5 años para se adapten confesiones religiosas a la Ley de Centros de Culto, pero no la católica


5 años para se adapten confesiones religiosas a la Ley de Centros de Culto, pero no la católica
Claro está que esta nueva ley se inclina a favor los católicos y cualquier incumplimiento castigaría a evangélicos u otras confesiones religiosas que brindarán una alta seguridad, higiene y salubridad aquellos que asistan sus templos, pero no así de los templos católicos que se convertirán en lugares de alto riesgo ante un terremoto u otro desastre natural.
España | Lunes 2 de Agosto, 2010 | Por Nínro Ruíz Peña

(NoticiaCristiana.com).
Las confesiones religiosas tendrán cinco años para adaptarse a la Ley de Centros de Culto, que exige condiciones de seguridad, higiene y salubridad sin embargo los únicos eximidos de esta ley son los templos católicos que se justifican bajo el argumento de “valor artístico e histórico” por su años.
Según el Govern de la Generalitat, los centros de culto existentes dispondrán de un plazo de 5 años para adaptarse a la nueva ley que regula: condiciones técnicas, materiales mínimos de seguridad, salubridad, accesibilidad, protección acústica, aforo y evacuación con que deberán contar estos lugares.

Los lugares de culto deberán solicitar al ayuntamiento correspondiente licencia municipal de apertura y uso, estando excluidos los locales con una superficie menor de 100 metros cuadrados y con un aforo inferior a 90 personas. En este caso sólo deberá comunicarse al ayuntamiento la apertura del centro y el cumplimiento de las características técnicas que establece el Reglamento.
Como era de esperar Josep Lluís Carod-Rovira de la Generalitat, , dijo que “la mayoría de iglesias católicas” quedarán excusadas de la regulación por su “valor artístico, patrimonial e histórico significativo”, y no deberán presentar una licencia de actividad adaptada a la normativa.
Claro está que esta nueva ley se inclina a favor los católicos y cualquier incumplimiento castigaría a evangélicos u otras confesiones religiosas que brindarán una alta seguridad, higiene y salubridad aquellos que asistan sus templos, pero no así de los templos católicos que se convertirán en lugares de alto riesgo ante un terremoto u otro desastre natural.
La ley, dice que los municipios deberán reservar suelo para usos religiosos en sus planes urbanísticos a la hora de planear equipamientos comunitarios, como lo hacen para fines educativos, culturales y comerciales.
Carod, destacó que el nuevo reglamento no plantea “novedades más allá de la ley”, pero reconoce la penetración de múltiples confesiones en la “Cataluña del siglo XXI”, siendo la protestante la que más crece.
Cataluña, tiene 8.000 centros de culto, 6.729 son católicos, 600 son evangélicos protestantes, 195 musulmanes y 131 de Testimonios de Jehová. “En seis años, la que más ha crecido es la protestante”, señaló Carod.
F: Protestante Digital

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: