Matrimonio: Las Palabras Tienen Significado


Una de las características de esta era posmoderna es el desprecio por la verdad. En boca de todos está el dicho, “Usted tiene su verdad. Yo la mía.” Los posmodernos no creen en la verdad absoluta, sino que nadan en un nefasto relativismo. Ahora, todo es subjetivo. Todo depende de lo que una persona crea es lo correcto; todo es válido siempre y cuando ese algo sea lo mejor para esa persona. Esta es la clase de anti-intelectualismo que prima en nuestra sociedad.

Los posmodernos odian las definiciones! No las toleran precisamente porque se le pone un límite a lo que un término debe significar. Ellos desean que la definición de un término dependa de la persona. No puede existir una verdad absoluta, pues como dije, todo es relativo. Y esto es, evidentemente, una falacia. Todo el argumento posmoderno se cae cuando examinamos bajo la lupa cada una de sus inconsistencias doctrinales.

Y un ejemplo de este absurdo posmodernismo lo vemos en la re-definición del matrimonio. Este término significa en todos los idiomas, “la unión de un hombre con una mujer.” No hay otra manera de definirlo. Fue así como Dios lo definió, y es así como a lo largo de toda la historia de la humanidad ha sido entendido. Pero ahora, en nuestros tiempos, se ha tratado de re-definir este término, con la intención de incluír dentro de su definición la unión de personas del mismo sexo.

El matrimonio, entendido como el estado de estar unido a una persona del sexo opuesto como esposo o esposa, ha sido aceptado dentro de los artículos de la mayoría de las constituciones políticas de los países del mundo. Porqué? Porque las palabras significan algo. Un hombre es definido como tal por poseer ciertas características que lo definen como tal. Un perro es un perro precisamente porque cumple con las características que definen a un perro. De la misma manera el matrimonio es la unión de un hombre con una mujer porque esas son las características que han definido al término a lo largo de la historia.

Por lo tanto, la unión de personas del mismo sexo NO es un matrimonio, precisamente porque no cumple con las características que definen a un matrimonio. Pero, la mente posmoderna no puede entender esto. Porqué? Porque la mente posmoderna odia la verdad absoluta. Los posmodernos luchan por el relativismo y por desechar todo aquello que defina particularmente un término. Ellos buscan re-definir todo aquello que esté en contra de su subjetivismo.

Pero dejan claro que su movimiento no es lógico, que está lleno de contradicciones y que finalmente es un movimiento anti-intelectual. Cómo es posible que la verdad sea relativa? Sentarse a meditar en ese argumento tan sólo unos cuantos minutos deja ver claramente lo claro de su falta de lógica. Por ejemplo, si yo defino algo, estoy haciendo de esa definición algo absoluto. Es decir, si digo que mi automóvil es azul, estoy diciendo que absolutamente no es ni rojo, ni negro, ni blanco, ni verde. Es azul! Estoy haciendo de mi afirmación una verdad absoluta en ese momento. Yo no podría afirmar que mi auto es azul cuando no lo es. Eso sería una mentira y por lo tanto dejaría de ser una verdad.

Entonces, cuando una persona afirma que la verdad es relativa, esa afirmación se hace falsa. Porqué? Porque, entonces, esa misma afirmación sería relativa, y no debería ser tomada como un absoluto. Notan lo ilógico del argumento? Ellos afirman algo como un absoluto, pero su afirmación absoluta declara un relativo. Esto si que es anti-intelectual! Nadie podría afirmar que 2+2 es 4 porque la verdad no es absoluta, según nos dirían los posmodernos, sino que 2+2 puede ser todo lo que la persona quiera que sea. El resultado podría ser tan variable como hay personas en el  mundo.

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. ricardo5322
    Ago 06, 2010 @ 14:04:45

    Hermano Eduardo,

    Una vez más me siento llamado a llevarte la contraria.

    Nada me encantaría más que declarar que cada palabra tiene una y solo una definición, o, que de todas las definiciones habidas y por haber, yo tengo LA definición inerrante.

    Nuestra conversación sobre MALAKOS paró, creo yo, por falta de más evidencias. Ver http://fundanon.wordpress.com/2010/05/09/errores-en-la-biblia-malakos/ Habíamos llegado al acuerdo, creo, que la opinión de un grupo grande de expertos es que MALAKOS se refiere a “un joven retenido para relaciones sexuales con otro hombre.”

    Sin embargo continuás usando biblias en donde 1Cor6 traduce MALAKOS incorrectamente como “afeminado.”

    Las palabras tienen significados.

    Cuando dos cristianos, después de pedir la dirección Divina llegan a conclusiones distintas sobre una palabra u otra, no es asunto de condenarse los unos a los otros. O de cuestionar si de veras somos creyentes o no. En algunos casos yo tendré la razón. En multitudes de otros casos, yo estaré equivocado. Pero no es asunto de ponerme una etiqueta, como post-modernista, o arminiano, o saprissista, para entonces condenarme más fácilmente.

    ¿Y quién sabe? Tal vez solo los Heredianos heredarán el Reino de los Cielos…

    Mi nombre es Ricardo, Dios me ama tal como soy.
    http://fundanon.wordpress.com

  2. Ricardo Paulo Javier
    Ago 06, 2010 @ 14:37:01

    ricardo.
    Pero que malakos este mal traducida,no valida la homosexualidad y menos valdia el matrimonio gay.
    salu2

  3. ricardo5322
    Ago 06, 2010 @ 20:37:51

    Hermano Ricardo Paulo,

    Tengo dos puntos básicos:

    Primero, pido respeto para opiniones distintas entre cristianos. Yo soy hijo de Dios, soy Cristiano. Tenemos muchas más cosas en común que cosas que nos separan.

    Segundo, pido mejor disciplina académica.

    Si usáramos la definición de matrimonio que Eduardo está sugiriendo, mi tía, diez años después de la muerte de su esposo no debiera haberse casado de nuevo, ya que no pueden tener hijos. (Son un amor, esos dos viejitos, siempre caminando de la mano.) Tendríamos que desechar, de plano la sugerencia de San Pablo, de que es preferible quedarse soltero, ya que esa sugerencia es totalmente contra naturaleza.
    Tendríamos que exigir exámenes físicos para comprobar que ambos conyugues son fértiles. Tendríamos que meternos en el berenjenal de aceptar divorcios si por una razón u otra el hombre es incapaz de darle una hija a su esposa. Tendríamos que eliminar familias como la mía que han crecido por medio de adopción.

    Es posible que, como dices, no hay forma de darle validez al matrimonio Gay. Pero los argumentos usados en contra por el Hermano Eduardo tampoco tienen validez.

  4. Ricardo Paulo Javier
    Ago 06, 2010 @ 21:02:10

    Yo te respeto.Si no fuese asi, ya te lo hubiese dicho para que te fueras. El dia que no te sientas respetado por mi, puedes decirmelo,pero dudo que llegue
    El nivel academico, lo va logrando el nivel de los participantes de los debates y los articulos que voy publicando.No creo sean mis articulos de bajo contenido academico. SI asi lo crees, pues ora a Dios para que me bendiga y me de su sabiduria
    Creo que los articulos del Dr. Eduardo son de alto nivel academico. Por su capacitacion como medico se deduce.
    SI algo estas en disconformidad con el,pues seria bueno que se lo digas a El,no a mi.Yo no puedo ayudarte,no mantengo dialogo fluido con el Dr. Flores,solo un trato correcto y formal por los blogs.

    salu2

A %d blogueros les gusta esto: