La existencia de Dios y el Respeto a su persona Parte 2

Ver este documento en Scribd

Francisco José Ayala opina sobre ciencia y religión

Francisco José Ayala opina sobre ciencia y religión

Entrevista en el diario gallego Faro de Vigo a Francisco J. Ayala, científico especialista en evolución. Este español nacionalizado en los EE.UU. fue ordenado sacerdote dominico en 1960 y se doctoró por la Universidad de Columbia en 1964. Ahora investiga e imparte clases de biología en la Universidad de California en Irvine. Tras recibir del mismo George Bush, protector de los creacionistas, la Medalla Nacional de Ciencia de Estados Unidos, presenta ahora su libro Darwin y el diseño inteligente. Según esta entrevista, contra lo que algunos pudieran esperar de quien fue ordenado sacerdote dominico, Ayala critica a los creacionistas. Como el señor con la cabeza bien amueblada que es, no puede más que manifestar su agnosticismo, defender la investigación genética y la separación entre ciencia y fe (otra entrevista interesante aquí). Una reverencia para usted, don José.

La ciencia no tiene que ver con Dios, que sólo se explica desde la fe“, asegura.

“Decir que Dios nos diseñó es una blasfemia, es llamarle chapuza”

S. R. / PONTEVEDRA-. Son las tres de la mañana hora de California, en donde Francisco J. Ayala es profesor de Ciencias Biológicas y desde donde se desplazó a la Casa Blanca en 2002 para recibir de manos de George Bush la Medalla Nacional de Ciencia de Estados Unidos. Aunque este científico de 74 años (que no aparenta) no parece sentir el cansancio, si acaso porque lo reconoce y bromea con que no se incluya en las notas “si desvarío”. Autor de más de 30 libros, honoris causa por universidades, entre ellas la de Vigo, de una decena de países y reconocido experto en la evolución (es un ilustre representante de la segunda generación de neodarwinistas), ayer participó en la Semana de Filosofía de Pontevedra para hablar de ciencia y dejar claro que la teoría del diseño inteligente -defendida por no pocos sectores religiosos desde el siglo XIX y que sostiene que es Dios el motor último de la evolución- no sólo carece de sustancia sino que “supone atribuirle a Dios un carácter de chapuza”.

-Asegura que la religión cristiana es compatible con la teoría de la evolución.

-Lo digo en el libro que se acaba de publicar, (Darwin y el diseño inteligente) que la evolución es mucho más compatible con la religión cristiana que lo que llaman el diseño inteligente. Si como ellos dicen Dios nos ha diseñado, como un ingeniero diseña un coche o un avión o algo así, es una blasfemia, implica que Dios es un chapucero y hace las cosas muy mal.

-Cita varios “fallos” en el diseño: el primero, el sistema reproductor humano.

-El canal de la natalidad de la mujer es demasiado estrecho para la cabeza del niño. Eso tiene una explicación científica conocida (la selección natural prima el crecimiento del cerebro porque eso daba mayores posibilidades a nuestros antepasados de sobrevivir), pero que si lo hubiese diseñado Dios supondría que es responsable de los millones de niños y millones de mujeres que mueren en el parto por un diseño mal hecho. Y así con todo lo demás, a cualquier parte que se mire de un cuerpo de hombre, mujer, león o mariposa, todo está como se espera de la selección natural: el diseño suficiente para que los organismos sobrevivan y se multipliquen pero son procesos naturales y, por tanto, muy imperfectos.

-¿Cómo explica el diseño inteligente la evolución?

-El diseño inteligente es un intento de explicar los organismos porque no había otra teoría, y es que todos somos creados por Dios, porque no se sabía como explicarlo. Darwin descubre la selección natural y uno de los ejemplos que mostraré esta noche (por ayer) es cómo los ojos evolucionan y cómo tienen defectos, por ejemplo nosotros tenemos un punto ciego, eso es un defecto de diseño tremendo que se explica históricamente en la evolución. Volviendo al tema de la cabeza del niño: la cabeza cada vez más grande genera problemas, hay mucha presión sobre el canal del parto, entonces se va reduciendo la mandíbula por ejemplo en comparación con los chimpancés y, terciariamente, se promueve que se aumente el canal de natalidad, de ahí que éste vaya a remolque ya que no es lo que favorece directamente la selección natural. Otro ejemplo son los dientes: a medida que la mandíbula se hace más pequeña hay presión selectiva para que los dientes lo sean también. Un ingeniero no habría hecho así las cosas, diseñaría un canal más grande, dientes apropiados etc. Por no hablar de los cientos de especies en los que hembra se aparea y come al macho.

-Asegura que su manera de entender la religión cristiana y la evolución son compatibles. ¿Se puede explicar a Dios desde la ciencia o ese es un tema sólo abordable desde la fe?

La ciencia no tiene que ver con Dios, que sólo se explica desde la fe, desde la teología, la ciencia trata de las realidades materiales. Eso no quiere decir que no haya Dios, ni que lo haya ni que no lo haya. Se puede explicar con un ejemplo que es el desarrollo del niño: una célula se divide en dos etc, eso es el desarrollo material y la ciencia trata de explicar como pasa eso y por qué hay defectos, por ejemplo enfermedades, que Dios esté presente, que haya alma o no la ciencia no tiene nada que decir sobre ello, pero de nuevo explicar este proceso natural como diseñado por Dios tampoco va bien porque el desarrollo del niño tiene muchos problemas, enfermedades hereditarias, etc.

-¿Qué le parecen los retos que está planteando la genética?

Como todos los conocimientos nos resuelve problemas y nos plantea otros, la genética va a hacer posible curar y evitar más enfermedades, será un proceso a largo plazo. Y no es que con la genética se va a curar todo sino que será más fácil diseñar medicamentos y evitar dolencias si sabemos que por condiciones genéticas una persona puede ser predispuesta.

-De todos los avances que se nos anuncian, ¿qué cree que veremos?

-Por el momento hemos incrementado la esperanza de vida en 20 años. Tengo 74 y a mi edad hace sólo una generación era un anciano.

Fuente: “Decir que Dios nos diseñó es una blasfemia, es llamarle chapuza”

http://www.farodevigo.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008032700_8_211087__Sociedad-y-Cultura-Decir-Dios-blasfemia-llamarle-chapuza

Nota:El Dr. Manuel Carmona,científico español,especialista en microbiología, me comentaba que «es Incorrecto el término utilizado por el (o la) periodista. Ayala es cristiano, y lo único que dice es que LA CIENCIA no puede demostrar la existencia o la no existencia de Dios, que es algo muy diferente de sus creencias personales. Yo he leído muchas entrevista de este hombre con estos argumentos. Cuando se le pregunta si para él es compatible ser creyente, como él es, con apoyar la TE, siempre ha afirmado lo mismo: “mis creencias no están relacionadas con mis resultados en ciencia, la TE afecta a los cuerpos, a la materia de los seres vivo, la religión y Dios afecta a otra cosa”.»

El Cosmos

Acá podemos observar un video sobre el cosmos. Lamentablemente, Carl Sagan, el expositor en este video, «era considerado como un ateo o agnóstico. También era un conocido escéptico con un fuerte posicionamiento en contra de las seudo ciencias y las religiones en general.[1]

No puedes convencer a un creyente de nada porque sus creencias no están basadas en evidencia, están basadas en una enraizada necesidad de creer.»

Reflexión sobre el video observado:

Entiendo que Carl Sagan se equivoca al decir hipotéticamente, que el Universo existió siempre. Solo Dios ha existido siempre. El Universo tuvo un principio. Lo dice la Biblia

Génesis 1:1

En el principio creó Dios los cielos y la Tierra.

Génesis 1:2

Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas
estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se
movía sobre la faz de las aguas.

Y la razón de que Dios creó todas las cosas es para ser glorificado.

El Dios comunicador

Uno de los puntos de partida de la fe cristiana es el hecho de que Dios se ha comunicado con la humanidad. El primer personaje que habla en la Biblia es Dios, cuando dijo: “Sea la luz” (Gn. 1:3). También el primer personaje que habla con los seres humanos es Dios, y el contenido de la primera comunicación es una bendición (Gn. 1:28). Después del pecado humano, es Dios quien toma la iniciativa para restaurar la comunión con sus criaturas (Gn. 3:8-9).

De ahí en adelante, el Señor se comunicó “muchas veces y de muchas maneras” por medio de sus siervos los profetas para revelar su voluntad, hasta culminar con la máxima revelación en su Hijo (Heb. 1:1; Jn. 1:18). Leer mas sobre El Dios comunicador, en Análisis teológico de la cosmovisión reflejada en los medios de comunicación

Árbol. Copyrighted.

En el principio Dios creó el Cielo y la tierra. Y la tierra no tenía forma. Estaba vacía, cubierta de oscuridad y de agua. Entonces el Espíritu de Dios se movía sobre las aguas y dijo Dios, “Sea la luz: y fue la luz. Y vio Dios que la luz era buena: y apartó Dios la luz de las tinieblas.

Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche: y fue la tarde y la mañana el primer día.

Dios creó la Tierra. Copyrighted.

Y dijo Dios: “Haya expansión de aire en medio de las aguas, y separe a las aguas de abajo de las aguas de arriba.”

Y llamó Dios a la expansión “Cielos.” Y fue la tarde y la mañana el día segundo.

Y dijo Dios: “Júntense las aguas que están debajo de los cielos en un lugar, y descúbrase la tierra seca:” y fue así.

Y llamó Dios al suelo seco Tierra; y a la reunión de las aguas llamó Mares: y vio Dios que era bueno. Y dijo Dios: “Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semílla; árbol de fruto que dé fruto según su género,” y fue así. Y vió Dios que era bueno. Y fue la tarde y la mañana el día tercero.

Sol y luna. Copyrighted.

Entonces dijo Dios: “Que haya lumbreras en los cielos.” Y que sean para señales y para estaciones, y para días y años.” Dios hizo dos lumbreras: el sol para que alumbre en el día, y la luna para que alumbre en la noche. Él hizo también las estrellas.

Y las estableció todas en los cielos, para alumbrar sobre la tierra, y vio Dios que era bueno. Y fue la tarde y la mañana el día cuarto.

Peces y pájaros. Copyrighted.

Y dijo Dios: “Produzcan las aguas criaturas vivientes, y aves que vuelen sobre la tierra.” Y creó Dios grandes ballenas y todos los seres que viven en el agua, y toda ave alada-todos produjeron según su género y especie. Y vio Dios que era bueno. Y Dios los bendijo diciendo: “Reprodúzcanse y multiplíquense.” Y fue la tarde y la mañana el día quinto.

Entonces dijo Dios: “Produzca la tierra seres vivientes.” E hizo Dios animales de la tierra, el ganado, y todo animal que anda arrastrándose sobre la tierra–todos reproduciéndose según su especie y vio Dios que era bueno.

La creación de Dios

Y dijo Dios: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza.” Y formó Jehová Dios al hombre del polvo de la tierra, Y alentó en su nariz el aliento de vida; y el hombre se convirtió en un alma viviente.

Y creó Dios al hombre en su imagen, a imagen de Dios los creó; y los creó varón y hembra. Dios nombró al primer hombre Adán; y después Adán llamó el nombre de su mujer, Eva.

Garden of Eden. Copyrighted.
Y creó Dios al hombre en su imagen, a imagen de Dios los creó; y los creó varón y hembra. Dios nombró al primer hombre Adán; y después Adán llamó el nombre de su mujer, Eva.

Y dijo Dios: “El hombre dejará a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer: y los dos serán una sola carne. Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban.”

Y vio Dios todo lo que El había hecho, y todo era muy bueno. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.

Y fueron acabados los cielos y la tierra. Y acabó Dios en el día séptimo su obra. Y bendijo Dios al día séptimo y lo santificó. Y había Jehová Dios plantado un huerto en Edén. El hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista y bueno para comer.

Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos. La tierra esta llena de la gloria de Dios” (Salmo 19:1). El Salmista descubrió eso y declaró: “!Oh Jehová, Señor nuestro, Cuán glorioso es tu nombre en toda la tierra! Has puesto tu gloria sobre los cielos” (Salmo 8:1).

Dios es soberano sobre su creación. Refleja su gloria porque es su obra. Está perfectamente bajo su control. Ninguna “gran explosión” podía producir tan magnífica pieza de relojería como es nuestro universo. Todos los universos y galaxias que los científicos han descubierto acentúan grandemente la gloria de Dios. Un numero creciente de científicos están prefiriendo optar por el “diseño” inteligente de los sistemas biológicos. Hay un gran diseñador principal detrás de este inmenso mar de universos. El diseño inteligente está llegando a ser cada vez más evidente al científico experto.

La gloria de Dios es magnificada en su creación. La exaltada posición del hombre es el centro del universo entero. La maravilla de maravillas es el hecho que Dios puede tomar en una mano a la Vía Láctea y además tomar interés infinito en mí.

El Salmista nos dice en el verso dos que los caminos de Dios no son nuestros caminos. El hombre moderno le da importancia a la belleza, al intelecto, a la abundancia, la herencia de la familia y la posición. En contraste, Dios acentúa lo débil y absurdo en los ojos del mundo. En la humildad y la inocencia de un niño, él ha establecido la fuerza. Salmo 8:2 dice, “De la boca de los niños y de los que maman, fundaste la fortaleza, A causa de tus enemigos, Para hacer callar al enemigo y al vengativo.”

Dios puede revelarse de tantas maravillosas maneras que los niños lo entienden. Dios es tan seguro en su honor y majestad que él puede dejar la defensa de su nombre en los bebés. Los justos y las mentes imparciales reconocen a Dios sin ninguna dificultad. Lo que había impresionado al Salmista era el hecho de que la gloria trascendente de Dios se podía entender y expresar por un niño. Su grandeza que esta sobre todos los cielos se puede comprender y apreciar por un niño.

La alabanza de pequeños niños es una sinfonía en los oídos de Dios. Jesús cuidaba a los pequeños niños (Marcos 10:16; Mateo 18:2-10). Mateo 18:3 y dijo: “De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.”

Lo qué el salmista enseña es confirmado por un incidente del nuevo testamento. En Mateo 21:14-16 el señor Jesús cita las palabras de este salmo. Esto no era un coro de los niños, entrenado por los líderes del templo. Esto era una banda de niños ordinarios en las calles de Jerusalén que estaban allí mientras Jesús curaba a un ciego y un cojo. ¡Sin embargo, cuando estos niños vieron estas cosas maravillosas comenzaron a gritar: “Mateo 21:14 dice, “! Hosanna al Hijo de David! se indignaron,” y le dijeron: “¿Oyes lo que éstos dicen? Y Jesús les dijo: Sí; ¿nunca leísteis: De la boca de los niños y de los que maman Perfeccionaste la alabanza?”

Los escribanos y los principales sacerdotes estaban indignados. Pensaron que Jesús pretendía silenciar a estos niños. En cambio, él dijo, “son los que han escogido la verdad. Son los que comprenden. Entienden que aquí se está manifestando el poder curativo de Dios. Ésta es la predicción de David en el octavo salmo que la simplicidad maravillosa de Dios se puede transportar a un niño mucho más fácilmente que a un adulto.”

Jesús dijo en otra ocasión, ” En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños” (Mateo 11:25 ).

Aunque el universo es una obra maravillosa de Dios, el hombre es la expresión más grande del pensamiento de Dios. Cuánto mayor es él que las estrellas. “Esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán!”
(II Pedro 3:12). Vemos no sólo la gloria de Dios en su obra creativa, sino que también la vemos en la forma más alta de su creación. Vemos la gloria de Dios en la creación del hombre.

El salmista escribe: Salmo 8:3-4, “Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, La luna y las estrellas que tú formaste, Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites?”

Algunos han agregado, “Si Dios que cuida así a las estrellas, no tendrá él mucho más cuidado para nuestras almas?” Nos recuerda las palabras Jesús diciendo a sus discípulos: ” Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?” (Mateo 6:26).

El Catecismo Westminster nos recuerda: “el principal destino del hombre es glorificar a Dios y gozar de él para siempre.” Dios esta contento de haber hecho al hombre Dios creó todas las cosas para su gloria. Dios tiene así establecido que el hombre este en una posición y una dignidad en segundo lugar después de la divina triunidad. Él creó a hombre para un propósito divino.

“¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria?” (Salmo 8:4a). La palabra para el hombreEnosh, hombre frágil, hombre mortal, y hombre débil. Describe al hombre de su impotencia, fragilidad, de la mortalidad, y de la inhabilidad de satisfacer el propósito de Dios debido al pecado. Todavía, él sigue siendo la corona de la creación. Dios hizo al hombre, no se hizo el hombre a si mismo. Llevamos sobre nosotros las huellas digitales del infinito. El hombre no es el juguete del universo. Dudo que el hombre pueda alcanzar tales alturas y profundidades, majestad y significado, ángel y diablo, deidad y polvo, honrado y horrible, fiel e insensato. aquí es

“Y el hijo del hombre, para que cuides de él?” (v. 4b). La palabra del hombre aquí es Ben Adán. Dios visita al “hijo del hombre.” Él es el objeto especial del amor de Dios. El hombre en pecado y vergüenza no puede visitar a Dios. Sin embargo, Dios en su misericordia eligió visitar al hombre. Juan 1:14, “Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad” (Juan 1:14). El “verbo” no era otra cosa que la segunda persona de la trinidad: Jesucristo. Él eligió redimirnos. “Pero vemos a aquel que fue hecho un poco menor que los ángeles, a Jesús, coronado de gloria y de honra, a causa del padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos (Hebreos 2:9).

El amor de Dios ha venido a este hombre frágil que ha venido a ser la gloria de Dios. Esa condescendencia se ve en el hijo de Dios (cf. Juan 3:16). El apóstol Pablo escribió: “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:8).

El verso cinco poderosamente declara: “! Le has hecho poco menor que los ángeles, Y lo coronaste de gloria y de honra.”

Dios hizo al hombre un poco menor que Dios (8:5). Algunos quizás están atónitos por esa traducción, porque la versión King James dice, “un poco más bajo que los ángeles.” Sin embargo, en la Septuaginta, la traducción griega del viejo testamento, utilizó la frase “los ángeles.” El hebreo dice realmente “poco menos que Elohim,” es decir, un poco menos que Dios. “Pues lo hiciste poco menos que un dios y lo coronaste de gloria y de honra”:

No hay lugar en el viejo testamento en donde Elohim signifique ángeles. La Septuaginta LXX lo ha pasado al nuevo testamento en Hebreos 2:7. Génesis 1:26, El hombre fue creado en la imagen de Dios, no de ángeles.

Lo qué esta incluido en esta notable expresión es la revelación del propósito de Dios para el hombre. Según la Biblia, los ángeles fueron creados como espíritus para ministrar, pero creo al hombre en la imagen de Dios. No estamos diciendo que los ángeles fueron creados en la imagen de Dios.

El Salmista está pensando obviamente en el primer hombre, el primer Adán antes de la caída. Él se está refiriendo a la poderosa plenitud y reflexión de la majestad del creador, que había modelado a hombre según El. Hebreos 2:7, 9 nos ayuda a entender la interpretación correcta de estas palabras del Salmista.

Muchos viejos eruditos evangélicos conservadores del testamento han enfatizado eso, elohim debe ser traducido en su significado llano, simple, y regular como “dios”, y pretender interpretar “ángeles” como substitución para “dios” es una traducción demasiado pobre.

El Primer Adán

La mas completa realización de la dignidad y excelencia del hombre encuentra su cumplimiento únicamente en la persona de Jesucristo. Que el hombre original era sin pecado es un presagio claro de Cristo (I Corintios 15:45-46). La prefigura del “primer Adán” viene a ser vital en la vida del “Postrer Adán.” Las notas de H. C. Leupold, sobre este tema dicen que “el carácter y la esencia verdadera del primer Adán se manifiestan con más eficacia en la vida de Jesucristo. Por lo tanto, si la dignidad verdadera del primer Adán se dispone fuertemente, la descripción entera encuentra obviamente su realización más completa en Jesucristo “(Salmos, p. 101). Adán prefigura a Jesucristo como tipo. Él es un presagio claro de todas las excelencias de Jesucristo. Lo que se ha dicho de Adán puede aplicarse para Cristo, pero de una manera más perfecta. La gloria de Dios se revela perfectamente en la dignidad del hijo del hombre.

Si usted ve a Adán solamente como un mono glorificado, usted nunca verá la belleza de la obra de Dios. El “primer Adán” prefigura el “Postrer Adán.” El primer Adán prefigura lo qué Cristo es . Lo qué se ve en el primer Adán se perfecciona en el postrer Adán. Cada vez que leo las maravillas de los evangelios manifestarse tan perfectamente la imagen y la gloria de Dios.

El nuevo testamento ofrece más de cincuenta diversos títulos que la gente le dio a Jesús. Sin embargo, hay un título que nadie le dio, de ser el hijo del hombre. Él solo se llamaba por ese título. Nadie más. Él es un hijo, por excelencia. Él hace lo que lo hace el padre. Él crea una nueva humanidad, y un nuevo cielo y una tierra nueva.

Dios puso en el centro del Jardín dos árboles: El árbol de la Vida y el Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal.

Y Jehová Dios puso al hombre en el huerto de Edén para que lo labrara y lo cuidara.

Y mandó Jehová Dios al hombre: “De todo árbol del huerto comerás; pero del Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal no comerás.

Tree of Life. Copyrighted.

Tú nunca comerás de ese árbol; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.” Mostró Dios su amor para Adán y Eva, dándoles todo lo que necesitaban, y aun más, para que disfrutaran de la vida plenamente.

Él les dio también la habilidad de tomar decisiones. Y le dio a estos antepasados de la Humanidad la oportunidad de usar correctamente esta habilidad. Dios deseaba que Adán y Eva le demostrarán respeto, obedeciendo su único mandato, de que únicamente no comerán del árbol prohibido. Todas las demás cosas eran para que las disfrutaran.

Árbol. Copyrighted.

Para vivir en paz y ser felices en su hermoso jardín, Adán y Eva sólo necesitaban confiar en la sabiduría de Dios y respetar Su autoridad sobre ellos. Ellos deberían estar agradecidos por la vida y felices en su libertad, pero la libertad de hacer decisiones no trae felicidad si se toman malas decisiones.

Mucho antes que Dios creara los humanos, Él creo a los ángeles y les dio la libertad de elegir. Dios deseaba ser honrado, por los ángeles que habitan la regíon de los espíritus y también por la humanidad.

Satan. Copyrighted.

La mayoría de los ángeles eligieron obedecer a Dios, y aun ahora estos ángeles adoran al Señor y cumplen Sus órdenes ayudando a los hombres en muchas formas. Pero otros ángeles eligieron mal, rechazaron el amor de Dios, eligieron a Lucifer, el más hermoso de los ángeles, como líder. Por su arrogancia y orgullo Lucifer perdió su posición ante el trono de Dios.

Lucifer cayó del cielo por su rebelión, porque él retó a Dios, diciendo en su corazón, “Yo elevaré mi trono por encima de las estrellas de Dios: Yo seré como el Dios Altísimo.”

Lucifer, conocido también en La Biblia como el Diablo o Satanás, desea la adoración que sólo pertenece a Dios. Satanás engaña a la humanidad para recibir adoración, aun disfrazándose como un hermoso ángel de luz, pero sus mentiras y falsas religiones causan dolor, sufrimiento y destrucción.

Por eso Dios sentenció a Lucifer diciendo, “Tú serás arrojado al Infierno, hasta el fondo del Abismo.” [2]

Notas:

[1] Cita de Pale Blue Dot, capítulo 4 y The Demon Haunted World, capítulos 1-2-7-8-12-15. en “Carl Sagan

———————————————-

· Leer mas sobre Carl Sagan

· Leer LA GLORIA DE DIOS REVELADA EN EL HIJO DEL HOMBRE