Biblia y contradicciones bíblicas Nº 1 – Evangelio de Juan

Contradicciones biblicas

Autor: Paulo Arieu

Fecha de Actualizacion: 25-07-2010

Edwin H.Palmer, dice que

“Según el testimonio que la Biblia da de si misma, es infalible en las lenguas originales.No solo es la palabra del hombre,sino también la Palabra de Dios,la voz escritivada de Dios.” [0]

1. La biblia fue inspirada (gr. theopneustos) por Dios,mas que dictada. Los santos hombres de Dios escribieron inspirados por el Esp. Santo.
En algunos casos hubo dictado de Dios a los profetas,pero no en todos los casos.

2.No tiene contradicciones.Son aparentes.Dice la biblia que “La Suma de tu Palabra es Verdad.” (sal. 119:160)
Se suma la revelación, ya que la biblia tiene una unidad de pensamiento, ya que solo tiene una sola mente, la de Dios; solo que hay que procurar comprender a que se refiere el autor.A veces esto es dificil.

La Biblia es un libro magnífico, lleno de sabiduría. Pero no es un libro mágico. No es asunto de abrir sus páginas al azar, buscando lo que Dios nos quiere decir hoy. Dios nos habla a través de la Biblia, pero tenemos que leer las historias completas, estudiando su contexto, su contenido.

a.En el Antiguo testamento, por ejemplo, Dios le promete a Abraham una tierra que fluye leche y miel. Pero escasas tres generaciones después, hay tanta hambre en Palestina que su nieto Jacobo y su familia tienen que ir para Egipto.Recién es en el libro de Josue vemos el cumplimiento de “la tierra prometida”

b.En el Nuevo Testamento, por ejemplo,tenemos la historia de Jesús sugiriéndole a los pescadores que echen las redes al otro lado del bote. Esta historia está en dos evangelios: uno al principio de su ministerio, el otro después de resucitado.

Hoy día ninguna de esas pequeñas contradicciones molestan en lo más mínimo. La Biblia es una colección de historias orales, y como tales, es perfectamente normal que algunos de los detalles no sean literalmente exactos, o estén en distinto orden.  No violan ni alteran ninguna doctrina importante, en absoluto.

Veamos un primer ejemplo un poco mas analizado

DIFERENCIAS ENTRE EL EV. DE JUAN Y LOS EVANGELIOS SINÓPTICOS

Una de las características más evidentes del Evangelio de Juan es su diferencia con los Sinópticos (= “vista de conjunto, general o parecida”; dado que presenta la vida de Jesús en general bajo el mismo aspecto). Cierto es que ensalza a la misma Persona e incluye algunos datos y eventos que también lo tienen los Sinópticos, especialmente los que se refieren a la pasión, muerte y resurrección del Señor, pero mucho material es único.

El Dr.Westcott calculó que sólo el 8% del Evangelio halla coincidencias en los Sinópticos, siendo el 92% peculiar a Juan.

  • • Los sinópticos trazan los movimientos y obras del Señor dentro de una perspectiva cercana e histórica. En cambio Juan, al final de su vida, pone por escrito la vida de Jesús según la comprensión después de largos años de meditaciones y revelaciones, elevándola a un plano espiritual. Sus hechos son históricos también, pero su tratamiento de los hechos es personal y espiritual.
  • • No se nombran eventos trascendentes narrados en los otros como: el nacimiento de Jesús, Su bautismo, las tentaciones, la última Cena, los sucesos de Getsemaní ni la ascensión.
  • • En los Sinópticos, parece deducirse que el comienzo del ministerio de Jesús fue después de la muerte de Juan el Bautista; pero Juan nos muestra un ministerio paralelo por un tiempo (Jn.3:22-30; 4:1,2).
  • • El centro del ministerio es Judea en vez de Galilea, como lo es para los Sinópticos.
  • • La enseñanza de Jesús está constituida primordialmente en discursos centrados en Sí mismo, en vez de mensajes a multitudes usando parábolas, que no existen en el de Juan.
  • •El cuarto Evangelio es mucho más concreto que los Sinópticos al indicar la hora y el lugar exactos de los sucesos que se relatan. Basándose en las grandes festividades que se mencionan en este Evangelio, se puede determinar la duración del ministerio de Cristo por las tres Pascuas que se mencionan (en los Sinópticos se menciona una sola).

Los Sinópticos recalcan poco el hecho de la deidad de Jesucristo; en cambio Juan hace de este tema uno de sus énfasis.

En los Sinópticos el tema central es el Reino y en Juan es el Rey mismo, la persona de Cristo, su divinidad.

Este libro se detiene por largo tiempo en los sucesos que pasaron en un día sólo (caps.13-19).

También hay una diferenciación aparente en cuanto a la cronología de los dos hechos:

  • –  La purificación del templo: en los sinópticos se ve al final del ministerio de Jesús, y en Juan al principio (pueden haber sido dos purificaciones).
  • –  Juan fecha la crucifixión de Jesús antes de ¡a Pascua y los Sinópticos en el mismo día de Pascua (esto se debe a un entendimiento diferente de los días en cuanto a los judíos de la diáspora y los que vivían en la tierra de Israel).

También es interesante ver cómo cada evangelista representa a Jesucristo:

EVANGELIO

JESUCRISTO

1. Mateo

Rey

2. Marcos

Siervo

3. Lucas

Hombre

4. Juan

Dios

Notas

[0] Edwin H.Palmer, El Espíritu Santo, ed. revisada, pag. 145, ed. El estandarte de la Verdad.

bibliografia consultada

Anuncios

El reino que trastorno el mundo

View this document on Scribd

CÓMO ESTUDIAR LA BIBLIA

View this document on Scribd

El Placer de Estudiar La Biblia

View this document on Scribd

Un siglo del Movimiento Pentecostal

Un siglo del Movimiento Pentecostal
Carlos Ramos Ampudia


“Un estudio serio de la vida y la práctica de los cristianos alrededor del mundo, realizado desde una perspectiva histórica, lleva a la conclusión de que en las últimas décadas se está verificando una creciente “pentecostalización” del cristianismo” —Pablo Deiros y Carlos Miranda.

Orígenes.- Los estudiosos del cristianismo señalan como inicio del movimiento pentecostal los sucesos de abril del año 1906 en la calle Azusa, ciudad de Los Angeles/USA. La predicadora Nelly Terry, miembro de una comunidad negra de santificación, invitó al predicador afroamericano William J. Seymour a su congregación.

Seymour predicó acerca del bautismo en el Espíritu Santo el 9 de Abril de 1906 en una reunión de oración en la calle Bonnie Brae, recibiendo este bautismo los presentes. Luego de pocos días se trasladaron a un viejo local que alquilaron a la Iglesia Episcopal Metodista. La congregación que allí se formó era integrada en su mayor parte por afroamericanos e hispanos.

La evidencia del bautismo, según las enseñanzas de Seymour, era hablar en lenguas. La explosión de júbilo de los presentes, más hablar en lenguas produjo tal escándalo que el periódico “Los Angeles Times” publica la noticia en primera página en tono de escándalo y burla indicando que “una nueva secta de fanáticos hablaban en lenguas extrañas”. La noticia sirvió para que muchos curiosos concurrieran a servicios diarios, creciendo el movimiento al punto de que, para fines del año 1906 ya se habían establecido nueve comunidades pentecostales en Los Angeles.

Hay también otra versión respecto al inicio del movimiento pentecostal. El reconocido historiador del pentecostalismo y movimiento carismático Vinson Synan, en su libro “The Century of the Hoy Spirit”, menciona que el pentecostalismo empezó en 1901, el 1 de Enero, cuando una joven mujer llamada Agnes Ozman recibió el bautismo del Espíritu Santo en la Escuela Bíblica en Topeka, Kansas, luego que su profesor Charles Fox Parham le impuso las manos y ella empezó a hablar en lenguas.

Lo cierto es que el inicio del pentecostalismo se produce en los Estados Unidos de América y es consecuencia directa de varias campañas de “avivamiento” desarrolladas luego de la Guerra de Secesión (1861-1865), que enfrentó a los estados del norte -contrarios a la esclavitud- con los del sur -partidarios del esclavismo-, doloroso acontecimiento que dividió también a las iglesias cristianas. Las campañas de avivamiento pretendían volver a los creyentes a la práctica de una vida de santidad y comunión con Dios

En el aspecto teológico el pentecostalismo debe a varias figuras sus principales doctrinas. Juan Wesley, pastor anglicano, posteriormente fundador de la Iglesia Metodista , enseñó la doctrina de la “segunda bendición” subsecuente a la salvación, enseñanza que su colega John Fletcher lo llamó “bautismo en el Espíritu Santo”. El hombre que es generalmente reconocido como formulador de la doctrina pentecostal es Charles Fox Parham(1873-1929) con su enseñanza de que hablar en lenguas es evidencia bíblica del bautismo del Espíritu Santo.

Expansión.- Luego de los acontecimientos de la calle Azusa, el pentecostalismo se extendió rápidamente por los Estados Unidos, Caribe, América Latina y los cinco continentes.

Mencionemos los pioneros principales que llevaron el movimiento a distintos lugares del mundo. Thomas Barrat, en 1907, llevó el pentecostalismo a la ciudad de Oslo (Noruega), de allí se extendió a Alemania, Suecia, Finlandia y en años posteriores a toda Europa. El primer misionero pentecostal en llegar a China fue T.J.McIntosh y su esposa, llegaron a Hong Kong en 1907 y de inmediato predicaron en el encalve portugués de Macao. El año 1908 John G. Lake y Thomas Hezmalhalch empezaron la obra pentecostal en Sudáfrica. Dos emigrantes suecos que vivían en Estados Unidos, Daniel Berg y Gunnar Vingren, el año 1910, en una reunión de oración recibieron la profecía que debían ir a Pará, ellos nunca habían oído hablar de aquel lugar, averiguaron en mapas y encontraron que quedaba en Brasil, se embarcaron para allá y empezaron su obra en el noreste brasileño estableciendo las Asambleas de Dios en este país sudamericano. María W. Atkinson, de la denominación pentecostal Iglesia de Dios (Cleveland, Tennesse) fue la fundadora y organizadora del pentecostalismo en México cuando estableció varias iglesias en las ciudades de Obregón y Hermosillo, al norte del país azteca.

Pablo Deirós y Carlos Miranda coautores del libro “Latinoamérica en llamas” señalan que hacia 1950 se estimaba que el 25 % de los protestantes latinoamericanos eran carismáticos. Para fines de siglo XX el porcentaje era de 75 % de pentecostales en el mundo protestante. En otras palabras, tres de cada cuatro protestantes en América Latina son pentecostales. Chile es el país con mayor porcentaje de pentecostales dentro del protestantismo (90%). Se estima en más de 20 millones de evangélicos en Brasil de los cuales son miembros de las Asambleas de Dios 9 millones . La iglesia local protestante más grande del mundo fue la Iglesia Metodista Pentecostal Jotabeche, de Santiago de Chile, que al año 2000 reportaba 350.000 miembros, superada únicamente por la iglesia coreana del Pastor David Yonggi Cho con 730.000 miembros.

En Centroamérica, Guatemala es el país donde ha florecido de mejor manera el movimiento pentecostal.

¿A que se debe tan espectacular crecimiento del pentecostalismo?.

Orientado a los sectores de población más empobrecidos de las ciudades y del campo, las campañas de predicación de los líderes pentecostales se acompañan con “sanidad divina”, circunstancia que resulta espectacular para las multitudes asistentes y de enorme beneficio personal y económico para quienes experimentan sanidad física. Una demostración de tal magnitud del poder de Dios convence a los más escépticos.

El segundo agente de crecimiento encontramos en la enseñanza que los pentecostales hacen respecto al sacerdocio universal de los creyentes, ello se interpreta como la obligación que cada hermano(a) de la congregación tiene de evangelizar a cuanta persona encuentre en su camino. Se considera casi pecado el no evangelizar y se pide de sus miembros que den fruto, interpretado como la consecución de nuevos integrantes de la iglesia.

En tercer lugar, se trata de la confianza que los misioneros depositan en el liderazgo local, a diferencia de otras denominaciones históricas que se resisten a trasladar a los nacionales las responsabilidades eclesiales aduciendo falta de preparación y competencia.

Otro elemento tiene que ver con la forma de organización de las iglesias pentecostales, éstas tienden a generar mecanismos de autogestión por parte de la congregación local, sin depender mucho de la denominación, misión, concilio o como se denomine la estructura jerárquica superior. Esto facilita la atención al hombre y mujer que se encuentra en una situación concreta y necesita solución inmediata, sin recurrir a esquemas, trámites o fórmulas institucionales centralizadas que muchas veces en vez de ayudar a los feligreses, entorpecen la gestión de los creyentes.

La utilización de los medios de comunicación masiva, convirtiendo el micrófono de radio o la pantalla de televisión en púlpitos para predicar a quienes los escuchen o vean es ciertamente otro elemento importante. Ha surgido una enorme cantidad de predicadores de radio y tele evangelistas con un tremendo manejo de imagen, propia del mundo moderno.

El Movimiento pentecostal aporta fundamentalmente con su cuantiosa membresía y sus métodos de crecimiento. Es poco su aporte teológico. La tercera persona de la trinidad, el Espíritu Santo (pneumatología) es lo predominante. Sin embargo en la eclesiología es significativo su aporte; han dado otro giro a la alabanza y adoración a Dios; desarrollan un liturgia dominical libre de los obligados cánones de calendarios litúrgicos anuales; la centralidad y el mensaje de la Palabra de Dios se adecua a las necesidades de la congregación; consideran de gran valor y solemnidad los dos sacramentos: bautismo en agua y santa cena e incluso algunas iglesias pentecostales dan el rango de sacramento al lavatorio de pies, aunque lo califican de sacramento menor.

En algunos círculos pentecostales, lamentablemente, se ve con desdén la educación teológica de sus pastores, líderes y miembros. Existen pastores que cuando un joven quiere estudiar teología en un seminario o universidad, le contestan que en vez de estudiar homilética debe dedicar horas enteras a la “arrodillética” que es más eficaz. Que no es necesario estudiar hermenéutica, sino practicar “ayunética”.

Ese tipo de pensamiento no ayuda que los pentecostales superen algunas de sus dificultades, como la insistencia en la enseñanza del poder del demonio, la ingenua presentación del estudio en cuanto a los ángeles, la exposición del mensaje de la salvación cristiana como un producto mágico que se comercializa en el mercado de consumo de la sociedad en que vivimos, hablar de la resurrección de Jesucristo sin considerar su crucifixión en un ofrecimiento de la gracia barata. En definitiva un evangelio “light” que se adecua al mundo para seducir, cuando la misión del verdadero Evangelio de Cristo es conducir a los seres humanos al encuentro con el amor de Dios.

Al celebrar los cien años del movimiento pentecostal en el mundo y particularmente en América Latina, como consecuencia del movimiento pentecostal, surgió en círculos católicos y de iglesias tradicionales e históricas protestantes un movimiento que se conoció como Movimiento Carismático cuyas características generales son similares al pentecostalismo. Por todo ello existen autores que no dudan en llamar al siglo XX el siglo del Espíritu Santo.

Carlos Ramos Ampudia
Profesor de Teología en la Universidad Cristiana Latinoamericana (UCL), Quito.

http://www.pentecostalidad.com/index.php?option=com_content&view=article&id=103:un-siglo-del-movimiento-pentecostal&catid=19:historia-del-pentecostalismo&Itemid=73

Un buen ejemplo… ¡de como no debemos interpretar la Biblia!

