Un modelo teórico resuelve el efecto paradójico de los viajes en el tiempo

Un modelo teórico resuelve el efecto paradójico de los viajes en el tiempo

Imagen: FotoWorx. Photoxpress.

tendencias21.net
Ciertas características cuánticas evitarían “la paradoja del abuelo” y la necesidad de las distorsiones espacio-temporales

La fascinación por el viaje en el tiempo no se ciñe sólo a la ciencia ficción. Los científicos defienden su posibilidad, y se esfuerzan por producir modelos teóricos que la justifiquen. El último, creado por un físico del MIT, está basado en ciertas propiedades de la física cuántica que permitirían evitar el efecto paradójico de estos viajes, entre ellos, el peligro de que puedan cambiar el presente. Por Yaiza Martínez.

Recientemente, en un artículo publicado la revista Daily Mail, el famoso físico británico Stephen Hawking definía las vías que, según las teorías actuales de la física, podrían servirnos para viajar en el tiempo: agujeros de gusano agrandados, órbitas alrededor de agujeros negros o viajes a la velocidad de la luz podrían utilizarse, al menos teóricamente, para desplazarnos hacia el pasado o el futuro.

Pero existe un serio problema para que los viajes en el tiempo puedan realizarse, además de las dificultades y desafíos técnicos que aún quedan por superar: la llamada “paradoja del viaje en el tiempo” o “paradoja del abuelo”.

Esta paradoja señala que si un viajero del tiempo fuera hacia el pasado y allí matase a su abuelo, con esta acción acabaría con la posibilidad de su propia existencia y, en consecuencia, con su viaje temporal.

Posible solución cuántica a las paradojas

Un científico del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) llamado Seth Lloyd, afirma ahora que la máquina del tiempo podría superar este último y paradójico escollo, si se desarrollase aprovechando ciertas características de la física cuántica.

Según publica la revista Wired, lo que Lloyd propone es un modelo de viaje en el tiempo que explícitamente elimine la inconsistencia o paradoja del abuelo.

Dicho modelo, bautizado como modelo “post-seleccionado” está basado en la llamada “post-selección”: la posibilidad que presenta la física cuántica –gracias a su valor probabilístico- de desarrollar cálculos que ignoren ciertos resultados.

Es decir, la postselección permitiría que sólo formasen parte de una ecuación específica aquellas variables que propicien un resultado predeterminado.

Llevado a la máquina del tiempo, este modelo implicaría que el viajero temporal no podría moverse a sus anchas por el pasado, sino que la máquina que lo traslada estaría predeterminada para realizar ciertas acciones.

De esta forma, se aseguraría la imposibilidad de que el viajero en el tiempo encontrase y asesinase a su abuelo, entre otras paradojas. Lloyd afirma que haciendo leves cambios en las condiciones iniciales de los viajes en el tiempo, las situaciones paradójicas no se producirían.

Seth Lloyd. Fuente: MIT.
Artículos relacionados

En la revista Technology Review, se explican otros aspectos de las ideas de Lloyd, publicadas por el científico y sus colaboradores en arxiv.

Los científicos creen que la post-selección podría aprovecharse para la fabricación de una máquina del tiempo exenta de efectos paradójicos, si se combinase con otra extraña propiedad de la física de partículas conocida como “teletransportación cuántica”.

La aparición del concepto de teletransportación cuántica se remonta a 1993, año en que se descubrió que el estado cuántico de un objeto, es decir, su estructura más elemental, podía en teoría ser teletransportado de un lugar a otro… sin que en realidad la partícula se moviese de su posición original.

Esto es posible porque lo que se transporta es la estructura de las partículas, es decir, su esencia última, y no la materia del objeto, que permanece inamovible tanto en el punto de partida como de llegada. A nivel cuántico, la teletransportación ya ha sido demostrada, incluso a larga distancia.

Dado que la teletransportación cuántica aprovecha una característica cuántica conocida como entrelazamiento cuántico, que permite reproducir en el espacio un estado cuántico (la estructura esencial de la partícula cuántica) que existía con anterioridad en otro sitio, Lloyd y sus colaboradores afirman que sería posible aplicar la postselección para que este mismo proceso se diera a la inversa, hacia el pasado.

Esta posibilidad evitaría que el viaje en el tiempo requiriese de ciertas condiciones espacio-temporales, como las explicadas por Hawking: distorsiones en el espacio tiempo que se producen sólo en lugares como los agujeros negros y los agujeros de gusano o que surgen cuando se viaja a la velocidad de la luz.

No es ciencia ficción

El viaje en el tiempo, aunque parece propio de la ciencia ficción, ocupa las mentes de los científicos desde hace años. Por ejemplo, otro modelo teórico de viaje al pasado fue propuesto en 2007 por el científico israelí Amos Ori. Según los cálculos realizados por este investigador, podría construirse un bucle espacio-temporal a partir únicamente de materia ordinaria y densidad de energía positiva.

Esta idea estaba basada en el aumento de la llamada curvatura del espacio-tiempo, hasta provocar que la flecha del tiempo llegue a enroscarse sobre sí misma formando un bucle.

Por otro lado, en 2006, un físico de la Universidad de Connecticut llamado Ronald Mallet ideaba un prototipo de máquina del tiempo que utilizaba energía luminosa en forma de rayos láser para curvar el tiempo

Para elaborar su máquina del tiempo teórica, Mallet aplicó ecuaciones basadas en las teorías de la relatividad de Einstein que le permitieron observar la curvatura del tiempo a través de un rayo de luz circulante obtenido por medio de una disposición de espejos e instrumentos ópticos.

La fe en que los viajes en el tiempo acaben concretándose es tal que, en 2004, el físico Paul Davies llegó a afirmar en un encuentro de especialistas que “la máquina del tiempo era cuestión de dinero y no de física”. Es decir que, si hubiera inversiones para la investigación en este terreno, tal vez podrían superarse las dificultades tecnológicas de un viaje que, según determinan actualmente las leyes de la física, entra dentro de lo posible.

Anuncios

Las misteriosas ondas de radio de M82

Las misteriosas ondas de radio de M82

De nuevo la comunidad científica se ha visto desbordada por el descubrimiento de un nuevo fenómeno astronómico sin precedentes: un objeto desconocido en la galaxia M82 ha comenzado a enviar ondas de radio, y la emisión no se parece a nada que se haya visto antes en el Universo, dejando atónitos a los astrofísicos la red MERLIN de telescopios de radio en el Reino Unido.

No sabemos lo que es”, dijo el co-descubridor Tom Muxlow del Jodrell Bank Centre for Astrophysics cerca de Macclesfield, Reino Unido.

Aunque continuamente recibimos ondas de radio procedentes del espacio exterior originadas por fenómenos naturales, lo cierto es que el patrón de ondas de la galaxia M82 es totalmente desconocido. Apenas ha cambiado en intensidad durante un año y el espectro es estacionario.

¿Podría este objeto ser un agujero negro? No está en el medio del M82, donde los astrónomos esperarían encontrar este tipo de agujeros negros centrales supermasivos que la mayor parte del resto de galaxias tienen. Lo que nos deja la posibilidad de que pudiese ser un “microquasar”.

Un microquasar está formado a partir de una estrella muy masiva que explota, dejando tras de sí un agujero negro de unas 10 ó 12 veces la masa del sol, que posteriormente empieza a alimentarse de gas de una estrella superviviente cercana. Los microquásares emiten ondas de radio -pero ninguno ha sido visto en nuestra galaxia tan brillante como el de la nueva fuente en el M82. Los microquásares también producen muchos rayos X, pero de momento no se han encontrado rayos X procedentes del misterioso objeto.

El extraño objeto se encuentra a 12 millones de años luz de la Vía Láctea. Y por si fuera poco, su velocidad aparente multiplica por cuatro a la velocidad de la luz. Esas velocidades supralumínicas ahora sólo habían sido observadas en los chorros de materia que emiten algunos de los mayores agujeros negros del Universo.

Acabamos de empezar a procesar los datos de la región central de M82 procedentes de 20 radiotelescopios de todo el mundo asegura Muxlow. Esas imágenes nos permitirán examinar la estructura de esta nueva radiofuente con más detalle. De todas formas, procesar una cantidad tan grande de datos será un trabajo arduo y penoso. Y sólo después podremos decir si efectivamente se trata de una rara forma de microquasar’. O de algo nuevo y completamente desconocido hasta el momento.

Vía | Ciencia traducida

Más información | New Scientist

http://www.genciencia.com/astronomia/las-misteriosas-ondas-de-radio-de-m82

Viajar al futuro podría ser posible… un día

Viajar al futuro podría ser posible… un día
Redacción
BBC Mundo

La teoría sobre la construcción de una nave para viajar en el tiempo se transmitirá por televisión en EE.UU.

El científico británico Stephen Hawking aseguró que viajar al futuro podría ser posible algún día.

Según el astrofísico, el ser humano sería capaz de construir una nave espacial tan veloz que lo transporte en el tiempo.

Esto basado en las teorías de la relatividad de Einstein que aseguran que a medida que los objetos se aceleran en el espacio el ritmo del tiempo se desacelera para ellos.

La teoría sobre la construcción de esta “nave” será expuesta en el documental “En el Universo de Stephen Hawking” que se transmitirá en la televisión estadounidense el 17 de mayo.

En un documental de la serie transmitido anteriormente el destacado científico generó una polémica al afirmar que los extraterrestres casi seguramente existen, pero que los seres humanos deberían evitar entrar en contacto con ellos.

Un día en el espacio, un año en la Tierra

“Le tomaría seis años viajar a toda velocidad (…) a cuatro años de su lanzamiento, la nave iniciaría a viajar en el tiempo” Stephen Hawking, astrofísico británico

Según lo anunciado por el canal Discovery Channel, la nave para transportarse en el tiempo tendría que viajar a una velocidad de mil millones de kilómetros por hora, por lo que sería enorme para poder contener el combustible suficiente.

“Le tomaría seis años viajar a toda velocidad (…) a cuatro años de su lanzamiento, la nave iniciaría a viajar en el tiempo”, dice la presentación de canal de televisión.

Dos años después de ir a toda potencia, alcanzaría su máxima velocidad: 98% de la de la luz y “cada día en la nave sería un año en la Tierra”, sostiene el ex docente de la Universidad de Cambridge.

A pesar de que Hawking lleva muchos años refiriéndose a la posibilidad concreta de viajar en el tiempo, asegura que esto es posible a futuro, pero no hacia el pasado.

En 2007, al participar en un vuelo con gravidez cero, Hawking dijo a la BBC: “Creo que la humanidad no tiene futuro si no vuela al espacio”.

Científicos confirman la edad del Universo

Científicos confirman la edad del Universo
Por mucho que el Universo se empeñe en ocultar algunos de sus misterios, como su auténtica silueta y su edad definitiva, los científicos no atienden a coqueterías celestiales y están empeñados en desvelarlos.

FUENTE | ABC Periódico Electrónico S.A. 04/03/2010

Un equipo internacional de investigadores ha desarrollado un nuevo método para medir el tamaño, los años y la velocidad de expansión del cosmos que utiliza las galaxias como si fueran telescopios para observar todo lo que se encuentra a su alrededor. Los resultados confirman que el Universo tiene la antigüedad que se conocía -13,75 miles de millones de años-, y la existencia de una fuerza notable de la energía oscura, responsable de poner la «quinta marcha» a la expansión del firmamento.

Los científicos, entre los que se encuentran equipos del Instituto Kavli de Astrofísica de Partículas y Cosmología (KIPAC), las universidades de Stanford, Bonn y California, y el Instituto Astronómico de los Países Bajos, publicaron el estudio en la revista Astrophysical Journal. Para ello, utilizaron datos recogidos por el telescopio Hubble de la NASA en combinación con la Wilkinson Microwave Anisotropy Probe (WMAP), la gran misión para medir el Universo.

A partir de ahí, los científicos utilizaron un conocido efecto astronómico denominado «lente gravitacional» para medir las distancias a las que viaja la luz de una galaxia activa a la Tierra por diferentes caminos. Este efecto, que ya había predicho Einstein, se produce cuando la luz procedente de objetos distantes y brillantes se curva alrededor de un objeto masivo, como una galaxia. Conociendo el tiempo que le lleva a la luz viajar por cada vía y las velocidades que toma, los investigadores pueden inferir no sólo a qué distancia se encuentra una galaxia, sino también la escala global del Universo, que los astrofísicos expresan con la constante de Hubble, y algunos detalles de su expansión.

UN ATASCO GALÁCTICO

Según Phil Marshall, de la Universidad de Stanford, este sistema de medición nunca se había utilizado de forma tan precisa. Aunque los científicos no saben cuándo la luz abandona su fuente, sí pueden comparar los tiempos de llegada. Marshall lo asemeja a cuatro coches tomando cuatro rutas diferentes entre lugares en lados opuestos de una gran ciudad. De la misma forma que los automóviles se enfrentan a los atascos, la luz también puede sufrir retrasos debido a la densidad de la masa de las galaxias, «así que una ruta más larga no significa que tarde más tiempo, porque a veces la distancia más corta es la más lenta».

La técnica aplicada ahora por los científicos tiene en cuenta todas esas variables y proporciona una mejor idea de cuándo la luz salió de la galaxia y cómo ha sido su viaje. En el pasado, este método estaba plagado de errores.

Autor: Judith de Jorge

http://www.madrimasd.org/informacionidi/noticias/noticia.asp?id=42952&origen=notiweb

El origen de las supernovas, al descubierto

El origen de las supernovas, al descubierto
Las supernovas, las estrellas que explotan al final de sus vidas, han sido utilizadas por los científicos como una especie de terminal cósmica para medir la expansión del universo, pero hasta ahora se desconocía cuál era el origen preciso de estos gigantescos estallidos estelares. Según una nueva investigación publicada en Nature, ya se conoce la respuesta: la fusión de dos enanas blancas.

FUENTE | ABC Periódico Electrónico S.A. 19/02/2010

Las supernovas son «objetos cruciales para entender el universo», afirma el autor principal del estudio, Marat Gilfanov, del Instituto de Astrofísica Max Planck en Alemania. «Y ahora empezamos a entender lo que enciende la mecha que causa la explosión».

Según la mayoría de los científicos, algunas supernovas, llamadas tipo 1a, se forman cuando una enana blanca (el corazón degenerado de una estrella gigante roja) se vuelve inestable después de exceder su masa máxima. Y según la misma teoría, la inestabilidad puede proceder de la fusión de dos enanas blancas, o por un fenómeno llamado de acumulación, un proceso por el cual una estrella absorbe una parte del material de otro.

Ahora, con el telescopio espacial Chandra de la NASA, Marat Gilfanov y sus colegas han estudiado supernovas de cinco galaxias elípticas y de la región central de la galaxia de Andrómeda. «Nuestros resultados sugieren que las supernovas se originan casi todas por la fusión de dos enanas blancas», ha explicado Akos Bogdan, del Instituto de Max Planck, coautor del estudio. «Si las supernovas se produjeran por acumulación, las galaxias serían alrededor de 50 veces más brillantes en el rayos X que lo que observamos en la realidad».

Se necesitan más estudios para determinar si la fusión es también la principal causa de la aparición de supernovas en las galaxias espirales. Identificar con antelación de la explosión de supernova es extremadamente complicado, ya que los pares de las enanas blancas son muy difíciles de detectar. Y cuando las enanas blancas están lo suficientemente cerca de comenzar la fusión, no tardan más que unas pocas décimas de segundo en estallar.

Conocer las supernovas es muy importante para medir las distancias cósmicas y buscar partículas de materia oscura.

Las curiosas apuestas de Stephen Hawking sobre el funcionamiento del universo

Las curiosas apuestas de Stephen Hawking sobre el funcionamiento del universo


Stephen Hawking es todo un jugador cuando se trata de la física, apostando en todo, desde la acción de un agujero negro en el descubrimiento de las ondas gravitacionales. La mala noticia para Hawking es que un toque de “incertidumbre cuántica” podría reducir significativamente sus posibilidades de ganar su última apuesta.

En 2002, Hawking apostó a su colega de la Universidad de Cambridge, Neil Turok que los cosmólogos pronto descubrirían las ondas gravitatorias primordiales y así podrían probar la teoría de la inflación. Nuestro universo se cree que ha sido sometidos a un proceso llamado inflación – un período de expansión exponencial – sucedido una fracción de segundo después del Big Bang, que produjo arrugas en el tejido del espacio-tiempo: las llamadas ondas gravitacionales.

Stephen Hawking

La sonda de la NASA Wilkinson Microwave Anisotropy Probe encontró huellas de la inflación en el fondo cósmico de microondas (CMB), la radiación emitida cerca de 370.000 años después del Big Bang. Pero WMAP no fue lo suficientemente sensible para detectar señales de ondas gravitacionales. El satélite Planck fue lanzado en mayo de 2009 al obtener una imagen mucho más detallada del CMB. Se está buscando la huella de esas ondas mediante el estudio de pequeñas variaciones en la temperatura del CMB de un punto a otro en el cielo. Hawking apuesta que la fuerza de las ondas estará por encima de cierto valor. Si tiene razón, Planck deberá reconocerlas.

Sin embargo, las posibilidades de que Planck detecte señales de ondas gravitacionales depende de exactamente lo que ocurrió durante la inflación, según sostiene Qaisar Shafi, de la Universidad de Delaware en Newark. “Hay una posibilidad de que Planck puede pasarlas por alto”, dice Shafi.

La inflación fue provocada por un campo en el universo primitivo llamado campo de inflación, cuya densidad de energía se redujo lentamente, como una pelota cuando rueda por una pendiente suave. De acuerdo a las ecuaciones de Einstein de la relatividad general, el espacio-tiempo se expandió exponencialmente, el proceso sólo se detiene cuando el inflatón llega a la parte inferior de la pendiente. Los modelos más simples asumen que la pendiente – también llamado el inflatón potencial – se asemeja a una parábola muy poco profunda.

Ahora Shafi asegura que el potencial de inflatón debería inspirarse en otro campo que los físicos piensan que existe en la naturaleza: el campo de Higgs, que da a todas las partículas elementales su masa. El potencial de Higgs tiene la forma de un sombrero mexicano (véase el diagrama de la izquierda).

“Si la naturaleza eligió para el campo de Higgs, entonces tal vez también lo eligió para el inflatón”, afirma Shafi. Shafi modeló la inflación a partir del potencial de Higgs, y también añadió otra variable, que dicta lo mucho que el inflatón interactúa cuánticamente con otros campos cuando la inflación termina. Este “acoplamiento” habría transferido y creado la radiación que condujo a la formación de la materia, sostiene Shafi.

Los cálculos muestran que cuanto mayor sea el grado de acoplamiento, menor será la fuerza de las ondas gravitacionales generadas por la inflación. Además, los posibles valores de la fuerza de las ondas gravitacionales se extenderán a lo largo de una gama mucho más amplia de lo previsto en los modelos más simples. Esto podría significar que su fuerza real puede llegar a estar por debajo del umbral de lo que el satélite Planck es capaz de detectar. “Los [Acoplamientos] cuánticos producen incertidumbre en las predicciones”, dice Shafi, que presentará su trabajo en la conferencia de Materia Oscura 2010 en la Universidad de California, Los Ángeles, en febrero.

Hawking, sin embargo, sigue siendo optimista. En agosto de 2009 en una reunión en Cambridge, reiteró que su predicción de que las ondas gravitacionales se podrán observar a las intensidades en las que Planck puede observar. Hawking sin embargo ha de definir su apuesta. “Hasta ahora, Hawking no ha citado una cifra”, comenta Turok, ahora en el Instituto Perimeter en Waterloo, Ontario, Canadá. “Yo estuve en desacuerdo, cualquiera que sea la cifra.”

Las apuestas de Hawking:
En 1975, Stephen Hawking apostó contra Kip Thorne que la fuente de rayos X Cygnus X-1 no albergaba un agujero negro. Thorne en caso de que ganara conseguiría una suscripción a la revista Penthouse, mientras que Hawking pidió una suscripción a la revista satírica británica Private Eye si ganaba. Hawking perdió la apuesta
Hawking y Thorne apuestaron contra John Preskill en 1997 que los agujeros negros destruyen todo lo que cae en ellos, y que no puede escapar ninguna información de un agujero negro. Hawking admitió que estaba equivocado en 2004, concediendo a Preskill una enciclopedia de béisbol. Thorne no ha admitido todavía la derrota.
En 2000, Hawking apuestó contra Gordon Kane 100 dólares que el bosón de Higgs no será descubierto por el acelerador Tevatron del Fermilab en Batavia, Illinois. El colisionador continúa buscando.
Fuente original
Publicado en Odisea cósmica

Los nueve descubrimientos sobre el Universo más impactantes de 2009

Los nueve descubrimientos sobre el Universo más impactantes de 2009

ABC.es
30/12/09

El año dedicado a la Astronomía no ha decepcionado a nadie. 2009 ha estado repleto de asombrosos descubrimientos astronómicos de primer orden. El hallazgo de agua en la Luna, el impacto de un gigantesco meteorito en Júpiter, el asteroide que explotó sobre Indonesia o la localización de un planeta «gemelo» de la Tierra han sido algunos de los principales hitos. La lista que sigue comprende nueve hallazgos que nos han permitido conocer mejor el Universo y que son promesas de lo que aún está por venir.

1-¡Agua en la Luna!: Posiblemente, ninguna otra noticia sobre el espacio ha tenido tanto impacto y al mismo tiempo ha sido tan popular como ésta. El pasado mes de octubre, la sonda LCROSS impactaba en el cráter selenita Cabeus. El choque de la nave levantó una nube de de materiales que los científicos analizaron en busca de agua helada. Las sospechas se confirmaron en noviembre. La NASA anunciaba el hallazgo de agua en grandes cantidades. El descubrimiento puede tener importantes consecuencias en el desarrollo de la exploración espacial.

2- A la Tierra le sale un «gemelo»: «Es el primer planeta del tamaño de la Tierra del que realmente podemos decir que se parece al nuestro». Con estas palabras se presentaba en un congreso astronómico celebrado en septiembre en Barcelona a Corot-7b, un nuevo y prometedor exoplaneta a unos 400 años luz de la Tierra. El nuevo mundo tiene apenas dos veces el diámetro de la Tierra y una masa cinco veces superior, con una densidad muy parecida. Sin embargo, es un auténtico infierno para cualquier forma de vida conocida, ya que su temperatura ronda los mil grados centígrados al estar muy cerca de su estrella. Pese a todo, Corot-7b ha supuesto un paso importantísimo en la búsqueda de planetas parecidos al nuestro.

3- Júpiter es bombardeado: A Júpiter le salió en julio un enorme lunar negro. Era la marca dejada por un asteroide o un cometa, una colosal cicatriz del diámetro de la Tierra. Se trataba de la primera vez, desde 1994, que se observaban directamente las consecuencias de un impacto de estas características en un mundo de nuestro sistema solar. El descubrimiento fue realizado por un astrónomo amateur afincado en Australia y confirmado por el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA. Impactos como éste son muy frecuentes en los diversos planetas y lunas del sistema solar. Esperemos que las observaciones no fallen cuando uno de estos objetos se dirija directamente contra la Tierra.

4- La Tierra, objetivo de los asteroides: Este año nos han «rozado» unos cuantos. El más impactante fue el que explotó sobre el cielo de Indonesia el pasado 8 de ocubre. Una roca de diez metros de diámetro que ningún instrumento había sido capaz de detectar se precipitó contra la Tierra, detonó al entrar en la atmósfera, a unos 20 km de altura, y provocó una explosión de 50 kilotones, tres veces más potente que la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima. Se trata de la mayor explosión de un asteroide registrada hasta la fecha. Si la roca hubiera sido sólo un poco más grande, sus efectos habrían sido devastadores.

5- El aspecto de Mercurio deja de ser un secreto: La sonda Messenger ha conseguido realizar con éxito tres complicados vuelos sobre Mercurio, unas misiones que han permitido conocer rincones nunca vistos del planeta. Por primera vez, los científicos tienen una visión casi completa de su superficie, con fotografías de gran nitidez, y han obtenido nuevos datos sobre su composición: contiene altas cantidades de metales pesados como hierro y titanio. Gracias al trabajo de la nave, aproximadamente el 98% del terreno de Mercurio ya ha sido fotografiado, y científicos de la NASA y expertos cartógrafos han conseguido elaborar el primer mapa global de Mercurio.

6- El Hubble se adentra en lo más profundo del Universo: Después de veinte años, el telescopio espacial Hubble sigue dando sorpresas y extraordinarias imágenes. Tras ser reparado, sus lentes consiguieron captar objetos a 600 millones de años después del Big Bang, es decir, a una distancia que ronda los 13.100 millones de años luz de la Tierra. De esta forma, hemos podido ver galaxias que hasta ahora jamás habían sido vistas por ningún ser humano. Además, el instrumento es capaz de recoger rayos de luz en una longitud de onda muy cercana al infrarrojo, lo que permite a los científicos distinguir galaxias en proceso de formación en un universo aún muy joven.

7- El gran ojo que observa desde Canarias: El gran telescopio de Canarias (GranTeCan), en el Observatorio del Roque de los Muchachos en la isla canaria de La Palma, fue inaugurado en julio y se considera la mayor infraestructura científica jamás construida en España. Su gigantesco espejo hará retornar al pasado más remoto y observar los objetos más lejanos en el espacio y en el tiempo, aquellos cuya luz tal vez comenzó su camino hacia aquí hace unos 14.000 millones de años. Su capacidad es muy potente, tanto como cuatro millones de pupilas humanas. Su misión será liderar el estudio de las grandes cuestiones que la astrofísica tiene todavía en el aire, como los agujeros negros y los sucesos posteriores al Big Bang, así como conocer nuevas galaxias, saber cómo nacen las enanas marrones o descubrir planetas extrasolares.

8- El agujero negro más masivo: Es un monstruo con una masa 6,4 mil millones de veces superior a la del Sol. El gigante, cuyo auténtico tamaño fue descubierto por los astrofísicos tras revisar con modelos informáticos estimaciones anteriores, se encuentra en medio de la galaxia elíptica M87 y no tiene un aspecto muy diferene al agujero negro que se encuentra en el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea. El descubrimiento nos lleva a pensar que quizás otros agujeros negros sean más grandes de lo que creemos.

9- Agua helada en Marte: A lo largo de 2009 la misión de la NASA encargada de buscar nuevas pistas sobre la presencia de agua en el Planeta rojo ha trabajo como nunca. El hallazgo de pura agua helada cerca de la superficie en algunos cráteres ha llevado a los científicos a concluir que existen capas de hielo enterradas que pueden encontrarse en casi la mitad del planeta. Los investigadores también creen que un amplio océano pudo cubrir gran parte de la superficie en el planeta en el pasado. Ahora, la clave es buscar la presencia de agua líquida, algo que quizás sea posible en 2010.

Anteriores Entradas antiguas