BORIS CRISTOFF: ¿SE ENCAMINA LA TIERRA HACIA SU FIN ? (A023)


Edición 2010 – Número 8 (242) – 4 de septiembre de 2010

Ezequiel Del Bianco(Artículo publicado originalmente en la bitácora Alerta pseudociencias)

Mi convicción ha ido confirmándose a lo largo de diez años, y es ahora cuando considero necesario que sea conocida ampliamente. Es a causa de esta seguridad que me da el haber visto cumplidas mis anteriores predicciones por lo que ahora afirmo que alrededor de 2012 nuestro planeta soportará la más grande catástrofe en muchos siglos. Y al decir catástrofe, involucro tanto una guerra como un accidente ecológico o astral.
La catástrofe se iniciará en 2012 y terminará en 2013. Afectará a gran parte del Hemiferio Norte, segando muchas más vidas que las guerras pasadas. Después, una paz edénica reinará sobre el planeta.
¿Cuál será? ¿Una guerra atómica, que lógicamente debe durar muy poco, tal como afirma mi predicción? ¿O un gigantesco sismo que culmine la actual escalada geológica? ¿Pudiera ser una cadena de actos terroristas de alcances imprevisibles? ¿Y por qué no una invasión extraterrestre de conquista?

Lo que tengo por seguro es un alto clímax de nuestro planeta, que no se ha dado frecuentemente a lo largo de estos veinte siglos pasados. Para ser precisos, sólo una vez los símbolos astrales fueron semejantes en estos dos mil años pasados. En ese entonces, las crónicas informan de una peste que liquidó la tercera parte de la población europea, allá por 1347-1348. Hay un paralelismo con mi colega francés André Barbault, quien habla también a las claras de la intensidad que los símbolos celestes nos inspiran: “A falta de una epidemia e invasión bárbara, hambres provocadas por la explosión demográfica, azote climático, desequilibrio ecológico, crisis tecnológica”.

Ambos intuimos grandes accidentes o catástrofes. Pero no pretendemos ser los únicos que sienten tal presión del destino. Hay otros, que daré a conocer, y no precisamente astrólogos como nosotros.

“Boris Cristoff: La Gran Catástrofe de 1983”

Me tomé la libertad de cambiar el año del fin del mundo para aumentar el suspenso. Sólo tienen que reemplazar donde dice 2012 por 1983. Y dejé la tapa del libro para el final, por la misma razón. Lo compré en una tienda de saldos por unos 4 pesos, o 1 dólar. Sobre el contenido, no pude leerlo todo, jamás pensé que se podían llenar tantas páginas con prácticamente nada. Habla de predicciones indígenas, coincidencias con fechas de sucesos, razones de cómo se podría destruir el mundo (lo que no era tan difícil en plena guerra fría), Nostradamus, nada interesante.

http://www.escepticos.es/?q=node/427

LAS PROFECÍAS DEL FIN DEL MUNDO

Edición 2010 – Número 8 (242) – 4 de septiembre de 2010

Ricardo Antonio García Cuadra

En los últimos años se ha venido popularizando en los medios de difusión el próximo fin del mundo el 21 de diciembre del 2012. Esta tendencia proveniente de las Iglesias protestantes de Estados Unidos agarra su impulso con los sucesos trágicos del 11 de septiembre del 2002. La histeria colectiva del fin de este mundo no solo ha infectado a los tradicionales grupos religiosos sino que también a un sector catastrofista de la comunidad científica. Hemos vistos documentales donde nos advierten que Yellowstone en Estados Unidos es un volcán inmenso que ya está en su ciclo natural de explosión, hasta la probabilidad próxima de un meteorito como el que destruyó los dinosaurios hace 65 millones de años. Antes de analizar las implicaciones de esta histeria para el futuro de la especie humana, es importante ver los precedentes de este tipo de fenómenos recurrentes en la historia de la humanidad.

Según los evangelios, Jesús anuncio su segunda venida y según San Pablo no pasaría de su generación, es por ello que el cristianismo primitivo fue un movimiento apocalíptico por excelencia, el pueblo judío era el elegido en el bando correcto en Megido, escenario real en la geografía del medio oriente, donde Jesucristo lucharía la última batalla contra el anticristo. Al ver que el Mesías no regresaba a su segunda cita con la humanidad, manifestaron que Dios mandó el espíritu santo en su lugar en forma de paloma, lo cual inspiró a la Iglesia católica. No obstante el mensaje apocalíptico siguió recurrente en la historia, uno de los casos más famosos, fue cuando el pánico invadió a Europa el 20 de febrero de 1524, unos astrólogos al ver la conjunción de Mercurio, Venus, Martes, Júpiter y Saturno, predijeron un diluvio universal como el bíblico. Más de 20,000 personas desesperadas haciendo arcas, vendiendo sus pertenencias y acaparando comida. El Conde Von Iggleheim construyó un arca espectacular para recibir con garbo el fin del mundo. Pero cuando el calendario se tragó a la fecha de la predicción, el día llegó y no pasó nada, el terror de las masas se transformó en ira, los que habían vendido todo se sintieron estafados. Las turbas destruyeron propiedades y negocios, al Conde antes mencionado lo lincharon y cientos de personas murieron por la estampida de la turba.

Pero el mejor “laboratorio social” de versiones apocalípticas de la religión es los Estados Unidos. Harod Bloom, crítico literario, llama al fenómeno religioso estadounidense la “Religión Americana”, una simbiosis de espiritualidad, apocalipsis y nacionalismo. El “Big Bang” de la corriente apocalíptica en Estados Unidos fue el caso de William Miller, quién declaró que el juicio final sería el 3 de abril de 1843. Meses después que Miller hiciera esta declaración, en el año 1833, hubo una lluvia de meteoritos que iluminó el cielo nocturno, hecho que reforzó la profecía de Miller en las masas. Pero al llegar el día y no cumplirse la profecía, el movimiento millerista se dividió en varios macro grupos. Cada uno de estos grupos tiene hoy gran influencia en los Estados Unidos. De estos milleristas desilusionados, se formó “La Iglesia Adventista del séptimo día”, la cual cuenta con más de 14 millones de adeptos. Pero uno de los seguidores de Miller, Charles Taze Russel, pudo retrasar la fecha del Juicio Final hasta el año 1874. Pero cuando la fecha llegó otra vez para “testear” la predicción, el astuto Charles convenció a sus seguidores que sería una nueva fecha en 1914. Estos son lo que hoy se llaman los testigos de Jehová, que cuentan con más de 6 millones de fieles en Estados Unidos.

Por su alta recurrencia histórica, no es posible en este sucinto articulo hablar de todas las profecías del Fin del mundo. La actual histeria del año 2012 presenta lo que llamaríamos una “pareidolia intelectual”. La pareidolia es un fenómeno psicológico que se caracteriza por el uso de la imaginación humana para ver formas y señales en la naturaleza; como por ejemplo, ver formas en nubes que se hacen en el cielo. Esta misma imaginación se activa al ser estimulado el prejuicio de los creyentes con lenguaje simbólico. La pareidolia mental de los creyentes impulsa a sus prejuicios cognitivos a coleccionar coincidencias estadísticas naturales de los fenómenos sociales, para promocionar de esa manera sus creencias apocalípticas. Vemos como invaden la red con cadenas de presentaciones donde exponen datos estadísticos inconexos como seudopruebas de sus advertencias evangélicas. También observamos como los cuartetos de Nostradamus han sido interpretados de muchas formas según la época y la moda; la más reciente es la predicción del ataque a las torres gemelas, pero veremos si encaja mejor en otra futura acción. Esta histeria colectiva algunos canales internacionales de TV lo han nombrado el efecto Nostradamus.

Lo más preocupante de esta patología social es que estimula el fundamentalismo religioso, que por siglos ha vivido y hasta siente gozo espiritual con solo pensar en el fin de los tiempos. Los fundamentalistas religiosos en Estados Unidos tienen un poder económico respetable y han comenzado de previo su propio Armagedón. Una iglesia evangélica en Florida hace unos días llamó a celebrar el aniversario de los ataques del 9/11 quemando el “Corán”, libro sagrado de los musulmanes. Dicha iglesia pareciese que quiere ver cumplirse la profecía del 2012. Esta actitud de profecía autocumplida de las iglesias fundamentalistas norteamericanas es lo que las ha llevado hasta a apoyar al sionismo judío, pues la reconstrucción de su templo en Jerusalén es una condición de cumplimiento de la profecía que tanto desean.

Ya no son los astrólogos del renacimiento, ni los Miller del siglo XIX, son diferentes pero con el mismo mensaje y más tecnología. Ya no se está jugando con fuego sino con el poder del átomo y las armas bacteriológicas. Esta situación es lo que Sam Harris llama una “emergencia intelectual” en el mundo de hoy, pues saber que el 33% de los ciudadanos de una nación poderosa como los Estados Unidos están esperando con ansias la venida de Jesús junto con su Armagedón en el término de sus vidas; esta creencia contiene en sí el riesgo de autocumplirse en manos de los líderes fundamentalista ricos y con poder político.

http://www.escepticos.es/?q=node/416

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. MARCELO
    Sep 21, 2010 @ 01:54:30

    TODAVIA SIGUE EL CHANTA DE CRISTOFF PREDICIENDO FINALES DEL MUNDO? DESDE EL 86 QUE ESTA EN LO MISMO ME ACUERDO QUE EN ESOS DIAS PREDECIA EL FIN DE TODO POR UNA CONJUNCION PLANETARIA, AHORA OTRA VEZ EL MISMO VERSO? QUE NADIE LE DA UNA PALIZA POR MENTIROSO CHE? MAS DE VEINTE AÑOS MINTIENDO LOCO, NO PODÉS…, RENTON HACE ALGO CHE.

  2. Ricardo Paulo Javier
    Sep 21, 2010 @ 01:59:20

    Renton es un anti troll !!!
    Che,no venis mañana, o esperas el fin del mundo?
    salu2

  3. Ricardo Paulo Javier
    Sep 21, 2010 @ 02:59:06

    Construyen una fortaleza para soportar el ‘fin del mundo’
    Italianos, creen en la profecía maya 2011, y han construido una mini ciudad en Yucatán, México, para sobrevivir a supuesta destrucción del mundo que se avecina, sin embargo, EE. UU., y España también se han dedicado a edificar refugios para enfrentar la catástrofe.
    México | Lunes 20 de Septiembre, 2010 | Por Nínro Ruíz Peña |

    (NoticiaCristiana.com).
    Una secta apocalíptica italiana, guiados por una tal profecía que el ‘fin del mundo’ será en el 2011, se han dedicado a construir en la selva maya de Yucatán, México, una lujosa fortaleza para enfrentar el impacto que sufrirá la destrucción de la Tierra.
    El diario mexicano El Universal, realizó un exhaustivo reportaje para confirmar la existencia de la mini ciudad denominada ‘Las Águilas’, con 816 hectáreas de selva baja, montes y pequeños cerros de una zona maya, a tres kilómetros de Xul y entre la zona de Kiuic en donde hay varios monumentos mayas.

    ‘Las Águilas’, posee de todo para sobrevivir: bodegas de alimentos, instalaciones para energía solar, laguna propia, área de cultivo, viviendas que tienen paredes de 60 centímetros de ancho antisísmicas y resistentes a los embates de la naturaleza y soportan temperaturas de hasta 50 grados centígrados. Y no solo eso, estas súper casas también son resistentes al fuego, y grandes inundaciones.
    Karina Pérez Valle, arquitecta y creadora de esta fortaleza, expresó al diario El Universal al momento en que ingresaba a la propiedad privada, que no hay autorización para entrar ni para dar información de los terrenos o de las personas que habitan ahí.
    “No están pensando los italianos que se acabe el mundo, sino que van a venir muchos desastres naturales, temperaturas muy elevadas, de 45 y 50 grados centígrados, inundaciones como la que recientemente ocurrió en Nuevo León, por eso están haciendo su espacio en donde cuenten con viviendas y medios para protegerse”, la arquitecta.
    “Se ve que tienen mucho dinero porque están construyendo casas muy raras con las que se salvarán cuando se acabe el mundo, pero eso nadie lo sabe, sólo Dios sabe cuándo se va a acabar el mundo y cuando eso sea ni ellos se van a salvar”, dijo campesino, habitante cercano del lugar.
    En EE. UU, existen varias compañías que ya venden, residencias preparadas para la fecha. La compañía llamada “Vivos” planea construir cerca de las principales ciudades una red de 20 refugios capaces de soportar todo tipo de catástrofes, como guerras biológicas o nucleares, el impacto de un gran asteroide, una tormenta solar o un potente terremoto. El costo de un refugio tiene un valor de la 50 mil dólares.
    También España, se ha unido a estas profecía apocalípticas, miembros del Grupo de Supervivencia de España 2012 (G.S.E. 2012), se han dedicado a construir un refugio atómico colectivo en un lugar de la Sierra de Madrid para protegerse del impacto catastrófico que supuestamente sufrirá el mundo en el años 2011.
    F: aol.com

A %d blogueros les gusta esto: