¿Cómo explicar la nieve…?


¿Cómo explicar la nieve…?

El padre Giocondo ha traducido la Biblia al sindao

Alfa & Omega, 10/12/09 – El padre Giocondo Pendin, misionero comboniano de origen italiano, lleva en Mozambique desde el año 1972, cuando aún era colonia portuguesa. Es uno de tantos misioneros que llevan más años viviendo en el país de misión que en su propio país, de modo que, si no fuera porque el color de la piel le delata, podría decirse que tiene ya más de africano que de europeo.
El padre Jocondo fue uno de tantos que prefirió quedarse durante la larga guerra civil que asoló el país, y no porque estuviera exento de peligros: fue testigo de «barbaridades y de actos heroicos», como él mismo recuerda, sin poder viajar ni moverse del lugar durante 15 años, para no poner en peligro su vida, pasando la noche en el suelo para pasar más desapercibido, y, aún así, no pudo evitar recibir un tiro en el cuello que le mantuvo una parte del cuerpo paralizado durante años.
Durante los últimos 7 años, el padre Jocondo ha estado ocupado en una tarea muy particular que, por fin, hace ya un año, ha podido ver la luz, y es la traducción de la Biblia al sindao, el dialecto que hablan en la misión de Machanga, de la que es párroco. No se trata de una simple traducción de un idioma a otro.
Es mucho más. Es trasladar conceptos que allí no podrían entenderse nunca, que son evidentes para un occidental, e incomprensibles en África. «Cuando se leen expresiones -explica el padre Jocondo- como blancos como la nieve, ¿cómo explicar qué es la nieve, que jamás han visto ni conocen?… O Tú serás la piedra sobre la que edificaré mi Iglesia es extraño para ellos, porque aquí las casas no se construyen sobre piedra. Por otro lado, para un africano Dios debe ser descrito con la ternura de una madre, no de un padre, porque, debido a la poligamia, algunos padres no saben siquiera cuántos hijos tienen, muchos hijos ni conocen a sus padres, y la relación con la madre siempre es mucho más profunda, y en ocasiones, la única.
Es necesario cambiarlo para poder suscitar un sentimiento de amor y ternura». Para el padre Jocondo, aún no ha nacido el genio que entienda el cristianismo y la cultura africana profundamente para poder hacer una síntesis que realmente les llegue al corazón y sea plenamente entendido.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: