El Éxodo Bíblico en los textos egipcios

View this document on Scribd
Anuncios

EL LIBRO DEL EXODO

View this document on Scribd

Los 613 mandamientos y la lista de Maimónides

Lista de Maimónides

Los siguientes son los 613 mandamientos y su origen en la escritura, como se ha indicado por Maimónides:

  1. Para saber que hay un ex Dios. 20:2
  2. No para pensar que hay otros dioses aparte de Él. Ex. 20:2
  3. Para saber que Él es uno Deut. 6:4
  4. A amarlo Deut. 6:5
  5. A temerle Deut. 10:20
  6. Para santificar Su Nombre Lev. 22:32
  7. No profanar Su Nombre Lev. 22:32
  8. No destruir los objetos asociados con su Deut Nombre. 12:4
  9. Para escuchar la lengua profeta en su Deut Nombre. 18:15
  10. No para poner a prueba el profeta indebidamente Deut. 6:16
  11. Para emular sus caminos Deut. 28:9
  12. Para adherirse a los que le conocen Deut. 10:20
  13. Para amar a otros Judios Lev. 19:18
  14. Para el amor convierte Deut. 10:19
  15. No hay que odiar compañeros Judios Lev. 19:17
  16. Para reprender a un pecador Lev. 19:17
  17. No avergonzar a otros Lev. 19:17
  18. No para oprimir a los ex débiles. 22:21
  19. Por no hablar despectivamente de los demás Lev. 19:16
  20. A no tomar venganza Lev. 19:18
  21. Que no guarden rencor Lev. 19:18
  22. Para estudiar Torá Deut. 6:7
  23. Para honrar a los que enseñan y saben Torá Lev. 19:32
  24. No para investigar Lev idolatría. 19:4
  25. De no seguir los caprichos de su corazón o lo que ven tus ojos Num. 15:39
  26. No para blasfemar Ex. 22:27
  27. No a adorar a los ídolos de la manera que se venera Ex. 20:5
  28. No a adorar a los ídolos en las cuatro formas en las que adorar a Dios Ex. 20:5
  29. No hacer un ídolo por sí mismo Ex. 20:4
  30. No hacer un ídolo para los demás Lev. 19:4
  31. No para hacer formas humanas, incluso para fines decorativos Ex. 20:20
  32. No a su vez una ciudad a Deut idolatría. 13:14
  33. Para grabar una ciudad que ha convertido a Deut la adoración de ídolos. 13:17
  34. No para reconstruir como Dt de la ciudad. 13:17
  35. No se beneficien de ella Deut. 13:18
  36. No es una misionar 13:12 individuo Deut la adoración de ídolos.
  37. No amar la Deut idólatra. 13:9
  38. No dejar de odiar a los Deut idólatra. 13:9
  39. No guardar el Deut idólatra. 13:9
  40. Por no decir nada en Deut defensa del idólatra’s. 13:9
  41. No que se abstengan de incriminar el Deut idólatra. 13:9
  42. No a profetizar en el nombre de Deut idolatría. 13:14
  43. No escuchar a un Deut falso profeta. 13:4
  44. No a profetizar falsamente en el nombre de Dios, Deut. 18:20
  45. A no tener miedo de matar a los Deut falso profeta. 18:22
  46. De no jurar en el nombre de un ex ídolo. 23:13
  47. No realizar OV (medio) Lev. 19:31
  48. No realizar yidoni ( “vidente mágico”) Lev. 19:31
  49. No pasar a sus hijos por fuego a Moloc Lev. 18:21
  50. No a levantar una columna en un lugar público de Deut culto. 16:22
  51. Que no se inclinan ante una piedra lisa Lev. 26:1
  52. No plantar un árbol en el patio del templo Deut. 16:21
  53. Para destruir los ídolos y sus accesorios Deut. 12:2
  54. No se beneficien de los ídolos y sus accesorios Deut. 7:26
  55. De no obtener beneficios de los ornamentos de los ídolos Deut. 7:25
  56. No para hacer un pacto con los idólatras Deut. 7:2
  57. No mostrar favor a ellos Deut. 7:2
  58. De no dejar que ellos habitan en la Tierra de Israel Ex. 23:33
  59. No imitarlos en las costumbres y de la confección Lev. 20:23
  60. Lev no ser supersticioso. 19:26
  61. De no entrar en un trance de prever los acontecimientos, etc Deut. 18:10
  62. No participar en la astrología Lev. 19:26
  63. No a los encantamientos Mutter Deut. 18:11
  64. No intentar ponerse en contacto con el Dt muertos. 18:11
  65. No consultar al Dt ov. 18:11
  66. No consultar al Dt yidoni. 18:11
  67. No para realizar actos de Deut magia. 18:10
  68. Los hombres no deben afeitarse el cabello de los lados de la cabeza Lev. 19:27
  69. Los hombres no deben afeitarse la barba con una navaja de Lev. 19:27
  70. Los hombres no deben llevar Dt de ropa femenina. 22:5
  71. Las mujeres no deben usar Dt de ropa para hombres. 22:5
  72. No a tatuar la piel Lev. 19:28
  73. De no romper la piel en el duelo Deut. 14:1
  74. No para hacer una calva de luto Deut. 14:1
  75. Para arrepentirseconfesar faltas Num. 5:7
  76. Decir, la Shema Deut dos veces al día. 6:7
  77. Para servir al Todopoderoso con la oración diaria Ex. 23:25
  78. La Kohanim debe bendecir la nación judía Num. diario. 6:23
  79. Para usar tefilín (filacterias) en el Deuteronomio cabeza. 6:8
  80. Para tefilín se unen en el Deuteronomio brazo. 6:8
  81. Para poner una mezuzá en cada puerta posterior Deut. 6:9
  82. Cada hombre debe escribir un rollo de la Torá Deut. 31:19
  83. El rey debe tener un Sefer Torá por separado para sí Deut. 17:18
  84. Para tener tzitzit en cuatro puntas prendas Num. 15:38
  85. Para bendecir el Todopoderoso después de comer Deut. 8:10
  86. De circuncidar a todos los varones en el octavo día después de su nacimiento Lev. 12:3
  87. Para descansar en el séptimo día Ex. 23:12
  88. No hacer el trabajo prohibido en el séptimo día Ex. 20:10
  89. El tribunal no debe infligir un castigo a Shabat Ex. 35:3
  90. No caminar fuera de los límites de la ciudad en Shabat Ex. 16:29
  91. Para santificar el día con KidushHavdalá Ex. 20:8
  92. Para descansar de la mano de obra prohibido Lev. 23:32
  93. No hacer el trabajo prohibido en Yom Kippur Lev. 23:32
  94. Para afligen a sí mismo en el Yom Kippur Lev. 16:29
  95. No comer ni beber en el Yom Kippur Lev. 23:29
  96. Para descansar el primer día de la Pascua Lev. 23:7
  97. No hacer el trabajo prohibido en el primer día de Pesaj Lev. 23:8
  98. Para descansar el séptimo día de la Pascua de Lev. 23:8
  99. No hacer el trabajo prohibido a los siete días de la Pascua de Lev. 23:8
  100. Para descansar en Shavuot Lev. 23:21
  101. No hacer el trabajo prohibido en Shavuot Lev. 23:21
  102. Para descansar en Rosh Hashaná Lev. 23:24
  103. No hacer el trabajo prohibido en Rosh Hashaná Lev. 23:25
  104. Para descansar en Sucot Lev. 23:35
  105. No hacer el trabajo prohibido en Sucot Lev. 23:35
  106. Para descansar en Sheminí Atzeret Lev. 23:36
  107. No hacer el trabajo prohibido en Sheminí Atzeret Lev. 23:36
  108. De no comer jametz en la tarde del día 14 de Nissan Deut. 16:3
  109. Para destruir todas las jametz el día 14 de Nissan Ex. 12:15
  110. No comer jametz los siete días de la Pascua Ex. 13:3
  111. No comer jametz mezclas que contengan los siete días de la Pascua Ex. 12:20
  112. No ver jametz en su dominio de siete días Ex. 13:7
  113. De no encontrar jametz en su dominio siete días Ex. 12:19
  114. Para comer matzá en la primera noche de la Pascua Ex. 12:18
  115. Para relacionar el Éxodo de Egipto en la noche Ex. 13:8
  116. Para escuchar el Shofar en el primer día de Tishrei (Rosh Hashaná) Número de votos. 9:1
  117. A morar en una Sucá durante los siete días de Sucot Lev. 23:42
  118. Para tomar un LulavEtrog todos Lev siete días. 23:40
  119. Cada hombre debe dar un siclo medio anual Ex. 30:13
  120. Los tribunales tienen que calcular para determinar cuándo un nuevo mes comienza Ex. 12:2
  121. Afectando a uno mismo y llorar delante de Dios en tiempos de calamidad Número de votos. 10:9
  122. Para casarse con una mujer por medio de ketubahkiddushin Deut. 22:13
  123. No tener relaciones sexuales con mujeres no casadas por lo tanto Deut. 23:18
  124. De no retener alimentos, ropa, y las relaciones sexuales de su esposa ex. 21:10
  125. Para tener hijos con la esposa Génesis 1:28
  126. Para emitir un divorcio por medio de un Consigue Deut documento. 24:1
  127. Un hombre no debe casarse con su ex esposa después de que ella se ha casado con otro Deut. 24:4
  128. Para llevar a cabo yibbum (casarse con la viuda de un hermano sin hijos) Deut. 25:5
  129. Para llevar a cabo halizah (libre a la viuda de un hermano sin hijos yibbum) Deut. 25:9
  130. La viuda no debe volver a casarse hasta que los lazos con su hermano-en-ley se eliminan (por halizah) Deut. 25:5
  131. El tribunal debe multa quien sexual seduce a una ex doncella. 22:15-16
  132. El violador debe casarse con el Dt de soltera. 22:29
  133. Nunca se le permite el divorcio de sus Deut. 22:29
  134. El calumniador debe permanecer casado con su Deut esposa. 22:19
  135. No debe de divorcio de su Deut. 22:19
  136. Para cumplir con las leyes de la Num. Sotah. 5:30
  137. De no poner el aceite en su ofrenda de harina (como siempre) Número de votos. 5:15
  138. De no poner incienso en su ofrenda de harina (como siempre) Número de votos. 5:15
  139. No tener relaciones sexuales con su madre Lev. 18:7
  140. No tener relaciones sexuales con la mujer de tu padre, Lev. 18:8
  141. No tener relaciones sexuales con su hermana Lev. 18:9
  142. No tener relaciones sexuales con la hija de la esposa de tu padre, Lev. 18:11
  143. No tener relaciones sexuales con la hija de su hijo Lev. 18:10
  144. No tener relaciones sexuales con su hija de Lev. 18:10
  145. No tener relaciones sexuales con la hija de su hija de Lev. 18:10
  146. No tener relaciones sexuales con una mujer y su hija de Lev. 18:17
  147. No tener relaciones sexuales con una mujer y la hija de su hijo Lev. 18:17
  148. No tener relaciones sexuales con una mujer y la hija de su hija Lev. 18:17
  149. No tener relaciones sexuales con la hermana de tu padre, Lev. 18:12
  150. No tener relaciones sexuales con la hermana de su madre Lev. 18:13
  151. No tener relaciones sexuales con la esposa del hermano de tu padre, Lev. 18:14
  152. No tener relaciones sexuales con la esposa de su hijo Lev. 18:15
  153. No tener relaciones sexuales con la mujer de tu hermano Lev. 18:16
  154. No tener relaciones sexuales con la hermana de su esposa Lev. 18:18
  155. Un hombre no debe tener relaciones sexuales con un animal Lev. 18:23
  156. Una mujer no debe tener relaciones sexuales con un animal Lev. 18:23
  157. Para los hombres no usar el sexo para obtener la “propiedad” sobre otros hombres Lev. 18:22
  158. No tener relaciones sexuales con su padre, Lev. 18:7
  159. No tener relaciones sexuales con el hermano de tu padre, Lev. 18:14
  160. No tener relaciones sexuales con la esposa de alguien más Lev. 18:20
  161. No tener relaciones sexuales con una mujer menstruación impura Lev. 18:19
  162. No a casarse con no-Judios Deut. 7:3
  163. No dejar moabitas y amonitas los hombres se casan en el pueblo judío Deut. 23:4
  164. No para evitar una tercera generación de Egipto convertir de casarse en el pueblo judío Deut. 23:8-9
  165. No a abstenerse de casarse con una tercera generación edomita convertir Deut. 23:8-9
  166. No permitir que un mamzer (un niño que nace debido a una relación de ilegales) se casan en el pueblo judío Deut. 23:3
  167. No permitir que un eunuco casarse en el pueblo judío Deut. 23:2
  168. No ofrecer a Dios cualquier castrados machos Lev. 22:24
  169. El Sumo Sacerdote no debe casarse con una viuda de Lev. 21:14
  170. El sumo sacerdote no debe tener relaciones sexuales con una viuda, incluso fuera del matrimonio Lev. 21:15
  171. El sumo sacerdote debe casarse con una Lev doncella virgen. 21:13
  172. Un Kohen (sacerdote) no debe casarse con una Lev divorciada. 21:7
  173. Un Kohen no debe casarse con una ZONAH (una mujer que ha tenido una relación sexual prohibida) Lev. 21:7
  174. Un Kohen no debe casarse con una chalalah ( “una persona profanado”) (parte o producto de 169-172) Lev. 21:7
  175. No para hacer placentera (sexual) en contacto con cualquier mujer prohibida Lev. 18:6
  176. Para examinar los signos de los animales para distinguir entre kosherno kosher, Lev. 11:2
  177. Para examinar las muestras de las aves de corral para distinguir entre kosher y no Deut kosher. 14:11
  178. Para examinar las muestras de peces para distinguir entre kosher y no kosher, Lev. 11:9
  179. Para examinar los signos de las langostas para distinguir entre kosher y no kosher Lev. 11:21
  180. De no comer animales no-kosher Lev. 11:4
  181. De no comer aves de corral no kosher Lev. 11:13
  182. No comer pescado no kosher Lev. 11:11
  183. No comer no kosher insectos voladores Deut. 14:19
  184. No comer no kosher criaturas que se arrastran sobre la tierra Lev. 11:41
  185. No comer no kosher gusanos Lev. 11:44
  186. No comer los gusanos encontrados en la fruta en el suelo Lev. 11:42
  187. De no comer animales que viven en el agua que no sea (kosher) de peces Lev. 11:43
  188. De no comer la carne de un animal que murió sin masacre ritual Deut. 14:21
  189. No para beneficiarse de un buey, condenada a ser lapidada Ex. 21:28
  190. De no comer carne de un animal que fue herido de muerte Ex. 22:30
  191. De no comer una rama se desprendió de una Deut criatura viviente. 12:23
  192. No comer sangre Lev. 3:17
  193. De no comer ciertas grasas de animales limpios Lev. 3:17
  194. De no comer el tendón del muslo Gen. 32:33
  195. De no comer mezclas de leche y la carne cocida junto Ex. 23:19
  196. No cocinar la carne y la leche Ex. 34:26
  197. De no comer pan de grano antes de que Lev Omer. 23:14
  198. De no comer los granos secos de grano antes de que Lev Omer. 23:14
  199. De no comer granos maduros de grano antes de que Lev Omer. 23:14
  200. De no comer fruta de un árbol durante sus tres primeros años de Lev. 19:23
  201. No comer las semillas plantadas en una diversa Deut viñedo. 22:9
  202. No comer un fruto diezmado Lev. 22:15
  203. No beber vino derramado en el servicio a los ídolos Deut. 32:38
  204. Para ritualmente masacre a un animal antes de comerlo Deut. 12:21
  205. No masacre a un animal y su descendencia en el mismo día Lev. 22:28
  206. Para cubrir la sangre (de un animal sacrificado o las aves de corral) con tierra Lev. 17:13
  207. Para alejar a las aves antes de tomar la madre de sus hijos Deut. 22:6
  208. Para liberar el ave madre si ella se tomó de la Deut nido. 22:7
  209. No jurar falsamente en el nombre de Dios Lev. 19:12
  210. No tomar el nombre de Dios en Ex vano. 20:6
  211. No para negar la posesión de algo que se le ha encomendado Lev. 19:11
  212. No jurar en la negación de una reclamación monetaria Lev. 19:11
  213. Para jurar en nombre de Dios para confirmar la verdad cuando se considere necesario por Deut tribunal. 10:20
  214. Para cumplir con lo que se dice y hacer lo que se declarado Deut. 23:24
  215. De no romper los juramentosvotos Número de votos. 30:3
  216. Para los juramentos y los votos anulados, que son las leyes de la anulación de los votos explícita en el Número de votos Torá. 30:3
  217. El Nazir debe dejarse crecer el pelo Número de votos. 6:5
  218. No debe cortarse el Num. pelo. 6:5
  219. No debe beber el vino, las mezclas de vino o vinagre de vino Número de votos. 6:3
  220. No tiene que comer uvas frescas Num. 6:3
  221. No debe comer pasas Num. 6:3
  222. No debe comer las semillas de uva Número de votos. 6:4
  223. No debe comer piel de la uva Num. 6:4
  224. No debe estar bajo el mismo techo como una Num. cadáver. 6:6
  225. No debe entrar en contacto con el Número de votos muerto. 6:7
  226. Tiene que afeitarse la cabeza después de llevar sacrificios al término de su período de nazareo Num. 6:9
  227. Para estimar el valor de las personas que determine la Lev Torá. 27:2
  228. Para estimar el valor de los animales consagrados Lev. 27:12-13
  229. Para estimar el valor de las casas consagrada Lev. 27:14
  230. Para estimar el valor de los campos consagrada Lev. 27:16
  231. Cumplir con las leyes de la interdicción de bienes (Cherem) Lev. 27:28
  232. No vender el Cherem Lev. 27:28
  233. No para redimir a la cherem Lev. 27:28
  234. No plantar semillas diversas juntas Lev. 19:19
  235. No a los granos verdes de la planta o en un Deut viñedo. 22:9
  236. De no cruzar los animales Lev. 19:19
  237. No trabajar los diferentes animales juntos Deut. 22:10
  238. Para no usar Shaatnez, un tejido de lana y Deut ropa. 22:11
  239. Para salir de una esquina del campo para cortar la Lev pobres. 19:10
  240. No para cosechar esa esquina Lev. 19:9
  241. Para salir de rebuscos Lev. 19:9
  242. No reunir los Gleanings Lev. 19:9
  243. Para salir de la rebusca de un viñedo Lev. 19:10
  244. No reunir las espigas de un viñedo Lev. 19:10
  245. Para salir de los grupos en formación de uvas Lev. 19:10
  246. No para recoger los racimos de uvas sin forma Lev. 19:10
  247. Para salir de las gavillas olvidadas en el Deuteronomio campo. 24:19
  248. No para recuperarlos Deut. 24:19
  249. Para separar el “diezmo para el Dt pobres”. 14:28
  250. Para dar Deut caridad. 15:8
  251. De no retener la caridad de la Deut pobres. 15:7
  252. A dejar de lado Terumah Gedolah (regalo para el Kohen) Deut. 18:4
  253. El levita debe dejar de lado una décima parte de su Número de votos diezmo. 18:26
  254. No anteponer un diezmo a la siguiente, pero por separado en su propio orden Ex. 22:28
  255. Un no-Kohen no deben comer Terumah [aclaración necesaria] Lev. 22:10
  256. Un trabajador contratado o de un esclavo judío de un Kohen no deben comer Terumah Lev. 22:10
  257. Un Kohen no circuncidados no tienen que comer Terumah Ex. 12:48
  258. Un impuro Kohen no debe comer Terumah Lev. 22:4
  259. chalalah (parte # s 169-172 supra) no deben comer Terumah Lev. 22:12
  260. A dejar de lado Ma’aser (diezmo) cada año de siembra y darle a un Número de votos levita. 18:24
  261. A dejar de lado el segundo diezmo (Ma’aser Sheni) Deut. 14:22
  262. No gastar su dinero en otra cosa que la redención de alimentos, bebidas, o Deut pomada. 26:14
  263. No comer Ma’aser Sheni mientras Deut impuro. 26:14
  264. Un duelo en el primer día después de la muerte no deben comer Ma’aser Sheni Deut. 26:14
  265. No comer granos Ma’aser Sheni las afueras de Jerusalén Deut. 12:17
  266. De no comer Ma’aser productos vitivinícolas Sheni las afueras de Jerusalén Deut. 12:17
  267. No comer Ma’aser aceite Sheni las afueras de Jerusalén Deut. 12:17
  268. Los cultivos de cuarto año debe ser totalmente para fines de santos como Ma’aser Sheni Lev. 19:24
  269. Para leer la confesión de los diezmos cada cuarto y séptimo Deut años. 26:13
  270. Anular las primicias y llevarlos a la Ex Templo. 23:19
  271. El Kohanim no deben comer los primeros frutos fuera de Jerusalén Deut. 12:17
  272. Para leer la porción de la Torá en relación con sus Deut presentación. 26:5
  273. Para dejar de lado una parte de la masa de un Número de votos Kohen. 15:20
  274. Para dar la pata delantera, dos mejillas, y el abomaso de los animales sacrificados a una Deut Kohen. 18:3
  275. Para dar a la primera esquila de ovejas a un Deut Kohen. 18:4
  276. Para canjear los hijos primogénitos y dar el dinero a una Num. Kohen. 18:15
  277. Para redimir el primogénito de asno, dando un cordero a un ex Kohen. 13:13
  278. Para romper el cuello del burro si el propietario no tiene la intención de redimir Ex. 13:13
  279. Para descansar la tierra durante el séptimo año por no hacer ningún trabajo que potencia el crecimiento Ex. 34:21
  280. No para trabajar la tierra durante el séptimo año Lev. 25:4
  281. No trabajar con árboles para la producción de frutas durante ese año Lev. 25:4
  282. No para cosechar los cultivos que crecen silvestres que el año de la manera normal Lev. 25:5
  283. No para recoger las uvas que crecen silvestres que el año de la forma normal Lev. 25:5
  284. Para dejar libre de todos los productos que creció en ese año Ex. 23:11
  285. Para liberar a todos los préstamos durante el Deut séptimo año. 15:2
  286. No a la presión o la reclamación de la Deut prestatario. 15:2
  287. No se a que se abstengan de crédito inmediatamente antes de la liberación de los préstamos por temor a Deut pérdida monetaria. 15:9
  288. El Sanedrín, debe contar con siete grupos de siete años, Lev. 25:8
  289. El Sanedrín debe santificar el año cincuenta Lev. 25:10
  290. Para soplar el shofar en la décima parte de Tishrei para liberar a los esclavos Lev. 25:9
  291. No para trabajar la tierra durante el año quincuagésimo (Jubileo) Lev. 25:11
  292. No cosechar en la forma normal de lo que crece salvaje en el quincuagésimo año Lev. 25:11
  293. No recoger las uvas que crecían silvestres en la forma normal en el quincuagésimo año Lev. 25:11
  294. Llevar a cabo las leyes de la venta propiedades de la familia Lev. 25:24
  295. De no vender la tierra en Israel indefinidamente Lev. 25:23
  296. Cumplir con las leyes de las casas en las ciudades amuralladas Lev. 25:29
  297. La tribu de Leví no se debe dar una porción de la tierra en Israel, sino que se dan las ciudades para habitar en Deut. 18:1
  298. Los levitas no debe tener una participación en el botín de la Deut guerra. 18:1
  299. Para dar a los levitas que habitan en las ciudades y sus alrededores los campos Número de votos. 35:2
  300. No vender los campos, pero permanecerán los levitas “antes y después del año jubilar Lev. 25:34
  301. Para construir un Ex Templo. 25:8
  302. De no construir el altar con piedras labradas por el metal Ex. 20:23
  303. No subir escalones del altar Ex. 20:26
  304. Para mostrar reverencia a la Lev Templo. 19:30
  305. Para guardar el área del Templo Num. 18:2
  306. No dejar el templo sin vigilancia Num. 18:5
  307. Para preparar el aceite de la unción Ex. 30:31
  308. De no reproducir el aceite de la unción Ex. 30:32
  309. No a ungir con aceite de la unción Ex. 30:32
  310. A no reproducir la fórmula de incienso Ex. 30:37
  311. De no quemar nada en el Altar de Oro, además de incienso Ex. 30:9
  312. Los levitas debe transportar el arca sobre sus hombros Num. 7:9
  313. No quitar las varas de la Ex arca. 25:15
  314. Los levitas deben trabajar en el Número de votos Templo. 18:23
  315. N levita debe hacer el trabajo de otro ya sea de un Kohen o un Número de votos levita. 18:3
  316. Dedicar el Kohen para el servicio de Lev. 21:8
  317. El trabajo de los Kohanim ‘s cambios deben ser iguales durante los días festivos Deut. 18:6-8
  318. El Kohanim debe llevar sus vestiduras sacerdotales durante el servicio de Ex. 28:2
  319. No rasgar las vestiduras sacerdotales Ex. 28:32
  320. El Kohen Gadol ‘s peto no debe ser desprendida de la ex Efod. 28:28
  321. Un Kohen no debe entrar en la Lev Templo intoxicado. 10:9
  322. Un Kohen no debe entrar en el templo con la cabeza descubierta Lev. 10:6
  323. Un Kohen no debe entrar en el templo con la ropa rasgada Lev. 10:6
  324. Un Kohen no debe entrar en el templo de forma indiscriminada Lev. 16:2
  325. Un Kohen no debe abandonar el templo durante el servicio de Lev. 10:7
  326. Para enviar el malo del Número de votos Templo. 5:2
  327. Impuro no debe introducir el Número de votos Templo. 5:3
  328. Impuro no debe entrar en la zona del Monte del Templo Deut. 23:11
  329. Impuro Kohanim no debe hacer el servicio en el templo Lev. 22:2
  330. Un impuro Kohen, después de la inmersión, debe esperar hasta después de la puesta del sol antes de volver al servicio de Lev. 22:7
  331. Un Kohen debe lavarse las manos y los pies antes del servicio de Ex. 30:19
  332. Un Kohen con un defecto físico no debe entrar en el santuario o acercarse al altar, Lev. 21:23
  333. Un Kohen con un defecto físico no debe servir Lev. 21:17
  334. Un Kohen con una mancha temporal no debe servir Lev. 21:17
  335. Uno que no es un Kohen no debe servir Num. 18:4
  336. Para ofrecer sólo intachable animales Lev. 22:21
  337. No dedicar un animal manchado por el altar, Lev. 22:20
  338. Que no masacre que Lev. 22:22
  339. No para rociar su sangre Lev. 22:24
  340. No quemar su Lev grasa. 22:22
  341. No para ofrecer un temporal Deut animales alteradas. 17:1
  342. De no sacrificar animales imperfectos, incluso si no ofrece Judios Lev. 22:25
  343. A no infligir heridas a los animales dedicados Lev. 22:21
  344. Para canjear los animales dedicados que se han convertido descalificado Deut. 12:15
  345. Para ofrecer sólo los animales que son al menos ocho días Lev de edad. 22:27
  346. No ofrecer animales comprados con el salario de una prostituta o con el animal cambiar por un Deut perro. 23:19
  347. De no quemar la miella levadura en el altar de Lev. 2:11
  348. A la sal de todos los sacrificios Lev. 2:13
  349. De no omitir la sal de los sacrificios de Lev. 2:13
  350. Llevar a cabo el procedimiento del holocausto según lo estipulado en la Lev Torá. 1:3
  351. No comer su Deut carne. 12:17
  352. Llevar a cabo el procedimiento de la expiación Lev. 6:18
  353. De no comer la carne del interior de expiación Lev. 6:23
  354. No para decapitar a un pollo traído como ofrenda de expiación Lev. 5:8
  355. Llevar a cabo el procedimiento de la oferta de la culpa Lev. 7:1
  356. La Kohanim debe comer la carne del sacrificio en el Ex Templo. 29:33
  357. La Kohanim no debe comer la carne fuera el patio del templo Deut. 12:17
  358. Un no-Kohen no debe comer carne de sacrificio Ex. 29:33
  359. Para seguir el procedimiento de la oferta de paz Lev. 7:11
  360. De no comer la carne de los sacrificios de menores antes de la aspersión del Deuteronomio en la sangre. 12:17
  361. Para traer ofrendas de comidas según lo estipulado en la Lev Torá. 2:1
  362. De no poner aceite en la oferta de comida de los malhechores Lev. 5:11
  363. De no poner incienso en la oferta de comida de los malhechores Lev. 3:11
  364. De no comer la ofrenda de harina de la Lev Sumo Sacerdote. 6:16
  365. No cocer al horno una oferta de comidas como el pan con levadura Lev. 6:10
  366. El Kohanim deben comer los restos de las ofrendas de comida Lev. 6:9
  367. Para traer ofrendas todos declarados y el libre albedrío al Templo en Deut el primer festival posteriores. 12:5-6
  368. No a retener el pago efectuados por cualquier Deut voto. 23:22
  369. Para ofrecer todos los sacrificios en el Deuteronomio Templo. 12:11
  370. Para traer todos los sacrificios de Israel fuera de la Deut Templo. 12:26
  371. No a los sacrificios masacre fuera del patio Lev. 17:4
  372. No ofrecer sacrificios fuera de la Deut patio. 12:13
  373. Para ofrecer dos corderos cada Num. día. 28:3
  374. Para encender un fuego en el altar cada día Lev. 6:6
  375. No para apagar este incendio Lev. 6:6
  376. Para eliminar las cenizas del altar cada día Lev. 6:3
  377. Para quemar incienso todos los días Ex. 30:7
  378. Para encender la Menorah cada día Ex. 27:21
  379. El Kohen Gadol (Sumo Sacerdote “) debe traer una comida que ofrecen todos los días Lev. 6:13
  380. Para traer dos corderos adicionales como los holocaustos en Shabat Num.. 28:9
  381. Para hacer el pan muestran Ex. 25:30
  382. Para traer los ofrecimientos adicionales en Rosh Jodesh ( “el nuevo mes”) Número de votos. 28:11
  383. Para poner ofertas adicionales sobre la Pascua Num. 28:19
  384. Para ofrecer la ofrenda de la harina de trigo de la nueva Lev. 23:10
  385. Cada hombre debe contar el Omer – siete semanas desde el día de la oferta de trigo nuevo se ha presentado Lev. 23:15
  386. Para traer los ofrecimientos adicionales en Shavuot Num. 28:26
  387. Para llevar dos hojas para acompañar el sacrificio por encima de Lev. 23:17
  388. Para traer los ofrecimientos adicionales en Rosh Hashaná Num. 29:2
  389. Para traer los ofrecimientos adicionales en Yom Kippur Num. 29:8
  390. Para traer los ofrecimientos adicionales en Sucot Num. 29:13
  391. Para poner ofertas adicionales sobre Shmini Atzeret Num. 29:35
  392. No comer los sacrificios que se han convertido en no aptos o alteradas Deut. 14:3
  393. De no comer de los sacrificios ofrecidos con intenciones impropia Lev. 7:18
  394. No dejar los sacrificios más allá del tiempo permitido para comer ellos Lev. 22:30
  395. De no comer de lo que se dejó más de Lev. 19:8
  396. De no comer de los sacrificios de Lev que se convirtió en impuro. 7:19
  397. Una persona impura no debe comer de los sacrificios de Lev. 7:20
  398. Para grabar los restos de sacrificios Lev. 7:17
  399. Para grabar todos los impuros sacrificios Lev. 7:19
  400. Para seguir el procedimiento de Yom Kippur en el orden prescrito en Parashá Ajarei Mot ( “Después de la muerte de los hijos de Aarón …”) Lev. 16:3
  401. Uno que profanaron la propiedad debe pagar lo que profanaron más un quinto y traer un sacrificio Lev. 5:16
  402. No trabajar los animales consagrados Deut. 15:19
  403. No a corte el vellón de los animales consagrados Deut. 15:19
  404. Para masacre del sacrificio pascual a la hora indicada Ex. 12:6
  405. No a masacre que estando en posesión de la levadura Ex. 23:18
  406. No dejar el Ex noche a la mañana grasa. 23:18
  407. Para la segunda masacre cordero pascual Num. 9:11
  408. Para comer el cordero pascual con matzáMarror en la noche del catorce de Nissan Ex 12:8.
  409. Para comer el cordero pascual en la segunda noche del 15 de Iyar Número de votos. 9:11
  410. No comer la carne cruda o hervida pascual Ex. 12:9
  411. No tomar la carne pascual de los confines del grupo de Ex. 12:46
  412. Un apóstata no debe comer de ella Ex. 12:43
  413. Un trabajador contratado permanente o temporal no debe comer de ella Ex. 12:45
  414. Un hombre no circuncidado no debe comer de ella Ex. 12:48
  415. De no romper los huesos de la ofrenda pascual Ex. 12:46
  416. De no romper los huesos de la segunda pascual ofreciendo Num. 9:12
  417. De no dejar la carne de la ofrenda pascual otra vez hasta mañana Ex. 12:10
  418. No dejar la carne pascual segunda vez hasta la mañana Número de votos. 9:12
  419. De no dejar la carne de la oferta de vacaciones del 14 hasta el Deuteronomio 16a. 16:4
  420. Para ser visto en el Templo de la Pascua, ShavuotSucot Deut. 16:16
  421. Para celebrar estos tres Festivales (traer una ofrenda de paz) Ex. 23:14
  422. Para regocijo de estos tres festivales (traer una ofrenda de paz) Deut. 16:14
  423. No aparecer en el Templo sin ofrendas Deut. 16:16
  424. No se a que se abstengan de regocijo con, y dar regalos a los Deut levitas. 12:19
  425. Para armar todas las personas en el Sukkot a raíz de la Deut séptimo año. 31:12
  426. A dejar de lado los animales primogénitos Ex. 13:12
  427. El Kohanim no deben comer los animales sin mancha primogénito fuera de Jerusalén Deut. 12:17
  428. No para redimir al Num. primogénito. 18:17
  429. Separa el diezmo de los animales Lev. 27:32
  430. No para redimir a la Lev diezmo. 27:33
  431. Cada persona debe traer una ofrenda por el pecado (en el templo) por su transgresión Lev. 4:27
  432. Traiga un Asham talui (que ofrece templo) al seguro de la culpabilidad Lev. 5:17-18
  433. Traiga un Asham VADAI (que ofrece templo), cuando se comprueba la culpabilidad Lev. 5:25
  434. Traiga un oleh v’yored (que ofrece templo) que ofrece (si la persona es rica, un animal, si es pobre, un pájaro o la oferta de comidas) Lev. 5:7-11
  435. El Sanedrín debe traer una oferta (en el Templo), cuando las normas en el error Lev. 4:13
  436. Una mujer que tenía un funcionamiento (vaginal) tema debe traer una oferta (en el Templo) después de que ella va a la Lev Mikveh.15:28-29
  437. Una mujer que dio a luz deberá presentar una oferta (en el Templo), después de que ella va a la Lev Mikveh. 12:6
  438. Un hombre que tenía una marcha (no naturales urinaria) tema debe traer una oferta (en el Templo), después de que él va a la Lev Mikveh. 15:13-14
  439. Un Metzorá debe traer una oferta (en el Templo) después de ir al Lev Mikveh. 14:10
  440. No a sustituir a otra bestia para un grupo aparte para el sacrificio, Lev. 27:10
  441. El nuevo animal, además de la sustitución uno, conserva la consagración Lev. 27:10
  442. No para cambiar los animales consagrados de un tipo de oferta a otro Lev. 27:26
  443. Cumplir con las leyes de la impureza de la Num. muertos. 19:14
  444. Llevar a cabo el procedimiento de la Novilla Roja (Para Aduma) Número de votos. 19:2
  445. Cumplir con las leyes del agua de riego Num.. 19:21
  446. Las leyes del Estado de tzara’at humanos según lo estipulado en la Lev Torá. 13:12
  447. El Metzorá no debe quitar los signos de Deut impureza. 24:8
  448. El Metzorá no debe afeitarse signos de impureza en su pelo Lev. 13:33
  449. El Metzorá debe conocer su estado desgarrando sus vestiduras, dejando que su pelo crezca y que cubren los labios Lev. 13:45
  450. Llevar a cabo las reglas prescritas para la purificación de la Metzorá Lev. 14:2
  451. La Metzorá debe afeitarse todo el pelo antes de la purificación de Lev. 14:9
  452. Llevar a cabo las leyes de tzara’at de ropa Lev. 13:47
  453. Llevar a cabo las leyes de tzara’at de las casas de Lev. 13:34
  454. Observar las leyes de impureza menstrual Lev. 15:19
  455. De observar las leyes de la impureza causada por el parto Lev. 12:2
  456. De observar las leyes de la impureza causada por el funcionamiento de una mujer cuestión de Lev. 15:25
  457. De observar las leyes de la impureza causada por el problema ejecutando un hombre (la eyaculación irregulares de semen infectado)Lev. 15:3
  458. De observar las leyes de la impureza causada por un animal muerto Lev. 11:39
  459. Observar las leyes de la impureza causada por shratzim los ocho (insectos) Lev. 11:29
  460. De observar las leyes de la impureza de una emisión seminal (eyaculación regular, con el semen normal) Lev. 15:16
  461. De observar las leyes de la impureza sobre alimentos líquidos y sólidos, Lev. 11:34
  462. Toda persona impura debe sumergirse en un Mikvah a ser Lev puro. 15:16
  463. El tribunal debe juzgar a los daños ocasionados por un buey cornada Ex. 21:28
  464. El tribunal debe juzgar a los daños ocasionados por un animal de comer Ex. 22:4
  465. El tribunal debe juzgar a los daños sufridos por un pozo Ex. 21:33
  466. El tribunal debe juzgar a los daños ocasionados por el fuego Ex. 22:5
  467. No robar el dinero a hurtadillas Lev. 19:11
  468. El tribunal debe aplicar medidas punitivas contra el ladrón de Ex. 21:37
  469. Cada persona debe asegurarse de que Lev sus escalas y pesos son exactos. 19:36
  470. No cometer injusticia con las escalaspesos Lev. 19:35
  471. No poseer las escalas y los pesos inexactos, incluso si no son para Deut uso. 25:13
  472. De no mover un marcador de límite a robar Deut propiedad de alguien. 19:14
  473. No secuestrar a ex. 20:13
  474. No robar abiertamente Lev. 19:13
  475. De no retener los salarios o no pagar una deuda Lev. 19:13
  476. De no codiciar y el sistema de adquirir la posesión de otro ex. 20:14
  477. No al deseo de otro Deut posesión 5:18.
  478. Devolver el objeto robado o su valor de Lev. 5:23
  479. No pasar por alto una Deut objeto perdido. 22:3
  480. Devuelve el Dt objeto perdido. 22:1
  481. El tribunal debe aplicar las leyes contra los asaltos uno que otro u otros daños a la propiedad Ex 21:18.
  482. No asesinar Ex. 20:12
  483. De no aceptar una indemnización económica para expiar los Num. asesino. 35:31
  484. El tribunal debe enviar el asesino accidental a una ciudad de refugio Número de votos. 35:25
  485. De no aceptar una indemnización económica en lugar de ser enviado a una ciudad de refugio Num. 35:32
  486. De no matar al asesino antes de que él va a juicio Num. 35:12
  487. Alguien Guardar perseguidos incluso por tomar la vida de la Deut perseguidor. 25:12
  488. No a la pena Num. perseguidor. 35:12
  489. Para no quedarse de brazos cruzados si la vida de alguien está en peligro Lev. 19:16
  490. Ciudades Designar de refugio y preparar las rutas de Deut acceso. 19:3
  491. Romper el cuello de un ternero por el valle del río después de un Deut asesinato sin resolver. 21:4
  492. No trabajar, ni planta que el valle del río Deut. 21:4
  493. No permitir que las trampas y obstáculos que permanecen en el Deuteronomio propiedad. 22:8
  494. Hacer una barandilla en torno a los techos planos Deut. 22:8
  495. No poner tropiezo ante un ciego (ni dar consejos perjudiciales) Lev. 19:14
  496. Ayudar a otra eliminar la carga de un animal que ya no puede llevarla a Ex. 23:5
  497. Ayude a otros a cargar sus Deut bestia. 22:4
  498. Para no dejar que otros angustiada con sus cargas (aunque sea para ayudar a cargar o descargar) Deut. 22:4
  499. Las ventas de conducta de acuerdo a la Torá ley Lev. 25:14
  500. Para no sobrecargar o underpay para un artículo Lev. 25:14
  501. No insultar ni dañar a nadie con palabras Lev. 25:17
  502. A no engañar a un converso monetariamente Ex. 22:20
  503. No para insultar o hacer daño al convertir las palabras Ex. 22:20
  504. Compra un esclavo hebreo, de conformidad con las leyes prescribían Ex. 21:2
  505. De no vender como esclavo se vende Lev. 25:42
  506. No trabajar lo opresiva Lev. 25:43
  507. No permitir que un no-Judio a trabajar lo opresiva Lev. 25:53
  508. No tener que lo haga serviles esclavos Lev. 25:39
  509. Darle regalos cuando va Deut libre. 15:14
  510. No es que le enviara las manos vacías Deut. 15:13
  511. Canjear criadas judía Ex. 21:8
  512. Desposaré la sirvienta judía Ex. 21:8
  513. El maestro no debe vender su sierva Ex. 21:8
  514. Esclavos cananeos debe trabajar siempre a menos herido en uno de sus miembros Lev. 25:46
  515. De no extraditar a un esclavo que huyó a (la Biblia) Israel Deut. 23:16
  516. De no dañar a un esclavo que ha venido a Israel para Deut refugio. 23:16
  517. Los tribunales deben cumplir con las leyes de un trabajador contratado y contrató a la guardia Ex. 22:9
  518. Jornal en el día en que se obtuvo Deut. 24:15
  519. De no retrasar el pago de los salarios más allá del plazo acordado Lev. 19:13
  520. El trabajador contratado puede comer de los cultivos sin cosechar en la que trabaja Deut. 23:25
  521. El trabajador no tiene que comer, mientras que el contratado Deut tiempo. 23:26
  522. El trabajador no debe tener más de lo que puede comer Deut. 23:25
  523. No para amordazar al buey arando Deut. 25:4
  524. Los tribunales deben cumplir con las leyes de un prestatario Ex. 22:13
  525. Los tribunales deben cumplir con las leyes de un guardia no remunerado Ex. 22:6
  526. Dar a los pobres e indigentes Ex. 22:24
  527. No a la prensa para su pago, si usted sabe que no lo tienen Ex. 22:24
  528. Pulse el idólatra para Deut pago. 15:3
  529. El acreedor no debe tomar por la fuerza Deut garantía. 24:10
  530. Volver a la garantía del deudor cuando sea necesario Deut. 24:13
  531. De no retrasar su retorno cuando sea necesario Deut. 24:12
  532. No a la demanda de activos de garantía al Deut viuda. 24:17
  533. No a la demanda como utensilios de garantía necesaria para la preparación de Deut alimentos. 24:6
  534. De no prestar con interés de Lev. 25:37
  535. No recurrir a préstamos con Deut interés. 23:20
  536. No para intermediar en un préstamo de interés, garantía, testigo, o escribir el pagaré Ex. 22:24
  537. Prestar y tomar prestado de los idólatras con Deut interés. 23:21
  538. Los tribunales deben cumplir con las leyes de la demandante, admitter, o negador Ex. 22:8
  539. Cumplir con las leyes de la orden de la herencia Num. 27:8
  540. Nombrar a los magistrados Deut. 16:18
  541. De no nombrar a los jueces que no están familiarizados con Deut procedimiento judicial. 1:17
  542. Decidirá por mayoría en caso de desacuerdo Ex. 23:2
  543. El tribunal no debe ejecutar a través de una mayoría de uno, al menos una mayoría de dos es obligatorio Ex. 23:2
  544. Un juez que presentó un motivo absolución no debe presentar un argumento para la condena en casos de pena capital Deut. 23:2
  545. Los tribunales deben llevar a cabo la pena de muerte a la lapidación en Deut. 22:24
  546. Los tribunales deben llevar a cabo la pena de muerte de la quema de Lev. 20:14
  547. Los tribunales deben llevar a cabo la pena de muerte de la espada Ex. 21:20
  548. Los tribunales deben llevar a cabo la pena de muerte por estrangulación Lev. 20:10
  549. Los tribunales deben colgar los apedreado por Deut blasfemia o la idolatría. 21:22
  550. Enterrar a los ejecutados en el día en que se mató a Deut. 21:23
  551. De no retrasar el entierro Deut noche a la mañana. 21:23
  552. El tribunal no debe permitir que el brujo ex vivo. 22:17
  553. El tribunal debe dar latigazos a la Deut infractor. 25:2
  554. El tribunal no debe exceder el número prescrito de pestañas Deut. 25:3
  555. El tribunal no debe matar a nadie en evidencia circunstancial Ex. 23:7
  556. El tribunal no debe castigar a cualquiera que se vio obligado a hacer un Deut crimen. 22:26
  557. Un juez no debe lástima que el asesino o asaltante en el Deuteronomio juicio. 19:13
  558. Un juez no debe tener piedad de el pobre en el juicio de Lev. 19:15
  559. Un juez no debe respetar el gran hombre en el juicio de Lev. 19:15
  560. Un juez no debe decidir injustamente el caso de que el transgresor habitual Ex. 23:6
  561. Un juez no debe pervertir la justicia Lev. 19:15
  562. Un juez no debe pervertir un caso en que un converso o Deut huérfanos. 24:17
  563. Juzgar con rectitud Lev. 19:15
  564. El juez no debe temer un hombre violento en Deut sentencia. 1:17
  565. Los jueces no deben aceptar sobornos Ex. 23:8
  566. Los jueces no deben aceptar el testimonio a menos que ambas partes están Ex presentes. 23:1
  567. No a los jueces maldición Ex. 22:27
  568. No a la maldición de la jefe de Estado o jefe de la Ex Sanedrín. 22:27
  569. No a maldecir a ninguno Lev honrados Judio. 19:14
  570. Cualquiera que conozca las pruebas que testificar en el tribunal Lev. 5:1
  571. Cuidadosamente interrogar a los Deut testigo. 13:15
  572. Un testigo no debe servir como un juez de crímenes capitales Deut. 19:17
  573. De no aceptar el testimonio de un Deut testigo único. 19:15
  574. Los transgresores no debe testificar Ex. 23:1
  575. Los familiares de los litigantes que no estén obligados a prestar declaración Deut. 24:16
  576. A no declarar falsamente Ex. 20:13
  577. Castigar a los testigos falsos, ya que trató de castigar a los Deut demandada. 19:19
  578. Actuar de acuerdo con la decisión de la Deut Sanedrín. 17:11
  579. En no apartarse de la palabra del Deuteronomio Sanedrín. 17:11
  580. Para no añadir a los mandamientos la Torá o sus explicaciones orales Deut. 13:1
  581. De no disminuir de la Torá los mandamientos, en todo o en Deut parte. 13:1
  582. No maldecir a su padre y su madre Ex. 21:17
  583. No a la huelga de su padre y la madre Ex. 21:15
  584. Su padre o madre Respeto Ex. 20:12
  585. Su padre o madre miedo Lev. 19:3
  586. No ser un Deut hijo rebelde. 21:18
  587. Llorar a los familiares Lev. 10:19
  588. El sumo sacerdote no debe contaminarse por cualquier Lev relativa. 21:11
  589. El sumo sacerdote no debe entrar bajo el mismo techo que un cadáver Lev. 21:11
  590. Un Kohen no debe contaminarse (por ir a los funerales o en los cementerios) para cualquier persona, excepto a familiares Lev. 21:1
  591. Nombrar a un rey de Israel, Deut. 17:15
  592. No para nombrar un Deut extranjero. 17:15
  593. El rey no debe tener demasiadas mujeres Deut. 17:17
  594. El rey no debe tener demasiados caballos Deut. 17:16
  595. El rey no debe tener demasiada plata y Deut oro. 17:17
  596. Destruye el Deut siete naciones cananea. 20:17
  597. De no permitir que ninguno de ellos siguen siendo Dt vivo. 20:16
  598. Acabar con los descendientes de Amalec Deut. 25:19
  599. Recuerda lo que hizo Amalec a los judíos Deut. 25:17
  600. No olvidar atrocidades Amalec y emboscada en el camino de Egipto en el Deuteronomio desierto. 25:19
  601. No a vivir permanentemente en Egipto, Deut. 17:16
  602. Los términos de paz oferta a los habitantes de una ciudad, mientras que la celebración de sitio, y tratarlas de acuerdo a la Torá, si aceptan los términos Deut. 20:10
  603. No ofrecer la paz a AmónMoab, durante el asedio a Deut. 23:7
  604. No destruir árboles frutales, incluso durante el Dt sitio. 20:19
  605. Preparar letrinas fuera de los campamentos Deut. 23:13
  606. Preparar una pala para cada soldado a cavar con Deut. 23:14
  607. Nombrar a un sacerdote para hablar con los soldados durante la Deut guerra. 20:2
  608. El que ha tomado una esposa, construyó una casa nueva, o plantó una viña, se da un año para regocijarse con sus posesiones Deut. 24:5
  609. No a la demanda de los por encima de cualquier participación, comunal o militares Deut. 24:5
  610. No entrar en pánico y la retirada durante Deut batalla. 20:3
  611. Mantenga las leyes de la Deut mujer cautiva. 21:11
  612. No vender en su Deut esclavitud. 21:14
  613. No conservar su servidumbre para después de tener relaciones sexuales con ella Deut. 21:14

http://en.wikipedia.org/wiki/613_Mitzvot

Tras las Huellas de Jericó capitulo 2-A

View this document on Scribd

¿Los israelitas cruzaron el Mar Rojo?

¿Los israelitas cruzaron el Mar Rojo?

Muchas veces hemos escuchado como los israelitas cruzaron un mar y fueron librados del malvado Faraón, quien les tubo cautivos por varios años, y a pesar que Dios les envió muchas plagas al pueblo de Egipto por la dureza de su rey, al final el faraón tubo que ceder incondicionalmente, y tubo que libertar al pueblo de Israel para que partieran a su tierra.

¿Qué dice la Biblia sobre el cruce del Mar Rojo?

Echó en el mar los carros de Faraón y su ejército; Y sus capitanes escogidos fueron hundidos en el Mar Rojo. 5Los abismos los cubrieron; Descendieron a las profundidades como piedra.

6Tu diestra, oh Jehová, ha sido magnificada en poder; Tu diestra, oh Jehová, ha quebrantado al enemigo. 7Y con la grandeza de tu poder has derribado a los que se levantaron contra ti. Enviaste tu ira; los consumió como a hojarasca. 8Al soplo de tu aliento se amontonaron las aguas; Se juntaron las corrientes como en un montón; Los abismos se cuajaron en medio del mar. 9El enemigo dijo: Perseguiré, apresaré, repartiré despojos; Mi alma se saciará de ellos; Sacaré mi espada, los destruirá mi mano.

10Soplaste con tu viento; los cubrió el mar; Se hundieron como plomo en las impetuosas aguas. 11¿Quién como tú, oh Jehová, entre los dioses? ¿Quién como tú, magnífico en santidad, Terrible en maravillosas hazañas, hacedor de prodigios? 12Extendiste tu diestra; La tierra los tragó. Éxodo 15: 4-12

Para muchas personas esta es una historia de ciencia ficción y aun no acaban de comprender que esto fue un hecho de la vida real y fue obra de un Dios vivo verdadero y real.

Después de descubrir El Arca de Noe, Ron Wyatt (un arqueólogo aficionado) también se intereso en otros descubrimientos bíblicos; y encontró que todo lo descrito en la Biblia, no es más que una verdad ciega para muchos, pero para el que ha confiado en Dios, es una verdad única y real.

Primero que nada, vamos a ir al lugar en donde se dio el cruce del pueblo de Dios.

Como podrás apreciar en la siguiente imagen, esta fue la ubicación exacta en donde los israelitas cruzaron el Mar Rojo.

Después de salir de Egipto, los israelitas tuvieron que seguir el camino trazado por Dios, para lograr salir de esa esclavitud egipcia. La Biblia ubica dos ciudades que serán parte importante, para localizar el mapa de partida del pueblo israelita y su trayectoria hacia el Mar Rojo.

Y partieron de Sucot y acamparon en Etam, a la entrada del desierto. 21Y Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de día y de noche. 22Nunca se apartó de delante del pueblo la columna de nube de día, ni de noche la columna de fuego. Éxodo 13: 20-22

Geográficamente podemos localizar estos dos lugares en la siguiente imagen, allí podemos ver un concepto mas claro de esta descripción bíblica.

Cuando los israelitas se dirigían hacia el Mar Rojo, tuvieron que pasar por unas montañas que solamente tenían un pasadizo hacia el Mar Rojo, ya que Dios les dirigió que siguieran ese camino. Si el pueblo de Israel hubiese tomado un camino errado ellos no hubieran podido llegar hasta la playa y cruzar, porque solo hay una forma de llegar hasta el Mar Rojo y lo puedes ver por medio de esta foto que fue tomada desde satélite. Allí veras como hay un pequeño camino (marcado en blanco) que sale de las montañas hasta la playa del cruce.

Los egipcios cuando vieron que ya no tenían a sus esclavos, decidieron que tenían que ir por ellos, y entonces fue cuando el faraón preparo a su ejercito y partió en busca del pueblo de Israel, para volverlos esclavos nuevamente.

El ejercito egipcio conocía muy bien todos esos lugares por donde partió el pueblo israelita; y pensaron que podían acorralarlos, porque ellos sabían que no podrían cruzar el Mar Rojo, y en los alrededores del camino que ellos tomaron, no había forma de escapar por las montañas.

Los carros del faraón tuvieron que pasar por este camino; conocido también como “Wadi Watir” (La ruta del Éxodo), ya que es el único camino para llegar hasta la playa en donde habían de cruzar los israelitas.

Cuando Dios le dio las instrucciones a Moisés de cómo llegar hasta el cruce del mar; varios estudiosos creen que Moisés también estaba familiarizado con la zona ya que tenía un mejor concepto del área, por el tiempo que vivió en Egipto.

Cuando el pueblo de Israel se vio acorralado y sin forma alguna de cruzar el Mar Rojo, comenzaron a renegar y a decir que estaban mejor en Egipto, y entonces fue cuando vino el poder de Dios y se manifestó en el pueblo para que pudieran cruzar.

Un detalle bastante curioso, es que muchas personas creen que los israelitas cruzaron por un área bastante profunda, pero es todo lo contrario, el pueblo de Israel fue llevado hasta un lugar que era poco profundo, podría decirse que el mar se abrió exactamente en un área poco profunda, pero esta claro que Dios tenia ya todo fríamente calculado.

Las investigaciones indican que hay una especie como de muralla sumergida en el agua, y si alguien volviera a abrir el mar, podría ver claramente la muralla y cruzar por el área menos profunda del Mar Rojo.

El reconocido arqueólogo Ron Wyatt quería cerciorarse de que la Biblia jamás fue una mentira; y entonces para complementar y asegurar la verdad de la Biblia y la investigación, decidió bucear en 1,978 dentro del área que supone cruzo el pueblo de Israel.

¡Sorpresa! Ron Wyatt encontró evidencia contundente en las profundidades del mar, y descubre ruedas de caballos del ejército egipcio, huesos de humanos y caballos, cascos que utilizaban los caballos en las pesuñas. Afortunadamente varios corales se habían adherido a las evidencias, y esto ayudo a que se mantuvieran en mejor estado hasta su descubrimiento.

Varias de las ruedas que fueron encontradas en el mar, fueron analizadas cuidadosamente y se encontró que pertenecieron a la dinastía egipcia del tiempo de Moisés. ¡Increíble!

Las preguntas que tienes que hacerte si aun no crees en esto son:

¿Porque había de encontrarse ruedas de carros egipcios en las profundidades del Mar Rojo?
¿Es posible que a varios egipcios se les ocurriera meterse a nadar con carruajes en el mar?

Dios abrió el mar como lo dice en su palabra y las evidencias son claras.

Por ultimo, en cada lado del mar, se encuentran ubicadas dos columnas, en las que se ha llegado a creer por las inscripciones; que fueron puestas allí por el rey Salomón.

Las columnas tienen las siguientes escrituras:
Mizraim (Egipto); Salomón; Edom; la muerte del faraón, Moisés y Yahvé. El rey Salomón había ofrecido estas columnas en honor de Yahvé y se las dedico por el milagro de la travesía del mar.

La Biblia es un libro hermoso, que muestra claramente como nuestro Dios de siglos pasados, jamás ha cambiado; y ahora lo que este por acontecer, será por que sus juicios y sus obras son justas.

Si aun tienes dudas y crees que todo esto es ciencia ficción, no te preocupes que ahora gracias a la tecnología podrás ir al lugar de los hechos, casi personalmente, pero de un forma virtual. Como se darán cuenta a los alrededores de este acontecimiento bíblico, ahora hay quienes montaron hoteles y centros turísticos como evidencia del gran milagro que Dios hizo con su pueblo Israel, ya que muchas personas ahora visitan ese lugar por el suceso bíblico.

Visite Nuweiba aquí.

Que Dios les bendiga

Emerson Díaz

Los cinco libros de Moisés

Los cinco libros de Moisés
José Ángel Fernández, España

Recientemente el conocido escritor y locutor de radio Cesar Vidal ha escritouna serie de entregas acerca de la Hipótesis Documentaria, una teoría que intenta explicar la composición del Pentateuco como la unión de distintos textos creados por distintos autores en distintos momentos de la historia y con intenciones muy distintas. En los distintos escritos de esta serie, ya concluida, Cesar ha intentado convencer a sus lectores de que los argumentos que se enseñan hoy día en los seminarios bíblicos de todo el mundo y que apoyan la creencia de que Moisés no fue el autor del Pentateuco no están bien fundamentados y proceden principalmente de ideas materialistas, marxistas y ateas que no desean otra cosa que atacar la fe en la Biblia. A juzgar por lo que se puede leer en esos escritos, parecería que todo creyente fiel a la fe cristiana debería creer que Moisés escribió los cinco libros del Pentateuco de forma plena, como la tradición eclesial ha afirmado durante siglos. Sin embargo, es parte del llamado protestante el no dejarnos llevar a ciegas por lo que hemos recibido de la tradición de la Iglesia sino más bien analizarlo a la luz de las Escrituras. Por eso, es menester mirar a los argumentos en los que se basa el propio Cesar para realizar estas afirmaciones tan contundentes.

En uno de sus últimos escritos de esta serie podemos leer sus razones principales para creer que Moisés escribió estos cinco libros:

“Las razones fundamentales para sustentar este punto de vista eran que así lo indica el propio texto, que así se había transmitido por generaciones y que ninguno de los manuscritos de la Torah con que se contaba indicaba ni siquiera de manera indirecta que en su redacción hubieran participado más autores o que el texto final fuera un ensamblado de distintas obras”.

Tres razones que parecen claras: el propio texto afirma la autoría de Moisés, la tradición así lo ha creído durante siglos, y en los textos no hay ninguna muestra, “ni siquiera de manera indirecta”, de que en su redacción hayan participado más autores que el propio Moisés. La pregunta es: ¿qué evidencias hay en los textos bíblicos que apoyen estas razones? En primer lugar, para afirmar el primer punto y diferenciarlo claramente del segundo hemos de encontrar evidencias de que dentro del propio Pentateuco se declara firmemente que el autor es Moisés. Es decir, hemos de encontrar evidencias de que el autor ha firmado sus escritos con su propio nombre, y estas evidencias han de proceder del propio texto, no de otros. Sin embargo, curiosamente, las evidencias que encontramos en los escritos de Cesar acerca del primer punto son citas que no proceden del Pentateuco sino de la Biblia en general. De hecho, en el Pentateuco sólo encontramos una cita (Deuteronomio 31:9, 24-26) donde se afirma que Moisés estaba escribiendo un “royo de torah” antes de su muerte, pero como todo estudioso de la Biblia sabe, la palabra torah puede ser traducida de muchas formas (por ejemplo, “una palabra de instrucción”), sin necesidad de tener que afirmar que lo que Moisés estaba escribiendo era el Pentateuco.

Por tanto, de los tres argumentos presentados por Cesar nos quedan dos realmente. Sin embargo estos dos están estrechamente relacionados porque, aunque no cabe duda de que la tradición ha atribuido durante siglos el Pentateuco a Moisés, eso no constituye en sí mismo evidencia suficiente como para creer algo; no creo decir nada controvertido al afirmar que a veces la tradición se equivoca. Si algo hemos aprendido de la Reforma es que la lectura honesta, seria, informada y libre de los textos bíblicos tiene la capacidad de cambiar estructuras de pensamiento y tradiciones, por muy asentadas que estén. Por tanto, es necesario y fundamental que Cesar Vidal tenga razón en su tercera afirmación, “que ninguno de los manuscritos de la Torah con que se contaba indicaba ni siquiera de manera indirecta que en su redacción hubieran participado más autores”, para que podamos concluir que la tradición está en lo correcto al creer que Moisés escribió todo el Pentateuco y no sólo algunas partes.

A juzgar por el énfasis que encontramos en toda esta seria de escritos, me consta que de alguna forma Cesar debe ser consciente de la importancia de este tercer argumento. Al poner el énfasis de todos sus escritos en un estudio cuidadoso de los textos bíblicos, de alguna forma Cesar reconoce que la credibilidad de sus afirmaciones y ataques depende de si realmente los textos apuntan a que Moisés fue el único autor o no lo fue. Es por eso que emplea todas sus fuerzas para intentar desbancar evidencias de dobletes textuales, de repeticiones, de problemas lingüísticos, etcétera. Como buen protestante, Cesar sabe que si el texto aporta suficientes evidencias de que hay problemas claros con la afirmación de la autoría mosaica, la tradición ha de ser dejada a un lado. Encontramos este énfasis, por ejemplo, en su intento de explicar que los dos relatos de la creación que aparecen en el libro del Génesis no son realmente dos historias de la creación creadas por distintos autores sino dos versiones de una misma historia creadas por un mismo autor. Para utilizar sus propias palabras:

“Según la HD [Hipótesis Documentaria], tendríamos un relato E en el capítulo 1 y otro J en el capítulo 2. La realidad es que más bien nos hallamos ante un relato único de la creación que, primero, hace referencia al cosmos y que luego se centra en el hombre”.

Y podemos extender esta misma apreciación a los mencionados dobletes que aparecen en la Biblia. En sus propias palabras:

“A decir verdad, pretender que los supuestos dobletes [que encontramos en el Pentateuco] indican distintos documentos narrando sólo un hecho es un disparate tan considerable como si un historiador señalara que la ruptura del frente francés por Sedán que llevó a cabo el ejército alemán en 1870 y en 1940 sólo fue un solo episodio y que ese solo episodio fue confundido por dos redactores diferentes que consideraron que se trataba de hechos distintos. Por supuesto, ese historiador – verdadero trastornado – es imposible de encontrar. En este caso como en otros aspectos, la HD aparece una vez más como fruto de prejuicios en lugar de cómo resultado de una investigación seria”.

No es la primera vez que alguien ataca los dobletes que aparecen en la Biblia. Ya en los evangelios existe el problema de las repeticiones que se contradicen entre sí, como también existe la respuesta (ofrecida desde varios campos conservadores) de que tales repeticiones no son otra cosa que la consecuencia de que en la historia a veces ocurre el mismo evento varias veces (Jesús limpió el templo al menos dos veces, etcétera). Sin embargo en mi opinión Cesar usa palabras un tanto desproporcionadas en su ataque. Decir que cualquiera que se atreva a decir que en el Pentateuco aparecen dobletes es un trastornado que no sabe distinguir dos eventos claramente separados de uno sólo es ir un poco más lejos de lo que se debe, sobre todo cuando no se tienen evidencias de que lo que se dice es cierto. Después de todo Cesar, al igual que aquellos a quienes ataca, solo transmite su propia opinión acerca de este asunto. Tanto uno como los otros basan sus opiniones en las presuposiciones con las que leen el texto bíblico. Quien tenga el tiempo y las energías de leer el resto de las entregas de esta serie se encontrará una y otra vez afirmaciones similares intentando desbancar cualquier problema textual que podamos leer en los textos. Por lo visto tenemos que creer que los que encontramos problemas textuales en el Pentateuco estamos acercándonos al texto con unos prejuicios anticristianos, mientras que las explicaciones de Cesar acerca de por qué esos problemas no están ahí realmente (aunque parezca que sí lo están) proceden de un estudio serio y cuidadoso de los textos.

Lo irónico del asunto es que, además de no presentar las evidencias necesarias para apoyar afirmaciones tan atrevidas como las que hace, Cesar nos sorprende en su último mensaje aceptando que quizá, después de todo, hay algún que otro versículo del Pentateuco que ha podido ser escrito por algún otro autor. En su último mensaje de esta serie, después de hablar en contra del pensamiento evolucionista, materialista, marxista y ateo de aquellos que se atreven a creer que la mejor explicación para todos los problemas textuales es que el Pentateuco es una mezcla de distintos textos escritos por distintos autores y editados y puestos juntos posteriormente, nos deja atónitos con esta afirmación:

“Obviamente, algunos versículos como los últimos de Deuteronomio donde se hace referencia a la muerte de Moisés se atribuían a un redactor posterior pero en conjunto la Torah seguía considerándose mosaica”.

¿Obviamente?, ¿me podría decir alguien por qué ‘obviamente’? Después de todo, si según Cesar estamos tratando de un autor que ha escrito acerca de los comienzos del universo por inspiración divina y hemos de asomarnos a sus textos desde una perspectiva sobrenatural (opuesta al naturalismo que tanto ataca), ¿por qué no podría este mismo autor haber escrito acerca de su propia muerte?, ¿en qué nos basamos para determinar que ‘obviamente’ estos versículos no pudieron ser escritos por Moisés pero los demás sí lo fueron?, ¿por qué tenemos que rechazar todas las evidencias de dobletes, los distintos argumentos lingüísticos y los distintos problemas textuales que apuntan a varios autores, pero aceptar que ‘obviamente’ Moisés no pudo escribir sobre su propia muerte?, ¿acaso no va esta afirmación en contra del tercer argumento que Cesar estaba poniendo delante de nosotros para apoyar la autoría mosaica, que “ninguno de los manuscritos de la Torah con que se contaba indicaba ni siquiera de manera indirecta que en su redacción hubieran participado más autores”? Porque si es tan obvio que algunos versículos no pudieron ser escritos por Moisés y han de ser atribuidos a otros autores, ¿no va eso en contra de la autoría mosaica de todo el Pentateuco?

Quizá no nos demos cuenta de la importancia de esta concesión. Quizá no seamos conscientes de que la erosión que ha ido ocurriendo durante siglos y que ha acabado en negar la autoría de Moisés de todo el Pentateuco procede precisamente de concesiones como esta, de pequeños versículos aislados y problemáticos que han ido acumulándose poco a poco hasta llegar a afirmar, finalmente, que es imposible que Moisés escribiera todo este conjunto de textos. Me parece irónico que después de criticar tan fuertemente a cualquiera que se atreva a anunciar problemas textuales con algunas partes del Pentateuco Cesar admita (casi por necesidad) que de hecho esos versículos problemáticos existen y además fueron escritos por otros autores. Pero es que esos problemas textuales fueron precisamente los que levantaron la voz de alarma en primera instancia. Isaac ibn Yashush notó allá por el siglo XI que algunos de los nombres citados en la lista de reyes de Génesis 36 vivieron después de la muerte de Moisés y por tanto Moisés no pudo escribir esa lista. Un siglo después, Abraham ibn Ezra mencionó algunos pasajes problemáticos que apuntaban a distintos autores, pasajes que hablaban de Moisés en tercera persona, que usaban términos que Moisés no habría conocido, que describían lugares que Moisés no habría visitado, y usaban palabras que reflejaban otros tiempos y lugares distintos a los de Moisés. Estos problemas fueron los que provocaron que Bonfils escribiera en el siglo XIV: “Y esto sirve de evidencia de que estos versículos fueron escritos en la Torah de forma tardía, y de que Moisés no los escribió”. De hecho, cualquiera que se moleste en leer el Pentateuco con la mente un poco abierta (ni siquiera hace falta que lo esté mucho) se dará cuenta de que más allá de tratarse de algunos pocos versículos perdidos en el texto que pueden ser explicados sin problemas, el Pentateuco está lleno de este tipo de versículos problemáticos.

Al contrario de lo que afirma Cesar, no se trata de uno o dos versículos aislados, ni tampoco de un problema que procede de la crítica textual del siglo XIX pero que nunca existió antes. Desde los tiempos de Orígenes, pasando por estudiosos como Isaac ibn Yashush (siglo XI), Abraham ibn Ezra (siglo XII), Bonfils (siglo XIV), Tostatus de Avila (siglo XV), Lutero, Carlstadt o Andreas van Maes (siglo XVI), Thomas Hobbes o Isaac de la Peyrere (siglo XVII), H.B. Witter, J. Astruc o J.G. Eichhorn y hasta llegar a nuestros días, siempre hemos tenido entre nosotros lectores de la Biblia que han encontrado problemas con las afirmaciones dogmáticas de la Iglesia. Y cabe destacar que entre todas las afirmaciones dogmáticas, una de las más cuestionadas ha sido que Moisés hubiera sido el único escritor del Pentateuco. Fueron estos problemas textuales los que llevaron a Espinoza a afirmar que: “Está… tan claro como el sol al mediodía que el Pentateuco no fue escrito por Moisés sino por alguien que vivió mucho después que Moisés”. Y todo esto, recordemos, estaba ocurriendo mucho antes del nacimiento de Wellhausen. Todo lo contrario de lo que Cesar afirma, que “la creencia en que los cinco libros de la Torah se debieron a la redacción de Moisés se mantuvo inalterable hasta finales del s. XIX”.

Ocurre igualmente con los problemas de los dobletes y de los distintos nombres de Dios, tan atacados por Cesar en sus artículos. Hace unos siglos tres investigadores llegaron al mismo descubrimiento separadamente. Uno de ellos era el ministro alemán H.B. Witter (1711), otro el doctor francés J. Astruc (1753), y el último el estudioso de la Biblia alemán J.G. Eichhorn (1780). El descubrimiento al que estas personas llegaron se resumió en la combinación de dos grupos de evidencia: los dobletes en los relatos del Pentateuco y los distintos nombres de Dios. Estas personas se dieron cuenta de que aparentemente había dos versiones distintas de varias historias de la Biblia. Luego notaron que a menudo una de las versiones utilizaba un nombre de Dios y la otra otro distinto. Para limitarnos a la historia de la creación, en el primer capítulo del Génesis la Biblia cuenta una versión de cómo el mundo fue creado para luego en el segundo darnos una historia diferente. En algunos casos ambas relatan los mismos puntos mientras que en otros casos ambas parecen contradecirse directamente (el orden de los eventos es el ejemplo más obvio de estas diferencias). Ambas historias presentan visiones distintas de lo que ocurrió; distintas perspectivas, podríamos decir. Pero lo que estos tres investigadores notaron además es que la primera versión de la creación siempre hablaba de Dios utilizando la misma palabra, Elohim (35 veces). Por otro lado la segunda versión siempre hablaba de Dios utilizando otro nombre, Yahweh (11 veces). La primera versión nunca llamaba a Dios Yahweh, mientras que la segunda nunca llamaba a Dios Elohim.

Por si fuera poco, este descubrimiento no se limitaba a una sola historia (como podría ocurrir en otros documentos de la época), sino que se repetía en distintas partes del Pentateuco. Por ejemplo, la historia del diluvio y el arca de Noé puede ser separada igualmente en dos relatos similares aunque distintos entre sí, con uno de ellos utilizando un nombre para Dios y el otro utilizando otro. Y esto se vuelve a repetir en la historia del pacto de Dios con Abraham, el relato en el que Abraham da nombre a su hijo Isaac, la historia en la que Abraham dice a un rey que su mujer es su hermana, la historia de Jacob viajando a Mesopotamia, la historia de la revelación de Dios a Jacob en Betel, la historia de Dios cambiando el nombre de Jacob a Israel, la historia de Moisés sacando agua de una roca, etcétera. Estos investigadores llegaron a la conclusión de que no estaban tratando con un libro que simplemente se repetía muchas veces sino que estaban leyendo distintos textos creados por distintos autores que alguien se había tomado la molestia de poner juntos en uno solo.

A partir de esos comienzos, a lo largo de los años esta teoría ha ido creciendo cada vez más hasta convertirse en la Hipótesis Documentaria que conocemos hoy. Es cierto que no han faltado críticos, sobre todo procedentes de los campos más conservadores, donde se cree que esta Hipótesis es el producto de la crítica liberal que intenta desbancar la autoridad de la Biblia. Sin embargo, aunque entre criticismos y ataques, la teoría ha encontrado un lugar en seminarios y centros de enseñanza bíblica de todas las denominaciones y tendencias. Si la Hipótesis Documentaria está siendo enseñada en la mayoría de seminarios de todo el mundo y no existe prácticamente ningún estudioso del Antiguo Testamento que se atreva a afirmar que ‘los cinco libros de Moisés’ fueron escritos por Moisés (o por una sola persona), esto no se debe a “la pereza que caracteriza a ciertos segmentos del mundo académico para actualizar lo que aprendieron décadas antes” (esta afirmación clama al cielo), como tampoco se debe a su agenda oculta, o su pensamiento materialista, evolucionista, marxista o ateo, sino simplemente a que esa es la mejor explicación. Es cierto que aún quedan muchos puntos por debatir, acerca del lugar en que estos documentos fueron escritos, acerca de la forma en la que estos documentos han de ser dilucidados, acerca de la utilidad (o falta de ella) de utilizar hipótesis como la documentaria para resolver estos problemas, etcétera. Pero la hipótesis en sí misma continúa siendo el punto de partida de todos estos debates, y por tanto ningún estudiante serio del Antiguo Testamento puede permitirse pasar un tupido velo y no estudiarla.

Por tanto, creamos lo que creamos y aceptemos las evidencias que aceptemos sobre este tema, lo que está claro es que decir que hay dos versiones de la creación, o afirmar que el Pentateuco contiene dobletes escritos por distintos autores y editados para formar una sola composición, no es decir algo completamente loco y digno de personas trastornadas que no comprenden la historiografía y la naturaleza de los textos bíblicos. Igualmente, decir que Moisés no escribió los cinco libros del Pentateuco no es declarar que estamos en contra de la fe cristiana o en contra de la autoridad de las Escrituras. Entre los críticos que han aportado argumentos para apoyar estas afirmaciones tenemos a doctores, filósofos, médicos, ministros, pastores o teólogos, de distintas tendencias teológicas, separados muchos de ellos por siglos de diferencia, que han vivido en contextos distintos y que han sido influenciados por distintas ideas políticas y filosóficas. Por tanto todas estas cuestiones no pueden ser explicadas a la ligera por medio de un par de comentarios arrogantes, sin aportar evidencias suficientes de que todos estos pensadores fueron engañados por sus prejuicios en contra de la autoridad de la Biblia. No vale con insultar de forma paternalista aquellas opiniones que no concuerdan con nuestra visión de la Biblia. Hay que argumentar con seriedad. Si es verdad que todas estas afirmaciones en contra de la autoría mosaica del Pentateuco son clara y evidentemente falsas, mostremos las evidencias que poseemos para llegar a esa conclusión. Y si no disponemos de dichas evidencias entonces dejemos abierta la puerta a la posibilidad de que tanto ellos como nosotros podemos estar en un error.

Los cinco libros de Moisés…¿y por qué no?

Los cinco libros de Moisés…¿y por qué no?
José Hutter, España

El artículo de D. José Ángel Fernández, publicado hace unos días en Lupa Protestante bajo el título “Los cinco libro de Moisés”, me parece muy interesante, porque abre la posibilidad de profundizar en un tema altamente controvertido desde hace varios siglos y de forma particular en los últimos 50 años. El artículo se refiere a algunos puntos muy concretos de esta controversia y me gustaría, con toda brevedad, aportar algunos elementos a este debate. Vaya por delante que estoy muy de acuerdo con el señor Fernández en que es preferible prescindir de acusaciones e ironías que – por otro lado – creo notar también en algunas partes de su artículo.

Mi intención no es, por lo tanto, crear más polémica gratuita, sino simplemente aportar algún dato que espero sea de interés para los lectores. Se tratará de datos muy puntuales que tienen que ver básicamente con los tres puntos que D. José Ángel critica en la publicación de D. César Vidal. Tratándose de una simple réplica prescindo de notas a pie de página y procuro no elaborar los argumentos con más detalles. Esto, sin embargo, debería ser la meta de un trabajo más extenso sobre el tema.

Fernández hace la siguiente observación: “De hecho, en el Pentateuco sólo encontramos una cita (Deuteronomio 31:9, 24-26) donde se afirma que Moisés estaba escribiendo un ‘royo [sic] de torah’ antes de su muerte”.

Esta afirmación no es correcta. Lo que el versículo expresa literalmente es que Moisés “terminó de escribir las palabras de esta ley en un libro”. Pero es solamente un detalle. Lo que es mucho más importante es que la observación de Fernández causa la impresión equivocada de que Moisés no escribió en otros momentos, lo cual no es cierto.

Hay otros lugares en el Pentateuco donde se menciona explícitamente que Moisés escribía cosas, no necesariamente en un rollo – aunque con cierta probabilidad usaría uno de papiro a la hora de apuntar textos más extensos, como era la costumbre en sus tiempos. Para documentar estos pasajes, me permito añadir la siguiente relación (citas según la Biblia de las Américas):

  • Éxodo 24:4: “Y Moisés escribió todas las palabras del SEÑOR.”

  • Números 33:2: “Y Moisés anotó los puntos de partida según sus jornadas, por el mandamiento del SEÑOR, y estas son sus jornadas, conforme a sus puntos de partida.”

  • En Éxodo 17:14 y 34:27 Dios le manda a Moisés explícitamente escribir algo que venía de parte de Dios:

“Entonces dijo el SEÑOR a Moisés: Escribe esto en un libro paraque sirva de memorial,…“

“Entonces el SEÑOR dijo a Moisés: Escríbete estas palabras; porque conforme a estas palabras he hecho un pacto contigo y con Israel.”

Creo que todo el mundo que afirme la historicidad de estas palabras estará de acuerdo en que Moisés no se sentó una tarde y se dijo: “Hoy me siento inspirado, voy a escribir el Pentateuco,” sino que se trata más bien de una obra que poco a poco fue creciendo y donde Moisés hizo el papel de redactor, es decir, juntando material o fuentes ya existentes (ver más adelante en este artículo), palabras que había recibido de parte de Dios directamente (por ejemplo, las leyes) y observaciones propias. Esto no quita que en ocasiones puntuales un redactor final – que podría haber sido por ejemplo Esdras – añadiera algún que otro comentario o detalle. Y esto por cierto no está ni muchísimo menos reñido con el concepto de inspiración que un servidor enseña y defiende.

Este fenómeno no sería extraño porque vemos, por ejemplo, en el libro de los Salmos (que en realidad son cinco libros) la mano de un redactor final. Esto no quita que, por ejemplo, el salmo 72 pueda contener alguna añadidura de ese redactor final (o del redactor del libro II de los Salmos), – que en la gran mayoría de nuestras traducciones aparece como versículo 20 – sin negar ni por un momento que el autor del salmo fuera un personaje que vivió con bastante anterioridad a los tiempos de este redactor final.

Hay que entender bien la argumentación: nadie dice que el Pentateuco fuera escrito palabra por palabra por Moisés como autor original – yo por lo menos nunca me he encontrado con un teólogo que lo creyera. Moisés usa fuentes – el mismo texto lo dice (Números 21:14); y el capítulo 34 puede haber sido añadido por Josué como lo afirma, por ejemplo, el Talmud. Esto es una cosa. Pero decir que el Pentateuco es fruto de diferentes obras de diferentes épocas a partir del siglo VIII a.C. hasta el siglo V a.C. es una cosa totalmente distinta. La palabra “obviamente” – que critica el autor en la publicación de Vidal – expresa este hecho con suficiente claridad. Comparar la autoría de los supuestos dobletes con la autoría no mosaica de la muerte de Moisés en el capítulo 34 es comparar peras con manzanas. Una cosa tiene que ver con la supuesta – y nunca comprobada – existencia de varias fuentes del Pentateuco, y otra, con la costumbre de aquellos tiempos de que el seguidor de un gran líder terminaba las obras de aquel con el relato de su muerte.

El punto débil de la Hipótesis Documental es el hecho de que se basa sobre suposiciones, teorías y deliberaciones teóricas, pero no tiene ni UNA sola evidencia arqueológica a su favor en cuanto a la existencia real de un documento J, E, P o D como fuente real y auténtica (aparte del hecho de que es prácticamente imposible encontrar dos comentaristas defensores de la HD que estén de acuerdo sobre la extensión exacta de las respectivas, supuestas fuentes J, E, P y D. De hecho, el catedrático Dr. Samuel Külling comprobó en su tésis doctoral (Kampen, Holanda), ya en el año 1965, que la datación de los supuestos documentos P en el libro de Génesis contradice todos los hallazgos arqueológicos y hechos históricos recientes de la historia del Medio Oriente.

Si se me permite hacer brevemente un comentario sobre el tema de las supuestas repeticiones en los textos del Pentateuco: en primer lugar, habría que establecer cuidadosamente si dos historias o una supuesta repetición del mismo acontecimiento de verdad constituyen una repetición, o si no se trata más bien de dos historias similares. Pero aparte de eso, los estudios de los arqueólogos en las últimas décadas han aportado suficientes indicios de que este fenómeno “repetitivo” es muy común también en otros textos del Medio Oriente (véanse por ejemplo las obras extensas de uno de los más reconocidos arqueólogos a nivel mundial, el Dr. Kenneth Kitchen).

Como ya dije, nadie duda que Moisés pueda haber usado otras fuentes. Aún así, se puede afirmar que Moisés es el redactor del Pentateuco. Para mí es evidente que en el mismo Pentateuco Moisés se apoyó en fuentes antiguas, (por su educación, Moisés dominaba varios idiomas y tenía acceso a material muy antiguo de los egipcios) pero estas fuentes no tienen nada que ver con los documentos hipotéticos que en la HD se llaman J, P, D o E. Y por cierto, en la teología protestante, la “erosión” de la creencia en la autoría de Moisés no empezó, en contra de lo que supone Fernández, con estas “concesiones” que hablan de fuentes auténticas o comentarios de un redactor final, sino con las teorías de Astruc, Wellhausen y otros que nunca fueron comprobadas científicamente, por ejemplo, por un hallazgo arqueológico o un documento externo que mencione la confección del Pentateuco a raíz de la mezcla de varias fuentes en un solo escrito.

Por supuesto, Fernández tiene razón cuando dice que la tradición en ningún caso es vinculante, y que bien puede estar equivocada. Pero cuando el texto – es decir, la única fuente de los acontecimientos descritos – apunta en la misma dirección que la tradición – y si además la arqueología hasta el día de hoy no ha aportado ni un solo detalle que apoyara la real existencia de las fuentes postuladas por Wellhausen y otros – entonces hacemos bien en tomar también la tradición en serio.

Pero no quiero quedarme solamente en la crítica, sino que me gustaría aportar por lo menos algún argumento – tal vez no tan conocido – a favor de la autoría mosaica del Pentateuco. Curiosamente existen algunos detalles en el texto del Pentateuco que indican que el autor de esta obra tiene un trasfondo más bien egipcio y no un trasfondo de un israelita educado en la monarquía post-davídica del siglo VIII o VII a.C., o incluso un sacerdote del exIlio babilónico. Vamos a considerar algunas de estas – llamémoslas “huellas dactilares” – mosaícas:

En Génesis 13:10 se compara la llanura del Jordán con “la tierra de Egipto en dirección de Zoar”. Si los postulados de la teología defensora de la HD fueran correctas y esta parte del Génesis fuera producto de un tiempo muy posterior, ¿qué sentido tendría para un autor israelita el comparar el valle del Jordán con un lugar egipcio que prácticamente ningún israelita conocía? Sería absurdo. Sin embargo, si tomamos el testimonio del Pentateuco en serio, y partimos del hecho de que Moisés y su generación acababan de salir de Egipto, entonces la comparación tiene todo el sentido del mundo. Zoar era una referencia para los israelitas de la generación del éxodo. Lo mismo ocurre, por cierto, en Números 13:22. Se compara la fecha de la construcción de Hebrón con la cronología de la construcción de la ciudad egipcia de Zoán. Si Moisés es el autor, la referencia tiene sentido, si no, el comentario carece de importancia.

Las mismas raíces “extranjeras” del autor las vemos reflejadas en Génesis 33:18. Todo israelita sabía perfectamente la ubicación de la ciudad de Siquem desde la conquista del país bajo Josué. Sin embargo, para una generación que acaba de salir de Egipto, la explicación tiene mucho sentido, de la misma manera que a un español que vive en España no hay que explicarle donde está Sevilla, pero para alguien de fuera del país la información de que se encuentra en Andalucía puede ser importante.

Por lo tanto, la afirmación de Fernández que “de los tres argumentos presentados por César nos quedan dos realmente”, me parece un tanto prematura y superficial en exceso. Hace falta algo más que página y media para poder llegar a esta conclusión y descartar un argumento bien fundado. Y precisamente este amor al argumento detallado sería una condición para un debate serio, sobre la base del texto hebreo en todos sus detalles y matices.

Animo a D. José Ángel Fernández a ponerse manos a la obra. Siempre me tendrá a su disposición para un debate del tema, partiendo del texto bíblico en hebreo y tomando en cuenta la literatura contemporánea sobre el tema. No hay que olvidar, la responsabilidad de comprobar la no-autoría de Moisés del Pentateuco recae sobre aquellos que no toman en serio estos indicios internos del texto. Sería interesante poder leer una explicación convincente de estos versículos “egipcios”, sobre todo tomando como base el texto hebreo, de cara a la afirmación de la teoría de fuentes que ubica la redacción de una parte del Pentateuco en el exilio babilónico.

En cuanto a los dos problemas que Fernández menciona (por un lado, la mención de reyes en Génesis 36 que no vivieron en los tiempos de Moisés, sino posteriormente y, por otro lado, el fenómeno de que Moisés habla de sí mismo en la tercera persona singular), hay explicaciones perfectamente coherentes cuya elaboración más detallada no puede ser la finalidad de esta breve respuesta.

Por la sencillez del argumento, solo quiero referirme al último de los dos casos mencionados: no hay que olvidar que existen obras antiguas que usan la tercera persona singular, aunque hablen en ciertos momentos de su mismo autor. Ejemplo notorio de este fenómeno es la obra de Julio CésarBellum Gallicum, o la Anábasis de Jenofonte, por no mencionar la Guerra de los Judíos de Josefo. Y por cierto, nadie que cree en la autoría de Moisés del Deuteronomio se asustará por el “problema” de la muerte de Moisés relatada en el capítulo 34. Ya en el Talmud (Baba Bathra 146) se le atribuye esta sección a Josué.

Fernández sigue: “De hecho, cualquiera que se moleste en leer el Pentateuco con la mente un poco abierta (ni siquiera hace falta que lo esté mucho) se dará cuenta de que más allá de tratarse de algunos pocos versículos perdidos en el texto que pueden ser explicados sin problemas, el Pentateuco está lleno de este tipo de versículos problemáticos” .

Cierto que algunos versículos pueden resultar problemáticos, pero también desde la postura de la defensa de la autoría de Moisés hay explicaciones perfectamente coherentes y científicas, y no ayuda precisamente a un debate riguroso, si Fernández anima a los defensores de estos argumentos a tener una mente más abierta. Conozco estos argumentes, los he estudiado, he leído libros de los autores originales en varios idiomas y aún así, no me convencen. No tiene nada que ver con que una mente esté más “abierta” que otra. Lo que nos debe estimular es la búsqueda de la verdad. Este tipo de “veredictos” sobran – y seguramente el Señor Fernández estará de acuerdo conmigo en esto.

Quiero abordar muy brevemente otro tema mencionado por Fernández: suponer dobletes porque se usan distintos nombres de Dios es, hoy por hoy, un argumento muy débil, incluso para los defensores de la HD. Sin ir más lejos, podemos encontrar dos salmos que únicamente se difieren por el uso del nombre de Dios que emplean. Se trata de los Salmos 14 y 53. Ambos son de David – si uno toma en serio el título del Salmo. Pero incluso para aquellos que no lo tomaran en serio, es indudable, entonces, que ambos salmos se “atribuyen” a David. El Salmo 14 usa el nombre Yahwé, el Salmo 53 usa el nombre Elohim. Pero es el mismo Salmo. ¿Tenía dos autores? Uno en el siglo VIII y otro en el siglo VI, digamos, en Babilonia? ¿No podría ser que se usaba el mismo salmo de David con dos nombres de Dios diferentes porque expresaban diferentes características de Dios? Del uso de ciertos nombres de Dios en determinados contextos habla ya en el siglo XII el rabino Jehuda Halevi en un libro llamado Cosri, donde explica la etimología de cada nombre divino y su uso. En nuestros días existen excelentes obras que profundizan en este fenómeno, como, por ejemplo, aquel de Umberto Cassuto The Documentary Hypothesis del año 1941. Pero desde luego no hace falta postular diferentes épocas para el uso de ciertos nombres de Dios.

Un último y breve comentario que no puede quedar sin una pequeña respuesta. D. José Ángel afirma en su artículo: “no existe prácticamente ningún estudioso del Antiguo Testamento que se atreva a afirmar que ‘los cinco libros de Moisés’ fueron escritos por Moisés.” Es una afirmación no solamente muy atrevida, sino demostrablemente falsa. Me permito facilitar solamente los nombres de siete de los más destacados catedráticos y expertos del AT en el mundo de habla alemana (para que no se me acuse de citar solamente teólogos anglosajones). Cuatro de los siete catedráticos, por cierto, hicieron sus doctorados en facultades teológicas protestantes estatales, nada sospechosas de ser “fundamentalistas” o “conservadoras”. Todos estos expertos del AT siguen enseñando, salvo el Dr. Külling, que murió hace algunos años y el Dr. Huntemann que se retiró hace poco:

Dr. Samuel Külling, fundador de la “Staatsunabhängige Theologische Hochschule” en Basilea, Suiza, reconocida por el Cantón de Basilea como universidad privada y facultad teológica.

Dr. Helge Stadelmann, director de la “Freie Theologische Hochschule” en Giessen, Alemania, reconocida hace unos meses como universidad privada y facultad teológica por el estado federal de Hesse, Alemania.

Dr. Jakob Thiessen, actual director de la STH en Basilea, Suiza.

Dr. Heinrich von Siebenthal, uno de los mayores expertos en arqueología, historia del Medio Oriente, Hebreo y Arameo en lengua alemana.

Dr. mult. Thomas Schirrmacher, director actual del “Martin Bucer Seminar” en Bonn, Alemania.

Dr. mult. Georg Huntemann, doctor en filosofía por la universidad de Erlangen y doctor en teología por la universidad de Berna, Suiza.

Dr. Hans-Georg Wünch, experto en AT y docente en el Seminario en Altenkirchen, Alemania.

Por cierto, casi se me pasa mencionar a un teólogo que según los expertos de su tiempo destacaba por sus profundos conocimientos del Antiguo Testamento: su nombre es Jeshua ben Miryam, también conocido como Jesucristo. Él también creía en la autoría del Pentateuco por parte de Moisés (Juan 5:46.47; 7:19 et al.) ¿Se habrá equivocado hasta el Hijo de Dios en este asunto?

*José Hutter es profesor en el seminario español SEFOVAN

Anteriores Entradas antiguas