Amigo


Amigo

Daniel Perez Cliffe
20 de julio

“Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.” Romanos 5:8 (NVI)
Amigo

Hoy se celebra en Argentina el día del amigo. Llueven los mails y los mensajitos. Hay cientos de saludos y llamados telefónicos. Parece que el amor solo fluye el 20/07. Se llenan los restaurantes, hacemos regalos. Y mañana seguirá todo como ayer. En todos los mensajes se habla de amor, de amistad, de buenas intenciones. Muchas veces se escriben mensajes que no se sienten o que no se creen.

Pensando en esto no pude evitar de recordar el mayor gesto de amistad que hubo en la historia. No se mandó por mensajito, ni nos dejó un regalo por internet. Pero Jesucristo mismo dijo: No hay mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos. ¿Por quién estarías dispuesto a morir de todos los que hoy les mandaste un saludo? El Señor Jesús murió en la cruz porque nos amaba con amor eterno.

Impresiona la grandeza de este amor. Porque Dios nos amó cuando éramos pecadores. No había nada bueno en nosotros para generar ese amor. No había igualdad ni reciprocidad. El amor de Dios es enorme, porque ama lo que no merece ser amado. Seleccionamos nuestros amigos por afinidad, conveniencia o cultura. Porque tenemos cosas en común. Pero con Dios no teníamos nada en común. Al contrario, éramos absolutamente lo opuesto a Él. Y a pesar de tamaña diferencia, Cristo nos amó tanto que estuvo dispuesto a dar su vida por nosotros.

Semejante demostración de amor, minimiza cualquier problema posterior. Puede ser que hoy no estemos tan satisfechos con lo que tenemos o somos, que haya alguna cosa que nos moleste o duela. Tal vez estás hasta enojado porque Dios no responde a tus pedidos con la rapidez que te gustaría. Y tu reclamo hasta sueña justificado. Pero cuando evaluamos donde estábamos y cuánto nos amó Dios, esos temas quedan relativizados.

Un ser que nos amó tanto como para permitir que su propio Hijo muriera para darnos vida, no es alguien que desee nuestro mal. Yen el día del amigo, Dios vuelve a mostrarse amigo. Su amor sigue intacto, aunque muchas veces lo ofendemos, le fallamos y nos olvidamos de Él. Dios sigue siendo tu amigo, aunque vos no actúes como tal.

REFLEXIÓN — Demostrale tu amor a Dios.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Visitá nuestro Sitio Web: http://www.devocionalpc.com.ar

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: