente a lo ocurrido este viernes en Mumbay, India.

Perdimos un hermano.

Siento que el asesinato a sangre fría de otro Shliaj de Jabad, es tan doloroso como si fuera un ser querido de la familia más cercana.

El Rabino Gabriel Holtzberg y su esposa Rivky eran personas de una sonrisa amplia y sincera, de modales dulces y educados, llamaba mucho la atención su dulzura y bondad.

Tuve el merito de conocerlo personalmente. La primera vez que lo conocí fue cuando, en su adolescencia, vino a estudiar a la Argentina a la Ieshiva de Jabad en Buenos Aires en el año 1993. Durante las vacaciones de verano vino a la provincia de Tucumán a ocuparse de nuestra comunidad, yo en ese entonces tenía 11 años y el 15. Recuerdo que usaba un saco largo según la costumbre Jerusalemita, ya se podía ver que era un joven de cualidades extremadamente bondadosas.

En el año 2005 durante el Congreso Internacional de Shlujim de Jabad nos volvimos a encontrar y nos contó que estaba viviendo en Mumbay, India. Nos dijo que cuando había recibido la oferta de ir a este país recordó su visita a Tucumán y se dijo a si mismo ‘Si la familia Levy pudo en aquella alejada provincia Argentina, yo también podré en la India’. Recuerdo que con mi padre caminamos orgullos al saber que habíamos influenciado de alguna forma a un joven Shalíaj a tomar la desinteresada decisión de dedicar su vida en una comunidad tan alejada.

Nunca hubiéremos pensado que llegaría a entregar la vida literalmente en su sagrada misión.

Muchos se preguntan ¿Por qué? ¿Cómo es posible? Estas son preguntas por las cuales no tenemos respuesta, como dijo el Rebe de Lubavitch, que su mérito nos proteja, respecto al Holocausto. Esto se lo debemos preguntar a Di-s.

Muchos me preguntaron qué debemos hacer ahora. Antes que nada, no podemos bajar los brazos, no dejar que los terroristas, Iemaj Shemam (borrado sea su nombre), se salgan con la suya, inspirando terror y amargura. Debemos hacer lo que Gabriel y Rivky hubieran hecho. Debemos continuar en el camino por el que ellos dieron la vida; debemos hacer que de esta situación salga aun más luz y bondad hacia el mundo.

Por eso exhorto a cada uno de los lectores a que tomen una decisión positiva en honor a la elevación de las almas de Gabriel y Rivky Holtzberg, Hashem Ikom Damam. Cada uno en su entorno, en su medio tratar de traer luz y bendición.

Para poder aportar al fondo especial que se estableció para el hijo de ellos, Moishy. www.chabadindia.org

Por Eli Levy

Eli Levy es director de Beit Jabad Colegiales – Buenos Aires y es editor de Jabad.com

Anuncios

No pueden detener la masacre de turistas en Bombay

El mundo|Viernes, 28 de Noviembre de 2008
YA SON MAS DE 125 LOS MUERTOS EN EL ATAQUE TERRORISTA QUE EMPEZO ANTEAYER Y QUE AUN NO SE PUDO SOFOCAR

No pueden detener la masacre de turistas en Bombay

Mientras tropas hindúes intentaban liberar rehenes en los hoteles de lujo de la capital financiera de la India, crecía la cifra de víctimas fatales. Los ataques fueron muy bien planeados, dicen los expertos.

Por Andrew Buncombe *
http://www.pagina12.com.ar/fotos/20081128/notas/na23fo01.jpg

Bomberos apagan el fuego en el Hotel Taj de Bombay. Los terroristas habrían llegado en bote, dicen las autoridades.

Comandos indios vestidos de negro pelearon sangrientas batallas cuarto por cuarto con los muy bien armados militantes acuartelados en dos lujosos hoteles de Bombay ayer. Intentaban liberar a los rehenes y a los huéspedes atrapados en los hoteles, después de un ataque sin precedentes sobre el centro financiero indio, que mató a por lo menos 125 personas y dejó a más de 300 heridos. Un británico, Andreas Liveras, un millonario con yates de Nottinghamshire que figuraba en la lista de los hombres más ricos del Sunday Times, fue uno de los seis extranjeros muertos. Pero se espera que la cantidad de muertes aumente después de que el equipo del servicio de seguridad indio, conocido como los Gatos Negros, termine de sacar a los hombres armados y tenga acceso a las escenas de la matanza.

Los habitantes de la ciudad se preguntaban quién había causado esta campaña de terror que golpeó a diez lugares alrededor de la ciudad, cuando el primer ministro Monmohan Singh rápidamente señaló al enemigo de larga data, Pakistán, diciendo que seguramente los terroristas habían tenido apoyo de afuera. “Los ataques bien planeados y bien orquestados, probablemente con vínculos externos, tenían la intención de crear un sentido de terror al elegir blancos de alto perfil”, dijo en una emisión televisiva a su sacudida nación. “Es evidente que el grupo que llevó a cabo estos ataques había llegado dispuesto a crear confusión en la capital comercial.”

El equipo de cricket de Inglaterra debía volar de regreso hoy, después de que el partido internacional contra India fue suspendido. Los atacantes extremistas islámicos, armados con rifles de asalto AK47 y llevando bolsas con cargadores extra, granadas y explosivos, estaban resistiendo desesperadamente en las grandes ramblas del Taj Mahal Palace y el Trident-Oberoi. Los incendios seguían en partes de ambos edificios.

Muchas cosas son inciertas sobre los ataques que comenzaron tarde el miércoles por la noche. Lo que se sabe es que unas dos docenas de hombres fuertemente armados, usando camisas y jeans negros y de veintitantos años de edad, estuvieron involucrados en un considerable plan sofisticado. Supuestamente llegaron a la playa en botes de goma cerca de la icónica Puerta de Entrada a la India, se apropiaron de un vehículo y rociaron a los transeúntes con balas, luego corrieron hacia los lujosos hoteles y a la estación de trenes Chhatrapati Shivaji. Un informe decía que existía evidencia de que los hombres habían montados una misión de reconocimiento para preparar los ataques.

Las autoridades indias dijeron que cerca de una docena de atacantes habían muerto y que desde la noche del miércoles, 400 huéspedes habían sido evacuados del hotel Taj y por lo menos 60 del Trident-Oberoi. Lo que sigue siendo incierto es cuántos hay todavía adentro, encerrados en sus habitaciones o mantenidos como rehenes por los restantes terroristas.

El alivio estaba escrito en las caras de todos los que lograron escapar. Marilyn Ernsteen, de Chicago, salió a la calle fuera del Taj, aferrada a un ejemplar de una novela de Nicholas Sparks apropiadamente llamada El Afortunado. “Tenía mucho miedo”, dijo quebrada. Estaba al final de unas vacaciones de tres semanas con su marido, Joseph. El dijo: “Estábamos en nuestra habitación, alrededor de las 11.15, cuando recibimos un llamado telefónico diciendo ‘por favor quédense en su habitación’. Podíamos oír explosiones, muchos disparos. Mantuvimos la puerta cerrada. Esta mañana a eso de las 9 pensé ‘ya tuve suficiente de esto’. Y nos fuimos por la escalera de servicio”.

En el hotel Trident-Oberoi, los disparos se escuchaban intermitentemente y se dijo que hubo una explosión. La policía había acordonado el edificio y los helicópteros lo sobrevolaban. Un ciudadano polaco, que estaba entre los huéspedes que salieron del Oberoi, le dijo a los periodistas que habían visto muchos cadáveres adentro, pero se negó a dar detalles porque le había prometido a la policía no discutir detalles de la operación de rescate.

En el Taj Mahal, de 105 años, el hotel más famoso de India, la policía había tomado posiciones defensivas alrededor del perímetro mientras los comandos buscaban a los terroristas adentro del hotel. La televisión local mostró a los equipos de Gatos Negros abriéndose paso a través de las 800 habitaciones, encendiendo las luces una vez que estaban seguros de que la habitación estaba vacía. Cerca de allí, en el Café Leopold, un lugar muy popular que estuvo entre los primeros sitios atacados, seguía cerrado, su interior con los muebles destrozados era visible detrás de las persianas.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12
Traducción: Celita Doyhambéhère.

 

© 2000-2008 http://www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Guerras de religión

noticiasdenavarra.com | 28-11-2008

Guerras de religión

 

jue 27/11/2008 a las 12:31

atentadosindia.jpg

Fotos: EFE

 

A pesar de que aún está sin resolver la crisis abierta por los ataques terroristas en Bombay -con un balance provisional de más de 150 personas asesinadas, la mayoría ciudadanos indios, y casi cien rehenes en manos de los asaltantes-, la mayor parte de las fuentes informativas y diplomáticas apuntan a un acto más del histórico enfrentamiento entre hindúes y musulmanes.

Los ataques -bien planificados y con el objetivo de extender el terror en una ciudad con más de 18 millones de habitantes- han sido reivindicados por un grupo islamista hasta ahora desconocido, pero las autoridades indias le restan credibilidad y apuntan directamente a sus vecinos musulmanes, Bangladesh o Pakistán, país con el que India mantiene conflictos abiertos, como el fronterizo de Cachemira -territorio indio con mayoría musulmana-, que ha originado ya numerosos actos de violencia y atentados con decenas de víctimas. India y Pakistán han librado ya tres cruentas guerras de origen religioso desde 1947 y la situación de conflictividad se ha agravado con la existencia de grupos extremistas en ambos bandos que han cometido numerosos atentados y masacres en los últimos años.

Pese a que la tensión política, militar y diplomática entre la India y sus vecinos musulmanes de Pakistán y Bangladesh es periódica -ahora estaba cuajando un tiempo de diálogo y distensión que estos atentados seguramente anularán-, la creciente inestabilidad política y social que se ha instalado en Pakistán tras la invasión militar de Afganistán por EEUU y la OTAN y el derrocamiento del régimen de los talibanes ha aumentado los hechos de violencia y ha facilitado la extensión de una guerra de religión -con el mismo fanatismo de las que arrasaron Europa durante siglos-, en una zona en la que el rápido crecimiento macroeconómico del país no ha conllevado un mayor equilibrio social en una de las áreas con mayores niveles de pobreza y exclusión del planeta.

bombay

Vea un video de los atentados (Fuente: CNN)