contradicciones 2 – ¿Quién mató al Rey Saúl, en la Batalla con los Filisteos?


¿Quién mató al Rey Saúl, en la Batalla con los Filisteos?

Ultima fecha de actualización: 28 de julio 2010

Autor:Paulo Arieu

Según nos narran 1 de Samuel y  2da. de Samuel, el rey Saúl tras haberse sentido herido en la batalla, decidió echarse sobre su espada y así MORIR, No fué entonces el AMALECITA[0], a quien el REY DAVID, mató por supuestamente ser el quien mató a SAÚL.

  • Lo hizo Saúl (1 Samuel 31:4) – “Entonces dijo Saúl a su escudero: «Saca tu espada y traspásame con ella, para que no vengan estos incircuncisos a traspasarme y burlarse de mí». Pero su escudero no quería, pues tenía gran temor. Tomó entonces Saúl su propia espada y se echó sobre ella..”
  • Lo hizo el Amalecita (2 Samuel 1:8-10) – “Me preguntó: “¿Quién eres tú?” Yo le respondí: “Soy Amalecita”. Luego me dijo: “Te ruego que te acerques y me mates, porque se ha apoderado de mí la angustia; pues aún sigo vivo”. Yo entonces me acerqué y lo maté, porque sabía que no podía vivir después de su caída. Tomé la corona que llevaba sobre su cabeza y el brazalete que tenía en su brazo, y se los he traído aquí a mi señor.”
  • 1 Samuel 31:4 nos proporciona la información de lo que en realidad sucedió, mientras que 2 Samuel 1:8-10 solamente dice la versión según el Amalecita. Lo más probable es que el Amalecita aprovechó esta oportunidad para beneficiarse de la muerte del Rey, recogiendo su brazalete y corona y trayéndoselos al Rey David.

Desdichadamente para el tramposo Amalecita, en 2 Samuel 1:13-16 se nos dice lo que a continuación sucedió:

  • “David preguntó luego a aquel joven que le había traído la noticia: –¿De dónde eres tú? –Soy hijo de un extranjero, Amalecita –respondió él. –¿Cómo no tuviste temor de extender tu mano para matar al ungido de Jehová? –le dijo David. Entonces llamó David a uno de sus hombres, y le dijo: –Ve y mátalo. Él lo hirió, y murió, mientras David decía: –Tu sangre sea sobre tu cabeza, pues tu misma boca atestiguó contra ti, al decir: “Yo maté al ungido de Jehová”. ‘”

Como vemos, la mentira no paga. El Amalecita pensó que como Saúl andaba persiguiendo a David, él se alegraría de la muerte del Rey Saúl, pero fue todo lo contrario. Hubo justicia divina aquí. Al mentiroso siempre le llega su día.

Regresando David vino a el un amalecita y le dió detalles de como había muerto el rey Saúl y su hijo Jonathan. En la narración me llama la atención que Saúl le pregunta a este joven quien eres tu (ver.8) al ver Saúl que no era de su Pueblo le pide que lo mate, ¿sabes por qué? Porque el rey Saúl ya sabia que David había dado una ley no toquéis al ungido de Dios, si Saúl le hubiera pedido a un Israelita este no lo hubiera matado, fue un amalecita;

La revelación objetiva de las escrituras es racional

Nosotros creemos que la revelación objetiva de las escrituras es racional. Lo que la  biblia dice tiene total y pleno sentido.El texto biblico no contienen contradicciones, errores o principios insensatos. Por esa razón, todo lo que contradice a las Escrituras carece de veracidad.
El cristianismo histórico es una religion basada en la revelación objetiva de las Escrituras, explica McArthur (I Jn. 2:21)
Quiero afirmar y dejar bien en claro que
“La doctrina alli enseñada esta libre de todo error. La Palabra de Dios es libre por completo de todo error y deficiencia.(Lc. 16:17)”
La Palabra de Dios es un registro precioso e irrebatible de la verdad.La Biblia no está llena de absurdos,contradicciones o fantasias. Es coherente consigo misma y con todo lo que es verdadero. Los hechos presentados en las Escrituras son confiables y los eventos históricos descritos en la Biblia son historia verdadera, no una alegoria mística o veleidosa.
Y dado que su Palabra posee verdad objetiva y perfección confiable en todo lo que enseña, la Biblia debe ser tanto el punto de partida como la prueba definitiva de verdad en todo nuestro pensamiento. Si las Escrituras son enteramente verdaderas, se desprende que todo lo que contradiga las Escrituras es falso, así se trata de las creencias fundamentales en las que están basadas las ideologías mas populares del mundo.
Por lo tanto, como hemos visto y explicado,esta contradiccion es aparente.

Notas

[0] Los amalecitas era un pueblo que constantemente estaba en guerra con el pueblo de Israel, se oponían en todo; era un pueblo idólatra.

Fuentes bibliográficas consultadas:

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: