Desencanto político en el voto evangélico, según encuesta y expertos


MADRID, 01/11/2010 (P+D, El Mundo/ J. Forster, Protestantedigital.com)

PP, PSOE, IU, partidos nacionalistas, otros… ¿Por qué opción política se decidirían en estos momentos los evangélicos españoles? Si nos fijamos en las respuestas de la encuesta abierta en Protestante Digital, la conclusión sería que cada vez se identifican menos con los dos grandes partidos del Parlamento Español. En menor medida el PP, pero sobre todo el PSOE, pierden apoyo de forma significativa. ¿Marcan estos datos una tendencia real en el conjunto de los evangélicos en España? Preguntamos sobre ello a Manuel Suárez, César Vidal y Pedro Tarquis.

Manuel Suárez es un político en activo además de fundador del Partido Galeguista, médico, y Vicepresidente del Observatorio Cívico Independiente (OCI, del grupo de Participación en la Vida pública de la Alianza Evangélica Española). En el OCI participa también Pedro Tarquis como vocal, siendo además director de Protestante Digital. César Vidal es director del programa “La noche de César” en esRadio y uno de las figuras evangélicas más conocidas e influyentes a nivel social.

Un 22% de los lectores de Protestante Digital que han participado en la encuesta sobre preferencias políticas abierta en su web no se decantan por ningún partido político (14% voto en blanco, 5% no votaría, 3% no sabe qué responder).

A ello se añade otro 15% que sí votaría, pero no lo haría por un partido histórico. Los datos, basados en una encuesta que no pretende ser científica pero sí orientativa, llevan a una conclusión muy destacable: nada menos el 37% de los electores que se identifican o se interesan por el protestantismo en España no se sienten representados por el PSOE, el PP, IU ni por los partidos nacionalistas a la hora de dar su voto.

La caída de confianza en los partidos clásicos es especialmente acentuada si nos fijamos en el Partido Socialista. La encuesta online apunta al partido que actualmente gobierna como el que más retrocede, ya que obtendría sólo el 12% de los votos. La última encuesta a nivel general, publicada por el diario ‘El Mundo’, también apuntaba a una tendencia a la baja del PSOE en el conjunto de la sociedad: obtendrían un 33,8%, que es, sin embargo, veintidos puntos superior al que el PSOE recibiría de los lectores de Protestante Digital. El PP, por su parte, también cae en la encuesta de Protestante Digital, aunque recibe el respaldo del 33% de los lectores, siendo así el partido político más votado (mientras que según el diario ‘El Mundo’, el apoyo de la sociedad al PP es de un 46,4%, trece puntos más).

¿Qué conclusión podemos sacar de este hundimiento aparente de los partidos mayoritarios? ¿Es el desapego social hacia los políticos aún más fuerte entre los cristianos evangélicos? Y… ¿hasta qué punto los participantes en la encuesta de P+D representan el sentir del conjunto de los protestantes en España?

P. TARQUIS: “POSTURAS EXTREMAS EN LEYES POLÉMICAS DEL PSOE”
Pedro Tarquis, director de Protestante Digital, cree que “en el momento actual la desilusión de los evangélicos abarca a los dos grandes partidos mayoritarios, aunque por distintas razones y en distinto grado”. Observa que es “evidente comparando esta encuesta actual de P+D con respecto a una similar de 2004, viéndose que descienden PP y PSOE en intención de voto, pero mucho más éste último”. Está claro que el Partido Popular mantiene una ventaja frente al resto, “pero más por desplome del PSOE que por ganancia propia”, observa Tarquis.

El director de Protestante Digital cree que esta pérdida de confianza general se debe en parte a “los escándalos por corrupción en ambos partidos”, y al hecho de que ni PP ni PSOE asuman responsabilidades en sus propios partidos y se dediquen sólo a apuntar a los escándalos de corrupción del oponente. Esto “genera desconfianza en la integridad y capacidad ética global de cada partido y arroja sombras de las necesaria integridad para su legítimo deseo de gobernar en una ciudad, autonomía o en la nación”.

Otra razón para el desencanto que se observa podría ser que el PP “critica pero no ofrece soluciones propias”, lo cual “hace que no crezca en credibilidad política”.

Por otro lado el PSOE sale “claramente más perjudicado en la intención de voto de los evangélicos”. En este punto, cree Tarquis que las “posturas extremas” del PSOE en cuanto a su legislación en materias de ética de la sexualidad han provocado un rechazo muy importante entre la mayoría de los evangélicos. Tarquis cita dos ejemplos representativos: “Permitir abortar a jóvenes menores, de 16 a 18 años, sin conocimiento ni consentimiento de sus padres” y la inclusión en la asignatura de Educación para la Ciudadanía de “cuestiones morales que –al margen de su contenido- deberían ser sólo responsabilidad de los padres”. El problema, considera, es que en ambas leyes “se desautoriza la figura de los padres, un hecho grave para el concepto protestante de la libertad de conciencia y de la familia”.

Además, dice, están las oportunidades perdidas. Lamenta Tarquis que “no ha habido actuaciones positivas destacables hacia la igualdad y la libertad religiosa”. Tampoco se ha intervenido de manera clara ante el “cierre injustificado de templos evangélicos”, ni se ha concedido “la pensión a los pastores protestantes jubilados de tiempos del franquismo”. Los funerales de Estado, además, no han dejado de ser monoconfesionales. El PP sí ha sido en cambio más activo en avanzar en aspectos necesarios de igualdad religiosa, considera Tarquis. Un ejemplo reciente es que “la Comunidad de Madrid (gobernada por el PP) fue la primera en firmar un Convenio marco con los evangélicos, y la única hasta el momento en reconocer la figura de los capellanes evangélicos de hospital”, así como establecer una mesa de trabajo estable con evangélicos desde la propia dirección del PP.

A todo lo anterior, Tarquis añade que ante la crisis económica ha habido desde el PSOE “falta de transparencia o realismo en la valoración inicial que hizo pública”. A ello se añade “el desgaste de gobernar durante dos legislaturas consecutivas y con una etapa final de crisis económica global” que ha llevado a restricciones, siempre mal recibidas por la sociedad en general.

De la actuación del Gobierno de Zapatero destaca en positivo el “desarrollo” de la Fundación Pluralismo y Convivencia para proyectos de las iglesias y entidades, que ha ayudado a “una mayor y mejor visibilidad de las confesiones no católicas” con Acuerdos con el Estado.

CÉSAR VIDAL: “LOS EVANGÉLICOS SE QUEJAN CON RAZÓN”
César Vidal, escritor y periodista (actualmente en ‘EsRadio’) está de acuerdo con Pedro Tarquis en que “hay razones sobradas para estar desencantado de la situación política actual porque vivimos una auténtica crisis del sistema”. Considera que “los partidos se han ido convirtiendo en estructuras de poder que no pueden ser controladas por los ciudadanos y que los representan muy dudosamente”. Pero por otra parte, opina que “la culpa principal del desmoronamiento de nuestro sistema democrático deriva de los partidos nacionalistas”, por su “insolidaridad” que ha llevado a la democracia a convertirse en una “farsa ingobernable”.

Opina Vidal que los evangélicos que no se sienten identificados con los partidos mayoritarios “se quejan con bastante razón”. Por un lado, “la izquierda y los partidos nacionalistas han asumido una serie de valores sobre la educación, la familia o el sexo que son radical y totalmente anti-cristianos”. Por otro lado, “partidos como el PP o UPyD parecen estar más interesados en cuestiones que, sin duda, tienen mucha importancia pero que para muchos creyentes evangélicos pueden parecer secundarias”.

En cuanto a las políticas del Gobierno socialista, Vidal también critica las nuevas leyes relacionadas con la ética sexual. Considera que “la nueva legislación sobre el aborto consagra legalmente la matanza en masa de inocentes y el negocio de las clínicas abortistas”. Considera que los evangélicos no pueden aceptar leyes como las impulsadas por el actual Gobierno y va más allá: “Que la entonces ministra Aído siguiese negando que el feto es un ser humano es un verdadero retrato de lo que cabe esperar de un gobierno del PSOE”.

Añade Vidal que los evangélicos son ciudadanos como el resto, y que por tanto las políticas económicas, sociales, laborales y de Exterior también les afectan, más allá de los temas de moral. En esta área, cree Vidal que la gestión de Zapatero ha perjudicado al conjunto de la sociedad “con una terrible dureza”. Finalmente, Vidal se pregunta “si no estamos viviendo en las vísperas de un juicio de Dios derivado de la iniquidad innegable de este gobierno”.

M. SUÁREZ: “ZAPATERO NO HA BUSCADO CONSENSO”
Para Manuel Suárez, médico y vicepresidente del OCI (Observatorio Cívico Independiente), los datos de la encuesta podrían sugerir que muchos protestantes “quieren realmente votar pero no se acaban de identificar con ninguna opción”, y considera que esto puede llevar a la abstención.

Hay un “descenso en la talla de la clase política actual y sus debates han perdido altura”, considera, lo cual ha llevado a un “desencanto general de la población hacia los políticos”. Este desencanto ha sido aún mayor entre los protestantes, pero no debe justificar nunca la inactividad. En este sentido, destaca Suárez “la labor de algunas entidades representativas, como la Alianza Evangélica”, que buscan “acercar la voz y la sensibilidad de los protestantes a los diversos partidos políticos, para hacerles ver que tenemos propuestas alternativas originales, realistas y facilitadoras del consenso”.

Ante la iniciativa evangélica por aportar en positivo a la sociedad, Suárez destaca que “la respuesta está siendo especialmente positiva” en partidos como “PP y CiU, que han mostrado un interés sincero por conocer las propuestas protestantes y mantener un diálogo estable con nosotros”.

En todo caso, Suárez reconoce que como evangélico no es fácil decantarse por un partido u otro, en estos momentos. “Coincido con quienes creen que no es fácil decidirse. Si examinamos las posiciones y la práctica de cada partido, hay algunas con las que nos podemos sentir cercanos, pero hay muchas que nos alejan”. Ante ello, sin embargo, la solución nunca debería volverse “escéptico”, sino “mantener el diálogo abierto con todos los partidos para hacerles ver qué deberían hacer para responder adecuadamente a nuestras expectativas y a las de la población general, que, según las encuestas, comparte nuestra percepción”.

En cuanto a la gestión del presidente Zapatero, Manuel Suárez también se muestra decepcionado. Considera que ”nos ha defraudado ver al presidente decir un día que no se iban a hacer ajustes importantes, y a los siete días hacer lo contrario, sin que se pusiese colorado ni diese explicaciones de esa contradicción”. Cree que es muy importante que el máximo dirigente en España presente las medidas “con claridad y verdad, sin tapujos”. Suárez destaca que “tenemos la sensación de que se ha jugado con nuestra credulidad ya desde antes de las elecciones, cuando se nos dijo que no había crisis”.

En cuestiones más relacionadas con la ética cristiana, Suárez critica “el empecinamiento en sacar la legislación sobre el matrimonio homosexual y el aborto de forma unilateral, sin esforzarse por encontrar un consenso generalizado”, cosa que demuestra “una actitud de gobierno dogmática y doctrinaria”, que a muchos evangélicos ha llevado a desencantarse de un partido al que habían votado tradicionalmente.

Como médico, Suárez destaca que los intentos de restringir el derecho a la objeción de conciencia en el personal sanitario “nos han llegado muy adentro, porque los protestantes somos señaladamente sensibles a la libertad de conciencia y hemos luchado secularmente por su defensa”.

Por último, opina Suárez, “la indiferencia gubernamental con la que se permite el cierre de lugares de culto protestante la hemos sentido como una agresión directa inaceptable”.

MULTIMEDIA
Puede participar aquí en la encuesta de Protestante Digital sobre preferencias políticas e intención de voto

Fuente: P+D, El Mundo. Redacción: Joel Forster, Protestantedigital.com

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: