Los cinco libros de Moisés (Nota aclaratoria)

Los cinco libros de Moisés (Nota aclaratoria)
José Ángel Fernández, España

(Esta es una nota aclaratoria en respuesta al mensaje de D. José Hutter acerca de la columna titulada: Los cinco libros de Moisés.)

Siempre que escribo una respuesta a una serie de artículos espero que los lectores comprendan, en caso de no querer leer todos los artículos que provocaron mi respuesta, que en ocasiones el tono y la forma de lo que digo viene dictado por el tono y la forma de los artículos que originaron el escrito. En este caso, como expliqué, me dediqué a responder a una serie de artículos de Cesar Vidal en donde se hacían afirmaciones gratuitas, no solo acerca del A.T. sino también acerca de las personas que tuvieran opiniones contrarias a dichas afirmaciones. Por tanto sacar ciertas respuestas de dicho contexto puede llevar a error, dando la impresión de que el tono de mis frases no es adecuado.

Ya que en mi columna me limité a criticar las tres razones fundamentales en las que se apoya Cesar Vidal para afirmar la autoría de Moisés de los cinco libros del Pentateuco, es menester ver en qué parte de mi crítica he metido la pata.

  1. El Pentateuco afirma que su autor fue Moisés. En mi columna mencioné que: “en el Pentateuco sólo encontramos una cita (Deuteronomio 31:9, 24-26) donde se afirma que Moisés estaba escribiendo un ‘royo de torah’ antes de su muerte”. Como dije, ni siquiera esto equivale a una ‘firma de autor’, ya que la frase puede indicar que Moisés estaba escribiendo todo tipo de cosas. En este punto Hutter comenta que mi afirmación no es correcta: “Lo que el versículo expresa literalmente es que Moisés ‘terminó de escribir las palabras de esta ley en un libro’”. Como dije en mi columna, la palabra ‘torah’ se puede entender como ‘palabra de instrucción’, que es precisamente lo que menciona Hutter en su respuesta. Por tanto, no entiendo muy bien dónde está mi error. Quizá lo que más moleste a Hutter de este comentario es que “causa la impresión equivocada de que Moisés no escribió en otros momentos”. ¡Desde luego que escribió! Pero ese no era el tema de discusión. Es obvio que el líder de un pueblo ha de estar en el ‘negocio’ de escribir (por ejemplo para registrar las leyes que han sido creadas). Pero eso no implica que en el Pentateuco tengamos la ‘firma de autor’ que estábamos buscando. Sólo se dice que Moisés escribía (en ninguno de los textos mencionados por Hutter se utiliza la palabra ‘torah’). Por supuesto que Moisés no se sentó una tarde y escribió todo el Pentateuco. Ni mucho menos. Y por supuesto que el Pentateuco es una obra que poco a poco fue creciendo. ¿Tenemos en ella partes que proceden de la mano de Moisés? Pues yo nunca dije que no. Mi respuesta a Cesar en este punto era, simplemente, que el Pentateuco no afirma en ningún momento que Moisés haya sido su autor. Y dado que nadie ha presentado hasta ahora dicha ‘firma de autor’, me parece que mi crítica a la primera de las razones utilizadas por Cesar aún permanece en pie.

Pero una vez aclarado este punto, vale la pena hacer una segunda aclaración. Hutter explica que él nunca ha dicho que Moisés hubiera escrito el Pentateuco ‘palabra por palabra’ (de hecho, reconoce que hoy día nadie cree eso). Quizá Moisés pudo haber ejercido de redactor, “juntando material o fuentes ya existentes”. Tampoco elimina la posibilidad de que en el texto podamos encontrar evidencias de la mano de algún que otro “redactor final” añadiendo algunos otros comentarios y detalles. O sea que, a juzgar por estas palabras, es posible que quizá Moisés hubiera recibido de alguna mano anterior (no la suya) un par de fuentes con historias de la creación y que él, en algún momento en los que se sentaba a escribir, hubiera decidido juntarlas para formar una sola. La verdad es que esto me confunde un poco: cuando se habla de ‘autor’ normalmente se entiende que se está hablando de la persona que ha creado la obra, no quien ha tomado otras fuentes y las ha puesto juntas. Quizá al final va a resultar que Hutter y yo estamos más cerca de lo que parecía en un principio y que todo esto es simplemente un problema de terminología. ¿Quizá Cesar quiso decir eso también cuando habló de la autoría de Moisés? Es posible que así sea. En este caso, entonces, ya no hay problemas con los dobletes porque, como es obvio, Moisés pudo tomar distintas versiones de una misma historia que estaban circulando en el momento y juntarlas formando una sola. Igualmente, si Moisés pudo tomar textos de otros autores y mezclarlos para formar ‘sus’ libros, ya no es posible utilizar (como hace Hutter) detalles del texto que indican que debieron ser escritos por un autor de trasfondo egipcio como evidencias de ‘huellas dactilares’ de Moisés. ¿Qué impide que Moisés, o un redactor posterior, tomara textos egipcios y los añadiera a los textos ya existentes?

Me parece que esta es simplemente una forma facilona de escapar de la encrucijada en la que entramos cuando queremos afirmar que Moisés escribió el Pentateuco. Después de todo, como dije claramente en mi columna (citando textualmente a algunos autores), son precisamente problemas textuales como estos los que provocaron la ‘erosión’ de la creencia en la autoría de Moisés (esta erosión ha sido la que, en mi opinión, ha cambiado también quién tiene la responsabilidad de demostrar qué, ‘burden of proof’). Al fin y al cabo, ‘mezclador de fuentes’ no equivale a ‘autor’ en la mente de muchas personas (aunque Foucault y Barthes tendrían algo que decir sobre esto). No me cabe duda de que si comenzamos a cambiar el sentido de las palabras de esta forma podemos acabar creando listas de autores mucho más largas que la presentada al final de la respuesta de Hutter con nombres de estudiosos que estarán de acuerdo con ‘mi versión’ de la verdad.

  1. La tradición así lo ha creído. Dado que Hutter concuerda conmigo en que “la tradición en ningún caso es vinculante, y que bien puede estar equivocada”, podemos dejar este punto a un lado.

  1. “Ninguno de los manuscritos de la Torah con que se contaba indicaba ni siquiera de manera indirecta que en su redacción hubieran participado más autores”. Si no me equivoco, con lo dicho hasta ahora debería bastar para responder también a este último punto de los mencionados por Cesar Vidal en sus escritos ya que, como Hutter reconoce en su escrito, es muy posible que en el Pentateuco hayan participado más autores que solamente Moisés. Sin embargo, he de referirme brevemente a los tan demonizados dobletes. Ya cité, en la columna de Lupa, varios casos en los que aparecen repeticiones dentro del Pentateuco. También expliqué el proceso de descubrimiento por el que pasaron tres estudiosos de la Biblia para llegar a las conclusiones a las que llegaron. Pero nadie ha de suponer que, por haber dejado la historia en ese punto, en las últimas décadas de estudio bíblico nos hemos quedado simplemente en las diferencias en los nombres de Dios como único argumento a favor de los dobletes. Si de verdad Hutter ha estudiado este tema tan cuidadosamente como dice y ha leído la literatura conocerá de sobra que elementos para la duda hay muchos, más allá de los distintos nombres de Dios. Sin embargo, a juzgar por el párrafo que dedica a este punto, parecería que Hutter solamente conoce ese problema. Ya que este no es lugar (ni habría espacio suficiente) para mostrar todas las evidencias que apoyan esa conclusión, invito a cualquier lector interesado a buscar esta información en cualquier diccionario bíblico (una mirada rápida a Anchor Bible Dictionary muestra al menos 10 puntos de evidencia a favor de los dobletes y de la diversidad de fuentes).

Concluyo. Cualquiera que haya leído mi columna habrá notado que mi intención en aquel texto fue responder tres puntos utilizados por Cesar Vidal para defender la autoría de Moisés del Pentateuco. En ningún caso me puse a escribir una defensa férrea de la Hipótesis Documentaria, acerca de la cual incluso acepté que existen controversias que aún no han sido resueltas y que bien podrían echarla por tierra (lo que no quita que sea enseñada en los seminarios bíblicos). Por tanto, aunque no debería ser necesario decirlo, me parece obvio que criticar la Hipótesis Documentaria no constituye una crítica a mi columna. Sin embargo, para mi sorpresa ese parece ser el centro principal de la crítica que Hutter hace de mi escrito.

Por otro lado, Hutter no tiene problemas para aceptar que Moisés usó fuentes antiguas – todas las que sean necesarias para eliminar los problemas textuales – pero tiene inmensos problemas para aceptar que en el Pentateuco existan fuentes posteriores a Moisés (aunque reconoce que quizá existió algún redactor final que añadió uno o dos detalles al texto). Dice que las teorías de la Hipótesis Documentaria “nunca fueron comprobadas científicamente, por ejemplo, por un hallazgo arqueológico o un documento externo que mencione la confección del Pentateuco a raíz de la mezcla de varias fuentes en un solo escrito”. Pero no salgo de mi confusión en este punto: resulta sorprendente el hecho de que Hutter pueda aceptar sin ningún problema que Moisés mezclara fuentes en un solo escrito, pero se empeñe en negar que lo mismo no pudo ocurrir cuando el Pentateuco cayó en manos del supuesto redactor final (es decir, que ese redactor final no pudo tomar varias versiones de distintas historias y juntarlas para formar un único documento final).

Me permito hacer una crítica final al escrito de José Hutter. Hutter critica en la parte final de su respuesta mi comentario acerca de la necesidad de una “mente un poco abierta” para poder ser convencidos en una dirección u otra. Asimismo afirma que: “lo que nos debe estimular es la búsqueda de la verdad”. Comparto este último punto pero no el primero. Siento no compartir su opinión de que ese tipo de veredictos acerca de tener ‘la mente abierta’ sobran. En mi experiencia cristiana he conocido demasiados casos ya en los que la necesidad de defender ciertas declaraciones de fe en las que se afirma la ‘inspiración’ e ‘inerrancia’ de las Escrituras ha provocado la presencia de prejuicios inescapables que han condicionado todo el debate desde un principio. No implico con esto que Hutter tenga dichos prejuicios, o que no los pueda superar, pero no creo que el comentario esté de más.

Antes de terminar me pongo a disposición de José Hutter para continuar esta conversación (en la sección de comentarios, en mi blog o por email), aunque no prometo respuestas rápidas a los temas que se planteen. Mi intención, como la suya, es llegar a la verdad, si es que eso es posible. Si no, al menos me conformo con haber tenido una conversación agradable.

Anuncios

El Pésaj judío coincide este año con el triduo pascual cristiano

El Pésaj judío coincide este año con el triduo pascual cristiano

Posted: 08 Apr 2009 07:40 AM PDT

«Pésaj (en hebreo פֶּסַח)[Literalmente “saltear”] es la festividad judía que conmemora la salida del pueblo judío de Egipto, relatada en el libro bíblico del Éxodo. El pueblo judío ve en el relato de la salida de Egipto como el hito que marca el nacimiento del pueblo como tal. La festividad es uno de los tres Shloshet HaRegalim (Fiestas de Peregrinaje) del Judaísmo, ya que durante la época en que el Templo de Jerusalén existía, se acostumbraba a peregrinar al mismo y realizar ofrendas. La festividad dura siete días (ocho en la Diáspora), y durante la misma está prohibida la ingestión de alimentos derivados de cereales (trigo, cebada, centeno, avena y espelta) fermentados, llamados en hebreo Jametz (חמץ) (la raíz de la palabra indica “fermentación”). En su lugar, durante la festividad se acostumbra a comer Matzá (מצה), o pan ácimo. Según la tradición, el pueblo judío salió de Egipto con mucha prisa y sin tiempo de prepararse, por lo que no hubo tiempo para dejar leudar el pan para el camino, y de esta creencia deriva la prohibición de ingerir Jametz. Durante la primera noche de la festividad (las dos primeras en la Diáspora) se acostumbra a llevar a cabo una tradicional cena, llamada “Séder” (סדר), durante la cual se relata la historia de la salida de Egipto. El origen del “Séder” podría trazarse hasta los simposios (banquetes) griegos, donde alrededor de una mesa de comida, y recostados en almohadones, se debatía toda la noche sobre algún tema determinado. Estos elementos se preservan en el ritual del Séder. La festividad también recibe el nombre de Fiesta de la Primavera, ya que en el hemisferio Norte marca el inicio de dicha estación. Dado que en Israel las estaciones calurosas son las estaciones secas, a partir de Pésaj y hasta Sucot se acostumbra a rezar por el rocío, y no por la lluvia (oraciones que se reservan para el invierno). La Pascua cristiana tiene sus orígenes en la festividad de Pésaj. De hecho es bastante probable que la Última Cena haya sido el tradicional Séder pascual. De hecho la hostia católica tiene su origen en la Matzá.»(wikipedia)

15287   

Unos festejan la liberación de los hebreos de la esclavitud de Egipto, cuando Moisés encabezó el éxodo por el desierto hacia la Tierra prometida. Los otros conmemoran la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

La celebración de la pascua judía, conocida también como “pésaj”, volverá a coincidir este año con las principales celebraciones religiosas de Semana Santa, la fiesta mayor para la grey católica.

La comunidad judía festejará la liberación de los hebreos de la esclavitud de Egipto, cuando Moisés encabezó el éxodo por el desierto hacia la Tierra prometida, mientras los cristianos conmemorarán la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

A pesar de que la pascua judía tiene un correlato histórico con la última cena de Jesucristo, que se recuerda el jueves santo, no siempre coincide con la Semana Santa que conmemoran los católicos, como ocurrió en 2008.

El corrimiento temporal sucede porque el Concilio de Nicea, de 325, hizo modificaciones en base al calendario lunar.

Los días en que caerá la Semana Santa se calculan de acuerdo con los Evangelios, que relatan que Jesús murió el 14 del Nisán del año 33, fecha en que comenzaba la pascua judía.

Nisán es un mes del calendario hebreo que se corresponde, aproximadamente, con la segunda mitad de marzo y la primera o segunda de abril.

La fiesta de la libertad y la independencia data de hace más de 3.300 años y según los países prosigue por siete -tal como ocurre en Israel- u ocho días.

Los judíos argentinos festejarán la pascua desde la aparición de la primera estrella en el firmamento el miércoles 8 de abril, hasta el 16 de abril.

En esas jornadas está prohibido comer o tomar cosas hechas con trigo, cebada, centeno, avena o sus derivados que puedan haberse fermentado.

En ese tiempo se lee la Hagadá, pequeño libro que narra la historia del Exodo, y se realiza el seder o cena familiar, que está cargada de simbolismos.

La ley 20.689 estable que los judíos dispongan de cuatro días no laborales, en los que están exceptuados de trabajar o de concurrir a clases. Este año serán el 9, 10, 15 y 16 de abril.

En tanto, la Semana Santa comenzó este domingo con la bendición de ramos de olivo, que recuerda la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén.

No obstante, los actos más importantes transcurren durante el “triduo pascual”, que se inicia con el jueves santo.

Ese día, feriado para los cristianos, se repiten los pasajes evangélicos que hablan de la institución de la eucaristía y el sacerdocio.

El viernes, los cristianos reviven la pasión y muerte de Jesús, por eso se repiten las 14 estaciones del vía crucis, que culminan con la crucifixión.

El sábado, no hay oficios religiosos y recién a media noche se ingresa en el tiempo de vigilia pascual, esperando la resurrección de Cristo.

Finalmente, el domingo de Pascua, los cristianos reviven la alegría por la resurrección, que se extenderá a lo largo de cincuenta días.

Véase también

Enlaces externos 

Fuente: VR | radiocristiandad.wordpress.com

Enlaces relacionados con el Pentateuco

Enlaces relacionados con el Pentateuco

“Creación de la Luz”, momento inicial del Pentateuco (grabado sobre metal de Gustave Doré).

El Pentateuco (del griego “Las Cinco Cajas”, de penta, “cinco” y téukos, “caja”, por los estuches cilíndricos donde se guardan, enrollados, los textos hebreos) es el conjunto formado por los cinco primeros libros de la Biblia, que la tradición atribuye alpatriarca hebreo Moisés. Se corresponden con los que en la tradición hebrea forman laTorá —La Ley—, núcleo de la religión judía.

Canonicidad  

Los cinco libros son considerados canónicos por todas las confesiones cristianas y forman parte de todas las Biblias. Figuran, por supuesto, en el Tanaj.

Libros que incluye 

El Pentateuco está compuesto por:

  1. Génesis
  2. Éxodo
  3. Levítico
  4. Números
  5. Deuteronomio.

A pesar de que los hebreos los nombran por la primera palabra de cada uno, los cristianos han seguido tradicionalmente la nomenclatura de laversión griega de los LXX.

Contenido  

Incursos de lleno en la categoría de los libros históricos de la Biblia, los libros del Pentateuco narran en forma más o menos ordenada la historia y las vicisitudes del pueblo de Israel. Posiblemente la historia más ambiciosa de la literatura humana, los cinco textos abarcan desde la mismísima creación del universo hasta la muerte del patriarca y legislador Moisés.

El Pentateuco pretende probar (como la mayor parte de los libros históricos) la providencial elección del pueblo judío por Dios como Su pueblo elegido, especial entre todas las sociedades humanas. De esta forma, cuenta el establecimiento de una teocracia, el otorgamiento de la Tierra Prometida a sus seguidores, la entronización de una rígida Ley ética, civil y religiosa, y el largo periplo de los hebreos para salir de su esclavitud en Egipto y llegar a la bendecida tierra de Canaán.

Moisés, considerado tradicionalmente el autor del Pentateuco (mármol deMiguel Ángel Buonarotti).

Artículos relacionados

Articulos externos

¿Fue Moisés el autor del Pentateuco?

¿Fue Moises el  autor del Pentateuco?

Introducción:

La razón del incio de este artículo fue el hecho de que he tenido algunas dudas al leer el Pentateuco. Algunas partes no me parecieron escritas por Moises.Acá presentaremos las razones que he encontrado, por  las cuales creo que el Penteteuco fue escrito por Moisés.Ademas, está la teoria del fraude pío, que niega que Moises haya sido el autor del Pentateuco. Esta teoria dice que gran parte de estos cinco libros fueron re-escritos durante el periodo del rey Josías.

Pero luego de  leer un comentario biblico sobre el Pentateuco, del comentarista Pablo Hoff, mis dudas menguaron notablemente, lo mismo que mis objeciones, no encontrando argumentos válidos con suficiente fuerza como para negar que Moises haya sido el autor mas probable del Pentateuco, aunque el Pentateuco en si no lo afirme u otras teorias “piadosas” que hay hoy en día dando vuelta pretendan negarlo.

Dios te bendiga

Paulo Arieu

El Pentateuco mismo no afirma claramente que este haya sido escrito por Moisés en su totalidad, otros libros del Antiguo Testamento lo citan como la obra de él.

  • Josue   1:7-8;    23:6
  • I  Re.  2:3
  • 2 Re. 14:6
  • Esd. 3:2 ;    6:18
  • Neh. 8:1
  • Dan. 9:11-13
  • Ex.  17:14;    24:3-7
  • Deut. 31:24-26
  • Hch.  13:39 ;     15:5
  • Heb. 10:28
  • 2 Cor. 3:15
  • Jn. 5:46
  • Mat. 8:4 ;   19:8
  • Mar. 7:10
  • Lc. 16:3
  • Lc. 24:27,44

A pesar de toda esta evidencia interna, hace unos dos siglos atrás, un grupo de eruditos de tendencia racionalista, puso en duda la paternidad mosaica del pentateuco, y desarrollaron la teoría documentaria de la Alta Crítica, la cual considera que los primeros cinco libros de la biblia son una compilación de documentos redactados en su mayor parte en el período de Esdras (444 A.C.)

Sin embargo, estudiosos conservadores creen que sea probable que Moisés empleara genealogías y tradiciones escritas al escribir el libro de Génesis (Ej: “libro de las generaciones de Adan “, Gn. 5:1)

El tono personal que encontramos en la oración de Abraham por Sodoma, el relato del sacrificio a Isaac, y en las palabras de José al darse a conocer a sus hermanos, “es precisamente”  el que esperaríamos si el libro de Moisés se hubiese basado en notas biográficas anteriroes.

Probablemente, tales memorias valiosas fueron transmitidas de una generación a otra desde tiempos muy remotos; tal vez Dios guió a Moisés a incorporar esos documentos antiguos en sus escritos. Pero esto no niega la inspiración divina del Pentateuco.

También hay añadiduras y retoques insignificantes de palabras arcaicas, hechos a la obra original de Moisés

El relato de la muerte de Moisés. (Deut. 34): El Talmud, libro de los sabios lo asigna a Josué.

Gen. 36:31 indica que había rey en Israel, lo que no existía en la época de Moisés.

Gen. 14:14 se denomina “Dan” a la antiguia ciudad de “Lais”, nombre que le fue dado después de la conquista 

Estos cambios se pueden atribuir a:

– Notas aclararatorias.

– Cambios de nombres geográficos arcaicos.

– Agregados por los copistas de las escrituras o por algún personaje (¿Samuel?)

Estos retoques no afectan la integridad del texto.

Muchos pasajes contienen frases,nombres y costumbres de Egipto, que indican que el autor trenía conocimiento persoanl de su cultura  y geografía.

Ej:

  1. Potifar (regalo del dios Sol Ra)
  2. Zaffirat – panea (Dios habla – el vive)
  3. Asenat (antiguo nombre de Heliópolis) Gen. 37:36; 41:45,50

Se nombran:

– Los vasos de madera y los de piedra que usaban `para guardar el agua que sacaban del rio Nilo.

“En el exodo se encuentran en forma corecta tantos detalles arcaicos que sería insostenible atiburiles a invenciones posteriores ” W.F.Albright

El autor  conocía la Península del Sinaí.

Las pieles de tejones, se refieren , según ciertos eruditos a las pieles de un animal de la región del mar Rojo.

La uña aromática, usada como ingrediente del incienso (Deut. 30:34) eran de la concha de un caracol de la misma región.

Esto evidencia que estos pasajes fueron escritos por alguien que conoció la ruta del peregrinaje de Israel, bien que por un escritor en el cautiverio babilónico, o en la restauración, siglos después.

El punto de referencia del autor del libro es el de una persona que no ha entrado a Canaán. La forma en la que está escrito es la de los tratados entre los Señores y sus vasallos del Medio Oriente en el 2º Milenio antes de Cristo.

Datos arquelógicos:
La toma de Ssodoma Gn.14. (Incluidos los nombres de los 4 reyes el movimiento de los pueblos la ruta que tomaron los invasores. “Camino real”).

Después del año 1200 A.C. la condición de la región cambió radicalmente, y esa ruta de Caravanas no se usó mas. El arqueólogo bíblico Albright, afirmó que algunos de los detalles del cap 14 nos remontan a la edad del Bronce (Período medio) (entre 2100 y 1560 A.C). No es muy probable que un escritor que viviera siglos después conociera estos detalles.

Tablas de arcillo de la época de los patriarcas en las ruinas de fari (sobre el Rio Éufrates) y de Nuzu (afluente del rio Tigris).

Discutían las leyes y costumbres, todas como les permitía que el hombre sin hijos diera su herencia a un esclavo fiel. (Gn 15.3).

Una mujer estéril entregara una criada a su marido para dejar descendencia. Gn 16.2

Las tablas contienen nombres equivalentes o semejantes a los de Abraham, Nacor, Benjamín y muchos otros.

Estos pruebas refutan la teoría de la Alta Crítica. de que el libro de Génesis es una colección de mitos y leyendas del 1er milenio A.C.

Fuente:

Pabo Hoff, El Pentateuco, ed. Vida

EL PENTATEUCO

EL PENTATEUCO

UN ESTUDIO DE LOS PRIMEROS CINCO LIBROS DE LA BIBLIA 

Introducción: El Pentateuco – Cinco Libros, Un Sólo Fundamento.

En las próximas páginas nosotros quisiéramos estudiar el fundamento de toda la revelación bíblica; los cinco libros que se llaman el Pentateuco. Entendemos que para construir un edificio hay que echar el fundamento con mucho cuidado y mucha destreza. Cualquier problema en el fundamento, sin importar cuan pequeño sea, resulta en problemas serios y grandes en la construcción. Y cuando estos problemas aparecen no hay otro remedio que tumbar el edificio y comenzar de nuevo.

El fundamento determina casi todos los aspectos del edificio. Una vez terminado el fundamento, no se puede cambiar las especificaciones del edificio, no se puede cambiar el plan. Los primeros cinco libros, el Pentateuco, sirven como este fundamento para la gran obra de la Biblia. En ellos nosotros vemos el comienzo de todos los temas bíblicos y en ellos vemos el plan de Dios para el ser humano. Al estudiarlos, nosotros podemos determinar cuáles son estos grandes temas bíblicos y podemos profundizar nuestro conocimiento de ellos. Si quiere saber para dónde va Dios con nosotros, estudie el fundamento!

La palabra “Pentateuco” quiere decir de cinco partes. Desde tiempos muy antiguos los primeros cinco libros de la Biblia se han agrupado en un sólo libro. Este libro grande se llama el Pentateuco. En el pueblo judío estos cinco libros son conocidos como Tora, o la Ley. Se considera que Moisés es el autor o, por lo menos, la fuente, de casi todos los acontecimientos recordados en estos libros.

En cuanto a la estructura del Pentateuco, los tres libros en el medio del grupo comparten un evento central, la entrega de la ley de Dios al pueblo de Israel por medio de Moisés. El primer libro, Génesis, amarra el comienzo del pueblo de Dios con el comienzo del mundo, enseñándonos el propósito y plan de Dios desde el principio. El último libro, Deuteronomio, dirige nuestra vista al horizonte del futuro. Habiendo comenzado mirando hacia atrás, nosotros terminamos la lectura del Pentateuco ansiosos y deseosos por saber lo que ha de venir. La historia del Pentateuco se convierte en promesa en cada página; promesa no sólo para los judíos, sino para nosotros también.

Esperamos que mientras nosotros estudiemos el fundamento de nuestra historia en la Biblia, el Señor nos conceda (como concedió a Moisés en el monte Nebo) un vistazo de nuestro futuro y nuestra tierra prometida.

1. Por qué consideramos que el Pentateuco es el fundamento de toda la revelación bíblica

2. Cuáles son las funciones de cada libro, según la introducción?

I. Génesis: El Principio y El Indicio

Quién eres? De dónde vienes? Con estas preguntas nosotros tratamos de conocer a personas anteriormente no conocidas. Muchas veces, nuestras preguntas se fijan en la familia de la persona o en su pueblo natal. Si logramos identificar su pueblo o si conocemos algo de su familia, creemos que ya tenemos cierto conocimiento de la persona. Pero casi siempre comenzamos con raíces: padres, pueblos y principios. Por qué? Se supone que nuestras raíces guardan el indicio de nuestra identidad. Y este indicio, más que cualquier otra cosa, nos da a conocer.

En el libro de Génesis todo el mundo puede hallar este indicio de su identidad. El primer libro del Pentateuco no comienza solamente con los principios del pueblo de Dios, sino comienza con los principios de todos. Nos provee una historia universal. En Génesis Dios establece su autoridad y su poder sobre todo el universo. Sea quien sea usted, Génesis habla de su principio, de sus raíces y de su linaje.

Después de enseñarnos la autoridad y soberanía de Dios sobre toda la creación, Génesis procede a dibujarnos el gran plan de Dios para la salvación de este mundo. Aquí, Génesis nos contesta la pregunta, Cómo llegamos a ser lo que somos? Habiendo desobedecido a Dios, Génesis nos dice que el hombre se encuentra en el agarro del pecado y de la muerte. Y solamente Dios puede salvarlo. Otra vez tenemos que recalcar que este plan de salvación elaborado en Génesis no es solamente para los judíos, sino para todo el mundo. Aunque muchos creen que la Biblia es solamente para judíos y/o cristianos, la Biblia pretende ser la historia (y el futuro) de todos. Puesto que Dios creó todo, solamente Dios puede salvar todo.

Así encontramos, en este mismo libro, las raíces de nuestra condición y las raíces de nuestra salvación. Es este libro que contiene el indicio de nuestra identidad y el indicio de nuestra esperanza. Vamos a conocernos!

A. Dos Estructuras Paralelas: El libro de Génesis pretende enseñar al lector dos cosas principales. Primero, Génesis nos enseña la creación de un mundo bueno y perfecto por Dios con la siguiente caída del hombre en pecado y todos sus resultados y consecuencias (Génesis 1-11). Segundo, Génesis nos revela el plan de Dios para la salvación de todo el mundo, un plan que comienza con un hombre y una familia (Génesis 11-50). Así se puede dividir el libro, fácilmente, en dos partes.

Sin embargo, el autor de Génesis quería que todos supiéramos que hay un sólo Dios y un sólo proceso de creación y salvación. Por esto hay una estructura paralela, una estructura literaria también. Con esta estructura las dos partes del libro de Génesis son juntadas y unidas. Y con esta estructura literaria el autor hace un gran esfuerzo para hacernos entender que este libro trata los principios de todos. Esta estructura literaria se encuentra en los siguientes pasajes. .

3. En estos pasajes, identifique la frase que el autor de Génesis repite para unir esta gran historia.

2:4 __________________________________ 
5:1 __________________________________ 
6:9 ___________________________________ 
10:1 __________________________________ 
11:10 _________________________________ 
11:27 _________________________________ 
25:12 ________________________________ 
25:19 _________________________________ 
36:1 _________________________________ 
37:2 _________________________________ 

Todas estas frases comienzan con las mismas palabras en hebreo. Aunque en español dos de ellas se han traducido con palabras diferentes, podemos ver la preocupación del autor en cuanto a las generaciones y el linaje.

Claro está el significado de esta repetición: el autor no está escribiendo ni fábulas ni mitos. El autor quiere e insiste que nosotros veamos nuestro linaje común en estas lineas y en estas páginas. No está hablando de un pequeño grupo de personas ni de un dios local, sino está tratando los acontecimientos de la historia de todos. Con las genealogías (sean de la creación o de las personas creadas) el autor nos amarra a esta realidad.

4. Cuáles son las dos estructuras de Génesis, y por qué tiene dos?

B. El “Génesis” del Mundo: En los primeros 11 capítulos de Génesis, la primera parte de nuestra historia, nosotros vemos dos movimientos. El primero es original, creativo, productivo y ordenado. Este movimiento pretende llevar al hombre a un mundo de belleza, paz y justicia. El segundo movimiento es derivativo, destructivo, desordenado y nos lleva hacia el caos. Estos primeros capítulos nos explican los orígenes de estos movimientos y nos ayudan a entender cómo ellos se relacionan y para dónde van.

En Génesis 1-11 tenemos el por qué de la Biblia. En esta sección tan breve podemos ver qué pasó y por qué se necesitan los demás libros de la Biblia. Dios es presentado como soberano, único, creativo, perfecto y justo. El hombre, siendo creado por Dios, comienza con muy buenas expectativas. Sin embargo los primeros hombres decidieron desobedecer a Dios. Comenzaron su propio “movimiento”. Y ahora le toca a Dios reparar lo que el hombre ha dañado.

En el capítulo 1:28 y 29 tenemos la bendición divina de la primera pareja. En capítulo 3:16 – 24 tenemos la maldición divina de la misma pareja. Lea estos dos pasajes y conteste las siguientes preguntas:

5. Cuáles partes de la vida humana son mencionadas en la bendición de 1:28 y 29?
6. Cuáles bendiciones son afectadas por la maldición de capítulo 3?
7. Cómo nos ayudan estos pasajes a responder a las grandes preguntas y misterios de nuestra vida?

C. El “Génesis” del Plan de Dios para Salvar al Mundo. La historia del pecado no termina con la maldición de Dios en el tercer capítulo. Nosotros vemos que los hombres iban empeorándose todos los días. Hay una serie de acontecimientos que convence al lector que los seres humanos no tienen esperanza ninguna: un hermano mata al otro; la raza entera llega a ser tan perversa que Dios trata de borrar el pecado con un gran diluvio; Noé, el hombre por medio de quien Dios salva a la humanidad, se embrega y maldice a su hijo; y los hijos de los hombres tratan de tumbar a Dios construyéndose una gran torre. Qué puede hacer Dios? Cómo puede El responder a la maldad del hombre? Su respuesta comienza en el capítulo 12. En este capítulo se inicia la gran historia de nuestra salvación. Dios, en su gracia, elige a un hombre y a una familia para volver a bendecir y salvar a todo el mundo.

El corazón de este plan de salvación es el pacto entre Dios y Abraham. Vemos la primera parte del pacto en el capítulo 15 de Génesis donde Dios le hace a Abram esta promesa:
A tu descendencia daré esta tierra, desde el río de Egipto hasta el rio grande, el río Eufrates; la tierra de los ceneos, los cenezeos, los admoneos, los heteos, los ferezeos, los refaitas, los gergeseos y los jebuseos. (15:18-21)

En el capítulo 17 Dios vuelve a Abram para definir un poquito más este pacto que se ha establecido. Ahora las promesas llegan a incluir a toda la descendencia de Abram y la tierra de Canaán. Y es en este capítulo donde Dios le cambia el nombre a Abraham (padre enaltecido) y le da la señal de circuncisión.

Hay dos tipos de pactos; el condicional y el incondicional. Uno tiene ciertas condiciones, y el otro es pura promesa sin condición alguna. La relación que se establece aquí, como base del pacto, es incondicional. Dios siguió siendo el Dios de Israel aun cuando el pueblo no lo quería. Pero otra parte del pacto sí era condicional. La bendición de Dios siempre se relacionaba con el comportamiento del pueblo de Dios. Que Dios eligió a Abraham y al pueblo de Israel no se puede cambiar. Pero la relación diaria entre este pueblo y su Dios depende mucho de la obediencia del dicho pueblo.
Estas mismas promesas son la base de todo el trato de Dios con Israel en el Antiguo Testamento. Cada vez que Dios responde al clamor de su pueblo, es por estas promesas hechas a Abraham, y repetidas y confirmadas con su descendencia.
Lo que más le llama la atención al lector en toda esta parte es la soberanía de Dios en este proceso de elección y salvación. Tanto como Dios es el único autor de la creación, así también es el único autor de la salvación. Después de las primeras promesas hechas a Abram en capítulo 12, vemos a Dios quitando los obstáculos que bloquean la realización de su plan. En casi cada capítulo vemos a Dios abriendo el camino para el cumplimiento de su salvación prometida. En el último capítulo leemos un resumen de la soberanía de Dios en su plan de salvación cuando José les dice a sus hermanos:

Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo. 50:20

El libro de Génesis nos recuerda que Dios está en control. Aunque el mundo parece estar fuera de control, Génesis nos asegura que todo está en las manos de Dios. No hay nada que escape su atención y no hay nada que esté fuera de su alcance. Génesis nos llama a imitar la fe de nuestro padre Abraham y a confiar totalmente en nuestro Dios.

8. Cómo funcionaba el pacto entre Dios y Abraham?

9. Lea los siguientes pasajes e identifique los obstáculos que Dios tiene que remover para realizar su plan de salvación.

12:17_________________________________ 
15:2__________________________________ 
22:2__________________________________ 
25:21_________________________________ 
27:41_________________________________ 
42:1 y 2 _______________________________ 

10. Por qué debemos imitar la fe de Abraham y confiar en Dios?

II. Éxodo: Establecimiento de un Pacto

A. Estructura: En el libro de Éxodo nosotros vemos cómo el plan de salvación, elaborado en Génesis, llega a realizarse. Encontramos a los hijos de Israel bajo el cruel yugo de esclavitud en Egipto. Ellos claman a Dios y Dios escucha su clamor. Dios envia a su siervo Moisés y así comienza una de las historias más conmovedoras de la Biblia. 

Se puede dividir el libro de Éxodo en tres partes. La primera sección (1-18) tiene que ver con la redención divina del pueblo de Israel. La segunda parte (19-24) trata el pacto establecido entre Dios y su pueblo en el monte de Sinaí. Y la tercera parte (25-40) provee todas las provisiones necesarias para la adoración de Dios. El orden de estos acontecimientos es interesante e importante: Dios salva; Dios ordena y organiza; y Dios establece las provisiones para Su adoración. El libro de Éxodo tiene mucho que decir sobre la relación de la ley y la salvación; pero no es lo que esperamos de un libro lleno de leyes!

Dentro de esta estructura hay tres capítulos que sirven como la culminación de cada sección, y el último de estos capítulos sirve como culminación del libro entero. El primero es el capítulo 12 con la historia de la primera Pascua. El segundo es el capítulo 20 donde Dios le entrega a Moisés los diez mandamientos. Y el último, la culminación de todo, es el alzamiento del tabernáculo. 

Nuestro estudio de este libro se va a centrar en estos tres acontecimientos. Esperamos enseñar como estos eventos proveen la esquema por todo lo que ha de venir en la revelación bíblica.

B. La Pascua (1-18): Todo lo que vemos en los primeros capítulos de Éxodo son los preparativos para la liberación del pueblo de Dios. Aunque se tratan otros temas grandes como el carácter de Dios en capítulo 3, todo lo que está escrito sirve como base para el éxodo.

En el capítulo 12 Dios provee para su pueblo una ceremonia gráfica por la cual ellos siempre podrían recordar y celebrar su salvación. Y esta ceremonia no solamente contiene unos recuerdos del pasado, sino guarda también la semilla de una promesa venidera. Como todas las grandes obras de Dios, ésta dirigía la vista de Su pueblo hacia el futuro.

11. Lea capítulo 12 e identifique por lo menos tres elementos en la ceremonia de la Pascua que también sirven como promesa de la salvación venidera. 
1)___________________________________________ 
______________________________________________ 
2)___________________________________________ 
_____________________________________________ 
3)___________________________________________ 
______________________________________________ 

12. Lea Juan 1:19 y I Cor. 5:7 y explique qué significaba la Pascua para los autores del Nuevo Testamento.

_______________________________________________ 
_______________________________________________ 
_______________________________________________ 

C. La Ley (19-24): Una vez que Dios liberta a Israel de su esclavitud en Egipto, El comienza a prepararles para una vida de comunión con El. O sea, Dios les enseña la manera en que ellos pueden vivir como pueblo suyo. Lo importante aquí es que la ley viene después de la salvación. En Éxodo, el Señor nos ha proveído con un modelo para entender la relación de estos importantes temas bíblicos; la ley y la salvación. La elección de Israel no dependía de su obediencia, sino venía solamente de la misericordia de Dios. La ley fue dada después de que Dios salvó a su pueblo. La ley, en vez de ser la condición de la salvación, se revela como el propósito de la salvación. Dios salva a su pueblo para que ellos puedan vivir en una relación fiel con El. La persona que ve en Éxodo una lista de condiciones para su salvación está sumamente equivocada. Ni siquiera en el Antiguo Testamento tenía la ley este propósito. Sino, todo lo contrario, la ley representaba la vida con Dios que era posible solamente como resultado de la salvación. El tema de buenas obras como propósito y resultado de la salvación se repite cuando Pablo, hablando de nuestra salvación, dice, Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas (Ef. 2:10).

En Éxodo 20 Dios nos da un breve resumen de su ley. Los diez mandamientos ayudan al lector a convivir primeramente con su Dios y luego con los demás portadores de la imagen divina. Los cuatro primeros mandamientos determinan la naturaleza de la relación entre el hombre y su Dios, y los últimos seis guían la conducta social de los seres humanos. Los capítulos 21-24 siguen con el tema de relaciones humanas y aquí vemos algo del sistema de justicia con que Israel debía gobernarse. Habiendo establecido la relación entre Dios y su pueblo y las normas de conducta para este pueblo, el libro de Éxodo procede a dar las provisiones para la adoración del Dios Soberano.
 
13. Cuál viene primero en el libro de Éxodo, la ley o la  salvación?_________________Porqué?_____________ 
________________________________________________ 
________________________________________________ 
________________________________________________ 
___________________________________________ 
14. El propósito de la salvación es…___________________ 
______________________________________________ 
_______________________________________________ 

D. El Tabernáculo (25-40):
La última parte de Éxodo es la que define la relación íntima de Israel con su Dios. Que esta relación debiera ser muy íntima no se puede dudar. Una de las metáforas más comunes en el Antiguo Testamento para describir esta relación es la de matrimonio, la relación más íntima que tiene el ser humano. 
Tal relación requiere mucha preparación, aun entre los seres humanos. Pero cuando se trata la relación entre un Dios perfecto y un pueblo pecaminoso, requiere más. En lo que resta del libro de Éxodo el Señor explica cómo se debe preparar el lugar para consumirse esta relación, el tabernáculo. En el libro de Levítico los preparativos continúan. En vez de tocar el lugar, llegan a tocar el corazón del pueblo. Una cosa es tener el lugar preparado, otra es tener preparada la persona. 

El tabernáculo representaba la culminación de la obra de Dios en esta etapa de su plan; elección, salvación, organización, y ocupación. La salvación verdadera no es nada más que esto: vivir en comunión con Dios. Lo que Dios le daba a Israel con su presencia en el tabernáculo era una pequeña prueba de la comunión venidera. Cumpliendo con sus promesas Dios siempre guarda algo más y algo mejor para el futuro. Así fue con el tabernáculo, algo hermosísimo, pero algo que servía como promesa para la próxima etapa.

15. Qué necesita toda relación íntima?
_____________________________________________ 
_______________________________________________ 
16. Por qué tenía tanta importancia el tabernáculo?
_______________________________________________ 
_______________________________________________ 
_______________________________________________ 
17. Cuál fue el tabernáculo, una promesa o una promesa cumplida? _________________Porqué?______________ 
________________________________________________ 
________________________________________________ 
III. Levítico: Santidad a Jehová

Qué es la primera cosa que piensa usted cuando aparecen en su puerta algunas visitas inesperadas? Nosotros, en nuestra casa, siempre nos preguntamos si la casa está en condiciones para recibir visitas. Tratamos de mantenerla limpia y bien organizada, pero las visitas siempre tienen su manera de cogerle a uno en momentos muy inoportunos. Quizá haya unos platos en la mesa y probablemente haya muchos juguetes de niños en el piso. Por esto, quisiéramos saber de antemano si alguien nos va a visitar. De esta manera podemos presentarnos bien y recibir a las visitas como ellas merecen ser recibidas. Si estas personas son personas muy queridas y respetadas, tratamos de preparar todo a su gusto. Queremos que estén cómodas en nuestro hogar y esperamos que se repita la visita.

La casa de Israel tenía una visita. El visitante era Dios. Y, en cierto sentido, era una visita inesperada. Ellos tenían sus promesas,que El iba a ser su Dios y que ellos iban a ser su pueblo, pero ellos no podían imaginar la forma en que tomaría lugar su visita. Su experiencia con otros dioses no era adecuado para prepararles para esta visita. Y ahora ni siquiera tenían casas ellos. Cómo podrían recibir a este Visitante? 

En el libro de Levítico el mismo Señor les explica cómo ellos han de recibirlo. Indiscutiblemente el tema de Levítico es La Santidad Santidad debe caracterizar todo lo que tiene algo que ver con esta visita. Y, como veremos, algo que ver tienen todas las partes de la vida.

A. Temas y Estructura de Levítico: Como acabamos de decir el tema principal del libro de Levítico es la santidad. Puesto que todo el mundo tiene su idea de lo que significa la santidad, es importante que veamos precisamente lo que quiere decir el Libro de Levítico cuando utiliza esta palabra. Luego, veremos como el autor divide y aplica la materia de Levítico en dos partes. Recalcamos que un buen entendimiento de santidad cristiana requiere un buen entendimiento de santidad en Levítico. 
Uno de los textos claves para entender esta palabra en su contexto es Levítico 11:45 donde Dios dice,

Porque yo soy Jehová, que os hago subir de la tierra de Egipto para ser vuestro Dios: seréis, pues, santos, porque yo soy santo.

Aquí nosotros podemos ver que la base de la santidad tiene dos partes. Primero, el origen de toda santidad es la santidad de Dios. El pueblo de Dios es santo porque su Dios es Santo; seréis, pues santos, porque yo soy santo. La santidad de su pueblo proviene de El. Segundo, santidad significa ser apartado. Como dice nuestro texto, Porque yo soy Jehová, que os hago subir de la tierra de Egipto para ser vuestro Dios. En el hecho de sacar o apartar a su pueblo Dios le hace santo. Una buena parte de la función de las leyes y los sacrificios de Levítico tenía que ver con la identidad de Israel como pueblo sacado y apartado.

Resumamos. Dios es santo. Dios, en el hecho de apartarse un pueblo, santifica a este pueblo. Dios provee para este pueblo una guía de leyes, ritos y sacrificios para mantener y proteger la santidad que El les impartió. Santidad no es algo que se logra, sino es algo que se concede y que se protege. En Levítico Dios le da a su pueblo el ambiente en que se puede proteger esta santidad. O sea, le explica a Israel la manera en que ellos pueden acomodar a su Dios y asegurar que no se vaya. 
18. Según Levítico 22:32 y 33: Quién hace la obra de santificación?_____________________________________ 

cómo lo hace?________________________________________________________________________________________________ 
por qué lo hace?______________________ _____________________________________ 
______________________________________ 
B. Cómo Relacionarse con un Dios Santo (1-16): La primera mitad del libro de Levítico tiene que ver con la relación vertical: Dios con su pueblo. En ella encontramos todos los sacrificios que Dios exigía, y también las leyes en cuanto a los sacerdotes y la purificación del pueblo. Hay un fuerte énfasis en la limpieza y la perfección. Los sacrificios y las ofrendas tenían que ser perfectos y sin mancha. Esta perfección era un recuerdo permanente de la perfección de su Dios. Y así también los sacrificios señalaban al supremo sacrifico de Jesucristo. El libro de Hebreos nos informa que los sacrificios de animales en si no podían pagar por los pecados. Pero ellos si podían recordarle al pueblo de Dios de la naturaleza de su relación. 

19. Lea Levítico 4:1-12 y Hebreos 10:1-18 y explique cómo estos pasajes se relacionan: 
_____________________________________ 
_____________________________________ 
_____________________________________ 
_____________________________________ 
_____________________________________ 
_____________________________________ 
C. Cómo Conducirse como un Pueblo Santo (17-27): Habiendo establecido las normas para la relación con su pueblo, Dios les explica a los israelitas como ellos deben de vivir el uno con el otro. Aquí también, tanto como en su relación con Dios, su conducta tiene que ser santa, pura y sin mancha.

Con algunas pocas excepciones, nosotros podemos entender el porque de la mayoría de estas leyes sobre cosas como actos de inmoralidad. Por lo general estas leyes protegen la sanidad tanto como la santidad de las relaciones humanas en el pueblo de Dios. Pero además de estas leyes Dios provee un sistema de justicia ejemplar. Este sistema lleva la santidad de Jehová desde la buena conducta personal hasta la conducta económica de la nación entera. O sea, no queda nada fuera de la influencia de la santidad de Dios. Hasta la misma tierra tiene que ser trabajada en una manera santa y justa.

En lo relacionado con el año de jubileo, Dios nos enseña que la santidad no deja de practicarse cuando uno sale de la iglesia, sino, llega hasta la oficina de su negocio y aun más lejos.

20. Lea Levítico 25 y escriba algunas de las cosas que más le impresionaron. 
_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 

Sea en señales y promesas de Cristo o sea en modelos políticos para nuestro país, el libro de Levítico tiene mucho para nosotros. Léalo y aprovéchalo!

Enlaces relacionados con el artículo “Búsqueda en fuentes externas a la Biblia de las evidencias de la permanencia de Israel en Egipto previas al Exodo”

Enlaces relacionados con el artículo “Búsqueda en fuentes externas a la Biblia de las evidencias de la permanencia de Israel en Egipto previas al Exodo”

Autor:Paulo Arieu

exodo

Articulo externo recomendado

Búsqueda en fuentes externas a la Biblia de las evidencias de la permanencia de Israel en Egipto previas al Exodo (IV)

Búsqueda en fuentes externas a la Biblia de las evidencias de la permanencia de Israel en Egipto previas al Exodo (IV)

Autor:Paulo Arieu

Ver Enlaces relacionados con el artículo “Búsqueda en fuentes externas a la Biblia de las evidencias de la permanencia de Israel en Egipto previas al Exodo”

Conclusión

El tema del origen del Antiguo Testamento es objeto de una controversia entre dos tendencias, minimalistas (centro en Dinamarca) y maximalistas – que defienden la veracidad “histórica” de lo narrado en la Biblia. 

Hasta el presente no son pocos los que desprecian la Biblia como fuente de información antigua, pero otros muchos arqueólogos e historiadores la tienen en gran aprecio. No es que la arqueología desmienta lo que dice la Biblia, más bien es que algunos países antiguos de los que habla la Biblia no tenían como virtud registrar la verdad, y si no la siguiente evidencia:

En la gran estela funeraria del faraón Menefta (este faraón puede dar la sorpresa a más de uno), quienes escribieran en su nombre se atrevieron a decir que Israel había sido aniquilado, que Israel ya no existia, cosa que como todos sabemos es una gran mentira histórica pues Israel sigue existiendo en nuestros días. Si los escribas egipcios mintieron en cuanto a esto ¿cómo podemos pensar que tambien dijeron la verdad (por omisión) en cuanto al desastre egipcio del mar Rojo? Ellos no hablaban núnca de sus derrotas, y menos si estas tenían un caliz religioso como es el caso de su relación con Israel.

En la tumba del faraón Ramsés VI, en el Valle de los Reyes, hay un jeroglífico que dice: “Menefta peleó contra el Libertador de los hebreos”. Esta es la segunda vez en un documento egipcio que se relaciona a Israel con los egipcios, y se da el nombre de un faraón, se menciona al pueblo hebreo y se habla de su Libertador.

Los arqueólogos de la Univ. Hebrea de Jerusalén van hoy incluso más lejos en su de-construcción de los mitos creados por los hebreos a su vuelta de Babilonia. 

Para ellos, El Pentateuco constituiría el bloque más moderno de esos escritos. Adan resulta ser una transposicion del Adapo de los mitos del pais entre los dos grandes rios.

Moisés, sería para ellos otra figura creada posiblemente por hebreos que se habían asentado en el Delta egipcio (del éxodo desde luego no hay huella historica ni arqueológia alguna) y que conocían la leyenda que recoge Maneto sobre la figura, transformada luego, de Akhenaton el faraón hereje que inventó no sólo el monoteismo sino tambien “la distinción” entre religión verdadera y religiones falsas (y que fue un tirano asesinando a los que no creían en su dios-sol como dios único).

De Moisés,se habla en el Antiguo Testamento un monton de veces :

— Josué, primer libro Historico: 1:1-17 Total=9 veces; 3:7; 4:10-14 Total =tres veces; 8:31-35 Total=4 veces; 9:24; 11:12-23 [4 veces]; 12:6; 13:8-33 Total =9 veces; 14:2-11 Total =7 veces; 17:4; 18:7; 20:2; 21:2-8 Total =2 veces; 22:2-26 Total =seis veces; 23:6; 24:5. Total: 51 veces se menciona a Moisés.
— Jueces: 1:16-20 [2 veces]; 3:4; 4:11; 18:30. Total: 4 veces
— 1ª Samuel: 12:6-8  Total=2 veces
— 1ª Reyes: 2:3; 8:9; 8:53; 8:56. Total= 4 veces.
— 2ª Reyes: 14:6; 18:4; 18:6; 18:12; 21:8; 23:25 Total= 6 veces.
— 1ª Crónicas: 6:3; 6:49; 15:15; 21:29; 22:13; 23:13; 23:14; 26:15; 26:23. Total= 9 veces.
— 2ª Crónicas: 1:3; 5:10; 8:13; 23:18; 24:6; 24:9; 25:4; 30:16; 33:8; 34:14; 35:6; 35:12. Total= 12 veces.
— Esdras: 3:2; 6:18; 7:6. Total= 3 veces.
— Profeta Nehemías: 1:7; 1:8; 8:1; 8:14; 9:14; 10:29; 13:1. Total= 7 veces.
— Salmos: 77:20; 99:6; 103:7; 105:26; 106:16; 106:23; 106:32. Total= 7 veces.
— Profeta Isaías: 63:11-12. Total= 2 veces.
— Profeta Jeremías: 15:1 Total= 1 vez.
— Profeta Daniel: 9:11; 913. Total= 2 veces.
— Profeta Miqueas: 6:4. Total= 1 vez.
— Profeta Malaquías: 4:4. Total= 1 vez

También habla el Nuevo testamento de él en reiteradas ocasiones, e incluso fue citado por Jesús.

Pero la Pascua se celebró y la Ley se siguió guardando hasta la resurrección de Jesús.Esto es una evidencia clara de hecho histórico del Éxodo.

La festividad de la Pascua es la celebración de la libertad [1]

El Rabino Sergio Bergman, nos explica el significado de la Pascua para el pueblo hebreo:

La festividad de la Pascua es la celebración de la libertad. El libro de Éxodo tiene dos pilares fundamentales: uno es la celebración de la familia y el otro, la constitución del pueblo en Nación.

La piedra angular en la celebración de la familia reside no sólo en festejar su origen, sino en destacar el sentido que adquiere. Cada familia es convocada por sus ancianos; fiel a la tradición oriental,el pueblo judío los instala en el centro de la sabiduría de la vida,—más allá de las, pequeñas y necesarias, tradiciones que cada generación practica en ellas al transmitir las pautas culturales— man tienen sagrado el texto y su vigencia, cuando preservan y recrean el sentido que tiene la existencia.

Pesaj es la fiesta de la libertad y se inicia como pacto de celebración familiar. Memoria no sólo del momento en que sus antepasados salieron de Egipto, sino que, en ese acto, cada generación y cada uno de nosotros es liberado una y otra vez del Egipto en el que vive, al que se somete o es sometido. Esa noche, cada familia toma un simbólico cordero para ser sacrificado;remembranza de aquel otro que Abraham había sacricado en reemplazo de su hijo Isaac. El ángel de la muerte y de la destrucción que sacrificó a los primogénitos egipcios en tiempos de moises, saltea (en hebreos pasaj) las casas de los hebreos que están marcadas con la sangre del cordero que, ofrendado a Dios, será consumido —tribal y totémicamente—por cada familia en esa noche previa a la liberación. Dos acciones ocurren simultáneamente: sacrificar el cordero y consumirlo, y marcar los dinteles de las casas como señal. De aquí el precepto hasta nues tros días para el pueblo judío, de fijar, en los dinteles de las casas, mezuzot:texto que proclama la unidad y unicidad de Dios. La casa identificada es hogar y habitación no solo del ser,sino también del espíritu.Una protección que no es superstición ni acción mágica, sino más bien una forma de otorgar valores al hogar, cuidar de la casa y sus habitantes.

Una segunda dimensión del Pesaj la constituye la familia reunida en torno a la mesa que compart el cordero y adquiere sentido en esta ofrenda, que es memoria en cada generación,de una redención que,aún sin ser completa, puede ser posible.

Jesús es "El Cordero"
Jesús es el Cordero de Dios

La noche del seder —cena ritual de Pesaj— fue la Ultima Cena para Jesús y sus discípulos. El pan ázimo,Matzot, será partido y compartido sobre el vino del cáliz, tiempo sagrado de la liberación que será santificado en el kidush. Este mismo pan y este mismo vino de Pesaj serán los que Jesús ofrece como pacto en la Eucaristía, siendo él mismo quien ocupa el lugar del sacrificio. Tomando esta misma figura de Pesaj, la tradición cristiana establece que, Jesús como hijo de Dios, debe ser sacrificado para redimir los pecados de la humanidad y, como tal, en ese sacrificio del hijo hacer posible que el Padre y el Espíritu Santo se hagan uno, en la familia humana.

Jesús es el cordero de Dios y en su sacrificio, su sangre, que se transforma en cruz, es señal de identidad y marca por generaciones. Así como el mezuzot —el texto en el dintel de las casas judías— son el símbolo que anuncia el pacto del pueblo con Dios; en el mismo sentido, la cruz es símbolo del pacto cristiano entre el hijo del hombre con el Hijo de Dios.

Su sacrificio es un anticipo de que un mundo mejor será posible cuando —resucitado— anuncie el reino de Dios en la tierra, la misma expresión de lo mesiánico que, en la noche del recuerdo de la liberación de Egipto, el pueblo judío continúa esperando. Lo mesiánico es la celebración de la Pascua, expresada en la singularidad de las tradiciones respectivas, Pesaj o Semana Santa. Ya sea que el Mesías regrese o venga por vez primera, judíos y cris tianos afirmamos que lo mesiánico se realiza en la obra de nuestras manos.

Ser diferentes no impide estar unidos cuando —estar unidos— no es ser lo mismo, sino reconocidos en la unidad de lo común y en la diversidad de la propia identidad.

Así, marcar la casa con mezuzot, o llevar el símbolo de la cruz, son mandatos de encarnar la propia tradición y hacer de la esperanza un proyecto común, en lugar de una ilusión. Sin identidad,valores y afirmación de la propia raíz, no hay posibilidad de crecimiento, de dar los frutos, de asegurar la trascendencia. El sacrificio y la sangre son recuer dos de lo que sucedió en el pasado, es cierto; pero también son memoria vigente y actual de lo que nos sucede. 

Este es un comentario de un creacionista Tierra Joven, que opina que la creación tiene 6.000 años, aproximadamente.

«Cada vez que la Biblia se confronta con la Arqueología, sale bien parada; un ejemplo de esto es que estaba enseñando sobre los egipcios, miles de años antes de que se realizaran las primeras excavaciones. El texto bíblico hebreo llama a un milenario faraón por su nombre: Ramsés, ya desde el libro de Éxodo, uno de los primeros. ¿No aporta credibilidad este planteamiento socio-histórico, verificado milenios más tarde?

Pero bien, una vez aclarada la nota discordante, y con esta evidencia bíblica sobre historia egipcia, permítanme presentarles una tabla con la edad de la Tierra, según la Biblia:

Según pueden ver; el tiempo bíblico hasta la muerte de José, corresponde al año 2316 de la Creación de Dios. Si analizamos que José llegó a Egipto siendo aún un muchacho, alrededor del 2236 bíblico, y que los hebreos permanecieron esclavos 400 años, tendremos que la etapa libertaria corresponde al 2636 bíblico… Y ese suceso coincidió en el tiempo con la llegada al poder de Ramsés II, quien había esclavizado a los israelíes para terminar la obra del padre, referida en Éxodo 1:11:

Fue así como los egipcios pusieron capataces para que oprimieran a los israelitas. Les impusieron trabajos forzados, tales como los de edificar para el faraón las ciudades de almacenaje Pitón y Ramsés.”

Según la Biblia, este Ramsés es el que atrae las plagas de Dios, por no querer liberar a Moisés, y muere al intentar perseguir a los hebreos, mientras cruzaban el mar Rojo. Y según los historiadores, Ramsés II, murió en el 1213 aC; de modo que, si sumamos los 2636 años bíblicos hasta Moisés, más los 1213 desde ese punto de la historia, hasta Cristo, y luego le agregamos los 2009 hasta la actualidad, tenemos:

2636 + 1213 + 2009 = ¡5858 años!

Aproximadamente el mismo resultado que arroja, el sumar la cronología desde Adán a Cristo, según lo refiere Lucas. Es decir; se mire como se mire, la Tierra bíblica jamás acreditará los 15000 años que algunos seudo cristianos pretenden endosarle. No importa bajo que cronología se sume; el registro de la obra del Creador según los tiempos bíblicos, no llega a los 6000 años… 

La exactitud de los años es importante, pues lo que defiendo es que cada persona que decida entregarse a Cristo, debe estar convencida que la Biblia es un Manual de Conducta fiable y creíble. Debe estar convencida que se podrá acceder a Sus promesas, si se es fiel a sus postulados.

Por eso es que insisto con sus coherencias, vistas al derecho y al revés; incluso al contrastarlas con la historia de la humanidad, para que cada nuevo cristiano sepa que al leer, no está frente a un libro de ficción, de suposiciones o de posibilidades teóricas, sino ante un amplio compendio garantizado por el propio Jesús, pues el Señor dijo:

  • Yo soy el alfa y la omega

El Hijo de Dios nos garantiza desde la primera a la última letra de su legado escrito, como una guía fiable hasta su regreso. Y esto no lo digo yo, sino el propio Señor:

  • Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.” [Apoc 2:10]

¿A qué tenemos que ser fiel? Quien tenga el Espíritu de Cristo, sabe perfectamente cuál es la única referencia para lograr esa fidelidad que espera: Su Santa Palabra, cuya Credibilidad fue sellada por un personalísimo cuño rojo, desde la Cruz del Calvario.

Asimismo, la resurrección a la vida eterna anunciada, fue certificada por quien resucitó para entregarla a todo el pueda acreditar la fidelidad exigida… a todo el que haya sido merecedor de recibirla, en la hora del momento inevitable. »[2]

No se si es exacto esta antiguedad, ni si es correcto utilizar la biblia para calcular la antiguedad del planeta. Pero si es importante darnos cuenta que la Biblia no miente cuando habla y da referencias historicas.

Notas:

[1] Rabino Sergio Bergman,Argentina Ciudadana, con textos bíblicos Ediciones B,p.97-102

[2] http://jolimu.wordpress.com/2009/03/10/el-peligro-del-seudocristianismo

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes