Tras diez años de trabajo acaban una Biblia manuscrita al estilo medieval


Tras diez años de trabajo acaban una Biblia manuscrita al estilo medieval

MINNESOTA, 15/04/2010 (Sociedades Bíblicas Unidas, CBN / ProtestanteDigital)

Un monasterio benedictino encargó desde hace 10 años la reproducción manuscrita de toda la Biblia, la primera que se realiza 500 años después de la creación de la imprenta. Este método ha llevado a los expertos calígrafos a trabajar durante un total de diez años para plasmar todo el contenido de las Escrituras. El ejemplar, de gran tamaño y belleza, se expone en Minnesota, aunque está prevista una gira internacional por museos e iglesias.

Michael Patella, uno de los responsables del seminario, explica que no esperaban que fuera «un trabajo sencillo, nunca creímos que sería tan difícil». Han sido necesarios diez años de trabajo ininterrumpido por parte del calígrafo Donald Jackson.

En el año 2000, después de dos años de preparación, Jackson se puso manos a la obra. Utilizando una pluma de ganso y sobre la piel de un becerro, escribió el primer versículo del Evangelio de Juan. Jackson es el escriba principal de la Casa de los Lords de la corona británica, y realizó este trabajo desde la sede del seminario en Gales.

Cuando el proyecto, valorado en 5,5 millones de dólares, completó cinco de los siete volúmenes planeados, todavía faltaban escribir 2.414 líneas. «Este proyecto nos ha llevado a redescubrir la Biblia, de una manera diferente. Nos permitió vislumbrar con meridiana claridad que cada libro de la Biblia estaba relacionado con el resto y quisimos capturar visualmente ese hecho», explicó Michael Patella, director del comité teológico de la St. John´s Bible.

En la Edad Media, los monasterios ayudaron a preservar el conocimiento y la cultura para las futuras generaciones, a la vez que se convirtieron en custodios y aunque también “encadenaron” la Biblia que no podía ser leída por el pueblo.

«Al comisionar una Biblia manuscrita, St. John´s ha revivido la tradición de la Edad Media y afirma nuestro compromiso a estudiar las Escrituras y las artes», dice Tim Ternes, director de la St. John´s Bible.

La traducción bíblica utilizada es la New Revised Standard Version, una traducción al inglés utilizada tanto por protestantes como católicos. «Queríamos hacer algo en este nuevo milenio que diera que hablar hasta el próximo milenio, aun cuando fuese un trabajo enorme y, en algunas partes, tedioso», explicó Patella.

Jackson fue el director artístico que lideró el proceso de ilustrar el manuscrito con 160 obras de arte y una cuidada caligrafía. La Biblia tiene una altura de más de 60 cm y una anchura de 90 cm cuando el libro está abierto. Su desarrollo se asemeja a sus predecesores medievales, pues utiliza tintas hechas a mano, pigmentos de grano grueso y hojas de oro.

Además, para preservar la Biblia digitalmente, se han realizado reproducciones de la más alta calidad posible; lo que demandaba fotografiarla cada 28 minutos. Esto es porque la St John´s Bible se hizo para ser compartida. No es simplemente una pieza de museo, aunque sea su lugar lógico. Ha sido pensada para que sea accesible y siempre esté disponible. Si bien su lugar actual está en Minnesota, ya hay un plan de recorrido que la llevará por muchos lugares de los Estados Unidos en los próximos meses.

Fuente: Sociedades Bíblicas Unidas, CBN. Redacción: ProtestanteDigital.com.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: