La Biblia comenzó a escribirse 10 siglos A.C.

La Biblia comenzó a escribirse 10 siglos A.C.

20/01/10

Voceros del Departamento de Estudios Bíblicos de la Universidad de Haifa (ciudad al norte de Israel), dieron a conocer recientemente datos arqueológicos que comprueban que la Biblia fue escrita diez siglos antes de Cristo.

Según el comunicado, el arqueólogo israelí Gershon Galil logró probar que una inscripción con tinta que figura en un fragmento de cerámica, que data del reinado de David, es el más viejo texto hebraico. Posee 15 centímetros por 16,5 cm y fue descubierto hace año y medio cuando el también arqueólogo Yosef Garfinke realizaba excavaciones en el sitio de Jirbet Qeyfa, cerca del valle de Elah, en la región de Jerusalén.

Informaron igualmente que las palabras utilizadas son específicamente hebreas y los conceptos a los que se refiere están relacionados con la Biblia.

Una pequeña inscripción de sólo 15 centímetros de altura por 16,5 de anchura que apenas contiene cinco exiguas líneas de escritura, pero su intérprete, el profesor Gershom Galil de la Universidad de Haifa, asegura que se trata de una inscripción trascendente, la primera que fue escrita en hebreo y, sobre todo, sostiene que retrocede en varios siglos el origen de los textos más antiguos de la Biblia.

fuente bibl:

http://www.asteriscos.tv/noticia-religion-106.html

Arqueologos descubren el palacio de la mítica Reina de Saba

Hoy ha amanecido el día con una de esas noticias que atraen a los que admiran los mitos que se alejan en el polvoriento tiempo.  El diario EL PAIS titula así:

Arqueólogos alemanes hallan el palacio de la Reina de Saba .Su antiguo Reino, referido en la Biblia y el Corán, se encontraba en la zona de Etiopía

En la Wikipedia podemos obtener la siguiente información:

El Reino de Saba (o Sheba: en árabe سبأ, en hebreo שבא) es mencionando en elAntiguo Testamento y en el Corán como un reino muy rico, conocido a través deMakeda, la célebre Reina de Saba, que habría visitado al Rey Salomón. La localización exacta de este reino es desconocida, pero se cree que pudo haber estado en el Cuerno de África y en parte de la Península arábiga. Puede que también se haya confundido con el reino de Aksum que, de hecho, tenía su capital en la actualEtiopía y fue muy próspero y conocido con posterioridad.

El templo más antiguo de la Península arábiga, llamado Mahram Bilqus, o “palacio de la Reina de Saba”, se encontraba en Ma’rib, al Sur del actual Yemen. Esta ciudad, que fue construida entre el siglo I adC y el siglo II adC, se cree que fue la capital del reino. Ubicada en una situación estratégica, Saba floreció a través del comercio de mercaderías, tanto de Asia como de África, incluyendo el café de la región etíope deKefa.

Aparentemente, Saba era una sociedad matriarcal, en la que el poder político era pasado a los descendientes monárquicos por vía femenina. Probablemente, la población de Saba fue una mezcla de pueblos africanos (como los janjero de Etiopía) y de Arabia (como los yemeníes) y, de hecho, estudios lingüísticos recientes indican que las lenguas semíticas de Medio Oriente pudieron haberse originado a partir de lenguas antiguas de Etiopía. Por otro lado, en el África oriental es posible encontrar muchos grupos étnicos con tradición matriarcal.

El País Sigue así:

La nota subraya que “en ese palacio pudo estar custodiada durante un tiempo el Arca de la Alianza”, donde, según fuentes históricas y religiosas, se guardaban las tablas con los Diez Mandamientos que Moisés recibió de Dios en el monte Sinaí. Los restos de la residencia de la reina de Saba fueron hallados bajo el palacio de un rey cristiano.

“Las investigaciones han revelado que el primer palacio de la reina de Saba fue trasladado poco después de su construcción y levantado de nuevo orientado hacia la estrella de Sirius”, destacan los arqueólogos de la Universidad de Hamburgo.

