Diferencia de opiniones…


Diferencia de opiniones…

Por lo general las personas emiten opiniones acerca de situaciones y personas guiados por sus intereses personales, por sus afectos, por sus apreciaciones de situación, y por otros muy diversos motivos… Por lo general también, son opiniones subjetivas, basadas en sentimientos…

En Lucas 19 podemos observar esto en lo que Jesús veía en Zaqueo y lo que las personas opinaban de él:

“Habiendo entrado Jesús en Jericó, iba pasando por la ciudad. Y sucedió que un varón llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos, y rico, procuraba ver quién era Jesús; pero no podía a causa de la multitud, pues era pequeño de estatura” (Lucas 19:1-3)
Zaqueo era importante en su función dentro de la comunidad, pero para Jesús no era diferente a cualquier otro necesitado…

“Y corriendo delante, subió a un árbol sicómoro para verle; porque que había de pasar por allí. Cuando Jesús llegó a aquel lugar, mirando hacia arriba, le vio, y le dijo: Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa” (Lucas 19:3-5)
Era insistente, no escatimó esfuerzos y no se avergonzó de hacer lo necesario para ver al Señor. Jesús lo reconoció y lo llamó, aunque para la gente no tuvo transcendencia su acción. Posiblemente sólo veían en él a otro rico que se aprovechaba de los pobres:

“Entonces él descendió de aprisa, y le recibió gozoso. Al ver esto, todos murmuraban, diciendo que había entrado a posar con un hombre pecador” (Lucas 19:6-7)
Era un hombre receptivo a las cosas espirituales. La multitud expresó críticas aún hacia el mismo Señor por visitarlo. Pero para Jesús era más importante la necesidad espiritual de Zaqueo que su posición o sus falencias…

“Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado” (Lucas 19:8)
Estaba dispuesto a hacer lo que se le indicara para seguir al Maestro. Zaqueo reconoció públicamente su necesidad de redención, sin temer las críticas o las agresiones que podía sufrir de parte de aquellos a quienes había perjudicado…

“Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham. Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lucas 19:9-10)
El Señor le dio inmediata respuesta a su pedido y a su necesidad…

“Yo os digo: Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama se le abrirá” (Lucas 9:9-10)
Recordemos: Si acudimos a Jesús, sin importar nuestra condición, El proveerá lo que necesitemos…

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: