¿Nos resistimos a Sus cambios…?


¿Nos resistimos a Sus cambios…?

Que antes no haya ocurrido no significa que no sea así ahora. Somos seres costumbristas. Adquirimos hábitos. Nos preocupan las cosas demasiados novedosas o impactantes. Desconfiamos de los nuevos vecinos, miramos con recelo al recién llegado a nuestro ámbito…

Cuando el Señor Jesús caminaba por este mundo, los que lo rodeaban se resistieron:

“Los alguaciles vinieron a los principales sacerdotes y a los fariseos; y éstos les dijeron:¿Por qué le habéis traído? Los alguaciles respondieron: ¡Jamás hombre alguno ha hablado como este hombre! Entonces los fariseos les respondieron: ¿También vosotros habéis sido engañados? ¿Acaso ha creído en él alguno de los gobernantes, o de los fariseos?” (Juan 7:45-48)
Como hablaba algo nuevo y no conocían a nadie que hubiese creído, pensaban que no servía, o que no tenía valor lo que predicaba…

¡Nosotros creemos en un Dios Creador! Confiamos en Aquel que hace de la nada algo hermoso. Nos guía Uno que convierte en vaso útil algo completamente destruido…

“He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto y ríos en la soledad” (Isaías 43:19)
Cuando creemos en el Señor Jesucristo como Nuestro Salvador, la Biblia nos habla de la renovación que se produce en nuestras vidas:

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2 Corintios 5:17)
Nos da nueva vida…

“Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva” (Romanos 6:4)
Renueva nuestra vestimenta…

“Y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad” (Efesios 4:24)
Nos guía en un nuevo camino…

“Por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne” (Hebreos 10:20)
Gail Sheehy dijo: “Si no cambiamos no crecemos. Si no crecemos no vivimos en verdad. El crecimiento exige la rendición temporaria de la seguridad. Puede significar el abandono de patrones conocidos pero limitantes, trabajo seguro pero poco gratificante, valores en los que ya no creemos, y relaciones que han perdido su significado”

Fiodor Dostoievsky dijo: “Dar un paso nuevo, pronunciar una palabra nueva, eso es lo que más temor infunde en las personas”

Pero Dios nos dice:

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta” (Romanos 12:2)
“En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad” (Efesios 4:22-24)
Recordemos: Dios tiene el poder de renovarnos, no importa cómo o quiénes éramos antes de conocerlo a El…

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: