Matrimonio: Las Palabras Tienen Significado

Una de las características de esta era posmoderna es el desprecio por la verdad. En boca de todos está el dicho, “Usted tiene su verdad. Yo la mía.” Los posmodernos no creen en la verdad absoluta, sino que nadan en un nefasto relativismo. Ahora, todo es subjetivo. Todo depende de lo que una persona crea es lo correcto; todo es válido siempre y cuando ese algo sea lo mejor para esa persona. Esta es la clase de anti-intelectualismo que prima en nuestra sociedad.

Los posmodernos odian las definiciones! No las toleran precisamente porque se le pone un límite a lo que un término debe significar. Ellos desean que la definición de un término dependa de la persona. No puede existir una verdad absoluta, pues como dije, todo es relativo. Y esto es, evidentemente, una falacia. Todo el argumento posmoderno se cae cuando examinamos bajo la lupa cada una de sus inconsistencias doctrinales.

Y un ejemplo de este absurdo posmodernismo lo vemos en la re-definición del matrimonio. Este término significa en todos los idiomas, “la unión de un hombre con una mujer.” No hay otra manera de definirlo. Fue así como Dios lo definió, y es así como a lo largo de toda la historia de la humanidad ha sido entendido. Pero ahora, en nuestros tiempos, se ha tratado de re-definir este término, con la intención de incluír dentro de su definición la unión de personas del mismo sexo.

El matrimonio, entendido como el estado de estar unido a una persona del sexo opuesto como esposo o esposa, ha sido aceptado dentro de los artículos de la mayoría de las constituciones políticas de los países del mundo. Porqué? Porque las palabras significan algo. Un hombre es definido como tal por poseer ciertas características que lo definen como tal. Un perro es un perro precisamente porque cumple con las características que definen a un perro. De la misma manera el matrimonio es la unión de un hombre con una mujer porque esas son las características que han definido al término a lo largo de la historia.

Por lo tanto, la unión de personas del mismo sexo NO es un matrimonio, precisamente porque no cumple con las características que definen a un matrimonio. Pero, la mente posmoderna no puede entender esto. Porqué? Porque la mente posmoderna odia la verdad absoluta. Los posmodernos luchan por el relativismo y por desechar todo aquello que defina particularmente un término. Ellos buscan re-definir todo aquello que esté en contra de su subjetivismo.

Pero dejan claro que su movimiento no es lógico, que está lleno de contradicciones y que finalmente es un movimiento anti-intelectual. Cómo es posible que la verdad sea relativa? Sentarse a meditar en ese argumento tan sólo unos cuantos minutos deja ver claramente lo claro de su falta de lógica. Por ejemplo, si yo defino algo, estoy haciendo de esa definición algo absoluto. Es decir, si digo que mi automóvil es azul, estoy diciendo que absolutamente no es ni rojo, ni negro, ni blanco, ni verde. Es azul! Estoy haciendo de mi afirmación una verdad absoluta en ese momento. Yo no podría afirmar que mi auto es azul cuando no lo es. Eso sería una mentira y por lo tanto dejaría de ser una verdad.

Entonces, cuando una persona afirma que la verdad es relativa, esa afirmación se hace falsa. Porqué? Porque, entonces, esa misma afirmación sería relativa, y no debería ser tomada como un absoluto. Notan lo ilógico del argumento? Ellos afirman algo como un absoluto, pero su afirmación absoluta declara un relativo. Esto si que es anti-intelectual! Nadie podría afirmar que 2+2 es 4 porque la verdad no es absoluta, según nos dirían los posmodernos, sino que 2+2 puede ser todo lo que la persona quiera que sea. El resultado podría ser tan variable como hay personas en el  mundo.

Anuncios

California: Revocan prohibición de matrimonios gay

California: Revocan prohibición de matrimonios gay

By Associated Press / Mundo Cristiano
Wednesday, August 04, 2010

Un juez federal revocó el miércoles la prohibición a los matrimonios gay en California, un caso histórico que podría terminar ante la Corte Suprema del país.

El juez federal de distrito Vaughn Walker emitió su fallo en una demanda interpuesta por dos parejas gay, las cuales afirmaban que la prohibición aprobada por los electores violaba sus derechos civiles, indicó AP.

Los partidarios argumentaban que la prohibición era necesaria para salvaguardar el concepto tradicional de matrimonio y para alentar la crianza responsable de niños.

Los electores de California aprobaron la prohibición en noviembre del 2008 bajo el título de Propuesta No. 8, cinco meses después de que la Corte Suprema estatal legalizó las bodas gay.

Parejas del mismo sexo, ¿tienen derecho a unos hijos?

Parejas del mismo sexo, ¿tienen derecho a unos hijos?

«Mi mayor preocupación es que se está ignorando a los niños en el debate actual sobre matrimonios entre personas del mismo sexo». Es una declaración de Dawn Stefanowicz, una mujer que a sus cuarenta años sigue cargando con el recuerdo de una infancia marcada por la homosexualidad activa de su padre.

En el libro Out From Under: The Impact of Homosexual Parenting(Annotation Press, 2007) Stefanowicz reconoce, entre otras cosas, la necesidad que tuvo de afecto y seguridad por parte de su padre. La constatación de la autora es clara: las víctimas reales y perdedores de la legalización del así llamado matrimonio homosexual, son los niños. Y ante ello, se plantea: ¿qué esperanza puede ofrecerse a niños inocentes sin voz? La interrogante acusa un llamado a las autoridades para que defiendan el verdadero matrimonio entre hombre y mujer y excluyan, por el bien de los niños, cualquier otra forma de equiparación.

El reconocimiento jurídico de parejas del mismo sexo en varios países del mundo, está decantando en la exigencia de adopción ante la imposibilidad natural de concebir. En no pocos lugares, sus pretensiones han sido escuchadas y hoy están cobijadas por la ley al grado de obligar a instituciones a dejarles a niños bajo tutela.

Más allá de un juicio multidisciplinar sobre la homosexualidad, se impone la pregunta sobre la base en que se apoya este «derecho» a adoptar. Es más, ¿hay efectivamente un derecho para que este tipo de parejas lo hagan y, si existe, dónde queda el derecho de los niños a nacer y crecer en una familia según las leyes de la naturaleza?

Los homosexuales suelen apelar a un pretendido derecho a tener descendencia, lo que justificaría buscar los medios necesarios para tener un hijo: desde la adopción hasta la renta de donadores de esperma, si se trata de mujeres, o de óvulos y vientre, si se trata de hombres. Un planteamiento así presente varias objeciones:

  1. En primer lugar, una demanda así, responde a la lógica de la producción y del dominio y no a la del amor y la donación. El niño se considera un objeto que no nace como don de amor sino como exigencia de un deseo. La vida humana proviene naturalmente del amor que se expresa sexualmente entre dos cónyuges unidos en matrimonio; sólo la unión afectiva-espiritual entre el varón y la mujer implica la posibilidad de la vida.
  2. Desear un hijo no implica un derecho a tenerlo. Un hijo no puede ser querido como objeto de derecho pues tiene dignidad de sujeto; y como sujeto, sí tiene derecho a ser concebido en pleno respeto a su dignidad de ser humano.
  3. Aun en las parejas heterosexuales que experimentan un fuerte deseo psicológico para procrear, no hay una necesidad vital para hacerlo. Nadie muere ni pone en peligro su salud física o psíquica si no tiene hijos.
  4. No hay un derecho a tener un hijo pues ninguna persona es debida a otra como si fuese un bien instrumental. Por tanto no existe un derecho a «tener» un hijo a cualquier precio. Eso significaría ir contra su dignidad.

Los países que están legislando a favor de la adopción por parte de personas del mismo sexo, están olvidando los legítimos derechos que tienen los niños a crecer y desarrollarse en núcleos adecuados a su condición de seres humanos con una naturaleza que precisa de la figura y papel de una madre y un padre. Si tan grande es la sensibilidad que hay hacia la protección de la infancia en todo el mundo, ¿por qué no se les pregunta a los que van a ser adoptados si desean tener una mujer a la cual llamar mamá y un hombre al cual llamarpapá o dos mamás o dos papás?

Fuente: http://www.conoze.com/doc.php?doc=8362

NICOLA LEGROTTAGLIE, FUTBOLÍSTA DE LA JUVENTUS DE ITALIA Y EVANGÉLICO CAUSA POLÉMICA AL DECIR QUE LA HOMOSEXUALIDAD ES UN PECADO

NICOLA LEGROTTAGLIE, FUTBOLÍSTA DE LA JUVENTUS DE ITALIA Y EVANGÉLICO CAUSA POLÉMICA AL DECIR QUE LA HOMOSEXUALIDAD ES UN PECADO
Domingo, 29 de Marzo de 2009

Nicola Legrottaglie

A Nicola Legrottaglie no le ha temblado el pulso a la hora de criticar abiertamente a la relación homosexual, etiquetando a quienes la practican de “vivir en pecado”.

El defensa de la Juventus, de 32 años, advirtió que las relaciones homosexuales son “hoy vistas como una moda, una manera de vivir. Pero para la Biblia y ante Dios es un pecado”. Al futbolista no le preocupan las repercusiones de sus palabras: “No me importa que me llamen extremista” y defendió su libertad de expresión.

Esta libertad de expresión es, de hecho, una de sus batallas como cristiano evangélico comprometido. En 2007 se sumó a una campaña pública en el país, participando en un video que promocionaba una manifestación de la Alianza Evangélica Italiana por la libertad de expresión religiosa de los protestantes italianos.

EL LIBRO

El jugador italiano, que se está recuperando de una lesión en su rodilla izquierda que le ha tenido de baja buena parte de la temporada, ha empleado su tiempo libre en terminar de escribir un libro autobiográfico titulado ´He hecho una promesa´ en el que toca varios temas espirituales y sociales.

En el libro anima a leer la Biblia, algo que además concuerda con su fe como cristiano protestante (es además miembro de la organización evangélica “Atletas de Cristo”).

De hecho, Nicola Legrottaglie dio ejemplo siendo uno de los lectores de la Biblia en Roma dentro de la reciente campaña “La Bibbia giorno e notte” (“La Biblia día y noche”) junto a otras muchas personalidades, como su compañero de profesión y de fe Kaká, y el propio Papa romano.

Pero Nicola Legrottaglie ha levantado ampollas con algunas de sus opiniones. En especial en las que el jugador, cristiano evangélico, se refiere así a las relaciones homosexuales: “Hoy se ve como una moda, una manera de vivir. Pero en la Biblia está claro que tanto las relaciones homosexuales masculinas como las femeninas son pecado.

Como cristiano recomiendo a los gays que lean la Biblia. No obstante, las reuniones que nosotros tenemos también están abiertas a ellos”. También ha manifestado en el libro que agradece que se estropeara su fichaje por el Besiktas turco, que en su día pretendió ficharle: “Era consciente de que el ambiente de allí podía ser hostil a mis creencias espirituales y me repetía: ´¿Por qué, Señor, me quieres mandar con los musulmanes”. “Dios estaba trabajando para mí”, dijo cuando supo que finalmente se quedaría en Italia.

Nicola Legrottaglie – He hecho una promesa
PREPARADO PARA LAS CRÍTICAS
Al futbolista no le preocupan las repercusiones de sus palabras, no le importa que le llamen ultraconservador, extremista o fundamentalista, “sólo porque tengo una visión diferente de cosas que se dan por ciertas” ha declarado defendiendo su libertad de expresión.

Ya hace poco sufrió airadas reacciones por unas declaraciones suyas diciendo que Israel estaba “pagando las consecuencias de haber ofendido a Dios después de haber sido el pueblo elegido”, que provocaron una dura reacción de la opinión pública hasta el punto de que se vio obligado a rectificar matizándolas.

El jugador cree que le consideran un “extremista de la fe sólo porque tengo una visión diferente de cosas que se dan por ciertas”. Como otro ejemplo de su perspectiva de ir contracorriente, pone sus creencias como cristiano en “la importancia de la castidad fuera del matrimonio”.

BREVE BIOGRAFIA
Nicola Legrottaglie nació en Gioia del Colle, Provincia de Bari, Italia, el 20 de octubre de 1976. Futbolista profesional, juega de defensa y su actual equipo es el Juventus FC de la Primera División italiana. Ha sido internacional con la selección de fútbol de Italia.

Matrimonio por la diestra, contubernio por la siniestra

La excelente exposición de Soneyra, nos muestra con claridad lo que encierra en la pretensión de los homosexuales, a que se llame “matrimonio” su sus uniones contrarias al concepto mismo de matrimonio. Lo cual, dista de la excusa de desear igualdad en la protección jurídica de sus uniones, lo cual, claro está, nadie niega.

Los dejo con el texto:

Matrimonio por la diestra, contubernio por la siniestra

Por Eloy Soneyra (Dr. en psicología)

Etimológicamente, matrimonio deriva de la expresión latina matri-monium, que señala que la mujer, dueña de la matriz, alcanza el derecho de ser madre dentro de la institución matrimonial, que conlleva, por ser una miniasociación, a postulaciones jurídicas, tanto entre los contrayentes como ante terceras personas, como el parentesco, los derechos sucesorios, responsabilidad por actos dolosos de los hijos menores y por el sistema económico. Aspectos jurídicos que presentan formas y costumbres diferentes en distintos países, como, por ejemplo, el menor de edad que es emancipado de la patria potestad de los padres, al casarse, actuará legalmente como mayor de edad, a partir de ese momento.

El derecho romano entiende en el matrimonio los principios jurídicos 1º) De dualidad (unión de dos personas para su convivencia y procreación). 2º) Heterosexualidad (cada contrayente pertenece a uno de ambos sexos). 3º) De derechos de los padres a tutelar a los hijos por la patria potestad. 4º) De fidelidad. 5º) De contribuir a las cargas familiares y a protegerse mutuamente. 6º) Para contraer matrimonio, era necesario que ambos contrayentes ostentaran la ciudadanía romana; o sea, que gozaran no sólo del status libertatis sino, también, delstatus civitatis (que fueran libres y, además, ciudadanos). 7º) Cualquier otra unión (p. ej. ciudadano-extranjera, hombre libre con esclavo, o entre esclavos) era considerada un concubinato (contubernio).

Respaldar el matrimonio entre personas del mismo sexo, está equivocado por: 1º) Es una institución social que no responde a los dictados de la naturaleza para perpetuar la especie. 2º) Está en contra de los libros de la ley. 3º) El matrimonio deriva de la expresión latina matri-monium, que señala que la mujer, dueña de la matriz, se da a un hombre. 4º) El matrimonio, como unión entre mujer y hombre, está en el artículo 16 de los DD. HH. de 1948. 5º) Hablar de libertad de elección tiene el mismo peso que sostener la validez de otras elecciones antinaturales, como la pedofilia, la necrofilia, el bestialismo… 6º) El criterio de la no discriminación autoriza a dos hermanos que se aman a casarse. 7º) Para avalar a los peticionantes, se los llama con un término inglés, pues el del castellano desnuda la falsedad de su sostén natural. 8º) El matrimonio se rige por el Código Civil, fruto de una ley nacional, desconocido por la gobernadora de Tierra del Fuego. Por ende, la idea de llamar matrimonio a lo acaecido en esa provincia de la República Argentina carece de sostén legal.

En las distintas sociedades, a pesar de muchas diferencias formales, el matrimonio se alcanzaba tras ceremonias que, sustancialmente, implicaban el reconocimiento público de la relación matrimonial, el compromiso de los cónyuges de fidelidad, el intercambio de presentes entre los contrayentes, el compromiso del hombre de proteger a la mujer, la promesa de cuidar la vida del otro, proteger los bienes comunes y la búsqueda de la felicidad.

Los libros de la ley, la Torá, el Nuevo Testamento, el Alcorán y las Leyes de Hammurabi 127 a 161, señalan que “matrimonio es el estado en el cual un hombre y una mujer pueden vivir juntos en relación sexual con la aprobación de la sociedad”, definición expuesta en nuestros diccionarios, sustentada en el sentir del inconsciente colectivo y establecida en el artículo 16 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, como también en el artículo 17º.2 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos de San José de Costa Rica, que, en forma explícita, declaran que los hombres con las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen el derecho a casarse y fundar una familia.

Por esas razones, resulta extemporáneo todo proyecto de ley destinado a llamar matrimonio a la relación social convenida entre personas del mismo sexo, buscando equiparar los derechos de quienes viven en pareja con personas del mismo sexo, a los que competen a las personas protegidas por la ley del matrimonio civil, hecho que no solamente implica subvertir el orden moral, sino que abre a futuro el permiso a una adopción conjunta, cuando, en este último aspecto, la psicología, como ciencia, ha mostrado que, para el desarrollo pleno del ser persona, el menor necesita de una mamá y un papá. Además, desde el existencialismo, la lógica y la observación de la realidad muestran que una sociedad de homosexuales no puede permanecer en el tiempo, pues el derecho inalienable a la vida implica necesidad de crecer, de autodefensa y de perpetuarse.

Bastará incluir a esas parejas en un tipo legal de asociación libre, que permita a las partes compartir beneficios sociales y hereditarios, sin alterar el valor del matrimonio como elemento natural y fundamental de la sociedad con derecho a la protección por el Estado. (Art. 16.3 DD. HH.), pues no es válida la argumentación de incluir en el matrimonio a los homosexuales, para reconocer a las personas la libertad de elegir con quién asumir los compromisos de la convivencia en pareja; porque, primero, la libertad de elegir no implica elecciones antinaturales, pues la diferencia sexual entre personas, animales y plantas es necesaria para la continuidad de la especie. Bastaría llamar a esas relaciones gaymonio o unimonio , dándoles por ley la posibilidad de heredarse, de brindarse protección médica y social, o de decidir como supérstite la donación o no de órganos de la pareja fallecida.

Aquellos deseos de reconocer a los homosexuales derechos de heredarse, asociarse a una mutual de salud o social, no se logran llamando matrimonio a lo que no lo es, alegando el “principio de igualdad”, base totalmente falsa, porque pretende que una norma escrita obligue a llamar de la misma forma a las parejas heterosexuales y homosexuales, cuando, de hecho, la realidad muestra que no lo son. La ley, de darse, será jurídicamente legal, pero naturalmente ilegítima, pues nunca, por normas humanas, lo distinto será igual, ni lo igual será distinto; recordemos que, por una ley de igualdad impuesta por los khmer rojos, se llevó a la muerte a tres millones de ciudadanos camboyanos, trasladados compulsivamente, como campesinos, a los campos agrícolas.

El nombrado principio de igualdad sostuvo las leyes permisivas del matrimonio entre personas del mismo sexo en países como España, Bélgica, Canadá, Noruega, Holanda, Suecia y Sudáfrica. Disposición que tiene la misma validez que sostener la validez de otras elecciones antinaturales que, por existir, tampoco deben ser legalizadas, como la pedofilia (pareja de un adulto con un menor), la necrofilia (pareja con un muerto), o el bestialismo (pareja con un animal) o elecciones libres de alimentación, como la coprofagia.

La mayoría de los habitantes del territorio de la Nación debemos cumplir a rajatabla el artículo 19 de la Constitución Nacional que expresa “las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública ni perjudiquen a un tercero, están reservadas a Dios. Ningún habitante de la Nación será obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella prohíbe”. Cumplimiento al que deben atenerse los legisladores para preocuparse más en procurar eliminar todas las trabas al trabajo, la creatividad y a la propiedad para lograr que los habitantes de la Nación estén defendidos en su derecho a la vida, la propiedad, la libertad y la búsqueda de la felicidad. Porque el matrimonio entre una mujer y un hombre es la célula central de toda sociedad organizada.

Eloy Soneyra (doctorsoneyra1@yahoo.com.ar) es doctor en psicología, especializado en factor humano, calidad y derechos humanos

Nueva York reconoce el matrimonio homosexual

Nueva York reconoce el matrimonio homosexual

30/05/2008
El estado de Nueva York ha instruido a todas las oficinas estateles para que reconozcan los matrimonios homosexuales registrados dentro o fuera del estado y para que reconozcan los mismos derechos a las parejas de personas del mismo sexo.
La directiva ha sido bienvenida por el New York Civil Liberties Union, que ha colgado una versión del documento en su sitio de Internet.     

En el memorando fechado el 14 de mayo, el asesor legal del gobernador David Paterson, David Nocenti, indicó que las agencias estatales que no reconozcan a los matrimonios homosexuales podrían ser objeto de responsabilidades. Así mismo, se les instruyó para que ajustasen sus políticas conforme a esta normativa.

La directiva se produce pocos meses después de que un tribunal de apelaciones de Nueva York determinase que los matrimonios del mismo sexo válidos concretados en otros estados o países deben ser reconocidos en Nueva York, la primera decisión manifiesta en este sentido en EEUU.

Una encuesta realizada en otro de los principales estados de EEUU, California, muestra por primera vez un apoyo mayoritario de los ciudadanos al matrimonio entre personas del mismo sexo.

California se convirtió el pasado 15 de mayo en el segundo estado de EEUU (precedido por Massachusetts) en permitir el matrimonio entre homosexuales después de que la Corte Suprema californiana declarara inconstitucionales las leyes que prohíben las bodas entre personas del mismo sexo.

La encuesta del instituto Field Poll muestra que un 51% de los votantes del estado es favorable a permitir el matrimonio entre homosexuales, el porcentaje más alto en tres décadas de sondeos sobre el tema, frente al 42% que se manifestó en contra.

Preguntados por su opinión sobre un posible referéndum para modificar la constitución del estado y definir el matrimonio sólo como la unión entre un hombre y una mujer, un 51% aseguró que votaría en contra, frente al 43% que lo haría a favor.

Más de 25 estados tienen enmiendas constitucionales que prohíben el matrimonio entre personas del mismo sexo.

ALBANY – gobernador David A. Paterson ha dado instrucciones a todas las agencias estatales para comenzar a revisar sus políticas y reglamentos para reconocer matrimonios del mismo sexo realizados en otras jurisdicciones, como Massachusetts, California y Canadá.
     

Gob David A. Paterson, que se muestra en una conferencia de prensa sobre cuestiones de presupuesto el miércoles, pueden llevar a legalizar las parejas del mismo sexo los sindicatos.


Un caso relacionado con Patricia Martínez y Lisa Golden se citó a la directiva sobre la evolución de las políticas de los sindicatos gay en Nueva York.     

En una directiva emitida el 14 de mayo, el gobernador de la asistencia de un abogado, David Nocenti, dio instrucciones a los organismos que las parejas homosexuales casadas en otros lugares “que debe ofrecerse el mismo reconocimiento que cualquier otro realizado legalmente la unión”.

Las revisiones son más susceptibles de implicar al mayor número 1300 como los estatutos y reglamentos en Nueva York que regulan todo, desde la presentación conjunta del impuesto sobre la renta vuelve a la transferencia de licencias de pesca entre los cónyuges.

En un mensaje grabado en vídeo dado a los líderes de la comunidad gay en una cena el 17 de mayo, Sr Paterson se describe el movimiento como “un gran paso hacia la igualdad del matrimonio.” Y la gente en ambos lados de la cuestión dijo que trasladó el estado más cerca de legalizar plenamente mismo sexo-los sindicatos en este estado.

“Muy en breve, habrá cientos y cientos y cientos y probablemente miles y miles y miles de personas homosexuales que tienen sus matrimonios reconocidos por el estado,” dijo el asambleísta Daniel O’Donnell, un demócrata que representa el Upper West Side y ha empujado por la legalización de las uniones gay.

Massachusetts y California son los únicos estados que han legalizado el matrimonio gay, mientras que otros, entre ellos Nueva Jersey y Vermont, permiten uniones civiles. Cuarenta y un estados tienen leyes que limitan el matrimonio como una unión entre un hombre y una mujer.

Los expertos jurídicos dijo el Sr Paterson que la decisión de hacer de Nueva York el único estado que no permite por sí misma el matrimonio gay pero reconoce plenamente las parejas del mismo sexo entró en sindicatos en otras partes.

La directiva es la señal más fuerte aún que el señor Paterson, que desarrolló fuertes vínculos con la comunidad homosexual como legislador, los planes para impulsar agresivamente para legalizar las parejas del mismo sexo los sindicatos como gobernador. Su predecesor, Eliot Spitzer, presentó un proyecto de ley el año pasado que han legalizado el matrimonio gay, pero aun así él lo presentó, duda de que pasaría. El Democrática dominado por la Asamblea aprobó la medida, pero el republicano dirigido por el Senado se ha negado a convocar una votación al respecto.

A falta de un acto de la Legislatura, la directiva ordenados por el Sr Paterson es una de las más fuertes declaraciones un Estado puede hacer en favor de las uniones gay.

“Básicamente hemos hecho todo lo que podemos hacer la legislación sobre el matrimonio en este momento”, dijo Sean Patrick Maloney, un asesor superior al Sr Paterson. “Pero hay herramientas en nuestra caja de herramientas en la parte ejecutiva, y este es uno.”

La directiva citó un fallo Febrero 1 por un Estado Tribunal de Apelación en Rochester que Patricia Martínez, que trabaja en el Monroe Community College y que su pareja se casó en Canadá, no se puede negar beneficios para la salud de la universidad debido a Nueva York la política de larga data de reconocer los matrimonios realizados en otros lugares, incluso si no están explícitamente permitidas en virtud de la legislación de Nueva York. El tribunal de apelaciones dijo que Nueva York debe reconocer los matrimonios realizados en otros estados que permiten la práctica y en los países que lo permiten, al igual que Canadá y España.

Monroe County presentó un recurso con el estado del más alto tribunal, la Corte de Apelaciones, pero fue rechazada por razones técnicas. El condado no ha decidido si presentar otro recurso, un portavoz del condado dijo el miércoles. El Tribunal de Apelaciones había dictaminado que la Constitución del Estado no obliga al reconocimiento de matrimonios del mismo sexo y que corresponde a la Legislatura para decidir si hacerlo.

Grupos que se oponen a matrimonio gay dijo que el gobernador era esencialmente tratando de eludir la Legislatura.

“Es un perfecto ejemplo de un gobernador extralimitaría su autoridad y eludir el proceso democrático”, dijo Brian Raum, asesor jurídico de alto nivel para la Alianza Defense Fund, una organización nacional se opone a matrimonio entre personas del mismo sexo. “Es una cuestión de orden público que debe ser decidido por los votantes.”

Gay defensores de los derechos, sin embargo, aplaudió Sr Paterson, diciendo que la amplia directiva dejar en claro que las parejas homosexuales matrimonio en otros estados tienen derecho a todos los beneficios del matrimonio en Nueva York y reducir la carga de impugnar o denunciar a los distintos organismos .

“Él no ve razón alguna para interponerse en el camino de asegurarse de que estas parejas se benefician de los derechos y protecciones que vienen con el matrimonio”, dijo Susan Sommer, consejero jurídico de Lambda, un grupo que aboga por los derechos de los homosexuales. “No debería ser la carga de cada una lesbiana o gay pareja a tener que defender ante un organismo cada vez que un nuevo problema viene”.

La iglesia de Barak Obama

Mola la iglesia de Obama

Reproduzco una nota “interesante”, acerca de la iglesia a la que asiste el candidato presidencial por el partido demócrata de los Estados Unidos.
“Realmente, me da mucha pena su historial, ya que sus dirigentes sostienen que es la más moderna de las iglesias históricas de Estados Unidos. Fue la primera iglesia de ese país en en consagrar a un pastor gay, en 1972; y la primera en apoyar una ley sobre matrimonios de personas del mismo sexo en 2005. ”
Y a mi mente vienen las palabras del Apóstol Juan:
Apocalipsis 3:1 “Y escribe al ángel de la iglesia en Sardis: “El que tiene los siete Espíritus de Dios y las siete estrellas, dice esto: ‘Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, pero estás muerto.”
A mi me daría vergüenza llamarme iglesia, pero en fin, esta gente tiene la cara mas dura que la piedra. Yo digo que de moderna no tienen nada, son de la misma época que Sodoma y Gomorra, pero en fin, lamentablemente,no me preguntaron mi opinión”
Dios les bendiga mucho
Paulo Arieu

La iglesia de Barak Obama

Decididamente, la iglesia de Barak Obama es una iglesia interesante.

Atrae, ya de entrada, el nombre: “United Church of Christ”, UCC, Juan 17 en estado puro. “Iglesia Unida de Cristo”. Ahí estamos –o, mejor dicho, ahí deberíamos estar todos los cristianos–.

Al presidenciable Barack Obama se le acusa seriamente de ser El AnticristoMola la coma roja que adopta la UCC como logo tras una campaña de evangelización en televisión con el eslogan “God is still speaking” (“Dios está [sigue] hablando”) y leyendas como “Never place a period where God has placed a comma” (“No poner nunca un punto donde Dios sólo puso una coma”) o “Our faith is over 2000 years old. Our thinking is not” (Nuestra fe tiene más de 2.000 años. Nuestro pensamiento, no”).

Alta técnica de mercadotecnia publicitaria al servicio de la evangelización. Aleluya. Se trataba de comunicar que la fe no es perentoriamente un punto que cierra un discurso, sino una coma que invita a proseguir la reflexión, el análisis, la discusión… sí, la confrontación…

Constituida formalmente en 1957 como fruto de la unión de algunas iglesias protestantes de origen europeo y teología calvinista, las raíces de la UCC se remontan a más de 250 años atrás. Once de los firmantes de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos de 1776 pertenecían a iglesias que confluirían más tarde en la UCC. Solera calvinista: unas 600 de las 5.700 congregaciones que integran esta denominación fueron constituidas antes de 1776.

La UCC es una iglesia minoritaria –las iglesias proféticas nunca son mayoría–. Contabiliza unos dos millones de miembros, el 0,7% de la población de EE.UU. Miembros relevantes de la UCC, según recordaba recientemente Paolo Nasso, director del programa “Protestantesimo” en la segunda cadena de tv de la RAI italiana, fueron el gran teólogo Reinhold Niebuhr y dos grandes protagonistas de la escena pública estadounidense de los años 60 y 70: el pastor William Sloane Coffin, famoso por su empeño social y pacifista, y el pastor Andrew Young, gran dirigente del movimiento por los derechos civiles primero y después embajador de los EE.UU. ante las Naciones Unidas.

Una iglesia de frontera, absolutamente distante del conservadurismo ético y político de la derecha religiosa prepotente de la época Bush. Pero a la vez una iglesia también sorprendentemente equilibrada: de los diez parlamentarios que pertenecen a la UC, cinco son demócratas –uno de ellos, el propio Obama– y cinco republicanos.

Ahora que se ha hecho público el desencuentro entre Obama y su pastor, Jeremiah Wright, la iglesia de Obama, si cabe, mola… más.

Cierto que la Trinity Church de Chicago de la que Obama es miembro y Wright pastor se enfrenta a un serio problema. De un lado, del hermano Obama encabeza la pugna en las primarias para ser candidato por el Partido Demócrata a la presidencia de los Estados Unidos de América. De otra parte, Wright se reafirma en su teología radical liberadora de los marginados. La proclama firme del compromiso profético versus el pragmatismo político en la lucha por los avances en justicia social, derechos civiles, derechos de las mujeres y derechos de los homosexuales.

Una reedición actual de la doctrina de los dos Reinos en el escenario número uno del mundo: la precampaña electoral de Estados Unidos. El hermano presidenciable no reniega de su pastor, pero se desmarca de la dureza de su línea teológica. El pastor se reafirma en su visión del Evangelio de Jesús de Nazaret a los pobres, en este caso a los negros.

¿Quién gana?, ¿quién pierde?

Nadie pierde cuando la Teocracia reina en la esfera espiritual sin interferir en el orden temporal, que es el sacrosanto imperio de la Democracia. La religión, en la iglesia. En los atrios, ya ha de encontrarse y convivir con la política. Amén.

Ganar, gana no sólo el pueblo de los Estados Unidos con la división de poderes. También ganamos los no estadounidenses. A Dios gracias, ni la iglesia de Obama amenaza con ”cruzadas” a terceros países, ni el candidato flojea en su firme decisión de poner fin a la locura bélica.

¿Invitará Obama a Wright a que pronuncie la tradicional oración en su toma de posesión, caso de ser elegido el primer presidente negro de Estados Unidos? ¿Se inclinará acaso por invitar al más moderado Jesse Jackson? A saber. Lo que sí podremos atrevernos es a pensar que, sea quien fuere el elegido –o elegida– ya dejará de usarse el “God bless America” en el sentido restringido exclusivamente referido a los Estados Unidos, con olvido manifiesto de pedir a Dios que incluya en su bendición a Canadá, México, Cuba… Esto es, América.

Mola Obama, mola su pastor, mola la iglesia de Obama, pero quien más mola es el Señor de la Iglesia de Obama. Por eso, si la petición de bendición nos llegara a incluir también a los restantes habitantes del planeta –que es el auténtico territoriode facto de los EE.UU. y que somos tan hijos de Dios como los votantes de la primera potencia mundial–, pues no nos “molestaría” lo más mínimo. Lo dicho: amén.

Manuel López, Denia-Navacerrada, Semana Santa de 2008
Fuente:
http://www.lupaprotestante.com/index.php?option=com_content&task=view&id=988&Itemid=1