NICOLA LEGROTTAGLIE, FUTBOLÍSTA DE LA JUVENTUS DE ITALIA Y EVANGÉLICO CAUSA POLÉMICA AL DECIR QUE LA HOMOSEXUALIDAD ES UN PECADO

NICOLA LEGROTTAGLIE, FUTBOLÍSTA DE LA JUVENTUS DE ITALIA Y EVANGÉLICO CAUSA POLÉMICA AL DECIR QUE LA HOMOSEXUALIDAD ES UN PECADO
Domingo, 29 de Marzo de 2009

Nicola Legrottaglie

A Nicola Legrottaglie no le ha temblado el pulso a la hora de criticar abiertamente a la relación homosexual, etiquetando a quienes la practican de “vivir en pecado”.

El defensa de la Juventus, de 32 años, advirtió que las relaciones homosexuales son “hoy vistas como una moda, una manera de vivir. Pero para la Biblia y ante Dios es un pecado”. Al futbolista no le preocupan las repercusiones de sus palabras: “No me importa que me llamen extremista” y defendió su libertad de expresión.

Esta libertad de expresión es, de hecho, una de sus batallas como cristiano evangélico comprometido. En 2007 se sumó a una campaña pública en el país, participando en un video que promocionaba una manifestación de la Alianza Evangélica Italiana por la libertad de expresión religiosa de los protestantes italianos.

EL LIBRO

El jugador italiano, que se está recuperando de una lesión en su rodilla izquierda que le ha tenido de baja buena parte de la temporada, ha empleado su tiempo libre en terminar de escribir un libro autobiográfico titulado ´He hecho una promesa´ en el que toca varios temas espirituales y sociales.

En el libro anima a leer la Biblia, algo que además concuerda con su fe como cristiano protestante (es además miembro de la organización evangélica “Atletas de Cristo”).

De hecho, Nicola Legrottaglie dio ejemplo siendo uno de los lectores de la Biblia en Roma dentro de la reciente campaña “La Bibbia giorno e notte” (“La Biblia día y noche”) junto a otras muchas personalidades, como su compañero de profesión y de fe Kaká, y el propio Papa romano.

Pero Nicola Legrottaglie ha levantado ampollas con algunas de sus opiniones. En especial en las que el jugador, cristiano evangélico, se refiere así a las relaciones homosexuales: “Hoy se ve como una moda, una manera de vivir. Pero en la Biblia está claro que tanto las relaciones homosexuales masculinas como las femeninas son pecado.

Como cristiano recomiendo a los gays que lean la Biblia. No obstante, las reuniones que nosotros tenemos también están abiertas a ellos”. También ha manifestado en el libro que agradece que se estropeara su fichaje por el Besiktas turco, que en su día pretendió ficharle: “Era consciente de que el ambiente de allí podía ser hostil a mis creencias espirituales y me repetía: ´¿Por qué, Señor, me quieres mandar con los musulmanes”. “Dios estaba trabajando para mí”, dijo cuando supo que finalmente se quedaría en Italia.

Nicola Legrottaglie – He hecho una promesa
PREPARADO PARA LAS CRÍTICAS
Al futbolista no le preocupan las repercusiones de sus palabras, no le importa que le llamen ultraconservador, extremista o fundamentalista, “sólo porque tengo una visión diferente de cosas que se dan por ciertas” ha declarado defendiendo su libertad de expresión.

Ya hace poco sufrió airadas reacciones por unas declaraciones suyas diciendo que Israel estaba “pagando las consecuencias de haber ofendido a Dios después de haber sido el pueblo elegido”, que provocaron una dura reacción de la opinión pública hasta el punto de que se vio obligado a rectificar matizándolas.

El jugador cree que le consideran un “extremista de la fe sólo porque tengo una visión diferente de cosas que se dan por ciertas”. Como otro ejemplo de su perspectiva de ir contracorriente, pone sus creencias como cristiano en “la importancia de la castidad fuera del matrimonio”.

