Feliz dia de los inocentes

Feliz dia de los inocentes

El 28 de diciembre nos recuerda lo que somos durante los otros 364 días del año. Mark Twain

Día de los Santos Inocentes

 

El origen de esta fiesta se debe a una masacre de los niños perpetrada por el rey Herodes I el Grande.

El Día de los Santos Inocentes es la conmemoración de un episodio histórico o hagiográfico del cristianismo: la matanza de todos los niños menores de dos años nacidos en Belén (Judea), ordenada por el rey Herodes con el fin de deshacerse del recién nacido Jesús de Nazaret.

Conmemoración, bromas e inocentadas  

En Hispanoamérica y en partes de España, este día se festeja el 28 de diciembre.

Es costumbre realizar bromas de toda índole. Los medios de comunicación hacen bromas o tergiversan su contenido de tal modo que la información parezca real. Se trata de una libertad que se dan los agentes mediáticos para dar rienda suelta a su sentido del humor, oportunidad que solamente tienen una vez al año. Es tradición que los periódicos publiquen páginas enteras de noticias cómicas, con la advertencia de que es día de los inocentes, que van desde las que son una obvia mofa a cualquier suceso reciente, hasta las que parecen serias y engañan al lector desprevenido.

América  

En algunas zonas de América es importante no prestar ningún bien, sea objeto o dinero, pues el prestatario es libre de apropiarse de los bienes. Este tipo de festejo ha venido a menos en años recientes y ya no es usual que la gente pida prestado con la esperanza de que el prestador no recuerde la fecha y se le pueda hacer mofa con la muy popular frase: «Inocente palomita que te dejaste engañar» o su versión ampliada: «Inocente palomita que te dejaste engañar, sabiendo que en este día nada se puede prestar» o «Inocente palomita que te dejaste engañar, hoy día de los inocentes te dejaste engañar».

España 

En la localidad alicantina de Ibi, el 28 de diciembre, tienen lugar unos actos muy peculiares en relación con esta festividad y de los más característicos de la provincia de Alicante: el Día dels Enfarinats o “Enharinados”.

Se trata de una divertida celebración que representa el enfrentamiento entre el poder público y la oposición, mediante una batalla de harina en un ambiente carnavalesco y satírico.

El enfarinats lo forman un grupo de 14 personas, entre las que se elige al alcalde y demás cargos relevantes, como el juez, el fiscal, el alguacil… Por otro lado, la oposición, cuyos representantes se caracterizan por llevar una chistera negra, intentará arrebatarles el poder. Ahí comienza a escenificarse una batalla en la que se lanzan harina, polvos y cohetes. Una espectacular explosión de ruido, fiesta y tradición.

También se puede vivir el Día de Los Santos Inocentes de una forma especial en Jalance. En este municipio del Valle de AyoraCofrentes, el 28 de diciembre se celebra la Fiesta de los Locos. Una fiesta que data de principios del siglo XVII con una marcada simbología pagana. Los más jóvenes, vestidos con ropas estrafalarias y con maquillajes llamativos, tendrán el poder durante unas horas, mientras participan en las divertidas charangas. Por la noche se celebra el tradicional Baile de los Locos, donde casi todo está permitido y, además de la música, la picaresca es la gran protagonista.

1º de abril  

El 1 de abril tiene lugar una tradición similar, el pescado de abril , cuyos orígenes no tienen relación con la leyenda bíblica que originó el Día de los Inocentes.

Supuesta incoherencia en las fechas  

La iglesia católica recuerda este acontecimiento el 28 de diciembre, aunque de acuerdo con los Evangelios, la matanza debería haber sucedido después de la visita de los Reyes Magos al rey Herodes (uno o dos días antes del 6 de enero), aunque también la fecha de la adoración de los Reyes Magos a Jesús no tiene una fecha dada exactamente en las escrituras, que sin embargo citan dicha visita.

Es muy corriente la explicación de la Navidad y demás fechas alrededor de ella como fechas arbitrarias, pues estas no figuran en los evangelios. Sin embargo, según el evangelio (Lucas 1.13-60); Zacarias supo que Santa Isabel estaba encinta de Juan el Bautista el dia de la fiesta del final de la cosecha, esta festividad tiene lugar una sola vez al año en la religión judia, aun en nuestros dias; la última semana del mes de septiembre. El evangelio también indica que Juan el Bautista era mayor que Jesucristo por seis meses. Por lo tanto, si el embarazo del Bautista comienza en la última semana de septiembre, es evidente que nació en la última de junio y que siendo seis meses mayor que Cristo, éste nació en la última semana de diciembre.

Si seguimos fielmente los evangelios, tenemos lo siguiente: El evangelio de Lucas nos muestra que Jesús nació en Belén debido a que César mandó que se realizaces un censo de la población, lo que obligó a José y María a viajar a ese lugar. Miqueas el profeta, con varios siglos de antelación predijo que Jesús vendría de ese pueblo cercano a Jerusalén (Miqueas 5.2).

Los belenes, hoy día, intentan representar lo que fue el nacimiento de Jesús, pero lo que realmente pasó es muy distinto a lo que con tanta frecuencia se representa. Además de hablarnos del censo que hizo que José y María fueran a Belén, el evangelista Lucas nos cuenta que había pastores que estaban pasando aquella importante noche a cielo raso, con sus rebaños. Esto nos lleva a la lógica conclusión de que Jesús no pudo haber nacido en diciembre ya que es improbable que César obligara a los judíos, a punto de la sublevación, a realizar un viaje hasta sus lugares de origen durante la estación fría y lluviosa. Es igual de improbable que los pastores estuvieran viviendo a la intemperie con sus rebaños en un tiempo tan inclemente (Lucas 2.8-14).

Número de bebés muertos  

En el Medievo, los escritores cristianos especulaban que fueron asesinados entre 3.000 y 15.000 bebés. Pero —de acuerdo con el censo ordenado por el gobernador romano Quirino, tal como relatan los Evangelios— el pueblo de Belén no tenía más de 800 habitantes. Así que cada año no habría más de 20 nacimientos, y morían aproximadamente el 50% antes de cumplir los dos años de edad (lo cual era la mortalidad infantil normal hasta hace un par de siglos), así que si Herodes mandó a asesinar niños, no deben de haber sido más de veinte.1

Flavio Josefo (37–101), un historiador de la época, en su Historia de Judea nunca relata una matanza de niños.

Se sabe que el mensaje del evangelista Mateo era para los judíos conversos de la época.  De esta manera Mateo expresó que Jesús había llegado para instaurar la Nueva Alianza (superando la antigua alianza de Yahvé con Moisés) y mostró así que Jesús era el mesías que los judíos esperaban.

Es posible que la matanza de los niños no haya sido relatada por Flavio Josefo porque dado el reducido número de niños asesinados posiblemente pasó desapercibida o careció de importancia.

Notas:

[1] Matanza de los niños Inocentes segun Ana Catalina Emmerick

Conclución:

Ojo con las bromas. ¡Feliz día!

Fuente: Wikipedia

¿Consumismo en Navidad?

¿Consumismo en Navidad?

Se habla mucho de consumismo en Navidad.
Este vídeo  parte de un spot que hicieron diversas confesiones cristianas de Estados Unidos -la llamaron The Advent Conspiracy, la Conspiración del Adviento- para sensibilizar a la población contra el consumismo extremo y para favorecer un estilo de vida sobria, a la vez que se animaba a ser generoso en iniciativas sociales. Me ha gustado el mensaje positivo que trasmite.

La misteriosa Estrella de Belén

La misteriosa Estrella de Belén 

Diciembre 26, 2008


estrella-belen
Rebecca Ellis BBC

Un cometa, un eclipse, una supernova, un alineamiento de planetas… La Estrella de Belén -el supuesto astro que guió a los Reyes Magos al lugar de nacimiento de Jesús- ¿fue un acontecimiento astronómico real?

Hace unos 2000 años, los magos de Oriente vieron una estrella increíble iluminando el cielo en la Tierra Prometida y la siguieron en un viaje épico para conocer al nuevo Mesías. ¿Pero qué es realmente la Estrella de Belén? La ciencia moderna está revelando uno de los misterios astronómicos más famosos de la historia. Nuevas tecnologías permiten a los astrónomos crear mapas del antiguo cielo nocturno con una precisión extraordinaria.

A medida que estudian los movimientos de planetas y estrellas, los expertos están cuestionando la teoría que asegura que se trataba de un cometa. Creen que los Reyes Magos pudieron divisar varios eventos astronómicos inusuales. La Biblia nos dice muy poco sobre esta estrella y sólo aparece mencionada en el Evangelio de San Mateo. “¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente y venimos a adorarle”, se habrían preguntado los magos.

No se incluye ninguna fecha o descripción. Hasta la identidad de los hombres no está clara. En vez de ser los reyes en el imaginario popular, se cree que los Reyes Magos eran sacerdotes persas conocidos como “magi” en latín. Eran astrólogos que se guiaban por las estrellas, combinando fe y ciencia para predecir el nacimiento del nuevo Mesías.
¿Qué hizo que se animasen a viajar a Belén? La mayoría de los expertos coinciden en que Jesús nació antes del año 4 a. C. o en esa misma fecha, cuando Herodes el Grande reinaba en Judea. Los astrónomos han identificado los siguientes cuatro acontecimientos estelares que podrían haber sido la Estrella de Belén.

Triple conjunción de planetas

Un antiguo almanaque inscrito en una tabla de arcilla hallada en Babilonia y actualmente en el Museo Británico de Londres asegura que la estrella fue en realidad una inusual conjunción de planetas. Concretamente, fue una serie de tres conjunciones de los planetas Júpiter y Saturno (un hecho muy poco frecuente) ocurrido en el año 7 a. C. Júpiter y Saturno se conjuntaron tres veces en el plazo de varios meses durante la constelación de Piscis, un signo asociado con Israel.

Existen pruebas en el almanaque que los astrónomos persas predijeron esto. La tabla calcula la actividad solar, lunar y planetaria para ese año y describe la conjunción.

Eclipse de Júpiter
Una moneda de 2000 años de antigüedad probaría esta teoría, una doble ocultación de Júpiter tras la luna ocurrida en el 6 a. C. que sería la estrella de Belén. Según la teoría, los magos vieron la estrella en la constelación de Aries, no la de Piscis. La moneda muestra a Aries, el carnero, brincando en el cielo y mirando atrás hacia la estrella. Los textos astrológicos de la época reflejan que Aries dominaba Judea y Jerusalén era la capital del Cercano Oriente, convirtiéndose en signo de los judíos.

El profesor Mike Molnar de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey, en Estados Unidos, cree que los magos vieron este eclipse. Justo antes del amanecer, Júpiter habría aparecido por el este, en el preciso instante en que San Mateo describió la aparición de la Estrella. Entonces, cuando la luna pasó directamente entre la Tierra y Júpiter, éste último planeta habría desaparecido.

Supernova

Algunos creen que la estrella podría haber sido el resultado de un evento celestial aún mayor. Mark Kidger, astrónomo de la Agencia Espacial Europea, afirma que habría requerido mucho más que un movimiento de planetas inusual para convencer a los curtidos expertos astronómicos de esa época a viajar hasta Judea.

Los magos podrían haber visto una estrella en su fase supernova, uno de los eventos más energéticos y explosivos que se conocen. Kidger hasta ha identificado a un candidato, el DO Aquilae que explotó en 1927 y que seguramente ha explotado varias veces en el pasado. En caso de haber explotado hace 2.000 años, los magos la habrían visto en el este, asomándose por encima del horizonte.

El experto espera que los radiotelescopios del futuro sean capaces de detectar la débil burbuja de gas alrededor de Aquilae para calcular el momento exacto en que la burbuja comenzó a expandirse.

Dos planetas que parecían una luz brillante

Esta teoría es la más sorprendente. La fecha de Navidad fue establecida siglos después del evento y muchos la cuestionan. Pero el astrónomo tejano Rick Larson cree que Jesús realmente nació el 25 de diciembre, aunque del año 2 antes de nuestra era. Al contrario de otros astrónomos, Larson se ha fijado en eventos celestiales posteriores porque cree que la fecha de la muerte del rey Herodes (4 a. C.) es incorrecta.

La fecha se basa en los escritos del historiador Josephus, pero cada manuscrito suyo que ha estudiado anterior a 1544 coincide en que Herodes murió en el 1 a. C. Júpiter se conjuntó un año después con una de las estrellas más brillantes del firmamento, llamada Regulus y conocida por los magos como “pequeño rey”.

Nueve meses después, Júpiter se conjuntó con Venus, conocido como el planeta madre.
Los planetas habrían pasado tan cerca el uno del otro que habría parecido como una luz brillante en el cielo. Larson cree que esta luz fue la que convenció a los magos a viajar al este. Durante su viaje, Júpiter continuó moviéndose a lo largo del cielo hasta que pareció detenerse sobre Belén.

Fuente:http://oldearth.wordpress.com/2008/12/26/la-misteriosa-estrella-de-belen/

Por qué Cristo vino en la primera navidad

Evangelismo y establecimiento de nuevas iglesias

Por qué Cristo vino en la primera navidad

Artículo escrito por Dr. Gerardo Laursen
diciembre 2008

Estimado(a) Lector/a: 

Cada año en el mes de diciembre, millones alrededor del mundo celebran la navidad.  Con tantas actividades, fiestas, adornos, comercialismo y regalos, es fácil olvidar la razón para la celebración. Afortunadamente, la temporada nos da oportunidades de compartir nuestra fe, por explicar por qué vino el Señor Jesucristo en la primera navidad de la historia. 

Alguien me preguntó hace tiempo: “¿Qué es lo correcto: Cristo vino para darnos un ejemplo para vivir o para morir por nuestros pecados?” Contesté: “Sí, y más.” El vino en la primera navidad por los menos por 20 razones. Claro para nosotros, la razón más importante es la de morir, pero hay muchas más. El vino: 

1.  Para dar buenas nuevas a los pobres. Lc. 4:18, El Espíritu del Señor es sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres.

2.  Me ha enviado para sanar a los quebrantados de corazón, 18.

3.  Para pregonar libertad a los cautivos, 18.

4.  Para pregonar vista a los ciegos, 18.

5.  Para poner en libertad a los oprimidos, 18.

6.  Para predicar el año agradable del Señor, Lc. 4:19.

7.  Para anunciar el reino de Dios. Lc. 4:43, Pero él les dijo: Es necesario que también a otras ciudades anuncie el evangelio del reino de Dios; porque para esto he sido enviado.

8.  Para hacer la voluntad del Padre. Jn. 4:34, Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra.

Jn. 5:30, No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre.

Jn. 6:38-40, Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió. Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero.  Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquél que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.

9.  Para hacer las obras del Padre. Jn. 9:4, Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar.

10. Para redimir a los debajo de la ley. Gá. 4:5, Para que redimiese a los que estaban bajo de la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos.

11. Para que vivamos por él. 1 Jn. 4:9, En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él.

12. Para ser propiciación por nuestros pecados. 1 Jn. 4:10, En esto consiste el amor: no que nosotros hayamos amado a Dios, sino que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados.

13. Para ser Salvador del mundo. 1 Jn. 4:14, Y nosotros hemos visto y testificamos que el Padre ha enviado al Hijo para ser Salvador del mundo.

14. Para que gustase la muerte por todos. He. 2:9, Pero vemos a aquel que fue hecho un poco menor que los ángeles, a Jesús, coronado de gloria y de honra, a causa del padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos.

15. Para perfeccionarse. He. 2:10, Porque convenía a aquel por cuya causa son todas las cosas, y por quien todas las cosas subsisten, que habiendo de llevar muchos hijos a la gloria, perfeccionase por aflicciones al autor de la salvación de ellos.

16. Para revelar a Dios. He. 2:12, Diciendo: Anunciaré a mis hermanos tu nombre, en medio de la congregación te alabaré.

17. Para destruir al diablo. He. 2:14, Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo.

18. Para librar de servidumbre. He. 2:15, Y librar a los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre.

19. Para quitar el pecado. He. 9:26, De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado.

20. Para darnos un ejemplo. 1 P. 2:21, Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas;

¿No le es maravilloso que Cristo viniera a la tierra por tantas razones?  ¿Se aprecia el sacrificio de Cristo?  ¿Aprovechó la oferta de la salvación?  Ro. 10:13, “porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.”  ¿Vive ahora una vida de gratitud?  Tito 3:8, “Palabra fiel es esta, y en estas cosas quiero que insistas con firmeza, para que los que creen en Dios procuren ocuparse en buenas obras. Estas cosas son buenas y útiles a los hombres.”

Seamos fieles compartiendo el evangelio esta navidad,

Scott Yingling

Director General de ObreroFiel.com



Para más recursos sobre este y otros temas, visítenos en:www.ObreroFiel.com

 

Si tiene alguna duda o comentario, favor de escribirnos a:info@ObreroFiel.com  

Este es mi regalo de navidad

No podemos negar que originalmente todo estaba enfocado en el nacimiento de Cristo, es decir, que celebramos el cumpleaños de nuestro Señor y buscando en la Palabra pude encontrar que los primeros regalos que recibió fueron: adoración, oro, incienso y mirra (Lee Mat 2:11). Me llené de curiosidad y quise saber qué tipo de cosas podría dar yo, que estén relacionadas con estos 4 regalos, espero que te ayuden a encontrar el regalo perfecto para Jesús esta navidad.

Lee Juan 4:23-24
La adoración es posiblemente el concepto más común entre estos 4 pero muchas veces no lo tenemos tan claro. Este es un tiempo para buscar más de la presencia de Dios, aprender a reconocer su voz y disfrutar de su compañía. Deja que temprano por la mañana llame tu nombre y pasa un tiempo platicando con tu Padre.

Lee 1 Corintios 3:11-13
El oro representa esas obras que hacemos en el nombre de Jesús. Este es un buen tiempo para darle a aquellos que están en necesidad. Aquellos pequeños y olvidados que mas que celebrar una navidad están sufriendo un tiempo de soledad, frio y hambre.

Lee Isaías 1:18
El incienso representa esa blancura a los ojos del Señor, santidad. Este es un buen tiempo para ponerte a cuentas con Dios y ponerte metas más altas que cumplir este año que viene. Hay muchas cosas que ya es hora de dejar atrás, a fin de cuentas ya Cristo murió por tus pecados, ¿por qué razón querrías seguir cargándolos tu?

Lee 2 Corintios 2:14-17
La mirra representa el conocimiento en la Palabra. Este es un buen tiempo para indagar más, buscar las cosas que Dios te ha querido decir personalmente pero que está esperando a que llegues a su Palabra. Es hora de tomar ciertos hábitos en tu lectura de la Palabra y adentrarte a una nueva aventura que el Señor tiene para ti.

Sé que ya sea que le des uno o más de estos regalos al Señor serás tú el más beneficiado pues más bien aventurado es dar que recibir. Espero que este haya sido un buen regalo para ti, Feliz Navidad y que Dios te bendiga!

¿”VIRGEN”? ¿O “MUJER JOVEN”?

¿”VIRGEN”? ¿O “MUJER JOVEN”?

Autor:Paulo Arieu

El Parto Virginal (más exactamente, “la concepción virginal”) de Jesús es una enseñanza clara del Nuevo Testamento (Mateo 1; 18-25; Lucas 1:26-35). Según Mateo 1:22-23 fue el cumplimiento de Isaías 7:14, que dice: “Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen [‘almah] concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.”

‘Almah y Betulah

El objetivo principal de este capítulo es investigar si la mejor traducción de la palabra hebrea ‘almah es “virgen”. La pregunta pudiera parecer impía, pero aun una traducción firmemente con-lervadora corno la Biblia de las Américas, en el margen, da la traducción alternativa “doncella”. ¿Es cierto que ‘almah quiere decir “virgen”? Si no es así, ¿hay una palabra hebrea que tenga duramente ese significado? Si en realidad existe tal palabra, por qué no la empleó Isaías? La respuesta a la primera pregunta es “no”; a la segunda, “sí”. La respuesta a la tercera pregunta surgirá de la consideración de las primeras dos, así como de un análisis del contexto de Isaías 7:14.

Todos los léxicos fidedignos dicen que ‘almah quiere decir “doncella, muchacha, mujer joven de edad para casarse”. La palabra ni afirma ni niega la idea de virginidad. Es, más bien, una palabra inclusiva para una mujer joven y adolescente; ocurre siete veces en la Biblia hebrea (Génesis 24:43; Éxodo 2:8; Salmo 68:25; Proverbios 30:19; Cantar de los Cantares 1:3; 6:8; Isaías 7:14). No hay ningún ejemplo claro en el AT para el significado “mujer casada”, aunque algunos comentaristas sugieren “una recién casada” como un significado posible. El hecho de que la palabra puede incluir la idea de virginidad queda claro de su uso con respecto a Rebeca antes de casarse, a quien se le llama “doncella” (‘almah) en Génesis 24:43, pero “virgen” (betulah) anteriormente en el versículo 16, A “virgen” sigue una nota explicativa: “a la que varón no había conocido”. Este es el primer caso de la palabra betulah en la Biblia hebrea; es significativo que en esa época primitiva se dé una explicación de la palabra. Un examen de los otros ejemplos (más de cuarenta) de betulah en el AT muestra que esta palabra, y no ‘almah, comunica correctamente el significado “virgen” (véanse, por ejemplo, Éxodo 22:16-17; Deuteronomio 22:19, 23, 28; Jueces 19:24).

Cumplimiento doble

¿Por qué, pues, se emplea en Isaías 7:14 la palabra ‘almah? La respuesta se encuentra en las circunstancias históricas que rodean la proclamación de la promesa. Se la dio a Acaz, rey de Judá, cuando Siria y el reino norteño de Israel amenazaban con invadir su tierra y establecer su propio rey (vv. 1-6). El Señor le dijo a Acaz que eso no sucedería y le animó a creerlo (vv. 7-9). Le dijo a Acaz que pidiera una señal, pero éste se negó a hacerlo (vv. 10-13). Después sigue la declaración: “El Señor mismo os dará señal” (v. 14).

Isaías 7:14 es un buen ejemplo de lo que algunos llaman referen¬cia doble: una profecía que se cumplirá tanto en el futuro próximo como en el futuro distante. Dos ejemplos del AT ilustran esto.

El libro de Daniel habla de la abominación desoladora que tendrá lugar (9:27; 11:31; 12:11). Se cumplió por primera vez en el segundo siglo antes de Cristo cuando Antíoco Epífanes, el rey Seléucida de Siria, invadió Jerusalén y sacrificó un cerdo en el altar del templo judío. Sin embargo, Jesús habla de la abominación desoladora como algo por venir (Mateo 25:15).

Se encuentra un segundo ejemplo en el Pacto Dávídico (2 Samuel 7:12-16). El prometido descendiente de David es con toda seguridad Salomón, quien “edificará casa a mi nombre” (v. 13) pero que también será culpable de iniquidad (v. 14). Sin embargo, el pacto tiene elementos que no se pueden aplicar a Salomón, pues el Señor dice: “Yo afirmaré para siempre el trono de su reino” (v. 13) y: “Será afirmada tu casa y tu reino para siempre delante de tu rostro, y tu trono será estable eternamente” (v. 16). El cumplimiento más distante es sin lugar a dudas Cristo.

Volviendo, pues, a Isaías 7:14: Se pretende un cumplimiento doble, y es precisamente por eso que se emplea la palabra más inclusiva ‘almah, ya que puede incluir la idea de virginidad, pero no la incluye necesariamente. Ha habido, y para siempre habrá, un solo Parto Virginal. Si nuestro pasaje hubiera empleado la palabra betulah, el hijo prometido en el futuro próximo habría tenido que nacer de una virgen, además del Hijo en el futuro distante. Cito tlBeacon Bible Commeniary [Comentario bíblico Beacon]:

La Biblia afirma sólo un Parto Virginal, no dos, como sería el caso si aceptáramos la precisión histórica de Isaías 7 a la vez que insistiéramos en que hay que traducir ‘almah aquí como “virgen”.

Está fuera del alcance de este capítulo considerar la identidad de la ‘almah en el cumplimiento inmediato de la promesa. Sugerencias incluyen la esposa de Isaías, la de Acaz u otra persona de la casa real.

Mateo 1:23 cita Isaías 7:14 de la Septuaginta, no del texto hebreo. Por razones que mejor conocen los traductores de la Septuaginta, tradujeron ‘almah como “virgen” (parthenos) sólo en este pasaje y en Génesis 24:43, donde el contexto ya hablaba de Rebeca como virgen. En otros casos, lo tradujeron más precisamente cuatro veces por neanis (mujer joven, doncella) y una vez por neotes (joven). Aun cuando la Septuaginta es a menudo una traducción libre y no se la puede poner al mismo nivel que el inspirado texto hebreo, tal vez fuera providencial que los traductores escogieran “virgen” para Isaías 7:14.

Emanuel

Conviene una palabra final sobre el nombre del hijo profetizado: Emanuel (‘immanuel), que quiere decir “Dios con nosotros”. El nacimiento del niño en la época de Isaías había de ser una señal (‘ot) de que Dios estaba con su pueblo y traería liberación. El nombre no significaba necesariamente que el niño era Dios, ya que el AT contiene más de ciento diez nombres personales compuestos que incluyen la palabra Dios (‘el). Sin embargo, cuando se aplica a Cristo, habla por supuesto de su deidad. Dos capítulos después hay otra profecía muy conocida: “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado”, y a este Prometido se le llama “Dios fuerte” y “Padre eterno” (Isaías 9:6). El Broadman Bible Commentary [Comentario bíblico Broadman] lo dice bien:

Cuando vino el cumplimiento del tiempo … esta antigua profecía [Isaías 7:14] fue transportada a un tono más alto, y se inauguró el reinado mesiánico con el nacimiento de Jesús. La promesa de la presencia de Dios con su pueblo (Emanuel) se cumplió de manera única en el advenimiento de su Hijo.

Maria tuvo mas hijos

María tuvo más de un hijo a parte de Jesús.Pasajes de la Biblia que hablan de ello:

  1. Mateo 12:46 Mientras él aún hablaba a la gente, he aquí su madre y sus hermanos estaban afuera, y le querían hablar.
  2. Mateo 13:55 ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas?
  3. Mateo 13:56 ¿No están todas sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues, tiene éste todas estas cosas?
  4. Gálatas 1:18 Después, pasados tres años, subí a Jerusalén para ver a Pedro, y permanecí con él quince días;
  5. Gálatas 1:19 pero no vi a ningún otro de los apóstoles, sino a Jacobo el hermano del Señor.

 

El nacimiento de Jesucristo fué así: Estando desposada María su madre con José, ANTES QUE SE JUNTASEN, se halló que había concebido del Espíritu Santo………………………………………………….y despertando José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer. Mateo 1:18-25

Pero no la CONOCIÓ hasta que dio a luz a su hijo PRIMOGÉNITO; y le puso por nombre Jesús.

“Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín” Génesis 4:1

“Conoció denuevo Adán a su mujer, la cual dio a luz un hijo, y llamó su nombre Set” Génesis 4:25

Conocer, en estos textos, se refiere a conocer sexualmente a alguien, lo que resultó en concebir un hijo cada vez que se menciona.

Solo se puede tener un primogénito cuando hay varios. Maria tuvo varios hijos e hijas. Según me han dicho la palabra griega que se usa para referirse a hermanos de sangre y no primos, significa “de la misma matriz.”

 

Fuente:

Antonio Di Palma, Tesoros Léxicos de la Palabra de Dios, p. 11-14,ed. Vida

La natividad de Cristo ¡desde el principio!

La natividad de Cristo ¡desde el principio!

Los Cristianos y el mundo entero debemos celebrar, no la Navidad, sino la Natividad de Cristo…¡Todos los días! Lo importante no es la fecha, sino la conmemoración de un hecho trascendental: el nacimiento de Jesús Cristo, el Salvador Ungido, que vino como Cordero de Gloria para perdón de nuestros pecados, y para que todo aquél que crea en Él, no se pierda más tenga vida eterna (Juan 3:16).

El Salmo 127 dice ‘Herencia de Jehová son los hijos’. Dios prometió desde Genesis 3:15 Su ‘Herencia’, la que confirmó en Isaías 9:6 nombrándolo entre otros hermosísimos títulos, ‘Principe de Paz’, y realizándose miles de años después en el nacimiento de Cristo Jesús relatado en los evangelios, especialmente, en Mateo y Lucas.

Por otro lado, en Romanos 8:17 leemos que los hijos de Dios somos ‘…herederos de Dios y coherederos con Cristo’. Pero, ¿herederos y coherederos de qué? Bueno, si Cristo es llamado Príncipe, Su Padre es el Rey, y como tal, tiene un reino descrito en Romanos 14:17 como Su reino de ‘…justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo…’ Entonces, si Cristo es Príncipe de Paz, y la herencia de Dios para nosotros, por tanto nosotros hemos heredado también ese reino. Este es un reino no para el futuro, sino es Su herencia para ¡ahora! Por tanto, en la Navidad se celebra la venida de ese Reino a través de la Natividad del Hijo de Dios, Príncipe de Paz. Recordemos que Él trajo la paz al mundo a través de ‘la paz del perdón’ (1 Juan 1:9).

Dios quiere que gocemos Su reino (Prov. 10:22), pero debemos confesar nuestro pecado (Prov. 28:13). Dice en 1 Juan 1:7, ‘Y si andamos en la luz porque Él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo Su Hijo nos limpia de todo pecado’.

¿Por qué tuvo que humillarse? ¿Por qué necesitaba limpiar nuestro pecado con Su sangre? ¡La respuesta está ‘desde el principio’, en el libro de Génesis!
Podemos encontrar que Jesucristo es el Creador y por lo tanto su primer milagro registrado en la Biblia es Génesis 1:1. La primera profecía sobre Jesucristo como hombre la encontramos en Génesis 3:15.

Podemos apreciar, entonces, la importancia trascendental que existe en aceptar el fundamento que nos da Génesis. Si no hubiera habido un Adán literal, no era necesario tener un postrer Adán literal. Si no hubo un pecado literal, no tendría que haber un Salvador; Herencia de Dios, para el perdón de nuestros pecados y el establecimiento de Su reino.

Anteriores Entradas antiguas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.531 seguidores