¿Cuál es el significado de la vida?


“¿Cuál es el significado de la vida?”

Respuesta: ¿Cuál es el significado de la vida? ¿Cómo puedo encontrar propósito, realización y satisfacción en la vida? ¿Tendré el potencial para lograr algo de importancia duradera? Mucha gente nunca se ha detenido a considerar cuál es el significado de la vida. Años más tarde, miran hacia atrás y se preguntan por qué sus relaciones se han desmoronado y por qué se sienten tan vacíos, aún cuando pudieron haber conseguido lo que emprendieron. A un jugador de béisbol que figuraba en el paseo de la fama del béisbol se le preguntó, qué le hubiera gustado que le dijeran al principio, cuando empezó a jugar el béisbol. El replicó, “Deseo que alguien me hubiera dicho que cuando alcanzara la cumbre, no encontraría nada ahí”. Muchas metas revelan su vacío solamente después de que se han desperdiciado años en su búsqueda.

En nuestra sociedad humanística, la gente persigue muchos propósitos, pensando que en ellos van a encontrar significado. Algunas de estas búsquedas incluyen: éxito en los negocios, riquezas, buenas relaciones, sexo, entretenimiento, hacer el bien a otros, etc. La gente ha testificado que mientras alcanzan sus metas de riquezas, relaciones y placer, todavía hay un profundo vacío interior – un sentimiento de un vacío que nada parece llenarlo.

El autor del bíblico libro del Eclesiastés expone este sentimiento cuando dice, “¡Vanidad de vanidades! ¡Vanidad de vanidades! ¡Todo es vanidad!”. Este autor tenía riquezas más allá de la medida, sabiduría más que cualquier hombre de su tiempo o del nuestro, mujeres por cientos, palacios y jardines que eran la envidia de los reinos, la mejor comida y el mejor y vino, y poseía cada forma de entretenimiento disponible. Hasta cierto punto, dijo que cualquier cosa que deseaba su corazón, el la buscaba. Y todavía, resumía diciendo, “la vida debajo del sol” (la vida es vivida como que esta fuera todo lo que podemos ver con nuestros ojos y experimentar con nuestros sentidos) ¡es vanidad! ¿Por qué hay tal vacío? Porque Dios nos creó para algo más allá de lo que podemos experimentar en el aquí-y-ahora. Salomón dijo de Dios, “El también ha puesto la eternidad en los corazones de los hombres…”. Estamos conscientes de que, en nuestros corazones, este “aquí-y-ahora” no es todo lo que hay.

En Génesis, el primer libro de la Biblia, encontramos que Dios creó a la humanidad a Su imagen (Génesis 1:26). Esto significa que somos mas como Dios que como cualquier otro (cualquier otra forma de vida). También encontramos que antes de que la humanidad cayera en pecado y la maldición cayera sobre la tierra, las siguientes cosas fueron verdad: (1) Dios hizo al hombre una criatura social (Génesis 2:18-25); (2) Dios dio al hombre trabajo (Génesis 2:15); (3) Dios tuvo compañerismo con el hombre (Génesis 3:8): y (4) Dios dio al hombre dominio sobre la tierra (Génesis 1:26). ¿Cuál es la importancia de estos puntos? Yo creo que por cada uno de estos, Dios intentó añadir a nuestro cumplimiento satisfacción en la vida, pero todo esto (especialmente el compañerismo del hombre con Dios) fue perjudicado por la caída del hombre en pecado y la maldición resultante sobre la tierra (Génesis 3).

En Apocalipsis, el último libro de la Biblia, al final de muchos otros eventos del fin de los tiempos, Dios revela que va a destruir esta tierra y cielo presentes como los conocemos, y conducirnos al estado eterno, al crear un nuevo cielo y una nueva tierra. En ese tiempo, El va a restaurar por completo el compañerismo con la humanidad redimida. Algunos van a ser juzgados indignos y arrojados en el Lago de Fuego (Apocalipsis 20:11-15). Y la maldición del pecado será disipada; no habrá mas pecado, aflicción, enfermedad, muerte, dolor, etc. (Apocalipsis 21:4). Y los creyentes heredarán todas las cosas; Dios habitará con ellos, y ellos serán Sus hijos (Apocalipsis 21:7). De este modo, llegamos a un círculo completo en el que Dios nos creó para tener compañerismo con El; pero el hombre pecó, rompiendo ese compañerismo; Dios restaura ese compañerismo completamente, en el estado eterno, con aquellos considerados dignos por El. ¡Ahora, ir a través de la vida haciendo nada y todo, solamente para morir separados de Dios por la eternidad, sería peor que vano! Pero Dios ha hecho un camino no solamente para hacer posible la dicha eterna (Lucas 23:43), sino también esta vida satisfactoria y valiosa. Ahora, ¿cómo se obtienen esta dicha eterna y este “cielo sobre la tierra”?

EL SENTIDO DE LA VIDA RESTITUIDO POR JESUCRISTO

Como hicimos alusión arriba, el verdadero significado tanto ahora como en la eternidad, se encuentra en que uno restaure la relación con Dios que fue perdida en el tiempo de la caída en el pecado de Adán y Eva. Hoy, esa relación con Dios es solamente posible a través de Su Hijo, Jesucristo (Hechos 4:12; Juan14:6; Juan 1:12). La vida eterna se gana cuando uno se arrepiente de sus pecados (ya no quiere continuar en esto, sino que quiere que Cristo lo cambie y lo haga una nueva persona) y comienza a confiar en Jesucristo como Salvador (vea la pregunta “¿Cuál es el plan de salvación?” para obtener mayor información en este tan importante asunto).

Ahora, el verdadero significado de la vida no se encuentra solamente en tener a Jesús como Salvador (maravilloso como es eso). Mas bien, el verdadero significado de la vida se encuentra cuando uno comienza a seguir a Cristo como Su discípulo, aprendiendo de El, pasando tiempo con El en Su Palabra, la Biblia, comunicándose con El en oración, y caminando con El en obediencia a Sus mandatos. Si usted es un no creyente (o talvez un nuevo Creyente) es probable que esté diciéndose, “¡Eso no suena muy emocionante o satisfactorio para mí!” Pero, por favor lea solamente un poquito más. Jesús hizo las siguientes declaraciones:

“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga” (Mateo 11:28-30). “Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan10:10b). “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará” (Mateo 16:24-25). “Deléitate asimismo en Jehová, y él te concederá las peticiones de tu corazón” (Salmos 37:4).

Todo lo que estos versículos están diciendo es que nosotros tenemos una elección. Podemos continuar buscando guiar nuestras propias vidas (con el resultado de vivir una vida vacía) o podemos escoger seguir a Dios y Su voluntad para nuestras vidas con todo nuestro corazón (lo cual resulta en tener una vida vivida por completo, teniendo satisfechos los deseos del corazón, y encontrando contentamiento y satisfacción). Esto es así porque nuestro Creador nos ama y desea lo mejor para nosotros (no necesariamente la vida más fácil, sino la mayor satisfacción).

Al cerrar, quiero compartir una analogía tomada de un pastor amigo. Si usted es un aficionado a los deportes y decide asistir a un juego profesional, puede aflojar unos pocos dólares y obtener un asiento “alejado de la acción” en las filas superiores del estadio, o puede soltar unos pocos cientos de dólares y estar muy cerca de la acción. En la vida Cristiana también es así. Observar la obra de Dios de PRIMERA MANO no es para los Cristianos domingueros. Ellos no han pagado el precio. Observar la obra de Dios de PRIMERA MANO es para los discípulos de Cristo incondicionales, quienes verdaderamente han dejado sus propios deseos, de manera que pueden seguir los propósitos de Dios en la vida. ¡ELLOS han pagado el precio (completa rendición a Cristo y a Su voluntad); ellos están experimentando la vida a plenitud; y pueden encararse a ellos mismos, y a su Hacedor sin lamentarse! ¿Ha pagado el precio? ¿Está dispuesto a hacerlo? Si es así, usted no va a anhelar sentido o propósito para su vida nuevamente.

Recomendado libro: El Conocimiento del Dios Santo (J.I. Packer).

8 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Albrecht Gundelach
    Oct 10, 2010 @ 15:28:29

    No existe un sentido real de la vida, ni siquiera sabemos que es vida. No somos más que un accidente causado por las condiciones reinantes en este planta, tampoco somos la creación a la semejanza de alguna divinidad. Simplemente somos seres evolucionados y seguiremos evolucionando.
    Cada uno le da un sentido a su propia vida de acuerdo, al entorno en el cual nació, a la raza que pertenece, a las condiciones sociales en las cuales crece, a sus conocimientos y experiencia, a su inteligencia etc.

  2. Renton
    Oct 11, 2010 @ 02:09:36

    Gundelach:
    Cada uno le da un sentido a su propia vida de acuerdo, al entorno en el cual nació

    Siento disentir, su determinismo es refutado por la misma realidad, el ser humano es influenciado por el entorno, pero no es producto del mismo.

    Ahora bien, nunca he logrado entender por qué -todas las personas que creen que cada indivíduo formula su propio sentido de la vida- se ven en la necesidad de refutar las creencias de todos aquellos que creemos que el sentido de la vida se halla en Dios.

    Es terriblemente contradictorio.
    :\

  3. osolini
    Oct 11, 2010 @ 16:12:23

    Siento disentir, su determinismo es refutado por la misma realidad, el ser humano es influenciado por el entorno, pero no es producto del mismo.
    R: El entorno en el cual uno nació, y creció, claro que tiene una influencia sobre el sentido que se quiere dar cada individuo. Pero al final es la persona que se da o no un sentido.

    Ahora bien, nunca he logrado entender por qué -todas las personas que creen que cada indivíduo formula su propio sentido de la vida- se ven en la necesidad de refutar las creencias de todos aquellos que creemos que el sentido de la vida se halla en Dios.
    R: A ver, los ateos en general no refutamos las creencias religiosas de otras personas, lo que si refutamos es la existencia de todo tipo de divinidades o seres sobrenaturales.
    Hay creyentes que no pueden comprender, que existen personas, como nosotros, que prescindimos de “Dios”, por no ser necesario, “Dios” no existe

  4. Renton
    Oct 11, 2010 @ 22:17:10

    Osolini:
    El entorno en el cual uno nació, y creció, claro que tiene una influencia sobre el sentido que se quiere dar cada individuo.

    Infuencia?
    Sin duda alguna, no has visto que he escrito el ser humano es influenciado por el entorno, pero no es producto del mismo...?

    Osolini:
    los ateos en general no refutamos las creencias religiosas de otras personas

    Tampoco hablaba de eso.
    Gundelach dijo que cada indivíduo le da un sentido determinado a la vida dependiendo de su raza, entorno social, cultura… y eso es algo fácilmente refutable por la realidad misma.

    Por ejemplo, dos hermanos, mismo entorno, raza, formación… y no obstante uno es nihilista y el otro adora a Krantor, el dios de las cejas pobladas.

    Otro ejemplo, un tipo nacido en un país comunista que descubre para su sorpresa que cree en Jesús, y amolda su vida a su fe.
    Lo mismo que un tipo nacido en un país católico, con formación católica que a medida que crece descubre las bondades del nihilismo…

    La realidad misma, nuestras propias vidas refutan que el sentido de la vida sea determinado por factores tales como raza, educación, nivel económico, etc…

    Osolini:
    Hay creyentes que no pueden comprender, que existen personas, como nosotros, que prescindimos de “Dios”, por no ser necesario, “Dios” no existe.

    Si Dios no existe, todo está permitido, qué opina de eso?

    Si Dios no existe, si no hay un ente ajeno a toda subjetividad humana que determine qué es el Bien y qué es el Mal, no hay ni bien ni mal, tan solo miles de millones de subjetividades.

    Si Dios no existe, no hay Bien ni Mal, todo vale y la vida no tiene sentido…
    😐

  5. Albrecht Gundelach
    Oct 12, 2010 @ 15:33:59

    Infuencia?
    Sin duda alguna, no has visto que he escrito el ser humano es influenciado por el entorno, pero no es producto del mismo…?
    R: N o necesariamente, hay muchas personas que se han liberado de la influencia del entorno en el cual crecieron.
    Osolini:
    los ateos en general no refutamos las creencias religiosas de otras personas
    Tampoco hablaba de eso.
    Gundelach dijo que cada indivíduo le da un sentido determinado a la vida dependiendo de su raza, entorno social, cultura… y eso es algo fácilmente refutable por la realidad misma.
    Por ejemplo, dos hermanos, mismo entorno, raza, formación… y no obstante uno es nihilista y el otro adora a Krantor, el dios de las cejas pobladas.
    R: Esto o tiene ninguna relación con el sentido de la vida que se puede dar cada uno. Seguir a una determinada tendencia religiosa o filosófica, no necesariamente la da a alguien un sentido de la vida, l,e pueden ayudar a encontrar uno. También hay personas que no le dan ningún sentido a su vida
    Otro ejemplo, un tipo nacido en un país comunista que descubre para su sorpresa que cree en Jesús, y amolda su vida a su fe.
    R: Nacer en un país comunista no se relaciona con que una persona de repente se hace cristiano. Hay y hubo muchos cristianos que nacieron y vivieron en países comunistas

    Lo mismo que un tipo nacido en un país católico, con formación católica que a medida que crece descubre las bondades del nihilismo…
    R: El cambio de una creencia por otra no es darle un sentido a la vida, no se relaciona

    La realidad misma, nuestras propias vidas refutan que el sentido de la vida sea determinado por factores tales como raza, educación, nivel económico, etc…
    R: de acuerdo a la realidad de cada uno, un individuó le da su propi sentido a su vida
    Osolini:
    Hay creyentes que no pueden comprender, que existen personas, como nosotros, que prescindimos de “Dios”, por no ser necesario, “Dios” no existe.
    Si Dios no existe, todo está permitido, qué opina de eso?
    R: Falso. Hay otras creencias como el budismo que son de un nivel moral mucho más elevado que el cristianismo. Si se observa la historia del cristianismo occidental, los aportes que este hizo a la moral es absolutamente negativo, si se quiere afirmar lo contrario habría que falsificar toda la historia de la humanidad
    Si Dios no existe, si no hay un ente ajeno a toda subjetividad humana que determine qué es el Bien y qué es el Mal, no hay ni bien ni mal, tan solo miles de millones de subjetividades.
    Si Dios no existe, no hay Bien ni Mal, todo vale y la vida no tiene sentido…
    R: Un concepto erróneo y prejuiciado de muchos cristianos

  6. Renton
    Oct 12, 2010 @ 22:50:38

    Gundelach:
    R: N o necesariamente, hay muchas personas que se han liberado de la influencia del entorno en el cual crecieron.

    Eso es precisamente lo que estoy diciendo, no se da cuenta?

    El entorno influencia, pero no determina.

    Considerar -como usted hizo- que el sentido de la vida es determinado en el indivíduo por condicionantes tales como raza, condiciones, sociales y demás, no es cierto.

    Gundelach:
    Seguir a una determinada tendencia religiosa o filosófica, no necesariamente la da a alguien un sentido de la vida, l,e pueden ayudar a encontrar uno. También hay personas que no le dan ningún sentido a su vida.

    Tampoco es cierto.
    Todas las religiones dan un significado a la existencia, todas.
    Fue usted desde su nihilismo quien sostuvo que la vida no tiene sentido pues solo el nihilismo sostiene algo así.

    Gundelach:
    R: de acuerdo a la realidad de cada uno, un individuó le da su propi sentido a su vida

    Bien, pero dese cienta que usted, al decir esto, no niega que la vida no tenga sentido.

    Usted dice que cada indivíduo le da un sentido a sus existencia, y eso es cierto, no obstante, eso no niega que la vida -en Sí- tenga un sentido ajeno a toda subjetividad.

    Gundelach:
    Hay otras creencias como el budismo que son de un nivel moral mucho más elevado que el cristianismo.

    No entiende de qué le estoy hablando.

    Si no hay valores ajenos a toda subjetividad, valores eternos que determinen en toda circunstancia, época y lugar qué está Bien y qué está Mal… no hay Bien ni Mal, tan solo miles de millones de subjetividades, miles de millones de opiniones, todas igual de válidas que la de al lado.

    Si no hay un Ente ajeno a todo ser humano que establezca qué es el Bien y qué es el Mal, estos no existen, son simplemente subjetividades particulares nacidas en las mente de seres – y le cito- fruto de un accidente causado por las condiciones reinantes en este planeta, seres evolucionados que seguirán evolucionando

    Es decir, nada.

    Pues los mismos seres que hoy en día piensan que X es el Bien, dentro de 200 años pueden pensar que está Mal.

    Si Dios no existe, no existe ni el Bien ni el Mal.

    Espero haberme hecho entender.

    Gundelach:
    Si Dios no existe, no hay Bien ni Mal, todo vale y la vida no tiene sentido…
    R: Un concepto erróneo y prejuiciado de muchos cristianos

    Explíqueme por qué lo que digo está Mal, por qué mi subjetividad es menos válida que la suya.

    Usted solo puede sostener tal cosa si cree que hay una Moral que determina qué está Bien y qué está Mal, sin embargo, usted niega tal premisa.

    Se da cuenta por qué le digo que si no hay una Moral que determine qué es el Bien y el Mal, sus percepciones no son nada más que subjetividades que tienen el valor que tienen, y que son incapaces de justificar por qué mi subjetividad es menos válida que la suya?
    😐

  7. Renton
    Oct 15, 2010 @ 12:28:44

    Ateísmo y sentido de la vida, según Lane Craig…
    😐

  8. Ricardo Paulo Javier
    Oct 15, 2010 @ 13:50:13

    Hola Renton!
    Interesante el video!
    Para el ateo ni la vida,ni el amor ni el universo tienen sentido!!!!
    Viva el sinsentido de la vida, comamos y bebamos que mañana morimos!

A %d blogueros les gusta esto: