El Poder de Transformar su vida

View this document on Scribd

La teologia de Finney Parte 3 ¿Era Charles G. Finney evangélico?

La teologia de Finney Parte 3 ¿Era Charles G. Finney evangélico?

En los articulos anteriores, hemos estado procurando comprender acerca de la vida de Finney, y entender porque si bien puede ser llamado evangelico por su fe cristiana,no asi por su doctrina.

Analizaremos su doctrina a la luz de las escrituras.

1. La doctrina de la justificación:

  • “Sabiendo que el hombre no es justificado a base de las obras de la ley, sino por medio de la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Cristo Jesús para ser justificados a base de la fe de Cristo y no de las obras de la ley, por cuanto nadie será justificado a base de las obras de la ley.” (Gál. 2:16)

La justificación es uno de los conceptos más importantes en el Nuevo Testamento. La palabra griega que usualmente se usa para traducir la idea de justicia o rectitud; ya sea como nombre, verbo u otras formas; ocurre muchas veces. Las dos maneras de traducir la palabra indica correctamente que los dos conceptos no están separados en la Biblia.

Finney declara que es totalmente absurdo pensar que la justificación sea una transacción forense, es decir, que sea una declaración de inocencia de parte de Dios en base a la justicia perfecta de Cristo imputada al pecador por medio de la fe y en base a Su obra redentora en la cruz del calvario.

“Es… naturalmente imposible, y una contradicción sumamente palpable, afirmar que la justificación de un pecador, o de uno que ha violado la ley, es una justificación forense o judicial… Es ciertamente un sinsentido afirmar, que un pecador puede ser pronunciado justo a los ojos de la ley; que él puede ser justificado por las obras de la ley, o por la ley en algún sentido. La ley lo condena. Pero la justificación judicial o forense consiste en ser pronunciado justo en el juicio de la ley. Esto ciertamente es una imposibilidad con respecto a los pecadores” (Sistematic Theology; pg. 360-361, lecture 25; todas las citas de esta entrada fueron tomadas del libro de R. C. Sproul, Willing to Believe, pero he preferido poner las citas del libro de Finney para aquellos que poseen esta obra y no la de Sproul).

Es necesario señalar aquí que los reformadores no enseñaban que los pecadores son justificados por la ley, sino más bien que la fuente de la justificación forense es el Dador de la ley.

Aunque Finney está de acuerdo en que a través de la justificación el pecador es tratado como si fuera justo, esto no se debe a ninguna justicia imputada, sino simplemente a una declaración de perdón o amnistía de parte de Dios.

“La doctrina de una justicia imputada, o de que la obediencia de Cristo a la ley es contada como nuestra obediencia, está basada en la más falsa y absurda presuposición”, dice Finney (pg. 362, lect. 25), contradiciendo así lo que Pablo enseña en el capítulo 4 de Romanos y en muchos otros pasajes del NT.

Según Finney, Cristo debía obedecer la ley por Sí mismo y no para que Su justicia sea imputada a los pecadores.

El argumento de Finney es que, en lo que respecta a Su obediencia, Cristo hizo simplemente lo que debía hacer y, por lo tanto, Su obediencia perfecta sólo podía justificarlo a El mismo.

Martín Lutero, el primero de los protestantes reformadores, creía que la Iglesia Católica ponía demasiado énfasis en la necesidad de las buenas obras para la salvación. El insistía en que era por la fe sola que somos justificados o salvados. La salvación es un don inmerecido por medio de Jesucristo; por tanto, decía Lutero, las buenas obras son (en términos de alcanzar la salvación) innecesarias e inútiles.

Lutero creía que su postura se sustentaba en la Escritura, en Ro. 3:28 (“Pues estoy convencido de que el hombre obtiene la salvación por la fe y no por el cumplimiento de la ley”) y Ro. 4:3 (“Creyó Abraham a Dios y eso le fue tenido en cuenta para obtener la salvación”).

En tiempos de Lutero, había ciertamente católicos que enfatizaban demasiado las buenas obras (tales como la compra de indulgencias o los beneficios espirituales, para uno mismo y para los seres queridos fallecidos) y a veces, estas prácticas rayaban en la superstición. Con todo, la piedad popular no siempre fue un reflejo acertado de la enseñanza oficial de la Iglesia

La justicia debe ser recta. Debe descansar en una base ética y de santidad. La rectitud debe resultar en justicia. De esta suerte, la demanda de Dios de justicia por medio de los profetas del Antiguo Testamento, se ‘cumple sólo cuando la justicia prevalece en la tierra. La conexión es igualmente segura en el Nuevo Testamento. Un Dios justo nos justifica; un Dios recto nos hace rectos.

El concepto del Antiguo Testamento de la justicia y la rectitud estaba basado en la ley. El concepto del Nuevo Testamento está basado en Jesucristo. Nosotros que creemos en Jesús como Salvador y Señor tenemos la justicia de Cristo imputada a nosotros. La justicia es servida completamente en lo que Cristo hizo por nosotros en la redención (vea Ro. 3:25). La idea que Dios no debe ser justo si perdona el pecado tan fácilmente debió ser común en los días de Pabló. Pablo argüyó que la justicia de Dios es qiimplida en la provisión que ha hecho de un medio para qué un pueblo pecaminoso sea hedió justo, en Cristo (vea Ro. 3:26). Venimos a Cristo sólo por la fe, no por las obras; Cristo como justicia para nosotros es un don de Dios para todos los que creen (vea Ro.5:17). Aquellos que procuran asegurar su salvación por las obras están regresando al concepto de justificación por la ley (vea Ru. 9:30-32).

La justificación puede parecer muy fácil para el hombre moderno, pero seguramente no fue fácil para Dios.

León Morris ilustra la dificultad en esta manera:

“Un vagabundo entra en su casa y roba algo costoso y precioso, pero a la postre usted lo perdona. Este perdón puede ser difícil pero no tan difícil como si usted descubriera que el ladrón era su mejor amigo. Ahora usted se siente traicionado, y es más difícil perdonar. Pero suponiendo que usted encuentra que el ladrón es su hijo. Toda clase de emociones surgen en usted. Usted lo perdonará, pues esa es la naturaleza paternal, pero no encontrará fácil el perdonarlo”.

Dios perdona a todos los que vienen a Cristo en fe. Su perdón no es fácil; mas El no sólo perdona sino que nos justifica también, nos hace como si no hubiéramos pecado. Él hecho de la justificación es un milagro de Dios que está rnás allá de la plena comprensión.

Ralph Neighbor ha dicho:

“Jesús jamás puede verme a mí sin mirar Su propia sangre. Porque yo le pedí que me perdonara y me limpiara con Su sangre, nadie en el cielo me puede ver oin mirarme a través de la sangre de Jesucristo”

Parea ver esta doctrina en el pensamiento de Ch.Finney (cf. http://www.gospeltruth.net/Span/sermons/lajustificacionporlafe.htm)

Roy T.Edgemon. doctrinas que creen los bautistas,p. 74-75

Satanizando Otras Versiones de la Biblia

Hace unos años escribí una entrada en la cual me denominaba a mí mismo un fundamentalista. Mi intención era responder a los ataques de un grupo de liberales que criticaban algunas de mis posiciones doctrinales, especialmente con respecto a la inspiración de las Escrituras. Mi uso del término ‘fundamentalista’ fue idéntico al que fue usado por hombres como Machen a principios del siglo XX en respuesta a los ataques de los modernistas/liberales.

Sin embargo, el término en la actualidad tiene una mala connotación dentro del cristianismo. Actualmente se utiliza para aquellos que establecen reglas a sus congregaciones, externas a la Biblia, con el fin de ser ‘más santos.’ Estos grupos son aquellos que no le permiten a sus mujeres usar pantalones; que repudian y hasta excomulgan a todo aquel que pruebe un sorbo de cerveza; y que catalogarían de hereje a cualquiera que se salga de sus estándares doctrinales. En estos medios hombres como Lutero-por su pasión por la cerveza como buen alemán,– o Spurgeon-por su deleite en los puros– serían considerados apóstatas y herejes.

Pero existe otro problema entre muchos de estos grupos ‘fundamentalistas,’ especialmente los americanos: creen que la versión de la Biblia del Rey Jaime (King James Version) es la perfecta palabra de Dios, infalible e inerrante, en el idioma inglés. A esta creencia se le denomina KJV-onlyism (exclusivismo de la versión del Rey Jaime).

Lástimosamente, lo mismo que ocurre en los Estados Unidos ocurre en Latinoamérica. Existen grupos como los esclusivistas de esa versión inglesa, pero para la versión de la Reina Valera. Es decir, hay grupos de cristianos que verdaderamente creen que la versión de la Reina Valera es la palabra de Dios infalible e inerrante, preservada en el idioma español.

Por qué es que este exclusivismo es tan peligroso? Bueno, en los Estados Unidos existe un ataque feroz de estos grupos fundamentalistas hacia las otras versiones de la Biblia producidas en nuestros tiempos. Una de las versiones que más son atacadas es la Nueva Versión Internacional.Ejemplos de este tipo de ataques hay muchísimos.

No era de extrañarse que este tipo de ideas llegaran a nuestros países. Hace unos días encontré un enlace dirigiendo a las personas a un documento, el cual argumentaba que la Nueva Versión Internacional era una Biblia ‘satánica.’ El documento habla sobre uno de los libros publicados por uno de sus autores llamado, “Conspiración contra la Reina Valera,” y en la introducción los autores escriben que la publicación es hecha para “defender el texto original y más veraz de las escrituras, no dejando que las corrientes modernistas menoscaben una verdad tan vital como es la Palabra de Dios, para llevamos, sin damos cuenta, a la apostasía de los últimos tiempos.”

Noten que los autores del documento-como pueden leerlo ustedes mismos-igualan la versión de la Reina Valera “con el texto original y más veraz de las Escrituras.” Al igual que los exclusivistas de la versión del Rey Jacobo, hombres como estos intentan engañar a muchos creyentes ingénuos, argumentando que la Reina Valera es infalible, inspirada, e inerrante, algo que, como veremos más adelante, no es cierto. El llamado a la guerra por estos grupos se incita con comentarios como el siguiente,

LUCHA TOTAL CONTRA LA APOSTASÍA !! ALERTA ALERTA,!! LA NUEVA VERSIONINTERNACIONAL ,ES PARTE DE UNA CONSPÌRACION CONTRA LAS SAGRADAS ESCRITURAS ESTONO ES UN JUEGO, ESTA VERCION, SE BASA, EN UNA REVICION O CRITICA TEXTUAL ,ASI LE LLAMAN ELLOS, HECHA POR WESCOTT Y HORT, DOS ENEMIGOS DEL CRISTIANISMO , QUE NO CREIAN EN LA DIVINIDAD DE JESUCRISTO, NO CREIAN, EN EL INFIERNO, NI TAMPOCO QUE EXISTIERA TAL COSA COMO PECADO. REITERO LOS QUE ESTAN DETRAS DE ESTO NO ESTAN JUGANDO, Y ES TU RESPONSABILIDADINFORMARTE DEBIDAMENTE SOBRE ESTO, AHORA QUE LO SABES ERES RESPONSABLE. A CONTINUACION LES DOY UN LINK PARA BAJARSE UN LIBRO DE VIDAL MANZANARES , UNA EMINENCIA SOBRE ESTE TEMA. ES UN LIBRO DE 100 PAGINAS APROXIMADAMENTE. COMOCRISTIANO TIENES LAOBLIGACION DE IMFORMARTE.”

Este tipo de errores deben ser corregidos. No puede ser posible que existan personas-creyentes-que crean estas mentiras. No puede ser posible que hayan creyentes que verdaderamente crean que Dios ha preservado Su palabra en el idioma español en la versión de Reina Valera y que el resto de versiones son satánicas.

Cuál es la verdad?

La Biblia no nos dice en ningún lugar que sólo una versión de la Biblia sea la correcta. Es más, no existe un sólo pasaje en las Escrituras que indique como es que Dios preservaría la Biblia. Lo que sí nos dice la palabra de Dios es que toda la Escritura, es decir, todos aquellos documentos que llevaban el DNA, por así decirlo, de Escritura, había sido exhalado [theopneustos] por la boca de Dios (2 Timoteo 3: 16).

Es la Reina Valera o la versión del Rey Jaime theopneustos [exhalada por Dios]? La verdad es que no! Los escritos que fueron theopneustos fueron los autógrafos, es decir, los escritos originales, en su idioma original. Para decirlo con más claridad: lo único que fue exhalado por la boca de Dios fueron los escritos propios de los apóstoles y profetas en griego, hebreo y arameo. Las copias de estos documentos no fueron inspirados. Los copistas/escribas que realizaron el arduo trabajo de copiar los libros de la Biblia no fueron inspirados. Fueron movidos por el Espíritu Santo solamente los profetas y apóstoles para escribir las exactas palabras de Dios.

Sin embargo en Su providencia, debemos aceptar que Dios decretó que existieran hombres fieles a Él y leales a Su palabra, para que copiaran, en tiempos de gran persecución, diferentes libros de la Biblia. Pero la verdad es que no podemos considerar a estas copias como inspiradas en el mismo sentido que lo fueron los autógrafos, por el simple hecho de que no eran los escritos originales.

El problema se dio que durante muchas de estas copias se fueron introduciendo añadiduras, que aunque no importantes en cuanto a las doctrinas principales de la Biblia, crearon gran cantidad de variantes con respecto a los escritos originales. Daniel Wallace, un académico y especialista en manuscritos del Nuevo Testamento describe el problema de la siguiente manera,

la evidencia textual me demuestra tanto que estos escribas tenían una fuerte tendencia a añadir, más que a quitar, y que la mayoría de estas adiciones se encuentran en los manuscritos más recientes más que en los más antiguos.” [1]

Es decir, y sin querer profundizar mucho en el proceso escribal, lo que sucedía era que un escriba cuando copiaba un texto tendía a hacer algunos comentarios o notas al pie del texto. En ocasiones mientras copiaban un texto muy familiar, lo que hacían era citar de memoria un pasaje de un texto paralelo-como en los evangelios-sin que cierta porción del texto fuera original del texto que estaba copiando, y así introducían oraciones y frases que no le correspondían a un texto específico. En otras ocasiones cuando escribas copiaban otras copias más antiguas, en ocasiones añadían al texto los comentarios y notas escritas por el copista previo. Estos son sólo algunos ejemplos de lo que ocurría en los manuscritos.

Sin embargo, por la providencia de Dios se han preservado miles y miles de copias de las Escrituras, muchas tan antiguas como finales del primer siglo y principios del segundo y la gran mayoría descubiertas en los últimos 2 siglos. Qué importancia tiene esto? Que ahora los académicos pueden analizar estos manuscritos y afirmar, como lo han hecho, que la Biblia que tenemos en nuestras manos es 98-99% fiel a los autógrafos. Ese 1-2% de variantes corresponden a variantes no significativas, como por ejemplo una letra de más al final de una palabra, que no cambian ninguna doctrina bíblica.

Si quisieran pueden leer acerca de estos errores en una entrada que publiqué hace un tiempo con respecto a la fiabilidad del Nuevo Testamento. Y fue usando algunas de esas copias con las cuales se tradujo la versión de la Reina Valera. Nadie puede afirmar, aunque así quisieran algunos de estos ‘fundamentalistas,’ que la Reina Valera se tradujo con los escritos originales. Lo que tenemos son copias, no los originales.

Por eso es tan importante saber cuáles copias fueron utilizadas para traducir la versión de la Reina Valera? Para el Antiguo Testamento se utilizó el Texto Masorético y para el Nuevo Testamento, elTextus Receptus, además de otras pocas fuentes secundarias como la Biblia Ferrara. Y es aquí donde los que rechazan otras versiones como la Nueva Versión Internacional deben poner mucha atención.

El Textus Receptus

Denominado así por los hermanos Elzevir en 1624 se conforma por el texto griego de Erasmo de Rotterdam en el siglo XVI. Erasmo era un humanista, en el buen sentido de la palabra. En el siglo XVI significaba ser un estudioso de la literatura griega y latina, así como de filosofía y otras materias.

Su interés por los textos antiguos del Nuevo Testamento empezó muy temprano en su vida, especialmente durante su estadía en el monasterio de Steyn, que contaba con una inmensa biblioteca llena de documentos antiguos. Fue influenciado por la obra de Lorenzo Valla sobre el Nuevo Testamento y por su amigo John Colet, quien lo incentivo a embarcarse en la tarea de trabajar en el Nuevo Testamento.

Este humanista deseaba completar el Nuevo Testamento en griego. Sin embargo, a diferencia con los críticos textuales de nuestros días, Erasmo sólo contaba con diez manuscritos: cuatro de Inglaterra, cinco de Basilea, y uno que le fue prestado por su amigo Reuchlin. El de Reuchlin le pareció a Erasmo el más antiguo, sin embargo no era más antiguo que el siglo X o XII, y debido a que a Erasmo le parecía un poco dudoso, lo utilizó únicamente para el libro de Apocalipsis.

Erasmo sabía del códice Vaticanus que estaba en Roma, pero por ello era casi imposible de conseguir para trabajar con él. De los manuscritos de Basilea usó dos manuscritos inferiores, uno de los evangelios, que se supone aún se le pueden ver las anotaciones hechas por Erasmo, y otro de Hechos y las epístolas. Bruce Metzger un académico del griego los fecha no más allá del siglo XII [2]. Erasmo no contaba con ningún otro manuscrito que tuviera el libro de Apocalipsis excepto, como ya mencioné, por el de Reuchlin, por lo cual se vio forzado a utilizarlo. Su primera edición del Nuevo Testamento en griego fue producida utilizando sólo 10 manuscritos de los cuales ninguno era más antiguo del siglo X.

Es importante reconocer que el esfuerzo de Erasmo era el primer intento por hacer crítica textual. Su obra permaneció preacticamente igual, casi sin cambios por siglos, por lo cual fue denominadoTextus Receptus, como ya dije, por los hermanos Abraham y Buenaventura Elzeviro. El Textus Receptus fue la base para las versiones bíblicas producidas en los siglos XVI y XVII, entre ellas la versión del Rey Jaime y la Reina Valera.

El problema se presenta cuando vemos que ese texto estaba basado en tan sólo diez manuscritos, aunque algunos dicen que Erasmo utilizó solamente seis, todos de una calidad inferior. Además, Erasmo tuvo otros problemas. Por ejemplo, la copia del libro de Apocalipsis de Reuchlin no contenía la última hoja que contenía los versículos 16 al 21. Erasmo encontró el versículo 20 en las anotaciones de Valla, pero quedó sin poder obtener el resto del texto. Fue por ello que Erasmo decidió traducir el texto faltante del latín al griego, utilizando la Vulgata Latina [3]. Obviamente al hacer esto introdujo graves errores en el texto que han permanecido, increíblemente, por casi cinco siglos hasta nuestros días.

Sin embargo el más famoso de sus errores fue en 1 Juan 5:7, al cual se le ha denominado la Coma Juanina. Este versículo se lee así en la Reina Valera,

Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno.” RV 1960

La NVI traduce ese pasaje así, “Tres son los que dan testimonio.” A pesar de que la frase, “el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno” estaba ausente en todos los manuscritos que Erasmo tenía en sus manos –y de todos los manuscritos más antiguos existentes hasta el día de hoy,– Erasmo decidió omitirlo y no lo introdujo en su traducción. Por ello fue acusado de hereje.

Metzger relata que Erasmo le pidió a un amigo suyo llamado Bombasio quien le envió una transcripción de 1 Juan 5: 7-11 para demostrarle que ese codice no contenía la frase. El humanista afirmó, según cuenta Metzger, que si tan sólo un manuscrito tenía la frase él la incluiría. Resulta que apareció tal manuscrito, actualmente llamado “minúsculo 61″ y que se encuentra en Dublin. Según Metzger la fecha de tal manuscrito es del siglo XVI y sospechosamente abre en 1 Juan 5:7 [4]. Debido a sus afirmaciones, Erasmo incluyó la frase en su tercera edición, aunque expresó sus dudas acerca de la autenticidad de la frase en sus notas al pie de página.

Algunas otras notas de Erasmo tienen que ver con los pasajes de Marcos 16: 9-20 y el pasaje de la mujer adúltera de Juan 7: 53-8: 1-11.

Los Hallazgos Recientes

A diferencia de Erasmo, los críticos textuales de nuestros tiempos cuentan con más de diez manuscritos del Nuevo Testamento. De hecho, cuentan con más de cinco mil copias, miles en muchísimo mejor estado de preservación que los de Erasmo. Qué importancia tiene esto? Bueno, no sólo se trata de miles y miles de copias más que las del Textus Receptus, sino que se trata de manuscritos muchísimo más antiguos que los de Erasmo. Muchos de los manuscritos que poseemos hoy en día datan de finales del primer siglo hasta el tercero y cuarto siglos.

Esto es importante porque los académicos pueden hacer comparaciones entre textos y así poder identificar en donde hay textos añadidos. Este fue un problema básico de Erasmo. Al no contra con más manuscritos y mucho más antiguos, no pudo saber verdaderamente que eran añadiduras y que era original. Sin embargo, la obra de Erasmo fue increíble para la expansión del reino de Dios en el siglo XVI y para que la Biblia pudiera ser traducida a los idiomas de los pueblos.

Como mencione antes, el mismo Erasmo tenía dudas sobre el final del evangelio según Marcos. Los hallazgos encontrados en los miles de manuscritos antiguos encontrados demuestran que ese pasaje no es original, sino una adición al evangelio. El mismo pasaje de la mujer adúltera en Juan 8 es una adición que no se encuentra en los textos más antiguos. Es más, la English Standard Version, que es una traducción literal palabra por palabra del griego, y que es utilizada casi de referencia por las iglesias reformadas de habla inglesa dice así con respecto al pasaje en Juan 8,

Hay dudas considerables de que esta historia sea parte del Evangelio original de Juan, pues está ausente en todos los manuscritos más antiguos. Pero no hay nada en ella indigno de sana doctrina. Parece mejor ver la historia como algo que probablemente ocurrió durante el ministerio de Jesús pero que no fue originalmente parte de lo que escribió Juan en su Evangelio. Por lo tanto no debe ser considerada como parte de la Escritura y no debe usarse como fundamento para construir ninguna doctrina a menos que pueda ser confirmada por la Escritura.” [5]

Qué hay con la Nueva Versión Internacional?

Los ataques a esta versión me recuerdan a los ataques hechos durante mi infancia a los Pitufos. Recuerdo de muchísimos cuentos que decían que los Pitufos eran satánicos y que a los niños que tenían muñecos de peluche de los pitufos, estos tomaban vida y los mataban. Los sensacionalistas e ignorantes decían, “La Verdad Oculta de los Pitufos.”

Pues de la misma manera existen hoy en día ignorantes y fundamentalistas que alegan que la NVIes una versión satánica de la Biblia. Inclusive producen suspuestas diferencias con la Reina Valera 1960, argumentando que la NVI quita palabras, frases y pasajes enteros porque desea desechar la divinidad de Jesucristo, la doctrina del infierno, la segunda venida de Cristo, etc.

Lo triste es que con sus mentiras y mitos, quizás basados en su ignorancia y ceguera, engañan a muchos, haciéndoles perder confianza en la Biblia que estudian y leen a diario. Le dicen a la gente que la única Biblia que es fiel es la Reina Valera, y que las demás versiones son obras de Satanás con el deseo de menoscabar las doctrinas bíblicas.

La verdad es que la NVI, la Biblia de las Américas, y otras son diferentes versiones de los manuscritos que tenemos hoy en día, que como ya dije, son más de cinco mil. Lo impresionante es que estas versiones son similares a la Reina Valera en un 98%. Y lo que hacen es quitar aquellas palabras y frases que no se encuentran en esos miles de manuscritos antiguos que tenemos a nuestra disposición, y que probablemente hallan sido añadiduras de los copistas a lo largo de la historia, y que sí se encuentran en la Reina Valera debido a que ésta se basa en manuscritos más recientes y más inferiores en cuanto a calidad.

El Textus Receptus de Erasmo tiene esa debilidad. Son como máximo tan sólo 10 manuscritos no más antiguos del siglo X. La NVI, la Biblia de las Américas y la ESV (inglés) son versiones basadas en esos miles de manuscritos encontrados en los últimos dos siglos, por lo cual las hacen más fieles a los autógrafos de lo que puede ser aquellas versiones que se basaron en el Textus Receptus de Erasmo.

La misión de la NVI es ser lo más fiel al texto griego, arameo y hebreo, sin embargo haciendo una traducción más comprensible al español. Y los que hallan leído esta versión y la han comparado con la Biblia de las Américas, pueden notar la diferencia, pues esta última es una traducción literal palabra por palabra.

Conclusión

La Reina Valera, igual como la NVI o la Biblia de las Américas, son tan sólo versiones de la Biblia. Se basan en la traducción de los manuscritos del Antiguo y Nuevo Testamento. La ventaja que tiene la NVI y LBLA es que se basan en miles de manuscritos descubiertos recientemente y que son muchos más antiguos que los manuscritos del Nuevo Testamento en los que se basa la Reina Valera.

Los ataques hacia la NVI no son válidos y lo que demuestran es que los que los hacen ignoran el proceso por el cual se produjo la versión de la Reina Valera. Fundamentalistas como los que escribieron el documento que les compartí arriba, intentan ignorar estos datos con el fin de fundamentar su ignorancia y justificar sus mentiras. La Reina Valera no es la palabra de Dios preservada en el idioma español. Simplemente es una versión más, como las demás.

Yo he estudiado de la NVI, sin embargo prefiero la Reina Valera y ahora que descubrí la LBLA, precisamente porque son traducciones palabra por palabra, lo que me permite conocer más la intención de los autores de los libros de la Biblia, y así puedo penetrar más en mi estudio bíblico. Sin embargo considero que la NVI es una excelente traducción que no le quita los atributos divinos a Jesús, ni desecha la doctrina del infierno, etc. Es más, recomiendo tener una para estar comparandola durante sus estudios bíblicos.

Entonces, no dejemos que otros nos mientan y nos engañen. Instruyámonos nosotros mismos para no caer en las garras de estos ignorantes y engañadores.

[1] Daniel Wallace. Why I Dont Think The King James Bible Is The Best Translation Available Today?

[2] Bruce Metzger. The Text of the New Testament. Página 99.

[3] Ibid. Página 100.

[4] Ibid. Página 101.

[5] English Standard Version. Página 2039.

sujetosalaroca.org

Crean software para bloquear a Dios

Niña porta en su brazo el logo del software.

Un sitio estadounidense ha creado un software especial que permite bloquear toda palabra “religiosa” en la computadora, el creador del software ha iniciado una campaña para que las familias “mantengan a sus hijos alejados de la enfermedad religiosa”, bajo el lema “Protege a tus niños”.

En la presentación del software la compañía expresa lo siguiente:

El software ha sido diseñado con un filtro, que bloquea todo el contenido religioso. Esta dirigido a padres y escuelas que deseen proteger a sus hijos de la menuda violencia, sexual y psicológica que son seriamente dañinos en muchos textos sagrados, y para que no sean doctrinados bajo ninguna religión, hasta que lleguen a una edad para tomar tales decisiones. Cuando instale el software correctamente, tendrá los resultados inmediatos.

Cada página que sus hijos visiten, se cargara el software en busca de pasajes de los textos sagrados, nombres de figuras religiosas, y otras propagandas religiosas. Si no encuentra ninguno, entonces el software permitirá navegar libremente a sus hijos.

En el siglo pasado, los Estados Unidos han visto un resurgimiento de la religión fundamentalista. Los evangélicos fundamentalistas, los bautistas, judíos y musulmanes, han entorpecido el progreso de la ciencia, los derechos humanos, derechos civiles, y el de proteger nuestro medio ambiente.

La mayoría de la gente profundamente religiosa nace en su religión, pero incluso los niños crecidos en un hogar secular son vulnerables a los contenidos en la Web. Es por ello que hemos producido este software, que es un filtro para bloquear todo contenido religioso.

Mas Jehová es el Dios verdadero; él es Dios vivo y Rey eterno; a su ira tiembla la tierra, y las naciones no pueden sufrir su indignación. Jeremías 10:10.


Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, hacen obras abominables; No hay quien haga el bien. 2Dios desde los cielos miró sobre los hijos de los hombres, Para ver si había algún entendido Que buscara a Dios.
Salmos 14:1-2.


¿Cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo? Hebreos 9:14.

http://www.laultimageneracion.com/2010/07/crean-software-para-bloquear-dios.html

Rick Warren – Una Iglesia Con Proposito

View this document on Scribd

Autoridad espiritual

View this document on Scribd

William Barclay – Palabras Griegas Del Nuevo Testamento

View this document on Scribd

Anteriores Entradas antiguas