Estos presumen que Menelik I, rey de Etiopía e hijo de la reina de Saba y del rey Salomón de Jerusalén, fue quien ordenó levantar el palacio en su lugar final. Los arqueólogos alemanes destacan que en ese palacio había un altar, en el que probablemente reposó el Arca de la Alianza, que según la tradición era un cofre de madera de acacia recubierto de oro.

Hay Mitos en la Biblia, Bultmann tenía razón…pero

Hay Mitos en la Biblia, Bultmann tenía razón…pero

Publicado por Marcelo Sánchez Ávila Noviembre 8, 2007

Rudolf Bultmann (1884-1976) fue un teólogo alemán, reconocido como uno de los mayores eruditos del Nuevo Testamento del Siglo XX. Él desarrolló su programa de desmitologización con el objetivo de facilitarle al hombre moderno un acceso a la revelación de Dios, acontecida en Cristo y proclamada en el Nuevo Testamento.

Él propuso que el Nuevo Testamento era nada más que la fe de los primeros cristianos y no la revelación de Dios aunque esta estaba contenida en partes de NT.

En este artículo el doctor Augustus Nicodemus argumenta en contra del liberalismo teológico y dice: “Equiparar las narrativas bíblicas a los mitos paganos es validar la mentira y la falsedad en nombre de Dios; es adoptar una mentalidad pagana y no cristiana”

Los liberales siempre tuvieron la razón. Hay muchos mitos en la Biblia. Los mitos eran abundantes en el mundo religioso del Antiguo Oriente alrededor de Israel, también en las religiones en la época de la Iglesia apostólica del primer siglo. Por consiguiente, los escritores bíblicos registraron varios de ellos en sus obras.

En el Antiguo Testamento encontramos varios de esos mitos. Está la creencia de los cananeos de que existían dioses llamados Astarot, Renfán, Dagón, Adramelec, Nibhaz, Asima, Nergal, Tartac, Milcom y Baal. Sobre este último, existe el mito de que podía responder con fuego al ser invocado por sus sacerdotes. Existe también un mito egipcio de que el Nilo, el sol y el propio Faraón eran divinos; el mito filisteo del rey-pez Dagón; y que el Dios de Israel necesitaba una ofrenda de tumores y ratones de oro para ser apaciguado. Para no hablar del mito cananeo de la Reina de los cielos, que exigía incienso y tortas de los adoradores (Jeremías 44.17-25).

Otro mito en la Biblia es que el sol, la luna y las estrellas era dioses, mito que siempre fue popular entre los judíos y radicalmente combatido por los profetas (2 reyes 23.5,11; Ezequiel 8.16). El mito pagano de monstruos y serpientes marinas es mencionado en Job, Salmos e Isaías, en contextos de lucha contra el Dios de Israel, en que ellos representan los poderes del mal, los pueblos enemigos de Israel (Job 26.10-13; Salmos 74.13-17; Isaías 27.1).

La lista es enorme. Hay muchos mitos esparcidos por los libros del Antiguo Testamento.

El libro de Job cita mitos de otros pueblos, como Rahab y Leviatán, pero no podemos imaginar que el autor, por esto, estuviera diciendo que los acepta como verdad. Los profetas, apóstoles y autores bíblicos se esforzaron por mostrar que los mitos eran conceptos humanos, falsos, y por llamar al pueblo de Dios a someterse a la revelación de Dios que se manifestó poderosa y sobrenaturalmente en la historia. Ellos siempre estuvieron empeñados en separar mitología de historia real, e invenciones humanas de la revelación de Dios. Elías desmitificó a Baal en lo alto del Carmelo. Moisés también desmitificó al Nilo, al sol y al propio Faraón, probando, con las plagas que cayeron, que la divinidad de ellos era sólo un mito. Y cuando él quemó el becerro de oro y lo redujo a cenizas, desmitificó la idea de que fue el bovino dorado quien sacó al pueblo de Israel de Egipto. El propio Dios se encargó de derrumbar el mito de Dagón, rei-pez de los filisteos, cuando su imagen cayó de bruces delante del Arca del Señor con la cabeza cortada (1 Samuel 5.2-7).

En el Nuevo Testamento, el apóstol Pablo se refiere cuatro veces a los mythoi (griego). Los mitos son historias profanas inventadas por viejas (1 Timoteo 4.7), que promueven las controversias en vez de la edificación del pueblo de Dios en la fe (1 Timoteo 1.4). Entre los mismos judíos había muchas de esas fábulas, historias fantasiosas (Tito 1.14). Ya que las personas prefieren los mitos a la verdad (2 Timoteo 4.4), Timoteo y Tito, a quien Pablo escribió esos pasajes, deberían advertirlas, ellos mismos deberían abstenerse de dejarse envolver en esos mitos. La advertencia era necesaria, pues los cristianos de las iglesias bajo la responsabilidad de ellos venían de una cultura permeada por mitos.

El mismo Pablo se encontró varias veces con esos mitos. Una de ellas fue en Listra, cuando la multitud lo confundió, junto a Silas, con los dioses del Olimpo y querían hacerles sacrificio (Hechos 14.11). Otra vez fue en Éfeso, cuando tuvo que enfrentar el mito local de que una estatua de la diosa Diana había caído del cielo, de parte de Júpiter, el jefe de los dioses (Hechos 19.35). En todas esas ocasiones, Pablo procuró separar a las personas de los mitos y traerlas a la fe en la resurrección de Jesucristo. De acuerdo con Pablo, los mitos son creaciones humanas, oriundas de la negativa del hombre de aceptar la verdad de Dios. Al rechazar la revelación de Dios, los hombres inventaron dioses e historias de esos dioses para sí, lo que son las religiones paganas (Romanos 1.17-32).

Pedro también estaba perfectamente consciente de lo que era un mito. Cuando él escribe a sus lectores acerca de la transfiguración y de la resurrección de Jesucristo, hace la cuidadosa distinción entre esos hechos que él testificó personalmente de mithoi, “fábulas artificiosas” (2 Pedro 1.16). Él sabía que la historia de la resurrección podría ser confundida con un mito, algo inventado expertamente por los discípulos de Jesús. A lo que parece, Pablo y Pedro, juntamente con los profetas y autores del Antiguo Testamento, estaban perfectamente conscientes de la diferencia entre una historia real y otra inventada. Decir que los autores bíblicos crearan mitos significa decir que ellos sabían que estaban mintiendo y engañando al pueblo con historias expertamente inventados por ellos. Sus escritos muestran claramente que ellos estaban conscientes de la diferencia entre una historia inventada y hechos reales. A través de la Historia, los cristianos han considerado el mito como algo a ser reemplazado por la fe en la revelación bíblica, que registra los poderosos actos de Dios. Equiparar las narrativas bíblicas a los mitos paganos es validar la mentira y la falsedad en nombre de Dios. Es adoptar una mentalidad pagana y no cristiana.

Existe, naturalmente, una diferencia entre el mito neoliberal y los cuentos que aparecen en la Biblia. Hay varias historias en la Biblia, creadas por los autores bíblicos, que claramente nunca acontecieron. A pesar de eso, ellas nunca son presentadas como una historia real, como hechos reales sobre los cuales el pueblo de Dios debería poner su fe, sino como comparaciones intentando ilustrar determinados puntos de fe, o lenguaje figurado. Son las parábolas, los cuentos, como aquella historia del olivo hablante contada por Jotam (jueces 9.7). Existe también la poesía, cuando se dice que las estrellas cantan de júbilo, que Dios cabalga en querubines y viaja en las alas del viento. Los salmos contienen mucho de eso. Cuando los neoliberales dejan de reconocer la diferencia entre mitos y géneros literarios que usan licencia poética y lenguaje figurado, hacen una gran confusión.

Ya dije que la actitud de los profetas, apóstoles y autores bíblicos en relación al mito fue desmitificado. Yo se que decir eso es anacrónico, pues fue solamente en el siglo pasado que Rudolph Bultmann propuso su famoso programa de desmitificación de la Biblia. Él encontraba que había mitos en la Biblia u que era necesario separarlos de la verdad. Pero, antes de él, los mismos profetas, apóstoles y autores bíblicos ya habían manifestado esa preocupación. Es claro que ellos y Bultmann tenían conceptos diferentes. Mas se el fin del mito es una historia de carácter religioso que no tiene fundamento en la realidad y que se destina a transmitir una verdad religiosa, ellos no son, de forma alguna, una preocupación exclusiva de los teólogos modernos.

Vea, entonces, que el programa de desmitificación comenzó mucho antes de Bultmann. Comienza en la misma Biblia, que nos llama a separar la verdad del error.

Creacionistas en La Ciencia Italiana

View this document on Scribd

Armonía entre la Biblia y la Meteorología.

Autor: Lic. Dawlin A. Ureña
(El Lic. Ureña es Pastor, y miembro de la Asociación Científica
CRS – Creation Research Society)

Armonía entre la Biblia y la Meteorología.

Los relámpagos causan la lluvia.

En el libro de Job leemos:
¿Quién repartió conducto al turbión (aguacero) y camino a los relámpagos y truenos, haciendo llover sobre la tierra deshabitada, sobre el desierto, donde no hay hombre, para hartar la tierra desierta e inculta, y para hacer brotar la tierna hierba? Job 38:25-27

Les ruego encarecidamente a nuestros ávidos y sabios lectores que recuerden que estamos citando palabras que la Biblia atribuye a Dios mismo cuando se le apareció a Job en forma de un torbellino. Recuerden que si la Biblia se equivoca en algo de lo que Dios dijo a Job y sus amigos en estos últimos capítulos del libro de Job, entonces o la Biblia no es la Palabra de Dios, o el Dios de que habla la Biblia no es el Dios Omnipotente, Omnisciente y Omnipresente en el cual creemos. En otras palabras, las implicaciones favorables a nuestra fe al encontrarnos con declaraciones científicamente imperfectas, hoy día, en el siglo 21, después de 3,500 años de investigaciones y descubrimientos, son inmensurables y pasmosas.

Aquí se declara que los relámpagos son los que causan la caída de las lluvias hacia el suelo donde el hombre no vive. El texto también habla del “camino a los relámpagos” para hacer llover. No fue hasta el 1930 que se usaron cámaras de alta velocidad (100 millas por hora) para fotografiar los relámpagos. Cuando redujeron la velocidad de la película tomada, se descubrió que antes de que ocurriera la aparición de la luz del relámpago (destello), seguida por el estruendo del trueno, ocurría lo que los científicos llamaron, “el líder”, el cual precede al destello. Este fenómeno meteorológico llamado “líder” no es más que una especie de “sondeo” o “determinación” del camino o la trayectoria que el destello y el rayo han de seguir. ¡Este “líder” es una señal eléctrica débil enviada a la tierra antes de que el destello y el rayo procedan para abrir trilla a los mismos (Ahora vuelva a leer el texto en Job 38:25-27).

Este “líder”, “sondeo” o “investigación” proporciona el camino o la trayectoria que la energía o descarga eléctrica han de seguir en su viaje hacia la tierra desde las nubes, a la vez que crea un balance entre las partículas positivas y negativas de las nubes.

Fue a partir de este descubrimiento cuando los meteorólogos comenzaron a entender el porqué de las descargas eléctrica ocurridas antes del inicio de las lluvias. Pido a nuestros lectores que recuerden que las nubes, las cuales están cargadas de gotitas de agua, no se forman hasta que no haya humedad en el aire. Por supuesto, estas gotitas de agua aún están muy lejos de ser gotas como las que usted y yo vemos caer del cielo cuando llueve. Se necesita casi un millón de esas gotitas para formar una gota de las caídas en la lluvia.

Sin embargo, a través de investigaciones realizadas, los científicos se han dado cuenta de la causa por la que los relámpagos preceden a la lluvia. Los radares han sido la clave en este descubrimiento. Los radares no mostraban la existencia de gotas de agua grandes en las nubes antes de la ocurrencia del relampaguear. No obstante, después de las descargas eléctricas, entonces los radares leían que las nubes de repente sí contenían gotas de agua grandes. Cuando usted se encuentre viendo el pronóstico del tiempo, fíjese en algunas imágenes del radar que muestran colores en las nubes. Estos colores muestran la densidad del agua contenida en las nubes.

Los experimentos en los laboratorios demuestran que las gotitas de agua se combinan para formar gotas de lluvia cuando las descargas eléctricas pasan a través de ellas. Las descargas eléctricas dejan a las gotitas con una carga opuesta, lo cual hará que las mismas atraigan a otras gotitas no cargadas con la misma polaridad (negativa o positiva), por tanto, formando gotas de agua de un tamaño suficiente como para poder caer a la tierra. Esta es la razón por la que durante un gran aguacero existe una demostración majestuosa de actividad eléctrica, usualmente en la forma de relampagueado.

Amigos y hermanos que se encuentren leyendo estas páginas, el hecho de que haya una ausencia de errores absoluta en los libros de la Biblia (¡mientras más antiguo el libro que usted escoja poner a prueba, más perfecto es!), es una muestra contundente de que detrás de la autoría de esta colección de asombrosos libros existe una inteligencia sobrenatural.

En estas dos últimas ediciones solamente hemos analizado una pocas escrituras relacionadas con el área de las ciencias naturales. Sin embargo, otra ciencia que no mencionamos aquí, la arqueología, revela armonías extraordinarias entre la Biblia y los últimos hallazgos arqueológicos.

“No existe hoy día un sólo hallazgo arqueológico que muestre ni siquiera un leve error en al Biblia. Los arqueólogos han usado la Biblia como fuente para localizar sitios de excavación y han encontrado más de 25,000 de ellos. Todos gracias a la exactitud y precisión de los detalles bíblicos” More than a Carpenter. Dr. Josh McDowell. Living Books. 1971.

http://www.ungidos.com/foros/index.php?topic=33150.0

“Tumba de Jesús es una farsa publicitaria”, dice arqueólogo israelí

Manipulación mediática
“Tumba de Jesús es una farsa publicitaria”, dice arqueólogo israelí

WASHINGTON D.C., 26 Feb. 07 / 12:27 pm (ACI)

El anuncio de un documental realizado por James Cameron –Director de la película “Titanic”– en el que Discovery Channel supuestamente demuestra el hallazgo de la tumba de Jesús, fue calificado como una “farsa publicitaria” por Amos Kloner, uno de los más destacados arqueólogos israelíes.

Este lunes en Nueva York, el canal Discovery anunció la próxima emisión, durante el tiempo de la Cuaresma católica, de un documental elaborado por el director israelí-canadiense Simcha Jacobovici y el director cinematográfico James Cameron, según el cual una tumba descubierta hace 27 años en Talpiot, Jerusalén, es la tumba de Jesús de Nazaret y su familia.

El documental, que también se exhibirá en América Latina en español, argumenta que de los 10 osarios encontrados en una cueva en 1980, seis llevan inscripciones identificándolos como los de Jesús, su madre María, una segunda María (posiblemente María Magdalena), y unos parientes llamados Mateo, Josa y Judá; este último sería “el hijo de Jesús”.

Sin embargo, poco antes de la presentación a la prensa del documental, el profesor Amos Kloner, de la Universidad Bar-Ilan y arqueólogo oficial del Distrito de Jerusalén, que supervisó las excavaciones de la misma tumba en 1980, y es autor de numerosas obras sobre los descubrimientos, señaló que las afirmaciones del documental “son sólo una farsa publicitaria, un excelente material para una película de televisión, pero un total sin sentido, algo absolutamente imposible”.