BREVE BIOGRAFIA
Nicola Legrottaglie nació en Gioia del Colle, Provincia de Bari, Italia, el 20 de octubre de 1976. Futbolista profesional, juega de defensa y su actual equipo es el Juventus FC de la Primera División italiana. Ha sido internacional con la selección de fútbol de Italia.

Anuncios

LANZAN VERSIÓN DEL NUEVO TESTAMENTO PARA LA JUVENTUD URBANA DE ESTADOS UNIDOS

LANZAN VERSIÓN DEL NUEVO TESTAMENTO PARA LA JUVENTUD URBANA DE ESTADOS UNIDOS
Martes, 22 de Enero de 2008

Lanzan versión del nuevo testamento para la juventud urbana de Estados Unidos

Colorado.- Ex-adictos y antiguos miembros de pandillas, comparten su testimonio como parte del lanzamiento del Nuevo Testamento para la juventud urbana lanzado por la Sociedad Bíblica Internacional llamado «My City My God», [Mi ciudad, mi Dios].
Desde su lanzamiento en 1998 se han distribuido casi 476,000 copias «My City My God», [Mi ciudad, mi Dios], incluyendo versiones en inglés y en español.
El Nuevo Testamento especializado en la juventud y personas que trabajan en los ministerios con la juventud surgió como respuesta a una petición presentada en una conferencia nacional por más de 20 ministerios, incluyendo Willowcreek, Harambee, y la Asociación Cristiana del Desarrollo de la Comunidad, que trabajan con jóvenes.
Ahora, la Sociedad Bíblica Internacional, una división de IBS-STL Global, lanzará una edición actualizada y revisada de este popular Nuevo Testamento el próximo 2 de febrero.
El nuevo testamento revisado «My City My God» [Mi ciudad, mi Dios], contiene siete testimonios completamente nuevos de adolescentes y líderes que trabajan con jóvenes en ciudades importantes (Chicago, Denver, Los Ángeles, Nueva York), así como una nueva introducción y notas.
La Sociedad Bíblica Internacional colaboró con YouthPartnersNet y otros ministerios en la revisión del Nuevo Testamento. Los testimonios de los adolescentes que aparecen en este Nuevo Testamento hablan del crecimiento de éstos en medio de violencia, abuso de la droga y de alcohol, y la pobreza reflejando las realidades severas de la vida urbana para muchos:
• Casi 43 por ciento de los adolescentes de áreas urbanas abandonan la escuela cuando llegan a la secundaria.
•Tres de cada 10 muchachas adolescentes llegan al embarazo a la edad de 20 años. Las mamás adolescentes son más probables a dejar la escuela secundaria y a criar a sus niños en la pobreza.
Sus niños tienen doble probabilidad de ser abusados, sus hijos tienen de terminar en la cárcel y sus hijas de ser también madres adolescentes.
• El homicidio y el suicidio son las segundas y terceras causas que conducen a la muerte a los adolescentes entre las edades de 15 a 19 años.
• Alrededor de tres cuartas partes de los homicidios entre los adolescentes provienen de la violencia de las gangas. «Demasiadas balas, pocas Biblias», dijo Dean Cowles, presidente de YouthPartnersNet.
«Es una vergüenza desgarradora, pues los jóvenes y las gangas disparan y se matan». La supervivencia es el nombre del juego en la ‘capilla’, y la compra de una Biblia aparece al final en la lista de necesidades.
Y, las versiones blancas y negras de bolsillo que regalan en las ferias de la calle y en los albergues de desamparados no llaman mucho la atención de la juventud que no pueden leer, o apenas lo hacen.
«Esa es la razón por la cual el Nuevo Testamento urbano «My City, My God», [Mi ciudad mi Dios] es tan particular y críticamente necesario», agregó Cowles. «Debido a que los colores de la cubierta y los testimonios llaman la atención de los jóvenes, hay más probabilidad que la abran y la lean. agrietarla abierta.
Repetidamente cuando hemos dado estas Escrituras con este diseño particular dirigido a la juventud urbana, ellos inmediatamente, la abren miran las fotos y comienzan a leer los testimonios. Después de que se ha logrado capturar su interés, comienzan a leer las palabras de Jesús y de sus discípulos. Entonces las historias en el evangelio golpean el hogar».
Fuente: Cristianos

LA TRADUCCIÓN DE LA BIBLIA LLEGA A LA LENGUA DE LOS GITANOS

LA TRADUCCIÓN DE LA BIBLIA LLEGA A LA LENGUA DE LOS GITANOS
Lunes, 19 de Julio de 2010

La Biblia

El Nuevo Testamento en romané fue publicado en 2008
Esta obra, que requerirá traducir alrededor de 23.214 versículos (593.493 palabras), será una importante contribución de la SBCH a la inclusión social y al desarrollo cultural de la comunidad gitana en Chile, conformada por diez mil personas aproximadamente.
El secretario general de la SBCH, Sr. Francisco Viguera, indicó que “la publicación del Nuevo Testamento presentado en 2008 ha generado tanta expectativa dentro del pueblo gitano chileno que hemos decidido iniciar inmediatamente la traducción del Antiguo Testamento”.
El esfuerzo de la SBCH responde a un pedido de la creciente iglesia entre el pueblo romané. Humberto Lagos, Director de la Oficina Nacional de Asuntos Religiosos del Ministerio Secretaría General de la Presidencia destacó: “Hoy el 30% de los mapuches se declara evangélico y el 60%, católico y parte de su acercamiento se debe al Nuevo Testamento en Mapudungún”.
El proceso
Para completar esta obra se necesitarán siete años. La traducción del Nuevo Testamento, cuya extensión es un tercio de la del Antiguo Testamento, llevó tres años.
Melvin Rivera Velázquez, Secretario del Área de Sociedades Bíblicas Unidas (SBU) para las Américas, expresó que están capacitando “a todos los traductores que realizarán el trabajo en una escuela de traductores de la Biblia para que la traducción sea clara y fiel a los manuscritos más antiguos”.
Tito Lahaye, Consultor de Traducciones de Sociedades Bíblicas Unidas a cargo del proyecto, explicó que “El romané no tenía un alfabeto. Ahora el alfabeto que se creó va a ser de utilidad para el romané en Chile y puede ser un referente para el pueblo romané en otros lugares de América”.
El equipo que llevará adelante esta traducción –el mismo que trabajó en la traducción del Nuevo Testamento al romané- lo conforman tres traductores, Juan y Jorge Nicollich y Carlos Hernández.
La traducción que realiza la SBCH no es sólo para los que saben leer. Jorge Nicollich, traductor gitano de este proyecto, observó: “El Nuevo Testamento en romané ya lo tenemos en audio, lo que es de importancia para los más ancianos, pues varios de ellos no saben leer. Escuchar a Jesús hablando directamente en romané es muy importante”.
La Biblia romané reunirá en un solo volumen distintos géneros literarios (como poesía, narrativa, literatura sapiencial, literatura epistolar e historia) y se constituirá en una obra única en su género en toda América.
Contribución de la traducción
Cuando se concluya, la Biblia en romané será un recurso de referencia en todo proyecto de alfabetización y otros esfuerzos para fortalecer y mejorar la lecto-escritura para quienes el romané es su lengua madre.
Además, con esta publicación se dignificará la lengua romané, afirmando la identidad diferenciada del pueblo en el contexto de la sociedad chilena.
Su publicación será también un aporte cultural importante para el país, que debe crecer en conciencia y aceptación de las minorías étnicas que conviven inmersas en él pero que muchas veces son invisibles en la nación.
En otro aspecto, provee de literatura a un pueblo que tiene poco material literario en su lengua.
Roberto Osorio, Coordinador de la División Relaciones Políticas e Institucionales señaló: “Es una herramienta tan potente que unirá a un pueblo desde la perspectiva antropológica religiosa”.

Implicaciones Prácticas de calvinismo

View this document on Scribd

La teologia de Finney parte 5 – depravación moral

4. La doctrina de la depravación moral:

Finney también negó que por causa del pecado de Adán su descendencia poseyera una naturaleza pecaminosa. De ser así, dice él,

“entonces el pecado en acción debe ser visto como una calamidad, y no puede ser un crimen. Éste es el efecto necesario de una naturaleza pecaminosa. Esto no puede ser un crimen, ya que la voluntad no puede hacer nada con ella” (pg. 262, lect. 16).

Y otro lugar dice:

“La voluntad humana es libre, de manera que los hombres tienen poder o habilidad para hacer todos sus deberes. El gobierno moral de Dios asume e implica por todas partes la libertad de la voluntad humana, y la habilidad natural de los hombres para obedecer a Dios. Cada mandamiento, cada amenaza, cada protesta o denuncia en la Biblia implica y presupone esto” (pg. 307, lect. 20).

Por supuesto, de ser así, si las demandas morales de Dios implican la habilidad moral del hombre para poder cumplirlas, entonces deberíamos presuponer que el hombre tiene la capacidad de llegar a ser perfectos, porque es eso, y nada menos que eso, lo que la ley exige (comp. Gal. 3:10; Sant. 2:10).

Qué quiere decir Depravación? Qué enseñan las Escrituras?

En primer lugar, la depravación tiene que ver con el pecado. Parece obvio, pero la aclaración debe hacerse si queremos mantener la verdad con respecto a la depravación total de individuo.

Históricamente, aquellos que niegan la doctrina de la depravación total del hombre, son aquellos que minimizan la realidad del pecado. Por ello es que el pecado no se toma con la seriedad que merece. Para Pelagius era sólo un hábito del hombre; para los semi-pelagianos una enfermedad. Actualmente no es tomado con el horror con el que es definido en la Biblia. En el espectro eclesiástico, existen desde los más liberales que enseñan que el pecado es una aflicción o una deficiencia mental, y por lo tanto la cura para el pecado está en la rehabilitación social, en el “haz el bien”, en las reformas sociales, la reforma del carácter externo del individuo.

Las Escrituras nos brindan una opinión diferente acerca del pecado. La Biblia enfáticamente nos informa que el pecado es siempre cometido contra Dios. Esto es fundamental. Dios es el Santo, Señor soberano del cielo y la tierra. Él es infinitamente perfecto. Su santidad es tan grande y la gloria de sus perfecciones es tan brillante que ante Él los ángeles deben cubrir sus rostros y cantar día a día,

  • “Santo, Santo, Santo” (Isaías 6:3).

Es contra Él que todo pecado es cometido. Esto nunca debe ser olvidado. El pecado es una contradicción de Su Santidad. Es una rebelión contra Dios. Cada pecado, no importa que tan mínimo, o insignificante nos parezca, es siempre cometido en relación con Dios. Dios creó al hombre con el único propósito de que glorificara a su Creador. No había otro propósito. Dios no creó al hombre porque estaba solo, o porque el hombre iba a llenar un espacio vacío en el corazón de Dios. Dios está y estará eternamente completo en la Trinidad, y aparte de la Trinidad no necesita nada meas. Dios no necesita a los ángeles, y mucho menos al universo, incluyendo a los hombres (1Corintios 10:31; Efesios 1: 3-6; etc,etc,etc).

El pecado de Adán fue un pecado cometido contra Dios. Fue el pecado del orgullo y la desobediencia y la rebelión en contra del mandato de Dios. Fue un acto deliberado, determinado, conciente de dejar de hacer aquello para lo cual fue creado. Adán no quiso tener nada más que ver con Dios y Su gloria. Adán prefirió seguir el consejo de Satanás; y prefirió representar al diablo, ayudarlo en su nefasto plan de robarle la gloria a Dios. Eso fue lo que hizo al pecado tan horrible. Fue cometido contra Dios, para robar su gloria.

Hasta el día de hoy no se ha cometido un pecado que sea diferente. Esto es lo que debemos comprender. Es por eso que el castigo en contra del pecado es tan grande. La gravedad del pecado se mide dependiendo de contra quien se ha cometido. Como nuestro pecado es cometido en contra del Dios infinitamente Santo y Justo, es infinitamente grave.

El castigo fue que Dios mató a Adán. Cualquiera puede entender porque esto fue necesario. Dios formó a Adán para que Adán representara la causa de Dios en la tierra, esto es, glorificar a su Creador. Adán se negó a hacer eso, y prefirió glorificar al diablo. Ese fue el deseo de Adán. Por ello, ya no había más lugar para Adán en el mundo de Dios. Dios, por lo tanto, mató a Adán,

  • “El día que comas del fruto prohibido, de cierto morirás.”

Qué significa esto? Adán no cayó muerto a un lado del árbol. Todos sabemos esto. Significa, en primer lugar, que Dios derramó toda Su ira sobra Adán. Todo su enojo y odio. Dios odió el pecado de Adán por lo que hizo, debido a que Dios odia todo aquello que va en contra de Su naturaleza. No podía ser diferente si Dios quería mantener Su santidad y luchar por lo que lucha siempre, Su Santo Nombre. No podía amar a algo  que no era santo como Él.

Debemos entender que esto ocurre a Adán fuera de Cristo, ya que en Cristo Adán fue salvo, y amado por Dios Padre. Adán, aparte de Cristo fue separado de la presencia de Dios, pues Dios no puede mantener comunión con el pecado. Ahora el mundo era diferente para Adán, antes era gozo, alegría; ahora es sufrimiento, aflicción, problemas, muerte, etc.

En segundo lugar, el que el pecado matara a Adán significa que el pecado lo hizo totalmente depravado. Eso es lo que significa la muerte espiritual. Pablo lo expresa claramente,

  • “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados”

El castigo para la increíble transgresión de Adán fue que se convirtió en un esclavo del pecado en toda su naturaleza y en todo su ser. Este fue el castigo por su pecado. Todos los hombres son completamente depravados.

Cómo es posible que todos los hombres sean depravados? Primero, todos los hombres son en Adán responsables del pecado que Adán cometió. Esto porque Adán fue la cabeza o el representante de toda la humanidad. Pablo lo describe así,

  • “Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados.’ (1 Corintios 15:22).

Adán fue la cabeza de todos los hombres, porque Dios así lo decidió.

Segundo, Adán fue el padre de toda la raza humana así que de Adán viene toda la corrupción y la depravación. David, en sus salmnos lo describe así,

  • “He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre.” (Salmo 51:5).

Qué entendemos por Depravación Total?

Las Escrituras y las Confesiones de la Iglesia nos enseñan que la depravación del hombre, como lo hemos visto, es total. Pero debemos hacer la distinción que a pesar de que el hombre es totalmente depravado, es decir, que no hay una sola molécula de su cuerpo que no esté corrompida por el pecado, el hombre no es tan malo como podría serlo. El artículo 4 de los canones de Dordt dicen que

“los remanentes de luz natural que aún quedan en el hombre desde su caída”

actúan como la manera en que Dios mantiene al hombre de ser totalmente perverso. El hombre pecador aún tiene el sentido del bien y el mal. El bien que hace el hombre, es hecho por Dios y para Su gloria.

Es decir, el hombre no anda por ahí matando a otros hombres, no anda adulterando (por lo menos no la mayoría), debido a que aún puede hacer obras que estén en armonía con la Ley de Dios. El hombre no vive una vida totalmente depravada, no porque no pueda, sino porque Dios no se lo permite.

Pero con respecto al bien espiritual, que es lo más importante, la biblia es clara en que el hombre no puede hacer nada bueno. Con el bien espiritual nos referimos a lo que concierne a la salvación. Es decir, el hombre no puede hacer nada para ser salvo.

Cuando Calvino y los padres de la iglesia reformada describieron el término depravación total, lo que quisieron decir fue “muerte espiritual.” El pecador está muerto, espiritualmente muerto. Viene a este mundo de su madre, obitado. No está enfermo. No padece de una enfermedad. Esta muerto. Esto es lo que enseña la Biblia.

Esto quiere decir, que su naturaleza está tan corrompida que no puede hacer nada bueno. El pecador no puede hacer nada que sea bien visto por Dios. Su corazón está muerto. La mente del hombre está muerta, está tan oscurecida por el pecado, que a pesar de poder entender las palabras de la Biblia, no puede comprender las cosas espirituales de Dios, de hecho, lo que comprende lo odia y no quiere tener algo que ver con Dios. Jesús, en su conversación con Nicodemo le dice que el hombre debe nacer de nuevo, debido a que,

  • “Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.” (Juan 3: 19).

Lo mismo ocurre con la voluntad del hombre o el libre albedrío. La esclavitud de la voluntad describe perfectamente su estado–su voluntad está esclavizada al pecado. El hombre no puede ni siquiera desear lo bueno. Esta es su naturaleza. Está muerto espiritualmente. Puede un muerto pensar? Puede un muerto desear algo? Puede un muerto dar señales de vida? El hombre muerto espiritualmente no puede desear hacer ninguna cosa buena espiritualmente. Ni siquiera puede desear su salvación. Su mente está tan oscurecida que no puede ni siquiera buscar a Dios para ser salvo.

Pablo en la epístola a los Romanos nos dice,

  • “Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; No hay quien entienda,No hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.” (Romanos 3: 9-12; Romanos 3:23; Salmo 14, 53).

Alguien puede objetar diciendo que el hombre puede hacer cosas buenas, como amar a su esposa e hijos, amar a su prójimo, etc. El hombre ha hecho cosas en la ciencia que han sido de gran ayuda para la humanidad.

Lo primero que debemos decir a esta objeción es que la descripción acerca de la total depravación del hombre no se basa en la observación, sino en la declaración que nos da Dios en la Biblia. Quién es el que conoce el corazón del hombre? Dios es el que nos dice como somos y no alrevés.

En segundo lugar, con respecto a estas buenas obras. Desde los tiempos de Agustín en el siglo V, habían personas como Pelagius que objetaban estas sentencias. Lo que Agustín muy bien decía era que en el hombre, un mal detenía otro mal.

Por ejemplo, Agustín decía que un hombre que era dominado por el deseo de hacer dinero, ese deseo, le impedía cometer adulterio, o ser un alcohólico, con el único propósito de hacerse más y más rico.

Pero entonces Agustín hacía la pregunta: Es esto bueno a la vista de Dios? Por supuesto que no. Lo mismo sucede con las ‘buenas’ obras de los hombres. El hombre lo que busca es su propia gloria y el reconocimiento de los demás.

El pecado es orgullo. El hombre está siempre buscando ser exaltado por otros hombres. Este deseo es su principal motivo. Es esto bueno? No. Dios nos creó para que Él recibiera toda la gloria de todo lo que nosotros hacemos. Es por eso que sin Dios, ningún hombre hace buenas obras, o por lo menos obras que sean agradables a Dios.

Es más Dios nos dice,

  • “Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia” (Isaías 64:6).

Todas las supuestas justicias o buenas obras del hombre son como trapos de inmundicia para Dios. Esta es la sentencia de la Biblia, y a esta nos debemos someter.

Cuando un pecador puede ver la sentencia de Dios sobre la humanidad, y se da cuenta de su depravación, puede caer a los pies de Dios en arrepentimiento y clamar por perdón, al igual que David (Salmo 51). Ahí es cuando un hombre puede ver la cruz de Cristo y su necesidad. Sólo así podemos ver y comprender la gracia que fue derramada sobre nosotros, los hijos del Altísimo.

Otros textos bíblicos:

Romanos 3:23; 1 Reyes 8:46; Salmo 143:2; 1 Juan 1:8; Romanos 3: 9-12,18; Romanos 1: 18; Romanos 7: 18; Romanos 8: 5-9; Romanos 6: 17-18; Efesios 2: 1-5; Efesios 4: 17-18.

Articulo relacionado con la depravacion moral en la teología de Charles Finney

bibliografia consultada:

Bibliografia relacionada

Roger L. Smalling – Inttroducción a la Teología Sistemática

View this document on Scribd

Benjamín B. Warfield- Una Declaración Breve y Sencilla de la Fe Reformada

View this document on Scribd

Anteriores Entradas antiguas