Un buen ejemplo…

¡de como no debemos interpretar la Biblia!

El hermano venezolano, Jaime Orlando Barboza Salas, circula por correo electrónico muchos artículos, generalmente largos y detallados y a menudo sobre el Apocalipsis. Lamentablemente, sus interpretaciones suelen ser muy dudosas, aptas más bien para confundir al pueblo de Dios. También lamentablemente, su interpretación es típica de la de muchos otros intérpretes, con los mismos errores de métodos de interpretar el texto (hermenéutica) y de sacar conclusiones (exégesis; teología). Por eso es necesario analizar un poco sus argumentos.

En un reciente artículo, con el título “La verdad: ¿Quiénes eran los nicolaítas?”, don Jaime Orlando formula el siguiente argumento:

Nicolaíta proviene del griego NICO que significa dominio o conquista sobre otros y LAOS que significa pueblo… De ahí podemos analizar la composición NICOLAOS que viene a ser algo así como DOMINIO SOBRE EL PUEBLO

Éfeso significa “Deseada”, pero Pérgamo significa “Casamiento”. La pregunta que brota inevitablemente es ¿Con quien se casó la iglesia de Pérgamo? …

“Podemos saber con quien se casó la iglesia de Pérgamo. Ella no considera que deba estar alejada del mundo y a salir de él… Pérgamo tipifica al compromiso que la iglesia asumió con el estado y con el mundo… Muchos ubican el período de esta iglesia aproximadamente por el año 320 DC en pleno gobierno de Constantino…

“La obra y doctrina de los nicolaítas, consistió en jerarquizar a la iglesia. Así nace el clero (Nico ) y el laicado ( Laos )”.

En este argumento el autor cae en dos errores graves: primero, argumentar desde supuestos orígenes etimológicos de los términos, y segundo, interpretar las siete cartas de Apoc 3-4 como etapas sucesivas de la historia europea. Veámoslo con más detalle:

La falacia etimológica: Este error es tan notorio que tiene su propio nombre, “la falacia etimológica”. Consiste en basar el sentido de una palabra en su origen o en su larga historia a través de los siglos. El estudio de la etimología es una ciencia cuya tarea es explicar como una palabra actual tomó la forma exacta que tiene, desde sus orígenes en el mismo idioma o en otro. La etimología en sí es una ciencia legítima, que estudia el origen y la historia de las palabras. El error es suponer que una palabra, en el momento histórico en que es empleada, tiene ese mismo sentido de su origen. La lingüística distingue el aspecto diacrónico del lenguaje (sus cambios a través del tiempo y la geografía) y el aspecto sincrónico (su uso en un tiempo y un lugar específicos).

Muchas veces es imposible determinar con seguridad el origen de una palabra; basta pensar en el deporte de proponer posibles etimologías del término “gringo” o del adjetivo “guapo”. ¡Nadie sabe su origen, pero todos entendemos su significado! Es más, aun cuando una etimología es relativamente cierta, las más de las veces no afecta el sentido que ha tomado la palabra en su uso a través del tiempo; nadie, al escuchar esa palabra, va a pensar en ese significado original. Al escuchar hoy la palabra “humor”, ¿quién pensaría que viene del latín “umor” que significa “líquido de cualquier clase; los humores del cuerpo humano”. Casos parecidos son “sueldo” (de “solidus”, una moneda; el “soldado” recibe su “solidus”), “salario” (se pagaba con sal) e “histeria” (de “hystera”, vientre). Típicamente, estos vocablos se han emigrado bien lejos de su sentido original. Por eso, interpretar palabras según su origen etimológico es una empresa muy precaria.

En la interpretación bíblica, aun cuando determinada explicación etimológica parece ser válida, casi nunca ilumina el significado de un texto. Es probable que “Ur” en hebreo se derivó de AôR, que significa “luz”, y que “Canaán” viene deKeNâYaN, comerciante, pero sería ridículo concluir que Abraham salió de “tierra de luz” para ir a “tierra de comerciantes”. Al contrario, son simples nombres geográficos, como Jujuy o Niquinomo o Mulucucú, sin el menor significado exegético o teológico.

El hermano Jaime comete dos errores con sus etimologías: primero de basar su interpretación en ellas, y segundo de proponer etimologías totalmente especulativas. En el griego no existe una palabra “Nico” que significara “dominio, conquista”. Las palabra correspondientes son nikós (vencedor, en Apoc 2-3), nikáw (vencer) y niké (victoria). En el contexto, en cada una de las cartas a las iglesias estos términos se usan de los vencedores, pero no en el sentido de dominación. Además, como no tenemos conocimiento de una palabra “nicolaíta” que significara “dominio sobre el pueblo”, el argumento de don Jaime es pura especulación. De todas maneras, el hermano tendría que demostrar que de hecho este es el origen del término en Apoc 2, cosa que no hace ni puede hacer. El término podría derivarse también de alguien llamado “Nicolás”, relacionado literal o simbólicamente con el movimiento nicolaíta, o quizá otra explicación.

Las mismas dudas valen en cuanto a Éfeso como “deseado” y Pérgamo como “casamiento”. Don Jaime no da razones para aceptar tales etimologías; más bien, parecen ser pura especulación, transmitidas de un autor a otro sin examinar su validez. Además, el mismo error nicolaíta existía en Tiatira, pues 2:20 reproduce para Tiatira lo que 2:14 denuncia en Pérgamo. Entonces sería necesario también explicar la etimología de “Tiatira” e incorporarlo en el esquema de interpretación. Pero según las especulaciones de los mismos dispensacionalistas, Tiatira significa “sacrificio continuo” (Evis Carballosa p73), lo que no cuadra muy bien con este esquema de interpretación.

Lo más grave del caso es que don Jaime emplea estas vanas especulaciones para sacar conclusions exegéticas y teológicias. ¡Ninguna sorpresa, que le sale muy mal!

(Entre paréntesis: a los predicadores les encantan estas etimologías ficticias. Una favorita es “sincero” como “sin cera”, un invento que merece tener patente y derecho de autor).

Segundo problema: interpretación historicista de las siete cartas. Antes muchos comentaristas dispensacionalistas querían ver en los siete mensajes de Apoc 2-3 una predicción inspirada de la historia futura de Europa hasta la venida de Cristo. El argumento del hermano Jaime sigue esa línea. Pero dicha interpretación es tan especulativa, y tiene tan pocas evidencias fidedignas, que la gran mayoría de los dispensacionalistas la han abandonado. Tal interpretación solía basarse precisamente en las etimologías infundadas de los nombres de las siete ciudades. Pero aun si todas esas etimologías fuesen ciertas (y de ninguna manera lo son), dicho detalle no podría ser clave de interpretación muchos siglos después del supuesto significado de cada nombre.

Hay muchas razones por no aceptar esa interpretación de Apoc 2-3. La principal es que Juan era un pastor y escribía a las siete congregaciones que él atendía. Sería lo más anti-pastoral escribir a Tiatira sobre situaciones de la Edad Media, a Sardes sobre la Reforma del siglo XVI y a Laodicea sobre el modernismo y el secularismo de hoy. Tampoco cuadran todos los enunciados de cada carta con este sistema de interpretación. Además, nada indica que Juan anticipara una larga historia de veintiún siglos antes de la venida de Cristo, ni que el Espíritu Santo se lo hubiera revelado.

Otro detalle contradictorio: el esquema propuesta se enfoca estrictamente en la historia europea. Si se tratara del extremo oriente, del medio oriente, de África o aun de América Latina, el análisis tendría que ser muy diferente, mucho menos eurocéntrico. Pero Juan no vivía en Europa ni pensaba como europeo. Pero Juan vivía en Asia Menor, pastoreaba iglesias en Asia Menor, e inspirado por el Espíritu de Dios envió sus mensajes a esas siete iglesias, en ese contexto, y no a “expertos” modernos que lo que más hacen es tergiversar el texto.

Tercer problema:polémica contra el pastorado. A pesar del título de este escrito, don Jaime dedica sólo página y media al tema anunciado de los nicoláitas, y después da unas siete páginas a su aconstumbrado ataque contra la jerarquización (sin definirla bien), el pastorado y los pastores. Hay cierto elemento de engaño, sin duda inconsciente, en anunciar un tema para después salir con otro. Pero con don Jaime este tema es obsesivo, con elementos de advertencia contra extremos pero desde un extremismo que me parece aun peor.

Ya que nuestro interés se centra en los puntos anteriores, y además estas páginas del artículo son bastante enredadas, sólo mencionaré uno o dos puntos. Casi todos los versículos citados, que son muchos, están tomados fuera de contexto (primera ley de la hermenúetica: “el texto fuera del contexto es un pretexto”). Además, por su prejuicio, don Jaime no toma en cuenta cambios positivos en nuestro tiempo, como la teología del laicado y el movimiento laico, el Concilio Vaticano y otras reformas tanto en el catolicismo como en el protestantismo. Algunos de sus argumentos tienen algo de razón, contra abusos de autoridad (p.ej. de “apóstoles” y “profetas”, pero mucho menos de pastores), pero otros son exagerados y equivocados.

Toda comunidad necesita alguna estructura, y todo movimiento tiende necesariamente a organizarse de alguna manera jerárquica. Don Jaime no toma en serio esta realidad sociológica. La tarea hoy día no es la de destruir al pastorado sino rescatarlo, dignificarlo y actualizarlo. Los pastores hoy necesitan nuestras oraciones, no nuestros ataques destructivos.

Juan Stam

http://www.ticosnet.com/dnn/Blogs/tabid/110/EntryID/281/Default.aspx

“Don nadie” convertidos en “alguien”

22 de julio 2010

“Don nadie” convertidos en “alguien”
Charles R. Swindoll

Vea 1 Samuel 16:1-11

La idea central de Pablo en su primera carta a los creyentes de Corinto era: “Yo no vengo a ustedes con agudeza o sabiduría humana, y por supuesto sin ningún físico impresionante ni una filosofía profunda. Por el contrario, vengo en el poder de Dios. Y hay una buena razón para ello”. Observe bien cómo lo dice Pablo:

Pues considerad, hermanos vuestro llamamiento: No sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos ni muchos nobles. Más bien, Dios ha elegido lo necio del mundo para avergonzar a los sabios, y lo débil del mundo Dios ha elegido para avergonzar a lo fuerte. Dios ha elegido lo vil del mundo y lo menospreciado; lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte delante de Dios (1 Corintios 1:26-29).

Pablo dice: “Miren a su alrededor, corintios. Ustedes no encontrarán muchas personas importantes aquí”. ¿Por qué razón? Para que nadie pudiera vanagloriarse delante de Dios. Ese es un principio que tendemos a olvidar, porque muchos de nosotros todavía nos parecemos mucho a los griegos. Cuando buscamos personas a las cuales admirar como modelos o héroes a seguir, muchas veces somos influenciados o impresionados por cosas que son causa de vanagloria. Nos gustan las personas hermosas, inteligentes “exitosas”. Nos gustan las mejores y más brillantes. Nos enamoramos terriblemente de lo superficial. Lo superficial sigue impresionándonos mucho más de lo que nos gustaría reconocer. ¡Hasta elegimos a un presidente por lo bien que se ve en televisión! Pero Dios nos dice: “Esa no es la forma como yo hago mis elecciones. Yo elijo a unos “don nadie” y los convierto en “alguien”.
Esa es en pocas palabras la historia de cómo David fue elegido por Dios para ser rey.

Buenos Días con Buenos Amigos

Tomado del libro Buenos Días con Buenos Amigos (El Paso: Editorial Mundo Hispano, 2007). Con permiso de la Editorial Mundo Hispano (www.editorialmundohispano.org). Copyright © 2010 por Charles R. Swindoll Inc. Reservados mundialmente todos los derechos.

Anteriores Entradas antiguas