Amos, que descubrió la tumba en 1980 y la reveló al mundo, criticó duramente al Discovery Channel por utilizar una “estrategia de mercadeo”. “La afirmación de que la tumba (de Jesús) ha sido encontrada no está basada en ninguna prueba y es solo una maniobra para vender”, Kloner agregó.

El arqueólogo israelí recordó que 11 años atrás, la BBC de Londres ya había producido un documental similar con el mismo argumento; y señaló que la nueva producción de Discovery era meramente un renovado intento de crear controversia en el mundo cristiano con el fin de obtener mayores ganancias.

“Refuto todas sus afirmaciones y esfuerzos por llamar la atención sobre los descubrimientos. Con todo respeto, no son arqueólogos”, dijo Kloner.

Argumentos
Kloner explicó que los nombres inscritos en las tumbas eran muy comunes en la era del Segundo templo, y por tanto, son absolutamente insuficientes como argumentos para concluir que esa era la tumba de Jesús y de su familia. Explicó además que la inscripción “Jesús hijo de José” ha sido encontrada en muchas otras tumbas en Jerusalén.

“La verdadera tumba de la familia de Jesús sería un descubrimiento que sacudiría al mundo, y eso es lo que los cineastas están tratando de hacer”, agregó el arqueólogo.

“Es muy poco probable que Jesús y sus parientes tuvieran una tumba familiar”, explicó Kloner. “Ellos eran una familia de Galilea sin vínculos en Jerusalén. La tumba de Talpiot perteneció en cambio a una familia de clase media del primer siglo de nuestra era”.

Finalmente, Kloner criticó duramente a la Autoridad Israelí de Antigüedades –conocida por sus siglas en inglés IAA– por prestar dos de los osarios para su exhibición en Nueva York este lunes durante la conferencia.

“La IAA ha sido muy tonta por prestarse a esto”, concluyó.

http://www.aciprensa.com/noticia.php?n=15893

Polémica en Israel por transcripción de la Biblia al Hebreo Moderno

Polémica en Israel por transcripción de la Biblia al Hebreo Moderno
Abraham Ahuvia, un ex maestro de 87 años, desencadenó un escándalo en Israel por su transcripción al hebreo moderno del texto original de la Biblia, que se encuentra en hebreo arcaico.
Israel | Jueves 11 de Septiembre, 2008 | Por Patricio

(NoticiaCristiana.com).
Abraham Ahuvia, un ex maestro de 87 años, desencadenó un escándalo en Israel por su transcripción al hebreo moderno del texto original de la Biblia, que se encuentra en hebreo arcaico. En los últimos días, al comenzar el año escolar, los primeros 14 fascículos de la obra llegaron a las aulas de primaria de algunas escuelas, provocando indignación en el mundo rabínico, mientras en el ministerio de Instrucción se habla de “escándalo”.
Ahuvia fue atacado por lingüistas, pedagogos y defensores de la ortodoxia religiosa. Hoy el diario Haaretz le dedica la primera plana, mientras él sigue convencido de haber hecho un favor a los educadores.
Nacido en Polonia, Ahuvia sobrevivió a Buchenwald y tras la guerra emigró a Palestina, donde fundó un kibbutz al este de Tel Aviv. Durante años, explicó el contenido bíblico a generaciones de alumnos israelíes, constatando que para ellos estaba escrito “como en una lengua extranjera”: comprendían las palabras, pero se les escapaba el significado global del texto.
Al jubilarse, Ahuvia creó un sitio web donde semana a semana transcribió en forma simplificada el texto bíblico: así en cuatro años reelaboró el Viejo Testamento, frente al texto original.
Por ahora sólo salieron los primeros fascículos, pero es posible que en el futuro se publique la obra completa. Pese a sus buenas intenciones, el diario Haaretz refiere que en el ministerio de Instrucción hay mucho enojo y la obra de Ahuvia corre el riesgo de ser prohibida.
“Son un verdadero desastre”, dijo una responsable, mientras otros creen que la acción oculta “intereses comerciales”.

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.543 seguidores