¿Dejará alguna vez el Espíritu Santo a un creyente?


“¿Dejará alguna vez el Espíritu Santo a un creyente?”

Respuesta: Simplemente no, el Espíritu Santo jamás abandonará a un creyente. Esta verdad es revelada en muchos diferentes pasajes en el Nuevo Testamento. Por ejemplo, Romanos 8:9 nos dice, “Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.” Este verso es muy claro en que si alguien no tiene la presencia del Espíritu Santo morando en él, no es salvo; por lo tanto, si el Espíritu Santo fuera a abandonar a un creyente, éste habría perdido su relación con Cristo, así como su salvación. Sin embargo, esto es totalmente contrario a los que enseña la Biblia acerca de la “seguridad eterna” de los cristianos. Otro verso que habla claramente de la permanente presencia del Espíritu Santo morando en la vida de los creyentes es Juan 14:16. Aquí Jesús dice que el Padre dará otro Consolador “para que esté con vosotros para siempre.”

El hecho de que el Espíritu Santo nunca abandonará a un creyente es visto también en Efesios 1:13-14 donde se dice a los creyentes que fueron “sellados” con el Espíritu Santo, “que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.” La ilustración de ser sellados con el Espíritu, es una que indica propiedad y posesión. Dios ha prometido vida eterna a todos los que crean en Cristo, y como una garantía de que Él mantendrá Su promesa, ha enviado al Espíritu Santo a morar en el creyente hasta el día de la redención. De manera similar al pago de un enganche para adquirir un carro o una casa, Dios ha provisto a todos los creyentes con un “enganche” de su futura relación con Él, al enviar al Espíritu Santo para que more en ellos. El hecho de que todos los creyentes son sellados con el Espíritu, también es visto en 2 Corintios 1:22 y Efesios 4:30.

Antes de la muerte, resurrección y ascensión al Cielo de Jesucristo, el Espíritu Santo tenía una relación de “entrada y salida” con la gente. El Espíritu Santo moraba en el rey Saúl, pero luego se apartó de él (1 Samuel 16:14). En su lugar, el Espíritu estuvo con David (1 Samuel 16:13). Después de su adulterio con Betsabé, David temía que el Espíritu Santo se apartara de él (Salmo 51:11). Bazaleel fue lleno del Espíritu Santo para capacitarlo en la elaboración los utensilios necesarios para el tabernáculo (Éxodo 31:2-5), pero esto no es descrito como una relación permanente. Todo esto cambió después de la ascensión de Jesús al Cielo. Iniciando en el día de Pentecostés (Hechos capítulo 2), el Espíritu Santo comenzó a morar permanentemente en los creyentes. La morada permanente del Espíritu Santo es el cumplimiento de la promesa de Dios, de que siempre estaría con nosotros, y jamás nos abandonaría.

Mientras que el Espíritu Santo nunca dejará a un creyente, es posible que nuestro pecado “apague al Espíritu Santo” (1 Tesalonicenses 5:19) o “contriste al Espíritu Santo” (Efesios 4:30). El pecado siempre tiene consecuencias en nuestra relación con Dios. Mientras que nuestra relación con Dios es segura en Cristo, los pecados no confesados en nuestras vidas, pueden obstruir nuestra comunión con Dios y efectivamente apagar la obra del Espíritu Santo en nuestras vidas. Es por lo que resulta tan importante confesar nuestros pecados, ya que Dios es “fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.” (1 Juan 1:9). Así que, mientras que el Espíritu Santo jamás nos dejará, los beneficios y el gozo de Su presencia si pueden apartarse de nosotros.


¿Tiene preguntas? Preguntas de la Biblia contestadas
www.GotQuestions.org/Espanol

396 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Longinos
    Dic 21, 2010 @ 14:22:56

    Renton, qué despistado estás… Mira, Jesús nos dejó esa tradición, y la Iglesia, con cuidado maternal y con la autoridad que le fue conferida por el mismo Cristo, precisamente porque cree que el Pan y el Vino son verdaderamente el Cuerpo de Cristo, ha dado esa norma para evitar que la Sangre de Cristo se desparrame. Desobedecería a Dios si me apartara de su Iglesia por tonterías como esta, Renton.

    ¿No te das cuenta de que te estás comportando como un fariseo, Renton, colando el mosquito pero tragándote el camello? ¿Sabes lo que significa acercarse indignamente a la mesa de la Eucaristía? Pues significa, en primer lugar, hacerlo sin reconocer Quién es aquél al que recibimos. Curiosamente, eso sólo se enseña en la Iglesias, es decir, en las comunidades eclesiales que mantienen la sucesión apostólica que se remonta hasta Cristo, las que conservan la Autoridad para enseñar y para consagrar el Pan y el Vino.

    En segundo lugar, significa acercarse a la Mesa estando en pecado mortal. El que ha dado su aprobación a un aborto, por ejemplo, con pleno conocimiento de causa, está en pecado mortal, y debe arrepentirse, hacer propósito de enmienda, confesarse y pedir perdón a Dios antes de acercarse a la mesa de la Eucaristía.

  2. Renton
    Dic 21, 2010 @ 23:13:47

    Longinos:
    esús nos dejó esa tradición, y la Iglesia, con cuidado maternal y con la autoridad que le fue conferida por el mismo Cristo

    He ahí tu elección Emilio.

    Yo por mi parte he cumplido mi responsabilidad, te he dicho qué nos dejó el Señor en Su Palabra, que obedezcas o desobedezcas es enteramente tu responsabilidad.

    Eso sí, basta ya de la farsa de llamarnos a los protestantes hermanos pues como te he dicho mil y una veces, no coincidimos ni siquiera en lo más básico.

    Longinos:
    Curiosamente, eso sólo se enseña en la Iglesias

    Emilio, no te da un poco de verguenza contradecirte una vez y otra?

    Hace un par de días dijiste que la Iglesia está formada por todas aquellas personas que han recibido el Espíritu Santo, pertenezcan estos a la iglesia protestante o no.

    Y no obstante, ahora vuelves a circunscribir la Iglesia a tu rama…

    Todo esto es bastante aburrido.

    😐

  3. logos77
    Dic 22, 2010 @ 03:35:16

    Emilio,

    “En segundo lugar, significa acercarse a la Mesa estando en pecado mortal. El que ha dado su aprobación a un aborto, por ejemplo, con pleno conocimiento de causa, está en pecado mortal, y debe arrepentirse, hacer propósito de enmienda, confesarse y pedir perdón a Dios antes de acercarse a la mesa de la Eucaristía”.

    Estoy de acuerdo que participar de la Cena del Señor estando en pecado es acarrearse la disciplina del Señor y es algo muy serio. Nosotros los creyentes evangelicos participamos de la Cena del Señor tal como debe ser, tomamos el pan y el vino. Tenemos que examinarnos antes de tomarla y si hay algún pecado en nuestra vida, tenemos que abandonarlo (arrepentirse) y confesarlo al Señor directamente, (1 Juan 1:9) “si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad”.

    Y no hay que ser culpable de pecados graves para tener que confesarlos al Señor antes de participar, pues todo pecado que no estemos dispuestos a abandonar es serio ante Él.
    No seamos hipócritas, Emilio, el aborto es un pecado muy serio, pero hay otros muchos iguales de serios o peores. ¿Qué tal el pecado de abusar de niños inocentes, o el de taparlo mandando a los culpables a otra diócesis para que no tengan que pagar su culpa? Esos no los has mencionado.
    El que calla, otorga.

    Te quiero preguntar algo. ¿Que castigo les darías tú a gente como esa?

    http://logos77.wordpress.com/

    Emilio, no es cierto que el pan y el vino sean el verdadero cuerpo y la verdadera sangre de Cristo. El sacrificio de la Misa no es necesario para nada. Cristo se ha ofrecido una vez por todas para llevar los pecados de todos y la Biblia dice “Tú eres sacerdote para siempre, segun la orden de Melquisedec. Y los otros sacerdotes llegaron a ser muchos , debido a que por la muerte ya no podían continuar, mas éste por cuento permanece para siempre, tiene un sacerdocio inmutable, por lo cual puede salvar perpétuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos” (Hebreos 7:21b-25).

  4. Longinos
    Dic 22, 2010 @ 16:21:34

    Renton, comprendo que estés un poco harto de mí… Yo no te llamo hermano porque sé que te molesta, aunque te considero como tal; si no lo eres, estás llamado a serlo.

    No sé si explicarte lo que me señalas sobre la Iglesia. No quiero ser pesado, pero tampoco quiero que pienses que no me importa lo que dices, o que me contradigo y me da igual…

    Bueno. Todo el que recibe a la Trinidad en su corazón, pertenece a la Iglesia de Cristo. Uf…! Ahora te voy a tener que decir algo que no te va a gustar nada… Me lo callé cuando te hablé de esto, pero ahora me obligas a decírtelo…

    La Iglesia de Cristo, Una… ésa es la Iglesia a la que pertenecéis los protestantes que habéis recibido a la Trinidad en vuestro corazón. Pertenecéis a ella aunque de forma invisible, y de forma imperfecta. Por eso os considero hermanos, hermanos que se han ido de casa y que están un poco díscolos (no quiero molestarte, pero tengo que decirte lo que creo y lo que pienso). Esa es la Iglesia a la que pertenecen también los ortodoxos, de manera también imperfecta pero por muy poco, porque conservan la sucesión apostólica, y en su Eucaristía reciben también el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Esa es la Iglesia que se hace visible en la Iglesia Católica.

    Eso es lo que yo creo, y por eso, aunque considero que vosotros estáis de alguna forma en ella o llamados a ella, cuando hablo de sus enseñanzas, hay una sola enseñanza, un sólo Magisterio de la Iglesia, que es el que está dado con la autoridad en la fe que Cristo entregó a sus apóstoles y que le encargó a Pedro que les confirmara.

  5. Longinos
    Dic 22, 2010 @ 18:55:57

    Logos77, por supuesto que a mí me horrorizan las violaciones de niños, y mi horror llega hasta el extremo cuando eso lo hace, reiteradamente, nada menos que un sacerdote. Me espanta que alguien decida no hacer nada y cambiarlo de sitio. Sobre estos debe caer todo el peso de la ley civil, y deben ser suspendidos de su sacerdocio y apartados del todo.

    Sobre lo de la Misa, hay una confusión. No existe el sacrificio de la Misa separado del de Cristo en el Calvario. Sólo hay un sacrificio, y este sacrificio -el de Cristo en el Calvario- es el que se celebra en todas la misas. Cuando estamos en Misa estamos realmente en el Calvario, presenciando el sacrificio de Cristo. No es que Cristo sea sacrificado una y otra vez, no. Cristo se sacrificó una vez y con ese sacrificio, el de la cruz, pagó de forma sobreabundante por todos nuestros pecados.

    Cristo es el Único Sacerdote. Es, a la vez, Sacerdote, Víctima y Altar. Nosotros, al entrar en su Cuerpo Místico, participamos de su sacerdocio. De forma que todo lo que yo hago con su gracia, se une a ese sacrificio en ofrenda al Padre. Los sacerdotes actúan, en la Misa, “in persona Christi”, es decir, asumiendo el papel de Cristo. No son ellos los que ofrecen, es Cristo mismo el que se ofrece a sí mismo en sacrificio al Padre. La cita sobre el sacerdote eterno es muy acertada.

  6. logos77
    Dic 22, 2010 @ 19:11:06

    Emilio,

    No entiendes la palabra de Dios, ni la sabes interpretar. Todo lo ves bajo el prisma de la ICR, y de ahí no sales. Según tú lo que de verdad cuenta no es lo que la Biblia diga, ni es conformar lo que debe hacer la iglesia a lo que Dios ha dicho, sino que es al revés. Es acomodar la Biblia a las tradiciones de la ICR y de esa forma invalidar la ley de Dios.

    Esto es de lo que nos advirtió el Señor Jesucristo y confrontó a los fariseos hipócritas porque le daban más valor a las tradiciones que a la palabra de Dios.

    Marcos 7:6-9 (Reina-Valera 1960)
    6 Respondiendo él, les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito:
    Este pueblo de labios me honra,
    Mas su corazón está lejos de mí.

    7 Pues en vano me honran,
    Enseñando como doctrinas mandamientos de hombres.(A) m

    8 Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber; y hacéis otras muchas cosas semejantes.

    9 Les decía también: Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición.

    Emilio,

    ¿Qué te parecen estos pasajes? ¿No te dan miedo? Si no te dán pánico estás en peores condiciones de las que pensaba.

    http://logos77.wordpress.com/

  7. Longinos
    Dic 22, 2010 @ 19:40:29

    Todo lo contrario, Logos77, esos pasajes me animan a no poner mi confianza en mi propio criterio, sino en la Iglesia que Cristo fundó, en el Espíritu Santo que la asiste desde hace veinte siglos para interpretar auténticamente la Palabra de Dios.

    Mira a tu alrededor: ¿Quién predica la verdad contra el mundo? ¿Quién predica contra los anticonceptivos, el aborto, el divorcio, las relaciones extramatrimoniales, las relaciones sexuales, la eutanasia…? Por supuesto que hay personas en la Iglesia católica que son -somos- hipócritas, y no hacemos lo que predicamos, algunos de forma espeluznante, como los que has citado, que violaban a niños, nada menos. Pero la enseñanza de la Iglesia no se desvía ni a derecha ni a izquierda, ¿y sabes por qué? No por la sabiduría del Papa, ni la virtud de los obispos, ni la lucidez de los cristianos, sino por el Espíritu Santo, que ayuda a la Iglesia que Cristo fundó, para que no anduviéramos como ovejas sin pastor, interpretando cada uno las cosas a su manera, intentando con nuestra cabecita de piñón encontrar respuesta a todo cada uno por su cuenta.

  8. Longinos
    Dic 22, 2010 @ 19:42:40

    Bueno, me refería a las “relaciones homosexuales” -¡lo que me faltaba para que digan que la Iglesia está contra la sexualidad!. Todo lo contrario: la Iglesia aprecia tanto la sexualidad, que nos enseña a no rebajarla de categoría.

  9. Longinos
    Dic 22, 2010 @ 19:47:55

    Bueno, no podré escribir en unos días. Es una lástima, Renton, que no hayas querido acabar la “lectio divina” seleccionando un pasaje del Evangelio. Pero seguro que hasta de eso puedes sacar una enseñanza, tú sabrás por qué, queda entre ti y el Señor.

    Feliz Navidad a todos. Que el Niño Jesús nos bendiga y nos guíe hacia la unidad en Él.

  10. Renton
    Dic 22, 2010 @ 22:23:55

    Longinos:
    Yo no te llamo hermano porque sé que te molesta, aunque te considero como tal; si no lo eres, estás llamado a serlo.

    Emilio, basta por favor.

    Los católicos maldecís a todos los cristianos que no comulgan con vuestras desviaciones, y a modo de ejemplo tenemos el nefasto concilio de Trento.

    Si alguno dijere, que el pecador se justifica con sola la fe, entendiendo que no se requiere otra cosa alguna que coopere a conseguir la gracia de la justificación; y que de ningún modo es necesario que se prepare y disponga con el movimiento de su voluntad; sea anatema.

    Anatema significa simple y llanamente: maldito.

    Vosotros maldecís a todo hermano que es fiel a la Palabra de Dios,

    Por tanto, no es verdad que consideres a los protestantes cristianos, pues son malditos y nadie maldito puede tener comunión con Dios.

    Longinos:
    Por eso os considero hermanos, hermanos que se han ido de casa y que están un poco díscolos (no quiero molestarte

    Esto mismo se lo comenté a una hermana chilena muy querida anoche mismo.

    Hace años que trato con católicos Emilio, sé perfectamente cómo pensáis, y sé perfectamente que a la hora de escoger entre la Biblia y vuestro catecismo, la Biblia no es nada más que papel mojado.

    Longinos:
    en la fe que Cristo entregó a sus apóstoles y que le encargó a Pedro que les confirmara.

    Más a nuestro favor.

    Cuando Dios le hizo promesas al rey David, se las hizo a él, no a todos los futuros reyes de Israel.

    La excusa de Pedro es una falacia, la Palabra de Dios está por encima de todo apóstol, tal como demuestra la escena en la que Pablo amonesta a Pedro, le llama hipócrita, y le obliga a someterse a su autoridad, es decir a la Palabra de Dios.

    😐

  11. Renton
    Dic 22, 2010 @ 22:32:41

    Longinos:
    Es una lástima, Renton, que no hayas querido acabar la “lectio divina” seleccionando un pasaje del Evangelio.

    Para qué?
    Qué te importa a ti lo que diga el Evangelio?

    Jesús nos dice que nada de divorciarse (salvo en caso de “porneia”), y vosotros tenéis el Tribunal de Rota.

    Jesús nos dice que Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad.

    26 Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor,

    27 y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo;

    Pero vosotros tratáis a los jerifales como reyes…

    En fin, para qué seguir…?

    Os importa un pito qué diga la Biblia Emilio, porque quien tiene la última palabra es tu catecismo, por tanto, ahorrémonos la hipocresía de hacer ver que la Palabra se estudia en círculos católicos.

    😐

  12. logos77
    Dic 22, 2010 @ 23:18:51

    Emilio,

    “Mira a tu alrededor: ¿Quién predica la verdad contra el mundo? ¿Quién predica contra los anticonceptivos, el aborto, el divorcio, las relaciones extramatrimoniales, las relaciones sexuales, la eutanasia…?”

    En las iglesias evangelicas bíblicas se predica en contra de la mayoría de esas cosas. No en contra de los anticonceptivos, ni de las relaciones sexuales entre matrimonios, claro. ¿Quien tiene derecho a imponer semejante carga a la gente? Me refiero a los anticonceptivos.

    Te sorprenderá saber ésto seguramente, porque las iglesias malas son las que reciben la publicidad, pero de las buenas no se oye decir nada. Así son los medios de comunicación, solo lo malo es rentable.

    Pero si pudiera te invitaría a venir a una iglesia excelente biblica y verías lo que te digo. Sé que por la zona de Cádiz no hay mucho donde escoger. Pero en todo el mundo hay iglesias excelentes. España está muy mal, por desgracia es uno de los países más inmorales del mundo hoy día. ¡Quién lo iba a decir hace treinta o cuarenta años!

    “Pero la enseñanza de la Iglesia no se desvía ni a derecha ni a izquierda, ¿y sabes por qué? No por la sabiduría del Papa, ni la virtud de los obispos, ni la lucidez de los cristianos, sino por el Espíritu Santo, que ayuda a la Iglesia que Cristo fundó, para que no anduviéramos como ovejas sin pastor, interpretando cada uno las cosas a su manera, intentando con nuestra cabecita de piñón encontrar respuesta a todo cada uno por su cuenta”.

    Emilio, es triste que estés tan ciego. ¿Que el Espíritu Santo dirige a la ICR a adorar imágenes? ¿A tergiversar la palabra de Dios? ¿A prohibir a los sacerdotes casarse cuando en la Biblia dice que deben ser casados? ¿A llamar a los curas “padre”, cuando Jesús dijo que a nadie llamarmos padre? ¿Que no vistieras ropas largas, etc. etc.?

    No me has contestado si no te dá miedo, pánico, de seguir en una institución como esa, que es claramente una iglesia hipocrita en todo su contexto. Ojo, yo no hablo de los feligreses que pueden ser buena gente, y de algunos curitas que también lo son, sino de la doctrina falsa y de los que la defienden como tú.

    A la buena gente la usan los de arriba para ganar respeto.

  13. Armando Flores Duré
    Dic 29, 2010 @ 22:47:40

    EXPERIMENTAR LA FE ES UN HECHO QUE NO TIENE EXPLICACIÓN RACIONAL. SOLO SÉ QUE NO PODEMOS LLEGAR A LA FE POR SABIDURÍA…. ES ALGO QUE LE SUCEDE AL ALMA…CUANDO EL ESPÍRITU SANTO DECIDE TOCARTE..

  14. Armando Flores Duré
    Dic 29, 2010 @ 22:54:13

    AL LEER EL LIBRO DE JUAN. QUEDA BIEN CLARO QUE LO IMPORTANMTE PARA JESUCRISTO ERAN LA PAZ, EL AMOR Y OBEDECER SUS MANDAMIENTOS Y LA LEY DE SU PADRE.

  15. Renton
    Dic 29, 2010 @ 23:39:57

    Armando:
    OBEDECER SUS MANDAMIENTOS Y LA LEY DE SU PADRE.

    Eso debe ser matizado hermano porque si no, el resto de hermanos se lían con eso de Ley mosaica, Ley de Dios, Ley de Cristo…

    Los mandamientos del Señor son la Ley de su Padre la cual NO es la Ley mosaica.

    :]

  16. Longinos
    Dic 30, 2010 @ 19:47:19

    Bueno, ya estoy de vuelta. Feliz Navidad a todos.

    Logos77, dices que no te había contestado, pero sí lo hice.Mira:

    Dice Logos 77:

    “¿Qué te parecen estos pasajes? ¿No te dan miedo? Si no te dán pánico estás en peores condiciones de las que pensaba”.

    Y respondí:
    Longinos
    dic 22, 2010 @ 19:40:29
    “Todo lo contrario, Logos77, esos pasajes me animan a no poner mi confianza en mi propio criterio, sino en la Iglesia que Cristo fundó, en el Espíritu Santo que la asiste desde hace veinte siglos para interpretar auténticamente la Palabra de Dios”.

    Renton, para nada te considero un maldito, ni la Iglesia considera malditos a los que llama “hermanos separados” como tú, Logos77, Paulo, etc.

    Efectivamente, esa cita que pones de Trento dice que quienes sostengan lo que tú estás sosteniendo contra Logos77 y contra mí, es decir, que no es necesario un asentimiento voluntario a la gracia para recibir la justificación, está automáticamente fuera de la enseñanza de la Iglesia. Pues sí, es verdad, y es necesario señalarlo. Siento que sostengas eso, la verdad. Pero no por eso te considero “maldito”, sino un hermano separado de la recta doctrina, al que me gustaría ver rechazar ese error tan funesto.

    Lo que has señalado es una conclusión disciplinaria, lo que se llama un “canon”. No es propiamente la parte de exposición doctrinal, pero es lo que más se conoce de Trento. Para comprender en profundidad lo que significan los cánones, es necesario acudir a otra parte que los precede. Si vas, en el mismo texto del Concilio, a la parte explicativa que precede a los cánones, encuentras esta exposición doctrinal, en los capítulos V y VI:

    “…El principio de la misma justificación de los adultos se debe tomar de la gracia divina, que se les anticipa por Jesucristo: esto es, de su llamamiento, por el que son llamados sin mérito ninguno suyo; de suerte que los que eran enemigos de Dios por sus pecados, se dispongan por su gracia, que los excita y ayuda para convertirse a su propia justificación, asintiendo y cooperando libremente a la misma gracia; de modo que tocando Dios el corazón del hombre por la iluminación del Espíritu Santo, ni el mismo hombre deje de obrar alguna cosa, admitiendo aquella inspiración, pues puede desecharla; ni sin embargo pueda moverse sin la gracia divina a la justificación en la presencia de Dios por sola su libre voluntad. De aquí es, que cuando se dice en las sagradas letras: Convertíos a mí, y me convertiré a vosotros [Zac1,3]; se nos avisa de nuestra libertad; y cuando respondemos: Conviértenos a ti, Señor, y seremos convertidos [Lam 5,21]; confesamos que somos prevenidos por la divina gracia.

    Dispónense, pues, para la justificación, cuando movidos y ayudados por la gracia divina, y concibiendo la fe por el oído [cf. Rm 10,17], se inclinan libremente a Dios, creyendo ser verdad lo que sobrenaturalmente ha revelado y prometido; y en primer lugar, que Dios justifica al pecador “por su gracia adquirida en la redención por Jesucristo” [Rm 3,24]; y en cuanto reconociéndose por pecadores, y pasando del temor de la divina justicia, que últimamente los contrista, a considerar la misericordia de Dios, conciben esperanzas, de que Dios los mirará con misericordia por la gracia de Jesucristo, y comienzan a amarle como fuente de toda justicia; y por lo mismo se mueven contra sus pecados… etc.”

    Creo que en este punto, muchos protestantes y católicos estamos de acuerdo, aunque no Calvino.

  17. Longinos
    Dic 30, 2010 @ 20:00:16

    Renton, me ha sorprendido gratamente que hables contra el divorcio. Eres el primer protestante al que le oigo algo así, la verdad. En general, la postura protestante defiende el divorcio.

    El tribunal de la Rota no divorcia, sino que declara que no ha existido matrimonio en algunos casos particulares. En el matrimonio, el cura no casa, los que casan el uno al otro son los contrayentes. Si uno de ellos pronuncia las palabras vanamente (por ejemplo, no acepta un compromiso para siempre), existiendo testigos de que rechazaba lo que estaba profesando falsamente con los labios, el matrimonio es nulo. Por eso fracasan algunos matrimonios, porque lo que hacen es un paripé en la Iglesia, no la celebración de un sacramento, y la gracia de Dios no secunda los paripés.

  18. Renton
    Dic 30, 2010 @ 20:13:20

    Longinos:
    Efectivamente, esa cita que pones de Trento dice que quienes sostengan lo que tú estás sosteniendo contra Logos77 y contra mí, es decir, que no es necesario un asentimiento voluntario a la gracia para recibir la justificación, está automáticamente fuera de la enseñanza de la Iglesia.

    No.
    Lo que dice Trento no es eso, lo que dice es que somos malditos, no es lo mismo.

    Anathema significa eso.

    En realidad el concilio da la razón a los sedevacantistas, pues la base de la iglesia católica siempre ha defendido que fuera de ella no hay Salvación, lo cual me parece un disparate enorme propio de las sectas..

    No considerais hermanos extraviados a los protestantes, les considerais herejes malditos.

    Longinos:
    Creo que en este punto, muchos protestantes y católicos estamos de acuerdo, aunque no Calvino.

    Me importa un pito lo que diga Calvino, si la Palabra demuestra que está errado en alguna conclusión, se le ignora y punto.

    La autoridad es la Palabra de Dios, no ninguno de Sus siervos.

    En eso estamos de acuerdo todos los protestantes.

    Longinos:
    En general, la postura protestante defiende el divorcio.

    Eso es simple y llanamente mentira.

    Longinos:
    El tribunal de la Rota no divorcia, sino que declara que no ha existido matrimonio en algunos casos particulares.

    Qué manera más vergonzosa de manipular la Palabra de Dios para plegarse a los caprichos de los poderosos.

    Uno no debe separarse, pero si lo hace debe permanecer soltero, en caso contrario comete adulterio.

    Y no obstante, ahí tenemos a la iglesia católica casando al príncipe Felipe con una señora divorciada, sin el menor pudor…

    😐

  19. Longinos
    Dic 30, 2010 @ 20:47:21

    Renton, Letizia no estuvo casada. Estuvo amancebana con un contrato civil que vale menos que el alquiler de un garaje. Eso no es matrimonio.

    Lo de “fuera de la Iglesia no hay salvación” hay que entenderlo bien. Los sedevacantistaslo ent ienden en una forma que limita la Iglesia a la Iglesia Católica visible. Según algunos -no sé si ellos caen también en este error-, el hindú o el musulmán que sigue la recta voz de su conciencia y al que no se le predica siquiera el Evangelio, no puede salvarse. Y el protestante, tampoco. Realmente, si se aplicara esa falsa doctrina, serían los propios sedevacantistas los primeros que no se podrían salvar, porque están fuera de la Iglesia Católica, y a sabiendas, no como muchos otros.

    Pero es que esta Iglesia a la que se refiere esta frase de San Cipriano (obispo mártir de principios del siglo III) que dice “fuera de la Iglesia no hay salvación” tiene un significado profundo, porque la palabra “Iglesia”, que efectivamente denota una realidad que debe tener una unidad visible (como pidió Cristo al Padre), sin embargo tiene un significado que hay que entender bien. Sobre esto precisamente habla la Constitución Dogmática “Lumen Gentium” del Concilio Vaticano II. Copio uno de los párrafos que se refieren a los hermanos separados, en el capítulo 15:

    “La Iglesia se reconoce unida por muchas razones con quienes, estando bautizados, se honran con el nombre de cristianos, pero no profesan la fe en su totalidad o no guardan la unidad de comunión bajo el sucesor de Pedro. Pues hay muchos que honran la Sagrada Escritura como norma de fe y vida, muestran un sincero celo religioso, creen con amor en Dios Padre todopoderoso y en Cristo, Hijo de Dios Salvador; están sellados con el bautismo, por el que se unen a Cristo, y además aceptan y reciben otros sacramentos en sus propias Iglesias o comunidades eclesiásticas. Muchos de entre ellos poseen el episcopado, celebran la sagrada Eucaristía y fomentan la piedad hacia la Virgen, Madre de Dios. Añádase a esto la comunión de oraciones y otros beneficios espirituales, e incluso cierta verdadera unión en el Espíritu Santo, ya que El ejerce en ellos su virtud santificadora con los dones y gracias y a algunos de entre ellos los fortaleció hasta la efusión de la sangre. De esta forma, el Espíritu suscita en todos los discípulos de Cristo el deseo y la actividad para que todos estén pacíficamente unidos, del modo determinado por Cristo, en una grey y bajo un único Pastor. Para conseguir esto, la Iglesia madre no cesa de orar, esperar y trabajar, y exhorta a sus hijos a la purificación y renovación, a fin de que la señal de Cristo resplandezca con más claridad sobre la faz de la Iglesia”.

    Es decir, estas personas -protestantes y ortodoxos- forman parte de la Iglesia, aunque imperfectamente, y la Iglesia ni dice que sean malditos, ni que se condenen, todo lo contrario, los considera hermanos en el Señor. Por si tienes alguna duda, este párrafo es de una constitución dogmática de un concilio ecuménico, dado por la comunión de los obispos en torno al sucesor de Pedro. Es decir, tiene el máximo valor dentro del Magisterio de la Iglesia. Por eso, quien rechaza esto, como los sedevacantistas, se coloca automáticamente, sólo por eso, fuera de la unidad visible de la Iglesia Católica, en una postura incompatible con sus enseñanzas.

    Tampoco niega ese adagio (“fuera de la Iglesia no hay salvación”), la salvación a aquellos que no han recibido la predicación pero siguen la recta conciencia que Dios ha puesto en su corazón. “La conciencia es el primero de los vicarios de Cristo” -dijo el Cardenal Newman-. Porque ellos no forman parte de la Iglesia porque no se les ha predicado, no por culpa suya. Sobre esto hay mucho más escrito en “Lumen Gentium” y otros documentos importantes.

  20. Renton
    Dic 30, 2010 @ 20:59:31

    Longinos:
    Renton, Letizia no estuvo casada. Estuvo amancebana con un contrato civil que vale menos que el alquiler de un garaje. Eso no es matrimonio.

    Tremenda metida de pata la mía…

    Longinos:
    no guardan la unidad de comunión bajo el sucesor de Pedro.

    Qué gran falacia!
    Cuando Dios le hizo promesas a David, se las hizo a él, no a todos los reyes futuros de Israel.

    Dios no dio carta blanca a todo aquel que asegure que es heredero de Pedro, pues de ser así, los ateos tendrían razón de acusar a Dios por las masacres que cometen todas las personas que dicen representar a Dios!

    Las promesas que hizo Dios a Pablo, no se heredan…

    Qué falacia más absurda.

    Longinos:
    Es decir, estas personas -protestantes y ortodoxos- forman parte de la Iglesia, aunque imperfectamente, y la Iglesia ni dice que sean malditos, ni que se condenen, todo lo contrario, los considera hermanos en el Señor.

    Eso es mentira Emilio, el Concilio de Trento es claro, todo aquel que defienda lo que dice la Biblia, es decir, lo que defendemos los evangélicos, es considerado como maldito por Dios.

    Nadie maldito por Dios puede estar en comunión con Él, eso es algo tan obvio que cae por su propio peso, y lo que dice la constitución dogmática de un concilio ecuménico ese, no es nada más que lo que siempre acusamos -y con razón- al catolicismo: defender una cosa y su contraria sin el menor pudor.

    Aprende la Verdad: Fuera de la Iglesia no hay Salvación.

    Y no la hay porque nadie puede ir al Padre a no ser que sea mediante Jesús, cuyo cuerpo es la Iglesia.

    La Iglesia está formada por todas aquellas personas que por fe han recibido el Espíritu Santo, pertenezcan a la rama del cristianismo que pertenezcan.

    😐

  21. Longinos
    Dic 30, 2010 @ 21:09:13

    Renton, si quieres señalar una verdadera incongruencia en la Iglesia, señala esta otra: admitir a la comunión a un rey cómplice de asesinatos en masa, porque ha refrendado con su firma la ley del aborto. Don Juan Carlos se ha convertido en cómplice público de un pecado abominable; con ello se deslegitima a sí mismo como rey (al condenar a muerte a sus propios súbditos inocentes) y se coloca objetivamente fuera de la comunión eclesial.

  22. Longinos
    Dic 30, 2010 @ 21:20:52

    Renton, te he citado una declaración dogmática de un concilio ecuménico (es lo que más valor y autoridad tiene en la Iglesia). Si te empeñas en creerte rechazado por la Iglesia católica, yo no puedo hacer más, pero no es así, todo lo contrario.

    Y lo curioso es que tanto tú como Logos77 sí me consideráis maldito a mí por ser fiel a la Iglesia. A mí no me importa, porque lo que uno es ante Dios, eso es; ni más, ni menos. Me preocupa por vosotros.

    Un abrazo en Cristo, hermano.

  23. Renton
    Dic 30, 2010 @ 21:27:57

    Longinos:
    Si te empeñas en creerte rechazado por la Iglesia católica, yo no puedo hacer más, pero no es así, todo lo contrario.

    Cambiemos los papeles, imagina que las iglesias protestantes afirmaran que los católicos son sus hermanos pero que al mismo tiempo consideraran malditos a todos aquellos que defendieran el catecismo…

    Dirías que los protestantes estaríamos incurriendo en un disparate.

    Primero Dios y Su Palabra, después el resto.

    19 Mas Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios;
    Hechos 4

  24. Longinos
    Dic 30, 2010 @ 22:58:17

    Renton, sobre eso, varias cosas:

    La palabra “anathema” no implica que la persona vaya a condenarse. Según la teología católica, uno se condena cuando rechaza voluntariamente y pertinazmente la conversión o cuando ofende a Dios libre y voluntariamente en una materia grave. Por eso, no tiene la misma culpa Lutero que el último de los luteranos, que ha nacido en una familia luterana, y ha seguido su conciencia y los principios de la fe que le han enseñado. O el que ha recibido una imagen distorsionada de la fe católica y la ha rechazado, o el que, caído en el pecado, ha sido rescatado de él por Jesucristo por la predicación de hermanos protestantes. Quiere decir esto que aunque uno profese una doctrina rechazada, y esté por ello excluido de la comunión eclesial, nadie es quien para decir si éste se va a condenar en última instancia o no. “Sea anatema” quiere decir que quien eso profesa no puede ser admitido a la comunión eclesial, que está excluido, pero no significa que esté condenado.

    Una cosa sí es verdad: en la Iglesia se van entendiendo cada vez más profunda y explícitamente las verdades de fe, con la asistencia del Espíritu Santo. Un concilio no anula a otro, pero todos los documentos del Magisterio han de ser entendidos en consonancia unos con otros. Por tanto, cuando lees “anatema” en Trento, no debes entender “condenado”, porque eso contradiría el Concilio Vaticano II. Hay cosas que no estaban definidas que ahora lo están, cosas que estaban dudosas, que había diversidad de opiniones, y ahora están claras y explícitas en el Magisterio. Y cosas que aún no se conocen y que están abiertas al discernimiento teológico, como es la actuación del Espíritu Santo en los no evangelizados pero que siguen su recta conciencia y se salvan por los méritos de Jesucristo y en su Iglesia.

    Dices, Renton:
    “Aprende la Verdad: Fuera de la Iglesia no hay Salvación.

    Y no la hay porque nadie puede ir al Padre a no ser que sea mediante Jesús, cuyo cuerpo es la Iglesia”.

    Totalmente de acuerdo. Ese es el sentido profundo de esa frase que ha sido tradicionalmente enseñada por la Iglesia.

    Por ejemplo, ningún documento de la Iglesia

  25. Longinos
    Dic 30, 2010 @ 23:08:07

    Decía -se me ha quedado cortado- que ningún documento de la Iglesia defendía la conveniencia de reprimir violentamente la herejía. En primer lugar, es obviamente contrario a la Escritura. En segundo lugar, es contrario a la Tradición, y tenemos un ejemplo claro en San Ambrosio, que consideró excluidos de lacomunión a los que habían tomado parte en la muerte del hereje Prisciliano. Sin embargo, muchos cristianos, papas incluidos, practicaron -mediante la Inquisición- estos hechos que no estaban claros en el Magisterio de la Iglesia, y que hoy comprendemos que son manifiestamente contrarios a las enseñanzas de Jesús. Esto ha quedado fijo ya para siempre en el Magisterio, en la constitución dogmática “Dignitatis Humanae” del concilio Vaticano II, diciendo que es contraria a la enseñanza de Cristo toda coacción en materia religiosa, como contraria al respeto a la dignidad del ser humano, y el Papa Juan Pablo II pidió perdón por los pecados de los cristianos en el pasado, en esta y otras cuestiones.

  26. Renton
    Dic 30, 2010 @ 23:19:21

    Emilio, es tu problema que creas que Dios aprueba todos los disparates que han hecho los hombres en Su Nombre.

    Es tu problema que defiendas una cosa y su contraria mediante retruécanos que solo confunden a los iletrados.

    Es tu problema que necesites la autorización de hombres para ir a Dios.

    Es tu problema que te importe un #&@% lo que diga la Palabra de Dios si es que tu catecismo dice lo contrario.

    Es tu problema.

    Eso sí, no hagas que tus problemas sean los de los demás.

  27. Longinos
    Dic 30, 2010 @ 23:26:49

    Sacas un tema muy interesante, Renton, y es si el mandato de Jesús a Pedro de confirmar en la fe a sus hermanos se hereda o no. En la costumbre de la Iglesia primitiva se ve claramente esta herencia. El obispo de Roma es informado en las disputas y actúa confirmando en la fe a sus hermanos desde los primeros tiempos. En las primeras herejías cristológicas y en la lucha contra el gnosticismo, la voz del obispo de Roma es citada como autoridad, y se recurre a él para aplicar el discernimiento. La presidencia en la caridad del obispo de Roma es aclamada sin rastro de oposición en la Iglesia de los primeros siglos.

    Es necesario acudir a la asistencia del Espíritu Santo para ver si ese mandato y encargo de Jesús es sólo para Pedro o es una función en la Iglesia que no acaba con su muerte, sino que pasa a sus sucesores, y quiénes son éstos.

  28. Longinos
    Dic 30, 2010 @ 23:40:47

    ¿Soy yo el que empela retruécanos para confundir iletrados, Renton, o eres tú el que te agarras a definiciones propias de la wikipedia paras sentirte excluido de la Iglesia Católica? ¿Tan débil es tu fe calvinista que necesitas sentirte rechazado por la Iglesia Católica para mantenerte en ella?

    No, Renton. Lee la Lumen Gentium y verás por qué la Iglesia Católica no rechaza a los protestantes, sino que les considera hermanos en Cristo.

    Sólo haz una prueba: busca en páginas católicas, a ver si encuentras alguna en la que se ensañen con los protestantes, citen casos de pastores caídos en la depravación, se rían de las ordenaciones de homosexuales o hagan sangre de la defensa del aborto, los anticonceptivos, el divorcio, etc., por parte de los hermanos separados, para señalarlos como condenados. Yo no conozco ni una. Todas esas cosas nos duelen, no nos benefician. Porque os consideramos hermanos, quieras o no.

  29. Renton
    Dic 30, 2010 @ 23:49:43

    Emilio, no sé cómo decírtelo para no ofenderte, en serio, pero desde que me di cuenta que entre la Palabra de Dios y tu catecismo, te quedas con tu catecismo, desde que me di cuenta que no buscas escudriñar las Escrituras para saber la Verdad y así poder someterte a ella, me da igual lo que pienses o dejes de pensar.

    Todas las sectas tiene sus escrituras, los mormones tienen la Perla de Gran Precio, los Testigos las publicaciones de la Atalaya, los adventistas las profecías de Hellen G. White y los católicos su catecismo.

    No necesitas nada más, tienes tus escrituras.

    Uno puede pasarse la vida debatiendo con alguien que interpreta las Escrituras mal, pues sabe que si el hermano se da cuenta que Dios en tal pasaje está diciendo una cosa, y no la otra como él pensaba hasta entonces, el susodicho se someterá de todo corazón a la Voluntad de Dios.

    Esto pasa de contínuo y le doy las gracias a Dios por ello.

    No obstante, contigo no es así.

    A ti te da igual lo que leas en la Biblia porque has decidido que la última autoridad es la de tu catecismo.

    Allá tú.

    Eso sí, volviendo una y otra vez a blogs protestantes lo único que demuestras es una falta de seguridad en tus creencias.

    Sé coherente y quédate con tus concilios y tu catecismo y déjanos a los protestantes debatir y escudriñar las Escrituras en paz.

    😐

  30. Longinos
    Dic 31, 2010 @ 00:52:13

    No te preocupes, no me ofendo. Ni te voy a hacer caso, claro.

A %d blogueros les gusta esto: