¿Dejará alguna vez el Espíritu Santo a un creyente?


“¿Dejará alguna vez el Espíritu Santo a un creyente?”

Respuesta: Simplemente no, el Espíritu Santo jamás abandonará a un creyente. Esta verdad es revelada en muchos diferentes pasajes en el Nuevo Testamento. Por ejemplo, Romanos 8:9 nos dice, “Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.” Este verso es muy claro en que si alguien no tiene la presencia del Espíritu Santo morando en él, no es salvo; por lo tanto, si el Espíritu Santo fuera a abandonar a un creyente, éste habría perdido su relación con Cristo, así como su salvación. Sin embargo, esto es totalmente contrario a los que enseña la Biblia acerca de la “seguridad eterna” de los cristianos. Otro verso que habla claramente de la permanente presencia del Espíritu Santo morando en la vida de los creyentes es Juan 14:16. Aquí Jesús dice que el Padre dará otro Consolador “para que esté con vosotros para siempre.”

El hecho de que el Espíritu Santo nunca abandonará a un creyente es visto también en Efesios 1:13-14 donde se dice a los creyentes que fueron “sellados” con el Espíritu Santo, “que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.” La ilustración de ser sellados con el Espíritu, es una que indica propiedad y posesión. Dios ha prometido vida eterna a todos los que crean en Cristo, y como una garantía de que Él mantendrá Su promesa, ha enviado al Espíritu Santo a morar en el creyente hasta el día de la redención. De manera similar al pago de un enganche para adquirir un carro o una casa, Dios ha provisto a todos los creyentes con un “enganche” de su futura relación con Él, al enviar al Espíritu Santo para que more en ellos. El hecho de que todos los creyentes son sellados con el Espíritu, también es visto en 2 Corintios 1:22 y Efesios 4:30.

Antes de la muerte, resurrección y ascensión al Cielo de Jesucristo, el Espíritu Santo tenía una relación de “entrada y salida” con la gente. El Espíritu Santo moraba en el rey Saúl, pero luego se apartó de él (1 Samuel 16:14). En su lugar, el Espíritu estuvo con David (1 Samuel 16:13). Después de su adulterio con Betsabé, David temía que el Espíritu Santo se apartara de él (Salmo 51:11). Bazaleel fue lleno del Espíritu Santo para capacitarlo en la elaboración los utensilios necesarios para el tabernáculo (Éxodo 31:2-5), pero esto no es descrito como una relación permanente. Todo esto cambió después de la ascensión de Jesús al Cielo. Iniciando en el día de Pentecostés (Hechos capítulo 2), el Espíritu Santo comenzó a morar permanentemente en los creyentes. La morada permanente del Espíritu Santo es el cumplimiento de la promesa de Dios, de que siempre estaría con nosotros, y jamás nos abandonaría.

Mientras que el Espíritu Santo nunca dejará a un creyente, es posible que nuestro pecado “apague al Espíritu Santo” (1 Tesalonicenses 5:19) o “contriste al Espíritu Santo” (Efesios 4:30). El pecado siempre tiene consecuencias en nuestra relación con Dios. Mientras que nuestra relación con Dios es segura en Cristo, los pecados no confesados en nuestras vidas, pueden obstruir nuestra comunión con Dios y efectivamente apagar la obra del Espíritu Santo en nuestras vidas. Es por lo que resulta tan importante confesar nuestros pecados, ya que Dios es “fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.” (1 Juan 1:9). Así que, mientras que el Espíritu Santo jamás nos dejará, los beneficios y el gozo de Su presencia si pueden apartarse de nosotros.


¿Tiene preguntas? Preguntas de la Biblia contestadas
www.GotQuestions.org/Espanol

396 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. logos77
    Dic 31, 2010 @ 01:25:24

    Renton

    “Eso sí, volviendo una y otra vez a blogs protestantes lo único que demuestras es una falta de seguridad en tus creencias”.

    Renton, te lo he dicho más de una vez. Emilio no está aqui porque dude nada de su iglesia, ni porque tenga inseguridad, está aquí para convencer a los lectores que no están convertidos aún y están buscando respuestas, a los defraudados por las iglesias evangélicas, y a los que no conocen bien la doctrina cristiana. No te quepa duda. Emilio está altamente entrenado para hacer lo que hace, ¿a que sí Emilio? Quieres llevarte a todos los que puedas para tu iglesia. Reconozco que haces un trabajo excelente, pero lo que no sabes es que el Espiritu Santo protege a los suyos y no puedes hacer nada contra Él.

    Y te voy a decir algo más. Los protestantes, en general, creen en el divorcio. La prueba es que se divorcian muchos, pero los cristianos verdaderos creen lo que la Biblia dice sobre el divorcio, que Dios odia el divorcio pero lo permite a veces en ciertos casos.

    Y sobre lo que dices que la iglesia Católica nos considera hermanos separados no es cierto, Renton lleva razón. Conozco misioneros norteamericanos que fueron a suramerica a evangelizar y sufrieron persecución por parte del cura del pueblo. Una familia del pueblo que se convirtió sufrió tal persecución que un hijo adolescente terminó suicidandose. Este es solo uno de los muchos casos de persecución que he oído.

    En el fondo nos despreciais y odiais, y si pudierais nos perseguiríais igual que hacéis en otros paises o hicistéis durante la Inquisición. Lo que pasa es que ahora no podéis hacerlo debido a la democracia.
    El metodo ahora es: si no puedes vencerlos, únete a ellos. Eso es lo que intentas hacer tú aqui. Nos quieres convencer que somos iguales y que podemos estar unidos. En absoluto. El vuestro es un evangelio corrompido.

    Como te ha dicho Renton y yo también, a tí te da igual lo que diga la palabra de Dios porque tu iglesia y el Papa para tí son más importantes que Dios, lo que quiere decir que no eres cristiano, solo una persona religiosa. Estás en un gran peligro, Emilio, peligro eterno.

    Medita por favor.

  2. Sanjo Coso
    Dic 31, 2010 @ 02:28:53

    Longinos dijo,
    “Ni te voy a hacer caso, claro.”

    ¡Qué sorpresa! ¿si no hacés caso a Dios por qué tendrías que hacer caso a rentón?
    😆

  3. Longinos
    Dic 31, 2010 @ 12:21:10

    Logos77, por supuesto que me gustaría veros a todos en la Iglesia Católica, no sé a qué viene tanta indignación. Pero estoy aquí para hablar con vosotros, y procuro dialogar amistosamente. No vengo a hacer proselitismo con otros a los que no conozco, vengo a hablar con vosotros: Logos, Renton, Paulo… Algunos os empeñáis en que os odie y os desprecie por ser protestantes, pero no es así, ni lo será, y no es así en general entre los católicos, todo lo contrario, como podéis comprobar fácilmente. Y si es así en algún caso, desde luego no en mí.

    Y ya te repito que nunca he hecho siquiera un cursito de teología. Cuando empecé a hablar con vosotros, ni siquiera conocía más que someramente las doctrinas protestantes (lo digo en plural porque ahora veo que son casi tantas como individuos, cosa que no sorprende cuando el propio criterio de uno se eleva al rango de autoridad dogmática).

  4. Longinos
    Dic 31, 2010 @ 12:24:21

    Ahora, si no queréis mantener el diálogo, como se ve, no quiero ser pesado. Hasta otra ocasión. Feliz Navidad.

  5. Renton
    Dic 31, 2010 @ 12:39:32

    No hay diálogo Emilio, tú no te vas a mover de tu catecismo y nosotros de la Palabra de Dios.

    Uno contradice al otro.

    A ti te da igual lo que pensemos y a nosotros tus tradiciones y demás.

    Ambos tenemos muchas cosas que hacer por y para Dios, y perder el tiempo aquí uno con el otro nos ocupa mucho tiempo.

    Dios te bendiga cabezón!

    :]

  6. Ricardo Paulo Javier
    Dic 31, 2010 @ 20:13:11

    HOla , es que no todos somos protestantes,ni provenimos de los protestantes. Somos cristianos biblicos-
    No hay tanto problema con las creencias: calvinistas, amyraldianos y arminianos.
    Sucecede que muchos opinan de religion sin haber estudfado en ningun instituto. Igual pasa entre los católicos.
    saludos

A %d blogueros les gusta esto: